Capítulo 12

Mientras el día lentamente se pasaba a la noche, los tres lograron alcanzar el campamento mientras todavía había algo de luz en el cielo.

El lugar-T —el sobrenombre de Misasagi-senpai para el lugar para la tienda de acampar—fue en un plano abierto, y a una corta distancia bajo una pendiente había un arroyo con abundante agua.

Homura cargó un completo set de herramientas mientras seguía a Misasagi-senpai hacía el arroyo.

Senpai apiló rocas del río para hacer una fogata, mientras Homura sacaba agua del río usando una bomba de mano equipada con un filtro de agua. Era una herramienta bastante conveniente.

Homura estaba bastante emocionada por la atmósfera extraordinaria, pero ella seguía siendo una chica sin experiencia anterior de vida en el exterior. Lo máximo que tuvo permitido hacer fue hacer una barbacoa completamente amueblada en el exterior.

Tal vez debido a sus esfuerzos en entrenar el hacer cajas de almuerzo recientemente, parte de ella inesperadamente disfrutaba las preparaciones de la comida y tocar varias herramientas de cocina.

Touya había permanecido detrás más lejos para colocar la tienda. Era una tienda de aspecto genial con el logo de PPTINU impreso en él con una letra grande, pero-

Homura tímidamente le preguntó algo a Misasagi-senpai.

—Amm, senpai… ¿podría esa tienda ser para tres personas…?

—Puede caber, tres o cuatro personas, pero la dividiremos, entre una tienda, destinada para nosotras, y una tienda sola, destinada a Touya.

—¡Tiendas separadas! Por supuesto. Naturalmente. Como esperaba.

—Sí. Recibirás instrucciones detalladas, acerca de ese tipo de divisiones, de Fujimori-sensei eventualmente también…

—Bien.

—Aunque depende del tiempo y lugar. —Homura pudo jurar escuchar a senpai murmurar eso al final.

Después de haber acabado su trabajo en un parpadeo incluso mientras continuaba hablando con Homura, Misasagi-senpai apiló leña en la fogata y entonces retrocedió un poco.

—Hinooka-san, por favor ponte, a mi lado.

—…? Claro.

Homura caminó al lado de ella como se le había dicho.

Misasagi-senpai juntó sus manos en frente de su ombligo como si apretara algo y comenzó a concentrarse fuertemente.

—…Hi (Hidrogeno)…

¡Magia…!

Los ojos de Homura se ampliaron.

—Ox (Oxigeno)… Ph (Fosfato)… Mg (Magnesio)…

Una luz blanca parecía destellar entre las manos de Misasagi-senpai mientras daba el cantico, y entonces una profunda bola naranja de fuego apareció ahí.

—¡Algo salió!

La bola de fuego del tamaño de una moneda creció al tamaño de una pelota de baseball mientras que hilos superfinos de llamas giraban y se sacudían alrededor.

Mientras mantenía su concentración, Misasagi-senpai movió la bola de fuego hacía abajo en un ángulo inclinado. La bola de fuego mantuvo una cierta velocidad mientras bajaba y era absorbida en la fogata. En el momento que la bola de fuego la toco, la leña inmediatamente se prendió y estalló en llamas.

Después de bajar sus manos y relajar sus hombros, Misasagi-senpai añadió más madera mientras se aseguraba que el fuego se mantuviera estable.

—¡Así que eso también es magia!

—Sí. La magia de tipo fuego no es, mi especialidad… por lo que siempre estoy tensa, cuando lo uso.

Mientras hablaba, Misasagi-senpai sacó un encendedor aprueba de agua de su bolsillo.

—Ah, un encendedor.

—Esto habría, funcionado también, pero la magia es útil, en su propia manera, por lo que la uso, como práctica, en momentos como este.

—Guau… Asombroso.

El fuego quemando en frente de ellas iluminó las rocas alrededor del arroyo tan brillosamente y naturalmente que era difícil de creer que había sido creado con magia.

—Hinooka-san, ¿también, quieres, intentarlo?

—¿E-en serio? ¿No te molesta?

—Aquí, no se volverá, en un gran, incendio.

—Por favor déjame intentarlo. ¡Este es el primer paso de Hinooka Homura como una Maga!

Misasagi-senpai asintió.

—Entonces, primero que nada, por favor imagina, un dado pintado, en cuatro colores. Dos caras, son blancas, y dos caras, son azules. Una cara, es rojo, y la última, es negra. El arreglo, de color es…

—????

Después de alguna manera teniendo el resto de la explicación simplificada lo bastante para ella, Homura siguió las instrucciones de senpai y dio sus primeros pasos en el reino de la magia.

Ella sostuvo sus manos juntas hacía abajo en un ángulo inclinado y se paró en frente de la fogata justo como senpai lo había hecho.

Mientras sentía el calor de las llamas de la fogata en sus palmas, Homura formó la imagen en su cabeza.

—…Hidrogeno…

—No puedes cortar, tu concentración. De otra manera, explotará.

—…O-Oxigeno… Fosfato, Ma-Ma-Ma…

Escuchando una explosión apagada, Touya vino corriendo al arroyo, y entonces él encontró una nube de humo negro envolviendo la zona.

—¿Qué…? *Toser, toser*… ¿¡Qué pasa con esta cosa negra!?

Homura salió de un salto del humo mientras tosía.

—¡*Toser, toser*! D-douya-gun, zenpai ezdá-

Mientras estrujaba su voz, Homura volteó y apuntó detrás de ella.

—¿¡Senpai está dentro de este humo!?

Homura asintió con lágrimas en sus ojos.

Cielos, esto se ha convertido en algo serio, pensó Touya mientras se preparaba para saltar adentro, pero inmediatamente después-

Los dos vieron movimiento desde la pendiente arriba encima del cauce donde estaban.

El oscuro y pesado humo repentinamente se elevó en la forma de un domo.

El domo gradualmente se hinchó y se expandió, convirtiéndose en un muro que rápidamente se acercó a ellos. Touya frenéticamente se movió para estar en frente de Homura.

Justo cuando parecía que sus oídos estaban siendo sometidos por la presión, una ligera y fría membrana de agua se trazó por su piel y pasó de lado de ellos, humedeciendo su cabello y ropas ligeramente en el proceso.

Después de eso, el humo negro se esparció completamente, dejando sólo el arroyó el cual reflejaba el cielo del ocaso y los agonizantes restos de fuego.

En el centro del ahora desvanecido domo, Misasagi-senpai estaba de pie como si nada hubiera pasado.

Incluso cuando Touya y Homura corrieron hacía ella, ella permaneció calmada.

—Qué, desafortunado, fracaso. Intentemos de nuevo, en otra ocasión.

—…No, no, más importante aún, ¿estás bien, senpai? —preguntó Touya.

—Estoy bien, —dijo Misasagi-senpai asintiendo.

—Amm, lo siento. Lo arruiné en el cantico… ¿También usaste magia justo ahora, senpai?

—Esa es, mi especialidad, en magia.

Senpai habló con una expresión extrañamente orgullosa.

—¿Qué? ¿Entonces sólo era la magia de Hinooka explotando?

—Espera, ¿podría ser que sabías que fracasaría?

—No, creí, que podías hacerlo, ¿sabes? Cerca del 50%, de cualquier, manera.

—¿S-sólo el 50%?

—El sólo tener el 50% de probabilidades de éxito cuando intentas usar magia por primera vez es bastante bien en sí.

Homura se sintió aliviada, pero su estómago gruñó inmediatamente después.

—¡Entonces lo conseguiré de seguro, esta vez! Muy bien…

Homura una vez más pasó a hacer el cantico en frente de la fogata, mientras que Misasagi-senpai inmediatamente se preparaba para usar su propia magia y Touya se apretaba su nariz en exasperación y se hacía para atrás.

—…

Al final, usaron el encendedor.

 

El sol se había puesto por completo.

Mientras escuchaba el murmullo del río, los tres cocinaron su comida con el fuego de la fogata.

Su plato principal era sopa cocinada con verduras secas y carne.

A la sugerencia de Misasagi-senpai, eligieron sus respectivos platillos adicionales por lotería.

Tres paquetes bastante similares yacían en la tierra.

—Uno de ellos, es la mala opción. La fecha de expiración, es muy estricta.

—¿Eeh~?

—Bien, acepto tu desafío. Pero serás tú quien se coma sus propias palabras al final.

—Oye, Touya-kun, esa es realmente una bandera de muerte, ¿sabes?

—Hmm, —Touya tarareó concentrándose mientras miraba a los paquetes, mientras Misasagi-senpai simplemente sonreía.

—Estos alimentos preservados, fueron ideados, y elegidos por los miembros, del Club de Exploración.

—¿Los ingredientes son de aquí en Nutella?

—Sí. Buscamos, plantas de montaña comestibles, jardines para hacer vegetales, cocinar pan, ir de pesca, humear la comida, e incluso usar magia, para contener la descomposición…

—Guau, ¿llegaron tan lejos como cultivar en el campo? Eso es mucho trabajo. Mis ideas de caja de almuerzo palidecen en comparación.

—Es lo mismo, ¿sabes? Ambos, son bastante divertidos.

Repentinamente, Touya tomó uno de los paquetes.

—¡Me he decidido en este!

—Entonces yo tomaré este.

Misasagi-senpai tomó el que quedaba.

—¡Kuh! ¡Tengo la mala opción! ¡Maldición! ¿Qué se supone que significa “Almuerzo del Infierno”?

Touya cayó hacía atrás.

La fecha de expiración escrita en letras grandes en el paquete databa del pasado mes.

—Asegúrate, de comerlo, apropiadamente.

Misasagi-senpai lo consoló mientras sonreía.

Cuando Homura revisó su propio paquete, tenía la fecha de expiración, el nombre del platillo “Pollo y Dumplings”, y una estampa hecha a mano sobre él.

—¿Qué es esta estampa con un pez de colores y un gato sobre él…?

—Esas son, las marcas mías… y de Inari-san. Es un platillo, que pensamos, juntas.

—…

El rostro de Touya repentinamente se nubló bajó la iluminación de la luz del fuego.

—¿Inari-san? ¿Te refieres a esa Inari-san?

—Ella es, una miembro, del Club de Exploración… anteriormente, claro está.

—Ooh. Entonces ella es nuestra senpai. Pero, incluso a pesar de que su nombre es Inari, ¿ella tiene una marca de gato? ¿No la de un zorro?

—Sí, es un gato-zorro.

Misasagi-senpai sonrió graciosamente mientras explicaba.

Mientras tanto, Touya estaba desafiando su comida preservada mientras se quejaba débilmente.

—Para que sepa tan mal… o más bien, debería ser sabroso, pero… Como sea, es demasiado picante…

—Así que, todavía estaba, picante, ¿eh?

Misasagi-senpai le pasó algo de agua en tono de disculpa.

—¿¡Qué!? ¿¡Estabas esperando a que lo picante se le acabara!?

—Había una senpai que le encantaba la comida picante, ¿eh? Y a Touya-kun le gusta lo picante. ¿No todo funciona bien de esa manera?

—¡Esta cosa no es una comida preservada! Una vez que regresemos a la base de campamento, voy a escribir advertencias en letras rojas encima.

—¿Por qué no simplemente lo tiras?

 

Y después de eso y lo otro, terminaron su cena.

—Auu… Mis piernas se pusieron tiesas mientras estaba sentada…

Levantándose, Homura palmeó sus piernas mientras tambaleaba.

—Realmente caminé mucho.

—Senpai, puedo apagar el fuego, ¿verdad? Podemos hacer una reserva en el lugar-T.

Mientras Touya llenaba una botella con agua preparándose, Misasagi-senpai negó con su cabeza.

—Por favor échale toda, la leña sobrante.

—…¿Vamos a hacer una hoguera? —preguntó Homura.

—Ah, tenía un presentimiento sobre esto.

Mientras decía eso, Touya comenzó a arrojar la leña restante.

Misasagi-senpai se quitó sus zapatos y calcetines, y entonces se quitó su chaqueta también, revelando un bodysuit debajo. Ella entonces caminó hacía los bancos de arena en el río.

—Sé, que estás cansada, pero me gustaría, que me ayudarás también, Hinooka-san.

—Eh, ah, seguro, pero… ¿vamos a pescar peces o algo así?

Mientras Homura se adentraba también, el claro y fresco arroyo y rocosos bancos de arena se sentía dolorosamente bien sobre sus pies rígidos.

Comenzaron a reunir grandes rocas y las usaron para detener el flujo del río donde el arroyo se había hecho algo profundo.

Homura movió las rocas como senpai se lo dijo.

—Uwah, hay algo de oxidación entre las rocas… No hay ningún extraño insecto o algo aquí, ¿cierto?

—Afortunadamente, no hay, sanguijuelas terrestres, por aquí. Pero si eres, picada por algo, asegúrate, de decirme.

—Picada, dices… Seré cuidadosa…

Pronto, completaron una pequeña presa sobre el cauce. Estaba bastante bien hecho para algo hecho improvisadamente.

—Es… ¡Esto es una piscina de niños! No, es más como una bañera.

—Aunque, no es aguas termales, como pidieron.

—¡Aun así, es bastante efectivo para mí! ¡La parte importante es que es una bañera al aire libre! En serio, si iba a tener que dormir mientras estaba toda sucia, estaba considerando en dejar el Club de Exploración.

—…

—Ah, esa fue una broma, ¿de acuerdo? No hagas ese rostro triste, por favor.

—Oye, ¿estás molestando a senpai? Como sea, ¿así está bien, senpai?

Touya le mostró una pala hecha de gruesas ramas en forma de Y a senpai.

Senpai asintió y apuntó a la parte más profunda del camino con el extremo de un palo.

—Las rocas blancas, se rompen fácilmente, así que evítalas.

—Entendido… Aquí vamos.

Touya usó la pala de madera para recoger rocas calientes dentro del fuego y las arrojó en la pequeña presa una tras otra, causando que al agua ruidosamente dejar salir vapor. Era una bañera de rocas dentro del río.

La temperatura del agua estaba perfecta, haciendo a Homura deseosa de entrar.

—¡Entonces, el grupo de chicas quien contribuyó en hacerlo entrará primero…!

—Sí, sí, entiendo. Estaré en el lugar-T.

—Ya que es una promesa, lo diré sólo por si acaso, pero… ¡no mires! ¡Es mejor que no mires!

—Puedo masajearte tus pies de nuevo, ¿sabes?

—Ajajaja, por favor no bromees. Eso da muchas cosquillas.

Antes, cuando Homura tuvo un calambre durante una de sus sesiones de correr durante de la mañana, Touya había enterrado a la fuerza sus pulgares en la parte posterior del pie de ella para masajearlo. El sólo recordar la sensación de cosquillas hacía a Homura reflexivamente reírse bastante.

Después de dejar unas toallas para las chicas, Touya regresó al huerto de árboles a lo largo de la pendiente, y Homura lo observó cautelosamente hasta que su espalda desapareció de la vista.

—…Muy bien, se ha ido… Se ha ido, ¿verdad? No me envidies por esto, joven.

—Hinooka-san, entraré, primero.

—¡Wah, qué raaaaaaapida! ¡Muy rápida!

Cuando Homura se volteó, Misasagi-senpai ya estaba desnuda y usando sólo una toalla. Senpai metió sus dedos en los bancos de arena y probó la temperatura del agua.

—Olvidé tu velocidad para cambiarte, senpai. D-deberías al menos ser más consiente del servicio para los espectadores y demás, ¿sabes…?

Impávida, Homura también se desvistió y puso sus ropas al lado de las ropas cuidadosamente dobladas de senpai.

Observando a Misasagi-senpai, Homura lavó su cuerpo de la misma manera que ella había hecho con el agua fría más adelante río abajo.

Una bañera de piedra que habían hecho ellas. Mientras se cuidaba de las rocas calientes que estaban marcadas por un palo colocado en el agua, Homura nerviosamente hundió su cuerpo en la bañera.

No era tan profunda, así que cuando se hundieron hasta los hombros tenían que estirarse como en una bañera occidental, pero era todavía lo bastante amplia para las dos.

Homura dejó escapar un suspiró y murmuró para ella misma, “Lidiar con urgencias sexuales realmente es un problema para miembros del Club de Exploración…”

—¿Qué fue eso?

Misasagi-senpai, quien había estado mirando el cielo nocturno mientras apoyaba su espalda contra las rocas y abrazaba sus rodillas, se dio la vuelta calmadamente hacía Homura.

—No, arrm… ¿Eh?

Homura notó algo inusual en el cabello de senpai como si fuera reflejado en la tenue luz.

—Senpai, el color de tu cabello… ¿regresó a la normalidad…?

Misasagi-senpai asintió y levantó su cabello lavado con la palma de su mano.

No era completamente negro, pero su cabello recuperó en gran medida su tonalidad oscura.

—Sí. Mi transformación parece, tener la cualidad, de llegar a su pique, al mediodía, mientras que por la influencia de Nutella, se debilita, en la noche.

—…Espera, ¿eso quiere decir que hay personas que por la influencia de Nutella se vuelven más fuertes durante la noche?

Senpai asintió.

Homura cuidadosamente revisó su cuerpo, pero no importaba cómo se viera a sí misma, ella era una humana normal. No había signos de ver líneas de fuerza magnética o rayos infrarrojos cuando ella tensó sus ojos para mirar alrededor de ella tampoco.

—Es un poco, de desperdicio que, sólo nosotras, dos, disfrutemos de esta vista…

—Sí, es verdad… ¿Eh?

Repentinamente, Misasagi-senpai silbó con sus dedos.

Pronto después, una silueta humana bajó de la pendiente, y una voz sonando inquieta de más allá del matorral de árboles dijo, “¿Qué pasa?”.

—Touya-kun es justo como un perro…

Ignorando el comentario de Homura, Misasagi-senpai dijo algo increíble.

—Touya-kun, entra tú, también.

Senpai se dirigió al matorral con una fuerte voz.

Homura dudó de sus ojos y oídos.

—Espera, senpai, ¿qué…?

—El agua caliente, por el que pasamos, problemas en calentar, se enfriará, y se desperdiciará, para el momento, qué él entre.

—B-bueno, admito que es algo injusto para él y podría ser más amable para el ambiente de Nutella de esta manera, pero…

Bueno, era verdad que cargar rocas calientes nuevas sería una labor pesada.

—Supongo, que es verdad que, lidiar con urgencias sexuales, es un problema.

—Qué….

—Oye, es muy severo incluso para una broma, —Touya gritó mientras parecía estar dirigiéndose de vuelta a los matorrales, pero Misasagi-senpai le silbó de nuevo.

Después de varios silbidos sonando a través de la zona alrededor del río, Touya finalmente se rindió y salió mientras mantenía su rostro a un costado.

—Wah, wah, ¿¡Realmente vas a entrar-!?

Homura frenéticamente tomó su toalla, pero cuando ella hizo eso era demasiado alto para cubrir apropiadamente su pecho…

Incluso mientras Homura sentía las ganas de huir durante el tiempo que le tomó a Touya desvestirse mientras gruñía para él mismo, Misasagi-senpai relajó y estiró su cuerpo mientras sacaba una mano fuera de la tina de roca y disfrutaba de la fría sensación del agua del río.

—……Aaaagh…

Homura fulminó con la mirada sobre su hombro a Touya mientras él entraba a los bancos de arena con una toalla sobre su cintura.

—…No se puede evitar, es la orden de la presidenta del club.

—Ahí, entra por ahí.

—Sí, sí, —Touya gruñó en resignación mientras pisaba encima de la presa de rocas.

—…Gracias por el baño[1].

—Eh, ¿qué hay con eso?

—¿A qué te refieres?

—¿Siempre dices eso cuando entras a la bañera?

—Sí.

—¡No lo hagas! Lo hace sonar grosero en una situación así.

—Siempre lo decimos en mi familia.

—Es raro, ¡te digo que es raro! Y es algo pervertido también…

—No digas pervertido.

Cuando Touya se hundió en la bañera de piedra, el ancho de la bañera era justo para que cupieran ellos, como si hubiera sido hecha para que tres personas cupieran desde el inicio.

Sin embargo, Homura tenía su cuerpo doblado hacía adelante y claramente estaba manteniendo una distancia, mientras que por el otro lado, Misasagi-senpai estaba demasiado indefensa, y el punto negro de Touya, quien estaba atorado entre ellas, era incapaz de mirar a la izquierda o derecha y por lo tanto no tenía más opción que mirar hacia arriba.

—Guau… esto es realmente lindo…

Notando a qué se refería, Misasagi-senpai también recostó su espalda contra las rocas y miró al cielo nocturno.

Homura también dio su primera pesada mirada hacía al cielo nocturno.

El cielo disponía la vista desde las aguas poco profundas del rio donde el matorral se había cortado.

Actualmente, el Bagel era un ligero triangulo como un pedazo de pastel cortado, y brillaba mucho en el cielo nocturno que incluso podrías leer un libro bajo él.

Además, incontables estrellas parpadeaban brillosamente, sin forma de perder contra el Bagel, y podían ver cada detalle de la Vía Láctea.

—¿Pueden verlo, Hinooka-san, Touya-kun?

Misasagi-senpai levantó su mano y dibujó un gran arco en el cielo con su dedo.

El espacio en el cielo normalmente ocupado por el Bagel estaba, a la vista, una zona negra y aburrida que ocultaba las estrellas, pero… cuando mirabas de cerca y estrechando tus ojos, podías ver arcos de luz inclinados gentilmente que innumerablemente se traslapaban.

—Un arcoíris de noche…

Era el patrón arcoíris del Bagel que no era claro durante el día, por lo brilloso.

—El color es completamente diferente junto con la banda.

—Sí. Parece, incluso más hermoso, de noche.

Cuando descubrías la estructura, los patrones podían ser distinguidos incluso más claramente.

Asombrada con la vista maravillosa que nunca había visto antes en algún planetario, Homura dejó escapar un suspiro de asombro.

img041_1

—…Hay muchas, explicaciones ofrecidas, del por qué, los anillos que sirven, como las sombras de Nutella, lucen multi-coloridas así… como si fueran, de una serie compleja, de luz reflejada, del lado iluminado, de los anillos, o que recibe, viento solar justo como, el fenómeno de auroras. Hay incluso, extrañas teorías como, que están apoyadas con, energía magnética, del interior de Nutella, y brillan como, una lámpara fluorescente.

—…Incluso si tomas una foto de uno de los anillos, es sólo cuando lo miras de cerca así que notas muchas cosas extrañas y maravillosas, ¿eh?

—Sí.

¿Simplemente cuántos misterios y cosas desconocidas seguían ocultas en este vasto planeta?

—En invierno, el Bagel cubre el sol.

—Eeh, no me gusta mucho el frío.

—En cambio, es bastante caluroso, en el verano.

—Odio el calor incluso más. Hace sentir a mis ojos como si se estuvieran quemando.

—¿Cómo logras pasarla si no eres buena con el frío y el calor?

—Personas normales son así, ¿sabes?

Mientras argumentaban ligeramente, Homura y Touya disfrutaron completamente el cielo nocturno.

Estrellas fugases cortaron el cielo repetidamente, y, ocasionalmente, vieron luces pasar por los anillos como una onda pequeña.

Misasagi-senpai, quien había estado en su mayoría fuera de la conversación de los dos, repentinamente habló.

—Hinooka-san… Por favor no, te resientas con Fujimori-sensei, ¿de acuerdo?

El tono formal de Senpai hizo incluso a Homura inclinarse para escuchar atentamente y levantó su cuerpo un poco.

—…¿Te estás refiriendo a cómo fui raptada…repentinamente traída aquí de esta manera?

—Sí.

Misasagi-senpai colgó su cabeza en forma de disculpa.

—Sigues sin, aprobarlo, ¿verdad?

—…

Homura repentinamente arrojó agua caliente al rostro de Touya, y se levantó en una postura mitad elevada y se movió hacía justo al lado de senpai.

—¡Oye, ni siquiera estaba viendo!

—Fue un pez, un pez saltó y te salpicó.

Mientras decía eso como excusa, Homura se sentó en las rocas sumergidas con su hombro de lado a lado con senpai.

Mientras agua goteaba de sus copetes, los ojos de senpai reflejaban ligeramente el color rojizo purpura de las brasas que permanecían en el cauce.

—Ya superé eso, senpai.

—…Hinooka-san.

—Bue… bueno, aunque es cierto que habría dudado mucho si se me advirtiera de la ruta de hoy con un video explicativo por ante mano.

Misasagi-senpai sonrió.

—…El Anillo de Transportación requiere, un tiempo para cargar, en proporción al, número de personas, siendo transportadas. Las preparaciones, ya habían acabado, hace mucho, pero entonces la posibilidad, de que Hinooka-san se uniera, llegó, y fue, retrasado… Yo también quería, que viniéramos juntos, si era posible.

—¿Eso quiere decir… que tú y yo podríamos habernos adelantado primero, senpai? —preguntó Touya.

—Hinooka-san, habría experimentado la transportación, un poco después. Hasta entonces, se supone que, recibiría entrenamiento estándar…

Senpai miró al cielo con ojos mirando a la distancia.

—Es un, asunto normal, en Nutella, pero incluso entrenando, no hay garantía, de que no salgan heridos. En el programa de entrenamiento, dirigido a estudiantes de secundaria, 60% de los candidatos, se rinden, en la primera fase. Se lastiman, y desarrollan miedo, y la postura de, sus antiguos guardianes cooperando, puede cambiar repentinamente… hay incluso casos, donde la persona, en cuestión no, tiene la voluntad, para participar, desde el inicio…

Touya asintió e interrumpió en la conversación.

—Esas estadísticas son resultado de la relación en accidentes del club siendo no diferentes a las los club de deportes de artes marciales.

—Mori-chan también enfatizó eso a mis padres.

—No me sorprende. Hay muchas personas que dicen que Japón es sobreprotector comparado con otros países. A pesar de que el presupuesto invertido es bastante substancial, la escala y resultados del programa de nuestro país es muy pequeño en comparación, dicen.

—¿Eso también es publicado en el internet?

—No. Esto es de la comunidad en línea establecida entre los Clubs de Exploración, separada del internet público. Te enseñaré cómo usar tu terminal una vez que regresemos.

—Sí, por favor. Otros Clubs de Exploración… eh. Sí, no somos los únicos, ¿cierto?

—Es mejor, de esa manera. Cada, uno es, nuestro preciado compañero.

El agua caliente estaba comenzando a sentirse tibia a ese punto.

El cuerpo de Homura se había calentado por completo y la rigidez en sus músculos usados en exceso también se había aliviado en su mayoría para ahora. Parecía que era momento de que la hora prolongada de su baño, excluyendo la parte de baño mixto, acabara.

Sin embargo…

—¿Qué tal, si cuento, una historia de fantasmas?

—¿Eh? ¿Tan repentinamente?

—¿Qué? E-eso salió de la nada.

Miasasagi-senpai repentinamente lo mencionó.

Los extremos de sus piernas estiradas salpicaron contra el agua.

—Es una, historia de fantasmas, pasada en, nuestro Club de Exploración. Hubo una vez, un valle de ranas, donde una vez que entrabas, nunca, regresarías-

—Wah, wah, me encantan las historias aterradoras. ¿No podemos escucharla en la tienda, senpai?

—No podemos, —Touya interrumpió. —De acuerdo a nuestro horario, tenemos que levantarnos muy temprano en la mañana. Tenemos que irnos a la cama pronto.

—…

—…¿Senpai?

Después de ser reprendida por Touya, Misasagi-senpai se hundió hasta su boca en el agua caliente con un rostro disgustado.

—Nyet[2].

—Amm… incluso si dices eso…

Senpai protestó mientras hacía burbujas sobre la superficie del agua.

—…Pero, en nuestra tienda, no estará, Touya-kun, ¿sabes?

Más burbujas.

—Simplemente deberías olvidarte de él. Después de todo, él va a estar ocupado esta noche. Él estará clasificando, etiquetando y va a pasar sus tesoros mentales en video Blu—Rays de hoy.

—Hinooka, realmente hablas sin siquiera pensar… ¿hmm?

Ignorando sus bromas, Misasagi-senpai puso algo en su boca. Siguiendo la mirada de Touya, Homura también la miró.

Misasagi-senpai estaba sosteniendo una cantimplora hecha de bambú.

—¿Senpai, qué estás bebiendo? ¿Es champú o algo así…?

—Claro que, no. Es jugo, ¿sabes?

Hablando de ello, Homura había notado que ella extendía su mano fuera de la bañera de piedra algunas veces. Misasagi-senpai aparentemente había estado secretamente saciado su sed con ella.

—¿Jugo? ¿Puedo beber algo?

—No. Es demasiado, pronto, para ti.

—¿A qué te refieres con demasiado pronto? ¿No puedes darme al menos un poco?

—No. Este es, el privilegio especial, de un senpai.

Sonriendo juguetonamente, Misasagi-senpai levantó su cantimplora y le alejó de Homura.

Esta vez, en el instante que Homura con indignación estiró su mano hacía ella, senpai abrazó a Homura. Sin importarle el hecho de que sus toallas se estaban cayendo.

—Te, tengo.

Homura fue sorprendida.

Después de agarrarla con un gran salpicón, Misasagi-senpai frotó sus mejillas contra el pecho de Homura mientras sonreía.

Esta era la segunda vez que hoy que Homura había sido abrazada por senpai, pero esta era una situación completamente diferente a lo anterior.

Un dulce aroma mezclado con el gentil vapor le hizo cosquillas a la nariz de Homura.

—La sangre se le está yendo a la cabeza de senpai…no… ¿¡está ebria!?

Touya recogió la cantimplora de bambú que había sido dejada flotando en el agua y le dio un rápido olfateo y la probó.

—Esto es vino de frutas. Probablemente de un kiwi duro o alguna fruta similar.

—Oh, no… ¿¡El descubrimiento de un escándalo!? ¡Más bien, ¿senpai está en un delirio borracha?!

—Podría haber sido fermentado naturalmente, pero no creo que senpai fallara en notar eso…

Mientras murmuraba con un tono atónito, Touya se dio la vuelta y comenzó a caminar hacía la orilla.

—Bueno, te dejo el resto a ti…

—¡Espera un minuto! ¿¡Qué se supone que haga sobre esto!?

—Tienes que cuidar de ella, Hinooka.

—¡No huyas! ¡No puedo hacerlo sola! ¡Es imposible para mí!

Repentinamente volteando su cabeza mientras se apoyaba contra el pecho de Homura, Misasagi-senpai saltó sobre Touya mientras trataba de salir de la bañera de piedras.

—Owah.

—También, te tengo, Touya-kun.

—Espera, detente, senpai, estás poniendo mucha fuerza. ¡Hinooka, haz algo!

—¡E-e-está bien, ya está bien, así que sólo llévala a la orilla así! ¡Lo permito!

—Ah… ¡bien!

—¿¡Senpai!? ¡Saldremos de la bañera ahora! ¡Lavaré tu cuerpo, así que no te muevas!

Después de eso, llevaron a senpai, quien ya no podía levantarse a ese punto, de vuelta a la orilla, y Homura rápidamente secó el cabello y cuerpo de senpai antes de hacer que Touya la cargará renuentemente. Senpai, quien básicamente estaba desnuda con sólo una toalla sobre su pecho, había perdido toda la fuerza y se colgó débilmente de los brazos de Touya.

—¡Por favor llévala a la tienda! ¡Iré por nuestras ropas!

—De acuerdo.

—¡Mantén tus ojos firmemente cerrados! ¡Cuidado con el camino ya que está oscuro! ¡Y no voltees a mirarme!

—No pidas tantas cosas irrazonables a la vez. Apresúrate tú también.

Homura estaba tratando de cambiarse astutamente sus ropas por su cuenta.

—¡E-espera, no me dejes sola en un lugar como este!

—No, no voy a esperar. Me iré.

Rindiéndose, Homura corrió tras Touya en sólo una toalla mientras cargaba sus ropas.

 

Después de cambiarse en una camiseta en lugar de ropa de dormir, Misasagi-senpai cayó en una completa inconsciencia ebria encima de la bolsa de dormir extendida dentro de la tienda.

Después de haberse cambiado también, Homura salió de la tienda, justo mientras Touya regresaba del río y haber recogido el fuego.

—¿Cómo está?

—Está dormida. Su condición no parece tan mala, así que creo que estará bien una vez que despierte…

Los dos echaron un vistazo a través de la entrada de la tienda.

Dentro de la tenue tienda, senpai estaba respirando tranquilamente durmiendo. Parecía que realmente no tenían nada de qué preocuparse.

—Pero eso fue un shock. Para que esa senpai racional terminara así…

—Fue una gran ayuda tenerte para encargarte de ella, Hinooka.

Touya inclinó su cabeza en agradecimiento, y Homura infló su pecho orgullosamente.

—Sí, tienes razón. Como esperaba, esta no es la clase de cosas que no serías capaz de encargarte.

—Esta es la primera vez que veo a senpai así… probablemente estaba feliz. Que entraras al Club de Exploración, claro está.

—…Ya veo. Pero tú también eres un miembro del club importante, Touya-kun.

—Bueno, supongo que eso es verdad.

Touya hizo otra fogata al lado de las tiendas.

Mientras Touya observaba el fuego mientras colgaba las toallas mojadas y calcetines lavados para secarse, Homura se sentó al lado de él.

—Ya puedes irte a dormir, Hinooka. Voy a estar vigilando aquí un rato más.

—¿Planeas estar despierto toda la noche?

—No. La verdad es que no hay necesidad de hacer vigilancia. Al lugar que estamos yendo no es tan peligroso.

Touya sonrió irónicamente y rascó su cabeza.

—Cuando vine a Nutella, me emocioné y no pude dormir mucho. Como si fuera un desperdicio pasar el tiempo durmiendo…

Touya miró al arcoíris de noche en el cielo mientras hablaba.

Homura asintió y miró al cielo nocturno también.

—Ah~, permanecí afuera pasada la noche sin tener el permiso de mis padres. Mi padre probablemente está furioso justo ahora.

—Mori-chan se habrá encargado de contactar nuestras casas al menos.

—Me pregunto si será cierto.

El sonido de la leña dividiéndose y explotando en el fuego. El ligero murmullo del río.

Las siluetas de Homura y Touya se balancearon de lado a lado y crearon sombras en la amplia tierra abierta en medio del bosque.

Ese silencio cómodo fue quebrado por Homura quien finalmente abrió su boca después de dudar un poco.

—La tercera miembro del club…¿es esa Inari-senpai?

“El Club de Exploración tiene tres miembros” esas palabras que había escuchado de Rokujizou-senpai antes de unirse al club siempre habían estado molestando a Homura.

—Sí. —Touya asintió después de una breve pausa de silencio.

En lugar de que Touya ocultara la verdad, su triste expresión hizo pensar a Homura que él simplemente no quería hablar sobre ello tanto como fuera posible.

—…Ya veo, así que no se estaban refiriendo a esa chica Ameno. Aunque Misasagi-senpai dijo que era un antiguo miembro. ¿Esa persona renunció al club?

—Inari-senpai es una estudiante de segundo año. El Club de Exploración la está tratando como si estuviera faltando a las actividades del club, pero ella ni siquiera viene a la escuela tampoco. Ella no ha venido a clases por varios meses ya.

—¿Está faltando a la escuela?

Esa estampa de pez de colores y un gato.

El rostro sonriente de senpai mientras alardeaba de él felizmente antes.

La unión entre ellas era tan clara, y sin embargo-

—¿Fue a causa del Club de Exploración? ¿Algo pasó en una expedición o algo…?

—Fui a la casa de Inari-senpai antes, después de escucharlo de Mori-chan.

—Uwah, —Homura exclamó con una sonrisa amarga. —Tu dinamismo realmente es asombroso, Touya-kun. No puedo decir si eres audaz o no puedes leer la atmosfera. Entonces, viste a Inari-senpai… o no, por cómo suena…

Touya negó con su cabeza, como si dijera, “Ella era inaccesible.”

—Sólo hablé con ella por el intercomunicador… “No te involucres mucho con el Club de Exploración”, dijo ella, con una voz desagradable.

—…¿Y entonces?

—Le grité, “no necesito tu consejo”.

—¿¡Le dijiste eso a alguien que no sólo es una senpai, sino una persona ausente también-!?

—… —Touya presionó un dedo sobre sus labios.

A Homura se le había olvidado.

Recordando la presencia de senpai en la tienda, Homura bajó su voz.

—No tenías que ir tan lejos…

—Como si me importara. Ella abandonó a senpai y huyó.

—Hah… Basada en tus palabras, ni siquiera le preguntaste si algo pasó, ¿eh?

—…Mori-chan dijo que fue un problema personal y no me diría los detalles.

Touya dejó colgar su cabeza con una expresión melancólica.

Homura por la seriedad en su rostro y palabras.

—…No pude decir inmediatamente que había otro miembro del club cuando vi la lista de nombres y casilleros personales en el edificio del club. Pero cuando le pregunté a senpai sobre ello, ella simplemente dijo que “Inari es una miembro que ya había renunciado” y que “ella era una ex miembro del club”. No hay forma que fuera tan simple como eso, ¿cierto?

Dudosamente, Touya habló en un tono doloroso.

—No hay forma de que senpai la abandonara. Ella fue la que abandonó a senpai.

Después de dejar escapar un gran suspiro, Homura se estiró.

—Tu fijación por senpai es bastante fuerte, Touya-kun.

—¿Qué?

—Touya-kun, te gusta senpai. Eres serio sobre Misasagi Mayo.

Mirando silenciosamente a las llamas sin responder, las orejas de Touya se pusieron completamente rojas.

Encogiéndose de hombros, Homura habló.

—No lo entiendes, ¿cierto?

Homura miró fuertemente a Touya mientras también le daba una ligera sonrisa burlona.

—En ese caso, no debiste haberme invitado al Club de Exploración. De esa manera, tú y senpai habrían estado solos teniéndose sólo a sí mismos. Sonriendo y emocionados.

—¿Eh?

—Bueno, aunque ya están bastante así incluso ahora.

Homura golpeó los hombros de Touya.

—Estoy diciendo que deberías apoyar a Misasagi-senpai, Touya-kun.

—…No es tan bueno como eso.

El perfil lateral del rostro de Touya mientras ocultaba la mitad de ella hundiéndola en sus brazos abrazando sus rodillas era bastante seria, y sin embargo muy solitaria, como viendo a un niño que había sido abandonado.

—…

Mientras Homura buscaba palabras que decir, Touya repentinamente se levantó.

—Voy a dormir ahora. Asegúrate de levantarte a tiempo mañana.

—De ninguna manera. Ni siquiera tengo un reloj con alarma aquí.

Touya le arrojó un reloj de resorte pequeño.

Ahora estaba paralizado y no mostraba el tiempo actual, pero aparentemente estaba hecho para contar el tiempo entre doce horas con el marcador. En otras palabras, era una clase de temporizador.

—Senpai tiene un reloj, así que sincronízalo con él.

Después de decir eso, Touya desapareció en su pequeña tienda.

Homura se quedó sola en frente de la fogata abierta.

Aún sin sentirse con mucho sueño, ella continuó viendo a las llamas.

—…Esto no es bueno, cielos…

 

Antes de que se diera cuenta, ella se había dormido completamente.

Cuando despertó, el fuego ya eran ascuas, emitiendo meramente ligero calor.

El lugar-T estaba oscuro y envuelto en silencio.

Cuando ella miró al cielo, el arcoíris de noche finalmente se volvió brillante y vivido, justo como senpai había dicho.

—…El Bagel, ¿eh?

Dejando escapar un suspiro de admiración, Homura entrelazó sus manos detrás de ella mientras miraba el cielo.

Muchas estrellas fugaces cortaron el cielo en sólo un corto instante.

Eran mucho más veloces y emitían mucha más brillantez llamativa que las estrellas fugaces que Homura conocía y había visto sólo a través de videos.

Aquí en Nutella, no había centros comerciales, tiendas de marca alineadas o cines 3D. Sin embargo, sólo por esta impresionante vista hacía a Homura sentir que venir aquí había valido la pena.

—Un tomate… Queso… Eso es sésamo… Miel… Calabaza… Arándano…

Mientras sus ojos perseguían el arcoíris, una estrella flotaba por el borde de su visión.

Repentinamente, ella volteó su cabeza en esa dirección, impresionada.

Dentro de la oscuridad de los árboles, ella vio otro… no, dos.

Pequeñas estrellas azules flotaban débilmente sobre la tierra mientras parpadeaban. No importaba cuánto Homura se frotara sus ojos, no desaparecían.

Las estrellas azules silenciosamente incrementaron en número y comenzaron a brillar como mientras rodeaban el lugar-T.

—Senpai… Touya-kun…

Homura trató de retroceder del fuego y llamó a los dos durmiendo en las tiendas.

Inmediatamente después- ella escuchó una respiración corta.

—…

Incapaz de hablar, Homura se encogió de miedo.

El sonido de algo pisando sobre hojas caídas y rocas provino por detrás de ella.

El extraño hedor que débilmente le hizo cosquillas en la nariz era el olor de una bestia. El desagradable olor a sangre que encontrarías en la jaula de un zoológico.

Permaneciendo sentada frente al fuego, Homura fue incapaz de siquiera moverse un milímetro mientras su cuerpo se ponía rígido con el fin de desesperadamente pretender estar dormida.

—…

Ella escuchó el sonido de una mochila cayendo. Ella claramente podía sentir una presencia buscando a través del equipaje conteniendo los ingredientes mientras los olfateaba.

Ese sonido le hizo recordar finalmente a Homura que su mochila estaba justo detrás de ella, así como su única arma en ella, su cuchillo.

Ella sintió a algo cuidadosamente acercándose.

—¡…Kuh…!

Volteándose mientras seguía concentrada, Homura tomó el cuchillo de su mochila y se preparó a sí misma.

Mientras temblaba a la sensación de alguien jalando su bolsa, Homura atacó con su cuchillo.

—!

Una pequeña silueta silenciosamente saltó hacía atrás.

Repentinamente hizo una voltereta, aterrizó lejos y después se agachó.

Lo que cayó en el suelo cerca de Homura era el caramelo que ella había puesto en su equipaje.

Su cuchillo, el cual había cortado el aire vació sin golpear a nada, temblaba minuciosamente mientras la navaja permanecía sólo extendida a la mitad.

—…Hiii… Uuh…

De alguna manera motivando sus rodillas asombradas, Homura miró la silueta pequeña.

—¿Q-qué…? ¿Quién eres…?

Era todo lo que pudo hacer sólo con su boca.

Varios gruñidos bajos resonaban y se hicieron más cercanos desde los alrededores.

Varios segundos de miedo pasaron mientras ella permanecía viendo la silueta.

Finalmente, el sonido de una lengua chasqueando sonó, y los gruñidos se detuvieron.

—…

La pequeña silueta se dio la vuelta sobre sus tobillos y corrió rápidamente por el bosque. Grandes bestias también corrieron tras la sombra, rápidamente alejándose en la distancia.

En menos de unos cuantos segundos, los visitantes habían desaparecido completamente del lugar-T, dejando sólo un ligero olor detrás.

—……Uuh…

Homura se hundió en la tierra.

Ella arrancó los dedos que sostenían el cuchillo como si hubieran sido los de la mano de alguien más y lo arrojó a la tierra.

Sin prestar nada de atención o importándole el equipaje esparcido o extinguir el fuego, Homura corrió dentro de la tienda.

—…Esto es un sueño… Esto es un sueño…

Murmurándose para sí misma mientras temblaba, ella se deslizó en la bolsa de dormir y se pegó a la espalda durmiente de senpai adentro. Mientras hundía su cabeza en la bolsa de dormir, ella logró dormirse mientras prestaba atención sólo al tranquilo respirar y ligero calor de senpai.

—…

La pequeña silueta que ella había visto frente a su mochila…

Definitivamente había sido humana.

img038

 

1 Aparentemente aquí en el japonés decía “itadakimasu”. Como saben, en el japonés, se usa COMÚNMENTE sólo para cuando se come, pero eso es su uso cerrado, en realidad usan esa palabra para muchas cosas… que aunque sé el japonés de la palabra no sabría cómo explicarles del todo bien. Sólo les diré que podría ser como un “muchas gracias por dejarme… *inserte cosas pervertidas aquí y/o cosas amables*”. He de ahí que Homura piense mal, pues podría ser un “gracias por dejarme verlas desnudas, bañarme con ustedes, etc”. El sentido es implícito, he de ahí que no se entienda bien. Nanodesu lo quiso explicar pero de igual manera es una explicación no muy comprensible si no saben japonés, pero yo les doy está explicación que espero entiendan… saber japonés es complicado.
2 Ruso para “No”.
A %d blogueros les gusta esto: