Capítulo 0

[confidential] Respecto a un Virus Conocido como Reporte del Clima [storage A51]

Esta es una alerta de ataque cibernético.

La hacker conocida como Maiden principalmente está activa en los países de Norte América y Europa Occidental. La misma persona u organización se cree que es clasificada como una “hacker noble” o “probador de seguridad” que usa su virus indefenso, Reporte del Clima, para esparcir una infección en lo profundo de los estrictos sistemas del gobierno y corporativos, pero no podemos predecir cuándo mostrará sus verdaderos colores, y en su lugar dañar ransomware o chantaje corporativo.

Esta notificación está dirigida a todos.

Cambien sus contraseñas regularmente, no abran los archivos adjuntos de algún email sospechoso, y estén alerta para indicadores de spear phishing.

 

Además, la CIA y la NSA están localizando a Maiden, pero intentamos profundizar nuestra relación cooperativa con la CIA. Mantengan eso en mente cuando peticiones de divulgación de información lleguen.

 

Capítulo 0

—Hola, Truth. Los días cuando tienes que encerrarte en una habitación oscura sólo porque eres un hacker se han acabado. Deberías tomar un Smartphone o una tableta, y tener algo de sol.

Yo, Amatsu Satori, estaba sentado en una silla de noche mientras una exageradamente animada chica me hablaba por mi Smartphone.

El video se puso muy borroso, aparentemente porque la imagen estaba siendo tomada desde la vista del robot mascota sentado en su mesa. Estaba bastante seguro que ese juguete te dejaba añadir un sistema portátil de videojuego como la cabeza del pequeño perro para controlar su procesamiento. Gracias a eso, el punto de enfoque seguía sacudiéndose por todo el lugar, y rehusándose a tranquilizarse.

—Am, ¿Anastasia?

—Es Maiden. Usa mi sobrenombre.

—Maiden. ¿Cuántos años tenías este año? ¿10?

—¡¡11!! ¡Eso es completamente diferente!

La pequeña chica en la pantalla vestía una camisola rojo hechizador con una minifalda tan corta como una de tenis, y ella también parecía estar enojada. Y muy irritantemente, todo el conjunto era de seda.

Como fuera, ella parecía estar en una cafetería exterior, pero…los americanos eran otra cosa. Urp. Mi estómago estaba cerca de levantar la bandera blanca después de sólo mirar la montaña de papas fritas y camarón frito.

—Así que, ¿por qué una niña de 11 años anda por Las Vegas entre semana? ¿No tienes escuela? ¿O es que tu país sigue siendo tan loco como siempre?

—No me mires así después de sólo ver una mísera libra de papas fritas. ¿Y ya lo has olvidado? Esta es la Nación donde decimos “libertad” pero significa “locura”. Y deja que el encantador baño de sol te absorba, y te des cuenta que esta es la mejor manera de vivir tu vida. ¿Por qué querría sentarme en una habitación de sermones con aire acondicionado cuando podría relajarme en una cafetería, y tocando las vulnerabilidades en los sistemas bancarios?

…Si ella pudiera mantener la boca cerrada, podrías pensar de ella como una muñeca o princesa. Ella casi tenía una piel transparentemente blanca, su largo cabello era de un rubio platino brilloso, y ella tenía una esbeltez de Europa del Este que…sí, la hacía más “guapa” que “linda” incluso a sólo 11 años. Pero tan pronto ella abría su boca, era esto.

Oh, y ella usaba una forma muy femenina de japonés, así que ella probablemente aprendió el lenguaje de un manga ya que el inglés no tiene lenguajes masculinos y femeninos.

—Am, ¿Anastasia?

—¡Es Maiden! Y no voy a escuchar ningún sermón. Todo lo que estoy haciendo es dejar un virus prueba indefenso en el medio del sistema como una claseeee de advertencia diciéndoles que actualicen su seguridad. ¡Soy una justa! ¡De Sombrero! ¡¡¡Blanco!!! El problema es con el gobierno por usar sistemas que pueden ser penetrados por un solo hacker como yo. He obtenido la barra de control de un reactor nuclear, y división especial militar. Escucha, ¡incluso llegué a la Fase 2 en un silo de misiles de Texas! Si no fuera por una llave manual antigua, podría dispararlos. Si hubiera sido un bombero sigiloso, podría haber abierto el compartimiento de bombas y dejar caer el cargamento. ¡¡Je jeeee!!

Ella parecía feliz, ¿pero ella seguía en eso una y otra vez porque se sentía culpable?

—Llamarte a ti misma una hacker podría ser visto como racista, así que ten cuidado. Podría ver a alguien preguntar qué implicaba eso sobre un hacker hispano.

Ella era una chica genio que se había saltado grados para entrar en una cierta universidad de Masachusetts a su edad. Esa tierra de franjas y estrellas era un lugar aterrador porque cada salón parecía tener una o dos personas que se sentían más como personajes de series que personas reales.

Sorprendentemente, había conocido a esta chica excéntrica a través de mahjong online. Había dejado que mi simulador de desastre ambiental conocido como Maxwell jugara el juego como una clase de prueba de referencia, pero ella pudo descubrirlo inmediatamente. Ella dijo, “Ajedrez y Reversi son una cosa, pero dejar que un programa juegue mahjong así de bien es impresionante. ¿De qué laboratorio es esta máquina competitiva?

No tenía forma de saberlo en ese momento, pero los investigadores americanos han ido por todos lados para conseguir máquinas para derrotar a todos los maestros humanos de varios juegos de mesa. Cuando Anastasia vio a Maxwell “descartando azulejos de una manera muy real y casi humana”, eso había estimulado su curiosidad.

Por cierto, Maxwell no había hablado por un rato.

La razón del por qué era obvia: Si Maxwell decía algo, Anastasia comenzaría un flujo interminable de preguntas. Sólo contando los que vinieron con anuncios “oficiales” por adelantado, ella nos hizo 65 ataques cibernéticos. Ella siempre proclamó que sólo era para llenar su curiosidad académica en el campo de procesamiento de datos.

—Maiden. ¿Qué tal si un tercero encuentra tu virus indefenso y maliciosamente lo modifica? Eso podría conducir a malware y ransomware a control remoto que se mete a través de la misma ruta.

—Uuh. S-si eso pasa, encontraré al desvergonzado bastardo que robó mi especialidad, y hacer que se arrepienta. Y si eso conduce a falsas acusaciones, anónimamente salvaré a cualquiera que fue usado como un peldaño. ¡No hay problemas, ves! ¡¡Grr, grr!!

Y entonces los métodos que ella usaba para vengarse y salvar personas sería copiado, y le daría la otra persona más cartas para jugar…pero ella sólo arrojaría un puño si decía eso. Y no podía negar que el firewall de Maxwell estaba siendo mejorado por los intentos de esta pequeña hacker.

—Pero como sea, están completamente locos, —dijo Anastasia. —La milicia, las plantas generadoras, los laboratorios de gérmenes…todos. Incluso si sus servidores principales están bien, ¿sabes qué clase de terminales los trabajadores usan? Les gusta presumidamente llamarse a sí mismo expertos, pero sólo están llevando acabo bioroides normales dentro de maletines lujosos. Sólo porque su mesa de recepción de su corporativo tiene un contacto con una compañía de seguridad, piensan que sus sistemas son impenetrables. ¡¡Y sin embargo no están más a salvo que tú acurrucado en casa mirando porno en tu tableta!!

Habiendo dicho eso, tampoco ella nunca se callaría si directamente le agradecías. Necesitaba acercarme desde un ángulo diferente para esto.

—Maiden. Si realmente te quieres llamar a ti misma una hacker profesional, ¿no deberías dejar de revelarme toda esta información interna a un extraño como yo?

—¡Espera, maestro! ¡Eso está yendo demasiado lejos!

—¡No soy tu maestro! ¡Deja de llamarme así!

—¿¡Pero no eres tú el monstruo que destruyó sólo a la Cruz Brillante!? Y no hubo dinero o fama involucrada; estuviste peleando sólo para liberar a los Archienemigos debilitados. No hay más hacker de sombrero blanco que tú. ¡¡Aquí en los Estados Unidos, las personas están diciendo que volverse el aprendiz del Maestro Truth te vuelve en un héroe que blande una espada brillante y destruye un imperio espacial!

—¡P-por favor no! ¡No necesito toda esa presión extra…!

—No importa lo que digas, Truth, eres de lo que todos hablan en nuestro campo. ¿¡Tienes alguna idea de qué decepcionante sería escucharte decir que no eres uno de nosotros!?

Esto era malo.

No tenía idea de cómo me veían las personas.

—Entonces, am, ¿eso quiere decir lo que creo que quiere decir?

—Sí. Algunos descuidados pero ambiciosos desafiadores podrían llegar a tocar la puerta en cualquier momento. Los hackers son como montañistas: cuando vemos una pared imponente, queremos subirla hasta la cima.

¿Ella estaba siendo seria?

Siempre y cuando pudiera hacer simulaciones detalladas del conjunto de archivos para el baile en traje de baño de la Representante de la Clase, no tenía más interés en el campo cibernético.

—¿No pueden quedarse toda esa tontería peligrosa para ustedes mismos? ¿Por qué los crackers insisten en involucrar personas ajenas?

—¡¡Hackers!! ¡¡Somos técnicos solitarios!! ¡Truth, no estás provocándome intencionalmente, ¿o sí?! ¡Bueno, si quieres una pelea, sólo di las condiciones! ¡¡Elige un casino, y veremos quién puede quebrar sus defensas primero!

—¡De acuerdo, de acuerdo! ¡Eres una genio, eres una genio!

Cielos, incluso antes de hablar sobre seguridad en línea, ella estaba gritando toda esta información en público. Y además, en una cafetería al aire libre. Incluso si ella sólo era una niña, y le hablaba una consola de videojuegos portátiles usado como una cabeza para un robot mascota, ¿los otros clientes realmente eran así de indiferentes?

—Como sea, Truth, ¿qué tal si sales más? Los dos podemos cambiar la popular imagen de los olorosos hackers de interiores.

—Lo siento, pero no voy a dejar esta habitación con aire acondicionado. Además, la Representante de la Clase se siente enferma para variar, así que tengo que cuidar de ella.

—Hmm. Los cuerpos biológicos son una molestia. Las células son controladas por un programa, pero no podemos controlarlas apropiadamente porque usan un lenguaje diferente. …¿Hm?

Anastasia miró a un lado.

Y esa vista de perfil se congeló.

Ella dejó de moverse mientras miraba algo.

—Oye, ¿Maiden?

Brevemente entré en pánico, pensando que un oficial de policía estaba cuestionándola.

Pero no era eso.

Sus ojos ampliamente abiertos contenían un puro y desesperanzadoramente incontrolable miedo.

—¿Qué…es eso?

—¿Qué sucede? ¿Pasó algo?

Odiaba qué tan simple y genérico sonaba. Pero la mente humana se rehusaba a trabajar con mucha flexibilidad cuando realmente importaba.

Y escuché algo a través del Smartphone.

Los claxons sonaron y metal se dobló. Jóvenes hombres y mujeres gritaban. Algo pasó por la pantalla detrás de Anastasia. No tenía idea de qué había sido originalmente, pero lucía como un grueso tubo de metal que había sido horriblemente mutilado. ¿Y qué más estaba volando? Bagels, tazas de café de papel, bolsas para llevar, y otras cosas a fines.

—¡Oye, Maiden, Anastasia! ¡¡Escucha!!

—¿Eh? O-ohh.

—¿Fue un accidente de tráfico? ¿¿¿Una explosión??? No, puedes explicar eso después. ¡Sólo mantén agachada tu cabeza! ¡¡Escóndete debajo de la mesa!! ¡Vives en América, así que estás acostumbrada a eso, ¿no es así?!

Sonaba como algo de otro mundo o de una película, pero esta niña de 11 años estaba sola en Las Vegas, lo cual quería decir que ella estaba en la línea frontal de esa cultura de armas. Cosas que parecían completamente bizarras en Japón podían suceder fácilmente ahí.

Pero Anastasia en sí parecía casi anonadada. Ella permaneció en su silla, mantuvo su cabeza volteada, y ni siquiera trató de moverse.

—Lo siento, Truth…

—¿¡De qué!? ¿¡Por qué te estás disculpando!?

—Esto ha ido más allá que un simple accidente o crimen. ¿Cómo se supone que explique esto?

?

No podía entender que estaba tratando de decir. Ella seguía pasando su mirada de aquí para allá entre algo fuera de la pantalla y la lente del sistema de juego portátil añadido a la mascota robot. Ella parecía insegura si ella debería mostrarme lo que estaba pasando frente a sus ojos…

—Maiden, ¿qué está sucediendo ahí?

—…

—¡Dime, Maiden! ¡Por favor!

Podía ver sus pequeños labios temblando un poco en esa vista de perfil.

Ella parecía decirme que no lamentara esto.

Entonces la cámara se puso borrosa. Ella ingeniosamente la apuntó hacía lo que ella podía ver.

Y la pantalla de mi Smartphone estaba llenó con…un limo rojo translucido.

La visión de pesadilla mostraba que ese limo envolvía y digería más y más transeúntes.

¿Qué estaba pasando?

—Son gelatinas… —dijo Anastasia.

Incluso con esto delante de mis ojos, no estaba seguro de qué decir. Pero estas eran definitivamente muertes reales ocurriendo ahí.

—¿Son Archienemigos? —preguntó ella. —Como sea, estos monstruos de gelatina roja se están comiendo a las personas…

¿Eran de ácido sulfúrico? ¿Ácido hidroclórico? ¿Ácido nítrico? ¿¿¿O algo más extraño como agua regia o ácido hidrofluorico?

Eran del tamaño de un charco al que necesitarías comenzar a correr para poder saltar. ¿Era siquiera posible hacer disolver un cuerpo humano tan limpiante si tirabas un cubo de ácido altamente concentrado sobre ellos? ¡Incluso esos americanos del tamaño XL desaparecían en menos de veinte segundos! ¡Ni siquiera sus cabellos o huesos permanecían!

Y ser disuelto por ácido mientras estabas vivo era una forma demasiado extraña de morir. ¿Qué clase de vida tendrías que vivir si te enfrentaras a un destino así?

Pero.

Incluso así.

No había tiempo de evitar la realidad en la pantalla de mi Smartphone. En una cafetería distante de Las Vegas, limos rojos lo bastante grandes para tragar adultos por completo se estaban arrastrando y haciendo más y más daño. A este paso, Anastasia sería rodeada y perdería cualquier oportunidad de escapar.

Y entonces tendría que ver a una chica de 11 años disolverse hasta que ni siquiera sus huesos quedaran.

—A-Anastasia.

—Es…Maiden. ¿Q-qué sucede?

Respiré y exhalé.

En ese momento, mi Smartphone podía actuar como un arma para ayudarla a pasar ese campo de batalla.

Le ayudaría a escapar a esas Gelatinas Archienemigos no identificados.

Me ayudaría a proteger a esta amiga a distancia.

—Maxwell y yo te daremos nuestro máximo apoyo. ¡¡Así que, asegúrate de salir de ahí viva!!

[confidential] Con respecto a Las Vegas [storage A51]

Un recurso turístico importante en Nevada, y una ciudad de casinos y teatros de renombre mundial. Acceder vía rutas de tierra es posible, pero ya que está rodeada por un duro desierto natural, debemos confiar en las personas en el Aeropuerto Internacional de McCarran

La población invitada estimada es de cerca de cuatro millones.

El desarrollo está principalmente enfocado en la calle principal la cual es encantadoramente conocida como el Desnudo. El desarrollo es feroz, y los precios de la tierra son especialmente altos en las intersecciones conocidas como las Cuatro Esquinas y las Cuatro Nuevas Esquinas.

Dada su ubicación, personal en esta base aérea frecuentemente visita la ciudad, así que debemos tener cuidado para evitar accidentes o fugas de información mientras se esté intoxicado. Debemos especialmente tener cuidado sobre las interacciones de soldados con prestamistas o prostitutas.

Todo el personal visitando la ciudad debe proporcionar un reporte de observación detallado, y evitar llevar pequeñas herramientas espía como aquellas vistas en películas. Reportes de casinos deteniéndolos en sospecha de trampa suena tonto, pero sucede muy frecuentemente. Tomará mucho más asegurar la liberación de alguien quien esté falsificando su identificación, así que mantengan eso en mente.

A %d blogueros les gusta esto: