Capítulo 1: Introducción@Jinnai Shinobu & Yonesaki Hiro

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Parte 15, Parte 16, Parte 17, Parte 18, Parte 19, Parte 20, Parte 21,

1 (Jinnai Shinobu)

Al final, ni siquiera pude pegar los ojos.

—¡Idiota! ¡¡Completa tarada!! ¡Te dije que esto era tu culpa! ¡Se colgó porque se mezcló las señales de mi habitación y la tuya después de que jugarás con los ajustes del enrutador!

—¡Ejem! Puedes culpar de todo al lag de video mientras estaba jugando mi FPS.

—No te vas a salir de esto al hacer un mohín con tus labios. Oh, por dios. Ni siquiera grabó esa serie extranjera por esto… ¿¡Qué pasó con ese terrorista después de que salta de la presa!? ¡¡No hay forma que esté muerto!!

—Shinobu, escuchar lamentos pasados no va a cambiar nada. Piensa en ello como si la hermosa vecina viniera a pedirte que enganches su grabadora digital. Suena como un encantador recuerdo ahora, ¿no es así? Sí, y pasas toda la noche con ella.

Era cierto que esa Zashiki Warashi no venía seguido a rogarme por ayuda con sus manos juntas y con lágrimas en sus ojos hacia arriba. Simplemente, ¿qué tan adicta al entretenimiento estaba ella? El problema real era que su descripción hizo que mi corazón se parara. ¡Si ella lo descubría, ella me haría hacer sus órdenes por el resto de mi vida!

Por cierto, su habitación estaba llena con el dulce aroma de incienso. Una vez que finalmente hice que la conexión de internet se pusiera a funcionar, el cable de emisión regresó a la TV de pantalla plana. Cuando vi las secas y tempranas noticias matutinas en pantalla, finalmente saqué un suspiro de alivio.

—Educación desconexión o trauma desconexión es la idea de optimizar la red de sinapsis del cerebro usando el hecho que pesado estrés mental bloquearía algunos circuitos en el cerebro. Los expertos han admitido que esto provee extraordinarias mejoras en velocidad de calculación, pero al mismo tiempo…

Era demasiado seco. Dada la hora, era demasiado temprano para el desayuno pero demasiado tarde para dormir algo. Incluso si lavaba mi cara y arreglaba mi cabello, todavía tendría algo de tiempo de sobra.

Eran mediados de Octubre. Después de acabar con mi rostro, cabello y sacar mi uniforme escolar de invierno, tenía un poco de tiempo extra en mis manos, por lo que decidí jugar con la Nekomata, una Youkai relativamente sensible.

—Nekomata-san, Nekomata-san.

—¿Qué quieres ahora? ¿Por qué estás molestando a una señorita mientras trata de comer?

Ella sonaba algo molesta, pero eso podría haber sido porque mi madre amante de la comida occidental estaba a cargo de la comida para gatos hoy. La lata de atún de comida para gatos costaba un poco más que la comida para humanos, pero esta Nekomata prefería más el “arroz gato” que mi abuela hacía al poner sopa de miso en restos de arroz.

Dado que ese arroz gato para un gato normal sería letal con toda la sal y la cebolla verde, pero esta era una Youkai. Las cosas debían ser diferentes para ella.

La Nekomata devoró la lata de comida a pesar de su desagrado, por lo que me senté frente a ella y le pregunté algo.

—Han sido dos o tres meses desde que nos conocimos, ¿no es así?

—*Mascar*, *mascar*. ¿Qué hay con ello?

—Entonces creo que es hora de que llevemos nuestra comunicación al siguiente nivel.

—?

—Déjame tocar tu col-…

—Te mataré, mocoso.

Ella ni siquiera me dejó terminar.

¡No creas que me voy a rendir! ¡¡No tengo otra cosa que hacer!! ¡¡Y me estoy poniendo un poco loco por la falta de sueño!! (←Sí, estaba bastante seguro que esa era la causa.)

—Vamos, vamos. Sólo un poco, ¿de acuerdo? Déjame tocar tu cola sólo un poco. ¡¡Hazlo con un gato normal y te rasguñaría en un contraataque en cruz, pero puedo hablarlo contigo ya que entiendes el lenguaje humano!!

—¡Si sabes que no me gustará, entonces no me fuerces a aguantarlo! ¡¡Ciertamente eres un insolente para ser un M!!

—¡Oh, por favor! ¡Tienes dos colas y sólo estoy pidiendo tocar una! ¡¡Deja de ser tan tacaña!!

—¿¡Qué tan estúpido puede ser un mocoso!? ¿¡Aceptarías tener una de tus bolas aplastadas sólo porque tienes dos!? ¡Y te llamé un M, ¿así que qué tal si al menos lo niegas?!

Mientras discutíamos, mi espalda hormigueo mientras una mirada intensa la alcanzaba.

Por una parte, la mirada provenía de un algún lugar inusual.

—¿Q-qué? ¿El techo? ¿¡Gh!?

—…

Cuando miré directamente arriba, vi un agujero cuadrado removido de una esquina del techo como algo de una mansión ninja y vi dos ojos mirando hacia abajo desde él.

La Súcubo que vivía en el ático estaba observando nuestra plática. Con cuernos de cabra redondos, alas parecidas a un murciélago, una cola con forma de flecha y su micro bikini, ella era (desde una perspectiva puramente visual) una maravillosa compañera de casa, pero…

—¡¡Amo, si quieres jugar con una cola, siempre puedes usar la mía!!

—¿¡Por qué suenas tan excitada!?

—¡¡Porque he estado muy aburrida viviendo en el campo!! ¡¡No hay estimulación de hombres y mujeres jóvenes aquí!!

La demonio occidental bajó resbalándose del techo.

—Mira, mira. Si quieres tocar una cola, puedes probar con la mía tanto como quieras. ¡Si gustas, puedo gemir eróticamente cada vez que la toques lo cual debería dejar un impresionante bulto en tus pantalones antes de que te vayas a la escuela! ¡¡En el mundo de la imaginación, por supuesto!!

—Oh, lo siento. No tiene función si sé que es un acto.

Además, ya sabía lo que quería hacer. ¡Quería mimar la cola de esa gata! ¡¡Tenía que ver si era tan suave y esponjosa que como me imaginaba que era!!

Pero la Súcubo hizo un mohín con sus labios.

—Buu. Eres muy frío, amo. Tal vez sería más afectivo si jugara contigo en su lugar. Puedo usar la flecha en mi cola para meterlo justo por detrás.

—¡Espera! ¡¡Espera!! ¿¡Qué vas a hacer qué en dónde!?

Ya estaba entrando en pánico, pero ahí fue cuando otra Youkai letal apareció vagando.

Esta Youkai yandere cazadora del matrimonio era la Yuki Onna.

—¡Nop! ¡¡Vuelve de donde viniste!! ¡No dejaré que hagas esto más complicado! ¡¡Y ni siquiera tienes una cola!!

Me preparé para huir inmediatamente, pero la Yuki Onna estaba actuando extraño.

Su cara estaba tan roja como pulpo hervido, su kimono prácticamente se le estaba cayendo, y ella se estaba meciendo de aquí para allá.

¿Hm? ¿Ah? ¿¿¿Su kimono siempre fue así de holgado???

—Hafiu… Tratar de tomar un baño en la mañana fue un error… P-prácticamente estaba hirviendo después de que tu abuelo tomará su baño…

La ventisca fría que usualmente estaba alrededor de ella se había desvanecido.

¿Qué sucede aquí? ¿Ese baño caliente la debilitó? Y ella todavía luce empapada.

Por lo que quiere decir… ¿oh?

¿Sus letales defensas bajo cero no están funcionando ahora mismo?

¿Y todavía intenta casarse?

¿Ah?

¿Así que qué pasaría si le dejó tomar el control de la situación y terminamos en el suelo juntos?

—…

Yo, el Maestro Caballero Shinobu, aclaré mi garganta y me levanté de los tatamis.

Puse mi mejor mirada de caballero y hablé.

—Ahora, si me disculpan. Necesito extender un futón por ahí para ayudar a curar a la sobrecalentada Yuki Onna y regresé su salud.

—¿Emborrachándola y aprovechándote de ella? Realmente eres de lo peor.

—¡¡Eso no es lo que estoy haciendo!! Remover su lado violento apenas si la lleva a una zona aceptable. …Pero espera. ¿Qué es esto? ¿Se está derritiendo o encogiendo? ¿¡A dónde se fueron esos pequeños pero prometedores pechos!? Ahora, estoy aún menos seguro, pero apuesto a que este estado de debilidad es sólo temporal. ¡En el segundo que haga algo, probablemente se recupere por completo y me congele! ¡¡Por lo que por hoy, sólo voy a mantener un ojo en ella!! ¡¡¡¡Maldición, si sólo su pechos todavía estuviera ahí!!!!

—¡¡Oh, pooooor faavoooor, amo!! Si sólo me lo dijeras, podría dejarte usar toda clase de trampa para que consigas que cualquier chica se enamore de ti. ¿Qué tal? ¡Para comenzar, te dejaré probar a una por el bajo, bajo precio de tan sólo un año de tu vida!

—¡¡Dije que no haría nada hoy!! ¡Y no estoy interesado en ese justo ahora de cualquier manera! ¡¡Ahora, Nekomata, sólo déjame tocar tu cola esponjosa!!

—No envíes la atención de esa Súcubo hacía mí. Quédate con la Yuki Onna.

—¿Soy sólo yo o me estás conduciendo a esa dirección a pesar de que me menospreciaste por hacerlo?

—Y ahora tu musculoso papá está parado detrás de ti. ¿Así que qué tal si planeas explicar cómo saldrás de esta?

¿Eh? ¡¡No, espera!!

—¡¡Te equivocas!! ¿Eh? ¿¡P-por qué estás apretando ese puño gigante tan duro como una roca!? ¡Ellas fueron las que me llevaron por el mal camino! ¡¡Yo era el que estaba tratando de curarla para que se recuperara, por lo que estaría mal sólo golpearme a mí!!

2 (Jinnai Shinobu)

Después del gran pánico esa mañana, era hora de ir a la escuela.

—Oh…ohhh…ohhhhhh…

Gruñí y froté encima de mi cabeza mientras caminaba pesadamente por el camino usual hacía la escuela. Después de que el puño de mi papá cayera, las Youkai y demonio huyeron como si hubieran sido golpeadas por una onda de choque del golpe de un meteoro. La Zashiki Warashi ni siquiera había estado en la misma habitación, pero todavía se pasó un tiempo escondida debajo de la mesa de té (sin darse cuenta que su trasero se estaba asomando). Honestamente, había muchas preguntas sobre la manera en que ese hombre espantaba a los Youkai.

Hmm.

¡¡El cuello de este uniforme es demasiado duro!! ¡¡Sé que probablemente sólo no estoy acostumbrado después de no usarlo por mucho tiempo, pero sigue molestándome!!

Y entonces…

—¡El almuerzo de hoy es sukiyaki! Pero en qué época vivimos.

—Los de primer año, no pueden salirse de la acera.

—La EF es tan aburrida ahora que las lecciones de natación se acabaron.

¿Qué es esto? ¿Qué es esto?

Sentía que había muchos más niños que de lo usual.

Cuando le di una mirada desconcertada al grupo usando mochilas, un compañero de clases deportista mío llamado Tarou habló después de unirse a mí desde otro camino de la granja.

—¿No lo has escuchado, Jinnai? Un puñado de niños de la ciudad fueron invitados a las escuelas primarias. Es un año entero de niños de alguna escuela en la ciudad. Lo llaman un intercambio cultural y está haciendo las cosas bastante estrechas para nosotros en el grupo de alojamiento. Quiero demasiado una residencia permanente en esta villa. No quiero ser un sirviente de unos mocosos.

—Sí… Quién sabe cuánto costaría quedarse en una posada de una Villa Intelectual.

—Tu hogar no acepta visitas, por lo que estoy celoso. Por supuesto, eso no me dejaría sin ningún lado a mí. Algunos lugares toman cerca de veinte personas en una casa. Eso realmente te hace sentir como una sirvienta. No sé si tenga que ver con el boom de niños genio del que han estado hablando, pero estos niños citadinos ven a través de todo lo que les intentas conseguir. Son demasiado no lindos.

Era fácil de saber cuáles eran los que vivían aquí y los que vivían en la ciudad. Un grupo lucía sorprendido cuando fuera que un Youkai apareciera y el otro grupo los ignoraba completamente.

—Hay un 30% de que llueva hoy. ¡Debo proteger a mi amo de un aguacero repentino!

—¡¡El sol se pone rápidamente una vez que inicia el otoño, por lo que no hace daño tener una linterna!!

Una Sombrilla Obake y una Linterna Obake con un solo ojo y con una larga lengua sacada estaban protegiendo cuidadosamente a un niño de unos diez.

Veamos… Ese chico con el suéter azul y pantalones beige es Yonesaki Hiro, ¿cierto? ¿Lo conocí durante ese incidente con el Shichinin Misaki?

—Jinnai, ¿hay alguna clase de Youkai que quisieras?

—Con ellos, realmente no creo que sea sobre cual querer.

¡Después de todo, repentinamente los encontrabas viviendo contigo! ¡¡Aunque tal vez eso podría tener algo que ver con mi mamá amante de los Youkai que seguía recogiéndolos!!

—¿Eh? ¿Pero no encantaría ser como Taira no Masakado o Takiyasha-hime? ¿No sueñas con ser completamente intocable como el domador de Youkai definitivo?

—Creo que ellos lidiaban más con espíritus vengativos que con Youkai. Y no gracias. Eso siempre termina con tu cuerpo físico robado.

—Pero nuestra escuela tiene una mazmorra refugio antibombas. ¡Tienes que estar loco si eso no hace funcionar tu imaginación!

—Eso sólo es parte de la infraestructura de desastre en caso de un tifón o deslizamientos de tierra aísle a la villa. Después de todo, una Villa Intelectual es tan dependiente de tiendas en línea que moriríamos de hambre con los caminos cortados. Todo lo que encontrarías en ese refugio serían bolsas para dormir y galletas enlatadas.

—¡¡Si vas al mero fondo, va a ver el espíritu de una chica de primaria medio desnuda con sus ropas húmedas y que se puedan ver a través!!

Continuamos nuestra discusión todo el camino hasta nuestra preparatoria.

El salón de clases estaba lleno con actividad antes de la primera clase porque el primer periodo era EF. Mi escuela tenía la comprensión general de que los chicos se cambiaban en el salón de clases mientras que las chicas se cambiaban en el vestidor. No podía haber sido el único que había derramado lágrimas de sangre de que eso no fuera lo opuesto, permitirme “accidentalmente” abrir la puerta a ese mundo de rosa.

—¿Lo has escuchado, Shinobu-kun? Correremos un maratón para EF hoy. ¿Puedes creer eso? Y después me levanté hasta las cuatro de la mañana comerciando y bebiendo bebidas para la salud.

—Madoka, realmente necesitas tener un poco de sentido común. Dividen a los chicos y a las chicas para EF, así que… ¿¡Guau!? ¡¡Nuestro verano no ha acabado después de todo!!

—Gracias por la reacción que esperaba. ¿Puedo golpearte ahora?

Mi compañera, la excéntrica belleza llamada Madoka-chan, estaba retorciendo y frotando sus muslos, pero eso era obviamente por los bloomers rojos que se había puesto para EF. Y aunque su cabello era corto, estaba atado lindamente por los dos lados.

—¡En serio, pensé que finalmente estábamos libre de esto ahora que el otoño llegó, pero dicen que las sudaderas y pants no están permitidos para el maratón! Tenemos que correr afuera en los campos de la escuela vestidas así. ¿¡Puedes creer eso!? ¡Sé que las Villas Intelectuales crean agricultura de alta calidad al intencionalmente reproducir el paisaje original de Japón, pero no tenían que traer de vuelto esto junto con ello! ¡¡Se siente como usar el punto de recuperación de tu computadora y traer de vuelta un virus que pensaste que ya habías eliminado!!

Madoka furiosa estaba hablando más rápido y más de lo usual.

Hmm, ya veo. Ya que ella está muy aislada sin conexiones con nuestros otros compañeros. Apuesto a que podría mejorarla de poco a poco como con una terapia de choque. *Sonrisa*, *sonrisa*.

—Haaa. Olvídalo. Shinobu-kun, no te contienes cuando tienes una oportunidad de mirar, ¿cierto?

—Por cierto, nos conocemos desde Abril, así que eso es más de medio año. ¿No es hora de que terminemos en unas aguas termales después de que inesperadamente descubramos que es un baño mixto?

—Sigue con las bromas pervertidas y haré que mis guardias armados te disparen.

—¡Oh, eso no es justo! ¡Tienes dos pechos, ¿así que no puedo agarrar sólo uno de ellos?!

—Shinobu-kun, eso no tiene sentido. Tienes dos ojos, ¿pero eso no quiere decir que no te importe si clavo mis dedos en uno?

—¡¡Si puedo entregar un ojo para casi acceso permanente a uno de estos pechos, puedes llamarme Sr. Parche en el ojo!!

La expresión de Madoka inmediatamente se hizo inexpresiva como si se rindiera en pensar en algo.

Entonces chasqueó sus dedos.

—Oyeee, Cualquiera-que-sea-tu-nombre Nagisaaa.

—¡¡Oye!! ¿¡Llamas a Nagisa cuando no quieres lidiar con algo ahora!? ¿¡No podías encontrar una forma menos horripilante para hacerte ver más inteligente!?

Podría haber sido bueno para Madoka tener interacciones con otros compañeros, pero eso no lo hacía menos aterrador. ¡Si el proceso de pensamiento yandere de Nagisa infectaba a Madoka, el poder del dinero la convertiría en un monstruo incluso más grande!

De cualquier manera, era hora para una aparición de la chica #1 en Japón cuando se trataba de llevar una motosierra en la pálida luz azulada de la luna llena.

—¿Qué pasa, Shinobu-chan? ¿Estás reclutando a las personas que necesitas para un hechizo de amor? Ejejeje…

—¡No! ¡¡No tengo planes para ninguna demente ceremonia involucrando recitar palabras mágicas mientras cortas tu muñeca para verter sangre en un almuerzo hecho a mano!! ¡¡Adiós!!

Levanté una mano y corrí a máxima velocidad de las chicas en bloomers.

¡¡Nooo!! Se supone que los chicos se cambien en el salón, pero esa es una causa perdida ahora. ¡¡Tengo que permanecer lejos de esta zona por un rato, por lo que podría terminar cambiándome en el baño!!

Mientras derramaba lágrimas y un sudor de juventud, corrí por el pasillo y choqué con mi nerviosa maestra quien repentinamente apareció desde las escaleras.

—¿¡Wakyaaah!?

—¿¡Bfh!? ¿E-está bromeando? ¿¡Por qué tiene un pan tostado en su boca en la escuela!?

—¡¡Sé que chocamos y caímos, pero si esa mano sigue moviéndose aterradoramente en silencio hacía mi pecho, gritaré!!

Tch. Se dio cuenta.

¡Y ahora que lo pienso, ¿siquiera cómo pasó ese cliché?! ¡¡Si realmente hubiera agarrado su pecho con todo mi peso sobre ella, creo que o me hubiera lastimado la muñeca o le hubiera roto sus costillas!!

—No, espere. Si caigo normalmente desde el golpe inicial, rodo por el suelo para cambiar posición, y estiro mi mano, puedo ignorar mi peso y la energía potencial. Eso quiere decir que posiblemente podría conseguir una agradable sensación sin preocuparme por los riesgos de la caída. Pero no puedo llevarlo a cabo inmediatamente. Me comprometeré un poco. Tal vez comenzaré entrando al equipo de judo para que me ayude a practicar mis técnicas de caída. *Murmuro, *murmuro*…

—Am, ¿Jinnai-kun?

Repentinamente noté a mi maestra con ojos llorosos más allá de sus lentes mientras estaba sentada en el piso estrechamente custodiando su pecho con ambas manos.

Oh, cielos. ¿Te asusté, señorita?

—Je. No se preocupe, maestra. Ni siquiera yo trataría a una virgen rudamente. Sé cómo contenerme, así que por favor relájese.

—¿¡Qu-¡?

—Quiero decir, ese collar venía como un bono en la revista de moda Autofocus, ¿no es así? ¡Cuesta menos de doscientos yenes! ¿Y no es esa revisa demográficamente diseñada para chicas de secundaria? Si sigue seriamente consultando eso a su edad, hace algunas cosas bastante claras.

—¿¡Qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-qu-!?

Todo el rostro de mi maestra se puso roja y comenzó a ondear sus manos alrededor por alguna razón.

Ya no había señal de su previo miedo.

Jah jahhh. ¡¡Esto es lo que pasa cuando Jinnai Shinobu, maestro de la terapia de choque, está en el caso!!

—*Murmuro*, *murmuro*. Es verdad que Ram-chan escribió que es una pieza de uso múltiple que cualquier desde niñas hasta adultas podrí-… ¡¡N-no, te equivocas!! El caso es…am…¡¡ciertamente no es verdad que no tengo experiencia alguna a mi edad!!

—¿Qué hay de malo en eso? Es algo hermoso. Está perfectamente bien. De alguna manera, es raro de encontrar.

—¡Estás atacándome con eso “de alguna manera”, ¿no es así?! ¡Añadiste una risa silenciosa en tu corazón, ¿no es así?! ¡Te haré saber que pasé mis días de universidad en la gran ciudad de Tokio! ¡¡Cada día y cada noche la pasaba derretida en los brazos de alguien como helado en un día soleado!!

—Por favor adelante.

—¡E iba más allá de sólo amantes! Era…am, ¿se dice amigos con beneficios? Todavía tengo algunas de las direcciones de ese entonces. Sí, sí. E involucra toda clase de cosas que nunca podría decirle a un chico de preparatoria como tú. ¡Estarías asombrado que esas cosas podrían ser usadas así! O-oh, es una lástima. No puedo pensar en una buena forma de explicarte qué tan obscenos y espléndidos eran mis fines de semana. Ajajajajaja.

—Adelante, por favor adelante.

Ella sin sentido empujó su pecho orgullosamente y ondeó su mano como un abanico para combatir el sudor cayendo de su cuerpo entero.

¿Pero ella estaba al tanto de la nueva amenaza acercándose directamente detrás de ella?

—¡Ejem! …Tanioka-sensei, ¿le importaría explicarme de qué estaba hablando aquí?

—¿Eh? ¿Ah? ¿¡Kyaah!? ¿¡D-director!?

—Preferiría no invadir la privacidad de otros, pero creo que acabo de escuchar algo que no va con la sagrada profesión de un educador y no estoy muy seguro de qué hacer al respecto.

—¡¡A-ahh!! ¡¡No se trata de eso para nada, director!! Kh, pero si lo niego todo aquí, Jinnai-kun pensar-… ¡Waaah! ¿¡Cómo se supone que explique esto!?

—No se preocupe. Puede explicar todo en un salón aprueba de sonido para guiar estudiantes. …Por supuesto, esta es la primera vez en mi largo tiempo como maestro que escucho que un maestro necesita ser regañado ahí.

—¿¡Ahhhhhhhh!? ¡¡J-Jinnai-kun, te veo después!!

Ondeé una mano mientras mi nerviosa maestra era arrastrada por la parte trasera de su cuello con lágrimas en sus ojos.

Con una expresión completamente sería, saqué mi celular.

—Bien, puedo grabar audio. Bien, puedo grabar video.

Después de revisar sus funciones una por una, yo también me hice paso hacía el salón para guiar estudiantes.

¡Ahora bien, es hora de un deseo sórdido! Si ella va a ser cuestionada sobre lo que dijo, definitivamente le va a preguntar si es una virgen o si anduvo durmiendo con varios como loca. ¡No podemos tener eso! ¡Simplemente no puedo permitir esa clase de acoso sexual a lo que pasa detrás de puertas cerradas en el estado constitucional de Japón! En el nombre de tener grabaciones audiovisuales de la atrocidad, yo, Jinnai Shinobu, debo hacer mi parte para asegurar una suave ejecución de justicia fiel e imparcial. ¡¡¡¡Más específicamente, quiero ver su rostro cuando él pregunte a ella y ella se retuerza!!!!

Al final, me dejé llevar un poco y el director me descubrió casi inmediatamente.

Terminé sentado en el salón para guiar a los estudiantes justo al lado de mi maestra.

3 (Yonesaki Hiro)

El camino a la escuela de hoy fue un poco más agotador de lo usual.

Los niños de la ciudad para el intercambio cultural seguían preguntando cosas y mi garganta se puso ronca sólo por responderles a todos ellos. Hice que la sombrilla y la linterna me ayudaran, por lo que los otros niños debieron tenerlo incluso peor.

—Hay un 30% de que llueva hoy. ¡Debo proteger a mi amo de un aguacero repentino!

—¡¡El sol se pone rápidamente una vez que inicia el otoño, por lo que no hace daño tener una linterna!!

Los niños de la ciudad estaban extremadamente interesados en la sombrilla y la linterna que seguían molestándome. Agarraron y jalaron a los dos Obake.

Para mí, esos niños eran los extraños.

Por un lado, el color de sus mochilas no era normal. En lugar de rojas o negras, todas eran de colores diferentes como azul cielo o verde esmeralda. Algunos dijeron que podían cambiar la cubierta por otro color basado en su estado de ánimo ese día.

Con sus ropas era lo mismo. Para describir cada una de la que estaban usando requería usar cuatro o cinco marcas que escucharas en TV.

—¿Has visto el nuevo color del Corundo? No creo que pueda poner eso en mis uñas.

—Además, Kanade-chan realmente va a usar sus botas de primavera durante el otoño también.

Ese perfume bebible aparentemente no funciona. Mi-chan de la clase 2 colapsó por ello.

Escuchar sus conversaciones me hacía sentir un poco avergonzado. Elegía mis propias ropas también, pero sólo de las tiendas en línea que decía mi mamá tenía permitido usar. Me hacía sentir inmaduro.

Los niños locales y yo teníamos que explicar todo a los niños de apariencia madura de la ciudad. Todo se sentía desbalanceado, por lo que tenía problemas relajándome.

Ya me había estado sintiendo aislado y no ayudaba que la niña caminando al lado mío parecía especialmente más madura incluso entre los niños de la ciudad. Ella se sentía como el centro de su clase y todo su año.

—Una Villa Intelectual tiene muchos Youkai, ¿cierto?

Su nombre aparentemente era Ranzono Sachi-chan.

Su largo cabello marrón tenía rizos esponjosos con el suficiente volumen para hacer a su ya pequeña cara parecer incluso más pequeña. Al costado de su cabeza, ella tenía un…¿cómo se llamaban esos? Era un accesorio de rosa blanca. Su delgado cuerpo como de muñeca estaba cubierto por un suéter blanco de cuello de tortuga, una chaqueta roja con el frente abierto, una minifalda negra, pantalones apretados y botas de color chocolate. También tenía un cinturón de piel holgado envuelto alrededor de su cadera. De acuerdo con otros, toda su ropa era de revistas de moda que chicos de primaría leían.

Y eso no era sorprendente.

—Jeje. Una coloración nostálgica no estaría mal. Vestir un kimono de verdad estaría fuera de la cuestión, pero combinar el ámbar marrón de la madera con papel rojo japonés podría hacer una decente coloración.

—¿Lo tendrías a tiempo para el siguiente número?

—Probablemente no, pero puedo hacer lo que quiera para el número después de todo. Jeje. Soy una modelo y una escritora, por lo que puedo absorber bastante de aquí y llevárselo a todos los demás.

Ese es el meollo de todo.

En el día que Ranzono-san y los demás llegaron, mis compañeros ya habían puesto sus manos en suficiente información para reunir la revista de moda Autofocus que leían los de secundaria. Los de secundaria parecían fuera de alcance e incluso ellos alababan a Ranzono-san, por lo que saber que la persona fotografiada en la revista estaría parada con nosotros y respirando el mismo aire que nosotros llenaba a la clase con emoción.

Ranzono-san en sí estaba bastante lejos y no parecía nerviosa cuando todos se concentraban en ella. Mientras ella echaba una mirada dentro de la linterna desde arriba y abría y cerraba la sombrilla, llegamos a la escuela primaria de madera.

Ella comentó en el patio de la escuela.

—Veo que pueden jugar soccer afuera en escuelas rurales.

Siempre había tenido problemas para hablar con las niñas, por lo que no tenía idea de qué decir a una celebridad que parecía ser de un mundo diferente.

Logré decir una respuesta segura.

—¿En las escuelas de la ciudad es diferente?

—No tenemos un patio. Sólo tenemos la zona dentro de la valla en la azotea.

No vi ningún brillo real en sus ojos cuando dijo eso, por lo que podría no haber estado tan interesada en deportes.

Los trajes de EF que tenían los niños de la ciudad eran mucho más geniales que los nuestros. Los habían llamado…am…polainas, ¿era así? Eran aerodinámicos y frescos como trajes de baño diseñados para hacerte nadar rápido o un corredor de la F1. Eran mucho mejores que nuestros shorts rectangulares.

Pero no estaba seguro de qué hacer cuando Ranzono-san no dijo nada.

No sólo no era bueno hablando con las chicas. Sólo me había dirigido por las cosas seguras e inofensivas que todos habían preguntado y que todos ya sabían la respuesta.

—¿Cómo te haces una modelo para una revista?

—Jeje. Soy una modelo y una escritora. Ellos te contactan. Cualquiera está bien siempre y cuando seas activo en línea. Es completamente basado en merito, por lo que me tratan justo como una adulta y diseño la imagen para la revista que los de secundaria leen.

—De secundaria, ¿eh?

Eso parecía como un mundo muy distante. Se sentía tan lejos como la luna. Sabía que personas habían ido ahí, pero no podía imaginar a mí mismo estando ahí.

En otras palabras, Ranzono-san estaba de pie en la luna así.

Todos podíamos decir que ella estaba irremediablemente fuera de alcance para chicos rurales como nosotros y tenía perfecto sentido de que ella era la líder de los niños de la ciudad. Todos nosotros estábamos obsesionados con hablar sobre “la luna”.

—Oye, ¿es cierto que las Villas Intelectuales están llenas de Youkai raros?

—Hay muchos como la sombrilla y la linterna, si eso es a lo que te refieres.

—Hmm. Estaba pensando en algo más grande. Como un Oomukade o un Tsuchigumo.

—No sabría sobre eso… Aunque conozco a un chico mayor que sabe mucho sobre Youkai.

—Ya veo.

—Pero sabes mucho para una niña de ciudad.

—Jeje. Estudié bastante.

El piar de una pequeña ave nos interrumpió. Miré a ese lado pero no vi un ave real.

—Ese es un Okuri-Suzume, —dijo Ranzono-san con una sonrisa.

—?

—Un O-Ku-Ri-Su-Zu-Me. Jeje. Es una pequeña ave Youkai que no puede ver. Su voz se supone que les informa a las personas de peligro por venir.

Ella era tan lista. Ella podía estudiar, podía hacer deporte, sabía mucho sobre moda, tocaba el piano durante clase de música y parecía buena al cocinar durante clases de economía familiar. Se sentía como si no pudiera hacer algo mejor que ella. Pensé que el conocimiento de Youkai sería algo, por lo que era vergonzoso que me explicara uno de ellos cuando yo vivía realmente en una Villa Intelectual.

Nuestra conversación terminó ahí.

Me preocupé de que debería decir algo y que quedarse en silencio sería malo, pero no encontré nada qué decir.

Simplemente caminamos hacía la entrada de la escuela en silencio.

Mientras tiempo pasaba, me di cuenta de algo.

Esto no se siente tan mal.

Era sólo que la sombrilla y la linterna siempre estaban conmigo. No había razón para estar al nivel con nuestra conversación como meter carbón en un motor de vapor. Simplemente rendirnos sobre el flujo de tiempo mientras caminábamos de lado a lado era bastante relajante. Se sentía algo significativo.

—¿Hm? ¿Dijiste algo?

—No, nada.

Sentía que podía llevarme bien con ella después de todo.

Ciertamente esperaba que fuera capaz de serlo.

4 (3rd person)

La Sombrilla Obake estaba pegado hacía abajo en el paragüero en un costado de la entrada de la escuela primaria. Su larga lengua se estaba saliendo y colgándose debido a la fuerza de gravedad.

—…

—¡¡S-Sombrilla!! ¡Este reto es necesario para proteger a Hiro-sama! ¡¡Así que aguanta por otras cinco horas!!

—Je. ¡Una linterna como tú nunca podría entender el rencor de una sombrilla dejada así! Ahh, ahh. ¡¡Sé muy bien cómo se debe sentir una sombrilla barata de plástico!!

Los Tsukumogamis parecían exaltados, pero realmente sólo estaban aburridos. Estaban preocupados por Yonesaki Hiro de la familia a la que pertenecían, pero no había nada que pudieran hacer durante la escuela. Si lo intentaban, el maestro los echaría. Eso por supuesto significaba que necesitaban proporcionarse con una manera de pasar el tiempo hasta que acabara la escuela.

Hoy, la linterna llevaba una revista de moda adolescente llamada Autofocus en su boca.

—Ahora, veamos aquí. La revista extra te da veinte maneras de asegurar que tu amor se vuelve verdad.

—¿Qué puede aprender una linterna como tú de una revista para humanos?

—¡Soy una señorita, ¿sabes? ¡¡Me preocupo por mi piel!!

—¡Y estoy preguntando cómo esa revista ayudará a una linterna!

Mientras discutían, la sombrilla movió su único ojo boca abajo para mirar las páginas de la revista con la linterna. Él era un hombre (?) de corazón, por lo que dudaba que le interesaría mucho. Aun así, él necesitaba algo de tiempo para pasar el tiempo.

Pero…

—¿Qué son todas esas rayas? Pensé que revistas de modas estarían llenas con modelos posando con ropa colorida.

—Son llamados código de barras o códigos matrices. También son llamados marcadores AR. Básicamente, puedes sostener un celular o Smartphone para ver imágenes o videos de las modelos.

La sombrilla miró la revista que tenía códigos llenando las cajas que normalmente tendrían fotografías.

—Qué extraño. ¿Entonces por qué no morar todo en el internet en primer lugar?

—Aparentemente hicieron eso al principio. Fue sólo después de establecer un negocio exitoso en línea que decidieron entrar a la industria de la revista de papel.

La linterna sólo sabía eso porque los niños habían estado hablado poco de ello. La modelo y escritora Ranzono Sachi reunía bastante atención para eliminar las otras conversaciones. Hanako-san y la estatua de Ninomiya Kinjirou debían estar llorando.

—Exploran a las personas sin preguntar edad, calificaciones, educación o historia laboral. Puedes ser un mordaz crítico en un blog, un usuario frecuente de sitios de evaluaciones, un comentario popular en una SNS, o un creador de un sitio para compartir videos. Sólo necesitas algunos logros en línea. Los trabajos de los humanos ciertamente han cambiado mucho.

El personal interno podría haber sido la única excepción porque la revista llena con códigos blancos y negros incluía unas cuantas fotos de modelos posando.

Aunque basado en sus sensibilidades, los códigos AR y video podrían haber sido la atracción principal mientras que las fotos normales eran destinadas a llenar espacio.

La modelo vistiendo botas de invierno un poco antes era Ranzono Sachi.

—La están empujando como su top model, pero ella también es parte del personal interno. Ella probablemente es fácil de usar cuando necesitan llenar algunos agujeros en la revista.

—Los niños sí que la tienen pesada. Hay muchas cosas que no pueden hacer cuando crecen, por lo que siento que deberían hacer lo mayor que puedan siendo niños mientras puedan.

—Sí, Sombrilla, pero no deberías decir eso frente a Hiro-sama. A su edad, nada los irrita más que agruparlos con todos los demás al decir qué deberían o no deberían hacer.

—Hmm.

—Además, sólo están usando a la persona adecuada para el trabajo. A diferencia de nosotros, los humanos sólo tienen un corto tiempo para vivir. No tienen tiempo para tener a un extraño bloqueando su libertad y reteniéndolos sin sentido.

—Hmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

5 (Jinnai Shinobu)

El director enloqueció incluso más de lo esperado en el salón para guiar a los estudiantes, por lo que — para hacer el cuento largo, corto — café salió rociando de su boca como una niebla venenosa y cayó todo sobre mi nerviosa maestra.

Sin embargo, ella no tenía realmente un cambio de ropas, por lo que había sido forzada a tomar prestado “el último recurso” de la enfermería.

En otras palabras, ella tenía una mirada muerta en sus ojos mientras estaba de pie frente a la clase en el traje de EF.

Ella estaba vistiendo bloomers rojos.

—Am, así que cuando dice “escupe” aquí, se refiere a una creencia popular de ese tiempo. La historia de Tawara no Touta matando al Oomukade con una flecha en la que había escupido terminó esparciendo en bastante personas la creencia falsa de que todos los Youkai tenían una debilidad a la saliva…

Ella continuó su lección en monótono mientras lucía como un robot imprimiendo un largo trazo de papel de su boca.

Hmm, mi corazón está latiendo por la culpa.

¡Aunque, fue el director quién dio el golpe final y, más importante aún, esto es un sabroso dulce para el ojo! ¡¡Nunca supe qué tan bien lucía mi maestra por detrás mientras escribía sus aburridas notas en el pizarrón!! ¡Seeeh!! ¡¡Y mientras que Madoka-san y las demás están usando camisas de manga corta con sus bloomers, añadir la sudadera es bastante bueno también!! ¡¡Pero sólo la sudadera!! (←Énfasis importante)

Pero entonces algo interfirió.

Escuché un piar de una pequeña ave volando por la ventana abierta.

—Hm, ¿qué? ¿¡Algo entró!?

—¿Es un gorrión?

—No veo nada. ¿Se ocultó detrás de algo?

La clase se puso ruidosa, pero entonces vi las huellas de una pequeña ave en el papel de mi cuaderno abierto.

Era el mismo bizarro escenario como un hombre invisible pisando en lodo.

—¿Un Youkai ave invisible? ¿Es este un Okuri-Suzume o algo así?

—¡¡Oh, en serio!! ¿¡Jinnai-kun, podrías por favor ya dejar esto en paz!? ¡¡Si tienes un asunto con un Youkai, llévalo al pasillo!! ¡¡Fuera!!

—¿Eh? ¡¡Yo no tengo control sobre ello!!

No tenía idea de qué estaba sucediendo, pero el invisible Okuri-Suzume estaba piando algo con su voz aguda.

No, ahora claramente estaba hablando lenguaje humano.

—¡Problemas, problemas! ¡Hiro-chan está en problemas!

—Quién demonios es Hiro-…

—(¡¡*Zas*!!)

—¿¡Auh!? ¡Idiota, no picotees atrás de mi cabeza! ¡Mi cuero cabelludo! ¡¡Mi cuero cabelludo!!

—Hiro-chan es Hiro-chan. ¡¡Yonesaki Hiro-chan!!

¿Hm?

¿Yonesaki Hiro?

—Hiro-chan está en problemas. ¡¡Chico, ha llegado la hora de ponerte en pie!!

—Por qué tendría qu-…

—El Okuri-Suzume es un Youkai que advierte de peligro por venir, pero originalmente sólo podíamos avisar de que el Okuri-Ookami estaba por venir. Traté de cambiar eso, pero tengo que seguir trabajando en simbolismos del Okuri-Ookami. Traté de avisarle directamente a Hiro-chan, pero no pude hacer que entendiera.

—De nuevo, ¿por qué yo?

—¡¡Todos los Youkai alrededor de ella dicen que Jinnai Shinobu es un Okuri-Ookami!! Así que traté de hablar con el Okuri-Ookami. ¡¡Y justo como pensé, los humanos pueden entenderme cuando estoy cerca de ti!!

—¿¡Bfh!? ¡¡Por favor trata de no destruir mi vida social con un malentendido bizarro 1 !! ¡¡D-discutamos más esto en el pasillo, Okuri-Suzume!!

—¡Hiro-chan está en problemas!

Para alejar al Okuri-Suzume que no le importaba las circunstancias de la sociedad humana, salí del pasillo.

¿¡Cuál Youkai ha estado esparciendo verdades a medias sobre mí!? ¡¡Apuesto lo que sea a que fue esa Youkai Buena para nada!!

Pero por ahora…

—¿Exactamente de qué se trata esto? ¿Por qué Yonesaki Hiro está en problemas?

—¡Salva a Hiro-chan! ¡¡Antes de que el Youkai letal lo coma!

—Si un Okuri-Suzume está volviéndose loco, ¿ha aparecido un Okuri-Ookami?

Mientras que el término Okuri-Ookami frecuentemente es usado para referirse a un cierto tipo de humano, originalmente era un tipo de Youkai.

Era un lobo que aparecía en caminos oscuros por la noche y seguía a los viajeros alrededor. Sólo eso no causaría daño, pero si el viajero tropezaba, él atacaría y se lo comería.

Pero…

—No, este es un Youkai diferente.

Esta cosa era invisible, por lo que no tenía forma de saber cómo estaba actuando.

Sin embargo, lo escuché continuar hablando.

—Es un Oomukade. ¡Un Oomukade está detrás de Hiro-chan, por lo que él está en problemas!

6 (Yonesaki Hiro)

Las clases para hoy se habían acabado.

Después de limpiar el salón y alinear las mesas, el extremo del dedo derecho meñique daba cosquillas un poco. No parecía que nada le hubiera pasado, pero algo podría haberlo irritado.

Mientras tanto, Ranzono-san estaba mirando con su espejo de mano una esquina del salón de clases. Ella estaba mirándolo con una mirada seria en su rostro, poniendo una mano por su cara y estirando su mejilla con sus dedos.

—¿Qué estás haciendo? Ya todos se fueron.

—Oh, nada.

Le hablé y ella rápidamente puso el espejo en su mochila. Ella podría no querer que nadie la viera cuidando su apariencia.

Los niños de la ciudad y los niños locales se habían ido a donde quisieran jugar, por lo que sólo éramos Ranzono-san y yo. Naturalmente terminamos dejando la escuela y regresando a casa juntos.

¿Eh?

¿Estoy olvidando algo?

Apreté mis manos tratando de llenar el espacio en mi mente, pero no estaba funcionando.

Al mismo tiempo, Ranzono-san me habló.

—¿Seríamos capaces de ver una tonelada de Youkai si fuéramos a la montaña?

—El arroz ya ha sido cultivado, pero deberías ser capaz de ver un Kappa si vas a los campos.

—¿En serio?

Había dicho los campos, pero ella miró a los arrozales por alguna razón. Algunos adultos estaban reunidos en la distancia, pero no podía saber qué estaban haciendo desde esta distancia.

—El Yamawaro — esos son Kappa que ido a la tierra — ayudan con el trabajo en las montañas. En su mayoría ayudan a los leñadores, pero aparentemente también ayudan en los arrozales y campos cerca de las montañas. Escuché que son algo así como trabajadores migrantes.

Youkai, Youkai. …Hmm, está en la punta de mi lengua.

Todavía no podía recordar lo que era, por lo que me di por vencido. Ahí fue cuando mi celular sonó con su tono agudo. Este era diferente del tono de llamada habitual. Incluso alguien de alta tecnología como Ranzono-san no parecía saber qué era esto porque ella abrió sus ojos ampliamente.

Ambos miramos a la pantalla.

—Parece como un mensaje local, pero usualmente no hace este sonido tan ruidoso.

—Jeje. Hay alertas de emergencia, ¿no? ¿Así que qué es? ¿Alguien vio a un Youkai letal?

Cuando un Youkai letal desconocido aparecía en el camino a o desde la escuela, la escuela nos diría que fuéramos cuidadosos, por lo que esta clase de alerta tenía que ser de absoluto último recurso.

Miré más de cerca y leí el mensaje.

—¡¡Peligro!! Un Oomukade se ha avistado. Este Youkai no es de la Villa Noukotsu, por lo que precaución es necesaria. Sea cuidadoso si se encuentra con él. Uno: no se acerqué a él. Dos: si se aleja corriendo, él lo perseguirá. Quédese quieto y observe lo que él está haciendo. En la rara ocasión de que se acerque incluso más, un arma con saliva se dice que es efectiva.

Incliné mi cabeza.

—¿Un Oomukade? ¿Qué clase de Youkai es ese? ¿Es sólo un gran ciempiés?

—…

—Sería muy aterrador si es venenoso. Podría ser mejor no acercarse a la montaña.

—No, —dijo Ranzono-san.

Ella hizo mohín con sus labios en una forma infantil que era completamente opuesto a cómo había estado actuando antes.

—El Oomukade no es un Youkai malo. Hay una historia de él comiendo un clan de dioses dragones, ¿pero no eso quiere decir que realmente nunca comió humanos? Los humanos sólo decidieron eligieron alejarse con un tipo de Youkai y entonces decidieron matar al Oomukade.

—¿Hm?

—¡¡Como dije…!!

Ranzono-san parecía molesta, pero algo más me estaba molestando aún más.

Dude en llevarlo a la luz, pero finalmente lo hice.

—Ranzono-san, ¿tienes algo en tu rostro?

Lo miré desde abajo.

Cuando lo hice, pude saber que sólo era una semilla de hierba pegada a ella. Probablemente había sido echada a volar por viento.

Eso era todo.

Pero un momento después, Ranzono-san presionó la parte trasera de su mano en su mejilla como si tratara de arrancarla.

Me quedé sin palabras.

Mientras tanto, ella frenéticamente sacó su espejo de mano de su mochila y revisó su rostro. Ella había hecho lo mismo mientras limpiábamos después de clases. Ella tocó todo su rostro e incluso pellizcó y jaló su piel.

—Aquí está bien. Aquí tampoco hay problemas. ¿Dónde? ¿Dónde está? ¿Dónde está fuera de balance? Pensé que estaría bien después de pasar por EF sin ningún problema…

Ella estaba murmurando algo bajo su respirar, ella estaba respirando pesadamente y sus ojos estaban girando en su cabeza.

¿Qué estaba pasando?

Ella podría haber malentendido a lo que me refería, por lo que traté de hablarle de nuevo.

—Tienes una semilla de hierba cerca de tus flequillos. ¿Quieres que la agarre por ti?

—¿Eh? ¿¡Ah!?

Una mirada en blanco provino de ella mientras la previa horrorizada se desvanecía completamente.

Ella no parecía saber qué hacer con el espejo en su mano, por lo que ella movió nerviosamente sus dedos, agarrando y soltando el dispositivo.

Por alguna razón, su madurez se había desvanecido completamente.

—¿Dónde? ¿¿¿Dónde está???

—Aquí.

Terminé agarrándola por ella.

Tocando su cabello marrón que olía bien hizo que mi corazón se detuviera un poco.

—¿No podías verlo en el espejo?

—Bueno…

De todas maneras, ¿qué había estado revisando ella? ¿En qué se había concentrado tanto que completamente pasó por alto la obvia semilla de hierba?

Parecía extraño, pero no tenía tiempo para preguntar.

Habíamos llegado a una bifurcación en el camino a la granja y ella tomó el camino que no dirigía a mi casa.

—M-me iré ahora. Nos vemos mañana, Yonesaki-kun.

—Claro.

Ella casi se tropezó con un chico de preparatoria de cabello rubio caminando por ese camino, por lo que ella chilló rápidamente y salió corriendo hacía la casa en la que ella se estaba quedando.

El chico de preparatoria miró hacia atrás con una mirada estupefacta y murmuró algo.

—¿Qué fue eso? ¿Eso es a lo que llaman una de Doce?

7 (Jinnai Shinobu)

Pensé sobre la niña que había huido hace un momento.

Ella tenía una minifalda, pantalones, un suéter de tortuga, una chaqueta y un ramillete rosa blanca en un costado de su cabeza.

Ella probablemente era una de los niños de primaria de la ciudad que estaban aquí por el intercambio cultural que Tarou había mencionado.

Estoy impresionado de que ella pueda hacer eso.

Nunca sería capaz de vivir con tal estilo de vida limitado.

Estaba mitad impresionado y mitad impactado, pero entonces el niño que se quedó solo me habló.

Él era Yonesaki Hiro, el niño de primaria que había sido involucrado en el incidente de Shichinin Misaki.

—¿Qué estás haciendo aquí?

—Nada, realmente. …Por cierto, ¿dónde están la sombrilla y linterna que siempre están contigo?

—¿¡Ah!?

Él frenéticamente se dio la vuelta por el camino del cual había venido, por lo que realmente debió haberlo olvidado.

Tan pronto comencé a sentir pena por esos Youkai de un solo ojo, ellos vinieron apresurados del camino de la granja a una tremenda velocidad, como si mis sentimientos los hubieran convocado.

Los cómicos ojos de la Sombrilla Obake y la Linterna Obake se clavaron en mí en lugar de Yonesaki Hiro.

—¡¡Peligro de extraño!!

—¡¡Hora de un castigo!!

¿¡Dfah!?

¿¡R-realmente estas cosas me taclearon a máxima velocidad!? ¡La linterna es por un lado, pero esa sombrilla cerrada golpeando en mi plexo solar parece que sería muy peligroso!

Se dieron la vuelta hacía su amo mientras me ignoraban mientras yo sostenía mi estómago y gruñía.

—¿Está bien, amo?

—Por dios. Irse a casa por su cuenta es demasiado peligroso de que una alerta de Oomukade fue enviada.

Yonesaki Hiro inclinó su cabeza como si no entendiera de qué estaban hablando.

Él entonces abrió su boca y preguntó algo.

—¿Qué es un Oomukade?

Él parecía estar preguntándome a mí más que a la sombrilla o a la linterna.

No me digas que él piensa que soy un Cazador de Youkai que puede lidiar con cualquier clase de Youkai después de que lidié con el incidente de Shichinin Misaki.

De cualquier manera…

—Es un Youkai ciempiés gigante. Su tamaño puede variar mucho, pero los más grandes aparentemente son lo bastante grandes para envolver una montaña siete y medio de veces. No lo escuchas frecuentemente, pero supuestamente obtuvieron su poder a través de extraños rituales como esperar por cien años o escalar una cascada.

—¿Qué hace?

—No lo sé. Depende del tiempo y la situación. Algunos dicen que puede reflejar cualquier ataque, algunos dicen que están envueltos en relámpago, algunos dicen que causan tormentas, algunos dicen que sus cien piernas brillan como antorchas y algunos dicen que el veneno en sus cuerpos puede ser usado en rituales. La más famosa es la que aparece alrededor del Lago Biwa y que comió al clan del dios dragón. Esa fue entonces asesinada por un guerrero. Si pueden comer dioses dragones, asumo que pueden comer humanos también. Los dioses dragones supuestamente caminaban en dos piernas y lucían como bellos hombres y mujeres.

—Hmm.

Yonesaki Hiro sólo dio una vaga respuesta y guardó silencio.

Como alguien de preparatoria, no debería estar diciéndolo, pero los niños de estos días sí que son una molestia.

La sombrilla y la linterna causaron un alboroto en lugar de él.

—¡Vimos algo de daño hecho por el Oomukade de camino aquí! El soporte para un generador de energía solar de la carretera estaba roto. ¡Si hubiera golpeado a alguien, no habría nada que pudiera haber hecho!

—Y en los arrozales, el muro del cobertizo de la bomba estaba roto. Dicen que pequeños incendios y crímenes contra pequeños animales son el presagio de un crimen mayor, por lo que esto es algo aterrador. *Temblar*, *temblar*.

¿Hm?

¿Vieron señales también?

—Yo vine de ese camino y vi algunas cosas como árboles caídos por la tienda de dulces o una valla rota en una casa.

—¡Ves! ¡Realmente es un Youkai letal! ¡¡Y uno suficientemente peligroso para comer otros Youkai!!

—Sí, ¿pero no es esto un poco extraño?

La sombrilla, la linterna y Yonesaki Hiro se voltearon hacía mí.

Hm, eso captó su atención más de lo que pensé. Simplemente no entiendo que atrae a los niños.

—Quiero decir, los árboles caídos y muros rotos están esparcidos por la villa desde un costado al otro, ¿cierto?

—¿Qué hay con ello? Eso sólo muestra qué tanto se ha esparcido el alboroto del Oomukade. Nadie más tiene esa fuerza.

—Escuché que encontraron marcas de mordeduras de ciempiés. ¿No eso lo define todo?

—Pero, —añadí. —¿Cómo gana su fuerza un Oomukade?

—¿No es eso obvio? Un golpe de su gran cuerpo derribaría una casa o incluso un castillo, así que…

Después de quejarse mucho, la linterna se detuvo.

Sí.

—El Oomukade es grande. Incluso si este no es lo bastante grande para envolver una montaña, tiene que ser más grande que un Zashiki Warashi o una Yuki Onna. Están diciendo que ese Youkai letal viajó de un extremo de la villa al otro, ¿esparciendo destrucción en el camino? Entonces alguien debería haberlo visto en algún lado. Pero no he escuchado nada sobre eso.

—Lo único que alguien encontró fue destrucción aparentemente causada por un Oomukade, —murmuró la linterna. —Nadie ha visto al Youkai en sí.

Yonesaki Hiro entonces interrumpió.

—Entonces tal vez no fue hecho por un Oomukade.

—¡No! En el camino hacía aquí, escuché a los aldeanos hablando. Las marcas de mordidas y los rasguños de patas en el soporte roto eran definitivamente de un ciempiés. ¡¡Un humano nunca podría hacer eso!! —La sombrilla se abrió y cerró mientras hablaba. —Y las historias sobre el tamaño de un Oomukade varían bastante. Esa ambigüedad significa que su tamaño no está fijo. Es posible que pueda cambiar su tamaño.

—Así es, —añadió la linterna. —Si se puede encoger, podría escabullirse, destruir cosas y esconderse de nuevo. ¡Eso es muy peligroso!

—…

Ellos tenían un punto. Si podía cambiar su tamaño, mis dudas eran inútiles.

Aun así…

—¿Pero por qué el Oomukade se escabulliría así?

—¿Eh? Porque no quiere ser notado, ¿cierto?

—¿Por qué lo haría? —respondí inmediatamente. —Los Youkai no pueden ser acusados de crímenes incluso si matan personas. Y ya que el Oomukade puede comer otros Youkai, no sería castigado por otros Youkai tampoco. Si estaba causando problemas, no necesitaría esconderse. Se mostraría sin ocultarse y se iría sin ocultarse. ¿Así que por qué no hizo eso?

—Ukh…

—¡P-pero algunos humanos son incluso más aterradores que los Youkai!

Oh, ¿te refieres a las personas como los del Hyakki Yakou?

—Si tuviera miedo de personas así, ¿por qué causaría tantos problemas en primer lugar?

—Ah.

—Tomaría el riesgo si tuviera una razón que valiera la pena para hacerlo, ¿pero destruir muros de madera y generadores de energía solar realmente es tan importante? ¿Qué logra con eso? Nada de eso tiene sentido.

Por supuesto, no tenía la obligación de aliarme con un Youkai que nunca había conocido.

Pero algunas cosas me estaban molestando.

¿Realmente había un Oomukade aquí? Y si lo estaba, ¿estaba involucrado en esta destrucción?

Y ya fuera que fuera el Oomukade o sólo alguien haciéndolo lucir así, ¿qué se supone que lograría?

¿Qué ganaría alguien al tirar árboles y destruir muros?

Y más importante aún, el Okuri-Suzume había dicho que Yonesaki Hiro estaba en problemas. Había dicho que un Oomukade estaba detrás de él. Ese Youkai advertía del peligro, por lo que eso no sería una mentira. En cualquier caso, ¿qué conexión había entre Yonesaki Hiro y el Oomukade?

¿Había un Oomukade aquí o no?

¿Estaba involucrado el Oomukade en esto o no?

La situación actual era una combinación de esas cuatro posibilidades, pero con la “profecía” del Okuri-Suzume, sabía que la respuesta en última instancia conduciría a que un Oomukade dañaría a Yonesaki Hiro. ¿Así que cómo encajaba todo esto para llegar a esa respuesta? Incluso si hubiera hecho trampa y descubriera la respuesta final antes de tiempo, si mal interpretaba la situación conduciéndonos a ello, era todavía posible que fuera a fracasar de detenerlo.

Qué molestia.

—?

Yonesaki Hiro inclinó su cabeza mirando hacia mí desde abajo.

Para ser honesto, no tenía una verdadera razón para involucrarme demasiado con este niño, pero ya que los Youkai no tenían derechos, su testimonio no podía ser usado en la corte y no se les podía hacer cargos de crímenes, simplemente no podía llamar a la policía y dejarle esto a ellos.

Lo cual significaba que tenía que descubrir que estaba pasando en la villa ya fuera que involucrara a un Oomukade o no. Y hasta que tuviera la suficiente información para hacer funcionar mi cerebro y descubrir que pasaría después, tenía que estar corriendo alrededor reuniendo esa información.

Estaba empezando a esperar seriamente que las personas no empezaran a llamarme el Detective Youkai.

8 (Yonesaki Hiro)

Regresé a casa con la sombrilla y la linterna.

Mi casa era usada como una tienda de artículos y arreglaría casi todo excepto por electrónicos. Podría ser un bol de arroz quebrado, un aparador Paulownia, un rollo de papel colgante manchado, un reloj de bolsillo o algo más. Era por eso que teníamos muchos “objetos” Youkai como la sombrilla y la linterna.

La casa en sí era un Youkai llamado Mayoiga.

—Ya lleguééé.

Llamé mientras abría la puerta de enfrente y un puñado de diferentes muebles se acercaron. Había una mesa de té, un diferente tipo de linterna, una olla e incluso una tetera. Justo como un anime americano (¿Eran llamados caricaturas?), lucían como gelatina y las patas de la mesa de té y de la silla fácilmente se doblaban para moverse alrededor.

—¡Hiro-chan!

—¡¡Bienvenido a casa, Hiro-chan!!

—¡Para un bocadillo, hay donas echas de panqueques! ¡¡Tienen mucha salsa de caramelo y salsa de chocolate!!

Me quité mis zapatos y caminé por el pasillo con los muebles siguiéndome alrededor. Muchos ojos aparecieron y parpadearon en las puertas corredizas y vi una figura humana translucida mirando desde detrás de una pantalla desplegable, pero ninguno de ellos hacía algún daño.

Lavé mis manos en el baño, froté mis ojos y sentí la comezón aumentar en la punta de mi dedo. Sentía como si el meñique tuviera dificultades para doblarse. Traté de recordar donde estaba la medicina para las mordeduras de insectos.

Debió no haber sido capaz de esperar porque la mesa se acercó desde la cocina llevando una dona en un plato. No podía pasar por la puerta, así que quedó atrapada.

—¡Ahh, Hiro-chan, Hiro-chaaan!

Sequé mis manos y me acerqué a la mesa lamentando.

Ya que tenía a la mesa desde el camino a la puerta nunca podría caber, tomé la dona y le di una mordida, el plato habló.

—Parece que tenemos un recién llegado.

—¿Un recién llegado?

—Es un Fuguruma Youbi. Tu madre está cuidándolo en el taller. Es uno antiguo, por lo que debería ser un Youkai asombroso.

¿Fuguruma? ¿Qué clase de herramienta es esa? Me pregunté con mi cabeza inclinada.

No quería interponerme en el camino del trabajo de mis padres, por lo que decidí mirar algo de TV con los muebles. Usaba el control remoto para pasar entre los canales de TV por cable, pero la mayoría de las noticias eran sobre Tokio y la mayoría de las series eran establecidas ahí. Parecía demasiado lejos.

—Campo médico en Nakano, Tokio, ha ganado algo de atención recientemente debido a una inyección capital de la compañía de mayor distancia educacional Ganesha, pero el consumidor viviendo en el centro parecen preocupados por el aumento en información anónima liberada por la teoría única de educación desconexión del Campo Médico.

Hmm.

La TV estaba dirigida a las amas de casa por la tarde, por lo que no era tan interesante. Nada resaltaba para mí. Estuve buscando y finalmente encontré un programa para alguien como yo.

—¿Hay incluso idols moviéndose desde la TV a videos en línea? ¡Los nuevos videos de música tienen más de treinta millones de visitas en sólo veinticuatro horas y los tuits de uno de catorce años pueden afectar los precios de las acciones! ¡¡Esta chica esper de secundaria está de moda justo ahora! ¡¡Es PSI_ver_RAIN!!

El timbre indicando un visitante sonó, por lo que coloqué mi dona a medio comer sobre el plato y me dirigí a la puerta del frente. Una niña cerca de mi estatura estaba parada ahí en un kimono.

Sin embargo, ella definitivamente era una Youkai.

Basado en el aroma volando desde ella, ella era una Furutsubaki.

Ella tenía que ser mucho, mucho más grande que mi abuela.

—Estoy aquí para recoger el artículo que dejamos aquí.

—?

—¿El reloj de bolsillo dejado bajo el nombre de Jinnai ya está arreglado?

Ella era franca y difícil de entender, pero revisé y encontré un reloj de bolsillo marcado como “Jinnai”. Se lo entregué y la nota de mi abuelo a la Furutsubaki.

—Am, esto dice que el muelle real está roto, por lo que él lo reemplazó. No valdrá tanto como una antigüedad, pero dice que lo perdones.

—Está bien. El abuelo Jinnai lo recibió de su padre como un regalo de mayoría de edad, por lo que todo lo que importa es que funciona.

La Furutsubaki tomó el reloj de bolsillo que tenía una cadena adjunta.

Asumí que ella no necesitaba nada más, pero ella repentinamente comenzó a olfatear.

Y entonces ella dio un paso hacia mí.

¡¡E-está muy cerca!! ¡¡El rostro de una chica está a sólo diez centímetros de distancia!!

—Estás enamorado, ¿verdad?

—¿Eh? ¿¡Weh!?

—Una Furutsubaki tiene la habilidad de seducir humanos, por lo que podemos entender sus sentimientos. Pero sé cuidadoso. El aroma pegado a tu brazo es uno detestable…no, uno monstruoso.

—…

—Pero también estoy celosa. La forma estándar para una Youkai para pagarle a alguien es casándose con él, pero no estoy segura de qué hacer con el mío ya que la mitad del tiempo él está lleno de lujuria y la mitad del tiempo es un completo despistado.

La Furutsubaki parecía haber perdido interés porque se volteó. Sin mirar atrás, ella se fue con el reloj de bolsillo en su mano.

El nombre Jinnai me recordaba al chico mayor que parecía estar investigando algo.

Eso me recordaba al alboroto por el Oomukade.

Pensé de nuevo sobre ese comentario de aroma detestable o monstruoso, y una preocupación llenó mi pecho.

Sentía que algo estaba pasando sin que supiera.

Una vez que este día terminara, el siguiente día llegaría. Y entonces sería capaz de ver a mis amigos y conocidos de nuevo. Sin embargo, lo que sea que fuera esto se sentía como si volcaría ese simple hecho.

Por un rato, pensé inexpresivo lo que había dicho la Furutsubaki, pero…

—Hiro-chan.

—¿Qué sucede, Hiro-chan?

—Parece que nuestro amo está enamorado de alguien. (*Preocupado*, *preocupado*)

—¡¡Sombrilla!! No debemos interferir con un asunto en sucesión. ¡Mantenlo en secreto de la cabeza de la familia!

Rápidamente di la vuelta y los muebles mirando desde la abertura de la puerta abierta se esparcieron como arañas bebés.

9 (Jinnai Shinobu)

Siempre me emocionaba innecesariamente cuando teníamos carne Salisbury para la cena, pero eso tenía que ser algo impreso en mí desde niño. Y no había forma de detenerlo cuando tenían un huevo frito encima. Sabía que tenía que tener un corazón realmente simple para ser ganado por algo como esto, pero no había nada que pudiera hacer.

—¿Realmente puedo ganar el corazón de Jinnai Shinobu con algo así?

—Ram-chan dijo eso, así que tiene que ser verdad. El extra de la revista Autofocus da veinte formas para asegurar que tu amor se vuelva verdad.

La Yuki Onna y la Furutsubaki (la pequeña) estaban ya susurrando algunas cosas peligrosas en la sala de estar. Ellas tenían alguna clase de revista de moda abierta en el piso. Nunca había visto que alguno de los cuestionarios de esas revistas de romance le dieran al blanco, pero eran libres de creerlo si querían.

—Mh, ¿qué tal esto? “¡¡Un Súper Simple Baño Congelado ☆ La Dieta de Baja Temperatura!!”

—También menciona los efectos “varados en una montaña nevada” los cuales superan incluso a los efectos del puente colgante. ¡¡Mhh!!

¡¡Oh-oh!! ¡Esa escritora probablemente sólo escribió un artículo de cientos de palabras al azar, pero ya puedo sentir mi muerte acercándose! ¡Necesito escapar de esto antes de que el desastre golpee! ¡¡También esta ese asunto con el Oomukade, por lo que ya estaba pensando en salir para revisar la villa esta noche!!

—Ahora bien.

—Shinobu, ¿por qué estás sonriendo con una linterna tan tarde por la noche? Me está aterrando. ¿Estás por hacer un agujero en el muro de las duchas o vestidor de tu escuela?

—¿¡Qué!? ¿¡Ni siquiera me he escabullido y ya fui atrapado!?

Si ella le decía a mi papá o abuelo, podía fácilmente ser encerrado en el cobertizo de almacenamiento, por lo que le expliqué todo a la Zashiki Warashi para ponerla de mi lado. La Youkai Buena para nada en yukata roja dio un suspiro de exasperación.

—Destrucción aparentemente sin sentido, un Oomukade que nadie ha visto y un aviso de un Okuri-Suzume diciendo que ese Oomukade va a atacar a Yonesaki Hiro? …Haaa. Shinobu, eso no es suficiente para saber si un Oomukade realmente está escabulléndose por la noche. De hecho, ¿alguno realmente está involucrado?

—Esa es la cuestión. Pero si está dispuesto a atacar durante el día, podría estar afuera durante la noche también. Y si no se aparece en absoluto, sabré que sólo se aparece durante el día. Sólo tengo que reducir las posibilidades así.

Después, me fui de la casa de techo de paja sin decirles a mis padres.

Podrían pensar que estaba rodeado por el silencio, pero la noche realmente estaba ruidosa con todos los diferentes grillos por doquier. El crecer de los cultivos de marca podría haber sido relacionados directamente a la luz porque los postes de luz habían sido excluidos intencionalmente de los caminos de la granja. La zona estaba llena con una oscuridad parecida a una espesa tinta negra.

La noche era larga, pero tenía que decidir donde revisar primero.

No sabía si realmente había un Oomukade en la villa o dónde atacaría a continuación si es que lo haría. Incluso en una villa pequeña, ¿realmente podía encontrar algo buscando alrededor al azar?

—Bueno, no es como si hubiera pensando en algunas buenas ideas de cualquier modo.

Comencé a revisar en los lugares del daño.

Revisé el generador de poder solar en el borde del camino, el muro en el cobertizo de la bomba del arrozal, la valla de la casa y el gran árbol cerca de la tienda de dulces.

Todos lucían como si hubieran sido golpeados por un camión o por un equipo para demolición.

—¿Esto son marcas de mordidas de un ciempiés?

El árbol caído había sido movido del costado del camino por el momento, por lo que revisé donde había estado roto. Preparado para ver cosas desagradables, usé mi celular para revisar sitios obsesionados con insectos y esto se parecía a las “marcas de mordidas” que encontré ahí. Aunque estas marcas eran mucho, mucho más grandes.

¿Así que realmente fue un Oomukade?

Pero al mismo tiempo, incliné mi cabeza.

Como mencioné durante el día, el daño había sido esparcido por la villa en lugar de concentrarse en una zona. Moviéndose de un extremo al otro así requería ir y regresar por la villa.

Y…

—Hay cámaras, ¿no? —Dije mientras miraba hacia arriba a las señales de tráfico.

Las uvas de las Villas Intelectuales costaban treinta mil yenes un puñado, por lo que había cámaras de vigilancia por doquier para proteger esos cultivos de marca de jabalís y ladrones de verduras.

No sabía qué tan grande era este Oomukade, pero si hubiera ido y venido a través de la villa, habría sido captado por esa red de cámaras en algún lado.

¿O tenía alguna forma de evitar que fuera visto como el Okuri-Suzume?

Un Oomukade normal no era invisible.

Si hubiera ganado la habilidad, esto no sólo era un Youkai actuando por su cuenta. Alguien debió haber retorcido a la fuerza las características del Youkai e intercambiado para crear el efecto deseado.

En otras palabras, un humano estaría involucrado.

No lo había considerado ya que no había aparente beneficio o planificación, ¿pero podría ser esto un Paquete criminal?

—…

Instintivamente apagué la linterna.

Era como si me hubiera dado cuenta qué tan peligroso era revelar mi ubicación.

Al mismo tiempo, un Paquete requería docenas o incluso cientos de personas. Dudaba que tantas personas se reunieran para derribar un árbol en el costado del camino.

¿Habían arruinado el ensamblaje?

¿O había algún gran beneficio todavía oculto?

¿Y cómo todo eso estaba relacionado a Yonesaki Hiro?

Ninguna cantidad de pensamiento iba a revelar la respuesta y eso significaba que no tenía suficiente información. Con eso en mente, levanté mi cabeza de nuevo.

—…?

Vi una figura tambaleándose por el oscuro camino de la granja.

Sin embargo, era bastante pequeño. Probablemente sólo llegaba a mi pecho o estómago.

Y entonces vi lo que era.

10 (Yonesaki Hiro)

Las luces estaban apagadas mientras me sentaba en mi futón. Una mezcla de comezón y dolor se pasaba por mi mano derecha. La comezón que había comenzado en el extremo de mi meñique lentamente se había esparcido, pero no tenía tiempo para preocuparme por eso ahora.

Mi cobija y almohada se movieron por su cuenta.

—¿Qué pasa, Hiro-chan?

—¿Qué sucede, joven amo? ¿No puedes dormir?

Sería imposible irme sin que nadie se diera cuenta. Sentí una pesadez en mi pecho cuando mentí y dije que tenía que usar el baño, pero aun así dejé mi cuarto en mis pijamas. Camine por el oscuro pasillo y me hice paso hacía la puerta del frente. Eso fue suficiente para que los muebles se pusieran nerviosos, pero parecían dejarme hacer como quería.

—Mi amo, vas a salir, ¿cierto?

—¿Vas a ir, Hiro-chan?

—Sí.

A diferencia del chico mayor Jinnai, mi forma de obtener la respuesta probablemente era haciendo trampa.

En lugar de reunir las piezas del rompecabezas una por una y calcularlo todo, yo alcanzaba la respuesta a través de intuición vaga.

Comencé a hacer una extraña conexión entre el extraño comportamiento de Ranzono-san y el alboroto por el Oomukade.

El chico mayor Jinnai podría solucionar todo eventualmente como la otra vez, pero eso me asustaba esta vez.

Estaba asustado de que recuperar mi pacifica vida de vuelta significaría que Ranzono-san desaparecería.

La linterna y la sombrilla estaban esperando en la puerta del frente.

—Si va a salir por la noche, no dañaría tener una luz.

—Como una sombrilla, es mi deber proteger de cualquier desastre que podría caer sobre usted.

Asentí, puse mis zapatos y los tomé a ambos.

Entonces abrí la puerta del frente y corrí hacía el oscuro mundo exterior.

11 (Jinnai Shinobu)

La figura balanceándose por el oscuro camino de la granja estaba probablemente sólo en primaria, por lo que claramente era inusual para él estar afuera tan tarde. Estaba demasiado lejos para saber qué estaba usando o incluso si era un niño o una niña.

¿Por qué fue que inmediatamente no encendí la linterna y lo alumbré?

Un invisible hormigueo tenso me detuvo de tomar la acción normal.

—…

¿Qué era esto?

¿De qué estaba tan asustado?

Era un asunto de la atmósfera. Este claramente era un pequeño niño, pero no lucía inofensivo para nada. Desagradable sudor cayó por mi espalda como si hubiera visto un tigre, un oso u otro grande carnívoro en las montañas.

Mientras tanto, la pequeña forma dio una vuelta en la intersección dividiendo los campos de arrozales, por lo que no parecía que estaba acercándose a mí después de notarme. Dudé por un momento, pero decidí seguirlo.

Su paso variaba y su cabeza se balanceaba de aquí para allá, por lo que no parecía estar yendo en una dirección establecida. ¿Siquiera tenía un destino en mente?

Como si contestara esa pregunta, la figura se detuvo repentinamente.

Parecía que había estado en su camino a un lugar pero se había rendido.

Estábamos cerca de unas máquinas expendedoras junto al camino de la granja. Estaba seguro que recientemente habían sido colocadas por petición de algunas personas que sucumbieron a insolaciones durante el calor residual de Septiembre. Cinco máquinas expendedoras para bebidas y pan estaban alineadas bajo un techo de metal para alejarlas de la lluvia.

Justo igual que puertas automáticas, las luces fosforescentes estaban amañadas para mostrar los productos cuando alguien se acercaba.

Cuando vi lo que estaba iluminado por esas luces brillantes blancas, estuve a punto de gritar.

Era de entre 130 y 140 centímetros de alto. Con sólo su figura no bastante para decir si era un niño o una niña, pero probablemente era una niña ya que estaba usando una falda. Ella podría haber buscado alguna clase de brecha en el atractivo porque estaba usando una sudadera deportiva con una minifalda con volantes. Podía suponer que esta era probablemente una niña de primaria.

El problema era el rostro.

El cuello se había transformado en un ciempiés gigante con innumerables piernas retorciéndose.

¿Qué?

¿¿¿¡¡¡Qué…demonios…es eso!!!???

Miré impactado mientras la cabeza —el ciempiés —se estiraba. El bizarro movimiento era incluso más grotesco que la versión de un Rokurokubi.

—Oh…oh…

No podía decir de donde estaba proviniendo, pero dio un extraño gruñido distorsionado. Dentro de poco, el número de ciempiés creció. Lucía como una flor gigante tropical ahora.

—O-oh…oh…¡¡ooooohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

Le siguió destrucción.

Parecía bastante al headbanging que frecuentemente se veía junto con música de hard rock. El joven cuerpo superior se movió violentamente de aquí para allá y los incontables ciempiés (los cuales eran ahora más largos que el alto del cuerpo) se espetaron como látigos. Chocaron contra las máquinas expendedoras. Un violento viento voló a través al instante del contacto y me golpeó en el rostro. No, no era eso. ¿Era el viento comprimido mientras estaba envuelto alrededor de los ciempiés? Después de que escuché metal doblándose y chispas eléctricas volando, la luz fosforescente se apagó. Algunas veces los ciempiés apretaban a su objetivo con su cuerpo, algunas veces los mordían con sus masivas fauces y algunas veces los comprimían como el viento. Incluso como una silueta, la destrucción continuó. Las máquinas expendedoras supuestamente eran cajas solidas de metal, pero fueron aplastadas como papel y finalmente desgarrado en muchos pedazos. Todo lo que quedaba era el sonido del viento aplastándolas aún más.

¿Esta era la fuente de todo?

¿Así fue cómo el daño del Oomukade había atravesado un extremo de la villa al otro sin que ninguna persona o cámara lo viera?

¿El Oomukade estaba escondido dentro de los cuerpos de los niños?

O…

—Ahh, ahh. Así que el secreto se descubrió.

Escuché la voz de otra chica directamente detrás de mí. Antes de que pudiera darme la vuelta y alumbrar con mi linterna, la chica alumbró su luz en mí. Cubrí mis ojos deslumbrados con una mano y traté lo mejor de mí para ver quién era.

Era difícil de saber a través de la luz, pero la corta silueta parecía como otra estudiante de primaria. Su largo cabello marrón estaba ondulado y todas sus ropas eran de marcas de la ciudad. Ella vestía un suéter blanco con cuello de tortuga, una chaqueta roja con el frente abierto, una minifalda negra, un cinturón holgado alrededor de la cadera, pantalones apretados y botas de color chocolate. No tenía forma alguna de revisarlo, pero estaba bastante seguro que ella no era de la villa. Ella sería del grupo de intercambio cultural que había mencionado Tarou. Una mirada al ramillete de rosa blanca en el costado de su cabeza era suficiente para saber que ella no era como los otros niños.

Ella sonrió y habló.

—Finalmente logramos sacarlos cuando sea que queremos, pero varios de nosotros no sabemos cómo usarlos. Bueno, es sólo algo que debes aprender a través de la práctica. Este probablemente no fue la mejor ocasión para el viaje. Tenemos entrenamiento de campo apropiado en casa.

Ella no mostraba preocupación por la diferencia de tamaños entre una estudiante de primaria y un estudiante de preparatoria.

O incluso que estaba viendo lo que estaba pasando.

Después de todo…

—¿Tienen un Paquete que les deja fusionar un Oomukade con sus cuerpos?

—Jeje. ¿Qué hay si los tenemos?

Escuché unos pasos en el pasto. No, eran más de uno. Cuando encendí mi linterna y apunté todo alrededor de mí, vi de veinte a treinta niños rodeándome sobre el camino de la granja y en los arrozales ya cosechados.

—¿Por qué harían eso? Y esperen. ¿¡Quién lo planeó!? ¡Ensamblar un Paquete toma docenas o incluso cientos de adultos con conocimiento especializado!

—Si dijera que lo hicimos por nuestra cuenta, ¿lastimaría tu orgullo como un estudiante de preparatoria?

Y más importante aún…

Ella estaba alumbrando una luz en mí, ¿pero por qué? ¡Ella no estaba sosteniendo una linterna!

La chica de cabelló marrón parecía ser su líder y ondeó su pequeña mano derecha horizontalmente.

Un sonido pegajoso le siguió y el brazo se transformó desde el hombro. Se convirtió en un objeto gigante como un tentáculo de incontables ciempiés entrelazadas. La luz provenía de las patas de los ciempiés. Estaban brillando como la llama de una antorcha. No, eso no era. Podía ver algo de movimiento irregular dentro de sus ropas también. Los movimientos dentro de los pantalones debajo de su falda estaban ignorando por completo las articulaciones de una pierna.

¿Era esto para ganar fuerza física? ¿Para ganar un poder especial? ¿Para convertirse en algo más allá de un humano?

Cualquiera que fuera la razón, no podía imaginar qué clase de mente aceptaría algo así con una sonrisa. No obstante, el resto de los chicos alrededor de mí también transformaron sus brazos y piernas en ciempiés. Todos mostraron sus extraños tentáculos con algo de dispersión amplia a ambos lados como alas y algunos colgando alrededor de sus cuellos como tentáculos de medusas. Sin embargo, ese no era el problema.

Cada vez que los muchos ciempiés se retorcían, una ráfaga de viento soplaba. Se decía que el Oomukade podía controlar tormentas, ¿por lo que estaban controlando el viento o la presión del aire? Y los vientos que producían parecían tener efectos diferentes. Algunos cortaban, otros aplastaban, otros secaban las plantas y otros agitaban la tierra y las rocas.

Y este no era sólo un hombre solitario como un asesino serial. Todos compartían la misma demente obsesión.

—Lo siento, señor.

La chica de cabello marrón habló mientras que sus muchas “piernas” se retorcían.

—Todavía no hemos alcanzado el final. Y hasta que lo hagamos, no podemos tener a alguien poniéndose en nuestro camino. Así que lo siento…pero tendremos que silenciarte.

En ese momento, una pesada presencia casi como un muro invisible se apresuró hacía mí.

Frenéticamente miré alrededor, pero estaba completamente rodeado y no había a donde huir. Y basado en la destrucción que había visto por la villa, esos ciempiés tenían el suficiente poder para romper un grueso tronco de un árbol o derribar el muro de un cobertizo. ¿Me aplastarían bajo sus gigantes cuerpos o me cortarían con sus ráfagas de viento? No sabía el método en sí, pero esto no era diferente a tener autos corriendo hacia mí desde todos los trescientos sesenta grados.

Ni siquiera tenía tiempo de pensar que era patético que perdiera contra niños de primaria.

Miedo puro se elevó desde mis entrañas y podía decir que mis piernas no estaban funcionando apropiadamente.

Era justo como salir corriendo del camino y ver el parachoques de un camión llenar mi visión.

Y entonces algo me golpeó en un costado.

Un desagradable sonido estalló, mis pies inmediatamente dejaron el suelo y volé por el aire.

12 (Jinnai Shinobu)

Mi mente fue mandada a volar.

Una sensación flotante interminable llegó a mí.

Incluso olvidé cómo juntar mis recuerdos en orden secuencial.

—…?

Pero una vez que me pregunté por qué todavía no estaba muerto, finalmente me di cuenta de lo que había pasado.

Un ciempiés efectivamente me había golpeado, pero no estaba muerto. Ni siquiera había sido rasguñado.

El ciempiés que se había precipitado hacía mí primero no fue uno de los niños dirigidos por esa chica con cabello castaño.

—¡¡Oomukade!!

Escuché la voz chillona de la chica desde la oscuridad detrás de mí.

—¿¡Por qué te estás poniendo en nuestro camino!? ¡¡Somos tus amigos!!

La gigante criatura lucía como un dragón más que un insecto.

Innumerables patas se arrastraron por los arrozales ya cosechados.

Su cabeza recordaba al frente de un tren y sus mandíbulas extremadamente bizarras sostenían mi cuerpo.

Casi parecía alejarme de los niños.

—¿¡Eres… el Oomukade original!?

—¿Qué tanto de esto entiendes?

—Ha habido mucho daño causado por ciempiés en la villa, pero realmente fue hecho por estos niños de la ciudad y ellos sólo están obteniendo tu poder. ¿Estoy en lo correcto?

—Le daré a eso cincuenta puntos. Eso es meramente el resultado y todavía tienes que alcanzar el verdadero problema. Sólo espero podamos encontrar un lugar tranquilo para hablar.

—¿A pesar de que estas del lado de estos chicos de la ciudad?

—Es porque estoy de su lado. ¿Crees que quiero que estén usando mi poder y características?

El Oomukade no dijo nada más.

Pisadas que sonaban como si estuvieran atravesando por la hierba y el bajo retumbar de las violentas ráfagas de viento eran suficiente para saber que teníamos muchos perseguidores. Nos estábamos moviendo más rápido que un auto promedio, pero ellos estaban a la par. Podía ver algunas pocas luces siguiéndonos como fuego fatuo. Ya no sentía alguna inclinación de alumbrarlos con mi linterna. No quería saber qué cambios había pasado por sus cuerpos para lograr esto.

—Parece que necesitamos perder el grupo de Sachi primero.

¿Sachi? ¿Es uno de sus nombres?

No, más importante aún…

—Espera un segundo. ¿Qué es esa luz? ¡¡En el camino a través del arrozal!!

Inmediatamente encontré la respuesta a mi propia pregunta.

Esta luz era mucho más suave que mi linterna. Estaba bastante seguro que era la Linterna Obake y una pequeña figura estaba vagamente visible en su luz.

—No reconozco a ese niño. Él no debe formar parte del grupo de Sachi.

—Ese es Yonesaki Hiro. ¡¡Él es un niño de la villa!!

Esto era malo. La niña de cabello marrón había dicho que mataría a cualquiera que los viera. Yonesaki Hiro no sería una excepción. Sus ojos se abrieron ampliamente cuando él me vio y era obvio qué pasaría si el ciempiés lo atrapaba.

Esto es peligroso.

¡¡Esto es muy peligroso, pero tengo que decirlo, maldición!!

—¡Oomukade, no te preocupes por mí! ¡¡Déjame por aquí y llévate a ese niño contigo!!

—Pero…

—¡¡Apresúrate!! Puedo manejarlo por mi cuenta. ¡¡La sombrilla y linterna con él no pueden soportar el poder de un Youkai que puede comer dragones dioses!!

Él dudó un poco.

Pero entonces sus fauces sosteniéndome se aflojaron y caí hacía los arrozales que parecían rápidamente fluyendo debajo de mí. Apreté mis dientes para soportar el dolor mientras rodaba una y otra vez, y escuché hablar al Oomukade mientras levantaba su cabeza como una cobra.

—No mueras. Necesitaré tu ayuda por el bien de Sachi.

Él no esperó a que respondiera o preguntara por eso.

El Oomukade batió el viento y usó el poder como resorte de todo su cuerpo para saltar y tomar a Yonesaki Hiro. De alguna manera logré levantarme y corrí en una dirección diferente.

Para bien o para mal, los niños parecían perseguir más al notable Oomukade. Podía ver las luces de las patas que estaban usando como iluminación y el soplar de viento dirigiéndose en esa dirección. Esto no era lo que esperaba, pero Yonesaki Hiro no sería asesinado tan fácilmente si el Oomukade original estaba ayudándolo.

¿Pero qué se supone que hiciera? Si regresaba a mi casa de techo de paja, simplemente sería atacado ahí. Había al menos una docena de ellos, pero si cada niño de la ciudad estaba involucrado, el número se elevaba a más de cien. Estaba superado en número, pero ellos estaban confiando en lo oculto. Ya que estaban usando un Paquete construido con ese Oomukade, sólo tenía que destruir ese sistema para robarles de su poder como si apagara un interruptor. Una vez que perdieran el poder del ciempiés, no serían más que niños indefensos. No parecía que hubiera otra manera de escapar de esto vivo.

—¿Qué necesito para hacer eso?

Necesitaba información y tiempo para pensar, por lo que decidí esconderme en algún lugar o agujero en algún lado.

Miré alrededor y vi un gran edificio.

La escuela, ¿eh?

Eso sería mejor que estar parado en medio de los arrozales como un espanta pájaros, por lo que jalé mi cuerpo adolorido para correr hacía ahí.

Cuando me acerqué más, me di cuenta que no era mi preparatoria usual. Era la primaria de la que me había graduado hace mucho. Pero no era tiempo de ser quisquilloso. Todo habría acabado si era capturado, por lo que escalé la valla de metal, corrí por el patio de la escuela y corrí a la entrada del edificio de la escuela de madera con alta tecnología que tenía aire acondicionado y acceso a internet.

Ni siquiera tenía tiempo de revisar si estaba cerrada.

Ondeé mi linterna para romper el vidrio de la puerta y la abrí desde adentro. Eso podría haber hecho sonar una alarma en la compañía de seguridad, pero eso en realidad era algo bueno.

Di un paso adentro.

Las escuelas podían ser lugares aterradores en la noche porque se sentía como si fantasmas se fueran a aparecer, pero este era difícilmente el momento de preocuparse por eso.

Pero entonces escuché un sonido agudo de vidrio quebrándose proviniendo de algún lugar.

—¡No me digas que ya están aquí!

Sentí una presión en mi pecho, pero la persona que pasó por la ventana del pasillo era Yonesaki Hiro quien había estado sostenido por las fauces del Oomukade. La sombrilla y la linterna lo acompañaban.

El Oomukade original se encogió en tamaño sólo unos cuantos metros de largo y entró en el pasillo.

—¿¡Q-qué está pasando!? ¿¡Cuando se volvió esta villa un jarrón Kodoku!?

—¡No hay nada que podamos hacer! Si tan sólo pudiéramos contactar al mortero o a la armadura en casa.

La sombrilla y la linterna fueron dejados hablando de aquí para haya mientras el Oomukade hablaba.

—Esto no es bueno. Sachi intencionalmente nos guio hacía aquí.

—¿Qué quieres decir? ¿Qué tiene que ver Ranzono-san con esto?

Yonesaki Hiro sonaba nervioso y el Oomukade se retorció hacía él.

—Sachi viene de la ciudad, por lo que nunca había estado en las montañas por la noche. Ella tampoco sabe mucho sobre esta villa, por lo que probablemente decidió que lo tendría más fácil en la escuela porque es un edificio parecido bastante a los de la ciudad. Ella intenta acabar con ustedes aquí.

—Las escuelas de la ciudad y los rurales no son exactamente iguales. Las Villas Intelectuales confían en tiendas en línea tanto que estaríamos aislados si un tifón o un deslizamiento de tierra cortara el camino. Tenemos más equipamiento para el refugio, —interrumpí. —La primaria es como la casa de ladrillos de Los Tres Cerditos. Tiene la infraestructura de desastres más fuerte. Debería haber un refugio a gran escala contra un tornado debajo. ¿Crees que esa puerta de metal pueda aguantar contra ellos?

—Lo dudo. Los ciempiés excavan por la tierra, por lo que esconderse por debajo de la tierra sólo llevaría esto al territorio de Sachi.

—Ya veo. Pero deberíamos ser capaces aún de usarlo.

Pasé una mano por mi cabello teñido de rubio y pregunté sobre algo más importante.

—¿Sachi? ¿Ranzono-san? Para ser honesto. No sé mucho sobre esta situación, ¿así que puedes explicar cómo están todos involucrados en esto? De otra manera, no podré entender bien este Paquete.

—Ranzono Sachi es la reina de su comunidad. Ella está en la cima de cada categoría alrededor de ella: su clase, su año y toda su escuela.

—Ella es una chica de la ciudad. Ella es muy lista. Atlética, está a la moda, puede tocar el piano y puede cocinar. Ella trabajaba como una modelo y escritora para una revista de moda y chicos de secundaria por el mundo la admiran.

—¿Una revista de moda?

—Se llama Autofocus. ¿Nunca has escuchado de ella?

¿Una revista para niños? Ahora que lo pienso, la Yuki Onna y la Furutsubaki (la pequeña) estaban viendo eso.

La sombrilla y la linterna abrieron sus grandes bocas y hablaron.

—¡Ohh, vi eso también! ¡¡Estaba lleno con esas extrañas cosas llamadas códigos de barras y códigos matrices!!

—Escuché que originalmente era una revista en línea, pero fue lo bastante exitosa para dar vuelta al formato en papel original. Aunque eso lo hacía sentir más ligado al internet que lo absolutamente necesario.

Ya veo. Así que de eso se trata.

Una modelo era por un lado, pero era imposible para una estudiante de primaria escribir una revista. Antes de siquiera hablar de talento o habilidad, la Ley de Normas de Trabajo les prohibía trabajar.

Cuando sólo era en la página web, probablemente había sido tratada como alguien actualizando un blog como un pasatiempo en vez de un trabajo. Justo igual que los intercambios de precios en las salas de pachinko, probablemente le daban una “concesión” en algún lugar separado. También podrían haber trabajado con esos asuntos para la revista física.

Más importante aún…

—Autofocus, ¿hm?

—¿Qué hay con ello?

—Bueno… Estaban atrayendo atención al crear un equipo de ensueño de personajes muy conocidos en el internet, pero eso quiere decir que estaban reuniendo personas que nunca habían visto antes, ¿cierto? Nada dice que toda la crítica dura dándole a todo una estrella en reseñas de sitios realmente sabe de qué están hablando. Tienen que seriamente tratar de reclutar a una niña proclamando ser una trabajadora muy conocida en algún lado, o incluso peor, un bot que sólo publica texto automáticamente.

No sabía si esto tenía algo que ver con el Paquete de ciempiés, pero necesitaba obtener una idea de quién era Ranzono Sachi ya que ella parecía ser la mente maestra.

Por alguna razón, Yonesaki Hiro hizo un mohín con sus labios.

—Eso no es lo que pasó aquí. Ranzono-san realmente es, am, madura y está a la moda. No hay nadie, bueno, tan bonita en mi clase.

—¿Qué? —Fruncí el ceño. —Lo siento, ¿pero en serio estás diciendo eso?

—¿Eh?

Él sonaba confundido, pero eso podría haber sido porque sonaba más exasperado que insultante.

—Sólo para que lo sepas, es natural que luzcan perfectas y maduras. Después de todo, son de las Doces.

—¿Qué es una Doce?

—Kasane_12 o Doce para abreviar. Para ponerlo simple, es una clase de truco de arte usado en las personas. Si colocas papel blanco y papel negro juntos y los miras en la distancia, el papel blanco lucirá más cerca de ti. Usan trucos así con los colores de sus atuendos para dar la ilusión de la figura de un reloj de arena y usan maquillaje y su estilo de cabello para hacer lucir su rostro más pequeño.

El nombre por supuesto estaba basado en la tradicional bata de doce capas japonés. Pero a pesar de las intenciones del diseñador, el término era ahora en su mayoría usado como un insulto. Era visto como una moda misógina que hacía lucir bien a la chica al cubrirla en tanto maquillaje y ropa que difícilmente se podían mover.

—¿Su apariencia…es falsa?

Yonesaki Hiro estaba estupefacto.

El Oomukade se retorció embarazosamente al lado de él y permaneció en silencio.

—Es como cubrir su cuerpo entero con una ligera capa de maquillaje especial. Por lo que si empiezan a sudar y el maquillaje se cae, aparentemente sería mucho peor que perder una ceja. Escuché la perspectiva de su rostro se perdería y lucían algo así como salido de un juego de fukuwarai. Tienen que revisar constantemente su rostro en un espejo, por lo que tiene que ser una forma de vida restrictiva.

—Ya veo. Así que por eso se sobresaltó cuando dije algo sobre su rostro.

El chico parecía recordar algo.

Al escuchar eso, el Oomukade finalmente habló de nuevo.

—Es por eso que Sachi…no, todos los niños Kasane_12 están haciendo eso.

—Todavía no lo entiendo. ¿Qué tienen que ver los ciempiés con maquillaje especial?

—Es posible al miedo de convertirse en un ciempiés ha sido anestesiado por el veneno de ciempiés, pero al menos, Kasane_12 fue la causa inicial.

El Youkai letal dijo que comer incluso otros Youkai sonaba problemático.

—Piensen en esta situación hipotética. Kasane_12 optimiza su apariencia, pero esa apariencia completamente se vendría abajo si fracasa. Ahora, ¿qué tal si no quisieran hacer eso por su propia cuenta? ¿Qué tal si fue forzado en ellos por sus padres u otros adultos? ¿Entonces simplemente en cuánta presión piensas que están?

—Ah.

—Las personas alaban a Sachi. Ellos la llaman hermosa y se reúnen alrededor de ella. …Pero ese no es su verdadero yo. Todos están viendo a la capa exterior falsa y ninguno de ellos realmente la está viendo, alabándola, o mostrando alguna clase de preocupación hacía ella. ¿No es eso más que suficiente para destruir una personalidad creciendo?

La chica y el ciempiés.

Ella estaba quebrando el límite entre lo hermoso y lo horroroso y mezclándolos.

Ella odiaba y quería arruinar lo que todos alababan de ella.

La situación estaba lentamente llegando a un punto.

Los adultos hacían Paquetes por simple dinero o fama, pero este estaba basado en los valores sólo tomados entre estos niños preocupados.

—Esto es mi culpa, —confesó el Oomukade. —Estaba mal de mí sentir pena por ella. Fue irresponsable tratar de animarla. Eso fue lo que puso la grieta en la presa de su corazón el cual ella apenas podía mantener en balance.

13 (Ranzono Sachi)

—Sachi-chan, ¿por qué estás sonriendo?

Ese comentario casual me condujo a darme cuenta que mi rostro se estaba cayendo.

No tenía permitido sudar descuidadamente, no tenía permitido derramar lágrimas descuidadamente y no tenía permitido dejar que la lluvia me callera encima descuidadamente. Cuando salía, siempre tenía que tener un espejo a la mano y tenía que revisar constantemente mi rostro sin importar donde estuviera.

Y no podía dejarlo tampoco.

Mi estatus y las expectativas de mí seguían elevándose. Sin importar cuando le dijera a las personas que ya no podía hacerlo, seguirían abordándome con más y más expectativas. Mientras más arriba terminara, mayor el daño si caía. Ya no había forma que podía aterrizar a salvo. Las expectativas de mis padres, mis amigos, mis maestros e incluso de completos extraños eran demasiado pesadas. Un solo error y sabía que el insoportable dolor me apretaría.

Vivía en un infierno ligero, como si estuviera siendo estrangulada por seda lujosa.

Ahí fue cuando lo encontré.

Era un lugar verde aparentemente apartado del ajetreo y bullicio de la ciudad. Eran los restos de un santuario que parecía casi enterrado por los edificios alrededor de él. Era como el lugar secreto en la historia de orejas de burro.

Encontré a un Oomukade ahí.

No, a Tsuchigumo y Nue también estaban ahí. Todos los Youkai lucían extraños.

Para ser honestos, estaba asustada al principio.

Pero a pesar de no lucir remotamente humanos, no parecía importarles, bromeaban entre sí y trabajaban juntos para recoger frutas en los árboles. Estaba celosa cuando los vi.

No tomó mucho para que comenzara a encajar ahí.

En ese mundo, tu apariencia no importaba. Esos amigos te verían a ti por quién eras por dentro.

Gané algo que debería haber sido normal. Sentí que me estaba recuperando a mí misma después de que comenzara a desvanecerme. Ellos realmente salvaron mi vida.

Y sin embargo…

—¡Sachi! ¿¡Por qué estás cerca de esas horripilantes cosas!?

Algo puso un pie en mi mundo.

—Está bien, está bien, Sachi-chan. Llamamos a un famoso experto para ti.

Algo trajo ayuda no bienvenida en mi mundo.

—Parece que están afectándola. Pero no se preocupen. Puedo manejar esto fácilmente.

Algo se acercó con una sonrisa después de captar el aroma a dinero.

Si Oomukade, Tsuchigumo y Nue se hubieran resistido seriamente, podrían habido partir en pedazos a ese fraude de médium, pero no lo hicieron.

Cuando llegué al lugar usual, buscando aliento, nada quedaba. Ellos no habían querido dañar a la persona viniendo por ellos, por lo que se habían dado por vencidos con su hogar. Así fue cómo me pareció.

Pero…

Pero…

Pero…

Simplemente no podía permitir que terminara así.

¿Qué había hecho el Oomukade? ¿Estaba mal que un Tsuchigumo fuera feo? ¿La inhumana apariencia de un Nue era razón para orgullosamente quitarles todo lo que tenían? Ellos entendían sentimientos humanos, podían comunicarse usando palabras, y tenían el suficiente corazón para preocuparse por incluso aquellos de quienes se oponían, ¿así que por qué tenían que ser tratados así?

¿Era belleza?

¿Qué significa para la belleza exterminar a la fealdad?

Si esa lógica realmente era sostenida, entonces era obvio quien realmente debía exterminar a quien.

Todo necesitaba volverse igual.

Todos necesitaban convertirse en ciempiés.

Los humanos no eran bellos o feos. Sólo se trataba si lo escondían o no. En ese caso, sólo tenía que llevar todo a la luz. Si todos lucían igual, finalmente seríamos capaces de comparar quienes éramos en el interior. Si hacíamos eso, nosotros los humanos seguramente nos daríamos cuenta qué tan inferiores éramos.

Si hubiera perdido de vista mi verdadero yo en interior el capullo del Kasane_12 hecho por el hombre y yo nos volvimos una simple muñeca, podría nunca haber tenido estos sentimientos. Probablemente me habría convertido en un caparazón vació perturbador que sólo daba las respuestas que deleitarían a los adultos y viviría a las expectativas de mis padres y maestros.

Pero me había recuperado a mí misma. Esos amables Youkai me habían traído de vuelta.

Por lo que no podía soportarlo. Me usaría a mí misma por su bien.

Me usaría a mí misma hasta el final.

14 (Jinnai Shinobu)

—Todo se define a un problema de afinidad. Mientras los humanos crecen, comienzan a odiar a los insectos. No hay nada cruel sobre eso; es completamente normal. Sachi sólo de casualidad desarrolló eso después que los demás. Eso le permitió encajar con nosotros, pero los adultos alrededor de ella no lo permitieron. Había predicho que la alejarían de nosotros, pero parece que fue un gran shock para ella. Su odio no se apagó, por lo que continuó tranquilamente quemando dentro de ella y ella terminó construyendo este Paquete con los otros niños.

La historia del Oomukade era extraña, pero no era que no podía entenderla.

Eso podría haber sido porque vivía en una Villa Intelectual llena de Youkai.

Aunque, en realidad no me gustaban las arañas gigantes o cucarachas. Si un escarabajo rinoceronte estaba volteado y veía su suave estómago, retrocedería. Aunque realmente no se sentía igual cuando hablaba con uno como el Oomukade. Si podías decirles que se alejaran y lo hacían, no había nada de que temer.

—No tuve contacto directo con los otros niños aparte de Sachi. Después de que nos fuimos, ella debió esparcir su historia a los demás con preocupaciones similares. Desafortunadamente, los que no nos han visto probablemente la tuvieran más fácil para glorificarnos en su imaginación. No somos creaturas para ser alabadas después de todo.

El Oomukade había dicho que estuvo mal.

Había dicho que animarla había sido irresponsable.

Pero…

—Creo que en eso estás algo equivocado.

—?

—Es verdad que lo arruinaste, pero eso no quiere decir que el principio estuvo mal. El problema fue el final donde se desvanecieron sin decir algo y se fueron todo sin resolver. Aceptar a Ranzono Sachi cuando ella estaba en ese aprieto claramente fue lo correcto de hacer. Quién sabe qué podría haber pasado si hubiera sido lo contrario. Me asusta el tan sólo pensarlo.

—Al menos, esto no le habría pasado a ella.

—¿Hubieras preferido que fuera la mascota sin alma de los maestros? Ella podría incluso haberse colgado. Apuesto que tomaste las semillas de esa preocupación porque viste esas posibilidades en su futuro.

—…

—Si “bien” y “mal” son las únicas opciones, entonces tu jalaste la palanca hacía “bien”. Hiciste algo de lo que puedes estar orgulloso. Y si Ranzono Sachi todavía no ha sido salvada, significa que ella se descarriló del camino del “bien”. Todo lo que tienes que hacer es ayudarla a recuperarse. Si el tren es traído de vuelta y la lleva a su meta, entonces todo esto funcionará. Esa es la mejor opción posible, ¿no?

El Oomukade permaneció en silencio por un rato.

Pero finalmente, miró entre Yonesaki Hiro y yo y bajó su cara levantada. Para ponerlo de otra manera, dio una reverencia a nosotros.

—Debo preguntar de nuevo. …¿Me ayudarían a salvar a Sachi…y al resto de los niños? Necesito salvarlos antes de que crucen el punto de no retorno y realmente maten a alguien.

Ni siquiera necesitaba responder. Yo había sido el que estaba tratando de hacer funcionar esto.

Por alguna razón, Yonesaki Hiro levantó su pequeña mano apretada en un puño, por lo que ligeramente apreté mi puño y lo presioné contra el suyo.

Ahí fue cuando la sombrilla preguntó algo.

—¿Pero esos pequeños niños realmente ensamblaron un Paquete? Podrían tener las docenas de personas necesarias, pero aun así…

—Esos niños tienen otra preocupación además de Kasane_12. Es comúnmente conocido como un genio proyecto hecho por el hombre. Un negocio que actúa más como un seminario que como una escuela de preparación que artificialmente rehace la estructura de sus cerebros. Creo que el negocio era conocido como Campamento médico.

—Tienes que estar bromeando. Eso es a lo que llaman trauma desconexión, ¿no es así? Aplican dolor para cerrar las conexiones de sinapsis innecesarias, dejando sólo las conexiones para lo académico y otras lecciones. Se ha presentado en programas de preguntas y en las noticias en línea, por lo que es más una zona gris que algo completamente ilegal.

zasiki_06_096

Si lo que escuché en TV era preciso, el hombre quien fundó el negocio se estaba moviendo constantemente entre incontables diferentes negocios. Él hizo toda clase de locos seminarios y escuelas de preparación para atraer niños y encerrarlos en refugios contra bombas como “castigo” si ellos dejaban de ir.

—Había pensado que Ranzono-san era asombroso porque ella era genial en la escuela, deportes, moda, música y cocina, pero me parecía extraño, —dijo Yonesaki Hiro, otro niño. —¿Cómo encajaba todo eso en sólo veinte cuatro horas al día? …Pero estaba mal. No había forma que pudiera encajar todo eso.

Esos niños habían sido re-hechos completamente, por dentro y por fuera, por la conveniencia y vanidad de los adultos.

Se les robó de cualquier sentido de uno mismo y eran mostrados por sus padres como una medalla o un trofeo.

El grupo del Oomukade definitivamente había estado bien en aceptar a Ranzono Sachi. Si las cosas hubieran continuando sin su intervención, ella habría encontrado un destino peor que volverse un horripilante humano relleno con trofeos.

—Eso significaba que reunían sus mentes inteligentes y las usaban para ensamblar un Paquete mejor que cualquier otro adulto pudiera hacer.

—en ese caso… —escogí mis palabras cuidadosamente. —Este Paquete convierte a la gente en ciempiés, por lo que el núcleo tiene que ser el Oomukade. Debiste haber tenido tu poder y características robadas sin que te dieras cuenta. Pero los componentes deben de ser algo más. El Paquete habría sido ensamblado por cosas que esos niños de la ciudad pudieran obtener en sus manos.

—Pero ya que son de la ciudad, ¿no el núcleo estaría fuera de la villa?

—Incluso si es así, la líder debe tener alguna clase de control automático. De otra manera, uno de los otros niños podría derrocarla. …Debe estar muy cerca. Esta es la escuela primaria, por lo que podríamos encontrar una pista aquí. ¿Estaría Ranzono Sachi libre para traerlo y usarlo aquí?

Mientras me preguntaba eso, también pensé en las características del Oomukade en la fuente del Paquete.

-El Oomukade es un Youkai ciempiés largo.-

Pero no estaba explicado porque era tan grande o violento.

-El Oomukade puede comer otros Youkai tales como un clan de dioses dragones.-

Pero no estaba explicado si los comió debido al hambre, odio o cualquier otra cosa.

-El Oomukade es inmune a espadas normales, pero es débil a armas con saliva humana en ellos.-

Pero no estaba explicado por qué la saliva de un humano era efectivo.

Esas incógnitas eran muy importantes. Uno podía substituir cualquier parámetro que quisieran cuando ensamblaran el Paquete. Una clara debilidad hacía un dispositivo de seguridad fácil de ser añadido, por lo que este era en realidad una especie muy fácil de usar.

—Am, ya que es Ranzono-san, ¿no sería esto?

—?

Escuché un crujido mientras Yonesaki Hiro sacaba una revista más grande que el tamaño A4.

Esa es Autofocus, pero…¿ah? ¿De dónde sacó eso?

—Puedes encontrarlas por toda la escuela. Es una gran moda ahora mismo. Esta estaba encima de los casilleros de zapatos.

—Eso nos ayudó también. Jeje.

Primero la Yuki Onna y ahora la linterna. La revista parecía bastante popular con los Youkai.

Coloqué la revista en el suelo y la hojeé con mi linterna en una mano. A pesar de ser una revista de moda, apenas si tenía fotos. Todo era códigos de barras y marcadores AR y realmente era una molestia tener sostenido mi celular cada vez.

—Esto es un gusto extraño. Bueno, tal vez ella fue forzada a hacerlo por trabajo.

—¿Eh? Pero…

—¿Pensabas que una modelo en una revista de moda era alguna clase de dios que siempre está bien? Esto es realmente sólo anuncios publicitarios de lujo. Ella viste la ropa de los creadores y marcas afiliadas con los editores para que así puedan vender tanta ropa como sea posible. Así es como esto está establecido. No introducen cosas porque sea la última tendencia; los introducen para hacerlas la última tendencia. Aparentemente, algunas revistas hacen más dinero por la ropa que los creadores les dan que por la venta de las revistas.

—…

—Si uso una palabra más moderna como “afiliar”, ¿entiendes por qué Autofocus reclutaría figuras muy conocidas en línea? Puedes referenciar las revistas si quieres, pero no sólo aceptes lo que dicen como un hecho.

Incluyendo a Ranzono Sachi, tenían cerca de veinte modelos dedicadas de varios tipos.

Todas estaban vistiendo trajes lindos forzados que supuestamente te hacían querer dar clic en el anuncio publicitario para un sitio de compra en línea, pero Ranzono Sachi parecía un poco diferente del resto.

Había definitivamente algo extraño en ella.

Mientras que las otras modelos claramente estaban tomando su parte con signos de dólares en sus ojos, no podía sentir algún obvio beneficio de ella. No podía entender por qué ella estaba vistiendo esas ropas que no encajaban.

—No te creo.

Yonesaki Hiro hizo un mohín con sus labios un poco. Parecía que tenía más problemas conmigo diciendo esas cosas sobre Ranzono Sachi que con los hechos en sí.

—Ranzono-san realmente es el centro de su escuela. Ella está en un lugar inalcanzable como la distante luna y todos quieren escuchar las cosas que dice. Puedes decir esas cosas todo lo que quieras, pero ella todavía parece perfectamente madura para mí.

Estaba a punto de decirle que distinguir entre lo que querías pensar y la verdad era la señal de la madurez, pero entonces me congelé.

Espera un segundo.

—El Oomukade es un ciempiés gigante. Su amenaza crece con su tamaño.

—¿Qué hay con ello? —preguntó el Oomukade.

—Y el grupo de Ranzono Sachi está convirtiendo sus cuerpos en ciempiés. Se están volviendo así mismo en seres especiales que se hacen más poderosos mientras más grandes crezcan.

Apunté a la revista en el suelo y la sombrilla dijo un “ah” al darse cuenta.

—Ella es una modelo y escritora para una revista de moda. Ella es una existencia inalcanzable como Kaguya-hime en la distante luna. …Ella es una de primaria al igual que nuestro amo, pero ella también es una celebridad con una clara línea dibujada entre ella y los otros niños.

—Los dos encajan. El Oomukade es un ciempiés engrandecido y esa niña de la ciudad ha engrandecido su estatus con la revista. ¿Piensas que Ranzono Sachi usó Autofocus para hacerse parecer más grande y por lo tanto combinar con el Oomukade?

—P-pero… —La linterna interrumpió. —¿Qué hay de los otros ciempiés con ella? Creo que ella es la única directamente conectada a Autofocus. ¿Cómo infectó el poder del ciempiés a esos otros niños también?

—¿Ellos se refirieron a Autofocus? ¿Lo leyeron? No, eso no es. Tienen que hacerse lucir así mismo más grandes. Tiene que haber un gatillo para eso. Si aplica a más que sólo el escritor real…

No tenía garantía aquí y no teníamos tiempo para reunir evidencia.

Sólo podía presentar mis teorías.

—Tiene que haber condiciones para que la galería de ella los haga lucir más grandes. ¿Y están haciendo eso a través de Ranzono Sachi? ¿Siguen su revista de modas para estar al frente de sus propias clases? Sí, ellos no cuestionaron esos trajes que no encajaban, eligieron sus ropas en información sin bases y sintieron un orgullo mal guiado en todo eso.

De otra manera, Ranzono Sachi no tendría alguna razón para vestir esos trajes que no encajaban en la revista.

Si su éxito a través de Autofocus fue el gatillo, entonces ella habría vestido trajes apropiados. Eso habría sido la manera de incrementar el número de ciempiés.

—Espera, —dijo el Oomukade. —Si ese es el caso…

—Sí. Las transformaciones de ciempiés no estarían limitadas a su clase o año. Esto podría haberse expandido por Japón. Muchos de ellos probablemente se están escondiendo por el miedo de revelar algo tan grotesco.

Yonesaki Hiro parecía molesto por algo y él ocultó su mano derecha detrás de su espalda.

Eso captó mi interés, pero no tenía tiempo de preguntar.

Escuché un estrepito sonido como un repentino diluvio golpeando el techo. Cada sonido individual era una pata y se esparcían a través de la oscuridad como una onda. Sabiendo que se acercaban desde afuera de la ventana era suficiente para que un escalofrío pasara por mi espalda. Vientos como tormentas soplaron contra el vidrio y muchos puntos de luz se dirigieron a nosotros.

Tenía que ser un grupo de ciempiés lo bastante grande para envolver la superficie, pero no tenía las agallas de alumbrar la linterna hacía ello. De hecho, no podía imaginar cómo un ser humano podía transformarse en algo que podía hacer ruidos como esos.

—¡Ranzono-san y los demás están aquí!

—¿Qué deberíamos hacer? —preguntó el Oomukade. —Tan fuerte como se ve esta escuela, tiene muchas ventanas y ellos completamente llenarán el edificio a este paso.

—¡N-necesitamos escondernos en algún lugar!

—No, —interrumpí. —Sólo correr no es suficiente. Oomukade, Ranzono Sachi no debería pensar que eres un enemigo definitivo aún. Eso significa que puedes mantener una posición ambigua sin correr o esconderte. ¿Puedes quedarte aquí como un observador?

—Sí puedo, ¿pero no sería más útil para ayudarte a pelear?

—No. …Yonesaki, ¿cierto? Ven conmigo. Necesito saber el diseño de la escuela. No quiero descubrir que hicieron adiciones o cambios desde que me gradué.

—¿Q-qué vas a hacer? —preguntó la sombrilla mientras miraba afuera de la oscuridad de la ventana una y otra vez.

—Voy a escupir en la punta de una flecha.

—¿Qué?

—Así es cómo derrotas a un Oomukade. Pero ahora que sabemos cómo estableció Ranzono Sachi el proceso usando la revista de moda, obviamente no me refiero literalmente. Si pongo mis manos en esa punta de una flecha, podríamos ser capaz de volcar esto.

—¿Exactamente qué debería hacer para ayudar a Sachi y los otros niños? —preguntó el Oomukade.

—Voy a hacer algo, pero después, quiero ver si ellos están usando celulares. Puedes decírnoslo al… sí, hagámoslo como un falso médium. Para un sí, no hagas nada. Para un no, crea un alboroto lo bastante grande para que el sonido y el temblor llegue a nosotros. Eso es lo que usaré para decir que hacer a continuación.

Nuestros oponentes se estaban aproximando. Si se precipitaban al edificio antes de que pudiera actuar, todo se habría acabado. No tenía tiempo de explicar todo, por lo que dividimos caminos con el Oomukade y corrimos a través del oscuro edificio.

—¿A dónde vamos?

—Eso es lo que necesito preguntar. ¿Todavía tienen un dispositivo en la sala de profesores que parece como un refrigerador gigante?

—¿Un refrigerador?

—Las Villas Intelectuales confían en tiendas en línea, por lo que nos secaríamos en un santiamén si un tifón o un deslizamiento de tierra bloqueara los caminos a través de las montañas. Por lo que por si acaso, tenemos amplias infraestructuras contra desastres. Especialmente en centros comunitarios, la escuela y cualquier otro lugar donde muchas personas pueden tener refugio adentro. …Y la escuela primaria es lo mejor de lo mejor. Tiene agua, comida, bolsas para dormir y todo lo que necesitas para dormir aquí. Estoy interesado en una de esas cosas.

No teníamos tiempo de preocuparnos por las cerradoras, por lo que pateé la puerta de la sala de profesores.

Apunté mi linterna a lo que estaba adentro.

—Un servidor de comunicaciones cableado de emergencia y una antena a gran escala para torre. Esto es para mantener la infraestructura de las comunicaciones.

La habilidad de Ranzono Sachi para hacerse lucir más grande estaba basándose en la revista de moda Autofocus. Y Autofocus estaba llena con códigos de barras y marcadores AR, por lo que no podías saber qué había adentro sólo al mirarlo.

Ella debió haber estado usando la revista en la página web para ganar aliados de sus fans alrededor del país. Con el apoyo de esos amigos en línea, ella completamente se volvió una celebridad. Para ella, cien piernas no era nada.

Pero si sus comunicaciones eran cortadas, ¿qué le pasaría a Kaguya-hime sobre la luna? Si ella cae a la tierra, ella no sería diferente de cualquier otro niño. Sin sus fans y amigos en línea, ella no sería nada sino un ser humano. ¿No sería capaz de partir sus cien piernas entonces?

Abrí la puerta al tablero de interruptores y trabaje en ello mientras explicaba todo eso.

La sombrilla gruñó y habló.

—La debilidad del Oomukade es un arma con saliva en ella. Podrías cambiar eso al decir que su debilidad es ser escupido, ¿no? Vas a aislar a Ranzono Sachi para robarle su estatus de celebridad y entonces vas a rechazar su ropa. Eso le removerá su poder como un ciempiés.

Lo estaba llamando Operación Nuevas Ropas para el Emperador.

Sin embargo, no había garantía que fuera a funcionar tan bien como el libro dibujado. Un fracaso significaría ser decapitado en la plaza pública.

—P-pero, estás jugando con el servidor de repuesto para emergencia, ¿cierto? La Villa Intelectual está llena con una telaraña de incontables piezas de equipos de comunicación, por lo que destruir uno o dos no va a derrumbar todo.

—No tengo que destruirlos, —corregí. —Cuando la Zashiki Warashi desordenó las configuraciones del enrutador, sus señales se mezclaron con los de mi habitación. Eso cerró las comunicaciones de ambos cuartos y tomó hasta la mañana para que funcionara de nuevo.

—?

—Esto es lo mismo. Causar un mal funcionamiento creará más problemas que físicamente destruirlo. Estoy desordenando los ajustes del servidor de repuesto para enviar un puñado de información que intencionalmente interfiere con las líneas normales de la villa. Eso derrumbará todas las comunicaciones.

Encendí un interruptor.

—De acuerdo. Eso sólo deja las comunicaciones inalámbricas. Si hago que la antena de emergencia de la torre envíe las mimas frecuencias usadas para celulares y LAN inalámbrico, puedo sellar todas las comunicaciones a la fuerza. Si esto funciona, arrancara las piernas de ciempiés de Ranzono Sachi. Este es el Paso 1. Finalmente estamos en el mismo escenario que ella.

15 (3rd person)

Tarde por la noche en el sanatorio, la comerciante de día Kotemitsu Madoka estaba viendo su computadora vistiendo sus bloomers rojos (tal vez para buena suerte). Ella dejó escapar un grito cuando la conexión repentinamente murió.

—¿¿¿¡¡¡Aahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

16 (3rd person)

Mientras Ranzono Sachi miraba, muchos niños usaron la luz de sus patas de ciempiés para quebrar las ventanas y entrar al edificio de la escuela de madera con alta tecnología. Vientos violentos soplaron por los pasillos. Sin embargo, nadie hubiera pensado ya que estos eran niños humanos. Muchos de ellos eran más ciempiés que humanos ahora. Algunos habían reunido ciempiés para formar grandes pelucas y otros tenían la mitad de su cuerpo completamente cubierto como un cangrejo ermitaño. Por supuesto, no todo de eso sería efectivo. Incluso si transformaban sus brazos, no serían capaz de asegurar el estímulo necesario para volar. Ellos todavía tenían el suficiente corazón restante para preocuparse de cómo lucían, pero eso gradualmente se estaba desvaneciendo. Se convertirían en un enjambre sin forma de ciempiés. No serían nadas mas que ciempiés. Usaban viento cortante, viento aplastante, viento que corroía con oxidación y viento que producía electricidad. Encontraron muchas nuevas cosas para fascinarse a sí mismos.

Después de que los soldados elevaran la tierra, la reina continuaría adelante. Pero eso terminó cuando Ranzono repentinamente se detuvo.

Un Youkai letal familiar mostró su rostro a través de una ventana rota.

—¡¡Oomukade!!

Ella brevemente olvidó todo y dijo su nombre con una voz chillona apropiada para una chica de su edad.

Ella corrió hacía ahí, extendió sus brazos y saltó hacía la gran cabeza.

—¡¡Tontito!! ¡¡No me hagas preocupar tanto!! ¡Nuestra transformación en ciempiés ha progresado lo suficiente para dañar tu piel y muchos de los niños no pueden controlar sus poderes, por lo que esto es realmente peligroso!

—…

—Pero no te preocupes. Jeje. Todo acabará pronto. Una vez que la transformación cruce una cierta línea…una vez que esta noche se haya acabado, todo se derrumbará como cuando el agua en una taza pasa el límite de su tensión superficial. Todo Japón se volverá como nosotros. Nadie será dañado por ideas falsas de belleza y fealdad y el mundo será un lugar más amable.

—…

El Oomukade decidió que con negar con su cabeza aquí no alcanzaría a Ranzono Sachi.

Ella miró a su Smartphone. En su lugar del teléfono en sí, ella estaba usando un servicio de mensajes gratis limitado a 100 caracteres. Más y más palabras en ventanas de globo se abrieron para decirle lo que aquellos en la escuela estaban encontrando.

Entonces ella miró de vuelta.

—Oomukade, estás actuando como un espía para los que trataron de escapar, ¿no es así?

—Así que te diste cuenta.

—Jeje. Sé todo sobre ti. Y no me importa si eso es lo que estás haciendo. Incluso si somos enemigos, seguimos siendo amigos. Creo en que eventualmente sabrás que estaba en lo correcto.

La comunicación por cable e inalámbrica de La Villa Noukotsu debía haber caído, pero tanto como podía ver el Oomukade, los niños habían construido una red de comunicación personal usando el tipo de servicio especial usado para teclados e impresoras inalámbricos.

Su rango sólo era de cincuenta a cien metros, pero podían intercambiar información sin ser monitoreados porque no requería pasar por un servidor o una torre. Su mal uso en América para complots terroristas y venta de drogas había conducido a una disputa a que el creador debería limitar sus habilidades.

—Espera aquí.

Ranzono Sachi cerró sus ojos mientras abrazaba la cabeza del Oomukade como si ofreciera ella misma a esas grandes fauces.

—Crearé un lugar para ti, así que hablemos sobre cosas estúpidas juntos más tarde.

—Sachi.

—Pero primero, necesito deshacerme de las personas en nuestro camino.

—¡¡Sachi!!

El Youkai gritó, pero era demasiado tarde.

Trató de cerrar sus fauces para restringir el cuerpo de la chica, pero ella se escapó. Con un sonido verdaderamente bizarro, ella rápidamente se hizo camino hacía el oscuro edificio de la escuela. Los sonidos y movimientos que ella hacía no habrían sido posibles usando dos piernas humanas. Los pantalones debajo de su falda se doblaron extrañamente y los dos ciempiés saliendo de su falda se envolvieron entre sí. Pero incluso eso no era suficiente. Las innumerables piernas probablemente estaban cortando el aire para crear vientos violentos que la propulsaban hacía adelante. Ella se movió como una serpiente ágil, y hacía recordar al Oomukade de las historias encontradas en el Este y en el Oeste de rencores transformando chicas en monstruos.

Tan pronto Sachi puso un pie en el pasillo a través de la ventana, estática provino de todos los altavoces de la escuela. La voz de un chico de preparatoria le siguió.

—¡¡Hola!! Asumo que tú eres Ranzono Sachi. ¡¡No tengo la intención de dejarte matarme, así que creo que ahora daré una pelea innecesaria!!

(…)

Sachi operó su pequeña pantalla con su pulgar para dar instrucciones a los otros para encontrar la habitación de transmisión y romperla.

Mientras tanto, la voz continuó.

—Vi la revista en la que sales. Y la ropa que estás vistiendo ahora. ¿Por qué están tan disparejas? El blanco se luce mejor, por lo que si viste rojo sobre blanco, hace lucir la parte del interior más grande y hace lucir tu pecho más grande. La falda negra probablemente está destinada a hacer lucir tu cadera más delgada y encaja con el color chocolate de tus botas marrones. Pero los pantalones son claramente innecesarios. No podía entender por qué añadirías azul en la mezcla. El arreglo de colores es un desastre.

(¿Está tratando de destruir el Paquete de ciempiés al atacar lo que me hace “lucir más grande”?)

Su Smartphone recibió una respuesta.

Era de los chicos que habían entrado a la habitación de transmisión, pero no habían encontrado nada.

—Nadie estaba ahí. Las luces ni siquiera estaban prendidas.

—¿Hay algún otro equipo de transmisión? Revisen el gimnasio o cualquier otro lugar donde la escuela podría reunir.

No sabiendo cómo responder le daría a este chico más tiempo.

Ranzono Sachi miró al oscuro pasillo y la voz del chico se clavó en sus oídos ya fuera que le gustara o no.

—Por un lado, los rizos de tu cabello marrón son realmente suaves y honestamente le quedan mejor a algunas chicas de clase alta. El ramillete de rosa blanca encaja eso perfectamente, sin embargo la combinación de minifalda y pantalones es obviamente más para un traje de calle. Tu cinturón es más amplio y toca con el cabello. No encajan, sin embargo no tienen el suficiente impacto para una brecha de atractivo. Sólo luce como un traje fallido para mí.

(Pero eso no es suficiente. Jeje. Se supone que esté mal. Se supone que sepan que está mal pero aun así lo hacen porque les dije que lo hicieran. Así es como me hago “´lucir más grande”. ¡Así que resaltar mis errores no arruinará mi estatus engrandecido!)

La chica dio una mirada feroz en el pasillo de vidrios rotos.

Más y más respuestas en mensajes de texto llegaban a la reina ciempiés.

—Nadie en el gimnasio.

—Dudo que tengan otro equipo de transmisión.

—Hay una puerta conduciendo al subterráneo. Podría ser la clase de refugio contra tornados que vi por televisión.

Una de las cejas de Ranzono Sachi saltó.

Ella operó el dispositivo con su pulgar.

—Ese sería el refugio del tamaño de un gimnasio en caso de un desastre. Probablemente tiene un equipo de transmisión para prevenir el pánico y organizar al personal. Díganme donde está la puerta, es hora de atacar.

Un retumbar parecido bastante a estática de la TV llenó la escuela.

17 (Jinnai Shinobu)

Tarou lo había llamado una mazmorra refugio antibombas, pero realmente era sólo un almacén lleno con pilas de cajas de cartón. Todas las cajas contenían comida enlatada y bolsas de dormir. Estaban apiladas con el tamaño de dos o tres pisos, por lo que formaban muros perfectos, volviendo el largo espacio en un laberinto.

Algo estaba rodeándonos desde todas las direcciones del otro lado de los muros hechos de acero sin manchas.

Algo estaba raspando los muros con una furiosa velocidad. No, estaba raspando a través de los muros. Probablemente era ese viento. El diluvio de sonido me recordaba a una fuerte llovizna. Los muros del refugio contra tornados estaban destinados a soportar un tornado con velocidades de viento de cien metros por segundo, pero rápidamente se derrumbaron y grandes agujeros aparecieron.

Algo como grumos de algas negras se vertieron junto con intensas ráfagas de viento. La mayoría de ellos había perdido su forma humana. Los brazos y piernas saliendo a través de las brechas apenas si me dejaban saber cómo habían sido originalmente. Y eso no era todo. El extraño viento que envolvía alrededor a los ciempiés podría haber sido lo suficientemente afilado o suficientemente poderoso para matar a alguien sin siquiera tocarlos.

La única que todavía lucía humana era Ranzono Sachi porque ella tenía control completo de su transformación. Cuando caminó, el enjambre de ciempiés negros se dividieron hacía la izquierda y derecha para hacerle paso a ella.

—Jeje. Supongo que esto sería un jaque mate.

La antena de los innumerables gusanos se concentraron hacía nosotros.

La linterna y la sombrilla estaban frente a Yonesaki Hiro y trataron de inflarse, pero era tan claro como el día lo que les pasaría si una verdadera pelea empezara.

—El Oomukade convoca tormentas. La dureza pareciendo de rayo y de acero se originó por el control de la presión del aire. Eso me da muchas opciones. Podría morderte y llenarte con veneno, podría apretarte con su largo cuerpo, o podría aplastarte los tímpanos y órganos al usar gran presión de aire desde todas las direcciones. Oh, pero…

Tan pronto dijo eso, Ranzono Sachi casualmente ondeó el ciempiés que ella tenía como brazo. La creatura estaba envuelta en un torbellino de llamas naranjas.

—Jeje. Eso podría iniciar un incendio. Como con diésel.

Maldición, realmente no tengo mucho tiempo ya. ¡¡Bajo tierra realmente es el terreno del ciempiés!!

Aun así, mi única opción era sonreír mientras sostenía el micrófono para la transmisión de radio de emergencia.

—No estaría tan seguro. Tu marca ya se está derrumbando. Usar revistas de moda está bien, pero no puedes aceptar todo lo que dicen. Las personas alrededor de ti descubrirán eso dentro de poco.

—Pero no voy a esperar a eso. Así que muere para ayudarme a crear un mundo libre y amable.

Ella chasqueó sus dedos y la oscuridad parecida a algas se precipitó de todas las direcciones.

18 (Yonesaki Hiro)

Vi oscuridad aproximándose.

La linterna gritó algo en mi oído y la sombrilla se abrió para protegerme.

Pero yo estaba bien. No había necesidad de eso.

Después de todo, yo también había admirado a Ranzono-san.

Hice un ondeo horizontal de mi mano derecha que todavía estaba dando comezón.

Eso fue suficiente para transformarlo de hombro a dedos. Gentilmente hice de lado a la linterna y sombrilla quintándolas de mi camino y con fuerza ondeé mi brazo insecto como un látigo hacía los ciempiés acercándose.

Una capa de aire explotó como si hubiera contenido una bomba y el mar de ciempiés salió volando.

Ranzono-san lucía sorprendida.

—¿Qué…?

—Soy igual que esos niños. Pensé que lucías genial cuando vi tus fotos en Autofocus. ¿O prefieres que dijera que lucías linda? Pero de cualquier manera, te admiré. Eso dejó que el poder de ciempiés me infectara.

Los muchos sonidos de rasguños provenían de mis cien piernas. Esas eran parte de mí ahora. Sólo no golpeé con ellas. Corté a través del viento, controlé el aire y produje pequeñas tormentas.

—E incluso si ese chico mayor Jinnai reveló todo, todavía pienso que eres genial. Después de todo, yo también pensé una vez querer ser un Youkai. Pero confié en los adultos, dejé manipularme y ese fue el final de eso. No puedo creer que alguien pudiera planear todo esto por su cuenta y manipular el mundo de los adultos como lo has hecho tú. Creo que deberíamos admirarte por preocuparte tanto por tus amigos. Me enojaría si alguien fuera malo con la sombrilla o la linterna, pero no sería capaz de decirte qué tanto en realidad sería capaz de hacer. ¡Pero tú encontraste una respuesta! ¡Y una bastante suficiente para rechazar el mundo de los adultos! ¡¡Así que-!!

Más de un ciempiés se extendió desde mi hombro ahora. Más y más cabezas crecían como Yamata-no-Orochi. Las apreté y abrí como una mano gigante y viento se envolvió en ellos.

—No perderé. ¡Si fue el poder de mis sentimientos por ti lo que me dio esta transformación de ciempiés, entonces no perderé con el resto de estos niños! ¡No seré derrotado!

—¿Qué-?

—¡¡Sé más buenas cosas sobre ti de las que incluso tú sabes!!

—¿¡Qué estás diciendo!?

Podría haberse molestado porque su cara se puso roja y ella se dirigió hacia mí. Las piernas en sus pantalones se transformaron en largos ciempiés y se movían como serpiente. Más ciempiés salieron por debajo de su falda. Ella golpeó el aire con ellos, tomo el viento y produjo llamas. Respondí al dar un paso adelante. Los otros niños entre nosotros fueron noqueados alejados del camino mientras nuestros ciempiés gigantes se movían como ríos de lodo y colisionaron. Desgarrando los oídos, se creó una absorción como aspiradora, la cual explotó e hizo volar todo. Mi viento se envolvió alrededor de las llamas de Ranzono-san.

Mientras peleábamos, gradualmente aprendí más sobre los ciempiés. No era el tamaño o forma lo que importaba. Ni lo era crear vientos o llamas llamativas. El chico mayor Jinnai había dicho que el veneno del Oomukade era usado para crear maldiciones.

Las maldiciones tenían que ser sobre sentimientos.

El Oomukade era un Youkai que crecía más grande cuando estaba lleno de sentimientos, por lo que esta era una batalla para ver quién podía darle la vuelta con los sentimientos más poderosos hacía el otro y quien vertería esos sentimientos en el otro.

—¿¡Qué podrías entender sobre mí!? ¡Mi rostro es falso y mi corazón fue hecho pedazos, por lo que ya no hay nada de mí misma! ¡Admirar a una muñeca como yo e inocentemente seguirme es lo mismo que estar obsesionado con un cadáver! ¡¡Tú no entiendes nada sobre mí!!

—Si puedes odiarte así, eso significa que tienes tú yo misma. ¡Estás tratando de ensuciarte a ti misma para el Oomukade, por lo que debes preocuparte por tus amigos! Y eso significa que no puedes hacer esto. Un corazón que se preocupa por sus amigos nunca decidiría que está bien lastimar a tus compañeros o padres. ¡¡Solamente te congelaste y entumeciste tú misma!! ¡¡¡¡¡Si sigues entumecida y sigues con esto, definitivamente llegas a lamentarlo!!!!!

Los ciempiés se movieron de acuerdo a mi voluntad y crearon innumerables cosas. Golpeaban como un puño gigante, se envolvían a sí mismos en remolinos de viento y llamas, apuñalaban como lanzas y explotaban una y otra vez. Mientras pasaba el tiempo, se volvió claro quién tenía la ventaja.

Inesperadamente, Ranzono-san era más poderosa. Y no sólo en qué también usaba a los ciempiés. No importaba si ella podía lanzarme fuego. Los sentimientos, la maldición y el veneno de ciempiés en la base eran mucho, mucho más poderosos y pesados. Eso era qué tan intensos eran sus sentimientos por sus amigos.

—Jeje. ¿Eso es todo lo que tienes? ¡¡No puedes detenerme!!

—…Tal vez no.

¿Pero lo has olvidado, Ranzono-san?

Yo no tengo el papel principal aquí.

Hay un chico mayor que sabe mucho más de Youkai detrás de mí.

19 (Jinnai Shinobu)

El escenario frente a mis ojos me recordaba a las palabras del Okuri-Suzume lo cual había sido el inicio de todo este asunto.

(Hiro-chan está en problemas. Sálvalo antes de que el Oomukade se lo coma, ¿hm?)

¿Eso era a lo que se refería con “comido”?

Con honestidad, Ranzono Sachi era peligrosa. Comprimir aire y crear llamas explosivas usando polvo era completamente demente. Ni siquiera sería capaz de estar delante de Yonesaki Hiro quién la estaba enfrentando solo usando viento como su arma.

Y no había necesidad entrar en sentimentalismo aquí. Sólo tenía que hacer uso del tiempo que él me dio.

—¡¡No me hagas reír, mocosa!! ¿Te estás haciendo lucir más grande? ¿Te estás haciendo lucir más grande que cualquier otro adulto? No importa cuánto estires tu espalda, un niño es un niño. ¿¡Realmente piensas que puedes derrotar a alguien de preparatoria!?

—!!

Ranzono Sachi había estado a punto de empujar la espalda de Yonesaki Hiro, pero ella pareció darse cuenta de algo y se detuvo por completo.

Sí. Estaba usando el micrófono a pesar de que ella estaba frente a nosotros.

—Podría haber sido fácil sentir orgullo cuando estabas rodeada por otros chicos de primaria. Autofocus es principalmente leída por chicos de secundaria, por lo que también podrías haberlos superado. Pero estoy en preparatoria, el paso arriba de eso. ¡¡Cuando veo desde arriba, puedo ver tus fallas inmediatamente!!

Mi argumento podría haber parecido inconsistente o como si me estuviera rehusando a admitir la derrota, pero no había razón para eso.

Yonesaki Hiro me había dicho algunas cosas antes de venir aquí:

—Podrías ser capaz de acabar con Ranzono-san.

—Para nosotros, un solo grado de diferencia se siente como una barrera infinita. La brecha entre primaria y secundaria se siente tan distante como la luna hacía la tierra. Ranzono-san no está en esa luna, pero tú estás incluso más arriba.

—El estatus de Ranzono-san está en el mundo de los de secundaria, por lo que no puede alcanzarte. Las palabras de alguien de preparatoria tienen mucho peso, especialmente sobre moda.

No había dejado el micrófono porque no era contigo con quien estaba hablando.

Estaba hablando con los parásitos, los creadores, la tribuna y amigos en línea quienes estaban llenando todos los terrenos de la escuela.

Realmente no importaba qué dijera.

Sólo tenía que usar la diferencia en edad y nivel de escuela para crear incertidumbre.

Después de todo…

—Escupir por propia cuenta no tiene sentido. No importa cuánto escupas en alguien, no va a dañarlos. Sólo funciona como la debilidad del Oomukade si usas otra herramienta también para hacer una punta de flecha con saliva en ella.

En otras palabras, el acto de “escupir” el arma significaba algo que tenía que ser llevado al ciempiés.

¿Pero entonces qué era eso?

—Oh, no.

Ranzono Sachi tenía la respuesta, no yo.

Sí. ¡Eran los celulares y Smartphones que ellos habían estado usando para contactarse entre ellos!

20 (3rd person)

—Oh, no.

Ranzono Sachi rápidamente sacó su Smartphone.

Ella había construido un medio de seguridad. Si había una división en el grupo, ella había preparado una “punta de una flecha” para robarle a un miembro su poder de ciempiés.

Ella trató rápidamente de bloquear todas sus direcciones, pero era demasiado tarde.

Los mensajes de texto llegaron.

—Él está diciendo que nuestro plan va a fracasar.

Provenían de los otros miembros de su grupo.

—¿Esto realmente funcionará?

Ellos parecían dudar de ella.

—Pensé que esto era un problema desde el comienzo.

Era como si estuvieran escupiéndola.

—Este es un chico de preparatoria quien lo está diciendo.

Era como si estuvieran escupiendo en su arma y disparándolo hacía el ciempiés.

Docenas o incluso cientos de mensajes de textos en queja se precipitaron hacía Ranzono Sachi, su líder.

Ella no tenía ni siquiera el tiempo de gritar.

Su gigante brazo de ciempiés había estallado. Un delgado y femenino brazo apareció desde adentro. Después de eso, la oscuridad alrededor de ella comenzó a estallar, de poco a poco. Los objetos que ya no parecían humanos regresaron ser niños y niñas.

—Ah…ahh…

Su visión osciló y una voz se escapó de ella.

Ella había estado un paso lejos de un mundo donde ella sería libre de sonreír con el Oomukade y los otros Youkai, pero ahora se estaba haciendo una distancia eternamente creciente.

—¡¡Ahhhhhh!! ¡¡Aahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

—Bien, ahora eso sería jaque mate.

El ser absolutamente inalcanzable que era un estudiante de preparatoria habló de nuevo en el micrófono.

Como si hubiera estado para este momento, su amigo el Oomukade asomó su cabeza desde las escaleras conduciendo a la superficie.

—No importa cuántos de ustedes haya. Tenemos a alguien de preparatoria quien podría también estar en la luna y ser un real Youkai letal… Ahora, ¿qué harán, niños de primaria? ¿Todavía alguno de ustedes quiere enfrentarnos?

21 (3rd person)

Jinnai Shinobu y los demás subieron las escaleras hacía la superficie donde algunos carros de policía estaban esperando. En lugar del viejo anciano de la caseta de policía de la villa, muchos carros de policía habían sido enviados desde la ciudad rural vecina.

Pero eso no era porque sabían sobre el problema causado por Ranzono Sachi y su grupo.

—Traspaso ilegal, daño de propiedad, violación a las Leyes de Radio y, am, ¿qué más había? De cualquier manera, jugar con la torre de la antena resalta demasiado. Eso incluso afectó hasta el otro pueblo. Bueno, sólo reza que no fueron secuestrados, secuestro de un menor, o algún otro cargo pervertido clavado ahí también, chico de preparatoria.

—¡¡Está bromeando!! ¿¡Me está arrestando a mí!? ¿¡Y por qué todo es mi culpa!? ¿¡Cómo se supone que un humano destruya los muros de un refugio contra tornados!?

No había un sistema para culpar a los Youkai en sí por un crimen, pero era posible culpar al grupo de Ranzono Sachi quien había mal usado el poder de uno. Si él podía probar que había estado bajo el ataque de docenas de personas y que él había peleado para proteger a Yonesaki Hiro, sus acciones serían calificadas como autodefensa justificada o un escape de emergencia y los cargos se quitarían, pero esa era otra historia.

Ranzono Sachi había sido tomada en custodia por oficiales de policía uniformados y Yonesaki Hiro corrió hacia ella con la sombrilla y la linterna siguiéndolo.

Ella alejó su vista de él, pero él claramente la escuchó hablar.

—Hice lo correcto, por lo que lo intentaré otra vez cuantas veces tome. Seguiré hasta que nuestra belleza y fealdad se mezclen y todos seamos iguales.

—Entonces te detendré cuantas veces tome. Sé que la verdadera tú no puede hacer algo así.

La plática sonaba algo como Izanagi e Izanami de la mitología japonesa.

Justo cuando los oficiales de policía comenzaron a llevar a la chica hacía el carro de policía, Yonesaki Hiro dijo algo más.

—¡Ranzono-san! ¿Puedo pedir algo más?

—¿Qué?

Él inhaló y exhaló.

Él la miró directamente a los ojos y preguntó.

—¿Me mostrarías tu rostro?

Él no se refería a literalmente. Ella era una Kasane_12. Trucos de arte humano eran usados para alterar completamente la impresión que ella daba a las personas, por lo que esa pregunta tenía un significado especial para ella.

De hecho, sus ojos se abrieron ampliamente.

Entonces ella sonrió sólo un poco. Ella cubrió su rostro con sus manos y las movió como si lo secara con una toalla después de lavarlo. Lucía como una escena de una historia de fantasma clásica donde Nopperabou aparecería.

Finalmente, ella quitó sus manos del camino.

Ella expuso el rostro no adornado que sus compañeros, vecinos e incluso padres habían rechazado.

Ella entonces preguntó cruel e irónicamente.

—¿Soy bonita?

Y esta vez, la respuesta inmediata de Yonesaki Hiro la sorprendió con su guardia baja.

—Sí. Mucho.

1 Nota agregada: Idiomáticamente, un Okuri-Ookami se refiere a un hombre que finge amabilidad para hacer que una mujer baje la guardia lo bastante para que él pueda atacarla. 
A %d blogueros les gusta esto: