Apocalipsis de Jinnai Shinobu | Lado A | OP_code “Personal_apocalypse”

Parte ?, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Parte 15, Parte 16, Parte 17, Parte 18, Parte 19, Parte 20, Parte 21, Parte 22, Parte 23, Parte 24, Parte 25, Parte 26, Parte 27, Parte 28, Parte 29, Parte 30, Parte 31, Parte 32, Parte 33, Parte 34, Parte 35, Parte 36, Parte 37, Parte 38

? (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

—¿Equipaje perdido? …¿Qué? Quieres decir, am, espera. ¿¡Así que estaba perdido!? ¡¡Pero ese “objeto” era ultra secreto!!

—Ya se ha perdido, así que no tiene caso quejarse por eso. ¿O piensas que va a aparecer mágicamente?

—Si era tan importante, ¿por qué no lo mantuviste con tu equipaje de mano? ¡¡Voy a reportar oficialmente esto!!

—¡No quería algo tan peligroso conmigo! ¡¡Sé que muchas personas asumen que un vuelo domestico es seguro y llegan a lamentarlo!!

—De acuerdo, lo entiendo. Oigan, necesitamos calmarnos. El portador decidió transportar el “objeto” al esconderlo en una bolsa de viaje de un civil, pero esa bolsa de viaje se ha perdido como equipaje perdido. ¿Está claro?

—¿No podemos rastrear la bolsa?

—Si hubiéramos adjuntado un transmisor, la señal habría sido interceptada. Sería como decirle al mundo entero que viniera a llevárselo por nosotros.

—Quieres decir…

—Nadie sabe en qué aeropuerto terminó.

—La aerolínea no es estúpida. Lo encontrarán dentro de poco y contactarán al estudiante civil. No hay nada que podemos hacer hasta que ese estudiante recoja su bolsa de viaje.

—¿Alguien podría fingir su identidad para que así podamos recoger la bolsa nosotros?

—¿Quieres llamar la atención? Eso incrementaría el riesgo de revelar la existencia del “objeto”, ¿sabes?

—…Maldición.

—Ahora lo entiendes. Desafortunadamente, todo lo que podemos hacer ahora es rezar.

2 (Day 10/03 20:30 – 21:20)

—Mn…

Desperté de la sensación de algo goteando de mi boca.

Después de un corto retraso, noté el ruidoso bullicio de los movimientos de todas las direcciones, por lo que traté de recordar donde estaba.

—Shinobu.

Antes de que pudiera determinar la situación, escuché la voz familiar de la glamorosa Zashiki Warashi.

—Puedes usar mi cuerpo como una almohada de cuerpo si quieres, pero trata de no babear sobre mi yukata. ¿O quieres que te golpee?

—¿¿¿¡¡¡Whoa!!!???

Frenéticamente salté del banco y mi pantorrilla derecha se apretó anti naturalmente. Terminó rodando por el duro piso y realizó algo equivalente a primeros auxilios extendiendo mi rodilla, agarró mis dedos de los pies con ambas manos y tiró de ellos hacía adelante.

Sólo entonces recuerdo donde estaba.

Oh, es cierto.

Este era un lobby de un aeropuerto flotante domestico conectado a una Villa Intelectual llamada Isla Mina de Oro. Estaba esperando por un empleado a que me contactara por la ubicación de mi bolsa de viaje perdida y mis padres ya se habían ido a la posada. …Por supuesto, realmente no pensaba que fuera a recuperar mi bolsa ese día ya que nadie podía decir a qué aeropuerto había sido enviado.

¿Problemas el primer día del viaje? ¿Qué hice para merecer esto?

Era un fin de semana, pero siendo el hijo de un artesano de una Villa Intelectual me daba la excusa que necesitaba para oficialmente tomarme un descanso de la escuela. Se pensaba que estudiar el trabajo de mi padre sería más útil que la rutina de aprender a usar libros de textos y una pizarra.

Por esa razón, este viaje se sentía bastante como parte del trabajo de mi papá.

Zashiki_vol5col_1

Por supuesto, estar con mis padres restringía lo que podía hacer, pero ser capaz de saltarme la escuela mientras que todos estaban atorados en sus estudios todavía se sentía liberador.

—No creo que llegué hoy. A este paso, estarás esperando hasta el amanecer con las personas pasando la noche en el aeropuerto para ahorrar algo de dinero.

—Supongo que les diré mi número de celular, entonces.

—No es como si tuvieras algo en tu bolsa que no quieras que vean, ¿cierto?

—No seas ridícula. Tengo mi ropa interior buena ahí.

Intercambié mi información de contacto con el trabajador del aeropuerto quien tomaba la extremadamente postura americana de mantener su espalda extrañamente recta y rehusándose a disculparse a pesar de admitir su error. Después de eso, dejé el aeropuerto flotante con la Zashiki Warashi.

Un abrumador diluvio de luz parecía barrer la oscuridad de la noche conforme llenaba mi visión.

A donde fuera que mirara, veía neón, neón y más neón. Las ideas de la conservación de la energía y el calentamiento global eran lanzadas por la ventana y todo brillaba como una casa que llevaba al extremo sus decoraciones de Navidad. Veía juegos de cartas, ruletas, chicas vestidas de conejitas, rollos de efectivo y bolsas de monedas. Incluso sin revisar cada uno de los símbolos creaba una señal electrónica de adorno, que cualquiera podría saber qué lugar era este.

—¡Bienvenidos a las Vegas de Japón! ¡¡Este es el distrito especial casino de la Isla Mina de Oro!!

Alguien me habló después de que diera tres pasos fuera del terreno del aeropuerto.

Un conductor de mediana edad estaba apoyado contra el costado de una limosina blanca que estaba extendida como un perro salchicha.

—¿A dónde necesitan ir? Luces como un niño, pero tienes una Zashiki Warashi contigo, debes ser bastante rico. Si no estás seguro de dónde divertirte, ¿qué tal si te muestro los alrededores? No hay un límite de edad con la gestión pública para apostar en un distrito especial casino, ¿sabes? ¿¡Qué tal si damos un brindis por los agujeros en un sistema experimental!?

—Oh… Sólo quiero ir a la posada. Pero si voy a usar un vehículo grande, un autobús es suficiente.

—¿Realmente piensas que vas a encontrar algo que luzca tan barato por aquí? Esto es las Vegas de Japón. Llevar tu trasero por los alrededores es la opción más barata. Incluso los helicópteros y los cruceros son bastante comunes por aquí. Y si sólo es llevarte a un lugar, una limosina no es tan diferente de un taxi normal. El primer viaje es de ochocientos yenes y cada trescientos metros añado otros ciento veinte yenes. Ese es un sistema bastante justo, ¿no crees?

—Sólo para estar seguro, realmente tienes licencia para hacer esto, ¿no es así?

—¿Quieres ir a revisar la placa atrás? Está verde y con todo lo demás. Y no te preocupes. No soy un empresario deshonesto que te lleva a dar vueltas y vueltas en la isla y te exige que pagues decenas de miles. ¿Qué? ¿Es tu primera vez con esta clase de cosas? Estás muy nervioso.

La isla en sí era pequeña, por lo que el precio no sería tan alto si no tomaba demasiados desvíos. Hice que me mostrara un mapa y llegar a la posada sólo me costaría dos mil yenes.

—Bien. Tú ganas. Pero sólo tengo dos mil yenes en mi cartera, por lo que llévame a la posada antes de que los metros aumenten más allá de eso.

—Jajaja. ¿¡Es eso tu mesada o algo así!?

—No puedo negar que estoy aquí en un viaje con mis padres, pero esto tiene más que ver con mi equipaje perdido. La mayoría de mis cosas fueron enviadas a otro aeropuerto.

La Zashiki Warashi y yo subimos a los asientos traseros de la limosina blanca. Encontramos el tipo de espacio fantástico que había visto en películas, pero no me atreví a tocar el mini refrigerador. Quién podía decir cuánto se cargaría al a cuenta si sólo abría la puerta.

La voz del hombre de mediana edad nos llegó desde el distante asiento del conductor.

—Así que, ¿a dónde?

—Am… Una posada llamada la Grúa de Oro.

—Si quieren besarse o algo así, puedo cerrar el vidrio divisor de humo para algo de privacidad.

—Puedes dejarla abierta y concentrarte en tus asuntos.

La limosina blanca pura arrancó sorpresivamente de una manera brusca y se deslizó en la ciudad de casino nocturno. Miré por la ventana y el explosivamente brillante neón era suficiente para ver algunas palmeras por aquí y por allá.

—Incluso Kyushu está bastante al sur para contar como tropical, ¿no es así?

—La lodosa montaña con mina de oro ha cambiado bastante también. En estos días, las cosas se concentran más hacía los turistas. Incluso los edificios abandonados de cuando este lugar era llamado la Isla Crucero Pesado son un lugar popular de turismo.

—¿No fue eso usado como un escenario para un video juego?

—Uno de zombis. De cualquier manera, ¿por qué son esas cosas populares en el extranjero?

Tal vez porque era una ciudad casino, las personas estaban caminando en ropas que nunca verías en una ciudad normal. Había chicas vestidas de conejitas tratando de atraer clientes ¿e incluso derivas que tenían esas orejas de conejo? También había caballeros y damas en trajes y vestidos y…

—¿Q-qué es eso? Son una bola de mujeres policías en minifaldas realmente llamativos. Lucen como algo de una revista pin up americana.

—Esas no son oficiales de policía; son guardias armados. Esta sigue siendo una Villa Intelectual y nadie quiere darle a la policía más autoridad. Pero como un negocio, necesitan darles a sus clientes lo que quieren. …De manera simple, hay una sorprendente cantidad de personas que quieren ser pisoteados con botas de cuero negro.

La Youkai de interiores había estado muy callada por un rato. Asumí que su habilidad de timidez especial se había activado, pero aparentemente no era eso.

—Ahh… No me gusta qué tan brilloso es este lugar. Está haciendo que me duela la cabeza.

—Pero esto es técnicamente clasificado como una Villa Intelectual.

—¿Cómo?

—La montaña en la parte trasera de la isla aparentemente había sido una mina de oro por años, por lo que tal vez te sentirás mejor una vez que estemos ahí.

Los Youkai odiaban naturalmente las ciudades, pero como un humano, no estaba seguro de cómo imaginármelo. Simplemente no lucía real. Siempre lo imaginé como algo así como mareo en el auto o como personas que no podían soportar ondas de baja frecuencia de las turbinas de viento.

—Oh, cierto, cierto, —dijo el conductor sin voltear. —Deberías tener cuidado.

—¿Sobre qué?

—Puedes llevar tu linda Zashiki Warashi por los alrededores contigo si quieres, pero los Youkai están prohibidos en los casinos. Infiltrar a uno es suficiente para que las personas sospechen que estás haciendo trampa. Después de todo, puedes hacer toda la trampa que quieras con sus poderes misteriosos. Mira.

Apuntó su pulgar hacía la ventana.

Lo seguí y vi a un guardia de seguridad en un traje oscuro arrojando lo que parecía como animales de peluche a la salida del casino y para dar a la acera.

No, espera.

—¿Qué son esos? Un tanuki, un zorro y…

—El último probablemente era un tejón. Ser arrojados así es lo que pasa si tienes suerte. Algunas veces lidian con ellos en maneras que prefiero no mencionar.

—¿No es este un distrito especial casino hecho para probar un sistema que no permitiría entrar a grandes organizaciones criminales?

—¿Y? Los chicos malos estereotipados no son los únicos de los que te debes cuidar. Sin mencionar que las Vegas de Japón es un sistema experimental, por lo que es casi perfecto.

La Zashiki Warashi gimió a lado mío y parecía ser una advertencia de que necesitábamos callarnos porque le estábamos dando dolores de cabeza.

Mientras continuábamos por un camino bastante amplio para que un avión chárter de tamaño mediano aterrizara, la limosina blanca dejó la ciudad casino y comenzó a circular por el otro lado de la isla.

La luz rápidamente se desvaneció.

Ahora estábamos en un mundo negro que lucía como si alguien hubiera frotado tinta sobre todo. Estaba seguro que había un lindo cielo estrellado y luces de luciérnaga para ver, pero mis ojos se habían ajustado a la deslumbrante luz anterior y tenía dificultades para captar esa obra sutil de luz. Había arboles tropicales por todos lados que generalmente parecían arboles de piñas o parecían como si pudieras hacer un traje de baño de hojas con ellas, pero había algunos árboles de maple y gingko mezclados entre ellos. Sin embargo, incluso esos se sentían como una parte de una montaña gigante de sombras negras.

Mientras tanto, la Zashiki Warashi había dejado de gemir como alguien con una resaca y lucía mucho más alerta.

—Me siento mucho mejor ahora.

—Oh, ¿en serio? Me asombra que la atmosfera en general puede cambiar tanto en la misma isla. No hay ni una luz de calle por aquí. ¿Y qué son esos alineados por ahí? ¿Edificios abandonados?

—Probablemente son el complejo de casas y teatros de cuanto este lugar era llamado la Isla Crucero Pesado. Si se le puede creer al conductor, son un recurso turístico valioso que atrae personas por todo Japón quienes están obsesionadas con edificios viejos.

Podría haber sido parte de su trabajo porque el hombre de mediana edad respondió a nuestras preguntas.

Los edificios lucían al borde de colapsarse, pero él dijo que habían sido reforzados completamente con alguna clase de plástico para que así las personas pudieran verlos con seguridad. Al mismo tiempo, algunos sensores y personal habían sido instalados o contratados para asegurarse que ebrios no intentaran pintar grafitis sobre ellos.

—No veo cómo esos podrían estar al mismo nivel que los casinos.

—Personas obsesionadas son clientes garantizados que repetirán y pagarán cualquier cantidad por lo que aman, así que no lo tomes a la ligera.

—Sólo no puedo imaginármelo. Y sé que hay una regla de prohibición en los hoteles en el distrito casino al ponerlos todos en el otro lado de la isla, ¿pero eso fue destinado a hacer todo menos concentrado en el lado del casino?

Sin contar el aeropuerto flotante o el bloque del puerto. La Isla Mina de Oro sólo tenía un perímetro de cinco kilómetros. La montaña estaba en el centro y la zona costera generalmente estaba dividida entre la ciudad casino y la ciudad minera donde los residentes vivían. El aeropuerto estaba en el lado del casino y el puerto estaba en el lado de la mina. Los edificios abandonados que mencionamos antes rodeaban la montaña cerca de su base.

—Aquí estamos, señor. La Grúa de Oro, ¿cierto?

—¡Guau! Este lugar es enorme. ¿Realmente fue hecho a mano por artesanos?

—Si el esfuerzo que se usó en esto te sorprendió, deberías aprender más sobre los castillos por Japón. En la Isla Mina de Oro, las posadas son el lugar de primera clase para quedarse, cruceros de lujo amarrados son segunda clase y cruceros rentados son tercera clase. Deberías agradecerles a tus padres. Esto va a ser un recuerdo de una vez en la vida.

3 (Day 10/03 21:20 – 21:45)

Entré en la posada, pero no había juegos arcadias retro o mesas de ping pong.

Escuché ligeras pisadas corriendo y la risa tenue de una niña, pero no era claro de dónde provenía eso.

Estaba bastante seguro de los sonidos no provenían de algo humano.

La anfitriona quien nos recibió lucía algo sorprendida cuando vio a la Youkai de interiores.

—Todas estas son Zashiki Warashi, ¿no es así? Les va muy bien a ellas. …Suena como si hubieran docenas de ellas viviendo aquí.

—Estas son Usuhiki Warashi, Kura Bokko o Notabariko. Todas son subespecies del Zashiki Warashi, pero no están al mismo nivel que una legitima Zashiki Warashi como yo.

—¿Hm?

—El Zashiki Warashi es un Youkai muy conocido, por lo que muchos Youkai similares están agrupados en la misma categoría. Puede que hayan sido una versión original, pero ahora pueden ser algo de una colección de bebés asesinados durante una hambruna para transformarse en Kappa o tejones que comienzan a vivir en la casa.

—No puedo evitar verte a ti como la versión extraña o irregular.

La anfitriona nos llevó por un largo pasillo de madera y a nuestra habitación. Por algún extraño sentido de la etiqueta, la anfitriona mecánicamente alcanzó la puerta corrediza, pero la detuve con una mano y de golpe abrí la puerta yo mismo.

Un escenario infernal apareció frente a mis ojos.

—¡¡Ah hay hya hyah hyah hyah hyah hyah hyah hyah!! El muuuundooo está giiirandooo…

—…

Mi usualmente callado padre permaneció en silencio mientras mi ebria madre giraba alrededor de él una y otra vez. Nueces y calamares frescos estaban esparcidos en la mesa, en los tatamis y en todos los demás lugares. Botellas de sake completamente vacías están tiradas por todo el lugar. Noté los nombres Yukata Roka y Belleza de Cabello Negro en las etiquetas, por lo que parecía que se habían bebido el junmai daiginjo que habían comprado ellos mismos.

Mi mamá mantenía sus brazos envueltos alrededor del cuello de mi papá y su cara enrojecida se tambaleó de atrás para adelante.

—Nn… ¿Oh, Shinobu? Ya se llevaron la cena, por lo que tendrás que aguantarte sin ella.

—¿¡Geh!?

—A diferencia de un hotel, te traen la comida a un horario establecido en posadas japonesas. Si no estás aquí, te lo pierdes. ¿Ah? ¿Qué sucede?

—No puedo llenar mi estómago con las nueces y calamares secos en el piso, así que tengo que ir a encontrar algo que comer. …Al menos tienen una tienda por aquí, ¿cierto?

—No me preguntes a mííí. Aunque creo que tienen una tienda cerca de la entrada. Una sola bola de arroz estaba en 2500 yenes. Y es uno muy simple. Si quieres una ciruela seca dentro, el precio sube más del doble. Como se esperaría de una zona turística.

—¿Estás segura que no simplemente ha sufrido una severa inflación las Villas Intelectuales?

Habiendo dicho eso, dejé la habitación nuevamente. Pensé que noté a mi silencioso padre dándome una mirada de suplico para ayudarlo, pero tenía bastante piedad filial para no entrometerme entre ellos.

—¿Por qué sigues conmigo, Youkai buena para nada?

—Vas a los casinos, ¿no es así?

Dio un gran inicio.

—¿S-señorita Zashiki Warashi? ¿Siquiera cómo llegó a esa conclusión?

—No luces muy disgustado por perderte la cena, por lo que debes de tener algo más en mente. Estás emocionado de que tienes una excusa para salir en la noche sin levantar sus sospechas. ¿Y qué clase de entretenimiento tienen aquí que no quisieras que tus padres se enteraran?

—Bien, bien. No me quejaré siempre y cuando mantengas tu boca cerrada. Pero Youkai paranormales no son permitidos en los casinos y definitivamente van a detectar a una Zashiki Warashi que trae fortuna. ¿Qué tiene de divertido esperar afuera del edificio?

—¿De qué estás hablando? Ver tu expresión desconcertada cuando pierdas hasta el último yen es todo el entretenimiento que necesito.

—Sólo para estar seguro, eres una Zashiki Warashi, ¿cierto?

—Los Zashiki Warashi no son tan indefensos como los libros para niños nos hacen parecer. —La Youkai de interiores se encogió de hombros. —¿Pero cuánto tienes en tu cartera? Y el límite de tu tarjeta de crédito no es tan elevado. No estoy segura que tengas suficiente para siquiera una tirada de los tragamonedas.

—Ya me adelanté a ello. Tienen un sistema de suerte para principiantes que les da a los invitados que van por primera vez treinta mil yenes en fichas gratis. La única condición es que tienes que usar todas las fichas antes de dejar el casino. Si pierdes, quedas igual. Si ganas, las ganancias van directo a tu cartera.

—¿Así que te dan una probada de las apuesta para así volverte adicto después?

—De cualquier manera, dejaremos esta isla en dos o tres días. No puedes hacer esto en cualquier lugar como en el pachinko o en las carreras de caballo, por lo que no podría convertirme en un adicto si lo intentara.

Eché un vistazo a la tienda de la posada sólo para revisar, pero inmediatamente hice una mueca y me fui. Las bebidas en latas que había en los expendedores por todos lados costaban más de un yen de mil cada uno, por lo que este no era el sistema rural moderno donde los ingredientes lujosos hacían subir el precio. El producto de ninguna manera valía lo que costaba.

—¿Qué vamos a hacer sobre la cena?

—Si gano, podemos tener una comida lujosa con una chica vestida de conejita a un lado. Si pierdo, tendremos que bebernos mis lágrimas. ¿Te dan ganas de apoyarme ahora?

Una señal de madera colocada cerca de la entrada principal de la posada decía, “Asociado con la Ciudad Casino VR — Isla Crucero Pesado. Siéntase libre de unirse a nosotros por medio de PC, celular o Smartphone. —Comité de Promoción de Casinos de la Isla Mina de Oro.”

—¿No había mencionado ese taxista la Isla Crucero Pesado?

—Al igual que Edo y Yamataikoku, es un símbolo de los “viejos buenos días” que añoran las personas.

—¿Pero un casino virtual? ¿Qué es tan divertido en jugar lo que en realidad es sólo un video juego después de venir hasta una isla casino real?

—Parece que puedes comprar puntos que pueden ser usados en la isla. Las unidades son Engranajes. Funcionan con un sistema de tarjetas de puntos monstruoso que más de cincuenta millones de personas usan y son aceptadas en farmacias principales, tiendas de renta de videos y tiendas en línea, por lo que fácilmente podrías llamarlo una moneda virtual.

—Espera un segundo, buena para nada.

—Pero la aplicación aparentemente revela tu ubicación y no te dejará jugar si no estás dentro del distrito especial casino de la isla, por lo que sigue siendo bastante frustrante.

—¿Por qué sabes tanto sobre esto? ¡No me digas que has estado apostando con mi Smartphone!

No importa cuánto la cuestionara, ella solamente casualmente evitó la mirada.

¡Maldición, tengo que eventualmente recuperar ese teléfono situado entre esos pechos gigantes!

De cualquier manera, dejamos la posada.

La oscuridad parecida a tinta pegajosa de la noche rural cubría todo y suspiré mientras miraba alrededor.

—Ahora para el primer problema.

—Parece que nuestra única opción es caminar hacía el distrito casino en el otro lado de la isla. No puedes contratar un taxi con tu sistema de suerte para principiantes, ¿o sí?

—…

Preocupado, miré a mi celular.

Cuando vi la lectura de “28°”, sentí un desagradable sudor recorriendo mi cuerpo.

4 (Day 10/03 23:10 – 23:25)

Tomó demasiadoooo.

Noté que era sorprendentemente fresco cuando llegué a la isla, pero que aparentemente había sido debido a la brisa en esa noche de baja humedad. Tan pronto vi la lectura digital de la temperatura, sentía como si el calor normal de la noche repentinamente regresara.

Y entonces tenía que tomar un maratón infernal a través de ese calor.

Estaba empapado con sudor y con todo el calor acumulado dentro de mí casi me hacían querer morir justo donde estaba.

No había forma que esto condujera a mi visión de bailar en monedas de oro como el rey del casino con un vaso con coctel en una mano.

—Este podría ser tu castigo por tratar de presumir.

—¡¡¡*J-jadeo* *jadeo*!! ¡¡N-no hice nada malo!!

Sentía como si la media noche se estuviera aproximando rápidamente, pero las cosas en realidad apenas comenzaban en la ciudad casino. El ímpetu de los carros lujosos y mujeres en vestidos esplendidos no mostraban signos de detenerse. Vi fuegos artificiales aquí y allá, pero al parecer era demasiado pronto para calificar eso como ruido de tarde por la noche.

Frenéticamente intenté recuperar mi aliento y escuché unas risitas suprimidas. Volteé a ver y vi a una pequeña niña de cerca de doce o trece viéndome desde entre dos edificios.

—¿Qué es eso?

—Una Youkai, creo. Probablemente una Usuhiki Warashi, una versión de una Zashiki Warashi como yo.

La chica tenía cabello largo y no sólo vestía una mini yukata corta, sino que la dejaba resbalarse más debajo de los hombros como una cortesana. Parecía como un vestido estilo tubo-top.

—¿No es triste, glamorosa Youkai de interiores? Ella luce más como una Zashiki Warashi que tú.

—Como dije, ella es solamente una Usuhiki Warashi. No subestimes a la de verdad.

Cuando nuestros ojos se encontraron, la Usuhiki Warashi dejó escapar un rápido chillido y corrió de vuelta hacía el callejón. No parecía como si estuviera asustada del delincuente mirándola y parecía más como si estuviera jugando conmigo.

De cualquier manera, no era asunto mío.

—Shinobu, ¿cuál casino vas a usar?

—Cualquiera que tenga una señal enfrente dándole la bienvenida a personas para la suerte del principiante. Aunque creo que eso cubre la mitad de ellos.

Mientras hablábamos, la puerta de un casino cercano se abrió y un hombre vestido como un barman parecía estar arrojando unos cuantos animales de peluche a la calle. Las creaturas que rebotaron suavemente parecían ser una tanuki, un zorro y un tejón. Y no eran de peluche; eran animales de verdad.

¿No es este grupo el que vimos por la ventana del taxi hace poco?

—¡¡Tontos!! ¿¡Cuántas veces tenemos que decírselos!? ¡No se permiten Youkai! ¡¡Vayan a comer soba y duérmanse, tontos!!

—¡Cállate! Ya te dijimos que no usaríamos nuestros poderes paranormales. Estábamos jugando cartas de manera justa. ¡¡Sólo usaste esta excusa porque empezaste a perder!!

El zorro agitó sus manos (¿o patas frontales?) alrededor como si estuviera protestando, pero el barman escupió en el suelo y regresó al casino.

La tanuki gimió mientras estaba tumbada boca arriba.

—Aah… E-esto es realmente demasiado pedir para una nodriza como yo. ¿Cómo se supone que regresemos el dinero que ese estafador corrupto nos robó?

El tejón se levantó rápidamente que parecía como si vapor fuera a salir de su cabeza. Oh, y aunque las personas frecuentemente piensan que los tejones son iguales que los tanukis, en realidad ellos son animales completamente diferentes.

—¿¡Qué!? ¡Tanuki! ¿¡Piensas en acobardarte después de que finalmente logramos rastrear a Kodama Ryou!? ¿Entonces qué pasará con la anciana y su nieta? Ellas dos están en el hospital y necesitan dinero para el tratamiento. ¡¡Tenemos que recuperar ese dinero perdido!!

Ohh…

Instintivamente desvié la mirada.

—Oye, Zashiki Warashi. Realmente no quiero involucrarme en esto.

—Pero los tres están mirando hacia acá. Ser naturalmente amado por Youkai no siempre es divertido, ¿sabes?

5 (Day 10/03 23:30 – 23:50)

Recibimos una simple explicación en la calle.

Los tres aparentemente eran Youkai de Shikoku.

El zorro era un jardinero, la tanuki era una nodriza y el tejón era un guardaespaldas y habían servido a una familia humana por generación tras generación.

Youkai como estos tenían una gran diferente entre las versiones buenas y malas. Había historias horripilantes sobre los malos asesinando una anciana que vivía sola, quitarle la vida y comer al resto de los aldeanos uno por uno.

Los eruditos de la ciudad proclamaban que estas historias tenían sus raíces en los miedos por “forasteros de las montañas”. A diferencia de los tiempos modernos, no había forma de revisar huellas digitales o el ADN en el pasado. Y con una gestión floja del registro familiar, no habría sido difícil tomar la casa de una persona anciana quien vivía algo separada de la villa.

¿Pero cómo explicaría esa teoría a los animales caminando en dos patas frente a mí?

—Nuestra ama pertenece a una familia con una largar historia, pero no quisieron unirse al sistema de la Villa Intelectual y terminaron siendo engañadas por el avance de las ciudades rurales en su lugar.

—Oh, creo que veo por donde va esto.

—Como parece que has de suponer, fallaron en mantener el ritmo con los tiempos en cambio. Algunos podrían incluso decir que la familia cayó en ruinas. Siguen en lado del campo, pero su vida no es tan diferente de la de un trabajador oficinista normal.

—¡Pero nuestra lealtad no ha cambiado! ¡No puedes juzgar el valor de alguien basado en el tamaño de sus ahorros!

Realmente no deberías decir eso en una ciudad casino.

Ellos claramente tenían problemas de dinero.

—Así que, ¿qué hay con este estafador corrupto? —preguntó la Zashiki Warashi encogiéndose de hombros. —No es que haya escuchado antes de un estafador honesto.

—Kodama Ryou. ¡Él es el enemigo odiado por la anciana! ¡¡Él usó toda clase de métodos clandestinos y mentiras para hacernos creer que conseguiríamos el dinero que necesitábamos!!

—¿Exactamente qué fue?

—Una oportunidad de inversión 100% garantizada.

Me sentí débil por un momento.

¿Estás diciéndome seriamente que fue la clase de estafa que las personas hacen por el teléfono?

—Ríete si quieres, —dijo la nodriza tanuki mientras inflaba sus mejillas y estómago. —Pero la nieta repentinamente se vino abajo por una enfermedad. Y es una peligrosa que no puede ser tratada en Japón. La pensión de la anciana no era suficiente para pagar el viaje y la cirugía y entonces ese hombre se presentó con una sonrisa en su rostro. ¿Qué hay de malo en tomar una oportunidad cuando estás desesperado?

No pude evitar más que suspirar pesadamente.

La glamorosa Zashiki Warashi cruzó sus brazos en una forma que levantaba sus pechos y me miró.

—¿Qué vas a hacer? —preguntó.

—¿Cómo debería saberlo? Sólo voy en preparatoria y no soy un experto cuando se trata de dinero.

Es verdad que era humano. Los únicos diferentes aquí eran un zorro, una tanuki, un tejón y una Zashiki Warashi. Como Youkai, ninguno de ellos podía entrar al casino. Podría ser capaz de confrontarme con este estafador llamado Kodama Ryou. ¿Pero entonces qué? ¿Qué se suponía que un estudiante aficionado podría hacer contra un embaucador profesional?

No había nada que pudiera hacer por mi cuenta.

Dejar que mis emociones sacaran lo mejor de mí sólo terminaría conmigo siendo llevado por todo lo que yo valía.

—Pero…

Interrumpí ahí.

Mientras los Youkai parecidos a animales de peluche se concentraban en mí, saqué mi celular.

—Tengo una compañera que es ridículamente buena con el dinero. Le pediré un consejo primero.

6 (Day 10/04 00:00 – 00:20)

—Entiendo lo que está sucediendo, Shinobu-kun. Si no ves nada de malo llamarme a esta hora, creo que deberías ir a revisarte por un diagnostico oficial de adicción a Madoka-chan.

—No suenas como si te hubiera despertado, por lo que me alegra que ambos vivimos vidas no sanas con equidad.

—¿Hm? Escucho música de fondo. ¿Dónde estás ahora mismo?

La pregunta de la excéntrica belleza Kotemitsu Madoka me condujeron a mirar mis alrededores.

A diferencia del ridículo diluvio de luz afuera, el casino en sí estaba lleno moderadamente con luz suave y música. El volumen estaba un poco alto, pero eso podría ser para ocultar el sonido de las ruletas y las máquinas tragamonedas. Con la alfombra roja, pilares de madera elegantes y esteras verdes decorativas en las mesas, era un lugar colorido.

A pesar de ser una zona turística, los hombres y mujeres en trajes y vestidos no estaban amontonados en el interior como la playa durante el verano. Tranquila comodidad parecía ser la norma aquí.

Miré hacia abajo al segundo piso para ver las mesas de póker en el primer piso.

Cubría su traje caro, su cinturón y zapatos, por lo que parecía que este estafador realmente le gustaba la piel de serpiente. Sólo esperaba que su vaso con coctel no estuviera lleno con sake de víbora.

—Te importa mucho el dinero, Madoka-chan, así que, ¿has oído de Kodama Ryou?

—Oh…

—Suena a que sí.

—Él es una gran molestia en el mundo de la inversión. Para él, la bolsa de valores es una forma de apostar, no un negocio. Él los compra o vende con sumas midiendo en los cientos de millones sólo para disfrutar la emoción. No puedes predecir lo que va a hacer, por lo que muchas personas tienen repentinamente sus certificados de acciones vueltos papeles de desecho gracias a él.

—¿Qué está intentando hacer?

—¿No estabas escuchando? Él disfruta la emoción. ¿Conoces su hobby? Subastas de arte. Pero después de verter ridículas cantidades de dinero en una pintura o escultura, casi inmediatamente lo dona a un museo al azar. El acto de adquirir es lo que disfruta. Nada podía ser más problemático.

—Así que, ¿de dónde consigue su dinero? Si él está haciendo esa clase de cosas todo el tiempo, incluso tu niño riquillo promedio se quedaría vacío bastante rápido.

—Ya que te molestaste en contactarme, asumo que ya sabes. Él engaña a las personas por diversión y entonces usa el dinero que consigue para disfrutar esa emociona que ama. Y una vez que su billetera está vacía de nuevo, él empieza a buscar un nuevo objetivo. …Dije que dona las pinturas y esculturas que consigue a museos, ¿recuerdas? Gracias a eso, cada gobierno siente que le deben. Los despreocupados oficiales de gobierno piensan de él como una maldad necesaria, por lo que no puedes esperar una investigación apropiada cuando él está involucrado.

—¿Qué es esta tonta emoción? Él se asegura que estará a salvo sin importar qué.

—Pero sus técnicas son estúpidamente simples. Lo dudo, pero tu familia no cayó en eso, ¿o sí?

—No, sólo unos conocidos. Una anciana de Shikoku cayó cuando estaba tratando de encontrar dinero para salvar a su nieta enferma. ¿Piensas que esa historia es verdad?

—Eso es muy poca información, por lo que no te puedo contestar. Pero Kodama Ryou ha estafado cerca de dos mil personas por el país y esos sólo son los que yo puedo confirmar. Ya que la historia en particular sea cierta o no, probablemente él ha hecho algo similar. Esa nieta enferma suena exactamente como el tipo de cosa que él usaría.

—¿Qué?

—¿Por qué piensas que todos caen cuando sus habilidades para hablar no son mejores que las de un chimpancé? No sé cómo, pero él siempre se presenta justo cuando un miembro de la familia ha estado en un accidente de tráfico o se incendia su casa. Él tiene de objetivo personas cuando no están pensando con rectitud. Mi suposición es que lo que sea que los puso en ese estado, fue gracias a él también. …¿Podía la enfermedad de esta nieta ser reproducido al ingerir alguna clase de sustancia dañina?

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Volví a mirar hacia abajo encima de la barandilla a la mesa de póker del primer piso.

El hombre apuesto engalanado en traje de serpiente estaba bebiendo una bebida cara mientras jugaba con las cartas que le repartían.

Mientras sonreía en la luz, no podía ver una sola mancha sobre él. No había ni siquiera una gota de sangre que bebía de sus víctimas.

—Am, Shinobu-kun. Si realmente necesitas dinero, puedo ayudarte. Puedo mover cerca de dos billones con una sola llamada telefónica a mi contador.

—¿Cuánto de deuda quieres que un compañero de clases te deba? Ahora me estás asustando. Y eso sería demasiado aburrido. No se sentiría como si realmente hubiera ganado.

—?

Sí. Por ejemplo, ganar una tonelada de dinero contra un programa de computadora en el VR Isla Crucero Pesado de la ciudad casino usando un celular o un Smartphone no me ayudaría a alegrarme.

—Tiene que ser por parte de este bastardo.

Extendí el pulgar y dedo índice de mi mano vacía para hacer un gesto de una pistola.

Y la puse directamente hacía la cara de ese hombre serpiente que estaba disfrutando su tiempo rodeado por hermosas mujeres.

—No estaré satisfecho a menos que haya tomado todo lo que él ha quitado y añadir unos intereses de más.

7 (Day 10/04 00:35 – 01:15)

Obtuve mis fichas con valores de treinta mil yenes con el sistema de suerte de principiantes y me senté en una mesa de póker. Parecía que las mesas estaban divididas en diferentes categorías basadas en cuánto podías apostar a la vez y sólo se me permitió estar en la mesa más barata en el extremo más alejado de la habitación.

Pero incluso ahí, casi pierdo todo.

La repartidora me miró con una mirada de comprensión mientras dejaba la mesa y entonces salí del casino.

—Regocíjense, mis fichas de treinta mil yenes se transformaron en mil quinientos yenes. Eso es gracias a obtener dos de la misma clase dos veces. Ahora debería ser capaz de comprar la cena una vez que encuentre una tienda normal por aquí.

—Shinobu, creo que la repartidora intencionalmente te dio esas cartas para que te retiraras.

—Ya también descubrí porque la moneda del casino virtual VR se llama Engranajes. El diseño simple tiene un engrane de adorno y parece que puede intercambiar fichas entre físicas y virtuales.

Irritación llenó mi tono de voz mientras empezaba a recordar mis observaciones del enemigo.

—Ese lugar es muy asombroso. Supongo que es para evitar que las personas hagan trampa al marcar las cartas, pero tiran todas después de cada mano y abren el sello de una baraja completamente nueva.

Al igual que animales normales, el zorro, la tanuki y el tejón estaban hurgando un bote de basura detrás del casino.

—¡Miren, tiraron esta carne sobre el hueso está casi intacta! ¡¡No puedo imaginar porqué alguien haría esto!!

—Probablemente confundieron tirar comida perfectamente comestible con algún lujo.

—Malditos. ¿¡Esa es la clase de persona que tomó el preciado dinero de la pensión de la anciana!?

Mientras discutían, comenzaron a masticar como si estuvieran en la fiesta en una casa. Sólo estaba aliviado de que lucían muy felices.

Debió decidir que no serían de ninguno uso porque la Zashiki Warashi de interiores ni siquiera miró hacía ellos mientras me hablaba.

—Así que, ¿qué vas a hacer? Tienes que desafiar a este tipo Kodama Ryou a un juego de póker para recuperar el dinero que robó, ¿cierto? Pero creo necesitas algunos fondos para poder hacer eso.

—Sí, no tiene caso. Con fichas de treinta mil yenes, ni siquiera pude sentarme en la misma mesa que él. El mínimo eran tres millones. Podría mandar a volar tres millones en una sola mano. Y eso fácilmente podía duplicarse o cuadriplicarse si alguien aumenta la apuesta. No hay forma que pueda conseguir esa clase de dinero.

La Zashiki Warashi miró hacía la calle y a las manos de los hombres y mujeres lentamente saliendo de unas limosinas negras.

—No parece como si los invitados del casino estén llevando maletas de duraluminio o algo así.

—No soy bueno robando, idiota. Y probablemente piensan que llevar dinero es para gente pobre. Todos pagan con tarjetas. Haz escuchado de la tarjeta negra, ¿no es así? Esas no tienen límite de crédito. Todos los casinos tienen servidores gigantes en el banco, por lo que los VIP siempre tienen acceso a las compañías de tarjetas. Para ellos, es realmente sólo información moviéndose de aquí y allá.

—¿Y tu tarjeta es?

—Tú sabes eso. Sólo está destinada a hacer fácil la compra en línea. Pagar por mi celular, televisión de cable, Smartphone, computadora y juegos online es suficiente para casi llegar al límite. No tengo una libertad de acción en ello.

El zorro caminó por detrás del casino sosteniendo un bonche de papas a la francesa y comenzó a gritar como si no pudiera pasar por algo que dije.

—¿¡Qué!? ¿Entonces qué vamos a hacer? ¡¡Ya llegamos a un callejón sin salida antes de que el juego siquiera empezara!!

—Así es. Pero cualquiera en un casino de Villa Intelectual va a tener malos sabores de boca, por lo que va haber muchas personas qué sabrán lo que valen las cosas. …En realidad no tengo dinero. Sólo necesito algo en lo que ellos estuvieran más impacientes de tener en sus manos

—Shinobu, no querrás decir…

—Yukata Roja y Belleza de Cabello Negro.

Los tres animales sólo inclinaron sus cabezas con esos nombres de marca, por lo que expliqué.

—Ese junmai daiginjo vale cincuenta mil yenes la copa, así que, ¿qué tal si supiera donde hay botellas tiradas?

8 (Day 10/04 02:05 – 02:30)

Simplemente viajar entre el casino a la posada fue agotador.

La Zashiki Warashi y yo reunimos las botellas vacías alrededor de nuestra habitación en la posada y las llenamos con agua del grifo. Mis padres estaban completamente ebrios, por lo que no fue difícil.

—¿R-realmente los engañará eso?

La nodriza tanuki estaba claramente nerviosa cuando regresamos, pero realmente no había necesidad de preocuparse por ello.

—Las botellas y etiquetas son definitivamente de la Cervecería Jinnai y sabrán que realmente soy el hijo de la familia si revisar mi identidad.

—Pero sólo hay agua ahí, ¿cierto?

—Nadie puede abrir las botellas. La escasez es todo con sake de marca. Esencialmente estás arruinado tan pronto lo abres, por lo que no pueden evaluarlo a la ligera o algo así. Nadie estaría encantado de comer las sobras de la elegante cena de alguien, ¿cierto? Bueno, esto es igual. …Siempre y cuando no pierda, nadie va a revisar el contenido. Y todas estas botellas deberían contar por cerca de siete millones de yenes.

—P-pero qué tal si examinan cuidadosamente el corcho.

—No te preocupes. Una de las características únicas de la Cervecería Jinnai es la falta de etiquetas decorativas sobre el corcho. La idea es evitar ensuciar la boca de la botella con adhesivo. El cierre sobre el corcho es usado para decir si ha estado abierta o no, pero puedes doblar eso con una moneda. No serán capaces de saberlo siempre y cuando no lo revisen con la lupa de un joyero.

El zorro y el tejón estaban discutiendo nuestra estrategia a una corta distancia.

—¿Qué vamos a hacer?

—Kodama Ryou es un estafador, por lo que tenemos la necesidad de que juguemos con reglas.

La Zashiki Warashi dio unos golpecitos en su hombro con una enorme botella de sake.

—Pero llevar a cabo esto sólo te pondrá en la misma mesa que él. Él logró permanecer en esa mesa de alto riesgo por quién sabe cuánto, por lo que debe estar haciendo trampa de alguna manera.

—E-escuchamos algo sobre eso. —La tanuki levantó una pata mientras se paraba sobre sus patas traseras. —Lo escuchamos del caballero que perdió todo con él. Él dice que Kodama Ryou usa a una Usuhiki Warashi y que no habría perdido si hubiera podido encontrar una prueba. Aunque el hombre estaba bastante ebrio.

—Una Usuhiki Warashi, ¿dices?

Una mirada de preocupación llenó mi rostro.

¿No había escuchado risitas de entre los edificios y visto una Youkai que parecía como una niña pequeña?

Una Usuhiki Warashi era una subespecie del Zashiki Warashi que aparecería cerca del molino de piedra en casas viejas. Fuera de esa característica, eran casi idénticas a un Zashiki Warashi. Traían riqueza y fortuna a la familia en la casa que vivían, pero esa casa caería en declive tan pronto se fueran. De acuerdo a los registros, predecirían incendios o conducirían a que un clan entero fuera eliminado en una sola noche.

La otra característica principal era las frecuentes bromas no malvadas. En esos casos, aparentemente no era inusual para ellos dejar la casa o el molino de piedra que veían como su territorio. Por ejemplo, cuando los niños están jugando en el patio de la casa o en el patio de la escuela, un niño más aparecería misteriosamente entre ellos. Obviamente un Usuhiki Warashi se les había unido porque los adultos descubrirían que el número de niños se había incrementado cuando los contaban, pero nunca podrían descubrir cuál era el Usuhiki Warashi. También se meterían en los futones de la familia mientras dormían, voltear sus almohadas, jalar las mantas o jugar otras bromas alrededor de la cama.

La legítima Buena para Nada Zashiki Warashi inclinó su cabeza.

—Pero pensé que Youkai no eran permitidos en los casinos. Si este Kodama estafador está usando una de mis subespecies, ¿no sería atrapado casi inmediatamente?

—Sí, pero había algunas personas sospechosas entre los guardias de seguridad del casino.

Las Villas Intelectuales no confiaban mucho en la policía, por lo que guardias armados no eran una vista poco común. Estaban armados con armas que no entraban en conflicto con la Ley de Control de Espadas y Armas de Fuego. Por ejemplo, una pequeña ballesta o una cachiporra hecha al rellenar pequeñas bolas de metal en una bolsa de cuero. Usarían esas armas para moler a golpes animales peligrosos, ladrones de cultivos o espías industriales.

Pero esta era una ciudad casino.

Los guardias aquí parecían incluso más armados pesadamente que los guardias normales que rodeaban a la excéntrica belleza Madoka-chan. Algunos estaban incluso equipados con la clase de brazo mecánico usado para propósitos médicos o ingeniería que incrementaba la fuerza humana cinco o diez veces más.

Definitivamente no quería hacerme enemigo de ellos, pero algunos llamaban más la atención que otros.

—Tienen marcas parecidas a pentagramas en la parte trasera de sus guantes y parecen como una mezcla de un carismático líder espiritual y un asesino a sueldo.

—¿Mh? ¡Eso me suena como a Onmyouji! Sé sobre ellos. ¡¡Si están usando un pentagrama, deben de ser seguidores del estilo Abe!! ¡¡Podrían ser intelectuales sarcásticos que tienen el favor de la Corte Imperial y de los nobles para vivir la buena vida!!

El tejón agitaba sus cortos brazos y piernas mientras gritaba, pero…

—Oye, ¿qué opinas? —le pregunté a la Zashiki Warashi. —¿Es realmente posible de que tengan una unidad anti-Youkai especializada en lo paranormal?

—¿Quién sabe? Probablemente están al mismo nivel que una chica con una afinidad con lo espiritual. Probablemente pueden sentir que algo está mal, pero dudo que tengan el poder necesario para directamente matar un Youkai. Si personas así fueran tan fácil de obtener, el país ya habría compensado los agujeros negros en sus leyes. Sin mencionar que esa clase de personas pertenecen a organizaciones que nos les gusta hacer apariencias públicas.

Ella se estaba refiriendo al mundo centrado en el Hyakki Yakou.

Ver personas como Hishigami Mai o el Usuario de la Magia de la enfermedad hacía fácil olvidar qué tan difícil era matar un Youkai, personas así eran poco frecuentes. No podías simplemente darles dinero y tenerlos como guardias en tu casino como un trabajo de medio tiempo.

—Pero esto es probablemente suficiente para atrapar a alguien haciendo trampa. Siempre son los humanos quienes usan Paquetes, por lo que pueden usar sus números y fuerza física para ponerles un alto cuando sienten que algo está mal.

—P-pero Kodama Ryou está usando una Usuhiki Warashi para hacer trampa ahora mismo, —señaló la nodriza tanuki.

—Es simple, —respondí encogiéndome de hombros. —Él probablemente los sobornó.

Los tres animales hicieron un quejido.

—Eso explicaría por qué nos descubrieron tan fácilmente cuando nos colamos. Él debió haberles ordenado en concentrarse en buscar a cualquier que pudiera lastimarlo.

No tengo idea de qué método usaron, pero algo me dice que eso fue su culpa.

—Como sea, tenemos que revelar su truco con la Usuhiki Warashi por nuestra cuenta. No podemos esperar que el casino haga algo al respecto.

—¿T-tienes un plan? Realmente no creo que puedas ganar si lo dejas a la suerte.

—Ni siquiera lo intentaría si eso fuera a hacer, —reuní las botellas de sake llenas con agua del grifo. —Zashiki Warashi, dale a estos tres el Smartphone que tomaste de mí. Es necesario.

—?

—También, ustedes tres no irán con nosotros. Hay muchas cosas que quiero que hagan en vez.

Recité todas mis instrucciones.

Después de decirle a la Zashiki Warashi lo que tenía que hacer, me di la vuelta hacía el zorro, la tanuki y el tejón quienes habían comenzado a deslizar sus patas frontales por la pantalla para ver cómo funcionaba.

—Y por supuesto necesitaré su ayuda para esto.

—Haremos lo que sea para ayudar a la anciana, pero ni siquiera podemos entrar al casino.

El tejón inclinó su cabeza mientras hablaba, por lo que respondí.

—No toda la ayuda tiene que venir desde dentro del casino.

9 (Day 10/04 02:41 – 03:00)

Si el comodín estaba incluido en la baraja, uno de los jugadores debía anunciarlo. Las ganancias del que anunciaba por esa mano solamente sería de 0.8 veces la cantidad normal (con la excepción de cinco del mismo tipo que sólo puede ser hecho con un comodín).

Si el ganador forma su mano después de descartar el comodín, sus ganancias serían el doble de lo normal.

Si un jugador era atrapado haciendo trampa, sería penalizado el doble de la cantidad de la apuesta. Sin embargo, una simple fanfarroneada no calificaba como hacer trampa.

La trampa es eliminada por la gestión minuciosa del repartidor, pero también podía ser directamente resaltada por un oponente.

Pero si el perdedor acusa al ganador de hacer trampa y ninguna trampa puede ser probada, el perdedor será penalizado cien veces la cantidad de su apuesta por arruinar el juego y dañar la reputación del ganador.

Si un jugador no cambia ni una carta, sus ganancias serían 1.5 veces más de lo normal.

Me guíe con las reglas locales en mi cabeza mientras una vez más abría la puerta del casino que me quitó casi todas las fichas con valor de treinta mil yenes que obtuve por el sistema de suerte de principiantes. Algunas personas me menospreciaron como el invitado que no pertenecía y sin embargo regresó inmediatamente, pero eso no me importó.

Sólo tenía un objetivo, la mesa de póker más valorada en la que Kodama Ryou seguía sentado.

—¡Hola!

Justo cuando el repartidor estaba a punto de repartir las cartas al estafador y a cuatro damas y caballeros, les hablé.

También hice de lado al hombre de mediana edad sentado al lado de Kodama Ryou, derribando las cartas y fichas en el proceso.

—Tú… Jaja. ¡Sí, tú! …Eres Kodama-san, ¿no es así? ¡Kodama Ryou! Tienen un campeonato para determinar al mejor jugador en los cuatro más grandes casinos de Japón, ¿pero por qué no te uniste? Eso era sólo un juego de niños, así que si te presentas, podrías haber cambiado la historia.

—¡Oye! —gritó el enojado hombre de mediana edad.

Algunos hombres en negro estaban posicionados por los muros y columnas para que así pudieran mantener una vista entera del piso sin embargo no interrumpieron el flujo de invitados. Todos comenzaron a precipitarse hacía mí, pero no porque pensaran que era una amenaza. Probablemente pensaban que estaba aquí para quejarme sobre mis previas derrotas.

Agarraron la parte trasera de mi cuello y brazos, pero yo seguí riendo.

—¡Eres como mi héroe, así que quiero robar tus invencibles secretos con mis ojos! No estoy pidiendo ser tu aprendiz o algo así, así que jugarías contra mí sólo una vez. Traje el dinero que necesito para apostar, ¿¡Así que no podemos jugar sólo un juego!?

El estafador de piel de serpiente lentamente cerró sus ojos.

Eventualmente, los abrió muy ligeramente.

¿Qué estaba pensando? ¿Estaba pesando las escalas?

—Bueno…

Él se aseguró bastante de que a su voz le faltara cualquier tipo de distorsión disgustada como una grabación saltada.

Eso fue todo lo que tomó para que el agarre de los hombres en negro se debilitara sobre mis hombros.

—Antes de que hablemos, ¿podría invitar a todos en la mesa un trago? Tengo que hacer al menos eso si vamos a robarles un juego.

—Oh, sí. ¡Am, lo siento!

—¿Qué dicen, chicos? ¿Me dejarían esto a mí y tomarían un trago por el futuro de este joven?

Ellos aceptaron la petición del estafador con burlas amargas más que con desagrado.

Sí, así es.

Esto es perfecto.

Había destruido un juego donde la apuesta de dinero por mano cambió a los millones y Kodama Ryou era el jugador invencible de la mesa. La galería tenía que haber esperado que él ahogaría a este mocoso grosero en el infierno de las deudas. Impulsado por eso, Kodama Ryou tenía que haber pensado que él “amablemente” me daría lo que quería y tomar todo lo que tenía para compensar por el juego que le había robado.

Si él no estaba dispuesto a arruinar la vida de un estúpido niño, él no trabajaría como un estafador.

¿Pero él se había dado cuenta que el escenario estaba establecido? No había frenos en esta montaña rusa. Una vez que el descenso comenzara, él no podía acobardarse sin importar qué tan ridículo se pusiera.

Si el mejor jugador del casino se acobardaba de un juego sugerido por un chico de preparatoria con apariencia de estúpido, sería visto como la más grande gallina de todas.

Tenía que haber algún tipo de reputación y confianza que quería ganar incluso si significaba engañar a todos.

Él lo necesitaba para mantener el flujo de dinero de sus víctimas.

—Así que, ¿a qué te refieres cuando dices que trajiste el dinero que necesitabas para apostar en el juego? Dudo que un niño de tu edad tenga lo que se requiere para sentarse en esta mesa.

—Jejeje. No estoy muy seguro si puedo usarlo o no.

Con una sonrisa rígida, con sonidos sordos puse en la mesa mis “fondos”

—Pero tengo Yukata Roja, Belleza de Cabello Negro, Nuca Encantadora y Maravillosa Mano Blanca. Realmente no lo conseguí yo, pero estos son el tesoro de mi abuelo. ¿Es esto suficiente para un juego?

—¿Oh? ¿La Cervecería Jinnai?

El hombre de piel de serpiente en realidad sonaba algo sorprendido por esto.

El nombre era bastante conocido, por lo que un revuelo pasó por las damas y caballeros en la galería también.

—Bueno, bueno. No ves esto todos los días, pero todavía no es suficiente.

Mentiroso.

Sé que esto es fácilmente suficiente para dos o tres juegos (si no estuvieran llenas con agua del grifo, claro). Solamente quieres arrancárselos a un niño que no sabe cuál es su valor, ¿no es así?

—Así que, ¿qué tal esto? ¿Por qué no jugamos un juego especial sólo entre los dos? Dejemos al repartidor y al casino fuera de esto. Quieres robar mis técnicas, por lo que incluyendo a los otros jugadores sólo se pondrían en el camino, ¿no es así?

—¿¡H-harías esto por mí!?

Eso significa que no tienes que preocuparte por los otros jugadores o el repartidor robando tus ganancias, ¿no es así?

—Sí, sí. ¿Qué tanto sabes de póker?

—L-lo básico. Lo he jugado con unos amigos en mi clase. Ya sabes, barajear las caras, repartir cinco cada uno y entonces intercambiar todas las que desees.

—Jeje. Entonces supongo que no sabrías lo que es Texas Hold ‘em. Bueno, podemos jugar el juego de estilo de cartas japonesas con cinco cartas cada uno. Intercambiaremos cartas…

Él chasqueó sus dedos, alguien lanzó un dado de otra mesa y lo rodó.

—De acuerdo, intercambiaremos dos veces. ¿Está bien?

—Pero entonces no se sentirá realmente como un juego de casino después de que vine hasta la Isla Mina de Oro. …Oh, ya sé. ¿Podemos usar las reglas del casino y las reglas locales?

—Bien. ¿Qué deberíamos hacer sobre cinco de la misma clase usando un comodín?

—No me importa.

—Entonces permitámoslo. Eso hace 53 cartas incluyendo el comodín. Hoy la clase de suerte es…

El agitó su mano y el repartidor esparció las cartas en la mesa boca abajo antes jalar una.

—De acuerdo, el siete de picas. En este juego, una escalera real de picas sería una mano especial y él único que puede derrotar a un cinco de la misma clase.

—Además, quiero ver cómo usar las cartas, ¿así que podemos quitar la subida y llamada? Arriesguemos todo desde el inicio, no conseguiré nada viendo cómo te retiras.

—Bien. Te daré lo que quieres ya que debería de ser una importante lección para ti.

Debía haber querido demostrar qué tan generoso era o llamar la atención de la galería porque él aceptó mis sugerencias sorpresivamente rápido.

—En realidad estoy muy feliz por esto, —dijo. —Muchas cosas me pasaron hasta llegar a donde estoy e incluso tuve a alguien que veía como un maestro. Verte aquí me hace pensar un poco que finalmente he llegado a donde él estaba. Así que…

Él sonrió ligeramente y chasqueó sus dedos.

Inmediatamente, las puertas dobles del frente se abrieron y muchos hombres de negro entraron de golpe.

Estaban sosteniendo algo a cada lado.

—Esa Zashiki Warashi es tu Youkai, ¿no es así?

Podía sentir un sudor desagradable filtrándose por detrás de mi cuello.

La Zashiki Warashi en yukata roja estaba atada por lo que parecía una soga de plástico blanca. Y no sólo sus brazos y piernas. Estaba envuelto alrededor de su torso, cuello y todo su cuerpo como alguna clase de forma de tortura enferma.

Aun sonriendo, el estafador habló.

—Verás, el casino sabe cómo ocuparse de Youkai relacionados con la fortuna y dinero.

Él habló rápidamente.

La Youkai que debería ser invulnerable a las navajas y balas me estaba dando una mirada suplicante.

—Dicen que el Zashiki Warashi proviene del umbral, de debajo del piso o debajo del molino de madera. Esos parecen ser lugares comunes para enterrar bebés asesinados. Usando esa leyenda, ellos aplastaron hasta hacer polvo un viejo molino de piedra, los colocan en hornos y crean sogas de fibra de vidrio de ello. Ni siquiera la gran fuerza del Youkai puede romperlo.

Zashiki_vol5col_2

—…

—¡Así! ¡Así es cómo debe de ser, chico!

La voz levantada de Kodama Ryou parecía tragarme.

Parecía crear una corriente que me barría sin dejarme hacer alguna clase de protesta.

—Si quieres sentir la verdadera emoción de una apuesta, debes seguir unas cuantas simples reglas de etiqueta. Primero, no dejes ningún bien en reserva. Y segundo, no mantengas ningún truco bajo tu manga. …¿Qué tal si apuestas a esa Youkai también? Si no, no te acercarás a la verdadera esencia de la apuesta.

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

—Ahora, hagamos lo que dijiste y arriesguemos todo desde el inicio. No subamos, no llamemos y no nos retiremos sabiamente. Seguramente no te importa. Tú fuiste quien pidió eso.

Por un momento, realmente sólo un momento, el interior de mi frente se sentía extrañamente frio y pensé que iba a olvidar algo. Sabía que esto pasaría, pero mi visión casi se llenó con luz blanca.

Sí, sabía que esto pasaría.

En otras palabras…

¡Sí, sí! ¡¡Estaba esperando por esto!!

Cuando hablé con Madoka por teléfono, ella mencionó el problema inicial que enfrentaría.

—Shinobu-kun, ¿realmente piensas que un experto en trampas estaría de acuerdo con un juego tan extraño? Los estafadores tienden a ser osados pero cobardes. Serían atrapados de otra manera. Y un profesional definitivamente va a ser mejor con los trucos que un chico de preparatoria. Si sonríes con habilidades de actuación al nivel de una obra en la escuela, él va a sospechar inmediatamente de qué algo se trama.

—Entonces podemos dejarlo descubrirlo. Sólo tengo que establecerlo para que así las cosas puedan continuar incluso si lo descubre.

Volví a pensar en esa reunión estratégica y tuvo que esforzarme mucho para que no se mostrara en mi cara.

Kodama Ryou sabía cómo capturar y controlar un Zashiki Warashi. Incluso si había visto a través de mi fanfarroneada con las botellas de sake, él todavía quería continuar el juego para poner sus manos en la Youkai. Es por eso que prestó poca atención al cambio de las reglas usuales del casino de Texas Hold ‘em y el número de cambio de cartas.

Para él, todo estaba bien siempre y cuando él no ganara tanto para que fuera obvio que estaba haciendo trampa. El póker normal sólo cambiaba cartas una sola vez, pero si él seguía teniendo escaleras reales y cinco del mismo tipo, las personas pensarían que él tenía demasiada “suerte”. Por lo que siempre y cuando fuera más elevado que uno, el número podría haber sido tres o seis para lo que le importa. Eso era todo en lo que estaba concentrado.

Y eso lo arregló para mí.

Él realmente estaba confiando en la subespecie del Zashiki Warashi conocido como Usuhiki Warashi. No era que él hubiera perfeccionado su juego de cartas a niveles de dioses y entonces tomó un paso más allá para obtener la ayuda de una Usuhiki Warashi. Si le quitabas la Youkai de él, no tendría nada.

Los hombres en negro estaban amenazándonos con la soga de fibra de vidrio hecha de molino de piedra, pero eso era probablemente todo lo que tenían. No eran monstruos como el Hyakki Yakou que podía masacrar a cualquier Youkai que se les oponía. Ellos habían construido su base con la Usuhiki Warashi y sólo podían lidiar con ese tipo de paranormal.

Eso significaba que no necesitaba preocuparme por otro método.

¡Si podía traspasar el sistema de la Usuhiki Warashi, caerían al abismo!

—¡Yo! ¡No! ¡Escuché! ¡Nada! ¡Sobre! ¡Esto!

Noté que la Zashiki Warashi estaba haciendo protestas incluso con sus pechos y entrepierna firmemente y seductivamente atadas.

Bueno, eso es porque no te dije.

—¡Yo! ¡Sólo! ¡Tengo! ¡Que! ¡Ganar!

—¡Sólo! ¡Perdedores! ¡Piensan! ¡Así!

Jeje. La verdad es que esa floja y glamorosa Youkai me dio muchas razones para ofenderme. Hace poco ella había usado mi Smartphone para descargar el avatar de la aplicación de gestión usada para entrar a la Ciudad Casino VR llamada Isla Crucero Pesado, por lo que ella fácilmente me habría dejado en banca rota. Sólo parecía bien añadir las reglas locales y seguir hasta que ella estuviera en predicamento sexy. ¡Este era un juego de la gallina!

—¿Ya acabaron de hablar? —preguntó Kodama Ryou con una baja risa.

Él por supuesto parecía tener alguna clase de red establecida por el casino, pero él bajó su guardia y asumió que la Zashiki Warashi era todo lo que tenía. Cuando se encontró con la oportunidad de obtener una Zashiki Warashi con la cual podría usar para hacer trampa y la cual era más poderosa que su Usuhiki Warashi, él había pasado por alto a los otros tres.

Así es. El zorro, la tanuki y el tejón.

—¡Bien! ¡¡Bien!! …De cualquier manera aun así me haré famoso. Lo juro… ¡¡Juro que te robaré tus técnicas!!

—¡Es! ¡Mejor! ¡Que! ¡Recuerdes! ¡Esto!

10 (Day 10/04 03:00 – 03:09)

Era un juego uno a uno, pero aun así usamos un paquete fresco de cartas del casino y el repartidor todavía nos las repartió. Kodama Ryou lo había sugerido como una manera de hacer las cosas más emocionantes, pero probablemente tenía que ver más con su confianza en sus medios de hacer trampa con la Usuhiki Warashi y en el hecho de que él no quería tocar la baraja él mismo y permitir a las personas que proclamaran que él estaba haciendo trampa de esa manera.

Cinco cartas ya se me habían repartido y el repartidor deslizó las mismas a Kodama Ryou.

Esta era mi segunda vez en el casino.

La primera vez estaba observando en el segundo piso mientras él ganaba muchos juegos en fila.

—¡Guau! Él realmente está ganando. Pero el repartidor está dando todas las cartas y no parece que él esté haciendo algo tan bajo como cambiar las cartas con forma idéntica bajo su manga. No veo ninguna oportunidad para que pueda hacer alguna artimaña con su juego.

—¿Entonces él sobornó al repartidor? —preguntó Madoka.

—Lo dudo.

—¿Por qué?

—No puedes ver el rostro del repartidor por el teléfono, pero está bastante pálido. Él parece a punto de llorar. Mientras más gana Kodama Ryou, más personas sospecharan del repartidor, por lo que no puedo culparlo.

—¿Entonces qué es?

—Si él está usando el poder oculto de una Youkai, no es tan simple como ver las cartas de su oponente. No es del tipo que ganaría al retirarse en el momento más óptimo. Él disfruta construir una mano poderosa.

—¿Entonces él puede crear las cartas que necesita como un zorro o tanuki convirtiendo las hojas en monedas?

—O él puede cambiar libremente todas las cartas.

No había leyendas sobre el Usuhiki Warashi “falsificando” monedas con hojas.

Esa Youkai más generalmente traía fortuna y prosperidad a la casa en la que vivía, pero eso era demasiado vago.

Eso no podría ser lo que estaba usando.

Sin embargo, había historias sobre las bromas creadas por el Usuhiki Warashi y el Zashiki Warashi. Por ejemplo, cuando los niños jugaban en el patio, uno extra aparecería en algún momento. Los adultos podían saber que había un niño de más al contarlos, pero no podían saber cuál de ellos era en realidad un Youkai.

¿Es este un Paquete que mezcla nuevas cartas sin que nadie se dé cuenta?

Brevemente pensé en esa idea pero después lo rechacé.

Eso sólo era un malentendido momentáneo. Incluso si un Zashiki Warashi podía colarse entre los niños jugando durante el receso en el patio de la escuela, no podía completamente mezclarse como un compañero de clase. Eventualmente sería descubierto y eventualmente se desvanecería. En un casino donde hacer trampa significaba muerte instantánea, dudaba que él usaría esa característica “tal cual es”.

Lo cual significaba…

No es tan poderoso. Es un método que se mezcla en las cartas sin cambiar los números.

Sus otras bromas eran meterse en el futón en el que alguien estaba durmiendo, voltear las almohadas y jalar la manta, por lo que todo tenía que ver con la cama.

Aunque podían mover las almohadas o mantas, no podían esconderse en cualquier lado. Ni el que dormía se perdería o moriría.

El Zashiki Warashi era un Youkai que podía mover una almohada o manta sin cambiar el “número” y ni siquiera su dueño podía hacer algo para detenerlo.

En otras palabras…

Él en realidad no está incrementando o disminuyendo el número de cartas. Él ignora las leyes de la física para sacar cualquier carta que necesite para ganar e infiltrarla en su propia mano. Este Paquete lo deja libremente cambiar las cartas.

En ese caso, él tendría completo control sobre las cincuenta y tres cartas, pero no sería capaz de influenciar directamente las cartas que yo o el imparcial repartidor podíamos ver. Si las cartas cambiaban mientras estábamos viendo, causaría pánico.

Él en sí sólo podía ver las cinco cartas en su propia mano, por lo que eso era arriesgado. Él no sabía dónde están las cartas que él quería, por lo que había un peligro de cambiar sus cartas con las del oponente mientras éste estuviera mirando.

Él tenía que tener algo de seguridad.

Él no sabía dónde estaban las cartas, pero si estaban siendo observadas por alguien, las cartas no llegarían a él incluso si las quería.

Pero fuera de eso, él podría tener en sus manos cualesquiera de las cartas.

Él podría construir su mano de las cinco con las que se le repartió y cualquiera de las cartas boca abajo en la baraja del repartidor que tenía en la mano. Él podía crear tantas escaleras reales y cinco del mismo tipo como quisiera. No había forma de obtener un juego limpio con esto.

Pero…

—Tres de diamantes, nueve de corazones, jota de corazones y reina de corazones.

La atmósfera inmediatamente se congeló.

Todo lo que hice fue decir un comentario casual con mis cartas desplegadas, pero silenció incluso la galería quien estaba lista para probar el dulce néctar del schadenfreude.

—¿Qué? —preguntó Kodama Ryou mientras parpadeaba confundido.

—Es una mala suerte para traer buena suerte. …Dijiste que esto necesitaba ser una batalla real, ¿cierto? Bueno, quiero realmente acorralarme aquí. Quiero ver qué encontraré si continúo, por lo que ya me decidí. ¿Ya me acerqué a tu reino?

—Bueno, am, eso no es realmente lo que-… Escucha. Cuando giré el dado hace poco, decidimos permitir dos cambios de cartas, ¿recuerdas? Y sin embargo tú…

—¡Jaja! ¡¡Eso sería demasiado aburrido!

Era claramente malo para esto, pero todos podían decir que lo estaba menospreciando.

—De acuerdo, yo revelé todo, así que, ¿cuáles son tus cartas?

—¿Realmente piensas que necesito decirte? Voy a jugar normalmente y-…

—Oh, ¿así que te estás acobardando?

Lo interrumpí.

Si hubiera usado este tono de voz con algún senpai en la escuela, difícilmente podría quejarme si me golpeaba.

—No, no. No te preocupes. Tiene sentido. Yo fui el único quien eligió revelar mis cartas, así que hazlo mejor que puedas con tu método. Después de todo, eso es lo que quiero aprender. Sigues encovándote, cuidadosamente escondiendo tus cartas de la vista y ganar de esa manera.

—¿Ah?

—Estoy diciendo de que no te preocupes por ello. Sabes que este es un encuentro serio también, ¿cierto? Así que quien sabe quién ganará. Es completamente posible que perderás todo con un chico aficionado y te rompas a llorar. Si prefieres irte encovarte para evadir la posibilidad de tener una foto de celular vergonzosa esparcida por el mundo, entonces así es cómo quieres vivir tu vida. Puedes hacer esto a tu propio ritmo, maestro.

Escuché una ligera oleada de risas y recordé lo que dijo Madoka.

—Los estafadores harán lo que sea para escapar despreocupadamente de cualquier situación desventajosa, pero podría ser sorpresivamente fácil capturarlo sin forma de escapar.

—¿Eh? ¿Por qué? ¿A qué te refieres?

—Piénsalo. Incluso si él está rodeado por sus apoyadores, ¿cuántos crees que realmente lo están apoyando desde el fondo de sus corazones? El lugar debe estar lleno con personas cuyas sonrisas esconden un deseo para verlo patéticamente arrastrado en el suelo. Un campeón que siempre gana es aburrido. Cualquiera que va a un casino para ver a otros ascender al cielo o ser echados al infierno querrá ver una pelea reñida, no una victoria estable.

No podía evitar sino recordar ese comentario.

Estaba bastante en trance para ignorar el juego delante de mis ojos y perderme en el pasado.

Los ojos de Kodama rodaron alrededor para secretamente ver la apasionada y burlona galería.

—¿Cuándo los pusiste de tu lado? —preguntó.

—¿De qué estás hablando? Sólo te estoy viendo a ti ahora mismo.

Por alguna razón, mi respuesta directa recibió una protesta de la Youkai de interiores en bondage de caparazón de tortuga en vez del estafador.

Ahh, una maravillosa vista no importa a donde vea. ¡¡Estoy tan de buen humor!!

Este juego comenzó como una oportunidad para que el mejor jugador aplastara a un mocoso engreído, y la galería quería verme sufrir.

Sin embargo, los pensamientos de las personas cambiaban fácilmente.

Pronto se darían cuenta de la de derrota de quien sería más emocionante y disfrutable.

Kodama Ryou apretó sus dientes y puso sus cartas boca arriba en la mesa de póker.

—¡Reina de diamantes, rey de diamantes, rey de tréboles, seis de picas y rey de corazones!

—¿Oh? ¿Te repartieron tres de un tipo? Cambia una y podrías tener cuatro de un tipo o una casa llena. Cambia dos y podrías incluso tener cinco de un tipo. No esperaría menos de ti, Kodama-san. No necesitabas esconderlas en absoluto.

Pero esto le evitaba cambiar las cinco cartas en sus manos.

En las únicas cartas que podía usar su Paquete de Usuhiki Warashi eran las que estaban en la baraja del repartidor.

Y su más grande oportunidad estaba por venir.

—Entonces vamos a empezar con el primer cambio.

Él hizo esa declaración demasiado dramática como desafiándome o tratando de voltear la atmósfera que estaba amenazando en envolverlo.

Su voz casi cayó a un susurro.

—Si gano aquí, tomaré todo de ti; tu dinero y esa Youkai. …No olvides eso. Te daré una buena lección, pero esto sigue siendo un juego legítimo jugado en un casino.

No dejes que te manipule. No lo dejes.

No mires al fondo del acantilado. Recordar el riesgo es inútil.

¡Encógete de hombros y ríe! ¡¡Ríete y sigue moviéndote!!

—Ja… Jaja. No intentas algo tan descarado como intercambiar las cinco cartas y que de casualidad obtengas una escalera real. Creo que el repartidor te apuñalaría si lo hicieras.

Di una última advertencia.

Él permaneció sonriendo, pero ahora cambiar las cinco cartas sería suicidio. Casi seguro es que sería acusado de hacer trampa.

Lo cual significaba…

Si tiene algún sentido común, él removerá la reina de diamantes y el seis de picas y se dará a sí mismo un rey de picas y un comodín para cinco de un tipo con los cuatro reyes y un comodín. La única manera en que puedo esperar emparejar esto es con una escalera real de picas, pero eso sería imposible si él tiene el rey de picas. Y a diferencia de con otras manos, él no debe preocuparse por que obtener cinco de un tipo con un número mayor. Después de todo, necesitas un comodín para cinco de un tipo y sólo hay uno de esos en la baraja.

Cuando lo planifiqué con Madoka, obviamente no habíamos sido capaces de predecir qué cartas obtendríamos, por lo que tenía que compensar el resto sobre la marcha.

La predicción de la diosa del dinero, Kotemitsu Madoka-chan estaba a punto de agotarse.

Descubrir las reglas detrás de la trampa de Kodama Ryou estaba bien, pero sólo eso no era suficiente. No importa cuánto lo planeáramos y preparamos, todavía tenía que derrotarlo por mi cuenta al final.

El plan de Kotemitsu Madoka y la ayuda de la Zashiki Warashi y el zorro, la tanuki y el tejón esperando afuera no serían de ayuda a menos que superara esto.

Si perdía, me hundiría y todo estaría perdido.

Lentamente, tomé un profundo respiro y hablé.

—Entonces dos. El tres de diamantes y tres de tréboles.

—¡¡Jaja!!

El tipo de piel de serpiente río fuertemente e incluso aplaudió.

—Por favor. Ya tengo tres reyes, así que, ¿por qué te estás deshaciendo de tus dos de un tipo? Eso sólo te dejará sin nada. ¿O piensas que te estás dando a ti mismo una desventaja? ¿O quizá estás tratando de provocarme?

—Está bien así. Dos treses serían demasiado aburridos.

—Eso te dejaría con…oh. El nueve de corazones, la jota de corazones y reina de corazones. Lo cual significa… ¡Jaja! ¡No me digas que estás tratando de obtener el diez y el rey de corazones para una escalera real o quizá el ocho y el diez para una escalera de color! ¡¡Eso es ponerse demasiado codicioso!!

Realmente no pensaba que podía obtener eso.

Después de todo, él podía libremente controlar el resto de las cartas en la baraja.

Y estaba bastante seguro que las dos cartas que me repartieron eran…

—¿Qué? ¿No vas a anunciar esas como hace un momento? Jaja. ¡¡Por supuesto que no!! Te deshiciste de tus dos de un tipo y no recibiste nada a cambio. Además, esa mano es sólo muy valiosa porque es muy difícil de conseguir.

—Basta de tu indecencia. Sólo sigue jugando.

—De acuerdo. Tomaré dos también y me desharé de la reina de diamantes y el seis de picas. Sí, ese es el curso estándar de la acción.

Eso significaba que realmente estaba detrás de cinco de un tipo usando los cuatro reyes y el comodín. Ni siquiera una escalera real de corazones podía derrotar eso.

Podía sentir mi corazón acelerándose incluso más rápido.

¿Realmente esta era la manera de hacer las cosas?

¿Había otra cosa que podría haber hecho?

Las dudas burbujearon dentro de mi cabeza, pero la carreta de la mina ya había empezado a caer por el acantilado. No había forma de recuperar la vida colocada dentro. Sólo podía apostar esto. ¡Sólo podía seguir adelante!

Pero había una bifurcación en el camino de la carreta de la mina.

Si él completaba su cinco de un tipo durante este primer cambio de cartas, estaba acabado.

Pero si él reunía una carta a la vez para completarlo en el segundo intercambio, todavía tenía una manera, incluso si era momentánea.

¿Cuál sería?

¿De qué manera rodaría?

—Keejee.

Escuché una risa.

El siniestro sonido de dientes raspándose lastimaba mis oídos.

—Keejeejee. Jeejeejeejeejeejeejeejeejeejee.

—…

Con su cabeza agachada, el tipo de piel de serpiente río.

Él río y río y río.

—Este fue un juego divertido.

Ninguna declaración podía haber sido peor.

Podía sentir como si una mano estuviera apretando cada uno de los órganos de mi cuerpo, uno a la vez.

El susurro de la galería se hacía más distante.

El rostro sonriente del hombre parecía que estaba hecho de cera derretida e inmediatamente me di cuenta de algo.

El zorro, la tanuki y el tejón debieron haber visto la misma exacta expresión cuando la patrona por la que se preocupaban más que a nadie había sido lanzada a las profundidades del abismo.

—Tal vez debería llamar esto riichi. Ahora tengo el rey de picas en mi mano. Siempre y cuando obtenga el comodín, tendré cinco de un tipo. Incluso si consigues una escalera real de corazones, no puedes ganar. ¡¡E incluso si intentas a la fuerza la mano con picas en su lugar, ya tengo el rey de picas, por lo que no puedes completar la mano que puede derrotar a la de cinco de un tipo!!

Pero.

¡Pero!

¡¡¡¡Pero!!!!

—Je.

Lo había hecho.

Él Realmente lo había hecho.

En vez de acabar esto en el primer intercambio, ese idiota estaba esperando hasta el último segundo. Probablemente pensó que obtener en sus manos en ese primer intercambio todavía parecía bastante como a trampa por lo que necesitaba obtener una de sus dos cartas a la vez. ¡Y esa preocupación innecesaria me había dado la oportunidad que necesitaba para volcar esto!

—Jeje. Jaja ¡¡Jajajajajajajajajajajajajajajaja!!

—…? ¿Qué? Qué es tan-…

—¿Qué es tan divertido? Tu pequeña declaración de justo ahora.

Podía dejar caer la actuación ahora.

No necesitaba seguir sonriendo como un idiota y hablar más educadamente de lo que estaba acostumbrado.

Cambié completamente mi tono de voz.

¿Él se había confrontado con tantas cosas inusuales que él quería un poco de estabilidad?

¿O su habilidad para controlar las cartas que me repartieron le hicieron bajar la guardia? Decir el número de intercambio de cartas con un tiro de un dado probablemente había sido un “seguro” contra las dudas si él ganaba demasiado bien después de sólo un cambio.

¡De cualquier manera, ahora era mi turno de ir a la ofensiva!

Después de todo, tengo el rey de picas. Intercambié mis cartas primero, por lo que no tiene sentido que tengas el rey de picas en tu mano.

—¿Qué…?

—Oh, por favor. ¿Por qué luces tan sorprendido? Con una mirada así, casi puedes pensar que sabías desde el inicio qué cartas obtendríamos.

Kodama Ryou parecía concentrarse más en lo que dije que en mi tono de voz o mi actitud.

Él parecía estar diciendo que había visto a través de mi farsa y que nadie le importaba eso.

—¡¡No hagas acusaciones sin bases!! Sólo hay un rey de picas y está en mi mano, por lo que no tendrías posibilidad de tenerlo. ¡Cualquiera podría decirte eso!

—De acuerdo. ¿Qué tal si ambos mostramos nuestras cartas al mismo tiempo?

Ondeé mis cartas desplegadas hacía él mientras hacía mi sugerencia y lo menospreciaba.

—¿Pero qué pasará después?

—¿A qué te refieres?

—¿Qué le pasará al juego si el rey de espadas se muestra en nuestras manos? Por cierto, ¿recuerdas mi mano? Voy por una escalera real o escalera de color de corazones, por lo que el rey de picas no me ayudaría en lo más mínimo. No tengo razones para hacer trampa y filtrar una en mi mano.

—…

—¿Pero qué tal tú? Oh, bueno, supongo que eso se puede saber sin decir. Tú vas detrás de cinco de un tipo usando cuatro reyes y el comodín. Obviamente eres tú el que se beneficia de tener el rey de picas en su mano.

Estampé una mano sobre la mesa de póker como si lo amenazara.

Sí, y estampé mis cinco cartas mientras lo hacía.

—Así que, ¿qué harás? ¿Vas a llamar este juego para ver si uno de nosotros ha estado haciendo trampa?

—…!!!!!!!

Lo más probable era que algunas cuantas cosas estaban girando por la mente de Kodama Ryou.

¿Algo había ido mal con su Paquete de cambio de cartas de Usuhiki Warashi?

¿Un aficionado chico de preparatoria había filtrado una carta escondida debajo de su manga?

¿Había sólo un rey de picas y yo estaba fanfarroneando?

Pero él tenía una manera de revisar secretamente la verdad.

Sí.

Había estampado mis cartas boca abajo sobre la mesa, por lo que nadie podía verlas.

Eso significaba que él podía cambiarlas con su Paquete de Usuhiki Warashi. Al cambiar mis cartas y sus cartas, él podía rápidamente determinar si estaba fanfarroneando o no.

¿Pero realmente iba a tomar el anzuelo?

Él se tenía que asegurar de recordar cuales de las dos cartas eran las que se me habían repartido. Al cambiarlas con dos en sus manos, él podía determinar si tenía el rey de picas o no.

Pero significaba deshacerse de su casi completo cinco de un tipo. Él podía cambiar cartas pero no incrementar y disminuir su número, por lo que él tenía que destruir su mano para usar el poder paranormal.

Él tenía todavía una carta innecesaria, pero para estar completamente seguro, él tenía que cambiar dos. De cualquier manera, él perdería una de las cartas que necesitaba.

¿Qué haría?

¿Qué pasaría?

¿Qué elegiría el estafador de piel de serpiente?

—Me atrapaste.

Kodama Ryou casualmente se encogió de hombros.

—Me rindo. Mentí para conmocionarte un poco, pero nunca pensé que tenías la carta en sí.

—…!?

¡¡No puede ser!!

Rápidamente revisé las cartas que coloqué boca abajo sobre la mesa.

Él había hecho el cambio.

¡Una de las cinco se había transformado en un rey poco familiar de picas!

—Ahora que establecimos que tienes el rey de picas, ¿podemos seguir con el juego?

¿Se deshizo de su cinco de un tipo?

¿¡Irá tras cuatro de un tipo con el comodín ahora!?

Como lo había explicado, el rey de picas sólo era un obstáculo para mí ya que iba por una o por la otra de las dos más altas escalera de color de corazones.

Él había obrado a través de mis acusaciones y se alejó del camino de una mano poderosa mientras a la vez aplastaba mis propias posibilidades.

Y ya que había dicho yo mismo que tenía el rey de picas, no tenía opción mas que aceptar este regalo no querido.

—Ahora que estamos de vuelta, es hora del segundo cambio de cartas.

Kodama Ryou sonrió como si ya se imaginara él mismo jugando sus cuatro de un tipo contra mi inútil mano.

Esto terminaría con el siguiente intercambio.

No podía retirarme aquí, por lo que todo acabaría pronto.

—Como antes, puedes ir primero.

11 (Day 10/04 03:09 – 03:20)

El Paquete de Usuhiki Warashi le permitía a uno libremente cambiar cualquiera de las cincuenta y tres cartas en la mesa.

Sin embargo, notarían que algo andaba mal si intentaban cambiar una carta siendo vista por su oponente o en un tercero. Eso significaba que sólo podían usar cualquiera de las cartas boca abajo o las cinco en su propia mano.

No sabían dónde estaban las cartas sobre la mesa hasta que usaban el Paquete.

Sólo pensar sobre las cartas que querían, la carta automáticamente sería llevada a la mano del usuario. También podían forzar una carta no deseada al oponente.

Si la carta de casualidad era vista por su oponente o un tercero, un seguro se activaría y detendría el cambio.

Basado en mis observaciones, esos parecían ser los detalles del Paquete que Kodama Ryou estaba usando. Algo de eso podría no estar exactamente bien, pero tenía que estar en el camino correcto.

—Dos cartas.

—¡¡Jejeje!!

Tan pronto hice mi declaración, el tipo de piel de serpiente estalló en risas.

—¿Oh, oh? ¿¡Oh, oh, oh, oh!? No puedo estar seguro, ¿pero qué es esto? Pensé que ibas por una escalera real o escalera de color de corazones. Tienes tres de las cartas necesarias, así que, ¿qué sucede? ¿Estás deshaciéndote de las dos cartas que obtuviste en el primer cambio y obteniendo dos nuevas? ¿Así que no obtuviste nada en absoluto y no tienes una verdadera oportunidad de ganar? ¿¡Posiblemente qué podría estar sucediendo aquí!?

—…

No necesitaba contestar.

Simplemente le lancé las dos cartas boca abajo al repartidor.

Kodama Ryou no mostro interés en las cartas que me repartieron de vuelta.

—Entonces tomaré una. Sólo una. En realidad tengo dos que no necesito, pero no hay razón en cambiar la otra, —dijo el estafador riendo. —Oh, y no puedes cambiar algo con acusaciones sin fundamentos después de ese hecho. Sólo para ser claros, obtendré el comodín y completaré mi cuatro de un tipo. Eso acabará esto. No importa lo que alguien diga, el resultado no puede cambiar después de que el segundo intercambio está completo. Me entristece pensar que ya no puedes usar esas provocaciones tuyas. Con esta carta. Usaré este comodín para matarte.

Él deslizó una carta al azar hacía el repartidor y otra se le deslizó de vuelta hacía él.

Si ese era el comodín, él tendría un irregular cuatro de un tipo hecho de tres reyes y la carta salvaje.

Él estaba en lo cierto.

La anciana cuya pensión fue robada, la nieta sufriendo de una enfermedad creada y lo más importante mi propia vida se habría acabado.

Sin embargo…

—……………………………………………………………………¿Ah………………………………………………………………………?

Escuché una voz.

El traje y zapatos del estafador estaban cubiertos de piel de serpiente y él siempre tenía una sonrisa ligera en su rostro, pero una mirada más de cerca mostraba que sus dedos estaban temblando. Ese temblor viajó por sus brazos e infectó su cuerpo entero. Finalmente, su silla comenzó a crujir debajo de él.

—¿P-po-por qué?

—¿Ves algo extraño?

—¿¡Por qué!? ¿¿¿¡¡¡Cómo es posible que no obtuviera el comodín!!!???

Sólo después de gritar se había dado cuenta de lo que dijo. Él cuidadosamente miró a la galería, pero eso ya no importaba.

El juego estaba establecido desde el momento que terminó su segundo intercambio.

—No es de sorprenderse de que no obtuvieras el comodín.

Hablé casualmente porque su vida no valía mucho.

—Después de todo, está justo aquí en mi mano. Y el sistema estaba hecho para no cambiar una carta que tu oponente o un tercero estuvieran mirando, ¿cierto?

—¿…Qué?

—Y sin el comodín, todo lo que tienes es tres reyes.

Mientras hablaba, arrojé mis cartas desplegadas boca arriba sobre la mesa.

—Tengo el as de diamantes, el comodín, el as de corazones, el rey de picas y el ocho de picas. Con el comodín, esos son tres ases.

—¿¿¿¡¡¡Qué!!!???

Parecía como si el estafador no era el único sorprendido.

Un revuelo pasó por la galería también.

—En el póker, las cartas se vuelven fuertes del dos hasta el rey, pero el as vence al rey, ¿cierto? Eso hace mi tres de un tipo mejor que el tuyo. El juego se acabó, niño.

—No… ¡¡No eso!! ¿¡Qué clase de mano es esa!?

—Vamos. Tenía el comodín desde el comienzo y no es tan raro terminar con dos ases. No veo nada malo con esto.

—P-pero… tú…¡pero! Ibas tras de una escalera real o una escalera de color de corazones. ¡No podías obtener una mano así después de dos intercambios de cartas!

—Sí, ¿cómo podría haber pasado esto?

No había una verdadera razón para contestar.

Sólo tenía que marcar el resultado.

—Esto se acabó, así que saca tu carta negra. Saca esa magia de cartas sin límites. Necesitas pagarme por mis ganancias. Aposté una Zashiki Warashi encima este junmai daginjo de la Cervecería Jinnai de la Villa Noukotsu, por lo que me estaré llevando bastante.

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Mientras el tipo de piel de serpiente me escuchaba estupefacto, finalmente gritó unas palabras como si la vida hubiera regresado a él.

—Eso no tiene sentido.

—No es nada comparado con cuánto has estado ganando aquí.

—Pero…esto es…¡¡pero!! Todos aquí lo vieron, ¿cierto? ¡¡Desde el principio, revelaste tu mano!! ¿Qué más prueba necesitas? ¡¡Claramente hiciste trampa de alguna manera!! ¡No hay manera que terminarás con eso!

—…Ahora lo has dicho.

Sonreí.

Esta era probablemente la primera vez que sonreía en frente de él.

Esas eran exactamente las palabras que quería escuchar.

Chasqueé mis dedos e hice un espectáculo para revisar con la galería y el repartidor.

—Tú, escuchaste lo que dijo, ¿cierto?

—¿Eh? ¿Qué?

—¡¡Repartidor!! Él lo dijo. Revisa las reglas. ¡¡Esto encaja en las condiciones perfectamente!!

Al escuchar eso, Kodama Ryou comenzó a temblar incluso más.

Y él lucía más sorprendido sobre el temblor más que nadie.

—¿¡Q-q-qué!? ¿¡Qué has hecho!?

—Pusiste una mina. ¡¡Revísalo por tu cuenta!!

Sí.

Este casino tenía sus propias reglas locales:

Si el comodín estaba incluido en la baraja, uno de los jugadores debía anunciarlo. Las ganancias del que anunciaba por esa mano solamente sería de 0.8 veces la cantidad normal (con la excepción de cinco del mismo tipo que sólo puede ser hecho con un comodín).

Si el ganador forma su mano después de descartar el comodín, sus ganancias serían el doble de lo normal.

Si un jugador era atrapado haciendo trampa, sería penalizado el doble de la cantidad de la apuesta. Sin embargo, una simple fanfarroneada no calificaba como hacer trampa.

La trampa es eliminada por la gestión minuciosa del repartidor, pero también podía ser directamente resaltada por un oponente.

Pero si el perdedor acusa al ganador de hacer trampa y ninguna trampa puede ser probada, el perdedor será penalizado cien veces la cantidad de su apuesta por arruinar el juego y dañar la reputación del ganador.

Si un jugador no cambia ni una carta, sus ganancias serían 1.5 veces más de lo normal.

—¿¿¿¡¡¡Quéééééééé!!!???

—Me debes cien veces más ahora. Todos aquí pueden decir claramente que gané y tú perdiste. Y ahora me estás acusando de hacer trampa para tratar de volcar esto. Esto es simplemente difícil de ver, eres un fraude. Te adentraste demasiado porque seguías menospreciándome incluso después de perder.

—¡¡No, pero, no!! ¡Probé que tu mano no tiene sentido! El perdedor no puede ser penalizado por revelar cómo el ganador estaba haciendo trampa. …¡¡Guardias!! ¡¡Revísenlo!! ¡¡Rápido!!

Kodama Ryou estaba fuera de control como un chimpancé de juguete con címbalos, pero simplemente alcé mis manos.

Eso parecía darle una pista al chimpancé de que algo andaba mal.

Mientras un guardia comenzaba a revisarme, Kodama Ryou me preguntó.

—¿C-cómo? ¿Cómo puedes estar tan calmado?

—¿No es obvio? Porque a diferencia de ti, yo no estaba haciendo trampa.

Sonreí.

—Piensa de nuevo. ¿O has alterado tus propios recuerdos? Cuando las cartas fueron repartidas al principio, es cierto que revelé mi mano, pero todo lo que hice fue decírtelo. Tenías que aceptar mi palabra. En realidad no te mostré mis cartas.

—…¡¡Ah!!

—Tú en realidad mostraste tus cartas, pero fue probablemente fue para robar la concentración de las personas al hacer algo con un impacto más grande. Eso lo hace simple, ¿no es así? En realidad no tenía las cartas que proclamaba que tenía.

Mi verdadera mano había sido dos treses, un as, un comodín y algunas otras cartas inútiles. Eso era en realidad tres de un tipo con una oportunidad para un full, pero no me dejaba con oportunidades de derrotar al hombre de piel de serpiente y su habilidad de manipular todas las cartas escondidas. El deshacerme de mis dos treses en ese momento había tomado mucho valor.

El verdadero peligro había sido cuando él me había enviado el rey de picas. El Paquete de Usuhiki Warashi podía intercambiar las cartas y todavía me aterraba pensar qué habría pasado si él hubiera cambiado el comodín o un as en lugar del inútil rey.

Él había obtenido una carta que obviamente no era ni una de las que había anunciado. Si él no hubiera pensado que era una de las cartas que tenía durante el primer cambio, él podría haber visto a través de mi truco.

Apenas si lo había logrado, pero lo hice y gané.

Finalmente, el hombre usando guantes con un pentagrama sobre ellos negó con su cabeza.

—Nada.

—¡¡Bastardo!! ¡¡Revisa con más cuidado!! ¡¡Debe…haber algo!!

—No lo hay. Y una simple fanfarroneada no cuenta cómo hacer trampa. Las reglas locales lo dicen.

Dije eso sólo para asegurarme. El guardia debía permitir a la Usuhiki Warashi. ¿El estafador se aseguró de que el hombre no dijera nada necesario?

Aplaudí dos veces y anuncié la ejecución de Kodama Ryou.

—Ahora bien. Es hora de que me pagues mis ganancias normales cien veces. Saca tu tarjeta negra para que así pueda tomar todo lo que tienes.

Un ánimo explotó por la galería como después de ganar los puntos de un partido de soccer.

Este era el momento donde un lado reía y el otro lado se desmoronaba.

12 (3rd person — Day 10/04 03:20 – 03:33)

Mientras tanto el zorro, la tanuki y el tejón estaban esperando detrás del casino.

Después de que la Zashiki Warashi había sido usada como un señuelo (sin que se le dijera), Kodama Ryou y los guardias habían asumido que nada más estaba oculto en ello.

Los tres estaban viendo el Smartphone que habían tomado prestado de la Zashiki Warashi.

—Dice que lo afrontemos.

—¿E-esto realmente funcionara? —preguntó preocupadamente la tanuki nodriza.

—Hmm. —El zorro inclinó su cabeza. —Él explicó esto antes de tiempo, pero tengo problemas con esos términos occidentales. Veamos, era algo de Fleming…

—Mano derecha. La mano izquierda es usada para la teoría detrás los cañones de riel.

El zorro agarró al tejón por esa pequeña actitud de lo sé todo, pero la tanuki los detuvo antes de que una pelea a puños estallará.

—Cualquiera que sea la teoría detrás de ello, sabes qué hacer, ¿cierto? Eso es todo lo que importa.

—Sí, eso tiene sentido. Pero…

—¿Qué más hay ahí?

—¿Realmente podemos obtener todo de ese repugnante de Kodama Ryou con el juguete de ese niño?

En ese momento, escucharon las risitas tranquilas de una niña.

—¿¡Quién está ahí!?

El zorro rápidamente se dio la vuelta y vio a alguien huyendo.

Era una chica de dos o trece años. Ella vestía una mini-yukata corta con los hombros bajados como una cortesana, por lo que su extraño traje japonés lucía como un vestido de top con un apretado vestido.

—¿Esa era la Usuhiki Warashi? Esto no es bueno. ¿¡Esa subespecie va a reportar nuestras acciones!?

—N-no, —dijo el tejón para calmar los miedos de la tanuki nodriza. —Creo que esto es lo opuesto. Esa Usuhiki Warashi… Esa subespecie de Zashiki Warashi es un Youkai de la prosperidad y ella está dejando el casino y por lo tanto a su dueño. Eso sólo significa una cosa para el futuro de Kodama Ryou.

13 (3rd person — Day 10/04 03:33 – 03:45)

—¿Qué estás esperando? El invitado te dio su tarjeta, ¿no es así?

—Sí, pero estoy tratando de hacer la confirmación de la pre-transacción.

Kodama Ryou estaba de pie en un mundo sin sonido.

No, ahí en realidad había aplausos y un diluvio de otros sonidos envolviéndolo, pero parecía todo muy distante para él. Su mente estaba en un estado que no podía comprender las voces como voces, por lo que todo se estaba apoderando de él como simple ruido.

Salió muchos cientos de millones.

Él iba a perder una décima completa de sus bienes totales.

Eso era bastante doloroso, pero perder con un chico de preparatoria aficionado era incluso peor.

—Jeje… Jejejejejejejejeje…

—N-no, espera, Señorita Zashiki Warashi. ¡Podemos hablar de esto! ¡Si humanos y Youkai intentan hablar, pueden llevarse bien! Esto fue una parte necesaria para derrotar a ese estafador, así que- ¿¡bgchah!?

—Oye, Shinobu. ¿Sabes lo que es un Cobra Twist? ¿Qué tal un Frankensteiner?

—¡No, espera! No deberías hacer un movimiento así en una yuka- ¿¿¿¡¡¡gyaaaaaaaaaaaaaah!!!???

Tan pronto fue liberada de la soga, la Zashiki Warashi en yukata roja comenzó a realizar dolorosos movimientos de lucha libre profesionales y el chico de preparatoria no podía hacer nada para escapar de ellos. Sí, él era sólo un niño. Normalmente, él nunca habría sido capaz de engañar a un profesional (estafador) como Kodama Ryou.

Sus acciones y palabras habían sido tan exageradas como una obra de teatro.

Kodama Ryou debió haber visto todo más racionalmente. El chico había creado una gran mentira para ocultar una pequeña sonrisa. Era igual que esparcir especias a lo largo del camino para engañar el sentido del olfato de un perro policía.

Había sido crudamente hecho, pero Kodama Ryou se lo tomó muy a la ligera.

Él no lo había entendido todo como para darse cuenta de que el chico había planeado qué parte sería destina a ser descubierta.

Y como resultado…

(No.)

Una vez que sus pensamientos llegaron a ese punto, la expresión de su máscara Noh se torció.

(Algo no encaja. Él dijo descaradamente que iba a arruinarme. ¿Esa declaración extrema realmente sólo fue una fanfarroneada para darme pistas? ¿Qué tal si significaba algo más…?)

Kodama Ryou vivía por emociones.

Cuando tenía dinero, tenía mucho de él. Cuando no tenía, no tenía en absoluto. Sus engaños, sus juegos y subastas de arte eran siempre un asunto de todo o nada y esto estaba claramente durante una de sus “todas” fases.

Incluso si ese castigo de cien veces la cantidad era añadida, no tomaría todo de él.

Solamente le robaría una décima de su dinero.

(No hay nada más.)

Sudor goteó por su rostro.

(¡¡Él no ha acabado aún!! ¡¡Debe haber algo más!!)

Repentinamente, él escuchó una voz humana.

—No parece ser la computadora. Parece que por un rato hay un extraño ruido en la línea.

—Si el pagó es retrasado, perderemos la confianza de los invitados. Apresúrate y descubre qué lo está ocasionando y ocúpate de ello.

La tarjeta negra.

Esa tarjeta de crédito especial no tenía límite de crédito.

Estaban teniendo problemas durante la fase de confirmación.

Había otro ruido desconocido en la línea.

—A-ahh.

Kodama Ryou lo descubrió.

Todo encajaba perfectamente.

Había una sola forma de robarle todo su dinero sin importar cómo resultara el juego.

—¡¡¡¡¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!

Él gritó a todo pulmón y la concentración de todos se volvió hacía él. Pero esa era la última de sus preocupaciones. Él corrió hacía el tonto trabajador del casino, lo golpeó en la cara y tomó de vuelta su tarjeta negra. La tomó de vuelta.

Después de escuchar la conmoción, los guardias en negros llegaron corriendo.

Kodama Ryou apuntó hacía el chico rubio de preparatoria siendo golpeado por la Zashiki Warashi quien había sido liberada de lazos de fibra de vidrio.

—¡¡Fraude!! Él… Él estaba esperando por el momento cuando el dinero estuviera siendo transferido usando mi tarjeta negro sin límite. ¡¡Él estaba tratando de robar mi número de tarjeta y PIN!!

—…

—¡¡De esa manera podría tomar todo mi dinero sin importar cómo terminara el juego!! ¡El extraño ruido durante la confirmación es la prueba! V-vamos, rápido. ¡¡Arréstenlo!! ¡¡¡¡Protejan mi dinero de-….!!!!

Después de gritar y gritar, él repentinamente se calló.

Nadie —nadie en la galería, ni el repartidor y ni los guardias — lo estaba escuchando. Sus palabras estaban llegando a ellos, pero no le estaban prestando atención. Algunos se encogieron de hombros y otros suspiraron.

Y entonces el chico rubio de preparatoria formó una pistola con una mano mientras tenía su cabeza con los ojos en lágrimas presionada con una llave en uno de los pechos de la glamorosa Zashiki Warashi.

Con una hermosa mujer en un brazo, él apuntó el gesto triunfante a Kodama Ryou.

Y él disparó unas poderosas palabras.

—…Ahora lo has dicho.

—Ah.

—Después de que todo se acabó, el perdedor ha acusado al ganador de hacer trampa. …¿En serio? Si no puedes producir ninguna prueba, obtienes otra penalización de cien veces. Y dos de esas penalizaciones encima de cada una no son doscientas veces. Cien veces por cien veces son diez mil. Entiendes la situación, ¿no es así?

Él ya había perdido una décima de sus bienes totales.

Por lo que si eso era multiplicado por cien…

—¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!! ¿¿¿¡¡¡Aaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

Kodama Ryou había determinado que el chico había usado una gran mentira para esconder una pequeña mentira.

Eso no estaba del todo equivocado.

Sin embargo, él había subestimado la escala de lo que el chico rubio de preparatoria estaba tratando de quitarle.

14 (3rd person — Day 10/04 03:45 – 04:01)

De paso, los Youkai escondidos detrás del casino habían hecho algo bastante simple.

Jinnai Shinobu les había dado el siguiente consejo por adelantado.

—Miren, está justo aquí. Este es el panel del cableado. Parece que están usando cables metálicos en vez de fibra óptica, lo cual nos da suerte. Esto viene de la obsesionada con el dinero, Madoka, por lo que debe estar bien.

—Entendido. ¡Si lo rompemos en pedazos, sería un gran problema para el casino, ¿cierto?! ¡¡Entonces déjame esto a mí y a mis maravillosas garras!!

—Tonto zorro. El punto es interferir sin dañarlo.

Él entonces había sacado un juguete de niño.

—¿Has escuchado de Fleming y sus reglas de la mano derecha y la mano izquierda?

—¿Él es un occidental famoso? ¡¡Nunca había escuchado de él!!

—No luzcas tan orgulloso de eso. La regla de su mano derecha va así. Digamos que un cable está pasando por un resorte. Bueno, cuando una corriente pasa por el cable, crea un campo magnético alrededor del cable. Y está basado sobre esta línea.

—?

—El flujo de la electricidad y el campo magnético alrededor están conectados. Enviar electricidad por ello crea un campo magnético y crear un campo magnético por el cable crea una corriente eléctrica.

—¿Qué significa eso?

—Si frotas un poderoso imán contra él, puedes alterar la señal corriendo a través del cable sin cortarlo. Secretamente les enviaré un email diciéndoles cuando empezar. Después de que el juego acabe, le daré a ese estafador una encantadora sorpresa.

—¡¡Hagámoslo!!

—¡B-bien! ¡¡Déjenselo a una tanuki nodriza como yo!!

—¡Oye, zorro, ¿estás seguro que esto funcionara?!

Y así el zorro, la tanuki y el tejón interfirieron con las comunicaciones de alta velocidad sin dejar una marca en el cable e hicieron sospechar a Kodama Ryou que alguien estaba copiando el número de su tarjeta negra y PIN.

Pero como se dijo, el método de magnetización no destructiva no había dejado una marca obvia. Y por supuesto, los Youkai se habían marchado para el momento que los guardias en negro salieron para investigar.

Y cuando no encontraron evidencia, ¿a quién le echarían sus sospechas?

La aterradora penalización de diez mil veces lo decía todo.

15 (Day 10/04 04:01 – 06:30)

—¡¡¡¡¡¡Séhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!

¡Era momento para una fiesta!

Recordé que todavía tenía que comer la cena y de alguna manera eran cuatro de la mañana ya, por lo que una fiesta era la única respuesta.

¡Hora! ¡De! ¡¡Comer!!

Más tarde, todos (aunque yo era el único no Youkai en esa bola) rentamos el segundo piso de un club hasta la mañana y chocamos pequeñas botellas de sidra. La mesa de vidrio estaba cubierta con pollo frito, papas a la francesa, pepperoncino y otras comidas grasosas que nunca pensarías comer a las cuatro de la mañana.

Estaba consciente de que esto parecía ridículamente fuera de lugar, pero sorpresivamente, este era el plan más barato disponible en la Isla Mina de Oro. Un pequeño restaurant podría ser en realidad más caro, por lo que podían ver qué tan retorcido el sentido del dinero era en la isla casino. No tenían ni un restaurant familiar o cajas de karaokes.

—A-am, —comenzó nerviosamente la tanuki nodriza. —¿Realmente deberíamos estar haciendo esto? El dinero que tomamos de Kodama Ryou le pertenece a personas que engañó por todo el país.

—Oh, está bien, está bien. Tomamos tanto como podíamos de su tarjeta negra. Estábamos en una mesa con una tasa tan alta como con cuatro o cinco millones, la Zashiki Warashi fue añadida encima de eso y entonces llegó la aterradora penalización de diez mil veces. Eso debe de ser más de lo que robó. El estafador va a estar en una deuda de muerte ahora. Todavía podemos pagarle a todos de vuelta tomando un poco de encima para pagarnos por molestarnos por hacerlo.

—¿Oh? Si tenemos algo extra, ¿no deberías darles a las víctimas incluso más? Por ejemplo, podrías darles lo suficiente para pagar a sus nietas enfermas la cirugía en otro país.

El zorro, la tanuki y el tejón guardaron silencio por un momento. Pensaron a lo que se refería y entonces silenciosamente bajaron sus cabezas.

—Paren eso. Habríamos arruinado las cosas sin la información de la Usuhiki Warashi. ¡Y ustedes fueron los que ejecutaron el truco final con el imán, así que estamos parejos! La Zashiki Warashi y yo sólo necesitamos esta cena… ¿o es un bocadillo de media noche? ¿O desayuno? Como sea, sólo comeremos tanto como queramos y entonces podrán regresar el dinero a sus legítimos dueños. ¡¡Así que comamos y bebamos!!

Eso debió aliviar sus preocupaciones porque la celebración realmente empezó después de eso. Foxfire voló alrededor, la tanuki se puso sobre la mesa y golpeó su estómago como un tambor y el tejón estaba completamente concentrado en mezclar una tonelada de ingredientes en una taza para crear un udon de tejón. Todos estábamos haciendo cosas diferentes.

—Eres un joven loco. Podrías ser mejor en engañar a las personas que nosotros.

—Ejejeje. Todo comenzó cuando escalé el árbol de maple detrás de la casa y se transformó en la luna porque la esposa de la casa estaba triste de que estuviera lloviendo por la decimoquinta noche.

—Hay una obra histórica basada en nosotros tres, ¿sabes? Pero el director estaba despistado y cambió el tejón por un perro porque pensó que un tejón era demasiado confuso.

Después de casi cinco minutos, nos encontramos incapaces de calmarnos y levantamos nuestras botellas de sidra nuevamente.

—¡¡Bien, realmente no entiendo nada de esto, pero salud!!

Repetimos el proceso veinte o treinta veces.

No había problemas.

Habíamos tomado todo el dinero de Kodama Ryou, la anciana que había colapsado por la preocupación y la nieta enferma tendrían lo que necesitaban para recuperarse, y todas las víctimas alrededor del país tendrían garantizado su dinero de vuelta. Ese dinero había sido dejado en una cuenta que sabía Madoka. No sabía los detalles de los impuestos sobre donaciones y todo lo demás, por lo que sólo podía dejárselo a una especialista. Y podía confiar en alguien que me presentaba un amigo más que alguien quien no conocía por completo.

Por lo que si no había nada más, este sería el final con el final más feliz posible.

Sí.

Si no había nada más.

16 (Day 10/04 06:30 – 06:58)

—…………………………………………………………………………………………………………………………………….……….Ahh.

—Shinobu.

Sólo una vez que la glamorosa Zashiki Warashi me habló me di cuenta que estaba descansando sobre la mesa de vidrio.

Parecía que me había quedado dormido por un poco.

Habíamos tenido una mega fiesta, pero no había tomado nada de alcohol. Cuando lo pensé, me di cuenta que no había dormido desde el vuelo del avión un día antes. Lo había olvidado gracias a la extrema tensión de la partida de póker contra Kodama Ryou, pero el cansancio debió regresar de golpe tan pronto esa tensión se desvaneció.

Los tres animales Youkai estaban durmiendo en el sofá o en el piso y la Zashiki Warashi sacó el Smartphone de su escote y revisó la hora.

—Si no regresamos pronto a la posada, podríamos perdernos el desayuno.

—Mi papá probablemente se molestará si me pierdo dos comidas una tras otra. Pero, ugh. ¿Siquiera tendría espacio para el desayuno si regresamos ahora?

Dormir un poco podría en realidad hacer peores las cosas porque sentía una sensación rezumante de un hormigueo de ácido elevándose por mi estómago. Este era el problema con comer demasiada comida grasosa.

Lentamente me puse de pie y llamé por los otros Youkai.

—Oigan, zorro, tanuki, tejón. Es hora de despertar. Rentamos el lugar hasta la mañana, por lo que si nos quedamos más tiempo, nos cobrarán extra.

—¿Mh? ¿Me quedé dormido?

Los tres se pusieron de pie mientras frotaban sus ojos y entonces dejaron la habitación VIP del club con la Zashiki Warashi y conmigo. Había todavía algunas personas en el piso normal de baile. No parecían del tipo que jugaran video juegos, pero parecían bastante interesados en los avatares de celular. Todos estaban discutiendo el registro amigo, comercio de vestuario o ventas de tierra virtuales de la Ciudad Casino VR.

Las palmeras estaban a lo largo de los anchos caminos de esta isla, pero el aire era agradable y frio temprano esta mañana.

Con los intensos rayos del sol matutinos reemplazando las luces decorativas de los casinos, una atmósfera somnolienta finalmente comenzó a establecerse. Brillantes y pulidos carros lujosos eran conducidos de vez en cuando, pero las ropas de los conductores no hacían juego con los carros. Probablemente eran de un servicio valet y el verdadero dueño estaba usando una limosina para regresar a sus posadas con una joven y ebria mujer.

—Estaba esperando nada menos que carros italianos y alemanes en una isla casino, pero hay un número sorpresivo de japoneses.

—Eso es porque Japón tiene las marcas principales de carros híbridos y eléctricos. El carro de chasis completo de carbón de Teihin tiene una oleada de pre órdenes a pesar de costar dos o trescientos millones de yenes.

—¿Por qué sabes tanto de esto? Descargaste una aplicación de juego de carreras estúpidamente cara a mi nombre o algo así, ¿no es así?

Los tres Youkai animales dejaron la Isla Mina de Oro y regresaron a Shikoku. No habían venido como turistas, por lo que ahora que habían acabado con Kodama Ryou, querían regresar con su dueña tan pronto como fuera posible.

Los tres ondearon sus cortos brazos (¿o patas frontales?) mientras se iban y la Zashiki Warashi y yo comenzamos a irnos hacía la posada en lado opuesto de la montaña de la Isla Mina de Oro.

—Shinobu, no estoy segura de que llegaremos a tiempo para el desayuno si caminamos.

—Tengo suficiente de esos tres para tomar un taxi, así que podemos llamar una limosina si vemos una.

Pensé que íbamos a encontrar una si esperábamos en la calle principal, pero ya todas las limosinas tenían clientes. Parece que habíamos tocado la hora pico donde llevaban a las personas de vuelta a las posadas.

La Youkai de interiores suspiró decepcionada mientras las limosinas iban de aquí para allá y mi celular repentinamente comenzó a sonar desde mi bolsillo.

Lo saqué y lo revisé, pero no reconocía el número.

—Me disculpo por llamar tan repentinamente en la mañana. Soy Okazaki del Centro de Gestión de Equipaje Perdido de la Aerolínea Nacional. ¿Es usted el Sr. Jinnai Shinobu?

—Oh, sí, lo soy.

—Tengo un reporte sobre el equipaje que perdió mientras tomaba el vuelo 5511 de ayer. Lamento mucho por la inconveniencia, pero su bolsa de equipaje ha sido localizada a salvo y apreciaríamos si pudiera recogerla en el mostrador de nuestro aeropuerto a su más pronta conveniencia.

—¿Eh? ¿Oh, mi bolsa? ¿¡La encontraron!?

—Ya ha sido transportada al aeropuerto, por lo que puede recogerla inmediatamente si lo desea. Sólo para estar seguro, necesitaremos confirmar su identidad en el mostrador, por favor traiga alguna clase de identificación con usted.

¿Alguna clase de identificación?

¿Qué serviría? No tengo una licencia de motociclista y no traje mi pasaporte ya que no estábamos dejando el país.

—Am, ¿mi identificación de estudiante serviría?

—Ajaja. Necesitaría ser un poco más oficial que eso. Por ejemplo, una licencia de manejo o una tarjeta del seguro.

Una tarjeta del seguro, ¿eh?

¿Mi mamá tiene la mía?

Mientras me preguntaba eso, vi un carro eléctrico moviéndose lentamente por el camino.

Casualmente miré al carro deportivo lento negro japonés desde la acera.

Pero entonces mis cejas se elevaron.

No había nadie en el asiento del conductor.

Y antes de que pudiera preguntarme por qué, el carro deportivo parecía hincharse desde a dentro mientras explotaba desde muy cerca.

17 (Day 10/04 06:58 – 07:10)

Mi conciencia breve pero indudablemente se quedó en blanco.

Para el momento que me di cuenta que pase esos pocos segundos en el aire, había volado dos o tres metros y aterrizado en la acera.

—¿¡G-gbh!? ¡¡Ggah!!

Después de un corto retraso, escuché un sonido agudo de ventanas quebrándose sobre las tiendas alineadas en la calle.

Traté de revisar la situación, pero mi visión siguió sacudiéndome y no podía calmarme. Mis brazos y piernas estaban temblando, por lo que tampoco podía pararme.

¿Qué?

¿¡Qué demonios está sucediendo!?

Mi mente estaba inestable y mis sentidos estaban gobernados por el extraño olor del humor elevándose. Era diferente de la gasolina. También pude sentir gritos distantes y algo como destellos de cámaras.

Y a pesar de todo, la Zashiki Warashi en yukata roja estaba de pie no diferente a lo normal.

—No puedo decir que estoy sorprendida de que instintivamente trataras de usarme como escudo, Shinobu.

—Bueno, estás de pie triunfantemente después de una explosión a corta distancia, por lo que puedo decir que hice la decisión correcta.

Incluso después de que más de diez segundos habían pasado, todavía no podía pararme.

De alguna manera logré sacudir mi cabeza y hacer que mis ojos se concentraran.

Podía saber que alguien se estaba acercando a nosotros desde más allá del humo negro.

¿Bom…beros?

Eso fue lo que asumí ya que los hombres vestían trajes plateados brillosos resistentes al fuego, pero un poderoso tirón pronto alcanzó mi brazo.

—¿Q-qué estás haciendo, Zashiki Warashi?

—¿Cuánto ha pasado desde la explosión? —preguntó casualmente. —No puede haber sido más de un minuto. Incluso para una pequeña isla, eso fue demasiado rápido. Pero esto les da la oportunidad perfecta para esconder sus identidades mientras se llevan la víctima.

—Espera un segundo. ¿Quieres decir…?

—No hay tiempo para preguntas.

Luciendo realmente molesta, la Zashiki Warashi me agarró por debajo de cada brazo y comenzó a arrastrarme. Los hombros de los supuestos bomberos se crisparon y comenzaron a dirigirse a nosotros más rápidamente.

La Zashiki Warashi finalmente me colocó sobre su hombro como una bolsa de arroz y corrió en brecha pareciendo un callejón entre dos edificios.

Después de dar vuelta en algunas esquinas, ella se agachó detrás de un gran contenedor de basura metálico.

Pisadas pasaron corriendo en la dirección contraria.

Todavía no podía moverme muy bien, pero apenas fui capaz de lograr mover mi boca.

—¿Q-qué está sucediendo?

—No lo sé. ¿Alguna idea de quién podría querer atacarte?

—¿Kodama Ryou? Aunque estoy bastante seguro que podría ocuparme de él por mi cuenta.

—Dudo que ese guerrero caído tenga algunas fuerzas de sobra.

—¿Qué tal el casino? Él había sobornado a algunos guardias en negro, ¿cierto? Ya sabes, los que tenían suficiente sensación espiritual para detectar trampa con ocultismo.

—Oh, los pervertidos que me pusieron el bondage de caparazón de tortuga. Recuerdo eso muuuuy bien.

—¡*Toser*, *toser*!

—Pero el distrito especial de casino mantiene fuera a las grandes organizaciones criminales, ¿recuerdas?

—Personas peligrosas no tienen que venir desde afuera. Los casinos tienen una tonelada de dinero y reúnen a militares para protegerlo. Y mientras su influencia crece, terminarían no siendo diferentes de alguna clase de mafia.

—Incluso si los casinos pueden ser peligrosos, ellos no perdieron nada esta vez. Jugaste directamente contra Kodama Ryou, por lo que no tienen razón para tener de vuelta ese dinero.

—Tal vez no. —suspiré lentamente. —Entonces pensamos en esto diferentemente. Gané un juego directo contra Kodama Ryou y tomé más de diez billones de yenes de él. ¿Qué tal si alguien que vio eso decidió que podía quitarle ese dinero al aficionado quién lo tomó?

Por un lado, era un milagro que estuviera todavía vivo después de que un carro bomba estallara tan cerca. ¿Qué tal si eso no estaba destinado a matarme? ¿Qué tal si en realidad estaban tratando de secuestrarme para obtener mi número de cuenta del banco? Explicarlo con malicia parecía tener más sentido que llamarlo una coincidencia o un milagro.

—Eso incrementa el número de sospechosos bastante. El personal y galería quienes estaban en el casino son por supuesto sospechosos, pero quién sabe qué tanto se ha esparcido el rumor desde hace horas.

—En el peor de los casos, podríamos necesitar sospechar de cada persona en la Isla Mina de Oro.

Realmente no quería pensar en la posibilidad, pero el zorro, la tanuki y el tejón no estaban completamente fuera de toda sospecha. Cualquiera de ellos podría habernos traicionado y no teníamos forma de probar que toda la historia sobre la anciana y la nieta enferma era verdad.

Afortunadamente, el dinero en sí había sido dejado en una cuenta que sabía Madoka, por lo que nadie podía robar el dinero incluso si estos atacantes misteriosos trataban de quitármelo.

Sin embargo, eso no garantizaba que sobreviviría.

Estaba completamente indefenso aquí.

—Shinobu, ¿qué vas a hacer ahora?

—¿Es seguro usar mi celular? De cualquier modo, necesito llamar a mis padres y encontrarme con ellos. Esto también podría causarles problemas.

—No podemos confiar en los casinos en la parte de frente de la isla o la ciudad mina de oro en la parte de atrás. Si tomas una limosina taxi, fácilmente podría llevarte a algún lado de las montañas y caminar podría llevarte a través de lugares aislados. Va a ser peligroso no importa lo que hagas.

—Hay una forma.

¿Cuándo regresaría la fuerza a mi cuerpo?

Di mi mejor esfuerzo para mover mis extremidades, pero sólo temblarían un poco.

—La Isla Mina de Oro está dividida entre la montaña central y las zonas costeras y la costa está dividida entre la ciudad casino y la ciudad mina de oro que contiene las posadas. Sólo hay algunas rutas yendo por las montañas y sería fácil de recostarse a esperar ahí. Ya sea por carro o a pie, probablemente seríamos atacados.

—¿Y?

—Sólo debemos abrirnos paso al centro. Esa enorme montaña contiene una mina de oro, por lo que debe haber un laberinto de pasadizos en ella. Si tomamos un atajo por esos túneles, podríamos ser capaces de pasar desapercibidos por su emboscada y llegar a la posada.

Pasos misteriosos se movieron sorpresivamente cerca.

Era aterrador, pero quedarse en un lugar sólo haría que nos atraparan eventualmente. Tenían que saber nuestra ubicación general.

—Oye, Zashiki Warashi. ¿Crees que puedas llevarme a través de las montañas?

—Realmente estoy pensando en dejarte aquí y escapar por mi cuenta.

—Realmente regresaré a embrujarte, maldición.

Mientras los pasos se hacían más distantes, la Zashiki Warashi comenzó a moverse detrás del contenedor de basura conmigo sobre su hombro otra vez, pero inmediatamente nos rendimos.

—No tiene caso. Definitivamente nos encontrarán.

—Necesitamos pensar en algo. Este lugar no será seguro por siempre.

—Espera un segundo.

Por alguna razón, ella alcanzó la tapa del contendedor de basura metálico del que nos estábamos escondiendo detrás.

¿Acaba de agarrar algo?

De repente, la Glamorosa Youkai aflojó su obi y comenzó a remover su yukata.

—¡Espera! Qué estás- ¿¡gweh!?

¡Su brillante piel blanca se clavó en mis ojos y casi grité, pero esa maldita Zashiki Warashi pisó sobre mi cara para cubrir mi boca!

—En una ciudad casino, una yukata roja y un uniforme escolar resaltan, pero estos bomberos falsos estarán buscando esa fuerte impresión. Si cambiamos nuestros estilos de peinado y ropas, podemos irnos sin siquiera tratar de escondernos. Si nos ven de frente, todavía estaríamos en problemas, pero no sabrán si somos nosotros por detrás.

—Mghmgh… ¡*Toser*! ¿A-a qué te refieres con cambiar de ropas?

La desnuda Zashiki Warashi ondeó unos pequeños pedazos de ropa.

—Alguna pareja debió haber pasado por aquí por algo de sexo en la noche porque hay un bikini abandonado aquí.

—¡Guau! Por qué querrías recoger algo como- ¿¡bgh!?

No debía tener opción dada la situación porque ella se puso pequeño bikini a pesar de normalmente sólo vestir siempre el kimono.

Ella ató arcos en los hilos de los costados y de alguna manera logré hablar de nuevo.

Zashiki_vol5col_3

—Oye, eso lo resuelve para ti, ¿pero qué se supone que haga yo?

—¿Oh? No hay nada de qué preocuparse.

Por alguna razón, una sonrisa hechizante apareció en su rostro.

—Dije que una pareja había usado este lugar para tener sexo, ¿recuerdas? Hay un traje de baño para hombre aquí también.

—…Espera.

—Lo siento, pero no creo que la situación te deje con muchas opciones.

—¡Espera! Espera sólo un- ¿¡mgh!? ¡No pises mi cara, idiota! ¡Ese traje de baño tirado me asusta! ¡¡Es antihigiénico! ¡Y detente! ¡¡Deja de jalar mi ropa!!

—Vamos, Shinobu. Tu hermana mayor te ayudará a cambiarte, ¿de acuerdo?

Después de cinco minutos humillantes, estábamos listos para la batalla.

En vez de llevarme sobre su hombro, la Zashiki Warashi me apoyó con ese hombro como si estuviera simplemente ebrio.

Tan pronto lentamente nos pusimos de pie detrás del contenedor de basura metálico, sentía varias miradas clavándose en mi espalda.

—Cariño, creo que bebiste demasiado.

—Quiero olvidar todo. ¿¡Dónde está el alcohol!?

—Grita así y todo se te regresará. Vamos, regresemos a la posada.

Incluso así, no podíamos quedarnos quietos y no podíamos correr tampoco. Teníamos que lentamente hacernos camino inestablemente.

Afortunadamente, nadie nos pidió que nos detuviéramos.

La Zashiki Warashi se dirigió detrás de los casino hacía el bosque de la montaña.

Aunque la ciudad estaba llena con brillantes luces, había sido rápidamente construido para un proyecto de distrito especial de casino y la ciudad no era tan amplia. Si alguien dejaba el camino principal que pasa a través del centro, no estaba muy lejos alcanzar un denso bosque. El bosque estaba hecho en su mayoría de árboles tropicales de piña que nadie podía usar para hacer un traje de baño de hojas tropicales, pero había unos cuantos maples y arboles gingko aquí y allá. No podía evitar notar los puntos de rojo o amarillo en medio del verde.

Todavía estaba siendo apoyado por el hombro de la Zashiki Warashi, pero todavía podía mover lo suficiente mis dedos para operar mi celular.

—No tiene caso. Ninguno de mis padres contesta.

Estaba preocupado, pero preocuparme por ello no ayudaría.

Reenfoqué mi mente y contacté a alguien más.

—¡Madoka!

—¿Necesitas mi ayuda de nuevo?

En la mañana o en la noche, esta excéntrica belleza siempre era de mucha ayuda.

O eso pensé.

—Shinobu-kun, déjame preguntarte algo primero: ¿en qué te metiste ahora?

—¿Eh? ¿Qué? Bueno, como dije antes, enfrenté al estafador llamado Kodama Ryou y…

—No eso. —Ella me interrumpió con una voz terrible, terriblemente fría. —Lo siento, Shinobu-kun, pero necesitas retractarte de esto. En lo que te involucraste influenciará pesadamente mi territorio. Esto realmente me afectará, por lo que si insistes en hacer algo más…

¿Esta era realmente Madoka con la que estaba hablando?

¿Era posible que era alguien transformada en ella como aquella vez?

No podía evitar sospechar dado el tono de su voz.

—Entonces usaré mi dinero y soldados para aplastarte.

Ella colgó.

Sabía que este difícilmente era el momento, pero miré estupefacto al teléfono por un momento. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Cómo terminó Madoka como mi enemiga?

—Shinobu.

—C-cierto. No puedo esperar por algún consejo de Madoka, por lo que tendremos que pasar por esto por nuestra cuenta.

—Haaa. ¿Había tanto dinero involucrado para ponerla en contra tuya?

—Honestamente, ni siquiera sé en qué clase de mundo vive ella.

Mi nerviosa maestra de clase me pidió que la cuidara, pero si alguien me preguntaba si me había abierto paso en lo profundo de su mente los pasados pocos meses, tendría que responderles que “no”. Ella era alguien cuyos procesos de pensamientos simplemente no podía leer. Podía haber hecho algo para enfurecerla, pero no tenía caso descubrir lo que era ahora.

—¿Qué vas a hacer?

—Dirigirme a la posada usando los túneles a través de la montaña. Entonces podemos reunirnos con mis padres.

—¿Y después de eso?

La segunda pregunta me silenció mientras me apoyaba en su hombro, pero finalmente respondí honestamente.

—¿Realmente piensas que tengo idea?

18 (Day 10/04 07:20 – 07:25)

Para el momento que pusimos pie en el túnel de la mina, la sensación había regresado a mis brazos y piernas. Yo, por supuesto, decidí quitarme el misterioso traje de baño y ponerme de vuelta mi uniforme escolar, pero…

—¡Mira para otro lado, Zashiki Warashi?

—No tengo interés en tu cuerpo, así que, ¿qué importa?

—¡Y deja de desvestirte enfrente de mí! ¡No eres una hermana mayor mucho más grande que sólo me ve como un chico!

—Sí lo soy. ¿Cuántas veces piensas que nos bañamos juntos?

—…¡¡Todavía pienso que deberías esconderte detrás de las rocas de ahí!!

Después de cambiarnos, tiramos los trajes de baño y finalmente nos adentramos más profundamente en el túnel. Sólo esperaba que nos llevara al lado opuesto de la montaña.

Continuamos caminando a través de la cueva hecha a mano que estaba oliendo fuertemente a sucio.

La luz de trasera de mi celular era nuestra única fuente de luz. Había una hilera de bombillas cubiertas cerca del techo del túnel, pero no pudimos encontrar un interruptor y temíamos que usar la electricidad revelaría nuestra ubicación.

—Esto no es bueno. La batería sólo va a durar por otra hora. Después de eso, estaremos atrapados en la oscuridad.

—Sí, y el Smartphone está a punto de morir.

—Si sólo pudiéramos encontrar una linterna o materiales para una antorcha en algún lado.

Era difícil de creer que hubiera estado jugando póker en un casino deslumbrante no hace mucho.

Los mineros habían establecido antes de comunicación porque mi teléfono a penas si tenía todavía tenía una conexión, por lo que si quería, podía haber jugado las ranuras en el VR de la Ciudad Casino o vender la ropa de mi avatar en mi propia tienda virtual.

El túnel hecho a mano estaba bastante estrecho y podía tocar ambos muros si extendía mis brazos a ambos lados. También estaba casi golpeando con mi cabeza el techo. Había dos pequeños carriles a lo largo del suelo el cual asumía era para una carreta de la mina. Los costados del estrecho hoyo estaban únicamente reforzados con algunos troncos descuidadamente colocados, por lo que nunca querría ir por aquí normalmente.

—Se bifurca por todos lados.

—Probablemente cavaron por donde quisieron sin planearlo mucho. De cualquier manera, sigamos el riel. Eso al menos debería evitar andar en círculos.

Una Villa Intelectual era un sistema que alcanzaba masivas ganancias al convertir lo rural en cosas de marca.

El valor del oro puro era determinado internacionalmente, por lo que no veía punto en hacer una marca de su fuente. Aun así, había excepciones incluso ahí.

En adición al peso y porcentaje, parecía que algún valor extra podía ser añadido a un anillo basado de dónde provenía el oro. Como podía ser visto en leyendas alrededor del mundo, no era inusual encontrar la idea de “oro especial” (aunque tendía a tomar la forma de oro dañino maldito), así que esto se trataba menos de crear una nueva manera de pensar y más sobre recordar una vieja forma de pensar. Si era entendido, podía ser fácilmente esparcido por el mundo al instante.

Incluso el supuesto oro “puro” tenía técnicamente sólo 99.99…9% de pureza y el oro 100% puro no existía, por lo que parece que investigaciones estaban siendo hechas para determinar la fuente del oro basado en una detallada examinación de los componentes restantes.

Recordé a Madoka realmente sonando muy agitada porque crear diferentes grados de oro llevaría los mercados financieros a un caos.

Madoka…

—¿Qué pasa, Shinobu?

—Nada. Sólo salgamos de aquí y encontrémonos con mis padres en la posada. Estoy seguro que tienen que hacer algo de trabajo aquí, pero salvaguardar nuestras vidas viene primero. Si no podemos confiar en nadie en la isla, sería mejor escapar fuera de la isla.

Mientras hablaba, caminaba más y más profundo en el túnel.

—¿Qué es esto? ¿Por qué hay un cable aquí?

Mientras lo decía, el celular era la única fuente de luz. El cable no parecía conectado a las bombillas del túnel o luces fluorescentes y no había visto un ventilador soplando aire fresco en el rancio túnel.

En ese caso, ¿qué estaba alimentado ese cable?

Desagradables preguntas flotaron en un rincón de mi mente como burbujas en un pantano podrido. Las pegajosas burbujas lentamente crecieron, se juntaron y llenaron toda mi cabeza.

Sentía que esto era algo que no podía permitirme pasar por alto.

Parecía conducir a una fatal conclusión.

Sí.

Eso es.

¿Cómo fuimos atacados después de nuestra victoria en el casino? Un carro no tripulado cargado con explosivos. …¿Pero quién podría traer algo tan peligroso en la ciudad casino?

—Esto es malo, Zashiki Warashi.

—?

—¡¡Esto es realmente malo!! ¡¡La bomba provino de esta mina!! Eso significa que no escapamos aquí por nuestra propia voluntad. Fuimos atacados descaradamente por un carro bomba y entonces los bomberos se acercaron a nosotros muy lentamente. Intencionalmente nos guiaron a la mina donde no hay testigos para que así nos puedan acabar en su propio terreno. ¡¡En ese caso, este cable debe ser-…!!

Nunca terminé mi explicación.

Antes de que pudiera, una explosión ensordecedora llenó mi visión con suciedad y polvo.

19 (Day 10/04 07:29 – 07:50)

—…Agh…

Abrí mis ojos para encontrar nada sino oscuridad.

No podía decir si simplemente tenía mis ojos cerrados o había sido dejado inconsciente por un periodo muy largo de tiempo.

Esto no era como el carro bomba de hace unos momentos. Una extraña sensación de presión me atacó por todas direcciones.

Palpé por la parte superior de mi cuerpo con ambas manos. Podía mover mis extremidades y podía respirar. Mientras gradualmente reunía información, podía sentir la incómoda presión gradualmente aligerándose. Al menos, parecía que no había sido enterrado vivo. Sin embargo, el aroma a polvo era incluso más fuerte que antes y sentía un poco difícil el respirar, aunque no podía saber si eso era un problema por niveles de oxígeno o mi estado mental.

Luz.

¿Dónde está la luz? ¿¿¿Dónde está mi celular???

No podía ver mi mano en frente de mi cara, por lo que seguí adelante mientras me arrastraba. Rápidamente llegué al muro y el espacio limitado casi estaba a punto de hacerme gritar. Mi corazón estaba a punto de quebrarse, por lo que me regañé a mí mismo y continué trabajando. Finalmente, sentí un plástico.

—Ahí está.

Mis temblorosos dedos pasaron por los ligeros bultos para operar los botones.

La débil luz de fondo parecía bastante brillosa ahora.

—Esto es terrible, —murmuré sin pensar.

A sólo unos metros más adelante, el túnel había colapsado. Un muro de piedra y polvo completamente llenó el túnel y obviamente no tenía oportunidad de cavar a través de eso a mano.

Aunque, cuando vi al otro lado, sólo encontré más polvo. La abrumadora cantidad tenía a mis pies temblando. Quedaba menos de diez metros de especio libre, no podía continuar o regresar y dudaba que hubiera alguna salida por los muros.

El polvo no había caído a mi cabeza, pero esto no era diferente a estar encerrado en un ataúd grande.

No sabía cuánto duraría el aire.

¿Qué se supone que iba a hacer?

Estaba sin palabras, por lo que sin sentido apunté la luz de fondo de aquí para allá. Pero en todos los trescientos sesenta grados, no encontré nada sino polvo, polvo, polvo, polvo, polvo, polvo, polvo, polvo y una figura en una yukata.

—…!!!???

Tan pronto ella entró a mi campo de visión, pensé que mi mente estaba a punto de explotar.

Ella estaba agachada con su espalda en el muro y su cabello largo escondía su rostro.

Por un instante, pensé que ella era una muñeca maldita, pero era en realidad la glamorosa Zashiki Warashi.

Sin embargo…

Sólo podía escuchar a una persona respirar dentro de este pequeño espacio sellado. Su cabello, ropa y dedos estaban sucios con desagradable polvo, pero ella no hacía nada ni retorcerse.

Ella no lucía como un ser viviente.

Ella parecía tan irreal como una sombra misteriosa atrapada en la esquina de una fotografía.

Era como si…

Como si…

—Oye.

Me hundí al suelo y abrí mi boca sin pensar.

—Por favor detente… Por favor sólo detente.

La mía era la única voz. No había respuesta.

Realmente se sentía como si fuera el único aquí. ¿Esa figura realmente estaba compuesta de materia? Su presencia era tan débil, que dudaba incluso eso.

Finalmente, su blanco dedo se movió muy lentamente mientras estaba sentada con su espalda contra el muro.

Ella escribió algo en el polvo: trata de no desperdiciar el aire.

Oh, así que era por eso.

Ella técnicamente no necesitaba agua o comida y esto explicaba por qué parecía tan inanimada.

Rasqué mi cabeza, me di cuenta que mi mano estaba cubierta de polvo, y chasqueé mi lengua.

—No te preocupes. Es inútil de todos modos. Ya sea que muramos aquí o alguien llegué y nos rescate, aun así perderemos. Por un lado, creo que esta situación es exactamente lo que planearon.

Escuché a la mujer en yukata mover su cabeza un poco.

Ella inclinó su cabeza indicando confusión.

—Si alguien viene a salvarnos, ¿quién piensas que llegará primero? Los bomberos o un equipo de rescate, ¿cierto? Y así es como estaban vestidos. Después de enterrarnos vivos, ellos serán los que cavaran hasta nosotros. Ellos los planearon todo, pero les da la oportunidad perfecta para secuestra a alguien mientras el público observa. Por lo que estamos perdidos. Incluso si sabemos que va a llegar, no podemos escapar de ello.

La mina probablemente estaba preparada con explosivos a ciertos intervalos. No importa qué camino tomáramos, detonarían el túnel por delante y por detrás de nosotros en una celda de polvo.

—Estamos perdidos, pero al menos eso significa que cavarán para llegar a nosotros. Por lo que no te preocupes por el aire, Zashiki Warashi. Discutir por lo que se aproxima es lo más importante.

En ese momento, un claro cambio entró en la oscuridad: Escuché a alguien exhalar.

Parecía como si un interruptor hubiera sido activado mientras la aterradora mujer regresaba a ser una Youkai de interiores buena para nada. Decir que su corazón regresó a latir o que la respiración regresó a sus pulmones parecía encajar perfectamente. Y ahora que ella estaba de “vuelta”, la fría celda de polvo ganó la vida y familiaridad de un salón de clases de una escuela.

—En serio, ¿por qué tengo que quedar atrapada en esta tontería?

—No me preguntes.

—Sólo para estar segura. Shinobu, me dejarán ir si te entrego, ¿cierto?

—Está realmente podría ser la última vez que nos veamos, así que, ¿qué tal si tenemos una linda intima despedida?

Pero siendo realistas, ¿había algo más que pudiéramos hacer?

El carro bomba y los explosivos instalados dentro del túnel probablemente provenían de esta mina, por lo que los mineros eran los sospechosos más probables.

Pero eso era todo lo que sabíamos.

¿Qué harían después de que cavarán hasta nosotros? Parecía que probablemente querían los billones de yenes que le quité a Kodama Ryou, pero esos habían sido dejados en una cuenta de Madoka y no podíamos sacar un solo yen por nuestra cuenta. ¿Pero ellos aceptarían eso? Y si no, ¿qué harían con nosotros?

Si nos llevaban a otro lugar, probablemente seríamos aprisionados, ¿por lo que había una oportunidad de volcar esto, cualquier manera para escapar o alguna forma de contactar a las autoridades?

—Shinobu.

Mientras explicaba mi pensamiento, la Zashiki Warashi interrumpió.

—¿Aunque no eso parece extraño?

—¿Qué? ¿Exactamente cómo es extraño?

—Tu premisa es que alguien escuchó de ti ganando en el casino y te atacó para tomar ese dinero.

¿De qué estaba hablando?

¿Cuál otra razón tendría alguien para atacar?

—Esa podría ser una perfectamente razón para atacar, ¿pero no esto parece demasiado elaborado? A diferencia de espadas o armas contundentes, toma demasiado esfuerzo manejar explosivos con seguridad. ¿Dónde obtuvieron el carro? ¿Qué hay de los trajes resistentes al fuego de los bomberos? ¿Cuántas horas debieron tomar colocar explosivos a ciertos intervalos a través de la mina?

—…

—Y sólo han sido unas cuantas horas desde que ganaste en el casino. Te tardarías mucho simplemente en encontrar cómplices discretos en ese tiempo, por lo que no podrían elaborar un plan en sí aún.

¿Podrías verlo de esa manera?

Era cierto que parecía bastante intricado para un repentino e impulsivo ataque. Después de todo, no podrían saber exactamente dónde estaríamos. Tendrían que necesitar sellar nuestras otras opciones para asegurarse de un jaque mate incluso si no hubiéramos escapado a la mina.

¿Cuánta preparación, mano de obra y tiempo había tomado para lograr todo eso?

Si hubiera decidido atacarnos tan pronto captaron el aroma del dinero, únicamente se habrían puesto una máscara y atacado con un tubo de metal en una mano.

—Espera un minuto. ¿Entonces quién nos atacó?

—¿Realmente piensas que sé eso?

—¡Al menos se esforzaron a enterrarnos vivos para evitarnos de hacer algo, pero no puedo pensar en algo que valga la pena más que el dinero del casino!

—Probablemente ni siquiera podamos pensar en alguna contramedida a menos que descubramos de qué están detrás. Sostener un escudo en la dirección equivocada sólo hará que te apuñalen en el costado.

Escuché un ruido sordo e instintivamente volteé a ver. Podía saber que el grueso muro de polvo estaba desmoronándose un poco. Escuché algo como engranajes gigantes girando y gradualmente haciéndose más ruidoso.

—Maldición.

Instintivamente miré a la Zashiki Warashi.

¿Qué tal si? ¿Qué tal si no estaban atacándonos por el incidente del casino? ¿Qué tal si mi primera suposición había estado equivocada?

Entonces era posible que no fuera su objetivo en absoluto.

Había alguien más aquí.

¡Era completamente posible que hubieran estado detrás de la Zashiki Warashi desde el principio!

Con sonido sordo, algo como una estaca de metal cubierta con muchos picos a travesó.

El muro de polvo estaba siendo removido, pero no sentía la más ligera felicidad de ser rescatado y que se me permitiera salir.

Manos se estiraron. Y todo lo que vi eran manos, manos, manos.

Estaba seguro que había gritado algo entonces, pero los hombres en trajes brillosos resistentes al fuego no reaccionaron en lo más mínimo. Los escudos protegiendo sus rostros ocultaban sus expresiones de la vista y me amenazaban al empujar una navaja giratoria que medía más de un metro de largo.

Y las manos estaban estirándose hacía alguien más.

Vi a la Zashiki Warashi siendo agarrada por las muchas manos y forzada a ponerse de pie. Los Youkai eran mucho más fuerte que los humanos. Aunque lucía delgada, probablemente podría patearlos a pesar de que tan superada en número estuviera.

Pero era obvio por qué los estaba obedeciendo: ¡la cuchilla taladro estaba siendo presionada contra mi pecho!

Ella volteó a mirar sólo una vez, pero ella no dijo nada, miró de frente nuevamente y fue sacada a tirones por el agujero.

Se la llevaron.

—Maldición…

Mientras la Zashiki Warashi era jalada, los hombres vestidos como bomberos dejaron el túnel, uno por uno. Cuando el único que quedaba era el que presionaba la arma contra mi pecho, él tiró un pequeño blog de notas hacía mí.

Contenía once números.

Era un número de celular.

Después de que finalmente fui abandonado y todavía cubierto en polvo, me abrí paso de vuelta de donde había venido. No me encontré con nadie por todo el camino hasta la brillante entrada. Podrían ya haberse llevado a la Zashiki Warashi o podrían haber tomado un camino diferente por la telaraña de túneles para dirigirse al lado opuesto de la isla.

Estaba sin pistas.

No tenía idea de dónde estaba la Zashiki Warashi.

—¡¡¡¡¡¡¡¡Maldicióóóóóóóóóóóóóóóóónnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!

Era un día soleado y grité al claro cielo azul al tope de mis pulmones.

Obviamente no hubo respuesta.

20 (Day 10/04 08:00 – 08:15)

Siempre había pensado que esa Youkai no tenía nada de valor.

Siempre había pensado que eludía sus deberes como una Zashiki Warashi.

Pero ella nunca habría sido capturada si no hubiera tratado de salvar mi vida. Ella debería haber sido capaz de escapar por su cuenta, pero ella había obedecido para dejarme escapar.

—…

Golpeé mis mejillas y me concentré.

Estar deprimido no iba a ayudar. Era el único que sabía que había pasado y era el único que podía hacer algo, por lo que si no hacía nada, nadie podía salvar a esa Zashiki Warashi.

Me dieron un número telefónico antes de que se fueran.

No habrían hecho eso sin una razón, por lo que marqué con mi celular con mis dedos lodosos.

—Eso fue sorprendentemente rápido.

Era una voz masculina… Pensé.

Claramente estaba mecánicamente alterada, por lo que no podía confiar en cómo sonaba.

—Pensé que tu pánico duraría un poco más o que irías llorando con tus padres o con la policía.

Un extraño chirrido acompañaba a la voz.

¿Eran de uñas?

No era en realidad el sonido de que las estuviera mordiendo, por lo que la persona tenía el hábito de rasguñar el plástico del cuerpo del teléfono.

—Los Youkai no tienen derechos. —Expliqué. —No pueden ser acusados de crímenes incluso si matan a alguien, pero eso también significa que no son beneficiados de cualquier otro servicio social. Incluso si son secuestrados a plena luz del día, la policía no puede hacer nada al respecto. Después de todo, no son humanos.

Y si la policía no podía hacer nada, hablar con mis padres no ayudaría tampoco.

Los padres de uno eran de confianza, pero no eran todos poderosos. Todos sabían eso en el momento que entraban a la secundaria.

—Qué listo de tu parte. Pero podría ser uno de tus puntos fuertes que no haces sonar eso con insensibilidad.

—Sé que no sólo quieres platicar. ¿Qué quieres que haga?

—Me alegra que entiendas. De esa manera no tendré que explicar o demostrar que tenemos un método para matar Youkai.

Un dolor opresor llenó mi pecho.

Si él hubiera estado frente a mí cuando dijo eso, podría haber arrancado su tráquea con mis dientes.

Kodama Ryou y el casino habían usado una soga especial para atar a la Zashiki Warashi. Aplastaron un molino de piedra hasta hacerla polvo, lo pusieron en un horno y crearon un soga especial de fibra de vidrio. Probablemente había sido para la Usuhiki Warashi, una subespecie, pero si la usaban en ella…

Si creaban una espada o una bala de fibra de vidrio de piedras de un molino…

—Nuestras instrucciones son simples. Obedécelas y liberaremos a la Zashiki Warashi. Y tan simple como eso, esto es algo que sólo tú puedes hacer. ¿Podemos contar contigo?

Si esto es su verdadero objetivo, ¿eso quiere decir que ni siquiera están tras la Zashiki Warashi?

No, necesito asumir que algo más está llevándose acabo al mismo tiempo.

—¿Qué quieres?

Tu bolsa de viaje que terminó como equipaje perdido. Recógelo en el mostrador del aeropuerto y tráenoslo.

—¿Qué?

Al principio, no entendía.

No querían el dinero que gané en el casino o a la Zashiki Warashi quien había apoyado nuestra casa en la Villa Intelectual por mucho tiempo. ¿Por qué estaban tan concentrados en el equipaje de un estudiante? Incluso habían usado explosivos y trajes de bomberos, los cuales no eran fáciles de obtener.

—No te preguntaré de nuevo.

—¡Espera, espera! ¿Qué quieres con esa maleta? No hay mucho ahí. De hecho, creo que la maleta en sí sería lo más valioso. ¡¡Así que…!!

—No estamos aquí para contestar preguntas. Recoge tu bolsa y llámanos una vez que dejes el aeropuerto.

—¡¡Pero estoy cubierto de lodo!! Si me dirijo al mostrador de recepción así, definitivamente sospecharan. ¡¡Si quieren que haga esto por ti, entonces comprométete conmigo al menos un poco!!

—Entonces pasa a tu posada para un cambio de ropa.

—¿Así que estás de acuerdo que mis padres me detengan después de verme así? ¿Y cómo se supone que explique la ausencia de la Zashiki Warashi?

—Puedes comprar ropas nuevas.

—No venden ropa en una ciudad casino. ¿O piensas que no sospecharían si llego al aeropuerto vestido como una chica vestida de conejita?

Lo escuché chasquear su lengua y el raspeo en el cuerpo del celular continuó.

Después de un tiempo para pensar, respondió.

—Hay casilleros de monedas en Edificio A en el aeropuerto. Abre el #0934 y toma lo que está adentro.

—¿Un casillero de monedas? Así que, ¿dónde obtengo la llave?

—#0934 no estará cerrado. Contendrá la llave para otro casillero. Usa eso para abrir el otro casillero, el cual tendrá un cambio de ropa.

—Entendido.

—Ahora, escucha. No vamos a darte nada más que eso. Si no recoges tu bolsa, nunca volverás a ver a tu Zashiki Warashi otra vez.

—¡¡Ya entendí!!

Colgué y tenía cosas que hacer.

Lo primero por supuesto era recoger mi equipaje. Obviamente no habían pasado por todos estos problemas para robar la ropa y videojuegos de un chico, por lo que debía haber alguna clase de secreto. Sin saber de qué estaban detrás, no podía descubrir cuál era su talón de Aquiles. Necesitaba encontrarlo, usarlo como un escudo y recuperar a la Zashiki Warashi.

Y en segundo, alguien pondría algunas ropas en el casillero de monedas del aeropuerto pronto. Si podía capturarlo y obtener algo de información de él que no quería que supiera, entonces podría torcer sus planes.

Estaba preparado para usar cualquier medio necesario.

21 (Day 10/04 08:23 – 08:37)

Estaba cubierto de polvo y sólo tenía un poco de cambio.

No podía usar un taxi así y no me importaba lo que pensaran las personas sobre mí a este punto, por lo que corrí a toda velocidad hacía el aeropuerto flotante conectado a la isla. Afortunadamente, Isla Mina de Oro era pequeña. Todas las comodidades estaban empaquetadas lo bastante que podías ir a cualquier lugar a pie tanto tiempo que no te cansarías.

O debería haber sido así.

—…Gh…

Mis piernas se tambalearon y tropezaron.

No podía ni siquiera correr apropiadamente.

Apenas si había dormido desde el día anterior. Había consumido toneladas de comida y bebida sin pensar en las consecuencias, mi cabeza había sido sacudida por el impacto de una explosión (incluso si se habían contenido), podría haber sido enterrado vivo, y había sufrido el shock mental de que me arrebataran delante de mis ojos a la Zashiki Warashi.

Había todo llegado a la vez.

Pero eso no era excusa. La situación ya estaba en proceso. Si no los atrapaba metiendo los objetos en los casilleros, no podía estar un paso delante de ellos. Si hacía sólo lo que me dijeron y seguía al pie de la letra lo que habían colocado para mí, podría no recuperar a la Zashiki Warashi.

—Uuh…

Mi visión se puso borrosa.

Me sentía mareado, por lo que me apoyé contra un faro cercano y traté de recuperar mi aliento. El sudor en mi ceja se sentía extrañamente frío.

Estaba comenzado a sentir anemia y mi debilidad comenzaba a regresar como una bola de nieve fuera de control.

Incluso si llegaba al aeropuerto, ¿si quiera que podría hacer? Sólo era un chico de preparatoria y estaba solo. ¿Realmente podía encontrar a una persona sospechosa en una larga nube? ¿Cuántas personas usaban los casilleros de monedas? Era posible que hubiera más de un enemigo y podrían haber estado monitoreando cada movimiento mío. ¿Qué podía hacer? ¿No había otra cosa que pudiera hacer además de obedecerlos?

Eso no estaba siendo lógico. Simplemente me estaba rindiendo.

Sacudí mi cabeza y reuní mi fuerza para moverme de nuevo.

Y cuando casi colapsaba hacía adelante, algo suave apoyó mi cabeza.

Eran los pechos de una joven mujer.

—A-am, ¿qué estás haciendo? Luces demasiado pálido.

—¿¡Wah!?

Me alejé rápidamente que casi caí de espaldas, pero la mujer sólo lucía confundida.

Una mirada más de cerca mostraba que estaba usando un uniforme de sirvienta con una minifalda y su cabello corto estaba teñido entre negro y castaño. Los pechos en los que había enterrado mi cara eran bastante grandes. Naturalmente no conocía a nadie en la Isla Mina de Oro, por lo que sólo podía pensar que era alguna clase de persona que había sido llamada porque yo no lucía muy bien. Su traje era extraño, pero en una ciudad donde las chicas vestidas de conejitas rondaban por las calles, eso no parecía importar.

Sin embargo, la mujer me dio una mirada de preocupación.

—Oh, cielos. Soy yo.

—?

—Soy la tanuki nodriza.

Zashiki_vol5col_4

22 (Day 10/04 08:45 – 08:55)

Basado en lo que me dijo la tanuki, parecía que el zorro, la tanuki y el tejón se habían colado en la Isla Mina de Oro al entrar de polizones a bordo de un crucero de lujo. Habían planeado irse de la misma manera, pero ninguno de los barcos se marchaba hasta pasada la tarde y no tenían nada qué hacer hasta entonces.

—El mejor método es infiltrarse en la bodega de carga en nuestras formas de pequeños animales y después transformarnos en humanos. Revisan la bodega de carga de vez en cuando, pero después de revisar los boletos de las personas cuando abordaban, no sospecharían de nadie ya abordo. Asumen que no hay forma de pasar por la entrada.

Parecía haber diferentes condiciones para cada uno, pero estos tres llenaron los detalles de su transformación al caminar por la civilización humana y mezclándose en ella. Aparentemente estaban en medio de estar haciendo eso ahora.

—De cualquier modo, esto es genial. Creo que la suerte en serio se puso de mi lado.

—Oh, am, ¿qué?

—¿Puedes contactar al zorro y al tejón? Podía hacer uso de ayuda ahora mismo, así que ¿podrían hacer algo por mí?

Los otros dos llegaron poco después.

El zorro lucía como un joven atlético que sería elegido como un representante para la copa del mundo y el tejón lucía como un príncipe genial perfectamente proporcionado con sedoso cabello rubio y un traje negro.

S-sé que no es de sorprenderse de que los Youkai terminen tan atractivos ya que libremente pueden tomar cualquier diseño que imaginen, ¡¡pero podrían por favor dejar de hacer visible donde me mezclo! ¡¡Es deprimente!!

Después de explicar los detalles, el jugador de soccer, la sirvienta y el príncipe comenzaron a arruinar sus auras atractivas al hablar con sus voces usuales.

—¡¡Q-qué ruin!! ¡¡Si van a secuestrar a esa pobre Zashiki Warashi por una simple bolsa de viaje, debo castigarlos!!

—Déjamelo a una nodriza como yo. Te debemos por salvar nuestra familia, por lo que estoy más que dispuesta a ayudar.

—No temas, chico. Ya nos sentíamos mal por dejar la isla sin hacer nada para pagarte.

¡¡Oh, por favor!! ¡Todo lo que dicen suena sacado directo de un espectáculo de títeres, pero estoy siendo abrumado por sus lindas apariencias destellantes!! ¡¡Quiero golpearlos tanto ya que me había decidido por la ruta del comediante donde gano a las chicas con mis habilidades de conversación en lugar de mi apariencia!!

—Así que ¿qué se supone que hagamos? ¡Estoy listo para partir a estos rufianes con mis esplendidas garras!

—No, no. La manera apropiada de lidiar con rufianes siempre ha sido meterlos en una olla para la cena. Déjenselo todo a una nodriza como yo.

—Jejeje. Estoy comenzado a recordar el sabor de la sangre que la anciana prohibió.

—Esperen, esperen, idiotas. ¡¡Sí, ustedes tres!! ¡Si hablan sobre meter personas en una olla para la cena cuando lucen así, suenan como criminales legítimos! Eso no es lo que estoy pidiendo. ¿Podemos empezar por pensar en una manera de rescatar a la Zashiki Warashi?

Los idiotas perfectamente proporcionados me dieron miradas que preguntaban que se suponía que hiciéramos, por lo que sugerí un plan improvisado.

—Por ejemplo, ¿qué tal esto?

Sí.

Ya no estaba solo. Con cuatro personas, mis opciones estaban obligadas a crecer.

23 (3rd person Day 10/04 09:00 – 09:10)

Muchos hombres y mujeres estaban escondidos en la multitud de personas dentro del aeropuerto flotante de la Isla Mina de Oro.

Tenían micrófonos inalámbricos en sus mangas y pistolas aturdidoras, navajas y pistolas escondidas en sus bolsillos.

—Objetivo confirmado. Justo como fue mencionado en la “discusión” esa suciedad llama mucho la atención.

Después de ver un chico rubio con ropas sucias entrar a la entrada principal del aeropuerto, un hombre habló mientras se apoya contra una columna.

—No hay señales de alguien más, por lo que parecer estar solo como se planeó.

Después de confirmar que el chico desapareció en el corredor que conducía al Edificio A, el hombre se alejó de la columna y lentamente siguió al chico mientras jalaba una maleta rodante detrás de él.

El muro exterior estaba hecho de vidrio para permitir que la luz del sol en la mañana entrara, pero una extraña atmósfera peligrosa llenó el edificio.

—No está tomando ningún desvío en el camino y no parece estar contactando a alguien con el teléfono.

El chico rubio estaba en camino hacía los casilleros de monedas en el Edificio A.

Después de recoger algunas ropas nuevas dentro, se suponía que se detendría en la recepción de gestión de equipaje perdido.

Ya que no mostraba señales de tratar nada, parecía que estaba demasiado exhausto y nervioso para planear algo. El hombre sintió que esto era una buena señal.

—El objetivo ha llegado a los casilleros de monedas en el Edificio A. Él ha recogido las ropas. Probablemente se detendrá en algún lugar para cambiarse, probablemente el baño. Sólo puedo observar la salida desde el exterior para eso.

Mientras hablaba bajo su respiración, el hombre comenzó a perseguir al chico rubio de nuevo.

Y entonces…

—Hola.

Repentinamente escuchó una voz por detrás.

Era la voz del chico rubio que supuestamente estaba monitoreando.

—¿¡Qu-…!?

Frenéticamente se dio la vuelta, pero una mano agarró su cuello antes de que pudiera hacer algo. La otra mano llegó hacía su cinturón y sintió que algo estaba siendo jalado. Su espalda entonces se estampó en la fila de casilleros con una fuerza tremenda.

Mientras jadeaba para respirar, el hombre vio al familiar chico rubio enfrente de él.

Después de una feroz carcajada, el chico habló.

—¿Sorprendido?

El chico sostuvo una navaja y el hombre la reconoció pues era la que él llevaba.

La punta de la navaja gentilmente acarició el estómago del hombre.

—¿Qué…es…?

Arrinconado, el hombre miró de aquí para allá entre el chico justo frente a él y el chico idéntico caminando despistadamente con su cambio de ropas.

Entonces el que sostenía su cuello habló.

—Esa es la tanuki nodriza.

24 (3rd person Day 10/04 09:15 – 09:33)

Jinnai Shinobu caminó por el corredor del aeropuerto con su brazo todavía alrededor de los hombros del hombre en un traje barato. Después de un rato, llegaron a una puerta de metal. Era el armario de suministros del conserje y se abrió desde adentro después de que Jinnai Shinobu llamará a la puerta ligeramente. Sin embargo, no fue una persona quien asomó su cabeza, era un zorro caminando en sus patas traseras.

—Metete, —dijo Shinobu.

Él empujó la espalda del hombre, causando que cayera en el piso y tirara una pila de cajas llenas con suplementos de limpieza, pero el hombre estaba concentrado en la navaja en la mano del chico.

—No hablaré.

Jinnai Shinobu y el zorro lo ignoraron, buscaron por su traje y revisaron cada bolsillo.

Hablaron entre ellos mientras ignoraban a su rehén.

—Aquí está su identificación. Su nombre es Emura Ryouichi. Parece que es un lugareño.

—No tiene mucho en su billetera. ¿Deberíamos revisar también su valija?

Descubrir el nombre de uno creaba un cierto tipo de miedo.

Eso significaba que el peligro podría extenderse más allá de este sólo incidente. Abría las posibilidades de venganza a un año o incluso a una década después.

—¡¡No hablaré!! ¿¡Has olvidado de que tenemos a una rehén!?

Los dos continuaron ignorándolo.

—Grabé su voz, así que revísalo. Puedes hacerte pasar por él siempre y cuando memorices sus gestos al hablar, ¿cierto?

—Un video habría sido mejor. Bueno, si reviso su constitución, puedo suponer bien cómo se comporta cuando camina.

Para Emura Ryouichi, algo parecía extraño sobre esta conversación.

Él no había sido llevado a los ojos del público para que pudieran tener una cruel venganza o hacer que contara todo lo que él sabía.

Ellos tenían otros planes.

—En ese caso, zorro, transfórmate en él inmediatamente.

—¿Así que me transformo en el enemigo y pretendo que te capturé para infiltrarme después? Por supuesto, no será a mí quien la organización terminara cazando como a un traidor.

25 (3rd person Day 10/04 09:33 – 09:40)

Como era de esperar, los otros miembros notaron lo que había pasado.

Por un lado, habían mantenido contacto cercano con Emura Ryouichi por la radio, por lo que todos los otros miembros escucharon toda la conversación.

—¡Satou, Suzuki! Están en la sala de almacenamiento del Edificio A. ¡¡Encárguense de esto antes de que la seguridad del aeropuerto se entere!!

Entraron en pánico, pero no porque se preocuparan por Emura.

Si Jinnai Shinobu se encerraba ahí, no tendrían manera de tener acceso al equipaje perdido. Y si él era llevado a detención preventiva, su equipaje sería recuperado por la policía. De cualquier manera, el “objeto” escondido en la valija se escaparía de nuevo de sus manos.

—¿Qué hacemos sobre la que tomó las ropas? A la que llamaron tanuki nodriza.

—Déjenla. Estoy seguro que preguntarán algo para asegurar su identidad además de revisar su identificación. Las preguntas serán al azar, por lo que una tanuki pretendiendo ser él no será capaz de responderlas.

Solucionarían esto antes de que alguien lo notara, por lo que tres hombres y mujeres llegaron frente a la puerta de metal para revisar.

—Amenácenlo con sus pistolas y navajas. Mientras se concentra en eso, lo paralizaré con mi pistola aturdidora. Escuchen. No derramen nada de sangre. Eso evitaría que recoja la bolsa.

No pensaban que esta sería una pelea difícil.

Su única preocupación era ir demasiado lejos y asesinar a su oponente.

Los tres prepararon sus armas y derribaron de una patada la puerta de metal.

Y cuando miraron adentro, no podían creer lo que veían.

Vieron dos chicos rubios.

—Kh.

No podían saber inmediatamente cuál era el verdadero, por lo que decidieron rápidamente.

—¡¡Atrapen a los dos!!

Con ese grito, una mujer se dirigió hacía el Jinnai Shinobu en la derecha. Ella presionó su pistola aturdidora contra la pierna de él y apretó el interruptor con su pulgar.

Ella escuchó un estruendo fuerte, pero no sintió que el ataque llegara.

Humo blanco se propagó y el chico se transformó en un zorro con un cómico efecto de sonido. Para escapar de los electrodos de la pistola aturdidora, el Youkai huyo hacía la salida abierta mientras se tropezaba ocasionalmente.

—¡¡No se preocupen por él!! —gritó la mujer. —¡¡Capturen al verdade-…!!

Ella se detuvo porque vio a una tanuki redonda deslizándose entre los brazos del hombre agarrando al Jinnai Shinobu en la izquierda.

Ambos habían sido falsos.

En ese caso, ¿dónde estaba el verdadero Jinnai Shinobu?

—¡¡Maldición!! ¿¡El que tomó las ropas el verdadero!?

26 (Day 10/04 09:40 – 09:52)

—Ahora, sólo para asegurarme, ¿puedes decirme tu tipo de sangre?

—AB. Gracias.

Después de pasar por los pasos necesarios, por fin me reuní con mi valija. Tenía pegadas pegatinas de innumerables tamaños, por lo que no había duda.

Me había preocupado por mi identificación, pero al abrir mi celular y mostrarles la página presentaba los detalles mensuales era suficiente. No habrían aceptado eso normalmente, pero probablemente fueron más flexibles con el equipaje perdido ya que fue su error.

—Ahora bien.

Al menos, había evitado un escenario donde era asesinado tan pronto tomara la valija.

Había llegado a la siguiente fase y todavía tenía una oportunidad de salvar a la Zashiki Warashi, pero esto no aseguraba realmente mi seguridad.

Había intentado quitarles mi rastro a un cierto punto, pero no sabía cuántos más había dentro del aeropuerto. Por el momento, arrastré la valija fuera del edificio del aeropuerto.

Una vez que llegué a una glorieta, vi un rostro familiar.

Era el conductor de mediana edad de ese taxi limosina blanca.

—Oh, ¿qué es esto? Luces más confiado que ayer. ¿Ganaste algo en los casinos? ¿Entonces qué tal llevarte a la playa llena de chicas?

—Esto no es Hawái y no voy nadar en el océano durante Octubre.

—Bueno, no sé si es debido al aumento de los niveles del mar o algo así, pero escuché que las playas se han hecho más chicas recientemente. Aun así, la ciudad casino tiene una playa artificial de interior. Funciona todo el año como pista de esquiar en un desierto.

—Oh, sí. Alguien dejó unos trajes de baño tirados.

Mientras hablaba, me subí en el vehículo locamente lujoso.

—Espera sólo un segundo, —dijo el conductor mientras utilizaba su celular. —Necesito cerrar sesión.

Fruncí el ceño.

—Oh, ¿estás en el casino VR? ¿Juegas los traga monedas cuando estás aburrido?

—Claro que no. Estaría en quiebra en un santiamén si hiciera eso. La Ciudad Casino VR te deja hacer un avatar y comprar una casa o una tienda. Al sólo poner la ropa vieja de tu avatar a la venta, automáticamente obtienes algo de dinero virtual.

Finalmente metió el celular en su bolsillo y sonrió mientras contestaba.

La limosina me servía ya que me daba espacio para abrir la valija y prevenir que alguien la tomara.

—¿A dónde hoy?

—Sólo llévame por ahí.

—Guau, tienes que ser rico para decir eso. ¿Realmente ganaste tanto?

Mientras violentamente encendía la limosina taxi, el conductor me habló casualmente.

—Pero sé cuidadoso. Ganar demasiado en una ciudad casino no siempre es algo divertido. También puede hacerte ganar mucho resentimiento.

—¿Te refieres a que un perdedor me apuñalará por la espalda?

Mantuve la conversación mientras sacaba una pequeña llave de mi billetera. Era para la valija.

El conductor ocasionalmente miraría detrás a través del espejo retrovisor.

—No es sólo eso. A los lugareños tampoco les agradarás.

—?

—Espera, ¿es en serio? ¿No te has dado cuenta? Sólo para ser claros, no soy un lugareño. Vine aquí en busca de empleo.

Él suspiró pesadamente.

—En una ciudad casino, todos los edificios brillosos son construidos por corporaciones exteriores. Escuché que los verdaderos lugareños realmente perdieron el trato.

—Pero las posadas y la mina en el otro lado de la isla hacen mucho dinero, ¿cierto? ¿Y no son los tours a las ruinas populares?

—¿Hablas en serio? Aunque los lugareños son dueños de la mina, las personas ajenas de las grandes compañías terminaron tomando los derechos de la mina al ofrecerles prestar trabajadores jóvenes para evitarles la carga a los lugareños grandes. Trataron de convertir una isla remota en una Villa Intelectual, pero fallaron en mantener el control desde el inicio. Todas las personas nacidas y criadas en Isla Mina de Oro sólo obtienen una pequeña fracción del beneficio.

—…

—Desde hace un tiempo, los lugareños han estado diciendo que repentinamente no podían extraer más oro. Aunque no sé qué tanto sea verdad.

—¿Hm?

—Parece que barcos de trabajos han estado deteniéndose en los puertos bastante y siempre son cargados con un montón de tierra que debe de venir de algún lado. Los mineros de la isla proclaman que es minería ilegal y sospechan que los casinos están cavando en la isla sin dar incluso el mínimo de notificación.

—Pero realmente no se han topado con nuevos túneles mientras trabajan, ¿cierto? Incluso si los casinos están cavando en algún lado, no creo que cambie lo que los lugareños encuentran en sus usuales lugares de minería.

—Sí, pero cuando odias a alguien, odias todo sobre ellos. Mencioné que las playas se están reduciendo debido a la elevación en los niveles del mar, ¿recuerdas?

—¿Qué hay con eso?

—Los lugareños están culpando a los casinos por eso también. Ellos dicen que toda la electricidad que los casinos usan están creando un puñado de dióxido de carbono y haciendo que avance el calentamiento global.

Bueno, cierto…

—Eso en realidad no está equivocado…

—Reúne suficiente tierra y tendrás una montaña, es verdad. Pero esta pequeña isla no va a afectar a las playas. Desafortunadamente, a los lugareños realmente no les importa esa clase de consistencia. Se rehúsan a perdonar a las personas manejando los casinos o a los huéspedes que ganan toneladas de dinero ahí. Si no quieres ser atrapado en alguna clase de problema, no deberías de presumir incluso si ganas.

Así que había una fricción entre las compañías exteriores y los lugareños.

No estaba necesariamente directamente relacionado al problema que estaba enfrentando, pero no hacía daño saber sobre los juegos de poder locales.

Y mientras pensaba en eso, inserté la pequeña llave en la cerradura de la valija y la abrí.

Encontré mis fondos para las vacaciones en un sobre, ropa para unos cuantos días, un consola de videojuego portátil, unos cuantos juegos, una rasuradora eléctrica, el cargador de mi celular y mi buena ropa interior. Revisé entré todo, pero no vi nada que alguien quisiera tanto lo suficiente como para quebrar la ley. De hecho, no había nada ahí que no reconociera.

—…?

Empaqueté todo otra vez.

Incluso si planeaban meter algo sospechoso en la valija de alguien, ¿realmente la abrirían y tirarían todo lo que hubiera adentro? Eso parecía demasiado esfuerzo para sacar todo y ponerlo en su lugar de nuevo.

Pero mi valija no tenía bolsillos exteriores.

La cerré de nuevo y la sentí por superficie exterior.

—Espera.

Revisé más cuidadosamente. Específicamente, comencé a despegar las innumerables pegatinas pegadas por todas partes.

Todas se rompieron mientras las quitaba, excepto por una que se quitó tan fácilmente como una pegatina nueva.

Y algo estaba oculto por debajo.

Para prevenir que fuera aplastado, habían tallado una ranura de un tamaño perfecto en el costado de la valija y un dispositivo del tamaño de un encendedor barato estaba oculto dentro de la ranura.

Era una memoria USB con un cuerpo rojo translucido.

—¿Es esto?

En vez de una etiqueta, tenía un pequeño pedazo de papel japonés atado y una escritura serpentina parecía deslizarse por la superficie. La escritura era tan descuidada que no podía saber qué decía, pero sabía que alguien lo quería bastante que eran capaces de usar explosivos o amenazas.

Claramente actuaría como una carta del triunfo.

Sostuve la memoria USB y la fulminé con la mirada por un rato, pero no podía ver qué había en ella con simple celular, terminé metiéndola en mi bolsillo.

Ahí fue cuando mi celular sonó.

Respondí la llamada de un número desconocido y fui recibido inmediatamente con las siguientes palabras.

—¿Has olvidado que tenemos una rehén?

—Para nada, y es por eso que sentí la necesidad de un plan. Pero gracias a eso, ahora tengo lo que quieren.

—Entonces me pregunto qué deberíamos hacer. Tal vez deberíamos cortar uno de los brazos de la rehén para probar que realmente podemos matar a un Youkai.

—Creo que quemar un dispositivo electrónico sería mucho más fácil, —dije en una voz intencionalmente baja. —No sé qué es esto, pero obviamente es importante para ustedes. Si lo derrito, no podrán arreglarlo sólo al congelarlo en el refrigerador. Si no quieren que sea un desperdicio, entonces dejen de subestimarme así.

El hombre en el teléfono guardó silencio por un rato.

El sonido de una uña rasgando continuó todo el tiempo.

Duró unos cuantos segundos o quizá alrededor de una docena.

Finalmente, él respondió.

—Haz como quieras.

Eso fue todo. Él incluso colgó.

Mientras miraba la pantalla del celular, la voz del conductor llegó a mí.

—Oye, acabamos de entrar a la ciudad casino, ¿así que a dónde quieres ir ahora? ¿Debería llevarte por alrededor del otro lado de la isla?

—No, déjeme aquí, —dije. —Te pagaré extra, así que lleva mi valija a la Grúa de Oro.

Añadí un billete más como pago y dejé el taxi limosina. Estaba en el mismo lugar que el carro bomba de hace poco. Definitivamente era peligroso, pero cualquier lugar sería peligroso en una isla tan pequeña.

Mi mente se concentró en las arrugas del viejo papel japonés en mi bolsillo.

Esa memoria USB era mi único salvavidas.

Dependiendo de cómo lo usara, todos mis esfuerzos resultarían o serían para nada. Era el factor decisivo.

—Ahora bien.

Para un cambio de acción, caminé de regreso detrás de un cierto casino. El zorro, la tanuki, el tejón y yo previamente decidimos encontrarnos aquí después. Era el callejón detrás del casino donde había derrotado a Kodama Ryou.

Para el momento que llegué ahí, el zorro y la tanuki ya estaban esperando.

—¿Dónde está el tejón?

—Dudo que fuera capturado. No hay humano que pueda vencernos una vez que llegamos a las montañas.

La normalmente dudosa tanuki lucía completamente despreocupada mientras decía eso, por lo que no parecía ser una farsa. No podía quedarme quieto aquí y parecía que continuar era mi única opción.

—¿Qué vamos a hacer ahora? —preguntó el zorro.

—Encontré esto.

Saqué los contenidos de mi bolsillo. El objeto era un poco más largo que un encendedor barato y lucía como una memoria USB con un cuerpo rojo translucido, pero la etiqueta estaba hecha de papel japonés y cubierta con escritura serpentina.

—Esto fue lo que ocultaron en mi maleta para llevarla con seguridad. También es la razón por la que me atacaron y por la cual tomaron a la Zashiki Warashi como rehén. Debe ser realmente importante para ellos.

—Eso dice Usuhiki Warashi.

—¿Qué?

Fruncí el ceño por lo que dijo la tanuki.

Después de todo esto, ¿volvimos a la Usuhiki Warashi? ¿No fue eso lo que uso Kodama Ryou para cambiar las cartas?

El zorro ondeó su cola de aquí para allá.

—¿Qué es esto?

—¿Cómo debería de saber? Todo lo que sé es que algunas personas están dispuestas a matar humanos y Youkai para tener esto en sus manos. Eso significa que puedo definitivamente usarlo para recuperar a la Zashiki Warashi. Pero eso definitivamente fallará si los dejó continuar con el control de lo que está sucediendo.

Por un lado, sólo tenía la pequeña memoria USB. Si me dijeran que tenía que empaquetarlo en una bolsa de plástico y lanzarlo al río o ponerlo en un sobre y mandarlo por correo, sería no tener suerte. Si me rehusaba, matarían a la Zashiki Warashi, pero obedecer no la iba a traer de regreso.

La necesitaba para que la “ceremonia de intercambio” sucediera al mismo tiempo, en el mismo lugar y en persona.

—Sólo para estar seguros, —dije lentamente. —Todos pueden transformarse en personas pero no en objetos, ¿verdad?

—Sí. No podemos convertir hojas en monedas, por lo que no podemos convertir esa cosa Uuu-Eessee-Bee en algo más o crear miles falsos.

Si pudieran hacer eso, habrían sido capaces de manejas las cosas mejor durante el juego de póker. Transformarse en personas ciertamente era suficiente, pero no eran tan poderoso.

—¿E-entonces qué hacemos?

—Zorro, tanuki, dos Youkai que pueden transformarse en alguien es suficiente.

—¿Vas a duplicarte tú mismo para confundirlos?

—Esa es una opción, —asentí. —Pero también pueden transformarse en la Zashiki Warashi. Si nos están monitoreando, podrían comenzar a preguntarse si su rehén es la real o-…

Me detuve porque mi celular sonó.

—…

El zorro y la tanuki guardaron silencio también, por lo que respondí la llamada y escuché a la que me había familiarizado a este punto.

—¿Has logrado enfriar tu cabeza?

—Quiero escuchar sobre el cambio. ¿Exactamente cómo vamos a hacerlo?

—Dudo que estés de acuerdo en atarlo a un globo y liberarlo al cielo.

—Si insistes en eso, usaré uno falso. Puedes comprar memorias USB baratas en cualquier tienda, así que sólo transferiré la etiqueta y enviaré ese.

—Ven a las ruinas de los viejos días de minería en el centro de la isla. No especificaremos una hora. Sabremos si te presentas.

—¿No te estás olvidando de algo? Si no veo a la Zashiki Warashi ahí, romperé esta cosa en dos.

—Haz como quieras. Pero estate preparado para lo que eso significará.

Al igual que en la limosina taxi, algo no parecía estar bien.

Incluso cuando amenazaba en dañar la memoria USB, ellos no me amenazaban en lo más mínimo. ¿Tenían una manera restaurar su funcionalidad incluso si lo destruía?

Miré el dispositivo translucido rojo.

¿Debería revisarlo en una computadora y hacer algunas copias de la información? Pero eso podía causar problemas si tiene un registro de acceso o si descuidadamente tratar de ver la información automáticamente la borraría.

No podía decidir si confiar en un truco o no.

Pero entonces escuché la voz chillona de una pequeña niña. En vez de un grito urgente, sonaba más como un grito burlón.

Confundido, miré por el callejón y vi a una chica vistiendo un kimono de edad entre doce o trece corriendo hacía donde estaba yo. Ella vestía una mini-yukata con sus hombros expuestos como una cortesana. En general, parecía como un mini vestido pegado y sabía quién era.

Zashiki_vol5col_5

—¿La Usuhiki Warashi?

Ella no respondió.

Ella continuó sus chillidos mientras corría pasando de mí y desapareció por el extremo opuesto del callejón.

Y…

—¿P-por qué…estás tú…aquí?

La voz de un hombre parecía elevarse de las profundidades de la tierra y alguien apareció con un crujido.

El hombre se le había robado su apariencia regia. El preciado traje de piel de serpiente del estafador estaba manchado aquí y allá y su cabello era un completo desastre. Parecía que había sido golpeado por todos lados y tirado a la basura. Su cara estaba horriblemente hinchada y apenas se parecía al hombre que había visto antes, pero podía saberlo cuando vi sus ojos.

—Kodama… ¿Ryou?

—¿A dónde se fue? ¡Mi…mi Youkai! ¡¡Se suponía que me traería fortuna ilimitada!!

Ver al hombre gritar en confusión llevo un pesar a mi pecho.

Este era el destino de aquellos que eran dejados atrás.

Él era uno de aquellos abandonados por un Zashiki Warashi o un Usuhiki Warashi y por lo tanto forzados a soportar un destino de decline y ruina.

—Yo…

Él se acercó vacilantemente.

Extrañamente, me encontraba a mí mismo incapaz de hacerme a un lado o hacerme para atrás. Era como tener a una serpiente viéndote a los ojos. Él simplemente camino hacia mí mientras sostenía mi celular y la memoria USB.

—¡No se suponía que perdiera! ¡¡No se suponía que perdiera aquí en Isla Mina de Oro!! ¡¡Al menos, nunca se suponía que perdería en esta isla!!

—¿De…qué estás hablando?

Directamente vociferé mis dudas, pero él no me respondió.

En su lugar él agarró mis hombros usando ambas manos con suciedad atiborrada debajo de las uñas y me sacudió violentamente.

—¿Fui abandonado? Estás con ellos, ¿no es así? ¡No hay otra manera en que ese sistema usando la Usuhiki Warashi – una subespecie del Zashiki Warashi – fallara! Pero eso no es posible. ¡¡Pero no hay manera que ese plan tuviera éxito sin mí y mi influencia en muchos diferentes campos!! Sólo elegiste tu propia perdición. Pero qué mal. ¡¡Ahora hasta el último de ustedes van-…!!

Él nunca terminó de hablar.

Sus ojos repentinamente rodaron hacia dentro de su cabeza.

No había tiempo de decir algo.

Toda la fuerza había dejado sus manos agarrando mis hombros y el hombre cayó sin fuerzas hacía mí. Tal vez porque sus ojos rodaron hacía atrás, ya no estaba petrificado como si una serpiente me estuviera viendo. Y no sentía el afecto de atrapar al estafador.

Me hice para atrás.

Sin nada soportándolo, el hombre de piel de serpiente colapsó en el sucio suelo.

La tanuki dio un grito de niña, pero yo no podía hacer ni siquiera eso.

Simplemente miré estupefacto como las extremidades de Kodama Ryou se crispaban. Ya no estaba viendo a un humano. Esto era simplemente un objeto.

Algo como chispas naranjas se esparcieron de su boca silenciada. Las vi elevarse hacía el cielo azul y parecían disolverse en el camino.

—Eso era un Kechibi, —dijo el zorro mientras veía también al cielo. —Esa fue la realimentación de un Kechibi.

No estaba muy seguro de a qué se refería.

Más importante aún, la voz completamente sin cambios proviniendo de mi celular parecía apretar mi corazón.

—Esperaremos tanto como se requiera, pero trata de apresurarte.

La fría voz parecía estar diciendo que unilateralmente y completamente eliminarían todo lo que se pusiera en su camino.

El sonido de sus uñas raspando hizo que mi corazón se acelerara aún más.

—No podemos dejarte arruinar todo con un error de novato.

27 (Day 10/04 10:00 – 10:15)

Llamé a la policía y una ambulancia, no tenía tiempo de quedarme a contestar preguntas. Nos fuimos inmediatamente, dejando el cadáver del estafador detrás.

—¿Esto quiere decir que la Usuhiki Warashi no es la única Youkai que están usando? —pregunté mientras caminaba.

Cuando Kodama Ryou murió, el zorro había dicho que había sido la realimentación de un Kechibi.

—Un Kechibi es un Youkai difícil, —dijo el zorro. —A diferencia de nosotros, no tiene un cuerpo real. De acuerdo a los testigos, luce como… bueno, como un Hitodama o Ikiryou.

—¿Un Ikiryou? ¿No es eso como una experiencia extracorporal?

—Correcto. Son almas de los vivos en vez de los de los muertos. El poderoso resentimiento de una persona viva o anhelo remueve sólo sus almas – generalmente cuando están durmiendo – lo cual después daña a las personas. Sin embargo, debería ser imposible a menos que la persona se someta a un entrenamiento extensivo o experimente una mutación.

—Este Kechibi simplemente ayuda al proceso en sí. Tal vez deberíamos llamarlo un Youkai invisible con el poder de remover o liberar un Ikiryou de los cuerpos de las personas.

Entendí lo que trataban de decir.

Esta cosa estaba más fuera de serie cuando se comparaba con la Zashiki Warashi o estos Youkai animales. Éste apenas si parecía una creatura viviente en lo absoluto.

Pero…

—¿Cómo eso te deja matar personas?

—Si un Kechibi es cortado con una espada, la leyenda dice que la persona a la que le pertenezca morirá en una muerte bizarra, cubierto en sangre. Es bastante parecido a una forma de retroalimentación. Lo mismo se dice sobre Ikiryou normales, por lo que el Kechibi que remueve el alma probablemente no importe. Deben ser las características del Ikiryou removido lo que importa.

Después de la explicación del zorro, la tanuki nodriza dudosamente abrió su boca.

—S-se supone que un Kechibi aparece cuando frotas entre sí la parte inferior de las sandalias y dices el nombre de la persona. Si estableces un sistema que pudiera convocar el Youkai, llamar al Ikiryou de la persona, cortarlo y matar a la persona…

—Tendrías un Paquete de asesinato de Ikiryou que mataría a cualquier persona que quisieras, ¿eh?

Sonaba como maldecir a alguien con un muñeco de paja.

Pero en este, no necesitabas uno de sus cabellos y no tenías que esperar siete días y siete noches para que surtiera efecto.

Si tenían la libertad de usar algo así, nuestras oportunidades se reducían considerablemente. Podría no funcionar en un Youkai como el zorro y la tanuki, pero un humano como yo no tenía casi ninguna oportunidad.

Sin embargo…

—¿No eso parece raro?

—¿Qué?

—Se llevaron como rehén a la Zashiki Warashi para controlarme, pero si tenían un Paquete de asesinato de Ikiryou usando un Kechibi, no necesitarían eso. Podrían tener mi vida en sus manos. Sólo porque tienes una forma de matar Youkai no quiere decir que quieras tener una alrededor. Eso es como vivir en una celda con un león o un tigre mientras estás armado con un rifle de cacería. En el segundo que te dieras la vuelta, las bestias podrían fácilmente devorarte.

Tal vez no podían activarlo sin reunir algunas condiciones complejas. Tal vez era como un celular barato y no funcionaba si dabas siquiera un paso dentro de un edificio. Tal vez costaba demasiado cada vez que era usado.

Pensé en unas cuantas posibilidades, pero tenía muy poca información.

No podía hallar una respuesta como estaban las cosas, pero sabía que mi vida estaba en juego.

—Hablando de cosas extrañas, Kodama Ryou dijo algo extraño.

No se suponía que perdiera en esta isla.

No hay otra forma en que ese sistema usando a la Usuhiki Warashi – una subespecie del Zashiki Warashi – fallara.

Estás con ellos, ¿no es así?

Pero qué mal.

No hay forma que ese plan tuviera existo sin mí.

—Él estaba actuando extraño desde el inicio. Aunque es posible que él estuviera confundido y no tuviera sentido todo.

—Es posible, pero aun así me molesta.

Aun así, no teníamos el tiempo para lentamente encontrar las respuestas una a la vez.

No sería sospechoso de matar a Kodama Ryou después de que muriera en una manera tan bizarra, pero era verdad que había huido de la escena. Si la policía me detenía ahora, estaría atrapado teniendo que pasar por un largo interrogatorio. Eso significa que estaba siendo perseguido por la policía así como también del grupo criminal usando a la Usuhiki Warashi y Kechibi. Estaba muy limitado en esta pequeña isla y probablemente no tenía mucho tiempo.

—¿Q-qué vamos a hacer ahora? —preguntó la tanuki nodriza.

—Hay mucho que tengo que hacer, pero ocupémonos de uno a la vez.

Alguien había muerto frente a mis ojos.

Era sólo un estudiante de preparatoria, por lo que si dejaba que eso me hiciera efecto, mis piernas de seguro temblarían y se rehusarían a mover. Por lo que intenté no pensar mucho sobre ello mientras hablaba rápidamente para mover las cosas.

—Primero está la Zashiki Warashi.

28 (Day 10/04 10:22 – 10:35)

Mientras caminaba en las profundidades del bosque, vi un grupo de edificios de concreto cuadrados. Podía ver veinte o treinta de ellos desde donde estaba, todos se habían puesto oscuros y descoloridos, y estaban cubiertos con innumerables rastros de babosa. No había vidrios en las ventanas, pero no podía saber si habían sido removidos o completamente rotos.

Me agaché sin sentido un poco y miré alrededor mientras inseguro no sabía si en realidad estaba oculto en los árboles o no.

—No veo a ningún guardia obvio. Tampoco cámaras o sensores.

Por supuesto, no iban a poner sus dispositivos de seguridad donde cualquiera pudiera verlas.

Ya fuera debido a sus salvajes instintos o su amor a la naturaleza como una Youkai, la tanuki había estado llena de vida desde el momento que entró al bosque.

—Me pregunto en cuál edificio está la Zashiki Warashi.

—No puedo saberlo por los sonidos o los olores, —dijo el zorro mientras sus orejas se crispaban y su nariz olfateaba.

Estuve agachado todo el camino e intercambié miradas con los dos Youkai.

—De acuerdo, iré solo. Ustedes dos escóndanse en el bosque y manténganse atentos. Son buenos en eso, ¿verdad? No dejen que los vean.

—Oye, joven.

—Si algo pasa y se pone peligroso, toma a la Zashiki Warashi y sal de aquí. No te preocupes por mí. Todavía no sabemos qué condiciones se necesitan para activar el Paquete de asesinato del Ikiryou de Kechibi. Si realmente usan eso, no seré capaz de escapar a pie. Incluso si abandono a la Zashiki Warashi y trato de escapar, el ataque remoto del Kechibi aun así me mataría. Así que…

—Tú salvaste a nuestra ama y a su nieta. ¿Realmente piensas que podemos dejarte morir?

—Por favor, —dije tranquilamente.

El zorro gruñó y se rehusó a contestar, pero la tanuki vacilantemente habló.

—A-am, Youkai como nosotros generalmente no morimos, así que, ¿qué tal si tomamos esa memoria USB y tratamos de negociar en tu lugar?

—Tienen un método para matar un Zashiki Warashi. Supongo que es una navaja de fibra de vidrio o una bala echa de piedra de molino. El método no funcionará en un zorro o una tanuki, pero ese no es el punto. Ustedes entienden, ¿no es así? A diferencia de los guardias del casino quienes sólo toman prestado el método, estas personas tienen la habilidad para analizar un Youkai y construir una contramedida. Podrían deshacerse de ustedes sin parpadear.

En otras palabras, era posible que fueran similares al Hyakki Yakou.

Si era así, la inmortalidad de un Youkai no duraría y no podríamos confiar en eso.

Pero al mismo tiempo, sus métodos de matar Youkai que ser menos convenientes que el Paquete de asesinato del Ikiryou de Kechibi. Después de todo, necesitaban secuestrar a la Zashiki Warashi antes de matarla. No era como una muñeca maldecida que podía matar a alguien del otro lado del planeta tan fácilmente como buscar por el internet.

En otras palabras, si el zorro y la tanuki fueran asesinados inmediatamente, sería asesinado también, sin importar a donde tratara de huir.

Pero si yo fuera asesinado, esos dos todavía tendrían algunas opciones a disposición.

Después de explicarlo todo, dije lo siguiente:

—Empecemos.

—¡¡Pero…!!

—Ya expliqué esto. De cualquier manera, ya me tienen en la mira. Incluso si huyo ahora, podrían matarme cuando quieran. …Sólo debo asegurarme de que este trato funcione. Podrían ustedes ser capaces de salvarme si interrumpen a la mitad. La única situación que asegura mi muerte es si huyó ahora. Si queremos siquiera el 1% de oportunidad de victoria, entonces tenemos que seguir adelante.

Habiendo dicho eso, me levanté a la mitad y comencé a caminar.

Con cada paso que daba, el rostro muriendo del estafador pasaba destellando en mi mente. Esto podría haber sido como se sentía entrar en un bosque donde un francotirador acechaba. Sin embargo, no estaba siendo objetivo de balas que sólo podían disparar en línea recta. Mi enemigo estaba armado con algo mucho más conveniente y mortal.

Llenar mis pulmones con aire no iba a ser suficiente para cambiar algo, pero aun así perdí el control de mi respiración.

Traté de calmarme, pero mientras más pensaba en eso, peor se ponía.

Alguien en este bosque y entre las ruinas estaba claramente tras de mi vida.

Y tan pronto ese pensamiento llenó mi mente…

—¿¡Dwahp!?

Mi pierna izquierda se quedó atrapado en algo y tropecé espectacularmente. El zorro y la tanuki ya debían haberse mezclado con la naturaleza porque no llegaron corriendo. Por supuesto, en realidad no quería que hicieran un escándalo sólo porque me tropecé con una raíz.

Pero entonces miré abajo para ver en lo que me había tropezado y mi garganta inmediatamente se puso seca.

No era una raíz.

Era el cadáver de una joven mujer con sus ojos hacia atrás de su cabeza y espuma derramándose de su boca.

29 (Day 10/04 10:35 – 11:03)

El silencio era ensordecedor.

Ni el zorro o la tanuki gritaron. Ya fuera que estuvieran concentrados mezclándose en el bosque o simplemente no se habían dado cuenta aún.

De cualquier manera, estaba sólo con el cadáver.

Ese hecho era increíblemente perturbador.

—¿Qué…es esto?

Instintivamente me deslicé hacía atrás en la tierra mientras colapsaba sobre mi trasero. Finalmente noté el crujir de las hojas en el viento, pero sonaban como una sonrisa tenebrosa para mí. Este francotirador del bosque estaba tan callado y un simple estudiante de preparatoria no tenía forma de saber dónde estaban colocados los guardias, pero ese silencio parecía llevarlo a un significado completamente nuevo.

Me paré de cuclillas y corrí al edificio abandonado más cercano.

Sin toda la decoración y equipos, no era más que una caja vacía y algo parecía intensamente mal desde el momento que puse el pie adentro.

Había dos más. Un hombre y mujer vistiendo uniformes de conserje yacían inmóviles cerca del centro de la habitación. Ni una gota de sangre había sido derramada. En realidad no revisé sus pulsos, pero podía saberlo. Mi mente automáticamente los puso en una categoría separada de un humano vivo, por lo que era dolorosamente obvio.

—¿Qué es esto?

Corrí del edificio hacía otro. En el camino, vi unos cadáveres más ensuciando el suelo, no sabía qué tan grande había sido el grupo, pero un pensamiento perturbador gradualmente se fue filtrando por mi mente: no hay un solo ser humano vivo por aquí.

Revisé algunos otros edificios, pero todo lo que encontré eran cadáveres: un hombre en traje que parecía que había expirado mientras subía las escaleras, una mujer en un vestido que parecía que había intentado desesperadamente de escapar por la ventana, etc., etc. Cada vez que encontraba uno, el pesar del silencio parecía duplicarse.

—¿¡Qué demonios es esto!?

Una vez que no podía soportar el peso, grité.

¿Quiénes eran? ¿Quién diablos los mató? ¿Qué le había pasado a la Zashiki Warashi? ¿No los villanos estaban controlando a la Usuhiki Warashi y al Kechibi y no se suponía que yo resolvería el misterio y rescataría a la Zashiki Warashi?

Mi más grande enemigo ya había sido destruido, pero en realidad no podía regocijarme. Sentía que si fuera el único ahora dándose cuenta que algo mucho peor estaba en proceso.

Ahí fue cuando escuché un paso.

—!?

No provenía desde el exterior. Alguien estaba descendiendo de las escaleras dentro del edificio. Eso significaba que probablemente no era el zorro o la tanuki y era mucho menos probable que fuera un sobreviviente de este grupo. Así que ¿quién más podría ser?

—¿La Zashiki…Warashi? —murmuré.

Era en sí un pensamiento ilusorio, pero comenzaba a sentirse más realista tan pronto lo dije.

No estaba siendo ingenuo o demasiado esperanzador.

Un puñado de cadáveres. Una Youkai como la única sobreviviente. Un ser que no podía ser asesinado por medios normales. Incluso si ella estaba categorizada como inofensiva, las balas y navajas eran inútiles contra ella y ella no podía ser fácilmente detenida si se ponía violenta.

Los pasos continuaron.

Algo definitivamente se estaba acercando a mí.

¿Era posible que ella hubiera hecho esto? ¿Qué tal si habían estado fanfarroneando sobre tener una manera de matar un Youkai o qué tal si era difícil de activarlo en apuros? ¿Qué tanto el contrataque de Youkai se había esparcido? Una vez que irreflexivamente dijeron que tenían una manera de matarla, ella no habría sido capaz de calmadamente asumir que ella sobreviviría sin importar lo que pasara. Ella tendría que pelear a fondo para asegurar su seguridad.

¿Qué tal si eso fue lo que había pasado?

—…

Sudor desagradable caía de mi rostro.

Mis ojos fueron llevados hacía las escaleras y mi cuerpo no se movía.

Estas pisadas significarían una reunión, pero también podía sentir algo cambiando dentro de mí.

*Paso*.

*Paso, paso*.

*Paso, paso, paso*.

*Paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso, paso*.

Y finalmente, una voz familiar llegó a mí desde las escaleras.

—¿Shinobu?

Creo que debí haber gritado algunas tontearías que claramente no era japonés.

Para ser honesto, el color blanco explotó dentro de mi mente y no podía recodar nada después de eso. Pero creo que debí haber tratado de huir de las escaleras con mis ojos aún pegadas a ellas. Y tan pronto como torpemente me comencé a mover hacía atrás, mi talón quedó atrapado en algo y caí en mi trasero. Pero en lugar de duro concreto, sentí algo más suave. Cuando me di cuenta que era otro cadáver, grité de nuevo.

Me sentía como un pescado sacado del agua que finalmente había regresado al tanque de peces sólo para descubrir que el tanque estaba lleno con ácido sulfúrico. No tenía idea de cómo moví mis músculos, pero de alguna manera logré salir saltando y alejarme del cadáver.

Mientras tanto, la Zashiki Warashi con su cabello negro fluyendo por su yukata roja inclinó su cabeza un poco, sacudiendo su cabello un poco en el proceso.

—¿Qué estás haciendo? No me digas que ahora cambiaste a gustos realmente perturbadores y estabas tratando de besar a ese cadáver.

—¿Eh? ¿Qué?

Mi mente se puso en blanco de nuevo.

Había asumido que un Youkai loco asesino se estaba acercando, pero era la misma Youkai Buena para nada de siempre.

—Espera. ¿Cómo…por qué…?

—Oh, ellos me ataron, pero escapé por mi cuenta. La soga estaba hecha para un Zashiki Warashi no pudiera romperlo, pero no tenía una maldición que evitara que me moviera o algo así.

Ella froto las marcas de la soga en sus muñecas.

—¿Sabías que la manera estándar de escapar de una soga es crear un espacio? Por ejemplo, si juntas tus palmas y separas tus brazos cuando atan tus muñecas, puedes hacer un espacio entre tus muñecas y la soga sólo al apretar tus brazos. Realmente no lo creía cuando lo escuché, pero lo intenté y funcionó bastante bien.

Entonces vi algo como ascuas naranjas flotando de la boca del cadáver con el que había tropezado.

—¿Es esto de un Paquete de asesinato del Ikiryou de Kechibi?

—No lo sé. Sólo comenzaron a colapsar alrededor de mí. Los Youkai no pueden ser asesinados por medios normales, por lo que pensé que tal vez algún gas se había escapado de la mina.

—…

¿Qué diablos está pasando?

La Usuhiki Warashi y el Kechibi supuestamente le pertenecían al enemigo, así que ¿esto fue una pelea dentro del grupo que secuestró a la Zashiki Warashi? ¿O perdieron el control del Paquete?

—Oye, Youkai de interiores.

—Veo que te has saltado la reunión sentimental. ¿Qué es esto?

—¿Sabes cuántas personas había aquí?

—No exactamente. ¿Cómo veinte tal vez?

Eso condujo a un trabajo depresivo.

Decidí que la amenaza había pasado por el momento, por lo que llamé al boque. El zorro y la tanuki se aparecieron inmediatamente. Ellos naturalmente se asustaron cuando vieron los cadáveres, pero no tenía tiempo para lidiar con eso. A partir de ahí, nos dividimos y nos pusimos a trabajar. Arrastramos todos los cadáveres y los reunimos dentro de un sólo edificio.

Encontramos incluso más de los reportados. Había veinte cuatro y no había garantía que habíamos encontrado a todos. Era posible que más víctimas existieran en algún lugar del bosque.

A este punto, mis sentidos se habían entumecido.

Escarbé en sus bolsillos y reuní sus billeteras y celulares.

—Basado en sus licencias, él es un lugareño. Por supuesto, esto podría ser falso.

—¿Hm? Espera un segundo. El rufián en el aeropuerto era un lugareño también, ¿no es así?

—Shinobu, este también lo es. Supongo que todos lo son.

El conductor de la limosina taxi había mencionado una fricción entre los lugareños y las compañías exteriores que habían convertido a la Isla Mina de Oro en una ciudad casino. Estaba pareciendo que esa era la situación aquí.

—¿Algo relacionado al Paquete de Kechibi? Sería mala idea ignorar eso. Aunque parece improbable que haya sobrevivientes, alguien más podría haberlo tomado. Me gustaría destruirlo si fuera posible.

—No veo nada así.

El zorro estaba en lo cierto.

Los cadáveres sólo tenían billeteras, celulares y navajas que lucían peligrosas o pistolas aturdidoras. No pudimos encontrar nada que pudiera ser un controlador o un componente de un Paquete. Por supuesto, podía haber sido algo que se mezclaba tan perfectamente que un novato no podría descubrir.

—Shinobu.

La Zashiki Warashi interrumpió antes de que la tanuki explicara.

—¿Has considerado la posibilidad de que tu asunción inicial estuviera equivocada? En otras palabras…

—¿El Paquete de Kenchibi es usado por alguien completamente diferente y ellos sólo son las víctimas?

Mi visión casi se puso en negro.

Si eso era verdad, ¿en qué nos habías metido? Esto era completamente diferente del plan para usar a la Zashiki Warashi como una forma de obtener la memoria USB de mi valija. Significaría que Kodama Ryou había sido asesinado frente a mis ojos por otra razón por completo. ¿Ahora mostrarían sus colmillos a nosotros? ¿O no lo harían? No tenía para ir contra eso, así que sólo tenía que rendirme.

Busqué en sus teléfonos, aún con la esperanza de encontrar algo. La mayoría de ellos estaban protegidos con contraseña y no podía hacer nada con ellos, pero algunos de ellos habían sido más descuidados. Revisé en esos teléfonos que no habían sido configurados apropiadamente.

Oh.

—¿Qué pasa, Shinobu?

—Am… esperen. Zorro, un Kechibi es similar a un Ikiryou y es algo como la alma de un humano que abandona a una persona viviente, ¿cierto? Y si son cortados con una espada, ¿la persona distante sería herida de la misma manera y podría incluso morir?

—Sí. ¿Qué hay con ello?

—Tanuki, ¿pero no dijiste que podías llamar a un Kechibi al frotar las sandalias y decir el nombre de la persona?

—S-sí. Deben usar un Kechibi para remover un Ikiryou de un humano en específico, convocarlo, cortarlo y matarlo. Y tendrían un Paquete de asesinato de Ikiryou que usa ese proceso.

—Podría haber descubierto cómo.

Todos intentaron mirar al teléfono (de la víctima). Aunque parecía demasiado pedir al zorro y a la tanuki que se pararan tan alto.

—Las sandalias probablemente es una metáfora para las pisadas de una persona. Sigues sus pisadas, llega a ellos y los matas. En ese caso, ellos necesitas esas “pisadas” para identificar al objetivo, pero no necesariamente tienen que ser huellas en sí en el suelo.

La Zashiki Warashi parecía entenderlo primero.

—Shinobu, ¿estás diciendo que su historial de internet cuanta como sus pisadas?

—Cerca pero no tanto. —Ligeramente ondeé el celular. —La respuesta probablemente es una gran información.

—¿”Una gran información”? —preguntó el zorro. —¡¡Basta de esas palabras occidentales!!

—¿No es ese un método de reunir mucha información sin especificar los individuos? —sugirió la tanuki. —Escuché en las noticias que pueden automáticamente saber lo que están comprando las personas en una máquina expendedora en una estación de tren y cosas así.

—El GPS de este teléfono estaba encendido. O más bien, no revisaron muy bien su contrato y ni siquiera puede ser apagado. Creo que había una nota sobre esto en la entrada de la posada. Además de los casinos normales, esta isla tiene un casino en línea VR llamado Isla Crucero Pesado. Pero para asegurarse de que sólo puedas usar la aplicación de apuestas en la isla, tienes que estar de acuerdo en darles tu ubicación.

—Pero. —La Zashiki Warashi se encogió de hombros. —¿No la gran información está establecido de manera que no pueden saber de quién proviene? Si todos fueran identificados con un número, creo que cualquier estaría demasiado asustado para ir a algún lugar cerca de Isla Mina de Oro.

—Con una sola clase de información, seguro.

Hice de lado el teléfono del hombre muerto y saqué el mío.

—Pero ellos sólo tienen que reunir diferentes tipos. Por ejemplo, sólo saber dónde recogió y dejó un taxi a un cliente no te dice quién era el cliente, pero si añades cámaras de seguridad en máquinas expendedoras, el historial de uso de una tarjeta de puntos de una tienda, y otro tipo de información, puedes descubrir quién uso el taxi cuándo y dónde. Puedes recuperar la información a su forma original.

—Pero eso significaría…

—No sé si realmente están usando diferentes tipos clases de gran información para encontrar a un individuo, pero apuesto que el enemigo ha manipulado un gran servidor o una estación base para que así pudieran sacar toda su información. …Oye, Zashiki Warashi. Apaga mi Smartphone ahora mismo. No sé exactamente cómo están localizando personas, pero un teléfono es una colección de información personal. Sellar eso debería darnos algo de tiempo.

—No, no eso.

Justo cuando apresuradamente comencé a apagar mi celular, la Zashiki Warashi me interrumpió.

Yo lucía confundido.

—¿Qué sucede?

—¿No eso hace a este Paquete de Kechibi una muy inconsistente y no confiable forma de matar personas?

—?

No sabía a qué quería llegar.

Incluso si el objetivo no hacía nada, ellos podrían reunir diferente clase de información, seleccionar su objetivo de 150 millones de personas en el país y matarlas. Una vez que pescaran a un individuo de un gran mar de gran información, estaban listos para trabajar. No importaba si la persona huía al otro lado del mundo y se encerrara en un refugio antinuclear, así que, ¿qué más confiable podía ser?

Pero la Zashiki Warashi dio una respuesta simple.

—Eso no le haría nada a las singularidades que no tienen un celular.

La situación ni siquiera espero a que el escalofrío recorriera mi espalda.

Repentinamente, escuché muchos disparos secos sonando de un edificio de al lado.

30 (Day 10/04 11:03 – 11:17)

Alguien todavía estaba vivo.

Los repetidos disparos fueron suficientes para decirme eso.

—…Ah…

Realmente pensé que había muerto mientras el sonido ensordecedor llegaba a mis oídos y mi visión se ponía en blanco. El mundo parecía perderse a la distancia y sentía un dolor apretando mi corazón.

Pero entonces agarró mi hombro derecho.

Fui jalado hacía atrás con la gran fuerza de una maquinaria pesada y el mundo blanco alrededor de mí se quebró. En su lugar, la rojo de la yukata de la Zashiki Warashi se puso frente a mí.

Escuché varios estallidos como pequeñas explosiones yendo a su piel, pero ella no gritó.

Su yukata se rasgó de lugares, pero ella no derramó una gota de sangre.

Eso era lo que significaba ser una Youkai.

Su cuerpo tenía la misma forma de un humano, pero su estructura era completamente diferente.

La tanuki soportó mi cuerpo inestable mientras observaba a la Zashiki Warashi moverse hacía la fuente del tiroteo. Ella no pensó en defenderse o evadir. Ella simplemente caminó hacia adelante.

—¿¡Eek!?

Escuché un chillido de pánico. No podía ver más allá de la Zashiki Warashi, pero sonaba mucho como la voz que había escuchado en el teléfono.

La Zashiki Warashi no dijo una palabra.

Sin siquiera correr, ella camino hacia adelante y tomó el cuello de la persona sosteniendo una pistola en sus manos. Ella entonces lo arrojó. Lucía bastante como alguien arrojando una bolsa de basura con un brazo, pero el hombre adulto voló cinco metros por el aire, se estampó con su espalda en un muro de concreto sucio, y cayó al suelo. El tremendo sonido hizo sonar que podría haber sido incluso más violento que el tiroteo.

—¡Gh…ghe…g-gh…ah…! M-maldición… ¡¡Maldita!!

Era un hombre joven.

Él gruñó y forcejó para respirar mientras estiraba una mano por el piso de concreto.

No me digas.

Él habló como si supiera quién era y reconocí su voz a pesar de nunca haberlo conocido antes.

Pero antes de que pudiera pensar, él tomó la pistola que había dejado caer y cambió el cartucho por uno marcado con un color fluorescente diferente.

Los disparos fueron recibidos por estallidos de líquido rojo.

Era sangre fresca.

Esa Youkai podía permanecer de pie aun con una bomba pasando cerca, pero esto la había herido.

Lo más probable era que estas balas habían sido hechas con fibra de vidrio creadas al demoler un molino de piedra lo cual estaba fuertemente relacionado a las leyendas del Zashiki Warashi. Agujeros rojos oscuros aparecieron en su muslo derecho hasta su estómago como si alguien hubiera pasado una máquina de coser gigante sobre ella.

Pero…

—…

Su expresión no cambió en lo más mínimo.

Ella continuó caminando hacia adelante, se agachó y agarró los hombros del hombre caído.

Entonces lo batió alrededor en un círculo horizontal y lo soltó, lanzándolo.

Esta vez, él voló de un extremo del edificio al otro. Y más rápido que el efecto Doppler se notó en su grito. Después del desagradable sonido de algo suave siendo aplastado, el joven cayó al suelo otra vez y su pistola salió volando lejos de él. Él ya no estaba ni siquiera gritando. Y aun así, su mano se retorció. Él se había dado por vencido en la pistola y sacó algo como una navaja grande de peluquero de sus pantalones.

Zashiki_vol5col_6

Y eso significaba que la Zashiki Warashi tampoco podía detenerse.

Ella lo lanzó.

Y lo lanzó.

Y lo lanzó.

—Oye, zorro. O la tanuki.

Lo siguiente que supe es que estaba hablando.

—Sólo sostengan a ese hombre. ¡Conténganlo! ¡¡Si no hacen eso esa Youkai buena para nada lo matará!! ¡¡Rápido!!

Sabía que estaba casi gritando y los dos animales finalmente reaccionaron. Fueron atrapados por la violencia de la Zashiki Warashi en el camino y fueron enviados rebotando, pero aun así lograron saltar sobre la espalda del hombre colapsado. Eso le evitó moverse.

—¡Ya se acabó! —Grité. —¡¡Ya se acabó, Zashiki Warashi!! ¡¡Así que puedes parar!!

—…

“Eso” se volteó hacía mí con los movimientos de un autómata que necesitaba aceite.

La inhumana expresión en sus ojos amenazaba con instantáneamente destruir una relación de más de diez años.

—Ah…gh…

Escuché un gorgoteo mientras el hombre en el suelo abría su boca.

Su boca estaba teñida de rojo y la mayoría de sus dientes parecían haberse roto, pero él hizo algo diferente de quejarse sobre el dolor.

—Entré…galo.

Al principio, no sabía a qué se refería, pero pronto llegó a mí como si estuviera gradualmente resolviendo un acertijo.

—Entrégalo. ¡¡Entrega la última pieza que tú tienes!! ¿¡Gbgh!? ¡¡Eso no es algo que tú deberías tener!!

—¿Por qué no?

Saqué la memoria USB translucida de mi bolsillo, la miré y pregunté de nuevo.

—¿¡Por qué quieres esto tan desesperadamente!? ¿¡Realmente vale la pena como para matar a alguien o conseguir ser casi asesinado!?

—Tú…no…entiendes…nada…

El sangriento hombre podría incluso haberse roto su espalda, pero la mirada en su rostro cambió tan pronto cuando vio la memoria USB. Él todavía seguía inmovilizado, pero él estiró su mano y sus uñas rotas hacía mí. No sólo eso, él comenzó a arrastrarse por el suelo a pesar de tener al zorro y la tanuki encima de él.

Su persistencia me hizo retroceder.

Sabía que realmente le importaba el dispositivo, ¿pero y qué? No sabía cómo afectaba a su Paquete, pero tenía que ser una manera de hacer dinero fácil. Una fortuna sólo era útil cuando estabas vivo. No sólo sus compañeros en el crimen y subordinados habían perdido sus vidas, sino que él estaba desgastando su propia vida. ¿Por qué la quería tan desesperadamente? ¿Cómo podía llegar así de lejos?

Sin embargo, resultó que lo estaba viendo todo mal.

—¡¡Si no hacemos algo pronto, personas no relacionadas serán arrastradas a esto!!

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………¿Eh?

Mis presunciones se estaban cayendo en pedazos.

Miré al objeto en mis manos.

—Lo que… ¡¡lo que tú estás llevando sin saber por esta isla era la seguridad final necesaria para detener la destrucción que ya está en camino!! Yo… ¡¡Nosotros sabíamos el secreto, por lo que tenemos que detenerlo!! ¡¡Y aun así…!!

Después de secuestrar a la Zashiki Warashi, los villanos me habían ordenado que les llevara la valija.

Y sin embargo, cuando amenacé con destruir la memoria USB que encontré, no proporcionaron mucha reacción.

Pero…

¿Ellos no eran el final de esto? ¿Hay otro plan más grande y ellos estaban en la posición de detenerlo?

¿No fue eso algo a lo que concluimos no hace mucho?

Había dos conjuntos de villanos en la Isla Mina de Oro. Uno era el grupo que secuestró a la Zashiki Warashi buena para nada y usó a la Usuhiki Warashi, una subespecie del Zashiki Warashi. El otro era un grupo diferente que usó el Paquete de asesinato de Ikiryou de Kechibi.

En ese caso, ¿cuál grupo había escondido la extraña memoria USB en mi valija para que así la llevara por la isla?

¿A cuál de los dos planes beneficiaría?

—¿Qué? —Pregunté sin pensar. —¿Por qué traje esto a la isla? ¿¡Qué es esto!?

—Apresúrate…y úsalo.

El hombre colapsado estiró su mano ensangrentada y habló lentamente.

—Ese es un método para inducir suicidio nacional. De casualidad nos tropezamos con el sistema. Tratamos de usarlo para nosotros, pero alguien interfirió. ¡Deprisa, deprisa! ¡¡Si no te opones a los engranajes de destrucción para evitar que les den vuelta, la nación entera de Japón será borrada del mapa!!

El hombre parecía muy confundido y tenía problemas de entender lo que estaba diciendo.

Además, no tenía tiempo para pensarlo.

Un momento después, una violencia abrumadora nos interrumpió.

31 (Day 10/04 11:17 – 11:40)

¿Qué…pasó?

Me tomó bastante tiempo entenderlo.

—…

Todo parecía haberse puesto de costado, pero eso era porque había colapsado sobre mi costado. Además, un muro de concreto cercano había sido destruido al punto que pensé que un camión de basura lo había aplastado. La húmeda sensación en mi cabello me decía que algo del tamaño de una pelota de baloncesto me había golpeado.

No había nada que pudiéramos hacer.

El zorro no podía hacer nada, la tanuki tampoco y ni siquiera la Zashiki Warashi podía a pesar de qué tan furiosa se había vuelto.

Alguien había entrado a través del muro derrumbado y noqueó a esos tres al sólo batir sus brazos. Las reglas decían que los Youkai no podían ser dañados por medios normales, pero eso ya no aplicaba. Estaban siendo golpeados, pateados y fueron arrojados. Esa era la clase de violencia primitiva que gobernaba el mundo aquí.

—Hm. ¿Eso es todo?

Después de ver un charco creciente de sangre acercarse a la memoria USB que había caído al suelo, la persona silenciosamente se agachó y la recogió.

La persona era una persona de cabello gris que parecía estar en sus cincuentas.

Él no era japonés. Él era claramente blanco y su cabello gris probablemente había sido originalmente un encantador cabello rubio. Incluso en una isla subtropical, él vestía un abrigo grueso de estilo militar que le quedaba perfectamente. Él también usaba guantes de piel.

—¿Quién…eres…?

—Ahora bien. ¿Dónde debería empezar? ¿El término Kechibi sería suficiente para decir que no estoy con ellos?

El hombre de cabello gris obedientemente respondió mi pregunta mientras yo permanecía en cuatro.

Poco tiempo después, escuché un rugido. El joven totalmente ensangrentado (del grupo de la Usuhiki Warashi) se levantó sosteniendo un arma y no dudo en jalar el gatillo. Punzantes disparos rápidamente llenaron el espacio cerrado.

Pero al hombre de cabello gris no parecía importarle.

Él tomó una acción casual pareciendo bastante como un niño jugando a la riata, pero esto fue todo lo que tomó para aplastar la gruesa columna de soporte del edificio. Un diluvio gis cayó con tremenda fuerza y barrió el edificio, llevándose las balas y la pulpa sangrienta con él.

Era difícil de creer que un humano normal había hecho eso.

La sombra del hombre de cabello de gris osciló y el número de brazos de las sombras aumentó a cuatro.

—Así que este es el Obou-Jikara. Suena como un vieja leyenda rancia, pero “cuando estás en Roma” dicen.

Estás…bromeando.

Eso era relacionado a la historia de una Youkai llamada la Ubume.

Una Ubume lucía como una joven mujer sosteniendo un bebé en el camino. Ella le pediría a los transeúntes que cargaran al bebé, pero entonces el bebé se haría más pesado y más pesado y eventualmente aplastaría a cualquier que hubiera aceptado. La Ubume era un Youkai letal.

Sin embargo, cualquier que lograra continuar sosteniendo al bebé al final se decía que obtendría la fuerza súper humana conocida como Obou-Jikara. Parecía como si a su sombra le hubieran crecido cuatro brazos, ¿pero eso significaba lo que creía que significaba?

Los humanos no podían matar a un Youkai, ¿pero qué tal si el poder que usaban estaba confiado de un Youkai? ¿Eso significaba que él podía enfrentar incluso a la Zashiki Warashi en su alboroto?

—Tienes razón en sentir miedo. Los humanos tienen el mal hábito de glorificar aquellos que pelean contra el miedo al punto de entumecerse a sí mismos, pero el miedo es una señal biológica para decirles que eviten alguna clase peligro. Es mejor obedecer.

Mientras hablaba, el hombre de cabello de gris levantó la memoria USB roja translucida y revisó para ver si nada de sangre había caído en ella.

Esto no es bueno.

Eso no puede ser bueno.

—Todo comenzó con un cierto punto de inflexión para esta nación. Una vez que su industria de maquinaria de precisión sufriera una perdida decisiva, entraron en un periodo de caos mientras cambiaban a la industria primaria de ultra alta precisión…conocidas de otra manera Villas Intelectuales funcionales.

—…

—En ese momento, el miedo invadió la nación de Japón. Perdieron su superioridad económica y la fundación económica comenzó a ir a China, Corea y otras naciones asiáticas del sudeste. Los inversionistas perdieron la fe en el yen y movieron su dinero a otro lado y las compañías extranjeras huyeron de la Bolsa de Tokio por miedo de ser atrapados en medio cuando la nación fue a bancarrota. Japón sabía que sería abandonada, lo cuál sería fatal para una nación con menos del 30% de autosuficiencia en alimentos. Fue por eso que aquellos en poder revirtieron su forma de pensar. Si creaban un sistema que no permitiera que nadie los abandonara, continuarían prosperando. Esa era la forma en que lo veían.

Eso era tan repentino que honestamente no podía entenderlo.

Sin embargo, eso no era debido al hombre de cabello gris. La escala del problema había crecido demasiado. Y me sentía como un tonto por no darme cuenta.

—Oh, el sistema en sí era bastante simple. Las características básicas de un Usuhiki Warashi no son diferentes de un Zashiki Warashi. El punto principal es que traen fortuna y prosperidad a la casa donde viven. Chico, ¿sabes la moneda usada durante el periodo Edo cuando la historia del Usuhiki Warashi y el Zashiki Warashi se esparció?

—Espera…un segundo.

—El Oban y el Koban, los cuales ambos eran simbolizados por oro. ¿Y dónde más es usado el oro además de las decoraciones y la moneda?

—¿Estás hablando sobre circuitos integrados y puertos de cable?

—El Usuhiki Warashi puede controlar oro puro. Y al mover un pedazo de oro más delgado que un cabello sólo por medio milímetro, uno puede prevenir que el hardware haga contacto y destruya la información pasando por ese hardware. Y si monedas de cobre son incluidas también, el rango de los efectos crece considerablemente. Pero independientemente, esto aplica a discos duros, memorias flash e incluso los carretes de cintas magnéticas que compañías de gran información han vuelto a usar. Después de eso, no es diferente a una defensa de misiles balísticos. Sólo necesitan decirle lo siguiente a los inversionistas del mundo que estaban protegiendo sus activos con el yen japonés: “Durante los siguientes años mientras Japón se vuelve a poner de pie, si detectamos a alguien transfiriendo una significativa cantidad de dinero fuera de Japón, destruiremos el hardware de la Bolsa de Tokio correspondiente al clúster de información perteneciente a ese individuo. Esos tratos son llevados a cabo en menos de un milisegundo e intencionalmente ralentizándolos podría darte cientos de millones de dólares en la red, por lo que sería mejor cooperar con nosotros.” …Supongo que podrías llamarlo una nueva forma de intimidación diplomática.

Esa era la forma original de un viejo sistema.

Pero en tiempos modernos, esa reliquia ya no era necesaria. El país ya se había recuperado usando las verduras de marca de ultra alta calidad de las Villas Intelectuales.

—Los isleños que te atacaron probablemente habían desenterrado ese viejo sistema de alguna manera u otra. Y estaban pensando en una forma de usarlo. La detección automática de una larga suma de dinero siendo transferida probablemente era lo que querían. Tal vez querían copiar los movimientos de los inversionistas pesados y ganar en grande en el mercado de valores o tal vez querían sabotear la información de los VIP disfrutando los casinos. Para ser honesto, eso dependería si su objetivo era por lucro o venganza.

—Entonces…

Aun en el suelo, desesperadamente moví mis labios y hablé en un quejido.

Si no hacía nada y mantenía mi concentración en el mundo exterior, probablemente me habría desmayado.

—¿Qué intentas hacer al asesinarlos?

—¡¡Eso es simple!! Sólo pienso en ello como subir la escala un poco. —El hombre de cabello gris extendió sus brazos. —Japón estaba en tal estado lamentable en ese entonces, pero se pusieron de pie gracias a su duro trabajo. Podría lucir como si su economía se concentrara en la agricultura de las Villas Intelectuales, pero es la industria tecnológica de alta calidad lo que soporta esas villas. Una vez que la tecnología en computadoras de Japón recuperó la confianza del mundo, muchas naciones la adoptaron para sus sistemas de comercio financieros. ¿Lo cual significa?

—…

Mi mente se puso en blanco.

No era como si no pudiera llegar a una respuesta. Era porque la idea en mi mente era demasiado ridícula.

Pero la respuesta de pesadilla aun así llego.

—El Paquete para daño a pequeña escala de hardware usando una Usuhiki Warashi estaba limitado a Japón, pero ahora puede expandirse a través de circuitos de alta velocidad y alrededor del mundo. Billones de dólares cambian manos cada milisegundo y todo el comercio de acciones sería terminado en siete días. Eso sería un golpe fatal para el mundo. El anterior estallido de burbuja parecerá nada en comparación.

Él no estaba tratando es esparcir el caos.

Él no estaba tratando de hacer que alguien perdiera todo.

—Quieres decir…que estás tratando de…

—Sería una cosa si fuera un verdadero accidente, pero si un sistema construido en Japón destruye los propios dispositivos de Japón, la responsabilidad naturalmente caerá sobre Japón. A diferencia de la información o los software, es fácil añadir una suma de daños con hardware físicos. Ahora, ¿qué le pasará a Japón entonces? Predigo que será puesto en una buena venta.

Él estaba hablando sobre la venta de Japón, el secuestro de toda una nación.

—Este dispositivo en sí es bastante simple.

Él sonaba entretenido mientras ondeaba la memoria USB.

Esa era la llave para todo y la fuente de todo.

—¿Un chico de preparatoria sabría lo que es una llave de hardware? En lugar de usar un contraseña, una formula excesivamente compleja es guardada en una memoria flash y es usada como la llave para prevenir acceso ilegal. Son bastantes comunes para banco en línea o comercio de acciones.

—¿Qué…hay con eso? ¿A qué te da acceso esa llave de hardware? ¿¡Qué tiene que ver con lo que estabas hablando!?

—Jaja. Es simple. Isla Mina de Oro ha construido una gigante ciudad virtual alrededor de su casino VR. Los avatares pueden moverse libremente, comprar tierras o edificios y abrir tiendas para vender “ropas usadas” para los avatares. No es nada mas que una forma de entretenimiento, pero esto es una llave de acceso para una parte de eso. Te da libre acceso a una habitación no accesible de otra manera. Es una habitación de niño llena con juguetes y dulces.

Una tienda de avatar en una ciudad virtual.

Una habitación virtual de niño llena con dulces y juguetes.

No me digas…

—Pareciera que lo has descubierto. —El hombre de cabello de gris parecía estar disfrutándolo. —Al igual que el Zashiki Warashi, el Usuhiki Warashi es un Espíritu compuesto del niño asesinado para conservar comida durante una hambruna. Y en las villas en las montañas de Tohoku, se decía que las personas intencionalmente creaban habitaciones de niños para se quedaran mucho más tiempo y protegieran a esa familia. Esa idea fue virtualmente recreada y la Usuhiki Warashi es controlada al reordenar los ceros y unos compuestos en el plano de la habitación al igual que el arreglo y número de juguetes y dulces. Y este es la llave control necesaria para corregir un error o añadir características adicionales. ¿Ahora entiendes el vínculo entre su Paquete, la Usuhiki Warashi y esta llave de hardware USB?

El hombre añadió que había obviamente un comando de “borrado” que causaría que el sistema entero construido alrededor de la Usuhiki Warashi fracasara y se cayera en pedazos.

—Para ponerlo simple, esta llave de hardware USB provee completo control de la Usuhiki Warashi. Hace mucho, esta Usuhiki Warashi estaba bastante relacionada a ese sistema de suicidio nacional, por lo que podía hacer muy poco. Realmente puede destruir Japón, pero también puede destruir el sistema entero de suicidio nacional como apretar un interruptor.

—¿Así que puede ser usado como un interruptor de auto destrucción para ese Paquete extremadamente peligroso?

—Jaja. ¡Qué encantadora comparación! Tal vez debería usarlo en el futuro. Los isleños que desenterraron el sistema mientras imaginaban que eran una organización secreta parecían haber movido sólo esta llave de hardware a otro lado. Era probablemente para prevenir que uno de ellos los traicionara y secuestrara a la Usuhiki Warashi, pero eventualmente comenzaron a preguntarse qué pasaría si una fuerza exterior como nosotros pasaran a robar la llave del hardware.

—…

—Eso fue por qué lo trajeron de nuevo a la isla para asegurar su seguridad. No querían que alguien más pusiera sus manos en él y querían mantener control estable de la Usuhiki Warashi en el núcleo del sistema de suicidio nacional del cual estaban comenzado a perder el control. Por supuesto, esto es sólo una molestia para alguien como yo quien en realidad quiere que el suicidio ocurra. Es una suerte que logré recuperarlo antes de que fuera usado. …Si lo destruyo, nada puede detener el sistema de salirse de control. Esto es todo lo que necesito para declarar jaque mate.

—…………………………………………………………………………………………………………….Debes estar…bromeando.

—Por supuesto que no. Esto era lo que estaba buscando.

Mientras hablaba, el hombre rompió la memoria USB en dos, la tiró al suelo, vertió una lata de líquido para encendedores sobre él y le prendió fuego.

Había estado equivocado.

Dudaba que este hombre de cabello gris estuviera en lo cierto sobre la razón del grupo muerto al secuestrar a la Zashiki Warashi para obtener la llave del hardware.

Podría haber empezado con esa clase de avaricia o deseo de venganza, pero ellos eventualmente notaron una maldad más grande y trataron de ponerle un alto a ello. Ellos querían obtener esa memoria USB incluso si eso significaba destruir el Paquete que habían construido.

Y…

Yo… ¿me puse en su camino?

—No, eso no puede ser verdad.

Mi voz temblando rechazó las palabras del hombre.

O más bien, quería rechazarlas de cualquier manera que pudiera.

—¡No importa cuánto tratara de amenazar en destruir la llave del hardware por el teléfono, ellos no reaccionaron! Si realmente era la seguridad que necesitaban para detener ese sistema de suicidio nacional, ellos habrían…

—¡¡Jajaja!! Eso fue obviamente sólo un acto para que así no te dieras cuenta de qué estaban de tras. Probablemente estaban sudando balas cada vez que les gritabas por el teléfono.

No había nada más.

Mi patética negación no fue suficiente.

—Ahora, nada queda para detenerme, —dijo el hombre. —No hay una llave de hardware de re puesto, por lo que no debería tomar mucho antes de que el suicidio nacional esté completo.

Habiendo dicho eso, se volteó y se hizo camino hacia afuera.

Él estaba escapando a través del agujero gigante que él mismo había hecho.

—¡¡Espera!! ¿¡Siquiera quién eres!?

—Lo sabrás dentro de poco. Eres un estudiante, ¿cierto? Entonces sólo mira a la bandera volando frente a tu escuela. Dentro de poco, verás algo más que un círculo rojo ahí.

—Tú…

Traté de atraer su atención.

Podría haber sido sin sentido. Habíamos perdido ya la llave de hardware necesaria para acceder a la habitación virtual de niños que controlaba a la Usuhiki Warashi. Incluso si arrancaba la tráquea del hombre con cabello gris con mis dientes, no había forma de detener el suicidio nacional.

Pero por alguna razón, desesperadamente le hablé.

Sí, así es.

No tenía una idea en sí en mente.

Simplemente tenía miedo de ser dejado atrás.

—¿Por qué me estás dejando vivir?

—¡¡Jaja!!

El hombre río ruidosamente, pero él ni siquiera dejo de caminar o incluso miró hacia atrás.

Él mantuvo su espalda hacía mí mientras respondía con una risa en su voz.

—¿Por qué te mataría? Mientras más esclavos mejor.

Eso fue todo.

No había nada que pudiera hacer.

Ni siquiera podía levantarme del suelo mientras el hombre de cabello negro se desvanecía del edificio abandonado.

32 (Day 10/04 12:00 – 12:30)

Alguna clase de conclusión estaba llegando sin que lo supiera.

33 (Day 10/04 12:30 – 13:09)

—Interrumpiremos este programa por noticias de última hora. Hoy al medio día, explosiones accidentales ocurrieron en complejos químicos en Kitakyushu, Hiroshima, Fukui, Kobe, Yokkaichi, Kawasaki, el costero de Chiba, Kashima, Sendai, y Hakodate. La policía ha anunciado que están investigando como un posible ataque cibernético a gran escala más que simples accidentes. Actualmente, los bomberos están trabajando valientemente para apagar los incendios, pero la situación no luce bien. Cualquier viviendo en las zonas vecinas se les ínsita a no salir para ver los desastres. Inhalar el humo químico sería demasiado peligroso. E inclusive aquellos viviendo afueras de las zonas específicas deberían evitar salir a fuera por todo lo posible. Muchos químicos peligrosos están continuamente escapando y la Agencia Meteorológica dice que los vientos las llevaran por todo el país. …Oh, acabamos de recibir más información. Explosiones similares y fugas han sido confirmadas en 192 industrias químicas del país e instalaciones de almacenamiento. El número de casualidades es desconocido por el momento. Anunciaremos las ubicaciones una vez una lista de nombres haya sido confirmada. El gobierno ha comenzado una reunión de emergencia del Gabinete y decidieron crear un equipo de contramedidas. El secretario en jefe Nakaue del partido del gobierno está fuertemente instando a la nación para esperar por un anuncio definitivo y no seguir peligrosas especulaciones. …Lo siento mucho. Tenemos incluso más información nueva. Acabamos de recibir la información de que cruceros petroleros pesados cerca de Japón están estallando en llamas uno tras de otro. No hay un número acertado conocido. Proporcionaremos más información detallada una vez esté disponible. El Ministerio de Medio Ambiente hizo un anuncio hace unos momentos. Están rápidamente realizando pruebas de calidad en al agua alrededor del país y continuarán sacando agua una vez que su seguridad haya sido confirmada. Cualquier que use una fuente en vez del servicio del agua, por favor evite sacar agua para beberla por todo lo posible. Páginas web extranjeras ya están expresando sus dudas sobre la imagen de los productos agrícolas japoneses de marca, por lo que el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca pronto harán un anuncio para borrar tales especulaciones. Repito: por favor no haga nada hasta que más información detallada haya sido anunciada. Largos embotellamientos de trafico cubriendo más de cincuenta kilómetros han sido confirmados en la autopista de Kitakyushu, la autopista de Hanshin, la autopista de Tomei, la autopista de Shuto, la autopista de Kan-Etsu, la autopista de Joban, la autopista de Tohoku y otros caminos importantes. Intentos de huir de las regiones contaminadas los exponen a la posibilidad de inhalar químicos de la atmósfera, así que por favor manténgase adentro. ¿Más información nueva? Esta vez, grandes explosiones han sido confirmadas en compañías de almacenamiento de aceite en Kitakyushu, en el Mar Interior de Seto y Aomori. El número de casualidades es desconocido por el momento. Detalles serán proporcionados cuando estén disponibles. La Agencia Meteorológica acaba de liberar una imagen satelital. El archipiélago japonés está casi enteramente cubierto de nubes negras, pero parece que todas son alguna clase de contaminante…

34 (Day 10/04 13:09 – 13:30)

Estaba completamente aturdido.

Las noticias viniendo de la TV de la posada eran tan dementes que no se sentía remotamente real.

Casi todo el archipiélago japonés había sido cubierto de contaminantes como si alguien lo hubiera llenado en un libro para colorear.

Pesados pasos habían estado golpeando alrededor detrás de mí por un rato. Mis padres estaban constantemente tratando de contactar con alguien, pero las líneas telefónicas estaban tan sobrecargadas que no podían contactar. Su impaciencia muda parecía apuntar a la enormidad de la situación.

El país había llegado a un buen equilibrio con los productos agrícolas de ultra alta calidad apoyados por las Villas Intelectuales, pero todo eso estaba llegando a un fin.

No podía entender bien lo que eso significaba.

—Ahora que el sistema de suicidio nacional ha sido usado, la nación de Japón será vendida a otros países dentro de poco. No había nada que pudiéramos hacer para detenerlo.

La voz de una chica llegó a mis oídos.

Por alguna razón, tenía un celular en ese oído.

Extraño. ¿Pensé que los teléfonos no estaban contactando?

—El valor de la nación de Japón caerá a cero y algo remotamente útil será despojado, por lo que adquirirlo significara tomar una deuda masiva. Remarcarlo era la única forma que teníamos para conducir de vuelta a los compradores

Reconocí la voz.

Era la chica que dirigía la organización llamada Hyakki Yakou.

—Hemos establecido que ninguno de los mares cercanos o tierras de Japón será completamente descontaminada hasta después de cerca de cincuenta años a partir de ahora. Avances en la tecnología deberían acortar eso de alguna manera, pero por el momento, nadie puede poner un pie en esa tierra. El ambiente será inhabitable sin usar un traje espacial. No importa qué tan bajo pudiera caer el valor de la nación isla, ningún comprador querrá tomar el costo de cincuenta años de descontaminación. En ese tiempo, tenemos que reconstruir el poder necesario para recuperar la nación que hemos perdido.

Ahí fue cuando finalmente me concentré.

Oh, entiendo.

Esto es lo que pasa después de que nos ponen jaque mate y el juego ya se ha acabado.

—Jinnai Shinobu. Necesitas dejar el país inmediatamente. No importa a donde vayas, pero necesitas mentir un bajo perfil hasta la hora de comprar de vuelta al país.

Todavía sostenía el teléfono en mi oído, pero su voz ya no me llegaba.

En su lugar, pensamientos corrían por mi mente.

Mis ojos se encontraron con los de la Zashiki Warashi en yukata roja. Esa Youkai compartía una prosperidad en la casa, silenciosamente la veía aumentar y se iba como una señal de su declive. Ella simplemente se quedó ahí como siempre. Excepto que esta vez, ella estaba viendo nuestra ruina.

Eso me dijo que este era el final.

Nos iríamos de aquí. En el peor caso, seríamos incapaces de irnos y moriríamos aquí, pero si fuéramos a sobrevivir, necesitábamos trabajar para dejar el país.

Pero los Youkai eran diferentes. No importa qué tan mal se pusiera el ambiente, podían vivir normalmente. Y dudaba que un Youkai japonés formado por el ambiente de Japón fuera capaz de cruzas los bordes nacionales.

—Regresaré.

Así que este era el fin.

Así que este era el adiós.

—¡¡No me rendiré contigo!! ¡¡No importa cuántos años o décadas tome, regresaré!! ¡¡Así que…!!

No había nada que pudiera hacer.

En ese día, nuestra historia se detuvo por completo.

35 (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

Kotemitsu Madoka pensé qué tanto tiempo había pasado desde entonces.

La larga habitación de reuniones en el edificio de la Sede de la ONU en Nueva York era normalmente vista sólo en las noticias, por lo que era una vista extraña para una persona normal como ella estar ahí. Sin embargo, ella no se sentía abrumada.

Ella sabía que aquellos con verdadera influencia no asistían a juntas en lugares que serían vistos en televisión. Ella también sabía que ella misma se había transformado en uno de esos con verdadera influencia.

Eran actualmente las dos de la mañana, por lo que era una hora extremadamente inusual para una reunión.

Sin embargo, todos los asientos para todos los miembros de las naciones estaban llenos. Ellos sabían cuánto perderían al no estar aquí.

Madoka se paró en el centro de la reunión circular y habló.

—¿Qué tal si finalmente solucionamos esto?

Ella desafió al mundo con un micrófono en una mano.

—Eso fue un mensaje de “él”. “Él” lo dijo, así que, ¿no creen que es hora de que el mundo comience a actuar? …Estoy segura que ya se han dado cuenta de eso, si continuamos estancándonos fracasando en pensar, nos consumiremos y moriremos.

A pesar de su irrespetuosa manera de hablar, los oyentes inmediatamente aceptaron todo. Me he vuelto muy buena en dar discursos a través de los últimos diez años, notó Madoka.

—Fácilmente hemos usado todos los recursos de este planeta: petróleo, tierras raras, agua e incluso comida. Sí, seguimos pensado que el petróleo continuara durando un poco más, pero realmente estamos viendo el fondo aquí. Y desafortunadamente, ahora sabemos que la luna contiene muchos menos recursos que habíamos esperado y todavía estamos muy lejos de hacer minería tripulada en Marte. Así que, ¿qué hacemos?

Ella miró alrededor de ellos.

Los oyentes alrededor le dieron miradas angustiadas. Estos eran sus verdaderos rostros que nunca podrían mostrar a las cámaras de TV por miedo a crear malestar social.

—Actualmente, robots no tripulados son la base de nuestra tecnología de desarrollo espacial. Así es cómo lo diseñamos. Y “él” es el individuo destacado en ese campo. Sin exageración, “él” puede ser encontrado en la fuente de casi cada teoría aquí. Y “él” ha encontrado una respuesta. Este es, sin duda, el método correcto.

Los oyentes estaban siendo atraídos la mitad por la elocuencia de Madoka y la mitad por el nombre de “él”.

—La luna es insuficiente y estamos muy lejos de minería tripulada con la gravedad de Marte. Es por eso que debemos poner nuestras vistas en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Esos innumerables asteroides están hechos de hielo y minerales. Primero, les dispararemos a esos misiles con su cooperación. Y cuando muchos asteroides hayan sido barridos hacía la Tierra, igualaremos a su velocidad relativa y realizaremos la minera necesaria con robots no tripulados. Esa es una simple explicación de “su” plan.

Algunos temían que era poco realista, pero ella obviamente había esperado eso.

—Esto es completamente posible usando motores iónicos que pueden proveer débiles propulsiones por largos periodos de tiempo y usando las armas estratégicas que todos ustedes tienen en exceso. Más importante aún, esto no sólo es un plan para retrasar lo inevitable. “Él” dijo que hacer uso de los asteroides y rehusar las fuentes apropiadas proveerán una solución realista al problema de minería tripulada a Marte.

La tensión angustiada llenando la habitación gradualmente se decayó. Un muro realista había estado atormentando a estas personas y ya no tenían una manera de pensar por su cuenta, por lo que querían que alguien – quien fuera – les diera la respuesta.

Pero era verdad que uno de ellos no estaba muy a gusto con esta respuesta.

Un cierto país “lo” había encarcelado y “lo” estaba usando para su beneficio. No es que fueran a alguna vez admitirlo oficialmente.

Es por eso que Kotemitsu Madoka dijo lo siguiente.

—Como dije, esto es todo lo que “él” dijo.

36 (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

El extremo este de Siberia en Rusia era un infierno blanco enteramente cubierto de ventiscas. Un cierto instituto de investigación estaba ubicado en el centro de un instituto militar que nunca sería encontrado en algún mapa.

Aquellos involucrados lo llamaban Fábrica Robot.

“Él”, Jinnai Shinobu, había sido largamente encarcelado ahí.

A pesar de ser un instituto de investigación para robots no tripulados, estaba casi completamente lleno con una supercomputadora de alto poder. La colección de dispositivos de procesos paralelos era lo bastante amplio para llenar un campo de soccer y ahí es donde sus teorías tomaron forma. Después, serían construidos en un espacio de trabajo diferente ubicado en un lugar con una diferencia de ocho horas de diferencia.

Durante los pasados diez años, sus días como un chico habían terminado.

Él vestía una bata de laboratorio sobre un traje barato así como lentes ligeros. Su cabello seguía teñido de rubio, haciéndolo lo único intacto, pero gradualmente se había divergido por la atmósfera en general de que había envejecido.

La supercomputadora costaba tanto como cinco o seis grandes parques de diversiones, pero él rudamente apoyó sus pies en la consola mientras sorbía café agrio de una taza. Repentinamente, él miró hacía el techo.

Él era espeluznantemente monitoreado veinticuatro horas al día, pero esa horripilante mirada se había desvanecido.

La razón era obvia.

La gruesa puerta estaba supuestamente cerrada varias veces, pero una gran fuerza las tiró hacía adentro. Lo siguiente entró volando unos soldados ensangrentados. Por último, una mujer con un cuerpo glamoroso puso un pie adentro.

—Hishigami Mai, ¿hm? No has cambiado, —dijo él. —Lo digo en serio. ¿Por qué no has envejecido?

—Mi cuerpo me permite hacer reemplazos.

—¿Y por qué estás vistiendo una camiseta y pantalones cortos en la ártica de Siberia?

—Estaba usando un abrigo con el perfecto aislamiento de un termo, pero la tiré a la mitad porque estaba empapada con sangre.

A pesar de esta reunión con una vieja conocida, su expresión permaneció intacta.

Todo lo que hizo fue bajar su vista del techo hacía la taza.

—¿Por qué estás aquí?

—¿Realmente piensas que no notaríamos lo que estás tratando de hacer?

—Entonces no veo razón para que me detengas.

—Es demasiado pronto para empezar a moverte. Los japoneses fueron esparcidos por el mundo en ese día, pero la mayoría de ellos se han acostumbrado a sus nuevas vidas mientras esperan. Tus acciones podrían fácilmente robarles eso.

—Ya veo. —Jinnai Shinobu tomó un sorbo de su taza. —¿Entonces me matarás?

—Eso también sería un problema. Cambiaría las cosas demasiado. Después de todo, todo el desarrollo del espacio proviene de ti ahora. O más precisamente, tú y Kotemitsu Madoka lo establecieron de esa manera. Algunas veces incluso compraras un instituto de investigación rival o hackearías para alterar su información en su investigación.

—¿Entonces qué harás?

—¿Qué tal si te pongo a dormir durante unos cuantos años? No dejándote vivir pero no dejándote morir sería lo mejor. …Para ser honesta, llegar a hacerlo correctamente es riesgoso. Es por eso que elegí en su lugar al Sr. Magia de la Enfermedad.

—Ya veo.

Él ni siquiera se dio la vuelta hacía ella mientras hablaba.

—Pero ustedes no son suficientes para derrotarme.

Con un explosivo sonido repentino, un muro cercano fue destruido por una fuerza tremenda y un arma de ocho patas pareciendo un cangrejo entró. El monstruo plateado actuó como un escudo para Jinnai Shinobu.

Hishigami Mai silbó.

—¿Usando tecnología de desarrollo espacial para propósitos militares? Eres como un villano de un comic americano.

—Nunca estuve interesado en el espacio. Necesitaba la tecnología para eficientemente descontaminar ese país y los militares podrían tratar de hacer retroceder a otros países que traten de interferir. Sólo fue de casualidad que los robots fueran la respuesta a la que llegué.

—Pero un pedazo de basura como ese no puede matarme.

—¿Entonces qué tal si hago un aumento de poder?

Tan pronto habló, una ráfaga de viento lo rodeó como un pequeño tornado. Una vez que el viento se calmó, una mujer se apoyó en su espalda con sus delgados brazos abrazando su cuello. Ella no era una humana. Ella tenía cuernos en su cabeza, alas en su espalda y una cola en sus caderas.

Mai puso una sonrisa feroz.

—La Súcubo, ¿hm?

—Sí, sí. Hola a todos. Los Youkai hechos por japoneses podrían no haber sido capaces de irse, pero los demonios como yo cubrimos todo el mundo. Mi amo ha sido muy cariñoso conmigo☆

—Ya veo, ya veo. ¡¡Jaja!! Así que es por eso que Kotemitsu Madoka había estado tomando acciones tan obvias los pasados diez años. ¡Has estado usando el poder de esa demonio para estafar, ¿no es así?!

—No sólo es ella. Lidié con Kotemitsu Madoka directamente, lo cual se duplicó como una prueba, pero la ilusión de hacer el amor puede ser transmitido por el internet también. Es casi efectivo contra cualquier mujer sin tu nivel de resistencia. Estoy seguro que estarías impresionada si supieras el número que he “estado ganando” para lograr mi meta.

—Hm. ¿Así que sellaste el poder de la Súcubo en esa pedazo de chatarra para crear un arma no tripulada que usa poderes supernaturales y paranormales?

Mai casualmente aplaudió dos veces.

—Si es así, eso tiene el efecto opuesto. Me especializo en esa clase de cosas, por lo que estoy taaan agradecida de que sintieras la necesidad de llevar esto a mi territorio. Ahora, es casi hora de que acabé contigo.

—Ella no es lo que eso usa. La Súcubo es solamente el cebador.

—?

—¿Recuerdas a la bruja australiana que se apareció esa vez? ¿Recuerdas cómo fue derrotada usando el nombre de la Súcubo y una cierta tarjeta postal?

—No querrás decir…

—Los nombres de dos diferentes demonios fueron usados para engañar a esa bruja. Uno era el de la Súcubo y el otro le pertenecía a una demonio mucho más poderosa que casi está en las filas como una de los 7 Pecados Capitales.

—¡¡No querrás decir…!!

—Tselika Wien Alpha Chelydia Lumidrier, emperatriz del trono vacío no parte de los siete asientos. Revela tu majestuosidad de acuerdo con la voluntad de tu amo.

El mundo fue comprimido.

La mera manifestación fue todo lo que tomó para romper uno de las partes principales del cuerpo completamente modificado de Hishigami Mai.

Un sonido más perturbador que el romper de cada uno de los huesos de su cuerpo sonó una y otra y otra vez con más regularidad que el tic de un reloj. Una nueva vida ahora vivía en el arma con forma de cangrejo.

—Ahora bien.

Zashiki_vol5col_7

Finalmente, Jinnai Shinobu removió sus piernas de la consola y se paró de su silla.

Pero él no se molestó en mirar a lo que quedaba de Hishigami Mai.

Con la Súcubo colgada de su espalda y con el arma no tripulada conteniendo uno de los más fuertes demonios de su lago, él gentilmente sacudió su taza y habló.

—Supongo que es casi hora de salir al mundo una vez más.

37 (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

Cuando la información secretamente llegó a ellos, algunos de los miembros de pie representantes de nación temblaron.

Kotemitsu Madoka los ignoró mientras continuaba hablando.

—Si todo va como está planeado, “él” ya estará libre y viajando por el mundo a su gusto.

Ella habló lentamente y hábilmente.

—Para ponerlo de otra manera, cualquier nación podría ahora convertirse en el líder en el desarrollo espacial. ¿Qué nación lo “aceptará”? Esto podría influenciar toda su historia por el siguiente siglo.

Cada uno de ellos obviamente quería eso.

En vez de pasar por el proceso apropiado y hacer la guerra por ello, estaban listos para empezar a reñir en la sala de reuniones justo ahí.

—Sólo hay un precio, —dijo Madoka. —Permiso para descontaminar ese país que perdimos y la autoridad para directamente manejar la tierra reclamada. Eso es todo. Si nos apoyan en esto, ustedes se convertirán en los victoriosos de esta era.

Algunas naciones no querían eso.

Otros todavía querían esa nación isla para ellos mismo.

Pero cualquier que se opusiera a este plan se volvería el perdedor de la siguiente era. Serían echados de la carrera de desarrollo espacial y se marchitarían mientras trataban de confiar en este planeta mientras se secaban sus recursos.

Sólo tenían una opción.

Sólo podían mantener a todos checados mientras sonreían y apoyaban el renacer de esa nación.

—Entonces lo dejaré así.

Kotemitsu Madoka respondió a su silencio.

Mientras lentamente comenzaba a irse, alguien pregunto algo que se salía del punto principal.

Ese plan costaría una masiva cantidad de dinero y ella estaba financiándolo con la masiva cantidad de activos que había reunido alrededor del mundo. Por lo que alguien le preguntó por qué estaba dispuesta a llegar tan lejos.

Ella lentamente miró hacia atrás y suaves palabras fluyeron de su boca.

38 (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

Y después de hacer uso de todo y hacerse enemigo de todo, “él” regresó a ese lugar.

Él vio ese paisaje rural nostálgico y él vio la clase de casa japonesa de techo de paja que uno vería en una vieja tarjeta postal. Con su cuerpo entero contenido dentro de un traje espacial, él no podía respirar el aire o sentir el suelo debajo de sus pies, pero él había regresado de igual manera.

Los campos y campos de arroz estaban menos destruidos de lo que él había esperado y las casas también habían sobrevivido. Los Youkai viviendo ahí probablemente habían continuado manteniéndolas incluso después de todo los humanos habían evacuado.

—Hola.

Su voz apagada habló.

Una Zashiki Warashi en yukata roja estaba sentada en pórtico como siempre.

Ella probablemente había estado esperando cada día por los últimos diez años. Mientras se abanicaba así misma con un abanico de estilo japonés, ella levantó la mirada y sonrió finamente.

—¿Oh? Veo que eres del tipo que obedientemente mantiene sus promesas.

—Todavía va a tomar algo de tiempo, pero lo he reducido bastante. El ambiente original debería estar de vuelta en otros diez años.

—Ya veo. Nunca pensé que fueras estúpido, pero aun así…

—Esta tecnología está técnicamente destinada para permitir a los humanos vivir en la luna o en Marte… o así es como lo camuflaje. Bueno, esto todavía sigue siendo más cercano a casa que el espacio exterior.

—Pero parece que lograste girar el disco de vuelta para regresar a ser un idiota. No tenías que llegar tan lejos para quedarte con nosotros los Youkai.

Todavía vistiendo el traje espacial, él se sentó al lado de ella.

—Una vez que todo acabe, empecemos todo de nuevo…Yukari.

Él dijo un solo nombre.

En vez de llamarla Youkai de interiores o Youkai buena para nada, él uso su nombre.

Él no sólo estaba recuperando el tiempo perdido; él ya estaba pensando en lo que venía después.

—Sí, —susurró la Zashiki Warashi mientras lentamente ondeaba su abanico. —Si eso condujo a esto, entonces tal vez ese final no estuvo tan mal después de todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: