Capítulo 15

Y por lo tanto, una semana pasó en un santiamén.

Los miembros del Club de Exploración habían sido transportados a salvo a Nutella desde la Sala de Transportación en el edificio del club de la Preparatoria Serian.

Este era la primera vez que Homura regresaba a Nutella desde que fue a la isla inhabitada durante la AV, y la primera vez de Touya y Misasagi desde hace dos meses.

 

Ya era pasada la tarde.

Normalmente, ya se estarían yendo hacía su destino para entonces.

Pero actualmente, Homura y los otro cuatro investigadores con ella seguían en espera en el campamento base.

Por ahora, este lugar sería llamado ex campamento base, ya que su misión esta vez era dirigirse al castillo de Subaru-hime y sólo colocar un nuevo campamento base cerca.

A luces de eso, ellos habían traído una pesada cantidad de herramientas y materiales con ellos esta vez.

Por el momento, la masiva masa de equipaje había sido apilada en un solo lugar, enfatizando su robusto volumen. Sólo la idea de cómo tendrían que arrastrar todo esto por el camino de la montaña hacía a Homura desear evitar sus ojos de la pila de cosas. Ella rezaba que los ingenieros en casa pudieran implementar un carro cíclico de peso ligero con un motor tan pronto como fuera posible.

 

Aun así, ellos tenían nuevos miembros para ayudar a compartir el pesado equipaje para esta misión.

—¿Qué tal, Takumi-san?

—De acuerdo. He logrado revisar todos los puntos de la lista de verificación de respuesta inicial que Toneri-san nos dio.

—No hay nada anormal, ¿cierto? No hay nada malo con mi cuerpo, ¿cierto? ¡Todo listo!

Ameno empezó a saltar para expresar su alegría.

Como siempre, el Bagel se estiraba por el cielo azul de Nutella, el cual había entrado en su cuarta temporada de otoño.

Ameno siguió mirando hacia arriba, y suspiró en admiración sin cansarse de la vista.

Ya que Homura lo había experimentado por su cuenta antes, ella miró la inocente reacción de Ameno como si estuviera viendo a su antiguo yo.

Touya había batallado contra la incomodidad de la cinetosis mientras llenaba la lista de verificación de operación de Ameno, pero había recuperado su vigor y le sonrió felizmente.

—Es casi aterrador qué tan bien parecen ir las cosas, —dijo él.

—¡Por favor no digas eso! Hubo una hilera de fracasos hasta este punto. ¡¡Ahora realmente puedo ir a explorar con ustedes!!

—Sí. Estoy feliz por ti, Ameno. Felicidades, —dijo Touya.

—¿¡Entonces todo está bien!? ¡Felicidades, Ame-chan!

Homura felizmente felicitó a Ameno desde una corta distancia.

—¡Sí! ¡Es todo gracias al amuleto protector de Tsuwako-san!

—¡Ahora podemos ir a explorar con todos los miembros del Club de Exploración de la Preparatoria Seiran!

—¡Sí! ¡Sí!

…Sin embargo, había una senpai presente que arrojó agua fría a este conmovedor momento.

—Aunque lo que haremos esta vez será trabajo pesado en lugar de exploración, —murmuró una miembro del Club de Exploración en un tono despreocupado al lado de Homura.

—Supongo…

—¿Qué? ¿Quieres decir algo?

—No… no realmente.

—Lo siento que no soy el Vicepresidente Oozore.

—N-no dije nada sobre eso…¿N-nanakubo…senpai…?

Nanakubo miró a Homura con ojos entrecerrados.

—Podría verlo en tus ojos. Tus ojos humeados fueron tan obvios que prácticamente lo dijiste en voz alta.

En lugar de Oozore Misaki, quien originalmente se suponía que los acompañaría, Nanakubo Sae fue la que vino a la Preparatoria Seiran.

Ella era una estudiante de segundo año de la Preparatoria Nagumo. A diferencia de Touya, cuya visión cercana mejoraba en Nutella, ella aparentemente era el tipo que todavía requería lentes incluso después de transportarse.

Al igual que Nanakubo en sí había remarcado francamente, ella era alguien con quien Homura le era difícil tratar, pero la senpai aun así la había ayudado mucho inesperadamente durante la AV.

—Está bien, no es como si hubiera venido porque quisiera. En realidad, ¿por qué terminé uniéndome a ustedes, de Seiran, en su labor de equipaje?

—E-estoy muy agradecida de tu ayuda…y por permitirnos economizar la energía mágica para el transporte… —Esa era la sincera verdad. —Teníamos tanto equipaje que uno de nosotros podría haber tenido que regresar a la Tierra para traerlo todo, pero gracias a la increíble capacidad de tu carga, logramos traer todo a la primera. Misasagi-senpai estaba hablando sobre qué tan feliz se sentía al respecto.

—…

A pesar de cómo Homura usó toda su pequeña cantidad de conocimiento para alagarla, Nanakubo no reaccionó. Homura la miró por curiosidad.

—¿Senpai?

—Ah…Sí, no es problema. Si quieren agradecerme, háganlo con efectivo. Qué lindo debe ser para Seiran, ser tan ricos. Es lo opuesto de nuestra escuela la cual corta el presupuesto en todo.

—No, amm, realmente no vivimos en lujos o algo así… Aunque nuestro edificio del club es asombroso. Lo admito…

Nanakubo claramente estaba descontenta mientras se quejaba en su forma usual.

Homura se encogió por la respuesta.

—Pero escuché que el Presidente Tenryuu era el hijo de una adinerada e influyente familia… Él es como un personaje salido de una historia, ¿no es así?

—Eso no tiene nada que ver con nuestro club en sí. El presidente es el presidente, mientras que el resto de nosotros somos comunes. Tenemos que pararnos súper temprano, y tomar el tren Nozomi hacia la escuela. Sólo subirse a un tren con elevación magnética es un lujo.

—Supongo.

Nanakubo suspiró después de sacar eso de su pecho.

—Por cierto, me lo he estado preguntado desde hace rato, ¿pero exactamente qué estás haciendo? ¿Ayudando a la Presidenta Misasagi con algo?

—No, sólo estoy buscando algo…¿creo?

—¿Buscando algo?

—Bueno, verás…

La base actual había sido hecha al reacomodar viejas ruinas dejadas por antiguos Nutellianos.

Debido a las travesuras extremas de Suzuran durante su última misión aquí, el primer piso de las ruinas de piedra y el primer nivel del sótano habían colapsado trágicamente.

Justo ahora, estaban usando el cuarto de armamento, el cual apenas había sobrevivido el ataque, como un refugio improvisado contra el viento y la lluvia.

Esta vez, el plan era usar todo que pudiera ser usado, incluyendo no sólo los nuevos materiales que trajeron con ellos, sino que también varias herramientas que ya estaban aquí en el campamento base.

Homura había (oficialmente) buscado alrededor para ver si había algo inservible en los escombros. Sin embargo, no tuvieron el tiempo para ordenar los escombros durante su última visita, por lo que la mayoría de los implementos habían estado expuesto al viento y la lluvia, y ya no parecían utilizables.

Nanakubo parecía haber supuesto la razón de la búsqueda de Homura.

—Esa mentalidad para no desperdiciar las cosas es una espléndida mentalidad de una persona común, pero las cosas aquí ya no están buenas. Todo está cubierto en moho.

—¿Qué hay sobre la maravillosa lámpara de aceite por ahí…?

—Está cubierta en oxido. Podrías igual hacer una nueva.

—Sí, pero…

Justo como Nanakubo había dicho, este campamento ya estaba en el proceso de volverse uno con la naturaleza y regresar a ser el conjunto de ruinas del castillo que era originalmente.

Homura suspiró mientras miraba alrededor, y una vez más se dio cuenta qué tan rápido el flujo del tiempo pasaba en Nutella.

El tiempo en Nutella fluye seis veces más rápido que en la Tierra.

Eso también representa la enorme brecha que separa a Homura y los otros de Subaru-hime.

Un año había pasado en Nutella desde su última visita.

Se habían llevado a Suzuran, la única familia de Subaru-hime, y dejaron a la princesa Nutelliana en una soledad completa. Esa culpa le dolía en el corazón de Homura.

En ese punto, Misasagi-senpai llegó con las dos. Ella estaba cargando una gran olla para cocinar y un tanque de agua para beber en sus manos.

—Hinooka-san, es casi hora de preparar el almuerzo.

—Ah, cierto, ¡entendido! Err, necesitamos hacer suficiente para once personas, ¿cierto?

Mientras Homura trotaba hacía ella para aceptar la olla, Misasagi inclinó su cabeza con una expresión preocupada.

—…Podríamos necesitar suficiente para catorce.

—¿¡Tantos!? Bueno, supongo que hay un chico súper grande en el grupo.

—Prepararé el fuego, así que por favor ve, y acarrea agua. ¿Puedo pedirte que ayudes también, Nanakubo-san?

—…Bueno, supongo que no se puede evitar, —respondió Nanakubo.

Mientras cargaba la olla y se dirigía hacia el pozo de agua cerca del campamento, Homura miró el rostro de Nanakubo desde el costado con una sonrisa sabionda.

—…¿Qué pasa? No me mires. Es espeluznante.

—Nanakubo-senpai…¿es esta tu primera vez viendo la apariencia al transportarse de Misasagi-senpai?

—T-tienes una vista afilada, eh.

Nanakubo estaba avergonzada de que Homura hubiera notado qué tan sorprendida y consiente había estado ella al ver la hermosa apariencia de transformación de Misasagi.

 

Cuando las dos regresaron del pozo de agua, el campamento se había puesto bastante animado.

El Club de Exploración de la escuela emparejada de la Preparatoria Seiran, la Preparatoria Hiyoshizaka, había llegado.

—Wah, ¿¡ya todos están aquí!? ¡Bienvenidos!

—Oye, oye, no sacudas la olla. El agua se derramará.

Homura por reflejó aumentó la velocidad, y Nanakubo se apresuró detrás de ella.

El grupo Hiyoshizaka había llegado a Nutella seis horas antes de ellos en la Tierra, y después inmediatamente se dirigieron a su campamento base para llegar aquí.

Habían llegado justo pasada la tarde después de un viaje de día y noche en Nutella.

Su llegada fue al momento exacto que las presidentas de los dos clubs habían planeado por adelantado.

Al igual que la Preparatoria Seiran, todos los miembros del club de Hiyoshizaka estaban presentes en esta misión.

Con la presidenta del club Kamikoma Sara como su líder, sus miembros consistían en el Vicepresidente Taga Taichi, Momoyama Masami-senpai, Hayase Ryou-senpai, Saho Akiho y Kanae Yuri, para un total de seis.

Los miembros de la Preparatoria Seiran, los principales actores de esta misión, consistían de la presidenta del club Misasagi Mayo, Touya Takumi, Hinooka Homura y Fujimori Ameno, quien había venido a Nutella por primera vez.

Nanakubo Sae de la Preparatoria Nagumo también había venido, haciendo un total de once investigadores participando en esta misión.

Tener todos estos investigadores aquí era extremadamente calmante para Homura, y en lo profundo ella estaba en realidad igual de emocionada que Ameno.

Touya y Ameno corrieron hacía el grupo de Hiyoshizaka que acababa de llegar, dejando escapar vítores de asombro.

—¡Qué enorme ciervo manchado!

—¿¡Es esa una especie endémica de Nutella!?

Taga-senpai asintió.

Taga desabrochó el cuerpo del animal que había estado atado a su mochila, y lo dejó caer a la tierra.

Era un ciervo macho. Sus características distintivas eran: el lugar que cubría su pelaje de espalda a cintura, cuyo color no se desvanecía incluso en el invierno, y sus astas las cuales eran ligeramente pequeñas para un ciervo. El ciervo en sí no era tan grande. Parecía prácticamente pequeño al lado de Taga-senpai.

Mirando a las manchas de sangre en el torso del ciervo, Touya preguntó algo.

—Esta herida. ¿Hayase-senpai lo mató?

—Sí, así es, —dijo Hayase mientras sostenía su arco en una pose fingida de disparo. —Estamos imponiendo su hospitalidad con tantos miembros, así que pensé que deberíamos al menos traer un regalo para compensarlo. Y llegamos justo a tiempo para el almuerzo también.

—Aunque no estoy segura de tener esta clase de festín tan temprano en el día, —dijo Kamikoma con una sonrisa torcida.

—No, no, tenemos que aumentar nuestra resistencia para la noche.

—¿Para hacer qué exactamente?

Kamikoma le dio un golpe a Saho Akiho en la cabeza mientras él alegremente interrumpía con sus bromas.

—¡Gracias por eso! Bueno, eso a un lado, dejen el vestir y preparar la carne a mí. Ya acabé de drenar la sangre.

Saho orgullosamente sacó un cuchillo de una funda de cuero.

Sus oídos, los cuales habían caído después del golpe de Kamikoma, rápidamente se pusieron erectos y brillaron energía de nuevo.

—Bien. Por favor enséñame cómo vestir la carne también, —pidió Touya entusiasmado, antes de repentinamente girar. —¿Qué estás haciendo, Hinooka? Tú también vienes.

—Uuuh… Sólo déjale esa clase de cosas a Akiho-kun.

Homura trató de alejarse, pero Touya y Saho la atraparon.

Su tono lleno de orgullo, Saho le enseñó a Homura cómo vestir, y preparar la carcasa de un animal con gran detalle.

La carcasa fue cortada rápidamente y vestida por el cuchillo en las manos de Homura. Homura siguió dejando escapar gemidos a la sensación durante todo el proceso.

Mientras Nanakubo observaba al ruidoso trio de primer año con una expresión exasperada, Kanae Yuri le dio una mirada perforante de soslayo.

Sus ojos rojos brillaron desafiantemente.

—…¿Qué? ¿Así que Oozore-san no fue el que vino?

—Tú, de ahí, ¿Kanae? Tu rostro es deprimente como siempre.

—No hay razón de hacerme venir aquí, si no tengo la oportunidad de que me enseñe Oozore-san.

Kanae bostezó como si expresara qué tan decepcionante era ella.

—Hah. Nuestro vice-presidente no tiene esa clase de tiempo libre. Por cierto, ¿no tu personalidad es diferente aquí también?

 

Después de un almuerzo agitado pero satisfactorio, los dos Clubs de Exploración colocaron el campamento.

Cada uno cargaba una porción de la masiva cantidad de materiales que estaban trayendo con ellos. Taga-senpai, quien era especialmente excepcional en la fuerza, cargó una carga como del tamaño de una montaña. Naturalmente, Homura no fue exenta de las labores de cargar el equipaje.

Aunque su carga era modesta comparada con los de los miembros masculinos, ella todavía tenía que caminar cuidadosamente, o tendría el riesgo de resbalarse y perder su equilibrio en el camino de la montaña. La idea de correr alegremente aquí era absurdo en esta situación.

Sin embargo, Ameno, a pesar de ser mucho más pequeña que Homura, estaba fácilmente cargando la misma cantidad de equipaje que ella, causando que Homura la mirara envidiosamente.

—¿Estás bien cargando todo eso, Ame-chan? ¿No es pesado?

—Creo que podría cargar en realidad aún más…pero Misasagi-senpai dijo: “Tienes prohibido esforzarte de más”.

—Sí, tiene razón. Es fácil caerse hasta que logras acostumbrarte a la diferente sensación de gravedad aquí.

—¡Sí! ¡¡Me aseguraré de ser cuidadosa!!

Ameno asintió repetidamente, motivada por la guía que recibió de los viejos precursores en Nutella. Como alguien que estaba visitando Nutella por tercera vez, Homura estaba encantada con su reacción.

—Sí, hay personas cuyos pies se resbalan con nada, después de todo, —comentó Touya.

—Touya-kun… No se supone que menciones eso…

La burla de Touya hizo que Homura se abatiera. “Ya, ya,” tranquilizó Ameno.

Homura miró el cielo, sintiendo una sensación de emoción y alegría como una antorcha que se rehusaba a extinguirse en las profundidades de su corazón.

Esta era la primera vez siendo rodeada por tanto ruido y conmoción dentro de la vasta extensión de naturaleza Nutelliana, la cual usualmente la llenaba con una sensación de aislamiento.

Aun así, el anillo de Nutella, el Bagel, permanecía intacto mientras se estiraba por los cielos.

Un cuerpo celestial mágico, el cual mantenía su forma en anillo a través del pastoreo de varios satélites.

Mientras más cerca se acercaba el mediodía, más cerca el sol de Nutella se acercaba al Bagel en el cielo.

En el cielo azul despejado, el Bagel, cuyo brillo estaba algo difuminado comparado con la temporada de verano, lucía ligeramente más lejos que la última vez.

 

En el camino a su destino.

Nanakubo explicó las circunstancias detrás del por qué ella terminó reemplazando al Vice-Presidente Oozore, mientras la Preparatoria Nagumo participaba para esta misión. Naturalmente, los miembros de la Preparatoria Hiyoshizaka no habían escuchado nada sobre ello hasta que se unieron, pero incluso los miembros de la Preparatoria Seiran no habían escuchado de las complicadas circunstancias involucradas.

—Nuestro presidente del club, Tenryuu, tuvo que ir deprisa a China, debido a un negocio oficial para la nominación personal de Meivelle Chandra. Él fue a participar en una investigación conjunta de ruinas descubiertas dentro de la región de Nutella en la que está a cargo China…pero eso sólo es un pretexto. La razón verdadera es que fue a conducir una inspección del estado actual de las misiones de exploración de China. Se rehúsan a aceptar a un grupo de inspección oficial, por lo que nuestro presidente fue enviado en lugar de usar medidas a la fuerza.

Una misión de inspección repentina y no planeada… Otro asunto inquietante más.

El sólo escucharlo dejaba a Homura y a los demás intranquilos y con tensión.

Las implicaciones de esos títulos inquietantes en los periódicos recientemente les habían llegado bastante.

“Estadías excesivamente largos en Nutella por los investigadores masculinos”. “Construcción de un campamento base que ignora los tratados internacionales.”

La investigadora Meivelle había logrado obtener prueba de que las Personas de la República de China estaban secretamente conduciendo actos ilegales. Y ella lo había descubierto con sus propias manos a pesar de estar en la Tierra.

Además, con el fin de confirmar directamente la verdad con sus propios ojos azules, ella estaba acompañando a Tenryuu para ir Nutella.

—No había forma que pudiéramos reusarnos a una nominación personal de parte de la Regina[1] de Nutella. Como resultado, el Vice-Presidente Oozore tuvo que tomar control de la siguiente misión de nuestro club en lugar del presidente del club. Y por lo tanto, el trabajo de enviar a alguien a participar en la misión conjunta con Seiran y Hiyoshizaka llegó a mí. Ah, cielos, realmente saqué el palito más corto…

Nanakubo no hizo un intento de esconder su reluctancia a venir aquí, causando que Homura y los demás sonrieran irónicamente.

Meivelle-san, ¿eh? Si recuerdo bien, ella era mitad India, mitad Inglesa. Una joven genio de nacimiento. Y fluida en japonés también. Y además es súper hermosa…aunque es más joven que yo. Dios realmente despreocupadamente les brinda a todo a algunas personas…

Meivelle era una investigadora unida a los cuarteles de las Naciones Unidas de la PPTINU. Ella seguía siendo una chica de catorce años, India de nacimiento, pero el comportamiento digno que mostró durante la reunión de presidentes del club había dejado una fuerte impresión a Homura y Touya.

—Aun así, no puedo creer que la Señorita Chandra personalmente lo nominara. A pesar de cómo luce, deben confiar mucho en el Representante Tenryuu, —remarcó Touya.

Nanakubo asintió con una expresión enmarañada.

—India y China han sido amargos enemigos por varias disputas de la frontera; aunque eso se sabe sin tener que decirlo, así que incluso con la posición neutral de Meivelle como investigadora de las UN, es altamente posible que pudieran interferir, y espiar sus acciones. La Señorita Meivelle quiere evitar esa clase de problemas, así que ella formó una contingente de entendimiento y confianza con los miembros del Club de Exploración para llevarla.

*Tragar*.

Dejar la Tierra para ir a lo que era, de algún modo, territorio enemigo; a una tierra sin leyes donde cualquier accidente podría suceder fácilmente, y con sólo poder seleccionar pocos camaradas para acompañarte. Sólo imaginarlo hizo temblar a Homura.

Haciendo eso a un lado, una pregunta similar a la de Touya, se le ocurrió a Homura.

—Je, qué aterrador… pero por alguna razón tengo la impresión de que a la Señorita Chandra no le agrada el Representante Tenryuu.

Homura dijo en voz alta lo que pensaba mientras recordaba la corta conversación con Meivelle durante la reunión.

—A ella le desagrada, muy bien. En realidad la he visto golpearlo con su talón mientras lo insultaba con una jerga ridículamente dura antes; pero sus sentimientos personales no importan. Ese es el intercambio. No sé los detalles, pero el Presidente Tenryuu aparentemente se lleva bien con el representante Chino. Necesitas a alguien para relajar al otro lado para obtener un buen balance, ¿sabes?

Después de decir eso, Nanakubo parecía repentinamente recordar algo, y miró el rostro de Misasagi.

Misasagi no mostró señales de estar molesta, y estaba escuchando naturalmente la explicación de Nanakubo.

Al ver eso, Nanakubo se encogió de hombros, y dejó escapar un suspiro.

—Bueno… Aunque nuestro club puede actuar todo poderoso cuando nuestro tutor del club siempre está alagando a los chinos.

Con eso, la información de un minuto de la misión del tema de Nanakubo llegó a un fin.

Después, Kamikoma y Momoyama-senpai trataron de intercambiar información con Nanakubo sobre las ruinas reportadas que habían sido descubiertas en la zona China de Nutella. Sin embargo, Nanakubo no parecía saber los detalles de ese pedazo de noticia, y respondió sus preguntas en un tono ligeramente tedioso.

Ella había escuchado que los vestigios de una estructura que se cree era un puente o muralla gigante había sido descubierto en las regiones internas del continente, pero eso era todo lo que sabía.

Mientras tanto, la atención de Homura fue atraída hacía una persona en particular, cuya apariencia Nutelliana veía por primera vez.

Saho Akiho.

Él era un Trans cuya forma de transición estaba registrada como una “persona Gato”.

Justo como el nombre lo implicaba, sus características distintivitas de su forma de transición eran sus orejas parecidas a un gato y la cola. Para ser exactos, pelaje en sus orejas y colas parecían a la de un gato calicó. El color de sus ojos se había vuelto más claro también.

Si Homura no hubiera visto ya la forma de transición de Inari-senpai, podría haberse exaltado por Saho. Además, Saho ocasionalmente hablaba de su forma de transición en sus frecuentes textos con ella, así que ella había estado preparada para ello de antemano.

La otra persona que estaba viendo por primera vez en Nutella era Momoyama Masami-senpai, pero su apariencia le recordaba a la de un humano.

Como Taga-senpai, Momoyama-senpai era una persona callada de pocas palabras, y un estudiante de tercer año con mucha experiencia de Nutella, pero él tenía una presencia débil… o eso pensó groseramente Homura.

Y la última persona en la que Homura estaba secretamente interesada era…

Kanae…Yuri-san…

Kanae vestía el mismo uniforme femenino de la Preparatoria Hiyoshizaka para el Club de Exploración que Kamikoma-senpai.

Pero en la isla inhabitada de Nutella, Homura sólo tuvo una breve oportunidad de mirar su apariencia, y era sólo ahora que ella podía completamente observar a la chica.

Piel oscura. Cabello verde oscuro con un brillo azulado. Ojos carmesí profundos que parecían succionar a aquellos que los miraran. Orejas puntiagudas.

Himekawa de Tomakomai Denpa también poseía un aire único como una Trans Wendigo, pero Kanae tenía una clase diferente de distanciamiento.

Su uniforme del Club de Exploración, el cual estaba basado en el uniforme escolar de Hiyoshizaka, parecía estar modificado un poco comparado con el de Kamikoma-senpai. Daba un aire similar al traje que Misasagi-senpai vestía como una Guerrera Mágica.

Y justo ahora, Kanae estaba caminando lado a lado con Misasagi-senpai.

Este era una pareja que Homura simplemente no podía pasar por alto. Ella reflexivamente caminó detrás de las dos, y escuchó cuidadosamente su conversación.

Homura no pudo evitar recordar esa tarde de verano, cuando Kanae había declarado que Misasagi era la mujer quien eventualmente se volvería su cuñada.

…Sin embargo, actualmente parecía que estaban teniendo una conversación perfectamente normal.

—Yuri-chan… ¿Tu condición física se encuentra bien?

Kanae impasiblemente asintió a la amable pregunta de Misasagi.

—Aunque por el momento. Me aseguré de saltarme las lecciones ayer para así poder dormir y descansar.

—Oh, vaya. ¿Fue efectivo?

—Ryou me regañó, diciendo que sólo quería la oportunidad para dormir.

Misasagi estalló en risitas.

Misasagi era una Trans Elfa, pero el aire diferente que emanaba no era sólo debido a su exótica apariencia. Ella emanaba un aire de amistad e intimidad que ella nunca mostraba en frente de Homura y los demás.

Saho alcanzó a caminar al lado de Homura sin hacer un sonido.

—¿Estás interesada en Yuri-chan?

—…Uwah… Akiho-kun. Deja de sorprenderme así… —dijo Homura, antes de asentir a su pregunta.

—Yuri-chan cambiará incluso más cuando sea de noche. A ella incluso le crecen cuernos.

—¿¡Cuernos!? —Homura inconscientemente gritó.

Kanae se volteó a verlos, y Homura se sonrojó en vergüenza.

Una vez que los ojos de Kanae se alejaron de ella, Homura continuó hablando con Saho.

—Akiho-kun, perdón por esto. Te hicimos venir aquí para ayudar con nuestros arreglos de mudanza, e incluso te hice cargar un equipaje tan enorme.

—No te preocupes, —dijo Saho indiferente con una sacudida de su cabeza. —La única que piensa de esa manera entre nosotros es Yuri-chan. A mí no me molesta; en realidad tengo un interés en la completa construcción de un campamento genuino. Probablemente nunca tenga la oportunidad de hacer mi propia casa si no fuera por esta oportunidad, ¿sabes? Además, es mi primera vez trabajando en un grupo tan grande también. Ah, cierto, cierto, también quiero visitar el castillo de la Nutelliana.

—Ya veo. Estás esperando conocer a Subaru-hime como los demás, ¿cierto?

—…¿Hah? ¿Por qué?

—Pero… dijiste que querías ir al castillo…

Homura estaba abrumada por el repentino cambio de tono de Saho. Y Saho pasó a estimular más esa confusión.

—Pero Subaru-hime es como una anciana de mil años, ¿cierto?

—¿Qué?… ¿A-anciana…? ¿¿¿Qué???

—No tengo interés en esa clase de cosas. Pasando cuarenta, la idea de una mujer cuya edad llega a los cuatro dígitos me hace sentir escalofríos.

—¿¡Cómo puedes decir eso!? ¡Eso muy grosero, Akiho-kun!

Saho vaciló por el rostro de furia de Homura.

—No, no, ¿por qué te molestas por esto? La idea de una anciana de apariencia joven es extraña. Las ancianas se suponen que sean abuelitas arrugadas. Esas son mejores en comparación. ¿No son lindas esas clases de abuelitas?

—Agh, como sea, ¡discúlpate! Subaru-hime no es una anciana. ¡Retira esas palabras!

—¿Estás diciendo algo como “una mujer quiere seguir actuando en grandeza sin importar su edad”? Bueno, no estoy seguro de eso. Me hace querer cuestionar los sentidos estéticos de los Nutellianos. Ya sabes lo que dicen, “Las personas mayores deberían actuar conforme a su edad”… Auuh, ¡aaauh! ¡Oye, no jales mi cola, la arrancarás! Por favor agárrala más gentilmente.

—Está bien, ¿no? Esto desaparecerá cuando regreses a la Tierra, ¿no? ¿O me equivoco? ¿Dejará una cicatriz en tu cuerpo si la arrancó? ¿Quieres intentar?

—No quiero intentar algo como es- ¡Aauh!

 

Era otoño en Nutella.

Mientras más lejos y alto viajaban por el camino montañoso, más los colores de la montaña se volvían vibrantes.

Cada vez que se detenían a descansar, Homura bajaba su mochila, y sacaba su cámara análoga.

Ella tomó fotos de los colores de otoño de las montañas de Nutella que te dejaban sin aliento, usando el filtro de torreta especial que había obtenido como una muestra de la Preparatoria Ecchuu Takaoka.

Arboledas crecían por debajo en un panorama parecido a un océano en llamas. El vivir y respirar del bosque primordial extendiéndose hasta donde el ojo podía ver, delgadas nubes permaneciendo aquí y allá; la vista era lo bastante hermosa para llenar de lágrimas a alguien. Realmente era una vista que nadie viviendo en el Japón moderno podría ver.

A mitad de su viaje, el grupo hizo un campamento para la noche.

El clima no se había vuelto malo hasta el momento, haciéndolo un verdadero comienzo favorable de su misión.

Algunos de los otros como Saho, Hayase, Touya y Ameno todavía tenían mucha energía, y ruidosamente conversaban cerca de la fogata hasta muy tarde por la noche, pero Homura fue a la cama inmediatamente por el cansancio de cargar tanto equipaje.

Ella podía escuchar las débiles respiraciones de Nanakubo desde donde ella dormía en su bolsa de dormir en la tienda que compartían; al igual que el gentil sonido del laúd de Kamikoma sonando afuera.

Ah, si tan sólo pudiera permanecer despierta un poco más… Aunque ella quería escuchar la presentación de laúd de Kamikoma, la somnolencia de Homura le ganó. Fue una noche placentera y confortable.

FIN

[1]Reina
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: