Capítulo 1: Cait Sith y Cù Sìth en Guerra

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Parte 15, ¡Receta de Meridiana!

1

Me odiaba a mí mismo.

Odiaba cómo hacía a todos odiarme.

Era muy grande y tenía mucha fuerza, pero no podía proteger nada. No importaba lo que hiciera, lastimaría a alguien. Destruiría todo alrededor de mí.

Odiaba todo eso.

Y pensé en renunciar.

No importaba qué tan difícil lo intentara, no podría nunca llegar a ningún resultado.

[Omitido]

Pero encontré algo que incluso yo podría hacer.

Finalmente me encontré con ello.

Así que no perderé. No importa contra quien me enfrente.

Simplemente no puedo perder.

2

Repasemos la información básica.

La Espadachina Santa de armadura roja tenía largo cabello que brillaba como la plata en la base y se volvía rojo hacía las puntas. Buu Buu era el Orco Ibérico que ella conocía. Él era de casi 4 metros de alto y peleaba con su amada Arma Brillante con forma de garrote que parecía una gruesa viga de metal.

Y esa Arma Brillante aparentemente contenía las almas digitalizadas de más Orcos Ibéricos.

Todo había comenzado cuando los humanos habían atacado la villa de los Orcos Ibéricos, pero una de los humanos aparentemente no había aprobado sus órdenes. Sus obligaciones le habían prevenido de rechazar por completo esas órdenes, pero ella había dejado una ligera esperanza de rescate al sellar las almas de los Orcos Ibéricos asesinados en el Arma Brillante, y se la dejó al joven Buu Buu, el único sobreviviente.

Todavía era desconocido cómo liberar esas almas.

Pero alguna Magia que lo haría posible podría existir al final del diagrama en árbol de Magia.

Como un No-humano, Buu Buu no podía usar Magia incluso con el Arma Brillante.

Las chicas humanas podían aprender Magia, pero había un límite para los Puntos de Experiencia que podían ganar mientras exploraban el Laberinto.

¿Pero qué tal si unían fuerzas?

¿Qué tal si decidían deshacerse de ese resentimiento pasado?

Sólo entonces podrían posiblemente llegar al mundo que alguien había esperado cuando le dejó esa muy ligera posibilidad a Buu Buu. Sólo entonces podrían posiblemente llegar a una era donde los humanos y los Orcos Ibéricos pudieran sonreír libremente y vivir juntos.

—…Buu.

En un bosque de Grandnir, el Orco Ibérico de 4 metros con cara de cerdo llamado Buu Buu se sentó en un hongo gigante llamado Hongo Mesa. Él acababa de regresar a la superficie después de explorar 2 días el Laberinto.

La Espadachina Santa de cabello plateado y rojo llamada Beatrice quien había estado en su Grupo sonrió amargamente mientras ella frotaba la espalda de él.

Ella desplegó un mapa usando Magia de fuego de ilusión.

—Mira, Buu Buu. Si vas a descansar, ¿por qué no vas primero a casa?

—Pero estoy muy cansado…

Si él quisiera, él podría derrotar a un Dragón de 1000 metros al sacudir su Arma Brillante la cual lucía como un tronco o una viga de acero, pero el Laberinto era diferente.

La Bruja Blanca de cabello rubio esponjoso llamada Filinion (quien usaba lentes y tenía unos pechos infinitamente enormes) y la Sacerdotisa de Combate de cabello verde corto llamada Armelina (quien era conocida por ser alta con un pecho plano) se detuvieron para ver que estaba pasando.

—Bueno, no hay ninguna creatura viviente en el Laberinto. Sólo los ataques de los Artilugios y las Trampas. Cuando él no puede cazar, el apetito voraz de Buu Buu puede ser un gran problema.

—Ese es un verdadero problema que necesitamos marcar para el futuro. 80% de lo que él llevaba era comida, pero ni siquiera duró la mitad del camino.

Además de los Tesoros, el Laberinto (completamente inexplicablemente) tenía zonas con hierbas creciendo del suelo o muros y la pizza ocasional o carne seca yaciendo alrededor. (¿Otro humano lo había tirado?) Sin embargo, no era suficiente para llenar el estómago de un orco de 4 metros.

—Nos confiamos en tu Mezcla al final, Filinion. Buu Buu realmente podría haberse desmayado sin tu Carne Mágica.

—Je. Jeje. Usé toda mi Alraune Dolorosa, Agua Universal, Ramas de Transformación e incluso el ultra raro Muérdago Protector, pero sólo crearon un trozo de carne… Eso se sintió como si se hubiera ignorado completamente el principio de intercambio equivalente… Ejeje.

La Bruja Blanca rio suavemente y cayó en la melancolía.

Aparentemente había costado lo suficiente para que sus hombros se inclinaran diagonalmente y sus lentes se deslizaron un poco.

Beatrice usó su Magia de fuego de ilusión para dibujar algunos marcos cuadrados y líneas en el aire. Buu Buu era indudablemente poderoso en batalla, pero no importaba cuántas veces lo calculara, su tasa de consumo de comida era anormalmente alto. Obtener el costo efectivo justo sería una labor para una fecha después.

Buu Buu se sentó en la tierra y giró sus gruesos brazos.

—Y esos pasadizos son muy angostos. Ni siquiera recuerdo cuántas veces mi estómago quedó atrapado.

—Pero también atravesaste los muros para viajar directamente por el piso, así que creo que ese se cancela.

—Sí, sí. Hay muchas cosas a las que todavía necesitamos acostumbrarnos, pero si lo sumas todo, creo que Buu Buu termina siendo un mayor beneficio.

—¡¡Ah, espera!! —frenéticamente gritó Beatrice.

Después de todo, la Bruja Blanca Filinion se había recuperado de su desesperación y comenzó a frotarse contra el pecho del sentado Buu Buu.

Su bestial olor tenía que haber sido poderoso, pero a la chica con lentes no parecía importarle.

—Ahh, es un alivio tener tan fuerte escudo o tanque o como sea. Beatrice y Armelina se supone que son la vanguardia, pero están tan obsesionadas con la pelea que nunca escuchan cuando les digo que protejan a su curadora en la retaguardia. Siempre había estado sola mientras trataba de Mezclar cosas. ¡¡Pero ahora finalmente tenemos un muro sólido que es lo bastante caballeroso para preocuparse por la retaguardia!!

—Sí, sí. ¡Te protegeré la próxima vez, así que aléjate de Buu Buu!

—Beatrice, si te pones cerca de mí cuando estás atacando con todo lo que das, probablemente me harás estallar en añicos accidentalmente, así que no gracias. Buu Buu es mucho más confiable porque él sólo usa ataques físicos sin nada de Magia.

—Eres del tipo que se pega a cualquiera que sea útil y obtiene bastante de ellos como puedas, ¿no es así? Qué molestia. Eres como una máquina tragamonedas con juego extra en la que realmente no ganas.

Ellos continuaron su plática de descanso en el almuerzo mientras caminaban por el camino del bosque. Ellos se estaban dirigiendo a la casa de Buu Buu en la montaña en lugar de la posada del pueblo la cuál había sido construida para hospedajes cortos o para el intercambio de información y materiales.

La Casa de Buu Buu no estaba particularmente cerca de la entrada del Laberinto, pero tenían una simple razón para salirse de su camino para visitarla.

—Bajo el Lago 31 tiene un plan de exploración a gran escala, así que…sí, ellos definitivamente estarán ahí.

—¿Buu?

—Hay una profesión clandestina conocida como saqueadores quienes atacan personas que están exhaustas después de regresar. Ellos estarán esperando en la entrada de la posada del pueblo o en frente de tiendas médicas, de hospedaje o de Mezcla. Tenerte con nosotras honestamente ha sido de mucha ayuda, Buu Buu.

La casa de Buu Buu actuaba como un segundo hogar para ellas y tenía una ubicación ideal cerca de un río pero lo suficientemente lejos para que no se inundara. Era más como una tienda con una silueta triangular hecha de hojas tropicales grandes, pero era bastante grande ya que contenía a Buu Buu de 4 metros que daba golpes y tirones en la noche.

Y antes de entrar a la casa que parecía una tienda, Beatrice notó algo y se detuvo.

—¿Eh? Hay muchos vegetales en el jardín.

Una zona de la tierra estaba separada con una cerca simple al lado de la casa. Debía contener toda clase de frutas coloridas sólo vistas en Grandnir, pero claramente estaba faltando algo. Cerca de la mitad se había ido.

La Bruja Blanca Filinion, la experta en Mezcla obsesionada con las guías, lucía impactada.

—Oh, guau… ¡¡Tienes de todo desde la Hierba de Melazas todo propósito y Frutas Nyandetta hasta la Alegre Belladona, la furiosa Digital y el Sabio Triste!! ¡¡Ninguna de estas puede crecer en la posada del pueblo, así que no deberías ser capaz de conseguirlas sin cavar el Jardín del Frasco de Flores la cual se sobrepone en el territorio de un Break News!!

¿Hm? ¿Son estas cosas realmente tan asombrosas? Se preguntó Beatrice. Ella sólo sabía que incluía la Berenjena de Pecho Plano, el némesis de todas las chicas adolescentes.

Buu Buu no parecía comprender tampoco.

—Realmente no me gustan muchos los vegetales, así que no recuerdo qué tipos tengo o cuántos.

—¿Por qué siquiera tienes un jardín?

Armelina la Sacerdotisa de Combate lucía exasperada.

—Sería una verdadera lástima comer estos~ [omitido]~ blah, blah blah~ [omitido]~ Todas estás hierbas comienzan con eso que llamamos Semillas de Todo Propósito y los factores ambientales como el suelo y el agua determinan en cuál de las incontables flores de esas semillas idénticas crecerán. Pero cuando las personas tratan de hacerlas crecer, no terminan mejor que simples malas hierbas~ [omitido]~ blah, blah, blah~ [omitido]~ ¡Así que, lo que estoy tratando de decir es, ¿te importaría si tomo estas?! ¡¡*Jadeo*, *jadeo*!!

Decidieron ignorar a Filinion mientras ella se emocionaba de más y sus lentes se empañaban.

—Pero, Buu Buu, No quieres que las personas se roben los vegetales con los que trabajaste por cultivar, ¿cierto?

—Así es cómo funciona la naturaleza, así que no se puede evitar. Y los animales que comen los vegetales aquí crecerán y eventualmente llenarán mi estómago, así que todo funciona al final.

—Hmm, no estoy tan segura de que el círculo sea tan perfecto, —dijo Armelina.

Ahí fue cuando un nuevo rostro apareció.

Parecía como una niña de 10 años con largo cabello plateado, pero ella era en realidad la Break News del tipo chica llamada Sutriona. Su única ropa eran los listones negros envueltos por su cuerpo, una minifalda y la gran flor de decoración a cada lado de su cabeza y en su espalda, por lo que su traje podía ser nombrado como un vestido de listones. El vestido de listones había sido cocido por Hadas del tamaño de una palma de la seda de la Araña de Tierra, por lo que la falda florecía como una flor vivía y la tela misteriosamente se movía sólo lo bastante para evitar que alguien viera por debajo de su falda sin importar qué tan vigorosamente se moviera ella.

—¡Oh, así que regresaste, Buu Buu! Ya que estás en casa, apresúrate y hazme de comer. Estoy muy harta de la comida que mis doncellas del santuario hacen. ¡¡Estoy de ánimos para tus súper asados salvajes!!

—…

—…

—…

—¿Buu?

Las humanas le dieron miradas sospechosas a ella y sólo Buu Buu se quedó perplejo, así que la paradoja con alma retrocedió.

—¿Q-qué? ¿Por qué me están mirando como si fuera una ladrona?

—Bueno, am…

—No puedo pensar en una mejor sospechosa para quien arrogantemente le quitó la comida a Buu Buu mientras él no estaba.

Fue Buu Buu quien casi la ayudó.

—Deténganse. Si ella tenía hambre, entonces no se puede evitar. No me importan los vegetales en el jardín. Incluso si Sutriona los come, sólo eran parte de la naturaleza, así que no podemos culparla por ello.

Ese fue el golpe definitivo.

Sutriona era vista algo así como un dios por el cómo era reverenciada y anhelada como el hada reina, pero ella finalmente entendió cuando ella vio el estado del jardín.

—¡Esperen! ¡¡Esperen un segundo!! No fui yo. Las únicas plantas que recojo y como son las Flores del Cielo Carmesí. ¡Raramente como verduras, así que no tendría razón para robarlas!

—Realmente a mí no me gustan los vegetales tampoco.

—¡¡Jeje!!

—¡¡Jeje!!

—Ustedes dos, encontremos tiempo después para un intenso entrenamiento para superar ese desagrado a las verduras.

Buu Buu y Sutriona temblaron por el aterrador anuncio de Beatrice, pero no olvidaron el punto principal a mano.

—¡Miren! Hay huellas en la tierra del jardín. ¿¡Ves esa clase de almohadillas de patas en mis pies!? ¿Ves? ¡No fui yo!

—Hmm, lucen como huellas de gatos.

Filinion estaba relajada y Armelina interrumpió a un costado.

—No, esperen. Los tallos de los vegetales fueron cortados limpiamente con alguna clase de navaja. ¿Un gato o un perro usarían esa clase de herramienta? ¿¿¿Y siquiera gatos puros existen en Grandnir???

—¿¡Kh!?

—Sutriona dice que le gusta ir por la posada del pueblo pretendiendo ser una humana, así que ella probablemente escuchó a alguien hablar sobre gatos y lo fingió.

Todas excepto Buu Buu le dieron a la reina hada miradas sospechosas.

Generalmente, las circunstancias no eran tomadas en cuenta cuando se trataba de crímenes intelectuales.

booboo_v02_031

—…yo…

Sutriona bajó su cabeza y tembló mientras su voz se deslizaba de sus labios.

Cuando ella levantó su cabeza, esa voz creció en volumen como una erupción volcánica.

—¡¡No fui yo!! ¡En serio no los robé! ¡No lo hice, no lo hice! ¡¡Pero ustedes están actuando como si lo hubiera hecho!! ¡¡¡¡Wahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!

Algo perforó el pecho de Beatrice y las demás.

Dado el cómo lucía (incluso si en realidad siglos o milenios incalculables de edad), estas cosas podían hacer más daño de lo que hacía cualquier sentido lógico.

—Buu. Beatrice, Sutriona, y todos los demás, cálmense.

—¡¡Pero!! ¡¡*Hic*, pero esas tres están siendo malas!!

—No me importa que no tenga muchos vegetales.

—¡Esa clase de mirada significa que no me crees, ¿verdad?! ¡¡Wahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

Ella podría haber sido del tipo que estaba dispuesta a tomar todo el odio y malicia del mundo pero se sentía horriblemente traicionada si alguien, a quien ella había decidido confiar, sospechaba de ella.

Habiendo dicho eso, las lágrimas derramándose del rostro infantil realmente no limpiaban sus sospechas. Por el otro lado, probar que Sutriona no había robado ningún vegetal fácilmente podría convertirse en la prueba diabólica.

Sólo había una manera conveniente de arreglar esto.

—Sería más fácil capturar al verdadero culpable por nuestra cuenta.

—*Sollozo, *hic*, ¡¡M-muy bien!! ¡¡Como la Reina de las Prostitutas y la invocadora de la Tormenta de la Locura Roja que quema a través de la cordura de las personas, haré lo que sea que pueda para hacerlos pagar por incriminarme!!

—Espera, espera, maldita paradoja. ¿Estás tratando de volver el jardín de Buu Buu en un pantano tóxico?

Estaba claro que no podían dejar que Sutriona se encargara de esta tarea y Buu Buu era demasiado grande para fácilmente vigilar en secreto. Pero esto probablemente tomaría un rato, así que Beatrice y las demás no tenían una buena elección ya que sólo podían quedarse en Grandnir por unos días.

La Espadachina Santa roja cruzó sus brazos, pensó y usó líneas de fuego de Magia de ilusión para conectar los marcos del jardín de Buu Buu, Sutriona y el culpable.

—Coloquemos una trampa.

—No soy bueno con trabajo detallado, —dijo Buu Buu. —Cuando sea que trato de hacer un hoyo para atrapar a un animal, caigo en él.

—Eso no será tan difícil. …Vaca, como una especialista en Mezcla, tendrías que haber traído “eso” contigo. Sácalo.

—¿Eh? Con “eso”, tú, am, no quieres decir eso, ¿o sí?

Beatrice añadió a Filinion a su diagrama e hizo un anuncio insensible.

—Estoy hablando de las plántulas de Mandrágora. Las que gritan cuando las jalas de la tierra y remueve las almas de todo alrededor de ellas. Añade una de esas en el jardín y derribará al culpable.

—¡Espera, espera, espera, espera! Esas son raras, ¿sabes? ¡Ultra milagrosamente raras! ¡¡Son un milagro!! ¡Un milagro con el ultra añadido a ellas! Ya que parece que no lo entiendes, lo pondré para que incluso un idiota lo pueda entender: ¡Más de la mayoría de las plantas usadas para Mezcla provienen de esta molesta cosa llamada Semilla Todo Propósito, y hacerlas crecer normalmente sólo te deja con nada más que hierba! ¡Pero cuando las tienes como plántulas así, quiere decir que sabes que crecerán en Mandrágoras sin importar qué, así que son exorbitantemente caras y no puedo desperdiciarlas en algo así! ¡No me importa si tienes que enterrar todo excepto mi cabeza en la tierra, ¿pero no hay otra forma?!

—…

—…

—…

—Ah, sé a dónde está yendo esto… Van a usar la fuerza de la Señorita Sutriona para forzarme a hacerlo, ¿no es así? ¡Pero eso no va a funcionar esta vez! ¡¡Deeeeefensa!! ¿¿¿¡¡¡Deeeeefendlfhjald!!!???

 

Un grito femenino hizo eco por la montaña.

 

Sólo para estar a salvo, Beatrice tenía algodón en sus oídos en lugar de tapones para oídos, por lo que ella sólo sabía que algo había pasado por las ondas antinaturales formadas por la vibración del agua en la jarra de agua.

—Eso fue rápido.

Beatrice sacó el algodón de sus oídos y sacó su cabeza fuera de la casa de hojas.

—Sí, atacaron rápidamente.

Varias figuras pequeñas estaban caídas sobre sus espaldas en el jardín. Sostenían lo que parecían lascivas zanahorias con la punta partida en dos. Sin embargo, estos claramente no eran humanos. Eran casi la mitad del tamaño de Beatrice, estaban cubiertos en un pelaje de apariencia suave y tenían rostros de gato.

Podría haber sido un rasgo de su especie, pero todos estaban vistiendo pequeños trajes de sirvienta por alguna razón.

—Estos son Cat Sith. Son llamados hadas gato y no los ves muy frecuentemente.

La Sacerdotisa de Combate quien era sorprendentemente aficionada a las cosas lindas habló salvajemente.

—Pero eso es extraño… Se supone que viven en árboles en el bosque del sur, el cual es un lugar como con mangles, por lo que no los ves frecuentemente en esta zona…

Eran más o menos gatos que caminaban sobre sus patas traseras como humanos. Usaban herramientas con normalidad y estaban cargando lanzas primitivas echas al juntarle un fragmento puntiagudo de cerámica en el extremo del palo.

Armelina los presentó.

—Es la sal. El bosque del sur tiene una gran concentración de sal debido a unos cuantos geiseres que esparcen la Sal Diamante. Esa sal es en realidad más fuerte que una piedra común, así que hicieron sus casas y barcos de ella. …Y escuché que sus platillos signatura son cosas como vegetales en escabeche en sal o carne cocida en sal.

Entonces Sutriona se enfureció con ellos.

Ella se colgó del cuerpo gigante de Buu Buu como si estuviera montando sus hombros y ella envolvió sus brazos y piernas alrededor de su cara como si fuera un cojín redondo gigante. Ella supuestamente no vestía nada de ropa interior, pero eso no parecía importarle a ella.

—¿Ves? ¡No fui yo! ¡Buu Buu, ¿qué vas a hacer acerca de este fracaso?!

—Buu. Te daré algo de Té de Rocío después, así que, ¿podrías animarte?

—¿¡Luzco tanto así como un personaje vergonzoso hambriento!? ¡¡*Mordisco*, *mordisco*!!

—¡Au, au! ¡¡Me disculparé, así que por favor deja de comer mi cabeza!!

Mientras tanto, la chica de lentes quien había perdido todas sus plántulas de Mandrágora se había puesto completamente gris y se secó.

—Je, jejejeje. Por cierto, ¿qué vamos a hacer con estos Cat Sith?

—Realmente no quiero comerlos, —dijo Buu Buu. —No tienen mucha carne y no lucen sabrosos.

En ese mismo momento, los Cat Sith inestablemente pero frenéticamente se levantaron, tal vez a la mención de ser comidos. Pero el daño había dejado a los animales sirvientas de peluche demasiado débiles para huir.

—¡Oh, no! ¿¡Seremos comidos!? ¡¡No hay nada que podamos hacer contra un terriblemente cruel Orco Ibérico!!

—¡Por eso dije que esto era una mala idea! Este es el Dragon Eeater quien puede desayunarse a un Dragón. ¡¡Sólo seremos un pequeño bocadillo si nos atrapa!! ¡¡Como la cocina cacera de un chico!!

Los ladrones se volvieron feroces, pero Beatrice les sonrió.

Sí, cuando ella veía a un cachorrito, un gatito o algo más que actuaba como si merecieran amor por lo lindos que eran, ¡ella sólo podría hallarlos insolentes!

Por lo que la chica hizo una sugerencia sonriendo.

—No te preocupes, Buu Buu. Incluso si no tienen mucha carne, puedes incrementar el volumen y suntuosidad al cortarles sus estómagos y llenarlos con hongos y hierbas antes de cocinarlos. El fuego es mi especialidad, así que puedes dejarme eso a mí.

—¿¡Gnyaaah!?

—¿¡Gnyaaah!?

Las hadas gato colapsaron y a punto de orinarse encima, por lo que comenzaron formalmente a suplicar por sus vidas mientras temblaban del miedo. Repentinamente se hicieron más educados.

—P-pero no teníamos opción. Nunca habríamos visitado el bosque del Dragon Eater de otra manera. ¡Esta era la única manera en la que pudiéramos sobrevivir!

—No he escuchado nada sobre una falta de comida por aquí. ¿El bosque del sur está teniendo problemas?

—S-si sólo tuviéramos que comer y dormir como es normal, estaríamos bien, —dijo uno de los Cat Sith. —¡¡Pero las ofrendas al Break News nos ha dado una gran carga que tuvimos que comenzar una pelea con esos infames perros hada, los Cù Sìth!!

3

Ahora bien. Las cosas se volvieron complicadas.

Sonaba como una larga historia, por lo que todos regresaron a la casa de hojas donde, por alguna razón, encontraron un platillo cocinado de un Huevo de Avestruz de Cubo más grande que la cabeza de Beatrice. El huevo entero simplemente había sido envuelto en una gran hoja y después cocinado sobre una fogata.

Probablemente estaba destinado para agarrarse por todas partes mientras hablaban. Beatrice recordó que Sutriona había pedido algo “súper salvaje” después de cansarse de la comida de sus doncellas del santuario.

El huevo denso tenía un aroma dulce natural parecido al de la vainilla, pero su umami podría ser incrementado añadiendo un poco de sal de roca. Si era vaporizado, podría convertirse en un postre parecido a un pudin. Era bastante bueno, pero una chica tendría que tener algo de coraje para comer algo así de grande por su cuenta. Es por eso que Beatrice y las demás estaban emocionadas de tener la oportunidad de comerlo juntas.

Pero había una razón por la que podían hacer eso.

—¡Oh! ¡¡Si le hubiera preguntado a esa Hada que luego viene a esta casa, podría haber aclarado todas las sospechas contra mí inmediatamente!! Te maldigo, Meridiana. ¡¡Ella tiene que haber estado en algún lado cercano!!

—Esa chica del tamaño de una palma no se va a aparecer enfrente de personas. Lidiamos con ella un poco durante el asunto del Thousand Dragon, pero no es como si realmente hubiera superado su timidez.

Como Sutriona había dicho, una Hada del tamaño de una palma se había mudado a la casa de Buu Buu, y ella había sido salvada por Buu Buu cuando ella trató de sacrificarse a sí misma al Thousand Dragon de 1000 metros. La sangre de hada aparentemente puede intoxicar a un Dragón gigante, por lo que tenía un hábito de comerlas.

Pero dejando eso a un lado, Beatrice partió el huevo de postre, colocó las porciones en grandes hojas y dejó de hablar. Entonces todos se concentraron en un solo punto: las sirvientas Cat Sith quienes trataban de verse tan pequeñas como fuera posible.

—No tengo interés en su disputa, pero debo saber por qué entraron a mi territorio y causaron problemas aquí. Contéstenme, malditas gatas. Rehúsense y esta Break News les mostrará el infierno.

Sutriona sonaba especialmente disgustada (y sus ojos y nariz seguían rojos). Ella continuaba colgada de la cabeza gigante de Buu Buu, todavía sentada en los hombros de él y las gatas hada temblaron mientras respondían.

El problema era entre los Cat Sith y los Cù Sìth.

—Los gatos hada y los perros hada originalmente eran muy cercanos porque hay muchas similitudes entre nuestros hábitos y estilos de vida.

—¿Hm? ¿Es por eso que terminaron peleándose por el territorio y las tierras de alimento? —preguntó la Sacerdotisa de Combate mientras se sentaba groseramente de piernas cruzadas.

Pero los gatos negaron con una mano (¿o pata frontal?) frente de sus rostros.

—No, no es eso. De alguna manera, esto es un problema mucho más serio.

—La luna…o más bien, su creciente y menguante son increíblemente importantes para nosotros. Se relaciona a la creación de sal y también está directamente vinculado a nuestra vitalidad y energía, por lo que usamos la luna para programar cuando cazar y cuando acumular.

No tenía nada que ver con el problema en mano, pero Beatrice estaba fascinada de que llamaran a esa luz en el cielo nocturno “la luna”. Ya que usaban el mismo nombre, probablemente fueron los humanos quienes la nombraron.

Mientras tanto, Sutriona levantó una ceja.

—Ya veo.

—Y entonces el problema ocurrió.

Buu Buu y las humanas todavía no entendían, por lo que uno de los Cat Sith continuó.

—Uno de los Break News es una Vampira que controla libremente los eclipses lunares. Su nombre es Kallikantzaros.

Fue la obsesionada con las guías, Filinion la Bruja Blanca quien reaccionó.

—Am, esa es una Break News que sólo recientemente se confirmó estar activa, ¿cierto? La escala es desconocida, pero supuestamente ella usa un eclipse lunar y la atracción gravitacional de la luna para atraer la marea alta a la costa y producir enjambres de insectos y cangrejos…

—Técnicamente, ella estaba durmiendo en un viejo ataúd mohoso y sólo volvió a estar activa recientemente. —Sutriona suspiró. —Es lo mismo que un enjambre de insectos. Cualquier planta o animal afectado por la atracción gravitacional es influenciado por Kallilantzaros. Incluyendo los instintos como base en sus mentes. Los Cat Sith y Cù Sìth no son una excepción.

—¿Qué significa eso? —preguntó Buu Buu. —Realmente no lo entiendo.

—Quiere decir que ya sea que se sientan felices o tristes pueden ser manipulados por alguien más, Buu Buu.

Podían ver el problema ahora.

Pero eso significaría que los Cat Sith y Cù Sìth deberían unirse para desafiar a la Break News, así que, ¿por qué los gatos hada y los perros hada se pelearían entre sí?

—No somos batalla para la Break News.

—Por lo que los Cat Sith y Cù Sìth trabajaron en interés común al crear un altar de sal en el bosque del sur. Hicimos muchas ofrendas a Kallinkantzaros para que así que no causará un eclipse lunar.

La situación había cambiado.

El rostro de Beatrice se nubló mientras ella administraba la información en medio del aire en su colección de marcos y líneas.

—Pero los holgazanes Cù Sìth fracasaron en hacer sus ofrendas. ¡Y sin embargo nos prometimos en turnarnos en quien dejaría carne salada y frutas en escabeche en sal en el altar para evitar dejarle una carga muy pesada a cualquiera de nosotros!

—Por lo que Kallinkantzaros continuó su control del eclipse lunar y no recibimos descanso. ¡Si los Cù Sìth no cambian su forma de ser, estaremos atrapados en esto por siempre! ¡¡No queremos robar cosechas, pero no han forzado a hacerlo!!

Los gatos hada sirvientas estaban furiosos, pero era improbable que atacaran pronto el jardín de Buu Buu de nuevo. Una vez que Beatrice les dijo que eran libres de irse, se inclinaron y dejaron la casa de hojas.

Se llevaron sus lanzas con ellos.

Intentaban arreglar las cosas con los perros hadas Cù Sìth.

La primera en hablar fue la Reina Hada Sutriona.

—Ahora, ¿qué piensan?

—Esto es demasiado complicado para mí, —dijo Buu Buu.

—Creo que debió haber algo de daño causado por este eclipse lunar controlado por la vampira llamada Kallikantzaros. —Beatrice frotó su delgado mentón. —¿Pero un Break News realmente le importaría las personas debajo de él? Sé que el Thousand Dragon tenía un altar, ¿pero no le era imposible a ese dragón rey de mil metros hablar y nos los auto proclamados sacerdotes fueron machacados?

Así era que como se suponía se trabajaba con los Break News. Era raro de hablar con ellos como con Sutriona. Tanto en lenguaje y valores compartidos.

—En cuanto a mí, depende de mi territorio. Si Kallikantzaros causa problemas en mi territorio ahora que está despierta, la pondré a dormir de nuevo para siempre, pero de otra manera no moveré nada de esto. ¿Qué tal ustedes, humanas?

Beatrice, Filinion y Armelina intercambiaron miradas.

—Bueno, en cuanto a eso…

—No podemos observar a esos animales de peluche derramarse su sangre entre ellos y nos encantaría detenerlo, pero…

Era bastante simple de decir, pero esto significaría enfrentar a una de los Break News, las paradojas con alma, que se decía que habían nacido de un cierto ambiente mientras también producían ese ambiente. Era como alguien diciendo que detendría un tifón o una tormenta de arena.

Con su extraordinario cuerpo, Buu Buu había derrotado una vez al Thousand Dragon para salvar el Hada del tamaño de una palma de ser un sacrificio viviente, pero ni siquiera él podía derrotar a Sutriona, quien también reinaba como una Break News. Era desconocido donde caía en la jerarquía Kallikantzaros, pero sería suicidio para esas aventureras de máximo nivel el precipitarse sin un plan.

—Pelear es malo.

Buu Buu fue el único con al menos una ligera oportunidad de éxito.

—Pero lo mismo es verdad con Kallikantzaros. No ve por qué deberíamos tener permitido hacerla llorar sólo porque tiene mucho poder.

Esa era otra forma de justicia.

Él no sedería a sus emociones y justificaría la violencia. Otra que no fuera para vivir y comer, él no se permitiría utilizar la violencia. Ya fuera que él continuara su regla personal o torciera esa regla contenía un gran significado y un gran precio.

Beatrice, la Espadachina Santa lentamente suspiró.

—Si su categoría es Vampiro, ella probablemente entiende el lenguaje humano. Ya sea que vayamos a pelear o no, ¿por qué no empezamos al hablar con ella, Buu Buu? Podríamos ser capaces de hacerla detener los eclipses lunares sin tener que cruzar espadas.

—Bien. Estoy de acuerdo con eso, así que iré contigo, Beatrice.

—¿En serio? Siento que un Vampiro intentará activamente de atacar humanos.

Armelina sonaba molesta, pero la Bruja Blanca Filinion estiró su guía escrita en pergamino.

—¿Pero exactamente cómo se supone que contactemos a Kallikantzaros? Ella sólo recientemente continuó activa, así que no estoy segura del rango de esa actividad.

—Eso no debería de ser problema.

Esta podría ser una vieja conocida porque Sutriona rápidamente tomó el control.

Pero…

—Ella siempre ha sido terca sobre las cosas más raras. O podrían decir que ella tiene extraños hábitos, así que encontrarse con ella probablemente sería una verdadera molestia.

Ella concluyó con un comentario bastante siniestro.

4

Y así…

—…Tengo una pregunta.

Beatrice sonaba como si estuviera maldiciendo el mundo mientras caminaba uno de los caminos alejados de la posada del pueblo.

Era temprano en la tarde y algunas personas estaban cenando temprano, pero este grupo estaba caminando por un manglar oscuro.

Era una clase diferente de fantasía de la del bosque alrededor de la casa de hojas de Buu Buu.

Había agua de mar debajo de ellos y árboles de apariencia tropical por encima. Beatrice y los demás estaban caminando por un puente estrecho hecho de piedra blanquecina que parecía continuar por siempre cerca de un metro encima del agua. Incontables puentes se conectaban como una telaraña y su camino destellaba mientras se reflejaba por la luz de la luna.

La pálida luz provenía de los puentes y las ramas por encima. Además de los puentes blancos cruzando a un nivel alto, había muchos cubos blancos hermosos midiendo un metro o dos de alto.

Esas eran las casas de los Cat Sith y Cù Sìth. Esas creaturas eran artesanos de sal, quienes cortaban el Diamante de Sal endurecido alrededor de los geiseres para hacer sus casas, botes o lo que fuera. Los puentes en los que Beatrice y los demás estaban caminando habían sido construidos después de un largo periodo de tiempo.

Junto con el sonido de pequeñas olas, unas cuantas luces se estaban moviendo en la oscuridad, pero esto no era un fenómeno paranormal. En Grandnir, era común que las personas recogieran grandes flores blancas conocidas como Plantas Linterna, doblar su estambre para hacerlas brillar y llevarlas como linternas en la noche. La luz aparentemente había sido una manera de reunir insectos para llevarse su polen.

A pesar del paisaje de noche fantástico, Armelina estaba frotando su sien mientras lucía como si se hubiera despertado en la montaña con cólicos menstruales y ella le respondió a Beatrice.

—No lo digas. Todos pensamos que es ridículo.

—¿¡Por qué estás vistiendo trajes de baño!? ¿¡Por qué es el requerimiento para ver a Kallikantzaros!?

—¡Dije que no lo dijeras! ¿¡Cómo ella puede llamar a esto desarmado!? ¡¡Tiene que haber una mejor manera de sellar la Magia del tipo Porcentaje que toma forma de nuestras ropas!!

Mientras gritaban encima del puente del Diamante de Sal, las dos estaban equipadas con el Traje de Baño de Chicas, un objeto completamente innecesario para explorar el Laberinto. Específicamente, Beatrice vestía un bikini rojo con encaje translucido encima de él y Armelina vestía una pieza de traje de baño blanca modificada. …Sin embargo, este era un mundo alterno sin medios de crear productos petroquímicos, por lo que era dudoso que estos tuvieran defensas contra la transparencia cuando estuvieran húmedos.

Armelina hizo un gesto como si estuviera moviendo con la sien un par de lentes imaginarios.

—Supongo que no debería de sorprenderme que una espadachina prefiriera un bikini. ¿Y un traje para los pechos cuando no tienes pechos? ¿No tienes vergüenza?

—¿¡Qué-!?

—Y apuesto que añadiste ese encaje esponjoso encima del bikini para dar la ilusión de un volumen mayor.

—¡¡Tengo más que el promedio!! Y, Armelina, ¿no sientes que perdiste algo importante como ser humana ahora que no puedes ocultar tu pecho plaaano? Ojojojojojo.

—¿¡Ahh!? ¿¡Quieres pelear!?

—¡¡¡¡¡Tú fuiste la que inició una pelea conmigo!!!!!

Mientras tanto, Filinion (quien las tenía más enormes que todas) permaneció tranquila.

El Orco de 4 metros inclinó su cabeza, por lo que la chica de lentes tranquilamente comenzó a comentarlo.

—En la sociedad humana, tu categoría está determinada por el tamaño de tu pecho. Qué aburrido.

—¿En serio? ¡Entonces yo soy el que los tiene más grandes!

—Sí, así es. Ejejeje.

Mientras Filinion hablaba con Buu Buu, ella también observó las otras plantas y las cosas que lucían como cangrejos ermitaños fantasma creciendo de la superficie de los manglares.

—La Monja, quien hizo los trajes para nosotras, aparentemente es una experta en la Apreciación más que en la Mezcla. Muchos artesanos la conocen, por lo que ella le presenta muchos trabajos a las personas e incluso yo he usado eso para hacer un poco de dinero.

—¡Ridículo! Qué se joda esa Monja por vender artículos de Mezcla para entretenimiento. ¡¡Lo único bueno es que ella promete usar los Puntos de Experiencia llenos en los engranajes de los Artilugios para una reserva de emergencia!!

Armelina tenía vapor elevándose de su cabeza (y tenía su espalda en su mayoría desnuda), pero la chica de lentes se había recuperado bastante rápido de perder sus plántulas de Mandrágora. Había una simple razón para eso:

—Buu. No puedo comer todos los vegetales en mi jardín, así que puedes tomar todos los que quieras.

Ese anunció había sido una feliz recompensa para una experta en la Mezcla. Beatrice y Armelina realmente no le habían visto valor a ello, pero había sido un tesoro para Filinion.

—Am, una cosa más. Este bosque del sur es un semillero para animales chupa sangre como garrapatas, pulgas, sanguijuelas, anguilas y murciélagos. Reaccionan a la Magia de humanos y atacan en grupo. Una teoría del por qué las casas de los Cat Sith son hechas del Diamante de Sal es porque mantiene alejados a los animales que chupan sangre. Por supuesto, este podría ser un mecanismo de defensa colocado por una Vampira que odia humanos y quien puede controlar la atracción gravitacional y por lo tanto manipulan los animales alrededor.

—Espera, chica de lentes quien en realidad no es tan lista.

—¡Beatrice, siento que no me has tratado con mucho respecto últimamente!

La chica de lentes con cabello esponjoso derramó unas cuantas lágrimas más saladas que el agua de mar, pero la Espadachina Santa sólo la fulminó con la mirada, con unos ojos muertos.

—Proclamas que no conseguiste esas tetas gigantes a propósito, pero definitivamente las estás luciendo ahora. ¿¡Y por qué elegiste un bikini con manchas de vaca, raza Holstein!? ¡¡Incluso las medias a la rodilla tienen manchas de vaca!!

—¡E-este es el único de mi tamaño, por lo que no tenía opción! Maldigo a esa Monja… ¡Me habría encantado tener su rango de elección! ¡¡Estoy tan celosa!!

—¿¡Oh!? ¡¡Entonces cortemos esas cosas y cocinémoslas como yakiniku!!

—¿¡Oh!? ¡¡Entonces cortemos esas cosas y cocinémoslas como yakiniku!!

Debido a eso, la Espadachina Santa no pudo invocar su mapa como era normal. Esto tenía que haberla hecho incomoda porque ocasionalmente se agitaría y ya fuera que jugara con los nudos del bikini o ajustara la parte inferior.

Solamente Buu Buu les dio una mirada confundida mientras el puente de sal crujía (en una cantidad preocupante) debajo de él.

—Buu… Realmente no entiendo qué es un traje de baño. ¿Por qué yo estoy bien así?

—B-bueno, tú no puedes usar Magia, por lo que no necesitas un traje de baño para probar que estás desarmado.

Sin mencionar que él siempre vestía un taparrabo y nada más, por lo que la Espadachina Santa le dio una sonrisa madura. Ella no quería imaginar a ese cuerpo de 4 metros vistiendo un bikini o un traje de baño de una pieza.

(Aunque él es realmente lindo en el interior.)

Incluso ahora, Buu Buu estaba sosteniendo la flor brillante de la Planta Linterna para iluminar el oscuro mangle. Una mirada más cercana mostraba que sus enormes y redondos hombros estaban temblando.

—Buu Buu, ¿todavía le tienes miedo a los fantasmas?

—Todos los fantasmas son muy aterradores, me dan miedo. Desearía que todos pudieran sonreír más.

—Creo que todos esos fantasmas son hierbas porque no pueden descansar en paz.

Con un bip mecánico, una luz roja apareció más allá de los árboles y la superficie del océano.

Buu Buu saltó directamente (y casi rompió el puente cuando aterrizó).

—¿¡*Chillido*!? ¡Algo acaba de brillar!

—Alguien en la tierra fracaso en su Registro. Obtuvimos una advertencia. Eso pasa cuando la señal de tu Smartphone es interrumpida cuando estás esperando la aprobación. El registro de errores detallado llenará todos los lugares vacíos, por lo que es una enorme molestia.

—Ya que se está oscureciendo, quizá sería mejor dormir.

Mientras discutían eso, la Sacerdotisa de Combate Armelina descansó su bastón de metal Arma Brillante sobre sus hombros.

—Pero si ella quiere desarmarnos, ¿no sería más rápido quitarnos estos?

—Las Armas Brillantes son como nuestra esperanza de vida, así que nadie estaría de acuerdo con eso. Las negociaciones son acerca de hallar un compromiso. Como sea, no podemos usar nuestra Magia del estilo Comando sin que vaya de la mano con la del estilo de Parámetros. Estamos desarmadas y casi igual que humanas normales, así que necesitamos ser cuidadosas.

—Es por eso que estoy aliviada de tener esta masa de fuerza física pura tan cerca. Estamos contra una Break News y podríamos en realidad no ser capaz de derrotarla, pero podríamos tener una buena apertura para escapar.

Y mientras decían eso, la Bruja Blanca en el demente bikini con impresiones de manchas de vaca sacudió la campana de vaca alrededor de su cuello mientras se frotaba contra el cuerpo gigante de Buu Buu.

—Sí, necesitamos a Buu Buu para protegernos justo ahora. ¡Sí! ¡¡Finalmente tenemos una oportunidad realista para la situación ideal para un curador, lo cual es cómo debería haber sido en primer lugar!!

—¡Ah! ¡¡Espera, vaca!! ¡¡No te cuelgues de Buu Buu vestida así!!

Mientras tanto, Buu Buu inclinó su cabeza sobre el puente como si no hubiera entendido su situación aquí.

—¿Buu?

—Un perfecto escudo de piel. Una vanguardia de un solo hombre. Y permanezco ilesa incluso si sólo soy una carga. ¡Todo al respecto es perfecto! ¡Es como un sueño! ¡¡Te dejaré todo a ti, Buu Buu!!

—¡¡Dije que te alejes de Buu Buu!!

En su traje de baño blanco que parecía un lujoso vestido, Armelina escuchó la campana de vaca y calmadamente observó la situación.

La Bruja Blanca se estaba colgando del Orco Ibérico y sacudiendo su cabeza de aquí para allá, pero Armelina descubrió que se tropezó un poco después de experimentar el intenso olor bestial desde tan cerca.

—No me gusta pelear, pero haré lo que pueda para protegerlas a todos de las peleas. Los humanos no tienen pelaje y sus pieles son suaves, así que sean cuidadosas.

—¡Así es, así es! ¡No necesitas a una loca que sólo piensa en atacar para la vanguardia! ¡¡Quiero a alguien que se concentre en la defensa!! ¡Kyah! Buu Buu, eres simplemente perfecto☆

—…

—Y puedes seguir dándome más de esos materiales de Mezcla raros que todos esos ancianos supuestamente intelectuales en la posada del pueblo dicen que eran imposibles de cultivar. Simplemente… ¡No tengo palabras! ¡Sólo tengo que permanecer a tu lado y no tendré que preocuparme sobre las batallas o procurar materiales! ¡¡Es un sueño hecho realidad!!

—…………………………………………………………………………………………………….

Ella definitivamente va a ser convertida en yakiniku, carne molida o rostizada, una de esas cosas, pensó Armelina con una mirada distante en sus ojos. Si el puente se rompe, puedo saltar a un árbol cercano, ¿pero qué pasaría si el mangle entero se incendia?

Mitad preocupada y mitad emocionada, ella una vez más se dio la vuelta hacía Beatrice.

La Espadachina Santa Beatrice estaba mordiendo sus labios y temblando.

Pero lo que pasó después fue verdaderamente inesperado.

—*Esnifar*…*hic*…

Fue Armelina en la audiencia quien lo notó primero.

—¿¡Está llorando!? ¿¡Se está derrumbando en vez de explotar!?

booboo_v02_053

—¿Buu? ¿Qué pasa, Beatrice? ¿Tú estómago te duele?

Ella no debería querer que el Orco de 4 metros la viera llorar porque Beatrice cubrió su rostro con sus manos y se acurrucó. Pero en lugar de reducir la confusión, ella gritó en respuesta con una respuesta incompleta.

—¡¡Es tu culpa, Buu Buu!!

—¿¡*Chillido*!? Beatrice, no quiero verte llorar. ¡Si hice algo mal, lo arreglaré, así que dime qué es!

—¡Es porque…! ¡¡Es porque tú…!!

Ella trató de decir que él tenía Filinion, en Traje de Baño de Vaca, colgada de él en éxtasis (al hallar el tipo de posición que ella siempre había querido), pero ya que eso significaría que perdería ante sus emociones, su orgullo no le permitiría decirlo. Si ella hubiera usado sus marcos y líneas para poner la información en orden, podría haberla destruido mentalmente.

Armelina comentó aturdida.

—Saben, podría haber jurado que casi de seguro estábamos en una misión mortal para visitar a una Break News mientras estamos desarmadas…

La imagen a su alrededor era en su mayoría caos.

Después de mirar de aquí para allá entre los rostros de Buu Buu y Filinion, pateó la rodilla del denso Buu Buu con una patada baja, y sollozando, la miembro representativa de los aventureros al máximo nivel al final se encontró a sí misma en la espalda de Buu Buu.

No, en lugar de montar su espalda, ella montó sus hombros mientras usaba su cabeza gigante de cerdo como un cojín. ¡Después de todo, su espalda era demasiado grande para envolver las piernas de ella!

El nivel de inteligencia de ella era el mismo que Sutriona.

Después de calmarse un poco, Filinion preguntó otra cosa.

—Am, ¿hay alguna clase de regla que diga que cualquier chica llorando en Grandnir se pegará a la cabeza de Buu Buu? ¿Así que eso eventualmente nos va a pasar a nosotras?

Beatrice estaba en una posición bastante peligrosa (y ella se dio cuenta que usar la cabeza de él como un cojín redondo presionaba varias partes de su cuerpo contra él y estaba descansando sus pechos encima de su cabeza), pero ella ignoró el cómo su cabeza casi golpeaba el túnel ocasional de árboles mientras ella apuntaba a Filinion y Armelina en el suelo.

—¡Nueva regla! No se pueden colgar de Buu Buu cuando tienes menos del 50% de tu piel expuesta. ¿¡Entendido!?

—¿¡Eh!? ¿¡Por qué soy parte de esto también!?

—¡Buu Buu, no me vayas a engañar! ¡¡Y me refiero a eso en más de una manera!!

—Ni siquiera sé qué significa engañarte, así que, ¿qué se suponga que diga?

—¡¡No necesitas saber eso!! ¡¡Wahhh!!

—Beatrice, siento que eras más madura antes. Tú no eras una llorona.

Buu Buu caminó hacia adelante mientras inclinaba su cabeza.

Mientras Filinion y Armelina le seguían en sus trajes de baño, ellas finalmente hablaron.

—Siento que me estoy cansando más rápido de lo usual.

—Oh, tu fuerza física probablemente cayó sin el tipo Porcentaje reforzándola. Piénsalo. Normalmente no irías a un viaje en sandalias o mulas, ¿o sí?

—¡Aun así no les dejaré montar a Buu Buu! ¡¡Nunca lo permitiré!!

Nadie estaba esperando eso, pero ella aun así remarcó el punto.

—?

El túnel de árboles por encima comenzó a sacudirse adelante.

Algunas pequeñas figuras estaban cayendo. Eran la mitad de altos que un humano, lucían como perros y gatos bípedos y podían claramente hablar.

Eran los gatos hada Cat Sith y los perros hada Cù Sìth.

Las gatitas estaban vestidas como sirvientas y los cachorros estaban vestidos como mayordomos.

Estaban ladrando y maullando mientras ágilmente rodaban por el puente blanco, pero claramente se estaban aferrando entre sí. Además, ellos no estaban ilesos. Las navajas eran sólo fragmentos afilados de Diamante de Sal adjuntos a los palos, pero los Cat Sith tenían lanzas y los Cù Sìth tenían hachas.

No eran refinados, pero eso sólo haría que la herida y el dolor duraran más.

—¡Debemos arreglar esto! Cobardes dejaron de dar sus donaciones para darse a ustedes un mejor futuro. ¿¡Creen que, ustedes bolas de inmortales, tienen alguna esperanza de victoria en esto!?

—Son estupideces. ¿La carga de nuestras ofrendas a la Break News eran 50/50? Nos forzaron eso a nosotros sin siquiera pensar en nuestras situaciones comparativas, pero cuando ignoramos eso, ¿piensan que tienen el derecho de atacarnos? No me hagan reír. ¡No tenemos razón de comprometernos y les enseñaremos de primera mano lo que se merecen!

Buu Buu y los demás no tuvieron tiempo de hablarles.

Mientras el pequeño y redondo grupo saltaba a los árboles y hacían un revuelo los puentes altos, los sonidos del forcejeó se apagó a la distancia.

Pero algo permaneció.

Eran gotas rojas visibles aquí y allá sobre el puente blanco sobre el océano.

—Esto ha ido más allá de una broma. Los Cat Sith y Cù Sìth lentamente han perdido el control y han ido a más allá de una simple escaramuza.

—Buu. ¿Deberíamos perseguirlos para detenerlos?

—Si tratamos de detener cada pequeña pelea, nunca veríamos el fin de ello. Y si nos subimos a las ramas, probablemente se romperían. Sin mencionar que volverían a hacer cuando no estuviéramos viendo incluso si los detenemos. Si vamos a detener esto, necesitamos cortar la fuente de su miedo y confusión.

Buu Buu miró preocupado al bosque y entonces comenzó a caminar hacia su destino una vez más.

Estaban en camino a Kallikantzaros, la Vampira quien controlaba los eclipses lunares.

5

La luna brilló sobre la playa.

Estaban en un punto de tierra que estaba adherido al bosque del sur de Grandnir. El agua de mar cubriendo el mangle parecía evitar esta playa en una forma de Y. Arena blanca fina cubría la costa y un barco gigante de madera estaba encallado como una ballena encallada. El barco fantasma había sido abandonado por mucho tiempo que estaba dañado y cayéndose pedazos. Las palabras el Siguiente Viajero estaban a punto de desvanecerse de un costado del barco.

—Escuché que eso es lo único que queda de un proyecto destinado a encontrar otra tierra más allá del océano, —dijo la Bruja Blanca Filinion en Traje de Bikini de Vaca mientras miraba al barco desde abajo.

Ellos habían arrojado las Plantas Linternas después de llegar a la playa. No importaba lo que pasara, dar su posición al llevar una luz no era el mejor plan.

—Eso fue antes de que hubiera sido probado medicamente que las ligeras diferencias en la rotación, gravedad y atmósfera de Grandnir causan cambios definitivos a la mente y cuerpo de cualquiera que se quede aquí por largos periodos de tiempo. Las dos mil personas que imprudentemente construyeron el barco y zarparon se desvanecieron, pero el barco vació regresó a la playa.

—Ya veo. Esa es la historia perfecta para la base de un Vampiro.

Armelina forzó un tono desafiante en su voz mientras vestía su lujoso vestido de traje de baño.

Buu Buu parecía preocupado mientras miraba la forma negra podrida. ¿Eso era debido a la Break News de ahí, o debido a la historia de fantasmas?

Supuestamente era un recipiente para búsqueda en el mar, pero lucía como un clíper con una vela gigante. O quizá como un crucero de una era antigua. Esto era porque estaba cargado con muchos lugares de entretenimiento para mantener la salud mental de las 2000 personas viviendo en él por un largo periodo. Desde su perspectiva del exterior, podían ver lo que parecían sombrillas salir de la cubierta. El barco podrido ya no podía zarpar hacía el mar, por lo que se había convertido en una mansión encantada lo bastante grande para fácilmente realizar una fiesta de baile.

—Ahora bien.

Después de finalmente calmarse, Beatrice descendió de Buu Buu en su bikini rojo con encaje esponjoso. Ella frotó su nariz, todavía roja y abrió su boca.

—¿Por dónde entramos? Bueno, si tenemos que subir el muro, supongo que podemos hacer eso.

—Puedes hacer comentarios anormales de musculosos si quieres, pero no olvides que no tenemos equipo y por lo tanto no Parámetros de apoyo. No quieres actuar toda presumida y después caer en tu culo, ¿o sí?

Después de revisar los alrededores, encontraron una pasarela de embarque bajada en un costado. El ama del barco no lo había preparado específicamente para ellos porque parecía haber estado abandonado ahí con el barco. Estaba podrido y parecía tener problemas bajo el peso de Buu Buu, pero él afortunadamente no lo rompió.

Encontraron una gran piscina en la cubierta. Incluso tenía agua en ella. Ni la suciedad más pequeña resaltaría a la luz de la luna, pero estaba mucho más limpio de lo que Beatrice y los demás habían esperado.

—¿Dónde está Kallikantzaros?

—Agh. Dos mil personas es más que un hotel resort elevado, ¿cierto? ¿Cuántos días nos tomaría revisar hasta la última de estas habitaciones? Y podríamos hallar un Break News en cada esquina. ¿No es esto más letal que una visita promedio al Laberinto?

Pero mientras ellas discutían eso, el suelo repentinamente se sacudió. No, el barco lo hizo.

—¿Qué-? ¡Wah! ¿¡Espera!?

—¡¡Kyah!! ¡¡N-no hay nada del cual agarrarse!!

El agua de la piscina se inclinó y fluyó como una inundación. La Espadachina Santa Beatrice, la Bruja Blanca Filinion y la Sacerdotisa de Combate Armelina rodaron por esa empinada pendiente de la cubierta y cayeron justo en la piscina. Sólo Buu Buu permanecía de pie gracias a sus poderosas piernas.

—¡*Toser*! ¡¡Ahp!!

Beatrice frenéticamente sacó su cabeza del agua sólo para tener otra gran oleada golpeándola en la cara.

El barco gigante se sacudió de nuevo y se inclinó de vuelta a su ángulo original.

—¿Supuestamente eso fue para arrojarnos a la piscina?

—Esto no es bueno. ¡¡Esto está agarrando nuestras piernas para hacernos lentas!!

Beatrice y las otras dos se habían cambiado en trajes de baño, por lo que no tenían ninguno de los otros Parámetros de apoyo en sus ropas dadas forma por Magia. No eran diferentes a personas normales caminando entre los edificios grises en la Tierra. Y ahora ellas estaban atrapadas en el agua. Estarían en verdaderos problemas si Kallikantzaros se especializaba en proyectiles como flechas o jabalinas. Incluso si trataban de esquivar, ellas no escaparían de ser golpeadas.

Ellas naturalmente miraron hacía el mástil y el mirador cerca de la cima, pero…

—No teman, hijas del hombre. Su sangre no es de mi agrado.

Se congelaron por la voz de una chica que resonó como una pequeña campana.

Provenía justo al lado de Buu Buu.

Buu Buu parecía incapaz de moverse.

Incluso él no podía mover un dedo y eso le decía a Beatrice qué tan anormal era esto.

El ama del barco había aparecido en algún punto.

¿Pero cómo?

Ella era de hecho uno de los Break News. La atmósfera previa fue completamente desarraigada por su apariencia y todas las reglas fueron sobrescritas con ella en el centro. Se sentía como si ya no pudieran confiar en lo que funcionaba bien en el pasado. Era como si las más básicas definiciones hubieran sido sobrescritas por esta abrumadora presencia.

La chica apareció el carmesí en la oscuridad. A pesar de estar sobre un crucero al lado de la playa, ella vestía lo que parecía ser un negligé ligero de color rojo. Un bikini negro se mostraba a través debajo de eso. Pelusas verdes y blancas estaban añadidas en algunos puntos y ella tenía una gorra de noche puntiaguda, por lo que parecía mucho como un traje de Santa Claus con una falda. Ella tenía un cabello rubio rojizo largo y las puntas se rizaban hacía adentro, por lo que su gran volumen lucía como un triángulo amplio esparcido. Sus flecos estaban cortados en una línea perfectamente recta y ella parecía ser más baja que Beatrice por una cabeza.

Pero después de conocer a la Reina Hada Sutriona, ellos sabían que no podían confiar en su apariencia.

De hecho…

(Ella me recuerda mucho a Sutriona. ¿¿¿Hay alguna clase de conexión entre ellas???)

Pero había una mayor diferencia con esta chica, cuyos dedos enguantados jugaban con un muñeco de peluche de un puerquito.

Sus pechos en sí eran bastante enormes.

—(¿¡Aah!? ¿Pierdo ante ella…?)

—(No es que el que yo le gane me haga exactamente feliz.)

—(¡Ni siquiera estaba esperando una competencia! ¡¡Maldición!!)

Las chicas en el agua tuvieran sus propias reacciones.

Mientras tanto, el Orco de 4 metros habló a pesar de que él no podía moverse.

—*Chillido*… Estamos aquí para hablar contigo.

—No me molesta. Parece que las humanas en realidad siguieron el código de vestimenta y no soy de bajo temperamento que arrojaría a invitados quienes han sido respetuosos y educados. Además, nunca les habría permitido subir de otra manera. Como la Vampira que controla los eclipses lunares, podría usar la atracción gravitacional de la luna para atraer una ola extraordinariamente gigante para cubrir todo Grandnir o podría cubrir la tierra con un enjambre gigante de cangrejos o insectos.

Podría ser por eso que Kallikantzaros usaba el barco podrido como su fortaleza. Si ella daba todo de sí, la isla entera sería borrada del mapa. Todo excepto el barco boyante sería llevado por el agua y se hundiría en el fondo del océano, por lo que ella había elegido permanecer en el aparentemente inconveniente barco en tierra.

Esa era la escala a la cual pensaba la Break News.

La maravillosa Vampira rio y les susurró.

—Pero ha pasado mucho tiempo desde que vi una poderosa fuerza de vida. Casi se siente nostálgico.

—?

—Dije que la sangre humana no es de mi agrado, ¿no es así? Sentía que me desmayaba cuando escuché que la villa entera de Orcos Ibéricos fue eliminada. Verán, soy una Vampira que sólo puede crear subordinados. Podría no ser mucho, pero soy muy afortunada de encontrar a esta apropiada línea de sangre.

—!!!!!! ¡¡Buu Buu, huye!!

Beatrice en Bikini Rojo frenéticamente le gritó, pero ella no podía usar ni una sola Magia del estilo Comando justo ahora. La piscina del agua parecía agarrarla, por lo que ella ni siquiera podía subir a la cubierta.

Pero sorprendentemente, Kallikantzaros no hizo nada más.

Ella ni clavó sus colmillos o siquiera le puso un dedo encima a Buu Buu. En su lugar, ella simplemente les dio una sonrisa encantadora.

—No te preocupes. No lo devoraré inmediatamente. Este podría ser el último y no quiero ser la que los lleve a la extinción. Mi esperanza de vida es larga, por lo que la elección correcta sería esperar un siglo o dos y volver a cazar una vez que sus números se hayan recuperado.

No importa lo que pasara, ella no era amigable y este lugar no era seguro.

Este era una amenaza más pura que el Thousand Dragon o Sutriona.

—No hay necesidad de estar tan tensas, humanas. —La voz de la Vampira era calmada. —De hecho, la situación actual está de su lado. Esencialmente se están escondiendo detrás del rehén más efectivo que podrían esperar. Así que relájense y díganme lo que quieren.

—…

Ella estaba tratando a Buu Buu como un frágil rehén.

Sólo eso era suficiente para que Beatrice se sintiera mareada.

Mientras tanto, Kallikantzaros era arrogante. Ella ignoró el espécimen de una especie cerca de la extinción y caminó hacía una de las sombrillas en la cubierta.

Ella se arrojó a sí misma en una silla de playa, colocó el cerdito de peluche sobre su estómago y cruzó sus piernas.

—Pero, humanas, deben permanecer en la piscina mientras se relajan. Si suben a la cubierta antes de que me vaya, lo veré como un acto hostil y lanzaré un ataque sin piedad.

—?

La Espadachina Santa Beatrice no podía ver la lógica de esa petición, así que ella habló su confusión.

—¿Porque tus campos de especialidad son la manipulación gravitacional y el agua?

—Es más simple que eso.

Kallikantzaros estrechó sus ojos un poco mientras se recostaba en la silla de playa mientras vestía su ropa de dormir.

Sólo sus ojos no estaban sonriendo.

—No subestimaré a los humanos. Estoy al tanto que tienen una larga historia de pensar medios de asesinato y destrucción de “seres como nosotros”. La mayoría de ellos son una tontería, pero hay verdaderamente métodos problemáticos entre ellos. Así que la mejor manera de lidiar con humanos es evitar que se muevan y remover cada carta del triunfo en sus manos.

¿Ella se refería a cazadores de vampiros?

Estaba poco claro qué tanta verdad había en algo de eso, pero era difícil de probar que los vampiros mencionados por esos supuestos cazadores eran de la misma raza a esta en Grandnir. Beatrice no esperaría ver algún cambio en Kallikantzaros si alguien sostenía ajo ante ella.

—Buu.

Entonces Buu Buu habló mientras veía a su depredadora natural.

—No entiendo las cosas complicadas, ¿pero estás diciendo que nos vas a escuchar?

—Les permitiré hablar. Así que adelante.

—De acuerdo.

Buu Buu asintió una vez y comenzó su explicación.

Él explicó cómo su poder para controlar eclipses lunares estaba enloqueciendo las emociones de los Cat Sith y Cù Sìth y cómo eso estaba causándoles problemas.

Él explicó cómo ellos habían creado un altar para ella y habían tratado de calmarla al tomar turnos para hacer ofrendas, pero la carga de esas ofrendas había conducido al conflicto.

Él explicó cómo el conflicto había ido más allá de simples peleas y había un temor de que pasaría al punto sin retorno dentro de poco.

—Hmm.

Después de escuchar todo eso, Kallikantzaros inclinó su cabeza como si no fuera de su conveniencia.

Buu Buu sacudió sus manos.

—Si reduces la cantidad de carne y vegetales, los Cat Sith y Cù Sìth no tendrían muchos problemas en preparar todo y no deberían estar muy preocupados por ello. ¿No puedes hacer algo?

—O podrías dejar de manipular tanto las atracciones gravitacionales… —añadió Beatrice desde el centro del reflejó de la luna llena en el agua.

Pero…

—No sé nada sobre eso.

—¿Hm?

—Nunca había escuchado de este altar que los Cat Sith y Cù Sìth supuestamente han construido.

—¿¡Qué!? E-espera un segundo. ¿¡Entonces por qué están peleando los cachorritos y gatitos!?

La Sacerdotisa de Combate Armelina no pudo contenerse, pero la Vampira roja ondeó una mano molesta.

—Entiendo por qué podrían querer hacer peticiones a una paradoja con alma, ¿pero no es terriblemente engreído pensar que pueden tener 100% control sobre mí, humanas?

—…

—No tengo ideas de cuántos santuarios y altares hay para venerarme o pedirme cosas a mí. No tengo interés en ellas y no estoy obligada a escucharlas. Rechazó todas las ofrendas y oraciones en un principio general. Por lo que no estoy involucrada en este conflicto entre los Cat Sith y Cù Sìth.

La Bruja Blanca Filinion en Bikini de Vaca y la Sacerdotisa de Combate Armelina en Traje de Baño de Vestido Blanco Lujoso intercambiaron una mirada en la piscina en la luz de la luna.

—¿Estás diciendo lo que creo que estás diciendo? ¿Los Cat Sith y Cù Sìth solo piensan que están ofreciendo estas cosas a un Break News?

—Esto podría ser malo si ese altar está dentro del bosque. Aves y animales salvajes podrían estar robando todas las ofrendas.

En su silla de playa, Kallikantzaros no parecía motivada a tener una emoción positiva o negativa.

Ella en verdad no estaba interesada.

—Pero si hablas con ellas, creo que esos gatos y perros dejarán de pelear.

—¿Por qué haría eso?

—¡Porque tú estás causando todo esto en primer lugar!

Beatrice en Bikini Rojo parecía como si tuviera una ligera jaqueca, pero la Vampira estaba completamente imperturbable.

—Entonces diles tú que no cambiaré para encajar sus necesidades. Diles que deben cambiar para encajar mis necesidades. Soy una paradoja, así que no hay espacio para argumentos lógicos. Además, sospecho que sólo están culpando la luna por todas sus emociones negativas.

Ellos estaban en un punto muerto.

Kallikantzaros no tenía interés en unas creaturas que nunca había visto. Y para una Break News quien vivía sola en un barco fantasma, la categoría de extraños era una muy larga. Incluso cuando ella discutió la destrucción de la villa de Buu Buu, ella no había mostrado ninguna emoción en sí.

Pero mientras Beatrice pensaba en eso, las cosas dieron un giro inesperado.

—Y estoy haciendo esta elección por el bien de ustedes.

—¿Buu?

—Mira al cielo y entenderás. Los vientos han cambiado. Un Break News además de mí ha estado vagando por aquí últimamente, pero quizá esa es la razón para la pelea entre los Cat Sith y Cù Sìth. Si lo es, uno de ellos que no sea yo probablemente intervendrá pronto. Si me les uno ahora, tendremos una pelea entre paradojas en nuestras manos. ¿Un desierto interminable o una era de hielo les aterra más? Esas serían las elecciones en esa pelea, humana.

Incluso en la piscina, la Espadachina Santa Beatrice definitivamente sentía sus poros abrirse y sudor escapar.

Esto era malo. Cada uno de los Break News era extraordinario y no tenían igual, pero un enfrentamiento entre más de uno iría más allá de lo impredecible. La posada del pueblo podría ser destruida y la exploración del Laberinto podría ser severamente retrasado. De hecho, Grandnir en sí podría hundirse en el fondo del océano.

Entonces la Bruja Blanca en su traje de bikini con estampas de manchas de vaca habló vacilantemente con una opinión más optimista.

—¿Cuál Break News es? Oh, ¿podría ser la Señorita Sutriona?

Pero esa esperanza fue barrida.

Una paradoja con alma nunca estaría de su lado.

—No, es otro. ¿No les dije que entenderían si miraban al cielo?

6

Mientras tanto, la Reina de las Hadas Sutriona estaba de pie en una posición a más de 2000 metros de distancia del Siguiente Viajero en la oscura playa.

Sin embargo, esta distancia no era una que pudiera ser medida en el mapa.

Ella estaba en el cielo iluminado por la luna.

—Hmm, no parece que vaya a ser necesitada.

La chica con largo cabello plateado y un vestido de listón negro sostenía un telescopio plegable. Ella lo usaba como un pirata de una era más vieja, pero ella por supuesto que lo había comprado mientras pretendía ser una humana en la posada del pueblo.

El Hada del tamaño de una palma llamada Meridiana estaba volando cerca.

—¿Qué le pasó a Buu Buu y las demás? ¿Están bien?

—Dije que no sería necesitada.

Había unas cuantas diferentes razones por la que no había ido con el grupo de Buu Buu. Por ejemplo, si todos estaban en un lugar, nadie habría para rescatarlos si Kallikantzaros hacía un ataque sorpresa, por lo que podrían ser eliminados a la vez.

—¿Pero por qué se está escondiendo? ¿Realmente quería ir con ellos, Lady Sutriona?

—Hmph. No me molesta ayudarlos, pero no puedo hacerlos asumir que lo haré. Las almas humanas son muy fáciles de corromper, por lo que rápidamente se volverán dependientes de mí y dejarían de esforzarse. Sólo ayudarlos cuando verdaderamente es necesario es lo mejor.

—Fueeh. Realmente le importa Buu Buu, ¿cierto? Pensó mucho en esto.

—Trata de no decir nada innecesario.

Esa era otra de sus razones.

—…Pero la razón más fundamental es que simplemente no quiero verla.

—¿Quiere decir Kallikantzaros? Pareciera que es así.

—Odio cómo todos hacen asunciones en base a eso. Ella no es nada más que una amiga de la infancia del vecindario, pero ella insiste en actuar toda engreída. Y no dejes que esos pechos gigantes te engañen; yo soy la mayor.

Mientras discutían eso, una sombra apareció en la luz de la luna.

Las dos miraron incluso más hacía los cielos para ver una nube gigante cubriendo la luna llena. Pero esta no era una condición meteorológica normal. Debería haber sido una noche perfecta sin nubes, por lo que había una razón por la que estas gruesas nubes estaban ignorando esa presunción. Ahora, ¿qué ser en Grandnir podía invocar nubes de lluvia?

—L-L-Lady Sutriona…

Meridiana la Hada se puso pálida y su voz tembló.

Ella sintió miedo y agitación con una distintiva pisca de odio y disgusto.

Esto no era de sorprenderse cuando ella una vez tuvo su vida directamente atacada por este Break News.

Pero Sutriona estaba sin inmutarse.

Ella puso sus manos sobre sus esqueléticas caderas y esnifó.

—Ya veo. Así que eso es lo que está sucediendo.

—?

La chica de cabello plateado lucía un poco perpleja mientras miraba a las gruesas nubes.

—Este es un camino que todos debemos viajar, pero es uno extremadamente sin sentido, mi compañero paradoja más débil.

7

Kallikantzaros había dicho que las nubes estaban cambiando.

Buu Buu y las demás desembarcaron del barco en tierra. La Espadachina Santa Beatrice, la Bruja Blanca Filinion y la Sacerdotisa de Combate Armelina tomaron sus Armas Brillantes y recuperaron su Magia del tipo Porcentaje la cual formaba sus ropas. Esas aventurares de nivel máximo habían recuperado su fuerza de máximo nivel.

Ese era un poder humano que incluso una paradoja abrumadora se aseguró de no subestimar.

Ellos también comenzaron a notar el cambio. Era obvio una vez miraron al cielo nocturno.

—¿¡El Thousand Dragon!? —gritó la Espadachina Santa.

Ese gobernante de los dragones voladores midiendo más de 1000 metros de largo. Cuando ese Break News simplemente atravesó en medio del aire, crearía suficiente diferencia de presión en el aire para producir inmensas nubes de lluvia.

Volar a una baja altitud era suficiente para traer el desastre.

Un viento increíble barrió la zona entera con la suficiente fuerza para derribar los árboles de mangle.

Sobre la playa oscura, la chica de lentes nada atlética sostuvo su sombrero con una mano y preguntó algo mientras ya estaba sin aliento.

—¡¡Hyah!! ¿P-pero por qué regresó ahora? ¡¡No entiendo por qué interferiría en el problema de los Cat Sith y Cù Sìth!!

Se movieron de la playa al bosque. Mientras corrían por los puentes blancos que creaban ramificaciones por todo el lugar, los mangles estaban zumbando con energía como una colina de abejas siendo sacudida. Los pequeños residentes tenían sus manos ocupadas esquivando las gruesas ramas que se quebraron y cayeron. Pequeñas ollas y lámparas estaban cayendo por encima, pero eso podría haber sido para recuperar rápidamente sus posesiones de las casas blancas en forma de cubos. En los puentes de nivel superior, perros y gatos bípedos también estaban tirando armas hechas a mano, golpeando sus cabezas en ramas cercanas, y ya fuera cayendo en los puentes de sal o nadando de a perrito cruzando la superficie del océano.

Cuando Beatrice recogió a un Cat Sith en traje de sirvienta, la cual estaba sentada aturdida sobre el puente y preguntó qué estaba sucediendo, la gata hada sacudió su cabeza y respondió.

—¿¡Tienes que preguntar!? Está de regreso. El Thousand Dragon está de regreso. Dijo que no le gustaba que construyéramos un altar para alguien más mientras no estaba. ¡Y que no estaría satisfecho hasta que hiciéramos un altar incluso más hermoso como ofrenda!

—…

Las tres aventurares lucían perplejas y un Cù Sìth pasando en uniforme de mayordomo les habló.

—¿¡Qué están haciendo!? ¡Tienen que irse de aquí!

Un temblor parecido a un terremoto pasó por la tierra y pilares de agua las hizo temblar.

El Break News aparentemente hizo una floja vuelta en U y aterrizó en la costa en lugar del bosque.

—Escuchamos todo sobre el Thousand Dragon. Y si aterrizó, debe necesitar algo de la superficie. ¡Y eso significa un festín! ¡¡Esta monstruosa paradoja disfruta la intoxicación de devorar las Hadas las cuales son muy parecidas a nosotros…!!

Frenéticos ladridos y maullidos llenaron el bosque.

Era un pandemonio absoluto, pero Buu Buu y Beatrice tenían problemas entendiendo esto. La Espadachina Santa se estiró hacía uno de las flores rojas brillante que parecían de hibisco brillando directamente de los troncos de los arboles cercanos.

—Flores del Cielo Carmesí. Han estado muertos de hambre debido a las ofrendas, pero no parecen estar comiendo estas.

—Buu. Hacen que mi nariz sienta hormigueos, así que normalmente las evito.

—Pero la intoxicación del Thousand Dragon proviene del cambio dramático producido cuando la débil toxina de la Flor del Cielo Carmesí se mezcla con la sangre de Hada.

—Sí, pero, —la obsesionada con las guías, Filinion, habló vacilantemente. —Hay Hadas, gatos hada y perros hada. Es fácil verlos igual, pero en realidad son completamente diferentes. Incluso si los Cat Sith y Cù Sìth comen las Flores del Cielo Carmesí, no causaría ninguna clase de cambio dentro de ellos. De hecho, ya que no pueden procesarla y acumularla, creo que terminarían tan mareados como cualquier otro.

—¿Quieres decir que el Thousand Dragon no tiene razón directa para atacar a los Cat Sith y Cù Sìth?

—Buu, —gruñó el Orco Ibérico de 4 metros. —Sin importar qué, hice una promesa con el Thousand Dragon. Le dije que mantendría un ojo en él y que no le dejaría matar excepto para vivir o comer. Dudo que esté haciendo lo mismo de nuevo.

¿Entonces qué estaba sucediendo?

Encontraron una pista en los gatos hada y perros hada huyendo.

—¡Esto lo cambia todo! ¡¡No podemos preocuparnos ahora por Kallikantzaros!!

—Oh, —dijo Beatrice sin pensar.

Ella miró a las gruesas nubes cubriendo los cielos.

—¡¡No me digan que…!!

—¿Está tratando de resetear el problema al darles algo de qué temer incluso más que la Vampira? ¿Está usando un miedo incluso mayor para terminar el conflicto entre los Cat Sith y Cù Sìth?

—Bueno, supongo que toda guerra en la tierra terminaría si un ejército de alienígenas ataca mientras montan un meteorito gigante, ¿pero por qué el Thousand Dragon haría eso? ¡No veo por qué quería jugar el papel del chico malo así!

Si el Thousand Dragon tenía suficiente conexión para ellos por esto, los gatos hada y los perros hada no entrarían en pánico. Si se conocían entre sí, el Break News trataría de contactarlos en su lugar.

Pero eso no había pasado.

El Thousand Dragon estaba tratando de resolver este problema a pesar de no tener conexión con ellos.

Y se estaba poniendo en riesgo para hacer eso.

—…

Buu Buu guardó silencio.

Él miró silenciosamente al oscuro y espeso cielo nocturno.

A las nubes negras.

A las nubes de lluvia que un cierto ser había creado intencionalmente.

8

—¿Alguna vez has escuchado de alguien que desearía poder ser un héroe o proteger a alguien?

Sutriona sonaba exasperada mientras flotaba en el cielo nocturno. Meridiana, el Hada del tamaño de una palma parecía tener problemas de imaginarse a qué se refería ella.

—Eso no se trata de lo que gana ese dragón o si los conoce. Quiere salvar a alguien y no le importa a quién. Quiere ser esa clase de persona. Ningún otro deseo podría ser más juvenil.

—¿Quiere decir que el Thousand Dragon se siente así? Para ser honesta, realmente no lo entiendo. Eso no cambia el hecho de que ese dragón malvado nos comió a las Hadas por diversión y placer.

—Tienes razón sobre eso.

Pero la actitud de Sutriona permaneció sin cambios.

—De hecho, es exactamente eso lo que hace fácil caer en ese deseo heroico.

—?

—Esa clase de deseo heroico no pone mucho enfoque en ya sea si realmente terminas salvando a alguien o no. Quiero decir, es difícil sentir el peso de la vida de un extraño. Así que cuando tu corazón está deseando proteger a alguien, tiene que haber alguna otra razón, ¿cierto?

La Reina Hada exasperada lo pudo comprender todo.

Casi como si estuviera recordando agriamente cuando ella había pasado por el mismo camino.

—Es justo como el habitual modo de cortar las muñecas. Sientes el peso, sientes la culpa, te sientes inferior y quieres deshacerte de ese sufrimiento, pero tienes miedo de tener a otros criticándote cruelmente. Así que te hieres a ti mismo. Te hieres a ti mismo para sentir alivio. Te dices a ti mismo que claramente has sido castigado lo suficiente si estás sufriendo bastante.

—Pero… —El rostro de Meridiana se nubló. —Eso es completamente egoísta. No le da nada de pensar a cómo nosotros nos sentimos. Ese dragón sólo quiere liberarse a sí mismo, así que sólo está presumiendo de auto castigo equivocado. De hecho, suena a como si estuviera haciendo un muro invisible para robarnos el derecho de criticarlo.

—Exactamente. No importa qué tanto te hieras a ti mismo, esto no conducirá a absolverlo de sus crímenes. Y es cómico que piensa que puede hacerse la víctima. ¿Qué tan equivocado puede estar uno?

Incluso después de decir todo eso, la chica de cabello plateado rio.

—Entiendes todo eso, ¿cierto? Lo entiendes, pero lo sigues haciendo. Debilucho, de eso se trata esto, ¿no es así?

Era algo que Sutriona en sí había hecho.

Para proteger a Beatrice del Gremio llamado Elkiad, Buu Buu se había hecho enemigo de hasta el último de los humanos en la posada del pueblo. Y para borrar las emociones negativas concentradas en él, ella había enviado una amenaza incluso mayor.

Pero Sutriona tenía a las Hadas.

Su situación no había sido la misma que el actual proceso de auto destrucción del Thousand Dragon.

—…

Por un lado, el Thousand Dragon no estaba en un estado normal mental.

Había atacado periódicamente a las Hadas por la poderosa toxica en su sangre, por lo que el repentino final a eso había causado un cambio psicológico. Esto era como peligrosamente retirar los síntomas. Mientras el dragón sufría de varios dolores y alucinaciones, había apretado sus dientes y se quedó en la decisión de no devorar a las Hadas nunca más. Y mientras la presión interna crece y crece, finalmente hace erupción en una forma diferente. Eso probablemente había conducido a este deseo heroico de proteger. Y todo era un producto de la decisión del dragón de no clavar sus garras en las Hadas incluso si significaba partirse a sí mismo en pedazos.

El dragón no estaba pidiendo que lo entendieran.

No estaba presumiendo a extraños.

Así que siempre y cuando incluso una persona entendiera este forcejeo secreto, era suficiente.

—Y es por eso que no se detendrá. Esto no es sobre cuantas personas debe salvar. Probablemente ni siquiera está al tanto de ello, pero el verdadero enfoque es en qué tanto ha sido dañado. Nunca podría deshacerse de su culpa, así que cada vez que esa culpa suba de nuevo a la superficie, él desgastará su cuerpo para salvar todo alrededor. Esta es una batalla solitaria que nadie pidió y ni siquiera saciará su propio deseo.

9

Me odiaba a mí mismo.

Odiaba cómo hacía a todos odiarme.

Era muy grande y tenía mucha fuerza, pero no podía proteger nada. No importaba lo que hiciera, lastimaría a alguien. Destruiría todo alrededor de mí.

Odiaba todo eso.

Y pensé en renunciar.

No importaba qué tan difícil lo intentara, no podría nunca llegar a ningún resultado.

 

Comí las pequeñas Hadas y me entregué a la intoxicación temporal y placer que le seguía. Después de que se acabó, el desagrado y desesperación era tan grande que simplemente quería morir. Pero lo siguiente que supe fue que mi vida se sentiría vacía y me hallaría buscando Hadas una vez más.

Hice cosas horribles, quería disculparme. Pero no tenía el derecho.

Así que estaba honestamente feliz cuando ese Orco Ibérico me detuvo. Soy llamado un Break News y todos me temen, pero él me tacleó y me detuvo. Realmente derramé lágrimas cuando descubrí que había alguien así en Grandnir. Sólo deseaba que ese Orco Ibérico no hubiera sido tan perfecto. Si él hubiera cedido a su furia y me hubiera acabado, nada habría permanecido. Eso habría sido el final más feliz de todos.

En su lugar, fui dejado con esta culpan llenado mi estómago como plomo.

Mientras me retorcía de la agonía por la sensación de tener todos mis vasos sanguinos y nervios hinchados en mi cuerpo, tenía que encontrar algo que pudiera hacer.

No hay mucho que pueda hacer.

Incluso tan grande y fuerte como soy, no puedo traer a esas Hadas de nuevo a la vida.

Así que después de devorar tantas de ellas, yo al menos quiero salvar tantas de esas Hadas como pueda. Pueden ser 5 veces o más de 10 veces la cantidad, pero tienen que ser muchas. Eso no calmará la furia de nadie y no traerá de vuelta las vidas perdidas, pero no puedo ver ninguna razón para el que esté aquí si no hago eso. Es la única manera en que puedo excusar el hecho de que he sobrevivido. Podrían llamar a esto equivocado, decirme que es inútil y arrojar piedras, pero no me retractaré de esto.

Desgastaré mi cuerpo.

Y al hacerlo, los salvaré.

Fue mi inhabilidad para quitarme mi debilidad y blandura que condujo a tantas Hadas a ser sacrificadas. Fue porque no mostré piedad o misericordia. Así que mi camino de expiación debe ser igual.

Tiene que ser brutal por completo. Debo acabar ensangrentado a cada paso y sin embargo saber que nunca encontraré el perdón. Esta es la única manera correcta de pasar el resto de esta vida que se me dejó por error.

booboo_v02_082-083

 

Eso fue lo que pensé.

Realmente creí eso.

Y sin embargo…

 

Una figura se puso en el camino del malvado dragón.

Justo como en esa ocasión, el Orco Ibérico levantó un Arma Brillante que parecía un tronco o una viga de acero.

 

—¿¡Buu Buu…!?

Sin pensarlo, hablé con una voz fuera del rango audible para humanos.

Ese osado Orco Ibérico no dio ni un paso atrás. La manera en que nos veíamos desde el océano y la playa era como una repetición de lo de antes. Era como si él fuera a corregir algún error absoluto una vez más.

—Te lo dije.

El sólo oír su voz baja se sentía como ser cortado en dos por una espada.

—Te dije que te estaría vigilando. Dije que no había forma de evitarlo cuando era para vivir y comer. Pero también te dije no tomar vidas por cualquier otra razón.

—!!

—Así que estoy aquí para mantener mi promesa. Si no estás tratando la vida de alguien con el cuidado apropiado; incluso si es tu propia vida, no te perdonaré.

Traté de responder, pero no pude hallar las palabras.

Sólo podía sentir una sensación punzante.

Llenaba mi pecho.

Ante su abrumadora justicia, mi fingir auto-sacrificio era completamente inútil. No sería capaz de verdaderamente salvar a los Cat Sith y Cù Sìth. Sentía como si hubiera acabado de revelar mi lado patético que había escondido en el lodo.

Pero no podía dejar que me afectara.

Simplemente no podía aceptar la justicia y amabilidad de Buu Buu.

Me refería a ¿cómo podría vivir una vida apropiada? ¿Cómo podría pagar por todo lo que había hecho para después vivir en la luz del sol? Así que necesitaba ser castigado. Completamente castigado. Esa era la clase de dudoso y bajo corazón que tenía.

 

Pero encontré algo que incluso yo podría hacer.

Finalmente me encontré con ello.

Así que no perderé. No importa contra quien me enfrente.

Simplemente no puedo perder.

10

No hubo una señal de comienzo.

Sucedió en un instante.

Un sonido verdaderamente ensordecedor silenció incluso a las sirvientas Cat Sith y a los mayordomos Cù Sìth mientras iban maullando y ladrando.

Buu Buu levantó su pesada Arma Brillante que parecía un tronco o una viga de metal y el Thousand Dragon era un dragón gigante que medía 1000 metros de largo. Los dos se enfrentaron.

Los árboles del bosque fueron derribados mientras Buu Buu y el gobernante de los dragones voladores rodaban y se movían por el campo de batalla. Parecían estarse moviendo en un ring gigante, primero de la playa al bosque del sur y después del mangle a la playa y al océano. Incluso las sanguijuelas, murciélagos y otros animales chupa sangre huyeron.

—O-oye. ¿Esto va a estar bien?

La Sacerdotisa de Combate Armelina fue sorprendida. Buu Buu estaba peleando sólo contra el colosal dragón, el cual era el más obvio ejemplo de un Break News. La situación difícilmente podía haber sido más peligrosa, pero la idea de ayudar hacía a sus piernas temblar. Ella podría haber estado al nivel máximo y por lo tanto una de las humanas más fuertes, pero ese feroz ataque era como un cambio ambiental.

Ella había escuchado historias, pero verlo por su cuenta era algo completamente diferente.

La Bruja Blanca Filinion también tenía un ligero temblor en su voz.

—P-pero él derrotó al Thousand Dragon antes para salvar a Meridiana, ¿cierto? S-si ya sabemos cuál es más poderoso…

—…No estoy tan segura.

Ya que a ella le importaba mucho Buu Buu, Beatrice no se aferró a ese punto de vista optimista. Y ella tenía una razón real para su respuesta.

—El Thousand Dragon aprendió el amargo sabor de la derrota en esa batalla. Antes, pensó que podría siempre forzar su victoria con fuerza bruta nada más, pero ahora aprendió que hay batallas que no puede ganar sin ser un poco listo. Y ahora está ante Buu Buu de nuevo. En lugar de huir, quiere superar este obstáculo…o atravesarlo.

—Espera, quieres decir…

—La característica más importante del Thousand Dragon es su cuerpo gigante y la extraordinaria fuerza que le permite mover esa gran masa. Pero para ser honesta, es difícil de decir que Buu Buu gano máxima supremacía por encima de ese dragón gigante. Es de mil metros de largo. Si lo piensa, puede usar eso para algunas aterradoras estrategias en lugar de usar sólo fuerza bruta.

11

La Reina Hada Sutriona y Meridiana observaron desde el cielo nocturno.

El Hada del tamaño de una palma claramente estaba preocupada mientras miraba a Buu Buu y al Thousand Dragon producir enormes explosiones de arena mientras estaban a penas lo suficientemente lejos para no interferir con el barco en la tierra usado por la Vampira que controlaba los eclipses lunares.

—¡L-Lady Sutriona! ¿¡No puede ayudar a Buu Buu con su poder!?

—¿Estás segura que quieres que dos Break News se enfrenten? Y si fuera a hacer eso, esta es una mala ubicación. Si no lo guiará más hacía el océano, fácilmente podríamos hacer estallar la mitad de la isla. Y dudo que ese dragón sea dejado engañar tan fácilmente en este momento.

Mientras tanto, había movimiento en la superficie.

En una pelea directa, Buu Buu tenía la ventaja a pesar de ser mucho más pequeño. A diferencia de un insecto venenoso atacando a un humano, él ganaría con pura fuerza física. Era justo como una bala a unos cuantos milímetros abriendo un agujero en la frente de un humano. El atletismo de Buu Buu había llegado a un nivel más allá de lo extraordinario, pero el Thousand Dragon estaba bastante al tanto de eso después de su previa derrota. Y sin embargo estaba desafiando al Orco Ibérico. Eso quería decir que sabía alguna forma de volcar esa presunción.

El colosal dragón rugió.

Mandíbulas lo bastante grandes para atravesar un pequeño arrecife se acercaron a Buu Buu desde los cielos. La playa parecía estar bajo el ataque de un plesiosauro. Pero no alcanzó al Orco Ibérico. Él saltó con una aterradora fuerza en las piernas y plantó su pie en la cabeza que se acercaba del Thousand Dragon.

—¡Ah! —gritó Meridiana.

En la última batalla, Buu Buu se había subido a la cabeza del dragón y golpeó con su Arma Brillante al esqueleto para declarar la victoria.

Pero el Hada del tamaño de una palma no había levantado su voz porque ella estaba segura de la victoria de Buu Buu.

Sucedió un momento después.

El Thousand Dragon inmediatamente saltó hacía atrás como si realizara una voltereta hacía atrás.

Para reiterar, este dragón era de 1000 metros de largo.

Por lo que colocar a alguien en su boca y extender su cuerpo verticalmente, podía elevarlos a 1000 metros en el aire. Tomaría menos de un segundo y la diferencia de presión no era dirigida. Había fracasado en sostener a Buu Buu en su boca, pero tenerlo en su cabeza era similar.

Justo como girar un balde de agua alrededor en un círculo, la fuerza centrífuga le evitaría caer.

El movimiento de tal masa abrumadora agitó el cielo nocturno.

—¿¡Kyah!?

—Tch. ¡¡Siempre es algo!!

Sutriona uso ambas manos para sostener al Hada del tamaño de una palma que casi fue mandada a volar por el viento.

Pero no terminó ahí.

Esta era una voltereta hacía atrás.

Mientras estaba boca abajo, el Thousand Dragon se hundió de cabeza al agua del océano.

Queriendo decir…

—Esto no es bueno… ¿¡Está planeando arrastrar a Buu Buu 1000 metros debajo del océano!?

Un rugido explosivo le contestó.

A un kilómetro del mar, un increíble cráter de agua se esparció en todas direcciones como el golpe de un asteroide.

Rotando de una altitud de 1000 metros los llevaría 1000 metros debajo del océano. No era más que una voltereta hacía atrás para el Thousand Dragon, pero era muy diferente para Buu Buu. Sólo bajo de 4 metros parecía gigantesco desde la perspectiva humana, pero él no era tan sólido como un traje de buceo metálico el cual alejaba los efectos de la presión del agua.

E incluso si él podía soportar la presión, él seguía 1000 metros bajo el agua. Si el Thousand Dragon soltaba a Buu Buu, él no podía regresar a la superficie por su cuenta. Su respiración no aguantaría. E incluso si su feroz fuerza muscular le permitía vencer esa profundidad de un kilómetro en un corto periodo de tiempo, entonces el riesgo de enfermedad de descompresión sería un problema. La sangre fluyendo a través de sus venas fácilmente podría quebrarse.

Él estaba verdaderamente arrinconado.

Este era el amo de las inundaciones quien libremente producía nubes de lluvia y traía la destrucción y bendiciones de agua a Grandnir.

Y la celda de agua que ese dragón había creado había rodeado y tragado a Buu Buu.

—¡¡Buu Buu!! —gritó Meridiana. —¡¡Nooooooooooooo!!

Parecía como si una cantidad inimaginable de agua de mar explotara hacía arriba. El masivo pilar de agua se partió para revelar al dragón de 1000 metros, pero no había un Orco Ibérico con rostro de cerdo sobre su cabeza.

El vencedor era sólo uno.

No había señales de Buu Buu quien había sido arrastrado a las profundidades oscuras.

12

—No, —dijo la chica quien había observado a Buu Buu de cerca más que nadie. —No ha acabado aún.

13

Un cambió ocurrió.

Provino del Thousand Dragon quien aparentemente había ganado.

Su cabeza demasiado gigante se sacudió. Y entonces sus poderosas mandíbulas se abrieron con un crujido. El dragón no había hecho esto. Un gran poder estaba forzando a que se abrieran sus mandíbulas desde adentro.

¿Quién podría hacer eso?

La respuesta era obvia.

—Ya veo.

En una silla de playa al lado de la clase de piscina que uno esperaría de una línea de crucero lujoso, la Vampiro habló holgazanamente mientras acariciaba el juguete de cerdito recostado en su estómago.

Ella era Kallikantzaros, el ser que controlaba libremente los eclipses lunares y gobernaba la gravedad de ese satélite entero.

En lugar de una bebida tropical en la mesa de lado, ella tenía un contenedor de hojas hinchado al tamaño de una concha. El contenedor estaba hecho de reunir varias hierbas como un gusano, por lo que se colgaba de los aleros en la noche, el rocío de la mañana se coleccionaría adentro, mezclado con las hierbas y produciendo una bebida fría. Esa era una especialidad de Grandnir generalmente conocida como Te de Rocío, pero ella prefería la brisa del mar más que el rocío de la mañana.

—Debido a la diferencia de presión masiva creada por la elevación y profundidad debido a la insuficiente cantidad de oxígeno en tus pulmones, no deberías tener una forma de escapar, Buu Buu, pero una idea excelente se te ocurrió.

El arreglo de las hierbas que ella eligió proveía un sabor mucho más espeso que la sangre.

Era un lujo necesario para ella ya que ella no podía clavar sus colmillos en el cuello del Orco Ibérico.

Y había sólo una cosa que le preocuparía a una Vampira.

—Dentro del estómago del Thousand Dragon. El que use la presión del océano como arma no será aplastado por ella. La presión interna permanecerá sin cambios y un estómago así de grande permanecerá con suficiente oxígeno para que continúes respirando. Después de todo, tu oponente es un dragón de mil metros bendecido con huesos y músculos lo suficientemente poderosos para evitarle ser aplastado bajo su propio peso.

Esta era una oportunidad sólo permitida a aquellos que continuaban hacía adelante sin miedo.

¿Pero realmente podías hacer eso?

¿Realmente puedes escapar del peligro al elegir saltar a la garganta del dragón? Incluso si hacía sentido lógico, ¿podrías contener tus emociones…no, contener tu alma aterrada lo bastante para realmente hacerlo?

—Y no importa qué tan sólido sea el cuerpo del dragón, será frágil a un ataque desde adentro. Buu Buu fue bastante poderoso para meterse desde adentro. Ese impacto fue capaz de ignorar esas duras escamas y músculos, así que cuando golpee directamente los órganos del dragón, debe sentirse pesado en sí.

Mientras ella observaba, el Thousand Dragon se tambaleó a un costado.

Tan pronto Buu Buu saltó de esa cueva de boca, la consciencia del colosal dragón se escabulló y colapsó a su costado en el océano.

14

Beatrice y las demás sólo podían observar.

Incluso al nivel máximo, esto estaba más allá de lo que podían intervenir.

—¿Con esto…se acabó?

—Para nada. El Thousand Dragon sólo se estaba entrometiendo. La pelea de los Cat Sith y Cù Sìth tiene que ver con esa Vampira llamada Kallikantzaros. Ella prefiere permanecer sin involucrarse y no parece interesada en resolver esto, así que ¿no la pelea continuará una vez pase esta tormenta?

Esos eran los argumentos de Filinion y Armelina, pero Beatrice veía las cosas diferentemente.

—No estoy tan segura.

—?

Las otras dos lucían confundidas al principio, pero entonces parecieron entenderlo.

El oscuro mangle había sido gravemente dañado, con árboles derribados y puentes de Diamante de Sal rotos, pero los gatos hada y perros hada se estaban moviendo de aquí para allá. Sin embargo, de lo que estaban hablando había cambiado.

—…Parece que finalmente se acabó.

—Nueve vidas no son suficientes. Eso estuvo demasiado cerca…

—…Las batallas sí que son aterradoras.

—Pensé que ser fuerte era genial, pero no me di cuenta de qué tan aterrador te hacía lucir…

—…A quién le importa el asunto de las ofrendas. Si la alternativa es pelear, prefiero ser un poco paciente, comprometerme y continuar colocando ofrendas en el altar con ellos.

Y encima de todo eso…

—…Terminemos esto. Estaremos acabados si nos convertimos en monstruos como esos…

—…Terminemos esto. Estaremos acabados si nos convertimos en monstruos como esos…

Beatrice mordió su labio como si estuviera verdaderamente peleando para contenerse.

Ella quería decir que eso no era así. Ella quería decir que eso no era en lo más mínimo, algo podría haber estado mal y podrían haber elegido la violencia como su método, pero Buu Buu y el Thousand Dragon había tratado de ayudar a los Cat Sith y Cù Sìth. Pero ella no podía decir eso. Si su miedo a la fuerza se desvanecía, claramente buscarían sus armas una vez más.

—…Idiota.

Así que eso fue todo lo que ella dijo.

Para asegurarse de que nadie supiera a lo que se refería, ella sólo podía forzar ese pequeño fragmento de pensamiento.

15

Todos lo odiaban.

Todos le temían.

El último sobreviviente de los Orcos Ibéricos habló tranquilamente en el oscuro bosque.

Él y otra persona estaban caminando de regreso a su casa.

—Creo que de alguna manera entiendo cómo se sentía el Thousand Dragon.

—¿Buu Buu?

Beatrice le dio una mirada confundida mientras caminaba a su lado, por lo que él continuó.

—Si soy útil, las personas podrían confiar en mí. Si consigo que me digan “gracias”, podría ser capaz de permanecer aquí. Algunas veces así es cómo me siento. A pesar de que sé mientras más lo intento, más fracasaré y sólo haré que todos me teman.

—Eso no es verdad…

—Pero no puedes forzar esas palabras en las personas. No puedes pensar que tienes el derecho a escuchar esas palabras. No puedes forzar tus sentimientos en las personas. Entiendo eso, así que no lo hago. No siguo peleando y peleando porque me muero por escuchar a alguien decir “gracias”.

—…

Ella no podía decir nada.

Sería fácil repetir una y otra vez que él se equivocaba. Pero lo que Buu Buu llevaba dentro era diferente. Beatrice en sí había sido tratada una vez como una molestia porque era demasiado poderosa y creaba un desequilibrio, pero ella era un objeto de temor y respeto. Todos escuchaban lo que fuera que dijera ella y observaban lo que ella hiciera. Su posición era diferente de la de Buu Buu y el Thousand Dragon, quien había forzado odio y miedo en ellos una y otra vez y fue alejado sin que se le diera la oportunidad de decir algo. Ellos tenían una fuerza que no permitía el argumento. Tenían un poder que alejaba a las personas mientras más lo usaran. Beatrice había sido “bendecida con la fuerza”, por lo que ella no podía decir que entendía tan fácilmente.

—Es por eso que detuve a ese dragón.

Él no se daba cuenta de lo que estaba diciendo.

Buu Buu estaba asumiendo que él viviría una vida ingrata.

Y él no se daba cuenta qué tan triste realmente era eso.

—El Thousand Dragon fracasó de nuevo, pero este no es el fin de ello. Se levantará eventualmente. Y esta vez, creo que realmente hará lo que puede para todos. Así que esperaré, esperaré y buscaré por la parte interna de eso que diga “gracias”.

—Cierto, —dijo Beatrice asintiendo.

No había mucho que ella pudiera hacer.

En ese momento, sólo había una cosa en la que podía pensar que pudiera decir.

—Gracias, Buu Buu.

¡Receta de Meridiana!

Postre de Huevo de Avestruz de Cubo Tibio

Ingredientes:

• Huevo de Avestruz de Cubo: 1 huevo
• Envolturas de Hojas Grandes: 3 o 4 frescas y húmedas.
• Agua: La suficiente (¡Asegúrense de tener la suficiente para apagar el fuego!)
• Sal de Roca: 1 Pizca
• Hierba Seca, Leña, Etc: La suficiente.

Instrucciones:

1. Envuelvan el Huevo de Avestruz de Cubo en las envolturas de hojas grandes.
2. Encuentren una parte de tierra suave y húmeda y caven un agujero. Después de poner el huevo del Paso 1 adentro, cúbranlo con cerca de la longitud del brazo de un hada de tierra. Pulvericen algo de sal de roca, disuélvanla en agua y humedezcan la tierra con el agua.
3. Coloquen la hierba seca, la leña, etc., encima y comiencen una fogata.
4. Bailen el delicioso baile del huevo alrededor de la fogata. (Nota: Convertido en términos humanos, esto es de 5 a 6 minutos.)
5. ¡Apaguen el fuego, saquen el huevo de la tierra y listo!

¡Para mi hermana menor!

Puedes agregar un sabor distintivo al mojar varias hierbas en el agua en lugar de usar sal de roca. Las hadas tendemos a usar Flores del Cielo Carmesí para un buen sabor hormigueante, pero evita servirle este variante a otras especies.

Además, puedes usar la cascara sobrante para un baño. ¡Vierte agua a la mitad de la cascara, añade algo de Leche de Coco o Planta de Melaza, y embellecerá tu piel!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: