Apocalipsis de Jinnai Shinobu | Lado B | OP_code “Rail_song_jail”

Parte ?, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Parte 15, Parte 16, Parte 17, Parte 18, Parte 19, Parte 20, Parte 21, Parte 22,

? (3rd person Day??/?? ??:?? – ??:??)

—¿Equipaje perdido? …¿Qué? Quieres decir, am, espera. ¿¡Así que estaba perdido!? ¡¡Pero ese “objeto” era ultra secreto!!

—Ya se ha perdido, así que no tiene caso quejarse por eso. ¿O piensas que va a parecer mágicamente?

—Si era tan importante, ¿por qué no lo mantuviste con tu equipaje de mano? ¡¡Voy a reportar oficialmente esto!!

—¡No quería algo tan peligroso conmigo! ¡¡Sé que muchas personas asumen que un vuelo domestico es seguro y llegan a lamentarlo!!

—De acuerdo, lo entiendo. Oigan, necesitamos calmarnos. El portador decidió transportar el “objeto” al esconderlo en una bolsa de viaje de un civil, pero esa bolsa de viaje se ha perdido como equipaje perdido. ¿Está claro?

—¿No podemos rastrear la bolsa?

—Si hubiéramos adjuntado un transmisor, la señal habría sido interceptada. Sería como decirle al mundo entero que viniera a llevárselo por nosotros.

—Quieres decir…

—Nadie sabe en qué aeropuerto terminó.

—La aerolínea no es estúpida. Lo encontrarán dentro de poco y contactarán al estudiante civil. No hay nada que podemos hacer hasta que ese estudiante recoja su bolsa de viaje.

—¿Alguien podría fingir su identidad para que así podamos recoger la bolsa nosotros?

—¿Quieres llamar la atención? Eso incrementaría el riesgo de revelar la existencia del “objeto”, ¿sabes?

—…Maldición.

—Ahora lo entiendes. Desafortunadamente, todo lo que podemos hacer ahora es rezar.

2 (Jinnai Shinobu Day 10/03 20:30 – 20:40)

—¿Qué demonios…es esto? —murmuré mientras miraba la pequeña pantalla de mi celular.

Lo que había leído era tan demente que podría haberme casi desmayado en algunos puntos.

Todo empezó mientras trataba de matar algo de tiempo esperando en el lobby del aeropuerto flotante de la isla con esperanzas de que de mi equipaje perdido apareciera.

Había usado Singer Song Liar.

Era uno de los muchos servicios en línea gratis inundando el mercado y era mejor describirlo como un “software extraño de composición de canciones”.

Si introducías las letras y la música, automáticamente crearía una historia para ir de acuerdo a ello. Tenía un modo fácil que te permitirá pegarlo en innumerables ejemplos pre-grabados y te daría ayuda para qué escribir a continuación usando algo similar a una búsqueda profética. Eso les permitía a los usuarios casualmente crear una canción de menos de diez minutos. (Por supuesto, escuché todas las canciones hechas con el modo fácil y sonaban muy parecidas.)

No sabía exactamente cómo la historia creada funcionada, pero aparentemente tomaba el género (clásica, jazz, tecno, rock, etc.), el tipo de melodía (balada, blues, pop, etc.), frases comúnmente usadas, el ritmo y los términos y nombres usados en las letras para organizar cientos de miles de frases para formar la mejor historia. O algo así.

Se había vuelto famoso cuando los grandes foros de mensajes comenzaron a preguntarse por qué dejarían que las personas usarán ese servicio tan conveniente y de alto nivel gratis y entonces escuché que se sobre cargaba bastante durante los fines de semanas y tarde en la noche.

Ya que estaba aburrido, había pasado más de veinte minutos haciendo una canción sólo para probarlo, pero…

—Espera, espera, espera. Esto es mucho texto.

De acuerdo a los foros de mensajes, los más pequeños eran de sólo unas páginas de largo y los más largos eran de una corta historia de treinta páginas, pero parecía que tenía una novela completa.

Y entonces estaba el contenido.

—Guau.

Esto dice que el archipiélago japonés fue completamente sellado, me convertí en un mundialmente famoso científico de robots para recuperar a Japón, hice un contrato con la Súcubo e hice uso completo de ella. Hice un contrato con un demonio de la clase de los Siete Pecados Capitales para fortalecer un robot no tripulado – oh, guau – Acabé de un golpe a Hishigami Mai, era una clase de sexy científico loco, cumplí mi promesa con la Zashiki Warashi una década después mientras vestía un traje espacial, “Una vez que todo acabe, empecemos todo de nuevo…Yukari. (Tratando de sonar con clase)” Oh, guau. ¿Usando su nombre? ¿¡Qué!? ¿Ella era mi esposa o algo así? ¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

—¿¡Por qué siento que me acaban de presentar un viejo cuaderno vergonzoso del que no me acordaba que había escrito!? No hice nada, así que ¿¡por qué estoy aquí atrapado retorciéndome de la vergüenza!? Además, mi nombre fue el único en las letras, así que, ¿de dónde vino todo el resto? ¡¡Es extraño pero realmente vergonzoso!! ¡¡Tengo curiosidad, pero no quiero nada que ver con esto!!

¡S-sin mencionar que dice que me enfrente con legitimo estafador en una casino, que sobreviví un golpe directo de un carro bomba, entonces tratamos de rescatar a la Zashiki Warashi secuestrada por nuestra cuenta, y que arrastramos veinticuatro cadáveres en un lugar! ¡Eso debería bastar para pensar que esto era irrealista! ¡Nunca supe qué tan espantoso eran esas máquinas que no tenían sentido de la vergüenza! ¡No soy mi tío, el drama policiaco quien sueña en ser un oficial de policía y realmente entrar el Departamento de Investigación 1, y no soy Hishigami Mai, quien sin ayuda pelea una guerra y regresa a casa con una sonrisa! ¿Qué es esto? ¡Si la canción que hice sin realmente pensarlo produjo esto, ¿entonces mi cabeza todavía sigue llena con vergonzosas fantasías de adolescente?! ¡Eso es deprimente! ¿¡Y por qué demonios omitiste la parte donde mal usé el poder de la Súcubo para besarme con Madoka!? ¡Esa es la parte más importante! ¡No puedo creer esto! ¡Este maldito programa digital realmente no lo entiende! ¡¡¡¡Estúpida, estúpida, estúpida cosa!!!!

—…Quiero morir.

Tenía sentido que mi mente se hubiera puesto en blanco y que hubiera perdido la noción del tiempo. Sólo fue cuando dije esas cuatro palabras que noté una suave sensación apoyándose contra mi brazo.

Mi sien derecha me daba comezón. Era verdad que había estado sosteniendo a la Zashiki Warashi en mis brazos en Singer Song Liar, así que volteé.

Era Hafuri.

La joven líder de la brutal y villana organización llamada Hyakki Yakou estaba durmiendo ahí con un kimono.

—H-…

Mi garganta inmediatamente se secó y grité antes de que mi cerebro pudiera entenderlo.

—¿¿¿¡¡¡Hyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh!!!???

Impulsivamente traté de escapar, pero esta vez sentí algo pesado descansando en mi hombro opuesto.

¿Ahora qué es? ¿Un Konaki-Jiji? Pensé mientras volteaba.

—E-estás bromeando.

Era Hishigami Mai.

La asesina en camiseta y pantalones cortos estaba durmiendo con su cabeza sobre mi hombro.

No, con una mirada más cercana mostraba que sus ojos estaban ligeramente abiertos como siempre como pequeñas navajas.

—¿Qué te pasa? No despiertes a la jovencita cuando está durmiendo tan cómodamente.

¿¡Está despierta!?

¿¡Eso quiere decir que no me puedo escapar!?

Estar con mis padres es algo negativo, pero todavía esperaba encontrarme con un puñado de chicas en esta isla casino y hacer maravillosos recuerdos. ¿¡Pero este sueño había sido destruido antes de que siquiera dejara el aeropuerto!?

zashiki_05_239

Un pequeño Youkai canino estaba frotando su cabeza contra las botas de Hishigami Mai. Recordé que era un Sunekosuri.

—Puedo entender el reaccionar así por Mai-san, ¿pero no es grosero incluir en eso a Hafuri-sama?

—No es de ella de quien estoy asustado. ¡¡Es de todas las personas alrededor de ella!!

Ella debía haber estado un poco cansada del viaje porque la chica de cabello corto no mostraba signos de despertarse a pesar de todos mis gritos.

—C-como sea, estoy esperando mi equipaje perdido. La Zashiki Warashi estaba conmigo, así que, ¿ustedes saben a dónde se fue?

—Tan pronto pudo ver a Hafuri-sama y a Mai-san, ella se fue tan rápidamente como pudo.

—…

Por supuesto que lo hizo.

Mi sien derecha me daba comezón. En Singer Song Liar, ella me había protegido de las bombas y balas y se volvió loca como una máquina asesina, pero la realidad era una historia diferente.

—¿Por qué están todos ustedes aquí?

—Espera hasta que la jovencita haya descansado un poco.

—¡Para ser honesto, tengo tantas ganas de orinar que estoy por mojarme encima! ¡¡Si me van a hacer esperar aquí más tiempo, va a terminar muy mal para todos los involucrados!!

—Estamos aquí por ti. —Hishigami Mai frotó su propia cara. —Un Paquete especial usando un Amanojaku ha sido construido en Isla Mina de Oro. Personas como nosotros normalmente no salen para lidiar con unos criminales tratando de hacer un poco de dinero, pero este Paquete de Amanojaku es bastante malo. Quieren que se lidie con eso rápidamente incluso si tienen que pagar un precio excesivo para ello.

—¿Un Amanojaku?

—Así es. No sabemos los detalles del Paquete, pero podemos ver sus efectos apareciendo aquí y allá. ¿Cómo debería explicarlo? Las acciones de las personas son supuestamente basadas en ideas dentro de ellos, pero notamos a muchas personas tales como peces gordos corporativos y burócratas nacionales haciendo cosas extrañas que completamente ignoran esas ideas. Es como si estuvieran siendo jalados por un imán y los altos mandos de nuestro mundo no les gusta la vista de eso. Quieren que alguien – quien sea – se encargue de eso y rápido.

Recordaba que el Amanojaku se decía que era un Youkai travieso o uno que contestaba cualquier pregunta con la respuesta opuesta. Aparentemente ha habido una serie de teorías diciendo que originalmente era un oni o un dios. Si revisabas a través de las historias, algunas veces capturarían personas, las comerían, les quitarían la piel, usarían la piel y pretenderían ser ellos. Eso lo ponía directamente en la categoría de “letal”.

—Am, no voy a ser visto como un cómplice porque me dijiste eso, ¿o sí?

—Como sea, esto nunca va a ser de conocimiento público.

—¡¡Eso sólo me asusta más!!

Me volteé hacía el Sunekosuri, esperando ayuda, pero el Youkai canino estaba concentrado en frotarse contra las botas de la mujer.

¡Estúpido perro pervertido! ¡¡Eres un completo inútil!!

—¡Espera, así que, ¿qué tiene que ver eso conmigo?! ¡¡Si ustedes, gente del mundo bajo, van a pelear a muerte, háganlo en algún otro lado lejos de mí!!

—Necesitamos saber qué creaste.

¡¡¡Oh-oh!!!

—N-n-n-no tengo idea de los que estás hablando.

—No puedes engañarme. Sé que estás entrado en Singer Song Liar. ¿No sabías que está hecho para robar tu información personal?

¡¡Por favoooooooooooooooor!! ¿Quieres decir que no puedo ignorar esto? ¿¡Y cómo se volvieron las cosas así!?

—Aún no hemos localizado la ubicación del Paquete, pero podemos suponer conlleva un mundo hecho a mano a la realidad. Probablemente puliendo la característica “respuesta con una mentira” en “volver una mentira en la respuesta”.

—…………………………………………………………….………………………………………….………………………………………….

No, no.

Espera. ¿¡No, no, no, no!?

¡Espera, espera, espera, espera, espera, espera, espera, espera, espera, espera! ¿Qué significa eso? ¿¡Esa historia delirante vergonzosa automáticamente creada realmente pasará!? ¿¡El juego de póker contra un estafador, el carro bomba, el secuestro, la masacre de los villanos, la furia de la Zashiki Warashi, el robo del país y la eliminación de Japón se volverá realidad!? ¡No, espera! ¡¡¡¡¡El sólo recordarlo hace que mi sien derecha me duela como el mismo infierno!!!!!

—¿Por qué? ¿¡Por qué yo de todas las personas fui arrastrado a este Paquete de Amanojaku!?

—Quién sabe. Dije que no habíamos localizado el núcleo, ¿recuerdas? Más importante, déjame ver ese teléfono en el que estaban tan concentrado. Lo que dice nos dejará saber cómo lidiar con lo que se aproxima.

—…………………………………………………………………………………………………………………….¿Te tengo que decir?

—¿Qué? ¿Es un sueño húmedo adolescente?

Cubrí mi rostro con una mano y confesé.

—De alguna manera, es peor.

3 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 20:30 – 20:43)

Bajé las escaleras enrolladas del aeroplano y puse pie en la pista del aeropuerto nacional. Un detective usualmente vestía un traje barato todo el año, pero estaba haciendo bastante calor para eso ahora. Me hacía preguntar si realmente era Octubre.

—Ahh. ¡¡Así que finalmente estamos en la isla casino!! ¿Es llamada Isla Mina de oro? Me alegra ver que estás emocionado.

Mi malhumor general fue contrastado por la sonrisa del VIP de la Agencia de Policía Nacional a lado mío.

Él era el Jefe Superintendente Mishima.

Si querían saber qué tan VIP era él, sólo había dos o tres rangos más arriba de él. Sin importar qué tan perfectamente tuvieras promociones, esa no era una posición que alguien en sus cuarentas debería tener.

—¿Por qué estoy en una isla resort de Kyushu? —pregunté sin pensar.

El Jefe Superintendente Mishima debía no tener nada que hacer porque realmente me contestó.

—Para algo de observación en una reunión de estudio. Con treinta millones de personas atiborrados, Tokio sigue terminando en rojo con su seguridad nacional e infraestructura de mantenimiento, por lo que están buscando un nuevo recurso de ingresos. Han estado hablando sobre construir un casino en la ciudad por un tiempo. Estaría centrado en las Islas Izu y lejos del centro de la ciudad.

—Sí, escuché todo eso, pero aun así.

—Como la policía, quisiéramos saber los lados positivos y negativos de un casino antes de colocar la tierra de trabajo para un nuevo sistema. Especialmente necesitamos saber cómo afecta al mapa criminal. Como puedes ver, no hay nada extraño sobre el Departamento de Policía Metropolitano de Tokio tomando un viaje hacía la Isla Mina de Oro de Kyushu. Incluso si el viaje es pagado por el dinero de impuestos de los residentes de la ciudad.

De paso, pertenecía al Departamento de Policía Metropolitano la cual resguardaba la paz de Tokio mientras que Mishima pertenecía a la Agencia de Policía Nacional la cual supervisaba la policía de Japón. Eso lo hacía todo desde Hokkaido hasta Okinawa su territorio. No importaba para él qué tan feroces fueran los defensores del pueblo o grupos civiles que se quejaban sobre cómo usar los impuestos.

—Has escuchado de la falla de Kobe, ¿cierto? Fue rodeado por hoteles famosos, casinos, centros comerciales e instalaciones de ocio de los cuales los turistas nunca salían y nada regresaba hacía los lugareños. Hay incluso grupos en línea demandando alejar los “recursos de interiores”. Queremos evitar esa clase de problemas cuando estemos haciendo planes para la ciudad, por lo que este es un trabajo importante.

—¿¡Pero no es este trabajo para los oficiales uniformados mucho, mucho, muuuuuuucho más arriba que yo!?

—¿Sí? ¿Por qué piensas que estoy aquí?

El Jefe Superintendente Mishima miró alrededor de la pista mientras hablaba.

Había algunas personas en la zona que parecían fuera de lugar. Más allá de los trabajadores normales corriendo por los alrededores reabasteciendo los aviones o guiando a los vuelos llegando, noté algunas personas protegiendo nuestros alrededores. Y todas ellas estaban vestidas en minifaldas llamativas de las mujeres policías que verías en la cubierta de las revistas pin-up americanas.

Sin necesidad de decir que ninguna organización policiaca japonesa usaba esa clase de uniforme.

El Jefe Superintendente Mishima (parecía) casualmente observarlas mientras hablaba.

—No queremos una influencia de guardias armados en Tokio. ¿Sabías que estos guardias realmente obtienen licencias farmacéuticas para que así puedan cargar un arma tranquilizadora de gas comprimido? Me pregunto quién ganaría si uno de ellos se pelea con uno de nuestros oficiales.

Los gruesos cinturones alrededor de sus cinturas contenían varias bolsas de cuero y podía ver la silueta de un arma junto con la batuta y esposas.

—Escuché que formaron una organización de alto nivel y a gran escala aquí. Sólo espero que no empiecen a tomar sobornos y convertirse en una nueva pandilla.

—Eso no es a lo que me refiero. ¿¡Por qué tenías que arrastrar a alguien con un trabajo de sargento de policía estacado aquí!?

—Nunca podrás tener todo el paisaje sólo al mirar las cosas desde arriba, por lo que quiero saber cómo lucen las cosas para alguien que investiga los crímenes desde el suelo. Y cuando le conté a tu jefe de departamento, él inmediatamente te sugirió.

¡¡Maldito!! ¿¡Me está aventando todo el trabajo molesto a mí!?

Me di la vuelta justo cuando varias personas de la policía bajaban ruidosamente del avión. Había muchos del Departamento de Policía Metropolitana y de la Agencia de Policía Nacional. Mientras que eran oficiales de policías uniformados, estas no eran personas que estaban en las calles. Eran lo bastante distinguidos que no me habría sorprendido ver medallas en sus pechos.

Sentía que sólo estaba recibiendo la mitad del oxígeno que respiraba mientras subíamos al autobús a la terminal del aeropuerto. Por último, la seguridad se había puesto estricta incluso para vuelos domésticos, pero todos ellos eran dejados al pasar por la puerta. No sólo la seguridad no hacía pasar las valijas por los rayos X, sino que la seguridad ni siquiera revisaba que estaban llevando consigo. Por supuesto, ninguno de ellos parecía con la intención de cargar sus propias bolsas.

Y si los de arriba la tenían fácil, aquellos en el fondo la tenían difícil.

Arrastré la valija del Jefe Superintendente Mishima mientras salía del edificio del aeropuerto con todas esas importantes personas.

Ellos inmediatamente comenzaron a abordar carros negros lujosos que claramente no eran taxis normales. Había cinco o seis de ellos en fila con carros policías entre ellos y dos motocicletas de policía en el mero centro. La Agencia de Policía Nacional probablemente veía esto como ser autosuficiente, pero la sociedad normal querría preguntar si pensaban que ellos eran la realeza.

Después de que metiera la valija de alguien en el maletero abierto, la ventana de humo bajó y el policía de profesión me habló.

—De acuerdo, Uchimaku-kun, sólo sigue el tiempo programado a partir de ahora. Tendremos una reunión estratégica secreta en un crucero lujoso, para ser honesto. No quieres unírtenos, ¿cierto?

Esto era obviamente una orden, por lo que no tenía otra opción sino responder con una gran sonrisa.

—Para naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaada.

—Para ser honesto, yo tampoco. No quiero encontrarme con personas tan viejas que no saborean las bebidas y sólo se concentran en el precio en la etiqueta. …¿Crees que haya un buen lugar con dumplings chinos por aquí? Siento la necesidad de presentarme con un horrible olor a ajo sólo para molestarlos. Nos vemos después.

Se despidió ondeando su mano y el desfile dejó la glorieta. Sólo los demás tan jóvenes como yo fueron dejados atrás. Tan pronto los carros se desvanecieron, todos dejamos escapar suspiros pesados pero inmediatamente intercambiamos miradas y despejamos nuestras gargantas. No podíamos dejar que alguien les informara a los superiores de eso. No había oportunidad para que nos lleváramos bien, así que todos caminamos en direcciones diferentes.

—Ahora bien. ¿Qué hago?

Mis deberes oficiales estaban libres. Mi objetivo inmediato era encontrar algo de cenar, pero hice una mueca tan pronto vi una máquina expendedora. Todas las bebidas costaban más de doscientos yenes cada una, por lo que la ciudad casino sería irremediable. Sería mejor pasar la noche aguantando mi estómago. Así que, ¿qué más había para hacer? Un oficial de policía en un traje no podía en realidad ir a apostar por su cuenta. Además, los repetidos cortos en mis pagos me habían dejado sin nada con lo que apostar. Sin embargo, tampoco quería dirigirme directamente a la posada y dormir. Simplemente sabía que me despertaría a una hora rara como las tres o cuatro de la mañana.

No tengo nada qué hacer.

Estaba en una isla resort, y sin embargo estaba listo para inclinarme a mi celular y descargar una aplicación para resolver misterios o algo así.

Pero entonces una voz familiar llegó a mí desde un costado.

—Detective☆

…………………………………………………………………………………………………………………………….Hishi…gami…Enbi.

Bueno, para ser honesto, algo había olido mal desde el momento que se me pidió que viniera a este viaje irregular. ¿Saben a lo que me refiero? Se sentía como uno de esos momentos en que invariablemente piensas si has vivido lo suficiente. Como cuando un deslizamiento bloquea el camino y vas hacía una mansión tenebrosa para protegerte de la lluvia, cuando abordas un tren para dormir después de esperar de alguien que canceló y toparte con un hombre con una máscara, o cuando ganas un boleto en una lotería del centro comercial y resulta ser para la habitación separada en la posada donde las personas siguen sospechosamente suicidándose desde hace diez años. ¡¡Se sentía justo así!! ¡¡Como cuando hay un antiguo ritual sangriento o una canción sombría que termina no sólo en el sótano secreto sino en toda la posada dando un completo giro de 180!! ¡¡Justo así!! ¡Por lo que había estado esto! ¡¡¡¡Aún no estaba llorando!!!!

Era Hishigami Enbi.

Esa fenómeno del misterio tenía una manera de aparecerse en las escenas de asesinatos perturbadoras. Era a tal punto que me preguntaba si esa chica de secundaria con coletas indiscreta tenía al Dios de la Muerte caminando junto con ella.

Sin embargo, mi sorpresa esta vez no era por aparecerse sin avisar en la Isla Mina de Oro.

Era por cómo ella iba vestida.

Para ponerlo simple…

—¿Qué diablos estás vistiendo?

—¿No sabes lo que es un traje de conejita? Esta es una ciudad casino, así que, ¿qué más se supone que use si quiero mezclarme en el ambiente sin resaltar?

—¡¡Luces como si estuvieras trabajando ilegalmente en un distrito de luces rojas!! ¡¡No eres más que un problema para todas las empresas que respetan la ley alrededor de ti!!

—Jejeje. Podría no haber mucho espacio, pero tengo un encendedor en mi escote justo como las de verdad.

—¿Sabías que llevar material inflamable alrededor en público sin un propósito obvio es contra la ley?

Cuando suspiré y confisqué el encendedor, la Conejita Enbi se enojó.

—¿¡Cómo puedes meter tu mano aquí tan casualmente!?

—Porque es parte de mi trabajo.

—¡¡Sí, pero se supone que primero te sonrojes y estés un poco nervioso!! ¡¡Estás haciendo un terrible trabajo!!

Sentía que las voces alrededor de la multitud estaban cambiando un poco.

Oh, esto no es bueno. ¡Un hombre adulto en traje con una chica vestida de conejita de secundaria definitivamente le va a dar a las personas la idea equivocada!

Las (mujeres, por supuesto) guardias armadas en mini faldas que lucían como una revista pin-up americana lentamente se estaban acercando y sentía que el pelo de todo mi cuerpo se ponía de punta.

¡Era verdad que un legítimo oficial de policía no iba a perder un argumento con un guardia civil, pero no había forma que fuera a usar todo mi intelecto para argumentar por algo como esto a mi edad!

—¿¡Por qué estás aquí!? ¿¡Por qué diablos estás aquí para arruinar mi posición social!?

—¿Huh? ¿Quieres decir que no estás aquí para perseguir ese incidente?

No quiero nada que ver con esto, pensé mientras cubría mi rostro y me encogía, pero no fue suficiente para detener a la Conejita del Misterio.

—Ya sabes, el que tiene rumores en línea.

—¿Te refieres al incidente Samejima?

—Es un poco más creíble que esa leyenda urbana en línea.

Podría claramente imaginar la sonrisa en sus labios mientras continuaba.

—¿Quieres decir que no has escuchado del Incidente Urashima?

4 (Hishigami Mai Day 10/03 20:45 – 20:55)

—¡¡Duajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja!!

Hice que Jinnai Shinobu me contara la historia de Singer Song Liar en el centro del incidente del Amanojaku, pero…

N-no puedo… ¡Parar de reir! ¡¡Jeje!!

—B-bueno, estoy segura quienquiera que fuera elegido la canción encaja con sus metas, pero aun así. ¿Japón fue vendido? Qué historia tan ridícula. ¡¡Jajajaja!!

—¡Detente! ¡¡Sólo detente!!

Como era de esperar, el chico rubio de preparatoria se sonrojó y sollozó.

—Además, una historia de Singer Song Liar es normalmente sólo de dos o tres páginas y de veinte a treinta en lo máximo. Hm, así que ¿alguien planeó esto? ¿¡O fue que la maravillosa canción del Productor Jinnai fue simplemente así de excepcional!?

—¿¡Cuántas veces te tengo que decir que pares de frotar sal en mi corazón herido!?

A causa de mi risa estruendosa, la jovencita del Hyakki Yakou finalmente despertó.

—Munyah… ¿Qué está sucediendo? Oh, ¿el Objetivo A está despierto?

—¡¡Ahora no puedo escapar!!

Jinnai Shinobu gritó mientras estaba sostenido por ambos lados.

Oh, por favor, estás entre una pequeña chica inocente y una joven mujer glamorosa, así que, ¿por qué no luces un poco más feliz con tu vida?

Mientras tanto, la jovencita frotó sus ojos.

—¿Cómo va progresando el Objetivo A? ¿Has descubierto algo sobre el símbolo de la mentira? En la historia del Amanojaku, le quita la piel a la princesa y viste su piel, comienza a atacar a los humanos una vez que su identidad era revelada. Similarmente, revelar la gran mentira debería ser la mejor manera para dañar al enemigo en este caso.

—Veamos, *sonrisa*, *sonrisa*. ¿Qué debería hacer aquí? *Jeje* ¿Debería desgarrar aún más su herido corazón? *Jejeje*

—¡¡Te daré tres mil yenes!! ¡¡Ya sea que no digas nada o lo hagas donde no pueda verte!!

El chico realmente estaba en lágrimas, pero lo ignoré y compartí la información necesaria con la jovencita.

Parecía que la temperatura de él aumentó por otro medio grado.

La chica de diez años con cabello corto llevó una mano a su boca.

—¿El Paquete de suicidio nacional usando una Usuhiki Warashi, una subespecie de la Zashiki Warashi? Sí, parece que el sistema de Amanojaku está afectado fuertemente por las palabras de Jinnai Shinobu y sus acciones. De otra manera, un simple chico de preparatoria nunca llegaría a algo tan profundamente oculto dentro de Japón.

—¿Es real? ¿¡Estás diciendo que esa cosa de suicidio nacional es real!? ¿¡Esta no es una historia vergonzosa que una computadora inventó por su cuenta!? ¿¡Qué le pasa a Japón!?

—Pero me sorprende ver que algo abandonado se apareciera de nuevo. ¿Cómo salió a la luz esa información?

—La ciudad casino tiene un puñado de ridículamente enormes servidores financieros para lidiar con las cartas negras, por lo que no sería muy difícil acceder al “núcleo” de esa vieja cosa remotamente. Tal vez esta isla tiene algo como una terminal de puerta trasera.

—Tengo curiosidad sobre el hombre de cabello gris que apareció en la parte final de la Isla Mina de Oro. Él era un hombre blanco de edad avanzada con un Paquete de asesinato de Ikiryou que usaba a un Kechibi y también tenía la fuerza súper humana del Obou-Jikara ganada a través de la prueba de un bebé de una Ubume. Y su meta era comprar Japón.

—Probablemente era Sid Clouds. Él es un experto ocultista que se especializa en la militarización de las excentricidades locales de donde sea que se infiltre. Además, un cambio completo hacía la ofensa es totalmente su estilo y podría definitivamente verlo aparecerse al mero final para tomar todo el crédito.

—¿No está él con la CIA?

—El sistema de suicidio nacional ultra secreto fue filtrado, así que ¿no sería la posibilidad de que alguien aquí lo dejará escapar más probable que un ataque cibernético externo? Y usar criminales al azar para el trabajo sucio y dejar que los agentes oficiales permanezcan ocultos es su especialidad.

—Si tienes razón sobre que es Sid Clouds eso quiere decir que América está detrás de esto.

—¿Qué prueba tenemos de que América siempre va a ser un aliado? Con sus problemas de economía doméstica coincidiendo con la conmoción del retiro de sus bases militares extranjeras, la influencia de la “policía del mundo” está siendo sacudida desde el interior y el exterior. No parece tan extraño para ellos considerar tomar el control de la base financiera de este país antes de que sus recursos de dinero se acaben. Y apuesto a que esos musculosos en mallas creen sabiamente que están protegiendo a sus aliados de su incompetente administración, por lo que ni siquiera se dan cuenta que están haciendo una invasión.

—De cualquier manera, necesitamos ponerle un fin a la venta de Japón mientras también lidiamos con el Amanojaku que está haciendo esa falsa información en la realidad. Aunque creo que es demasiado pronto para decidir que Sid Clouds realmente está detrás de esto.

—Bien, bien. Tengo dos o tres cosas que devolverle a él, por lo que tengo bastantes razones para matarlo incluso si es completamente inocente en esto. Así que velo así: le preguntaré sobre esto mientras lo mato. ¿Así que puedo comenzar?

—Hyakki Yakou no perdona la venganza.

—Es por eso que una agente independiente como yo hace el trabajo sucio. ¿Entiendes cuáles son nuestros diferentes papeles ahora?

—Yo…

—No vendrás conmigo. Si alguien en una posición tan importante como tú camina los callejones por su cuenta, llevaría todo fuera de balance. Le dejaré tu protección a esos miembros oficiales enviando toda clase de miradas asesinas hacía nosotros por detrás de las columnas, ¿de acuerdo?

El Sunekosuri debió sentir algo peligroso porque él trató de huir, pero lo atrapé y me paré del banco.

—Bueno, haré lo que pueda mientras asumo que lo que dijo Jinnai Shinobu es correcto.

Ella no debía estar todavía completamente despierta porque la jovencita todavía estaba apoyada en Jinnai Shinobu.

—¿Sabes dónde está Sid Clouds? —ella preguntó.

—En uno de los cruceros atracados.

—¿Basada en qué?

—En su mayoría basada en mi conocimiento de sus gustos y métodos, pero está bien. Para explicarlo lógicamente, él no puede dormir sin una cama, no puede usar palillos, no comerá pescado crudo, no llama nada una comida a menos que tenga más de 250g de carne roja y no le gusta compartir baños al aire libre con los demás. Eso quiere decir que no habría forma de que esté usando una de las posadas de estilo japonés de la Isla Mina de Oro.

—¿Tienes más razones tácticas?

—El crucero tiene un helipuerto que puede usar. Él puede traer toda clase de herramientas a la isla mientras ignora la seguridad del puerto y el aeropuerto, por lo que es conveniente para construir múltiples Paquetes como los de Kechibi y Ubume.

Eso significaba que me tenía que infiltrar en ese crucero.

Ahora, ¿qué método debería usar?

5 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 20:45 – 21:05)

El cosplay es mi pasatiempo, así que no se preocupen☆

—Oye, detectiiive, ¿por qué tengo que caminar con este letrero?

—Porque estás asustando todos los negocios alrededor de ti más de lo que piensas. ¡¡Pusieron mucho esfuerzo, así que no arruines todo por una broma!!

—De acuerdo, lo entiendo. Si es tan problemático, me lo quitaré justo aquí.

—Intenta eso y realmente te esposaré.

Una bebida podía costar más de mil yenes en esa demente isla casino, pero había aparentemente zonas con lugares baratos si buscabas.

Llegamos a una zona de esas mientras caminábamos alrededor mirando a los arces rojos o amarillos y arboles gingko mezclados con los arboles tropicales de piñas alineados en los caminos.

—Se llama Callejón Puerto, —explicó simplemente la Conejita Enbi.

En lugar de restaurantes en una calle normal, cada pequeña tienda estaba ubicada en cruceros o barcos aglomerados en el puerto. Se sentían como carritos de comida con un techo y muros.

zashiki_05_259

—La ciudad casino está generalmente hecha para que sólo los ganadores puedan disfrutarla, pero sería un problema si los perdedores enloquecieran. Es por eso que intencionalmente añadieron estas zonas para ellos para dejarlos desahogarse. El servicio de aquí previene incidentes antes de que sucedan, por lo que es una manera de proteger la paz que la policía no puede hacer.

—¿La mejor opción es una posada usando las marcas de ultra alta calidad de una Villa Intelectual, la segunda mejor opción es un crucero de lujo, pero la peor opción es la vida de un viajero? Honestamente, esta isla está realmente loca.

Estaba claramente arto de todo.

—¿Ohh? Detective, ¿estás nervioso?

—Solamente no quiero más trabajo innecesario.

Los barcos no parecían hechos de metal. Eran más como de plástico de un polietileno extremadamente duro. Básicamente, era algo como un salva vidas, pero más duro y barato.

Hacer el barco completamente de plástico probablemente les daba mayor libertad que presionar metal, cortarlo y ensamblarlo en pedazos.

Eventualmente elegimos un restaurante crucero al azar de entre esos barcos de plástico. Sólo después de sentarme en la mesa en la cabina me di cuenta que era un restaurante chino.

—¿Por qué estos restaurantes chinos no tiene ramen normal?

—Detective, nunca viajas al extranjero, ¿cierto? La mayoría de lo que piensan los japoneses de la “comida china” ha sido personalizado por nosotros. No hay ramen miso en China, ¿entiendes?

Ordené el salmón y repollo con arroz frito (tamaño mediano) porque era el más barato y Enbi comenzó con los aperitivos al ordenar el huevo del siglo, la sopa del nido del ave, sopa de aleta de pescado, abulón en crema, comida marina ankake okoge… y en ese punto confisqué su menú.

—¿Estás tratando de comer hasta morir?

—Sólo comeré un bocado de cada uno y te daré el resto a ti. ¡Tengo un chico conmigo, así que tengo que disfrutarlo! ¡¡Y qué mejor forma que con un puñado de besos indirectos!!

La Fenómeno del Misterio hizo un mohín con sus labios y se quejó, pero aun así abrí el menú en la página del platillo principal y se lo sostuve a ella. Finalmente, ella renuentemente eligió sólo los fideos dandan.

No había razón para nosotros el esperar por la comida.

—Así que, ¿qué está sucediendo aquí? ¿Qué es este Incidente Urashima?

—Las historias de horror sobre la Isla Mina de Oro son realmente un tema popular ahora mismo☆

Enbi tomó un trago de agua fría de su vaso, colocado en la mesa y por alguna razón trató de arrebatarme mi vaso, por lo que le di una palmada a la parte trasera de su mano.

Sin inmutarse, ella continuó hablando.

—Comenzó con una sola llamada telefónica entre una estúpida pareja rica. La novia tenía un nuevo crucero que quería presumir, pero al novio no le gustaba ser superado. Él secretamente compró un bote incluso más lujoso para sorprender a la novia. Él le preguntó a la novia donde estaba en el bote de ella y planeó presumir su nuevo bote de él para sorprenderla.

—Ya veo.

—Pero cuando él fue a donde ella había dicho que estaba, ninguno de los dos podían ver sus botes. Y eso fue cuando incluso estaban hablando por el teléfono en el momento. El novio pensó que era una mala broma al principio, pero gradualmente comenzó a asustarlo.

—Oh, los fideos dandan eran de ella. Yo tendré el arroz frito. Sí, gracias.

—Al final, ellos intercambiaron información entre los GPSs de sus teléfonos y sus dispositivos de navegación, para que supieran que ninguno de ellos estaba mintiendo. Sin embargo, parece que no pudieran encontrarse a pesar de que supuestamente estaban en la misma zona. Eventualmente, las baterías de sus teléfonos murieron y nunca se pudieron encontrar. …Ahora, ¿alguno de ellos estaba simplemente mintiendo de alguna forma ingeniosa o hay algún “océano demoniaco” alrededor de la Isla Mina de Oro que brevemente los lleva al pasado o al futuro y que sin embargo dejó que esos amantes hablaran por el teléfono? ¡¡Es responsabilidad de la hermosa chica de secundaria y el sexy detective revelar la verdad!! Eso es lo que está sucediendo aquí. …¿Siquiera estás escuchando, detective? ¡¡Deja de concentrarte tanto en tu arroz frito!!

*Mascar*, *mascar*, *mascar*,*mascar*,*mascar*.

¡Diablos, esto está muy bueno! No debí haber sido tacaño con el tamaño medio. ¡¡Este crucero restaurante necesita venir a la Bahía de Tokio!!

—Hay otras historias similares aquí y allá, también. Como un equipo de cámara en helicóptero tratando de sacar una toma de un yate para un programa de televisión, pero nunca son capaces de encontrar el yate. O un bote con personas viniendo a apoyar a un musculoso tratando de romper un record de nado de larga distancia, pero no encontrando el hombre a pesar de que su ruta estaba siendo una línea recta. Te hace cuestionarte, ¿no es así?

—¿Qué es todo eso? ¿Lo encontraste en algún foro de mensajes? ¿Todo eso? ¿Estás segura que un escritor independiente no inventó todo eso por diversión?

—Investiguémoslo con esa posibilidad en mente.

—Pensé que amabas casos de asesinatos. Es raro en ti emocionarte por un truco o perseguir a un criminal. ¿Y siquiera esto es un incidente con un criminal? ¿Estás segura que esos no son sólo accidentes?

—Mi sensor Enbi-chan está pitando como loco.

Después de tratar de presumir, ella dio una mordida a sus fideos dandan rojos. La chica de secundaria inmediatamente volteó su cabeza hacía un costado y se atragantó espectacularmente.

—¿Y qué parte de esos dudosos rumores hace que tu sensor piense que es sospechoso?

—¡¡*Toser*, *toser*!! B-bueno, verás…

Ella sacó un pañuelo del ligero escote de su traje de conejita, cubrió su boca y respondió con lágrimas en sus ojos.

—Los tres escritores independientes que cubrieron estos rumores murieron sospechosamente.

No hubo sonido.

Más que sentir que la atmósfera se congelaba, sentía como si todos mis sentidos se desvanecían. Toda la información me estaba siendo arrebatada y el mundo se volvía simple y sin sabor.

Pero Enbi continuó como si apenas hubiera empezado.

—Específicamente, era el escritor independiente Hashiba Tooru, administradora de una página de ocultismo Ishida Megumi, y el infame autoproclamado guionista Mouri Yajiri. Ellos se concentraron en reunir rumores por el internet para escribir sus trabajos o artículos.

—¿Cuáles fueron sus muertes sospechosas?

—Probablemente se registraron por separado en la base de datos de la policía. Hashiba se sumergió a una altura de ocho pisos desde una planta de estacionamiento después de que el sistema de auto frenado de su nuevo carro mal funcionara, la batería del celular de Ishida explotó cuando ella lo puso en su oído y el calentador de agua caliente de Mouri se descompuso, rápidamente transformando su bañera en una cámara de gas. En los tres casos, fueron tratados como un accidente debido a un contacto inapropiado dentro de los electrónicos.

—Ciertamente suena como si pudieran haber sido accidentes desafortunados.

—¿Pero qué tal si fue un sistema que le permite a alguien intencionalmente causar que pierdan contactos los circuitos electrónicos y semiconductores?

Coloqué mi cuchara china en el borde de mi plato.

A primera vista, parecía como rumores insignificantes esparcidos por el internet, pero las personas que habían investigado más a fondo terminaban muriendo.

—¿Hm? ¿Qué pasa, detective?

—…Nada.

Ella sabía que ella encajaba en ese criterio ya que ella estaba en el proceso de reunir información para ello, ¿no es así?

Ella parpadeó sus perfectamente proporcionados ojos y continuó.

—Además, las tiendas en línea en sí son extrañas. Tanto como puedo decir, la historia es sólo sobre el “océano demoniaco” que evita que dos personas se encuentren. Eso es todo.

—¿Y?

—Por supuesto que no termina con eso. ¿Qué pasa después? Esta es una gran isla casino, ¿recuerdas? Las personas trabajando aquí van a parecer vagas sin importar qué tan seriamente tomen su trabajo. Historias de personas desapareciendo en viajes preocupa bastante a las personas, así que ¿qué tal si desaparecen unos amantes en esta isla de dinero y deseo? Causaría una conmoción más grande que de clientas desvaneciéndose en vestidores de una boutique. Cuando la gente desaparece en el océano, normalmente lo reportas a los salvavidas o al departamento de bomberos, ¿cierto? Pero no puedo encontrar ninguna información sobre esa clase de cosas en los registros oficiales que puedo obtener.

—¿Podría ser que no son sino rumores y nada en realidad pasó?

Agarré la cuchara china de nuevo y llevé algo de arroz frito a mi boca, pero no sabía a como había sabido antes. Se sentía como comer polígonos en 3D.

Enbi, por otro lado, temerariamente intentó comer los fideos dandan rojos otra vez y comenzó a asfixiarse por molestarse.

—Agh. Es tan picante que me está picando mi nariz. …Bueno, ese sería el final más aburrido, pero pienso que es posible. ¿Pero qué tal si el “océano demoniaco” y la isla en su centro tiene un sistema para suprimir cualquier queja u objeción? Eso requeriría la misma clase de infraestructura necesaria para hacer desaparecer clientas de vestidos de boutique sin que los detalles se esparcieran. Y justo como esperarías, muchas personas investigando la verdad de los rumores han terminado muertos. …Con todo esto alineado, ¿no sería raro no hallar este tema interesante?

No hay esperanza para ella cuando esto en realidad la hace sonreír.

Pensé mientras mojaba la cuchara china cubierta de arroz en la (pequeña) sopa de pollo que venía con mi arroz frito.

—Algo de eso sí me molesta, pero mi política no ha cambiado. Trabajo para la Policía Municipal Metropolitana de Tokio, por lo que no hay nada que pueda hacer en una pequeña isla de Kyushu.

—¿Oh? Aunque los rumores pasaron aquí, los escritores independientes que en realidad murieron eran tooodos de Tokio. Y murieron en Tokio, también. Ahora, ¿a qué jurisdicción recaería eso?

—¡¡Aah!! ¡¡Maldita sea!!

Dije sin pensar, pero no había algo para Enbi una vez que sonreía así.

Ella repetidamente sopló los fideos rojos que no parecía poder conquistar.

—Y después de llegar tan lejos, en realidad no puedes decir que no tiene nada que ver contigo.

—¿Después de llegar tan lejos? Todo lo que hice fue escuchar los rumores.

—No, no, no, no, no. Algunos de los cruceros y yates que se desvanecieron en el “océano demoniaco” se fueron desde este mismo puerto. Estaban justo aquí en el Callejón Puerto. Eso quiere decir que ya pusiste un pie en una de las zonas relacionadas. ¿Entiendes?

La menor que necesitaba protección parecía tener problemas al comer sus fideos dandan, así que amablemente la ayudé metiéndolos todos en su boca.

6 (Jinnai Shinobu Day 10/03 20:55 – 21:04)

Me eché a correr mientras que Hishigami Mai y Hafuri estaban susurrándose entre ellas (pero probablemente ellas me dejaron escapar).

Encontré a la Zashiki Warashi elegantemente disfrutando un té de leche en el café del aeropuerto, por lo que la agarré por la parte trasera de su cuello.

—¡Traidora! ¡¡Sucia traidora!!

—Detente, Shinobu. Si sigues haciendo esta clase de cosas vergonzosas en público, las personas podrían pensar que nos conocemos. Eso sería una gran pérdida para mí.

—¡¡Puedes huir si quieres, pero al menos házmelo saber!! ¿¡Por qué escaparías por tu cuenta!? ¡Me dejaste solo en medio del Hyakki Yakou! ¡¡Eso es más aterrador que ir a unas aguas termales y encontrar tatuajes a donde sea que mires!! ¿¡Tienes alguna idea la clase de miedo que estaba sintiendo!?

—Eres un humano, así que estás bien. Son los Youkai como yo los que deben preocuparse por esa organización.

La Youkai de interiores hizo su cabeza de lado para mostrar una mirada en perfil melancólica, pero pregunté algo que me estaba molestando.

—Por cierto, ¿cómo planeabas pagar por esto? Los Youkai no pueden tomar parte en actividades económicas y una sola bebida cuesta mil yenes en esta isla casino.

—Los Smartphones son realmente convenientes. Puedes poner uno en la registradora para pagar las cosas.

—¿¡Y el Smartphone de quién usaste!?

—El mío, registrado a tu nombre.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………Parece que necesito hablar seriamente con ella.

Ejem.

—Entonces recuperaré de vuelta lo que “tomaste prestado” una vez que regresemos a casa. Oh, pero no te molestes diciendo que no tienes dinero. Puedo tomar algunos de los videojuegos de tu estantería y venderlos. Estarás bien siempre y cuando dejé sólo un juego FPS, ¿cierto? Me encargaré del resto.

—¡No! ¡Incluso tú sabes que se requiere un monstruo para meterse con la colección de alguien, ¿no es así?! ¡Los necesito todos! ¡¡No puedo perder ni siquiera uno! ¡No puedes hacer essssssssssssssoooooooooooooooooooooooooooooo!

—¡¡No te cuelgues de mí con lágrimas y mocos por toda tu cara!! ¡¡Todos están observando y es vergonzoso!!

Usé ambas manos para alejar a la Zashiki Warashi quien se estaba colgando de mí sin preocuparse qué era de su cuello y dobladillo de su kimono.

Por supuesto, mi equipaje perdido me dejaba sin casi nada en mi billetera, por lo que estaba forzado a pagar con el Smartphone sin importar qué.

—El té de leche cuesta tres mil yenes y el cargo por la mesa lo eleva a cuatro mil quinientos♪

—Y quiero lanzar a esta Youkai Buena para nada a la cocina a lavar los platos…

Con un jingle electrónico, pagué por el té al precio que normalmente compraría una lata entera de hojas de té y entonces dejé el café con la Zashiki Warashi.

—Shinobu, ¿por qué trajiste al Hyakki Yakou aquí?

—Yo tampoco realmente sé, pero parece que fui atrapado en medio de un Paquete de Amanojaku.

—Veo que los Youkai te aman como siempre.

—Pero parece que los contenidos de una historia delirante que hice que un programa automáticamente creara se va a hacer real. Parece que necesitamos detenerlo antes de que pase.

La Zashiki Warashi inmediatamente comenzó a cubrir su pecho con sus manos.

—¿Qué…estás haciendo?

—¿Tus ilusiones…se volverán reales? ¡¡P-puedo verlo ahora!! ¡¡Los uniformes escolares se volverán en trajes de baño escolares con orejas de conejo y cada chica tan lejos como el ojo pueda ver será fecundada!!

—¡Fue hecho por una máquina sin vergüenza! ¡¡No es mi culpa!!

Mi grito de furia llamó la atención de la seguridad del aeropuerto, por lo que huimos sin sentido. Decidimos tener una rápida reunión estratégica en nuestro camino hacía la salida del edificio.

—¿Pero Singer Song Liar? ¿Puede una historia echa por una máquina realmente inmiscuirse en el mundo exterior?

—Hyakki Yakou son los líderes en esa clase de cosas y dijeron que sí.

—Personalmente, preferiría pensar que no podemos creerlo porque el Hyakki Yakou lo dijo.

—Entonces probémoslo.

Dejamos el aeropuerto y encontramos la glorieta de taxis en frente de nosotros.

Mi sien derecha pulsaba.

Chasqué mis dedos.

—Usemos el taxi limosina blanco más cerca de nosotros.

—¿Qué vas a hacer?

Me acerqué al conductor de mediana edad apoyado al costado del vehiculo y susurré para que sólo la Zashiki Warashi puduiera escuchar.

—(Lo primero que él dirá será, “¡Bienvenidos a las Vegas de Japón! ¡¡Este es el distrito especial casino de la Isla Mina de Oro!!”)

—?

La Zashiki Warashi en yukata roja frunció el ceño.

—¡Bienvenidos a las Vegas de Japón! ¡¡Este es el distrito especial casino de la Isla Mina de Oro!!

Entonces la Youkai de interiores miró de aquí para allá entre el conductor y yo.

Sentía como si fríos pulgares pasaran por mi espalda.

Mentiría si dijera que no estaba sorprendido también.

Pero podría decir incluso más si la historia de Singer Song Liar era verdad. Sólo tenía que seguir el texto automáticamente creado por el software de composición de canciones.

—La placa es “NAGASAKI X0X IS 37-XX”, la primera vuelta es de ochocientos yenes, son ciento veinte yenes por cada trescientos metros después de esto, el asiento del conductor y los asientos traseros pueden ser separados por una ventana de humo para que los amantes puedan besarse en privado, hay quince asientos adentro y hay un mini refrigerador. Aunque el mini refrigerador no fue abierto, por lo que no sé qué hay adentro.

—¿Qué es esto, qué es esto? ¿Me estás usando para un truco de magia? Vas tener que pagar una cuota para mi consentimiento, maldición.

El conductor sonaba confundido, pero la Zashiki Warashi lo ignoró para revisar la placa debajo del parachoques y para ver dentro de la ventana negra.

Pero yo ya estaba convencido.

—La temperatura es de veintiocho grados y hay dos cuervos volando en el cielo nocturno.

Miré arriba.

—Cinco fuegos artificiales se apagarán con tres segundos entre: rojo, rojo, amarillo, azul, verde.

Los estallidos parecidos a baterías resonaron en mis entrañas.

—El titular del periódico dice “Valor de las Anguilas de Acuicultura Finalmente Supera a las Verdaderas”.

Ahora estaba claro que podía predecir con precisión incluso el texto en los trozos de papel volando por el viento.

No había libertad de elección. Este no era un mundo abierto.

Era como un RPG lineal.

Estaba dolorosamente al tanto de estar en algunos rieles grandes.

Si lo tomaba fácil sin pensar sobre esto, seríamos llevados a esa conclusión que ya había visto.

La sensación de peligro finalmente se había instalado apropiadamente.

—Vamos, Zashiki Warashi.

—¿A dónde? —preguntó la Youkai de interiores.

—En la historia del Singer Song Liar. Subí a ese taxi limosina hacía la posada y entonces caminamos de vuelta a la ciudad casino.

Tenía que ser cuidadoso.

Cada una de las decisiones podía influenciar este tiro de realidad.

—Así que tratemos de hacer algo diferentes esta vez. Al menos, no podemos seguir estos rieles hasta el final.

7 (Hishigami Mai Day 10/03 21:10 – 21:20)

—Ese es el crucero de lujo Yakata-II, construido por Industrias Pesadas Nagasaki Sakimori, propiedad de la Corporación Turística Siete Océanos, registrada con Panamá, ejerce en 1700, el desplazamiento máximo de 80,000 toneladas es impulsado por tres turbinas de diesel y una cometa de remolque.

Después de separarme de la jovencita, el Sunekosuri y yo observamos al enemigo.

Lo más probable que para dividir sus intereses, el aeropuerto estaba en la ciudad casino y el puerto estaba por las posadas.

Eso lo hacía fácil de observar. A diferencia del casino y todas las luces brillosas, había mucha oscuridad aquí. Había también pequeñas colinas o montañas que no habían sido completamente desarrolladas, por lo que era perfecto para gente como yo recostarme en el suelo con binoculares en mano.

Me escondí entre los arboles tropicales de piñas y revisé el puerto a través de las brechas en los restantes arboles de acre y gingko. Probablemente estaba destino a una forma de expandir el puerto, pero las partes flotantes lo hacían incluso más fácil de observar. Esas zonas planas eran perfectas para mirar hacia abajo desde arriba.

El Sunekosuri rascó sus orejas con su pata trasera.

—¿Qué es una cometa de remolque?

—Exactamente como suena. Es un cometa gigante adjunto a la proa con un cable para jalar el barco con el poder del viento. Es sólo un medio secundario de propulsión, pero los tanques alemanes ya lo han adoptado como una forma de cortar las emisiones de dióxido de carbono.

—P-pero…

No sabía cómo esta noche oscura lucía para los ojos de un Youkai, pero el Youkai canino estaba nerviosamente mirando alrededor.

—¿Cómo vas a infiltrarte en un lado tan estrictamente vigilado? Tienes que hacer eso primero si quieres llegar a… Sid Clouds, ¿era? ¿Pero puedes?

—Espera, espera. …De acuerdo, aquí vamos, —dije mientras miraba al ligero panel LCD.

No había una manera fácil de hackear los sistemas usados por Sid y la CIA, pero el crucero le pertenecía a una compañía civil de turismo. Las defensas estaban llenas de agujeros.

—Esta noche, el Yakata-II celebrará un show en una cena con una cantante, una reunión de los miembros de la Agencia de Policía Nacional y policías locales y un escenario musical de temporada. …Ninguno de ellos ha sido cancelado debido a problemas imprevistos, por lo que este barco no va a ser completamente sellado. Incluso están aceptando clientes de la isla, por lo que parece que no tendré que nadar a través del oscuro océano con un tanque de oxígeno y ventosas.

—¿Eh? ¿¡Eh!? ¿¡Es así de fácil!?

—Todo lo que necesito es un vestido llamativo, un color de copia de un boleto falso y un poco de actuación. De acuerdo, vamos.

Nadie más estaba viendo y no me importaba si el Sunekosuri veía, por lo que saqué un vestido de mi bolsa, me desnudé en la oscuridad y acabé de cambiarme.

Bajé por la colina sosteniendo al Sunekosuri y paré un taxi. A partir de aquí, era una ida directa al puerto flotante conectado a la isla. El taxi fue innecesariamente caro, pero habría llamado mucho la atención si llegaba a un crucero lujoso a pie.

El barco gigante estaba amarrado a lo largo de la tierra y un joven estaba revisando una lista de nombres y los boletos de las personas en el fondo de la pasarela de clientes normales.

—(¡¡V-van a notarlo!! Podría estar oscuro, pero van a notar algo raro con ese color de copia rápido. ¡Además, tu nombre no está en su lista!)

—(No te preocupes. El boleto es sólo para que lo vea, no para dárselo.)

—(?)

Terminé mi conversación con el Sunekosuri y sonreí al joven trabajador.

—Disculpe, pero necesito revisar su boleto antes de que aborde.

—Sí, sí. Am, creo que era este- ¡¡ah!!

Saqué el color copia de mi escote e intencionalmente lo dejé escapar justo antes de dárselo al joven. El viento se llevó el boleto falsificado y di un grito adorable.

—Ah…ah…¡¡aaaahhhhhhhhhh!!

—N-no, está bien. Puedo revisarlo en la computadora, por lo que no la echaremos. Así que por favor cálmese.

—Am, ah…

Me inquieté.

—La reservación no fue hecha a mi nombre, por lo que no creo pueda encontrar buscando mi nombre.
—Oh, am, ¿y a qué nombre está hecha?

—(El de él).

Me apoyé para que así mis maravillosos pechos estuvieran en un punto perfecto a punto de poder tocarlo y le susurré a una corta distancia lo bastante para que pudiera sentir mi respiración en su oído.

Por supuesto, nunca había conocido al hombre de mediana edad, remarqué eso. Aunque podía suponer qué clase de persona es basado en su postura y modo de andar.

—(Él quería disfrutar en la mejor cama que pudiera durante su viaje de negocios, por lo que me llamó sin decirle a su esposa. Si me echas de aquí, él podría volverse loco como un animal salvaje.)

—¿¡Eek!? Q-quiere decir, am, bueno, usted es su amant-…

—(Preferiríamos si no usaras ese término.)

Continué susurrando mi calumnia.

—(Después de todo, él está con la policía. De hecho, él está en la Agencia de Policía Nacional encima de toda la policía de Japón. Incluso si no es ilegal, sería un problema ético profesional si se llega a saber.)

—Ah, ah, ah.

—(Así que. Sería de mucha ayuda si me dejas pasar sin molestarte en buscar en la lista. Incluso si no has hecho nada malo, probablemente no sería divertido vivir tu vida bajo el ojo del jefe de la policía.)

—¡A-adelante! ¡Si conoce a la policía, estoy seguro que no causará ninguno problema!

El joven rápidamente se quitó de mi camino.

Incluso si la CIA lo usaba como una base móvil e incluso si Sid Clouds lo estaba usando para sus propios propósitos, el barco en sí era inocente y las personas trabajando aquí no tenían ninguna mala voluntad. Era por eso que era un buen camuflaje, pero la seguridad estaba todavía llena de agujeros.

Pero…

—Am, ¿entonces por qué está llevando un Youkai? Incluso si luce como un perro pequeño.

El Sunekosuri claramente se estremeció en mis brazos, pero no importaba.

Una vez que había comenzado con el engaño, llevarlo hasta el final era la única opción.

—(Oh, ¿tienes curiosidad sobre las “proclividades” de ese hombre? Me pregunto qué haría él si piensa que estabas tratando de descubrir material para armar un escándalo. ¿Las personas hacen eso en el internet y en SNSs estos días? Bueno, todos tienen una manera de publicar información, por lo que él no puede bajar su guardia incluso con un novato.)

—¡¡N-no pregunté nada!! ¡¡Por favor apresúrese a pasar!!

—(Asegúrate de mantener esto en secreto.)

Me despedí de él ondeando la mano, atrevidamente subí por la pasarela y abordé el crucero.

El Sunekosuri gritó un desafío hacía mi mientras era apretado entre mis pechos.

—¿¡A qué te refieres con “proclividades”!? ¿Cómo estabas pensando en usarme? ¡¡Eso es asqueroso!!

—Oh, quieres que lo explique, ¿paso por paso? ¿Qué tal si te lo demuestro mientras estamos en ello?

Un montón de idiotas juzgaban a las personas por sus familias, apariencias, aura o marca, pero usé su postura y manera de andar. Era sospechoso para una enfermera caminar por ahí con su sensible equipo traqueteando y, si un oficial de policía presionaba el intercomunicador de tu puerta mientras se agachaba y murmuraba, deberías revisar su identificación antes de quitar la cadena de seguro de la puerta.

Similarmente, personas con agujeros en las rodillas de sus pantalones, hojas en su cabello u otro problema visual con su ropa frecuentemente eran aceptados sin problemas siempre y cuando la persona adentro actuara naturalmente.

Cuando te infiltras al territorio enemigo, tienes que actuar como las personas de ahí.

Tenía que encajar con las damas y caballeros con dinero, tiempo y libido de sobra (aunque nunca lo admitirían), por lo que me concentré en cambiar cómo controlaba el eje pasando a través del centro de mi cuerpo. Con precisión tome las “acciones” que encajarían con el vestido que mostraba cada línea de mi cuerpo y las obviamente imprácticos tacones de aguja. Me moví como las muñecas de polígonos 3D que realizaban bailes gráficos basados en información de movimiento capturado.

—Sólo estamos en el pasillo y ya hay una sirvienta en mini falda, así que, ¿cómo son las cosas adentro? ¿La policía está celebrando una Misa Negra o algo así?

—¿Es ella como una mesera? —preguntó el Sunekosuri.

—¡¡Realmente necesitan dejar de cometer estos errores!! ¡¡Una sirvienta y una mesera son cosas completamente diferentes!! ¡Una sirvienta se supone que vista una falda larga y un vestido delantal! ¡No les den un corsé y un vestido con tirantes que acentúa los pechos! ¡¡Eso es indecente!! ¡El punto de una sirvienta es tener una belleza tan grande para ser completamente escondida por lo simple y conversador del traje! ¡¡Hmph!!

—No tengo idea de por qué estás tan molesta.

Mientras caminaba, tomé un vaso con coctel de la bandeja de la sirvienta en mini falda que tenía en una mano. No podía decir qué era el líquido transparente hasta que lo probara, pero resultó ser un Martini. Para ser honesta, esa no era mi clase de bebida. Era más para un detective de policía que pensaba que era un tipo duro. Ya saben, algo que es más sobre la atmósfera que la bebida. Como café negro.

—¿P-pero qué hacemos ahora? Estamos en el barco, pero es muy grande.

—Sí, hay mil setecientas camas, por lo que nos llevaría toda la noche revisar cada habitación individualmente. Pero el mayor mérito del barco era el helipuerto para infiltrar cosas en la isla, ¿recuerdas? Eso quiere decir que Sid Clouds estará únicamente en las zonas donde él puede controlar el helipuerto.

—¿Q-quieres decir…?

Es una idea directa del helipuerto a la zona de carga del barco. Con huéspedes normales y la Agencia de Policía Nacional aquí, él va a esconder todo en un lugar seguro donde nadie quiera que vean. La realidad no era tan fascinante como una historia. De forma fiable busquémoslo y de forma fiable acabémoslo.

Si directamente nos topábamos con él, eso funcionaría. Pero incluso si no lo hacíamos, podríamos destruir su equipo o colocar una bomba para reunir la atención de la policía.

En ese punto, escuché pasos y vi a un grupo caminar audazmente por el centro del corredor. Eran claramente policías burócratas, pero no había razón para entrar en pánico. Pasarían de personas como yo si sonreíamos y nos movíamos del camino.

Mientras lo hacía, vi a alguien bastante famoso en el grupo: Mishima Jun.

Basado en el rango de su insignia, él parecía ser el jefe superintendente.

—Hm.

Me alejé de ellos sin prestar mucha atención y casualmente murmuré para mí misma.

—Así que sigue vivo.

8 (Jinnai Shinobu Day 10/03 21:10 – 21:20)

Justo cuando la Zashiki Warashi y yo estábamos a punto de dirigirnos a la ciudad casino, fuimos atrapados por la joven líder del Hyakki Yakou. Parecía que ella podía ver a través de todo lo que estábamos haciendo.

Caminando por las calles llenas de neón por la noche con una niña de alrededor de diez parecía demasiado obstáculo para mí, pero por el momento, ningún héroe de la justicia se apareció. Además, ni siquiera podía imaginar cuántos guardaespaldas u otros miembros del Hyakki Yakou estaban escondidos en nuestros alrededores.

—Me ayudaría si me dijeras qué intentas hacer ahora. O más, dime las especificaciones de la historia del Singer Song Liar. Sólo sé el esquema general.

Contesté todas sus preguntas mientras que mi sien derecha se crispaba.

—Voy a derrotar a un estafador haciendo mucho dinero en el casino. Su nombre es Kodama Ryou. Se soluciona todo con una sola ronda de póker, por lo que no tomará mucho tiempo.

—¿Es eso realmente necesario para destruir el Paquete de Amanojaku enviado mentiras a la realidad o para lidiar con la venta de Japón que ocurrirá junto con eso?

—No podemos continuar hasta que mi equipaje perdido llegué al aeropuerto, por lo que todo hasta mañana en la mañana es sólo lo que ya está establecido. Déjame hacer al menos esto.

—Pero…

—Acabaré con esto rápidamente. No puedo ignorar esto.

La puerta del casino se abrió de golpe y lo que parecían tres animales de peluche fueron arrojados.

Era un zorro, una tanuki y un tejón.

Los atrapé a todos en medio del aire como magia, dejando a los Youkai sorprendidos y confundidos.

—¿¡Q-qué!? ¿¡Quién eres!?

—¡Esa no es la manera de hablarle a la amable persona que nos atrapó!

—Mh. Siento un escalofrío por mi espalada. ¿Esta mi enemigo natural por aquí cerca?

En serio, estas cosas son tan ruidosas en realidad como en la historia del Singer Song Liar.

Aun sosteniéndolos, hablé casualmente.

—Oigan, no tenemos todo el tiempo del mundo, así que apresurémonos y derrotemos a Kodama Ryou para ganar el dinero que él le robo a la anciana. Va a costar mucho curar a la niña sufriendo de alguna clase de enfermedad artificial, ¿cierto?

Esta vez, los tres guardaron silencio y me miraron y la Zashiki Warashi me habló desde el costado.

—Shinobu, hablas de acabar con él en un juego de póker, pero un gran juego en un casino va a costar mucho dinero. ¿De dónde vas a conseguir suficiente dinero para tu apuesta inicial?

—Ese es el asunto.

Mi sien se crispó.

En la historia del Singer Song Liar, había traído algunos junmai daiginjo de la Cervecería Jinnai bajo la asunción de que Kodama Ryou lo notara (aunque era realmente sólo una manera de tranquilizar a la Zashiki Warashi para que así pudiera ponerla a ella como el premio), ¿pero eso realmente funcionaría?

Incluso si la realidad estaba siguiendo la historia del Singer Song Liar, tenía que haber un límite. Aunque no sabía qué tan fuertes eran los rieles, no podía arriesgar todo en esto. El mero hecho de que estaba caminando por el casino a esta hora era una divergencia de la historia original.

Eso quería decir que había un riesgo de fracaso.

Aunque los rieles conducían a la venta de Japón, alguna libertad era ciertamente deseable, pero llevaba una gran presión a mi estómago.

—En otras palabras, si fracasas aquí, ¿te quitarán algunos de tus órganos? Esto es justo como un drama.

—¿Ah? Au, au, au, au. Hablar sobre eso hace que mi costado tenga cosquillas, así que, ¿podrías parar?

—Eso en realidad no pasó, por lo que no hay nada de qué preocuparse. Por supuesto, ha sido sobre-escrito tantas veces que sería difícil regresar la historia a la normalidad a este punto.

—Si estamos hablando sobre maneras de solucionar una deuda en un casino, ¿no sería ponerle un collar a una glamorosa símbolo de buena fortuna y venderla en una subasta en una casa secreta más apropiado?

—Au, au, au au. Shinobu, hablar sobre eso hace que mi cabeza me duela, así que, ¿podrías parar?

—¿Qué diablos te pasó antes de que terminaras en nuestra casa?

En ese punto, la chica del Hyakki Yakou se estiró hacía la manga de su kimono y habló.

—Yo arreglaré esto.

—¿Qué?

—Puedo conseguirte hasta un billón en un instante. Sólo escribe la cantidad que necesites en este cheque.

—Guau. En realidad nunca había visto a alguien sacar un puñado de dinero de sus mangas antes. ¿¡Piensas que eres la excéntrica belleza Madoka-chan o algo así!? ¡¡Te haré saber que esa una manera muy burguesa de divertirse!!

—Esto no es por diversión. —La chica con cabello corto me dio una mirada serena. —Si sabes por seguro que ganarás y tienes un medio de ganar, ¿entonces no es una inversión segura para apilar tanto como puedas? Y cualquier cantidad de yen japonés será inútil si Japón en sí colapsa, así que apresúrate y termina esto para que así podamos lidiar con el verdadero problema.

No tenía otra opción sino aceptar su propuesta.

No sabía realmente cómo usarlo, pero tomé el primer cheque que me habían dado en mi vida.

—Pero ya hicimos varias cosas diferentes de la historia del Singer Song Liar, por lo que parece que hay una posibilidad de que pierda horriblemente. No hay quejas si eso pasa, ¿¿de acuerdo?

La líder del Hyakki Yakou comenzó a dar saltos tratando de recuperar el cheque, pero enderecé mi espalda y estiré mi brazo hacía arriba para dejarlo fuera del alcance.

Los Youkai no eran permitidos en el casino y necesitaba que colocaran el truco magnético en el tablero de conexiones detrás del casino, por lo que sólo la chica vistiendo kimono y yo entramos al casino.

Entramos por la puerta del frente.

—¡¡Por favor gana!! ¡¡Tú decidiste hacer esto, así que por favor asegúrate de ganar!!

Asombrosamente, la chica de cabello corto tenía algunas lágrimas en sus ojos mientras se despedía de mí ondeando su mano.

Mientras me abría paso por el casino, encontré el lugar que estaba lleno con paisajes familiares a pesar de que nunca en realidad había estado aquí antes.

Caminé por el vestíbulo y llamé a una compañera con mi celular.

—Madoka-chaaan. Estoy a punto de hacer una tonelada de dinero en un casino, así que, ¿podrías contactar a un contador y a un asesor de impuesto por mí? Quiero que alguien maneje la cuenta bancaría.

—¿Eh? ¿Qué? Puedo hacer eso, ¿pero podrías explicarme cómo estás en esta situación?

—Hoy o mañana, algo que haga podría causar una reacción en cadena en los sistemas financieros de exportación de Japón lo cual destruirá el mundo económico y te hará enojar mucho, mucho, pero no te preocupes. Estoy trabajando para evitar que eso pase.

—Shinobu-kun, ¿de qué diablos estás hablando?

Desafortunadamente, no tenía tiempo de explicar.

Me senté en la misma mesa que el hombre con piel de serpiente llamado Kodama Ryou, estampé el chequé en la mesa e hice un anunció al pequeño estafador.

—Juguemos un juego, serpiente come hombres. Acabaré contigo de un golpe.

Ahora.

Él estaba haciendo trampa al 100% y ya sabía que no podía ganar al jugar normalmente, por lo que era hora de ver qué tanto podía hacer en realidad cuando me enfrentaba al Paquete de Usuhiki Warashi que cambiaba las cartas.

9 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 21:05 – 21:20)

En el Callejón Puerto, la Fenómeno del Misterio (vestida como una conejita) regresó a la tierra del restaurante crucero que estaba abarrotado con todos los demás.

Había rumores insignificantes de los botes, helicópteros o nadadores de largas distancias tratando de encontrarse en el “océano demoniaco”, y sin embargo nunca encontraban a la otra persona, y tres residentes de Tokio que habían investigado los rumores por pura curiosidad terminaron muertos.

La mayoría de los barcos pequeños que se habían ido al “océano demoniaco” fueron almacenados, dando servicio y se fueron del Callejón Puerto.

—¿Qué? Supongo que no todos son restaurantes o puestos de comida.

Mientras vagábamos alrededor, encontramos algo más mezclado entre los sucios cruceros. En lugar del aroma a carne cocinándose o guisos hirviendo. Encontré un bote que olía más a soldadura. De hecho, había muchos así.

Pensando que todos servían comida había llevado una fuerte pesadez a mi estómago, pero parecía que ese no era el caso.

Estas tiendas no tenían nada que ver con comida.

—Este bote está lleno con altavoces desnudos, este está lleno de capacitores y transistores y este tiene… ¿qué? Esos no son bombillas. ¿Son tubos de vacío?

—Luce como un pequeño mercado de electrónicos. Probablemente los despojaron de algún lado.

Un montón de cajas tenían “defectuoso” escrito en ellas con marcados permanente.

Me hacía querer preguntar al dueño si alguno de los productos no era defectuoso.

—¿Por qué está tienda tiene docenas de masajeadores de forma similar metidos dentro de los paraguas?

—¿¡Eh!? B-bueno, ya sabes, detective. Las mujeres podrían estar demasiado avergonzadas de traer esos “productos especializados” a la registradora, por lo que esto les da una excusa que esconde sus verdaderas razones.

—?

—¡Oh, por favor! ¡Es un dispositivo que vibra cuando lo prendes! ¡¡Trata de imaginar por qué alguien compraría eso!! ¡¡Japón no tiene tantas personas con hombros rígidos!!

Por alguna razón el rostro de Enbi estaba un poco rojo.

Hmm. Esta chica de secundaria no tiene problemas de caminar por la noche en un traje de conejita, así que, ¿por qué esto produce una reacción tan extrema?

Confundido, miré de vuelta a la Fenómeno del Misterio, pero ella dio su mejor esfuerzo para no verme a los ojos y usó su pequeña mano para frenéticamente ventilar sus mejillas acaloradas.

Cuando habló, su voz estaba más aguda de lo usual como si trata de ocultar algo.

—O-ohh, ya veo. Secretamente reunieron cualquier producto defectuoso antes de que se deshicieran de ellos en la fábrica. La producción en masa asegura que siempre habrá un cierto número de estos.

—¿Hm? ¿Cómo lo sabes?

—¿¡N-no es obvio!? Un producto completado tiene un número impreso en él para indicar en qué fábrica fue hecho. Eso quiere decir que es un pedazo apropiado de electrónicos. Pero esa parte es hasta el final porque no quieren imprimir el número en productos defectuosos que sólo van a rechazar.

—¿Y todavía funcionan?

—Es por eso que son marcados como “defectuosos”.

Miramos alrededor de unos cuantos cruceros pero no encontramos ninguna información útil.

¿Siquiera que se suponía que preguntáramos? Realmente no podía sacar mi placa de policía para preguntarles sobre la verdad de los rumores y no había un objetivo claro como una Hanako-san o una Kuchisake-Onna. No eran nada más que botes y helicópteros no siendo capaces de encontrarse en el océano. Fuera de esos que realmente fueron al océano, las personas en la isla no habrían notado nada fuera de lo ordinario.

—Detective, no me digas que decidiste que esto no tiene esperanza y estás considerando irte.

—Si puedes leer mi mente tan bien, preferiría que hicieras la elección más amable de no involucrarme en primer lugar.

—¡¡No puedes hacer eso!! ¡Si no tomas parte de la investigación seriamente, lo pagarás después! ¡¡Serás golpeado por un bate de metal por detrás o apuñalado en el estómago por un cuchillo de fruta y te darás cuenta que viste algo después de todo mientras tu consciencia se desvanece!!

—¡¡Esta no es una mansión misteriosa donde el camino de la montaña está bloqueado por un deslizamiento de tierra, por lo que nada así de severo va a pasar!!

—¿¡Detective, has olvidado que estamos en una isla desierta aislada en medio del océano!?

—Esta no es una isla desierta y no está aislada. ¡¡Este es un destino turístico con correcta infraestructura!!

—¡¡Sin mencionar que una genio hermosa solucionadora de misterios y un tonto policía han venido a esa isla con una pista valida!! ¡Algo está por pasar, ¿cierto?!

—Ni siquiera me voy a molestar contigo por la parte de “tonto”. Sólo iré al punto: ¡aléjate de mí! ¡¡Ahora que lo mencionas, luces bastante como un Dios de la Muerte!!

La policía podría ser la casa de investigaciones científicas, pero incluso nosotros podíamos ser supersticiosos.

Por alguna razón, la Fenómeno del Misterio comenzó a tratar de abrazarme, por lo que agarré su rostro y traté de alejarla.

Repentinamente, algo pesado rozó mi nariz e hizo una gran abolladura en el costado del crucero al lado de nosotros.

—!?

Algo había volado hacía nosotros.

Por reflejo me volteé hacía el fuerte sonido y vi algo caer en el océano entre el bote y el muelle. Sólo obtuve un vistazo, pero era casi del tamaño de una pelota de softbol. Sin embargo, en realidad no era una. Incluso cuando era lanzada a 160 kph por una máquina de bateo, una pelota de softball no tendría el suficiente poder destructivo para abollar el casco de un barco que estaba construido para soportar colisiones con otros barcos o al encallar.

La abolladura en el casco del crucero era del tamaño de un puño, por lo que así de grande había sido el arma.

Suponía que había sido una piedra.

No podía tomar esto a la ligera. Seriamente dudaba que había sido simplemente lanzada con la mano, por lo que alguna clase de dispositivo había sido usado para lanzarlo. Y con ese peso y velocidad, incluso una brigada antidisturbios completamente equipados tendrían sus cascos y cerebros partidos por un golpe a la cabeza o tendrían sus costillas completamente aplastadas a través del chaleco antibalas por un golpe en el pecho. De alguna manera, esta arma era más peligrosa que una pistola.

—¿¡Cómo lograron hacer eso!?

—¿A dónde estás viendo, detective? No mires a donde golpeó. ¡¡Necesitas ver de dónde fue disparado!!

La Fenómeno del Misterio agarró mis hombros y me volteó.

El Callejón Puerto tenía muchos cruceros colocados encima de un concreto plano además de aquellos amarrados por el muelle. En vez de hacer que el motor se muriera, aquellos botes desgatados probablemente ya ni siquiera podían flotar en al agua, por lo que eran usados en lugar de tiendas.

Vi una pequeña figura lanzándose detrás de uno de los cruceros embalados como si fuera un estacionamiento lleno.

¿Era un niño?

¿Y qué era eso en su mano?

Parecía como un arco de arma. Era de sesenta a ochenta centímetros de largo. Lucía bastante largo, pero parte de eso debería ser por compararlo a la pequeña figura sosteniéndolo. Sin embargo, la parte del arco era extraña. No estaba curveada como una luna creciente. Como la letra M, una parte de metal como un tenedor se extendía de cada lado para unirse con la cuerda.

—¡Podemos pensarlo después! ¡¡Se escapara, detective!!

—¡Idiota! ¡¡No corras tras alguien cuando no sabes con que armas está equipado!!

Recordé que las palabras nunca la detendrían, por lo que agarré el brazo de la Fenómeno del Misterio mientras trataba de salir corriendo y ligeramente la tiré. Apoyé su cuerpo justo antes de que su espalda golpeará contra el suelo de concreto y gentilmente la bajé.

—¡Yo lo perseguiré! ¡¡Tú recuéstate ahí!

Comencé a correr antes de que se pudiera quejar.

¿Por qué esta persona nos tenía de objetivo tan repentinamente? ¿Por qué en ese momento? ¿Me estaban teniendo de objetivo o a la Fenómeno del Misterio? ¿Siquiera quién era? Varias preguntas giraron por mi mente, pero nunca las contestaría si perdía vista de esta persona.

A pesar de todos los cruceros embalados, había todavía estrechos caminos como las líneas en una tabla Go. Había muchas cosas para esconder detrás, por lo que sería fácil perderlos de vista incluso a corta distancia, pero estaba más preocupado por un ataque sorpresa. Para empeorar las cosas, no tenía mi pistola. A diferencia de los dramas policiacos, los detectives no cargaban un revolver en su cadera todos los días.

Pasé por algunos cruceros y pude ver la pequeña espalda.

Su camiseta blanca resaltaba en la oscuridad.

Justo cuando pensé que iba alcanzarlo, la figura se dio la vuelta hacía mí.

Con precisión apuntó el arma con extraña figura que lanzaba piedras y vi un pequeño destello de luz roja en la oscuridad.

¿¡Un apuntador laser!?

—¡¡Maldición!!

Tan pronto me escondí detrás de un crucero, escuché un sonido sordo espectacular como un sartén siendo aplastado por la pata de un elefante. El casco del crucero había sido abollado, también. Si eso me hubiera golpeado, habría aplastado los huesos sin importar donde me golpeara.

El casco de plástico realmente me espantó. Probablemente no era más débil que el metal, pero tenía más problemas confiando en él.

Supone que estaba usando piedras en lugar de flechas por la Ley de Delitos Menores. Incluso si no violaban la Ley de Control de Espadas y Armas de Fuego, taladros eléctricos y hojas de afeitar de repuesto técnicamente violaban la ley y si las cargabas “por algo más que su finalidad prevista”, pero nadie iba a detener a alguien de recoger rocas de la tierra.

Y desafortunadamente, las flechas no violaban la Ley de Control de Espadas y Armas de Fuego. La registración no era necesaria para comprar una y nadie iría tras un niño por hacer sus propias flechas al tallar bambú con un cuchillo.

Pero todo eso llevó una pregunta a la mente.

¿Entonces de qué crimen se supone que lo acuse cuando lo atrape?

Cambié mi línea de pensamiento cuando escuché un sonido escalofriante más grande que un abaniqueo de un bate de metal.

¡¡Intento de asesinato funcionará muy bien!!

Dos piedras del tamaño de un puño volaron hacía mí en rápida sucesión. Eso significa que su plan no era disparar y huir. Podría haber decidido acabar conmigo para asegurarse de que pudiera escapar con seguridad y podría haber cambiado de opinión después de que no disparé ningún disparo de advertencia con una pistola. Tal vez debí haber gritado “alto o dispararé” a pesar de que no tenía mi pistola.

—Esto no es bueno…

Un tercer sonido de impacto sacudió mis alrededores.

Cuando instintivamente dio un paso atrás, me di cuenta que el perseguido y el perseguidor había cambiado de posiciones y un calor hirviendo se llenó en el fondo de mi estómago.

Y en ese punto, finalmente me di cuenta de algo.

Mis alrededores se volvieron tranquilos. Demasiado. Incluso si el crucero en frente de mí era un pedazo de chatarra, pensaba aún que sus dueños vendrían corriendo cuando estaba siendo dañado. Ya sea cuando estuve comiendo en el restaurante chino o cuando estábamos por las tiendas de electrónicos, alguien debería haberles informado de que la policía estaba aquí. Todos ya habían evacuado y entonces me atrajo a estas tierras de cacería.

—¿Pero por qué?

¿De qué tanto miedo tenía esta persona? ¿Por qué estaba dispuesta a matarme, sólo porque estaba con la policía? ¿Tenía razón la Fenómeno del Misterio y el Callejón Puerto tenía un gran secreto? ¿Había algo más acechando aquí? Pregunta tras pregunta corrió por mi mente, pero una oración especialmente larga quitó a todas las demás del camino: ¿entonces qué hago?

El sonido forzado de una cuerda estrechándose lastimó mis oídos.

Lo más probable era que esta persona estaba jalando hacía atrás la cuerda de su arco arma especial.

¿¡Qué hago!? ¿Corro? ¿Me escondo? ¿¡Qué tan lejos me llevaran cualquiera de esas dos opciones contra alguien que puede disparar piedras con la suficiente fuerza para aplastar huesos humanos!?

El sonido forzado de la cuerda continuó.

Sin embargo, no me detuve. No escuché la cuerda capturarse en la muesca del gatillo. Confundido, vacilantemente asomé mi cabeza para revisar y encontré una vista extraña en efecto.

Primero que nada, el atacante era una chica con cabello corto que era casi de la edad de la Fenómeno del Misterio o posiblemente más joven. Ella vestía lo que no parecía mucho un uniforme escolar. El traje estaba hecho de una camiseta y pantalones de marinero. Lucía más como un verdadero traje de marinero que un uniforme escolar de marinero.

—¡¡Nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!

La chica tenía el frente del arma arco lanza piedras presionada contra la tierra, su pie sostenía una parte de anillo metálico abajo, y ella estaba usando ambas manos para jalar la cuerda. O al menos eso era lo que pensaba que estaba tratando de hacer. En realidad, ella estaba sólo agachada y temblando con la cara roja.

Ella debía realmente estar concentrada en el trabajo porque no mostró ni una señal de notar mis movimientos. Ella ni siquiera se había dado cuenta que agacharse así me daba una vista de su moderado pecho a través del cuello de su traje de marinero.

Oh, es cierto.

Cuando pensé en ello, recordé que esta era un arma arco gigante que disparaba piedras del tamaño de puños con la suficiente fuerza para abollar el casco de un barco. Usaría gruesos muelles de láminas y otras cosas para completamente fortalecer la cuerda y no tenía mecanismos especiales como poleas o una manivela, por lo que parecía improbable que pudiera jalar la cuerda muchas veces seguidas con esos delgados brazos.

Pero…

Am…

Entonces…

¿Qué significa esto?

¿Realmente puedo caminar hacía ella y quitarle ese peligroso juguete?

…No, no.

Eso no puede ser. ¡¡No, no, no, no, no!! Podría terminar de colocar la cuerda y la piedra en el instante que corra y entonces aplastará mi cerebro directamente. ¡Sólo porque se está agachando estúpidamente, sacando su trasero con esos pantalones cortos y gimiendo de una forma sugestiva no quiere decir que puedo hacer algo tan temerario! ¡¡No olvides que estás en medio de un intermedio de vida o muerte con un sospechoso a la fuga!! ¡¡No te reías, Hayabusa, necesitas tener una mirada seria!!

Decidí tomar una ruta más cuidadosa.

Llené mis pulmones con aire y formé un megáfono con mis manos.

Y entonces grité.

—¡¡¡¡¡Buuuuu!!!!!

Inmediatamente vi una vista que era rara incluso en mi vida como un detective.

Una chica con un traje de manga corta de marinero y pantalones cortos tenía un arma arco lanzadora de piedras presionada contra el suelo y sosteniendo una parte de anillo metálico abajo con su pie mientras usaba ambas manos para jalar a la fuerza la cuerda hacía arriba.

Mi grito había causado que sus hombros saltaran y ella saltó un poco.

Sus manos todavía estaban sosteniendo la cuerda estirada y ella removió sus piernas del arma arco en sí.

¿Qué pasaría entonces?

Esto no era tan simple como un golpecito.

Fue más como una serie de accidentes.

zashiki_05_300

La fuerza de la cuerda envió el extremo del arma arco de vuelta a la mandíbula de la chica como un poderoso gancho al mentón. El arma arco en sí podría haber sido de cinco o diez kilogramos, por lo que era una pesada arma de acero y madera.

Su pequeña forma colapsó hacía atrás como un maniquí derrocado y con sus piernas abiertas en una forma de M. La ridícula pose puso una gran carga en sus pantalones cortos, pero ya que no lucía avergonzada o trató de retorcerse. Sólo podía asumir que ella había perdido completamente la consciencia.

Todo lo que podía hacer era llevar una mano a mi frente.

10 (Hishigami Mai Day 10/03 21:30 – 21:45)

Podrían llamar un sentido de compañerismo o una ilusión de comunidad, pero una vez que estabas en el mismo barco, nadie sospecharía de ti. Mezquinamente asumirían que todos habían pasado por el mismo proceso para estar aquí y por lo tanto todo estaba bien. Y sin embargo todos alrededor de mí eran completos extraños y ellos no tenían idea de lo que alguna de esas personas estaba pensando.

Japón realmente era una nación pacífica.

De cualquier manera, el Sunekosuri y yo nos alejamos del grupo y bajamos las escaleras.

Había memorizado el diseño del Yakata-II antes de tiempo, por lo que sabía cómo llegar a la bodega del barco en los niveles inferiores y cuales rutas serían las más desiertas.

Sid Clouds tenía que estar reuniendo materiales traídos por medio del helipuerto para acumular poder para él mismo. En Japón, él usaría Youkai japoneses. En Europa, él usaría hadas europeas.

Si lo que dijo Jinnai Shinobu era verdad, él estaba usando un Kechibi y una Ubume.

Era cuestión de suerte si llegaríamos al Amanojaku en el centro de todo o no.

—¿P-pero no encontrarían sospechoso si te encuentran en los corredores de los trabajadores o en las escaleras en un vestido de espalda abierta?

—Hay múltiples elevadores y escaleras. Si tomas la ubicación de las instalaciones en consideración, puedes descubrir donde es más o menos probable que te encuentres con alguien. Sabes qué tan lleno pueden estar las tiendas de soba idénticas y tiendas de conveniencia de clientes o completamente vacío dependiendo de su ubicación, ¿cierto? Esto es lo mismo. Al notar el probable flujo de gente basado en el diseño, no es difícil elegir una buena ruta.

—¿Pero no es eso un problema de probabilidad y estadística? Todo se acabara si alguien de la tripulación baja por aquí sólo por capricho.

—Entonces se tratará de mi postura y modo de andar. Bebí un desagradable coctel hace poco, por lo que si digo que me perdí con alcohol en mi aliento y mejillas rojas, simplemente me guiarán fuera del patio trasero. Además, sólo el cuarto de control, el cuarto del motor y otras instalaciones directamente relacionadas a controlar el barco en realidad están fuera de los límites para pasajeros normales.

Afortunadamente, no necesitaba actuar así.

Después de descender las escaleras de metal hasta el fondo, llegamos a una “caja grande” con uno de los muros perdidos. Era un objeto flotante con la misma área que un pequeño edificio escolar. En otras palabras, era la bodega del barco.

El Sunekosuri habló en sorpresa mientras se frotaba contra mi tobillo.

—Hay pilas de contenedores por todas partes. Esto no se siente como un crucero lujoso. Es más como un brusco buque de carga.

—Hay 1700 pasajeros a bordo. Si añades a la tripulación necesaria para abastecerlos, una gran cantidad de suplementos es necesitada para cubrir sus necesidades. Probablemente llevan treinta días de suplementos a la vez, pero con todos estos contenedores, sería difícil meter uno extra o dos.

De paso, este no era el mismísimo fondo del barco.

Un dispositivo llamado tanque balasto estaba incluso más abajo. Básicamente, era un peso usando agua. Muchos tanques gigantes estaban alineados y llenados con agua de mar para mantener el balance del barco cuando grandes ondas en una noche tormentosa pudiera de otra manera zozobrarlos.

—¿P-pero cómo se supone que encontremos los objetos sospechosos de ocultismo del plan de Sid Clouds en todos estos contenedores? Si buscamos ciegamente, tomaría más de dos semanas.

Incliné mi cabeza y saqué un pedazo de “arcilla” empaquetado en plástico del pecho de mi vestido.

—Si lo peor se vuelve peor, ¿no podemos hacer volar el fondo del barco para hundir todo, onii-chan☆?

—¡No, no podemos! ¡¡Y no importa qué tan lindo lo digas!!

Bueno, esa la última opción.

Si fuera posible, quisiera obtener algo de información o rastros de lo que Sid Clouds estaba tratando de hacer y entonces destruirlo. Y no estaba claro qué tan efectivo sería hundir el barco cuando estaba en el puerto y no en el océano.

—Eso deja dos métodos.

—¿C-cuáles son?

—Primero, usamos el diseño para determinar lo que está pensando el enemigo. Lanzamos todo tipo de optimistas “quizás” o “tal vez” y pensamos sobre qué haríamos si estuviéramos en los zapatos del enemigo y hacer las cosas tan difíciles como fuera posible para nosotros. No queremos que nadie encuentre nuestro contenedor secreto, pero si lo ponemos donde nadie pueda llegar a él, no podremos llegar tampoco. Así que, ¿en qué lugar de las pilas lo pondríamos? Haremos algunos perfiles y encontraremos la respuesta correcta.

—¿Y cuál es el segundo método?

—Eso es simple. —Apunté hacía arriba. —Le preguntamos a Sid Clouds. Eso sería más rápido.

Escuché pasos mientras una nueva figura descendía las escaleras. Volteé hacía ese lado y el Sunekosuri parecía vacilante en levantar su cabeza. A menos que estuviera mirando fijamente mis bragas, él estaría mirando a la misma cosa que yo.

Él tenía refinado cabello gris y músculos que no encajaban con su edad.

Él vestía un traje elegante que parecía estarle anunciando al mundo que todo su traje parecía hecho por encargo.

Él habló mientras frotaba sus dedos a lo largo de la barandilla de metal.

—Sabía que esto pasaría.

—Sí. Primero que nada, no tenía la abrumadora cantidad de tiempo para prepararme que necesitaría para escabullirme debajo del gran radar de la CIA. Sin embargo, en realidad no puedes enviar un grupo de hombres enmascarados al cuartel general de tu plan secreto. Sabía que Sid Clouds en sí o alguien bajo su comando directo se aparecería.

—¿Así que pensaste que capturarías a quien fuera que se apareciera y hacerlo hablar? Eso es demasiado crudo. Y más importante aún, demasiado verde.

—Pero no estaba equivocada, ¿o sí?

Regresé la “arcilla” a mi escote.

Todavía frotando la barandilla, Sid Clouds calmadamente bajó las escaleras.

—No estoy tratando de enseñarle a un monstruo como tú, pero normalmente, la CIA no ensuciamos nuestras propias manos. Nos infiltramos en zonas alrededor del mundo, pero hacemos que los locales cometan los crímenes. Les damos a las guerrillas y terroristas los fondos y las armas o capturamos la droga de la mafia y vendedores de armas para que así trabajen para nosotros en lugar de entregarlos al sistema de justicia local.

Él habló calmadamente.

—Pero vine aquí personalmente. ¿Sabes por qué?

Mientras sus dedos se deslizaban por la barandilla, se hundieron como un cuchillo caliente en mantequilla.

Se hundieron en la barandilla de metal.

—Es porque tu muerte estuvo garantizada desde el momento en que aparecí.

Escuché un desagradable chasquido.

Era el sonido de él jalando la barandilla de metal del muro con una mano. Los tornillos sosteniéndola salieron volando como botones de una camisa. El hombre de cabello gris tenía una lanza con un extremo duro y dentado y él no dudo en lanzarlo hacía nosotros.

En ese instante, me recordó a un arma imaginaria conocida como arma de masa de energía potencial.

Una columna de metal cayó de la órbita del satélite para artificialmente recrear el golpe de un meteorito.

—!!

Ignoré al Sunekosuri quien tenía una poderosa resistencia a ataques puramente físicos y salté a un costado con toda mi fuerza. Un momento después, la bodega del barco se sacudió y la pila de contenedores se derrumbó. Dije se derrumbó, pero parecía más como si hubieran sido colocados sobre un trampolín y lanzados hacía arriba.

Y esto no sólo aplicó a la bodega del barco.

¡Ese hombre causó que el crucero de ochenta mil toneladas se hundiera al menos quince centímetros!

—No alejes la mirada.

Su voz estaba demasiado cerca.

En algún momento, él se había acercado a quince centímetros de mí. Él había causado todo ese daño sólo para bajar de un salto y acercarse.

Él uso su abrumadora fuerza como arma y se agachó.

—¿¡En serio estás usando el punto ciego en mis pechos!?

Intercambiamos puños dos o tres veces.

Para en el momento que salté hacía atrás, mi brazo izquierdo estaba colgando antinaturalmente a mi costado.

¡¡Maldición!! ¡Pensé que había dejado escapar la fuerza, pero él arruinó mi articulación! ¡¡Mi método y tiempo son perfectos, pero su fuerza base es simplemente demasiado alta!!

—¿No te lo dije?

Él no se acercó más y alcanzó un objeto cercano.

Era un contenedor de metal.

Vacío, pesaría alrededor de quinientos kilogramos. Completamente lleno, podría alcanzar quizá cuatro toneladas. Y sin embargo él levantó esa cosa tan fácilmente como una sombrilla de plástico.

Y…

—Tu muerte estaba garantizada desde el momento en que aparecí.

Él lo lanzó.

Pero él no se detuvo ahí, o incluso después de cinco o diez de ellos.

¡Él tomó todo lo que podía y lo lanzó y lanzó y lanzó y lanzó y lanzó!

Era suficiente para sacudir por completo la bodega del barco. Todo se sacudía tanto que el barco gigante se sentía inestable. Me recordaba a un puente colgante soportado por un cable viejo y oxidado.

—Tch. ¿¡Estás tratando de cansarme!?

—Los Estados demandan certeza por sobre todas las cosas, por lo que naturalmente terminamos eligiendo la opción menos interesante.

—¿Certeza? ¿Hablas de llevar la historia del Singer Song Liar a la realidad y comprar Japón? ¿¡Realmente quieres ver esa historia ridícula hecha por una máquina hasta el final!?

—Jaja. Ese es un trabajo para las personas en la Avenida Pensilvania 1600. Realmente no me importa quién está en el centro del escenario de la historia. Siempre y cuando nuestros intereses nacionales son protegidos, claro está.

De cualquier modo, corrí en un gran círculo alrededor de Sid Clouds y evité la lluvia de contenedores. Con esas muchas armas de masa en el aire, las pequeñas pilas ubicadas aquí y allá no serían suficientes para protegerme. Esconderme detrás de una sólo me aplastaría junto con ella.

Entonces envié mi atención hacía su fuerza.

—La característica de la Ubume, ¿hm? ¡Si puedes sostener el bebé hasta el final mientras su peso se incremente infinitamente, ganas el Obou-Jikara, ¿cierto?!

—¿Entontaste la respuesta tan pronto? Supongo que no debería esperar menos del bajo mundo de Japón.

—Mira tu sombra. ¡¡Tiene cuatro brazos!!

La leyenda de la Ubume generalmente era la siguiente:

Cuando caminabas por la carretera por la noche, encontrarías a una hermosa mujer sosteniendo un bebé y ella te pediría cargar el bebé. Ahora, si te rehusabas, la Ubume en sí te mataría.

Pero si sostenías al bebé, sería más pesado y más pesado por alguna razón. Si no podíamos mantenerlo arriba del suelo, serías aplastado hasta la muerte por el peso del bebé. Debía ser una historia famosa porque partes de ella se mostraban en las historias de Yuki Onna y Nure Onna también.

Pero si, en un caso de excepción, lograbas soportar el bebé hasta el final sin ser aplastado, la Ubume te felicitaría y te daría un poder especial. Ese poder era conocido como el Obou-Jikara. Había algunos dichos sobre ese poder. Por ejemplo, algunos decían que te permitía desarraigar un gran árbol por tu cuenta y otros decían que hacía una ilusión de tener cuatro brazos cuando se usaba.

En ese caso…

—¡¡Sunekosuri!!

Mi círculo alrededor de Sid Clouds me trajo de vuelta al Sunekosuri, así que lo levanté de una patada con mis dedos y lo capturé en mi mano derecha todavía utilizable.

—(Es casi hora de que mate a ese bastardo de Sid. Tú me ayudarás.)

—(¿Q-qué puedo hacer? ¡Sólo soy un pequeño perro!)

—(No, no lo eres. Una bala o un proyectil no te matarían. Un golpe directo de su golpe podría ser un problema, pero puedes ignorar los contenedores. Y por lo tanto…)

Le susurré algo más a él y entonces lo tiré a un costado.

Los contenedores habían estado volando como proyectiles de un arma de buque de guerra disparando varios disparos por minuto, pero se detuvieron.

Sin embargo, esto no era por estar siendo amable. A él simplemente se le había acabado los contenedores hasta donde sus brazos alcanzaban.

Él tronó su cuello y miró hacia mí.

—Creo que mataré a ese Youkai primero. ¿De acuerdo?

—Veo que el orgullo sigue sin quitarte lo mejor de ti. Pero es de mí de quien te debes preocupar. Mirar a otro lado sería letal.

Saqué la misma “arcilla” que antes de mi escote, pero ni una sola arruga nueva apareció en su rostro.

—¿Piensas que simples quinientos gramos es suficiente para matarme?

—No, no lo pienso, —respondí con una sonrisa. —Lo que importa es que tu fuerza proviene de la leyenda de la Ubume. Eso es muy importante. Después de todo… no hay forma de superar la característica de la Ubume.

Sid Clouds miró a sus alrededores.

Él parecía haber perdido de vista la pequeña forma del Sunekosuri. Él había lanzado los contenedores y tirado todas las pilas de ellos, por lo que había bastante destrucción lo suficiente para esconder algo del tamaño de un animal de peluche.

—La única manera de salvarte de la característica de la Ubume es enterrar una pequeña espada con la navaja hacía arriba en la tierra antes de aceptar el desafío. Si eres aplastado por el peso del bebé, será ensartado por la navaja, por lo que Ubume está forzada a interrumpir ese reto antes de que se acabe.

El hombre de cabello de gris pateó un contenedor desde el suelo, lo tomó, y lo lanzó en línea recta. La guillotina desafiante de la gravedad destruyó el aspersor en el techo mucho más arriba y esparció agua por toda la zona.

—En otras palabras, nadie puede completarlo. No hay respuesta para el reto de la Ubume. ¿Siquiera qué significa sostenerlo “hasta el final”? ¿Qué tal si la Ubume espera hasta por un siglo entero? Por lo que usaste alguna clase de truco para asegurar de que no fueras aplastado por el peso incluso si no podías completar el reto. Por lo que si saco a la luz esa prueba, ¿no serás aplastado por el peso del bebé que siempre seguirá aumentando?

Sin siquiera parpadear, Sid Clouds dijo algo en la lluvia artificial.

—Llenaré esta agua con corriente eléctrica.

—Eso no matará al Sunekosuri.

—Pero la electricidad será desviada a su alrededor. Si mido esa anormalidad, puedo ubicarlo.

Tch. Él realmente es listo.

Un miembro común del bajo mundo se habría rendido con el Sunekosuri. E incluso si no, habría sido capaz de re-direccionar su concentración hacía mí. Pero eso no iba a funcionar aquí. Él iba a usar toda su fuerza para aplastar completamente la pequeña duda molestando su mente. Él no titubeó en lo más mínimo, por lo que no había una apertura para que pudiera atacar.

Sin embargo…

—¿Entonces qué tal si te compro algo de tiempo?

—¿Cómo?

Con fuerza me dirigí directamente hacía él. Él respiró ligeramente de su nariz y nuestros brazos y piernas se intersectaron. Yo era más hábil, pero su fuerza era superior. En un parpadeo, escuché varios ruidos sordos. Él agarró mi cuello y me sostuvo en el aire.

Ni siquiera hizo un comentario victorioso.

Con el pesado sonido de un golpe solido de un bate de metal, mi cuerpo voló a la fuerza hacía el costado. Me estampé en el muro y aplasté un grueso cable de energía rodeado en una cubierta de metal. Escuché un sonido eléctrico y mi visión estaba teñida en blanco puro.

—Gh…¡¡bah!!

Pero más importante aún, la corriente recorrería a través del agua cubriendo el suelo y Sid Clouds localizaría al Sunekosuri.

Él no se molestó en ir por el proceso necesario para matar al humano llamado Hishigami Mai.

Él simplemente detuvo mis acciones como un paso en su plan para matar al Sunekosuri.

—Ahí.

Sid Clouds con precisión volteó su cabeza y débilmente abrí mi boca mientras me deslizaba hacía el fondo del muro.

—Por cierto, ¿la respuesta del tanque balasto era la correcta?

Ese especio tomaba toneladas de agua del mar para crear un gran peso que evitaba que el barco se zozobre en noches tormentosas y estaba ubicado en la parte aún más baja que la bodega del barco.

El hombre de cabello gris no dijo nada, pero lo escuché cortar a través de la pila de escombros de lo que se había convertido la bodega del barco.

—La Ubume mata a las personas con el peso de su bebé. Cualquier que no pueda soportar el peso es aplastado en el suelo junto con el bebé. Eso hace un crucero flotando perfecto. El gran barco puede soportar ochenta mil toneladas, por lo que puede continuar flotando sin siquiera dejar al bebé tocar el fondo del océano.

Sus ojos silenciosos parecían decir “’¿y qué?”, pero él repentinamente se detuvo.

—No quieres que nadie sepa sobre el bebé, por lo que el tanque balasto lleno de agua de mar sería lo mejor. Está rodeado por gruesos muros, es peligroso y nadie tiene alguna razón para ir ahí, por lo que puedes esconder lo que quieras ahí. Y si sé eso, no es difícil de lidiar.

—Espera.

—Si arrojó algunos explosivos al tanque balasto y lo hago explotar creando un agujero en el fondo del barco, el bebé caería al océano. ¡¡Y si toca el fondo, el reto retrasado de la Ubume finalmente acabaría!!

—¿¡A dónde se fue esa “arcilla” que tenías!?

Qué ingenuo.

Había sólo una bomba. Todo lo que le pedí al Sunekosuri fue abrir la cubierta de mantenimiento del tanque balasto. Si honestamente le pidiera ayudarme a hacer explotar el barco, ese pacifista nunca me habría ayudado.

Y tú te concentraste demasiado en la eficacia que me lanzaste horizontalmente por la bodega del barco para romper el cable de energía sobre el muro. Sin embargo, eso no era inesperado. Lancé cualquier vago optimismo “tal vez”, “quizá” y “seguramente él no” y pensé sobre lo que yo haría en tus zapatos si tuviera que hacer las cosas tan difíciles como fueran posibles para mí. Hacer eso naturalmente me mostró cuales serían tus futuras decisiones.

Sólo tenía que pensar sobre que habría hecho.

¿Y qué tal si dejaba un explosivo con mecha añadido mientras estaba siendo lanzada por el aire?

Es hora de que descubras la respuesta, idiota.

Una tremenda y pesada vibración se disparó desde el tanque balasto de abajo.

—¿¿¿¡¡¡Bh…gh…!!!???

Escuché un sonido sordo. Era un sonido desagradable como un gran árbol partiéndose entre engranajes gigantes. Provenía de la columna de Sid Clouds. Ese hueso hecho por una serie de huesos más pequeños tenía sus conexiones rotas. El peso siendo forzadamente sostenido por ochenta mil toneladas desplazando el crucero estaba destruyendo esa figura humana, por lo que su destino estaba sellado.

Lentamente me levanté, presioné mi mano derecha en mi hombro izquierdo y escuché un crujido.

—Ríndete. No hay salvación para ti. Y si no tienes nada que proteger, ¿podrías decirme la verdad detrás de todo esto?

—No… A-aún…pu…puedo…

Estás bromeando, ¿cierto?

Escuché una tonelada de fibras delgadas estallando mientras Sid Clouds continuaba de pie sin ser aplastado. Estimé que el peso era alrededor de quinientos kilogramos o incluso más de una tonelada. Basado en los registros de sobra de las torturas crueles de la Europa medieval que todos conocían por sus RPGs, una víctima yaciendo con la cara hacía arriba podía soportar lentamente añadido cerca de trescientos kilogramos sin morir de un shock, pero eso claramente pasaba ese límite.

—El peso del bebé…está aplastándome. ¿Pero sabes qué? Incluso si no está completo…todavía recibí el Obou-Jikara…Por lo que puedo regresarlo. Puedo regresar el peso del bebé…con estas fibras musculares anormales.

—¡¡Oh, en serio!!

Mi mente se volteó hacía la pistola escondida en mi bota.

No, eso no funcionaría. Si él puede soportar un peso de más de una tonelada, sus músculos tienen que ser tan duros como una columna de concreto. Ya usé mi “arcilla” y una bala directa sólo rebotaría.

En serio. ¿¡Realmente necesito usar a la Deadly Dragon Princess aquí!?

—No tengo tiempo para una interrogación, por lo que preguntaré una vez y tendrás una oportunidad de responderme. ¿Te retirarás aquí o continuarás? Elige el que quieras. Dependiendo de tu respuesta, podría sacar las herramientas de poder.

—Jaja, —él sonrió.

La carga en su cuerpo parecía ser un problema serio porque su cuerpo se estaba partiendo en algunos lugares y sus ropas estaban empapadas con sangre.

—¿Retirarme? Si gustas. Estamos estirando una mano de ayuda para tu país, pero supongo que la libertad de quitar esa mano es parte de la soberanía nacional. Podría ser divertido cambiar a un manual de progreso diferente y en su lugar prepararse para observar la luz azul de la seguridad.

—?

—Pero incluso si me retiro, no la detendré. Sabes que siempre tengo a alguien incluso más poderosa trabajando debajo de mí, ¿cierto? Tenía la esperanza de usarla como una salida de emergencia, pero ya que no se ha aparecido, debe haber priorizado la operación.

No podía matarlo y él ni siquiera podía dar un paso por el gran peso.

Incluso en nuestro callejón sin salida, sus labios sangrientos mantuvieron una sonrisa.

—Ella es poderosa.

—¿Incluso más que esto?

No podía evitar sonar molesta y sus ojos se estrecharon como si él hubiera querido escuchar esa molestia.

—Yo la elegí, por lo que ella es definitivamente más poderosa que yo. Ahora que ella está concentrada por completo en los recursos de la operación, el éxito está garantizado.

Parecía como si estuviéramos separando líneas paralelas, pero en nuestro mundo, siempre había una conclusión.

En este caso, llegó en forma de balas.

Esa conclusión golpeó a Sid Clouds una en la cabeza, el pecho y el estómago.

Pero yo no lo había hecho.

Por un lado, ninguna bala normal podría hacerle algo a él. Para tomar ventaja de la debilidad de la Ubume, tenía que haber sido forjada del mismo carbón de acero que una espada japonesa.

Una ojeada a la mirada de sorpresa en el rostro de Sid Clouds fue suficiente para saber quién había disparado esa bala mágica.

—…Ah…

Pero no se le permitió decir ni una palabra.

Tan pronto sus ojos se hicieron hacía atrás de su cabeza y se desmayó, la columna final se rompió. Una multitud de húmedos sonidos aplastados le siguieron. Esa forma humana estaba aplastada debajo de un peso masivo e hizo la transformación dramática a una mancha de rojo oscuro esparcida por el piso.

Sin embargo…

—¿¡W-w-w-wah!? ¡¡M-Mai-Mai-san!! ¡¡Mira!!

—Oh, cielos. Incluso de ser aplastado así, él sigue respirando. ¿Qué tan fuerte es ese Obou-Jikara?

Incluso como una creatura parecida a una babosa de rojo oscuro midiendo ciento ochenta centímetros, Sid Clouds continuó retorciéndose.

Esto es irremediable. Debería asumir que este tipo no va a morir incluso si lo matas. Tengo la sensación de que regresara por venganza si alguien saca al bebé de la Ubume del fondo del océano con la grúa de rescate de un barco.

Pero eso no era en lo que necesitaba concentrarme. Ya fuera por lo detalles, él no se podía mover ahora, por lo que podría dejarlo ahí hasta después.

Tenía que mirar arriba.

Escuché unos ligeros pasos yéndose y pude vislumbrar la falda corta aleteando del uniforme de sirvienta en la parte superior de las escaleras que había destruido Sid Clouds.

—Eso sí que es ropa interior extravagante. …Parece que ella realmente no entiende el concepto de una sirvienta.

Una pistola en el liguero y cartuchos de repuesto cubrían la parte baja de la falda que era demasiado excitante para una ordenada y amable sirvienta.

De cualquier manera, esta era la mesera de la que había tomado un coctel cuando pasó por mi lado en el barco. Ella era aparentemente la jefa final de la CIA. Ya que supuestamente era más fuerte que Sid Clouds quien todavía se movía después de todo eso, estaba sonando a que sería muy problemático.

zashiki_05_321

11 (Jinnai Shinobu Day 10/03 21:40 – 22:00)

El vestíbulo del casino estaba envuelto en una loca emoción.

Él realmente había caído. En la historia del Singer Song Liar, fácilmente había establecido la penalización del multiplicado de diez mil veces con mi fanfarronada y haciéndolo pensar que el ruido en el lector de cartas era divido a una estafa, pero en realidad, tomó un tiempo después de que el juego llegara a su fin. Después de todo, Kodama Ryou sólo siguió quejándose. Cuando pensé sobre ello, en sí, era obvio. Este no era una puntuación en un videojuego. Estábamos hablando de la vida de alguien y de todo lo que poseía. Incluso si lo había conseguido todo por medios sucios.

—Ah…ahh…aaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh…

El hombre delante de mí se le había robado el perfecto orden de su cabello, ropas, expresión y aura y un ruido que realmente no podía llamarlo una voz escapó de su boca sin acabar.

Todo había resultado igual.

Era como si todo estuviera siguiendo la historia que había hecho y todo lo que no encajaba estaba siendo corregido.

—Oye.

Llamé al estafador quien había caído a sus rodillas.

Él no respondió, por lo que agarré su cuello con una mano y lo forcé a pararse.

—¡Oye!

—¿Qué…? ¿¡Todavía quieres más después de todo eso!?

Exactamente idiota.

Normalmente, querría dejar que se muriera la basura como tú, pero no puedo.

Sentí un tic en mi sien derecha mientras le hablaba al estafador.

—A este paso, serás asesinado para el medio día de mañana.

—¿…Qué?

—Serás asesinado por un Paquete de asesinato de Ikiryou usando un Youkai llamado Kechibi. Fue ensamblado por la CIA. Sé que esto probablemente suene como sacado de una película, pero podrías elegir cómo usar el tiempo que te queda. Puedes creerme y luchar para sobrevivir o reírte de mí y ser asesinado. Es tu elección.

—Espera. ¿D-de qué estás hablando? ¿Quién eres?

—Como dije, puedes elegir cómo usar el tiempo que te queda.

Prácticamente le escupí mis palabras a ese grasiento perdedor a corta distancia.

—Pero la actual situación no es normal. No hay manera que un chico de preparatoria normal pudiera ganar todo lo que tiene un estafador profesional. Así que ¿qué tal si entiendes que algo peligroso se está llevando a cabo en un nivel mucho más profundo de lo que piensas?

Ahí fue cuando mi celular sonó en mi bolsillo.

Solté el cuello del estafador, me di la vuelta y saqué el teléfono.

—¡¡O-oye!! ¿¡Qué se supone que haga!? ¿A qué te refieres con que seré asesinado? ¿¡Estás diciendo que mi desesperación todavía no acaba!?

Él me gritó algo, pero no había más que pudiera hacer.

Ni siquiera estaba seguro si podría detener la historia del Singer Song Liar que creé. Y si no lo hacía, él sería asesinado a una hora y lugar establecidos sin importar donde tratara de esconderse.

Eso quería decir que sólo podía seguir moviéndome.

Contesté el teléfono y lo sostuve en mi oído.

—¿Madoka?

—Shinobu-kun, ¿tienes alguna idea de en qué te has involucrado?

Eso fue más rápido de lo que esperaba.

Esto sólo pasó al amanecer en la historia del Singer Song Liar.

¿Debería regocijarme del cambio o esto conducirá a una conclusión incluso peor?

—Te refieres al colapso de la economía del mundo debido a los sistemas financieros de exportación de Japón, el yen japonés siendo papel de desecho y la venta de Japón en el nombre del apoyo a su recuperación, ¿cierto? Desafortunadamente, he sido colocado en el centro de todo eso.

—Shinobu-kun…

—Lo siento, pero yo soy el que fue colocado “aquí”, —dije para interrumpirla. —Solamente alguien “aquí” puede detener esto, así que en lugar de quejarte, ¿por qué no me ayudas? ¿Ya te has puesto en contacto con el contador y asesor fiscal? Derroté al estafador llamado Kodama Ryou y gané una tonelada de dinero. Aunque todo es yen japonés podría ser inservible para mañana. Quiero regresárselo a las personas que victimizó. ¿Puedes ayudarme con eso?

—Puedo hacerlo, ¿pero realmente tienes tiempo para desviarte con esto?

—Estoy a punto de comenzar aquí. Para ser honesto, tengo que morder el anzuelo antes de que pueda hacer mi contraataque. Hacer desviaciones aquí era necesario.

Después de intercambiar la información necesaria, terminé la llamada con Madoka.

Dependiendo de lo que pase, esta podría ser nuestra última conversación.

—Am, te llamas Hafuri, ¿cierto? Ya acabé aquí, así que vayámonos.

—Haaa… Estoy aliviada de que solucionaras eso con el dinero original todavía intacto. Aunque, no podemos tener todo esto continuando “como estaba planeado”, por lo que es una sensación un tanto complicada.

Dejamos el casino por la puerta del frente y el zorro, la tanuki y el tejón salieron saltando de su escondite. La Zashiki Warashi en yukata roja me dio una mirada exasperada.

—A-así que, ¿cómo resultó?

—¿Salió bien?

—¡¡Después de presumir así, no sería cuestión de risa si perdieras todo!!

Los tres ruidosos animales no dejarían de gritar, por lo que sólo les pasé una nota doblada hacía ellos.

La tanuki dio gritos histéricos.

—¡Kyah! ¿Q-qué es esto?

—El número de teléfono del contador manejando la cuenta del banco. Llamen a este número con la anciana una vez que lleguen a casa. Pueden preguntarle a ese contador sobre el dinero que necesitan. No piensen en mover el dinero por su cuenta. Déjenselo al profesional y no serán engañados de nuevo.

Se los pasé a ellos.

—No pierdan esto, no se lo muestren a nadie y regresen rápido con la anciana quien debe estar muy preocupada de que repentinamente desaparecieron. Eso solucionará todo.

Dejé a los tres Youkai parpadeando en confusión y me alejé del casino con la Zashiki Warashi y la niña líder del Hyakki Yakou.

—Shinobu, hacerte de voluntario para buenas acciones está bien, ¿pero qué hacemos ahora?

—Puedo decirte lo que “va a pasar”.

Mi sien derecha hormigueó y me encogí de hombros.

—En la historia del Singer Song Liar, tuvimos una fiesta de celebración hasta el amanecer y entonces un carro bomba explotó en el camino en la mañana. Me cargaste, escapamos a la mina y todo el túnel fue explotado. …Eso probablemente no va a cambiar. Incluso si los detalles son un poco diferentes, todavía seremos atacados cuando venga la mañana y serás tomada de rehén. Y todo lo que me queda es recuperar mi valija perdida.

—Shinobu, eso suena muy molesto. ¿Realmente piensas que haré eso?

—Pero lo hiciste. Tal vez una vez que en realidad pase, cambiarás de opinión y decidas actuar a como normalmente no eres.

A pesar de que mi tono era un poco indiferente.

—El carro bomba es una cosa, pero esa montaña tiene tantos túneles como una colonia de hormigas y tiene que tomar mucho tiempo colocar todo con explosivos. Ellos atacaron en la mañana, por lo que probablemente están haciendo un chequeo final en la mina ahora mismo. No sé qué tan con anticipación colocaron los explosivos, pero al menos necesitan asegurarse de que la señal para detonar puede llegar antes de que lo armen. Eran un enemigo desconocido hasta el final de la historia del Singer Song Lair, pero si nos dirigimos a la mina ahora, podemos toparnos con ellos.

Encima de eso, tenía la sensación de que solamente decidieron en tomar un rehén obvio después de derrotar a Kodama Ryou, quien tenía una conexión con ellos. Les había mostrado que no podían bajar la guardia conmigo, por lo que habían sido forzados a tomar una Youkai de rehén que probablemente era más difícil de capturar que un león vivo. Para ellos, esa habría sido la última carta que querían jugar.

—No es una mala idea, —dijo la líder del Hyakki Yakou con una expresión serena. —¿Entonces qué tal si contacto a mi organización y hacemos que den un ataque rápido?

—Estás sonando peligrosa otra vez.

La normalmente arrogante Zashiki Warashi comenzó casualmente a mantener algo de distancia de la pequeña niña.

Mientras tanto, a la niña líder no parecía importarle.

—Soy su máxima líder, así que ya sea en una multitud o en la oscuridad, siempre tengo una cierta fuerza mínima preparada.

Ella presionó una mano en su oreja y asumí que se estaba poniendo un pequeño auricular, pero…

—…¿Ah?

—Oye, ¿por qué suenas tan confundida? Por favor no me digas que no puedes contactar a nadie.

—No, eso no debería ser… Qué extraño. Nuestra estructura de seguridad estándar debería prevenir que esto pasara.

No podía evitar sostener mi cabeza en mis manos.

Parecía que la historia del Singer Song Liar era más poderosa de lo que había imaginado. ¿El equipo de los guardaespaldas de la niña simplemente había fallado o habían sido atacados por nuestros enemigos sin que alguien lo notara? Ambas posibilidades nunca habrían sido capaces de pasarle al Hyakki Yakou, a la supuestamente organización paranormal más poderosa de la nación.

Me recordaba al lujoso hotel en el norte Villa Fuuka donde tuve mi primer encuentro con el Hyakki Yakou.

En ese entonces también, un Paquete había profetizado una masacre y me moví de acuerdo por ese Paquete de principio a fin.

—Supongo que tenemos que hacer lo que podamos, —dije mientras mi sien derecha se crispaba. —De cualquier manera, seremos atacados cuando venga la mañana si sólo esperamos. No importa lo que hagamos, no puede ser peor que eso.

12 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 21:35 – 22:10)

Después de que la Fenómeno del Misterio me alcanzara, ambos observamos a la sospechosa tendida en el suelo con sus ojos girando.

Mirándola de nuevo, me di cuenta que es incluso más delgada que Enbi. Su camisa de manga corta de marinero no era en realidad un uniforme escolar y sus pantalones cortos eran tan cortos que podías casi ver la base de sus piernas. La cuerda del arco lanzadora de piedras que ella había usado como un arma debía haber sido realmente pesada para jalarla porque sus palmas estaban raspadas en color rojo.

—¿Qué hiciste, detective? ¿Un puño de justicia contra una chica menor? Eso debió haberse sentido muy bien.

—Ya basta, idiota. Ella se noqueó sola. …Aunque es verdad que yo hice que todo fuera a esa dirección.

Escuché un gemido de la chica estirándose en el suelo.

Lo primero que hice fue presentarle desesperación.

—Esta es la policía.

—Detective, ¿has olvidado tu placa?

—Una placa del Departamento de Policía Metropolitano de Tokio no tiene efecto fuera de la ciudad y no necesitas una placa cuando los capturas en el acto.

Escuché un gran chillido y la chica comenzó a mirar sin descanso por los alrededores, por lo que alejé de una patada el arma arco.

—A-ah, ah, ah, ah…

—Dame tu nombre, dirección y ocupación.

—S-si te digo, ¿me dejarás ir? Heh. Ejejeje.

—Ningún daño en sí me fue hecho, por lo que esto puede ser resuelto con una simple obstrucción de un cargo de la justicia. Eso probablemente quiera decir que será un resumen de acusación y una multa de diez mil yenes. Pero si prefieres algo más adolescente y que suene genial, entonces tal vez debería alterar mi interpretación de lo que pasó. Por ejemplo, que podría haber sido un intento de asesinato un ataque terrorista contra el equipo de inspección del casino de la Agencia de la Policía Nacional.

—¿¡D-de acuerdo!? ¡M-mi nombre es Kozakura Sobiki! ¡¡Te lo diré!! ¡¡Te diré todo!!

La chica tenía lágrimas en sus ojos mientras agitaba sus brazos.

—Nosotros…verás, am, ejejeje, nos especializamos en cracking de Hardware.

—¿Cracking?

—Detective, ella se refiere a ROMs ilegales para salas de pachinko o estafas ilegales de información de tarjetas de crédito. En lugar de usar información o virus, ella es una criminal informática que usa dispositivos físicos.

—Ú-últimamente hemos comenzado a trabajar con cables también.

Eso debió haber sido incómodo para ella porque Kozakura Sobiki no me miró a los ojos y presionó sus dedos indicies juntos frente a su pecho.

—Ya sabes, como las líneas conectando los ATM de los bancos o cables selectores de televisión o postes de teléfono.

—¿Oh? ¿No estas cosas tienen una red metálica más delgada que un cabello tejido en la cubierta externa? Pensé que la compañía de seguridad era notificada tan pronto la cubierta exterior era rota.

—No, no, no. ¿Alguna vez has escuchado de la diafonía alíen? Si no es fibra óptica, la señal eléctrica perturbara el campo magnético alrededor del cable. Incluso si no rompes la cubierta y expones el cable de metal, aun así puedes adjuntar una línea de escuchas telefónicas junto a esa cubierta para robar la informa-…

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

—…¡¡Es lo que escuché podrías ser capaz de hacer!! ¡¡Ajajajajajajajajaja!!

Mi irritación debía haber llegado a ella porque Kozakura Sobiki hizo una severa corrección a mitad de la oración.

—La última tendencia son los cables bajo el mar. Mientras que las líneas en la ciudad se esparcen como una telaraña, por mucho sólo hay una bajo el mar. Si absorbes la información de ahí, puedes robar toooda las comunicaciones de una ciudad entera o incluso una nación entera. …Bueno, esa es la teoría en cualquier modo. Es sólo, am, hipotéticamente.

—¿Y?

Uups.

Incluso yo podía saber que mi voz bajó más de lo necesario.

—¿¡Puedes culparme por estar asustada!? Acababa de terminar de trabajar en la única línea yendo de esta isla a la tierra principal y entonces un policía con ropas simples se aparece en la orilla del mercado de electrónicos. ¡¡No creo que las personas que van a usar la línea vayan a traicionarnos, pero estaba segura que eras un asesino con una placa de policía falsa viniendo a silenciarme!!

—Espera un segundo, —interrumpí. —¿”Las personas que van a usar la línea”?

—Ah.

—¿Quieres decir que no estabas trabajando sola?

—¡¡Síííí!!

Debía haberse desesperado porque Kozakura Sobiki colapsó hacía atrás y comenzó a agitar sus extremidades y gritar.

Por supuesto, no había ido por el proceso apropiado para interrogarla, por lo que no tenía el derecho de mantenerla aquí contra su voluntad.

—Los lugareños y las compañías de entretenimiento están peleando sobre ya sea preservar o desarrollar la isla minera. Quieren que adjunte una escucha telefónica al cable submarino para que así puedan robar y destruir la información, por lo tanto, bueno, parece que quieren destruir la relación entre los casinos y las compañías de tarjetas.

—(¿Así que puede ser contratada por los lugareños?)

—(Sólo si quien fuera que la contrató estaba siendo honesto.)

—No creo que fueran ellos, —rápidamente interrumpió Kozakura Sobiki. —Basada en sus intereses, los lugareños tendrían el mayor sentido, pero el método de pago fue simplemente demasiado complejo para ellos. No sé quién fue, pero creo que alguien más estaba tratando de interferir con los planes de los lugareños. Parece que están robando un plan criminal pre-existente por lo que el crimen puede ser con seguridad echado la culpa a los lugareños mientras quien fuera quien fue obtiene lo que sea que quiere.

Espera, espera, espera.

Robar información enviada entre los casinos y las compañías de tarjetas era un asunto serio por su cuenta. Después de todo, eso fácilmente podía destruir toda la fuente de ingreso de la isla. ¿Pero había algo más allá de eso?

La Fenómeno del Misterio interrumpió a un costado.

—Oye, oye. ¿Cuál era el plan original? ¿Qué estaban tratando de hacer los lugareños y qué estaban tratando de robar?

—No sé eso. Todo lo que hice fue tomar la escucha telefónica que me dieron y añadirlo al cable submarino. Pero…

—¿Pero?

—Jeh. Jejeje. En realidad abrí la unidad de escucha telefónica antes de añadirlo. ¡V-verán, te tienes que auto enseñar en este negocio, así que puedes aprender mucho de la tecnología de alguien más! Y había algo claramente innecesario metido ahí junto con el equipo necesario.

—¿Qué era eso?

—¡Al principio, pensé que era una bobina cilíndrica, pero en realidad era una clase de dinero muy viejo! Eso me hizo enojar. ¡¡Eso tenía que ser más del setenta por ciento del peso de esa cosa!! Pero cuando lo pensé después, me di cuenta que podría ser un objeto de ocultismo destinado a interferir con un Paquete criminal involucrando un Youkai.

Llevé una mano a mi cabeza.

Si eso era verdad, esto se había vuelto más problemático.

—¿Qué Youkai tiene conexión con dinero viejo?

—Hay tantos que buscarlo así no es útil, —dijo la Fenómeno del Misterio. —Está el tanuki y los zorros, el Onbu-Obake, el dios de la pobreza y por mucho todos los tipos de Zashiki Warashi. Por ejemplo, podría ser un Usuhiki Warashi o un Notabariko.

—De cualquier manera, —dijo Kozakura Sobiki. —Después de que terminara ese trabajo, una persona sospechosa proclamando estar con la policía se apareció, por lo que pensé que estaban tratando de silenciarme. Pensé que habían descubierto que abrí la unidad de escucha telefónica o que había visto “eso”.

¿Aún hay más?

Molesto, le pregunté a qué se refería.

—¿Y qué es “eso”?

—Bueno, no estoy completamente segura yo misma, pero…

13 (Hishigami Mai Day 10/03 22:19 – 22:45)

¡¡Guau, estoy empapada!!

Después de la emoción con Sid Clouds haciendo mucho ruido lanzado contenedores por todas partes y él siendo aplastado en carne molina en el suelo, había decidido que no había una oportunidad de escapar con tranquilidad. En su lugar, entré al tanque balasto, cerré la cubierta de mantenimiento, nadé por el gran agujero en el fondo y subí al puerto.

—Nn…kh.

Usé una aguja e hilo para coser todas las laceraciones en mi cuerpo y cubrí las heridas con el kit dentro de mi bolsa de maquillaje.

Eso sólo dejaba hacer algo sobre la muñeca y codo de mi brazo dominante.

—¡Ahhh….agh…ahn…!

—¿¡Por qué estás gritando en una manera innecesariamente sugestiva!?

—Es una manera rápida de controlar el dolor. Es más saludable que usar morfina.

Después de una serie de sonidos sordos como la palanca de cambio de una transmisión manual, mis articulaciones se colocaron en su lugar. Para cualquier lugar que se había dividido o perdido, usé un cuentagotas para llenarlos con un líquido reparador.

Realmente me rompieron esta vez. Y tengo que prepararme para incluso más peligro contra esa sirvienta. De modo realista, probablemente debería esperar que mi corazón se detenga por algunos segundos.

Ya que la prueba final se estaba acercando, me quité el vestido y me cambié a mi camiseta sin mangas y pantalones cortos.

—Bueno, lidié con el Paquete de asesinato de Ikiryou usando un Kechibi, así que creo que me daré a mí misma más de cincuenta puntos.

Después de sacudirse el agua de mar, el Sunekosuri me preguntó algo confuso.

—¿Eh? Sé que lidiaste con Sid en sí, ¿pero qué hiciste con el Paquete?

—De acuerdo a la explicación de Jinnai Shinobu, el Paquete de Kechibi sigue los pasos de su objetivo para encontrarlos y entonces el criminal los mata usando el hecho de que el dañar a su Ikiryou también daña a la persona. El Kechibi no es tan simple como el Ikiryou. Es un tipo especial que tienes que convocar al frotar la parte inferior de unas sandalias. En ese caso, las huellas de las sandalias eran las huellas de alguien en internet. Al combinar varios tipos de gran información, pueden identificar un individuo cuando no deberían de ser capaces.

—¿Y-ya veo…?

—En adición a casinos normales, Isla Mina de Oro tiene la Isla Crucero Pesado, una ciudad casino VR donde las personas pueden caminar y apostar con sus avatares. Está relacionado con un monstruo de tarjetas de puntos que tiene más de cuarenta millones de usuarios y es aceptado en farmacias, tiendas de renta de videos y tiendas en línea. En su mayoría es hecho usando un tipo de información vista como una moneda virtual.

—¿A qué quieres llegar?

—¿No lo entiendes? Algo así de grande tendrá innumerables compañías afilias con ellas y pueden expandir sus ventas por todas partes. Todo desde boletos de avión y reservaciones de hotel hasta tiendas de conveniencia y máquinas expendedoras. Por lo que si miras en el historial de compras, fácilmente puedes descubrir la ubicación de un individuo.

Esto por supuesto no tenía nada que ver conmigo ya que usaba un nombre falso y ni siquiera yo sabía mi nombre real.

—¿Q-quieres decir que al combinar la gran información de múltiples compañías, tienen un sistema para “recuperar” la habilidad de buscar por un individuo a pesar de que la gran información está hecho para que no puedas relacionar la información a un individuo?

—Eso es realmente el punto central de la tarjeta de puntos. Parece como una forma de ahorrar algo de dinero, pero en realidad es un sistema eficiente para reunir la información de las compras de las personas. Las jóvenes esposas sonriendo inocentemente a sus recibos probablemente no tienen idea el tipo de precio de etiqueta de información humana que tienen.

Entonces le di un acertijo casual al Sunekosuri.

—Como sea, digamos que tienen un sistema de ubicación de individuos de la caótica piscina de gran información. Necesitarían un sistema de procesamiento de información masivo que pudieran usar…no, mal usar eso para instantáneamente buscar un nombre de toda la información. Ahora, ¿dónde estaría ubicado el centro de comunicación para eso?

—Am, ¿no bajamos a la bodega del barco para encontrar al Kechibi en sí? Y no parecía como si hubieras siquiera encontrado el contenedor correcto.

—Es verdad, pero había una enorme antena parabólica encima del barco. Eso era para comunicarse con un satélite. Y por lo que vi en el barco, tenía un casino lujoso por su cuenta. Era una gran instalación, pero un número limitado de VIP podían usarlo. Necesitaban grandes servidores para revisar las tarjetas en esos VIPs, pero los servidores en su mayoría serían mal usados. Eso quiere decir que pueden ser usados para proceso de información que no quieren que cualquier sepa de ello.

—E-entonces…

—Arruiné el cableado un poco antes de marcharnos del barco. Una corriente de electricidad rostizará todos los electrónicos del barco justo ahora. Y si los servidores no sirven, el Kechibi podría todavía estar ahí, pero no puede seguir las “huellas” de nadie. Es como si no tuvieras que tenerle miedo a una pistola con una vista rota sin importar cuanta munición tenga.

—¿H-hiciste todo eso con ese tiempo limitado? *Escalofrío*.

—No puedes irte con algo que hacer, por lo que un profesional tiene que lograr resultados en el tiempo límite que tienen.

Ahora bien.

Estaba preocupada por la sirvienta quien se había rendido en Sid y huido, pero tenía que revisar el equilibro del poder actual primero.

En general, había dos fuerzas en Isla Mina de Oro.

Un lado había obtenido el Paquete de Usuhiki Warashi, pero querer detenerlo ahora eso claramente les quitaría el control. Eran probablemente los lugareños que estaban descontentos con los policías en los casinos.

El otro lado era la CIA quien había tomado control del Paquete de Usuhiki Warashi y estaba mal usándolo para llegar a la venta de Japón. Querían enviar fuera de control a la Usuhiki Warashi incluso si significaba masacrar a los lugareños con el Paquete de Kechibi o el Obou-Jikara de la Ubume.

Solamente aplastamos a Sid Clouds de la CIA y su Paquete de Kechibi, por lo que los lugareños se pondrían más activos.

Ahora, ¿exactamente qué debería hacer ahora?

—Bueno, dudo que la sirvienta de la CIA vaya a quedarse de brazos cruzados sólo porque su puesto superior se les arrebató. Ese tipo va a usar una embajada, un consulado o una base militar para “legalmente” regresar a casa si las cosas comienzan a ponerse peligrosas. Ya que sigue escondida, ella debe de seguir motivada. Eso quiere decir que intentará regresar lo que hemos hecho, incluso si lo tiene que hacer a la fuerza.

—Pero acabaste con ese tipo musculoso Sid y el Paquete de Kechibi, ¿cierto? ¿¡T-todavía tienen alguna otra clase de arma secreta!?

—Por supuesto que la tienen. Y es su más grande arma.

Mh, mi camiseta se está pegando a mí más de lo usual. ¿Es por el agua de mar?

—El Amanojaku. Esa arma final que distorsiona la realidad de acuerdo con la historia automáticamente creada con el Singer Song Liar. Incluso ahora, debe estar optimizando todo, pero apuesto que esa sirvienta hará overclocking a esa cosa para aumentar su habilidad para cambiar el flujo de los eventos. Si es así, ella necesitará contacto directo con el núcleo del Amanojaku.

—¿El núcleo… del Amanojaku?

El Sunekosuri rascó su oreja con su pata trasera.

—¡Ah! ¿¡Te refieres a ese chico Jinnai Shinobu!?

—Sí, eso es parte de ello, —estuve de acuerdo. —Pero él es probablemente sólo la llave. También hay una cerradura para meter esa llave. ¿Pero en realidad dónde están las tierras ceremoniales? Tiene que tener conexión constante con Jinnai Shinobu, tiene que ser sobrescrito con una colección de mentiras que simbolizan al Amanojaku, y sin embargo, tiene que estar completamente escondido de nuestros ojos.

—¿No sería eso la historia que Jinnai Shinobu creó?

—¿Quieres decir que se lo dejaron al software de creación automática? Eso sería demasiado inestable para un Youkai de ubicación permanente. ¿Pero qué otro símbolo de mentiras hay ahí? ¿El mundo virtual? Pero la ciudad casino VR ya es parte del chasis del Usuhiki Warashi, por lo que usar eso añadiría el riesgo de un conflicto entre ellos. Tal vez podría ser un restaurante que miente sobre la fuente de sus alimentos o una réplica de aguas termales sin ningún beneficio real. No estoy segura de qué podría ser a este punto.

—Entonces…

—De cualquier manera, la sirvienta definitivamente se acercará a Jinnai Shinobu. Parece que sólo podemos esperar hasta entonces para interceptarla. Si ella se lo lleva, ella nos tendrá en jaque mate.

¿No él se fue con la jovencita del Hyakki Yakou?

Eso quería decir que podía contactarla para descubrir donde estaba él, pero es algo preocupante actuar antes de tener todas las piezas necesarias del rompecabezas.

Miré renuentemente a la luna en el cielo nocturno, traté de pensar más sobre la ubicación del Amanojaku y repentinamente noté algo extraño.

—¿Ah?

Pensé en algo mientras miraba a la luna.

¿Podría ser que…?

14 (Jinnai Shinobu Day 10/03 22:10 – 22:40)

La Zashiki Warashi, la niña líder del Hyakki Yakou y yo dejamos la ciudad casino llena de neón y nos hicimos camino hacía la montaña en el centro de la isla. Todas las luces se difuminaron y estábamos rodeados por sombras oscuras que cubrían toda la zona. Los arboles tropicales con piñas y los pocos árboles de maple y árboles de gingko añadían algo de rojo y amarillo lucían juntos como una sola masa de tono negro.

—Maldición. …Este lugar es un infierno.

Usé la parte trasera de mi mano para limpiar el sudor que estaba goteando de mi frente a mi mandíbula.

Mi sien derecha crispó.

Seguimos el rastro animal basado en el paisaje que sabía por la historia del Singer Song Liar, pero en realidad hacer la caminata me desgasto bastante. Estaba usando tenis, por lo que debía ser incluso peor para alguien en kimono.

—Oye, ¿estás bien?

—Estar rodeada por la naturaleza es en realidad más cómodo para mí.

—No estoy preocupado por ti y tu resistencia infinita. Esta niña sólo tiene diez años, ¿sabes?

—S-soy la líder del Hyakki Yakou, por lo que puedo caminar un sendero de la montaña por mi cuenta. No te estoy pidiendo que me cargues.

—Estás tan exhausta que estás dejando escapar lo que realmente quieres. Vamos, Señorita Resistencia Infinita.

—¿De qué estás hablando? Esto es claramente un trabajo para un chico.

Terminamos jugando piedra, papel o tijera y la Zashiki Warashi me inmovilizó a pesar de que gané. Estaba siendo sostenido en una bizarra llave Boston por una Youkai hermosa en yukata roja y sabía que no podía permitir que un folclorista grabara la escena como una nueva leyenda japonesa.

—E-espera. ¿¡Vahhhg!? ¡¡Me rindo!! ¡¡Me rindo!!

—Shinobu, se supone que con lágrimas proclames que tener el trasero de una belleza sin igual sobre ti es la más grande de las recompensas.

—¡¡Tu fuerza está mucho, mucho más lejos de ello!! ¡¡Voy a reventar como algo de un comercial de salchichas!!

—¿Y qué dices sobre nuestro juego?

—¡¡Yo pierdo!! ¡¡La cargaré o cualquier cosa que quieras!!

Incluso después de que fui liberado, yacía temblando en el suelo por un tiempo.

Con algunas misteriosas hojas en mi cabello y en mis ropas, fui forzado a llevar una niña que era más aterradora que un jefe de la mafia.

Las chicas son más ligeras de lo que esperaba, pensé mientras mis endorfinas me daban esa feliz ilusión, pero cuando pensé en ella como un simple equipaje, descubrí que ella en realidad era increíblemente pesada.

zashiki_05_344

De cualquier modo, continuamos a través del bosque.

Después de caminar un poco, nos encontramos con una pendiente pronunciada. El bosque se estaba convirtiendo en una montaña. Los aromas llegando a mi nariz también cambiaron de verdor a un sofocante olor a tierra negra.

Después de subir la pendiente por más de diez minutos, los árboles se aligeraron y el paisaje se amplió.

Apresuradamente di un paso atrás y revisé la situación desde un matorral.

La tierra expuesta de la pendiente contenía un agujero de dos metros que lucía excavado a mano y algunas cabinas pequeñas estaban ubicadas alrededor. Probablemente eran zonas de descanso para los mineros y depósitos para el equipo de excavación. Había luz tenue en una de las cabinas y podía ver varias figuras saliendo y entrando del túnel.

Mi sien derecha se crispó otra vez.

—Los reconozco, —susurré. —Él estaba en la historia del Singer Song Liar.

Sólo lo había leído como texto, pero había sido lo suficientemente detallado para tener una imagen clara de su rostro.

—Después de que la Zashiki Warashi fuera tomada como rehén, me encontré con estas personas en el aeropuerto. Estos deben ser los lugareños y aquí debe de ser donde normalmente trabajan.

Si se estaban moviendo de aquí para allá entre la cabina y el túnel, tenían que estar cargando los explosivos y el alambrado en los túneles.

La acción estaba llena de malicia, pero lucían más vivos sudando y moviéndose que escabulléndose cuidadosamente en el aeropuerto. Lucían como peces en el agua.

—¿Qué vas a hacer?

Por alguna razón, la líder del Hyakki Yakou no pidió que la bajara de mi espalda, pero ella me susurró como si estuviera respirando naturalmente en mi oído.

—Hay dos fuerzas en esta isla. Los lugareños prepararon el Paquete de Usuhiki Warashi– una subespecie de Zashiki Warashi – por su cuenta pero están desesperados por sellarla. La CIA quiere mal usar ese Paquete. …Sin embargo, no sería seguro simplemente ignorar a los lugareños. Si completan un dispositivo seguro y suprimen totalmente la Usuhiki Warashi fuera de control, ellos probablemente se volverían codiciosos de nuevo.

—Si todo está siguiendo la línea del tiempo, seré enterrado vivo antes de eso.

Eso significaba que tenía que hacer algo antes de que acabaran sus preparaciones.

Pero entonces la Zashiki Warashi buena para nada tiró agua fría a mis esperanzas.

—Pero, Shinobu, son muchos y tienen picos, martillos, grandes taladros y otros equipos de excavación e incluso explosivos. Si un chico de preparatoria no armado se precipita dando un grito de batalla, creo que únicamente será convertido en carne picada, así que, ¿exactamente, con seguridad, vas a hacer que se rindan?

¿Ah?

Ahora que lo pienso, ¿qué voy a hacer?

—¿No puedo simplemente confiar en una maravillosa Youkai que no puede ser dañada por ataques físicos?

—Por favor no bromees. ¿Por qué haría algo así?

¡¡Ella francamente me rechazó!!

¿Pero qué se supone que haga? Incluso si ella se motiva, seguimos siendo superados en número. Regresaremos al inicio si capturan a la líder del Hyakki Yakou y a mí mientras la Zashiki Warashi se dirige hacía el enemigo. Y tener a la chica tomada como rehén sería especialmente malo. La escala del problema crecería incluso más desesperanzador que en la historia del Singer Song Liar.

¿Qué debería hacer?

¿Qué debería hacer?

¿Qué debería hacer?

—No, espera…

—?

—Zashiki Warashi, tú quédate con la chica. Si llega a pasar algo, ustedes corran.

—Nn…

—¿¡Por qué esta niña Hafuri está gimiendo en mi espalda!? ¡Si vas a dormirte, hazlo en la espalda de la Youkai buena para nada!

Hm. Podría estar divinamente inspirada con la habilidad de mover piezas en el tablero, pero tal vez no sea muy buena al correr por la escena por su cuenta.

—¿Qué vas a hacer?

Respondí la pregunta de la Zashiki Warashi honestamente.

—Lo que pueda.

15 (3rd person Day 10/03 23:00 – 23:05)

“Ella” corrió por el bosque oscuro.

Ella vestía un traje de sirvienta con una falda corta y zapatos de esmalte brillante. Ella lucía horriblemente fuera de lugar en una montaña, pero ella no mostraba alguna clase de desventaja. Como una bestia salvaje en el bosque, ella ágilmente y fácilmente se hizo camino a su destino mientras se volvía una con la noche y suprimía cualquier sonido u otra señal de su presencia.

El aleteo de su corto cabello castaño mostraba el flujo del viento de la noche.

Su meta era clara: Jinnai Shinobu.

Él era la llave de todo. Él había sido elegido al azar de un gran número de personas visitando Isla Mina de Oro. En lugar de usar a un VIP y aislarlo, ellos habían colocado el núcleo en un individuo normal, no relacionado y entonces liberarlo. Ellos habían decidido que dejarlo disolverse en el mar de información reduciría el riesgo de interferencia, pero ella ahora tenía que contactar de nuevo a Jinnai Shinobu.

Esto era como extraer información de un individuo en específico de una piscina gigante de gran información.

Si ella ponía sus manos en Jinnai Shinobu, ella podría revertir el daño hecho. La situación había dejado los rieles predeterminados, pero ella sería capaz de poner todo en orden a la fuerza.

Y ella podría tomar el crédito completo por la victoria.

Era por eso que se hizo camino hacía Jinnai Shinobu.

Ella tenía que continuar las preparaciones para comprar Japón para que así pudieran alcanzar la luz azul lo cual era su meta.

16 (Jinnai Shinobu Day 10/03 22:45 – 22:55)

Los enemigos eran los lugareños quienes se oponían a la política del casino.

Por lo que podía ver, había al menos más de diez de ellos. Una vez que esos trabajando dentro del túnel o cabinas salieran, no había forma de decir cuántos eran.

Esperaba que sus armas fueran palas, picos, martillos, herramientas de excavación como grandes taladros y barras de perforación de vibración continua e inclusive explosivos para voladuras. Sin necesidad de decir, cualquier herramienta destinada a romper a través de roca solida convertiría a un estudiante de preparatoria de carne y hueso en carne picada.

Mientras tanto, sólo me escondí, un solo estudiante de preparatoria, para que funcione todo.

La única arma que podía esperar obtener era una roca o un palo encontrado en el suelo. Incluso si no tenían ninguna de sus armas, todavía era completamente posible que fuera a ser molido a golpes.

Así que, ¿qué estaba haciendo?

Mi sien derecha me dio una picazón. Si era capturado aquí y eran capaces de decirme qué hacer, todo conduciría a la conclusión vista en la historia del Singer Song Liar. Sin embargo, si permanecía en silencio y huía, ellos comenzarían su plan de ataque en la mañana y sería enterrado vivo tarde o temprano. Si quería alterar el flujo de eventos y cambiar el futuro, tenía que detenerlos aquí.

Así que…

—¿Shinobu?

La Zashiki Warashi sonaba dudosa, pero la ignoré y comencé a moverme.

Lentamente levanté mis manos y caminé valientemente frente a ellos.

Naturalmente, la atmósfera cambió completamente. Primero pude sentir sorpresa y pronto una fuerte tensión llenó la oscuridad de la noche. Muchas brillante linternas se dirigieron a mi rostro y sentí un dolor punzando profundamente en mi cabeza.

—¿¡Quién es!? …!!

La figura que preguntó quién era entendió tan rápido como vio mi rostro.

Incluso si nos conocimos en la historia del Singer Song Liar, realmente no nos conocíamos. Aun así, él parecía conocerme, lo más probable como el objetivo que tenían planeado atacar.

—¡Quiero hablar con ustedes! ¡¡Estoy seguro que esto será de su interés!!

Muchos conjuntos de pisadas corrieron y fui rápidamente parcialmente rodeado por un semicírculo. La situación estaba en proceso, por lo que no había forma de acobardarse ahora. La gruesa maquinaria de acero que sostenían era suficiente para decirme eso.

—Están tras la memoria USB para la Usuhiki Warashi que ustedes escondieron en mi valija, ¿cierto? ¡Y lo necesitan para contener el Paquete fuera de control! Entonces no hay necesidad de tomar un rehén. ¡¡Deberíamos trabajar juntos!!

—¿Dónde supiste eso? —preguntó la voz de un joven mientras un agarre fuerte alcanzaba mis hombros. —¿De dónde supiste eso!? ¡¡”Eso” debería seguir siendo un secreto!!

—¿Qué debería seguir siendo un secreto? ¿Qué se oponen a la política del casino? ¿Que quieren hacer estallar las transacciones de acciones de la gente rica reuniendo fortunas aquí? ¿¡Que harán eso al conectar una Usuhiki Warashi a la red financiera, causando problemas de conexiones en los semiconductores y con precisión destruir sólo los clúster conteniendo esa información de transacción!?

El hombre parecía desconcertado cuando le grité desde una corta distancia.

—Ustedes son los únicos que piensan que algo de eso es un secreto. Varios grupos ya están en movimiento. La CIA está tratando de robar a la Usuhiki Warashi para sus propios propósitos y el Hyakki Yakou está tratando de destruir todo para resolver el problema. Todos ustedes serán masacrados para el medio día de mañana al menos. ¡No sé exactamente qué pasará, pero sí sé que el futuro que están imaginando no va a pasar! ¡¡No como están las cosas, de cualquier manera!!

Realísticamente, esta conversación podría haber sido sin sentido.

Otras opciones habían estado hábiles para mí.

Podría haber revisado la ubicación y apresurarme a bajar la montaña. Entonces podía encontrar una manera de encontrarme con los guardaespaldas de la líder del Hyakki Yakou o contactar a Hishigami Mai. Si hacía eso, esos expertos asesinos los habrían rápidamente aniquilado por mí. Al menos, las oportunidades de éxito habrían sido más grandes que para un chico novato de preparatoria.

Pero…

¡¡Pero…!!

—Todavía hay tiempo.

¿¡Realmente teníamos que pelear!?

Mi sien derecha parecía retorcerse inquietantemente. Era verdad que habíamos sido enemigos en esa historia del Singer Song Liar. No había forma que nos lleváramos bien ahí. Sabía eso.

Pero eso sólo fue porque su plan de ataque había tenido éxito. En ese mundo, me habían enterrado vivo en esa cueva oscura, habían tomado a la Zashiki Warashi de rehén y todo había sido demasiado tarde.

¿Pero qué tal ahora?

¿Qué tal antes de todo eso?

—Planean vengarse. ¡Decidieron tomar todo de las personas ricas que forzaron esas dificultades en ustedes, por lo que adquirieron el Paquete de Usuhiki Warashi! Pero… ¡¡pero!! Eso fue todo lo que hicieron. ¡¡Todavía en realidad no han tomado nada de nadie!!

Nada estaba solucionado “aún”.

Nadie había cometido un crimen “aún”.

Por lo tanto, no había necesidad que nosotros peleáramos a muerte como si fuéramos manipulados por una pesadilla.

Por lo tanto, podíamos tomar un camino diferente.

Por lo tanto, podíamos trabajar juntos.

—Aún pueden retroceder.

Juré que cambiaría el futuro.

Ese futuro no era inamovible aún. No era seguro. ¿Realmente podía abandonarlos sólo porque mueren en esa versión “original” del futuro? Permanecer en el camino requería una fuerte voluntad apropiada. Después de adquirir ese Paquete como su última arma, ellos habían notado sus problemas y decidieron detener su plan y priorizar su seguridad. Algunos podrían acusarlos de ser cobardes, pero había una razón por la que habían sido capaces de detenerse por miedo a sacrificar personas no relacionadas y había una razón por la que habían sido capaces de forzarse a sí mismos de detenerse de continuar. Esa razón era fuerza humana. Y no había forma que pudiera abandonar a alguien con esa poderosa voluntad como si fueran peones sacrificables o simples símbolos.

¡Si hacía eso, sería yo el que buscara ese final repugnante con oscura desesperación en mis ojos!

—¡Todavía pueden darle la vuelta a esto! ¡¡Y los ayudaré tanto como lo necesiten!! No quiero ser enterrado vivo y una realidad peor que la muerte yace esperando más allá de eso. ¡Y ya que tienen tanto miedo del Paquete de Usuhiki Warashi saliéndose de control, probablemente ustedes saben mejor que yo qué implica eso!

—…

—¿Qué harán? —les pregunté con mis manos en el aire. —Esta es la encrucijada final. ¿Continuarán por el camino planeado y encontrarán la aniquilación o realmente quitaran un paso de esta situación de callejón sin salida? ¡La decisión es suya, así que, ¿cuál va a hacer?!

Mis palabras eran una mezcla de realidad y una conspiración sin forma, por lo que probablemente no estaba haciendo que lo entendieran.

Sin embargo, tenían que saber que estaban parados en un callejón sin salida aquí.

De otra manera, no pensarían en aparejar su lugar de trabajo con explosivos y enterrar a alguien vivo.

El silencio continuó por un rato.

—…¿Realmente podemos parar?

Finalmente, el joven sosteniendo mis hombros habló lentamente.

—¿Todavía podemos terminar esto sin matar a nadie?

—Sí, —respondí. —La CIA y el Hyakki Yakou son sus únicos enemigos porque el Paquete de Usuhiki Warashi sigue activo. Si lo destruimos más allá de poderse reparar, la CIA no será capaz de tenerlo para ellos y el Hyakki Yakou no tendrá razones para matarlos. Eso solucionará todo.

El joven juró.

Se sentía menos como si gentil conciencia estuviera elevándose a la superficie y más como si su tensión hubiera caducado y hubiera perdido la resolución para matar.

Pero cualquiera que fuera la razón, ellos estaban vacilantes de matarme.

Ellos también tenían que ser “humanos” correctos.

—Ahora, —dije. —Cambiemos el futuro.

17 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 22:45 – 23:05)

Entregué a la cracker de hardware Kozakura Sobiki a los oficiales de policía uniformados que había llamado.

—Ah… ¡¡Oye, oye!! Voy a estar bien, ¿cierto? ¡No te has olvidado de lo que dijiste de un resumen de acusación y una multa de diez mil yenes, ¿cierto?!

La chica sospechosa parecía relativamente con energías incluso cuando estaba siendo jalada por un oficial de policía en ambos lados.

La Conejita del Misterio Enbi entonces me susurró.

—(No sé qué tienes mal de la cabeza, ¿pero no su castigo podía ser extendido un poco más si cargos adicionales se añadían?)

—(Eso no es de mi incumbencia. Aun así, ella luce bastante joven para caer bajo la ley juvenil, por lo que dudo que vaya a ser encarcelada por mucho.)

A solas, nosotros dos revisamos las notas que Kozakura Sobiki nos dio.

Alguien la había contratado para aparejar el cable bajo el agua con una escucha telefónica especial que incluía un bulto de monedas viejas para afectar un Paquete con un Youkai relacionado. El método de pago había sido tan complejo para haber sido los lugareños…o eso fue lo que dijo, pero ella en sí aparentemente había tratado de usar un método que ella no quería especificar lo cual le permitía quedarse con algo de evidencia.

Y esa evidencia era las notas.

—Es difícil de saber lo que es con sólo una hilera de docenas o más de caracteres alfanuméricos.

—¿Así que paso por el servidor financiero en el crucero Yukata-II? …¿Es eso verdad?

Si el casino del barco tenía un servidor de transacción financiera, entonces en efecto tendría una poderosa línea de conexión por satélite conectada a las compañías de tarjetas. Y serías capaz de usar eso para hacer un pago secreto, pero…

—Esto no es bueno. Claramente no puedo investigar un crucero de lujo lleno con VIPs.

—Bueno, eso era probablemente su intención.

—Incluso el Jefe Superintendente Mishima de la Agencia de Policía Nacional es un invitado en ese barco y no hay nada que pueda hacer fuera de mi jurisdicción de Tokio.

—¿A pesar de que hay pistas de un crimen actual aquí? Una escucha telefónica relacionada a un Youkai puede ser usado para interferir con el Paquete que alguien más construyó en la red. Dudo que cualquiera que pasó por el problema de preparar eso nunca vaya a usarlo.

—Haré lo que pueda, pero aun así.

—Ya, ya. Basta de formalidades. Sé que entrarás en el vestíbulo de la fiesta cuando se necesite. Estoy deseosa de ver qué tan genial luces☆

Mientras discutíamos, mi celular sonó.

No reconocí el número, pero cuando contesté, escuché la voz del Jefe Superintendente Mishima.

—Hola, Uchimaku-kun. Escuché que estás trabajando duro tan tarde por la noche. Acabo de recibir informes de la sospechosa que arrestaste.

—Ohhh, sí.

—Si tienes un momento, ¿puedo pedirte algo? —Él no dudo en comenzar. —Hay un pequeño problema en este barco. Aunque, basado en la situación, luce como si presión de un número de fuentes va a borrar todo rastro de que haya pasado algo.

—…

—Como sea, determinamos a una persona que huyó del Yakata-II: Hasukawa Yumi. ¿Y la verdadera sorpresa? Aunque realmente no tiene un pasaporte diplomático, bajo circunstancias normales, ella será recogida por un carro con una placa diplomática. Si el policía uniformado la interroga, la Agencia de Inteligencia de Seguridad Pública y la División de Asuntos Exteriores intervendrán y comenzarán a intimidar a todos. ¿Sabes de qué clase de persona estoy hablando?

—¿Una espía o una agente de inteligencia? ¿Y de una nación aliada?

—Sí. Normalmente, información de esta clase de “personal” no llega a nosotros en la policía incluso cuando están ayudando en la escena. La información es suprimida junto con todo. Pero esta vez, lo tenemos. Debe haber sido algún problema en una escala que está previniendo que el sistema de supresión de información funcione.

—¿Y qué quiere que haga?

—La Agencia de Inteligencia de Seguridad Pública y la División de Asuntos Exteriores no hará nada porque no quieren causar algún problema con América. Si nada se hace, otros elementos ocultos probablemente lidiarán con este elemento oculto y nada que hagamos es probable que cambie mucho las cosas, ¿pero realmente un oficial de policía debería ignorar esto? De cualquier manera, no muchas personas pueden moverse libremente aquí. Es por eso que estoy dejando el resto a ti. Y por supuesto, eres libre de tomártela libre si prefieres.

—Haré lo mejor que pueda.

—Eso era lo que quería escuchar. Entonces te enviaré la ubicación de Hasukawa Yumi. …Ella debe de ser protegida por un sistema bastante seguro bajo circunstancias normales. De otra manera, al menos habría apagado su celular.

Él colgó y vi el rostro de la Conejita Enbi justo frente a mí, lo más probable para escuchar.

—¿Qué harás, Detective?

—Cállate y aléjate. Parece que una espía americana se ha desvanecido del crucero que estábamos sospechando. No está claro si ella tiene alguna conexión con el cable bajo el agua y la escucha telefónica o las muertes de los escritores independientes, pero no dañaría perseguirla.

Normalmente, me habría deshecho de la Conejita Enbi en este punto, pero ella me seguiría sin importar qué y afectaría a su seguridad si ella se encontraba con un criminal donde no pudiera verla. Al final, sólo podía traerla conmigo, justo como ella quería.

—Por cierto, ¿recuerdas lo que dijo hace poco Kozakura-chan?

—Ella dijo mucho, así que dime exactamente a qué te refieres.

—¿Por qué ella pensó que estaba siendo atacada? La única razón por abrir la unidad de la escucha telefónica.

—Oh, ¿te refieres a lo que vio en el fondo del océano?

Pregunté un poco molesto.

—¿Realmente piensas que eso es verdad? Si lo es, quiere decir que toda esta zona se elevó bastante rápido gracias al volcán submarino.

18 (Jinnai Shinobu Day 10/03 23:10 – 23:18)

No había forma que pudiera recordar más de diez rostros y nombres en tan poco tiempo, pero parecía que el joven quien había agarrado mis hombros se llamaba Emura Ryouichi. Mi sien derecha palpitó. Estaba bastante seguro que lo había conocido en el aeropuerto en la historia del Singer Song liar.

Después de asegurar que todo estaba seguro, me encontré con la Zashiki Warashi y la chica líder del Hyakki Yakou.

—Ciertamente no esperé que terminara así. —Respondió la chica.

—¿Oh? ¿No lo esperaste? Si lo piensas cuidadosamente, el ataque sólo sucedió en la historia del Singer Song Liar. Temerle a eso y hacer un ataque preventivo parece como abordar esos rieles imaginarios y dejándolos determinar el futuro.

¡Oh, en serio! ¡No actúes tan calmada ahora que sabemos la respuesta, buena para nada! ¿¡Tienes alguna idea de cuántos años me preocupó que acabaría mi vida para llegar a esta resolución pacífica!?

De cualquier manera, derrotamos la historia del Singer Song Liar por primera vez, por lo que todos comenzamos a planear cómo usar eso para el siguiente paso.

—La mina de oro siempre tuvo un límite, —dijo Emura. —Cuando la plática de invitar a los casinos por su primera llegada, nos regocijamos por el cambio del ambiente de la isla. Pero no tenía caso. Nada del dinero que produjo siquiera regresó a nosotros. La infraestructura de vida restante era vieja y acabada, y la única escuela está a punto de cerrar. Al final, los lugareños se secaron mientras que las compañías de entretenimiento obtuvieron todo el dinero. Estaba establecido así desde el inicio, pero no lo entendimos hasta después.

—¿Y por lo tanto intentaron destruir ese ciclo de lucro?

—Sí, a pesar que deshacerse de los casinos sólo dejaría a una isla muerta. No nos daría una nueva vida. Aun así, íbamos a colapsar si no teníamos alguna clase de meta.

Pero algo más los había conducido a detenerse.

Algo lo bastante grande para hacerlos temer del Paquete de Usuhiki Warashi y querer robarlo.

—Fueron las muertes de los escritores independientes, —dijo Emura. —Fue causado por el sistema de frenado automático mal funcionando, la explosión de batería de un celular y monóxido de carbono escapándose de un calentador de agua. Las personas investigando la Isla Mina de Oro murieron en muertes extrañas una tras otra. Inicialmente pensamos que era una coincidencia, pero mientras investigábamos el Paquete de Usuhiki Warashi, nos dimos que se podía hacer todo eso. Pero te lo juro, no fuimos nosotros. Alguien había tomado el control. Y una vez que nos dimos cuenta, nos asustamos.

Si no hicieron nada, algo incluso peor pasaría y todo eso pasaría a ser su culpa, por lo que decidieron abandonar el Paquete que adquirieron.

—¿Qué van a hacer ahora?

—El centro de todo esto es la llave del hardware USB escondido en mi valija el cual puede detener a la Usuhiki Warashi. Al tomar el Paquete, la CIA usará los sistemas de exportación financiera de Japón para esparcir el miedo por el mundo y darle toda la responsabilidad a Japón. De esa manera pueden bajar el precio de toda una nación. Necesitamos de alguna manera segura recuperar esa valija.

Los lugareños y la CIA probablemente habían considerado hacer que un doble recuperara la valija o hacer un ataque al aeropuerto en sí. Al final, los riesgos probablemente habían superado los beneficios, por lo que habían decidido dejarme recuperarlo.

Mi sien derecha me hormigueó.

Pero si seguíamos la misma serie de eventos, una infernal conclusión aguardaría.

Y justo cuando comenzaba a preguntarme qué hacer, escuché un crujido extraño.

Miré hacía esa dirección.

—Fiuu… E-estoy exhausta.

Una tanuki que lucía como animal de peluche redondo salió de un matorral.

—¿Qué diablos estás haciendo?

—Estoy aquí para pagar mi deuda, por supuesto. No fue fácil seguir tu aroma hasta aquí.

Ahora que lo pienso, ellos me salvaron en el aeropuerto durante la historia del Singer Song Liar.

La Zashiki Warashi inclinó su cabeza.

—¿Puede esta tanuki transformarse en una humana?

—Pero por supuesto.

Después del estallido de un humo cómico, la tanuki redonda se convirtió en una sirvienta con un buen cuerpo. Me dolía admitirlo, pero mis ojos fueron atraídos por los muslos debajo de su minifalda.

La líder del Hyakki Yakou juntó sus pequeñas manos frente de su pecho.

—¿Entonces puedes transformarte en Jinnai Shinobu y engañar a la CIA?

—Ella hizo eso en la historia del Singer Song Liar. Incluso si tenemos también la ayuda del zorro y el tejón, no seremos capaces de detener el flujo de eventos.

La chica vistiendo de kimono se sobresaltó.

Ella alcanzó su manga y sacó un celular extremadamente simple. Lo sostuvo en una mano, apretó los botones con su otro dedo índice y apretó ambas manos alrededor de él para contestar.

—Sí, sí. …¿Sí?

Por alguna razón, ella me pasó el teléfono a mí.

—Es para ti, aparentemente.

—¿Quién es?

—Hishigami Mai.

Tensión sin sentido corrió por mi espalda.

Sentía como si dedos de la muerte estuvieran acariciando mi espina.

Miré el teléfono por un rato, pero finalmente lo puse en mi oído ya que no tenía opción más que contestar.

—Hola, Jinnai Shinobu-chan. ¿Qué se siente que el dios de la muerte sepa tu nombre?

—Oh, por favor. Este no es un asunto de risa.

—Por cierto, el dios de la muerte en este caso no soy yo. ¿Dónde estás ahora mismo?

—¿Dónde?

Por alguna razón, dudé en contestar.

—La montaña. Está de a diez a quince minutos caminando de la ciudad casino. Hay una entrada de un túnel hecho a mano y cerca de tres cabinas cerca.

—Eso es suficiente. No mueras hasta que llegue ahí.

Pensé que me iba a desmayar.

Cuando ella lo decía, palabras como “morir” o “matar” tenían un significado completamente diferente que los estúpidos delincuentes a los que les gustaba usarlas muy frecuentemente. Esas palabras tenían su puro, original y bien afinado sentido.

—¿Qué? ¿¡Lo que estás diciendo me va a pasar a mí!?

—No tengo tiempo para explicar. Probablemente me tomará diez minutos llegar si voy con todo, por lo que trabajar para sobrevivir lo bastante es lo mínimo requerido para ti. Ni siquiera pienses en derrotar a esta agente de la CIA. Sólo piensa en una manera de comprar tiempo. Y sé especialmente precavido de sirvientas en minifaldas con cabello castaño corto.

—…

Me congelé cuando escuché eso.

Sentía como si un peligro invisible estuviera envolviéndose fuertemente alrededor de mi corazón.

Minifalda. Sirvienta. Cabello corto. Cabello castaño. Mientras pensaba en esos cuatro criterios, lentamente y vacilante volteé mi cabeza como si estuviera fotografiando las estrellas.

La tanuki nodriza estaba ahí.

Ella estaba sonriendo con los otros en nuestro grupo, ¿pero cuál era su forma actual?

Di un paso atrás lentamente.

Es… Es cierto. ¿Cómo encontró convenientemente este lugar justo ahora? ¿Realmente siguió mi aroma? Y si no, ¿quién fue la persona hábil que se volvería salvaje en el aeropuerto en el flujo original de eventos?

Mientras me preguntaba eso, mi intensa inquietud logró distraerme por sólo un instante.

Y en ese instante, fui repentinamente golpeado en el costado de la cabeza tan fuerte que pensé que tenía que ser un martillo o algo.

—¿¡Gah…bah…!?

Fui tirado al suelo y alguien se había subido encima de mí. Ella tenía cabello corto castaño y un uniforme de sirvienta con falda corta, pero el rostro que podía ver en la oscuridad lucía completamente diferente de la tanuki nodriza.

¿Qué está pasando?

Si Hishigami Mai no hubiera llamado, no me habría distraído. No, si no hubiera tenido la información por adelantado de la historia del Singer Song Liar…

¡Es como si los rieles finalmente comenzaran a cambiarse para forzar su regreso a la historia del Singer Song Liar!

—¡¡Mald…ición…!!

—Una vez que te tenga, todo estará solucionado.

Los otros rápidamente lo descubrieron, pero antes de que pudieran hacer algo, la sirvienta de minifalda había sacado una pequeña pistola de su pierna.

—Si ejerzo un overclock en el Amanojaku, todas las opciones apareciendo se reducirán. Los clavos salientes serán martillados y el futuro será corregido de nuevo al plan. Si hoy acaba y el mañana comienza, los rieles regresarán a la normalidad y podremos alcanzar la luz azul.

Escuché una serie de disparos que parecían demasiado rápidos para una pistola.

Ella estaba alejando a los demás con una tormenta de plomo antes de que pudieran acercarse y rodearnos.

—¡¡Kyah!!

La tanuki nodriza protegió a los mineros quienes aún no se movían y ella fue lanzada por los aires hacía atrás. Aunque una Youkai era inmune a los ataques físicos, ella no podía cubrirlos por siempre. Y esta sirvienta de minifalda no rehuiría de un derramamiento de sangre.

Ella estaba overclocking al Amanojaku directamente relacionado con la historia del Singer Song Liar.

Eso reduciría las opciones apareciendo. Martillaría los clavos salidos.

Corregiría el futuro de vuelta al plan.

Incluso si no entendía qué significaba cada parte en individual, era suficiente para hacer que mi sien derecha se crispara. Ella iba a aplastar todo lo que finalmente habíamos comenzado a cambiar y ella lo llevaría todo de vuelta al camino original. Ella quería traer la conclusión que me hacía querer vomitar cuando pensaba bastante sobre eso.

La sirvienta sentada encima de mí apuntó su pistola a la Zashiki Warashi y a la líder del Hyakki Yakou.

No te dejaré hacer eso.

¡¡Ya no te dejaré hacer más lo que quieras!!

—¡¡Maldita seeeeeeeaaaaaas!!

—?

Reuní toda mi fuerza y moví mi cuerpo con ella todavía encima de mí. No hice mucho para empujarla mientras me arrastraba como una oruga con ella todavía encima de mí.

Pero eso fue suficiente.

Estábamos en la ladera de la montaña cerca de la entrada del túnel. Aparte de las partes artificialmente mantenidas, la tierra estaba muy inclinada, por lo que sólo necesitaba un pequeño comienzo. A partir de aquí, caeríamos por la gravedad y rodearíamos por nuestra cuenta.

Sentí algo deslizándose y un puntal siendo removido.

Escuché disparos secos, pero la líder del Hyakki Yakou no estaba sangrando.

Las trayectorias balísticas habían salido muy lejos de su curso.

La sirvienta y yo caímos rápidamente por la ladera de la montaña.

19 (Jinnai Shinobu Day 10/03 23:18 – 23:28)

Rodé.

Rodé y rodé. Rodé hacía el bosque y mi espalda se estrelló en el grueso tronco de un árbol. El impacto fue muy duro que pensé que iba a toser sangre, pero también fue suficiente para finalmente detenerme.

La sirviente de minifalda ya se había separado de mí, pero no porque la había arrojado. Ella sólo estaba a unos cuantos metros de distancia. Demasiado lejos como para que la alcanzara, pero lo suficiente cerca para que me matara con su pistola. Ella había evitado la colisión al presionar sus manos y piernas contra la ladera como un animal salvaje.

Sus ojos brillaron extrañamente en la luz de la luna y estaban con precisión dirigidos hacia mí.

—¿Qué harás ahora?

Ella preguntó en un lenguaje humano.

Alguien con forma humana habló en lenguaje humano. Ese era un fenómeno perfectamente normal, sin embargo parecía horriblemente mal de alguna manera. Simplemente no podía colocar a esta enemiga en la misma categoría que yo. Así era de poderoso el “algo” invisible rodeándola.

—¿Te opondrás a mí o no? ¿Me persuadirás o no? ¿Colapsarás en lágrimas o no? Cualquiera de eso está bien y todos están bien, pero el resultado no cambiará. El resultado ha sido establecido desde el inicio.

—¿Qué estás tratando de hacer? —gruñí mientras tenía problemas para respirar.

La velocidad humana no podía esperar ganar contra una bala. Sabía eso, pero todavía traté de pensar. Necesitaba comprar algo de tiempo y asegurar que pudiera mover mi cuerpo.

—Vas a esparcir el miedo alrededor del globo, forzar toda la responsabilidad a este país y bajar el precio de Japón. …Es bastante simple de decir, ¿pero cuántas personas piensan que van a tener sus vidas vueltas de cabeza por eso? No sólo será Japón ahorcándose. Muchas personas confían en el yen japonés. Si colapsa tan mal, inversores del mundo no tendrán opción mas que ahorcarse. ¡¡Desde los fondos de inversiones más turbios hasta algunas esposas recién casadas invirtiendo su cambio de repuesto, no pueden saber qué tanto se esparcirá el daño!!

—Eso es simple. —Ese monstruo en el cuerpo de una mujer con precisión apuntó su arma a mí y respondió innegables palabras humanas. —Esto es todo para ti y tu país. Debemos extinguir la luz azul.

—¿De…qué estás…hablando?

—No tienes que entender. Es porque eres tan inmaduro que alguien más debe proteger tu país de la luz azul.

No entendía una palabra de eso.

El lenguaje era una herramienta destinada a transmitir los pensamientos de las personas y no tenían significado si era un contenedor vacío. Ese pensamiento filosófico se sentía inquietantemente real para mí. Se sentía tan amenazador como si se me entregara una hoja de papel en blanco y me dijeran que tenía que descifrarlo. No podía evitar sino ser vencido por la confusión.

—¿Cómo puedo aceptar eso?

—Eres libre de aceptarlo o no, pero el resultado no cambiará.

—No estés tan segura.

—?

—Una cierta mujer me dijo que sobreviviera por diez minutos. Ella dijo que era el mínimo requerido para mí. Ella me dijo que no pensara en derrotarte y pensara en formas de comprar tiempo.

Así que…

—Todo lo que tengo que hacer es esperar. ¡¡Sólo tenía que alargar esta conversación por cualquier medio necesario!!

No pensé que ella tuviera tiempo para voltear.

Un momento después, la mujer en cuestión, Hishigami Mai, se precipitó como una ráfaga de viento negro.

20 (Hishigami Mai Day 10/03 23:28 – 23:45)

El bosque estaba tranquilo y la montaña estaba durmiendo.

Un humano sin garras y colmillos que se había rendido con su pelaje era un forastero aquí. Se decía que un soldado con sus sentidos afinados a un gran extremo podía detectar el aroma del champú a cuatrocientos metros de distancia. Si sabían la dirección en general, podrían encender todos los cinco sentidos hacía sus alrededores y encontrar a la persona escondida ahí.

De cualquier modo, tuve suerte de que diera el primer ataque.

¿Duele tener una rodilla clavada en tu mejilla? ¿¡Entonces qué tal si te derribo y te eliminó!?

—¡¡Tch!!

Disparos secos sonaron, pero giré sólo la parte superior de mi cuerpo para evadir las balas mientras todavía quedaba encima del estómago de la sirvienta.

O eso fue lo que debería haber pasado.

—?

Algo cálido cayó por mi mejilla.

Cuando me di cuenta que provenía por el roce de la bala en mi sien, rápidamente hice un cambio de planes.

Salté hacía atrás a la fuerza para poner algo de distancia entre nosotras y la sirvienta disparó más balas.

Esta vez, me aseguré de que las había esquivado.

Mantuve mi cuerpo completamente alejado de la línea directa del cañón de la pistola.

Aunque en realidad, las balas abrieron agujeros rojos oscuros en mi hombro derecho y el costado.

—¿¡Qué…está sucediendo!?

—No es de eso de lo que deberías estar sorprendida. La verdadera sorpresa es que todavía no has sido herida fatalmente.

Ella hizo de lado el viejo cartucho y lo reemplazó con uno más grande que era el doble de largo de la pistola en sí. Entonces jaló la diapositiva para cargar la primera bala.

—Estoy usando la misma fuente. No podría preparar un nuevo Youkai. Sólo piensa de nuevo en el método de Sid Clouds.

—Él estaba aumentado su fuerza muscular con el bebé de la Ubume. ¿¡Eso dejó a la Ubume en sí disponible!?

Había perdido una buena cantidad de sangre, pero mis huesos y órganos estaban intactos. Confié en mi velocidad y corrí de vuelta hacía la sirvienta para rápidamente dar un golpe fatal.

Pero…

—!?

Una vez que estuve a una distancia para un asesinato seguro, el cuerpo de la sirvienta se desvaneció como niebla o una ilusión y escuché disparos secos desde un costado. Fui demasiado lenta para reaccionar al sonido, por lo que un brazo fue destruido y las balas se detuvieron justo antes de alcanzar mis órganos.

¡¡Esta mujer!!

—La Ubume aparece en la carretera en la noche y ella prefiere intersecciones de múltiples caminos, ya sea una encrucijada o un puente. Esto es por supuesto porque el punto común entre un número de caminos aumenta las posibilidades de que las victimas la encuentren.

Para el momento que escuché la voz, la sirviente ya se había ido.

—Hice una amplia interpretación de esa característica. En otras palabras, puedo libremente controlar la probabilidad de un “encuentro”. Me conecto a los espacios de alrededor, ató todos los caminos y divido los que se encontrarán y los que no se encontrarán. Justo como la Ubume encuentra a su víctima y separa a esa víctima de cualquier testigo para asegurar su muerte.

Sonaba como si estuviéramos en una cueva con eco. La fuente de su voz estaba dispersa al punto que no podía ubicar con precisión una dirección.

—No te encontrarás conmigo.

Sólo el goteó de mi sangre en el suelo era claro.

¡Esto no es bueno! ¡Realmente no es bueno! ¡¡Siempre que esté atrapada en su técnica, seré asesinada en un juego completamente unilateral!!

—Pero mis diabólicos ataques siempre te encontrarán.

La voz estaba dirigida directamente a mí, justo como las vistas de la pistola.

—Después de todo, las balas siguen un camino balístico, por lo que libremente puedo atarlas hacía ti.

Disparos sonaron.

Las múltiples balas de plomo volaron como un rayo y perforaron con precisión mi cuerpo.

21 (Uchimaku Hayabusa Day 10/03 23:45 – 23:50)

Los continuos disparos se clavaron en nuestros oídos.

Escalar una montaña en un traje barato e impráctico y zapatos de cuero no era divertido, pero ese malestar fue alejado inmediatamente de mi mente por la sensación de peligro que se esparcía del centro de mi cabeza hasta lo más alejado de mi cuerpo.

—Esto no es bueno. Eso no fue sólo un rifle de cacería. Fue un disparó más ligero y rápido.

—Probablemente una pistola ametralladora o una metralleta. De cualquier manera, está disparando rondas de pistola. Pero suena que sólo hay una fuente, por lo que no creo que estén peleando una guerra en el puerto o algo así.

¿Por qué estás sonriendo? Estas no son noticias en la televisión. Podemos ser arrastrados al centro de todo en cualquier momento.

Realmente no debí haberla traído.

No traigo una pistola y una arma arco fue suficiente para darme problemas.

—Fenómeno del Misterio, quédate aquí. Si escuchas disparos de nuevo, huye no importa lo que haya pasado.

—Am, ¿estás hablando en serio, detective?

—¡Ya no podemos simplemente quedarnos sentados en la seguridad, observar a los sospechosos y cazar al criminar! ¡Esto va más allá de lo que puedes manejar y no puedo garantizar que puedo proteger a una civil menor aquí!

—No es a lo que me refiero.

La Conejita Enbi colocó su dedo índice en mis labios para callarme.

—De acuerdo a ese tipo de la ANP, el enemigo aquí es la CIA. No sé si ella es un agente oficial o un lugareños ayudando, pero una criminal protegida por los secretos del estado ha aparecido. Quizá hayas dado un paso fuera de las agencias formales de policía, ¿pero realmente piensas que eso es suficiente aquí? No puedes sacar tus pies, por lo que sería mejor tener a alguien contigo para pisar en los charcos y recoger los objetos.

—No te estaba trayendo conmigo para volverte una criminal.

—Gracias por cuidarme. Si le hubieras añadido un “te amo” al final, tal vez te habría forzado a estar conmigo justo aquí.

Pero Enbi rápidamente cambió su tono.

—Esto no parece el momento para estar eligiendo cuidadosamente tus cartas. ¿No puedes sentir esta tensa atmósfera, detective?

—?

—Esto no es como el Funa Yuurei en la Isla Zashou o la Aoandon en la Villa Zenmetsu. No es que nos hayamos involucrado en el territorio de mi hermana. Esta es una sorpresa, porque no sabía que había un mundo más allá de incluso eso.

22 (Jinnai Shinobu Day 10/03 23:45 – 23:58)

Sólo podía mirar.

El cuerpo de Hishigami Mai ladeó. Ella había recibido muchas balas en la espalda y ella estaba sin fuerzas colapsada en el suelo. Sólo después de ver esa derrota definitiva de vida me di cuenta que ella también era una humana como el resto de nosotros.

Ella podía fracasar y podía cometer errores.

No importa cuánto presumiera y qué tan altanera fuera, no había garantía que pudiera mantener sus promesas.

—Se ha acabado, —dijo la sirvienta en minifalda, demasiado fácil. —¿No te lo dije? Ya sea que hagas algo o no es tu decisión, pero no cambiará el resultado.

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

No tenía caso.

¿Cómo se suponía que peleara con esto?

No tendría una oportunidad contra alguien con una pistola normal, sin embargo esta mujer estaba usando el poder de una Youkai y había derrotado abrumadoramente incluso a Hishigami Mai. ¿Qué podría hacer un chico normal de preparatoria contra un verdadero monstruo como ese?

—Una vez que te tenga, podré ejercer un overclock al Amanojaku.

Ella lentamente pero con seguridad caminó hacia mí.

—Eso corregirá el camino torcido y regresará todo a la normalidad. Seremos capaces de alcanzar la luz azul para tu bien y para el bien de tu país.

¿Todo estaba acabado?

No podía detener a la CIA. Ellos mal usarían el Paquete de Usuhiki Warashi, esparcirían miedo por el globo relativo a los sistemas financieros de exportación japonesa, impondrían toda la culpa a Japón y comprarían Japón a un precio vastamente reducido mientras proclamaban que estarían ayudando a su recuperación. ¿Esto estaba dirigiéndose a ese futuro?

Estaba a punto de rendirme, pero entonces unos extraños disparos amortiguados fueron dirigidos hacía la espalda de la sirvienta.

—…?

—Mostraste tu espalda, ¿no es así?

Escuché una voz.

Provenía de Hishigami Mai quien estaba colapsada sobre la ladera. En algún momento, una pequeña pistola con un supresor añadido había aparecido en su mano.

—Puedes conectar todos los “caminos” y manipular su tasa de encuentro, pero por alguna extraña razón, nunca mostraste tu espalda. Sin embargo, si pudieras simplemente determinar que mis ataques no golpearían, eso no habría importado.

La sirvienta lentamente se dio la vuelta.

No parecía que Mai pudiera levantarse, pero no mostró señales de importarle.

—Eso quiere decir que tu espalda es la excepción. ¿No era ese tu talón de Aquiles? Se dice que la Ubume es una colección de mujeres que murieron dando a luz y su persistente deseo de al menos proteger a sus hijos. Una Ubume no puede existir sólo como una Ubume. Siempre debe haber un símbolo del hijo. Le piden a un transeúnte que sostenga a su bebé y los matará por el peso siempre creciente del bebé, pero dicen que se marchan y dejan de tratar de matar a la víctima si sienten cualquier peligro hacía el bebé.

—¿Quieres…decir…? —dije sin pensar.

Mai respondió con una sonrisa sobre sus labios ensangrentados.

—La Ubume aparece sosteniendo a su bebé, pero ya que tu espalda es tu debilidad, ¿lo estás cargando sobre tu espalda? Podría ser un muñeco de papel en forma de un niño y podría haber sido guardado dentro de tu traje de sirvienta para hacerlo lucir como si lo cargaras, pero sería letal para ti si fuera dañado. La Ubume siempre mantendrá seguro a su bebé incluso si eso significa abandonar su aterrador poder, por lo que perdiste tu habilidad especial. ¡¡Ya no puedes conectar caminos y manipular las tasas de encuentro!!

Más disparos amortiguados continuaron y la sirvienta con minifalda sólo podía dejarlos golpearla.

Pero…

Claramente vi la sonrisa de la mujer.

—No, —dije mientras hablaba lo que instintivamente podía sentir. —Ella no estaba confiando en la Ubume. ¡Ella se había concentrado en otro Youkai desde el inicio! ¡¡Así que…!!

—Sí, estaba usando – y realmente quería usarlo – al Amanojaku.

La sirvienta lentamente apuntó su pistola hacía Hishigami Mai.

Las balas definitivamente la habían golpeado, sin embargo no había una sola mancha roja en su traje de sirvienta en minifalda.

—Ese Youkai puede reemplazar todo con mentiras. Es por eso que te engañé tan fácilmente.

Sucedió demasiado rápido.

Mientras varias balas la golpeaban, Hishigami Mai se transformó. El rostro que la simbolizaba se transformó. Salieron salpicando como piezas de un rompecabezas lanzadas al suelo.

No había nada que pudiera hacer.

La situación repentinamente había ido dos pasos más allá para que siquiera pudiera sentir miedo o tristeza.

Olvidé incluso gritar y simplemente hablé aturdido.

—¿Quieres decir que sólo hiciste aparentar que estabas usando a la Ubume en tus tácticas? ¿Y todo para que así pudieras mal usar la característica de las mentiras del Amanojaku?

—Sí. Realmente era sólo una ilusión elementaría. Estaba un poco deprimida cuando parecía que iba a ganar sin tener que usar esto, por lo que me alegra que fui capaz de usar todo lo que había guardado.

Todo estaba perdido ahora.

Cada oportunidad de victoria se había deslizado de mis dedos.

—Ya sea que hagas algo o no, es tu decisión. ¿En quién confiarás ahora? ¿Esa Zashiki Warashi y los mineros locales? ¿O quizá el detective quien ahora está entrando descuidadamente en el bosque con una niña? Ellos llegarán aquí eventualmente a pesar de todo, pero todos ellos morirán una vez que lo hagan. Así es cómo está establecido.

Sentía como si ella estuviera leyendo un libro de profecías.

Y uno extremadamente cruel que continuaba y continuaba con todo tipo de destrucción, sin embargo, nunca mencionando una forma de detenerlo.

Cualquiera que la encontrara moriría.

Y a este paso, sólo era una cuestión de tiempo antes de que muchas personas se acercaran a este monstruo.

—Así que elige por tu cuenta. ¿En qué escenario quieres acabar esto? ¿Con la muerte de Hishigami Mai, con la aniquilación de la Zashiki Warashi y los otros con ella, o con el detective descubriendo todos los cadáveres? Tienes opciones, pero no puedes deshacer tus previas elecciones. Por lo que elige por ti mismo cuando demitirás.

—…

Mi mente se puso en blanco por completo.

Después de todo, no había nada que pudiera hacer. ¿Qué podría hacer? Era obvio que forcejear y resistir más sólo incrementaría el número de muertes. Era tan claro como el día. Así que ¿qué se supone que hiciera? Mi sien derecha se crispó. ¿Mi mejor opción era seguir la historia del Singer Song Liar mientras aseguraba que todos sobrevivieran para que así al menos pudiera recuperar el país décadas después? ¿Esa realmente era la mejor opción? ¿Realmente podía aceptar eso?

—Eres libre de elegir lo que sea que quieras, —dijo la sirvienta. —Pero sólo hay un resultado. Nadie puede escapar al Amanojaku. Entiendes eso, ¿no es así?

Ella parecía estar tentándome, calmándome.

Ella hizo esa declaración valiente y triunfante mientras me menospreciaba por completo.

Pero…

¿Nadie puede escapar al Amanojaku?

—Espera.

¿Con qué estamos lidiando aquí?

Mi historia del Singer Song Liar y el poder de la sirvienta en minifalda provenían del Amanojaku. Ese es un solo Youkai. Esto ya no es sobre la Usuhiki Warashi, el Kechibi o la Ubume. Si todo es gobernado solo por el Amanojaku, puedo darle la vuelta a esto al encontrar una forma de derrotar a ese Amanojaku. ¡¡Todavía puedo voltear esto!!

Piensa.

Tienes que pensar.

¿Qué es la historia del Singer Song Liar de cualquier manera? Pegarse a un Youkai en una fantasía es demasiado simple y vago. Si era construido en un Paquete, tenía que haber alguna clase de sistema concreto y físico. El Amanojaku es un Youkai contradictorio que responde cualquier pregunta con una mentira. Comete pequeñas bromas como leer las mentes de los viajeros para imitarlos y sorprenderlos, pero también es conocido por cometer grandes crímenes como asesinar a una princesa, vestir su piel y tomar su lugar. Para incluir un Amanojaku, debe haber un gran símbolo de mentiras. Tiene que ser un concreto, físico, seguro y fuerte símbolo de mentiras y no algo que puede ser fácilmente movible o borrado como una historia automáticamente generada.

Piensa en la historia del Singer Song Liar y qué pasó en realidad.

Piensa en todo lo que se presentó, se vio y se escuchó ahí.

La Isla Mina de Oro. Una pequeña isla de Kyushu. La temperatura es de veintiocho grados. Es una isla minera originalmente conocida como Isla Crucero Pesado. Ahora es el escenario para una nueva política de casinos, pero los beneficios no son equitativamente regresados, creando fricción entre los lugareños y las compañías de entretenimiento. Los lugareños declaran están excavando profundamente por debajo de la isla con barcos de trabajo y es por eso que no hay más oro en las minas. Los lugareños odian completamente los casinos. Los arboles tropicales de piñas tienen algo de rojo y amarillo de los pocos arces y arboles gingko aún mezclados en ellos.

—………………………………………………………………………………………………………………………………..Oh, entiendo.

—?

Finalmente lo había encontrado.

Había encontrado el símbolo de las mentiras y el sistema preparado para guardar al Amanojaku.

Y por supuesto, todo el Paquete dejaría de funcionar si eso era destruido. Todo se dispersaría y su plan fracasaría.

En ese caso, no tenía razones para dudar.

Revelaría la mentira.

Derrotaría al Amanojaku usando la verdad.

Pondría todo de cabeza.

Acabaría todo con sólo unas pocas palabras.

Y así dije esas pocas palabras a la mujer de mentiras que gobernaba todo aquí.

—Esta isla no es su ubicación original. Fue movida artificialmente de sus coordinadas originales.

Claramente escuché el sonido de grietas corriendo por un vidrio.

—Lentamente movieron la Isla Mina de Oro lejos de su ubicación original, pero moverla no era su meta original. Querían un ambiente donde todos fueran engañados sin saberlo. ¡¡Todo fue para su símbolo de mentiras, el Amanojaku!!

—¿De qué…estás hablando?

—¡¡Engañaron a todos aquí!! ¡Nos arrojaron a todos dentro una gran mentira! ¡¡Que permitía al Amanojaku usar todo su poder y eso hizo mi historia tan tremendamente efectiva!! ¡¡Eso fue todo!!

—Ridículo. ¿Realmente piensas que podríamos hacer eso? Incluso si es una pequeña isla, ¿cuánta masa piensas que es?

—La cantidad de masa no importa. Siempre que puedan lograr flotabilidad, cualquier objeto flotará. Ha habido pláticas de extraños barcos de trabajo deteniéndose en la isla desde que los casinos fueron invitados por primera vez. Secretamente cargarían una gran cantidad de tierra y arena, por lo que las personas pensarían que estaban cavando por oro sin permiso.

Los lugareños no se habían equivocado, pero ellos lo habían visto desde sus intereses.

—Pero ellos estaban haciendo algo más. Estaban creando una telaraña de túneles por debajo de la isla y llenándolos con substancias espumosas como el poliuretano. ¡Si separaban la isla desde sus raíces con un puñado de explosivos, Isla Mina de Oro flotaría como un chaleco salvavidas!

Para ponerlo más liberal, era como flotar la isla entera sobre una tabla de nado gigante.

Mientras los casinos llegaban, las playas aparentemente se habían reducido rápidamente. Todos lo habían aceptado como los niveles del mar aumentaran debido al calentamiento global, pero eso aparentemente no era.

Después de pasar más de un año moviendo lentamente la isla unos cuantos kilómetros habría sido hundida y fijada a una “nueva base” preparada en el fondo del océano. Y habían hecho eso al remover el material espumoso.

Pero había sacudido las olas mientras era movida. Y cuando fue fijada a la nueva base, una diferencia de altura de unos cuantos centímetros a una de docenas de centímetros podría haber sido introducida. Eso podría hacerlo parecer como si el nivel del océano hubiera subido y las playas se hubieran reducido.

La sirvienta de minifalda tensó sus labios.

—Nada así de ridículo podría haber pasado. ¿Qué hay de los pilotos de aviones? ¿O los capitanes de los barcos? ¿Cómo podíamos haberlos engañado? ¿¡Cómo podíamos guiarlos a la supuesta nueva ubicación de Isla Mina de Oro!?

—En estos días, ningún capitán navega con una carta náutica y una brújula en mano. Confían enteramente a los controles electrónicos y pantallas digitales, por lo que solamente tenían que fingir esos números. ¡¡Si la isla era movida de poco a poco en un círculo alrededor del punto central sin cambiar la distancia actual, los pilotos sólo viendo los número no sabrían que los números habían sido cambiados y que estaban siendo guiados a una dirección diferente!!

Alguien que determinaba las direcciones al mirar a la luna o las estrellas podría haber notado que algo estaba mal, pero ya nadie capitaneaba un barco o piloteaba un avión con esos métodos primitivos.

Y aunque sería muy problemático cambiar esos números, eso también tenía sentido.

El Amanojaku era un Youkai de mentiras y contestaría cualquier respuesta con una mentira. Cuando los barcos y aviones enviaron sus “preguntas”, el equipo de navegación “contestaría” con información falsa, guiándolos a la isla de mentiras.

Esa configuración había sido bastante cómoda para el Amanojaku.

—Los sistemas GPS dependen de América, por lo que ustedes en la CIA pueden fácilmente hacer cambios a todos los mapas y sistemas de navegación de los carros que los usan. Lo mismo para sistemas de control en aeropuerto y de navegación de barcos. Incluso si el equipo en sí es hecho en Japón, el software dentro es todo hecho en América. No sería difícil para ustedes cambiar el número para esta isla que cualquiera estuviera viendo.

Si alguien hubiera buceado al fondo del océano, el terreno alrededor de la isla podría haber lucido completamente mal.

Eso habría convertido los alrededores de la Isla Mina de Oro en una zona demoniaca de mar. Después de todo, las coordenadas actuales y la información eran completamente diferentes. Si alguien estuviera usando viejas maneras de determinar direcciones o un sistema de navegación que no dependiera de América, era posible que dos barcos se dirigirían a las mismas coordenadas y nunca se encontrarían incluso si hablaban por la radio o por teléfono. Eso era de esperar cuando sus ideas de las “mismas coordenadas” eran tan diferentes.

—Pero fracasaron. He visto a través de ello. ¡Usé la verdad para destruir tu mundo de mentiras! Este ya no es un mundo funcionando por mentiras. Al sacar la verdad, las condiciones necesarias para mantener al Amanojaku se desmoronarán. ¡¡Ese poder no durará mucho más!!

—No… No seas ridículo. No estuvimos haciendo algo como eso. Tu método de refutarnos estuvo equivocado. Tus deducciones incorrectas no le harán nada al poder del Amanojaku.

—¿En serio?

¿Entonces por qué estás interrumpiendo así?

¿Entraste en pánico?

—¡¡Sí, en serio!! Nadie en Isla Mina de Oro ha notado nada extraño. E incluso tú no tienes alguna prueba de esto, ¿o sí? ¿¡Realmente piensas que puedes forzar esto en el alguien más cuando ni siquiera te puedes convencer a ti mismo!?

En efecto lastimaba que lo señalara.

No era un experto forense y no tenía tiempo de llamar a uno. Si esta sirvienta de minifalda me silenciaba, probablemente sería capaz de alcanzar al Amanojaku casi inmediatamente y eso determinaría el futuro. Este país caería en ruinas.

Eso significaba que tenía que hacer algo con lo que tenía aquí.

Tenía que probar que esta era una isla de mentiras usando lo que tenía a mi disposición.

—Actualmente estamos más al norte de la ubicación original de la Isla Mina de Oro, ¿no es así? Ya sea que sean cinco o diez kilómetros, tiene que ser suficiente para hacer la mera presencia de la isla aquí una mentira.

—¿Qué estás diciendo?

—Mi celular dice que la temperatura es de veintiocho grados. Justo como las islas tropicales, la temperatura ha fluctuado entre veinticinco y treinta grados la pasada semana. Eso es una noche los bastante cálida para olvidar que es Octubre.

—¿Cuál es tu punto?

—Eso no tiene sentido.

Señalé, pero no a la sirvienta en minifalda.

Señalé al árbol detrás de ella.

Los arboles de arce se están volviendo rojos. ¡¡Pero si este calor de pleno verano fuera constante, nunca habrían comenzado a cambiar de color!! Es posible colocar hielo seco en la base del árbol para hacer cambiar sus hojas de color más tempranamente, pero no puedo pensar en una razón lógica para hacer eso en una isla tropical como esta. ¡¡Eso quiere decir que los arboles de arce están cambiando naturalmente!!

—…

—¿¡Pero por qué!? ¿Por qué hay una diferencia entre la temperatura en la pantalla de aquí y el cambio de color en las hojas? ¡¡Eso es porque Isla Mina de Oro se supondría que estuviera al sur de aquí donde es más cálido y los arboles aún no comenzaran a cambiar de color!! ¡Cuando falsificaron la información para engañar a los lugareños, ustedes cambiaron la información meteorológica como la temperatura y la humedad, ¿no es así?! ¡¡Y es por eso que las hojas han comenzado a cambiar de color varios días antes!!

Desde el comienzo, había pensado que esta isla estaba “fría”.

Cuando revisé mi celular y vi la mentira que estaba a veintiocho grados, sólo había asumido que era debido a la baja humedad y el viento de noche.

—¡¡Hay una gran diferencia entre el color actual de las hojas y la temperatura mostrada en la pantalla de aquí!! ¡¡¡¡¡Esto prueba que la isla fue movida de su ubicación original y que hemos sido arrojados a una mentira gigante!!!!!

Múltiples disparos sonaron y agujeros de color rojo oscuro se abrieron en mi pecho hasta mi ombligo como si hubiera caído víctima de una máquina de coser gigante.

Ella podría haber tratado de silenciarme antes de que hiciera la declaración decisiva. Ella podría haber decidido que podría incluir a “Jinnai Shinobu” en el sistema siempre y cuando mi cerebro o corazón permanecieran.

Mi cuerpo se ladeó a un costado y un sabor oxidado se precipitó por mi garganta.

Probablemente no había salvación para mí.

Pero no te confundas.

Todo lo que necesitaba era la fuerza para mover mis temblorosos labios.

Su poder era una colección de mentiras. No importa lo que ella lograra, no era mas que una casa construida en la arena.

Si las mentiras eran reveladas, todo desaparecería.

Sólo tenía que usar la verdad para destruir las muchas tragedias que ella había creado.

Todas fueron…mentiras. ¡¡Esta es la verdad!!

Con eso, escuché un vidrio quebrándose y nuestros alrededores cambiaron completamente.

Se habían sobrescrito.

Los muchos agujeros en mi estómago se desvanecieron. El cadáver con la cara aplastada regresó a ser la encantadora forma de Hishigami Mai.

Todo había comenzado con una mentira, por lo que no importaba qué estuviera apilado encima de ello, todo se vendría abajo si la mentira fundamental se desvanecía. Era justo como el tronco de un árbol y las ramas. No importaba que tan largas fueran las ramas, si tomabas una hacha hacía el tronco, todo el árbol se caería.

Esto fue lo que pasó aquí.

—Ah…ah…

La sirvienta en minifalda miró alrededor.

Ella parecía estar pensando en cómo recuperarse a partir de aquí, por lo que hablé.

—Jaque Mate.

—¡No actúes tan engreído! ¡¡Sólo eres un novato!! Sólo porque no puedo controlar el Amanojaku no quiere decir que puedes derrotarme aquí. ¡¡Puedo desvanecer por el momento, reconstruir mi base y regresarlo todo a la normalidad!!

—Sí, puedes escapar justo ahora, pero sin el Paquete de Amanojaku, no haremos lo que dices. No pueden tomar a la Usuhiki Warasho y no pueden comprar Japón. ¿Así que todavía hay una razón para pelear?

—!!

—Así que eso quiere decir que tienes una elección. ¿En qué escenario quieres acabar esto?

Repetí la misma pregunta que ella me había preguntado hace poco.

—Derrotarme y continuar sería fácil. Sólo soy un chico de preparatoria normal. Pero un enemigo más poderoso se aparecerá a continuación. ¿Será mi tío detective? O si él no es suficiente, ¿será la hábil agente a la que incluso teme el Hyakki Yakou? ¿Qué tan lejos puedes llegar ahora que perdiste tu poder?

—…………………………………………………………………………………………………………………………………………….!!!!!!!

—Así que déjame decir esto.

Le di mi último aviso a la mujer cuya garganta se había secado.

—¿Jinnai Shinobu, Uchimaki Hayabusa o Hishigami Mai? ¿¡Con quién quieres solucionar esto!?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: