Capítulo 2: Precuela Incolora@Uchimaku Hayabusa

Parte 1, Parte 2, Memoria Compartida 2

1

Yo, Uchimaku Hayabusa, estaba en una misión de tomar responsabilidad de mis palabras. Dicho de otra manera, estaba visitando un gigante parque de diversiones que hacía uso de la imagen de “Tokio” a pesar de realmente existir un poco afuera de la ciudad.

—¡Ajaja! ¡¡Ajajajajaja!! Oye, detective, ¿¡a dónde deberíamos ir ahora, en dónde nos deberíamos subir ahora, qué deberíamos hacer ahora!? ¡Oh, la congestión para la montaña rusa suspendida está en niveles verdes ahora! ¡¡Podemos subir ahora mismo si vamos ahora, detective!!

El parque estaba brillantemente iluminado para la noche y estaba sentado exhausto sobre un banco, pero sentí un jalón a un costado de mi abrigo. El jalón provenía de una chica de secundaria de coletas quien también estaba pegando un Smartphone en mi rostro para mostrarme la aplicación oficial del mapa del parque. En cuanto a su traje… No podía llamar siquiera a este un traje de baño. Ella tenía un listón rojo tan grueso como dos dedos alrededor de su cuerpo. Encima de eso, ella tenía un listón atado en estilo oblea, un traje de color blanco crema batida y una minifalda de café chocolate. Con un sombrero parecido a un pastel de frutas colgando del costado de su cabeza, el concepto en su mayoría parecía ser un pastel de bodas. Ella también tenía algo como una espada colgando de su cintura, pero podría haber sido una luz LED modelada a partir de las luces de una vela de bodas. Para ser franco, era una locura en más de una manera.

—Ya subimos a la montaña rusa doce veces hoy… Lo hemos estado haciendo desde la mañana, así que hemos ido a todos los juegos cerca de tres veces ya. Las jóvenes trabajando en los juegos ya nos reconocen.

—¿Eh? ¿Por qué estás tan blando, detective?

—¿Qué le pasó a la chica que se quedaría sin aire al correr por unas escaleras? No es normal superar a un detective de policía profesional en una competencia de resistencia.

¿Esto era algo familiar a esa proclamación médica sin bases que decía que los bocadillos se iban a un lado diferente del estómago?

…Ahora, ¿por qué estábamos aquí? Era un efecto persistente de la epidemia zombi de un mes antes.

—Muy bien. Supongo que necesito comenzar a actuar más relajante para ayudarte con tu cansancio. No falta mucho para el desfile de la noche de iluminación, ¿así que hay algo que podamos usar para matar algo de tiempo?

—¿¡Todavía no acabas de subirte a los juegos!?

—Cállate. Tengo tu palabra en esto. ¡Oh, la rueda de la fortuna está abierta! ¡Esta es nuestra oportunidad, detective! ¡¡Vamos, párate y corre!!

Y así, fui arrastrado por el parque por la Fenómeno del Misterio.

Había todavía unas cuantas personas en línea para la rueda de la fortuna, pero se sentía como un milagro dado qué tan cogestionado estaba el parque de diversiones. Si comprabas un pase libre bastante caro, podías entrar por una puerta especial y evitar la línea en la rueda de la fortuna, pero se había vuelto enteramente inútil ahora que todos tenían uno de esos pases de prioridad.

Compré una bebida de la chica trabajando a medio tiempo quien se acercó a la línea y nosotros esperamos nuestro turno. No sabía si era el precio estándar en parques de diversiones o si era debido al reciente boom burgués, pero una sola copa de papel estaba ridículamente cara.

Enbi le entregó varios billetes a la chica.

Sólo hace un mes antes, esa vista habría sido verdaderamente impactante.

—¿Cómo puedes comprar helado en Diciembre? Y mientras estoy en ello, tiene que haber algo malo en ti para vestir ese traje de baño…no, ese listón rojo con sólo una minifalda y un abrigo de color tipo chocolate o crema batida encima.

—Tsk, tsk, tsk. Asegúrate de llamarlo helado de arroz con leche. Este es un arroz de marca, ¿sabes?

Arroz con leche, ¿eh?

Una dieta de evitar bebidas carbonatadas para perder peso había sido popular recientemente, pero se habían extinguido completamente.

Había simple razón para eso: todos tenían sus recuerdos de la epidemia zombi.

Las personas habían mordido a otras personas y devorado sus carnes y sangre. Había sido parte de ello, pero mi estilo de vida de policía me había dado la resistencia necesaria para superar esa clase de oscura experiencia. La Fenómeno del Misterio era igual, pero la mayoría de las personas no. Aquellos que realmente se habían vuelto zombis estaban obviamente aterrados por la experiencia, pero aparentemente había causado una gran conmoción incluso entre las personas que sólo escucharon de ello. Incluso con la reciente extraña situación financiera, la industria de la carne había perdido toneladas de dinero. Algunas personas habían dejado de comer carne por completo y otros ni siquiera podían soportar el queso o la mantequilla. Por supuesto, apegarse a vegetarianismo completo sería increíblemente difícil, así que esperaba que el consumo de la carne se recuperaría después de un poco.

—Personalmente, no puedo creer que bebas café caliente, detective.

—?

—Este es un parque de diversiones durante la temporada alta, ¿así que no crees que los baños de paga van a ser la parte más ocupada del parque? No me culpes cuando la bebida regresé a atacarte.

Dentro de poco, era nuestro turno.

La joven mujer a cargo de guiarnos nos abrió la puerta de la góndola.

Tan pronto la puerta se cerró, Enbi me sonrió desde el asiento apuesto.

—Ahora bien, detective.

—Disfrutemos el paisaje.

—¡Vamos, vamos! ¡Estamos encerrados en una habitación juntos! ¡¡Nadie puede detener este largo viaje por los siguientes veinticinco minutos!! Sabes qué significa eso, ¿no es así? ¡¡Es mejor que tu corazón esté latiendo, maldición!!

—¡Basta, tonta! ¡¡Cuando se trata de ti y habitaciones cerradas, tengo más miedo de que alguien termine muerto!!

Un forcejeo. Logré contener al monstruo del amor acercándose por un tiempo. Tenía miedo que alguna clase de característica de seguridad se encendiera y detuviera la rueda de la fortuna, pero debió no haber sido así de frágil.

—Detective.

En algún momento, Enbi terminó sentada junto a mí en lugar de enfrente de mí.

—Preguntaste antes por qué compraría helado en Diciembre. Para ser honesta, no fue fácil comer eso con este clima.

—¿Ves? Tenía razón.

—Pero tenía una buena razón para elegir algo con sabor a vainilla.

—…

—Quiero decir, si colocaba el ambiente perfecto, cerraba mis ojos y gentilmente fruncía mis labios, ¿no sería horrible si terminara con sabor de la salsa barbecue de mi hamburguesa? ¡¡Habría sido demasiado real y nos despertaría del sueño!! Es por eso que me aseguré que los labios de esta chica de secundaria tuvieran un olor a vainilla. ¿Así que qué tienes que decir sobre ese ideal, detective?

—Espera.

—¡Así que apresúrate y toma mis hombros y bésame! ¡¡También estoy perfectamente de acuerdo en que tú descubras a qué sabe mi lengua!! ¡Y creo que labios con sabor a café encaja perfectamente tu imagen! Kyah☆ ¡No puedo contenerme más, así que vamos a crear un sabor a café suave juntos! ¡Si no vas a moverte, entonces lo haré yo! ¡¡*Mmmm*!!

—¿¡Qué pasó con el calificador de que esto tenía que permanecer saludable!?

Enbi estaba usando ambas manos para imitar a un pulpo, así que tomé su rostro con ambas manos y sólo apenas logré alejarla.

Nada desfavorable había pasado, pero un hombre y una chica estaban cubiertos en sudor y jadeando por aire dentro de una pequeña habitación.

Pero incluso si alguien malinterpretaba la situación, no había peligro de un oficial de policía uniformado corriendo con una monstruosa mirada en su rostro y batón en una mano.

Una mirada distante llenó mis ojos.

Es por eso que había sido capaz de pasar un completo día de trabajo en un parque de diversiones con la Fenómeno del Misterio a pesar de que toda mi paga se redujo y el hecho de que no me quedaba más tiempo.

Las noticias seguían diciendo que Japón había entrado en un periodo sin procedentes (y extrañamente inexplicable) de consumo masivo y glotonería, pero la historia verdadera no estaba ni tan cerca de ser así de feliz.

Cuando se trataba de ello, los servidores públicos eran sólo empleados. No trabajarían si no les pagaban.

Ya que Globe & Ingot, las Triple Rosas, y todas las otras agencias de calificación crediticia estaban causando fluctuaciones diarias impredecibles en el valor del yen japonés, el gobierno no podía juzgar el valor de nada apropiadamente y no podía calcular ninguna clase de presupuesto. Ya que no sabían el valor de un solo yen, ni siquiera podían encontrar la respuesta a 1 + 1. Con toda seriedad, si decidían una semana que un proyecto necesitaba cien millones de yenes, la cantidad necesaria podía crecer a cincuenta o incluso cien veces usando el valor del yen de una semana después. Cualquiera que fuera el caso, una organización no podía funcionar si los contadores levantaban la bandera blanca y fallaban en presentar un presupuesto. No suficiente era por supuesto un problema, pero demasiado creaban sospechas de cajas negras o mala gestión.

Podría ser difícil de entender para aquellos de nosotros que vivían en el mundo del yen y usaban el yen para todo, pero corporaciones mayores que trabajaban duro en exportar e importar y burócratas del gobierno quienes se concentraban en el intercambio de mercado extranjero estaban listo para desmayarse. Y si aquellos en la cima no podían actuar, entonces las oficinas locales nunca obtendrían la estampa de aprobación cuando pedían un presupuesto.

Podían decir que las agencias administrativas y ejecutivas de Japón habían cerrado sus puertas y se habían ido de vacaciones.

Era una situación extraña donde nadie podía hacer algo a pesar de todo el dinero que estaban haciendo.

Al público general no se le había dicho nada, pero la policía no era una excepción.

En otras palabras, no me había tomado un tiempo libre. Había ido a la oficina, pero el departamento de policía estaba cerrado y no podía entrar.

Algunos de los oficiales uniformados en las cajas de policía estaban yendo a patrullar voluntariamente, ¿pero qué tanto duraría eso? Sin ser pagados, no podían comer y serían forzados a pasar algo de su tiempo encontrando otra fuente de dinero. Además, a los servidores públicos se les prohibía tener un trabajo secundario, así que eran forzados a elegir entre uno y el otro. Nadie podía pegarse a su respuesta idealista por siempre.

—Bien.

A Enbi no debió gustarle que me perdí en mis pensamientos porque ella se movió de su lugar junto a mí.

Ese quiero decir que ella colocó su pequeño trasero encima de mi regazo y recostó todo su peso sobre mí.

—¿Qué estás haciendo, Fenómeno del Misterio?

—¿Qué hay de malo con esto? ¡No es todo tan hermoso! ¡¡Fue lindo cuando subimos durante el día, pero es completamente diferente en la noche!! Es como un manto de estrellas.

Enbi me usó de silla y empezó a mover sus piernas.

Sus palabras llevaron mis ojos hacía la ventana.

La vista de la noche tenía que ser bastante diferente de lo que acabábamos de ver hace una semana. Todo estaba innecesariamente brillante como si mostraba todo el dinero que estaba llenado cada rincón de la ciudad. Los bonos sólo ganaban intereses cada seis meses o cada año, pero debió haber sido alguna clase de magia para ganar una fortuna mucho más rápido que eso. Era Diciembre, así que muchas casas estaban decoradas como si ellas fueran los árboles de navidad en sí.

Quién podía decir qué tanto esa clase de cosas realmente costaban, pero nadie parpadearía a préstamos que tomaría décadas pagar. El dinero estaba volando como una ventisca y todos sólo querían disfrutar el presente.

¿Pero no eso lo hacía sentir todo algo siniestro?

Este estado antinatural de riqueza no continuaría por siempre. Era justo como una escena en una película de comedia donde alguien caminaba por un acantilado mientras estaba vendado. Todos estaban caminando por aire vacío por el momento. Esto no duraría por siempre. Si continuaban flotando sin pensar, cada última noche en este paisaje nocturno se caerían en el fondo del acantilado.

Zashiki_v09_078

—Oh, mira ahí, detective. Parece que ya se están preparando para el desfile de la noche de iluminación. Se han adelantado un poco al programa.

—¿Cuánto falta para que “hoy” termine, maldición?

—¡Ahaha! No te preocupes, no te preocupes. Me aseguré de reservarnos una habitación en el hotel del parque. Podemos ir directo a la cama después de que acabe el desfile. Mañana debería ser divertido también. De hecho, esta noche debería ser muy divertida☆

—…………………………………………………………………………………………………………………¿Qué acabas de decir?

Casi me ahogué.

Era verdad que el parque tenía un hotel lujoso manejado por la misma marca. Podía verlo desde la rueda de la fortuna. Sus muros se habían vuelto una pantalla gigante, quizá usando la cartografía de proyección para que funcioné con la superficie irregular.

Pero ese no era el asunto.

Le di una mirada a la Fenómeno del Misterio que decía “lo entiendes, ¿cierto?” y ella se movió sobre mi regazó para mirarme y asentir.

—¿Eh? Oh, vamos. No luzcas tan preocupado. Estará bien. Por supuesto que reservé una sola habitación con doble cama.

—¡Eso no era a lo que me refería! ¡¡Y una doble cama sólo lo hace peor!! ¿¡Y cómo una chica de secundaria reservó una habitación!? ¡¡Ese hotel es peligroso!!

—Todos tienen el poder del dinero gracias a la magia sin procedentes de los bonos. El hotel está haciendo tantas peticiones que no pueden revisar con detalle cada una de ellas.

Eso era probablemente por qué nadie había tenido problema con un hombre en traje y abrigo caminando en un parque de diversiones con una chica de secundaria en traje de baño…no, con un listo envuelto por su cuerpo y un abrigo y minifalda que no ayudaban mucho. La policía y el resto del gobierno habían cerrado sus puertas, así que sólo podía rezar para que no hubiera ningún peligro real apareciendo.

—¡Como sea, eso no sucederá! Nunca dijiste nada sobre un hotel y sólo te prometí ir a una cita a un sólo parque de diversiones contigo si escapábamos de la epidemia zombi. ¡Sólo uno! ¡¡Eso no te da un segundo día!!

—¿Eh? ¿Pero no cuenta como sólo uno siempre y cuando no dejemos el parque?

—¡No me digas que estás planeando confinarme aquí y vivir en el hotel!

—¿Hm? Espera… Esa no es una mala idea.

—Oh, no. ¿Ahora te estoy dando ideas? ¡¡Pero como sea, no podemos hacer eso!!

—Pero, detective, ¿no tendrás problemas sin el hotel?

—¿Por qué? El último tren no se ha ido aún.

—Pero.

La chica de coletas levantó un dedo mientras se relajaba en mi regazo.

—¿Tienes el dinero necesario para subir al tren?

¿Ah?

¡No me digas!

—¡Se ha ido, maldición! ¡Mi billetera se ha ido! ¿¡Fenómeno del misterio, cuándo la tomaste!?

—No sé de qué estás hablando. *Sonrisa*, *sonrisa*. No tengo ni una pista. *Sonrisa*, *sonrisa*.

—Compré ese café justo antes de subir a la rueda de la fortuna, así que tuvo que ser después de eso. Debió haber sido después de que nos metiéramos aquí. ¿Pero dónde está? ¿Y cuándo la tomaste?

—¿Ves? Sin cambio o tu tarjeta IC, no hay nada que puedas hacer. Incluso si estamos un poco afuera de Tokio, será difícil regresar a tu apartamento en Ochanomizu a pie. ¿Cierto, cierto?

—…

—Oh, o…

Ella sonrió.

Mientras estaba sentada en mi regazo, la Fenómeno del Misterio inclinó su cabeza para mirarme hacía atrás. Ella me miró en el ojo con su cabeza hacía debajo de la mía y trató de provocarme.

—¿Tienes el coraje de sentir mi cuerpo para encontrar tu billetera perdida en este listón, abrigo o minifalda?

—¡¡No lo puedo creer!!

—¿¡Wahyah!? ¡No pensé que realmente metieras tu mano ahí! ¡Ahora mi corazón está latiendo! ¡Ajaja! ¡Eso hace cosquillas! ¡¡Nyajajajaja!!

Preferiría no describir esto a detalle, pero era necesario para mi búsqueda. Sólo digamos que de alguna manera logré obtener mi billetera después de un fuerte forcejeo.

Y me aterra que lo escondiera ahí de todos los lugares…

—Tch. Pensé que podía hacerte pagar por la respuesta con un beso. Ciertamente no esperé que usarás la ruta de la fuerza bruta de la nada. Detective, cuando juegas juegos de escape, ¿eres del tipo de persona que ignora el código de la pista y sólo va por cada opción para marcar?

Ella hizo un mohín con sus labios, pero todavía parecía estar disfrutando.

Mientras se sentaba en mi regazo y me tenía sosteniéndola en mis brazos por detrás, ella repentinamente habló.

—Para ser honesta, no pensé que se volvería así.

—Sí, tengo que decir que estoy sorprendido de encontrarme a mí mismo en una cita en un parque de diversiones con una chica de secundaria.

—Vamos, no me refería a eso.

Ella lindamente pateó sus piernas.

Estaba siendo seria de verdad.

Un extraño silencio cayó sobre la rueda de la fortuna.

Esa había sido una declaración decisiva, incluso si era algo que ya sabía.

—Oh, pero no te estaba engañando o nada. Hishigami Enbi realmente amó a Uchimaku Hayabusa. Pero era como alguien de kínder diciendo que se va a casar con su maestro. No pensé que siquiera pudiera suceder. Sin importar qué tan sería fuera, pensé que sólo te reirías de mí y frotarías mi cabeza y que eso sería todo. Es como tener tus sentimientos de amor descartados como falsos tan pronto te confiesas, pero aun así no quieres mentirle a la personas que amas y no parece importante. Eso era todo. No, eso era todo lo que debería haber sido.

—Espera, ¿por qué te corriges a ti misma?

—¿Pero por qué es eso? Ya que sabía que nunca funcionaría, te usé como practica y envié mis mejores golpes hacía ti, pero entonces todo pareció cambiar. Ese muro comenzó a tambalearse. Quiero decir, vamos. Si haces eso, comenzaré a ponerme seria. ¡¡Una vez que me digas que realmente puedo derribar el muro, voy a taclearla con todo lo que tengo, destruirla y continuar!! ¡Pensar que pasamos de una epidemia zombi a una cita de parque de diversiones! ¡No puedo creer esto! ¡¡Oh, no puedo dejar de sonrojarme!!

—No estoy seguro que entiendo esto, ¿pero por qué siento que vas a ignorar las reglas y enviar un formulario de registro de matrimonio para nosotros? ¡Además no ha cambiado! ¡Todo no ha cambiado! ¡¡Esto es sólo una ceremonia para purificarme después de dejar que mis sentimientos descuidados y el estado de ánimo sacaron lo mejor de mí durante esas extremas circunstancias!!

La Fenómeno del Misterio recostó su espalda en mí.

Esa parecía ser su manera de decirme que guardara silencio.

—Has cambiado, —dijo ella.

—¿En serio? ¿Y dónde?

—La Casa de Vidrio. Ese horrible caso fue donde nos conocimos por primera vez. Compáranos a ese entonces y cambiamos más de 3.5 billones de años de evolución.

—…

Por un instante, pensé que el reflejo de Enbi en la ventana había cambiado a la de una chica que sentía como una espada desgastada y oxidada.

Sacudí mi cabeza para aclarar la alucinación sentimental y le hablé a la chica en mi regazo.

—Eso no es justo.

—Esto es una pelea entre una chica y un chico. Cuando el chico por el que me he enamorado está al borde de dudar, voy a usar lo que sea que pueda usar.

Ella rió y presionó su cabeza contra mí por lo que podía oler su cabello.

—¿Recuerdas todo eso? ¿Qué tal si lo repasamos un poco?

—Suenas como una mujer en su aniversario interrogando a su esposo sobre a dónde fueron en su primera cita.

—¡¡Bwefh!! ¡¡A-ahora tú eres el que se está adelantando aquí!!

Ella se ahogó un poco, pero entonces comenzó a su interrogatorio mientras pateaba sus pies.

—La Casa de Vidrio era una mansión misteriosa construida en una montaña privada no lejos de la ciudad. Ahora, ¿cuál era la característica más notable de la mansión?

—Todos los muros interiores, pisos, techos y puertas eran hechos de vidrio transparente reforzado. Ese demente espacio con cero privacidad era una representación física de la insistencia de la familia de que no había secretos en la familia. ¿Así que cuál era su ocupación?

Se había convertido en un juego de acertijos por alguna razón.

La Fenómeno del Misterio rápidamente respondió como si acabara de suceder ayer.

—Adivinación con una especialización en clientes grandes tales como políticos y ejecutivos de corporaciones. Es por eso que eran tan exigente sobre la verdad y secretos. De acuerdo, detective, ¿cuántas personas murieron al final en ese caso?

—Tres. Uno fue el asesinato planeado en la habitación cerrada, uno fue una muerte irregular de alguien que había encontrado una evidencia y el tercero fue disfrazado como suicidio para culparlos. Fenómeno del Misterio, ¿quién fue el asesino?

—La joven esposa de la familia. ¿Y el arma asesina?

—Una ballesta. Pero el perno a veces fue disparado de la ballesta y algunas veces tomado y clavado en la víctima. Veamos… ¿Quién era el mayordomo con los vendajes aparentemente significativos sobre su rostro?

—Un mayordomo normal cuya herida hacía mucho que estaba curada pero equivocadamente todos creían que no y lo trataban amablemente por ello. ¿Cuántas escenas de duchas hubo ahí con la sirvienta?

—Seis. …No, una fue la joven esposa y otra fue la chica en la silla de ruedas, así que supongo que cuatro.

—¿¡Por qué recuerdas eso con tanta precisión!?

—¿¡No ese es el punto de este interrogatorio!?

Tomamos un breve descanso.

Después, la Fenómeno del Misterio continuó para nosotros.

—*Jadeo*, *jadeo*. ¿Así que cuál fue el truco detrás del primer asesinato? Todos los muros eran transparentes, así que todos deberían haber sido capaces de verlo suceder.

—La posición de los muebles en cada habitación. Cada una era una lámpara o vestidor, pero juntos creaban un muro perfecto. Al colocar un pedazo de ese muro en cada habitación entre la sala de estar y la habitación del asesinato, ella escondió la escena detrás de un punto ciego especial. Ahora, ¿cuál fue el motivo de la joven esposa?

—Ella era la segunda esposa y no encajaba en la familia muy bien. Como adivinos, la familia se oponía vehementemente a los secretos y trató de juntar a todos así. Ya, ya. La verdadera pregunta: ¿cómo lo resolvió todo Enbi-chan?

—Bueno…

Miré al techo con la Fenómeno del Misterio sobre mi regazo.

Esto pasó después de que la asesina me disparó en el costado con la ballesta.

—Estabas tan molesta que destruiste toda la Casa de Vidrio. La joven esposa fue atrapada en una lluvia de vidrio y casi aterradoramente termina asesinada.

—¡Y ahí fue cuando mi amor nació! ¡Oh, realmente no puedo dejar de sonrojarme! ¡¡Ah!!

Su pequeño trasero se levantó de mi regazo.

Algo que me dejaba poco claro a donde mirar apareció justo frente a mi cara, pero la Fenómeno del Misterio no parecía importarle. De hecho, podría haber sido apropósito. De cualquier manera, ella estaba viendo afuera de la ventana.

—Hay un carruaje brillando de naranja en el desfile de la noche de iluminación que están preparando… ¡Parece que conseguiremos abordar ese rumor que sólo aparece cada diez veces! ¡¡Si dos personas se toman una foto juntas con eso de fondo, se supone que se enamoran!!

—Si están en una posición de tomarse una foto juntos en un parque de diversiones en la noche, ¿no probablemente ya están enamorados?

—Ejeje. ¿Así que lo admites? ¡¡Acabas de confesar tu crimen, detective!!

—¡¡Por favor no lo digas así, idiota!!

Enbi dejó caer su trasero a su lugar habitual. Ella se sentó en mi regazó y pateó sus pies mientras hablaba con una voz aguda sobre lo que vio afuera de la ventana.

Pensé para mí mismo mientras gentilmente la rodeaba desde atrás como si jugará el papel de su cinturón.

Este país lucía feliz a primera vista, pero en realidad…no, el mundo entero estaba en una situación peligrosa. La Fenómeno del Misterio tuvo que haber notado eso. Ella no era lo bastante estúpida para no tener consciencia de ello. Ella simplemente había elegido disfrutar hasta el final.

Esa era la elección de una chica soñadora.

Pero ella tenía que saber la verdad.

Esto no duraría mucho. Esta loca situación donde nadie sabía por qué eran tan felices no duraría. Era como si un avión de pasajeros continuara volando sin piloto. No importaba qué tan cómodo fuera, simplemente no podrías disfrutarlo por siempre. Una vez que el clima empeorara y golpearas alguna turbulencia o una vez que la luz de emergencia al lado del medidor del combustible se encendiera, todo estaría acabado.

Después de que la rueda de la fortuna terminara su vuelta de veinticinco minutos, regresamos a la superficie.

—¿Qué deberíamos hacer? ¿Pegarnos a una señal de “estamos ocupados” y disfrutar de otra vuelta?

—No creo que esa sea una opción.

Habiendo dicho eso, bajé su pequeño cuerpo de mi regazo.

Ella lucía disgustada, pero abrí la puerta desde adentro.

Me encontré con un rostro familiar ahí.

Su traje y abrigo eran similares a los míos, pero él era fundamentalmente diferente. Ese rico soltero de cabello negro me hacía preguntar cómo alguien adquiría esa clase de estilo.

Era el Jefe Superintendente Mishima.

—Hola, Uchimaku-kun. Si todavía tienes algún sentido de deber social en ti, ¿podríamos tal vez hablar de trabajo?

Nuestro sueño viviente se había acabado.

Ahora, es hora de ese ejercicio mental que tanto amas, Fenómeno del Misterio.

Tratemos de pensar sobre la ruina global.

2

Incontables LEDs decoraban los rieles de la montaña rusa y el marco de la rueda de la fortuna, las personas ondeaban luces pluma y varas resplandecientes, y una proyección cartográfica mostraba hadas bailarinas y brujas usando parches en el ojo sobre los muros exteriores del lujoso hotel y mansión encantada.

Dentro de esos símbolos de una era de glotonería y gran consumo, hablamos en uno de los restaurantes afuera del parque.

Éramos la Fenómeno del Misterio, el Jefe Superintendente Mishima y yo.

Además, Mishima-san había invitado a una mujer que no conocía. Ella tenía cabello negro semilargo y lucía como de edad de universidad. No podía hablar cuando estaba caminando con una chica de secundaria en un día entre semana, pero no podía imaginar cómo Mishima-san, en sus casi cuarenta, conocía a esta mujer. Con sus lentes intelectuales y tableta elegante, ella habría lucido como una secretaria si tan sólo hubiera sido un poco más grande.

Sin embargo, esa impresión fue arruinada por su ropa azul la cual lucía como algo que usaría alguien en una banda de marcha. Las medias y minifalda lucían horriblemente fuera de lugar. Era Navidad y esto era un parque de diversiones, así que me preguntaba si estaban teniendo alguna clase de campaña de vestuario.

Mishima-san la presentó.

—Ella es Kotemitsu Seika-san. Ella es aparentemente la número 1 resuelve problemas de la familia principal. Por cierto, Uchimaku-kun, ¿qué tanto sabes sobre la familia principal Kotemitsu?

—¿Kotemitsu…?

No estaba seguro de qué se refería.

Sólo podía pensar en una Kotemitsu que conocía.

—Creo que esa chica de preparatoria con mi sobrino Shinobu durante la Villa Zenmetsu tenía ese nombre de familia.

—Ella es el comodín.

Seika-san(?) interrumpió con una mirada calmada en su rostro. Realmente no le quedaba ese traje de banda de marcha.

—Es verdad que Kotemitsu ha sido un nombre principal en el mundo financiero desde los viejos días zaibatsu, pero nuestra meta no es amasar una fortuna personal. Servimos al país al continuamente intervenir en las financias siempre cambiantes, el intercambio, y mercado de bonos para mantener el yen japonés de marca en un nivel alto. Ese es el verdadero deseo de la familia Kotemitsu. …Pero esa chica ha escapado de los lazos de nuestra familia y busca fortuna personal. Perder control de la #4 es una vergüenza para todos nosotros.

—Ya, ya, Seika-san. Es suficiente sobre Madoka-chan. Tenemos más grandes problemas.

Mishima-san gentilmente la detuvo y Seika-san aclaró su garganta.

Entonces me miró de nuevo.

—Debido a las listas contradictorias de múltiples agencias de calificación crediticia, nadie sabe qué vale los bonos del mundo, pero Japón es uno de las pocas bolsas de aire que han escapado de ese destino. Eso supuestamente nos permitía preservar nuestro valor alto y construir la tan conocida red, pero eso es una completa mentira.

Ella sacó su lengua como una niña.

—Normalmente, los bonos japoneses y moneda habrían sido tragados por esa caja negra también. Y su valor habría caído al nivel de papel de desecho.

—¿A qué te refieres?

Estaba confundido y Seika-san fue la que respondió.

—Uno: Japón tiene muchos materiales líquidos más allá de los bonos y cambios de mercado, por lo que puede persistir por un tiempo incluso si el yen en sí fuera a ser aplastado. Por ejemplo, los vegetales y artesanías de ultra alta calidad de marca de una Villa Intelectual hechos por tesoros nacionales vivientes. Dos: la principal familia Kotemitsu ha usado métodos que no debo repetir para mantener el valor del yen japonés. Aunque la mayoría de ellos son un poco trucos de magia financieros eso funcionaría como anestésico para distribuir el dolor más equitativamente. Y tres: “los verdaderamente poderosos” tienen miedo de perder sus fortunas, así que están defendiendo las bolsas de aire de cualquier manera que puedan para crear una ubicación temporal para sus bienes. Esos son los tres pilares apoyando esta situación antinatural.

Sonaba complicado, pero no estaba tan mal.

Sólo tenías que reducirlo al punto principal.

—Oye, uno de esos pilares son mucho más gruesos que los otros, ¿no es así? —preguntó la Fenómeno del Misterio.

—Sí. El tercero es mucho más importante. Por un lado, Japón…y todas las bolsas de aire han mantenido su valor porque ninguna de esas muchas agencias de calificación crediticia parecen verlas tan importantes y fueron calificadas ni altas ni bajas. Reciben calificaciones similares por suficientes agencias para evitar el caos. …Sin embargo, eso es extraño.

—Oh, entiendo. Las otras naciones nos están bloqueando por mar y proclaman que es un ejercicio militar conjunto. Piensan que esta situación tiene que ser hecha a mano, así que le están diciendo a Japón que lo soporte porque lucimos como el objetivo más fácil de la red de naciones. Pero si quieren reducir el valor de Japón, debería ser fácil. Las agencias de calificación crediticia extranjeras sólo tienen que cambiar la calificación de nuestros bonos.

—Y eso significa que alguien está interfiriendo con eso. —Mishima-san se encogió de hombros. —Esas personas poderosas han confiado sus fortunas a los bonos japoneses y el yen…no, lo dividieron entre todas las bolsas de aire de la red. Pero son extranjeros. Sólo quieren proteger sus fortunas, así que no tienen una verdadera razón para importarles el país de Japón. Después de todo, es sólo una bolsa de aire y no tienen todas sus fortunas ahí. Si las agencias de calificación crediticia detienen esto en alguna clase de capricho, entonces esta nación atravesará el ligero hielo y caerá en las congeladas profundidades. Ellos perderían algo de dinero entonces, pero sólo un poco. Sólo perderían un pedazo de los muchos que han esparcido. No sería suficiente para colgarse a sí mismos.

—¿Hay signos de que eso está pasando?

—Si no los hubiera, no estarían bloqueando las rutas marítimas con su supuesto ejercicio militar en conjunto. —respondió sin problemas Kotemitsu Seika-san. —Si sólo querían preservar sus bienes escondidos, no harían eso. Están teniendo problemas restringiendo la furia de las personas en sus propios países. Y si hacen mucho para proteger sólo el ocultar seguros, se arriesgan ser quemados en la hoguera por las personas que tuvieron sus seguros continuamente arrebatados. No sé en qué dirección se inclinará la balanza. El interruptor podría ser accionado en cualquier momento. Les importa su dinero, pero no se sabe si están dispuestos a sacrificar sus posiciones en sus países o sus vidas por ello. Especialmente cuando sólo estamos hablando de un escondite secreto de dinero, y no su entera fortuna.

Mishima-san continuó desde ahí.

—Y Uchimaku-kun, has captado la atmosfera siniestra por ahí, ¿no es así? ¿Las oficinas de gobierno y agencias administrativas han cerrado sus puertas porque no pueden distribuir sus presupuestos? ¿Y sólo el Ministerio de Defensa y el JSDF siguen trabajando como voluntarios por miedo a disturbios? Es una completa tontería. Eso sólo significa que el Ministerio de Defensa está trabajando el gobierno entero ahora mismo, ¿no es así? Eso sólo significa que están encontrando una manera de usar el término tabú “ley marcial”, ¿no es así? El Ministerio de Defensa está al borde de una colisión con esa fuerza de bloqueo naval y quien sabe qué clase de extralimitaciones van a justificar usando eso. Estás aquí porque descubriste eso, ¿cierto? Quieres alejarte un poco de Tokio pero también quedarte lo bastante cerca para poder volver corriendo si es necesario. Quieres estar un poco afuera de las cadenas de mando para que así puedas ignorar cualquier orden sospechosa que recibas del departamento de policía metropolitana, ¿no es así?

—…

La atmósfera estaba horriblemente tensa.

Si lo que Mishima-san estaba diciendo y lo que estaba girando en mi mente era preciso, esto se había ido más allá de un simple “incidente” y se convirtió en un “desastre”. Un solo detective de policía impotente no podía hacer nada sobre esto. Difícilmente sería sorprendente si el término “guerra civil” salía cuando se discutiera una solución.

Pero después de decir todo eso, Mishima-san fácilmente cambió el tema.

—Pero a pesar de todo eso, dejémoslo a un lado. El verdadero problema es algo más.

—Qué…¿¡eehh!?

—¡Ajajaja! Supongo que estarías sorprendido. Pero el JSDF no va a hacer nada apresurado. Son profesionales, así que lo entienden. Si enloquecen y entran en una batalla real, Japón sería secado inmediatamente. Incluso si reunieran todas las reservas de combustible y munición en el país, Japón ni siquiera puede estar en guerra por tres meses por su cuenta. O más bien, fuimos hechos sumidos de esa manera. Todo lo que está haciendo el Ministerio de Defensa es farolear. Es un analgésico obvio destinado a evitar que el malestar social aumente sin parar.

¿Entonces cuál era el problema real?

¿Estaban tratando de evitar mirar al crear este ambiente tenso al borde de la ley marcial?

—Este es el otro problema.

Seika-san sostuvo su tableta sobre la mesa.

Mostraba unas noticias alegres sobre los constantes días y noches de festividades.

—¿Las tiendas de conveniencia naturales finalmente se expenderán a la nación entera? Mientras las personas japoneses se vuelven más conscientes de la salud, tiendas lujosas guardando productos de Villas Intelectuales ahora abren por todo el país. La cadena de tiendas de conveniencia principal Next Store Holdings lo ha hecho oficial. Los vegetales de ultra alta calidad de marca previamente encontrados en restaurantes de lujo y vistos como un medio para reunir moneda extranjera ahora estarán mucho más cerca de casa.

El artículo sonaba como un mal chiste.

No podía entender cómo alguien podría mirarlo con una sonrisa.

—Un racimo de uvas cuesta treinta mil yenes y el daiginjo junmai puede valer por muchos millones. …Esto significa que hay más y más personas con la clase de dinero para comprar esas cosas en tiendas de conveniencia.

—Pero espera un segundo. ¡Esto significa…!

—Sí. Este periodo eufórico de consumo en masa es sólo un sueño. Eventualmente explotará y se desvanecerá. No importa si estalla Japón o si otra bolsa de aire lo hace y el choque se esparce por la red. De cualquier manera, terminará eventualmente. Deberíamos trabajar para reducir el daño cuando eso pase, pero ellos se están dirigiendo en la dirección opuesta. Cruzaron la línea final y perdieron por completo sus sentidos financieros. Si estás tiendas de conveniencia naturales realmente abren por el país y todos comienzan a comprar ingredientes que cuestas millones de yenes, el choque que se aproxima sacudirá la nación más que el estallido de cualquier burbuja previa. El país realmente colapsará y será incapaz de recuperarse.

Era como tener a una gran multitud cruzando un puente de metal y diciéndoles que era seguro y rígido mientras en realidad le quitaste las vigas apoyándolo.

A ellos por supuesto que no les importaba lo que le pasara a las personas caminando por encima.

Escuché unos gritos alocados y vi el flash de una cámara a una corta distancia.

Un grupo que lucía de universidad estaba arrojando una tonelada de papel de dinero por encima y posando frente de un Smartphone con un palo de selfie. Probablemente estaban haciendo material para un blog o página de videos.

No les importó que el viento estaba soplado el dinero.

Ni siquiera las personas observándolos molestos.

El dinero bailó por el aire como pétalos de rosa por la noche mientras eran iluminados por la luz brillante de la proyección cartográfica.

—En realidad no ganaron la mayoría de ese dinero. Proviene del truco mágico de hacer tratos repetidos entre los bonos de la red de naciones para incrementar su rareza y después venderlos “afuera” en transacciones personales. En otras palabras, es todo apariencia. Esa es la aterradora parte de todo. Piensan que pueden crear la misma cantidad el próximo año, así que comprar todo lo que quieren, se van a deudas y toman préstamos, mientras piensan que estarán bien. …Lo siento, pero una vez que el sueño estalle, sólo la deuda permanecerá. Un racimo de uvas cuesta treinta mil yenes y pequeño cartón de sake para llevar a casa cuesta un millón de yenes. Una vez que se acostumbren a eso, ni siquiera quiero imaginar qué pensarán del derroche o qué clase de inversiones previas harán.

—Y convenientemente, Next Store Holdings que está abriendo esas tiendas de conveniencia naturales luce como un grupo domestico al principio, pero invitaron tantos ejecutivos extranjeros que la administración superior está llena con pensamientos extranjeros. Podrías llamarlo una compañía domestica propiedad extranjera.

—¿Quieres decir que los extranjeros están destruyendo nuestro sentido financiero para derrotar al país sin disparar un solo misil?

La Fenómeno del Misterio frunció el ceño y Mishima-san se encogió de hombros.

—No estoy muy segura. Es verdad que el verdadero poder está involucrado en esto, pero no sé de qué están detrás. Podrían estar tratando de destruir los sentidos financieros de las personas japoneses para lastimarnos, pero también podrían estar tratando de hacer dinero de la era japonesa de sobreconsumo. …Pero de cualquier manera, este país está condenado si no hacemos nada.

—Si es así de peligroso, ¿por qué no prevenir que se abran las tiendas?

—¿Con qué autoridad? Sus productos no son peligrosos y los precios son “apropiados” ya que sus productos son de Villas Intelectuales. No hay un verdadero problema ahí. Este no es una dictadura que encarcela personas por ideologías peligrosas. Prevenir que más de doscientas tiendas se abran por una teoría conspirativa sin forma sería una rebelión contra el capitalismo. Más importante aún, todas las agencias administrativas están cerradas, ¿recuerdas? Los tribunales de distrito no están funcionando.

Pensé que podría ser a lo que el Ministerio de Defensa estaba reaccionando, ¿pero no lo era?

El lado oscuro del lado oscuro era el no lado oscuro.

¿El NPA y el departamento de policía metropolitana realmente no tenían los fondos necesarios para continuar?

¡Si era así, eso era malo de muchas formas!

—Pero, Uchimaku-kun, ese no es el más grande problema, —dijo Mishima-san. —El bloqueo naval y las tiendas de conveniencia naturales sólo son problemas secundarios. ¿Por qué pasó esto en primer lugar? Múltiples agencias de calificación crediticia aparecieron y crearon listas contradictorias. ¿Por qué toda la humanidad repentinamente decidió cometer suicidio en masa? El mundo luce tan brillante, pero ha caído en una pobreza sin fondo. Todos tienen sus asuntos con esta situación y podrían simplemente tirar las listas confusas y rehusarse a confiar en ellas, pero a pesar de que todos queremos rechazar la destrucción por venir del mundo, no podemos dejar de concentrarnos en ello, como si estuviera escrito en un libre de profecías. ¿Qué causó este estado mental antinatural? Si no hacemos algo al respecto de eso, fundamentalmente no podemos resolver esto.

Entendía eso.

¿Pero qué tenía que ver con nosotros?

No había conspiración del Ministerio de Defensa. No podíamos detener a las tiendas de conveniencia naturales de abrir por toda la nación. ¿Entonces qué esperaba él que pudiera hacer como un solo hombre en traje sin ni siquiera una oficina a la cual entrar?

¿Qué tanto sabía Mishima-san y Seika-san?

—No entiendes nada, ¿cierto? En serio, ¿y te haces llamar a ti misma la número 1 resuelve problemas?

Repentinamente, una chica interrumpió con desprecio absoluto en su voz.

Enbi se volteó hacía a ello y habló en ligera sorpresa.

—Oh, pero si es Madoka.

—Y pero si es Enbi.

Era la chica de preparatoria que había visto en la Villa Zenmetsu. Ella vestía un vestido blanco tan delgado que habría sido capaz de ver la silueta de su cuerpo si era alumbrada por detrás y además vestía un grueso abrigo sobre eso.

—¿Qué te trae aquí? No es frecuente que regreses a la gran ciudad y todo su esplendor. El otro día viniste llorando a mí en el teléfono, diciendo que un agujero se había abierto en tu pecho, para el momento que te diste cuenta que era tu primer amor, ya se había acabado todo.

—Oh, am, podemos discutir eso después. Además, la suite royal en el hotel de aquí es mi habitación personal. En lugar de rentarlo por un año a la vez, ellos me dieron una habitación como una manera no oficial de darme la bienvenida como una principal accionista. …Como sea, conociendo a Shinobu-kun, tiene que haber algo más allá de su final feliz. Dudo que él pueda superar el obstáculo de la infidelidad, así que eso significa que todavía tengo una oportunidad. *Murmullo, murmullo*…

Seika-san había permanecido calmada y serena todo este tiempo, pero un aura asesina la rodeó ahora.

—Comodín inútil…

—Sí, sí. Tú quédate callada en tu rincón ahí, conveniente as de corazones. ¿Quién tendría miedo de alguien que sólo puede hacer lo que le dicen, incluso si es hecho perfectamente? Supongo que la número 1 quien tiene sus manos llenas viendo cómo esa anciana ordenadora principal reaccionaría, no puede evitar envidiar a la número 4 fuera de control quien abandonó la familia principal para vivir por su cuenta. ¿Cierto?

—¿Yo? ¿Envidiarte?

—¿Ohh? ¿Me equivoco? ¿Entonces sigues molesta que mis técnicas personales financieras hicieron acabaron rápidamente con los ataques de la familia principal por lo que tuviste que darte la vuelta y huir de nuestra batalla financiera? A menos que quieras declararte en quiebra, entonces piérdete, semi-pro.

Madoka(¿…-chan?) se río burlonamente de Seika-san en su traje alegre de banda de marcha y entonces continuó hablando.

—Cuando inviertes, siempre prefieres tener a tus oponentes desordenados en vez de tomarles la pelea. Supongo que ese pez gordo de la policía está tomando el papel de liderazgo aquí. Y él está investigando cada idea en la que puede pensar, no encontró un agujero en el fondo del bote, inclinó su cabeza, y finalmente, hasta el último final, decidió confiar en Enbi y en el detective de ahí.

—Realmente no estoy seguro de qué decir, —dijo Mishima-san.

—Después de todo, hubo ese incidente en la Villa Fuuka en el norte. Enbi, ese detective y yo lo vimos ahí. Ese incidente involucrando una organización misteriosa conocida como el Hyakki Yakou y una Zashiki Warashi especial que apreciaban bastantemente. ¿Y no estaba el otro grupo detrás de la policía antidisturbios? Eso quiere decir que escuchaste sobre el resultado de ahí y te diste cuenta que esto es la única posibilidad faltante.

La Zashiki Warashi.

Una Youkai de fortuna y destrucción.

Y esta en particular había sido claramente modificada por el Hyakki Yakou.

¿Podría ser?

¡¡Pero…no…no puede ser…!!

—Madoka-chan.

Mishima-san preguntó una minuciosa pregunta.

Él tenía una gentil mirada en sus ojos, pero esos ojos fácilmente podrían perforar a la chica si él veía algo peligroso.

—¿Estás diciendo que tienes una información útil en tu posición afuera de los Kotemitsu?

—No. A diferente de esa obediente mujer, soy honesta.

Madoka-chan ignoró el sonido de los dientes crujiendo y sin problemas continuó.

—Pero escuché algo de Shinobu-kun. Ese don juan tuvo las agallas de darme una mirada 100% pura a pesar de ir y tener toda clase de romántica diversión.

—¿Exactamente qué dijo?

Era una pregunta simple.

La respuesta era muy simple.

—Él dijo que era la persona más cercana a la caja negra. Y pidió que ningún intruso se involucrara.

Memoria Compartida 2

Ella estaba bastante segura de que pasó cuando Shinobu tenía cerca de diez años.

Ese día, la Zashiki Warashi en yukata roja había notado un cambio en el comportamiento del joven Shinobu después de que regresara de la escuela y jugara con ella en la habitación del altar budista.

Técnicamente, ella no sabía cuándo sucedió el cambio.

Pero en ese día, ella intencionalmente había realizado una cierta acción y había recibido la reacción que ella había esperado.

Para aclarar sus preocupaciones, ella había preguntado algo mientras jugaban un juego de cartas extranjero (era popular debido al genial arte pero nadie en su clase tenía el coraje de juntar una baraja de cartas de sólo chicas.)

—Shinobu.

—¿Qué pasa, Nee-chan?

—Me estado preguntando. ¿Por qué te estás rehusando en mirarme a los ojos?

Sus hombros saltaron.

Él bajó la mirada a sus cartas esparcidas y trato de sonar calmado mientras le respondía.

—No lo estoy haciendo.

—¿Hm?

—Dije que no lo estoy haciendo.

—¿¿¿Mhhh???

Ella lo miró desde abajo para mirarlo a los ojos a la fuerza, pero la mirada de él había escapado a un costado. Ella había dado la vuelta para perseguirlo, pero él escapó en la dirección opuesta. Después de que el proceso se repitiera unas cuantas veces, él debió haberse quedado sin lugares para escapar porque él miró al techo y colapsó en su espalda.

Cuando ella colocó la cabeza de él sobre su regazo y lo miró desde arriba para finalmente verlo a los ojos, él se había rendido y abrió su boca.

—No es que no me gustes.

—Sé eso.

—Es sólo que, am, nnn… Verte a los ojos es…¡v-vergonzoso!

—¿Eh?

—El calor se aumenta en mi cabeza y me sonrojo y no puedo pensar. No lo entiendo tampoco, pero no es normal. ¡¡La única manera de calmarme es alejarte de mi mente!!

—…

—¿Pero por qué es? Incluso cuando no estás ahí, como cuando estoy escribiendo sobre ti en un ensayo en la escuela, me sonrojo. Cuando inicia, no puedo detenerlo, así que es un problema.

—Shiiinobuuu.

Su madre lo llamó, así que él se levantó del regazo de la Zashiki Warashi.

Él dejó las cartas (las cuales eran tratadas como herramientas educacionales en la escuela porque el texto explicativo estaba en inglés) y fue a ayudar a su madre.

Dejada sola, la Zashiki Warashi había sido abrumada por el sentimiento de que ella había hecho algo horrible.

Para resumirlo…

¿Eh?

¿El Shinobu de diez años me está viendo como una mujer?

Después de eso, ella ondeó sus manos e hizo gestos violentos mientras le pedía ayuda a un humano.

—Am, así que creo que podría haber abierto algo en el corazón de Shinobu que no debería haber abierto. ¿Esto está bien? Dependiendo de lo que pase, podría necesitar cometer seppuku. ¡¡No, en el caso de una mujer, clavar la navaja en mi garganta sería el método apropiado!!

Pero la madre de Shinobu había estado despreocupada.

—Creo que esto es una respuesta natural.

—¿¡Natural!?

—De acuerdo a la psicología, el primer miembro del sexo opuesto en el que chico estará interesado sería su propia madre. Creo es llamado complejo de Edipo. Pero pronto se dan cuenta que es éticamente incorrecto, por lo que se detienen. Eso conduce al segundo paso. El chico crea una imagen de la mujer ideal basada en su imagen de su madre. Pero eso no quiere decir que él buscará a alguien igual que yo. Puede ser alguien como su madre o alguien que tiene algo que su madre no. Sólo comienza en su madre, por lo que puede ramificarse a partir de ahí en incontables formas.

Ella había añadido la trivia innecesaria de que “Joder ese segundo paso es lo que conduce a un verdadero complejo de madre.”

—Basada en la conducta de Shinobu, creo que está siguiendo el lado “mayor” de mí pero yendo por alguien quien tiene lo que me hace falta. Así que tiene que ser un miembro del sexo opuesto además de su madre que está cerca, mayor que él, y quien interactúa con él bastante. …Ahora, déjame preguntarte algo. ¿Quién es la que mejor encaja esas condiciones?

—Uuh…

Ella había entendido una vez que se le explicó lógicamente a ella.

Pero en un nivel completamente diferente, ella juntó sus dedos índices en frente de su pecho.

—¡¡Uuhhhhhhhhh!!

—¡Ajajaja! ¿Pensaste que Shinobu era un mensaje de Dios, que carece completo de impureza? Así es cómo son los chicos. Incluso los de kínder rápidamente dicen que se van a casar con sus maestras. Así que Shinobu no se volvió así porque hiciste algo mal. No necesitas preocuparte por ello o sentirte remotamente responsable. Hay un lado anomalístico en todos los chicos desde el momento que nacen. Es sólo que es algo así como un monstruo animal de peluche justo ahora. Gao.

La Zashiki Warashi estaba agitada y había sido incapaz de hablar debido a las varias presiones sobre ella, así que la madre de Shinobu se había dado cuenta de lo que quería decir.

—¿Eh? ¿Quieres sabes cómo hablar con él ahora? No sabría eso. Eso es entre él y tú. Podría ser su madre, pero no voy a convertirme en un monstruo que incluso sabe qué clase de imagen tiene él en su corazón. Él podría continuar persiguiéndote y podría darse la vuelta a otro lado después de crear una segunda y tercer imagen de la mujer ideal. Eso depende de él. Ya sea que quieras que cambie o permanezca así, tendrás que actuar de acuerdo a ello. Aunque como su madre, estoy algo emocionada y pedirle que encuentre una mujer mejor que tú parece como una petición bastante cruel.

—…!?

—¿No quieres que simplemente te abandone? Pero preferirías si a Shinobu le gustaras, ¿cierto? Y cuando es uno de kínder con su maestra o uno de secundaria con su tutora, generalmente siguen mirando por un tiempo y tienen sus sentimientos apagándose una vez que se dan cuenta de la diferencia de edad. Pero tú puedes hacer trampa ahí.

¿Qué significaba eso?

¿Había más que sólo esto?

La Zashiki Warashi comenzó a temblar y la madre de Shinobu se encogió de hombros.

—Me dan bastantes celos el hecho de que no envejeces. Si Shinobu crece e incluso crece más que tú, entonces la diferencia de edad no lo detendrá más. ¿Qué piensas sobre eso? Creo que eso removería todas las excusas que tienes en la mente justo ahora.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: