Capítulo 2: Hishigami Enbi//El Presente Fluctúa Libremente

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14

1

—¡¡Takenoko takenoko nyokiki!!

—¡¡Primero nyoki!!

—¡¡Primero nyoki!!

—¡Nyajaja! ¡Fuiste vencido desde el principio!

—Es un juego un poco viejo, así que olvidé cómo jugarlo☆

Un grupo de cinco hombres y cinco mujeres en una cita en grupo se estaban divirtiendo en una mesa a poca distancia. Debían haber estado bebiendo una buena cantidad de alcohol porque estaban riendo clamorosamente en conversaciones que no me parecían ni siquiera remotamente divertidas. Sin embargo, sus risas llegaron a la mesa en la que mi hermana y yo estábamos comiendo y bebiendo.

Hmm.

Para esta chica de coletas de secundaria de la familia Hishigami, un bar con sólo una indirecta y sombría iluminación era una nueva experiencia. Me hacía preguntar si realmente debía estar ahí. Aun así, no había ordenado nada de alcohol y mi hermana adulta estaba al otro lado de la mesa, por lo que nadie iba a advertirme o algo así.

—No hay nada en este menú sino carne grasosa. No creo que este tipo de comida sea buena para una carrera de agricultura con la longitud de sobra en sus intestinos.

Mi hermana era una mujer con grandes pechos en sus veintes que todavía vestía una camiseta sin mangas y pantalones cortos. Ella sostenía un vaso lleno hasta el borde de spirytus (una pesada bebida que podría abastecer bastante bien una lámpara de alcohol) y frunció el ceño mientras me respondía.

—Tienen ensaladas hasta el fondo.

—¿¡Qué clase de ensalada tiene “bastante lengua de res”!? ¡Las verduras claramente no son la parte principal de estos platillos! Una chica con mucha grasa subcutánea no puede comer descuidadamente esta clase de cosas.

—No te preocupes, no te preocupes. Estás en secundaria, ¿cierto? A tu edad, tu metabolismo no dejará nada de grasa. ¿Algún instigador de alguna clase de boom de la salud en la televisión te espantó o algo así? Y si estás tan preocupada, sólo corre después de comer.

—Eso podría funcionarte a ti, pero tú eres un monstruo que persigue un auto italiano de carreras para sacar de él un villano.

—Sólo logré eso porque era un camino sinuoso en la cresta de una montaña. No hubiera podido hacerlo sobre un camino recto en la ciudad.

El hecho de que ella pensó eso mostraba que era normal probar qué tan monstruosa era. De cualquier manera, ella era alguien que no quería involucrar en la agenda de misterios que eran divertidos por su lógica.

Mientras tanto, voces emocionadas todavía provenían del otro lado de la mesa.

—¿Huh? Sólo has estado ordenando té oolong, ¿no es así?

—No, no. Estoy bien. Esto tiene shochu en él.

—No tienes que decir eso. Si no bebés, simplemente dilo. No es nada por qué avergonzarse. No te forzaré a beber, así que no te preocupes. ¡¡Nyajajajaja!!

Mientras que las voces a veces subían de volumen y apuñalaban mis oídos, alcancé el largo plato de frijoles.

*Mascar*, *mascar*.

—Ahh, edamame es delicioso. Creo que estos tienen que clasificar en el #1.

—No, ese sería el dadachamame. ¿¡E insistes en comer sólo verduras!? ¿¡Qué es esto!? ¿¡Es en realidad mi hermana una chica o algo así!?

—¡¡Por supuesto que lo soy!! ¿¡Y qué hay con esa res frita!? ¡Las chicas se suponen que deben pensar que incluso el pollo es demasiado grasoso!

—Lo siento, pero parece que tengo un gran trabajo por delante. Una vez que empiece, no sé cuándo se la próxima vez que consiga comida humana apropiada, por lo que quiero llenar mi cabeza con tantos recuerdos de la civilización como pueda.

—Oh, ¿en serio? Tengo un asunto problemático en manos también.

Mi hermana guiñó mientras se bebía el líquido transparente con contenido de 90%+ de alcohol como si fuera agua fresca.

—Esperemos que no nos encontremos.

—Eso es seguro. Si dos mujeres Hishigami terminan involucradas en un solo incidente, se sentiría como el fin del mundo. Imagino que todo se resolvería, pero nadie involucrado estaría alrededor para contar la historia.

—En seguida regreso. ¡Tengo que ir al baño! —dijo alguien de la otra mesa.

—¿Oh? ¿Los chicos no usan alguna clase de eufemismo?

—¿Eh? ¿Realmente ustedes dicen que van a recoger flores? Pensé que eso era una leyenda urbana.

Un joven en un traje de negocios se puse de pie de la mesa.

Debido a la disposición, él se acercó a nuestra mesa y por lo tanto hablé.

—Detective, ¿qué estás haciendo aquí?

En el instante que lo hice, el hombre en el traje barato se congeló. Ese detective del Departamento 1 de Investigación del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio lentamente se volteó hacía mí como una muñeca que necesitaba aceitarse. Él era el Detective Uchimaku Hayabusa y él era soltero. Un sudor desagradable cubría la expresión de un hombre que acababa de hacer el peor error de su vida.

Y repentinamente trató de gritar su forma de escapar.

—¡¡Noooooooo!! ¡No voy a preguntar por qué ustedes dos están aquí! ¡¡Simplemente no lo haré!! Evitémonoslo, ¿de acuerdo? ¡¡Realmente no tengo seguido oportunidades como esta!! ¡¡Por favooooor!!

—Detective, tu amiga Enbi-chan tiene el tipo de corazón de la Virgen María, por lo que no contaré esto como si me estuvieras engañando. …Pero sólo si me besas aquí y ahora mismo.

—¡Basta de tonterías! ¡¡Sólo prométemelo!! ¡Un detective de policía tiene más difícil encontrar mujeres que un oficial de policía uniformado! ¡Incluso personas que no han hecho nada mal me callan porque dicen que luzco demasiado aterrador! Pero esta vez es diferente. ¡¡Hay una aeromoza que gentilmente se acercó a mí!! ¡Estas son las únicas vacaciones pagadas, pero ella se desvió de su camino para organizar esto en mi día libre! ¡Si pierdo esta oportunidad, todo se acabará! ¡¡Mis días de juventud se acabarán y en su lugar seré un hombre solitario de mediana edad!! ¡¡Así que por favor!!

Se supone que eres un detective de la policía, así que, ¿de qué diablos estás hablando?

Por supuesto, una vida amorosa normal era imposible para este hombre. Incluso en su día libre, él no estaba bebiendo. Probablemente era su forma de asegurarse de que estaría listo si algo pasara.

Además…

—Detective, me duele decirlo, pero no tengo nada que hacer aquí. Es demasiado tarde.

—¡¡No seas tan siniestra!! ¡¡Mai, detén el alboroto de tu hermana!!

—(*Destello*, *destello*, *destello*.)

—¿¡Qué hay con ese brillo en tus ojos!? ¡Quieres destruir esta cita en grupo y causar una conmoción sólo para divertirte, ¿no es así?! ¡No te dejaré! ¡No te dejaré! ¡¡Defensa!! ¡¡Defensa!!

—Detective, mira por aquí.

Desvié la mirada de los ojos de mi futuro amor mientras posaba como un jugador de basquetbol sin ninguna razón.

—Tu celular va a recibir una llamada de emergencia pronto. Esta parte divertida de comedia de amor de la noche va terminar sin nuestra interferencia. Así que vamos a zambullirnos en la parte de suspenso, seria y sangrienta de la noche☆

—¡¡Por favor espera!! ¡Déjame recuperar mi energía! O me quebraré de lo contrario. ¡En serio, en serio lo haré!

—Claro, claro. Pero el conteo ya comenzó. Tres, dos, uno.

Cero.

En ese momento, su celular produjo un tono de llamada normal.

Lo llevó a su oído molesto y una voz masculina sombría salió de él.

Era el jefe del Departamento 1.

—Tienes un caso, Uchimaku. Estás de vuelta en servicio, así que ve a la escena.

—…………………………………………………………………………………………………………………..Yo no hablar japonés.

—Ya sé que eres cerca del más grande idiota que hay, así que no tienes que recordármelo. Te enviaré los detalles en un correo.

El detective entonces se estiró a tomar el vaso en nuestra mesa.

Más específicamente, él tomó el vaso que mi hermana había estado usando y bebió el líquido transparente dentro.

—¡Ah! ¡Mi spirytus!

—¿¡Gwaaaaahhh!? ¿¡Tuviste un beso indirecto con éeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeel!?

Él ya había ignorado nuestros gritos.

—¿¡Bh!? ¿¡Spiry-gwah!? —se ahogó.

Él se quedó inmediatamente tembloroso sobre sus pies y habló por el celular.

—¡No puedo, jefe! ¡¡Estoy afuera bebiendo ahora mismo!! Me encantaría hacer una galante entrada, pero desafortunadamente, un oficial de policía no puede con exactitud beber y conducir.

—Toma un taxi. Y no, no vamos a reembolsarte por la tarifa.

La llamada terminó y el detective permaneció inmóvil.

Completamente inmóvil.

2

Sólo había una clase de caso a la cual un detective de policía en su día libre sería llamado.

Muchos accidentes grandes y pequeños ocurrían en Tokio diariamente, pero no era frecuente que fueran directamente con la policía metropolitana y llamaran detectives en su día libre. Esto claramente tenía alguna clase de circunstancias peligrosas que conllevaban detrás de un incidente normal.

Le presté mi hombro al detective quien estaba a punto de colapsar por algo más que el alcohol y le dije mis ideas mientras esperábamos a que el taxi pasara por la calle nocturna.

—En Odaiba, el grupo de idols Tarot Girls 22 estuvo dando un evento en transmisión en vivo como invitadas en un programa de radio de internet, pero un hombre se incendió hasta la muerte. Podía ser llamado una red de la radio, pero tienden a tener videos estos días, por lo que la imagen de la de la agonía de la muerte del pilar humano de fuego fue enviada a todo el mundo.

—¿Por qué sabes todo eso?

—Dije que era una transmisión en vivo, ¿no? Esto no es clasificado como información de la policía. La estación de radiotransmisión aparentemente dejo de transmitir la imagen, pero está en todas partes en los sitios de videos compartidos. Cada foro en el que busqué está lleno con temas peligrosamente titulados.

—Agh…

—Pero cuando dije que esto fue en una red de la radio, no me refería que fuera un estudio rentado por aficionados. Es una división y una sucursal de la más conocida estación de radiotransmisión de Japón. Los superiores de la estación tenían miedo que los periódicos y la TV no serían necesarios en cinco años, por lo que compraron un exitoso riesgo neto para ganar el conocimiento técnico. Era menos una forma de obtener ganancias reales y más preparaciones para lidiar con la nueva era que los desecharía. Piensa en ello como una inversión para aprender sobre el enemigo.

La combinación de un hombre ebrio en un traje y una chica de secundaria debió haber sido un problema porque no parecíamos ser capaces de conseguir un taxi.

—La víctima fue un hombre de veinticuatro años llamado Usuta Manabu. Él estaba en el personal de sonido de la red del radio, pero él era más independiente con una posición de nivel inferior. No se sabe si él dejó alguna clase de voluntad. Por lo que vi en los sitios de videos, él tiró una botella de plástico de un líquido inflamable sobre su cabeza y se incendió así mismo con un encendedor. Podía haber sido un solvente orgánico para pinturas que no es tan ostentoso como la gasolina. El personal de arte podía fácilmente meter algo de ello incluso en una estación de TV fuertemente vigilada, por lo que probablemente había algunos tirados alrededor de Usuta lo tomara.

—Eso es…hic…triste de oír. Probablemente se arrepintió de su decisión tan pronto lo encendió.

—Probablemente. Las llamas débiles de un solvente toman un tiempo para matarte. Aunque, no había muchas esperanzas de salvarlo una vez que está completamente envuelto en llamas. Si él iba llegar tan lejos, probablemente habría preparado algo de gasolina y morir con una muerte menos dolorosa. Eso podría haberlo matado instantáneamente y no habría durado más de unos cuantos minutos.

De paso, el Departamento 1 de Investigación del detective tenía sección dedicada a incendios. Era un poco extenso decir que un suicidio calificaba, pero las circunstancias especiales de este caso evitaban que lo etiquetaran inmediatamente un “mero suicidio”.

La expansión de las llamas al equipo de la estación de radiotransmisión y la transmisión en vivo interrumpida probablemente sería tratado más importante que la muerte del hombre.

En el peor caso, podría ser registrado como un incendio provocado contra la estación más que un suicidio.

Si eso pasaba, Usuta Manabu sería tratado como un perpetrador más que como una víctima. Por supuesto, era justo igual cuando un tren golpeaba a alguien. El enfoque siempre estaba más con el horario retrasado y el costo del daño más que la persona asesinada.

Se decía que la ley priorizaba el beneficio público más que las circunstancias individuales, pero era importante recordar que era más difícil de lo que sonaba.

—¿Entonces qué estás diciendo? —preguntó el detective con una mirada sospechosa en sus ojos. —Una imagen grotesca que viola el código de transmisiones en vivo podría conllevar inquietud social, ¿por lo que el famoso Departamento 1 tiene que enviar todas sus fuerzas para arreglarlo rápidamente? Hic.

—Bueno, fue una transmisión en la red, por lo que los códigos realmente no aplican y no estoy segura si el Comité de Transmisión de Algo U Otro hará algo sobre el escándalo. Aunque, esto fue relacionado a una sucursal de la estación nacional de radiotransmisión, así que quién sabe.

Finalmente conseguimos un taxi.

Metí al detective en el asiento trasero y después me senté junto a él.

La conductora de mediana edad lucía disgustada cuando le dije que necesitábamos ir a la estación de radiotransmisión en Odaiba.

—¿De qué se trata? ¿Intentar echar un vistazo a la escena del crimen más mencionada? Lo siento, pero no puedo dejarles hacer eso. Si simplemente están interesados en lo que nos les concierne, me rehúso a llevarlos.

—Él es un detective del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio y yo soy una trabajadora independiente, así que necesitamos llegar ahí lo más rápido posible para resolver el caso.

—¿¡Qué!? ¿Te refieres al Departamento de Policía Metropolitana de Tokio? ¿¡Y a qué te refieres con trabajadora independiente!? ¿¡D-debería conseguir sus autógrafos o algo!?

¡¡Dios, qué molesta!! ¡¡Tú eres la que está demasiado interesada en lo que no te concierne!!

El detective que apestaba a alcohol era de poca utilidad.

—Hic. Como sea… ¿puedes ponerte en marcha?

—Claro, claro. ¡Aquí es cuando me piden que sigua ese auto, ¿cierto?! ¡¡Yo me encargo!!

La mujer parecía estar sobre una autopista porque nos llevó bastante descuidadamente desde el distrito para beber de Shinashi hasta Odaiba.

—Hic. Por cierto, conductora.

—¿¡Qué sucede!? ¡Pídame lo que quiera! ¿¡Quiere saber sobre cualquier pasajero sospechoso que haya tenido!?

—Lo nombraste una escena del crimen justo ahora, ¿no es así? ¿A qué te refieres?

—Eso es lo que dicen todos. Dicen que no hay forma que sólo fuera un suicidio.

Sí, sí.

Dejemos que Enbi-chan se encargue de eso.

—La inquietud social que mencionaste antes podría no estar del todo equivocada. Esto va a ser más que sólo lidiar con un suicidio.

—¿Qué?

—Cada foro que hay tiene una avalancha de mensajes por venir, pero hay una clara malicia mezclada en ello a una buena frecuencia. Muchas personas están diciendo que no había nada malo con el personal de sonido y su suicidio fue causado por algo más.

—¿Algo más? ¿Te refieres a como si alguien hubiera ayudado o instigado el suicidio?

—Te dije que las invitadas fueron las Tarot Girls 22, ¿recuerdas? Son el grupo de idols nacionales más popular ahora mismo y parece que la culpa se está expandiendo a ellas. Las personas están diciendo que están malditas o que los gritos de una mujer están mezclado en su más reciente canción.

—Jee jee jee☆ La misteriosa voz en el CD, ¿huh? —añadió el conductor.

—Bueno, es una leyenda urbana común.

La industria de la TV tenía una forma de reunir historias ocultas. Algunos dirían que todos los relacionados con la producción de un cierto anuncio estaban encontrando muertes bizarras una tras de otra, algunos dirían que alcanzaron a ver un cadáver flotando en el estanque detrás del reportero en el instante que cambiaron a la cámara exterior con el pronóstico del clima y algunos dirían que un video porno se estaba reproduciendo después de que el tiempo de la transmisión de la estación hubiera terminado.

Un género de esos era la misteriosa voz en un CD. Esos rumores usualmente decían que una mujer gritando o llorando estaba grabada junto con la voz de la artista. Había unas cuantas canciones famosas con ese rumor.

—Así que en lugar de las Tarot Girls 22 siendo atrapadas en el suicidio del miembro del personal de sonido, esas personas piensas que el miembro del personal de sonido fue asesinado debido a los problemas rodeando a las Tarot Girls 22.

—¿Piensas que eso es posible?

—Es difícil de decir.

Si esta era una novela de misterio ficticia, no habría reído y dicho que obviamente alguna clase de truco astuto lo hizo parecer como si la maldición lo hubiera hecho, pero desafortunadamente, este mundo estaba lleno con seres irregulares conocidos como Youkai.

No es como si este fuera el momento para dar un bufido de orgullo y decir algo tan obvio como “la verdad es más extraña que la ficción”.

—¿Fue un suicidio o algo más? ¿Fue completamente hecho por manos humanas o fue un elusivo Youkai involucrado? Y si un Youkai fue involucrado, ¿fue un acto intencional del Youkai o fue un humano usando su poder en un Paquete? No tenemos más opción que investigar todas las posibilidades.

Sin embargo, sólo podía reunir toda esa información de los agitados foros y sitios de videos compartidos. Sin dirigirme a la escena del crimen e investigar por mi cuenta, ni siquiera podía planear que hacer después.

El taxi cruzó un puente bastante iluminado.

—¿Realmente sería tan difícil el simplemente cerrar este puente?

—Trata de aprender una cosa o dos sobre la economía.

—Apuesto a que podría hacer que inmediatamente lo cierren al adjuntar un temporizador de cocina en un contenedor cilíndrico, pegarlo bajo del puente y llamar a la policía.

—Hic. Haz eso y estás por tu cuenta.

Una vez que habíamos cruzado el puente, obviamente habíamos reclamado tierra.

Había un parque a gran escala y un centro de comercial, pero todavía parecía como si un reino gobernara por una estación de TV nacional ridículamente enorme. En un extremo de la zona rectangular de tierra reclamada a la otra, lucía como un set de TV irreal.

Estaba bastante segura que la zona últimamente había tenido una campaña de avivamiento al estilo Edo. Habían tratado de aumentar la calidad del agua de la Bahía de Tokio para apropiadamente traer de vuelta el viejo estilo de sushi Edo o algo así.

El mundo “ecológico” tendía hacer pensar a las personas de desperdiciar menos, pero la introducción de nuevas comodidades para el ambiente habían colocado complejos industriales por toda la costa de la bahía. Madoka probablemente había estado encantada con todo el dinero y derechos negociándose.

La conductora entonces preguntó.

—¿Dónde debería detenerme? ¿Sirve el estacionamiento del centro comercial?

—Tenemos a un verdadero oficial de policía con nosotras, así que no hay necesidad de contenerse. Gira a la derecha al frente de la estación de TV como una limosina VIP.

—Jeje. Siempre quise hacer eso.

No sabía dónde había aprendido a cómo hacerlo, pero las llantas rechinaron mientras llevaba el taxi a la entrada del frente circular.

A pesar de qué tan tarde era, la zona estaba llena de personas.

Guardias de seguridad irritados estaban evitando que las personas entraran, pero no podían alejar a los medios de comunicación. Y una mirada de cerca mostraba a un joven llevando una cámara con el logo de la estación de TV. Supuse que habían sido incapaces de detener la avalancha de personas después del siguiente escenario reproducido: Sus propios reporteros se abrieron paso →¿Por qué esa estación logra entrar y nadie más? →¡Eso no es justo! ¡¡Es violación a la libertad de prensa!!

La llamativa llegada del taxi fue recibida por el brillante parpadeo del estroboscópico de las SLR de las cámaras.

Tomaron fotos tras foto esperando que fuera una famosa celebridad, un VIP de la estación, alguien relacionado al incidente o simplemente alguien a quien pudieran vender después a un periódico de deportes.

Pero resultó que no era ninguno de ellos.

¡¡Bien!! ¡¡Es hora de la llegada de la (futura) pareja más enamorada en el mundo!!

En cuanto a la reacción del Sargento de la Policía Uchimaku al salir del asiento trasero…

—¡¡Sí!! ¿Están consiguiendo buenas tomas? ¡Hola a todos! ¿O debería decir buenas noches? ¡¡El Departamento 1 está en la escena!! Ugh. Oh, no. Aquí viene… ¿¡Oehhhhhhhhhh!?

Oh, cielos.

Espero que estas escandalosas imágenes no sean publicadas tan pronto después del suicidio por incendio.

3

Tarot Girls 22 era el grupo de idol más popular en Japón.

Como el nombre sugería, su grupo primario estaba hecho de 22 chicas desde el Tonto del Universo. También tenían un segundo grupo de 56 chicas que tenían 14 cada una en Bastos, Copas, Espadas y Monedas.

Podían ser vistas como las primeras de la fusión de hermosas chicas y misterios ocultos que eran comunes en las idols en estos días. Algunas personas habían ganado una extraña popularidad a través de la adivinación y espiritualismo, y este era el resultado de la ya popular industria de las idol tomando eso para ellas mismas.

El rasgo más distintivo de las Tarot Girls 22 era cómo estaban divididas entre el grupo de la Arcana Mayor y el grupo de la Arcana Menor, pero las miembros siempre eran divididas y reagrupadas para el lanzamiento de una nueva canción o un tur nacional.

Cada miembro representaba una carta del tarot y el arreglo de la carta más óptima para el día de trabajo determinaba la participación de la unidad, por lo que en cuál grupo estaban era de poca diferencia. La manera en las que las idols eran usadas sin tomar en cuenta su popularidad individual o ventas ayudaba a incrementar su “credibilidad” desde un punto de vista espiritual.

La coreografía de sus bailes y sus posiciones en el escenario durante sus conciertos tenían sentido del tarot incluido, por lo que después de cualquier evento, fans entusiastas conocidos como Lectores de la Arcana darían sus interpretaciones personales en sitios de video o foros. Por supuesto, algunas veces intensas “disputas religiosas” estallarían.

—¿Y bien?

Entramos a la estación de TV y el detective parecía sentirse mejor después de vomitar una cantidad espectacular, por lo que me preguntó algo.

—Hic. ¿Cómo una fenómeno del misterio sospechosa consigue entrar en una estación nacional de TV fuertemente resguardada que ha sido designada como un objetivo posible de terrorismo?

—Trata de verdad de leer los documentos. ¡Soy de los Destructores de Micrófonos! Una joven ayuda fue llamada como una trabajadora de emergencia para buscar micrófonos colocados en la estación☆

—Tú colocaste tus propios micrófonos mientras pretendes buscarlos, ¿no es así? Agh… Y después los “encuentras” para que así confíen en ti.

—Los micrófonos no son ilegales si sólo los llevas contigo. Ni siquiera los he encendido.

En verdad, tenía que empezar al usar la lectura en frío para hacerlos creer que su información más importante estaba siendo filtrada, por lo que podría ser bastante problemático.

El detective lucía molesto y la duda gradualmente apareció en su rostro.

—Espera un segundo. Agh. ¿Cuándo empezaste a prepararte para esto? No podía haber sido después del suicidio. Hic.

—Y eso significa que esto empezó antes de eso.

—¿Antes de eso?

—Una parte de ello en realidad. ¿Quieres escuchar al respecto?

Adjunté audífonos a mi Smartphone y puse una mitad en su oído.

Ejeje. ¡Siempre quise compartir un par te audífonos así!

—Agh. ¿Qué es esto?

—La última canción de las Tarot Girls 22. Se llama Vacaciones de Verano, Una y Otra Vez. Shh. Escucha cuidadosamente al 1:55.

En ese momento, claramente frunció el ceño.

Sonaba como seda siendo rasgada.

No, sonaba como una joven mujer con alguien agarrándola de las piernas y partiendo todo su cuerpo en dos. Así era de horrible el grito mezclado en la canción.

—Déjame preguntar otra vez. Hic. ¿Qué es esto?

—¿Quién puede decirlo? El rumor en línea es que las Tarot Girls 22 enfurecieron algo que era mejor no molestar al usar espiritualismo para sus negocios. Por un tiempo, fenómenos extraños han estado ocurriendo alrededor de ellas y este es sólo uno de ellos.

—¿Hablas en serio?

—Si el rencor de una sola persona haría cosas tan obvias como esta en un loco especial espiritual de televisión, nadie necesitaría personas como nosotras. Aunque las cosas son diferentes cuando una colección de rencores toman forma como un Youkai.

A medida que nos susurrábamos, una joven miembro del personal camino hacia nosotros. Su nombre era Akashi Mitsu. Su puesto de trabajo era ser asistente del director, pero en realidad sólo era una trabajadora de medio tiempo y parecía que ella nos mostraría el lugar.

—Es de la policía, ¿cierto? La escena está por aquí. Oh, Enbi-chan. ¿Qué estás haciendo aquí?

—Los Destructores de Micrófonos necesitan hacer nuestro trabajo antes de que la inspección puede comenzar☆ Si el asesino instaló un dispositivo antes de irse, pueden escuchar lo que la policía está diciendo. Y si saben en que resulta la investigación inicial, pueden crear una contramedida.

El rostro de Akashi Mitsu-chan se puso obviamente pálida a mi excusa inventada. Ella groseramente se mordió la uña del pulgar y rápidamente nos mostró el pasillo como si algo la estuviera molestando.

—(Oye, fenómeno del misterio. Hic. ¿Me estás bromeando?)

—(¿Sobre qué?)

—(Esa asistente de director ni siquiera pregunto cuando mencionaste al asesino. Hic. Pensé que esto se suponía que era un suicidio.)

—(Entonces da tu mejor esfuerzo para ponerte al día igual que yo☆)

Ya fuera como una medida anti terrorismo o una forma de alejar acosadores, no nos dirigimos a un pasillo recto y tomamos un solo elevador. El pasillo daba vueltas tras vuelta y repetidamente cambiábamos de elevadores antes de finalmente llegar a nuestro destino.

Pasamos por personas famosas de la TV algunas veces, pero el detective no estaba bastante familiarizado con ellos para emocionarse. O quizá era lo bastante profesional a pesar de estar ebrio. Cualquier que fuera, era lindo.

—Oh, Enbi-san.

Una chica alejándose de una cocina pequeña me habló y el detective realmente se detuvo esta vez.

La chica de catorce años de edad era la miembro de las Tarot Girls 22 correspondiente a la Emperatriz de la Arcana Mayor. Su cuerpo estaba bastante bien desarrollado para su edad, pero había una mirada pesada en todo su rostro. Era como si caminara con una etiqueta diciendo “En la escuela, soy la discreta miembro del comité de la biblioteca”.

Su nombre era Anemura Kaede.

En lo que se refería al misterioso caso de suicidio, ella no era tan importante.

Sin embargo, estaba un poco interesada en el hecho de que había dejado la cocina pequeña sola.

—¿Dónde está tu agente de costumbre?

—¿Te refieres a Itano-san?

Tan pronto terminó de preguntar eso, una mujer en un traje asomó la cabeza desde el hueco de la escalera.

Ella era la Itano Ryou de la que acabamos de discutir. Parecía estar en los finales de sus veintes y tenía un buen cuerpo y un hermoso rostro para hacer algo de dinero si ella se cambiara a un traje de baño, pero ella era demasiado antisocial para eso.

Acto seguido, ella habló en voz baja.

—¿Hay un refrigerador en esa cocina pequeña? Si no, tendremos que salir para comprar hielo.

—Oh, hay uno. ¿Las otras chicas lo están haciendo tan mal?

—Dos o tres de ellas siguen en completo shock después de ver ese cadáver. Aunque eso podría ser mejor que las que están emocionando de más al respecto.

Hm.

¿Sería esa el Carruaje obsesionada con lo militar o el Sol de piel morena?

Parecía que algunas personas habían hecho temas inapropiados usando la aterradora imagen del suicidio para votar que idol tuvo la mejor reacción. Cuando ven a un hombre arder hasta la muerte, parece que algunas personas pierden su calma y otras mantienen la máscara de una idol. La pregunta era cuál era menos natural.

Mientras tanto, Kaede-chan la Emperatriz cruzó sus brazos inquietamente y preguntó algo. La tímida chica tal vez no se había dado cuenta, pero la pose empujó sus pechos hacía arriba con sus brazos.

—Am… ¿Cuánto tiempo debo quedarme aquí?

—Oh, ¿no te puedes relajar en la escena de un suicidio? Hay un futón en el vestuario, pero probablemente podrías relajarte más en casa.

—Am, en parte es eso, pero han pasado muchas horas desde que pasó. El sólo quedarme en la estación tan tarde me hace difícil relajarme.

—?

Akashi-chan la asistente del director abrió su celular y dejó escapar un grito.

—¡Oh, mierda! ¿¡Es tan tarde!? ¡¡Creo que estoy violando las Leyes de Normas de Trabajo!!

—Ahora que lo pienso, ¿deberías estar trabajando tan tarde, Enbi-san?

—Esto no cae en la categoría de “trabajo”. Si eres un voluntario, puedes pasar a través de toda clase de puntos ciegos. Ayúdame, detective.

Mientras hablaba, apunté al pecho del detective con mi pulgar.

El encantador joven en traje respondió sin entusiasmo a mi demanda por una explicación.

—¿Eh? Si la policía te está manteniendo aquí por ayuda, hic, no serás castigada incluso si te quedas demasiado tarde. Am… ¿Qué tan lejos llegué? Si no te es pagado, no viola la Ley de Norma del Trabajo. Hic.

Pero algo más sorprendió a Kaede-chan la Emperatriz.

—¿Eh? Am… ¿Él es un detective de la policía? Pero luce como si estuviera ebrio.

—Sí… Si tienes un problema con ello, puedo irme. De hecho, preferiría más irme. ¡Este se suponía que era mi día libre! ¡¡Hic!!

—¿Aún no has superado lo de esa horrible cita en grupo? Claramente no estaba yendo a ningún lado.

—¡¡Hic hic!!

—Am… ¿Por qué está llorando?

Ya fuera porque esto iba completamente en contra de su imagen de un oficial de policía o porque una chica de secundaria como yo estaba siendo demasiado amigable con él, la asistente del director y la Emperatriz lucían completamente conmocionadas.

—Yo o alguien más de los oficiales deberían explicarles la situación después. Hic. Si no hay problemas, por favor permanezcan en el edificio. Agh, me siento mal.

—Oh, sí. Por favor hágalo rápido si puede. No quiero faltar a la escuela mañana.

La agente Itano Ryou miró a Kaede-chan la Emperatriz antes de hablar.

—Anemura-san, como dije antes, aléjate del vestuario por el momento. Como la única chica calmada, las chicas que están en pánico fácilmente podrían espantarse por ti.

Dejamos al par negocio del entretenimiento y una vez más nos dirigimos a la escena del incidente.

Sólo escuchar el término radio por internet hacía pensar a alguien de un pequeño estudio de grabación y un cuarto para mezclar separado por un vidrio a prueba de sonido, pero este había sido un evento de transmisión en vivo con una audiencia. Parece que habían rentado un estudio para evento completo usado para shows de música en televisión.

Al ver a alguien quemarse a sí mismo hasta la muerte durante tal mayor actuación probablemente había sido un completo desastre para los productores.

El escenario entero estaba sellado con cinta amarilla, pero la audiencia sentada no. Lo que parecía ser un equipo forense ya estaba tomando fotos y buscando huellas dactilares y huellas con químicos. Aparentemente no era la única tratando de echar un vistazo a todo porque una chica con pantalones delgados bajo su falda trató de conseguir algunas fotos, le confiscaron su celular por un oficial de policía uniformado, y estaba saltando mientras él lo sostenía fuera del alcance de ella.

¿No es esa la Eternidad de la Arcana Mayor?

Mientras me acercaba al escenario con olor a quemado. Llamé al detective.

—La víctima, Usuta Manabu, era un miembro del personal de sonido.

—Ya me dijiste eso en el taxi. Hic.

Una masa ennegrecida se sentó cerca del ala derecha del escenario. Desde la perspectiva de la audiencia, claro está. Estaba acurrucado en la posición fetal y era el Usuta Manabu que había mencionado. En vida, él había sido un joven gordito y los vestigios de eso todavía podían ser vistos en su cadáver. Por supuesto, eso no era nada más que la grasa amarilla a medio cocinar saliendo de su oscurecida piel.

El piso estaba quemado en negro por cerca de tres metros alrededor del cadáver.

—¿Qué opinas?

—¿Hm? Por el estado del cuerpo, las llamas no deberían ser tan fuertes. Un aspersor probablemente podría haberlas apagado. Hic. El piso del escenario fue encerado hasta que brilló. Es por eso que las llamas se propagaron ahí.

El detective se adelantó y levantó la cinta amarilla y dio un pasó en el escenario.

Yo, por el otro lado, me senté en un asiento de primera fila como un miembro de la audiencia.

—No había espacio para alguna clase de truco en este caso. La transmisión mundial en vivo prueba eso. Él repentinamente interrumpió el evento al correr del ala derecha del escenario, tiró una botella de plástico llena de líquido sobre su cabeza y lo encendió con un encendedor barato.

—Aún no podemos decir eso con seguridad. *Eructo*. La substancia inflamable podría haber sido tirada sobre él detrás de escena y corrió hacía el escenario para escapar. Tal vez la botella sólo contenía agua.

—Eso no explica el encendedor.

—Podría haber sido una broma. Hic. Podría haber pretendido suicidarse para sorprender a todos, pero terminó en realidad prendiéndolo en llamas. Hic. Es posible que el hombre no sabía que la botella contenía una substancia inflamable.

—Si ese el caso, no encontraremos nada investigando la escena.

Traté de cruzar mis piernas en el asiento, pero el detective se rehusó a ser seducido.

—Pero podría no ser mala idea investigarla.

—?

—Usuta Manabu había pedido prestado dinero de varios prestamistas consumidores diferentes. En otras palabras, tenía muchas deudas.

—¿Quieres decir que tenía un motivo para suicidarse? Hic. ¿Qué hay con ello?

—Hubo una sospecha de él antes de esto. La gente decía que reunía y vendía información de escándalos sobre los artistas de la estación para pagar sus ridículas cantidades de deudas.

—¿Y qué tiene que ver eso con el suicidio?

—Esto ha creado un escándalo para el grupo de idols nacional Tarot Girls 22.

—…

Él parecía reflexivamente voltear hacia mí en el asiento de la audiencia.

—¿Realmente hablas en serio?

—Hubo algunas señales.

Con mis piernas todavía cruzadas, me encogí de hombros como una extranjera.

—Por ejemplo, la voz en el CD que mencioné en el taxi. Usuta Manabu era un miembro independiente del personal de sonido, por lo que él podría haber metido el grito en la canción y esparcir el rumor en línea. Pero si no funcionaba. No importaba cuántas veces esparciera las chispas, las llamas no se expandirían. Y como su situación se volvió más y más mala, finalmente él-…

—Eso no tiene sentido. Hic. Si él estaba creando el escandalo para salvarse, ¿por qué se suicidaría para crear el escandalo? Hic. Eso no tiene sentido.

—Oh ih ai ah. Ih ih ee a fa ay oo sa ee.

—¿Qué?

—Las personas leyeron sus labios antes de su escena de suicidio a transmisión mundial. Él estaba gritando algo, pero su voz no podía ser escuchada. Lo que acabo de decir fueron los sonidos de las vocales leídas de los movimientos de sus labios, pero si pasas por todos los patrones posibles con un programa para encontrar un texto que realmente signifique algo en japonés, lo que consigues es…

Me había esforzado bastante para conseguir esta información, por lo que me aseguré de poner un poco de show en ello.

—No es mi culpa. Esta es la única forma de salvarme.

—¿Le tenía miedo a algo? Pero…

—Ya no parece un suicidio, ¿verdad? Tal vez estaba tratando de incendiar hasta la muerte a las Tarot Girls 22 pero su mano se deslizó y en su lugar se cubrió a sí mismo en llamas.

—Pero esto ya no se conecta a un escándalo para ellas.

—Oh, ¿no lo hace? Hay rumores sobre extraños fenómenos ocurriendo alrededor de esas idols. Como la voz en el CD. Muchas personas en línea llaman a Usuta Manabu víctima. Dicen que alguien que quería eliminar a las Tarot Girls 22 lo poseyó con el fin de atacarlas. En ese caso, es como un correo falsificado y él es una víctima siendo tratada como el perpetrador.

—Hic. Ciertamente es una posibilidad y ciertamente parece como una teoría popular por el momento.

—Sin embargo, es casi seguro que Usuta dijo “esta es la única forma de salvarme”. Ya fuera suicidio o un intento de asesinato, fue llevado por un miedo extremo. …Y eso me hace interesarme en qué era ese miedo.

—Si él tenía muchas deudas de prestamistas, *eructo*, asumiría que matones sospechosos.

—Tal vez, pero hay un rumor interesante sobre las Tarot Girls 22. Para dar credibilidad como una fusión de idols y espiritualismo, filmaron PV’s en algunas locaciones espirituales. El rumor es que el extraño fenómeno las está siguiendo porque enfurecieron alguna clase de Youkai peligroso.

—¿Youkai? ¿De qué clase?

—Uno relativamente nuevo y letal que confirmado por primera vez durante la era Meiji. Se viste como un granjero, aparece en villas de la región de Tohoku y asesina niños. A pesar de que nadie lo ha visto secuestrar niños, después aparecieron rumores de que fue visto en diferentes lugares un día o dos antes. Es del tipo de miedo puro que causa esa clase de histeria en masa.

—Sólo llega a la respuesta.

—Es llamado el Aburatori. ¿Alguna vez has escuchado de él, detective?

4

—¿Realmente están maldecidas las Tarot Girls 22?

—Estuvieron filmando PV’s en locaciones espirituales para ayudar a vender su imagen espiritual. Estaban pisando en lugares suicidas famosos en trajes de baño.

—Es llamado el Aburatori, ¿cierto? Escuché que no pudieron terminar su sesión de fotos pin up porque una extraña sombra borrosa apareció en el marco.

—Oh, ¿te refieres al que aparece diciendo hola entre los pechos de entre todos los lugares de Nabiki-chan la Ermitaño?

—Y ahora alguien realmente está muerto por ello. Pero estoy segura que seguirán haciéndolo porque quieren que se vendan esos números. ¿Los objetos en las tiendas de conveniencia no son lo suficiente para la sal purificadora? ¿Hay alguna forma especial de hacer eso?

Después de escuchar bastante de eso, apagué la aplicación de audio en mi Smartphone.

Aquellas fueron las conversaciones que había grabado mientras estaba sentada en el café en el centro de compras adjunto a la estación de TV. Día o noche, las personas de la estación siempre necesitaban cafeína, por lo que tenías una buena oportunidad de encontrar conversación de aquellos involucrados en una cafetería cercana.

—Pero no hay nada útil ahí.

La participación de un Youkai llamado Aburatori podría ser también encontrado en varios comentarios en foros de internet.

Escuché a un gorrión piando a fuera de la ventana.

¿Ya es de mañana?

La luz gradualmente llenó la habitación que contenía nada más que expedientes. No tenía refrigerador, microondas y fregadero. Aunque, el primer piso del edificio contenía una tienda y un spa de ocio de 24 horas a sólo unos 100 metros a pie.

Todavía tenía que encontrar una pista real sobre el caso y no sería capaz de concentrarme en mis clases si fuera a la escuela así.

Decidí saltarme la escuela y concentrarme en el caso.

Y eso significaba que había una posibilidad de encontrarme al detective de nuevo. No había dormido en absoluto, pero necesitaba cuidadosamente cepillarme.

Sólo para ser claros, las chicas no tomaban baños largos porque se empapaban hasta que estuvieron hirviéndose en rojo.

Con el fin de visitar el spa, tomé mi conjunto de baño usual y también hice funcionar mi Smartphone.

Tenía que decirle al menos a una compañera que me iba saltar las clases.

Pero treinta segundos después de ese mensaje, el celular sonó.

—Oye, Tomoe. Claramente no sabes cómo usar un celular si respondes a un mensaje con una llamada.

—Es porque me enviaste un correo extraño. ¿Te las saltarás de nuevo? ¿En qué estás metida?

Quería decirle que era un problema tan grande como el incidente en el cual ella había sido parte, pero me tragué las palabras. Yo podía ser tan amable.

—Oh, cierto. A pesar de cómo luces, estás muy metida en los grupos populares como las Tarot Girls 22, ¿cierto? ¿Sabes algo divertido sobre eso?

—¿A qué te refieres con a pesar de cómo luces? Y el internet está teniendo un día de campo con ese suicidio. Todos están diciendo “era así antes”, “siempre había sido así” o “sabía que esto pasaría desde el inicio” a pesar de que solamente pensaron estas cosas cinco segundos antes.

—Sí. Ya nadie sabe lo que es preciso.

—Y las Tarot Girls 22 no son tan malas. Nunca se escucha que sean sorprendidas fumando o con novios. Pero el internet está conspirando contra ellas diciendo que en realidad eso es horripilante.

Je.

Ese es el caso, Tomoe. Justo igual que no existe tal cosa como un villano malvado puro, ¿no una idol completamente pura luce algo sospechosa?

Con 78 de ellas en total, habrá peleas y estaba segura que al menos una de ellas se metería en alguna clase de problema. Y sin embargo, ha habido cero incidentes.

—Me pregunto si a Mio le gustan este tipo de cosas, —continuó Tomoe. —Ella se ve tranquila y es buena bailando.

—¿Qué está haciendo ahora Tsumada Mio?

—Está yendo a la escuela de manera normal. No sé si es un efecto secundario, pero algunas veces las personas olvidan que existe. Aun así, ella dice que generalmente le está yendo bien.

Después de terminar la conversación, colgué.

Y ahora bien.

Tenía dos cosas que investigar: las Tarot Girls 22 y a los usureros que la víctima de suicidio llamado Usuta Manabu había pedido prestado dinero.

Era sólo una conexión superficial, pero debido a la conversación anterior, decidí comenzar con las Tarot Girls 22.

5

—Hola, soy Hishigami Enbi-chan de los Destructores de Micrófonos. ¿Ha notado algo fuera de lo ordinario desde la última vez? ¿Tal vez algo de estática en una llamada telefónica o inmersión momentánea en la calidad en su televisión?

Mientras agitaba el miedo al mencionar fenómenos naturales que ocurren al menos una vez al día en cualquier hogar, pasé de largo del guardia musculoso y fui la entrada del personal. Debían haber estado interesados en la tecnología o el mundo clandestino porque La Sacerdotisa de cola de caballo y la gothic lolita Muerte me miraron con un brillo en sus ojos.

No estaba en Haichi TV de Odaiba.

Esta era un edificio gigante de la compañía en la zona costera de Shinbashi. El edificio completo de veinte pisos era propiedad de las Tarot Girls 22, por lo que era todo un espectáculo.

Los muchos elevadores estaban completamente divididos en dos sistemas. Un sistema solamente viajaba entre pisos del uno a diez y el otro sólo viajaba entre los pisos once a veinte. Los pisos inferiores contenían un gimnasio, una sala de edición, un estudio de fotografía y otras instalaciones para personal externo mientras que los pisos superiores contenían las oficinas legales y de gerencia para personal interno.

—Oh, Enbi-san.

Mientras trataba de decidir dónde empezar a investigar, Anemura Kaede-chan la Emperatriz asomó su cabeza en una esquina.

Ella debía haber estado en medio de alguna clase de práctica porque vestía un top y pantalones cortos que dejaba su diafragma completamente expuesto. Para hacerlas mover con facilidad, estaban hechas de un material que se estiraba fácilmente, pero eso lo hacía lucir como si estuviera vistiendo ropa interior deportiva.

—¿Qué estás haciendo hoy aquí?

—Haciendo un rápido chequeo por micrófonos. Si no hago visitas no programadas a intervalos al azar, alguien podría remover los micrófonos en el día de la inspección y escapar del detector.

Probablemente ya saben esto, pero todo lo de los micrófonos era un engaño destinado a acercarme a las personas involucradas en el caso. Esto no tenía nada que ver con el caso, así que no se confundan.

Kaede-chan la Emperatriz caminó por el pasillo conmigo y pasamos por dos chicas sosteniendo la tapa sobre una taza de fideos. La delgada en pantalones negros y un monóculo era la Maga y estaba bastante segura de que la que secretamente sospechaba que era una trampa era la Magia. Estaba sorprendida de saber que incluso las idols comían fideos.

—Probablemente están a punto de ser grabadas para un video de detrás de escenas.

Kaede-chan era increíblemente franca.

Los pisos inferiores y los pisos superiores valían la pena de investigarse, pero decidí ir a los pisos inferiores ya que Kaede-chan estaba siendo locuaz. Hablé mientras caminaba a su lado.

—Ese un traje bastante llamativo.

—¿Eh? Oh. La persona de la coreografía dijo que era más fácil de ver el encanto de nuestro baile si podemos ver los movimientos de nuestros músculos en el espejo.

Íbamos en camino a la pista de baile en el quinto piso.

Sin embargo, este no era un club obsoleto. Realmente era un lugar para practicar baile. Tenía un piso plano vacío con dos muros adyacentes cubiertos de espejos gigantes. Diez o más de las Tarot Girls 22 bailarían a la vez, por lo que necesitaban un espacio grande para practicar.

Ya había investigado el lugar unas cuantas veces, pero no había encontrado nada extraño.

No había necesidad de decir, que no había micrófonos o cámaras escondidas por ningún lado.

—Estamos en descanso ahora mismo, así que probablemente sería mejor si terminas tu revisión antes de que la práctica comience de nuevo.

—Probablemente.

Otras tres chicas estaban reunidas en un extremo de la habitación en el mismo traje que Kaede-chan. Estaban platicando y jugando sistemas de videojuegos portátiles…no, una aplicación de Smartphone. Podía escuchar algunos cuantos chasquidos de lengua desde donde estaba, por lo que parecían bastante irritadas.

Destino con su cabello rizado estaba en el centro con Deseo, la del tipo de hermana mayor, y la Estrella, la del tipo de pequeña creatura vacilante, se reunieron alrededor de ella.

—Todas se ponen inquietas antes de un concierto, así que trata de no provocarlas.

Había posters aquí y allá en los muros para algo llamado el Festival de la Auto Felicidad de Otoño.

Guau. No sólo es patrocinado por Hachi TV y Hishigami Auto, enlista el nombre de Madoka también. ¿Qué tanto patrocina bajo su nombre?

—¿Dónde se llevará acabo esto? Estarán usando un lugar nuevo supongo.

—S-sí. Es en la Sala de Concierto al Aire Libre Toyosu. Creo que dijeron algo sobre que estaba siendo construido recientemente para el… renacimiento del estilo Edo, ¿no era así?

—Aquí dice que el concierto comenzará pasado mañana.

—No es tan malo como un tour nacional, pero tenemos presentaciones en la mañana, tarde y noche tres días seguidos. Son nueve en total, por lo que colapsaremos si no reunimos fuerza como un oso antes de invernar.

—Suena difícil. Como sea, haré un chequeo rápido por micrófonos.

Hm.

Nada, justo como antes.

Pero eso significaba que era tiempo para ver si algo había cambiado después de ese suicidio.

Mientras pensaba eso, mi Smartphone sonó.

Oh, qué inusual. Es mi amado cariño, el Detective Uchimaku Hayabusa.

—¿Qué pasa, detective?

—Usualmente aparecer cuando estoy investigando, por lo que me sorprendió que no estés aquí.

—Jejeje. ¿No puedes calmarte si no estoy allí?

—Me asusta cuando alguien tan aterradora como tú hace algo fuera de lo ordinario.

Jee jee. Él es tan tímido.

Él está siendo tímido, ¿cierto?

—Estoy en el apartamento de Usuta Manabu y este lugar es horrible. Las habitaciones por otro lado están vacías. Los cobradores debieron haber sido realmente violentos porque su puerta del frente está tan abollada que me tomó un segundo descubrir cómo abrirla.

—¿Y?

—Encontré unos cuantos pedazos de evidencia apuntando a sus extrañas acciones. Los muros de la habitación estaban repletas de pequeñas escrituras, él tenía un diario indescifrable y hay sangre en el drenaje del baño. La sangre es suya, por lo que tal vez se cortó su muñeca.

—Pero son demasiado obvias. Parecen pistas para niños.

—También pensé que era una farsa al principio. Él estaba usando su habilidad para entrar a la estación para buscar escándalos, ¿cierto? Pensé que estaba planeando todo así podría llevar una excusa demente si él era capturado. …Pero eso no es lo que es esto. Podría haber empezado de esa manera, pero fue más allá de una farsa. Parece que fue incapaz de detener sus propias acciones.

—Aun así, —dije con un suspiro exasperado. —Incluso desde el exterior, había signos de cobradores pateando su puerta, ¿cierto? ¿Por qué no llamó a la policía? El nivel de interés tenía que ser ilegal. Incluso si la cantidad que pidió permanecía, él podría haber eliminado los intereses que seguían aumentándose.

—Ese es el caso. Tengo un experto en perfiles mirando al demente interior de su apartamento, y…

—Tengo que preguntar. Esta no fue una hermosa investigadora con un buen cuerpo, ¿o sí? Toma mis celos a la ligera y lo lamentarás después.

—Voy a ignorar esa tontería. De cualquier manera, de acuerdo a ese experto, Usuta Manabu fue llevado aparentemente a un estado mental donde él no podía decirle a alguien más sobre su desastroso estado de su vida incluso si hubiera querido hacerlo. Es a lo que llamas abuso psicológico.

—…

—Es lo mismo que evita que los niños o los ancianos dejen la casa cuando son siendo abusados. No tienen esposadas las manos o algo, pero no se pueden mover. No importa qué tan horriblemente fueran tratados, no pueden defenderse. Incluso si son privados de la comida y se vuelven débiles, simplemente lo aceptan sin siquiera llorar. Usuta Manabu estuvo en ese estado, por lo que él se sintió arrinconado e incapaz de consultárselo a alguien sobre ello.

—Espera un segundo.

Lentamente me agaché mientras sostenía el teléfono en mi oído.

Miré como si estuviera observando bajo una cama invisible y Anemura Kaede-chan me miró confundida.

—Detective, ¿dijiste que ese término se refiere a un estado donde no puedes dejar el edificio a pesar de no ser encadenado ahí?

—Sí.

—¿Qué te imaginaste cuando pensaste en ello? ¿El Caso del Fantasma Hambriento donde una mujer está hambrienta hasta la muerte mientras estaba encerrada en una habitación llena con comida que ella estaba convencida que estaba envenenada? ¿O el Caso Avici donde un hombre destruye su propio cuerpo tratando de pasar a través de un muro de concreto con las manos porque él había sido convencido de que la puerta no se abriría y esa era su única opción?

—Prefiero no recordar esos.

—El ejemplo representativo del abuso psicológico es ser incapaz de dejar el edificio, pero en una escala más pequeña, podría limitar al objetivo a una habitación o una bañera, ¿cierto? Los criminales habían disfrutado robarle a la víctima su libertad como en esos casos.

—¿Qué hay con ello?

—Encontré algo como eso aquí.

De acuerdo con mi compañera de clase Tomoe, las Tarot Girls 22 tienen tal comportamiento perfecto que nunca habían sido captadas fumando o con un novio.

Pero había 22 de la Arcana Mayor y 56 de la Arcana Menor. Este era un gran grupo de 78 chicas en total que valían igual que dos clases de una escuela. Era sólo natural que alguna clase de pelea o problema surgiera. Si no había nada de eso en lo absoluto, debe haber alguna clase de restricción.

Y había encontrado un rastro de eso.

No había estado ahí antes. Después de ese suicidio, el número de rastros habían incrementado como si reforzaran el control sobre la organización.

En ese caso, era un residuo pegajoso como si alguna clase de cinta había sido colocada a lo largo del piso.

Tenía forma de una L y estaba colocada en cuatro lugares.

Si las cuatro Ls fueron pensadas como las esquinas de una figura, creaba un cuadrado con dos metros a los lados.

Parecía bastante como una jaula no existente.

Era como si alguien le estaba recordando a alguien más de un miedo o re aplicando una cerradura invisible. Era como si hubieran intentado atar a las idols en un espacio cuadrado sin cadenas o cerraduras.

—Esto es bastante similar.

—…

—Esta jaula podría ser sido basada en un caso pasado. Esto me recuerda a un equipo usado para colocar artificialmente ese abuso psicológico para probarlo.

6 (3rd person)

El Detective Uchimaku Hayabusa tenía el defecto fatal de no tener habilidades para cocinar en absoluto a pesar de vivir por su cuenta. Cuando él pensaba en una cena, era un paquete de arroz blanco calentado en el microondas, pre empaquetadas ensaladas o verduras que estaban en venta y sopa de miso que solamente necesitaba añadir agua caliente.

Así que…

—Espera, espera, espera. ¿Finalmente hemos alcanzado una era donde el tartar de caballa está sobre estanterías en tiendas? ¡¡Ahora que he visto esto, me llenaré de chazuke y sake está noche!!

—Detective.

—¿Qué es esto? ¿El mundo empezó a automáticamente lanzarte en una eliminación de todo lo bueno que podía encontrar? No me has adjuntado un localizador GPS, ¿o sí?

—Tsk, tsk, tsk. Para alguien que vive en Tokio, no sabes cómo divertirte. Te detienes en los mismos lugares todos los días, por lo que es súper fácil encontrarte sin previo aviso.

Otra voz entonces interrumpió.

—Am, disculpen…

—¿¡Hyah!?

—¿¡Hyah!?

Ambos saltaron y voltearon para encontrar a una chica encogiéndose tanto como le fuera posible. Sus ropas eran simples, pero ella era Anemura Kaede la Emperatriz de la Arcana Mayor.

—¿A-anemura-san? ¿Por qué estás aquí? Esta exhibicionista no te arrastró, ¿o sí?

—¿¡Para quién crees que estoy vistiendo esta clase de ropas!? ¡¡Si ya te diste cuenta, entonces ya enamórate de mí!!

—¡¡Si te das cuenta de que esas ropas son reveladoras, entonces por favor detente!!

—N-no. Sólo es de casualidad que vivo cerca de aquí.

Después de retroceder por el detective y la fenómeno del misterio quienes se habían ido más y más lejos del tema, Anemura Kaede vacilantemente abrió su boca.

Hishigami Enbi parpadeó unas cuantas veces.

—De cualquier manera, estoy sorprendida al ver una idol del mayor grupo que hay usar una tienda de conveniencia. Y también completamente sola. ¿No vienes con tu agente?

—Ajaja. Hay 78 de nosotras, por lo que hay diez de nosotras por cada agente. Y no se quedan con nosotros cuando estamos en la escuela o algo así.

La idol tocó un paquete de jugo de verduras en el estante.

—Y nos dijeron que asertivamente compráramos estos productos baratos.

—?

—¿No lo has escuchado, Enbi-chan? El internet está lleno con flamazos de veg-idol ahora mismo.

—Oh, eso.

Vegetable idol —o veg-idol para abreviar— era un término para idols que promocionan tomates o peras de Villas Intelectuales al darles una gran mordida con una sonrisa.

Alguien con demasiado tiempo en sus manos lo ha calculado y comentado lo siguiente en un foro: “¿Eh? Nunca podríamos comprar esas verduras de alta calidad, ¿pero cuántas de esas idols comen en un año si cuentas tomas no utilizadas? Comen gratis y encima de eso les pagan.” Eso ha hecho mucho daño a la imagen de algunas idols.

—¿Pero no es peligroso? —preguntó Uchimaku mientras sonaba legítimamente curioso. —¿No las personas alrededor de ti causarían gran pánico si alguien te reconoce? Por supuesto, es el trabajo de la policía lidiar con esa clase de cosas si pasan.

—Sorprendente como es, eso no pasa. La Anemura Kaede que todos conocen está cubierta en maquillaje, debajo de un foco brillante y junto con trabajo de cámara donde todos y cada uno de los instantes han sido calculados. Lo que hace pensar que soy tan especial es sólo el producto de lo que los adultos hacen.

—Ya veo. Pero creo que eres bastante bonita cómo estás ahora.

—¿Eh? ¿Ah?

Anemura Kaede lucía completamente sorprendida por esa respuesta inesperada.

Y por alguna razón, Hishigami Enbi secretamente comenzó a golpear con su rodilla la parte trasera del hueso de la cadera de Uchimaku Hayabusa, pero la Emperatriz no lo notó.

La chica tomó un jugo de verduras y yogurt y puso una sonrisa solitaria.

—Además, el conductor de mi auto me lleva alrededor, es conveniente y seguro, pero es un poco restrictivo para sólo usar eso. Cuando uso mi bicicleta o tomo el tren, puedo mezclarme en el ruido de fondo y olvidar todo sobre el sistema de los adultos o el monstruo de los números.

—?

—Fui yo quien eligió hacer esto y llegar tan lejos, por lo que no debería decir que me está restringiendo, ¿o sí?

7

Esa tarde, el detective y yo nos dirigimos a Hachi TV en Odaiba.

—Detective, ¿por qué nos estamos reuniendo aquí?

—Pare revisar el término técnico “abuso psicológico”. Aunque, no recuerdo haberte pedido que vinieras conmigo.

Mientras vagamos afuera de la entrada de la estación de TV, la gruesa puerta de vidrio con un hombre resguardándola se abrió y una mujer en la mitad de sus veinte vistiendo un vestido corto y pantalones salió.

Cuando ella vio al detective, ella sonrió infantilmente y lo saludo. Vi el brillo de un anillo en su dedo anular izquierdo.

—Hola, Hayabusa-kun. No te había visto desde que me hiciste revisar el apartamento de Usuta Manabu hoy.

—¡Admitiré que la policía no lo selló bastante bien porque esto está siendo tratado como un suicidio, pero todavía hay algo mal en entrar tan audazmente justo delante de un detective de la policía! ¿¡Eres una ladrona así como una periodista!?

—No puedes encontrar la verdad si tienes miedo de tomar riesgos. Como sea, ¿quién es esa chica?

—¡Hola! Hachi TV ha contratado a los Destructores☆ de Micro-…

—Esa es una mentira, ¿cierto? Pero si los superiores te creen, no puedo despedirte. ¿Eres la fenómeno del misterio que mencionó Hayabusa-kun?

¿¡Ella me interrumpió y continuó!?

La palabra “enemigo” apareció en el fondo de mi mente, pero ni el detective o la mujer de la estación de TV parecían importarles.

—No te preocupes por ella. Ahora, ¿ayudarías a tu antiguo kohai y mostrarme ese material que mencionaste antes, Atou-san?

—Tsk, tsk, tsk. Hayabusa-kun, tal vez ya no seamos senpai y kohai, pero siéntete libre de llamarme Minori-chan.

—En otras palabras, ¿quieres que te llame una idiota?

Atou Minori, ¿hm?

Basada en la ID de la compañía colgando de su cuello, ella era una asistente del productor a cargo de los documentos de alto nivel frecuentemente vistos en las emisiones por satélite comerciales. Básicamente era un proyecto de verano en la que los adultos gastaban toneladas de dinero mientras pretendían que era perfectamente serio. Generalmente se jugaban las cosas de manera bastante segura, pero algunas veces ondularía cuando ellos se desatarían y tomarían un viaje al extranjero a un país del que nadie hubiera escuchado antes.

Muchas personas se preguntaban exactamente qué hacía un productor y cuál era la diferencia entre un asistente del director y un asistente del productor, pero en general era un título engañoso para aquellos que se encargaban de trabajos ocasionales.

Aunque, sería bastante sospechoso si ella era una completa productora a su edad.

Ella nos guío a Hachi TV.

Estábamos en camino hacía la sección de edición de video donde incluso los animadores de la misma sección nunca iban. Cables enrollados y discos duros obsoletos llenaban las habitaciones e incluso se desbordaban en el pasillo. Era tal escena caótica que se sentía como una señal de advertencia a cualquier que entrara para que se prepararan de no tomar un baño por tres días.

—¡Espera! ¿¡Qué vamos a hacer sobre esto!?

—¡Cállate! ¡Esos malditos críticos están ignorando por completo lo que condujo a eso! ¡Apaga todo! ¿¡Esos tontos saben cuánto cuesta un solo comercial durante la Golden Week!?

—¡Jefe, sus bolas! ¡Sus bolas están a plena vista en este video!

—Él bajó la guardia porque pensó que cubriríamos todo, ¿no es así? ¡Déjalo como una ojeada rápida para que así pueda ver la cara que pone ese maldito comediante! ¡¡Así es cómo creas la historia de la televisión!!

Un diluvio de gritos terriblemente furiosos provenía por todas las habitaciones.

Incluso un elegante cisne nadando estaba moviendo frenéticamente sus patas bajo el agua.

—Eso suena emocionante, —comenté.

—Bueno, es mediados de Septiembre. Necesitamos terminar algunos de los nuevos programas para otoño. Esto es de hecho más pacífico comparado a cuando hacemos la TV 48 horas. Podríamos estar compitiendo con los que crearon el concepto, pero tengo que preguntarme por qué esa variedad de programas se alarga cada año. Quiero decirles que así no es cómo se mejora.

Atou Minori llamó a la asistente del director caminando por la sala.

—Oye, Mitsu-chan. ¿Desenterraste esa cinta?

—S-sí. Te refieres a esta, ¿cierto? ¿Pero por qué necesitas algo del depósito maldito?

—Tengo mis razones. Es por eso que no destruimos todas las cintas.

—No me culpes por cualquier cosa que pase.

Mientras la Asistente del Director Akashi Mitsu-chan mordía su uña del pulgar como una niña se alejó caminando, el detective inclinó su cabeza.

—¿El depósito maldito?

—Así es cómo llamamos a la habitación donde guardamos todas las cintas con problemas que han sido encerradas por alguna razón u otra. Honestamente, solamente estamos haciendo documentales, pero si tocas el género equivocado, no tienes permitido pasarlo al aire. Se siente cómo ser la única persona alejada de la foto grupal.

En otras palabras, era un depósito lleno con las derrotas históricas de la estación.

Atou Minori abrió una puerta cercana y nos condujo a una habitación con poca luz llenada con monitores y equipos de edición.

—La cinta digital no usa un formato normal, por lo que sólo puedes reproducirlo en el equipo de la estación.

La cinta de casete rectangular era del tamaño de una carta de juegos y tenía unas cuantas cosas escritas con marcador permanente a un costado: una fecha de hace tres años, el nombre de Atou Minori como la creadora y “Experimento de Control Usando la Rueda del Sufrimiento”.

Sin embargo, el detective se concentró en algo completamente diferente.

—¿Ah? ¿Usas lentes ahora?

—Estas son sólo para cuando estoy usando la computadora. ¿No has escuchado de la luz azul?

¿Qué es esto? ¿Qué es esto? ¿¡Están las chicas intelectuales con lentes justo en la zona de bateo del detective!?

¡¡Ahora que lo pienso, él estaba bastante emocionado durante el caso de Tomoe!!

Bajé mi guardia por ese anillo de bodas, pero parece que ella es mi enemiga. ¡¡Mi intuición de mujer me está diciendo que no baje mi guardia!! ¡¡Grrr!!

—Sólo para ser claros, esto no es nada divertido.

Parece que Atou Minori no tenía idea de lo que estaba pensando mientras se acomodaba su cabello sobre una oreja y operó la consola.

La imagen fue mostrada en uno de los monitores.

Mostraba una habitación blanca.

La habitación tenía un círculo cerca de tres metros de diámetro dibujado con marcador permanente o algo similar.

La Rueda del Sufrimiento, ¿hm?

Una chica de unos quince estaba acurrucada en el centro del círculo.

La chica vestía pijamas.

En la imagen, ella miró temerosamente hacía el extremo del círculo una y otra vez. Se parecía mucho a como si ella estuviera en una tabla flotando en el océano con tiburones alrededor.

Alguien debía haber estado de pie fuera de la vista de la cámara porque la voz adulta calmada de un hombre habló.

—Tabata-san, por favor sal del círculo. Afuera. Sólo puede ser un simple paso, pero por favor sal.

—N-no. S-simplemente no puedo…

—”Esas personas” se han ido, así que no tienes nada de preocuparte. Ahora sal, Tabata-san.

—¡¡Sé eso!! Sé que esto no tiene sentido…pero no puedo. No puedo irme. ¡¡No puedo ir a ningún lado afuera!!

Algunos hombres y mujeres en batas de laboratorio dieron un paso en el marco. Fácilmente pisaron sobre el círculo dibujado y se acercaron a la chica llamada Tabata.

—Alto… ¡Alto! ¡¡No me arrastren!!

—¡¡Ghhh!! ¡Acaba de morderme!

Después de un forcejeo, los hombres y mujeres en batas de laboratorio fueron noqueados afuera del círculo.

Acto seguido, una aguda campana sonó y humo oscuro entró por la puerta en la parte trasera de la habitación blanca.

—¿Ahora qué?

—Tabata-san, esto es una emergencia. Hay un incendio. Esto no es un simulacro.

—No puedo irme.

—Ya veo. Bueno, vamos a evacuar. Por favor apresúrate tú también.

—¡Espera! ¡¡Espera!! ¿Por qué están tocando la cámara? ¿¡Realmente la apagaste!? Pero…pero no puedo irme. ¡Tú debes saber eso! Me siento mareada. ¡¡No puedo dejar de temblar!!

—Rápido, Tabata-san.

—¡Entonces borra el círculo! ¡¡Si borras al menos un lugar, podré irme!! ¡Espera! ¡Por favor no me dejes! ¡No quiero morir! ¡Pero aun así no puedo irme! ¡¡No puedo irmeeeeeeeeeeeeeee!!

El video terminó ahí y el detective habló con pesimismo puro en su voz.

—¿Qué tanto de eso fue planeado?

—Piensa en ello como un cruel show de cámara escondida. Si realmente no la asustábamos, no podríamos haber filmado la verdad. Si no llegábamos a tal extremo, los espectadores pensarían que era una broma.

Atou Minori lucía completamente indiferente mientras decía eso, por lo que podría haber sido una profesional en un sentido.

Ella perseguía la verdad en una forma diferente al detective.

—Cuando llegas a ello, es lo mismo como el miedo a las alturas o a las inyecciones, —ella fácilmente concluyó. —Tienen un miedo extremo de romper las reglas establecidas por el perpetrador y ese miedo llena su cuerpo entero. Cada vez que están cerca de romper esas reglas, se hayan así mismos incapaces de moverse. Las cadenas y las esposas no son necesitadas para contener a alguien. Sólo necesitas el tipo correcto de recuerdos.

Siempre que un caso de abuso se presenta, las personas siempre se preguntan por qué la víctima no se lo consultó a alguien a tiempo.

O se preguntaría por qué la víctima había regresado a esa casa todos los días a pesar de saber que serían abusados.

Pero la respuesta era simple. No era porque no lo hicieron. Era porque no podían.

Si desobedecían en lo más mínimo esas reglas establecidas, algo horrible les pasaría. Cuando a alguien le gritaban o golpeaban por derramar un poco de comida o contestas, tienen concretos ejemplo de lo que pasaría. Ese miedo los mantendría caminando por el mismo camino incluso cuando sabían que los conducía a un precipicio.

Y eventualmente, caerían de ese precipicio.

—Oye, oye. Si eres una especialista en este campo, tengo una pregunta. ¿Puedes hacer una versión hecha por el hombre de esto?

—Nada así de horrible pasaría sin la intervención humana.

Parecía que había expresado mi pregunta mal.

Cambié mi forma de pensar y hablé de nuevo.

—Normalmente, la violencia del perpetrador incidentalmente causa que la víctima caiga en ese estado, pero me estaba preguntando si podría ser “instalada” en alguien basada en cierta teoría.

—Bueno, de alguna manera, supongo. En un sentido amplio, un sargento de instrucción malhablado insultando a los reclutas es una forma de abuso psicológico. Pero… —Ella se encogió de hombros. —Probablemente eso no es perfecto.

—¿Qué quieres decir?

—Es fácil causarlo, pero varía mucho en cada individuo qué tanto dura. Hay una probabilidad de que repentinamente se desvanecerá algún día. Podrías decir que las personas tienen diferentes aptitudes para ellos. Podrías ser capaz de construir un manual especializado para algunos, pero sería difícil el perfectamente controlar cientos o miles de personas con el mismo problema.

Ahora que lo pensaba, hay bastante soldados que violarían las regulaciones militares y son dados de baja deshonrosamente a pesar de pasar por el campo de entrenamiento.

—¿Entonces estás diciendo que sería imposible controlar un cierto grupo usando abuso psicológico?

—Incluso el lavado de cerebro de un grupo ocultista sólo funciona porque es sólo usado en aquellos que aceptan sus invitaciones ya sea en línea o alrededor del pueblo. En otras palabras, la invitación es una forma de preseleccionar las personas a ser lavadas el cerebro. Controlar hasta la última persona de un grupo completamente elegido al azar probablemente sería imposible… Con método normal de todos modos.

—¿Por lo que hay un método no normal?

—El truco del abuso psicológico es cómo tallas un vivido “símbolo de miedo” en el objetivo. Siempre y cuando hagas eso, sólo debes recordarles como si estuvieras frotando sal en las heridas y puedes volverlos a ponerlos en raya tantas veces como necesites. Necesitarías un símbolo tan poderoso que causaría que cualquiera caiga en pavor. Esos serían Satán o Hades o algún señor mitológico de los demonios del reino de lo oculto, pero si tuvieras algo como eso…

Sin preocuparte por aptitudes individuales, podrías tallar abuso psicológico hasta en la última persona de un grupo como si sobre escribieran uniformemente sus mentes con el toque de un interruptor.

Podrías crear un controlador humano.

Y sería absolutamente poderoso que realmente morirían si se los pidieras.

Pero…

Ese tendría que ser un gran símbolo de miedo. Atou Minori había usado un mitológico señor de los demonios como un ejemplo, pero parecía apropiado para mí. Ningún Youkai normal serviría.

Algunos Youkai podían volar y algunos podían transformarse en lo que quisieran.

Pero este tendría que ser un Youkai extremadamente único que era simplemente un “vago sentido de miedo” y pudiera retorcer las leyes de la física.

—Algunas personas sospechan que un Youkai estuvo involucrado con la chica en ese video. Podías decir que es por eso que seguí la historia.

—¿Qué? —preguntó el detective.

Atou Minori añadió algo amargo a su declaración y el detective lucía incluso más disgustado que antes cuando lo escuchó.

—Nunca fui capaz de probarlo, pero se rumoreó que era un Aburatori. Ese es un nombre que simplemente no podemos ignorar, ¿cierto?

Después de dejar Hachi TV, entramos a un centro comercial cercano para una reunión de estrategia.

Debieron haber tenido alguna clase de grabación hoy o simplemente estaban ahí por diversión porque la Hierofante y la Luna estaban sentadas en otro asiento mientras iban disfrazadas con lentes y sombreros. Eran fácil de distinguir al ver a una como La grande y a la otra como La pequeña. Oh, y eso hacía referencia a sus pechos.

—Dejemos a un lado qué tanto el Youkai llamado Aburatori está involucrado en esto.

Quité del camino la información incierta primero y pase al verdadero problema en manos.

—Hay dos tipos de abusos psicológicos en este caso. El primero es con las Tarot Girls 22. Lo más probable, la razón por la que no causan ningún problema de fumar, tener novios o algo más es porque están atadas por cadenas invisibles.

—¿Es eso realmente posible? Abuso psicológico podía ser un método de control difícil de hallar que no usa ninguna violencia notable o restricciones, pero el estado psicológico se parece mucho a ser abusado o encerrado por largos periodos de tiempo. Si están bajo esa clase de presión día y noche…

—Sí, probablemente no durarán si dura por años. Pero las idols tienen cortas duraciones. Nadie cuestionaría si dicen que renuncian porque se están haciendo mayores. Y hay 78 miembros de las Tarot Girls 22. La organización puede continuar siempre y cuando las pocas que alcanzan su límite son reemplazadas. Además, nadie presta atención a una idol después de que renuncia. Unas cuantas arrugas y todos pierden interés.

—Así que, ¿la idea de que son reemplazables está construida en el sistema? —gruñó el detective.

El sistema ciertamente tenía sus problemas, pero no estaba segura que las leyes actuales pudieran castigarlos por eso.

En la superficie, solamente estaban colocando cinta sobre los pisos de los salones de práctica para crear una habitación complemente abierta y sin embargo “sellada”.

—Así que, ¿el otro es Usuta Manabu? ¿Él terminó con abuso psicológico por todos los cobradores que iban a su departamento?

—Por favor, detective, ¿lo olvidaste? Porque tenía tantas deudas, Usuta trabajó para ellos al buscar escándalos relacionados a las Tarot Girls 22.

—¿Estás diciendo que no fue accidental? Así que ¿eso fue “instalado” en él para atacar a las Tarot Girls 22? ¿Fue convertido en un subordinado prescindible del mercado negro de los prestamistas?

—Desde el inicio, los muchos prestamistas del mercado negro con los que trató… o más bien, las personas por encima de ellos tenían un sistema para tener a sus hombres en línea usando abuso psicológico.

Sonreí y mezclé mi café helado con la pajilla.

—Todavía es un misterio por qué fueron tras las Tarot Girls 22, pero Usuta Manabu había estado bajo control del abuso psicológico usando el Sistema A y él comenzó a actuar extrañamente una vez que tuvo contacto con las Tarot Girls las cuales estaban siendo controladas por el Sistema B. Es como si dos piezas de un software entrarán en conflicto.

En otras palabras, este caso parecía involucrar dos Paquetes con efectos similares: Sistema A que los prestamistas del mercado negro usan para poner a raya aquellos que estén en deuda con ellos y Sistema B que previene cualquier escándalo en un grupo de idols.

Cuando los dos Paquetes controlados por personas diferentes entraron en conflicto, accidentalmente causó el suicidio o asesinato de Usuta Manabu.

—Eso significa…

—Este es un caso de prestamistas del mercado negro interfiriendo con las Tarot Girls 22 quienes estaban estables al menos por el momento. Usuta falló, pero los prestamistas podrían no rendirse. ¿Qué tal si usan más de sus clientes de lista negra para atacar a las Tarot Girls 22?

—Entonces habrá más suicidios en el futuro. No, el tipo de pánico que causa podría no ser el mismo para todos. Usuta se incendió hasta la muerte, pero es posible que fuera un asesinato fallido. Y alguien en un estado extremo mental podría haber intentado dañar a las personas alrededor de él

—En ese caso, podríamos necesitar hablar con los prestamistas…o más bien, el grupo que los controla.

—El grupo que controla múltiples prestamistas del mercado negro.

El detective dijo esas palabras y llevó una mano a su frente.

Eso fue lo que acechaba en las profundidades de la oscuridad. Esto se sentía como la “otra mitad” oculta de este caso.

—Una gran organización criminal.

8 (3rd person)

A las once de la noche, dos detectives de policía vistiendo trajes baratos se sentaron juntos en un bar de Shinbashi.

Uno era el Detective Uchimaku Hayabusa del Departamento de Investigación 1 del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio.

El otro era el Detective Sotobori Gaku de la División de Crimen Organizado del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio.

Mientras estaban sentados en taburetes, ambos pidieron sus órdenes por separado.

—Un Martini. Sacudido, no revuelto.

—Yo quiero un daiquirí congelado.

Sotobori, quien frecuentemente era llamado un tanque, chasqueó los dedos y se burló del otro detective.

—¿Crees que eres James Bond o algo así?

—Cállate, Hemingway.

Ya molestó, Uchimaku tomó un sorbo de la copa de cóctel.

Sotobori sonrió lo que lo hacía lucir más como un ladrón como las personas que él perseguía.

—De cualquier manera, nunca es una buena señal cuando un especialista en caso de asesinatos me pide ayuda. ¿Alguna clase de “organización” tiró un cadáver en el océano o en una montaña?

—Eso es lo que quiero saber. Tú sabes todo sobre esas grandes organizaciones criminales, ¿cierto? Entonces tú sabes sobre la Asociación Confort, ¿cierto?

—La Asociación Confort, ¿ah? Esa es la rama japonesa de uno de las cuatro redes principales, así que te estás metiendo en un territorio peligroso.

A pesar de sus palabras, su tono era despreocupado.

Sotobori se especializaba en crimines organizados como este, así que traer armas o explosivos no era suficiente para sorprenderlo.

—Comenzó con la confusión al final de la guerra. Son un grupo de guardaespaldas que fue creado en ese tiempo caótico con el pretexto de suministrar armas y soldados para proteger a los débiles. En términos modernos, eran traficantes de armas y el PMC se enlistó en uno. Al principio, trabajaron para ser aliados de mujeres y niños.

—¿Y cómo eso terminó “expandiéndose”?

Sotobori mezcló su bebida que se parecía bastante a hielo raspado hecho de alcohol.

—Los cambios siempre ocurren por estimulaciones externas. Comenzó como un conflicto con otra organización que estaba creciendo en el negocio de los narcóticos. Para ganar más personal y armamento, comenzaron a hacer más trabajo sucio. La Asociación Confort al final ganó ese conflicto, pero para ese entonces, ni siquiera un fragmento de sus ideales originales permanecía.

Él contó la historia como si se la estuviera recordando a un niño.

—Y después de eso, tomaron el camino estándar. Una vez que se “expandieron” al país entero, estrictas leyes les impidió trabajar sus negocios por más tiempo. Algunos de ellos estaban lo bastante molestos para unirse con grupos y mafias extranjeras y construyeron una red criminal internacional. Y así una gran organización criminal nació. Las tradiciones de Japón no les importan. Construyen su fuerza al contrabandear toneladas de rifles de asalto y granadas. Si ellos comenzaran un tiroteo real, convertiría a la ciudad en una zona de guerra.

—¿Pero pensé que la Asociación Confort era parte de la categoría más baja de las cuatro redes principales del mundo?

—¿Dónde viste eso? ¿En alguna sospechosa enciclopedia en línea en la que cualquiera podría escribir? Es verdad que los superiores de la Asociación Confort no tengan la mayoría de personal, armamento o fondos pero también hay rumores peligrosos. Por ejemplo, algunos dicen que son la primera organización civil del mundo con armas nucleares.

—¿Armas…nucleares?

—Supuestamente robaron una ojiva MIRV de una instalación abandonada soviética, la desmantelaron y recuperaron algunas de las pequeñas bombas nucleares agrupadas adentro. También salió a la luz que habían estado amenazando compañías de vuelos espaciales civiles extranjeras. Junta esos hechos, y podrían tener la capacidad de un ataque balístico nuclear. ¿Realmente puedes llamar a eso de categoría baja? La peor parte es que sí puedes. Estas redes reúnen tal personas terribles que incluso con esas dudas, aún siguen clasificando como los más bajos.

Uchimaku Hayabusa llevó una mano a su frente.

Este no era el mundo de espadas y armas de fuego modificadas que se había imaginado.

—Puedes enfrentarte a la Asociación Confort si quieres, pero llámame cuando lo hagas. Hay una clase de etiqueta para tratar con este tipo de organización criminal. Si no sabes cómo funciona, incluso un oficial de policía terminará siendo lanzado al mar o en una montaña. Un policía muerto es algo serio, pero uno desaparecido no resalta mucho.

—Entiendo eso

—¿En serio? Me recuerdas al detective de mediana edad que vivía en mi vecindario cuando era niño. Trató de hacerse paso en este negocio con sus razones ingenuas. Un día, trató de salvar a un niño y terminó siendo asesinado por ese niño. El niño era un asesino a sueldo. Créelo o no, el niño sólo tenía diez. Le conté a la policía, pero se rehusaron en creerme a un grado perturbador. Tengo un poco vergüenza de admitirlo, pero eso fue lo que me llevó a convertirme en detective.

—Dije que entendía.

Uchimaku ondeó una mano y Sotobori tragó el resto de su alcohol con hielo raspado.

Uchimaku lo miró mientras le preguntaba algo más.

—Oh, cierto. Has escuchado del grupo de idols Tarot Girls 22, ¿cierto? ¿Tiene sentido empresarialmente para una gran organización criminal tener de objetivo artistas como esas?

—No en absoluto, —respondió Sotobori Gaku sin un momento de retraso. —Ya sea que las estés amenazando o atrayéndolas, la cima de la industria resalta mucho. ¿Cuántos paparazzi crees que las siguen por todas partes? Sería imposible contactarlas en secreto. E idols nacionales que tienen una sólida posición que les hace ganar toneladas de dinero no necesitarían pedir ayuda a los villanos. Si alguien, irían tras las idols en quinto sexto lugar. No tuvieran tanto dinero, no se concentrarían demasiado en ellas, y las idols en sí estarían desesperadas por más. Serían los objetivos perfectos.

—Ya veo.

¿Entonces en qué circunstancias se hallaron las Tarot Girls 22? Él pensó por un momento, pero no pudo encontrar una respuesta

Posteriormente, se burlaron de las bebidas de cada uno mientras bebían unos cócteles más.

—¿Rock Samurai? ¡Gajaja! ¡Uchimaku-chan, ¿piensas que eres el último samurái o algo así?!

—¡Cállate! ¡¡Y deja de molestar al barman al ordenar ponche de frutas!!

También se agarraron de la corbata en una pelea por el jamón curado que uno de ellos había ordenado, pero después comenzaron a llevarse un poco mejor.

Cinco pasos después de que dejaran el bar, Uchimaku escuchó una voz por detrás.

—¡Detectiiiiive!

—¡¡Oh, dios!! ¿Desde cuándo te me pegaste, fenómeno del misterio? ¡No me digas que una menor como tú estaba escondida en ese bar!

—Eres una molestia con la que lidiar cuando estás ebrio, pero también eres más lindo cuando estás ebrio. Como sea, parece que todavía estás bastante sobrio para hablar, así que tengamos una reunión estratégica.

—¿Una reunión estratégica?

—Así es. Sólo vamos a conseguir una oportunidad con esta gran organización criminal, así que debemos asegurarnos que valga. Sería mejor prepararnos lo más posible de ante mano. Probablemente ni siquiera sabrás qué preguntar si entras en su oficina, ¿cierto?

—Sotobori dijo que no tenían razones para involucrarse con las Tarot Girls 22.

El ebrio no se daba cuenta qué tan flojos se habían vueltos sus labios.

Normalmente él habría insistido que era material de investigación confidencial.

—En otras palabras, algo fuera de lo ordinario está sucediendo con esta gran organización criminal. Tienen un razón que requiere involucrarse con las Tarot Girls 22 incluso si no es lo más seguro.

—Usuta Manabu cometió suicidio porque usaron su lista negra de gente adeudada para buscar escándalos de esas idols, ¿cierto? Pero se sintió tan arrinconado que trató de hacer su propio escándalo aterrador, ya fuera intento de asesinato o su propio suicidio. ¿Hay alguna duda en ello? La gran organización criminal simplemente estaba detrás de un escándalo, ¿no es así?

—Cuando se investiga un caso, hay dos tipos de personas con información importante.

Enbi ligeramente ondeó su dedo índice.

—Los perpetradores y las víctimas.

Para hacer las cosas más difíciles, este caso estaba centrado en un cierto Paquete. Diferentes personas habían estado usado diferentes versiones del Paquete y el problema se había vuelto más complejo cuando los dos interfirieron con el otro.

Eso significaba que ellos no podían completarlo sin atacar en ambos frentes.

Uchimaku estaba intentado llegar a la gran organización criminal donde un solo error podría cobrar su vida. Lo hacía sentir al borde de una crisis nerviosa.

¿Quién había hecho qué?

Si él no sabía eso, fácilmente podría encontrar evidencia engañosa en algún punto importante.

—Supongo que tengo que revisar con las Tarot Girls 22 primero.

—Sí, necesitas llenar los agujeros ahí para que así tus preparativos estén completos cuando confrontes a la gran organización criminal. Podrías encontrar algo impensable acechando ahí.

9

A la mañana siguiente, me escabullí en el edificio de las Tarot Girls 22 en Shinbashi. Como esperaba, el detective se presentó.

—¿Por qué estás aquí?

—¿Realmente tengo que deletreártelo? Es porque te amo.

El Diablo, una chica obsesionada con tomar notas, debían gustarle los rumores porque vi que sus oídos se crispaban con una mirada inocente en su rostro, pero el detective únicamente llevó una mano a su frente.

¡Sí! ¡La cuestión ya está resuelta, así que expándela un poco más!

Mientras entablamos una rápida conversación, nos subimos al elevador. Los elevadores estaban divididos entre pisos uno hasta al diez y pisos del once hasta al veinte, pero este usaba el último mencionado.

—Esto es mucho más fácil contigo, detective. No podría meterme a estos pisos superiores incluso usando el nombre de los Destructores de Micrófonos.

—Realmente no juegas limpio. Si sigues repitiendo lo mismo hasta que me rinda, me haces sentir como si yo estuviera equivocado.

Una vez que llegamos a la oficina del presidente en el piso de hasta arriba, la secretaría de la recepción nos condujo a una larga habitación. Ahí encontramos a la esquiva agente llamada Itano Ryou.

El detective lucía sorprendido.

—¿Ah? Am, pedí hablar con el presidente.

—Detective, ella es la presidenta. Ella es del tipo que le gusta estar en las líneas frontales.

Esta era una compañía que había crecido lo suficiente para poseer un edificio entero en la costa en el centro de la ciudad mientras sólo tienen un grupo de idols. No era lo bastante grande para necesitar dar un paso atrás para ver el panorama general.

Itano, quien vestía un traje, nos miró.

—La mayoría de las reuniones problemáticas pueden ser hechas usando un Smartphone y una cámara y trabajar en la escena me queda mejor. Hay unos cuantos agentes más, pero yo superviso a todos ellos.

—Y-ya veo.

—Más importante aún, ¿quién es esa niña? Sólo escuché que era voluntaria para eliminar micrófonos.

Antes de que el detective pudiera decir algo inoportuno, meneé un radio innecesariamente voluminoso.

—Bueno, no me dejarían investigar los pisos superiores, lo cual es peligroso. No tengo tiempo de investigar ahora, pero puedo enviar una señal de interferencia. Ahora bien. Tengan una plática agradable☆

—Itano Ryou suspiró y se sentó en la mesa en vez de la lujosa silla de piel.

Ella lentamente cruzó sus piernas.

Lucía como una actitud de alta presión, pero lo veía como un indicio de que era en realidad un acto defensivo.

—¿Qué quieren saber?

—Hay algunas cosas que quiero revisar sobre el suicidio del Usuta Manabu de su personal de sonido.

—No tenemos nada que ver con eso. Él claramente cometió suicidio y él ni siquiera era un miembro de lleno de nuest-…

—Hace tres años, Tabata Rin, Experimento de Control Usando la Rueda del Sufrimiento.

Oh, bien hecho, detective.

Justo después de que ella pensó que había aclarado todas las preguntas, él fue directo al núcleo del asunto.

Itano Ryou dejó de respirar por un momento y cruzó sus brazos.

—Sabes qué es eso, ¿cierto?

—Ni idea.

—Lo sabes. La manera en que cruzaste tus brazos después de que se te preguntara fue indicio de una postura de defensa. La forma en que subconscientemente apretaste tus labios es un claro indicativo también. Si eso no es suficiente para ti, ¿qué tal si instalo un polígrafo apropiado?

Todo lo que él dijo era preciso, pero nada de ello realmente importaba.

Todo era un acto para extraer más signos de la presidenta quien pensó que había sido descubierta.

—¿Dónde escuchaste sobre eso?

—Es un dispositivo que artificialmente incrusta abuso psicológico usando el poder del Youkai llamado Aburatori.

—Eso nunca salió al aire. Más importante aún, ustedes en la policía no pueden hacer nada sólo porque lo copié. No estoy usando ningún abuso físico y creo que no hay leyes concernientes a abuso psicológico.

—Pero el poner esa presión innecesaria en las idols sin parar debilitaría sus pisques en unos cuantos años. ¿Fumar? ¿Novios? ¿Evitar escándalos es realmente tan importante? Tu método destruye personas y las lanzas cuando has tenido suficiente.

—¿Tienes alguna idea de qué tan corta es la duración de una idol?

—¿Crees que eso quiere decir que podrías usarlas y nadie se daría cuenta?

—Con las chicas con las que me quedo tienen sus vidas juzgadas usando sólo esos pocos años. ¿Entiendes lo que eso significa?

Itano Ryou nos miró con una presión que desbordaba.

—Una idol que no vende se encuentra con un triste destino. Tienen que regresar a una vida normal, pero no pueden. Una vez que vives esta vida brillosa, no hay forma de regresar. Y si intentan permanecer en este mundo de lujos sin hacer el dinero que necesitan, su situación financiera naturalmente se desmoronará. ¡Estos pocos años son lo que deciden los próximos setenta u ochenta años de sus vidas! ¡¡Hacer lo que sea necesario para ayudarlas a tener exito es la clase de cosas que hago!!

El detective e Itano Ryou se miraron entre sí por un momento.

Sin embargo, esto no era lo que en realidad queríamos escuchar.

Estábamos enfureciéndola para que así admitiera una cierta verdad.

—En otras palabras, este “plan” realmente está basado en el método de la Rueda del Sufrimiento de hace tres años. No ha sido probado, pero si eso realmente tenía un Aburatori involucrado, sería un Paquete para controlar humanos. Contralabas a las Tarot Girls 22 con el mismo método que criminales pervertidos usan para atar a sus víctimas. ¿No es así?

El documental no había sido lanzado al aire.

No había leyes puramente para el abuso psicológico.

Aquellas eran buenas excusas si lo único que necesitabas era encontrar faltas.

—El Aburatori es un Youkai que ataca niños. Se escabulle en las villas de Tohoku mientras viste como un granjero, secuestra los niños, los apuñala con brochetas metálicas, los cocina en una fogata y toma su aceite. Pero el aspecto más aterrador es su falta de cualquier característica directa.

Itano escupió su respuesta.

—Nunca nadie lo ha visto. Y sin embargo rumores esparcirán de personas que lo han visto en una villa un día antes, en otra un día antes de eso, etc. Crece a una imparable histeria grupal del tipo que podrías ver en un periódico. Sin necesidad de decir que naturalmente se desarrollaría en una cacería de brujas. Es un Youkai que esparce miedo sin siquiera mostrarse. Esa es la verdadera forma del Aburatori.

—¿Y qué quieres decir?

—Lo que necesitas es información de un enemigo invisible. En mi caso, usó los números de la lista de éxitos.

—¿Los números?

—El número exacto no importa. Si tu posición cae, naturalmente tendrías miedo de las rivales. Incluso si mantienes la posición #1, te sentirás perseguido por tus records pasados. Así es cómo este Paquete automáticamente trae a un enemigo invisible a la mente siempre que vean los números. No importan los resultados, se sentirán igualmente acorraladas. Una vez que creas un sistema así, son incapaces de dirigirse por cualquier camino secundario innecesario.

Fiu.

Sonaba bastante simple, pero la presión en sí tenía que ser algo más complicado.

Parecía como tomar para siempre exámenes de ingreso tras examen de ingreso donde cualquier imperfección negaría todo el trabajo pasado y decaer de la línea de pase al menos una vez terminaría con todo inmediatamente. ¿Qué le pasaría a una mente humana si eso continuara por meses e incluso años?

El hilo de su tensión sería estirado hasta ser pedazos.

—Pero no hubo señales obvias de Paquetes por ningún lado.

—Fue ensamblado para permanecer en un estado de “no estar ahí”. Por ejemplo, colocar cinta en el piso y removerla para dejar un ligero rastro de haber tenido algo ahí. Si pueden ver el tamaño y la forma de su enemigo, su miedo es limitado por eso. Es incapaz de ser visto e incapaz de saber la verdad sobre ello lo que lo hace tan aterrador. Al igual que ninguna persona específica diría que lo ha visto en las villas en las que supuestamente se ha mostrado el Aboratori.

El detective se quedó en silencio por un momento.

Él parecía inseguro de cómo continuar a partir de ahí.

—Tu Paquete para controlar a las idols ha entrado en conflicto con un sistema diferente usado por… una gran organización criminal. Eso fue lo que causó ese suicidio. Una explosión de presión lo condujo a tomar su propia vida. ¿Alguna idea de por qué pasó eso?

—Ninguna.

—Si esto fue un choque entre sistemas similares de abuso psicológico, afectaría más que a sólo los soldados desechables hechos de personas endeudadas. ¡¡Hay un peligro de que afecte a las miembros de las Tarot Girls 22 también!!

Ahí fue precisamente cuando un tono electrónico se reprodujo desde la línea telefónica interna.

Tal vez por hábito, Itano Ryou golpeó el botón del altavoz pero inmediatamente alcanzó en su lugar el receptor. Sin embargo, era demasiado tarde.

—¡Maezono la Torre y Uosawa la Templanza han comenzado a pelear! ¡P-por favor sólo baje aquí! ¿¡Deberíamos llamar una ambulancia!?

Itano chasqueó su lengua con el receptor fuera del gancho y el detective le gritó.

—¡¡Este no es el momento de estar ocultando esto!! ¿¡No detenerlo es primero!?

—Detective, ¿vio la pantalla de la línea interna? Era la foto del estudio en el noveno piso.

Él prácticamente tacleó para abrir la puerta de la oficina de la presidenta, pasó corriendo de la secretaría sorprendida y rápidamente golpeó el botón del elevador. Rápidamente chasqueó su lengua y en su lugar corrió hacía las escaleras.

Lo seguí, pero no podía seguir el ritmo. Obedientemente espere el elevador y me bajé en el onceavo piso ya que era al más bajo al que iba.

Cuando la puerta se abrió, podía escuchar pasos apresurados desapareciendo hacía abajo.

Él realmente es asombroso.

Lo seguí los dos últimos pisos en las escaleras de emergencia y llegué al noveno piso.

El estudio fotográfico era del tamaño de una oficina común, y el piso, muros y techo estaban cubiertos de tela blanca. A pesar de su nombre, su equipamiento lucía igual a lo que hallarías en un apartamento o edificio de muchos pisos.

Los adultos sosteniendo cámaras de aspecto caras y tableros reflectores tenían sus espaldas en el muro como si mostraran que no estaban involucrados en lo que estaba pasando.

Cuando me vieron entrar, parecían darse cuenta finalmente que había una salida. Nadie los estaba guiando, pero todos se apresuraron al pasillo del elevador.

—¿¡Estás bien, detective!?

—¡¡Llegué demasiado lejos!!

Esa extraña respuesta me hizo fruncir el ceño y miré al centro de la habitación. Una chica de preparatoria con cabello rubio corto yacía vertiginosamente boca arriba en el suelo. Otra chica con un gran listón alrededor de su cabeza había caído sobre su trasero. También tenía curiosidad de la pluma estilográfica sobre el suelo.

¿Golpeó a una de ellas y entonces la otra estaba tan impactada que olvidó su furia y se sentó en el suelo?

—Realmente haces esto emocionante.

—Así de urgente era la situación. Y quería evitar tener que esposarlas.

Mientras hablaba, sostuvo un pañuelo contra una mano.

Ahh, ahh. Se hirió protegiendo a alguien, ¿no es así? ¿Se usó así mismo como escudo para que así no tener que llenar un reporte de daños?

—A-am…

Escuché una voz silenciosa y encontré a Anemura Kaede-chan la Emperatriz de pie, pálida a lado del muro. Ella resaltaba más ahora que los adultos se fueron.

—A diferente del personal de fotografía que no estaba haciendo nada, ella trató de detener la pelea entre la Torre y la Templanza. ¿¡Estás bien, Anemura-san!?

Tonto detective.

Eso quiere decir que ella es la chica que protegiste. Ella no está temblando por la violencia que vio. Es porque fuiste herido.

—Empezaron a hablar sobre los sencillos solos que lanzaríamos pronto, —dijo la Emperatriz con sus dientes castañeando mientras miraba al detective a los ojos. —Una de ellas dijo que el primer sencillo sería una prueba y sólo aquellas que vendieran obtendrían un segundo sencillo. …¿Por qué tienen que retorcer las cosas así? ¡¡Nadie dijo eso, pero siempre que empezamos a hablar sobre número…nosotras…!!

—Anemura-san.

Podría haber parecido terrible, pero el detective y yo sabíamos la verdad. Este era un malestar y miedo intencionalmente plantado dentro de ellas para controlar el grupo efectivamente.

—¡Todas estamos en el mismo grupo! ¡¡Todas somos parte de las Tarot Girls 22 y este grupo es parte de Arcana Mayor!! Y sin embargo…esto sucede. ¿Hay algo malo en nosotros? …¡¡Es sólo que nada de esto es divertido!! Siempre somos perseguidas por unos números u otros y sonreímos para asegurarnos que nuestra posición no caiga ni siquiera un solo lugar. Esto… ¡¡esto no era lo que quería hacer!!

—¡¡Anemura-san!!

El detective le gritó justo en su cara para hacerla entrar en razón.

Ella cambió su enfoque hacia afuera como si hubiera sido golpeada con el ruido de un muro.

—No sé qué te trajo a esto y no me tienes que decir. Pero piensa en eso. No tiene que ser nada noble. Puede ser que querías estar en televisión, que querías ser popular o que querías dinero. Pero dudo que te hubieras encontrado con los números antes de entrar en el negocio, ¿¡Cierto!?

—¿Eh? Am…

—En otras palabras, esos números no son lo que te impulsan. Simplemente has sido atrapada en una decepción y perdiste de vista tus verdaderas razones. No hay razón para temerle a este monstruo “inexistente”. ¿¡Cierto!?

—No puedo hacer eso… Ya no.

Con una sonrisa desmoronada, Anemura Kaede-chan lentamente negó con su cabeza.

—Conocemos a ese “monstruo” ahora. Una vez que empieza a perseguirte, no puedes volver.

—Sí, sí puedes. El poder puro que te impulso en el principio tiene que ser lo más fuerte. Por lo menos, no será derrotado por alguna decepción. El inicio es lo más aterrador con todo, pero viniste llamando la puerta de esta industria incluso si tuviste que hacerte paso adentro. ¡¡Debes poseer algo lo bastante poderoso para dejarte hacer eso!!

Tch.

Quería patearlo en la espalda con una patada de celos, pero decidí permanecer en silencio por el momento.

—¿Qué está sucediendo?

Finalmente, la Presidenta/Agente Itano entró en el estudio fotográfico. Sin importar lo que había hecho, ella era una agente hábil. Tenía ojos agudos, por lo que inmediatamente vio el pañuelo cubriendo una de las manos del detective. De alguna manera, esa era una debilidad.

Sin ella, ella podría encontrar alguna razón u otra para echarnos fuera.

—No sé qué condiciones están causando el conflicto, —dijo el detective. —Eso quiere decir que no tenemos manera de detenerlo por el momento. El sistema destinado a prevenir cualquier escandalo ahora tiene el riesgo de hacer que tus idols se maten o se lastimen entre ellas.

—…

—¡Por favor termina el Paquete de control humano usando un Aburatori! ¡Quieres evitar que cualquiera de tu gente se vuelva víctima o atacante, ¿no es así?! Bajo la influencia directa del poder del Youkai, estas chicas no pueden usar los mecanismos normales de afrontamiento contra el estrés para evitar una “explosión”. ¡¡No se puede predecir cuándo estallará la siguiente!! ¿¡Estás de acuerdo con eso!?

—Supervisaré las señales de que estén alcanzando sus límites y removeré cualquier de ellas que considere es peligrosa. Afortunadamente, las Tarot Girls 22 frecuentemente reagrupan los miembros para presentarte en shows y conciertos, así que a nadie le importa si una de ellas no aparecen.

—¿Las señales? ¿Piensas que van a empezar a matar animales pequeños por sus vecindarios o empezar incendios en casas abandonadas o tirar basura? ¿Y piensas que siempre podrás ver estos el 100% de las veces antes de que algo más significante pase?

—Cuando Anemura la Emperatriz habla con personas, frecuentemente y repetidamente cruza sus brazos. Esa es la clase pose defensiva que los magos o adivinos usan en una mala lectura. Uosawa la Templanza fue la que causó esta conmoción y me estado preocupando por ella porque recientemente perdió su filtro en lo que pública en las SNS que usan su verdadero nombre. Si sigo mis observaciones detalladas y cuido minucioso, puedo superar esto.

—¿Qué hay de la otra que causó este pequeño problema? ¿Qué hay sobre Maezono-san la Torre? ¿Has visto las señales en ella?

—…

—También pasaste por algo las señales de Usuta Manabu y todos sabemos a qué condujo eso. Supervisar incluso a una sola persona no es fácil, ¿y piensas que puedes revisar constantemente un grupo de 78? ¿¡Con todo esto sucediendo!? ¡Sin mencionar que ninguno de tu personal está involucrado en sus vidas escolares! ¡¡Tienes que saber que hay agujeros en tu sistema de administración!!

Itano permaneció en silencio por un rato.

A pesar de ser una de aquellos involucrados, Anemura Kaede-chan parecía confundida porque no sabía toda la situación.

Finalmente, la presidenta dejó escapar un pesado suspiro.

—No puedo.

—¡¡Serás…!!

—Dije que no puedo. No que no lo haría si pudiera. No estoy rechazando una petición de parte de la policía y no hay un crimen por el cual me puedas detener.

El detective chasqueó sus dedos.

—¿Escuchaste eso, fenómeno del misterio?

—¿Eh? Bueno, sí.

—Anemura-san, eres una testigo también. No olvides lo que acaba de decir Itano-san.

—¿Qué es lo que intentas decir con lo que dije?

La presidenta se aferró a esto antes de que la idol Emperatriz pudiera decir algo.

El detective respondió con una cruel sonrisa en sus labios.

—Hiciste una declaración oficial de que quieres ayudar pero no puedes. En otras palabras, si encontramos una manera de eliminar ese Paquete, trabajarás para ayudarnos. Eso te deja sin ninguna razón para ponerte en nuestro camino. ¿No es así?

—…

Itano Ryou permaneció en silencio por un momento pero finalmente habló.

—Si hay alguna forma. Pero una vez que lo intentes, verás que no hay forma de remover este Paquete de control humano de Aburatori.

El punto principal de este Paquete era crear un sistema que producía un enemigo invisible al forzar abuso psicológico en alguien sin importar de su aptitud psicológica.

Ella había codificado eso por…

—Detective, hay un ejemplo de esos “restos” en el piso de baile en el quinto piso. Cuatro formas de L hechos de cinta creaban un área cuadrada que funcionaba como una jaula imaginaria. Sin embargo, la cinta había sido removida para dejar únicamente los restos pegajosos.

—Mira arriba de ti, fenómeno del misterio. Hay un pequeño agujero en el techo. Parece que los restos de un gancho de metal o algo similar se clavaron en el techo. Es como el que usas para colgar a alguien en el techo después de atarlos. También hay extensiones amontonados en una esquina de la habitación.

Pero no había nada ahí en realidad.

Este edificio entero contenía nada más que los “restos”.

Esos restos mostraban algo que realmente no existía. Eran los pedazos dándole forma al Paquete de Aburatori. Cuando los objetos reales habían sido removidos, esos pedazos nunca desparecerían no importa cuánto tratas de borrar esos restos.

Después de todo, era normal que los objetos no estuvieran ahí.

Al igual que un pasado deprimente no podía ser borrado, los objetos ya removidos no podían ser destruidos sin importa lo que uno hiciera. Para borrar una verdad que una vez fue, necesitarías una máquina del tiempo.

En ese caso, nadie podía destruirlos.

Este Paquete tenía fuerza absoluta ya que no podía ser destruido incluso si entendías todo sobre él.

Sin embargo.

—Detective, ¿sabes lo que necesitas?

—Cinta adhesiva, un gancho de metal y unas cuantas cosas más. Sólo el equipo estándar para una remodelación de hogar.

—¿Qué? —preguntó la Presidenta Itano.

Él lanzó sus palabras hacía ella.

—Los objetos están destinados a estar perdidos. Los restos que te hacen pensar que una vez estuvieron ahí son los pedazos del cual está hecho el Paquete. En ese caso, sólo tenemos que destruir ese equilibrio. La destrucción no es la única manera para borrar esos restos.

—No querrás decir…

—Sólo tenemos que poner más cinta adhesiva sobre el piso donde la cinta anterior fue removida. Si este techo solía tener un gancho clavándolo, sólo tenemos que clavar un gancho de metal de nuevo. Si regresamos todo a como estaba antes de que los restos fueran creados, podemos borrar esos restos. Traeremos los objetos que existieron en el pasado y después los destruiremos nosotros mismos. ¡¡Eso destruirá tu Paquete y evitara atraer el poder y características del Aburatori!!

El color del rostro de Itano Ryou cambió delante de mis ojos, pera era demasiado tarde.

—No puedes detenernos de hacer esto. ¡¡Después de todo, tú misma dijiste que estabas dispuesta a ayudar pero no podías!!

Ningún cambio visible ocurrió.

Pero no había nada diferente de su complexión.

Pero…

—¿Ah?

Anemura Kaede-chan la Emperatriz miró fijamente sus manos. Ni siquiera parecía saber que le había pasado. Por supuesto, no había forma para nosotros en el lado exterior de entenderlo.

—Detective, ¿piensas que esto solucionará todo?

—Desearía que fuera así de fácil, pero el misterio alrededor de la gran organización criminal permanece. Podríamos haber detenido el Paquete en el lado de las Tarot Girls 22, pero si alguien en el lado de la gran organización criminal ya tiene corrompidos sus archivos debido al conflicto entre los sistemas, alguien podría haber perdido el control como lo hizo Usuta Manabu.

Sí, realmente tenemos que revisar todo eso, ¿no?

Una vez más enfrentamos a la Presidenta Itano Ryou.

Viendo su Paquete siendo destruido podría haberse sentido como observar su reino desmoronándose delante de ella. Ella tenía una mirada distante en sus ojos mientras el detective le hablaba.

—¿Nos ayudarás? ¿Tienes alguna idea sobre esta gran organización criminal? ¿Por qué están enviando soldados desechables para buscar algo concerniente a las Tarot Girls 22? Dudo que sólo quieran un típico escándalo.

—Fue durante un trabajo con Hachi TV en un proyecto que originalmente aprendí sobre el método de la Rueda del Sufrimiento que usa el Aburatori. Para atraer el enfoque a un documental aburrido, querían usar una de nuestras chicas como una anunciadora.

—¿Y?

—En ese momento, nuestra oficina recibió algunos emails amenazadores diciéndonos no hacer el documental. Revisamos y encontramos que era una dirección usada por alguien contratado por un sitio de citas pretendiendo ser una chica y mandar correos a hombres para atraerlos al sitio. También estaba conectado a la gran organización criminal. Continuamos trabajando en el programa, pero ya que nunca fue lanzado al aire, podría haber habido alguna presión desde otra dirección, —dijo ella. —En otras palabras, el incidente usado en el documental podría haber sido un experimento de controlar personas de la gran organización criminal para que así pudieran usar personas con deudas como sus peones. Si es así, quiere decir que nuestro sistema de control usa el mismo Youkai. Tendría sentido el por qué causaría que los sistemas entrarán en conflicto.

10 (3rd person)

Uchimaku Hayabusa le preguntó al Detective Sotobori Gaku, un especialista en el crimen organizado, cómo lidiar con la gran organización criminal y se le dijo que se encontraran al otro día. Él no sabía los detalles, pero parecía que era el momento perfecto.

A la mañana siguiente, Uchimaku viajó a Shinjuku por tren. En el camino, se encontró con Sotobori y caminó por un camino que estaba concurrido incluso en un día laborable.

—¿Cómo vamos a entrar para hablar con ellos?

—Sólo necesitamos una justificación.

Estaban en una zona de Kabukichou repleta de pequeños edificios de varios pisos. Un carro negro lujoso estaba estacionado ahí como si ignorara el ancho de la carretera. Naturalmente, nadie le prestaba atención a él.

Sotobori sonrió y saludo mientras se acercaba.

—Hola. Es la policía.

—¿Qué quieres? No estamos buscando nada obvio como protección de dinero.

Un joven con cabello cortó dio un paso hacia adelante. Parecía ser un conductor, un guardaespaldas o ambos.

Sotobori lo ignoró y trató de mirar adentro.

—¿Hay alguien importante ahí? Este es una clase G550, ¿no es así? Este cuesto 20 millones de yenes.

—¡Quita tu mano de la puerta! Esto no es diferente a entrar en una casa. ¡¡Traiga una orden primero!!

—Por cierto, ¿sabías que este no es una zona de estacionamiento?

—Y…

—Te has quedado a plena vista, maldito idiota.

La sonrisa de Sotobori Gaku nunca osciló mientras pateaba el lujoso carro con la suficiente fuerza para doblar el parachoques.

—¡Pedazo de mie-…! Quién demonios te crees que e- ¿¿¡¡¡Vggah!!!???

El joven trató de agarrarlo, por lo que Sotobori agarró su cuello con el brazo opuesto.

Y lo levantó.

—Aquí hay una pequeña razón, ladrón. Si te estacionas en una pendiente descendiente, te bajas para comprar algo en una tienda, no pusiste el freno de mano lo suficiente y el carro rueda y golpea a alguien, es tu responsabilidad.

—Gh… ¿oh?

—Esta no es una zona para estacionarse y tu carro estacionado lastimó mi pierna. Eso es 100% tu responsabilidad. ¡Suena como un caso en el que la policía debería involucrarse, ¿no es así?!

Con eso dicho, Sotobori lanzó al joven en el capó del carro. El trasero del hombre quebró el emblema que simbolizaba el lujoso carro y lucía tan molesto como un niño al borde de las lágrimas.

Los vidrios polarizados en la puerta trasera entonces lentamente bajaron.

Un hombre de mediana edad dentro tenía de manera molesta fruncido el ceño en su rostro.

—¿Qué tal si lo dejas de molestar? Él solamente se nos unió el mes pasado, por lo que no sabe cómo tratar a las personas aún.

—¿Tienes algo peligroso ahí adentro?

—Evitar cualquier cosa que pueda ser rastreada es la llave para una larga vida. En vez de amenazarte sin sentido, ese tonto debió simplemente haberte dejado pasar.

La puerta del carro se abrió y Sotobori Gaku y Uchimaku Hayabusa subieron a él. A diferencia de un carro normal, los asientos estaban colocados alrededor del perímetro de la parte trasera lo cual estaba completamente separado del asiento del conductor por un vidrio.

Sotobori no dudo en sacar un arma y tocar la bocacha sobre el vidrio que divide cerca de la cabeza del conductor.

—Si esta cosa se mueve un solo milímetro, volaré sus sesos por intento de secuestro. Asegúrate de que sepa eso.

—Él está bastante acostumbrado a nuestras reglas. Ahora, ¿qué quisieran discutir?

—Usuta Manabu, —dijo Uchimaku. —El miembro del personal de sonido que se incendió hasta la muerte. Él estaba fuertemente en deuda debido a sus “afiliaciones”. Le ordenaron investigar a las Tarot Girls 22. …Pero en realidad no estaban detrás de un escándalo, ¿no es así? También escuché que la cima de la industria resalta demasiado para personas en sus negocios.

—¿Y?

—La Rueda del Sufrimiento. Ese es un Paquete de control humano que usa el Youkai llamado Aburatori. Estuvieron investigando eso para que así pudieran aplastarlo.

—No tengo idea de qué estás hablando.

—No hay tiempo para descubrir qué tanto sé. —Uchimaku dejó escapar una respiración suave. —Las Tarot Girls 22 estaban usando el método de la Rueda del Sufrimiento para controlar a las idols, ¿pero qué hay de ustedes? ¿Era para controlar a los pobres clientes que estaban irremediablemente endeudados? No. Si eso era todo lo que querían, no necesitarían un Paquete. Simplemente podían usar sus deudas. …Así que, ¿dónde estuvieron usando el método de la Rueda del Sufrimiento?

—Eso no es tan difícil de descubrir, —dijo Sotobori con una sonrisa. —Para pelear contra los nuevos sistemas empleados para eliminar el crimen organizado, construyeron una red internacional conectada a grupos y mafias de países alrededor del mundo. China, Colombia, Italia, África, Europa Oriental… Sus fuerzas están esparcidas sobre una vasta área para prevenir que alguna policía de una nación los pueda alcanzar, pero eso hace fácil para las diferentes partes de la misma gigante organización entrar en conflicto. Reunieron diferentes países y culturas alrededor del mundo, por lo que nunca sabrían cuándo o porqué alguna clase de problema estallaría.

—Y así usaste un Paquete para control humano para unir su organización criminal bajo un conjunto unificado de reglas.

Uchimaku lentamente presentó esa carta mientras estaba convencido de su victoria.

Y él naturalmente observó el rostro de su oponente mientras hacía eso.

—¿Pero realmente tenías el consentimiento de los miembros extranjeros en esto? ¿Entendieron que estabas usando un Paquete que incluye un Youkai, un concepto que no puede ser traducido en algún otro lenguaje? Si la Asociación Confort Japonesa empezó sin decirles nada, ese sería un problema. Si lo vieran como un golpe de estado para tomar el control total, desencadenaría ese conflicto interno al que le tenías tanto miedo.

—…

El hombre de mediana edad guardó silencio.

No confirmó o negó la acusación, por lo que Uchimaku continuó hablando.

—En ese caso, las Tarot Girls 22 eran una espina en tu lado. Querías mantener las cosas tan escondidas como se pudiera, pero cualquier contacto entre las idols y miembros de tu gran organización criminal causaría un conflicto y llevaría a tu Paquete fuera de control. Si hubiera sido una persona normal, podría simplemente haberlo matado y enterrado en las montañas, pero un grupo de idols en la cima de la industria resaltaría demasiado. Es por eso que tenías a alguien investigando las Tarot Girls 22, sin importar qué tan peligroso fuera. Querías destruir el Paquete de control humano de las idols y después volver a ocultarte.

El Paquete de control humano de las Tarot Girls 22 había sido destruido, pero no había garantía de que sus efectos que se desvanecerían por completo enseguida. Tomaría días o inclusive semanas. Siempre y cuando el Paquete de la gran organización criminal todavía funcionara con esos efectos negativos restantes, todavía había un riesgo de que algo imprevisible sucediera.

—Cualquiera que fuera el caso, parece que no tenemos mucho tiempo. —Sotobori se encogió de hombros. —Si esto sale a la luz, tu rama japonesa es la que sufrirá. No quieres experimentar la tortura variada y métodos de ejecución que la comunidad internacional tiene para ofrecer, ¿o sí? Y preferiríamos que nuestro pacifico país no terminara en guerra. Los sirvientes públicos no les pagan extra por derrotar enemigos y esos grupos extranjeros tienden a usar lanzacohetes y camiones blindados. Tampoco queremos víctimas civiles.

—¿Me están pidiendo que coopere?

—Acaba tu Paquete en este justo instante, Además, entrega la lista negra de deudores que podrían haber entrado en contacto con las Tarot Girls 22. Tendrán un concierto en la Sala de Concierto al Aire Libre Toyosu pronto y todo se habrá acabado para ti si una de ellas muere o se vuelve loca en medio de eso, ¿cierto?

El hombre de mediana edad suspiró pesadamente y lanzó un portapapeles a Uchimaku.

Tan pronto los detectives dejaron el lujoso vehículo, alguien hablo.

—Esa fue una decisión rápida.

Esta nueva voz parecía deslizarse en el vehículo. Un joven delgado estaba sentado adentro. No sólo los detectives no habían notado que él estuvo sentado todo el tiempo, sino que el hombre de mediana edad que sabía que él estaba ahí se había olvidado por completo hasta ahora.

Él era un adivino contratado por la Asociación Confort y él había sido el que en realidad armo este Paquete.

El hombre de mediana edad habló con clara molestia en su voz.

—Tu método nunca habría solucionado esto. Los miembros fueron automáticamente infectados por el paquete desde los niveles superiores hacía abajo, por lo que todavía hay un peligro de un conflicto de algún tipo. Nunca hubo un modo seguro de infiltrarse en las Tarot Girls 22.

—Me disculpo de verdad.

—No, yo tuve la culpa en confiar en ti por esto. Y todavía necesitamos un asesor especializado para revisar el Paquete de Aburatori. Espero con ansias trabajar contigo en el futuro, maestro.

11

—¿Tuviste éxito, detective?

—¡Idiota! ¿¡Por qué estás aquí en este distrito de compras peligroso usando nada más que un traje de baño!? Bueno, puedo regañarte por eso después. Oye, Sotobori. ¡Copia esto y envíaselo a todos! ¡¡Necesitamos llamar a todas estas personas y revisar sus residencias!!

zashiki_04_219

El detective estaba gritando algo mientras fotografiaba un número de documentos con la cámara de su celular. Parecía que había hecho un progreso dentro del lujoso carro.

Miré por encima y apunté a algo.

—Mira, detective. Esta lista tiene a la ayudante del directo que vimos en Hachi TV. Es Akashi Mitsu-chan.

—¿¡Qué!? ¡Pero esta es una lista de personas fuertemente adeudadas con los prestamistas involucrados con esa gran organización criminal!

—Jajaja.

El tipo que parecía que estaba vistiendo una armadura de músculos habló desde un costado.

—¿La industria de la televisión luce tan bien para ti, Uchimaku-chan? Trae un monto de dinero a los que más ganan, pero no es fácil alcanzar ese punto. Aquellos que nunca lo lograron nunca ganarían más que un trabajador de medio tiempo común. Y ya que tienen que ir acorde a las reglas y eventos de la extravagante industria, no es extraño para ellos hacer uso de usureros.

—Entonces es posible que ella estaba siendo usada por ellos. Y debido al conflicto entre Paquetes, las cuerdas del titiritero se habrán roto.

—Akashi Mitsu. Ella mordía su uña del pulgar cuando hablábamos, ¿no es así?

—Regresión infantil es un tipo de mecanismo de defensa. Se parece mucho a cómo Anemura Kaede-chan la Emperatriz cruza sus brazos cuando se siente incómoda, así que la ayudante del director podría haber tratado de suprimir una clase similar de presión.

—¿Quieres decir que la competencia entre Paquetes la estaba afectando? ¡¡Maldición!!

El detective frenéticamente sacó su celular y llamó el número en la lista.

Pero después de unos diez segundos él chasqueó su lengua.

—¡¡No está respondiendo!!

—Detective, tres días a partir de hoy, las Tarot Girls 22 tendrán conciertos en la Sala de Concierto al Aire Libre Toyosu. Hachi TV las está apoyando, ¡por lo que debe de estar en la estación de televisión! ¿¡De qué está a cargo ella y cuál es su horario!?

—¿¡Cómo se supone que sepa!? …No, espera.

Él comenzó a marcar otro número.

Miré a la pantalla y vi el nombre Atou Minori.

—¿Quieres saber dónde está Mitsu-chan? —dijo la voz por el teléfono. —Espera. ¿Empezaste a ir tras chicas jóvenes ahora? Vas hacer que me ponga triste. Siento que hubiera sido lanzada para morir.

—¿Qué? ¡¡Ya sé que eres una idiota, así que por favor entiende que esta es una emergencia!!

—Ella debería haber estado en la sala del concierto en Toyosu desde esta mañana. Ella es parte del equipo de grabación, pero más o menos ella es una guardia de seguridad para guiar a la audiencia.

Después de terminar la llamada, él llamó un taxi.

El otro detective que parecía como el capitán de un equipo de judo fue tomado por sorpresa.

—¿¡Qué se supone que haga!?

—Revisa las residencias en la lista negra. Akashi Mitsu es la más sospechosa, pero podría haber otros que pudieran desencadenarse al mismo tiempo. ¡¡Revisa todas las otras posibilidades!!

Usé la confusión para meterme en el asiento trasero del taxi.

—¿¡Qué estás haciendo, fenómeno del misterio!?

—Si no te haces a un lado, me sentaré en tu regazo.

El taxi comenzó su camino hacia la sala de concierto al aire libre.

Ahora, bien. Ahora bien.

—Esa ayudante del director puede entrar y salir de la sala del concierto más fácilmente que cualquiera. ¿Realmente lo lograremos a tiempo?

—Si algo pasa, las noticias debería llegar a la radio del taxi. Además, si una miembro de las Tarot Girls 22 es asesinada así, grupos y mafias por todos lados podrían iniciar una guerra dentro de Japón.

12

El resultado fue completamente anticlimático.

El detective sacó su placa policiaca y se abrió paso a la fuerza dentro de la entrada del personal, pero la instalación estaba completamente despreocupada. No encontramos nada que remotamente pareciera un incidente. Un trabajador temporal lo fulminó con la vista mientras claramente sospechaba que él estaba abusando de su autoridad para obtener un autógrafo.

Había un concierto cada mañana, tarde y noche ahora mismo estaban en un descanso.

—¿Dónde está Akashi Mitsu? —preguntó el detective mientras mirada por todas partes en un corredor. —Akashi Mitsu, un ayudante del director de Hachi TV, debería estar aquí. ¿¡Alguien sabe dónde está!?

Los sudorosos miembros del personal que tenían toallas alrededor de sus cuellos negaron con sus cabezas.

Sin embargo, no simplemente querían decir que no la habían visto.

—No hemos escuchado nada de ella. Normalmente nunca se pierde un día, por lo que debe haber sido realmente desafortunada para quedarse dormida en la mañana en tan gran mayor evento.

—…

No era que todo estuviera bien. Era porque todo no estaba bien que Akashi Mitsu-chan no estuviera aquí.

La parte difícil de este caso era cómo no podíamos predecir cómo el conflicto entre Paquetes de control humano se mostraría. La persona podría tratar de matar a las Tarot Girls 22 o secretamente cometerían suicidio. En el último caso, era posible que ya no estuviera viva.

En ese momento, el detective recibió una llamada inesperada.

Era de parte del detective musculoso al que habíamos dejado hace poco.

—Esto se ha vuelto peligroso, Uchimaku. ¡¡Necesitas salir de ahí ahora mismo!!

—¿Qué?

—Revise el apartamento de Akashi Mitsu. Estaba vacío, pero la encontré en las cámaras de vigilancia de tiendas cercanas. ¡¡Ella robó un camión cisterna reabasteciéndolo de combustible en una gasolinera cercana!! Estaba lleno de líquido residual usado para cubrir de oro. En otras palabras, un gran concentración de cianuro. Si ella se encuentra en un accidente y el camión se incendia,¡¡esparcirá un gas mortal sobre toda la zona entera!! ¡¡Humo que mataría a cualquier que lo inhale siquiera un poco cubrirá varios cientos de metros!!

—¿En serio? ¿¡Sabes a dónde se estaba dirigiendo!?

—¡El GPS del camión sigue activo y ella está yendo directo a la Sala de Concierto al Aire Libre Toyosu! ¡¡Incluso si ella viaja al límite de velocidad, ella estaría ahí en menos de diez minutos!!

Oh, cielos.

Parecía que Akashi Mitsu-chan fue al ataque cuando se sintió arrinconada. Sólo ondear un cuchillo mataría una o dos personas, por lo que decidió conducir un camión cisterna de veneno en la sala del concierto para que así pudiera matar a todos los miembros del grupo.

Pregunté algo sólo para estar segura.

—¿Crees que podamos evacuar a todos a tiempo?

—El concierto de medio día está por comenzar, por lo que hay cincuenta mil personas aquí. ¡Ella se estampará contra el edificio mientras que nosotros lentamente guiamos todos afuera! ¡¡A diferencia de un domo, este es una sala de concierto al aire libre, por lo que viento llevará el gas venenoso incluso si la detenemos con una barricada!!

Después de gritarme su respuesta, el detective se concentró en su celular de nuevo.

—Oye, Sotobori. ¿Dónde está la caseta de policía más cercana de aquí? ¡O el auto de policía más cercano! ¡Tiene que haber uno alrededor cuidando que no haya revendedores, ¿cierto?!

—¿Q-qué? Probablemente hay uno en la estación del tren cerca de ahí. Si no ponen una caseta de policía ahí, toda clase de personas sospechosas se reunirían.

—Manda la señal GPS a mi celular. ¡Por favor!

—Espera un segundo. ¿¡Qué estás planeando!?

—Tengo que hacer lo que pueda hacer.

Él terminó la llamada, chasqueó su lengua y pateó el muro del corredor tan fuerte como pudo.

Algunas personas debieron haber escuchado la conmoción porque algunas cabezas se asomaron detrás de una esquina. Eran las miembros de las Tarot Girls 22. Los Amantes, la Emperador y el Hombre Colgado estaban vistiendo sus trajes para el escenario y Anemura Kaede-chan la Emperatriz estaba mezclada entre ellas.

Era un asunto algo trivial que ocasionaba que las personas se comprometieran totalmente así mismas por algo.

El detective se pasó una mano por sus flequillos y finalmente le habló a Anemura Kaede-chan.

—Haré algo sobre esto, así que no pierdan ante esos números o ese monstruo o lo que sea. Por lo que están haciendo aquí vale la pena arriesgar la vida. Y todas las personas reunidas aquí piensan lo mismo.

Con eso, él corrió hacía algún lado y me dejó detrás.

Uno de los miembros del personal con una toalla alrededor de su cuello comentó estupefacto.

—Él estaba preguntando donde había un carro de policía, ¿no es así? No me digas que va a huir por su cuenta.

Escuché un fuerte sonido.

Fue sólo después de que lo oí que me di cuenta de que agarré el cuello del hombre y lo estampé contra el muro.

—Parece que no entiendes nada de esto, así que déjame iluminarte.

Pero no me importó.

Había visto todo tipo de crímenes, pero simplemente no podía soportar cuando alguien sobrevivía después de quedarse quieto sin idea alguna en sus cabezas y sin hacer ningún esfuerzo en absoluto.

—¡¡Él estaba preguntando por los carros de policía porque planea detener el camión cisterna al estrellarse contra él, idiota!!

13 (3rd person)

Uchimaku Hayabusa salió corriendo de los terrenos de la sala de concierto al aire libre, descendió las escaleras de un puente peatonal y subió a un carro de policía estacionado a un costado del camino. El policía uniformado que había estado buscando revendedores gritó, pero Uchimaku lo ignoró y condujo.

Él ignoró la ley y sacó su celular mientras conducía.

—¿¡Qué sucede, Sotobori!? ¿¡Dónde está la información del camión cisterna!?

—¿Hablas en serio? Maldición. ¡Darte eso es equivalente a matar a un policía! ¡¡Y debes estar loco si piensas que puedes detener un camión cisterna con uno pequeño de cuatro puertas!!

—Ya sé eso. Voy a golpear el conector desde el costado y separar el tanque trasero. A diferencia de las películas, ese tanque es lo bastante sólido para soportar una bala. No tenemos que preocuparnos si se quiebra a menos que sea envuelto en llamas y la presión interna se acumula. Y el tanque sólo está siendo remolcado. ¡¡Si es separado desde el engranaje de frente, podemos evitar el peor de los casos!!

—¿¡Pero qué hay de ti!?

—Si no hago esto, cincuenta mil personas seran arrastradas en esto. Y poner una barricada para detenerlo sacrificaría a todas las personas en esa zona del camino. ¡La única manera de terminar esto limpiamente es usar una intersección para estamparme a un costado desde el ángulo correcto! Y para hacer eso, necesito la ubicación del camión. ¿¡Vas a ayudarme o no!?

—¡¡Maldición!!

A ese grito le siguió un simple mensaje del servicio de mapas. Él desplegó el mapa en vez de pulsar llamada y vio un nuevo punto añadido.

El área de Toyosu estaba hecho por varias zonas de terreno reclamado conectado por puentes. Era más fácil predecir el camino del camión cisterna que en Shinjuku o Shibuya las cuales estaban llenas con una complicada red de intersecciones entre largos y pequeños caminos.

—Parece que estas tres intersecciones serían las mejores. Sotobori, voy a chocar contra el tanque para detenerlo, pero quiero evitar cualquier muerte civil por daños secundarios. Hay más oficiales uniformados alrededor de la sala del concierto para seguridad, ¿cierto?

—¿Qué quieres que haga?

—Reporta una amenaza de bomba o lo que sea. Sólo haz que esos oficiales evacuen a los peatones de las intersecciones. ¡¡Ya!!

En realidad, Anemura Kaede la Emperatriz no le había gustado cantar, bailar o llamar la atención.

Se había desarrollado mejor o más rápido que sus compañeras y el enfoque de sus compañeros hombres durante educación física la habían asustado y la habían llevado a su actual personalidad introvertida.

Ella había querido superar esa parte de ella.

Ella se había temido que la parte de ella que no le gustaba determinaría quien era ella.

Por eso fue que ella se dirigió en la dirección opuesta que normalmente habría tomado y que de casualidad tuvo éxito. Gradualmente llegó a disfrutar cantar y bailar, pero ella nunca había trabajado para llegar a una esperanza o sueño como el detective de policía había dicho.

¿Pero qué era lo que ella originalmente había querido hacer?

¿A qué círculos sociales habría querido unirse una vez que hubiera superado sus inseguridades?

Después de pensarlo tanto, ella sonrió ligeramente.

Ella nunca había pensado en eso.

Al final, esa había sido su respuesta. Ella no podía encontrar nada de lo que quisiera estar orgullosa o que quisiera proteger, pero eso no importaba. Repentinamente se sintió increíblemente tonta por haberle temido a esos números o a ese monstruo.

Si esas cosas querían eclipsarla, ella podría dejarlos.

Incluso si lo hacían, ella podría continuar con lo que ella creía que podría cambiarla.

Todas las personas aquí probaban eso. Ella no necesitaba el “número” o cincuenta mil. Si incluso una sola persona llegaba queriendo verla actuar, eso era suficiente para probarlo.

—A-am, ¿qué vamos a hacer? No podemos evacuar a todos, ¿pero al menos podemos evacuar a las chicas?

Los adultos estaban discutiendo algo, por lo que ella reunió su fuerza e interrumpió.

—No, hagámoslo. Si la multitud entra en pánico, podría conducir a muertes. También deberíamos arriesgar nuestras vidas por las personas que se han reunido aquí.

Ella miró de frente mientras hablaba y tenía un pensamiento silencioso.

Ahora, dirijámonos al campo de batalla que ha sido preparado exclusivamente para nosotras.

El camión cisterna estaba más cerca de lo esperado.

Estaba ignorando los semáforos y señales y estaba realizando peligrosas vueltas en U, por lo que claxon estaban sonando por doquier.

Estaba a quinientos metros de la intersección y llegaría en menos de treinta segundos.

Uchimaku suspiró pesadamente y pisó en el pedal del acelerador.

Pero entonces…

—Detective☆

—¿¡Kyaaaaaaaaaaahhhhhhhhh!?

Él dejó escapar un verdadero grito cuando vio la cara de la chica en el espejo retrovisor. El carro de policía ondeó un poco mientras se movía a máxima velocidad.

—Qué- Tú- ¿¡Por qué diablos estás aquí!?

—Todo este incidente me ha dejado exhausta. Cuando te involucras con personas quienes todavía están vivas, tienes una forma de ponerte seriamente temerario. Si no me hubiera subido abordo, te habrías ido a morir, ¿cierto? No me molestaré, así que sólo dímelo.

Hishigami Enbi, la Fenómeno del Misterio, todavía podía sonreír a pesar de decir que estaba usando su propia vida como un escudo.

—Ahora bien, detective. No vas a hacer que muera una chica de secundaria por tu egoísmo, ¿o sí? Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿Cómo vas a proteger la vida de todas esas inocentes personas?

—¡¡Maldición contigo!!

Él golpeó el volante.

Pero entonces cambió su línea de pensamiento.

—¡¡Gracias por venir a pesar de que iniciamos en un día entre semana!!

Una chica gritó tan fuerte como pudo con un micrófono en mano y con el Tonto y el Universo a ambos lados de ella.

Cualquiera que no supiera podría pensar que esa era una zona segura llena con personas quienes solamente mostrarían amabilidad a Anemura Kaede la Emperatriz, pero en verdad, esta clase de audiencia era cruelmente honesta y franca.

En un año o tres o cinco, las mismas personas aquí podrían no reunirse así. Lo más trivial de las cosas los había traído y algo igualmente trivial los haría irse en manadas. La vida de una idol era realmente corta. Eso fue la primera verdad que les enseñaron en su debut.

Por esa razón, este era un campo de batalla.

Si ella fracasaba si quiera una vez durante estos tres días…no, durante las tres actuaciones para este día, podría establecer una serie de eventos fatales en movimiento.

—Para ser honesta, me preocupé por muchas cosas antes del día de hoy. Fui expuesta a rumores sin bases, perseguida por números invisibles o monstruos y a punto de perder de vista lo que hacía esto tan agradable.

En este momento crucial, ella removió completamente su máscara por una vez.

Y entonces sonrió.

No era una sonrisa falsa. Esta era una expresión que sólo podía ser vista cuando la máscara se quitaba.

—Pero al final, simplemente no puedo dejar ir todo esto. ¡Me recordaron ese hecho! ¡¡Amo este escenario a un humilde, vergonzoso grado!! Y no me rendiré ante nadie. ¡¡Estoy haciendo esto por los fans que se presentaron hoy, para el personal que preparó el escenario para mí y por las personas que están peleando en secreto para proteger este escenario!!

El intro de la primera canción comenzó a reproducirse y la iluminación claramente cambió mientras daba un último grito.

—¡¡No me echaré para atrás!! ¡¡Sin importar qué!!

—Cualquiera que sea el caso, no puedo cambiar mi plan ahora. ¡Sólo tengo una oportunidad en esto y cincuenta mil vidas en peligro!

zashiki_04_233

—¿Y? No eres alguien que le diría a una menor que muera sólo por eso, ¿o sí?

Uchimaku chasqueó su lengua y removió su cinturón de seguridad.

—Podemos usar la palanca de reclinación. Pero déjame ser claro. ¡Incluso esto tiene un cincuenta-cincuenta de probabilidades de sobrevivir! ¡¡Haré lo que pueda, pero no me culpes si mueres!!

—Seguro, seguro. Me gusta la mirada en tus ojos. Ese es el detective que amo.

Se estaban acercando a la intersección final.

Él mantuvo el carro de policía a máxima velocidad a pesar de los semáforos.

Y entonces una figura gigante entró desde el costado y bloqueó su camino.

—¡Lo encontré!

—Ella luce bastante sorprendida.

Alguien con una clara expresión de sorpresa estaba sentada en el asiento del conductor del camión cisterna. E incluso parecía que alguien tratando de matar cincuenta mil personas sonaría el claxon.

Pero era demasiado tarde.

Con dos personas a bordo, el carro de policía se estrelló a un costado del conector del camión cisterna a máxima velocidad.

El pequeño y lindo carro de policía casi parecía deslizarse bajo el camión y era como si fuera a ser convertido en chatarra en un instante. Los sonidos de vidrios quebrándose y el metal doblándose explotaron en el aire.

Su altura literalmente fue aplastada a menos de la mitad de lo que había sido.

Mientras tanto, el conector de camión tenía una gran deformación mientras era levantado desde abajo. Como si torciera, un sonido sólido de chasquidos estalló. El tanque trasero rodó como un juguete y esparció chispas amarillas mientras raspaba en el asfalto. La parte del frente se estrelló en el poste del semáforo y dejó de moverse.

No hubo una explosión o gas venenoso.

Todo lo que quedaba era el continuo sonido de vidrios cayendo sobre el asfalto.

El carro de policía se había estrellado y nada quedaba del asiento del conductor o del asiento trasero.

Un sonido metálico provino de la puerta de atrás que había sido aplastada hasta no poderse reconocer. Alguien la estaba pateando. El cerrojo de la puerta debía haberse roto en el impacto porque se abrió con un fuerte crujido.

Uchimaku Hayabusa y Hishigami Enbi estaban abrazados en el espacio para los pies del asiento trasero.

Justo antes del impacto, Enbi jaló la palanca reclinadora y jaló a Uchimaku hacía ella cuando su silla se había hecho para atrás.

—Auh, auh, auh, —dijo Uchimaku. —¿C-cómo está la sala de concierto al aire libre?

—Está bien, por supuesto.

—¿Algún daño en los alrededores?

—Hubo una buena cantidad de destrucción, pero no parece que alguien haya muerto. El contenido del tanque también está bien.

—¿Siquiera podemos salir de aquí?

—Ehje. Estoy bien con permanecer aquí por un poco más de tiempo.

—No es tiempo para bromas crueles.

El Paquete de Aburatori de control humano alrededor de las Tarot Girls 22 se había detenido. Aunque el que era usado por la gran organización criminal todavía era desconocido. No estaba claro qué tan lejos la información corrupta por la competencia se había esparcido, por lo que el riesgo de un accidente en el futuro permanecía hasta que confirmaran que el Paquete se le había puesto un alto por completo.

14 (3rd person)

Las estaciones de TV nacionales no proporcionaron noticiaros especiales a menos que algo mucho más importante pasara. Los sitios de noticias en internet recibieron información más rápidamente, pero les faltaba credibilidad.

Sorprendentemente, la radio fue tratada como el medio que tenía inmediación y credibilidad.

Era por eso que el viejo sistema permanecía por tanto tiempo.

Dentro de un lujoso carro negro atrapado en el tráfico, un hombre de mediana edad respiro un suspiro de alivio mientras escuchaba al anunciador en un sistema de audio de orden especial que incluía tubos de vacío.

—Así que lograron evitar el peor de los casos.

Como parte de la Asociación Confort, la rama japonesa de una gran organización criminal, habían secretamente completado un Paquete involucrando un Aburatori. Debido a un crecimiento a una escala global, los conflictos podrían desatarse entre los miembros de diferentes nacionalidades y culturas, por lo que este Paquete de control humano estaba destinado para juntarlos a todos. La Asociación Confort no quería nada más que seguir teniendo su negocio funcionando sin problemas, pero los miembros extranjeros podían verlo como la rama japonesa intentado tomar control de toda la organización.

Necesitaban controlar a los subordinados de los cuales podrían perder control y revelar la existencia del Paquete.

Un joven delgado conocido como un adivino se sentó en el carro. Una voz se deslizó de entre sus labios que apenas podían verse mover.

—Es demasiado pronto para decir que todo se acabó. La asistente de director detrás de esto, Akashi Mitsu, será llevada por la policía. Será cuidadosamente investigada, incluyendo su estado mental. Si encuentran algún rastro del Paquete, el riesgo de los miembros extranjeros enterándose regresará.

—E-eso es verdad.

El hombre de mediana edad sacó una botella de vino rojo de un pequeño refrigerador.

—Pero los riesgos que conocemos son fáciles de eliminar. Hay innumerables maneras para hacerlo parecer como si el vehículo transportándola estuvo en un accidente. Si la eliminamos, podemos eliminar cualquier rastro del Paque-…

—Más importante aún, aquí es donde todo inicia para mí. El riesgo de una competencia con un Paquete similar ahora ha sido eliminado.

El hombre de mediana edad frunció el ceño al haber sido interrumpido.

Pero él se dio cuenta que no podía mover su rostro. Su cuerpo sólo podía hacer los más ligeros movimientos. Mientras en esa pose incomoda de tomar la botella de vino, él desesperadamente trató de mover sus ojos que ni siquiera podían parpadear, pero su cuerpo ni siquiera podía aceptar ese comando. Él sintió el dolor de sus globos oculares gradualmente secándose.

—¿Qué…hiciste…?

Su boca podía moverse, pero él no se dio cuenta que era porque el hombre detrás de ello estaba jugando con él.

En algún punto una delgada tableta había aparecido en las manos del joven.

—¿Te has vuelto senil? ¿Por qué harías que alguien fuera de la organización armar el Paquete de control humano para administrar y manipular a cada uno de los miembros de tu gran organización criminal? Incontables secretos podrían ser usados en algo como eso.

Al menos tres pistolas estaban ocultas al alcance de la mano, pero él no podía siquiera mover la punta de sus dedos.

—No querrás decir que… ¿nos has traicionado? ¿¡Qué es lo que tramas!? ¿Estás con otra organización…o la policía?

—¿Lo has olvidado?

El joven abrió una aplicación gratis diseñadora de sitios web en la tableta. Él podía exponer el texto e imágenes para libremente crear sus propios artículos de noticias en línea.

Sí.

El Aburatori que habían usado era una clase rara de Youkai que realmente había sido mencionado en periódicos durante el periodo Meiji. Este joven había usado ese hecho para controlar el Youkai al escribir artículos de periódicos ficticios en una red cerrada que nadie más podía leer.

—Tal vez tu vida diaria es tan sangrienta que lo has olvidado.

El tono del adivino cambió como si estuviera escupiendo esas palabras.

Él se acomodó sus flequillos y su rostro estaba cubierto por un odio silencioso.

—Hace mucho tiempo, hubo un niño asesino a sueldo. El niño fue alterado en consecuencia y forzado a cargar ese destino que él no había querido. Un cierto detective pasado de moda realmente trató de salvar ese niño. …¿Realmente olvidaste por qué murió ese detective?

—…

La mayoría de las personas no estaban conscientes, pero ese espíritu pasado de moda lo continuó llevando el oficial de policía llamado Sotobori Gaku y había jalado el gatillo que lo llevó a un nombre conocido como un adivino. Incluso un hombre muerto que sólo había hablado en bares como un recuerdo distante tenía una vida y esa vida podía influenciar cómo otros vivían sus vidas.

La mayoría de las personas no estaban conscientes que una cierta vida que alguien la hallaba importante se la habían cruelmente arrebatado.

Y había sido tomada por las manos jóvenes de un niño sollozando a quien se le había forzado el papel de un asesino a suelo.

—Había estado esperando por este momento.

El joven que uno vez había sido un niño sonrió.

—Si voy por ahí asesinando personas con un arma, matar uno o dos sería lo máximo que podría lograr. Eso terminaría con aquellos quienes realmente planearon ese asesinato dándose cuenta de que era lo que buscaba. E incluso si aplasto a la rama japonesa cercana, solamente dañaría una sola pierna de una red global criminal. Por lo que había estado esperando por el momento en el cual podría tener todo a mi alcance y destrozarlo. Había estado esperando por mucho, mucho, mucho tiempo.

—¡¡Adi…vinooooooooooooooooooo!!

El hombre gritó y gritó y gritó.

Pero ya se había acabado.

No había forma de revocarlo ahora.

—Sólo di una sola instrucción. Cada miembro alrededor del mundo irá con la policía y responderá honestamente cuando se les pregunte que han hecho mal. Dudo que alguien sea salvado por un malfuncionamiento debido a ese conflicto con el otro sistema. Ni siquiera te permitiré morir. Tendrás un asiento de primera fila para ver tu imperio derrumbarse delante de tus ojos.

La botella de vino se deslizó de las manos del hombre de mediana edad.

Se destrozó en el suelo y el líquido rojo se esparció por todos lados.

El joven abrió la puerta del lujoso carro negro y lentamente salió.

El tráfico no mostraba señales de que se acabara.

Mientras ondeaba entre las línea de los carros a pie, alguien lo llamó.

Era un conductor de taxi.

—¿Qué es esto? ¿Es en realidad más rápido caminando?

—Sí. Irme adelantado poco a poco con mis dos pies podría ser mejor.

—Tengo un pasajero atrás. Me siento mal por tener el contador aumentando mientras pasa el tiempo, por lo que tal vez debería preguntarle si quiere bajarse.

—Quizá. Esta congestión parece debido a un accidente, por lo que es improbable que se aclarare pronto.

—¡No puede ser! ¿En serio?

—Sí. Un carro de policía y un camión cisterna chocaron en una larga intersección. Afortunadamente, parece que nadie murió.

El adivino dijo eso con unos celos verdaderos en el fondo de su corazón y caminó a través del tráfico.

Él silenciosamente se desvaneció mientras dejaba detrás el resultado de su venganza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: