Capítulo 14

El nuevo semestre escolar.

Homura había logrado de alguna manera llegar al segundo semestre.

Las cosas habían estado un poco patas arriba por un poco mientras arrastraba a Touya y a Himekawa de la Preparatoria Tomakomai Denpa para ayudarla con su tarea de verano, pero eso ahora estaba en el pasado.

Con su cabeza todavía llena con la ventisca relaja de las vacaciones de verano, y con el agotamiento de terminar toda su tarea a tiempo, prácticamente ninguna de las clases del primer día lograron entrar en su cerebro. A pesar de esto, al final del día, Homura estaba intranquila, mientras su cuerpo desesperadamente pedía tanto azúcar que no podía contenerse.

Homura renuentemente declinó la oferta de Kujou de ir a casa, y en su lugar se dirigió al edificio del Club de Exploración. Hoy era el primer día de que las actividades del club continuaban también. La siempre atenta Ameno ciertamente preparó comida chatarra y dulces raros de cuestionable sabor para su reunión de club hoy.

En la sala de estar del edificio del club que otros estudiantes idolatran, me recostaré en la alfombra del cuarto de vigilancia nocturna, y pasare tiempo decadentemente tanto como quiera mientras esperó a una hermosa chica robot. Sólo imaginarlo llenó a Homura con entusiasmo y alegría.

Después de que Homura, por lo tanto, explicara su aspiración para el primer día del segundo semestre, Kujou simplemente dijo lo siguiente antes de marcharse: “Si Ameno-san fuera producida en masa, el número de personas como Hinooka-san se incrementaría, y el mundo probablemente se volvería un lugar pacifico. Adiós.”

¿Paz mundial…? ¿Cómo llegó a esa idea…? Homura quedó confundida por lo dicho por Kujou antes de irse mientras daba un paso en la unión que conectaba edificios cruzando los terrenos de la escuela. Ella pudo ver a varias senpais agrupadas en frente del edificio de los clubs de deportes más adelante.

—¿OH? Esa es-

Ella vio una estudiante familiar rodeada de senpais.

—Inari-senpai… ¿Pero quién está a su lado…?

Justo como ella había declarado justo antes del inicio de las vacaciones de verano, Inari regresó a la escuela al inicio del nuevo semestre.

De pie al lado de Inari estaba una estudiante de segundo año con un cuerpo rechoncho. Ella estaba observando a Inari un paso detrás de ella. Justo como Inari, ella no mostraba señales de ser intimidada frente a las senpais rodeándolas. De hecho, su expresión era incluso más descarada y confiada que la de Inari.

¿Una amiga de Inari-senpai?

Aun así, el personaje líder en el centro de la conmoción era definitivamente Inari.

Con una mirada de cerca, todas las senpais eran las presidentas de los clubs de varios clubs de deportes femeninos de la escuela.

Homura frecuentemente veía sus rostros mientras caminaba por este pasillo, y en el blog que la secretaría Kurama del consejo estudiantil publicaba.

Ah…No. Son ex presidentas del club, para ser precisa.

Antes de que comenzaran las vacaciones de verano, casi todos los clubs habían acabado de terminar de elegir sus nuevos presidentes de club de entre los miembros jóvenes, así que todas las senpais aquí deberían ya haberse retirado de sus puestos.

Habían senpais presentes del Club de Atletismo, Club de Gimnasio, Club de Natación, Club de Ping Pong, Club de Tenis e incluso el Club de Volibol y Club de Básquetbol, cuyos miembros eran más altas que las demás. Estos eran los clubs que reunían a las especialmente animadas y activas chicas en la escuela.

Viendo estos rostros, Homura logró entender rápidamente la situación.

E-están aquí para invitar a Inari-senpai a sus clubs…¿y tantas a la vez…?

Exacto. No había forma de que pudieran ignorar a alguien con tanto potencial deportivo como Inari.

Por un instante, Homura sintió algo de orgullo al ver la popularidad de Inari, pero entonces…

…¡No, no, no! ¿¡No es esto muy malo!?

Homura frenéticamente miró alrededor en busca de ayuda, pero desafortunadamente no había nadie alrededor.

—¿No has pensado en unirte a un nuevo club, Inari-san?

—Tu condición es buena después de acabar tu rehabilitación, ¿cierto?

Inari respondió a las preguntas apasionadas de las ex presidentas del club con una actitud firme.

—Mi cuerpo está completamente bien ahora. Perdón por preocuparlas, —ella dijo con una inclinación educada con su cabeza, causando que su cabello ondulado se sacudiera. —Pero no puedo unirme a un club. Si una de segundo año como yo se une a mitad del año, sería grosero para los otros miembros que han participado seriamente. Y más importante aún, estoy atrasada en mis estudios, así que tengo que concentrarme en eso por un tiempo. Por lo tanto, no tengo la intención de unirme a un club por el momento.

Ooh…Fiuu…

Al escuchar eso, Homura palmeó su pecho en alivió. Repentinamente, su mirada de casualidad se encontró con la de la senpai rechoncha al lado de Inari. Pero ella no le mostró una reacción en particular a Homura.

—Vine aquí porque pensé que debería darles una respuesta apropiada a sus ofertas. Aunque recibí varios mensajes y llamadas telefónicas de muchas de ustedes en el verano.

Cuando escucharon a Inari decir esa última palabra, las ex presidentas de club intercambiaron miradas, y tranquilamente intercambiaron palabras acaloradas.

—¡Oye! ¿¡No prometimos que no nos adelantaríamos unas a las otras!?

—En primer lugar, ¿por qué el Club de Ceremonia de Te está aquí?

—¡Está bien, ¿no?! Estamos dispuestas a darles la bienvenida a nuevos miembros incluso estudiantes de segundo año.

Una senpai alta del club de volibol habló, después.

—Pero Inari-san, tus calificaciones no eran tan malas para empezar, ¿cierto? Le pregunté al profesor a cargo de mi club al respecto. En ese caso, ¿no sería mejor apuntar por una recomendación universitaria al trabajar duro y alcanzar un torneo nacional en un club deportivo?

—¡Guh!

Ese comentario aparentemente había dado en el blanco, mientras Inari retrocedía un poco.

—¡Ah, bueno, es verdad que mis calificaciones estaban hasta el fondo de calificaciones promedio de mi año! ¡¡En realidad, estoy prácticamente en medio de la cima de las calificaciones más bajas, pero aun así…!!

—¿No están tus calificaciones bien en todo además de Inglés y los catástrofes físicos? —remarcó la senpai del club de tenis.

—¿¡Ya investigaron tanto!?

—Fufufu. —Las chicas de tercer año cruelmente se acercaron a Inari.

Las ex presidentas de club se pusieron a su lado mientras lamian sus labios como serpientes apretando a su presa. En los ojos de Homura, la pequeña estatura de Inari lucía como un zorro bebé temblando mientras era arrinconado contra el muro.

Naturalmente, eso no era algo que Homura pudiera ignorar como el problema de alguien más.

Esto es malo…A este paso, senpai será tragada…Aah, nadie está llegando a su rescate…

Dándose por vencida de los refuerzos, Homura se acercó al grupo desde el costado.

—A-amm, queridas senpais… —Las ex presidentas de club simultáneamente se voltearon a verla. —Perdónenme por interrumpirlas en el clímax de su reclutamiento, pero…

—¿Homura? ¿Tú? —Inari tardíamente notó su presencia también.

—Sí. A pesar de mi inexperiencia, también me gustaría participar como una representante del Club de Exploración, pero…ammm, nosotros, el Club de Exploración, fuimos los primeros en reclutar a Inari-senpai…así que afirmo que tenemos prioridad, ¿creo…?

Homura débilmente hizo su apelación mientras lamía su dedo y lo colocaba sobre su cabeza.

Sin embargo, las ex presidentas del club simplemente la miraron con ojos entre cerrados, como si estuvieran viendo a una niña desafortunada.

—…

Inari también gradualmente comenzó a fruncir el ceño mientras miraba a Homura.

Al final, todas ignoraron a Homura y regresaron a sus intentos forzados de invitar a Inari a sus clubs.

Fue ahí que la chica al lado de Inari habló.

—Técnicamente, el Club de Exploración es parte del sistema de recomendación universitaria también, ¿saben?

Todas, incluyendo Inari, se congelaron en sorpresa de esas palabras. Incluso Homura, una miembro del Club de Exploración, abrió ampliamente sus ojos al escuchar eso por primera vez.

—La jurisdicción sobre el Club de Exploración se cambiará al Departamento de Desarrollo de Nutella del Gabinete de Oficinas comenzando el próximo año, así que el trato para los miembros realizando exámenes universitarios mejorará bastante. Tendrá una cuota de recomendación para universidades publicas así como las privadas, así que sería mucho más ventajoso unírseles que en cualquier club deportivo.

—¿E-en serio? ¿Nyacchi?

Inari se volteó en sorpresa a mirar a la senpai rechoncha, quien asintió sin importancia.

¿Nyacchi-senpai? ¿Quién es ella, y cómo sabe eso?

Incluso Homura no había sabido sobre esta información impresionante. Esta era la primera vez que ella escuchaba “Departamento del Desarrollo de Nutella” fuera de lo que fue anunciado en la AV. Las implicaciones totales de su establecimiento realmente no habían entrado en ella en ese entonces.

Nyacchi-senpai presionó más a Inari.

—Bueno, aunque dije recomendación, tus calificaciones realmente están en el fondo justo ahora, especialmente en términos de tu porcentaje de asistencia. Primero, tienes que trabajar duro en exámenes regulares, y recuperar tu hábito por el estudio.

—Agh, sí…

Inari se encogió…

Incluso después de ser rechazadas por Inari y recibir información inesperada de Nyacchi-senpai, las ex presidentas del club todavía no mostraban señales de rendirse. Una de ellas habló.

—Al menos responde esto. Inari-san, ¿planeas regresar al Club de Exploración?

—…

En el momento que a Inari le preguntaron esto, Homura escuchó una voz familiar acercándose por el pasillo. Este era el peor momento posible. ¿Qué clase de mala suerte era esa?

Los tan esperados reforzados eran la presidenta del consejo estudiantil Rokujizou y la presidenta del Club de Exploración, Misasagi Mayo-senpai.

Las miradas de Misasagi e Inari se cruzaron por un instante.

Y entonces Inari se regresó hacía las ex presidentas del club para responder la pregunta.

—…De ninguna manera. Nunca regresaría al Club de Exploración incluso después de amenaza de muerte.

El corazón de Homura fue lastimado cuando ella escuchó a Inari declarar eso una vez más.

Inari miró a Homura a través de una brecha entre las presidentas del club y continuó hablando.

—Quiero ser una periodista en el futuro. Así que estoy planeando seriamente ir a la universidad. No diré que las actividades del club definitivamente serán un problema para eso, pero no es lo que siento que debería estar haciendo ahora. No puedes volverte un buen periodista con sólo pasión. Tengo que obtener una buena educación básica con el fin de tener un amplio campo visual.

Homura no podía saber si las palabras de Inari estaban llegando a los oídos de Misasagi o no.

Misasagi y Rokujizou siguieron su camino hacía el edificio del Club de Exploración sin prestar atención a Inari y Homura. Las ex presidentas del club observaron sus espaldas desde atrás con expresiones tensas.

—Bueno, me iré ahora.

Inari inclinó la cabeza a las ex presidentas del club, y entonces se volteó para marcharse en compañía de Nyacchi-senpai.

—Nos vemos, Homura. Y no luzcas tan desanimada.

—…Sí…nos vemos mañana.

Homura se despidió de Inari. Ella entonces se volteó para seguir dirigiéndose al edificio del club, pero sin notarlo, ella había sido rodeada por las ex presidentas del club quienes permanecieron detrás.

¿Eh? ¿Eh? ¿Qué? Homura inmediatamente se puso tensa.

Justo mientras ella estaba a punto de tratar de escapar, la ex presidenta del club de Basquetbol la tomó del hombro firmemente.

—A-amm, realmente no soy un objetivo de redacción, así que-

Mientras Homura comenzaba a tener miedo de que iba a ser invitada a sus clubs también, ella fue golpeada por una pregunta completamente inesperada.

—Por cierto, Hinooka-san. ¿Es verdad que mataste una Nutelliana en batalla?

—¿¡Eeh!? ¿¡Matar!?

Más preguntas llegaron a ella en rápidas sucesiones.

—Fue publicado en un blog observante del Club de Exploración. Se dice que el Club de Exploración de la Preparatoria Seiran fueron los primeros en hacer contacto. Así que, ¿es verdad?

—Escuché que va a haber una guerra con Nutella pronto, ¿pero es eso cierto?

—No, la Nutelliana aparentemente es un ancestro de Misasagi Mayo-sama.

—No, ¿qué es eso de “sama”?

—Atacaron desde el sótano del edificio de su club, ¿cierto? ¿No es eso malo? ¿Pueden ganar?

—Touya-kun puede encargarse de los enemigos con sus habilidades con la espada, ¿cierto?

Homura desesperadamente negó con la cabeza.

—¿E-esa clase de rumores están escuchándose? No, no he escuchado de nada de eso. ¡En primer lugar, nada de eso es verdad! Sólo encontramos a una Nutelliana. Fue anunciado en las noticias, ¿recuerdan? ¡Por favor confirmen los hechos de fuentes confiables de información!

 

Eventualmente, Homura fue liberada de las ex presidentas del club.

Mientras agudamente tenía la sensación de necesitar periodistas que fueran conocedores de los hechos de Nutella, Homura pasó por la entrada del edificio del club. A su lado estaba Fujimori-sensei, quien se le había unido hace poco.

—Realmente me salvaste, sensei.

—Realmente me tenías en suspenso. ¿Por qué siempre hablas lo que se te viene a la mente así?

—Está bien~. Por cierto, gracias por el pastel.

—¡N-no cambies el tema!

Se estaban dirigiendo directamente a la usual sala de estar. Esperando ahí estaba Misasagi-senpai, Touya y Ameno. La única presencial inusual ahí era la presidenta del consejo estudiantil Rokujizou.

—Bienvenida, presidenta.

—Perdón por interrumpir así~ —Rokujizou brevemente respondió mientras hacía lo que parecían poses de acoso sexual en Ameno.

Aunque lo que le preocupaba a Homura era Misasagi, quien lucía ligeramente deprimida mientras ella estaba sentada al lado de Rokujizou. Homura sólo fue capaz de saberlo porque ella finalmente se había acostumbrado a percibir sutilezas de las expresiones de Misasagi.

 

—Buen trabajo durante la AV, chicos.

Hoy marcaba la continuación de las actividades del club.

Fujimori-sensei fue la primera en hablar. Mientras tanto, la Presidenta Rokujizou permanecía sentada donde estaba.

La presidenta tenía sus brazos alrededor de Ameno mientras descansaba su cabeza encima del regazo de la chica robot en la misma pose juguetona igual que cuando Homura había entrado al principio. Ameno parecía preocupada por ello, pero nadie mostraba señales de detener a la presidenta, así que ella sólo se sentó ahí parpadeando sus ojos con una expresión confundida.

Sólo Homura fulminó con la mirada a la presidenta con ojos estrechados, claramente pensando “Oye, quería tener una almohada de regazo de Ameno…” mientras rápidamente hacía estallar chocolates Alfort en su boca del plato preparado en la mesa. Debido a esa distracción, ella no prestó atención a los puntos principales de la conversación como era usual…

Al principio, Fujimori-sensei habló sobre su próxima misión.

—Su siguiente misión en Nutella no es explorar territorio desconocido, sino crear un nuevo campamento base con apoyo de la Preparatoria Hiyoshizaka. Tomarán prestado tierras cercanas al castillo de la princesa para establecerlo en un arrendamiento. Negociaciones secretas con la Princesa Iotsumisumaru también son incluidas en su misión.

…¿El significado de la palabra “arrendamiento” tiene alguna conexión con el vino destellante de Papá? Mientras resistía la urgencia de preguntar en voz alta, Homura silenciosamente escuchó.

—Tenemos el consentimiento de cada escuela durante la conferencia de la AV, pero aún estamos por comenzar cualquier plan concreto funcional. Las cosas van a estar atareadas, así que prepárense. Una vez que solidifiquemos nuestros planes, tendremos que reunirnos con la Preparatoria Hiyoshizaka inmediatamente para discutir las cosas.

—Sobre eso… —interrumpió Touya.

—¿Qué pasa, Touya? —preguntó Fujimori.

—Inari-senpai debería tener experiencia al hacer el viejo campamento base con Misasagi-senpai. En ese caso, creo que deberíamos pedirle ayuda en esto.

—Desafortunadamente, no he recibido ninguna notificación de Inari de que regresará al club.

—…Lo sé. ¿Pero no estaría bien si le pedimos cooperar como una ayudante externa?

Fujimori cruzó sus brazos.

—No querrás decir llevar a Inari con ustedes a Nutella, ¿cierto? Te refieres a cosas como consultarle planes de construcción de la base, y aprender de sus acontecimientos pasados en fracasos respecto a eso, ¿correcto?

Touya asintió. Después de dejar escapar un pequeño suspiro, Fujimori se volteó hacía Misasagi.

—¿Qué dices, Misasagi? La decisión yace en ti.

—…Si Touya-kun, piensa que, es necesario, no me, molesta.

—Si te opones como la presidenta del club, entonces yo…

—No tengo, razones, para, oponerme. Si puedes, conseguir, la aprobación de, Inari-san, entonces, por favor, adelante.

Homura y Touya podían saber que la respuesta de Misasagi estaba subyacente por un tono rígido. Misasagi seguía rehusándose a ablandar su actitud hacía Inari.

Homura estaba en realidad sorprendida de que ella aceptara la petición de Touya después de todo. Parecía que su postura era sólo oponerse a traerla sin su voluntad a Nutella.

Aunque ella seguía rehusándose a explicar la razón fundamental de esa postura.

—Ah, además.

Fujimori continuó la discusión.

—En su siguiente misión, serán acompañados por un miembro del Club de Exploración de una escuela además de Hiyoshizaka. Es el vicepresidente del club de la Preparatoria Nagumo, Oozore. Deberían recordarlo de la AV donde él sirvió como el moderador de la asamblea.

Touya y Ameno asintieron. Naturalmente, Homura también. Después de todo Oozore-senpai la había salvado cuando ella había sido atacada por un tiburón en la laguna de la isla de Nutella. La abrumadora exhibición de magia que mostró en ese entonces todavía seguía fresca en su memoria.

—¿Puedo preguntar algo? Conozco a Oozore Misaki. Él es el Hechizero de la Preparatoria Nagumo. ¿Por qué vendrá hasta el distrito designado a la Preparatoria Seiran?

—”Para asegurar la continua imparcialidad”, supongo que podrían llamarlo así, —respondió Fujimori. —La primera humana Nutelliana descubierta, la Princesa Iotsumisumaru, aquellos pidiendo encontrarse con esta princesa Nutelliana no sólo está limitado a los Clubs de Exploración de Japón, sino más bien prácticamente todas las organizaciones de investigadores en todo el mundo. Primero, tenemos que confirmar con Subaru-hime sí en realidad aceptará estas peticiones para encontrarse o no.

—Jaja, ya veo. ¿Así que es inconveniente tener a Mayo a cargo de las negociaciones? ¿Porque es la pariente de sangre de Mayo y por lo tanto podría guiar las intenciones de Subaru-hime?

—Si lo quieren poner francamente, sí, —afirmó Fujimori con una expresión resignada. —Esto no se puede evitar. Hay demasiadas personas pidiendo conocerla. No podemos simplemente hacer lo que queramos. Ya que son las cosas, lo máximo que podemos hacer es mostrar consideración para remover tantos problemas futuros como sea posible.

En ese punto, Fujimori se volteó de nuevo con Misasagi con una expresión mansa.

—Pero, por supuesto, no te estamos dejando completamente fuera de esto, Misasagi. Más bien, necesitamos que participes en las negociaciones también como la persona a cargo del campamento base en su sitio. Es sólo que los altos mandos no pueden ganar la confianza de Subaru-hime al dejarles la toma de decisiones a otros.

—Sí, entiendo, —respondió Misasagi asintiendo firmemente.

Pareciendo un poco aliviada de escuchar eso, la expresión de Fujimori se suavizó.

—La verdad es que sólo estoy aliviada de que Tenryuu no es el que los acompañará, —Fujimori admitió cansadamente mientras sus hombros se desplomaban.

—Aunque tuve el presentimiento de que el Representante Tenryuu y Subaru-hime podrían inesperadamente llevarse bien, —comentó Touya.

—¿Eh, por qué? —preguntó Homura.

—No, es sólo un presentimiento. ¿No piensas lo mismo?

—No, para nada, —dijo Homura negando con la cabeza.

A su lado, Ameno le habló a Fujimori.

—¿Por qué el Representante Tenryuu no viene en sí? Él es el representante oficial de los Clubs de Exploración de Japón, ¿no es así?

—El Club de Exploración de la Preparatoria Nagumo tiene su propia misión por venir. Él está dirigiendo la misión como su presidente del club.

—Ya veo, así que es una cuestión de la persona precisa en el momento preciso, —dijo Ameno asintiendo.

—…No es eso. Es una misión de vida o muerte arriesgada. Es su deber llevar el cargo como el presidente del club. “La persona precisa en el momento preciso” sólo aplica a un trabajo de rutina donde sabes lo que se necesita hacer antes de tiempo.

—¿De vida… o muerte?

Al escuchar la respuesta de Fujimori después de esa pausa dudosa, Ameno retrocedió en sorpresa. Detrás de ella, Rokujizou habló después.

—¿Entonces Oozore Misaki es como un diplomático que se le dio completa autoridad discrecional?

—Su tarea y responsabilidades no son tan enormes. Él sólo está a cargo de la investigación preliminar.

—Parece que coordinar todo va a ser un verdadero problema, —dijo Homura.

—Algo así. Aunque más importante aún…Sólo espero que excluyan a ese idiota de Saho de la lista de miembros participantes de la preparatoria Hiyoshizaka, —murmuró Fujimori frunciendo el ceño.

Touya sonrió mientras se apoya en el respaldo de su silla con sus brazos cruzados detrás de su cabeza.

—Oozore-senpai, ¿eh? Trabajar con él me hace sentir un poco nervioso, pero suena divertido a su propia manera. Hinooka, deberías usar esta rara oportunidad para aprender magia directamente del Hechicero.

—Estoy más que sólo un “poco nerviosa”, ¿sabes?… Pero podrías tener razón. Debería prepararme para clases de él.

Qué raro. ¡Qué admirable de tu parte, Homura!

—Amm, por~cierto~—Homura repentinamente levantó su cabeza. —¿Por qué Rokujizou-senpai está aquí hoy?

La presidenta, quien había estado descansando su mentón en el hombro de Ameno, levantó su cabeza y dijo bruscamente “Oh, ¿yo?” en sorpresa.

—Fufu. La verdad es que estoy pensando en unirme al Club de Exploración.

—¿Eh?

—¿Ha?

Homura y Touya fueron impresionados por la inesperada declaración.

—¿¡Quieres unirte al Club de Exploración, Takara-san!?

Ameno también se volteó a mirarla con sus ojos ampliamente abiertos.

Rokujizou contuvo la cabeza de la chica robot con una sonrisa.

—Lo siento, sólo bromeo. Soy técnicamente la presidenta del consejo estudiantil, así que quiero saber qué clase de efecto tendrán las actividades del Club de Exploración en los estudiantes de esta escuela.

Fujimori asintió estando de acuerdo, aparentemente ya informada sobre esto.

—Así es. Es por eso que Rokujizou viene a revisar las cosas aquí durante importantes momentos cada semestre. Aunque tengo que admitir, eres la primera estudiante del consejo estudiantil en la historia de esta escuela en mostrar tanto interés en el Club de Exploración.

—Wajaja. No había forma que pudiera perderme la oportunidad de ver las pocas escenas donde Mayo brilla dentro de la escuela.

Rokujizou cruzó ojos con Misasagi por un momento, y se cruzó de hombros en broma.

Entonces, ella volteó su mirada hacia Homura, quien de alguna manera parecía insatisfecha.

—Ah, por favor no malentiendas. Cuando dije “estudiantes de esta escuela”, no sólo me refería a los estudiantes afuera del Club de Exploración. Ustedes también están incluidos en esto también; Mayo, Homura, el chico kendo. —Rokujizou apuntó a cada uno de ellos en turno. —Y tú también, Ameno-chan,—añadió al final mientras le daba a la chica robot un fuerte abrazo.

—Presidenta, esa postura arruina tu grande y genial declaración.

Touya le reprochó en reacción de ser llamado “chico”, pero Rokujizou lo ignoró mientras continuaba hablando.

—Cuando te pones demasiado emocionado por las actividades del Club de Exploración, tiendes a olvidar hechos obvios, ¿cierto? Recuerden, ustedes también son estudiantes de la Preparatoria Seiran.

—L-lo siento. Tienes razón, —dijo Homura.

Las palabras de Rokujizou se parecían a las que alguien más se las dijo antes. Así es, la vida escolar también era naturalmente parte de su realidad.

—Por cierto, Ameno-chan es mucho más pesada de lo que parece, —remarcó Rokujizou.

—…Eh, eso es…bueno…es verdad, pero…

Le tomó tiempo a Ameno para procesar por completo y sonrojarse por el comentario inesperado de Rokujizou.

—Err, ya he sido equipada con las celdas de batería para uso en Nutella en preparación de la misión…así que es verdad de que soy más pesada de lo usual…

Ameno se acurrucó a sí misma en disculpa encima del regazo de la presidenta.

—Ah, Presidenta Rokujizou, eso es acoso a robots.

—Sí, acoso a robots.

Incluso Rokujizou no pudo evitar gritar cuando Homura y Touya le reprocharon así. “Lo siento”, dijo ella mientras inclinaba su cabeza.

—¿Qué demonios es acoso a robots? —preguntó Fujimori con una expresión dudosa.

—Es exactamente cómo suena. Deberías ser cuidadosa de no hacerlo tampoco, Mori-chan, —dijo Homura.

—¿¡Verdad!? —Ameno fervientemente estuvo de acuerdo.

—Tienes quien acosa a quien al revés aquí. Además, no hay forma de que le hiciera nada a un golem que podría ser malentendida así.

—¡Otra vez, Chiayu-san! ¡Te sigo diciendo que no me llames golem! ¡Y no sólo me registres como “Clase: Ladrona” sin mi permiso tampoco! ¡Cielos!

 

Después de que la reunión hubiera concluido por el momento, Homura fue a la azotea del edificio del club.

El viento de la tarde había comenzado a alzarse sobre la azotea con su domo de observación astronómica plateada, donde el calor del sol de verano seguía permanecía ahí.

Durante la reunión, se había propuesto que esparcieran esteras amortiguadoras sobre la azotea mientras los miembros estaban en misiones, dado lo que pasó durante su retirada de emergencia la última vez.

Colocar las esteras fue asignado al grupo de espera quien permanecería en el edificio de club, pero una cierta persona que claramente le faltaba entusiasmo en la propuesta empezó a decir quejas en argumentos como “Demasiado problemático”, “No hay forma de ser capaz de especificar el destino de regreso en ese caso de cualquier manera”, “Con esa lógica, tendríamos que esparcir colchones sobre toda la escuela” y “Más importante aún, deberías tener cuidado en accidentes de tráfico todos los días en su lugar”.

Esa persona que dijo esas quejas estaba en la azotea delante de Homura.

Homura caminó hacia su lado, quien actualmente miraba distraídamente las actividades de otros clubs.

—¿Sensei?

—¿Hmm?

—Asegúrate de invitarme a la ceremonia de la boda, ¿de acuerdo?

—…¿Dijiste ceremonia…?

Fujimori se inclinó incluso más sobre el pasamanos por esas palabras, casi al borde de caerse.

—¿De quién escuchaste eso? ¿Seguir a las personas es un mal hábito de ustedes dos?

—Ya, ya. Sólo fue una coincidencia de que nos encontráramos contigo ahí.

—…¿Coincidencia?

Fujimori miró agriamente el rostro tranquilo y sereno de Homura.

—…Ameno dijo algo que ustedes dos estaban en una cita ese día, ¿pero es verdad?

—Esa sólo fue Ameno-chan bromeando. Deberías saber qué tan imposible es que eso sea, sensei.

—Bueno, eso es cierto.

—Así que, ¿qué clase de extraño giro de eventos te hizo repentinamente ir a una entrevista de matrimonio? ¿Y cuáles fueron los resultados?

Mientras Homura testarudamente presionaba a su maestra por respuesta, Fujimori sombríamente la miró de nuevo.

—Extraño giro de eventos, ¿eh? Bueno, el resultado final fue “la suerte no estuvo conmigo esta vez”, supongo que eso podrías decir.

—Así que la entrevista de matrimonio terminó en un fracaso, ¿eh…?

Fujimori se encogió de hombros.

—El tipo no tenía intención de considerar la idea desde el comienzo. En el momento que estuvimos solos los dos, él descaradamente dijo “no tengo planes de casarme con nadie”.

—Eeh, ¡qué grosero! —exclamó Homura con un puchero indignado.

—Bueno…me sentía de la misma manera, así que no puedo decir que él estuviera completamente equivocado.

—…¿Qué? ¿En serio?

Gracias a Dios. Homura se sorprendió en darse cuenta que esa parte de ella se sentía aliviada de escuchar eso.

—¿Podría ser que te lo presentó Akado-san? ¿Y no pudiste rehusarte cuando ella te rogó para que lo conocieras?

—Es así de obvio, eh… Sí, se lo prometí hace tiempo. Ella realmente es una persona terrible. Cuando fui a visitarla al hospital, ella me pidió escuchar a una sola petición suya si la operación era un éxito.

—S-sí, esa no es alguna clase de cosa a la que puedas rehusarte, —dijo Homura con una sonrisa compresiva.

—Esa vieja casamentera…quiero decir, Akado Tsuwako-san dijo que quería presentarme a un viejo amigo suyo. Entré en pánico cuando me di cuenta qué tan rápidamente ella planeó todo. Bueno, de alguna manera logré cumplir mi obligación con ella… No tenía intenciones de tomar la entrevista con seriedad en sí, pero cuando el momento finalmente llegó, terminé queriendo vestirme bien incluso si sólo era por el bien de las apariencias y realmente me deprimí cuando fui rechazada tajantemente así.

Era cierto, era difícil imaginar la linda apariencia de Fujimori de ese día de su traje normal de pantalones.

—Así que, ¿qué es lo que realmente quieres preguntarme?

Claramente, Fujimori se había dado cuenta que Homura estaba sólo alargándolo para la verdadera pregunta que quería decir. En deferencia de la franqueza de su maestra, Homura inmediatamente apartó su modo de chisme y fue directamente al punto.

—Es sobre Inari-senpai.

—¿Hmm? …Si es de eso de lo que se trata, ¿no deberías llamar a Touya también?

—N-no, está bien. Él todavía sigue emocionado sobre la charla de un nuevo campamento base allá abajo, después de todo.

Homura vagamente dijo que ella no debería dejarlo escuchar esta conversación con la manera en la que él actualmente estado.

Si Fujimori le daba una respuesta satisfactoria, eso podría meramente incrementar las preocupaciones de Touya Takumi después de todo.

—Amm…Si está bien que la Presidenta Rokujizou venga al edificio del club, ¿no estaría bien traer a Inari-senpai aquí también? Ella naturalmente tiene las cualificaciones de hacerlo.

—Aunque Inari no quiere en sí.

—Entonces sólo tenemos que traerla a la fuerza.

—Así que, ¿vas a intentarle preguntarle esta vez? …Eso sería una hazaña difícil. Tuve realmente que usar todos mis recursos para hacerla venir a la AV. Su presencia fue una gran ayuda ahí.

Homura había sido sorprendida cuando Inari repentinamente apareció en la AV. Ella se había diferido de preguntar qué clase de transacción había pasado entre ella y Fujimori-sensei para hablar sobre eso, pero ciertamente fue el resultado de un sentido de confianza y deuda entre las dos, por el año y medio que pasaron juntas en el club.

Aunque dudosa, Homura todavía expresó sus pensamientos.

—Siempre pensé que Inari-senpai había dejado el Club de Exploración por alguna discordia personal con Misasagi-senpai. Que el incidente donde se quedaron varadas en Nutella en el pasado fue el gatillo. Pero ahora…después ver a Inari-senpai interactuar con otros senpais en la AV, tengo el presentimiento de que ella alberga alguna clase de ira silenciosa hacia el Club de Exploración en sí…Pero no sé cuál es la fuente de esa ira.

—Entenderás eventualmente.

—¡Eso sería demasiado tarde! Así que por favor contéstame esto, al menos. Podrías ser una maestra, pero te estoy preguntando como mi senpai en el Club de Exploración también.

Por un momento, Fujimori simplemente miró a Homura en silencio.

—…

—¿Qu…qué pasa?

—No, sólo estaba pensado que bien sería si fueras así de seria y diligente cuando se trata de escribir ensayos y reportes de libros también. Realmente no tienes confianza cuando se trata de escribir. Es porque usas obvias plantillas de ensayos que terminan siendo aburridos.

—Lo siento…

—Está bien. Además, cuando me lo preguntas así, no puedo rehusarme.

Después de dejar escapar un pequeño suspiro, Fujimori continuó hablando.

—Cuando viste las presentaciones de las otras escuelas en la AV, dijiste esto: “fue refrescante e interesante ver el trabajo duro de muchas diferentes personas”.

—Sí.

—Los ojos de zorro de Inari escucharon sus presentaciones así. “¿Lo entiendes? No hagas esto. No hagas eso. Sabes qué pasará si quiebras las promesas que hicimos, ¿cierto?”

Homura bajó su mirada y sacudió su cabeza. “No lo…entiendo.”

—En otras palabras, esas presentaciones no abarcaban todo el máximo esfuerzo de los miembros del Club de Exploración. “Trabajamos más duro de lo que mostramos aquí. Nos adelantamos mucho más, pero lo hicimos con sólo esto. Nos comprometimos porque nos sentimos conscientes de los ojos de nuestros maestros y los oficiales.” Así es como le sonaba a ella. Inari odia esa presión para aliviar a las expectativas.

—No me pareció así para nada… Sólo pensé que era todo asombroso. Todos parecían estar haciendo su mejor esfuerzo y divirtiéndose. Así fue como sonó para mí. ¿Es porque tengo las orejas de una persona ordinaria?

Homura levantó contra su cabeza, e hizo mímicas de hacer orejas de zorro.

La vista de eso hizo que Fujimori estallara de risa.

—Es natural que Inari y tú tengan diferentes perspectivas, y no hay nada de malo en eso. Pero…Inari podría haber crecido un poco de más cerca de ser una adulta.

—¿Una adulta?

—Incluso si hay inconveniencias en Nutella, no puedes culpar a otros por eso. Cosas como temeridad, irracionalidad, procrastinación y terquedad regresan a ti. Tienes que tomar responsabilidad de tus propias acciones. Nutella te enseña eso inmediatamente, y prácticamente te hace un adulto en todo excepto en nombre. Esa es la clase de lugar que es Nutella. Pero los adultos de este país no aceptan eso. Todavía los tratan como menores. Porque tienen miedo.

—¿Mi…edo? ¿Por qué? ¿De qué?

Homura estaba impresionada de escuchar que chicos de preparatoria como ella eran temidos por los adultos.

—Tienen que proteger su puesto oficial. “Nosotros los adultos los hemos guiado y apoyado bastante.” Cuando los jóvenes investigadores se sienten intranquilos o perdidos en las cuestiones, ellos solemnemente interceptan y deciden cosas en base a sus propias experiencias. Aunque tratan de compartir la carga, al final, abandonan a los investigadores y dicen “Lo que sea que pase después de esto son tus errores”…a pesar de que los investigadores saben eso sin que se los digan.

Errores… Esa era la frase usada en el discurso de clausura de las presentaciones de la AV.

En ese momento, el Consejero Misasagi dijo: “Eventualmente tendremos que enfrentar errores.”

Pero lo que había dejado una gran impresión en Homura en ese momento fue Inari, y la persona a la que ella duramente atacó en el escenario de la AV.

Cuando el ambiente de la audiencia se había puesto agria por el asunto con Subaru-hime, el Representante Tenryuu había tratado de tranquilizar a todos, pero Inari lo había presionado y le preguntó “¿Eres sólo un letrero barato?”.

En ese momento, Tenryuu había retrocedido por el bien de las apariencias, pero él de alguna manera parecía feliz mientras él miraba a la furiosa Inari.

Representante Tenryuu e Inari-senpai, huh…Cuál de ellos es más adulto, me pregunto.

Homura todavía no sabía la respuesta de eso.

Fujimori suspiró.

—Aunque hablo de manera auto importante, yo también soy igual. Soy una directora, después de todo. Creé este sistema junto con todos los demás. Me siento responsable de eso.

—Suena difícil.

—Estás actuando realmente como si fuera completamente el problema de alguien más.

—Lo es. Tengo mis propios problemas, ¿sabes?

—Problemas, ¿eh…? —Fujimori la fulminó con la mirada con los costados de sus ojos, pero Homura lo ignoró con una expresión tranquila.

Fujimori-sensei, una de las primeras investigadoras de Japón, tenía sus propios problemas también.

Pero Homura no podía simpatizar con ella o imaginar las dificultades por las que había pasado. Incluso sólo lidiar con Inari-senpai de un año mayor que ella era demasiado para ella por el momento.

Fujimori regresó su mirada a los terrenos de la escuela debajo.

Homura descansó su mentón sobre sus manos encima del pasamanos a su lado y murmuró silenciosamente.

—Chieko dice que no hay cielo en Tokio.

Fujimori débilmente asintió a esas palabras casuales, y miró el cielo.

—…Sí. Inari podría haberse vuelto incapaz de ver incluso este cielo de todos los días.

—…

En ese caso.

¿Qué hay de Misasagi Mayo? Pensó Homura.

Ella parece tan cercana y sin embargo tan lejana… ¿Qué piensa ella del actual Club de Exploración? El cielo que Misasagi Mayo ha visto en sus gruesos y encerrados dieciocho años de vida seguramente es diferente a los que nosotros vemos.

Ella es nuestra senpai en la escuela, pero también una dura trabajadora quien celosamente ha entrenado desde la infancia, la hija de un miembro de la Dieta promocionada a pionera de Nutella, y también la prometida del Representante Tenryuu.

Aun así, Homura no quería pensar de Misasagi como una persona viviendo en un mundo diferente al de ella. Ella se sentía tan pequeña y sin embargo muy segura que ellas vivían en la misma realidad.

Homura recordó cómo senpai la había salvado cuando ella se resbaló y cayó por el acantilado.

Ese incidente sólo había durado pocos minutos, pero fue una experiencia inolvidable para Homura. Misasagi la había abrazado y tratado de calmarla, pero era obvio que su corazón había estado latiendo incluso más fuerte que el de Homura en ese momento.

Senpai también estaba asustada en ese entonces.

Sólo notar eso había aliviado la intranquilidad de Homura más de lo que pudiera haber hecho cualquier otra cosa.

—De acuerdo, —dijo Homura mientras entusiasmadamente levantaba sus brazos. —Así que, ¿qué tal si tenemos una competencia para ver si tu cacería de matrimonio tiene éxito o Touya-kun y yo traemos a Inari-senpai de vuelta a el Club de Exploración primero?

—No voy a hacer ninguna competencia. Bueno, respecto a Inari, hay algunas cosas que ustedes pueden hacer precisamente porque yo no pude. Cuento con ustedes.

Después de esas palabras finales, Fujimori se dirigió a las escaleras adelantándose a Homura.

Ahora sola en la azotea, Homura levantó sus brazos en lo alto una vez más, e incluso lanzó unas extrañas patadas al aire para motivarse a sí misma.

FIN

A %d blogueros les gusta esto: