Capítulo 2: Boss_Quest 02 “Double_Standard” Grade: ☆☆☆☆☆

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10Parte 11, Parte 12, Parte 13, Entre Líneas 2,

1

Ahora, las cosas no estaban yendo bien.

Aunque habían superado una gran batalla con la Elfa Real Sibyl, quien había jugado una variedad de cartas proporcionadas por su materialización de recuerdos residuales y habían recuperado a salvo a Buu Buu, no tenían tiempo de regresar a la Tierra para un breve descanso. No sabían dónde estaba el Sabio y aparentemente quería dejar que Sibyl perdiera para que la Elfa pudiera retirarse a salvo antes de que ella comenzara algo que sonaba verdaderamente siniestro.

Algo definitivamente iba a pasar.

Y si podían creer en la información estimada de los restos quemados de documentos que Buu Buu había pegado en el muro, el Sabio planeó convertirse en un “monstruo incluso más grande” que Ground’s Nir al controlar por completo a Lorelei, la cual le daba a su portador un poder a cambio por una ruina asegurada.

No tenían un momento que perder.

Si la meta era proteger a todos viviendo en la isla de un monstruo, no tenía caso dejar que un “monstruo incluso más grande” enloqueciera. No importaba qué lado ganara, todo sería aniquilado al final. Era como sugerir disparar un misil nuclear sólo porque tu oponente tenía uno. Esa no era una pelea para proteger.

La derrotada Sibyl fue dejada a cargo con Huldra la Alquimista Porrista mientras Beatrice, Armelina, Filinion, Wildefrau y Buu Buu se iban de la posada del pueblo. Habría causado una conmoción tener a Buu Buu caminando libremente por la posada del pueblo, así que aunque odiaron hacerlo, lo ataron en la carreta una vez más y lo sacaron.

—Así que… —la Bruja Blanca Filinion suspiró mientras removían las sogas de la carreta en la base de la montaña lejos del asentamiento humano. —¿Estás diciendo que este método secreto para controlar por completo a Lorelei está escondido en el antiguo sitio de la villa de Buu Buu?

—Tampoco lo entiendo, pero eso era lo que decían las notas del Sabio, —dijo Buu Buu.

—Eso quiere decir que el Sabio al menos creía que estaba ahí.

Buu Buu se levantó de la carreta y puso sus pies sobre la tierra oscura.

—No sabemos dónde está Lorelei ahora, así que no podemos yacer esperando ahí. Eso quiere decir que la villa es nuestra única pista. Preferiría no ir ahí ya que probablemente me hará sentir triste, pero no tenemos opción. Si no perseguimos y detenemos pronto al Sabio, algo malo seguro pasará.

—*Jadeo*. Entiendo cómo te sientes, en serio. Pero…

Filinion sonaba como si se estuviera derritiendo.

Beatrice y Armelina tenían un mal presentimiento sobre esto.

—¿Acabamos de pelear tan duro contra Sibyl y ahora tenemos que pelear otro gran grupo de batallas? ¡No hemos regresado a la tierra o pasada la noche en una posada! ¡¡Se me acabó toda la Fuerza de Voluntad necesaria para la Magia!!

—¡¡Espera, vaca!! ¡¡Fuimos nosotras 3 quienes hicimos todo el trabajo! ¡No calificaste en el papel de curadora!

—¿¡Qué piensas que fue lo que curó tu diente, imbécil!? ¡Y el curador no se supone que esté en línea de fuego! ¡Tal vez no lo hayas notado, pero hice muchas curaciones! Sin mí, definitivamente habrías muerto 5…¡¡no, 10 veces ya!!

—Por cierto, mi cuerpo se siente muy perezoso, pero eso no es tu culpa, ¿o sí? Perece que recuerdo escucharte decir que la poción de recuperación reconstructiva para mi diente fue un caso especial en cómo mentalmente agota a cambio de curar heridas faciales perfectamente.

—…¿Eh?

—¡Vaca, ¿sólo estabas arrojándonos viejas pociones de recuperación a nosotras?! ¡Eso explicaría por qué estoy sin Fuerza de Voluntad! ¡Eso es como darme anestesia general y realizar una cirugía grande sólo porque tropecé y me raspé mi rodilla, ¿no es así?!

—¡¡Como sea, el Sabio ya está en camino a la antigua villa de Orcos Ibéricos y no podemos dejarla escaparse!!

Beatrice y Armelina la regañaron, pero completamente derretida, Filinion solamente hizo un mohín con sus labios infantilmente (a pesar de ser una universitaria) y se rehusó a escuchar.

Entonces el comentario de alguien más sólo exacerbó la agitación.

Provino de la Princesa Cascada de Hielo Wildefrau.

—Ahora, nunca he lidiado con ella directamente, pero el Sabio es bastante hábil, ¿cierto? ¿Quizá incluso más que Sibyl? Si nos quedamos por completo sin Fuerza de Voluntad y no podemos usar nada de Magia cuando nos crucemos con ella, ¿no sólo estaremos desperdiciando ese fatídico encuentro?

—¡¡Ah, idiota!!

—¿Verdad? ¿¡Verdad!? Ni siquiera Date Masamune o Takeda Shingen pelearon todo el tiempo sin dormir o descansar. Descansar un poco para que puedas pelear con tu máximo potencial es la llave de la victoria, ¿no es así? ¡¡Sí, sí!!

—¡Esa vaca con lentes sólo se está quejando y comprando tiempo porque quiere tomar un descanso, así que no la motives! Ahh, ella siempre se engancha de alguien que está dispuesta a escucharla…

En el mundo real, esto habría sido una chica de universidad aferrándose de la pierna de una chica de secundaria, así que era una extraña vista. Pero la Princesa Cascada de Hielo lucía como el tipo de ser dominadora, así que combinándola con la lente vaca de lentes, quien podría convertirse en un perro dorado era incluso más…bueno, algo. Beatrice tenía problemas decidiendo si era un encuentro hecho en el cielo o una mezcla peligrosa.

—(¿¿Qué tal si hacemos que Wildefrau se responsabilice por la vaca con lentes a partir de ahora?)

—(Esa es una excelente idea. Suena como una buena novatada para nuestra nueva miembro.)

—¡Ustedes! ¡Están tratando de darme una clase de horrendo trabajo, ¿cierto?!

Habiendo dicho eso, Beatrice también tendía dudas de que pudieran derrotar al Sabio en los mejores tiempos. Y era cierto que su Fuerza de Voluntad había sido desgastada del nivel medio a un bajo nivel medio, así que probablemente podían ir al Laberinto con normalidad pero podría no ser suficiente para cazar a un mayor objetivo. Ella no tiene ninguna intención de apoyar el deseo de Filinion de tomárselo con calma, pero necesitaban una forma de recuperar su Fuerza de Voluntad incluso un poco.

—¿Qué tal si tomamos una siesta como compromiso? —sugirió Wildefrau en un voz un tanto plana con sus manos sobre sus caderas. Ella parecía estar harta de tener a la vaca colgada de su larga pierna. —Pasar la noche en una posada por supuesto que sería lo mejor, pero esa no es una opción. Así que podemos dedicarle un corto periodo de tiempo; una hora o quizás dos, para conseguir un profundo sueño. El dormir está destinado a recuperar nuestra Fuerza de Voluntad, así que siempre y cuando logremos eso, la longitud de tiempo es inmaterial.

Tenía sentido.

(La infantil) Beatrice, Armelina y Filinion se estremecieron al tener a la (chica de secundaria) nuevo miembro regañándolas así, pero cuando lo pensaron, Wildefrau había trabajado para llegar al máximo nivel justo como ellas. Ella no era diferente de cuando se trataba de asuntos de trabajo.

—¿Buu? Así que, ¿qué van a hacer?

—Bueno, si sólo designamos un periodo de tiempo y decimos que vamos a dormir, creo que sólo seremos incapaces de dormir.

—Vaca con lentes, apuesto a que dormirías como un bebé si fueras a ejercitarte lo suficiente para que esas dos cosas gigantes se encogieran unos cuantos centímetros. De hecho, tú simplemente no haces el suficiente ejercicio en general.

—O quizá el resto de nosotras podría dormir como bebés si tomáramos las dos cosas gigantes de la vaca con lentes y las retorciéramos. De acuerdo, probemos esa teoría.

—Estoy sintiendo algo de odio por estos pechos a pesar de que no pedí que fueran así de grandes… ¡Pero me voy a ocultar detrás de Wildefrau! ¡Miren este increíble volumen! ¡¡Así es cómo personas fuertes pueden crecer!!

—¡Espera! ¡¡Esto es demasiado para que yo lo maneje…!!

Wildefrau comenzó a entrar en pánico una vez que fue atrapada en la técnica ninja Sustitución de Tetas, pero la mirada en los ojos de Beatrice y Armelina era una de frialdad.

—Desafortunadamente, no estamos tan interesadas en Wildefrau.

—¿Eh? ¿Eh? ¿Eso quiere decir que me aceptan como buena persona…?

—Quiero decir, Wildefrau sólo creó esas curvas al ajustar su equipo. En realidad, ella es una chica de secundaria. Más precisamente, ella es una muñeca kokeshi al estilo jakigan con una copa muy poco desarrollada B-…

—¿¡Abyahabrbpeh!? Tú… ¡¡No se supone que menciones eso mientras estamos en Ground’ Nir, oficial!!

—La parte divertida es que en realidad tiene una copa más grande que una cierta persona plaaana que podría mencionar.

—¡¡Eso no es divertido en absoluto!! ¡¡Trae tu trasero para acá, Beatrice!!

Armelina con lágrimas le gritó, pero si ellas continuaban así, el amanecer llegaría antes de que pudieran conseguir un poco de sueño. Necesitaban discutir cómo obtener eficientemente algo de profundo sueño, sin pasar la noche en una plática de chicas.

En momentos como este, el tono más sensible era generalmente arrojado por Filinion, la vaca con lentes, quién conocía una gran amplia lista de trivialidades (aunque en su mayoría era inútil en batalla).

—¿Entonces no sería mejor intentar el método que se había estado esparciendo en la posada del pueblo?

—?

—Todo ha sido sobre ropa de dormir últimamente. Tengamos una piyamada

2

—Kh…

La Elfa Real Sibyl despertó con un dolor seco perforando el medio de su estómago. A diferencia del pantano profundo del bosque con un rocío de noche, ella yacía en una simple cama y una lámpara de sebo produjo aire que se sentía como tener mantequilla metida en su boca. La manta colocada encima de ella no parecía usar incluso hilo de seda, así que cada vez que se movía, ella sentía un dolor en su piel como un cepillo duro raspándola.

¿Dónde estaba ella?

Ella hizo trabajar su cabeza mareada mientras observaba el bajo techo.

Sus largas orejas entonces tomaron una conversación secreta llevada a cabo en una habitación pobremente iluminada.

—A-am, ¿realmente tenemos que vestirnos así?

—Por supuesto. Causaría una escena si dijéramos que derribamos a una mesera de un bar popular y queríamos un lugar para interrogarla, así que es mejor actuar como un huésped de la posada y rentar una habitación conveniente.

—¿Reunirnos en la posada del pueblo en la noche mientras vestimos piyamas? Eso suena pervertido para mí. ¡No te dejaré ponerle un dedo encima a Onee-sama!

No tenía caso pretender estar durmiendo, pero Sibyl mantuvo sus ojos solamente ligeramente abiertos mientras observaba lo que ella podía sin mover su cabeza.

Tres chicas estaban paradas al costado de la cama: una Invocadora Cazadora con su largo cabello rubio trenzado en un gran bucle, una Porrista Alquimista con coletas rosas y una Noble Bailarina con su cola de caballo rubio envuelto en un círculo. Era obvio a primera vista que tenían raros Trabajos y habían afinado sus habilidades a un grado aterrador.

El problema real era el hecho de que todas habían removido sus armaduras.

Por alguna razón, todas estaban usando piyamas en esta posada en la noche.

La chica de coletas rosas movió sus pompones cubriendo sus manos para alinear pequeñas botellas en el costado de la mesa. Todos contenían suministros de aseo personal tales como una loción de leche y un paquete de barro que parecía que ella se había tomado la molestia de hacer usando Alquimia.

—Pero, saben, sólo dije que usaran piyamas, así que esa elección es su propia responsabilidad. ¿Por qué estás usando un baby doll en un territorio enemigo?

—L-lo siento. Sólo fui con lo que normalmente uso…*sollozo*…

—No, está bien, jovencita. ¡De hecho, soy un fan de eso! ¡¡Sí!!

…La chica con el lunar bajo su ojo comenzó a hablar más rápido y parecía revelar su verdadera naturaleza(?) un poco, pero antes de que Sibyl pudiera descubrir exactamente qué era esa verdadera naturaleza, la Noble Bailarina pateó el casi completamente expuesto trasero de la Porrista Alquimista, cuyas piernas desnudas fueron expuestas debajo de su mini piyama chino blanco y rosa.

—¡No te perdonaré si haces llorar a Onee-sama! ¡¡Si en sí no estoy de acuerdo en que la cuiden ustedes, así que no te dejes llevar!!

—E-eres muy diferente de la linda Rusalka-chan mencionada en los reportes. Además, no recuerdo haberte llamado aquí y no tienes autoridad sobre mí.

De paso, la Noble Bailarina estaba usando un top y shorts para bicicleta. Esa clase de material flexible era bastante raro en Ground’s Nir, así que ella claramente estaba prestando atención a cómo se veía incluso si parecía más tosco.

Y parecía este ser el límite de Sibyl.

Las otras por supuesto habían notado que su presa en la cama había abierto sus ojos un poco para observar sus alrededores. Y eso significaba que ella era capaz de hablar.

Había una ventana iluminada por la luna cerca de la cama.

Sibyl respiró profundamente y se preparó para saltar de la cama.

—Achuuu.

Pero justo antes de que ella lo hiciera, ella escuchó un estornudo de la Porrista Alquimista de coletas rosadas cuyas líneas de su cuerpo estaban expuestas por las partes abiertas a ambos lados de su piyama. Peor aún, ella escuchó un sonido metálico siniestro. Ella vio un trio de garras de metal saliendo de los pompones rosas. Y no estaban destinadas a simplemente dañar. Contenían una maldición de Magia que tenía una probabilidad de causar muerte instantánea. Varios Iconos se envolvieron alrededor de las muñecas de Huldra.

Si Sibyl hubiera saltado como un juguete de relojería, las puntas se habrían clavado en su garganta.

Las probabilidades para una muerte instantánea podían no ser muy altas, pero esa chica podía hacer una gran variedad de objetos usando Alquimia. Probablemente había incrementado las probabilidades de éxito usando muchos objetos consumibles.

La chica de coletas rosas sólo sonrió mientras las garras de metal se retraían en los pompones.

—Ahora bien. Ya que parece que puedes moverte, nos ayudarás☆

—Tch.

Sibyl no podía evitar chasquear su lengua cuando Huldra guiñó y sacó su lengua un poco. Por cómo estaban las cosas, Huldra no bloquearía navajas en un enfrentamiento frontal con un enemigo que desearía asesinar. Esa chica en la mini piyama china era como un Artilugio disfrazado como un cofre del tesoro. Deja que tu apariencia te engañe, y serías devorado.

Habiendo perdido su oportunidad de pararse, Sibyl se sintió fijada a la cama mientras ella preguntaba algo.

—¿Qué estás tratando de hacer?

—Esa es nuestra pregunta para ti. —La Porrista Alquimista blandiendo pompones usaba Magia para hacer aparecer estrellas en sus ojos sin ninguna razón. —¿Qué estabas tratando de hacer trabajando con el Sabio? Creo que la jefa y las demás están atacando esa pregunta desde un ángulo diferente.

—Je, —rió Sibyl. —Soy la última de las Elfas Reales, gobernantes del bosque noble. ¿Piensas que algo de salvajismo simple sería suficiente para hacer mover mi lengua? …O eso es lo que quisiera decir, pero ya que perdí, sólo puedo asumir que el Sabio en sí planeó eso como el resultado optimó. Me molesta, pero seguiré su plan. Eso debería ser lo mejor para ella al final.

—…Odio qué tan arrogante es está princesa.

Sibyl no dejó que el comentario de Rusalka la molestara. Y no había necesidad de que ella permaneciera acostada. Ella lentamente se paró de la dura cama. Ella ya había estado irritada por la desagradable luz y olor de la lámpara de sebo encima, así que se levantó sobre sus rodillas para distanciarse de ella tanto como fuera posible.

—Si deseas respeto, deben primero vestir el mínimo de ropa y seguir la etiqueta apropiada, humana. Proclamas que fue camuflaje necesario, pero me entristece que un traje tan extraño incluso califica como camuflaje…

Entonces la gruesa manta se calló de su pecho.

Ella estaba desnuda excepto por algunas vendas.

El tiempo se detuvo.

Después de ser dejada inconsciente en la batalla, ella había sido llevada a una posada cercana para tratarla. Ella debería haber considerado esta posibilidad, pero verlo por su cuenta era algo completamente diferente.

El cuerpo iluminado por la luz parpadeante de la descortés lámpara de sebo le faltaba curvas, pero también contenía líneas de cuerpo suaves que atraían la vista de cualquiera que los viera. Más que proteger su piel sensible, las vendas envueltas alrededor de sus partes importantes proporcionaban una siniestra seducción de una cierta clase de bailarina.

Entonces Rusalka sonrió maliciosamente.

—Vestir el mínimo de ropa, ¿hm? Pujuju… Eso realmente es el vestir el mínimo…

Inmediatamente después, la princesa se puso completamente roja hasta las puntas de sus largas orejas, ella dio un grito ininteligible y una gran almohada voló por el aire.

3

Tenían que recuperar su Fuerza de Voluntad tan rápidamente como fuera posible, así podrían usar Magia.

No podían permitirse ningún retraso, así que eligieron la casa de ladrillos de Buu Buu como su zona de descanso. Beatrice y las demás necesitaban conseguir piyamas, así que pasaron a la tesorería de la posada del pueblo para sacar algunos objetos personales antes de reagruparse en la casa de Buu Buu.

Después de intercambiar una mirada, una mirada preocupada vino de Beatrice y Armelina.

—¿Qué es esto? Así que, ¿todas ya tenemos nuestras piyamas preparadas?

—Nunca tuve la oportunidad de usarla. Si uso piyamas mandadas a hacer en lo profundo del oscuro Laberinto, alguien podría confundirme por un Artilugio y atacarme.

—Am, ¿mandado a hacer…?

—¡¡*Toser*, *toser*!! ¡Oh, maldición, supongo que lo descubrirías después sin importar qué! ¡¡Espéralo con ansias, Wildefrau!!

Las cuatro se metieron de intrusas en la casa de Buu Buu y entonces levantaron sus Armas Brillantes.

—Establece el tiempo para una hora a partir de ahora.

—¿Ehh? ¿No podemos tomar 2 horas?

—¡Una hora!

—¡¡Entonces vayamos con 3 como un compromiso!!

—¡¡Eso es incluso más y no tenemos tiempo de regurgitar bromas clichés, Filinion!!

—Haaa. ¿Entonces no podemos tomar una hora y media?

La nueva sonaba exasperada y frotó su dedo índice contra su sien, así que las otras 3 chicas rápidamente se callaron. Esto era extraño. Se suponía que fuera la demente reina que se reía fuertemente mientras tomaba un baño de nitrógeno líquido en las montañas nevadas, así que, ¿cómo podía tomar la posición de la sensible?

De cualquier manera…

—De acuerdo, todas las alarmas están establecidas. Si confiamos en sólo uno, esa persona podría desactivarla. Nos sentiríamos como idiotas si nos dormimos y despertamos para encontrar que el sol ya se puso.

La alarma ya estaba corriendo, así que tenían que cortar cualquier plática inútil. Hicieron que Buu Buu dejara la casa y después se cambiaron en sus piyamas.

—Jaja. La vaca luce como un mafia don.

—¡Sólo estoy usando una toga! ¡¡Y lo elegí porque se siente muy parecido al juban al cual estoy acostumbrada!!

—Oh, así que a eso te referías con piyamas mandadas a hacer.

—¡Ríete si así debes, maldición! ¡¡Pero nunca dejaré este oso!!

Y…

—…Por cierto, ¿qué crees que estás haciendo, Wildefrau?

—?

—¡No sólo inclines tu cabeza! ¡¡Estoy preguntando por qué estás esparciendo pétalos de flores encima de tu cuerpo desnudo!!

—¿Tienes que preguntar? ¿Qué puedo decir más que esto es cómo puedo relajarme? Hm, hm, hm, hm, hmmm.

—¿¡Y ahora estás haciendo una ridículamente simple ducha usando Magia de agua!? ¡¡Pondrás todo húmedo, así que haz eso afuera!!

Era el turno de Armelina ser la sensible, pero sus gritos cayeron en oídos sordos mientras Wildefrau ponía sus manos detrás de su cabeza y levantaba sus masivos pechos para atrapar el agua caliente sobre su cuerpo entero. Ella claramente había entrado en su propio mundo.

Podían entender por qué ella quería lavar su sudor antes de ir a dormir, ¿pero por qué lo haría en la misma habitación en la que planeaba dormir?

—No tiene caso, Armelina. Pídele a una pervertida ser normal y sólo conseguirás perversión de ellos. Los nudistas sólo hablan el lenguaje de nudistas. Ni siquiera parecerá que hablamos el mismo lenguaje que el resto de nosotras.

Y un extraño ruido parecido a estornudo provino de una viga cerca del techo de la casa de ladrillos.

—¿Hm? ¿Hmmm? *Bostezo*. ¿Alguien está hablando de mí…?

—Meridiana, ¿cuántas veces tengo que decir que te enfermarás si duermes en tal indecente estado al desnudo? Zzz…

Beatrice sacudió su cabeza con una mirada mansa en su rostro y terminó su pensamiento.

—…Realmente debiste haber entendido esto desde el momento que ella iba vistiendo solamente una espada.

Pero las otras 3 enviaron miradas heladas hacía ella.

—Por cierto…

—A-am, ¿Beatrice? Acerca de esa cosa en la que te cambias como si fuera normal…

—Qué…no, no puede ser… ¿Es esa leyenda que se dice que ya se había extinto en mi escuela?

Beatrice lucía como si no tuviera idea de qué estaban hablando.

Por alguna razón, ella se había cambiado en bloomers rojos y una camiseta de mangas cortas.

—¿Qué? Sólo son piyamas. Las vi en venta en la posada del pueblo y pensé que eran perfectas.

—¿¡Qué te enseñan en el Palacio Mágico Independiente!? ¿¡Estás loca!? ¡¡También hay algo malo con cualquiera que sea la tienda que se molestó en recrearlos tan perfectamente en Ground’s Nir!!

—No, no. Iroka aprendió su lección y me dijo que realmente no era ropa deportiva de alta tecnología. Es por eso que decidimos superar ese infortunio juntas al estudiar su uso apropiado.

—T-tuviste razón. Pídele a una pervertida que sea normal y realmente solamente conseguirás que te perviertan. Es como una ley universal o algo así.

—Trata de decir eso de nuevo una vez que al menos te pongas un artículo de ropa, nudista.

Como fuera, la casa de Buu Buu no tenía una cama. Lo más probable era que las Hadas habían sido incapaces de hacer una que pudiera soportar su peso. Había un conjunto de manta rellenadas con Pelusa de Fantasma dobladas en una esquina, así que ellas estiraron eso y se recostaron encima.

Era bastante largo ya que era para el tamaño de Buu Buu, pero todavía podía tener a 4 chicas. Además, una de ellas era una nudista y otra estaba en bloomers. Era una clase de caos post apocalíptico.

—*Olfatear*, *olfatear*. Mh, Esta manta no huele mucho a Buu Buu. ¿Él sigue simplemente durmiendo en el suelo?

—Prenderé una vela aromática sin importar qué. Hm, hmm, hmm. Este es el momento para un Dulce Rosa de la Bruja Blanca experta en Mezclas☆

—Oye, esos tienen que ser ajustados para cada persona, así que podría ponerte a dormir, pero nos dejará a nosotras despiertas.

—*Bostezooo*… No me importa, —dijo Wildefrau. —Una de mis fortalezas es mi habilidad para dormir profundamente donde sea siempre y cuando tenga mi usual gorro para dormir.

—¿Puedes dormir desnuda donde sea? Jajaja.

—Beatrice, tienes cola que te pisen con esos bloomers tuyos.

Armelina actuó como la que les hablaba con superioridad desde un grado de sensibilidad, pero las otras por supuesto notaron lo que estaba pasando ahí.

—Oye, ¿Armelina?

—¿Qué?

—…¿Por qué tienes una almohada además de tus piyamas? Y no sólo una, ¿sino una almohada normal de limón y una almohada de cuerpo de banana?

—¡¡*T-tragar saliva*!!

Eso era natural porque ella tenía muchos objetos personales enterrados en un tesoro secreto detrás de la casa de Buu Buu, pero ellas no podían descubrir eso.

—¡Y el resto de nosotras no tiene porque las almohadas al tamaño de gigante de Buu Buu nos lastimaría los cuellos! ¡De hecho, tu tienes dos, puedes pasar una, ¿no?!

—¡No tiene sentido lo que dices! ¿¡Cuándo te convertiste en una socialista, Filinion!?

—¡Oh, cállate! ¡¡Chicas, sometamos a esta chica plaaana en una tortura de cosquillas y robemos esas almohadas!!

—Bueno, si esa es tu idea de entretenimiento…

Eso condujo a la atroz escena de 4 chicas moviéndose debajo de una manta gigante, pero…

—¿¡Hyahn!?

—…Am, ¿Armelina?

—¡*Toser! ¡¡*Toser*, *toser*!! ¡No es nada! ¡¡Estoy bien!!

Mientras Armelina se sonrojaba y tosía, Beatrice exitosamente le quitó la almohada de cuerpo asombrosamente masculina.

La Espadachina Santa en bloomers se recostó en su costado, uso ambas manos y piernas para colgarse de la gigante banana curveada y susurró algo para ella.

—Haa. Tengo que conseguir que Buu Buu use piyamas alguna vez…

—Eso suena como una buena idea, pero tengo miedo de que vayas a intentar hacer que use bloomers.

A pesar de todo eso, acababan de rescatar a Buu Buu y derrotar a Sibyl, lo cual había traído extrema tensión y cansancio. Más que las piyamas o velas aromáticas, la mayor especia podría haber sido liberarlas de su agotamiento.

4

Y precisamente una hora y media después…

—¡Chicas, ayúdenme! ¡Necesitamos contener a esta insolente vaca con lentes! ¡¡Ella secretamente se levantó y trató de cancelar las alarmas en nuestras Armas Brillantes!!

—Auu, au, au, auuu.

—La parte aterradora es que piensas que eso podría en realidad engañarnos en pensar que estás medio dormida. ¿Tu cabeza en realidad está vacía y los lentes son tu verdadera forma? ¿¡Eres un par de lentes que se convirtieron en una vaca que sólo come y duerme!?

—¿Y no eso significa que su propio plan le afectó? Ella sería la única de nosotros que no lograría dormir, —remarcó Wildefrau. —¿Y no es el curador una parte crucial de un Grupo?

Filinion probó ser una clase de maliciosa vaca, pero ni cuanto frotara sus ojos y sacudiera la cabeza le detendría el tiempo a ella. Las chicas había recuperado algo de Fuerza de Voluntad necesaria para usar Magia, así que doblaron el conjunto de mantas, lo regresaron a la esquina de la habitación, y se quitaron las piyamas antes de equiparse en sus estilos de combate los cuales incluían armaduras y minifaldas.

Buu Buu una vez más puso un pie en la casa.

Podían escuchar una voz estridente desde el jardín en frente. Esa sería Ileana, la sexy mujer morena quien estaba encima de todas las Mandrágoras, quien estaba siendo regada. Eso significaba que Buu Buu tenía que estar despierto también.

—Buu, ¿es hora de irnos?

—Sí, lo es. Mnn…

Beatrice asintió mientras se estiraba para quitarse lo que quedaba de su sueño.

Ella tenía que concentrarse en lo que estaba por venir.

Beatrice, Filinion, Armelina, Buu Buu y Wildefrau parecían como un gran grupo, pero estaban en contra del Sabio, quien había cubierto al máximo cada Elemento. No tenían ni idea de cómo derrotarla, pero ella también estaba tratando de obtener incluso más extraordinario poder para controlar por completo a Lorelei de los Break News.

Si lo que una vez le había dicho el Sabio a Beatrice era acertado, ella sentía algo de culpa por destruir la villa de Orcos Ibéricos. Pero a pesar de esa emoción, ella siguió trabajando al sellar las almas digitalizadas en el Arma Brillante y reunir cadáveres para crear a Desastre.

Sin importar que se necesitara, ella masacraría a Ground’s Nir, el monstruo acechando en las profundidades del Laberinto. Esa era una meta noble, pero “sin importar lo que se necesitara” tenía un aterrador amplio rango cuando se trataba de ella. Ellos no sabían qué clase de conclusión ella tenía en mente, pero ya que ella estaba convencida de que toda la vida en la isla sería eliminada, era completamente posible que ella declarara que salvar una sola vida era una victoria de su parte. Eso sonaba contradictorio proviniendo de cualquier, pero el Sabio era conocida por tomar las cosas a ese extremo.

—Necesitamos visitar el sitio de la villa de Orcos Ibéricos. Nos concentramos en reunir Fuerza de Voluntad, por lo que el Sabio probablemente se nos debió haber adelantado a cierta medida. Necesitamos asegurarnos de recompensarlo por eso hasta el final. Buu Buu, ¿puedes llevarnos a donde estaba la villa?

—Sí.

Beatrice había conocido a Buu Buu desde que él era pequeño, pero ella no sabía dónde había estado ubicada su villa. En ese sentido, los caprichos del Sabio las habían ayudado bastante. Si ella desaparecía con Buu Buu mientras el grupo de Beatrice estaba lidiando con el bar de recuerdos residuales de Sibyl, ellos no tendrían pistas restantes para seguirla.

A este punto, dudaban que el Sabio los estuviera menospreciando o subestimando.

Después de todo, ella aparentemente le había ordenado a Desastre y Sibyl en contra de su voluntad mientras esperaba al menos que ellos dos perdieran y se retiraran de la pelea.

El Sabio no interferiría con las acciones de Buu Buu o con las acciones de aquellas que viajaban con él.

Ella parecía tener un cambio mayor en su política desde cuando permaneció oculta por debajo del mundo, pero eso probablemente significaba que ella ya no tenía tiempo para molestarse con eso. El monstruo estaba cerca de ser terminado de lo que ella había anticipado, así que ella quería incrementar las posibilidades de supervivencia de todos al atacarlo desde varios ángulos. Eso es lo que le había dicho a Buu Buu, pero podría ser resumido como sigue:

Podría no tener éxito.

Así que es un alivio saber que hay un seguro en caso de que fracase.

Ella podría ser incapaz de derrotar al monstruo incluso con Lorelei.

Ella podría fracasar en controlar a Lorelei y salirse de control.

Ella podría derrotar al monstruo con Lorelei pero se convertiría en alguna clase de calamidad inimaginable al final.

Al final, ella no tenía todas las repuestas a pesar de hablar como lo hizo. Ella sólo había llegado hasta este punto ciegamente.

—…Qué egoísta.

—?

Buu Buu inclinó su cabeza al comentario susurrado de Beatrice.

Buu Buu viró a un lado de alguna maleza en el bosque a una corta distancia de la entrada usual del Laberinto. No, eso no era. Era difícil de describir en el oscuro bosque en la noche, pero cuando él partió la maleza, él reveló un estrecho sendero de animales.

—Si seguimos esto, llegaremos a tu villa, ¿cierto? Fwehhh. Siento que me perdería por mi cuenta…

El tono alegre de Filinion engañó a sus palabras, por lo que ella podría haber sido desmentida de tener una clase de camino que seguir. Pero la expresión de Beatrice se puso tensa.

—No sé la fecha exacta, pero tiene que haber sido bastante tiempo. Buu Buu, ¿has visitado la villa desde entonces?

—No. *Chillido*. Porque verlo me pone triste.

Wildefrau frunció el ceño por eso.

—Pero espera un minuto. Entonces, am… ¿quién ha estado caminando por este sendero animal para mantener la maleza baja?

—Si no fue Buu Buu, entonces sólo hay otra persona.

El tono de Armelina fue bajo y ella probablemente había llegado ya a la respuesta: el Sabio.

Esa mujer había atacado la villa de Orcos Ibéricos por su cuenta, así que ella recordaría donde estaba. Ya que el sendero de animal no parecía haber sido creado recientemente, ella podría haber estado visitándolo para investigar algo de vez en cuando.

¿Ella ya estaba ahí o no?

La respuesta a esa pregunta determinaría su estrategia, pero tenían que prepararse para lo peor. Sus posibilidades de supervivencia eran más grandes si asumían que habían llegado tarde.

El Sabio buscaba un método de controlar perfectamente a Lorelei, la cuchilla demoniaca que destruye a su portador al simplemente darles poder definitivo.

(¿Pero qué conexión hay entre los Orcos Ibéricos y Lorelei? Si su especie entera se enfocó en el monstruo, dudo que la hubieran sellado.)

Tenían muchas preguntas, pero alcanzar al Sabio venía primero.

Beatrice estaba preocupada sobre lo que significaba alcanzarla. Parte de su miedo era que estaba invitando personas que le importaban hacía un precipicio conduciendo al infierno, pero ellos tenían que hacer esto de cualquier manera. Quedarse quietos para no enfurecer al Sabio ya no era una opción. Toda la vida en Ground’s Nir y la Magia y Piezas que apoyaban el orden en el mundo en la Tierra estaban colgando de un hilo. Ya no había una zona segura en el mundo tampoco.

Y mientras pensaba sobre eso, Buu Buu se detuvo.

La maleza baja y los árboles se ablandaron.

Había un largo claro adelante.

—Este es el lugar, —dijo él sin mirar atrás a las demás.

Él podría haber tenido miedo de poner un pie en algún lado que le recordaría tan fuertemente de las muertes de sus amigos y su familia. Beatrice recordó qué tan frecuentemente él había dicho que tenía miedo de los fantasmas.

Beatrice dio un paso al frente para estar a su lado y gentilmente tomó su mano.

—Vamos, Buu Buu.

—Sí. No dejaré que una tragedia como esa le pase a alguien nunca más.

Entonces ellos dieron paso en la tierra prohibida.

Originalmente, los arboles del bosque habrían sido cortados para crear el claro, pero el paso del tiempo les había permitido crecer maleza baja verde para cubrir la oscura tierra. Pero era mucho más baja que el sendero animal y alguien podría haber pensado que era un lugar perfecto para un picnic si no tenían conocimiento de la horrible tragedia que había ocurrido ahí.

Lo que parecían unas pequeñas colinas cubiertas de musgo permanecía. Se parecían a la casa de hojas que Buu Buu había hecho, pero sin sus dueños, otras plantas habían crecido encima de ellos.

—Pero, ¿eh? ¿No es esto algo extraño? —La Bruja Blanca Filinion sonaba frenética y comenzó a inquietarse con sus lentes. —Un pueblo fantasma se pudriría con el paso del tiempo, ¿pero no esto luce extrañamente organizado?

Era cierto que algunas de las casas permanecían, pero la mayoría de ellas habían colapsado. Y en lugar de pilas de escombros, los materiales de construcción parecían divididos en pilas sistemáticas. Los pilares de madera estaban con los otros pilares de madera, y los techos de hojas estaban con los otros techos de hojas.

Un pensamiento llegó a Beatrice.

Ella invocó sus marcos y líneas usando Magia de fuego de ilusión y movió sus dedos a lo largo para llenarlos con lo que ellos sabían.

—Quizá era para Sibyl.

—¿Qué quieres decir? —preguntó Buu Buu.

—Supongo que no lo entenderías ya que no la viste por tu cuenta. La ayudante del Sabio era una Elfa Real con una Habilidad que le permitía materializar pensamientos residuales.

—Escuché de eso hace mucho tiempo. Los Elfos Reales eran alabados por todos porque tenían el poder de hacer perder a las personas en el bosque. ¡Buu, su bosque encantado es realmente un misterio!

Beatrice tardíamente se dio cuenta que eso podría haber sido un lado de ello. Ese quizá podría haber sido la más grande Habilidad para una persona que quería proteger sus vidas en el bosque.

—Y el Sabio parece pensar que la fuerza reunida de los Orcos Ibéricos es la mejor manera de pelear con el monstruo. Las almas en tu Arma Brillante y Desastre ambos son subproductos de esa investigación. ¿Entonces qué hay de Sibyl? Si ella pudiera convocar un gran grupo de Orcos Ibéricos usando los objetos dejados en la villa, ¿no eso le daría al Sabio la fuerza de pelear que quiere?

Beatrice sintió que había encontrado los pedazos de cuatro esquinas de un rompecabezas.

Ella todavía tenía mucho trabajo que hacer para llenar la imagen completa, pero ella tenía un sólido punto de partida.

—Pero al final…

—Sí. Si eso hubiera funcionado, el Sabio no habría dejado ir a Sibyl. O quizá Sibyl no mostró signos de éxito en la etapa final, así que el Sabio cambio por Lorelei.

Ella cortó la línea entre el Sabio y Sibyl y conectó la primera a un Break News en su lugar.

Si el método para controlar por completo a Lorelei estaba ocultó en la villa de Orcos Ibéricos, entonces se sentía aún más como los planes del Sabio estaban ligados a los Orcos Ibéricos. O quizá arrastrar su pecado pasado era cómo ella intentaba fortalecerse a sí misma.

Armelina dio unas calladas instrucciones sin mover sus labios.

—Como sea, estamos en el mismo escenario que el Sabio. Ella podría atacarnos en cualquier momento, así que manténganse en guardia.

Beatrice naturalmente se mantuvo espalda a espalda con Buu Buu mientras se movían y Armelina hizo lo mismo con Wildefrau. Filinion fue dejada sola, pero ella no estaba situada para las batallas y nadie podía estar relajado con ella vigilando sus espaldas. Tenerla siguiendo a una o la otra pareja era lo mejor.

No tenían forma de investigar los materiales abandonados reunidos para los pensamientos residuales de Sibyl.

En su lugar revisaron las siluetas triangulares cubiertas en color verde que todavía de alguna manera mantenían su forma original. Habían sido casas de hojas en lugar de cabañas de troncos o edificios de ladrillos, así que incluso si alguna colapsaba nadie sería enterrado vivo.

No parecían vivas dentro.

No había nada notable adentro, las hojas sobre el suelo se había podrido, y hierbas de crecimiento rápido habían llenado el interior.

—…

Buu Buu no dijo ni una palabra.

Él fue el único que había vivido aquí, así que él era el único que podía saber qué sentimientos llenaban su pecho. No había necesidad de forzarlo a verbalizarlos y colocar la etiqueta de una emoción especifica en ellos. Era mejor dejarlos como puros sentimientos sin forma que sólo él podía entender.

¿Cuántas veces más tendría él que sentirse así antes de que ellos atraparan al Sabio?

Mientras Beatrice se preguntaba eso, algo cambió.

—¿Buu?

—¿Qué pasa, Buu Buu?

—Espera, Beatrice. Ustedes también, chicas. Nunca había visto este edificio antes.

Todas se detuvieron y se voltearon hacía Buu Buu.

Él parecía inseguro de lo que estaba diciendo, así que él llevó una mano a su boca e inclinó su cabeza.

—Pensé que la gran casa del mayor estaba aquí y nadie tenía permitido entrar sin su permiso.

Las casas de hojas no tenían cerraduras, por lo que los Orcos Ibéricos probablemente vivieron un estilo de vida comunal donde podían visitarse libremente entre sí y tomar cosas prestadas. Si esta casa era notable por necesitar permiso para entrar, entonces daba un sentido de autoridad. Antes de incluso de traer hackers o carceleros y prisioneros, la habilidad de proteger los secretos de uno y divulgar los secretos de los otros o era la cima de una cierta jerarquía.

—Pero ahora está esta pequeña casa aquí. *Chillido*… La casa del mayor no era tan pequeña. Incluso si yo era pequeño en ese entonces, no confundiría algo así de pequeño al ser tan grande.

En base al musgo cubriéndolo, este edificio no había sido construido después del hecho.

Wildefrau pensativamente colocó un dedo índice en su delgado mentón.

—¿La casa del mayor tenía también una estructura de tienda triangular con un solo espacio adentro?

—S-sí. Lo más probable. ¿Por qué?

—Entonces la casa extra grande del mayor tendría un espacio extra grande adentro, así que, ¿no podría haber contenido una casa completamente normal adentro?

—Ah, ¿estás diciendo que había otra casa más pequeña dentro de la grande? ¿¡Como muñecas nidificadas o santuarios de hogar miniatura!?

En ese caso, este era el centro del secreto que el mayor había protegido al prohibirles a los aldeanos el entrar a su casa. Tenía que haber algo adentro. Se sentía como si hubieran dando un paso más cerca del Sabio, quien buscaba completar su control sobre Lorelei.

Beatrice añadió un nuevo marco con su Magia de fuego de ilusión.

Se estaban acercando a la verdad.

—Vamos. ¿Puedes hacer esto, Buu Buu?

—Sí. No te preocupes.

Buu Buu permaneció en alto y frotó su colmillo con su mano derecha sólo una vez. Las demás no sabían los detalles, pero eso podría haber sido un ritual antes de dar un pie en tierra sagrada. Ellas no sabían la costumbre, pero se aseguraron de dar una reverencia antes de continuar.

Finalmente se estaban acercando al núcleo del asunto.

Se parecía mucho a las otras casas colapsadas, pero era diferente de alguna manera.

Era posible que hubiera un grimorio secreto adentro, que el Sabio estaba agarrando justo en este instante, y que ella los apuñalaría con una espada o Magia tan pronto abrieran la entrada de hoja.

Beatrice y Armelina naturalmente sostuvieron sus Armas Brillantes más fuertemente.

Este podría ser el final.

Podrían estar jalando el gatillo de la ruina.

Beatrice tragó y susurró algo.

—…La abriré.

¿Las hojas contenían un desinfectante poderoso o eran simplemente muy gruesas? La entrada de hojas había mantenido su forma original sin pudrirse. Beatrice la tomó y Buu Buu hizo lo mismo. Ambos asintieron y la abrieron juntos.

Ellos sintieron un extraño olor.

Y tenían razón de haber estado en guardia. Si hubieran entrado descuidadamente, realmente podrían haber perdido sus vidas.

Era un olor oxidado.

Y todo el espacio del piso de la casa de hojas estaba lleno con un agujero cuadrado.

Beatrice se lanzó hacía adelante en lo que se detenía rápidamente. La oscuridad de la noche era parte de ello, pero el agujero seguía siendo extraño. Ella no podía ver el fondo. Al principio, ella se preguntaba si era una trampa destinada a castigar a aquellos que entraran a la tierra sagrada o si era usado para alguna clase de ritual deprimente, pero entonces Filinion proporcionó una teoría diferente mientras empujaba sus lentes.

—Oye, Beatrice. Sé cuidadosa y mira aquí. En el costado del agujero cuadrado.

—?

La Espadachina Santa lucía confundida, pero ella finalmente se dio cuenta lo que estaba tratando de decir Filinion.

¿Qué estaba causando este olor oxidado?

—¿Qué es esto? Lucen como rieles de metal.

Corrían verticalmente sobre el muro. Y en lugar de rieles de trenes normales, eran irregulares. En lugar de tener pedazos perdidos o estar rotos, claramente estaban hechos de esa manera a propósito. Lucía casi como los dientes para engranajes redondos para que encajen.

Y había un conjunto de rieles sobre los 4 muros. No podían saber qué tan largos eran los rieles porque se desvanecían en el aparentemente pozo sin fondo.

—Lo cual significa…

—Esta no es una trampa.

Armelina y Wildefrau intercambiaron una mirada.

Beatrice suspiró y colocó sus manos sobre sus caderas.

—Podrían ser para un elevador o un ascensor. Y si el elevador en sí no está aquí…

—¡Ah, espera! ¿¡Beatrice!?

Filinion gritó porque Beatrice se arrodilló y metió su cabeza en el agujero. Si ella perdía su balance, ella caería directamente abajo.

—Alguien agarré mis caderas.

—A-am, yo lo haré, pero…

—¡Alguien que no sea Filinion! ¡¡Ella en sí se está ofreciendo por una vez, pero no confío en la fuerza de sus brazos!!

La mano enorme de Buu Buu se envolvió en sus caderas y ella se inclinó aún más. Ella casi fue volteada completamente hacía abajo y ella presionó su oído contra el riel de metal dentado sobre el muro.

Ella esperó en silencio por unos cuantos segundos.

Después de confirmar algo para ella misma, ella dijo un comentario.

—Hay una extraña vibración. Este elevador está descendiendo incluso ahora. ¡¡Y sólo hay una persona que pudiera estar en él: el Sabio!!

5

—Tengamos una pijamada

—¡¡*Jadeo*!! ¡¡¡¡¡*Jadeo*…!!!!!

En una habitación de una posada de la misma posada del pueblo, una Elfa Real con el 100% de su rostro ruborizado en color rojo tenía su cuerpo entero envuelto en una manta barata, convirtiéndose a sí misma en un rollo de verano viviente. Ella entonces rodó de la cama y se sentó temblando en una esquina de la pequeña habitación.

Encontrándose desnuda excepto por algunos vendajes parecía haberla molestado.

Ella era un rollo de verano en lugar de un rollo de primavera porque las mantas eran increíblemente ligeras y su silueta se podía ver a través. Incluso si a ella le faltaban algunas curvas, las femeninas curvas que sí tenía se podían ver atrevidamente. Combinada con la sombra creada por la lámpara de sebo, parecía como si ella estuviera siendo cruelmente atormentada por la civilización humana.

La primera en hablar fue Huldra, la Alquimista Porrista en su mini piyama china que dejaba sus piernas desnudas.

—Ahora bien. Ya que te despertarse, ¿qué tal si tenemos una charla? Me gustaría oír sobre tu relación con el Sabio.

—B-bien. …Pero sólo si me dan otra manta. Mi corazón no puede soportar esta costa transparente.

Rusalka, la Noble Bailarina en un top y shorts para bicicletas, le lanzó una manta de repuesto, y Gruagach, la Invocadora Cazadora vistiendo un baby doll adulto, se agitó de sus muslos interiores. Ver la reacción de Sibyl podría haberle recordado qué tan vergonzoso era su traje transparente (con una transparencia del 80%).

Huldra arrastró una silla con un respaldo, y se sentó al revés. Ella estiró sus piernas ampliamente como alguien quien había fracaso en pasar una caja de salto y descansó sus brazos y delgado mentón sobre el respaldo. Sin el respaldo de la silla, su mini piyama china había sido muy insignificante para ocultar todo.

Después de soltar sus pompones, ella palmeó su propio rostro con sus manos y frotó el lunar debajo de su ojo con un dedo.

—Siéntete libre de hablar cuando estés lista.

—¿Estás quitándote tu maquillaje para bajar el valor de tu Odio? Estoy dispuesta a explicarlo sin ser seducida en “negligentemente” dejar que algo se me pase.

Después de incrementar su poder de defensa con las mantas dobles, Sibyl finalmente dio un profundo respiro.

—Les diré lo que sé, pero no he seguido al Sabio desde el comienzo. Como una Elfa Real, tengo una vida extremadamente larga. Ya que mi apariencia permanece en el pasado, presente y futuro, el Sabio podría haber hallado fácil el acercarse a mí mientras ella saltaba entre aquellos periodos de tiempo.

Periodos de tiempo.

Huldra y las demás habían escuchado eso de Armelina.

Y también se les había dicho no simplemente aceptarlo como un hecho.

—Primero que nada, ¿cuál era el punto de inicio del Sabio? ¿Fue simplemente una Puerta accidental, o ella intencionalmente viajó entre periodos de tiempo con algún objetivo en mente?

—No tengo manera de probar nada de esto. Pero si lo que ella dijo es verdad, podrías llamarlo un accidente y podrías también llamarlo intencional.

El Rollo de Primavera Viviente Sibyl sonrió cínicamente en la esquina de la habitación.

—Pareciera que algo más grande de lo que pueden imaginar pasará en el futuro.

6

Un elevador gigante en la casa del mayor había sido ocultado del resto de la villa de Orcos Ibéricos.

¿Pero a dónde conducía?

Dado lo que se extendía debajo de Ground’s Nir, la respuesta parecía ser auto-evidente.

—¿Q-quieres decir que la villa de Buu Buu tenía su propia entrada al Laberinto cuando toda la humanidad tenía sólo una?

—*Chillido*. No teníamos interés en algo tan aterrador como el Laberinto. No entiendo por qué el mayor no selló algo tan peligroso.

Buu Buu realmente no parecía saber para qué era esto.

Pero al mismo tiempo, el Sabio había mencionado un deber y una razón de ser de los Orcos Ibéricos las cuales Buu Buu no había sabido. Ellos habían monitoreado cuidadosamente los movimientos del Laberinto y trabajado juntos para detener el monstruo en sus profundidades cuando estaba cerca de completarse.

¿Era esta entrada lo que habían usado para ese ataque?

Si era así…

¿Podría ser que…?

—…Encontré algo.

La Princesa Cascada de Hielo Wildefrau habló mientras observaba la derrumbada casa de hojas. En lugar del muro exterior, ella estaba mirando el muro interior que era difícil de ver con el agujero llenando el espacio del piso.

Esa zona estaba relativamente sin decadencia y ella aparentemente había encontrado algunas escrituras ahí.

Decían lo siguiente:

Eje Central

Isla ← hacía a → Abismo

Eran más que el resto de una firma dibujada sobre el muro, así que sólo podía darles poca información. Aun así, pensaron sobre lo que podría significar.

Era una señal de un gran cambio por venir.

La masa de marcos y líneas de Beatrice estaba cambiando de forma como una ameba.

—Isla… Bueno, eso debe referirse a la isla de Ground’s Nir.

—Lo que significa que el otro extremo es el abismo… Asumo que simplemente podemos tomar eso literalmente. ¡Así que, ¿este elevador es un atajo directo al fondo del Laberinto?!

—La frase de “Eje Central” es extremadamente curioso. ¡Quiero decir, si eso es acertado, ¿no eso haría a la entrada del Laberinto que normalmente usamos una entrada trasera o una entrada lateral?!

—Hay un mayor problema. —apuntó Beatrice el aspecto más importante de esto. —¿Por qué hay una señal escrita en el alfabeto aquí? ¿Se acuerdan cuando nos preparamos para la fiesta de cumpleaños de Buu Buu? ¿No tuvimos problemas con la cultura de la villa de Orcos Ibéricos porque los únicos registros fueron tallados en pinturas escritas en alguna clase de símbolos jeroglíficos?

—Ah.

Llegó a ellas una vez que ella lo mencionó.

Pero en ese caso…

—Esto no fue escrito por el mayor Orco Ibérico. Esta escritura sugiere que el elevador en sí fue hecho por una especie diferente…por humanos.

Ellas nunca habían escuchado nada sobre esto.

Y había más preguntas.

—El Arma Brillante de Buu Buu tenía el “¡Ibérico!” tallado en katakana. Pero eso se lo dio el Sabio después de que ella destruyera la villa.

Naturalmente, el origen del término “Ibérico” no sería encontrado en ningún lado de Ground’s Nir. Claramente fue tomado prestado de una conocida variedad de puerco español.

Queriendo decir…

¿Ella había estado involucrada en el secreto del mayor, la construcción del elevador y el nombramiento de las especies de Orcos Ibéricos?

¿Ella no los había masacrado unilateralmente mientras lo veía con nada sino intolerancia y discriminación? ¿Ella los había enviado a sus tumbas sólo después de construir una relación cercana?

En realidad, no habían confiado enteramente lo que el Sabio les había dicho. Pero ahora ellos tenían una evidencia objetiva. Ya no podían dudar de ella. Todo lo que ella dijo era verdad, pero eso sólo lo empeoraba. Ella no los había protegido por amor o asesinado por odio. Ella los había asesinado incluso a pesar de que los amaba. Ella los había matado porque los amaba. Ellos no podían dejar el destino directo de Ground’s Nir y destino indirecto de la Tierra en manos de alguien así. ¿Quién podría decir cuántas vidas se perderían en su intento de salvar a todos?

Beatrice una vez más echó una mirada en las profundidades del pozo.

El pozo en sí podría ya haber existido. Después de todo, el Sabio no había existido antes de los orígenes de Ground’s Nir. Así que, ¿ella había sido la que construyó el elevador y colocó un ascensor sobre él? Controlar un gran poder era más difícil que crearlo. Ese era un logro impresionante en sí.

Buu Buu una vez dijo que los humanos habían aparecido repentinamente en Ground’s Nir un día y comenzaron a desafiar el Laberinto. Eso supuestamente contuvo el desastre echándose fuera de las profundidades del agujero negro. Y era por eso que los humanos podrían ser mensajeros del cielo.

Ella estaba ahí abajo.

El Sabio se estaba dirigiendo directamente al fondo del Laberinto.

—Buu Buu, y ustedes también. Hay algo que quiero decir antes de saltar.

—¿Qué pasa, Beatrice?

—Bueno. —La Espadachina Santa dio un breve respiro. —Para ser honesta, el Sabio es poderosa. No sé si podemos derrotarla incluso con todos nosotros trabajando juntos. No quiero perder sin importar qué y quiero traer a todos de vuelta con vida, pero necesitamos considerar el peor posible escenario.

—¿Q-qué estás tratando de decir?

—Es simple.

Ella cerró sus ojos, removió la barrera final y forzó a sus ojos a abrirse de nuevo.

Y ella les habló a todos.

—Si parece que no podemos evitar ser eliminados y no seremos capaces de detener al Sabio, entonces mátenme. Eso quizá podría borrar al Sabio.

La atmósfera parecía congelarse.

—¡Oye, espera, oye!

La primera en hacer erupción fue Armelina.

—¿No te lo dije? El Sabio no necesariamente usó una Puerta para viajar a través del tiempo. Ella podría haber ajustado el equipo del tipo Porcentaje hasta que ella se pareciera a ti. ¡No podemos decir con seguridad de que ella viajó al pasado distante desde el futuro distante! ¡Además, si tu muerte pudiera directamente afectarla como una paradoja temporal, ella no trataría tu vida con tan abandono imprudente!

—Ni yo lo creo completamente.

—¡¡Entonces!!

—Así que esto es hipotético. Si sabemos que nadie de nosotros va a regresar con vida y el Sabio parece contenerse sólo para mantenerme con vida, necesitamos sospechar que es por eso. Y necesitamos intentar cada método hábil para nosotros. Matarme podría no cambiar nada, pero igual y podría. Si no tenemos otra opción, entonces esa es nuestra última oportunidad. No creo que deberíamos rendirnos sin intentarlo.

—¿¡Estás loca!? ¡Incluso si el ataque a la villa de Orcos Ibéricos fue hecho por ti del futuro, eso es algo que puedes detener en base a tus acciones de ahora, ¿no es así?! ¡¡Quizá no seas capaz de cambiar el pasado, pero puedes cambiar tu propio futuro!!

Beatrice no podía asentir o negar con su cabeza.

Nadie podría garantizar que ella realmente pudiera cambiar su propio futuro con sus decisiones actuales.

Ni podían garantizar que cambiar el pasado con sus decisiones actuales era lo correcto de hacer.

—Beatrice. —Buu Buu llevó una mano a su boca. —Si lo que estoy a punto de decir está completamente equivocado, entonces puedes molestarte conmigo. Así que, ¿me escucharás?

—¿Qué pasa?

—Buu, — gruñó el gigante gris de cabeza de cerdo.

Él fue al punto.

—Beatrice, ¿tienes miedo? ¿Miedo de lo que podrías hacer?

La Espadachina Santa escarlata, una de las más fuertes del máximo nivel, saltó como una niña regañada. Ella no dijo nada por un momento, por lo que Buu Buu simplemente esperó.

Y finalmente, Beatrice, quién normalmente actuaba como una hermana mayor, abrió sus labios temblorosos como si hubiera perdido una prueba de resistencia.

—…Tengo miedo.

Ella dejó colgar su cabeza y no miró hacia arriba.

Ella no podía ver a Buu Buu a los ojos incluso después de haber pasado tanto tiempo con él.

—¡¡Por supuesto que tengo miedo!! ¿Hice algo en el futuro? ¿No puede ser anulado porque pasó en un tiempo en el pasado? ¿¡Cómo puedo aceptarlo cuando alguien dice que fue mi crimen!? ¡Nunca haría eso y nunca te lastimaría o a los otros Orcos Ibéricos sin ninguna razón! ¡¡El sólo pensar en purgar la villa hace mi piel de gallina!! ¡Pero no tengo manera de probar eso aquí! ¡Sin importar qué teorías propusiéramos y sin importar qué tanto dijeras que estaría bien, todavía hay 1% de probabilidades, ¿no es así?! ¡¡¡¡¡Todavía hay una ligera probabilidad de que simplemente soy una mala persona y que soy una irremediable pedazo de mierda que podría tomar todo de ti después de sonreír a tu lado!!!!!

—…

—¡¡Lo odio!! ¡¡Por supuesto que lo odio!! ¡Tengo miedo de que eso esté tallado en piedra, pero no me puedo relajar cuando tampoco ha sido solucionado! Quiero decir…¿¡cómo!? ¿¡Cómo detengo un crimen que no puedo imaginar haber cometido!? ¿Mi muerte resolvería todo, o todo es una fanfarronada y eso no solucionaría nada? ¡No sé la respuesta a eso, así que tengo miedo! ¡¡¡¡Simplemente tengo mucho miedo!!!!

Era posible que ni siquiera Buu Buu sabía cómo responderle a una chica quien estaba muy alterada. Él había desafiado a una dragona de 1000 m a una pelea y eliminó a un grupo de soldados delincuentes, pero él podría ser incapaz aquí.

Pero tan incómodo como pudiera ser, él hizo un intento.

Él no tenía que ser listo sobre eso.

—Beatrice, es verdad que podrías no ser capaz de cambiar el futuro sin importar lo que hagas. Podrías no ser capaz de anular algo que pasó en el pasado. La verdad podría ser la peor que podemos pensar y simplemente descubrirla causará un gran dolor. Pero…

Él se pausó, pero no se detuvo.

Él tenía más que decir.

—Incluso si encontramos esa de las peores respuestas, quiero quedarme a tu lado.

Ella no tenía palabras.

La respiración de Beatrice parecía haberse atrapado en su garganta mientras levantaba la mirada a ver a Buu Buu.

Él tenía una mirada gentil en sus ojos.

—Incluso si realmente eres tú la que destruyó mi villa e incluso si eres tú la persona tratando de traer una gran tormenta de nuevo a Ground’s Nir. Aun así te perdonaré. Seguiré siendo tu amigo. Así que no dejaré que la verdad te aparte de mí. No dejaré que algo así me quite a alguien quien me importa. No te preocupes, Beatrice. Estoy contigo.

—…Nadie más me perdonaría.

—Eso no importa. Todas las almas de los aldeanos están en esta Arma Brillante y podrían enojarse cuando lo escuchen, pero estoy dispuesto a pelear por ti. Tendré una pelea a puños con todos ellos después de resucitarlos.

—No seré capaz de perdonarme a mí misma.

—Entonces pelearé contigo de nuevo. Nunca te dejaré lastimarte. No me importa si nadie entiende o si eso te hace mi enemiga. Estoy bien cubierto de cicatrices para protegerte.

Ella ya no podía sacar más palabras.

Beatrice se aferró y clavó su rostro en alguien que había estado con ella por mucho tiempo. Ella abandonó su mirada de confiable hermana mayor y lloró como una niña pequeña.

—…No hay nada peor que esto, —dijo Buu Buu mientras limpiaba sus lágrimas con un gran dedo. —Así que, Beatrice, no le temas a lo peor. Incluso si tomas otra decisión, nada cambiará. No iré a ningún lado.

7

Una vez que Beatrice se calmó, ellos realizaron acciones específicas.

El elevador descendiendo hacía el abismo todavía se estaba moviendo. Bajar escalando ese pozo los llevaría con el Sabio. Definitivamente se encontrarían con ella. Pero eso indudablemente se desarrollaría en una pelea a muerte.

—Nunca descubrimos algo sobre Lorelei, pero dada la situación…

—Sí. Deberíamos asumir que ya cayó en las manos del Sabio.

Mientras Filinion y Wildefrau discutían eso, Armelina manipuló su bastón de metal Arma Brillante. El arma se especializaba en ataques físicos y podía transformarse en casi cualquier arma contundente, pero una de esas era La rueda, un aparato de ejecución dándole forma a partir de un engrane gigante.

—La forma de engrane realmente no es necesario para golpear personas, así que aparentemente había teorías de que originalmente era una herramienta ritual usada para venerar a un dios del sol. Como sea, creo que podemos bajar si me aseguro de que los dientes encajen con los rieles dentados.

Buu Buu no necesitaba confiar en alguna herramienta. Él miró en el agujero sin nada en sus manos. Él parecía tener la intención de tomar los rieles de metal, y usando su fuerza de agarre, deslizarse.

Buu Buu y Armelina.

Tenían 2 diferentes métodos para descender, pero…

—… (←Beatrice se colgó de la cabeza gigante de Buu Buu.)

—… (←Filinion se colgó de la gruesa cintura de Buu Buu.)

—… (←Wildefrau se agarró de la pierna musculosa de Buu Buu.)

—¡¡Bueno, seguro puedo ver qué tanto confían en mi todas!! ¡¡Pero bajar por mi cuenta será más fácil de cualquier modo!! ¡¡Gajaja maldición!!

Como fuera, era tiempo de prepararse.

Buu Buu y Armelina usaron el eje de los engranes del elevador para deslizarse de los muros verticales.

Ellos no podían ver el fondo y no podían predecir qué tan lejos tendrían que bajar, pero ellos vieron algunos “cambios” inesperados.

—¿Qué son estás? ¿Capas? —preguntó Armelina mientras observaba el muro para que así ella pudiera ajustar continuamente su velocidad sobre el engrane gigante.

Había de hecho patrones de capas extrañas, como un baumkuchen o un dulce de mil hojas, pero estas capas no eran simplemente polvo o rocas. Una capa estaba llena de clavos oxidados, una estaba llena con materiales de madera, una contenía macarrones gigantes y crema batida, y una era una capa solida de largas manecillas de reloj. Ninguna era igual.

Filinion habló en una voz temblorosa mientras se colgaba de la cintura de Buu Buu por el costado.

—Está muy alto, muy alto, muy alto… Tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo… Pero espera, ¿no son estos Tumba de Vapor 80, Resistencia de Relojería 22, Circuitos Dulces 32 y Fiesta del Reloj 45?

—Eso sólo muestra qué tanto nos estamos saltando con este atajo. Honestamente, siento que la mitad de mi vida está siendo rechazada después de arriesgar mi vida en explorar a través de todo eso.

El pozo era conocido como el Eje Central, pero no era sólo una caída libre. La ruta probablemente cambiaba automáticamente por lo que evitaba las otras habitaciones y pasadizos ya que el Laberinto cambiaba irregularmente de forma. Una y otra vez, se doblaba en ángulos rectos para viajar algunas veces verticalmente y algunas veces horizontalmente. La fijación en ángulos de 90 grados podría haber sido para colocar los rieles como barras de mono y por lo tanto permite a un elevador de costados planos el viajar libremente en cualquier dirección.

Buu Buu y las demás aumentaron la velocidad en las partes verticales y convirtieron su energía potencial en energía cinética para pasar las partes horizontales como si fuera una montaña rusa.

El largo, largo pozo se torció y se convirtió en una gran serpiente con una cola a la vista.

Y ella estaba ahí adelante.

El Sabio. Esa mujer que lucía justo igual que Beatrice pero era fundamentalmente diferente.

8

En el Palacio Mágico Independiente de Roppongi, Tokio…

—Fiuu.

A menos que un banquete anticuado se llevara a cabo ahí, la gran mansión siempre estaba envuelta en una profunda oscuridad en la noche. Pero eso no significaba que no hubiera nadie adentro. Incluso ahora, la sirvienta llamada Iroka vestía una chaqueta sobre una camisola de un rojo oscuro, tensó su hermoso rostro con lentes y un lunar debajo del ojo, y miró a la computadora en su habitación.

Tan raros como eran estos días, ella tenía una computadora al estilo de una torre diseñada con actualizaciones internas en mente, pero no era nada más que una terminal. La computadora real era una supercomputadora gigante llenando 1/3 del espacio debajo de las tierras del Palacio Mágico Independiente.

Ella tocó sus lentes por su sien unas cuantas veces, y entonces buscó a través de antiguos registros nuevamente. No le encontraba sentido sin importar cuántas veces lo revisara, pero sucedió sin importar qué.

Esta era la habitación de la hermana mayor, pero Misoka, la segunda hermana, estaba yaciendo en la cama con una toalla de baño y masticando un calamar frito.

—¿Cuántas veces ya lo has revisado? Te lo digo, simplemente no vas a descubrir cómo entró ella.

—Este es mi trabajo.

—Gobiernos y agencias alrededor del mundo están tratando de rastrear a donde fue Tselika. Esto está fuera de nuestras manos.

Sí.

La No-humana llamada Teslika aparentemente contactó a su ama, la chica en vestido rojo, a través de su Smartphone, pero habían fallado en rastrear la conexión o incluso detectar su presencia en sí. El corto mensaje todavía encontrado en el Smartphone estaba comenzando a sentirse como un fantasma. Había un ligera posibilidad de que ella se había forzado a ingresar o haber tomado ventaja de alguna clase de vulnerabilidad, pero mientras pasaba el tiempo, deberían haber sido capaces al menos de descubrir qué ruta había usado ella. Pero esta vez, no había nada. Cuando Iroka había recibido por primera vez el reporte, ella honestamente sintió que su lealtad había vacilado por un momento. Tan inapropiado como era, ella había sospechado que la chica en vestido rojo lo había fingido para probar su seguridad.

—Bastante tiempo pasó desde que Tselika hizo contacto.

—Sólo unos cuantos días.

—Pero cada gobierno y cada agencia ha estado trabajando sin parar, y aun no la encuentran. A este punto, sólo puedo describirlo como anormal.

Ambas guardaron silencio por el comentario de Iroka.

La mirada en sus rostros dijeron que podían suponer ya parcialmente la respuesta probable.

—Si esto se va más de los gobiernos o agencias, sólo hay una posibilidad.

—¿Estás sugiriendo que ella ha alcanzado a esas personas Sobre el Muro?

En ese momento, una nueva ventaba se abrió en la esquina de la pantalla. Era una alerta de intruso, pero desde una ubicación extraña. En lugar de la puerta principal o la puerta del frente de la mansión, una puerta dentro del edificio se había abierto y cerrado.

—Malditos sean esos guardias del perímetro. ¿Qué diablos están haciendo?

—¿Alguien paso sin que los guardias PSIA lo notaran?

Eran como las huellas de un fantasma.

¿Qué ruta habían usado para entrar?

—…

—…

Las sirvientas intercambiaron una mirada y entonces lentamente se levantaron. Iroka, usando lentes, tiró unas cuantas botellas pequeñas de loción en sus medias mientras que Misoka, la deportiva, removió la pantalla de una gran lámpara en una esquina de la habitación.

—Estás bromeando, ¿no? Así que con esta clase de habilidad, ¿tendría que ser un Sobre el Muro?

—Es muy pronto para decirlo, pero la Señorita parece estar teniendo una clase de conflicto con el Sabio.

—Como sea, Tselika y el Sabio son ambas Sobre el Muro.

A las sirvientas se les pidió proteger y defender la mansión si se necesitaba, pero no se les había dado ninguna espada o arma de fuego obvia. Eso por supuesto era para evitar proporcionar enemigos políticos con forraje para escándalos. Ellas arreglarían los objetos del día a día para asesinar a cualquier criminal pesadamente equipado e insistir que todo había sido justificado para autodefensa. Esa era la clase de habilidad de combate demandada a las sirvientas enviadas por el estado.

La 2da hermana lentamente abrió la puerta de la habitación, revisó el oscuro pasillo y tomó el liderazgo.

—¿Pero por qué la cocina? ¿Está tratando de envenenar la comida?

—Si no le importa que parezca como un homicidio, hay métodos mucho más simples y confiables.

La mansión era grande, pero aun así dejaron de susurrar cuando se acercaron a la cocina.

Se comunicaron usando señales de mano y continuaron.

Podían escucharlo.

Había un sonido desconcertante de alguien hurgando.

—(El refrigerador.)

—(El envenenamiento podría ser una distracción. Una vez que solucionemos las cosas con este intruso, necesitamos revisar las tierras enteras por bombas o contenedores de gas.)

Era una fortuna que su ama de vestido rojo estaba ausente, pero si la Puerta era destruida, ella sería incapaz de regresar de Ground’s Nir, por lo que el peligro permanecía. Tenían que solucionar rápidamente las cosas con quien fuera que estuviera en la cocina y después revisar la zona entera.

—(Hay una sola persona frente al refrigerador. Me cargaré hacía ahí, así que sígueme después de un corto retraso.)

—(Entendido. Pero no podemos saber cómo está equipado con la puerta del refrigerador en el camino. Si el ataque inicial fracasa en acabarlo, prepárate para continuar incluso si me noquea.)

Ellas no necesitaban una cuenta regresiva.

Las 2 sirvientas rápidamente pero silenciosamente se cargaron hacía la oscura cocina. Quien fuera que estuviera ocupado saboteando los contenidos del refrigerador se dio la vuelta hacía ellas y la luz del refrigerador iluminó su rostro.

—*Murmullo*, *murmullo*. ¿Gué pasha, Onee-hyan y Onee-hyan?

Haruka, la 3ra hermana, sostenía una salchicha gigante en su boca y llevaba pate de cerdo, jamón, tocino, aceitunas, sardinas de aceite, una botella de menma, bambú kamaboko, chikuwa y más en sus brazos. La glotona vestía sólo el top de un traje deportivo y su pequeña cabeza se tambaleaba de aquí para allá.

Mientras seguía medio dormida, ella aparentemente había tenido hambre, vagó un poco, pisó varios sensores y finalmente llegó al refrigerador de la cocina.

Eso explicaría la falta de repuesta de la puerta principal en el perímetro y la entrada del frente de la mansión.

Las 2 hermanas mayores lentamente dejaron un escapar un largo, largo suspiro.

Y…

¡¡*Whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*, *whap*!!

—Gyah, ¿¡Gyaaaah!? ¿Eh? ¿Eh? ¿Ah? ¿¡Por qué estoy aquí!? ¿¿¿¡¡¡Y por qué ambas me están dando nalgadas a la vez!!!???

9

—No sé cuándo será exactamente.

En la esquina de una habitación en una posada completamente normal de la posada del pueblo, el Rollo de Verano Viviente Sibyl tenía múltiples mantas alrededor de ella para esconder sus vendajes sino de otra manera tendría su cuerpo desnudo.

—Pero en algún punto, el mundo se acercará al momento de su perdición. Esto no es tan sorprendente ya que todo termina eventualmente, pero el Sabio aparentemente ha enfrentado eso momento directamente.

—…Así que, ¿ella fue enviada al pasado para terminar ese desastre?

Huldra le urgió frunciendo el ceño. Escenarios del fin del mundo eran comunes en temas de discusión, pero ella y los demás que trabajaban en el costado de la historia estaban al tanto qué tan sorprendemente estable era el mundo. La clase de guerra nuclear sin frenos vistas en baratas películas SF no podían ocurrían tan fácilmente.

Pero Sibyl sacudió su cabeza.

—No, esa no es la manera correcta de verlo. Piensa en ello como un experimento mental donde la tecnología para viajar en el tiempo está disponible públicamente y sin monopolizar por nadie.

—¿Disponible públicamente…?

Rusalka se detuvo.

A su lado, Huldra bebió un líquido rojo transparente. Probablemente era un perfume que cambiaba su aroma desde adentro. Como una Porrista Alquimista quien manipulaba su valor de Odio con maquillaje, ella podría haber estado controlando la mente de Sibyl.

¿La Elfa Real tenía la intención de revelar todo desde el comienzo, o ella estaba siendo seducida para hacer eso?

La Gusano de Mantas Sibyl lentamente suspiró y continuó hablando como si lentamente le diera vueltas a pesados engranes.

—No tendrían forma de saber si enviar a alguien especial al pasado definitivamente volcaría el futuro. Ni siquiera sabrían si el destino puede ser manipulado por las manos humanas.

—¿A dónde vas con esto?

—No habría necesidad de limitarse con sólo una persona o siquiera continuar pensando sobre cambiar el futuro.

Las otras tenían un mal presentimiento sobre esto.

Esta era supuestamente una historia hipotética, pero campanas de alarma sonaron en la mente de Gruagach, diciéndole que ella no debía escuchar más de esto.

Pero Sibyl siguió hablando. Como si fuera alguna clase de acoso.

—¿No podrían simplemente enviar a todos los 7 u 8 billones al pasado distante?

Era una idea aterradora.

Ellas no sabían qué clase de problema ocurriría en el futuro distante. Pero incluso si todos regresaban al punto en el pasado cuando los recursos y comida eran abundantes, ¿qué pasaría cuando tantas personas llegaran a la vez? El planeta seguramente sería devorado en un planeta desierto en un santiamén.

—Bueno, hay otro truco para ello más allá de eso.

—?

—Cualquiera que sea el caso, eso no sucede. Porque alguien ya lo detuvo. ¿Pueden imaginar ahora de donde podría haber venido el Sabio?

—¿De qué estás hablando…?

—Kudryavka.

Ella dijo un cierto nombre.

—El Sabio frecuentemente se llamaría así en una forma auto-despreciable. De acuerdo a ella, ella fue el modelo de prueba final y el resto de la humanidad estaba destinado a seguirla después si ella tenía éxito.

—Pero eso no pasó. Así que, ¿la Sabio fue declarada un fracaso?

—Si hubiera sido así, ella no podría estar aquí ahora.

Sólo había otra posibilidad: ella había tenido éxito, pero la migración de la humanidad no había comenzado. ¿Por qué habría sido eso? Sólo había una respuesta que conduciría a una conclusión contradictoria.

—Después de que el Sabio viajara de vuelta en el tiempo, ella usó todo su poder para ir destruyendo la tecnología necesaria para viajar para el viaje 4to dimensional. Por lo tanto, nadie más pudo seguirla. Para proteger todo lo demás, ella abandonó su propia era. Ella decidió tomar un viaje sin regreso.

El nombre Kudryavka había sido mencionado.

Esa perra se había convertido en la primera en la historia en dejar la tierra cuando fue colocada en una nave especial lanzada por los soviéticos. La información tomada de ella había sido usada para asegurar un viaje seguro al espacio, pero su propia seguridad no había sido garantizada.

—Por lo que ella no tenía hogar en la Tierra, por lo que aparentemente encontró vivir como una extraña en Ground’s Nir más cómodo. Su amistad con los Orcos Ibéricos no fue hecha por interés propio. Ella fue salvada por la amabilidad de aquellos que estiraron su mano cuando ella pensó que sólo podía vagar por toda la eternidad.

Pero buenas intenciones no necesariamente conducían a buenas acciones.

—Pero es por eso, —dijo Sibyl. —que el Sabio no puede detenerse ahora. Ella fue incapaz de salvar a aquellos que la salvaron e incluso le agradecieron por asesinarlos, así que ella ni siquiera tuvo una oportunidad de ser juzgada por sus crímenes. Y tampoco pienso que estuviera equivocada. Ella jaló del lamentable gatillo para oponerse a donde se estaba dirigiendo el mundo.

10

En su armadura roja y minifalda blanca, el Sabio estaba de pie inmóvil en el centro del elevador que era demasiado grande para subirse sola pero demasiado pequeño para los poderosos Orcos Ibéricos subiéndose en grupo.

Ella lo había construido como la petición del mayor y los otros Orcos Ibéricos. El proyecto Enter Kosmos en el este había intentado detener los cambios irregulares del Laberinto al meter a la fuerza una cuña gigante, pero ya que eso fracasó miserablemente, ella no se había pegado a esa forma. El eje se dobló flexiblemente para encajar los cambios del Laberinto y automáticamente rediseñarse solo para alcanzar el fondo sin pasar por las habitaciones o pasadizos, sin importar que estructura tuvieran. Ella había estado extática de completarlo, pero incluso este gran elevador no había sido suficiente para llevarlos a todos. Parecían usar en su mayoría gran fuerza muscular para directamente colgarse del eje y descender de esa manera.

(Y al final, se llegó a esto.)

Había pasado mucho tiempo, pero nada había ido de acuerdo al plan. Buu Buu no había creado una nueva villa. La mente intelectual de Sibyl había fracasado en comprender las tácticas del Orco Ibérico las cuales estaban raíces de instintos de combate, así que sus falsas reproducciones creadas por los recuerdos residuales sólo habían sido capaces de hacer poco. Había tomado demasiados cadáveres para crear sólo a Desastre, así que una unidad en producción en masa había estado fuera del alcance.

Y ahora Lorelei.

Ahora se comportaba como uno de los Break News, pero el Sabio en sí la había creado originalmente como una espada demoniaca que fácilmente colocaba a su portador en la posición del más fuerte. Ella había esperado en crear un poder para usarlo en lugar de los Orcos Ibéricos quienes se sentían atados a su deber. Al final, su inmenso poder llevaría fuera de control tu cuerpo y mente si no te familiarizabas gradualmente con su poder en etapas, así que ella se había forzado a dejarlo en manos de los Orcos Ibéricos quienes ya sabían cómo controlar un gran poder.

Lorelei había permanecido en su villa por un tiempo, y ella les había pedido usar sus excelentes mentes para construir un medio perfecto de controlarla, pero se había perdido durante la confusión de la purga. Su mayor se había inclinado hacia ella e insistió que era necesario, pero ella todavía estaba avergonzada. Ella trabajó junto con los soldados delincuentes de Elkiad, así que algún idiota se detuvo a saquear al igual que masacrar.

Los Orcos Ibéricos habían sido todo para ella.

Cuando ella lo describió como un periodo agradable de su vida, siempre eran sus sonrisas lo que venía a su mente.

Ella todavía lo recordaba muy vívidamente.

Los niños redondos habían lucido como animales de peluche mientras corrían por la villa. Esos verdaderos héroes habían tenido el más grande poder, y sin embargo no se habían ahogado en él. Nunca habían usado su fuerza para nada además de sus estilos de vida autosuficientes o su deber de proteger a todos. Ellos habían vivido una simple pero cálida vida en la villa. Para evitar confusión innecesaria, el Sabio había llegado a través de un túnel dirigido directamente a la casa del mayor desde una zona lejos de la villa, pero escuchar las felices voces afuera de la casa y echar una mirada a afuera a través de las brechas de la entrada de la gran hoja había aclarado su corazón.

Ellos le habían pedido decirles una palabra humana que representara las ideas de “asombroso”, “grande” y “confiable” y ella contestó medio bromeando, así que ella había entrado en pánico cuando pasó.

Habían sido personas amables.

Como resultado de procrear con toda clase de animales y plantas y tomando las fuerzas de esas otras especies, todos se habían atrapado en el camino de la decadencia, como si sus sangres se hubieran oxidado. Pero incluso cuando ella no había sido de ayuda en eso, ellos le agradecieron al Sabio hasta el mismísimo final.

Le habían pedido cuidar del único niño sobreviviente y del mundo.

Dijeron que ella podía manejar la tarea colocada por el monstruo Ground’s Nir esperando completarse en las profundidades del Laberinto.

Eso era todo lo que era.

Rastros de felicidad. Residuos de amabilidad.

El Sabio lo había terminado completamente y era por eso que ella no tenía nada más a qué aferrarse.

Tenía que haber sido un completo desastre para aquellos atrapados en el medio. Esto envolvía a la Tierra y Ground’s Nir, así que ella no podía mirar a nadie a los ojos.

Pero ella lo seguiría hasta el final.

Ella podría convertirse en una persona de cascaron vacío vagando, alejada de la realidad, pero ella mantendría la promesa que ella hizo, no importaba qué tan retorcido se volviera.

Esa era su decisión.

Así que…

—Me pregunto si Buu Buu aparecerá incluso a pesar de que sabe que él perderá.

Tanto pronto ella susurró eso, un gigante con cabeza de cerdo gris cayó encima del panel de elevador gigante. El Sabio realmente estaba frustrada de ver a Beatrice, Filinion, Armelina y Wildefrau con él. Si la forma de las relaciones entre ellos hubiera sido sólo un poco retorcida o si él hubiera tenido incluso una pizca de obvias ideas maliciosa o de avaricia, él podría haber hecho exactamente lo que el mayor quería, y haber intentado pelear el monstro con una nueva villa.

Una vez que esos pensamientos llegaron a ese punto, una ligera sonrisa apareció en los labios del Sabio.

…Supongo que eso realmente no fue una opción.

El Sabio era una mujer, por lo que si hubiera querido, ella podría haberse acercado al ignorante Buu Buu e introducirlo en esas cosas. Pero ella no imaginaba que eso funcionaría. Si Buu Buu hubiera tenido conocimiento en esas cosas y continuaba haciendo las mismas elecciones, ella dudaba que él pudiera reunir tantas compañeras. El Sabio no había sentido ningún reparo en involucrar dos mundos para su objetivo seco, pero incluso ella había dudado en destruir eso.

Beatrice había estado colgada de la cabeza de Buu Buu, pero ella saltó al suelo y preguntó algo.

—¿Qué es tan gracioso?

—Oh, nada en realidad.

El Sabio casualmente respondió mientras ligeramente tocaba el pomo de su Arma Brillante envainada.

Ella le habló a la chica de pie al lado del gigante gris con cara de cerdo. A alguien que estaba haciendo algo que ella nunca podría hacer.

—Sólo pensé que era interesante que todo lo que estás creando creará mi propia carne y sangre.

—No tengo interés en quien eres. Incluso si eres yo. Buu Buu dijo que me perdonaría incluso si cometí un gran crimen. ¡Él dijo que me perdonaría incluso mientras lamentablemente tiemblo del miedo por el castigo! Así que no le temeré al peor de los escenarios. ¡Incluso si no se puede cambiar lo que hiciste, puedo aplastarlo y comenzar a construir de nuevo! ¡¡Y construiré toda clase de cosas que nunca hiciste tú!!

—Ya veo, ya veo, ya veo.

La hermosa mujer en armadura roja y una minifalda repitió la frase en una manera cantante y dejó de jugar con el pomo. Ella usó su mano izquierda dominante para silenciosamente apretar el agarre de su estoque Arma Brillante envainada.

Ella había matado muchos enemigos de camino aquí. Los restos de sus Armas Brillantes podían ser vistos como tumbas y ella los reunió todos expandiendo esta arma.

Ella sacó esa torre de la muerte.

La cuchilla distorsionada brilló, y una sonrisa incluso más andrajosa apareció en su rostro mientras hablaba.

—Eso realmente no es justo, Beatrice.

11

Incluso mientras ella decía esas palabras, un siniestro círculo mágico danzó en la espalda del Sabio y el fuego infernal producido por el conjunto de cuchillas en su mano izquierda floreció por completo como una brillante y colorida flor.

—Lanza Lla-…

—¡Jet de Meta- Pantalla de Humo N- Fuego Napal- Causa de Explo- Freído como- Onda de Cho- Corriente de F- Tormenta de Chis- Fuego Ardiente!

Ella se quedó en el fuego. Antes de que Beatrice pudiera liberar una sola Magia, el Sabio simplemente giró la punta de su espada en un gran círculo para enviar una feroz tormenta de docenas…no, cientos más de esa cantidad de Magia. Beatrice había aprendido un total de 14,000 hechizos de Magia, pero ella aun así fue tragada por el vórtice de luz y sonido, incluso si ella todavía podía neutralizar todo el daño con su Resistencia al Fuego del 100%.

—¡¡Beatrice!!

La primera en moverse fue la Princesa Cascada de Hielo Wildefrau, quien se especializaba en el Elemento de Agua opuesto. No había necesidad de contenerse a este punto. Ella liberó los muchos cinturones atando su cuerpo, tomó la espada en forma de cruz, y la sacó a la fuerza de la vaina. Producía un verdadero cero absoluto. Un círculo mágico apareció en el centro de la espada en forma de cruz. Al congelar todo, incluyendo gases normales como oxigeno e hidrogeno, proporcionaba la triple amenaza de una temperatura baja extrema, asfixia y no presión de aire. Eso lo hacía un cruel pero poderoso ataque antipersonal.

El vacío de cero absoluto de Wildefrau proporcionaba daño similar a enviar a un oponente al frio espacio exterior donde ningún rayo de sol llegaba, pero…

—100% de Resistencia de Agua. ¿Piensas que eres la única que puede usar eso?

—¿¡Qué-!?

Esas simples palabras volcaron todo. La mujer quien debería haber muerto no lo hizo. Wildefrau estaba tan confundida como alguien viendo un caballero decapitado que continuaba caminando, pero las manecillas del reloj seguían moviéndose.

Y no era la Princesa Cascada de Hielo a quien señaló el Sabio.

Ella continuó desgastando a Beatrice, pero con una tormenta de Magia de Elemento Agua esta vez.

—¡Jet de Agu- Martillo Líqui- Trabajo en E- Bocl Bod- Hoz Mete- Nube de Agu- Nube Blan- Serpiente de Ag- Sangre de Luz!

No había forma de confiar en Defensa Elemental esta vez. Incluso la veterana Espadachina Santa roja recibiría daño de la Magia de agua. Toda clase de Magia se derramó en ella como una lluvia horizontal y un solo golpe podría partir en extremidad en extremidad su cuerpo, y hacerla estallar en pedazos.

—…!!!???

Wildefrau colocó un círculo mágico en su espada y se precipitó entre ellas.

Ella tenía una Resistencia de Agua de 100%. Para este momento, ella podría negar cualquier daño de 100 o incluso 1000 ataques a la vez.

—En ese caso…

Algo audible cortó punzantemente el aire mientras el Sabio apuntaba su estoque remendado hacía los cielos.

—¿Viento o Tierra? ¿No de 100 ataque de cualquiera terminarían rociados en el piso en un solo segundo?

—!! ¡¡Buu Buu, sincroniza tu tiempo con el mío!! ¡¡Es hora de atacar!!

—¡¡Buu!! ¡¡De acuerdo, Armelina!!

Una tormenta de todo excepto Fuego o Agua las aplastaría antes de que pudieran esquivar o defenderse, así que la única manera de sobrevivir era asegurarse de que el Sabio no tuviera tiempo de tranquilamente usar esa Magia. La idea de Buu Buu y Armelina no estaba equivocada exactamente.

Sin embargo…

—No es lo suficientemente bueno.

Ella giró.

Sin mostrar preocupación por la minifalda exponiendo sus muslos hasta la base, el Sabio giró su cuerpo. Cuando ella aumentó bastante fuerza centrífuga, ella liberó una patada giratoria hacía el centro del estómago de Buu Buu que era de 4m. Él colocó su gruesa Arma Brillante en el camino para defenderse, pero todo fue inútil. La inmensa energía cinética liberada de su tacón causó que el gigante de rostro de cerdo se doblara y entonces volara hacía atrás.

—…!!!!!

Armelina apretó sus dientes, pero ella sólo podía continuar mientras asumía que Buu Buu le había dado una apertura. Habían atacado simultáneamente, por lo que el cuerpo del Sabio estaba expuesto sin defensas después de lanzar la amplia patada giratoria. Armelina podía hacerlo ahora. Ella cambió su bastón de metal Arma Brillante en una bola y cadena y la levantó preparándola.

Entonces el Sabio se desvaneció.

Un destello plateado de luz tomó su lugar. El tiempo parecía detenerse, y al fríamente darse cuenta que ella estaba a punto de ser cortada recorrió la espalda de Armelina. Ella concluyó que el destello provenía de una espada.

Pero estaba equivocada.

Era en su lugar el camino del tacón del Sabio borrándose como una luz trasera.

Ella no tenía idea de cuantas veces fue golpeada.

Innumerables dolores secos recorrieron su cuerpo entero, ella entró en una caída en barrena y ella rodó hacía atrás.

—Ah, ah, ahhh…

Las combatientes directas de máximo nivel y el Orco Ibérico habían echado a un lado en un abrir y cerrar de ojos. Filinion, su curadora, era la única que quedaba, y ella se sentía como si estuviera adentro de una torre del castillo mientras el castillo se quemaba y caía hacía el enemigo.

El sabio giró para mirarla.

Ella miró a la indefensa Bruja Blanca con sus ojos temerosos.

Ella ajustó su agarre en los retazos de Arma Brillante y movió sus seductivos labios para susurrar las palabras de muerte.

—Espada de Roc-…

Una forma gigante se cargó hacía el Sabio desde el costado. Después de haber sido noqueado, Buu Buu se había levantado de nuevo, sin usar su tronco de Arma Brillante, hizo una tacleada con máximo poder como si fuera a quebrar la delgada cintura del Sabio.

Ni siquiera un gran tráiler estrellándose a máxima velocidad podría producir un sonido tan horrible.

Pero…

—Resistencia a Impactos del 100%.

Ella estaba ilesa. Completamente ilesa.

La delgada cintura del Sabio estaba bien y sus pies no se habían deslizado ni siquiera un centímetro por el suelo.

—¿¡Puedes hacerlo con ataques físicos también!?

Armelina le rugió desde el suelo, pero el Sabio permaneció inmóvil. Su puño voló hacía el indefenso Buu Buu con el guardamano de su arma actuando como una manopla. Alguien a su nivel sería capaz de derrotar a un Orco Ibérico mientras está desarmada. Y una vez que eso se completara, ella eliminaría a su curadora, Filinion. La Bruja Blanca era la piedra angular de sus tácticas, así que sin ella, Beatrice y las demás serían torturadas hasta la muerte.

Pero el gran sonido que estalló era metálico por naturaleza.

No era el sonido de la piel siendo golpeada.

Entonces todos notaron que Buu Buu apenas deslizó su Arma Brillante para bloquear el guardamano con el que el Sabio trató de golpearlo. A diferencia de la previa patada giratoria, este ataque no tenía su peso corporal o fuerza centrífuga detrás de ello.

El sonido de sus huesos quebrándose llenó el espacio.

Con la fuerza del Sabio, romper el arma y el brazo de Buu Buu sería una tarea simple. Pero Buu Buu no fue derrotado. Él no podría ser quebrado aquí.

—No me rendiré. Alcanzaré un futuro donde Beatrice y las demás puedan regresar con sonrisas en sus rostros…

—Esa no es tu decisión. —La expresión del Sabio estaba sin preocupación. —Es mía como la vencedora.

Con otro gran sonido, las cejas del Sabio se alzaron ligeramente. Era la mirada de encontrar que un supuestamente simple cálculo no acertaba. Ella parecía encontrar extraño que él todavía persistía.

—Además, hay algo extraño sobre lo que Beatrice y las demás dijeron y lo que tú dijiste. Nunca tuvo mucho sentido para mí.

—¿Por ejemplo?

La espada remendada se calentó en un color rojo.

Muchos pedazos de Magia de Fuego golpearon a Buu Buu como un disparó de una escopeta a corto alcance. Él no tenía Defensa Elemental como Beatrice y las demás tenían. Si él no lo esquivaba, él tenía que esperar que su gruesa piel pudiera detenerlo. Pero él apretó sus dientes. Incluso si él se deslizaba por el suelo, él sacudía su Arma Brillante y derribaba la siguiente ronda de Magia.

—Si realmente eres Beatrice, ¿por qué sostienes tu arma con tu mano izquierda? ¡Beatrice siempre ha sido diestra!

—Jaja. ¿¡Es todo!? ¿Cuánto tiempo piensas que pasé para llegar hasta aquí, Buu Buu? ¿Es tan sorprendente que unas cuantas características pudieran haber cambiado en ese tiempo?

Algo se deslizo por el aire una y otra vez.

El sonriente Sabio estaba lanzando su espada remendada de una mano a la otra.

—Además, soy igual de fuerte con mi mano derecha.

—¡Eso es suficiente, Buu Buu! ¡¡Esquívalo!!

Al grito de Beatrice le siguió inmediatamente docenas de lanzas de hielo volando hacía el Orco Ibérico. Él las partió con su Arma Brillante gigante, pero los pequeños fragmentos seguían siendo navajas punzantes. Esto sólo incrementaba el número de ataques, y su cuerpo entero fue expuesto a una llovizna de vidrio.

Un olor oxidado llenó el espacio.

Pero Buu Buu no se rindió. Incluso con su gruesa piel arrancada y ensangrentada, sus rodillas no se doblaron.

—Bh, gh…*chillido*… Y esa arma…también es extraña. Realmente no entiendo la Magia que los humanos usan, pero la de Beatrice tiene una forma más limpia. ¡No está toda perforada y desgastada como esa…!

—¿No sería extraño si todavía estuviera usando la misma arma después de tanto tiempo? La marcha del progreso tecnológico es una rápida. Aferrarme a un Arma Brillante obsoleta sólo funcionaría en mi contra.

Esta vez fue viento.

Varias ráfagas de viento violentas giraron alrededor del Sabio y detonaron a su señal. Un muro invisible rugió con la fuerza de una explosión y empujó las navajas de hielo incluso más profundamente en la piel de Buu Buu.

Hubo un rugido bajo, pero Buu Buu plantó sus pies firmemente en el suelo y no se movió.

Ningún grito escapó de sus fuertemente apretados dientes. Él todavía estaba peleando.

—¡¡Entonces!! ¡¡Es realmente extraño!!

—¿Buu…Buu…?

La maltratada Beatrice miró hacia arriba, hacía el perfil de esa preciada persona.

Él continuó fulminando con la mirada al Sabio, y dijo palabras más afiladas que las espadas de hielo.

—¿¡Entonces por qué estás usando la misma armadura roja que Beatrice!? Lo dijiste tú misma: la tecnología progresa rápidamente, ¡así que no deberías quedarte con el mismo equipo por siempre! Sé que los humanos visten Magia en la forma de ropas. ¡Y sé que una sola elección puede cambiar su fuerza considerablemente! ¡¡Así que!! ¡¡No tiene sentido que elijas la misma ropa que la Beatrice de aquí “ahora”!! ¡¡¡¡¡Sólo tendría sentido si estuvieras vistiendo algo completamente diferente!!!!!

—…Ah…

Beatrice miró aquí y allá entre el Sabio y Buu Buu.

El Sabio todavía estaba sonriendo. No, parecía más como si su sonrisa se hubiera congelado.

—El diagrama de árbol de Magia no es infinito. Hay un límite que-…

—Si Beatrice ya fuera la más fuerte que pudiera ser y no tuviera más espacio para tener crecimiento, y por lo tanto ninguna razón para cambiar sus ropas, entonces no tiene sentido para que haya tan larga brecha entre sus poderes.

Sí.

Eso era correcto.

Las Estadísticas del Sabio eran ridículas, pero ella tendría que confiar en su equipo del tipo Porcentaje, el cual era su ropa. Pero en ese caso, ¿por qué lucía tanto como Beatrice? Si ella estaba vestida igual que Beatrice, ella tendría los mismas ajustes que Beatrice. Pero ese no era el caso. El Sabio había hecho un desvío innecesario para vestirse justo igual que Beatrice y sin embargo producía diferentes valores completamente. Eso sería 2 o 3 veces más difícil que simplemente coordinar su traje para la fuerza óptima.

¿Por qué se desviaría para ese esfuerzo extra?

¿Qué otra razón había además de engañar a alguien y mentirle a todos?

—Lo sé. —El ensangrentado Buu Buu habló mientras respiraba pesadamente. —He observado a Beatrice más que nadie, así que sé cosas sobre ella que ni siquiera ella sabe. Hay un pequeño lunar en la parte de atrás de su cuello, cerca de la nuca, escondido por su largo cabello. ¡¡No sabrías que eso estaba ahí!!

Beatrice jadeó y se tocó la parte de atrás de su cuello.

Si esta era la misma persona con el mismo equipo, eso definitivamente sería prueba. Si no había un lunar en el cuello del Sabio, eso significaría que no era la misma persona como la Beatrice real.

El Sabio permaneció inmóvil por un rato.

Entonces su mano derecha vacía silenciosamente se movió. Parecía que ella estaba cepillando hacía atrás su largo cabello, pero no era eso.

Ella estaba revelando la nuca de su cuello detrás de su oreja izquierda. Viendo eso, la visión de Beatrice casi se oscureció. El Sabio no lo estaba escondiendo. Ni siquiera estaba dudando. Lo cual significaba…

—¿Esto es suficiente para ti, Buu Buu?

Beatrice sintió un choque como tener una estaca clavada por el corazón. Él había dicho que la perdonaría y que la consolaría, diciéndole que no temiera por lo peor, pero todavía pesaba enormemente en ella el tener que confirmar la verdad.

—Sí.

Pero esto no era lo que eso era.

Buu Buu tenía más que decir.

—Es suficiente. Beatrice no tiene un lunar en la parte trasera de su cuello.

Esta vez, el flujo del tiempo realmente parecía haberse congelado.

Beatrice no podía revisar la parte trasera de su cuello, por lo que ella recibió confirmación de Wildefrau, quien había caído en una pila enredada con ella.

—Estás bromeando… ¿¿¿Realmente no hay nada ahí…???

Después de ajustar inicialmente tu apariencia, no cambiaría dentro de Ground’s Nir incluso si te quitabas o te pusieras tu equipo. Eso quiere decir que el Sabio tenía que haber hecho algo más para añadir este lunar. Quizá alguna clase de Magia de disfraz.

—Tener todo terminó funcionando en contra tuya, Sabio. Pero no dejaré que tu disfraz me engañe más.

Una vez más… No, tantas veces tomara, Buu Buu movió su ensangrentado cuerpo, apretó sus dientes, y ajustó su agarre sobre su Arma Brillante.

—Tú no eres Beatrice. Puedo saberlo porque la he visto más que nadie. ¡No sé quién eres, pero sé más sobre Beatrice que tú!

—…¿Y qué?

El arma en su mano izquierda y el lado entero izquierdo del cuerpo del Sabio fue envuelto en llamas infernales.

Esto era algo diferente de antes. Él afrontaría las consecuencias de la furia de ella.

—¿¡Qué importa que encontraras una excusa para declarar que no soy Beatrice, Buu Buu!?

Buu Buu giró su Arma Brillante y la agarró fuertemente.

Y él hizo un anuncio como si fuera para sacudir el tenebroso olor oxidado de la muerte con su propio hedor bestial.

—¿No es eso obvio? Ahora no tengo razones para contenerme mientras te destruyo con golpes.

12

Cuando se piensa, esto sólo era un asunto del corazón. No importa qué tanto él la arrinconara con sus palabras, él no podía volcar la actual diferencia de poder.

O eso podría haber sido, pero eso no era verdad.

La previa charla había continuado con un hecho verdaderamente importante.

 

—¿Hmm?

En una habitación de la posada, la Porrista Alquimista Huldra se sentó en una silla con una pierna doblaba para que así ella pudiera usar un pequeño pedazo de algodón bañado en removedor de esmalte de uñas, para remover la pedicura adornando las uñas de sus pies. Esta era una muy lasciva pose sin importar su mini piyama china y la base de sus muslos.

Ella estaba ajustando su valor de Odio para aflojar la lengua de Sibyl.

Sibyl miró esos pies mientras hablaba.

—Por un lado, ¿cómo fue el Sabio de reproducir la apariencia de Beatrice tan perfectamente? Ajustar su equipo puede teóricamente inducir una cierta cantidad de cambio, pero reproducirlo a ese nivel sería casi imposible. Pero es por eso que puedes encontrar un profundo karma en eso.

—?

—Dije que toda la humanidad planeaba migrar al pasado para escapar de la destrucción en el futuro distante, ¿no es así? Pero simplemente transferir las personas causaría que los suplementos de recursos del mundo y la comida se secaran en un santiamén. De manera simple, la población total sería más del doble en tamaño con las personas del futuro y el pasado.

—¿Estás diciendo que había una forma de resolver ese problema? —preguntó Gruagach.

—Es algo con lo que todos han entrado en contacto sin cuestionarlo.

Mientras estaba en vuelta como un rollo de verano viviente en una esquina de la habitación, Sibyl le dio un golpecito a algo en el aire usando su pulgar.

Era uno de los Engranajes Artilugios usados como moneda.

—Ahora, una pregunta: ¿por qué este Engranaje es considera ser igual de valioso que el dinero?

—Bueno, porque analizando los Engranajes se puede proporcionar muchos Puntos de Expe-…

Rusalka se detuvo.

Huldra y Gruagach intercambiaron una mirada.

—Sí. —Sibyl jugó con el Engrane en su mano. —Puntos de Experiencia.

 

Un gran rugido explotó.

El ataque del Sabio era tan feroz como siempre y enfrentarlo de frente indudablemente conduciría a la muerte.

Fuego, Agua, Viento, Tierra…y varias clases de ataques físicos. Ella cubría completamente todos los Elementos, y verdaderamente estaba en la cima de toda la Magia, así que una pelea directa con ella sería suicidio.

O debería haberlo sido.

Sin embargo…

—¡¡Buu!! ¡¡Beatrice, Wildefrau!! ¡¡No se queden en un lugar!! ¡¡Todos necesitamos rodearla!! ¡¡Ella no quiere atacarnos desde varias direcciones a la vez!!

Buu Buu dio instrucciones mientras sostenía a la Bruja Blanca Filinion bajo su brazo.

—…

Para el Sabio, aplastarlos uno a la vez era una manera segura de destruirlos mientras lo rodeaban, así que ella no tendría la necesidad de entrar en pánico. Sin embargo…

—¡¡Armelina!!

Un espléndido sonido metálico sacudió el aire.

Los ojos del Sabio habían perseguido a Wildefrau y su Resistencia de Agua de 100%, pero una bola y cadena la había golpeado por el costado.

Sin embargo, el Sabio ni siquiera se había molestado en bloquearlo con su espada remendada. La bola de metal había colisionado con su sien, pero ella no se movió nada.

Ella fulminó con la mirada a la Sacerdotisa de Combate.

—Resistencia al Impacto de 100%. ¿Ya lo has olvidado?

—…!!

Armelina comenzó a retroceder, pero Buu Buu gritó.

—¡¡Eso no importa!! Es verdad que golpearte no te hará nada, pero siempre y cuando sigamos golpeándote, tendrás que seguir defendiéndote a esos ataques. ¡No puedes ignorarlos! ¡¡Después de todo…!!

—Ah, —dijo Filinion mientras he cargada.

Buu Buu llenó los pedazos del rompecabezas.

—¡No siempre tienes cubierto cada Elemento! ¡Buu, es lo mismo que ese lunar! ¡¡Cambias del Elemento que necesitas en el momento, así que pareciera que estuvieras bien sin importar qué!!

Era cierto que el Sabio había dejado volar grandes torrentes de Magia, y que ella había cambia el Elemento para atacar las debilidades de sus Defensas Elementales.

Pero ella nunca había usado múltiples Elementos a la vez.

Cuando usaba fuego, ella sólo usaba fuego. Cuando usaba hielo, ella sólo usaba hielo.

¡Junto parecía que ella estaba usando cada Elemento, pero cuando se miraba a cada momento aisladamente, parecía que ella se estaba concentrando en un solo Elemento!

—Tu cantidad total de Puntos de Experiencia no fue tan diferente del nuestro, —dijo Beatrice sorprendida.

Y su voz pronto se alzó en un grito.

—¿¡Pero esos Puntos de Experiencia no están fijados!? ¿¡Libremente los estás reubicando como quieres!? ¿¡Es por eso que luce como si tuvieras cada Elemento!?

—…!!!???

Un solo lunar podía moverse más allá de lo psicológico y cambiar la marea de una batalla normal. Para apoyar a Armelina, Buu Buu tomó su gigante Arma Brillante y miró al Sabio una vez más.

¡¡Todo para que así pudiera pasarle el batón final a Beatrice, por quien él tanto se preocupaba!!

—Así que, ¿qué pasaría si Beatrice o Wildefrau te atacaran con fuego o hielo como si te estuvieran apuñalando en el costado? Tienes que seguir defendiendo contra los ataques del frente, ¡así que no serás capaz de defenderte contra el otro Elemento!

El aire rugió.

El aire se envolvió pegajosamente alrededor del arma contundente de Armelina y las llamas de Beatrice mientras sacudían sus Armas Brillantes hacían el Sabio.

—…No.

Pero.

Pero.

¡¡Pero!!

—Resistencia al Impacto de 100%. Resistencia al Fuego de 100%.

Su voz no era más que un susurro.

Ella no retrocedió incluso después de tener revelado su secreto. El Sabio expuso su cuerpo a los múltiples ataques y se quedó de pie todavía con una sonrisa en sus labios.

—¿Lo han olvidado? Puedo reacomodar libremente mis Puntos de Experiencia. Esto no es un problema siempre y cuando pueda alcanzar varias Defensas Elementales en lugar de concéntrame en sólo una.

Era una respuesta de pesadilla.

Armelina había atacado desde el frente y Beatrice desde el costado, pero el Sabio estaba ilesa. Esa vista era más efectiva al quebrar su voluntad de pelear que cualquier ataque.

Pero aun así no podían rendirse.

No había necesidad.

Las personas que creían lo que veían con sus ojos serían engañados por la prestidigitación. Pero si lo pensaban por su cuenta, y hacían enlaces en sus mentes, no se dejarían engañar.

—Buu. ¿Entonces por qué no hiciste eso desde el comienzo?

—…

—No tienes una verdadera razón para contenerte. Sólo hay una razón por la que te quedaras usando sólo un Elemento para atacar y defender.

—Sabio, podría ser cierto que puedes alcanzar varias Defensas Elementales a la vez.

Beatrice siguió empujando su espada que alcanzaría a su oponente y ella sonrió a quemarropa. El círculo mágico sobre su espalda expulsó llamas explosivas.

—Pero una vez que haces eso, pierdes tu perfección. ¡Después de todo, la cantidad total de Puntos Experiencia hábiles para ti no cambia! Llegar al 100% de resistencia no es fácil. ¡La curva cuadrática requiere muchos Puntos de Experiencia mientras te acercas al 100%, que muchas personas proclaman que simplemente no lo vale! Una vez que aplicas tus Puntos de Experiencia para alcanzar el 100% para varias Defensas Elementales, no tienes suficientes de sobra para algún ataque de Magia, ¿no? ¡¡En ese caso, tu situación sólo empeorará y empeorará!!

A primera vista, podría parecer que el Sabio tenía la posición superior.

Incluso si ella no podía atacar, ella mantenía su invencibilidad. Por lo que podría sonar que ella sólo tenía que cerrarse y esperar por una oportunidad de contraatacar.

—Lo entiendes, ¿no?

Pero ese no era el caso.

El quid del asunto yacía en otro lado.

—Nuestro equipo es Magia del tipo Porcentaje que toma esa forma. No podemos vestir equipo que incrementa a la fuerza nuestros Parámetros, al superar los límites de nuestra Fuerza de Voluntad. Seleccionamos equipo que encaja con los valores determinamos, y usamos lo que queda para nuestra Magia del tipo Comando.

Beatrice perforó justo en el centro.

Ella empujó su estoque hacía adelante con su mano dominante mientras usaba la otra para acercar su hombro con su pulgar.

—Así que no puedes seguir defendiendo por siempre. Tienes Resistencia al Impacto y Resistencia al Fuego, pero todavía tenemos a Wildefrau. Ella puede cortarte con su espada y acabarte con hielo. ¿¡Tienes los Puntos de Experiencia necesarios para cubrir Resistencia a los Cortes y Resistencia al Agua, Sabio!?

—!?

Las cejas del Sabio se movieron ligeramente por eso.

Podría haber sido posible para ella exprimir suficientes Puntos de Experiencia. Ella podría haber sido capaz de alcanzar un 100% en Resistencia a los Impactos, Resistencia al Fuego, Resistencia a los Cortes y Resistencia al Agua.

Pero ella debería haberse dado cuenta de algo más.

La Princesa Cascada de Hielo Wildefrau se especializaba en su ataque de cero absoluto la cual requería Resistencia al Agua, pero ella también podía hacer ataques de corte. Por lo que la forma del arma podría proporcionar ataques físicos normales sin confiar en los Elementos estándar

Y Beatrice intencionalmente evitó mencionar un cierto ataque.

La Defensa Elemental del Sabio se estaba prendiendo y apagando mientras ella los anunciaba, así que ella no podía defenderse automáticamente contra un ataque del cual no estuviera consciente.

Ahora, ¿cuál era el Arma Brillante que la Espadachina Santa roja tenía?

Sí, la punta era chata mientras la usaba para Magia, pero seguía siendo un estoque.

—…!! ¿¡Un ataque penetrante!?

Al principio, ninguna señal de preocupación apareció en el hermoso rostro del Sabio.

Pero una sonrisa sin miedo llegó a los labios de Beatrice mientras respondía.

—No, Corte de Comadreja.

Esta vez.

Esta vez, todas las emociones brevemente se desvanecieron de los ojos del Sabio.

Su mente se puso en blanco.

—¡¡La diferencia de temperatura en el airea crea un cambio de presión el cual produce un tornado de cuchillas de vacío! ¡¡Es el Elemento de Viento!!

Había una cosa sobre Beatrice que uno no debe olvidar.

Esa Espadachina Santa había dominado 14,000 clases de Magia de Fuego, pero ella podía usar esas llamas para hacer ataques en cualquier Elemento, e incluso había peleado a nivel igual que Buu Buu una vez.

 

—Las Armas Brillantes y Puertas siempre han sido terminales destinadas a manejar los Puntos de Experiencia ganados por ustedes, humanos. La información es manipulada desde la Tierra y usada aquí. Así que hay una forma de usar eso.

Cuando Sibyl explicó eso, Huldra tragó saliva.

—Es verdad que no tienen efecto hasta que cruzamos entre mundos. Así que, ¿qué estás diciendo? ¿¡El Sabio es una persona completamente diferente que tiene los mismos Puntos de Experiencia que Beatrice inyectados en ella!?

—Esto no es simplemente hablar sobre técnicas y conocimiento. Después de todo, los puntos representan todas las experiencias. Esto va más allá de simplemente ajustar su equipo, así que probablemente cambiaría mucho su estructura facial y del esqueleto.

Las apariencias de las personas eran cambiadas por sus experiencias diarias. Una dieta o entrenamiento físico eran ejemplos obvios, pero la cantidad que uno comía o bebía, la cantidad de rayos UV del sol, y la cantidad de estrés o de dormir también tenían un efecto.

—¿Qué es un individuo? ¿Cómo defines el cuerpo de alguien, la apariencia, mente o alma? No hay una respuesta clara, pero es verdad que la experiencia tiene un efecto significante en todo eso. Las características innatas de las personas, su ambiente alrededor y el camino que caminan serán usadas para pulirse a sí mismos mientras buscan su punto final. Todo mientras aceptan todo como experiencias: buenas o malas, razonables o irrazonables. Podrían ver la manipulación de Puntos de Experiencia como intencionalmente moverse a un conjunto diferente de rieles y remover todas posibilidades al azar de los cambios hechos por ti. Está destinado a desarrollarte justo como elegir un camino del diagrama de árbol de Magia. Esa flexibilidad va más allá de lo que llamarían crianza selectiva o manipulación de genes, ya que esos pueden sólo influenciar talentos innatos.

Era justo igual que los ejemplos preestablecidos para la Creación de Personaje. Era como elegir el Trabajo, equipo y Magia recomendada por una guía o sitio web. Inyectarte con todos los Puntos de Experiencia de Beatrice era exactamente lo mismo que seguir el camino que ella tomó y aprender todas sus idiosincrasias y características mientras Sube de Nivel desde el comienzo.

—Es lo mismo que una gran presión creando joyas bajo tierra. Por supuesto, no todos pueden convertirse en ella. Podría haber sido raro encontrar un espécimen con una aptitud perfecta para el Modelo Beatrice para ser re-hecha sin fallas desde el interior y el exterior. …Y eso debe ser lo que le permitió lograr esa recolocación irregular.

—Lo haces sonar como la reina abeja y las abejas obreras que son divididas por la substancia de la reina y la jalea real. ¿Por qué la obsesión con Beatrice?

Gruagach sonaba casi sin palabras.

Sibyl suspiró.

—Ella es la más fuerte de la humanidad, una de las representantes de los de máximo nivel. En otras palabras, ella fue un modelo exitoso. El Sabio fue originalmente una Kudryavka para el viaje 4to dimensional, así que probablemente querían a alguien con un cuerpo poderoso y mente inteligente que pudiera soportar un gran cambio a su ambiente. Si la decisión hubiera ido ligeramente diferente, podrían haber elegido el Modelo Filinion o el Modelo Armelina.

—¿Eh? ¿Pero eso significa que el Sabio sólo luce como Beatrice mientras está en Ground’s Nir? ¿Ella se convierte en alguien completamente diferente cuando regresa a la Tierra?

—No tengo forma de ver las cosas en la Tierra, así que realmente no puedo saberlo. Pero si es así, dudo que ella se fuera a sentir como si hubiera perdido todo.

—¿Qué quieres decir…?

—Justo como hay un muro entre Ground’s Nir y la Tierra, hay un muro entre el futuro y el pasado. Si su apariencia es ajustada cuando ella cruza esa barrera, ella todavía sería alguien que ha “atravesado la barrera impasable” ya sea en la Tierra o en Ground’s Nir, así que supongo que ella permanecería como el Modelo Beatrice.

Sibyl dio un breve respiró y sacudió su cabeza.

—El Sabio siempre pasó una cantidad excesiva de tiempo en Ground’s Nir. No sé cuántas casas de seguridad tiene en la Tierra, pero ella tuvo que pasar la mayoría de su tiempo en Ground’s Nir. Creo que ella regresaba para recuperar la mínima cantidad requerida de su reloj interno y demás. Realmente no parecía que ella estuviera buscando un hogar para ella en la Tierra.

La transferencia de Puntos de Experiencia.

Siempre y cuando encontraran una forma de hacer eso, la población no se incrementaría.

Incluso si enviaban 7 u 8 billones de personas al pasado, el suplemento de comida y recursos no se secarían. Siempre y cuando no hubiera una extrema diferencia entre las dos poblaciones, la inmigración sin regreso sería un éxito. Siempre y cuando tuvieras un monto de carbón para recibir la gran presión, podrías hacer una joya. Sólo tenían que re-hacer sus cuerpos, de adentro hacia afuera, en algo diferente tan perfecto que sus padres no podrían diferenciarlos. Tendían que aceptar que era la persona que sería devorada. Y siempre y cuando estuvieran al tanto de eso el futuro sería destruido, no necesitaban temerle a alguna paradoja temporal.

Pero…

—¿Entonces quién es la persona que se convirtió en la abeja especial?

—Esa sería el Sabio. El Sabio Modelo Beatrice.

—No, no eso. ¿¡Quién era ella antes de ser re-hecha por los Puntos de Experiencia!?

—Es porque ella no sabe eso que no tuvo opción mas que aferrarse a su posición como el Sabio, como la poderosa Modelo Beatrice.

No era claro si el Sabio actual era principalmente los Puntos de Experiencia del futuro o el espécimen del pasado, pero ella seguía siendo la Kudryavka para un experimento de viaje 4to dimensional y había viajado al pasado adelantándose a todos. Pero antes de que los beneficios de ese experimento pudieran ser compartidos con la raza humana del futuro, ella cortó todos los lazos y detuvo la inmigración en masa. No había forma de saber qué pasó en el futuro, pero sin su ruta de escape 4ta dimensional, probablemente habían sido destruidos.

¿Por qué ella había llegado tan lejos?

La respuesta a eso podía ser encontrada aquí.

—El viaje 4to dimensional a través de los Puntos de Experiencia fue aclamado como una nueva libertad que usaba cada ser humano en el correspondiendo periodo de tiempo como un recurso. Para ponerlo de otra manera, les permitía destruir la raza humana en algún punto del pasado con el fin de salvarse ellos. El Sabio cortó todos los lazos con el fin de proteger a todos de ese método. Como resultado, la moderna Kudryavka no fue capturada en la destrucción del futuro y se encontró atrapada en una jaula mucho más solitaria que el espacio exterior.

 

Trabajaban juntos perfectamente.

Buu Buu, Armelina y Wildefrau lanzaron los ataques más fuertes y Beatrice atrapó al Sabio con la guardia baja al usar fuego como el punto de comienzo para usar Magia de un Elemento diferente.

El Sabio no había esperado el ataque en absoluto.

El Corte de Comadreja envolvía al objetivo en un tornado creado por navajas de vacío.

Un aterrador rugido parecía comprimir el espacio y varias gotas rojas como joyas volaron por el aire.

La hermosa piel del Sabio había sido tan intocable, pero ahora estaba estropeado por incontables cortes pequeños. Y decoraba el aire con hermosas gotas de sangre.

El Sabio no había cubierto todas las formas de ataque y defensa desde el comienzo. Ella había reacomodado sus Puntos de Experiencia para encajar la situación libremente resetear su diagrama de árbol de Magia para producir ataque y defensa de cualquier Elemento que ella necesitaba. Si la cantidad estaba fija, entonces había un límite a lo que ella podía responder.

Buu Buu y las demás todavía no sabían cómo había logrado tan ridículo como reasignar sus Puntos de Experiencia.

Pero aun así lograr dar un ataque. Habían probado que ella no era una existencia absoluto. Ella tenía que observar su enemigo para predecir su Elemento y entonces manualmente seleccionar su Resistencia, así que había incontables maneras de engañarla.

Había cerca de 32 maneras que esto pudiera lograrse.

Ahora que ella estaba herida, el Sabio definitivamente tendría que incrementar su Resistencia al Viento. Si ella no llenaba esa debilidad, ella sería diseccionada. Pero si sabían que ella iba a defenderse contra eso, solamente tenían que usar un Elemento diferente.

Se adelantaron a ella.

La superaron.

El Sabio siempre continuó hacía adelante sin importar qué. ¡¡Pero el grupo de Beatrice había dado un paso delante de ella!!

—Oh.

Por primera vez.

Por primera vez en esta batalla, una mirada de verdadera desesperación apareció en el rostro del Sabio.

—¡¡¡¡¡¡¡Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!

Algo pasó.

No se había acabado aún.

Ella levantó su estoque remendado en su mano izquierda, pero su mano derecha permanecía extrañamente vacía. Los dedos del guantelete estallaron. De la parte trasera de su mano hasta las puntas de sus dedos, se transformó en 5 espadas rojas translucidas que parecían estar hechas de vidrio. Sobresalían más estrellas y largas que el estoque.

Lorelei le daba a uno el más poderoso poder.

¿Qué había pasado con eso?

 

—Pero no importa lo que pudiera pasar, soy la última de los Elfos Reales. Ciertamente me sorprendí cuando alguien se acercó e inmediatamente dijo que parecía nostálgica. Incluso después de que ella explicó su situación, había muy poco que podía hacer.

Sibyl estrechó sus ojos y sonaba como si estuviera recordando un recuerdo distante.

—Mi Habilidad materializar recuerdos residuales. No pude reproducir las técnicas de los destruidos Orcos Ibéricos, pero fui capaz de traer de vuelta unos cuantos documentos valiosos.

Sí.

Por ejemplo…

—La pintura en el muro describiendo el método secreto para controlar por completo a Lorelei.

 

El ataque final se movió más allá de la propia habilidad del Sabio para reubicar sus Puntos de Experiencia. Era por eso que aplastaba la presunción que ella no podía contraatacar cuando a la fuerza elevaba múltiples Defensas Elementales hasta el 100%. Lorelei en sí era supuestamente una Break News que fácilmente le otorgaba a su portador su imagen del más fuerte. Era claro como el día qué falla el Sabio pensaría que necesitaba arreglar.

—¡¡Cortador de Metal!!

—¡¡Borde Helado!!

Varios círculos mágicos brillaron y navajas la cortaron desde la izquierda y la derecha simultáneamente, pero el Sabio no se movió. Simplemente al estar en un lugar, ella reflejó las Armas Brillantes de la Espadachina Santa y la Princesa Cascada de Hielo.

—Máxima defensa para todos los Elementos.

—…

Eso en sí era aterrador. Una Defensa Elemental requería una masiva cantidad de Puntos de Experiencia mientras se acercaba al 100% como una curva cuadrática, así que poner al máximo cada Elemento era una locura.

Pero ella no se detuvo ahí.

La voz de Lorelei fue mucho más lejos.

Adquisición de Puntos Experiencia automáticos ilimitados iguales.

—…!!!??? ¿No tienes que pelear o explorar el Laberinto? ¿¡Tan sólo sostenerla, te da una cantidad inagotable de Puntos de Experiencia!?

De alguna manera, eso podría haber sido un objeto que cualquier desearía.

Y si ella recibiría automáticamente más Puntos de Experiencia de lo que ella alguna vez podría usar, ella podría elevar cada Defensa Elemental al 100%. No sólo eso, ella también podría alcanzar cada ataque de Magia en el diagrama de árbol de Magia. Ella podría tenerlo todo sin molestarse en reasignar algo.

El Sabio había llenado sus brechas.

Un contraataque de abrumadora destrucción finalmente comenzaría.

Y si un ataque con otro Elemento no podía atravesar ya, las vidas de Buu Buu y Armelina serían eliminadas ya que hicieron sus ataques físicos justo enfrente de ella. Ellos sabían eso, pero no había más que pudieran hacer.

Las cosas ya se estaban moviendo. La balanza se estaba inclinando hacía la derrota.

Pero justo antes de que eso pasara, una hechizante risa entró en sus oídos.

—Todos, ¿no se están olvidando de alguien?

Una voz le siguió.

Provenía del costado de Buu Buu. Hasta ahora, el “Acertijo de Anatomía” Filinion no había sido nada más que un carga con lentes, pero ahora ella lanzó unos tubos de ensayo hacía el Sabio.

Ella sólo era una curadora, la piedra angular de apoyo que no podía causar ningún daño directo.

Pero eso no era verdaderamente cierto.

El Sabio anunció que no recibiría daño del Fuego, Agua, Viento, Tierra o cualquier ataque físicos. Lo mismo era probablemente para los Efectos de Estado tales como veneno y parálisis.

Pero ese era exactamente el punto.

No hay una verdadera razón para negar la curación.

—?

Así que no importa qué Defensa Elemental tengas, no puedes negar la curación.

Hubo un sonido de salpicado.

El Sabio simplemente observó los coloridos tubos de ensayo porque ella asumió que la chica de lentes sólo los arrojó, pero era demasiado tarde ya para mirar en shock.

Beatrice sabía lo que era.

Esa poción había curado su muela sin alterar su sensible rostro en lo más mínimo.

Pero…

—Toma esto: ¡¡una poción curativa reconstructiva que cura todas las heridas!! ¡¡Pero a cambio, te quita Fuerza de Voluntad necesaria para usar Magia!!

—¿Qué-…?

¿Qué pasaría si ella era golpeada con más y más de esas pociones de recuperación especiales que venían con un gran costo?

Nada más era necesario.

No importa cuántos Puntos de Experiencia ella elevara y qué tanta Magia había aprendido, Magia era Magia.

Magia tenía que consumir Fuerza de Voluntad para liberarse en el mundo.

Esa era la verdad del estilo Comando que producía fuego o hielo de un Arma Brillante y del tipo Porcentaje que tomaba la forma de la ropa para cambiar los Parámetros de alguien o incrementar las Defensas Elementales.

—Ya no puedes usar Magia.

Así que, ¿qué pasaría si toda esa Fuerza de Voluntad era eliminada?

¿Qué pasaría ahora que le habían quitado la gasolina y el freno había sido arrancado?

Incluso las Defensas Elementales invisibles eran Magia subconsciente. Ya no funcionarían una vez que la Fuerza de Voluntad en la base fuera eliminada.

…Lorelei fácilmente le otorgaría a su portador la idea del más fuerte, pero tomaría ventaja de las debilidades.

Esa navaja se había convertido en una leyenda por su cuenta, así que, ¿ahora estaba tragando a su propia creadora?

—¡Es hora de que fueras derrotada, Sabio! ¡¡Como nada más que una persona normal!!

Finalmente. En serio, finalmente, un círculo mágico explotó de la espalda de Beatrice ahora que todos le habían pasado el batón. Su estoque rugió por el aire, abrazadoras llamas se trazaron por su camino, y acertaron un golpe directo en el estómago del Sabio.

Con un gran estruendo, el Sabio fue mandada a volar.

Esta persona sin rostro había ajustado su ropa de Magia y reasignado sus Puntos de Experiencia para mantener la ilusión que era Beatrice. Los ojos de Beatrice miraron los de esa persona por sólo un momento.

El Sabio se estiró por Lorelei transformada en su mano derecha como si tratara de agarrar algo.

¿Estaba tratando de alcanzar a Beatrice? ¿O a Buu Buu?

Largo cabello plateado y rojo voló, se esparció y reveló la piel un poco escondida detrás de la oreja izquierda.

Ya no había un lunar ahí.

Ellos concluyeron que ella rápidamente lo añadió innecesariamente cuando Buu Buu hizo su falsa proclamación.

¿Pero no había otra forma de verlo, incluso si se sentía como pensar de más las cosas?

¿Qué tal si la Beatrice real hubiera aprendido a transformarse en algún punto? Si ella nunca hubiera tenido el lunar pero rápidamente lo añadiera después de la falsa proclamación de Buu Buu, ¿eso realmente probaba algo?

Todo permanecía nebuloso.

Era como buscar el lado de arriba y el fondo de una Banda de Möbius.

Antes de cualquier respuesta fuera hallada, el Sabio golpeó el muro con varias capas del eje y entonces cayó. Buu Buu y Beatrice corrieron hacía ahí, pero no llegaron a tiempo. Sus manos estiradas no sintieron nada en sus agarres y el Sabio simplemente cayó. Ella se deslizó por las brechas entre el piso del gran elevador y el muro del eje, y entonces ella se desvaneció en la aparentemente oscuridad sin fondo por debajo.

13

Nadie se movió por un rato.

El único sonido eran los de grandes engranes moviéndose.

—¿Se…acabó?

Beatrice eventualmente habló.

Ella había realizado el ataque final, pero no parecía real incluso para ella.

Esa barrera había sido demasiado grande.

Pero la habían cruzado. Beatrice, Filinion, Armelina, Wildefrau y Buu Buu. Todos estaban ahí. Ninguno de ellos se había perdido.

—Se acabó. Realmente se acabó…

—¡En realidad, déjame ver tus heridas, Buu Buu! ¡Estás todo cortado!

—*Chillido*. Estoy bien si las demás lo están.

—Eso no es lo que te pregunto. Está libre, así que deja que Filinion te cure.

Comenzaron a discutir como lo hacían normalmente, pero la Princesa Cascada de Hielo Wildefrau miró alrededor y entonces hacía arriba.

—Amm, ¿cómo detenemos este elevador?

—¿¡Ehhh!?

Beatrice sonaba nerviosa.

La Bruja Blanca también se congeló después sacar unos tubos de ensayos coloridos.

—¿¡Q-qué pasará si no podemos detenerlo!? ¡A-am! ¡Podemos simplemente pulsar un botón o jalar una palanca una vez que lleguemos al fondo, ¿cierto?! ¡Por favor no me digan que es un viaje sin regreso y tenemos que pelear para subir de nuevo desde el mismísimo fondo del Laberinto!

—¡Wildefrau, ¿puedes congelar los engranes del elevador con tu vacío de cero absoluto?!

—Bueno, podría, pero una fuerza innecesaria en las partes congeladas probablemente causaría que se rompieran.

—Amm, ¿queriendo decir…?

—No sé qué clase de medios de seguridad tenga esta cosa, pero podríamos caer por completo. E incluso si funcionara, estaríamos atorados quien sabe cuántos cientos o miles de metros por debajo. Oh, pero el Laberinto está conectado a través del sub-espacio en algunas partes, ¿no es así?

—¿¡E-e-eeek!?

Como era usual, la Bruja Blanca se puso pálida y chilló.

Beatrice frotó su delgada barbilla.

—Si es posible, podríamos usar Magia de escape de emergencia.

—¿Después pelear con Sibyl y después el Sabio? ¿Quién de aquí puede usar Magia que seque mucho tu Fuerza de Voluntad?

—Más importante…

Wildefrau permaneció sorpresivamente calmada por completo.

Ella podría haber sido la clase de persona que mantenía su distancia, y por lo tanto permitía que el pánico se esparciera a ella.

—El Sabio ha creado un poder demente para pelear contra ese monstruo Ground’s Nir, ¿cierto? ¿No es por eso que ella estaba usando a Lorelei para obtener cubierto por completo todos los Elementos? Si derrotamos esa carta del triunfo final, pero no hacemos nada sobre el monstruo…am, ¿no estaríamos descuidado algo bastante importante?

—Aguarda. Espera.

Armelina presionó sus dedos índices en frente de su pecho plaaano mientras esperaba que ella estuviera equivocada.

El arreglo de marcos y líneas hechos de Magia de fuego de ilusión no estaba completo.

No se había acabado con sólo el Sabio.

—¿¡T-tenemos que continuar en la gigante batalla kaiju de Magia con ese monstruo!? ¡Estamos acabadas por el Sabio y no nos hemos recuperado en absoluto!! ¡¡¡Movernos de la batalla contra Sibyl hacía la batalla contra el Sabio ya era lo bastante malo, ¿¿¿pero tenemos que ir por una tercera más???!!!

Habiendo dicho eso, esta posición no estaba llena ahora que el Sabio había sido derrotado. Alguien más tenía que llenarlo. Si ese monstruo llegaba a la superficie, toda la vida en Ground’s Nir sería eliminada y el caos devastador llegaría a la Tierra una vez que el apoyo económico de Magia y Piezas se perdiera.

Alguien tenía que hacerlo.

…Y si quien fuera a tomar el lugar del Sabio, naturalmente tendría que ser alguien que probara ser mucho más poderoso que ella.

Entre Líneas 2

¿Mi postura ha mejorado?

¿De qué estás hablando? Todavía no te he derrotado.

¿Cómo es que no he podido derrotar a alguien que no usa Magia y sólo sacude un arma contundente? Yo, bueno, use un truco, puedo acceder a casi cualquier Magia utilizable por los humanos.

¿Por qué eso es un problema? El mayor problema es que no puedo contenerlo contra ti incluso cuando sigo perdiendo.

Al final, todas las distorsiones podrían haberse concretado aquí.

Se supone que ganaría, ganaría y ganaría más con el fin de salvar 7 o 9 billones de personas, pero es exactamente es por lo que nada permanece para mí. Para ser honesta, podría haber caído en desesperación en un mundo que no me enseñó cómo perder.

Estuve agradecida.

Estuve agradecida de descubrir que había alguien a quien no me podía enfrentar, una barrera que no podía cruzar.

Supongo que me enseñó que el mundo es una cosa más dura de lo que pensé y que simplemente no puedo enloquecer. Es raro, pero luces como una fuerte línea de vida para mí. Finalmente encontré una gruesa, muy gruesa línea de vida en la que puedo confiar todo el peso de mi cuerpo.

Oye, mayor. Estoy agradecida.

Es casi vergonzoso decirlo en voz alta.

Así que, dijiste que tenías algo importante que decirme. ¿Qué es? Jaja. No luzcas renuente. Estoy en deuda contigo. Realmente salvaste mi vida, así que estoy dispuesta a hacer cualquier cosa que pueda ayudarte.

 

Ksh.

…Ksshh, kssshhh…

¡¡Ksssssshhhhhhh!!

 

(Notice/ El registro de la conversación está parcialmente perdido. No se puede reproducir el archivo.)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: