Archivo 13: ¿Qué tal si intentamos echar un vistazo?

Vivimos en una época donde podías echar un vistazo en el infierno.

El desarrollador de la tecnología había originalmente tratado de echar un vistazo en el cielo, pero los teólogos de alrededor del mundo se habían opuesto impulsivamente a esa idea. Proclamaban que sólo aquellos que habían pasado por el proceso apropiado deberían ser capaces de ver el cielo.

Algunos de ellos eran de la opinión de que ver el infierno estaría bien, y al final, el permiso para ver en el infierno fue concedido con el fin de que ver qué tan horrible era haría cambiar a todos sobre sus vidas. Algunos sugerían que la tecnología sería oficialmente clasificada como un software educacional.

…Pero no resultó exactamente así.

—¿Hola? ¿Ashtart?

Mientras estaba usando un sistema de videojuego portátil en la esquina de LAN libre en un restaurant de comida rápida, la voz de una mujer provino de la pantalla.

Pero no era una mujer humana.

—¿Qué pasa, chico? Tener a los humanos echando vistazos con sus sistemas de videojuego portátiles y todo se vuelve exhausto. Mostrar intencionalmente y ser observado son cosas completamente diferentes.

—Ashtart, escuché que el infierno era un lugar horrible, doloroso de sufrimiento. Pero por lo que puedo ver, todos lucen bastante relajados.

—¿Por qué piensas que existe el infierno?

—?

—¿Qué opinas?

—¿Para llevarse a todas las personas que hicieron cosas malas?

—Así es. Pero ese papel fue decidido por Dios. Hay muchos diferentes tipos de demonios, pero a mi facción se le dio permiso por Dios para liar a los humanos. Sólo lee sobre el demonio llamado Mastema para aprender sobre esto.

—Pero, Ashtart, no le estás haciendo nada a los humanos. Con ese traje de baño puesto, parece más como si estuvieras de vacaciones.

Ella tenía un largo cabello rojo y piel blanca pura. Ella tenía lo que generalmente se refería a “un cuerpo glamoroso”, pero con cuernos y alas de murciélago. La manera en que su cola se movía de aquí para allá me hacía querer agarrarla.

—Eso es porque es algo demasiado molesto.

Mientras yacía sobre una silla de playa, Ashtart movió sus caderas de adelante para atrás.

—Con la imagen de los demonios a la que los humanos han llegado y los juicios moderados y tribulaciones para los humanos que Dios no ha ordenado llevar a cabo, se siente como si esperaran demasiado de nosotros. Pero somos demonios. Nuestro credo es ir en contra de cada cosa que nos piden hacer.

—¿Hm? ¿¿¿Hmm???

Mientras comía papas fritas con una mirada perpleja, Ashtart ligeramente levantó su dedo índice.

—El infierno es solamente un lugar horrible si los demonios llevan a cabo bien su trabajo. Pero los demonios no son del tipo de trabajar diligentemente. Si multiplicas un negativo con un negativo, ¿qué obtienes? ¡¡Un positivo!! ¡¡Básicamente, el infierno se ha convertido en un balneario sin procedentes porque está manejado por demonios que no tienen ninguna motivación en absoluto!!

Ashtart parecía realmente cómoda, ¿pero qué era eso de multiplicar negativos? Si tenías cuatro cajas con tres manzanas cada una, eso era 3 x 4 lo cual era 12. Había aprendido eso en la escuela…pero si pierdes 4 conjuntos de “tres cosas faltantes” obtenías…¿¿¿¿más???? Eso tenía que ser algo del mundo de la filosofía. Los demonios realmente pensaban sobre cosas misteriosas.

—Oh, ¿aún no te han enseñado cómo multiplicar números negativos?

—¿Así que el cielo no es un buen lugar para ir?

—Los ángeles son bastante diligentes, por lo que estoy segura que ellos se aseguran de que sea un lindo lugar. Después de todo, un número positivo multiplicado por un número positivo sigue siendo positivo. Pero sólo porque el cielo es un lindo lugar no quiere decir que el infierno tiene que ser el opuesto exacto. Este es un lindo lugar, también. Pero si las personas supieran eso, no pasarían por todo lo desagradable por lo que las personas atraviesan cuando su objetivo es llegar al cielo, por lo que tenemos que mantenerlo en secreto. ¡¡Pero gracias a su tecnología, todos los saben ahora!!

Ashtart sacó su lengua y se rascó su cabeza con cuernos cuando asentí.

—Qué extraño.

—Es extraño. Por alguna razón, ustedes los humanos se les metió a la cabeza que nosotros los demonios estamos tras sus almas o algo así, pero las malas personas simplemente automáticamente vienen al infierno después de que mueren, por lo que realmente no tenemos razón para ir al mundo humano. Además, ¿por qué piensas que estaríamos de acuerdo con nuestra razón de existir y ser una maldad diligente? Todo lo que hacemos los demonios es decepcionar al Dios quien nos dio esa razón para existir.

—Así que porque se espera que hagan cosas malas, ¿no hacen cosas malas?

—Exactamente. Y esos teólogos que simplemente asumen que hacemos cosas malas son las expectativas que menos queremos asumir.

Ashtart bebió un trago azul de un vaso usando una pajilla.

—Sólo quiero holgazanear, por lo que realmente no me importa, pero si se me pregunta si deberías tener de objetivo el cielo o el infierno, diría que el infierno, supongo. Ambos son lugares placenteros, pero el cielos es estricto sobre la honestidad y la integridad. No puedes vivir con muchos lujos. El infierno es más sencillo porque no tienes que preocuparte por ese tipo de cosas. Si sientes que quieres hacer algo, sólo hazlo. Honestamente no entiendo por qué ese idiota de Satán quiere regresar al cielo. ¿Qué tiene de malo estar destinado al infierno? Es lindo y cálido aquí.

—Eso suena bien, Ashtart.

—¿Qué tal si tomas un viaje de tres días al infierno para probarlo?

—¿Puedo?

—Claro, claro. ¿No te lo dije? Las cosas son casuales aquí. Nadie tiene motivación alguna. El cielo podría ser demasiado tenso sobre los requisitos y la disciplina, pero a nosotros no nos importa eso aquí en el infierno. Si quieres venir, sólo ven. Puedes descubrir a qué sabe esta bebida, te daré un pase para el infierno.

Justo después de que Ashtart dijo eso, la luz de mi sistema de videojuego portátil se iluminó. Me estaba informando de un e-mail. Lo más probable es que era el pase que Ashtart había mencionado.

Me moví para tocar la pantalla para así poder divertirme, pero…

—¿Ah?

—¿Qué sucede, chico?

—Tengo una llamada.

—…Los sistemas de videojuegos sí que son convenientes estos días.

En el segundo que oprimí el botón, una voz no familiar femenina me gritó.

—¡¡Detenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

—¿¡Nyah!?

—Geh. ¿¡Esa es la voz de Gabriel!? Tiene que serlo. Ella es la única ángel mujer.

Prácticamente caí hacía atrás en mi silla, pero la voz femenina continuó gritando por el teléfono.

—¡¡Inocente cordero!! Por ciertas razones, no puedo visitarte, pero puedo darte una lección. ¡¡No te dirijas al infierno tan casualmente!!

—¿Eh? Pero Ashtart dijo…

—Así es. Así es. Le envié una invitación apropiada, por lo que no está entrando ilegalmente o algo así. Apresurate para que así podemos jugar con la pelota de playa.

—Cordero, ¿por qué quieres ir al infierno?

—Porque los demonios no tienen motivaciones por lo que es como un balneario. Qué tal si te pones un traje de baño también, Gabriel.

—Jejeje. ¡Eso es! ¡Eso es! ¡¡Ponte un micro bikini de frente-I!!

—¡¡Cállate, maldita zorra!! A-ahem. Es cierto que la tecnología que los humanos han desarrollado hace lucir al infierno como una zona con arena blanca y un océano azul donde los demonios holgazanean cuando sea que quieren. Pero…

—¿Pero?

—¡Pero deberías saberlo mejor que confiar en un demonio! ¿¡Realmente piensas que esa arena blanca y océano azul están realmente ahí!?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: