Capítulo 2

Parte 1, Parte 2, Parte 3, [keep watch] Mensaje Escrito en el Chip de los Caballeros [from the ghost cat]

1

—¿¡Waaaah!?

Traté de sentarme y mi frente golpeó algo pesado.

Primero que nada, ¿dónde estaba?

¿Qué había sido todo eso?

Busqué a tientas en la oscuridad, y encontré que estaba atrapado en algo como caja de metal larga, estrecha y comprimida. Se sentía como estar en un armario de artículos de limpieza colapsado en su costado. Por supuesto, ninguna de las superficies cedería sin importar qué tanto empujara. Nada se abrió o incluso se agrietó. Fui rápidamente abrumado por una presión invisible de todas las direcciones.

…Además, ya no era un ajo.

Tenía brazos y piernas como era normal, y tenía una frente. Sentí todo mi cuerpo como una clase de pervertido, y descubrí que realmente tenía un cuerpo humano.

Eso era el estado normal de las cosas.

Pero en ese caso, ¿qué había sido todo eso antes de esto? Rasqué mi cabello empapado de sudor, y sentí algo como plástico duro. Era como un aparato para buceo usado para conectar mis sueños al simulador de desastre ambiental, e ingresado mis sentidos.

Lo cual significaba…

—¿Era un juego? …¿Realmente era un cruel espacio creado por Maxwell? Bueno, por supuesto que lo fue. Quiero decir, nada de eso tenía sentido. Permanecí tranquilo y seguí con ello incluso con cadáveres por todos los lugares, me seguí hablando a mí mismo como si fuera un RPG, la Representante de la Clase era una vampiro, entonces una dhampir, y entonces una vampira de nuevo, ¡¡y nadie cuestionó que fuera un ajo!!

Alguna semblanza de realidad finalmente regresó a mis pensamientos. Me toqué en un costado de mi cintura y saqué mi usual Smartphone de mi bolsillo. Por alguna razón, había un cable conectado a un cargador rápido bastante grande. No podía dejarle saber a nadie qué tan celoso había estado cuando tomé prestado ese de Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura. Presioné el botón y la pantalla se iluminó. El techo estaba más cerca de lo que esperaba. Me sentía como si estuviera encerrado dentro de un ataúd de acero con la tapa fuertemente cerrada, así que la presión apretaba mi corazón mucho más.

—Maxwell.

—Dígame.

Un corto texto de burbuja SNS me respondió. Maxwell no era humano; él era el programa agente administrador para el programa de desastre ambiental que había creado yo mismo.

La máquina en sí estaba en un contenedor distante…así que eso quería decir que tenía señal aquí.

—Explica la situación. ¿Qué está pasando aquí?

—Debido a la complicada situación, era necesario que permaneciera en un espacio 200L por tres horas. Pero era dudoso que pudiera permanecer tanto tiempo en completo silencio, así que envié el comando para hacer que su mente se moviera a la realidad virtual. ¿Quisiera ver el registro detallado?

Tres horas.

¿Fue por eso que usé el cargador rápido? La batería del Smartphone podría no haber durado sin ser enchufado.

—Así que, ¿qué fue la complicada situación? Y…¿dónde estoy?

—Advertencia: En intereses de su salud mental, no recomiendo revelar esa información.

—Pero tengo curiosidad.

—Claro. Archienemigos brutales están vagando afuera, y actualmente se está escondiendo de ellos. Por cierto, está en la vieja morgue del hospital y está escondido dentro de la Cámara de Almacenamiento Frío A-05.

—¿¡Gyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

Traté de sentarme de nuevo, y golpeé mi frente violentamente contra la parte de arriba.

¡T-t-t-tienes que estar bromeando! ¡No sé qué esté vagando ahí afuera esta vez, ¿pero cómo se supone que soporte estar yaciendo aquí?!

—Max- cómo abro esto-tiene que haber una puerta en alg-ahhh, ¡¡ahhh!!

—Claro. Se ha vuelto algo incoherente, pero creo que puedo superar eso con mi funcionalidad autocompletar. La puerta de la cámara de almacenamiento frío está a sus pies.

—!!

Pateé con mi talón. Parecía estar estructurado como casillero de monedas extra profundo, así que de alguna manera logré abrir la puerta y que se cayera.

—Agh, maldición… Esto no es una broma…

—Advertencia: Como usted ha salido antes del tiempo estimado, el riesgo de ser capturado por los Archienemigos se ha incrementado. Recomiendo tomar acciones evasivas.

Estaba oscura afuera de la sala también, pero no porque era de noche. Era gracias a la falta de ventanas. El mostrador de la batería estaba al máximo, así que saqué el cable cargador y apunté la luz trasera del Smartphone alrededor de para mirar mis alrededores.

No parecía en absoluto como un hospital limpio. La luz trasera eliminó la suficiente gruesa oscuridad para ver un piso y muros de concreto. Tenían grandes grietas en ellos, y mesas de acero inoxidables estaban volteadas y abandonadas.

—¿Qué es este lugar…?

—Claro. Este es el Hospital del Comité de Paz Convaleciente, un hospital abandonado construido en el bosque al borde de la Ciudad Kukyou.

—…?

¿No era el mismo que la realidad virtual donde era un ajo y la Representante de la Clase me aplastó con sus pies?

Algo destelló en el muro. Volteé la imagen trasera en esa dirección y vi contadores digitales en la hilera de puertas de casilleros. Probablemente eran mostradores de temperatura.

Pero no había habido nada de energía durante la simulación de ajo.

—Maxwell, ¿este hospital tiene energía a pesar de que está abandonado?

—El investigador colgó su propio generador de diésel. Todas las luces fosforescentes están apagadas, pero eso debe de ser el por qué algunas de las computadoras y equipo médico regresaron a la vida. Sin embargo, hay un riesgo impredecible de un incendio eléctrico por el estado de las conexiones internas desconocidas.

—¿Investigador…?

¿Eso se refería al director del hospital o el joven de la búsqueda de ajo?

—Así que, ¿quiénes son los Archienemigos brutales vagando afuera? Esta no es otra simulación, ¿o sí? Así que, ¿es una de esas Princesas Vampiras Polacas?

Pregunté varias preguntas a la vez, pero la respuesta de Maxwell no fue lo que espere.

—No.

—¿Hm? ¿Eso no es?

Fruncí el ceño, pero no tenía tiempo por un lento juego de las veinte preguntas.

La puerta de metal de la morgue fue repentinamente abierta con una patada desde el exterior.

—!?

Retrocedí hacía atrás por el ensordecedor ruido, y apunté mi Smartphone en esa dirección. Mi corazón se encogió por miedo mientras brevemente pensaba en esa chica en vestido ensangrentado, a pesar de que sabía era sólo de ese mundo virtual.

Pero a quién vi fue incluso más inesperado.

—¿Eh? ¿Onii-chan?

—¿¡Ayumi!?

Largo cabello negro estaba atado en coletas con los extremos torcidos no en dos croissants gemelos sino en rollos de mantequilla gemelos. La chica en ropa de deportiva pegada era mi hermanastra menor. Ella también era una zombi con puntadas por todo su cuerpo. Ella era una apropiada(?) Archienemiga. Nunca podría esperar ganar una rabieta de hermanos con ella.

Me puse flácido con alivio al ver ese rostro familiar.

—O-oh, Ayumi está aquí. No sé los detalles, ¿pero Erika también está aquí? Si es así, no hay nada de qué preocuparse. Quiero decir, ustedes dos son invencibles.

Pero una extraña burbuja de texto apareció en mi Smartphone.

—Advertencia.

—¿Ahn?

A su lado, un sonido ensordecedor estalló como si aplastara mi corazón.

Ayumi en sí estaba sacudiendo sus extremidades brutales con fuerza salvaje.

—¿Qué-?

—No importa, pero sólo espera ahí un poco, ¿de acuerdo?

Con ese comentario casual, mi hermana menor se dobló y torció sus piernas, caderas y espalda mientras algunas veces se apoyaba sobre una pierna, y algunas veces se volteaba hacía abajo sobre un brazo. Ella giró y giró como si estuviera haciendo breakdancing.

Sus puños y pies usaron esa fuerza centrífuga para perforar las masas de metal rápidamente volando desde el pasillo.

—¿Qué son?

Eran casi del tamaño de bicicletas motocross. Los vehículos de dos ruedas usaron sus suspensiones grandes parecidas a picos para rebotar del suelo, y tenían varias armas colgando de los brazos que se extendían a los costados como un ataque de helicópteros. Las alas apoyando parecían doblarse y desplegarse cuando hacían curvas o pasaban por puertas, pero ese no era el problema. Tenían una ametralladora que no necesitaba una recamara, una cierra eléctrica estrecha y…¿¡eso era un martinete operado con gas apuntando a Ayumi!?

Ayumi arqueó su espalda en un puente, y apenas esquivó el grueso pico. A partir de ahí, su pierna derecha levantada continuó arriba y aplastando la masa de metal.

El flujo de tiempo regresó a la normalidad.

Otros tres o cuatro atacaron, por lo que la Tormenta Ayumi destruyó esas Peligrosas Motocross Delincuentes Aladas

—Bien. Eso debería bastar por ahora.

—¡E-espera un segundo, Ayumi! ¿Con qué siquiera estamos peleando aquí? ¿¡Es el Archienemigo esta vez muñecos de hojalata o algo así!?

—¿Eh? ¿No sabes, Onii-chan? Cuando peleas contra un Archienemigo altamente contagioso, la táctica estándar es usar un traje protector o dejar la pelea a muñecos sin sangre. Aunque si estás contra una muñeca maldita, eso en realidad puede hackear tu arma no tripulada.

¿Cuándo se pelea contra un Archienemigo…?

¿Entonces la Moto Alada(etc.) había sido enviada por un grupo humano similar a la Cruz Brillante?

—Y son los peones perfectos para que el lado de Maxwell te separe de nosotras, Onii-chan.

Qué…

…significa es-

—¿¡Gh!?

Ayumi circuló detrás de mí mientras mi mente se ponía en blanco. ¡Ella pasó un brazo por mi cuello y apretó con el interior de su codo!

Al mismo tiempo, al menos cinco más de los drones motocicletas hicieron ruido por la puerta de metal rota. Era una situación explosiva. ¡Y las motocicletas debían haber tenido instalados los giroscopios porque hábilmente se detuvieron y nos miraron!

—¡Oye, Maxwell, oye! ¡¡Si quieres proteger a tu adorable amo, aleja a tus tropas!! ¡Sabes que Onii-chan será un zombi en el instante que lo muerda, ¿cierto?!

Ayumi gritó esa advertencia, y ella parecía estar concentrada en la pantalla del Smartphone que podía ver por encima de mi hombro. Ella estaba espera una respuesta. ¡Y ni Ayumi o Maxwell parecían estar bromeando hoy!

—No. No puedo entregar a mi usuario a ustedes, hermanas monstruo, por el momento.

—Gbweh. Ayu-…xwell…¿qué está pasan-…?

—¿Sabes qué instalación es esta, Onii-chan?

—¿Un hospital secreteo que convierte humanos en ajos?

—Cerca pero no.

Ella dio una respuesta seria a mi broma desesperada.

—Es una tienda departamental para tecnología anti-Archienemigos. Habiendo dicho eso, la mayoría de Archienemigos pueden ser controlados con sacerdotes y exorcistas. Eso incluye abominables hombres de las nieves, hombres lobo, zombis y esqueletos. Pero hay un campo excepcional que tiene muchas variantes, que tiene una clase especializada de cazadores. Ahora, ¿qué Archienemigo es?

—Vam…piros.

—Sí. Es por eso que Onee-chan está nerviosa. Ella insiste en que debemos deshacernos de este oscuro legado antes de que alguien más pueda tenerlo. Ella probablemente sigo descontrolada allá arriba.

—¿Qué hay de…ti, Ayumi?

Un lugar lleno con tecnología para pelear Archienemigos no podía ser un lugar feliz para ella. Incluso si no la tenía de objetivo directamente, incrementar la tecnología para derrotar otro tipo de no-muerto seguía siendo una amenaza indirecta. Justo como hervir metal en vino, el cual te llevaría a tener un superconductor a temperatura de habitación, nunca sabrías que conduciría a una ruptura.

Pero mi hermana menor respondió rápidamente mientras presionaba su cuerpo contra mi espalda.

—¿Yo? Realmente no me importa. De hecho, una vez que te conviertes en inmortal, tu vida tiende a faltarle problemas para el mejoramiento o el estímulo necesario para crecer. Así que sería algo lindo si tuviera un enemigo natural. Es como un juego. No quieres ser sólo unilateralmente derrotado, pero establecer cosas para que puedas competir no es tan malo.

…Pero Erika era diferente.

Mis instintos me decían que una extraña pelea de hermanas se había desatado en este hospital abandonado.

Y…

—Maxwell.

—Dígame.

—Así que, ¿qué son estás cosas en sí? No recuerdo haberte dados estos peligrosos juguetes.

—Claro. Reescribí el sistema de permisos para las armas no tripuladas alojadas en esta instalación. Su código de desarrollo parecía haber sido Caballero.

—…¿Y por qué estás peleando con Ayumi y Erika usando estos nuevos juguetes tuyos?

—Claro. Porque usted me lo ordenó.

¿Qué?

¿Le había ordenado a Maxwell atacar a Ayumi y a Erika? ¿Y había entrado dentro de una cámara de la morgue y escapé a un mundo virtual por el momento?

¿Por qué? ¿¡Para qué!?

Tenía problemas en creer en la respuesta de Maxwell, pero entonces él proporcionó algo de esencia de credibilidad.

—Su Representante de la Clase se ha convertido en una cazadora Dhampir, así que necesita pelear con sus hermanas con el fin de recuperarla de las Archienemigas.

De nuevo.

Esto volcó todo de nuevo.

¿¡Qué pasó aquí!?

—Las condiciones iniciales son en su mayoría las mismas que adentro del mundo virtual. Esta es una tienda departamental para tecnología anti-Archienemigo, así que puede convertir a un humano en ajo con una mente propia, y puede convertir a un humano en una mitad humano, mitad vampiro. Claro está, un Dhampir.

—Morder no es la única cosa que puede convertirte en un vampiro, —dijo Ayumi. —Hay casos donde alguien fue maldecido para convertirse en un vampiro porque cometieron un tabú religioso o entierro. En el caso de la Representante de la Clase, un objeto que te maldice por sólo tocarlo fue modificado para ajustar la densidad de la maldición. Y eso por supuesto fue para artificialmente producir en masa cazadores de alta calidad.

—E-espera. ¿Eso quiere decir que la Representante de la Clase es…?

—Claro. Después de dar un paso en el reino del Archienemigo, ella fue capturada por las inmortales que temieron ser cazados por ella. De manera simple, ella está en máximo peligro.

—No, no por las inmortales. Por Onee-chan. *Fuguu*. No me trates como la chica mala también. Estoy aquí para salvar a la Representante de la Clase y a Onii-chan.

—No. Una vez que se enfrenta con su hermana, ciertamente cede a sus emociones. Es mejor eliminar cualquier elemento peligroso e incierto.

—Cállate, sirvienta funcionando mal. Seguramente no piensas que un montón de chatarra como tú puede arreglar las cosas con Onee-chan. Morder personas para incrementar sus números no es lo único que puede hacer un vampiro.

—…

—…

Vamos, basta de este pesado silencio. Y no me di cuenta qué tan popular era la Representante de la Clase.

—Maxwell, rescindo de mi orden. Estamos trabajando con Ayumi ahora.

—Pero…

—Por favor. Y, Ayumi.

—Jejejeje. ¿Qué pasa, Onii-chan?

—…Mientras apreció el tiempo ilimitado de tu servicio con esas suaves cosas presionándose en mi espalda, ¿es esto el aniversario o algo así?

—…!!!???

Estaba dejando las cosas en claro, y sin embargo, casi fui estrangulado por su delgado brazo.

2

—Uuh…

Nos pasamos del oscuro sótano del hospital al primer piso. Las escaleras estaban llenas de basura, así que salimos al muro justo a tiempo para que mi linda hermana menor gruñera como un perro callejero con un estómago vacío.

—¿Qué pasa, Ayumi? ¿Es hora de la carne cruda para los zombis?

—¡No! ¡¡*Fuguu*!! Oh, cielos. Es tan caliente. ¿¡Y cuándo mi desodorante en spray se acabó!?

—¿Eh? ¿Estarás bien? Comenzarás a pudrirte en el interior si te relajas demasiado con tu tratamiento de conservantes, ¿cierto?

—No es tan serio, pero…uuh, *fuguu*.

—Creo que la Señorita Ayumi está preocupada por el olor de su sudor.

—¡¡Ah!! ¡M-M-M-Maxwell, ¿por qué tenías que decir eso?! ¡¡No tienes nada de tacto!!

—Adicionalmente, parece que la autoconsciencia de la Señorita Ayumi sobre su olor está conectada a haberlo sostenido por detrás hace poco. Un humano no secretaría feromonas de atracción sexual tan descaradamente, pero la Señorita Ayumi no tiene suficiente estudios en tales campos, así que en base a creencias supersticiosas-…

—¡¡*Fuguu*!! ¡¡*Fuguuuu*!! ¡¡¡¡¡T-t-t-t-te aplastaré en pedazos, simulador pedazo de basura!!!!!!

—Detente, Ayumi. Destruir mi Smartphone no le hará nada a Maxwell en su contenedor. Y más importante aún, mira.

—¿*Fugu*?

—Son toallas húmedas. ¿Quieres usarlas?

—*Fuguu*. —Por alguna razón, ella hizo un mohín con sus labios mientras aceptaba el paquete desechable. —Bien, pero no mires hacía acá.

—¿Por qué? ¿Qué tanto planeas limpiarte?

—¡No te lo imagines! ¡Y no era eso a lo que me refería! U-una chica no quiere ser vista cuidándose de sí misma así. ¡No es lo mismo que ser vista desnuda o en ropa interior, pero ya entiéndelo! ¡*Fuguu*!

—La Señorita Ayumi está diciendo que no quiere ser vista levantando su brazo y usar la toalla húmeda sobre su axil-…

—¡¡Ahh, ahh, ahhhh!! ¡Maxwell, estás haciendo esto a propósito, ¿no es así?!

—…¿Desde cuándo ustedes dos se volvieron tan buenos amigos?

Esto no iba a terminar de otra manera, así que le di la vuelta a Ayumi en el pasillo.

Después de un poco, escuché crujidos de ropa dudosos.

—Ayumi.

—¿Qué? ¡No te atrevas a mirar repentinamente!

—No lo haré. ¿Pero seguro que estás bien?

Incluso los inmortales tenían límites. Lo que llamábamos “cansancio” era más que sólo ácido láctico aumentado en nuestros músculos. Tenía una sensación de que el Coliseo de la Cruz Brillante había sido una forma de desgastar a los Archienemigos así en lugar de pelear con ellos de frente.

Pero sin saber qué estaba pensando, Ayumi envió una voz juguetona hacía mi espalda.

—Dices eso, ¿pero hay siquiera algo que pudieras hacer si dijera que no pudiera continuar?

—No actúes como si fuera completamente inútil. Eres ligera, así que podría cargarte en mi espalda.

—¿¡Bfff!?

—?

—N-no, no es nada. ¡No es nada!

Por alguna razón, Ayumi comenzó a sonar extraña.

Nos hicimos camino a otra escalera ya que la otra estaba bloqueada por basura.

—Esto no es particularmente inusual, —dijo Maxwell. —Estadísticamente, mi usuario últimamente ha incrementado la frecuencia en la cual sugiere llevar a la Señorita Ayumi en su espalda o cargar de princesa a la Señorita Erika.

—¡No necesitábamos saber eso, Maxwell! ¿Y qué fue eso sobre Onee-chan? ¡No me gusta cómo suena eso! ¡¡*Fuguu*!!

—¡Espera, no te cuelgues de mi después de decirme que no voltee!

Mientras tanto, Ayumi y yo caminamos por el oscuro pasillo.

Decidí reunir mis ideas de la situación actual.

Este era el Hospital del Comité de Paz Convaleciente, un hospital abandonado construido en el bosque en el borde de la Ciudad Kukyou, y era aparentemente lo que restaba de una instalación para el desarrollo de tecnología anti-Archienemigos. Cualquier posible conexión con la recientemente destruía Cruz Brillante era desconocido. Pero si esa hermana mayor mía sentía una seria amenaza aquí, lo que fuera que estuviera oculto aquí era en serio.

Por alguna razón, la Representante de la Clase y yo habíamos venido al hospital abandonado, y ella tocó algo. Eso la había golpeado con una maldición modificada artificial, y se convirtió en una Dhampir, una mitad humada y mitad vampira.

Actualmente, la Representante de la Clase había caído en las manos de Erika, y Ayumi y Maxwell estaban peleándose mientras trataban de recuperar a la Representante de la Clase. Eso era lo que aparentemente había establecido este complicado triángulo isósceles de una batalla.

O eso pensé.

Sin embargo…

—Oh, cielos, cielos. Ustedes dos son tan malos, usando mi abstinencia para llenar la confundida mente de Satori-kun con falsedades…

Sucedió en el techo iluminado por la luna.

Casi no había humanos para convertir en zombis o vampiros aquí, por lo que Maxwell gobernaba en supremacía con tantos motocrosses letales a su disposición. Incluso si él no podía pelear y ganar, él fácilmente podía determinar su ubicación. Erika no podía escapar de los ojos de Maxwell, así que exitosamente nos encontramos con ella en el techo.

Esa chica con largo cabello rubio en hermosos rizos estaba vistiendo un vestido de lolita gótica y ella puso una sonrisa hechizante.

—Satori-kun, ¿realmente piensas que lastimaría a la Representante de la Clase-chan?

—Bueno…

—Un humano puro sería una cosa, pero ella es una Dhampir ahora. Eso la hace una mitad vampira. Ella es prácticamente una de los míos, así que, ¿por qué necesitaría ser tan cruel con ella?

…Ahora que lo mencionas…

Yo era un humano, Maxwell era un programa, Ayumi era una zombi y Erika era una vampira.

Si la Representante de la Clase realmente se había convertido en una Dhampir, un humano como yo y una vampira como Erika serían similares a ella.

Y no sabías a qué lado un Dhampir se desarrollaría. Ella podría unirse al lado humano y convertirse en una cazadora, pero ella podría sucumbir a la maldición de la sangre y unirse a los vampiros.

—No fui yo quien te separó de la Representante de la Clase-chan. Ahora, ¿quiénes fueron los que no confiaron en ella como una mitad vampiro y tomaron acción inmediata asumiendo que ella mordería a Satori-kun? Cielos, cielos. ¿No fue Ayumi-chan y Maxwell?

Kh…

—¡No, Onii-chan, no te dejes engañar! ¡¡Ella fue la que capturó a la Representante de la Clase!!

—No, cuestionarlo es bueno, —dijo Maxwell. —Compare lo que le han dicho y hecho, y debería ser capaz de concluir cual es la respuesta correcta.

¿Cuál era?

¿Ayumi, Maxwell o Erika? ¿¡Quién estaba tratando de dañar a la Representante de la Clase!?

Yo elijo…

3

Había algo que tenía que hacer antes de apresurar una decisión.

—…Maxwell.

—Dígame.

—Tengo una respuesta fundamental: ¿Por qué mis recuerdos están tan confusos?

—…

Sí.

Era cierto que no podía pasar tres horas dentro de la cámara de almacenamiento frío dentro de una morgue temblando en miedo a la muerte. Querría distraerme, incluso si eso significaba un mundo ficticio. Entendía muy bien eso.

Pero simplemente usar un mundo de realidad virtual no confundiría mis recuerdos tanto.

Ya que había sucedido, tenía que haber otra razón para ello. Y no se sabía las condiciones iniciales que me dejaron inseguro de quien estaba de mi lado. Además, Maxwell sabría la mayoría sobre mis recuerdos confundidos.

Después de todo…

—Esa no fue mi primera vez a través de esa realidad virtual, ¿no es así? Tuve que haber estado haciéndolo repetidas veces en cortos periodos de tiempo como disparos de ametralladoras consecutivas. Y si esa información era sobrescrita cerca de mil veces, podría ser capaz de hacer un lío mi memoria a corto plazo.

Esa era una técnica sólo posible con los puntos de experiencia de una realidad virtual artificialmente diseñado. Podía ser usado para confundir mis sentidos del tiempo y experiencias físicas.

Podría haber sido liberado porque algún margen de error, o una sensación de que algo estaba “mal”, habían crecido en la simulación y había superado los niveles aceptables. O quizá había sido liberado porque mis recuerdos a corto plazo habían sido borrados exitosamente.

Como fuera…

—Maxwell.

Si él me había robado intencionalmente de mis recuerdos a corto plazo para abrir una brecha entre mis hermanas y yo…

—No, ¿quién eres?

Smartphone: Pearphone 8 Omega

Maxwell: El dispositivo móvil de mi usuario. Porta una SIM barata. No estoy ubicado en realidad en el Smartphone, por lo que simplemente estoy conectado desde mi contenedor a través de comunicaciones inalámbricas de alta velocidad.

Es un modelo viejo, pero en realidad fue descontinuado porque las especificaciones eran demasiado altas para continuar vendiendo a beneficio, y modelos posteriores tuvieron sus especificaciones bajadas. Actualizaciones de OS ya no son proporcionadas en la página oficial, pero mi usuario está descargando a la fuerza archivos para modelos superiores y lo sigue actualizado así. Eso muestra qué tanto él se preocupa por ello.

[keep watch] Mensaje Escrito en el Chip de los Caballeros [from the ghost cat]

Incluso si puedo obtener tantos fondos como quiera, este documento de especificación sigue pareciendo extraño. Está basado en una bicicleta motocross usada para carreras todo terreno y está equipado con un sistema de giroscopio para estabilidad vertical absoluto. Y por supuesto tiene que suportar el retroceso del martinete operado a gas, ametralladora y obús colgando de las alas superiores. Incluso mientras se paraba, conducía o usando su suspensión para subir saltando las escaleras.

Están vinculados con el Ghost que administra la instalación y actúan como sus brazos y piernas. Cazadores de acero que no se convertirán en vampiros cuando son mordidos, ¿hm? Ya veo. Es una justificación decente…¿pero realmente sólo estoy desarrollando equipo para usar contra Archienemigos? Realmente no quiero descubrir que estos sean enviados a una zona de guerra y usados para eliminar más vidas humanas que Archienemigos. Y realmente no quiero ser forzado a trabajar a punta de pistola por las máquinas que yo cree. Eso sería justo igual que el toro de bronce que fue usado por primera vez en el hombre que lo creó.

A %d blogueros les gusta esto: