Archivo 06: 385D

Fui guiado hasta aquí por un número con el que estaba maldecido.

—No entiendo muy bien que intentas decir.

—Tampoco entiendo por completo lo que me ha pasado a mí.

Estaba en una pequeña cafetería independiente un poco alejado de la estación. Estaba hablando con una mujer que era el único cliente.

Sí.

No sabía lo que significaba, pero sabía que tenía algún significado. Siempre había sido el mismo. Este era sólo otro punto de control en una cadena de eventos.

—385D. Ese número ya ha estado a mí alrededor por bastante tiempo. La primera vez, recibí un spam con ese número. Cuando buscaba la casilla de la columna 38, fila 5D en el mapa, encontré una placa de plástico. Cuando dejé mis cosas en el vestuario del hotel, fue en el casillero #385. La D venía de la palabra “depósito”. Eso indicaba que mis cosas iban a ser tratadas con más cuidado que el equipaje normal.

Después de eso, 385D estaba constantemente a mí alrededor. Cuando encontré una bomba de tiempo y no tenía ni idea de que hacer, al azar ingresé 385D y el reloj se detuvo. Una vez use un láser con un ángulo de incidencia de 38.5 grados para una transmisión de datos. La D se refería a la longitud de onda del láser usado en la transmisión. Era por “deep blue”

—Así que mientras perseguías el 385D o eras perseguido por el 385D, ¿Llegaste hasta esta cafetería?

—No me crees. Bueno, mira el número de producción de esta mesa. – Dije mientras apuntaba a la pequeña etiqueta al costado de la mesa.

No tenía que hablar más alto.

—Dice 3-85-D.

—Eso es 385D. Ese número está por todas partes.

Había dudado de si debía de sentarte frente a ella o no, pero el dueño de la cafetería me miro con desconfianza mientras permanecía embarazosamente de pie. Rápidamente me senté debido a la presión de su mirada. A la mujer no parecía importarle en forma particular que me haya sentado frente a ella.

—Dime. ¿Qué tienes? De todo lo que me ha pasado hasta ahora, debo asumir que tienes algo relacionado con la imagen completa del 385D. Podría ser sólo una pieza pequeña. Y quiero que me digas que es. ¿Qué tengo qué hacer a continuación?

—¿Por qué piensas que tengo algo como eso?

—Te conocí mientas seguía al 385D

—¿Qué pasaría si te dijera qué no sé nada al respecto? – Dijo suavemente.

Su voz me dio la sensación de que ella actuaría del mismo modo incluso mientras contempla el fin del mundo.

—Entonces aquí me rindo. Pero dudo que llegue a eso. Me las arreglé para llegar hasta aquí de lejos. Lo quiera o no, 385D siempre me ha dado la respuesta. Probablemente podría pasar el examen de admisión a la universidad o abrir la puerta principal de la Casa Blanca usando el 385D. Esa es la forma en que mi vida ha sido desde ese día.
La mirada en los ojos de la mujer cambió tan ligeramente.

Ella sorbió de su café, del que yo no sabía el nombre, y dijo:

—Ya veo. Esto es muy interesante, pero ¿Cómo obtuviste la dirección de esta cafetería? Su dirección es bastante diferente de 385D.

—Esa fue una difícil. Empecé con 385 y D. Si quieres usar D como un número, debes cambiarlo a la base de 16. Eso también significa que no puedes pensar en el 385 en forma directa como 385. Si lo conviertes con la base de número 16 el 385D en base de 10…

La expresión de la mujer no cambió mientras daba mi rápida explicación. Ella había dicho que era interesante, pero no parecía particularmente interesada. Bueno, como sea. Le expliqué el proceso de sumar, restar, multiplicar y dividir.

—Y después de todo eso el 385D se transformó en 12-9-41 el cual me apunto la dirección de esta cafetería. Y el único cliente en esta cafetería eras tú, sentada en una mesa con el número de producción 3-85-D.

—Ya veo. En verdad parece que te has visto envuelto en algo bastante extraño. Pero me parece que ese primer spam podría haber tenido algunas malas intenciones detrás.

—¿Entonces cuál es el próximo 385D que tienes para mí? ¿Lo sabes?

—Llamé a este extraño, pero nunca dije que encontraba el 385D extraño. De hecho, el 385D en sí no tiene ningún significado.

—¿…?

Me quedé callado y la mujer continúo.

—Déjame revisar algo primero. Has sido seguido exactamente por el número 385D todo este tiempo, ¿No es así? No ha sido un número diferente. Ha sido el 385D todo este tiempo. Y la consistencia de las coincidencias es lo que encuentras extraño, ¿Verdad?

—Sí. ¡Eso es lo que he estado explicándote todo este tiempo! ¡¡385D está en todas partes alrededor de mí!!

—Pero 385D, 3.85-D y 38-5-D parecen números completamente diferentes para mí.

—¿Qué…?

—Lo son, ¿No es así? Cuando trabajas, ¿Ves un salario mensual de 55.000 yenes y otro de 5.500 exactamente iguales? Y poniendo el 385 de lado, ¿Qué significa la D? El número pierde todo el significado apenas le pones una letra del alfabeto. Si insistes en ello, siendo un número con base 16 como antes, podría funcionar, pero no ha sido en consecuencia base 16, ¿Ahora lo entiendes? – La mujer levanto su dedo índice – Lo que te indicó la dirección de esta cafetería. Forzaste un número que claramente no tenía nada que ver con 385D para que encajara con el patrón. Rehiciste los cálculos tantas veces como te tomo hacerlos encajar. Esa es la verdad tras esto. No estás rodeado por el 385D. Alguien te ha inducido para que conectes cada número que veas con el 385D.

—¿Inducido…? ¿Así que el 385D realmente nunca estuvo aquí…? – Dije con una mirada vacía.

Con su dedo índice aún levantado, la mujer dijo:

—A lo que me refería con extraño es que “algo” te ha atrapado en un estado mental en el cual estás obsesionado con el 385D. No sé tras que están las personas que hicieron esto o como lo hicieron, pero si pueden hacer que 385D encaje por completo con diferentes cosas, podría ser usado para un culto o algo. Ellos podrían pretender que todo en el mundo está relacionado con “algo” y que todos tus problemas pueden ser solucionados al confiar en ese “algo”. Podrías haberte visto envuelto en algún experimento dirigido por algunas peligrosas personas.

—Espera, esto es mucho más que estar rodeado por algún número. ¿Qué es esto? ¿Qué me está pasando? ¿¡En qué me he metido!?

—Escucha. – La mujer se puso de pie con una ligera sonrisa en su rostro – Sólo estaba matando el tiempo después de haber terminado un “trabajo”. Supuse que podía resolver este acertijo tuyo sobre el 385D para así pasar el rato.

—¿A qué te refieres con “trabajo”? Oh, cierto. ¿Y quién eres tú?

—Puede ser debido a la influencia del 385D que has llegado tan lejos en esta conversación sin preguntar eso. – La mujer se detuvo por un momento. – Sólo digamos que los “trabajos” que al parecer están a mí alrededor tienen un significado mucho más profundo que algún simple número.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: