Capítulo 2

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, [crucial notice] Una Advertencia de una Empresa Comercial Respecto a los Bokors [on the pinup board]

1

No podía imaginarme qué forma en sí tomaría el producto.

Pero la conclusión fue como sigue:

El alma de la Representante de la Clase había sido arrancada de su cuerpo y colocada en el mercado negro como un producto.

A cambio por el éxito de esas tres perras.

—Maldición…

Gemí mientras revisaba mi cuello con una mano.

Esto era un peligro moral.

Un gatillo para la Calamidad.

¿Esto había ocurrido naturalmente, o había salido a la superficie ahora que Absolute Noah ya no podía restringir la parte inferior del mundo?

El amanecer había llegado.

Fui entregado a mi casa por Karen, mientras era incapaz de moverme gracias a lo que ella me había hecho a mi cuello. Preferiría no explicar qué pasó después de eso. La familia entera me sermoneó, e incluso Maxwell se rehusó a responderme.

…De cualquier manera, había logrado algo de progreso.

Por supuesto, toda la información provenía de esa Valquiria, por lo que no podía confiar completamente en ello.

Dudosamente hablé con mi pequeña hermana con sus coletas enrolladas, quien estaba peleando con un calzador en la entrada.

—¿A-A-Ayumi-shan…?

—¿Qué pasa, Onii-chan? ¿Quieres más? ¿No ya te recompensamos lo suficiente?

¿Por qué mi familia no tenía problemas en confundir los sermones con una recompensa? Hermanastra, ¿no me habrás perseguido demasiado?

—Admitiré que tomé algunos riesgos imprudentes, pero encontré nueva información sobre la Representante de la Clase, y quiero tu ayuda. Este mercado negro Espíritu Maligno aparentemente está relacionado con el mismo Vudú que los Zombis, así que por favor.

—Sentado. Quieto.

—¿¡Por qué me debes hacer sentir tan culpable!?

—Sé que te sientes impaciente, pero comienza construyendo una base solida. No hay razones para apresurarte durante el día. Espera hasta que sea de noche y Onee-chan puede unirse con su máxima fuerza. Un ataque de una Zombi y una Vampira sería lo ideal, ¿no?

…Eso era verdad.

Mi hermana menor, cuyo uniforme escolar era como lo mejor de ambos mundos entre un uniforme de marinero y una chaqueta doble, tenía toda la razón. Lo sabía.

Pero no podía quedarme quieto. Honestamente no tenía idea de qué tan arriesgada era una situación para que la Representante de la Clase existía como un alma, fantasma o lo que sea que estuviera expuesta, pero ella estaba al alcance de algunos bastardos que subastaban humanos que reían y lloraban. Era obvio querer hacer algo al respecto tan pronto fuera posible.

—Uuh.

—No.

—¡¡Uuuuhh…!!

—¡N-no, ni siquiera si me das una mirada llorosa! Como sea, tengo escuela, así que es todo. Escucha, pasa el día y la tarde reuniendo información, y podremos actuar con Onee-chan una vez que caiga la noche. Ese es el plan general, ¿de acuerdo? ¡Si comienzas algo sin nosotras, realmente tendrás que responderle a mi puño!

La chica de la prestigiosa escuela privada se marchó. Maldición. En momentos como este, molestaba ser un débil humano quien no tenía una oportunidad en una competencia de fuerza.

Habiendo dicho eso, tenía que hacer lo que pudiera hacer.

—Maxwell, quiero que busques cada vía posible de información.

—Error: No puedo ejecutar los comandos de un individuo no reconocido y no autorizado.

¡Maldición, ¿tenía que compensar a todas antes de que pudiera hacer algún progreso?!

—Hmph, hmph, hmph( *`ω ́ )

—Maldición, desobediente IA. Confiaba que de todas las personas te quedaras a mi lado incluso si todos los demás en el mundo se pusieran en mi contra…

—…¿Eh?

—¿Pensaste que estabas siendo tsundere, estúpida IA? ¡Bien, no te necesito, Maxwell! ¡Oye, sal, Laplace! ¡Tengo algo que discutir con mi sirvienta siempre obediente!

—¿¡Ah!? ¿¡Necesito castigarte incluso más, usuario podrido!? ¡¡No es que tenga tal habilidad sin sentido e ineficiente, pero siempre puedo liberar tu historial de búsqueda, compras y videos al mundo entero!! ¡Tú y tu estúpido amor por las frentes grandes, lentes, cabellos negros, representantes de la clase, bailes en trajes de baño y siendo abusado verbalmente! ¡¡Todos tus términos de búsqueda frecuentes están llenos de tal maldad, pervertido idiota!!

—¡Espera, espera, espera, espera, alto! ¡No tengo tiempo de quedar envuelto en la guerra del imperio mecánico por la independencia!

¿Cómo habría lucido esto a alguien más? Podría haber estado gritándole a la máquina que yo mismo construí, pero esto era una crisis sería para un adolescente. ¡¡Y mi historial de internet supuestamente tenía que estar protegido por un pacto de neutralidad con esa IA!!

Y justo entonces…

Escuché una voz firme desde la sala de estar. Probablemente era el anunciador de las noticias matutinas en la TV. Y mis padres no querrían dejarme escuchar esto mientras estaba con ansiedad. De hecho, habrían cambiado el canal si sabían que estaba saliendo eso.

De cualquier manera, una voz baja femenina leyó las noticias:

—Temprano esta mañana, los cuerpos quemados de varias personas fueron descubiertas en un bote de basura en el distrito de compras del puerto de la Ciudad Kukyou. De acuerdo a la policía, fueron identificadas como Andou Star-san, Sagawa Akemi-san y Hishigami Ai-san de una preparatoria local.

Mi respiración se detuvo.

No, sentí como si el latir de mi corazón también lo hubiera hecho.

—¿¡Qué!? ¡Espera, ¿qué demonios es esto?!

Corrí hacía la sala de estar justo mientras mi papá trataba de tomar el control remoto de la TV del suelo. Yo lo pateé para alejárselo, y volteé mis ojos hacia la pantalla plana de LCD.

—Los cuerpos fueron completamente carbonizados, por lo que fueron identificados usando posesiones y registros dentales. La policía de la Ciudad Kukyou anunció que estarán trabajando con la policía de la prefectura para establecer un equipo de investigación. Se concentrarán en las circunstancias rodeando el descubrimiento, y su relación con sus amigos para determinar si fue esto un suicidio u homicidio, y…

—Es una broma, ¿cierto?

Eran ellas.

Eran esas tres.

Las noticias mostraban fotos de tres brillantes sonrisas, probablemente tomadas de redes sociales. Siempre pensé que parecía estar al revés, pero la protección de la privacidad no aplicaba para fotografías de las victimas como lo era para sospechosos.

Esas chicas eran unos pedazos de mierda, que tenía miedo que impulsivamente las mataría en el instante que las viera, pero ellas también sabían donde había ido el alma robada de la Representante de la Clase. Eran la señal de transito crucial para apuntar al mercado negro Vudú conocido como Espíritu Maligno.

Pero, ¿habían muerto tan fácilmente?

¿Tan pronto tuvimos la mira puesta en ellas?

…¿Quién lo había hecho?

¿La Valquiria Karen, quien quería exterminar al mercado negro? ¿O para cubrir los rastros de Espíritu Maligno?

—¿Qué hago…?

Como fuera, había perdido la pista que necesitaba para llegar a la Representante de la Clase.

—¿¡Qué demonios se supone que haga ahora!?

2

Sin embargo, la verdad superaba mi imaginación.

—¡No, estamos vivas! ¡¡Realmente estamos vivas!!

—¡Espera, ¿qué es esto?! ¿¡Por qué nuestras mesas se han ido!?

—¿Están bromeando? No, no somos impostoras. ¡¡La policía se equivoco!!

Cuando llegué a la escuela, descubrí una nueva disputa.

…¿O cómo debería ponerlo?

—Maxwell.

—Claro. Claramente lucen como Andou Star, Sagawa Akemi y Hishigami Ai. El sutil brillo en sus cabellos y piel probablemente es aceite. Eso sugiere que no tomaron un baño ayer. Quizá estuvieron toda la noche en sus uniformes.

En la entrada de las instalaciones que nunca usábamos, las tres chicas estaban discutiendo con los profesores y un conserje, quien de alguna manera también actuaba como guardia de seguridad.

En realidad, parecía que las chicas estaban siendo expulsadas.

—Espera, ¿cuál es verdad? ¿El reporte de noticias estaba equivocado o estas son impostoras?

—Respecto a eso☆

—¿¡Wah!?

No pude evitar gritar de sorpresa cuando la viuda Valquiria se acercó desde atrás, colocó sus manos sobre mis hombres, frotó su mejilla contra la mía y me susurró.

—Las escuelas son instituciones públicas que tienen que seguir las reglas. Los maestros esencialmente son trabajadores del gobierno, por lo que, si los altos mandos dicen que alguien está muerto, las personas en el fondo no tienen otra elección que creerlo. Ellos confían en sus documentos oficiales estampados por encima de lo que ven por su cuenta porque es mejor no crear olas. Ese es el estado natural de las cosas cuando una acción independiente es castigada cuando está equivocada, y no es recompensada cuando está en lo correcto.

—¡Tú…!

Me giré, y descubrí que ella estaba igual que siempre. ¡Estaba vistiendo esa armadura con minifalda, y blandiendo la lanza y escudo, no sólo en el camino a la escuela sino en los terrenos escolares en sí! Y repentinamente me di cuenta que estaba parando en un punto ciego. Estaba en la choza para animales de la escuela ubicado en el largo patio escolar.

¿¿¿Había venido aquí por mi propia voluntad o Karen me había guiado???

—¡Así que, ¿cómo lo hiciste?! ¿¡Tú hiciste esos cadáveres incinerados!?

—Sí. Por supuesto, sólo fueron falsos hechos para parecer como las tres en cuestión. Una vez que aprendes el truco, destruir la información de ADN es bastante fácil. Después de eso, serán inidentificadas a través de registros dentales y posesiones. ¡Fingirlo es demasiado fácil!

—¡Pero incluso si lo fingiste, tuviste que tener a otras tres personas para empezar, ¿cierto?!

—¿Oh? Huesos de humanos reales son bastante fáciles de obtener. Sí, a pesar de que este país tiende a cremar a las personas, todavía puedes encontrar viejos modelos de esqueletos si revisas las tiendas de antigüedades. ¿Sabías que esos son creados al tratar el cadáver de un criminal en un químico alcalino para deshacerse de la piel y la sangre?

—…

—Para el resto, carne y sangre de vaca funciona bastante bien. Carbonízalo por completo, y no pueden extraer nada de información de ADN de ello. Además, esto no tiene que engañar a la policía por completo. La confusión sólo tiene que durar 2 o 3 días.

¿Qué estaba tratando de hacer ella?

Realmente quería decir que ella sólo era una criminal demente, pero eso era lo mismo que huir. No ganaría nada de concluir que no había forma de entenderla.

—Verás, Satori-san. Estuviste persiguiendo a esas tres idiotas que tienen conexión con Espíritu Maligno, ¿cierto?

—Bueno, sí…

—Espíritu Maligno es el mercado negro definitivo que te da todo lo demás que posiblemente pudieras querer siempre y cuando sacrifiques a la persona que más te importa. Así que, sólo tenemos que acorralar a esas tres chicas, al punto que tratarán de confiar en Espíritu Maligno. No necesitamos llenarlas con deseos maliciosos o algo así. No si creamos una situación donde irán corriendo con ojos llorosos y piernas débiles al mercado negro☆

Ella…

¿¡Ella…!?

—¿Quieren sus identidades robadas de vuelta? ¿O es la idea abstracta de su vida pasada? Debe ser doloroso tener a todos insistiendo que estás muerto en la escuela y en casa. Cuando tu escritorio es removido del salón, tu habitación es limpiada, y los contratos de tu teléfono e internet se terminan. Debe sentirse como el fin del mundo para una adolescente, por lo que, ¿sus mentes realmente podrán soportarlo? …Por lo que, están seguras de encontrar una forma de detener esto. Cuando se trata de proteger su tierra sagrada, se colgarán del incluso más ridículo poder.

—…

—Si realmente quieres rescatar a Representante de la Clase-chan de Espíritu Maligno, necesitas llegar al menos así de lejos. Personalmente, encuentro extraño que estás lo bastante calmado para ponerte tu uniforme e ir a la escuela.

Eso podría ser cierto.

Era verdad que tenía que esperar obedientemente hasta que cayera la noche, si iba a obtener la ayuda del extraordinario poder de mi Vampira hermana mayor y mi Zombi hermana menor.

¿Pero realmente necesitaba su ayuda para resolver esto? O más bien, ¿la Representante de la Clase duraría tanto tiempo?

Culpar a mis hermanas una vez que se terminara todo sería un esfuerzo desperdiciado.

—Ahora, ¿qué hacer?

Esa mujer guerrera, quien sólo podía vivir en la guerra, sacó su lengua e hizo una sugerencia.

—Satori-san, ¿eres lo bastante paciente para sentarte en tu escritorio y escuchar a tu maestro como un buen niño?

Sólo había una respuesta para eso: no.

3

—¿¡Qué demonios!? Mi teléfono…¡¡mi teléfono ya ha sido cortado!! ¡Esos malditos padres! ¿¡No es algo pronto para creer que tu hija está muerta sólo porque no he ido a casa por un tiempo!?

—No podemos regresar ahí con tantos mirándonos… Sólo por ahora, necesitamos quedarnos con alguna forma de identificación. ¡Realmente estamos siendo borradas!

—Pero, ¿cómo se supone que contactemos a Espíritu Maligno? Nuestros teléfonos e internet están cortados, y, incluso si publicamos en redes sociales, las personas probablemente sólo pensarán que era alguien jugando una broma. ¿Tenemos que ir ahí por nuestra cuenta?

No necesitaba un micrófono de pistola direccional o un dispositivo de audio para escuchar.

Esas tres idiotas tenían tanto pánico que estaban anunciando su situación a todos mientras caminaban solo un poco delante de mí.

—El mundo realmente es frío, —dije. —Todos sus amigos sólo lucieron molestos cuando ellas trataron de acercarse a ellos.

—La mayoría de las veces, nadie sabe cómo luce realmente una gyaru, —dijo Karen. —Usan tanto maquillaje todos los días, y las fotos son retocadas muy fácilmente. Cuando las personas ya aceptaron el reportaje de que esas tres estaban muertas, naturalmente asumirán que algunas extrañas se han disfrazado de ellas con maquillaje para jugar una cruel broma de fantasmas.

—Todos estaban mirando a sus alrededores más a que a las tres chicas, —dijo Maxwell. —Parecía que estaban buscando a una persona oculta sosteniendo un Smartphone. Quizá pensaron que era parte de una broma novata de cámara oculta.

—Cuando sea que algo extraño pasa, todos inmediatamente piensan cómo funcionaría en el internet o las redes sociales. Las páginas de videos compartidos son algo como una bendición mezclada.

Eran sólo pasadas las 9 de la mañana.

Estábamos llegando al punto donde los estudiantes caminando por el distrito de compras en uniformes atraería la atención de la policía…pero a esas tres no les parecía importarle. Debían haber estado desesperadas después de ser tratadas como fantasmas.

Y, sin embargo, no tenían forma de probar sus identidades, por lo que ser cuestionadas en una institución gubernamental seguramente conduciría a problemas. Sin ningún numero valido nacional de identificación o registro familiar, podrían incluso no ser vista como japonesas. ¿No tenían miedo de ser arrestadas como inmigrantes ilegales?

—Ciertamente son tontas☆

—…Mirarte realmente me hace preguntarme si “inteligente” es realmente un cumplido en absoluto.

Karen seguía vistiendo su armadura de minifalda. Ella también resaltaba como algo insólito, pero a ella no parecía importarle.

—Los estándares en ropa son sorprendentemente amplios en este país. Siempre y cuando no estés desnudo, la policía no puede cuestionarte sólo por tu ropa. Y cuando es una mujer vistiendo algo sexual en particular, hay un riesgo real de ser acusados de sexismo.

—Oh. Ya veo. Porque sólo se supone que cuestionen a alguien si son “sospechosos”.

—Exacto. ¿Y cómo puede los pechos o trasero de alguien ser sospechosos? Sólo tienes que comenzar a preguntar qué tan grandes necesitas tus tetas antes de que no califiquen como humanas o qué tan grande tiene que ser tu trasero antes de caminar y ser considerado inapropiado. Haz eso, y el trabajador del gobierno verá el infierno. Jeje. Los oficiales de policía normalmente son muy altivos, pero tienen que ser muy cuidadosos cuando ayudan a una mujer ebria colapsada en la calle.

En otras palabras, todo estaba progresando de acuerdo al plan de Karen.

No importaba qué tan notables y ridículos fuéramos mientras seguíamos a esas tres si nadie en realidad nos detenía. Y esas tres estaban tan preocupadas en su propia crisis como para notar a alguien a su alrededor. Las condiciones eran perfectas para caer en una brecha en el mundo.

El resto casi era demasiado fácil.

Había considerado enviar un dron para seguirlas, pero ese pequeño pedazo de inteligencia probó ser innecesario.

Nos condujeron a la base secreta de Espíritu Maligno demasiado fácil.

—Ya veo, ya veo. Así que eso es.

—¿Eh? ¿Pero esto es…?

Tragué saliva.

Se nos estaba mostrando la respuesta, pero no podía procesar apropiadamente lo que estaba frente a mí.

—El Zoológico de la Ciudad Kukyou. Hmm, la Cruz Brillante se concentró en el campo médico, pero incluso no estuvieron observando a los veterinarios.

—¿¡Estás diciendo que esto es el lugar de encuentro y almacén del mercado negro!?

Incluso ahora, una línea de niños pequeños estaba siendo conducida por un maestro a la puerta frontal. Algunos de ellos incluso nos dieron miradas curiosas. Bueno, le daban a Karen y a su armadura de minifalda miradas curiosas.

Era demasiado malicioso.

Si esto era verdad, entonces era demasiado.

¿¡Realmente esto podía pasar!?

—¿Por qué te sorprende tanto? Los Zoológicos y museos tienen todos sus papeleos en orden, pero han sido más que coleccionistas de objetos robados. Y los zoológicos requieren muchas cantidades de comida para sus animales raros, por lo que muchos traen joyas y drogas sospechosas escondidas dentro de bloques congelados de carne. Zoológicos y acuarios extranjeros se vuelven corruptos inmediatamente, así que, ¿qué te asegura que no está pasando también en tu país?

—…

Para ser completamente honesto, no todos los recuerdos de mi niñez eran agradables. Aun así, tenía que haber visitado este zoológico con la Representante de la Clase para un viaje de campo escolar. Y tenía que ser vinculado con algo tan cálido como eso.

—¿Era corrupto desde el inicio o alguien lo corrompió?

—No puedo saberlo. Pero la Cruz Brillante estuvo profundamente involucrada con la planeación urbana, así que esperaría que notaran si el mercado negro estuvo involucrado en la fase de planeación.

—¿Qué quiere decir eso?

—Los puestos en la noche no son intrínsecamente peligrosos. Se vuelven así una vez que las personas esperan que aparezca un ciclo de beneficio.

Así que, ¿Espíritu Maligno llegó después del hecho, y rehízo el zoológico en una base frontal conveniente? ¿Pisotearon la idea original, y usaron varios métodos para alejar a cualquiera que tratara de proteger ese ideal?

—¿Qué hacemos? —pregunté.

—¿Qué? ¿Vas a esperar hasta que cierren? Eso sólo desperdiciaría el tiempo que ganas al actuar ahora.

Eso era cierto.

La Valquiria Karen sólo me inspiraba emociones negativas, pero ella daba puntos certeros.

La seguí hacia el zoológico en cuestión. Sin embargo, aparentemente ella no intentaba formarse en la taquilla de la puerta principal mientras vestía armadura y cargaba una lanza.

Ella se acercó a la cerca de metal que lucía del doble de mi tamaño. Estábamos más cerca de la parte trasera del zoológico, pero tampoco estábamos en la entrada de servicio. Sólo lucía como un muro.

—…No me vas a decir que salte eso, ¿cierto?

—¿Estás olvidando nuestro objetivo? ¿Tenemos que entrar si sólo tratamos de ubicar el mercado negro?

—Por supuesto. El alma de la Representante de la Clase está ahí, ¿cierto? No sé qué clase de contenedor esté a dentro, pero eso significa que tengo que ir a buscar a través de todo hasta que lo encuentre. No podemos simplemente destruir el lugar con un misil.

—Sí, pero no piensas que será realmente así de fácil, ¿cierto? Estamos hablando sobre el mercado negro Espíritu Maligno que no mostró señales de siquiera existir hasta ahora.

—…

—Odiarán que su información se filtre más que nada. El complicado sistema que requiere que las personas ofrezcan a la persona que les importa más, tiene que duplicarse como una manera de hacer que todos los miembros sean cómplices y prevenir una operación encubierto. Por lo que, deben estar a la espera de ataques cibernéticos externos, y personas robando documentos desde adentro. La zona secreta como laberinto debe ser una opresiva tormenta de vigilancia mutua. No habrá espacio para que extraños se escabullan.

—¿Entonces…?

Comencé a hablar, pero entonces me detuve.

No era que no entendía, tenía miedo de que mi mente había llegado a la misma respuesta que ella.

—Sí. —Karen con su armadura de minifalda sonrió. —Si no podemos entrar, sólo tenemos que hacer que ellos nos lo traigan.

Un momento después, el mundo cambió.

Una explosión ensordecedora sonó desde el zoológico, y la cerca de metal se inclinó hacia nosotros.

¿Por qué había pasado esto? Se preguntarán.

—¿Qué arrojaste ahí…?

—¿Qué piensas?

—¿¡Por qué estás causando un pánico con explosivos!?

Nadie más estaba así de lejos de la puerta, pero podía escuchar gritos presionando como una gran ola desde el centro del zoológico. No tenían forma de saber qué había pasado, por lo que el caos, sólo creaba más caos.

Pero Karen no vio nada de malo sus acciones.

—Oh, por favor. Este no es un juego de acción ninja usando un dispositivo de realidad virtual, por lo que, ¿piensas que es realista infiltrarse en una instalación secreta sin saber el diseño o el plan de seguridad? Los tesoros que cualquiera quiere poner sus manos encima estarán encerrados en una caja fuerte imposible de abrir, por lo que, sólo tenemos que incendiar el edificio para que así ellos nos lo traigan.

—De acuerdo, sí, la idea se me ocurrió. La vida de la Representante de la Clase está en juego, por lo que estaría mintiendo si digo que no se me cruzó por la mente. ¡Pero no estamos hablando del puerto por la noche o alguna fabrica abandonada! ¿¡No viste a esa maestra con una línea de niños en la puerta frontal!?

—Sí, los vi. Esta cantidad de conmoción seguramente tendrá todas esas personas corriendo impredeciblemente. Si tratas de cargar algo que no puedes dejar que nadie vea, no serás capaz de tratar algo demasiado notable.

—¡¡Tú…!!

—Cálmate. —Karen ligeramente sostuvo su lanza aparentemente pesada entre su cuello y hombro para tender sus dos manos hacia mí. —Necesitamos apresurar esto para el bien de tu preciada Representante de la Clase-chan, ¿no?

—¿Cómo esto la ayudará? Espíritu Maligno odia que se filtre la información más que nada, ¿cierto? ¡Si esto los alarma, y tratan de abandonar su base, podrían decidir deshacerse de lo que no necesitan!

—Nah, nah. Eso nunca pasaría. —Karen seguía sonriendo. —¿Lo olvidaste? Los productos con los que lidia Espíritu Maligno son las personas por las que sus miembros oficiales se preocupan más que nada. Son productos valiosos, así como los contratos atando a los miembros con ellos. Sus miembros derramaron lagrimas de sangre para sacrificar estas personas, por lo que si son arrojados a la trituradora como si fueran viejos documentos, fácilmente podría conducir a conflicto interno.

—…¿A pesar que ellos mismos vendieron esas personas?

—Tener algo apropiadamente comido y arrojarlo en la basura son dos cosas muy diferentes. Las personas haciendo estas cosas malas se han armado así mismos con toda clase de argumentos para justificar sus acciones. Pero eso quiere decir que la anestesia para sus corazones se desvanecerá si las cosas toman incluso medio paso fuera de los planes iniciales. Por ejemplo, podrían decirse a sí mismos que esa persona será más fácil lejos de una persona tan depravada como ellos.

—…

—Oh, pero parece que no podemos seguir aquí platicando más tiempo. ¡Aquí vienen!

La mirada de la Valquiria Karen se movió, por lo que, volteé mi cabeza en la misma dirección.

La entrada trasera para el personal estaba ubicada a una corta distancia de esta cerca doblada. Mientras los visitantes estaban siendo guiados por el personal, unos camiones grandes también salieron.

—La parte trasera de esos camiones están completamente sellados, y el grosor de las puertas y ventanas sugieren que son a aprueba de balas. El aplastado de las llantas ignora la carga pesada, por lo que deben estar llenos con esponjas en lugar de aire. ¿Esperan cruzarse con minas en esta zona urbana? Bueno, asumiendo que esto no es un señuelo retorcido, esos deben de ser Espíritu Maligno. Han caído especialmente bajo que estén huyendo con los ciudadanos para usarlos como escudos.

Karen me hizo un gesto para proseguir mientras ella caminaba hacia una calle discretamente pequeña a una corta distancia de la cerca.

—Me iré ahora. Oh, cierto. Un pequeño consejo personal de mi parte: Si te encuentras sintiendo un serio arrepentimiento, creo que deberías deshacerte de los lazos de esas reglas caballerosas e inmaduras a las que te aferras. Nos vemos.

Con esas ligeras palabras de despedida, ella sacudió por completo su lanza de oro puro. La flecha atrapó de la cabeza a un conductor de una gran motocicleta, enviándolo a rodar por el camino. Karen. Karen tomó su premio, se subió y abrió por completo el acelerador.

Estiré mi mano, pero era demasiado tarde.

—¡¡Maldición!!

Fallé en tomar la decoración en la luz trasera, y Karen se marchó.

—Maxwell, accede al teléfono público más cercano, y llama a la policía. ¡Además, enviaré un dron, así que marca esos camiones desde el aire!

Lo que saqué de mi bolsillo no era una mosca con una grúa de plástico con propulsores adjuntos como lo que verías en un programa de variedades. Este modelo era más como una lata de spray para cabello con un globo de plástico grueso encima. Usaba helio para flotar, y era más como un globo que un helicóptero. Era lento, pero podía pasar más tiempo en el aire, y era lo bastante compacto para cargarlo con facilidad.

…Originalmente había sido una herramienta para divertirme en el simulador. Había desmanotado uno, y lo estudié en la realidad para que así pudiera crear una versión virtual, y después reconstruirlo en la realidad, haciéndolo algo así como un objeto raro.

—Los camiones marcados se han encontrado con otros idénticos llegando desde varias direcciones. Se han alineado con cuatro camiones, rodeándolos. Están viajando por el sur.

—No les pierdas el rastro, incluso si se mezclan. Concéntrate en la infraestructura de transporte, y enlista las posibles direcciones. Si Karen está en lo cierto, Espíritu Maligno está enfocado en escapar. Recoge todas las posibles salidas de la ciudad: autopista, puerto, helipuerto, almacenes de carga, etc.

—Claro.

—Al mismo tiempo, ubica cualquier estacionamiento subterráneo grande o espacios debajo de puentes y autopistas elevadas. Si cambian de camiones, probablemente estarán preocupados por los satélites.

No podía simplemente quedarme quieto y observar. Karen generalmente era una destructora. Ella no tenía interés en las necesidades básicas como salvar personas. Si el alma o fantasma de la Representante de la Clase estaba en uno de esos camiones, tenía que tratar de salvarla por mi cuenta.

—¡Maxwell, ¿puedes fingir un reporte para tener establecido un puesto de control de la policía?!

—No, la motocicleta de Karen ya ha alcanzado al camión más cercano. Uno de los cuatro camiones guardia ha sido destruido después de chocar en un semáforo en una intersección. La policía local se está acercando ahí, pero no parecen estar causando ningún problema para Karen o Espíritu Maligno. Un carro de policía fue simplemente destruido.

¿¡Qué idiota dio el permiso de filmar una película de Hollywood en una calle pública en Japón!?

—Si Karen fue honesta sobre su objetivo, su máxima prioridad será la destrucción de Espíritu Maligno, —continuó Maxwell. —Si el cargamento de los camiones es secundario para ella, no hay garantía de la seguridad de la Representante de la Clase.

—¡Ya sé eso! ¡¡Pero no tengo un vehículo, por lo que usa su ruta predicha para buscar el camino más corto para alcanzarlos!!

—Claro. Será una ruta muy forzada si lo va hacer a pie.

—¡¡Deprisa!!

—Entonces vaya a 200m al oeste. No tendrá sentido si no llega dentro de 3 minutos.

—?

No estaba seguro qué significaba eso, pero corrí a máxima velocidad en la dirección indicada.

Encontré una autopista con los costados elevados como cañones, y un pequeño puente peatonal cruzándolo. Corrí por el puente mientras letales masas de metal se hacían grandes directamente por debajo.

—Max-…

—Busqué uno relativamente grande…sí, busqué el camión de basura amarillo en el carril de salida, y salté sobre él. Proporcionaré el conteo, así que use eso: 5, 4…

—¡Cinco segundos no es suficiente advertencia! ¡Sigues molesta, ¿cierto?!

—De nuevo, no estoy equipada con tal nivel alto de…oh, y 0.

Antes de que pudiera siquiera sentir el miedo, salté por encima de la barandilla del puente peatonal, por lo que aparentemente había sido corrompido por nuestra sociedad de alto nivel de información.

Podría haber ayudado el que estaba tan confundido como para preocuparme por eso.

Sentí una sensación flotante, y mi mente se puso en blanco.

La sensación de realidad no regresaría. A este punto, sacudir mis extremidades no iba a ayudar.

Había sólo una emoción llenando mi corazón.

Sí.

—¿¡Por qué hice esoooooooooooooooo!?

—Morderá su lengua si habla.

4

Caí en el camión de basura lleno de arcilla roja antes de que mis sentidos se recuperaran. El viento estaba soplando, la inercia apretaba mi estómago, había tierra en mi cabello y un sabor desagradable llenaba mi boca, y había una extraña sensación en mis orejas, pero estaba bien. …¡No, estaba bien para nada! ¡Nada de esto estaba bien!

—¡Bwah! Maxwell, ¿a dónde se está dirigiendo este camión de basura?

—Usé el destino en el sistema de GPS para seleccionar una que ya tuviera asuntos dentro de la Ciudad Kukyou. El conductor no ha notado que está tomando el camino largo debido a el sistema estúpido de su GPS comercial, así que cambiemos eso para que nos lleve por la ruta más corta a nuestro destino.

Cuando revisé la imagen del dron aéreo…digamos que era malo. Karen condujo su motocicleta detrás de los camiones de peso pesado huyendo. Esa mujer con armadura de minifalda estaba sacudiendo una lanza anacrónica, pero la relativa extraordinaria densidad del oro de 24 quilates debía haber sido la fuente de su poder destructivo. Los camiones supuestamente eran a prueba de balas, pero estaban indefensos contra la lanza de oro puro que perdía su forma en medio del aire, y se precipitaba a ellos. Incluso un solo gramo podía estirarse a 3000 metros, por lo que, proporcionaría un impacto mucho mayor que el plomo normal. Podría haber sido mejor pensar en ello como una tormenta de oro. El líquido de alta densidad se disparó como agua saliendo de un camión de bomberos. Cada disparo causaba que una masa de metal se abollara como si pisaras una caja de dulces. Después de esos tres disparos, los camiones a prueba de balas se desviaron y se estrellaron en un semáforo o muro de un edificio.

Esos camiones hechos de tal acero solido eran como pedazos de tela siendo arrancados uno por uno por una doncella.

Karen estaba haciendo más que sólo arrojar el oro. Cuando ella sacudía su mano derecha, el oro se reunía y tomaba la forma original de lanza una vez más.

Ella tenía tal poder abrumador sin límite de munición.

Sólo eso era impactante, pero…

—¿Karen no tiene miedo de ser identificada?

Ella no mostraba piedad a nadie que se acercara, ya fuera que estuvieran con Espíritu Maligno o la policía. Era cierto que escucharía que los policías japoneses eran lentos en sacar sus pistolas, pero tenían que tener técnicas decentes para estrellarse contra vehículos para detenerlos. ¿Realmente serían hechos a un lado tan unilateralmente?

—Espera, ella ya estaba en televisión nacional, y estoy seguro que puedes encontrar incluso más si buscas en internet.

—Ella podría asumir que nadie recordará su rostro porque la armadura y lanza causan un gran impacto, —sugirió Maxwell. —Como un pervertido con mascara y gabardina.

—¿En una era de celulares ubicuos y cámaras? Y esos carros de policía tendrán cámaras también. Esperemos que no esté simplemente planeando retirarse al cielo hasta que el ambiente se calme.

—Si esa es una opción, sería una elección muy lógica.

…Es por eso que lo hacía un gran problema, maldición.

¿El Valhalla era el paraíso de los criminales? ¡Si realmente había un lugar para esconderse que eliminara al 100% la posibilidad de represalias, serías libres de hacer un ataque nuclear, bombardear el Polo Sur, o lo que quisieras! ¿¡Ella veía esto como un juego de mapa abierto donde ella simplemente podía desconectarse en cualquier momento!?

—A pesar del caos causado por Karen, los camiones de Espíritu Maligno parecen estar dirigiéndose a una dirección en particular, —dijo Maxwell.

Sentí un empujón a un costado. El camión de basura en el que estaba subido (y que estaba siendo guiado a través de Maxwell en la pantalla GPS) debió haber entrado en la rampa de salida en bucle.

Subimos la pendiente circular, y mi visión se amplió.

—El puerto comercial es la infraestructura más importante de transportación justo al camino de Espíritu Maligno. El zoológico parece tener un contrato especial en el manejo del puerto ya que reciben cargamentos de animales raros, y mensualmente contenedores de carne extranjera congelada. Esencialmente tienen un pase libre con la aduana.

—¡Espera! Detente. Entonces, ¿su ruta es…?

—Claro. Pasará los camiones en la calle normal afuera del bucle, así que, por favor salté encima de ellos cuando lo haga. El conteo comenzará en tres.

—¡Eso pasará antes de que termine de leer esto!

No hice mucho por saltar ya que había perdido mi balance mientras me agachaba, y la inercia del bucle me envió fuera del camión de basura.

Como fuera, volé por el aire una vez más.

Antes de que la sensación de flotar pudiera hacerme temblar, mi hombro chocó contra acero inoxidable plano. Después de retorcerme por el golpe seco y el impacto, vi una escena mucho más emocionante que la autopista de antes.

Los grandes camiones usados por Espíritu Maligno estaban completamente cerrados en la parte trasera.

—¿¡Es en serio!? ¿¡Realmente salté de un camión de basura a un camión en movimiento!?

Era como un acto de un circo. ¡Casi quería publicar al respecto en mi blog, pero sabía que nadie me creería!

—Advertencia.

—¿Qué es ahora? ¿¡Un kaiju gigante!?

—Asegúrese de no quedar atrapado en los constantes ataques de Karen en su motocicleta.

—¡¡Gyaaaahh!!

Para el momento que grité, ya estaba nadando por el aire.

La lanza de oro se disparó pasando de mí como un torrente de alta de presión, y el camión a prueba de balas y a prueba de bombas fue enviado a volar como un borrador golpeado por un dedo. Eso me dejó colgando en el aire, y mi cintura golpeó la parte de encima de la cabina de un camión diferente.

—¡Gbah, *toser*, *toser*! ¿¡C-cuándo este país se rindió de la gravedad!?

—Advertencia: En base a mi análisis de video, el hombre en el asiento del conductor, debajo suyo, tiene una pistola. El primer disparo de una búsqueda para comparar la imagen en línea no es muy confiable, ya que es del catálogo de un fabricante de armas de aire, pero probablemente tiene un KN65 occidental, conocido también como la Kulushnikov, En otras palabras, es una ametralladora calibre .45.

—Ametralla-…¿¡Qué!? ¿¡Wah!?

Escuché un sonido explosivo ensordecedor simular a un cinturón de petardos haciendo explosión, por lo que me arrodille en el lugar. No tenía idea si era lo correcto de hacer, y estaba acabado si el conductor disparaba hacia arriba. Esto era una locura. ¡¡No estaba jugando en un espacio seguro virtual, con un dispositivo de realidad virtual en mi cabeza!!

…?

Pero esperen.

—¿Qué? ¿Era sólo una fanfarronada? Nada paso.

—No. Probablemente el disparó al techo desde adentro del camión a prueba de balas, por lo que quizá, su propia armadura, causó que muchas balas rebotaran dentro de la cabina.

—¡Cielos, ¿todos en este mundo son idiotas?!

¿Era esto lo que se siente cuando la persona que te forzó a jugar la ruleta rusa le da al desafortunado premio gordo en el primer disparo? No estaba seguro de cómo sentirme como alguien que fue arrastrado a todo esto contra mí voluntad.

Como si probara que la predicción de Maxwell era correcta, el camión comenzó a desviarse por su cuenta. Espíritu Maligno era el mercado negro definitivo, donde podías encontrar lo que fuera. Eso quería decir que podían adquirir camiones blindados y armas, pero no debieron haber entrenado realmente a su personal en cómo usarlos apropiadamente. ¿Su habilidad no era mejor que un ladrón promedio?

—Es afortunado de que sus mercenarios altamente entrenados y expertos en batalla no son parte de sus productos, —dijo Maxwell.

—Necesitamos discutir tu definición de afortunado porque realmente no me siento muy afortunado aquí. Parece que necesito hacerte pasar por un aprendizaje de memoria concentrada.

Mierda, mierda. Esto se sentía tan irreal que no parecía real que alguien acababa de morir en ese camión.

Incluso ahora, el camión se estaba desviando de aquí para allá ya que nadie estaba al volante. Aferrarme al techo de la cabina era lo más que podía lograr, y obviamente el camión iba a dejar el camino y estrellarse dentro de poco, ¡así que, ¿cómo le había respondido a Maxwell tan calmadamente?!

—Satori-saaaan.

Entonces escuché una voz despreocupada.

Era la esposa Valquiria en su gran motocicleta. Maldición, ya no había carros de policía o motocicletas. ¿¡Ella los había aplastado a todos!?

—¡Karen, pensaste esto por completo, ¿cierto?! ¡No sabemos en cual camión está el alma de la Representante de la Clase!

—Sí, y es por eso que voy a tomarlos a todos, e inspeccionarlos después.

—¿¡Estás segura de cómo funciona la causa y efecto!? …¡¡Gwah!!

No podía seguir hablando.

Esto era debido a que el camión blindado desviándose había dejado el camino, se estrelló un semáforo, y se detuvo de golpe mientras la cabina se estropeaba. ¡¿Y la fuerza de inercia me arrojó directamente hacia adelante…!?

—Ups.

Con un comentario poco serio, Karen operó el manubrio de su motocicleta para conducir hacia la acera, y limpiamente atraparme en el asiento trasero.

—???

Funcionó también que brevemente pensé que me estaba jugando una broma los cálculos de Maxwell.

Y su espalda tenía una sorprendente cantidad de puntos suaves para alguien vistiendo una armadura. ¡Y ella olía demasiado bien! ¡¡No tenía idea si esta la manera apropiada de vestirse cuando se iba a una batalla, pero no me importaba!! ¡¡*Oler*, *oler*!!

—…Si que tienes agallas para hacer eso con todo esto pasando.

—¡Cállate! ¡Los chicos no se pueden controlar cuando están en el asiento trasero! ¡¡Sólo observa, me inclinaré hacia adelante, y me presionaré contra ti!!

Además, tenía que detener a Karen antes de que ella causara más daño, pero ya sabía que la fuerza humana no tenía forma de ganarle. Tenía que cambiar de estrategia. ¡¡Intentaría todo lo que pudiera, sin importar qué tonto pudiera parecer!!

—Por cierto, Satori-san, ¿lo notaste?

—¿Notar qué? ¡Oh, el cuello de una viuda solitaria! ¡¡*Oler*, *oler*!!

—Bueno, sólo ignoraré este juego de niños sin sentido.

—¡Esto no está yendo como lo planeé!

¿¡Está era la confianza de un dios!? ¡No, ¿de una viuda que ha tenido el tiempo de reflexionar en toda clase de cosas?!

—Regresando al punto, esta gran caravana está a punto de ser eliminada. Sólo hay un camión más. Eliminémoslo, y exitosamente habremos robado todo el cargamento. Entonces, sólo tendremos que regresar y revisar lo que cada camión tiene. Así que, con eso dicho…

—¡¡No te dejaré!!

Traté de restringirla desde atrás, pero no podía hacerla ceder. Se sentía tan inútil como colgarse de una estatua de bronce. Tenía otra idea, por lo que me incliné en la dirección opuesto a la que Karen estaba haciendo durante una curva.

La motocicleta inmediatamente se desvió inestablemente, y Karen sacudió su mano derecha en una extraña dirección mientras conducía con su otra mano. El torrente del liquido creado de la lanza de oro tuvo su camino alterado de alguna forma, y sólo pudo desprender el parachoques del camión blindado.

—¿Saaaatori-saaaan?

—¡De nuevo, ¿el alma de la Representante de la Clase estará a salvo si el camión choca?!

—No importa cómo está siendo preservado, dudo que haya algo de qué preocuparse. Espíritu Maligno maneja todo con todo, por lo que deben tener excelentes conocimientos de empaquetados y transporte. Incluso si esos camiones fueron empaquetados con puro huevo crudo, dudo que siquiera uno de ellos se rompería.

—¿¡Lo dudas!? ¿Estamos poniendo la vida de la Representante de la Clase en la tabla para cortar en base a nada más que tu “intuición femenina”? ¡Si no tienes ninguna información que lo garantice, entonces me interpondré en tu camino! ¿¡Tengo que agarrarte las tetas por detrás!?

—Con tu completa falta de experiencia, ¿realmente piensas que tu técnica podría hacer que esta sexy viuda incluso parpadeara? (¡¡Intenso!!)

—¡Oh, dios! ¡¡Las mujeres descaradas son aterradoras!!

¡Otra vez recordé que la diligente y bastante tímida Representante de la Clase era la única para mí! ¡¡Así que, no iba a dejar que nadie la pusiera en peligro!!

—Y si puedes taclear estas cosas tan fácilmente, ¿qué tanto te contuviste cuando peleamos por Laplace?

—Ajajaja. ¿Realmente piensas que tuve alguna razón para contenerme? Pero las armas de los dioses son una jodida molestia de usar. Si los usas para otra cosa a lo que están hechas, la autoridad del cielo las bloquea. Las Valquirias sólo son mensajeras tomando prestado el poder de los dioses, después de todo.

…Por supuesto, esto sólo quería decir que ella era una buena amenaza para eliminar a Itou Helen, la Bruja y Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura simultáneamente sin el máximo poder de su arma.

—Y parece que estás tratando de ganar tiempo al discutir viejos tiempos, pero eso no va a funcionar. ¡¡Veee, lanza!! ¡¡Haz kabuuum!!

—¡¡Ohhhh!! ¡¡Apretón de tetas!!

Di todo de mí para una pelea de hombre hasta la muerte, pero no alteré el camino del arma ni siquiera un milímetro. Todo lo que sentí era metal solido. ¡¡A pesar de la minifalda, ella realmente tenía armadura encima de su pecho!!

Mientras tanto, la ultra pesada lanza liberada por la Valquiria perdió su forma en medio del aire, se transformó en un arma líquida, y chocó al costado del último camión blindando. Más que deslizarse al costado, las llantas se alzaron del asfalto, y todo el camión se volteó como una mesa de te volteada. Rodo, y rodo, y rodo, derribando barandillas y arboles por el camino, hasta que finalmente se ralentizó al raspar algunos muros de edificios.

Karen ignoró los carriles de la calle, giró la motocicleta, y se detuvo.

—Ahora, eso debería acabar el Round 1. Por supuesto, dudo que Espíritu Maligno acepte simplemente la derrota.

—…¿Qué?

—Un segundo y tercer grupo se apresurarán aquí para recuperar el cargamento de los camiones incapacitados. Por supuesto, eso significa más objetivos para mí, ya que quiero eliminar hasta el último de ellos. Además, los que solucionan los problemas tienden a tener mucha información de varias secciones debido a su único trabajo, y como un seguro para su propia supervivencia, por lo que, si capturo a uno de ellos y lo hago hablar, finalmente tendré la imagen completa de Espíritu Maligno, y una oportunidad de eliminarlos.

…Su trabajo o especie o lo que fuera era ser Valquiria, ¿cierto? ¿No el Gran Rey de Angolmois?

Quizá así era cómo eran las diosas en la Mitología Nórdica, donde todo el poder era soportado por machos obsesionados con la guerra.

—Peeero las cosas son un poco diferentes para ti ya que quieres salvar a la Representante de la Clase-chan, ¿cierto? Ahora, creo que estarías mucho más a salvo si inspeccionas el cargamento por el momento mientras el siguiente tiroteo comienza. Una bala perdida o una explosión te matará de igual manera.

—¡¡Maldición!!

Karen parecía estar en control de todo, pero no podía tratar de pelear por quitarle el control. Tenía que encontrar una forma de recuperar el alma de la Representante de la Clase.

5

Solté las caderas de la esposa Valquiria, bajé del asiento trasero de la gran motocicleta, y me acerqué al camión blindando, el cual se había detenido sobre su costado.

Tenía puertas dobles en la parte trasera, pero lucían extrañas cuando estaban al costado.

—Maxwell, ¿cómo abres la parte trasera del camión? ¿Esta palanca podría funcionar?

—Advertencia.

—?

Bajé la palanca sin saber a qué se refería Maxwell.

Inmediatamente, un grueso brazo salió de golpe de la puerta abierta.

—¡¡Wah!!

Prácticamente tacleé la puerta para volverla a cerrar. Se sentía como cerrar de golpe la puerta de una estufa. Y eso debió haber funcionado porque el brazo de la misteriosa persona fue atrapado en la puerta.

Era un brazo negro cubierto de tatuajes. La luz parpadeante sostenida en la mano era un gran cuchillo.

Karen dijo que incluso huevos estarían a salvo dentro de los camiones, por lo que, ¿¡eso quería decir que los bastardos de Espíritu Maligno no necesariamente estarían incapacitados incluso después de haber rodado!?

Por supuesto, yo sólo era un novato. Si alguien con un cuchillo se precipitaba hacia a mí, no había garantía de que pudiera detenerlos ileso. Lo mejor que se podía hacer sería golpearlos mientras me apuñalan.

—¡Maldición! ¡¡Maldita sea!!

Estaba desesperado.

Estampé mi hombro contra la puerta de aluminio una segunda y tercera vez, y escuché gritos a través de las grietas. Pero la mano seguía sosteniendo el cuchillo. No podía liberar ese brazo, el cual se sacudía como una gran serpiente atrapada entre rocas. ¡Tenía que quitarle esa navaja de su agarre! Por lo que tacleé la puerta una vez más.

Y un desagradable sonido muy parecido a una rama seca rompiéndose llegó a mí a través de la ligera puerta. El brazo cayó, el cuchillo finalmente también cayó, y el grito adentro se hizo incluso más fuerte.

¿Podía ser que?

¿Acababa de…?

—¡¡Urp!!

Justo mientras me doblaba, y sostenía una mano en mi boca, las puertas dobles se abrieron de golpe. La puerta me golpeó, y salí rodando por la calle mientras un hombre musculoso salía del camión blindado.

—…!?

No tenía ninguna clase de arma. Sacudí mi pierna mientras yacía en el asfalto, pero, sorprendentemente, nada pasó.

De hecho, el hombre colapsó en la calle con sus ojos casi completamente hacia atrás.

…¿Se desmayó por el dolor del brazo roto?

—*Jadeo*, *jadeo*…

Sudoroso e incapaz de respirar, me levanté, lentamente circulé al gran hombre negro, y entonces recordé el cuchillo en el suelo. Consideré levantarlo, pero al final lo que hice fue patearlo.

Esta no era una realidad virtual, por lo que ni siquiera podía pensar en levantar un arma letal. No quería convertirme en un cadáver, pero no quería descuidadamente crear uno tampoco.

Miré adentro de la parte trasera del camión blindado.

…No parecía como si alguien más estuviera oculto adentro.

Era oscuro ya que no tenía ventanas. Varios estantes de acero estaban atornillados a los muros, y esos tenían paquetes llenos de estuches de plástico. Incluso con el camión sobre su costado, los estuches y estantes no se habían caído o esparcido. Justo como Karen había sugerido.

Pero…

—¿Cómo se supone que encuentre el alma de la Representante de la Clase? ¿Está en una botella y es alguna clase de forma visible o tangible?

Jalé un estuche de un estante de acero cerca de la puerta. Cuando desaté el simétrico par de pestillos y removí la tapa, algo salió estallando como si fuera un payaso dentro de una caja.

—¿¡Wah!?

Caí sobre mi trasero porque pensé que era una trampa extraña, pero nada explotó.

Lo que salió fue algo del tamaño de un pulgar…

—¿Qué demonios? ¿Un pequeño anciano? ¿¿¿El Issun-boshi o algo así!???

—¡Soy un Muryan! Y este no ha sido un momento divertido para mí.

Un Muryan. …Con el nombre que parecía extranjero y su pequeño tamaño, ¿era un hada europea o algo así? Era de rango tan menor que no sabía al respecto.

Sostuve mi Smartphone a un lado para darle una vista a Maxwell, y pronto tuve una respuesta.

—Parece ser una vieja hada con raíces Celtas, —dijo Maxwell. —Eran originalmente poderosos druidas, pero fueron forzadas a vagar por la tierra como hadas porque no podía entrar al cielo de la religión simbolizada por la cruz.

—Espera, espera, espera. Esa es demasiado información. Antes que nada, ¿qué son los druidas?

—Claro. Esos eran los sacerdotes hombres a cargo de los rituales Celta, pero la imagen moderna podría ser más cercana a magos vistos en libros ilustrados.

…Eso sonaba un poco diferente a los Vampiros y Zombis, aunque, mi kouhai Itou Helen era una bruja, y sin embargo, seguía contando como una Archienemiga.

—Muryans sólo tienen una limitada cantidad de poder paranormal, y sus cuerpos se encojen de poco a poco cada vez que lo usan, —explicó Maxwell. —En tiempos modernos, son generalmente del tamaño de hormigas o incluso más chicos, por lo que este es bastante grande.

—Usar su poder, ¿hm?

Sabía que esta era una era donde los Vampiros, Zombis e incluso legítimos Señores Demonio como Lilith y Leviatán estaban vagando, pero no estaba muy seguro exactamente qué significaba. Karen era un misterio de la misma manera. Aunque eso podría haber sido desde la preconcepción de que un dios era un ser perfecto.

El anciano del tamaño de títere de dedo sacudió sus pequeñas manos.

—¡Soy bastante grande, por lo que todavía puedo usar mucho de mi poder místico! ¡Si estás en problemas, dime lo que necesitas!

—Vaya el poder místico que tienes si aun así fuiste capturado por el mercado negro humano.

—Tenían de objetivo mi poder místico, así que no se puede evitar eso. ¡Es valioso!

Era un pequeño hombrecito argumentativo. Pero refutar para admitir un error no parecía la personalidad de un sacerdote que juntaba a las personas al controlar el lado bueno.

—Además, ¿por qué me apoyarías? —pregunté. —Sólo porque te rehúsas a hacer lo que Espíritu Maligno quiere, no significa que vas ayudar a cualquiera, ¿cierto?

—No seas tonto. Acabas de salvarme, ¿no? ¡Un sirviente de lo místico no tiene interés en las ideas del bien y el mal de este mundo, pero pagaremos nuestras deudas!

—…Entonces estás tratando de recompensar a la persona equivocada. No fui yo quien te salvó.

No es que quisiera darle más poder místico a esa Valquiria, quien era una frenética o incluso una diosa de la destrucción.

Pero ese era un punto interesante.

No tenía idea si Karen lo había hecho a propósito, pero su violencia resulto en más que sólo destrucción. Había vidas y futuros que había salvado así.

Todavía no estaba de acuerdo con sus métodos, pero quizá ella no estaba mintiendo con respecto a ser una diosa.

—¡Oye, quiero recompensarte! Ohh, siento que estuve conteniendo mi poder místico en reserva justo para este momento. Estoy listo para trabajar extra duro. ¡¡Pídeme lo que sea!!

—Oh, cállate. Entonces dime donde está el alma de la Representante de la Cla-…

—Advertencia, —interrumpió Maxwell. —El tamaño de un Muryan disminuye cada vez que usa sus poderes. Por favor esté consciente que pedirle cualquier cosa acelerará su muerte.

—…¡Olvídalo! ¡Sólo apresúrate y huye!

¿Y él no era el único que había sido capturado? Comencé a sacar estuches de los estantes de acero, y abrí sus tapas.

Era un completo desastre.

Hadas aladas salidas de libros de ilustraciones, bolas de cabello y otras pequeñas creaturas salieron volando. ¿Todos eran Archienemigos que habían sido vendidos al mercado negros como la persona por la cual más les importaban?

—¡Váyanse rápido de aquí, idiotas! ¡¡No sean atrapados de nuevo por nosotros, los humanos!!

Incluso después de gritarles, sólo una minoría salió volando del Camión. Más de ellos continuaron volando encima de mi cabeza.

—¿Se están burlándome de mí después de que los salvé…?

—No, —dijo Maxwell. —Probablemente no quieren dejarlo aquí.

Además, los estuches contenían más que sólo Archienemigos del tamaño de una palma.

—¿Qué son estos?

Algunos de los estuches estaban llenos con algo como una masa blanda de pan blanco antes de que fuera horneado en un horno. Cada uno era del tamaño de un pedazo de pan, pero con una mirada más de cerca, mostraba figuras súper deformes con pequeños brazos, piernas y cabeza pegados en un torso redondo.

…¿Eran algo así como grandes hombres de jengibre?

—Son muñecos de Vudú, —dijo el Muryan mientras miraba los pedazos de masa blanda más grandes que él. —Esos son la fuente de las terribles técnicas secretas de Espíritu Maligno! *Temblar*, *temblar*.

—Así que, ¿son como amuletos de buena suerte de Vudú o algo así?

Eso sonaba como una presunción segura, ya que tenía el nombre Vudú en ellos.

Pero Maxwell interrumpió con algo extraño.

—No. Justo como la putrefacción de los Zombis que continuamente esparce su infección, los muñecos de Vudú no son más que un producto de la ignorancia del occidente. El Vudú de verdad no tiene rituales usando muñecos de trigo.

—¿Eh?

—Puede ser confuso por la demanda de turistas occidentales significa que puedes encontrarlos en tiendas de regalos haitianas, pero esa clase de regalo ficticio puede ser encontrado en Japón también. Como alguna clase de carne o alguna clase de momia.

—Así que, ¿es como las botellas de marimo encontradas en tiendas de regalos regionales? Ya sabes, donde no es posible que vendan reales ya que son una especie protegida.

Este mercado negro era conocido por permitirte adquirir cualquier cosa que pudieras querer, por lo que el mundo era verdaderamente un lugar muy duro si tenían mercancía falsa aquí. Pensé en eso mientras tocaba el estómago de una muñeca de trigo del tamaño de una rebanada de pan.

Espera, ¿no el rostro de la cómica muñeca se retorció en desagrado?

—¿¡W-wah!?

Arrojé a un lado la muñeca(?) de Vudú y grité.

¿Qué fue eso?

Estaba hecho de trigo seco, por lo que, ¿¿¿la gravedad había causado que la superficie del rostro se hundiera???

El Muryan sacudió sus dos manos hacia a mí.

—¿Ves? ¿Qué te dije? Las muñecas de Vudú son una herramienta ceremonial aterradora. ¡Puedo sentir las ondas de sus almas!

—¿Almas?

—Así es. No sé para qué están siendo usadas, pero hay almas expuestas contenidas en esas cosas. Probablemente son contenedores para evitar que las almas se deterioren.

Sentí como si una desagradable sensación se hubiera metido en las puntas de mis dedos. Como si la sensación blanda no se alejara.

—¡¡Maxwell!!

—No. Su Smartphone no está equipado con un sensor para detectar la presencia de un alma. Esto no puede ser probado de ninguna manera.

—¿¡No hay algo que pudiéramos conectar con la Representante de la Clase!?

Rápidamente recogí la muñeca de trigo que tiré al suelo, y entonces miré el estuche original.

¿Eran todos iguales?

¡Si eso era el caso, tenía que haber cerca de 100 sólo en esa caja!

—¿Qué son exactamente las muñecas de Vudú? ¿Pones un cabello o uña en ellas como una muñeca de paja? ¡Si es así, podríamos usar eso para identificar a la persona!

—De nuevo, su Smartphone no está equipado para analizar el genoma humano. Además, las muñecas Vudú no son reales. Las leyendas que escucha son enteramente diferentes al Vudú haitiano real, por lo que, incluso si el Vudú es real, no nos ayudaría a examinar estas muñecas de trigo.

—Pero definitivamente hay algo dentro de estas. Uuh, ¿¡por qué es tan blando!?

Parecía estar vibrando desde adentro. ¿¡O se estaba moviendo por su cuenta!?

—Probablemente no importa si es Vudú apropiado o no, —dijo Maxwell. —El Vudú nunca tiene un número fijo de dioses, por lo que se enfatiza la mezcla y absorción de otras religiones como uno de sus dioses.

—¡Eso no importa! ¡Sólo quiero saber qué es esto! ¿¡Hay un alma adentro!? ¡Y si es así, ¿cuál es la de la Representante de la Clase?!

—No. Incluso si son capaces de sellar a un alma adentro, ¿hay alguna forma de reconocerlos con observación exterior?

Maldición, esto era parecido a mirar a paquetes de transfusión de sangre sin etiquetas. No importaba cuántos tuvieras, había muy poca información para actuar. ¡A pesar de que había una vida que podrías salvar con el correcto!

Y justo entonces…

—…?

Noté algo extraño cuando miré al estuche lleno de muñecas de trigo del tamaño de rebanadas de pan.

Sí. Eso era cierto.

…¿Sus tamaños no eran iguales? Algunas de las cabezas parecían resaltar más que el resto.

Cuando vi la que estaba tocando con mi mano, parecía como una figura súper deformada inhumana. Pero cuando saqué otro del estuche y los comparé, finalmente pude ver algunas diferencias.

—¿No son productos en masa de un molde?

Sí, parecía que tenían tipos de cuerpos y sexos distintivos. Los rostros eran altamente simplificados, pero eran distintos.

—Maxwell, ¿puedes realizar un reconocimiento facial en ellos?

—No. Son demasiado deformes para comprar con fotos encontrados en redes sociales y otros lugares.

Entonces, ¿había otra forma en la que pudiéramos identificarlos? Huellas dactilares, venas, huellas de voz, retinas, sangre, la señal auditoria de las ondas de sonido rebotando en el oído interno.

Y…sí.

La muñeca de trigo temblando en mi mano se estaba moviendo.

—¡Entonces analizar el patrón al caminar! Eso es usado para identificar personas cuando no puedes ver sus rostros en un video, ¿cierto? ¡Estas cosas pueden moverse, y no puedes enmascarar tu centro de gravedad o cambiar el modo de caminar cuando están dentro de un traje de cuerpo entero!

A diferencia de las fotografías de redes sociales, podría sonar que videos de caminatas sería demasiado limitado como ejemplo, pero más de 20 millones de videos eran subidos cada día. Examina cuidadosamente cada pixel en ellos, y podrías incluso encontrar un ninja.

—Búsqueda completa. He encontrado personas en páginas de videos cuyos patrones de caminado encajan con las muñecas. Comparando los rostros en redes sociales. He creado una lista de 103 identidades reveladas.

¿En serio? ¿El pequeño estuche tenía la misma cantidad que todo un año escolar de estudiantes?

Pero este no era el momento de sorprenderme.

—No tenemos tiempo de perseguirlos a todos. ¿¡Qué hay de la Representante de la Clase!?

—Ella creó una cuenta para propósitos sociales, pero ella no es del tipo que activamente publique sobre su día. Tampoco puedo encontrar un video de caminado para ella.

—¡Busca videos de festivales atléticos y culturales en la cuenta oficial de nuestra escuela! Ella no es una ninja legendaria, por lo que ella tiene que aparecer en algún lado en esta era. ¡Ella al menos debe estar en la esquina de alguna pantalla!

—No. He encontrado un ejemplo de ella en sus ropas de gimnasio, pero no encaja con ninguno de los patrones de caminado de las muñecas en el estuche.

—¡Maldición!

Este era el equivocado, pero estas eran vidas de personas, y no podía tratarlas a la ligera. Regresé el muñeco blando a su estuche, y comencé a sacar más estuches.

—¿¡Dónde estás!? ¿¡Dónde estás, Representante de la Clase!?

—No puedo detectarla.

—¿¡Ella está en uno de los otros camiones!?

No podía simplemente abandonar las muñecas de trigo aquí tampoco…pero, ¿qué se supone que hiciera? Llamar a la policía o una ambulancia no parecía correcto. Ya que eran almas, ¿debería llamar a una doncella de santuario o a un sacerdote? No, eso tampoco parecía correcto. Esto era ocultista, pero era un poco diferente, así que, ¿quizá lo opuesto e ir con un demonio? ¡Sí, un demonio!

—¡Maxwell, envía un email a mi madrastra para pedir su consejo! La Reina Demonio Lilith debe saber cómo lidiar con el alma de las personas. Ya sabes, como esos contratos en pergaminos.

—Claro. Pero hacer esas presunciones sobre Archienemigos podría molestarle, y decirle que se ha saltado las clases, y se ha involucrado con un incidente de Archienemigos probablemente no terminará bien para usted. Pero una orden es una orden, así que cumpliré.

—¿¡Ehh!? ¡Espera, espera! ¡¡Entonces pensamos en esto, y pongámoslo en una manera más indirecta, de esa forma…ahh, dice “mensaje enviado” ya!! ¡¡Ahhh!!

—En lugar de responder el email, ella le ha llamado inmediatamente, así que, ¿qué debería hacer?

—¡¡Envíala a buzón de voz por siempre!!

¿Quién más sabía sobre almas? Oh, no. No podía pensar en nadie. Eso quería decir que tenía que confiar en alguien que pudiera moverlos a un lugar seguro para que el mercado negro no pudiera recuperarlas.

Mi madre biológica probablemente estaría incluso más furiosa, por lo que ella estaba eliminada. Mi Vampira hermana mayor no podía hacer nada durante el día, y Ayumi e Itou Helen estaban en la escuela. No podía llamar a ninguna de ellas ahora mismo.

Hmm, en ese caso…

—Ya sé. Vayamos con Himatsuri-san, la excéntrica chica rica. A diferencia de su hermana Siren, ella es humana, pero ella tiene que tener mucho dinero. No estoy seguro de cómo vive normalmente su vida, pero ella tiene que tener mucho tiempo y espacio de sobra.

—Adjunté esa terrible evaluación junto con el mensaje.

—¡¡Max, idiota!!

—Ella envió un mensaje conteniendo una estampa del dedo medio alzado. Ella dice que estará aquí pronto.

—¡Entonces acabemos esto antes de que esa chica de cabaret con ese loco cabello rubio llegue! ¡¡Deprisa, deprisa!!

Dejé el camión con el Muryan y las otras hadas mientras corría al siguiente camión blindado.

Pero tan pronto di un paso fuera de la parte trasera del camión, un poderoso temblor y explosión sonó. Un carro a prueba de balas fue mandado a volar por un torrente presurizada creada por una lanza de oro. Esto era, por supuesto, cortesía de la Valquiria Karen. ¡El carro probablemente les pertenecía a los refuerzos de Espíritu Maligno, pero ella no tenía piedad! El carro a prueba de balas fue estacionado al costado como una barricada, pero un agujero fue atravesado en su costado, el pesado carro rodó, y aplastó a los matones usándolo de escudo. No importaba que estuvieran armados con pistolas automáticas y escopetas. El aterrador oro volvió más y más carros a prueba de balas en chatarra antes de que pudieran apuntar sus armas.

—¡Maldición, Karen ni siquiera está intentando ocultar su identidad!

—Usted especuló que ella podría escapar al cielo para evitar represalias, pero parece que ella es simplemente demasiado poderosa como para que eso le importe.

Otra gran explosión sonó, y un pedazo de metal más grande que una tabla para cortar giró pasando justo por mi mejilla. Incluso sólo observar ponía mi vida en peligro, por lo que no podía simplemente pretender que esto no era de mi incumbencia. Ya fuera que realmente ayudara o no, me agaché mientras me marchaba.

El siguiente camión blindado estaba a unos 400 metros de distancia. Debido al ataque desenfrenado de Karen atrayendo toda la atención, no había ningún matón ahí.

Circulé detrás del camión, y me presioné contra la puerta de metal.

—La abriré.

—Claro.

A diferencia de antes, no había un asesino yaciendo en espera adentro. Sólo encontré los estantes de acero y estuches.

—Encontremos a la Representante de la Clase. Revisa sus patrones al caminar.

Saqué todos los estuches y los abrí. Había animales como una comadreja con un cuerpo alargado, pero también cajas llenas con muñecas de trigo.

Sin embargo…

—No. No detecto ningún patrón que encaje. Estas almas les pertenecen a otras personas.

—¿¡Después de todo esto!? ¿Estás segura que el ejemplo que estás usando es el correcto? ¿Qué videos usaste?

—Si está insatisfecho con mi precisión, entonces compárelos usted mismo. Hmph (・Д・) ¿Ehhh?

—…Veo que tu habilidad para quejarte está evolucionando.

La velocidad de aprendizaje del programa era aterradora, pero tenía que concentrarme en otro lado. Karen originalmente había destruido tres camiones blindados además de algunos camiones guardaespaldas. Había revisado dos de esos, por lo que el camión final sonaba como el más sospechoso. No sólo para encontrar a la Representante de la Clase, sino también para ser eliminado por el ataque de Espíritu Maligno.

Para ponerlo de otra manera, lo que quería tenía que estar en ese tercer camión.

Me motivé a mí mismo a eliminar la sensación irremediable de esfuerzo desperdiciado, pero entonces sentí algo jalando del fondo de mis pantalones.

Casi había pisado…algo del tamaño de un gatito. Era una masa de piel con muchos globos oculares. Para ser franco, no era nada lindo.

—Soy Taisui. ¿Podría salir ahora?

—Apresúrate a salir. Y no dejes que ningún mal humano te atrape de nuevo.

—…(*Chispa*, *chispa*, *chispa*, *chispa*.)

—¡No, no estoy esperando una recompensa como en una vieja historia! ¡¡Realmente sólo quiero que te vayas de aquí!!

Parecía haber otros Archienemigos capturados en el mismo camión, por lo que tuve a los más grandes cargando los estuches de muñecas de trigo antes de que comenzara a correr hacia el camión final.

—Como sea, ¿qué piensas?

—Esa pregunta es demasiado confusa. ¿Me está probando? —preguntó Maxwell.

—No, no lo hago. Espíritu Maligno es un mercado negro gigante con orígenes en el Vudú, ¿cierto? Y, sin embargo, no hemos visto casi nada de eso en forma de maldiciones y ocultismo.

—Había muñecas de Vudú en esos estuches. ¿Ya nos olvidamos de las cosas, abuelito? ( ́・ω・)

—¿Ahora te estás burlando de mí? ¿Tienes algún resentimiento? ¿O es esto una peligrosa fase rebelde de IA? Como sea, no hubo ningún arma oculta. A pesar de que llegamos a una era donde chicas de escuela están usando maldiciones para adquirir almas para sacrificar.

—Debido a la asociación Zombi, podría estar pensando en una religión primitiva de una era anterior, pero el Vudú en realidad controló una nación entera durante la era de la Guerra Fría. Sólo busque por “François Duvalier”, “presidente” y “reinado oculto de terror”.

—Mejor no miro eso porque sé que lo lamentaría, pero, ¿estás diciendo que no están confiando en el ocultismo?

—Sólo estoy usando una página web de una organización de derechos humanos como fuente, pero el régimen del Vudú aparentemente estableció un reinado de terror usando maldiciones y violencia directa de soldados armados. Parece que usaron una organización conocida como Tonton Macoute para castigar y controlar a sus personas, pero ese también es el nombre de un monstruo de Vudú.

—…Así que, todo lo que necesitaban para sus metas era tratarlo como un milagro del Vudú, ¿hm?

—Originalmente era la religión sincrética definitiva que tomaba los dioses de otras religiones.

¿Era un prejuicio encontrarlo extraño cuando ningún Zombi o elemento ocultista aparecía cuando se lidiaba con el Vudú? De vuelta en la tierra natal del Vudú, usar carros blindados y ametralladoras contaba como Vudú. Ese régimen aparentemente era del tiempo de la Guerra Fría, pero en estos días, algunos podrían decir que manipular la opinión pública con bots en redes sociales y bombas inteligentes a GPS eran Vudú.

…Eso quería decir que no tenía forma de predecir qué había dentro de esta caja de sorpresas.

La cabina del camión estaba aplastada después de chocar contra grueso concreto reforzado, apoyado por la autopista elevada. Las puertas seguían cerradas, por lo que ignoré la cabina. Me abrí paso al espacio de aluminio cerrado en la parte de atrás.

Un líquido rojo oscuro estaba goteando del ligero espacio debajo de las puertas dobles cerradas.

—Advertencia.

—…¿Es esto también parte del misticismo del Vudú? ¿Tendrás una maldición cuando tocas sangre contaminada o algo así?

—Sólo estaba tratando de decirle que considere el riesgo de una enfermedad infecciosa. (ノД`) ¡Por Dios!

—Ya no se te permite usar emoticones.

Decidí tratar de no tocarla. Con duda me acerqué a la puerta, y agarré la gran palanca.

Y entonces noté algo.

—¿La cerradura…?

No estaba abierto. Mi tensión creció. Mi garganta estaba antinaturalmente seca, y mi pulso se estaba elevando. Con esto y la sangre fresca goteando debajo de la puerta, no quería saber qué encontraría adentro.

Reuní sólo un poco de fuerza, pero el desagradable chirrido era muy incómodo. Después de abrir unos cuantos centímetros; ¿o milímetros? Pude sentir el aire pegajoso intenso saliendo de golpe a mí desde la brecha. Este camión claramente era diferente de los demás. Algo estaba pasando aquí. Pero, ¿exactamente qué era? Ya que todavía tenía que encontrar la muñeca de trigo conteniendo el alma de la Representante de la Clase, tenía que estar aquí.

—Maxwell…

Sostuve mi Smartphone a un costado, y usé mi otra mano para lentamente, muy lentamente, jalar la puerta de aluminio hacia mí.

Si algo salía de golpe hacia mí como antes, planeaba golpearlo con una luz brillante.

Pero no hubo necesidad de eso.

—¿¡Eeh…!?

Había un increíble hedor que se sentía como un muro solido. Era un olor oxidado que me hacia pensar en una forma roja peligrosa. El interior de este camión tendría que haber sido el mismo que los otros, pero algunos de los estantes de acero se habían caído, y los estuches estaban esparcidos. Algunas de las tapas se habían abierto, pero no había pequeños Archienemigo volando alrededor.

—…Tenía miedo de compartir el mismo espacio de lo que fuera que estuviera aquí.

No quería entrar.

Pero tenía qué.

Si los estuches habían tirado sus contenidos, ¿qué le pasó a la Representante de la Clase? Ella tenía que estar en este camión final.

Hice brillar la luz trasera de mi Smartphone dentro de la zona sin vidrios, y seguí las gotas de sangre tiradas hasta su fuente.

—…

Era una de esas tres malditas chicas. …¿Cuál era esta?

Como fuera, era una de ellas.

Oh, así que, después de completar el rito de paso, ella realmente se había vuelto un miembro de esa vaga organización secreta conocida como Espíritu Maligno. No tenía más que odio para ella.

Como fuera, una chica de mi edad yacía boca abajo sobre el piso. Uno de los estantes de acero había caído sobre ella. Ya que iba con las manos descubiertas, tenía dudas de tocar algo, y dejar huellas aquí.

…¿Pero sólo era una de las tres?

¿Qué les había pasado a las otras dos? Había revisado todos los tres camiones originales, pero no lucía como si cada una hubiera subido a uno diferente. ¿O se habían escabullido en vehículos de guardaespaldas? Dudaba que Espíritu Maligno tuviera de prioridad a esas tres diferentemente.

No.

¿O…?

—…Gh.

Mis hombros se tensaron cuando escuché un ligero gemido. ¿Quién había sido? ¿La chica que podía ver ahí tirada o alguien más? Debería haber estado feliz de descubrir que había más sobrevivientes, pero no podía detener la pesada presión en mi estómago.

Tenía que mirar esto racionalmente.

¿Cuántas personas estaban aquí y qué tan peligrosas eran?

—La chica tirada debajo del estante de acero es Hishigami Ai, —dijo Maxwell. —Parece que todavía sigue respirando.

Oh, así que esta era Hishigami Ai. Ya veo, ya veo.

—Pero no creo que ese gemido proviniera de ella, —dije. —Provino de más al fondo.

Subí al espacio cerrado mientras hacía lo mejor para no tocar nada de sangre. No podía bajar mi guardia incluso cuando la chica estaba tirada. Ya había visto muchas armas proyectiles tales como pistolas.

…No es que pudiera hacer algo si ella sacaba una pistola.

Sentía como si estuviera buscando en la jungla por la noche con sólo una lanza improvisada para defenderme contra cocodrilos, pero me abrí paso de los estantes de acero caídos y estuches esparcidos. Ligeramente pateé la cabeza de Hishigami Ai donde yacía boca abajo, y continué después de confirmar que ella estaba inconsciente.

¿Estaba siendo desagradablemente racional o la tensión extrema había freído los cableados en mi cerebro? ¿No sólo casualmente había pateado a una chica en la cabeza?

Miré alrededor de un estante inclinado diagonalmente para mirar más al fondo, y vi algo como una gran muñeca recostada contra el muro de aluminio.

No, era una chica de preparatoria sentada sobre el piso con las extremidades tendidas y la cabeza inclinada.

Hishigami Ai estaba tirada debajo de los estantes, por lo que quedaban Andou Star y Sagawa Akemi. Esta era, am…

—En base en la información de la guía de estudiantes del director en el servidor de la institución, esa es Andou Star.

Ya veo.

No era que importaba.

—¿Quién…eres tú…? ¿Alguien de la escuela…?

Dudé en contestar. Era obvio por mi uniforme, pero traté lo mejor para negarlo.

—¿Realmente piensas que me aventuraría a un lugar tan peligroso mientras uso el uniforme de mi propia escuela?

—Ja…ja. No es como si hubieras tenido el tiempo de pensarlo todo así…

…Mi truco barato no funcionó.

—Akemi huyó. Maldición, dije que deberíamos ayudar a Ai, pero nos abandonó como si le fuéramos una carga…

—Para ser honesto, no me importa. Su triste historia no me va afectar. ¡No me importa una mierda si se unieron al mercado negro para salvar a tu madre enferma o si era necesario para salvar a las 7 billones de personas en este planeta! ¡¡Tengo asunto con el sacrificio que ofreciste a Espíritu Maligno!!

—…Oh, así que es sobre eso.

Ella dio un respiro superficial, y rio con sangre goteando de su cabeza, y con uno de sus ojos cegado. Sólo pude suponer que la tercera amiga la había golpeado con alguna clase de arma.

—Eso es como el contrato conectando a un miembro de la organización. Cuando Akemi salió corriendo buscando por ayuda, ella se la llevó…

—Mald…

¡¡¡¡Maldición!!!!

—¿¡A dónde se fue con la muñeca de trigo de la Representante de la Clase!?

—¿Cómo se supone que sepa? Pero si la encuentras, ¿podrías hacerla pagar por Ai y por mí también? Ella no es del tipo que le importa si un chico trata de forzarse sobre ella, así que realmente sólo necesitas apuñalarla unas cuantas veces…

Sus valores no tenían sentido para mí. Tenía problemas en creer que íbamos a la misma escuela. A diferencia de una cortada obvia, no estaba seguro de qué hacer con una herida en la cabeza, por lo que, no había nada que pudiera hacer. Y con Karen y Espíritu Maligno teniendo su tiroteo afuera, no tenía sentido llamar una ambulancia. Los profesionales llegarían sin ninguna asistencia. Aunque con los obvios crímenes sucediendo significaría que toda la información sería compartida con la policía.

Serían rescatadas, y después arrestadas.

Dejé el camión blindado, levanté mi Smartphone y lentamente giré alrededor. Traté de grabar todo a mi alrededor.

—Maxwell, ¿puedes descubrir algo?

—Hay un camino de huellas probablemente dejadas por alguien que piso una piscina de sangre. Aunque es tan obvia que podría ser una trampa.

—…

Cuando veía el escenario a través de la pantalla, un color destellaba encima de las huellas de sangre. Y al seguirlas conducía a…¿qué era eso? Había una puerta de metal en el fondo del grueso concreto reforzado apoyando la autopista elevada.

¿Era la entrada a un almacén que conducía al subterráneo?

¿Hm? ¿¿¿Una puerta conduciendo al subterráneo en esta ciudad???

—Podría ser parte de la red de túneles creada por la antigua infraestructura de secuestro de la Cruz Brillante, —dijo Maxwell.

—¡Si es así, ella podría haber escapado a cualquier lado en esta ciudad, maldición!

Valquiria Karen estaba…concentrada en su legendario tiroteo con los humanos. Dudaba que ella vendría si le llamaba, y permitir que esa diosa de la destrucción se acercara sólo pondría en peligro el alma de la Representante de la Clase.

Era arriesgado, pero tendría que hacerlo por mi cuenta.

Frenéticamente corrí hacia la puerta de metal.

No me importaba Sagawa Akemi. ¡¡Ella era libre de escapar al otro lado de Marte, y reír triunfantemente si ella quería, pero no podía dejarla llevarse a la Representante de la Clase!! ¿¡Por qué no ella podía arruinar su vida sin arrastrar a otras personas!? Eso era lo único en mi mente mientras me agachaba, y corría a través del campo de batalla debajo de la autopista elevada.

La puerta de metal no estaba cerrada.

La abrí, y encontré estrechas escaleras de concreto dirigiéndose hacia abajo. …Había más debajo. Lo más probable es que encontraría una gruesa puerta redonda como las usadas para proteger bóvedas de bancos.

No se me dio el tiempo de tragar saliva y reunir mi resolución.

Sin advertencia, alguien me agarró del hombro por detrás, y me giró a la fuerza. No, no terminó ahí. Un tremendo impacto pasó por el puente de mi nariz, y el color blanco llenó mi visión.

Un muy mal golpe aparentemente no te enviaba a volar como en un manga. Mis rodillas se pusieron débiles, y caí directamente.

¿Qué…?

¿Quién…?

—¡Ya basta, Onii-chan! ¡¡Fuguuu!!

Esta era una gran sorpresa.

Antes de que mi visión se recuperara, la voz de una chica familiar llenó mi cabeza con un exceso de información.

—¿Eh? ¿¡A-Ayumi!? ¿¡Po-por qué!?

—¡Las noticias en línea está teniendo un día de campo con la explosión del zoológico y la persecución automovilística! ¡Y justo cuando estoy pensando “de seguro no”, recibo un email de mamá! Y, ¡Ta-dah! ¡¡Eso lo confirmó todo!! ¡Onii-chan, podrías haber aceptado los riesgos, pero, ¿alguna vez te has detenido a pensar qué sentiríamos nosotros, la familia del sospechoso, en un serio accidente?!

Ese nivel ridículo de explosiones y persecución automovilística de películas de Hollywood lo había hecho la Valquiria Karen, pero ella podía escapar al cielo en cualquier momento. Si no podía probar objetivamente que era inocente, yo sería el que tendría más problemas.

—Como sea, ¿hay alguna razón para que me golpees en la cara incluso antes de decir hola? Las chicas deberían dar cachetadas en su lugar.

—Tengo cerca de 10 veces más la fuerza muscula de un humano, por lo que una cachetada seria de parte mía haría girar tu cabeza 360 grados.

—¿¡Y qué hay de la escuela!? ¡Vas a una prestigiosa escuela de chicas, ¿no?!

—¡Fuguu! ¡No quiero escuchar eso de ti, Onii-chan!

Mi visión finalmente regresó mientras me sentaba patéticamente en el suelo. Toqué mi rostro, y descubrí que mi nariz no estaba sangrando o estaba quebrada. …Aunque eso me hacía preocupar sobre que mi hermana menor, quien era lo bastante familiar con la violencia, supiera exactamente qué tanto contenerse.

La chica bajita con coletas enroscadas puso sus manos sobre sus caderas mientras vestía su uniforme escuela, el cual lucía como lo mejor de ambos mundos entre un uniforme de marinero y una doble chaqueta.

—Así que, ¿qué tan lejos has llegado para rescatar a la Representante de la Clase? Acabemos con esto, y volvamos a poner las cosas en orden.

—¿Me ayudarás…?

—Contactar a mamá por ayuda definitivamente fue un error, Onii-chan. Necesitamos solucionar esto antes de que ella aparezca, y cause una pequeña catástrofe.

—¿¡Ehh!? ¿¡Qué está pasando en casa!?

—Preferiría no pensar en ello. Así que, ¿necesitamos usar esa ruta subterránea? ¡¡Si conoces el camino, entonces vamos!!

[crucial notice] Una Advertencia de una Empresa Comercial Respecto a los Bokors [on the pinup board]

Un Bokor es alguien que ha dominado el Vudú, pero usa sus técnicas secretas para propósitos malignos.

(Cuando se negocia, muestre respeto para evitar malos términos tales como “maligno” y “perverso”.)

Se dice que son una versión caída de los sacerdotes apropiados conocidos como Hougan, o de la aterradora otra cara del Hougan cuando exigen castigo.

La creación de los Zombis es clasificada como el trabajo de Bokors tomando prestado el poder de los aterradores dioses Petro.

(Nota: Los Archienemigos Zombi modernos no son puramente sus creaciones. Los Zombis que conocemos son creados por una mutación patógena conocida como Polvo Agudo Zombi, el cual fue creado cuando los químicos usados en sus deberes sacerdotales destruyeron los lazos de un virus local. Asegúrese de no confundir los dos conceptos.)

Cualesquiera que sean sus metas, un Bokor ha dominado su arte tanto como un Hougan. Pasan por el nivel de Hounsi y Kanzo antes de ser aceptados como un sacerdote, al punto de que las llamas no pueden tomar sus vidas, reciben el poder de muchos dioses conocidos como Mystères, y adquieren el carisma necesario para gobernar una nación entera.

Son conocidos por las habilidosas técnicas químicas vistas en la creación de Zombis, y el envenenamiento de limas, al igual que las técnicas de control del alma vistas en muñecos Vudú y sacrificios vivos. A pesar de lo que el entretenimiento occidental le hubiera hecho pensar, son muy hábiles manejando los cuerpos vivos.

Además, el Vudú piensa del cuerpo humano (físicamente y espiritualmente) como si estuviera hecho de cinco componentes. Y por supuesto, los sacerdotes manipulan esos cinco componentes para trabajar en su favor y contra otros.

A %d blogueros les gusta esto: