Capítulo 0

[Self Record] Información Básica [Leviathan’s Report]

• Orgullo

Lucifer, Azazel, etc.

• Ira

Satán, Amón, etc.

• Envidia

Belcebú, Leviatán, etc.

• Gula

Belcebú, Moloch, etc.

• Codicia

Behemot, Mammón, etc.

• Pereza

Belfegor, Lilith, Astaroth, etc.

• Lujuria

Belfegor, Asmodeo, etc.

…Hay demasiados. Algunos de ellos se multiplican en los lugares. Y nombres alternativos como Satán y Lucifer sólo lo hacen más confuso. Hay varios candidatos porque la situación cambia dependiendo de en cual versión de la teología europea investigas, pero la dignidad del título “Señor Demonio” se desvanece un poco cuando sus números llegan a los dos dígitos. Aunque, esta es una teoría creada por teólogos para conquistar el miedo a los demonios, así que eso podría ser la forma correcta de hacerlo.

 

Capítulo 0

—¿Eh? Taori-san, ¿trajiste a alguien de nuevo? Bueno, no es que me pueda quejar cuando yo también estoy de aprovechada aquí.

Yo era un lío.

Había sido completamente abatido.

Pero no por alguien ahí afuera en el mundo. Sino por mi propia fealdad.

Todavía me sentía deprimido mientras una mujer en vestido blanco y cárdigan, quien una vez había sido mi madre, me condujo a un apartamento de un edificio alto que nunca había visto antes. En lugar de mezclarse en los edificios similares de un distrito residencial, se alzaba en el distrito de compras de la costa, y podría haber sido un buen punto turístico. Tan pronto dimos un pie dentro del apartamento, nos saludó una voz confundida.

—Realmente te gusta este tipo de cosas, Taori-san. ¿Ya olvidaste qué tan molesto se puso el dueño cuando trajiste ese enorme perro a pesar de que este lugar no permite mascotas?

Era una chica rubia llamativa en un vestido rojo champagne quien le habló a mi mamá. No sabía cómo llamar a su estilo de peinado, pero la silueta de su cabeza parecía como parte de una nueva moda revolucionaría en arreglo floral. Nunca había visto las de verdad, pero ella lucía como las chicas cabareteras que había visto en películas. Ella tenía muchos accesorios en sus manos, y alrededor de su cuello. Dudaba que ella fuera a la preparatoria, pero ella lucía un poco joven para ir en la universidad. Su apariencia llamativa podría hacerme desviar del punto, pero tenía dificultades en captar su edad o descubrir qué tan formal actuar con ella.

Mi mamá, Magatsu Taori, silenciosamente asintió.

—¿Puedes saberlo?

—Bueno, sí. Él está en alguna clase de problema como yo, ¿cierto? Además, ¿tienes alguna idea de qué tan tarde es? Acabas de ser liberada, así que sé que no irías a buscar un joven chico de casa contigo sin ninguna razón. Eso sería un desperdicio.

La chica cabaretera ondeó su mano desdeñosamente antes de continuar.

—Soy Himatsuri Asami. Mucho gusto, chico fugitivo.

—Oh, am, ah.

¿Quién era ella?

Mi mamá supuestamente había sido atrapada debajo de un hospital abandonado por más de tres años, así que, ¿estas dos recientemente se conocieron y realmente congeniaron bien?

—¿Qué? ¿No vas a presentarte?

—Soy…Amatsu Satori.

—¿Amatsu?

Esta persona Himatsuri curiosamente repitió mi apellido. Ella claramente estaba arrugando su frente. Ella aparentemente conocía a mi mamá lo suficiente para saber de su situación familiar.

Lo cual incluiría que ella había regresado a su nombre de soltera después del divorcio.

—Oh, bueno, esto es algo… ¿T-Taori-san? ¿¡Hiciste algo precipitado!?

—No lo saqué de su casa. Sólo me lo encontré de casualidad luciendo así, así que estaba preocupada…

—¡Esa excusa sólo funcionaría con tus amigos! Oh, por Dios. Contactaré a mi abogado familiar, así que sólo tienes que ser honesta sobre todo lo que pasó. ¡Resolveré esto, ¿pero no sabes qué tan problemáticos son los asuntos de custodia de menores pueden ser?!

Himatsuri-san comenzó a alterar su propio impresionante cabello rubio, y entonces llamó a alguien con su Smartphone. A pesar de su llamativa apariencia, ella podría haber sido del tipo simpático, quien ayudaría a cualquiera con sus problemas.

¿Y un abogado familiar? ¿Eso quería decir que ella era rica? Aunque si ella estaba viviendo aquí, no debía tener su propio cocinero o chofer.

Mi mamá observó a la chica cabaretera(?) caminar hacia el balcón con el teléfono, y entonces ella se rio y se volteó hacia mí.

—No te preocupes. Si Asami-chan dice que lo resolverá, entonces lo hará, así que no tienes nada de qué preocuparte.

—Am…

—No tienes que decirme todo. Sólo quédate aquí tanto como necesites, y ve a casa una vez que creas que puedes.

Eso era extraordinario.

Pero era por eso que no podía evitar preguntarme por qué ella llegaría tan lejos.

Y ella debió sentir la duda en mi rostro porque ella relajó sus hombros y me susurró.

—Es mejor si no entiendes. Especialmente a tu edad.

De las pocas habitaciones, ella me mostró la sala y se estiró por el control remoto de la TV.

—¿Derrotar a 100 comediantes con tus chistes registrados? ¡Fácil! ¡He logrado 20 años con una impresión! ¡¡Dwahjaja!!

—Ha sido revelado que la milicia fue involucrada en el daño a la infraestructura a gran escala hecha por los Archienemigos limos en Las Vegas, y parece posible que el entero Congreso resignará…

—¡Pregunta de Biología Marina! ¡El tema de esta semana es tiburones! Consiguieron una mala reputación, pero la mayoría de ellos no son tan violentos.

Ella cambió algunos canales, pero ella probablemente no estaba buscando nada en particular. Ella sólo estaba tratando de distraerme, así que ella estaba concentrada en encontrar algo relajante de ver.

—Dada la hora, puedes pensar en ello como un bocadillo por la noche, ¿pero quieres que te haga unos panqueques, Satori-chan?

—?

—Te gustaban, ¿no? ¿Con helado encima? Asumiendo que Asami-chan no se lo comiera todo, debería haber algo de vainilla todavía en el refrigerador.

Al principio, no tenía idea de qué estaba hablando, pero ella no estaba recordando mal. Vagamente recordaba comer eso bastante cuando era pequeño.

¿Nuestra familia todavía estaba congelada en el tiempo en sus recuerdos? Si era así, era muy triste. Ella no había hecho una nueva familia o comenzado una nueva vida. Y sucedió porque no había ido con ella después del divorcio.

Ella lentamente se quitó el cárdigan, y habló hacía el balcón.

—Asami-chan, ¿qué harás con el baño?

—Sí, sí. ¡Así que hazlo de máxima prioridad! …¿Sí? Dejé el agua de baño en la bañera. Pensé que querrías tomar un baño cuando regresaras.

—La escuchaste. Recalentaré el agua, así que toma un baño. Estás cansado, ¿no?

—¿Eh? ¿Pero…?

—Lo básico de los asuntos de la vida. Cuando hay un peso en tu mente, satisfacer las necesidades del cuerpo es el mejor primer paso. ¿O quieres tomar un baño con tu mamá como en los viejos tiempos?

—¡De acuerdo, de acuerdo, no hagamos esto más complicado de lo que ya es!! ¡¡Puedo escuchar todo lo que estás diciendo!! —Himatsuri-san enloqueció en el balcón, y después me apuntó. —Sólo hay una regla aquí. Puedes causar a Taori-san todos los problemas que quieras, no soy quien para criticarte por eso. Pero hazla llorar y te golpearé, no importa cuánto trate ella de detenerme. ¿Entendido?

Ya que ella envolvió su reloj aparentemente caro alrededor de su palma en lugar de formar un piño, ella debía haber estado acostumbrada a meterse en peleas. ¿Ella estaba planeando en arañarme con el rostro del reloj? Cuando asentí varias veces, ella sonrió. Parecía que ella me aceptó como uno de ellos.

—Entonces está bien. Pelearé con el mundo también.

Fui entonces empujado al cambiador. A este ritmo, comencé a pensar si realmente me serviría panqueques con helado de vainilla encima.

Una vez sólo en el cambiador, miré el espejo y saqué mi Smartphone.

—Maxwell.

—Claro. Tiene 34 llamadas perdidas, 20 emails y 58 mensajes de texto. ¿Cómo responderá?

—Lo siento… ¿Puedes sólo ignorarlos por ahora?

—Esa es una respuesta decepcionantemente patética, pero supongo que no es desesperanzadoramente patético ya que no me pidió borrarlos.

Estaba al tanto de qué tan horrible y lamentable estaba siendo aquí.

Las Vegas habían sido tomadas por los Archienemigos limos que llamamos gelatinas. Había sido destruida por el bombardeo de la fuerza aérea destinada a suprimir a las gelatinas. Había salvado a las personas tragadas por las gelatinas, pero eso no era todo. Detrás de escenas, todo había sido conectado a los boletos de un arca conocida como Absolute Noah. Mi madrastra, Amatsu Yurina, le había dado boletos a las personas que habían sido seleccionadas por las máquinas porque tenían la máxima prioridad “en papel”, y ella había usado eso para eliminarlos a todos, para que así no tomaran un lugar necesario para las personas que verdaderamente merecían sobrevivir. Ella había causado intencionalmente un desastre, dándoles a esas personas de corazones negros arcas falsas, y asegurándose que ellos no esperaran más que eso.

¿Y?

¿Y qué?

¿Qué había hecho cuando descubrí la verdad? Critiqué por completo a mi madrastra, pero había fracasado en hacerla decir que no lo haría de nuevo. Ni siquiera pude hacer que se disculpara.

No, sabía desde el comienzo que nada de lo que dijera sacaría esas palabras que quería escuchar.

Sabía eso, pero aun así herí a mi familia.

Problemas de justicia, y detener ese gran plan habían estado en segundo lugar en mi mente. Todo lo que había hecho fue arrojarle mi frustración. Y después hui, asegurándome que no pudiera encontrarme, y después me hice una carga para mi madre biológica, con quien supuestamente había separado caminos ya.

…¿Era esta la clase de persona que quería ser?

¿Qué clase de persona había soñado ser en esos dibujos de crayón en papel de construcción cuando era pequeño?

—Ya he hecho mi juicio de usted, usuario. Es patético pero no tan desesperanzadoramente.

—¿Y cuál es la diferencia?

—Por el momento, unas cuantas opciones están disponibles para usted: peléese con la Señora Amatsu Yurina y sáquela de la casa, dejé la casa usted o pretenda que no pasó.

Maxwell habló a través de una serie de burbujas de texto de una red social.

—No podía quedarse callado sobre este mundo irrazonable, pero tampoco podría quitarle el hogar a un miembro de la familia. Así que usted se fue. …Eso quiere decir que usted es bastante frágil, pero con un fuerte sentido de justicia y amabilidad. Por lo tanto, no está tan perdido como aquellos que dejan que su sentido de justicia estreche su visión al punto de arrojar puños en sus propias casas.

¿Eso quería decir que estaba caminando el mismo camino que mi mamá que dejó nuestra casa después de que los argumentos con mi papá progresaron demasiado lejos?

—Como resultado, sólo usted ha perdido todo. A pesar de que otras opciones estaban disponibles, tales como darle la espalda a la justicia y reír, o blandir su justicia para amenazarla. …Así que debería estar orgulloso de su decisión. Estoy más que dispuesta en apoyar a mi patético usuario en esto.

—¿En serio?

Finalmente sentí que podía ver una ligera sonrisa en mi cara demacrada en el espejo. Un poco de alago podría realmente cambiar la perspectiva del mundo. Eso parecía patético, pero no podía simplemente quedarme sentado.

—Maxwell. Envía un email a los teléfonos de Ayumi, Erika y la Representante de la Clase. Diles que sólo hui de casa por un rato, así que no necesitan preocuparse.

—Advertencia: Creo que cualquiera que lea eso, lo verá como algo que le forzaron a escribir después de ser atrapado en alguna clase de problema.

—Es por eso que te digo que lo hagas en mi lugar. Estarán aliviadas de saber que mi inspectora está conmigo.

—…Estoy más preocupada por los celos de sus monstruosas hermanas. Me hace sentir como si estuviera en medio de un argumento en el cual sería qué objeto llevaría con usted a una isla desierta.

Coloqué una tolla sobre el Smartphone, colocándolo en la lavadora, me quité mi ropa y caminé hacía la bañera. La bañera parecía más grande que en casa. En base al panel de control, parecía ser un dispositivo IoT. Aparentemente estaba conectada al internet, así que podía calentar el agua de acuerdo a lo programado en tu teléfono. …Pero eso parecía peligroso. ¿No podía un ataque cibernético comenzar un incendio o darte envenenamiento por monóxido de carbón? Pensé en hacer que Maxwell revisara vulnerabilidades después. ¿O una hacker de sombrero blanco como Anastasia disfrutaría hacer eso? Probablemente era mejor preguntarle a la experta. Y ella saltaría a hacerlo si se lo presentaba a ella como una competencia con Maxwell.

Use una tina para recoger algo de agua de baño para lavar mi sudor mientras pensaba.

Lo que fuera estuviera haciendo, comenzaría mañana.

No tenía idea de cómo resolver este problema, pero no podía simplemente dejarlo así. La Calamidad supuestamente destruiría la población de la tierra, y Absolute Noah era el arca destinada a sobrevivirla. No podía desviar mi mirada de eso.

Con eso en mente, entré en la bañera de pie primero.

Y tan pronto como lo hice…

Caí.

¿En dónde? En el agua de baño llenándola, por supuesto.

Instantáneamente me hundí más profundo que mi cabeza. No podía respirar, un intenso dolor se disparó por mis ojos, y el calor del agua parecía llegar en las profundidades de mi cabeza. No tenía idea de qué había pasado. Al principio pensé que pisé el jabón y resbalé, pero no era eso. Claramente todavía estaba verticalmente mientras me hundía. …¿¡Así que no había fondo!? ¡Era como si hubiera sido arrojado en una piscina profunda!

¡¡*Toser*, *toser*!! ¿¡*Toser*!?

Cuando agité mis brazos y piernas, fui claramente capaz de nadar. Como si estuviera tratando de llegar encima de un viejo pozo, nadé arriba para buscar aire. Finalmente partí la superficie del agua, y llené mis pulmones con aire, pero la situación anormal no se había acabado aún.

—¿Qué-…?

El fondo de la bañera regresó a la normalidad. Podía sentir el suave plástico apoyando mi trasero.

Pero la habitación era oscura y no tenía energía eléctrica. Sólo podía observar mis alrededores gracias al agua del baño.

Era extraño.

El agua estaba brillando con una pegajosa luz azul, como si fuera una pintura que brilla en la oscuridad. La pálida luz provenía del agua en la bañera, y de las gotas en los muros de azulejos. El espejo en el muro de la lavadora tenía alguna clase de extraño patrón dibujado ahí.

Repentinamente llegó a mí que esta luz era muy parecida al del océano cubierto en el brillo del mar que había visto en el documentario.

—¿Qué demonios es esto?

Me arrastré fuera de la bañera, y descubrí que mi cuerpo húmedo estaba brillando del mismo color. Era más vergonzoso que espeluznante. Me sequé con una toalla, y después regresé al vestidor.

Podía escuchar grandes gotas de lluvia golpeando el muro.

…? Eso suena como un tifón. Pero era un cielo despejado con estrellas afuera…

—Maxwell. ¿Qué sucede, Maxwell?

Regresé por mis ropas, y busqué el Smartphone cubierto en la toalla en la lavadora.

Pero no había respuesta. No importa qué tanto intentara, no contactaría a Maxwell. Ya no tenía señal, haciéndolo enteramente inútil.

Así que, ¿no sólo era esto un apagón o el disparo de un interruptor?

—…

Pensé por un momento, y entonces me di cuenta de algo.

Algo estaba escrito en el espejo frente al lavabo. Pero no parecía como un texto hecho de caracteres significantes.

Ahora que lo pienso…

Abrí la puerta del baño de nuevo. Igualmente, el mismo patrón estaba en el espejo del área de lavado.

¿Qué era esto?

Regresé al vestidor, y moví mi rostro cerca del espejo. Unas cuantas líneas estaban intersectadas. ¿Supuestamente eran intersecciones de tres lados y cuatro lados? Parecía como un mapa crudamente dibujado a mano, y una esquina de una intersección tenía una flecha apuntando ahí.

Algo cambió mientras observaba. Como si el agua en el espejo estuviera goteando, más luz azul brillante en la oscuridad fue añadida.

—today’s exit

Eso era todo.

¿Qué era esto? ¿Había sucedo por su cuenta? Revisé el baño, y encontré lo mismo en el espejo ahí. Eso era ridículo. Así que, ¿no era sólo una coincidencia? ¿Realmente estaba escrito aquí?

Sentí como si hubiera sido arrojado dentro de un simulador o un sueño.

Desde que caí antinaturalmente en la bañera, algo malo había pasado con el mundo.

—Mamá. Oye, mamá.

Ella sabría algo. …¿No?

De cualquier manera, no tenía que preocuparme por esto solo. Con eso en mente, abrí de golpe la puerta del vestido hacía la sala de estar.

Justo entonces, un puñado de lluvia nocturna me golpeó en el rostro.

No había habitación ahí.

Había sido arrancado como el resultado de un bombardeo aéreo en una película de guerra, así que simplemente vi una noche tormentosa frente a mí.

—¿Qué-…ah…?

No tenía sentido.

¿Siquiera que estaba mirando?

—¡Mamá! ¿¡Himatsuri-san!?

Sabía que gritar no tenía sentido, pero aun así desesperadamente esperaba que pudiera escuchar una voz en respuesta.

¿Cuántos pisos arriba estaba esto?

¿Cómo una habitación entera, no, un pedazo entero de edificio de apartamentos alto, había sido arrancado así?

Podía ver mi ciudad natal Ciudad Kukyou a través de la lluvia tormentosa y vientos, pero no era la ciudad que conocía. El paisaje oscuro estaba lleno con un brillo azul. Este no era sólo tu incremento promedio en niveles de agua. Esta inundación fácilmente llegaba a una altura como el de una escuela. No podía saber dónde los caminos comenzaban y terminaban, y podía ver edificios más grandes elevándose de la oscura agua.

¿Qué le pasó a mi mamá y Himatsuri-san?

¿Y qué hay de los otros en la ciudad? ¿¡Como a Ayumi, Erika…papá y mi madrastra!? ¿¡O la Representante de la Clase, mi vecina!?

—Max-…no, ¡eso no funciona!

Nunca pensé que me sentiría tan desamparado sólo porque mi Smartphone había perdido su conexión. No podía compartir esta absurda situación con nadie, y tenía que llevarlo sólo. Sólo quería llamar a alguien que conociera para saber que estuvieran bien.

—Un teléfono…

Mientras mi mente casi se desviaba de la realidad, este deseó se mantenía.

—Es cierto. Necesito encontrar un teléfono que funcione.

Un lado de mi mente rechazaba esa idea con cruel racionalidad. ¿Qué bien hacía encontrar un teléfono en casa? Un teléfono realmente viejo era por un lado, pero teléfonos multi-usos necesitaban más que sólo una línea telefónica encenderlos. Todo estaba oscuro, y si eso significaba un apagón, no sería capaz de usar el teléfono. Así que no tenía caso encontrar uno.

Pero la mayoría de mi mente rechazaba ser tan racional. Quería tanto encontrar un teléfono.

La sala de estar casi estaba completamente perdida, así que sólo un muro y un poco del piso quedaba. Sería suicida caminar por esa superficie de 10cm durante una tormenta, y con sólo el muro para sostenerme. Sabía eso, pero había un teléfono justo ahí. Podía ver ese dispositivo normal ahí.

Así que comencé a dar el primer paso.

Pero nunca lo completé.

¿Por qué?

Por el tiburón gigante.

Un tiburón rivalizando a un submarino en tamaño quebró la superficie del agua.

—Uuh.

Eso me trajo de vuelta a la realidad.

La vista más demente, sin embargo, me recordó de la verdadera posibilidad de la muerte.

—¿¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

No tenía idea de cómo tantos pisos con agua habían elevándose, pero el tiburón que saltó fuera de ella tenía que ser de 30m de largo. Usó todos sus músculos para dar un salto. Casi miré fascinado al túnel oscuro que era su mandíbula, pero entonces patéticamente caí hacía atrás.

Caí sobre el piso del húmedo vestidor.

Y un elegante arco del saltó del tiburón estuvo directamente sobre mí. Era como una colisión de frente con un camión pequeño jalando un gran contenedor. Con un sonido más fuerte que la tormenta o truenos, la forma de caja sobreviviente, que era el vestidor, fue arrancada en pedazos, y barrida por la tormenta. Los muros y techos fueron aplastados en un santiamén. Esa cosa ni siquiera se preocupaba de los muros del edificio. En retrospectiva, me di cuenta que los bordes del muro y piso sobrevivientes de la sala de estar habían sido terriblemente dentado.

¿Fue eso?

¿Esa cosa había hecho todo esto?

—…

No tenía tiempo de pensar sobre eso. Si podía destruir los muros y techos cuando atacaba, no tenía punto en ocultarse en cualquier refugio. Eso sabía que estaba aquí. Si el siguiente ataque quebraba el muro, tendría todo mi cuerpo comido, y sería el fin del juego. Incluso podría tirar todo el apartamento del edificio.

—¡¡Wah!!

Aun en mis ropas, corrí del vestidor quebrado hacia el baño. Había una ventana en el muro de borde en la bañera. Abrí de golpe esa ventana, y miré directamente hacia abajo.

La altura hizo que mi vista vacilara.

Pero entonces escuché un sonido destructivo increíble directamente detrás de mí. De hecho, sentí la pesada sensación de algo clavándose en mi espalda.

¿Era uno de los colmillos del tiburón? No.

Habría sido mordido completo si hubiera sido eso.

Era posible que fuera un pedazo del muro que se había roto durante el segundo ataque en el vestidor.

Pero eso no importaba.

—¿Gh…ph…?

Tenía problemas respirando, y perdí mi balance como si hubiera sido empujado por detrás mientras estaba sobre el borde de un acantilado.

La ventana abierta estaba justo ahí.

Repentinamente recordé que este era el 8to piso.

Al mismo tiempo, fui arrojado al viento soplando de una noche tormentosa.

Debía haber gritado algo, pero no recordaba qué.

Sin esperanza caí tres pisos, y fui aturdido por un poderoso golpe en el rostro.

Aunque no de la tierra. Eso me habría matado instantáneamente.

—¡¡Bwah!!

Cuando saqué mi rostro empapado del agua con sabor a sal, encontré lo que esperaba. Había caído en el brillo azul pegajoso de la ciudad inundada. Forcejé contra la poderosa corriente, y de alguna manera logré agarrar el árbol de una calle casi estaba completamente sumergida. Tenía que ser de 4 o 5 pisos de alto.

Pero el agua era el hogar de ese tiburón.

Sería asesinado si me quedaba aquí. ¿No había algo que pudiera hacer para estar adentro? ¿¡Un balcón o unas escaleras de emergencia!?

Sentí un escalofrío en mi espalda mientras miraba alrededor.

Entonces vi algo.

Cada una de las ventanas del edificio por encima del nivel del agua tenía el exacto patrón en ellas, como un muro cubierto en posters idénticos. Fui atraído por el mismo brillo azul en el que me ahogaba. No, no sólo era un patrón. Era un mapa. Era un mapa crudo sin puntos clave que parecía como si un niño pudiera haberlo dibujado. Tenía intersecciones de tres lados y cuatro lados, y una esquina de uno de cuatro lados tenía una flecha apuntando. Y lo que parecían como letras del alfabeto proporcionaban la única etiqueta: today’s exit.

—¿Qué se supone que haga…?

Me tomó un poco ya que todos confiaban en aplicaciones de mapas en estos días, pero me di cuenta que reconocía ese mapa.

No podía ver los caminos o luces de tráfico con esta inundación, pero era cerca del apartamento de mi mamá. Era la esquina de la intersección de cuatro lados. Miré alrededor, y de hecho vi algo ahí. Mientras que todo lo demás brillaba húmedamente con una luz azul que brilla en la oscuridad, este lugar brillo con la luz de un metal al rojo vivo.

¿Era una…puerta?

Era una bolera. Una extraña puerta de metal estaba directamente añadida al muro sin bordear algo más. Probablemente estaba destinada a usarse con una escalera de camión de bomberos, pero con la inundación, parecía que podía alcanzarla si nadaba directamente hacia ella.

Y no tenía tiempo que perder.

La poderosa corriente no me daba tiempo de pensar. Tan pronto mis dedos fueron arrancados de la cima del árbol casi sumergido, fui jalado. Afortunadamente, fui llevado hacía el brillo naranja.

Sentí una gran presión detrás de mí.

Ese tiburón gigante me había encontrado. Claramente podía saber eso, pero no me podía hacer mirar atrás. No había revisado, pero podía saber muy bien qué tan precisamente nadaba hacia mí en esta corriente. Tenía demasiado miedo de sólo dejar que la corriente me tomara, así que comencé un arrastre vergonzoso al imitar lo que había visto en el pasado.

¿De qué se trataba esto?

¿Qué significaba esa puerta?

No sabía, pero no podía quedarme en el agua. Nadé, nadé y nadé hasta que alcancé la puerta de metal añadida al liso muro del bolero. Tomé la perilla, abrí la puerta y subí como si fuera una foca en un acuario.

Justo entonces, toda la ciudad quebrada se desvaneció como si todo hubiera sido una ilusión.

—…¿Eh?

El agradable sonido que escuchaba, probablemente era alguien en el bolero haciendo una chuza mientras jugaba tarde por la noche.

Miré atrás, y no vi lluvia soplando, ninguna ciudad inundada, ninguna luz azul…y ningún tiburón gigante. Sólo vi la quietud de la noche, y el hecho de que esto estaba definitivamente a cinco pisos. Sin agua por debajo, todo habría acabado para mí si caía.

Saqué mi cabeza de la puerta de metal en el muro, y vi el edificio de apartamentos de mi mamá. No estaba ni siquiera a 100 metros. Y por supuesto, no había sido destruido.

¿Qué había sido todo eso?

…Si había sido un sueño, ¿entonces por qué no estaba colapsado en el vestidor o en el baño?

Definitivamente había cambiado ubicaciones, y estaba empapado, aunque sin brillo azul.

—Auh.

Y sentí un dolor en mi espalda. Un pedazo de muro quebrado me había golpeado cuando ese tiburón destruyó el vestidor.

Si esa herida quedaba…

¿Habría perdido mi vida si hubiera muerto en ese ataque del tiburón?

No podía explicar mi presencia en el bolero sin haber pagado, así que descendí las escaleras de emergencia, y me aseguré que ningún empleado me viera mientras me iba. Entonces regresé al apartamento de mi mamá.

Eso no había sido sólo un sueño.

Sentía como si hubiera dos mundos, y pasé entre ellos por alguna razón.

—Estaba en el agua del baño…no, ¿sólo en el agua en general?

Me aseguré de evitar el charco debajo del poste de luz mientras decía eso.

Así fue cómo había comenzado. Me había metido en la bañera, pero lo encontré demasiado profundo como para estar de pie, y casi me ahogaba. Entonces, tan pronto saqué mi cabeza por encima del agua, todo había cambiado.

Era como bucear en la luna flotando en un lago por la noche.

¿Qué tan irrealista podía ser?

¿Debería sólo reírme por eso? Me había movido inexplicablemente de la bañera, estaba empapado a pesar de que no estaba lloviendo, y tenía un dolor punzante en mi espalda, ¿pero debería todavía escribirlo como “imaginando cosas”?

Ya que este era un distrito de compras, los primeros tres pisos del edificio de apartamentos alto estaba hecho en un pequeño centro comercial. El primer piso bordeando el camino estaba iluminado especialmente brilloso ya que contenía una tienda de hamburguesas y una tienda de conveniencia. Los trabajadores de horario nocturno lucían aburridos detrás de la registradora. Sólo mencioné eso porque este escenario pacifico hacía difícil de creer que una gran torrente de agua había fluido por ahí hace sólo unos instantes.

El estacionamiento estaba por debajo, y usaba tornamesas y elevadores. La entrada para residentes también estaba en una ubicación más fuera del camino. Esa entrada usaba una simple cerradura, pero cuando marqué el número de la habitación, me contactó con mi mamá.

—¿Eh? Satori-chan, ¿cómo te saliste?

Ella estaba confundida, y ella debió haber ido a revisar el vestidor y la bañera. Después de eso, ella abrió la puerta de la entrada para mí.

Parecía que no sólo había estado caminando dormido e inventado algunos recuerdos convenientes para explicarlo.

Si hubiera caminando fuera del baño, el vestidor y la sala para llegar a la puerta del frente, mi mamá o Himatsuri-san me habrían visto. Pero no había otra forma de dejar ese baño del 8vo piso. …Y sin embargo, estuve caminando afuera.

Algo no estaba bien.

Fui atrapado en algo.

¿Pero qué era? ¿Qué significaba ese tiburón gigante y ciudad inundada?

El elevador llegó antes de que pudiera encontrar una respuesta.

Sorprendentemente, Himatsuri-san estaba en él.

Ella apretó su puño y guiñó.

—Haz llorar a Toari-san, y te golpearé. Expliqué esa regla, ¿no es así?

—Lo siento…

—Bueno, estás bien ahora. Así que, ¿por qué estás húmedo? Y hueles a sal. ¿Hay un lugar para pescar por aquí? Esto está por la costa, pero seguramente no estuviste en la playa o en una embarcación.

Ella aparentemente había venido por mí. Ella no se bajó del elevador, y debía tener planeado hacer una vuelta en U de regreso.

El olor a mar debía haber sido fuerte en el espacio cerrado.

Pero entonces noté el aroma floral del champú o acondicionar proviniendo de Himatsuri-san mientras daba la espalda para mirar el mostrador del piso. Ella probablemente había usado una secadora en su cabello antes de preparar ese estilo de cabello, pero la piel de su cuello visible estaba algo enrojecido.

…¿Había tomado un baño?

Pero cuando mi mamá había preguntado sobre el baño, ella había dicho que “dejó” el agua del baño en la bañera. Eso sonaba como si ya hubiera tomado una ducha antes de que mi mamá regresara.

No es como si importara.

El problema que enfrentaba era más importante, así que susurré para mí.

—Haaa. ¿Qué pasa con ese tiburón gigante?

—Haaa. ¿Qué pasa con ese tiburón gigante?

¿Hm?

Himatsuri-san y yo fruncimos el ceño, y entonces intercambiamos una mirada.

¿Por qué nuestras voces se armonizaron?

¿Eso quería decir que ella sabía del tiburón gigante?

Ella lucía como si se estuviera preguntando lo mismo, y mi expresión tenía que haber sido la misma.

—Quieres decir que…

—…¿tú también?

Nuestros comentarios sorprendidos fueron seguidos por el suave tono electrónico. El elevador llegó al piso de destino y las puertas se abrieron.

 

[Self Record] Sobre Tiburones [Leviathan’s Report]

El más grande de los peces.

Las especies feroces son las más conocidas, pero la mayoría de ellos sólo comen pequeños peces o plancton, y la infame variedad “come hombres” es extremadamente rara.

Dejando de lado sus clasificaciones y conductas reales, el público en general piensa en el tiburón blanco cuando se trata de depredadores y esturiones cuando se trata de presas.

Irónicamente, esto cambia completamente si incluye mamíferos marinos también.

El violento tiburón blanco no puede competir con el tamaño de una ballena o la ferocidad de una orca.

Por lo tanto, el tiburón es el símbolo del más fuerte dentro de un ambiente limitado. Por ejemplo, el rey de un ring en cual todos están divididos en diferentes clasificaciones de peso no puede ganar en una pelea callejera sin reglas.

Los tiburones no pueden derrotar mamíferos.

Por lo tanto debe ser la envidia lo que los conduce a tan persistentemente tener de objetivo a los humanos.

A %d blogueros les gusta esto: