Capítulo 2

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13,

Kamachi_Crossover_086-087

1

El Barco Divino Skíðblaðni arribó a salvo a la playa.

La habitación de control había sido abandonada y el barco no había sido guiado desde tierra, pero rodó sobre la playa por su cuenta. Sí, igual que un buque de desembarco estaba destinado a llevar personal o vehículos hacía la tierra. Kamijou estaba preocupado de que quedaría atorado en la tierra como una ballena varada, pero desde que la joven rubia llamada Waltraute no parecía preocuparse, él supuso que esta era la forma apropiada de usarlo. Debía tener una forma de regresar al mar.

Y era difícilmente un momento de preocuparse por eso de todas maneras.

—*Jadeo* *Jadeo*

Kamijou jadeó por aire como alguien perdido en el desierto.

Habían decidido desembarcar del extraño barco, pero eso no era una tarea fácil con el Barco Divino Skíðblaðni. Tenía cerca de cuarenta y cinco kilómetros de largo y su estructura de tres cascos lo hacían casi cerca de diecisiete kilómetros de ancho, por lo que simplemente desembarcar requería una gran excursión.

Quenser se suponía que era parte de la milicia, pero incluso él estaba exhausto.

—M-maldición. *toser*, *toser*. Esto está mal. ¡¡Sé que no debería estar diciendo esto, pero más grande no necesariamente significa que sea mejor!! ¡Un viaje al extremo y regreso de esta cosa es suficiente material para un blog semanal, así que, ¿cómo puede alguien realmente usarlo?!

—Agh. P-por cierto, ¿exactamente que es una “estructura de 3 cascos”?

—¡¡No importa!! Una chica no se va a quitar una pieza de su ropa por cada pregunta que responda, ¡¡así que cualquiera que quiera saber puede investigarlo por su cuenta!!

La simple pregunta de Kamijou fue ahogada por los desesperados gritos de Heivia.

Waltraute miró abajo hacía a los chicos con una mirada de lastima mientras preguntaba algo.

—¿Hacen todo este escándalo sólo por moverse por la cubierta del barco? ¿Normalmente cómo andan caminando?

—¡Este barco es tan grande como una ciudad! ¡¡Y no quiero escuchar nada de alguien que tiene un caballo para montar!!

Mientras que el estudiante de universidad Higashikawa Mamoru gritaba con una voz aguda, Nanajou Kyouichirou le susurró.

—¿Mi cerebro es una causa perdida si la combinación de una chica rubia y un caballo me parece obscena?

—Si deseas reencarnar, sólo pídelo.

El comentario sin igual e irremediablemente incompatible de Killer Queen fue suficiente para hacerlo decidir de abandonar sus deseos mundanos.

Después de un poco de esfuerzo, todos llegaron al borde del barco divino, Kamijou miró hacia abajo desde el borde sin barandal y descubrió que estaban a una altura de seis o siete pisos. Era más alto que el techo de una escuela y lo suficiente para llenar sus piernas con temblores, pero dado el tamaño general del barco, era relativamente “ligero”.

No había un dispositivo para bajarlos a tierra en un rayo mágico de luz como alguien siendo secuestrado por foo fighters. En su lugar, una escalera normal estaba doblada en el costado. La idea de estar a seis o siete pisos regresaba a sus cabezas con venganza.

—Esta no es una nueva dieta donde tenemos que perder una cierta cantidad de peso antes de poder bajar, ¿o sí?

—Ese ciertamente sería un problema. Los Youkai no pueden perder ni ganar peso, por lo que estaría en un bucle infinito.

La Zashiki Warashi en yukata roja sonaba molesta, pero la Yuki Onna dejó escapar un chillido encantado mientras se deslizaba por las escaleras sobre el ataúd de hielo de Jinnai Shinobu. Lucía como el tipo de festival de montaña peligroso donde las personas tenían que deslizarse de una colina empinada sobre un tronco.

—Maldición. Si todo el barco no estuviera hecho de madera. Podría usar magnetismo para tomar un atajo.

Mikoto sonaba como si estuviera maldiciendo a alguien, pero aun así fue capaz de llegar a la arenosa playa debajo.

¡Es el océano! ¡¡La playa!! ¡¡El sol!! ¡¡¡¡Mientras estamos en ello, cambiémonos todos en trajes de baño!!!! …No era cómo eran las cosas aquí. Excluyendo las Youkai que tenían una resistencia infinita, todos colapsaron exhaustos. Si hubieran sido lanzados al océano, podrían haberse desmayado y ahogado.

Index preguntó algo mientras observaba al Baby Magnum bajó de un salto a la playa a la distancia y envió un muro de arena volando en su dirección.

—E-estoy completamente hambrienta. ¿Qué hacemos ahora? Qué vamos a ha- ¿¡Wah!?

La tormenta de arena llevó la visibilidad a cero y sólo podían escuchar la tranquila voz de Waltraute.

—Hay muchas cosas que se necesitan hacer, pero lo más importante. Presumo que extrañan la civilización humana. Recomiendo que se dirijan al mundo humano de Midgard.

—*Toser* *toser*.

Mikoto tosió y uso magnetismo y electricidad estática para remover la arena de su cabello y ropas.

—¿El mundo humano? ¿Midgar? ¿Qué es eso?

—Midgard es Midgard. Ese es el mundo en la base del Árbol del Mundo Yggdrasil donde los humanos viven.

Waltraute lo hacía sonar obvio, pero Quenser y Heivia comenzaron a susurran entre ellos.

—(¿Qué opinas? Eso suena como a la clase de lugar donde podríamos encontrar una tienda de armas y objetos. Pero presiento que este no es “nuestro mundo” donde Frolaytia y Oh Ho Ho están librando una guerra todo el año.)

—(No me importa siempre y cuando provenga de una mujer hermosa. Si algún asqueroso tipo comienza a hablar sobre esta loca mierda espiritual que escuchas de la Organización Faith, lo colgaría de la nariz y le pediría que me explicara bien.)

Mientras tanto, Mikoto continuó cuestionando a Waltraute.

—¿El mundo humano? ¿Así que vas a hacernos caminar más?

—Pueden permanecer aquí si quieren, pero esta tierra es clasificada como el mundo de los gigantes de Jötunheimr. Hay diferentes tipos de gigantes, pero generalmente son los enemigos de los dioses y la humanidad. Son libres de acampar aquí, pero entonces será toda su culpa si los pisan o los reúnen para comida.

La Bunny Girl hizo un quejido ligero y Higashikawa Mamoru miró hacía las escaleras de las que habían descendido.

—Si es tan peligroso, ¿por qué siquiera bajamos el barco? Suena como si estuviéramos más a salvo dentro.

—Pueden hacer eso también. Siempre y cuando sepa dónde están ustedes, extraños, pueden hacer lo que gusten. Sin embargo, me quedaré con cualquiera de ustedes que continúe hacía Midgard, ya sea todos o sólo uno. Por cierto. Skíðblaðni actualmente no tiene comida a bordo, eso no es una trampa. Necesitarán reunir agua fresca y comida pronto, pero si tienen alguna forma de adquirir eso del agua del mar, sean bienvenidos.

No había nada que pudieran hacer.

Las ideas optimistas de pescar peces con una caña de pescar o una red de pesca les pasó por sus cabezas, pero el agua fresca era una causa perdida. Dudaban que un filtro hecho de guijarros y arena sería suficiente para remover toda la sal del agua de mar.

Y por lo tanto, Waltraute era todavía capaz de decidir lo que harían. Habían llegado a la playa, sin embargo, ninguna de las chicas se cambió en traje de baños y tenían arena en sus ropas, y sin embargo, ninguna de las chicas decidió bañarse en el océano. De cualquier manera, Index, la Zashiki Warashi, la Bunny Girl y los demás dieron sus primeros pasos en campo verde.

Sin embargo…

 

—O-oigan.

Kamijou habló mientras colapsaba cabeza abajo.

Mikoto respondió mientras jadeaba por aliento con su trasero en el suelo.

—¿Q-qué?

—¿Cuántos días han pasado ya?

—No lo sé. Tres o cuatro, creo.

Él había sido el que preguntó, pero Kamijou se enfureció de este mundo irrazonable cuando escuchó el número real.

—¡¡Oh, en serio!! ¿¡Por qué!? ¿¡Simplemente por qué!? ¡Estamos hablando como si fuera un viaje rápido al siguiente pueblo, pero hemos estado caminando por siempre! ¿¡Y no se supone que un solo incidente comience en la mañana y termine esa noche!? ¡¡Hay algo mal cuando ya hemos pasado cuatro días solo viajando!!

—Esta debe ser una ocasión especial, Touma.

Index dijo algo, pero él no pudo escucharlo por alguna extraña estática.

Higashikawa Mamoru miro a la distancia donde esperaba el Baby Magnum.

—Dejenme adivinar, hay alguna razón por la cual no podemos simplemente todos subir a esa cosa.

—Esa masa de doscientas mil toneladas está flotando con electricidad estática. Si un humano de carne y hueso se acerca, saldría volando en pedazos, —explicó Quenser. —Escalar a uno de los cañones principales como antes es un asunto diferente, ¿pero están seguros? Esa cosa se mueve a quinientos kilómetros por hora. Si nuestra Princesa estornuda en un mal momento y jala una palanca, podríamos ser derribados.

Los únicos con energía eran la Zashiki Warashi y la Yuki Onna, porque eran Youkai, y la Princesa, porque estaba dentro del Baby Magnum, Quenser y Heivia se suponían que eran soldados, pero estaban completamente sin aliento y sentados con sus espaldas contra el grueso tronco de un árbol.

—Esto es horrible. Simplemente horrible. Voy a perder peso si sigo caminando así. Si pules estas vistas de clase mundial un poco más, fácilmente podría comenzar una nueva guerra, maldición.

—¿Ah? ¿Es esta la clase de marcha forzada que hace quejar a los soldados profesionales? No hay duda de por qué es tan pesado para una linda conejita con tacones de aguja como yo.

—Sí, bueno, normalmente regresamos cuando cae la noche. Los Object se encargan de las peleas, así que nos pagan dinero de los impuestos sólo por observar de algún lugar cerca. Cualquier excepto los monstruos en la Zona Restringida del Norte de Europa sé rendiría aquí.

—Ya los escuchaste. ¡¡Así que cárgame, Higashikawa!!

—Detente. No te cuelgues de mí. ¿Y desde cuándo nos llevamos bien? ¡Pensé que estábamos tratando de matarnos entre sí!

Mientras el equipo continuaba quejándose, decidieron acampar ahí por el día. Sin embargo, sólo tenían una fogata debajo de un gran árbol y ni siquiera tenían tiendas.

Mientras tanto, Nanajou Kyouichirou dijo algo mientras yacía en su costado con una mirada muerta en sus ojos.

—¿No se supone que suceda muchas cosas cuando estás de viaje con chicas en un mundo de fantasía? Saben a qué me refiero. ¡¡Si fueran a describirlo como un olor, podrían llamarlo agridulce!! ¡Después de todo, no hay baños o divisores aquí! ¡¡Si quieren limpiarse, tienen que bañarse en un rio o en un manantial!! ¡¡Y todos estamos durmiendo en un grupo sin divisiones entre chicos y chicas!! ¿¡No podemos tener algo como eso!? ¿¡¡No podemos esperar por algo mañana!!?

—Kyouichirou, ¿tus tendencias suicidas regresaron?

—¡¡No!! ¡¡Me estoy quejando porque quiero una mejor vida!!

El tono de voz desesperado del chico se estaba destruyendo a este punto, pero Anzai Kyousuke lo miró e interrumpió.

—No, no puedes tener nada de eso. No hay nada bueno en un mundo de fantasía. Todo está basado en una Europa medieval, ¿cierto? ¿El siglo diez? ¿O quizá el quince? ¿Y en Inglaterra, Francia o tal vez Alemania? Bueno, si aprendes sobre las costumbres verdaderas de ese tiempo, no querrías nada de eso.

—Detente, chico universitario. ¡No destruyas los sueños de un chico de preparatoria!

—Después de todo.

Anzai Kyousuke olió sus propias mangas.

—Un mundo de fantasía realista estaría lleno con olor de cuerpos pican –

—¡¡¡¡¡¡¡¡Nhnnnn!!!!!!!!

Él nunca terminó su oración porque Waltraute pateó el estómago de su caballo blanco y sus patas ocultas mandaron a volar al universitario al cielo.

El tremendo sonido de destrucción fue cómico y substancial, pero fue suficiente para silenciar al tonto que estuvo tocando el más grande de los tabúes.

Waltraute habló con una apariencia fresca en su rostro.

—Fantasía es fantasía, por lo que es fantásticamente libre de olores. Cualquier olor en fantasía es un aroma fantástico.

—Y-ya veo.

—Y como siempre estoy montando un caballo de fantasía, no tengo ni una pizca de olor de animal de fantasía en mí. Después de todo, esto es fantasía. …¿Entiendes?

—¡¡Sí!! ¡¡Perfectamente!!

Nanajou Kyouichirou no quería unirse al otro chico fantasía quien se había convertido en una nueva estrella en el cielo, por lo que él obedeció sus instintos de supervivencia y expresó estar de acuerdo.

Satsuki lo miró como si fuera basura humana, pero finalmente se dio vuelta hacía Waltraute.

—¿Qué tal lejos tenemos que ir?

—Estamos cerca de la mitad, por lo que llegaremos a Midgard en otros tres días.

Kamijou Touma gruñó mientras escuchaba.

Quenser le habló mientras frotaba su pantorrilla.

—Oye, ¿crees que haya algo bueno más adelante? ¿Bañarse en un manantial? ¿Encontrar a alguna de ellas cambiándose? ¿Tener que calentar nuestros cuerpos a través de contacto físico? Mierda, si significa reposar mi cabeza en su regazo y ser alimentado boca a boca, estoy preparado para colapsar por una enfermedad de luz.

—¿Cómo se supone que yo sepa? Si hay algo, habría una ilustración para ello. Si no vez alguna, entonces supongo que nada pasará.

—¡Oh, mierda! ¿Así que debo de contar en el cielo para que me envíe buena suerte a mí? ¡Bueno, ¿sabes qué?! ¡¡Creo con todo mi corazón que hay al menos un traje de baño de hojas en mi futuro!!

Con ese lamento en su corazón, continuaron para superar el resto de su largo, largo viaje.

O debieron haberlo hecho.

En su lugar…

2

Cuando la noche cayó en el quinto día después de caminar, irreconocibles diferencias se dieron a conocer entre Kamijou Touma, Index, Misaka Mikoto, Quenser Barbotage, Heivia Winchell, la Zashiki Warashi, la Yuki Onna, Anzai Kyousuke, Higashikawa Mamoru, la Bunny Girl, Nanajou Kyouichirou y Killer Queen cuando se reunieron alrededor de una hoguera improvisada.

La situación podría ser resumida con lo siguiente:

—¿¡Qué quieres decir que cocinarás las manzanas!? ¿¡Eres del tipo de persona que come piña con cerdo agridulce!? (Heivia)

—¡No tenemos refrigerador aquí, por lo que las manzanas están todas calientes! ¡¡Sabrán mucho mejor si las cocinamos!! (Misaka Mikoto)

Este podría parecer un argumento trivial, pero mucho se había acumulado hasta llegar aquí. Cualquiera terminaría así después de ser forzado a caminar por cinco días seguidos durmiendo en el pasto o la tierra dura como su único descanso.

—No entiendo por qué alguien querría cocinar frutar. La fruta debe venir con hielo raspado o helado, ¿así que por qué te estás yendo en la dirección exactamente opuesta? (Nanajou Kyouichirou)

—¡Tartas de manzana y mermelada usan fruta cocida! ¡¡También hay plátanos de chocolate, albaricoques endulzados y muchos más ejemplos!! (Index)

—Y no creo que sea tan raro cocinar fruta como en Europa. En Inglaterra, cocinan el melón y lo sirven con pollo. (Zashiki Warashi)

—¡Espera! ¡¡No menciones comida sur británica! ¡Podría respetar su música, museos y mujeres hermosas, pero nunca podré aceptar su comida! (Quenser)

—¡Oye, oye, oye! Si vamos a pelear por ello, ¿necesitamos realmente las manzanas en absoluto? Son postres, no el platillo principal, por lo que no importan tanto, ¿cierto? (Kamijou Touma)

 

Mientras tanto, un campaneo electrónico llenó la cabina del Baby Magnum.

La Princesa movió sus caderas en su asiento para voltearse, abrió la puerta del microondas colocado en el muro, y sacó una hamburguesa de queso.

Cuando abrió de la lengüeta de una lata de metal muy bien congelada, la carbonización rápidamente surgió en burbujas debido a los vigorosos movimientos del Object. Ella llevó sus labios a la lata helada justo antes de que la bebida saliera como un geiser y la bebió.

Cuando se calmó, ella presionó la lata contra su frente, dio un mordisco a la hamburguesa de queso saliendo de la envoltura y se dijo a si misma mientras masticaba.

—Qué rico. (Princesa)

 

Pronto, los héroes que salvan al mundo estallaron.

Una de las ramas en la fogata estalló.

—Ahh, si tan sólo el asesino a cargo de la congelación estuviera por aquí. (Killer Queen)

—… (Jinnai Shinobu Congelado)

—¡Ah! ¡¡Ahora que lo pienso, tenemos una Yuki Onna!! Podemos hacer que congele las manzanas o hacer un raspado o lo que queramos. (Anzai Kyousuke)

—No seas ridículo. ¿Realmente piensas que usaría mi poder para algo más que la felicidad de Jinnai Shinobu? (Yuki Onna)

—¿No podemos dejar que las personas que quieren manzana las coman y dejarlo así? Realmente no estoy interesado en ellas. (Kamijou Touma)

 

Además del microondas, el Baby Magnum incluía un sistema de juegos portátil y el tipo de mini refrigerador que se encontraba en hospitales y hoteles. Un Object podía apoyar sin ayuda un lado de la guerra, para que así la condición del Piloto Elite pudiera tener un efecto directo en la batalla.

Por lo que…

—Hmm. ¿Por qué hay tanta vainilla? Realmente quería chispas de chocolate o menta hoy. (Princesa)

La Princesa hizo de lado la comida congelada bloqueando el camino y observó las tazas de helado de marca. Finalmente, eligió una y sacó una pequeña taza entre su pulgar e el índice.

—El postre de hoy será este helado de flor de cerezo de tiempo limitado. (Princesa)

 

Ahora, el Armagedón llegó.

—¡¡Estoy harto de esto!! ¡Nunca seré capaz de llevarme bien con ella! ¡¡Ahora que lo pienso, no me gustaba desde el comienzo!! (Higashikawa Mamoru)

—Oh, ¿en serio? Bueno, eso es perfecto. ¡No has olvidado que esa casualidad ha sido retorcida hasta el punto que he sido resucitada, ¿no?! ¡¡No pienses que tu Retador Siempre Victorioso va a salvarte por siempre!! (Bunny Girl)

—¡¡Esperen, esperen, esperen!! ¿¡Por qué están realmente tratando de matarse entre sí!? E-en ese caso, ¿qué tal si dividimos las manzanas y cocinamos sólo la mitad de ellas? (Kamijou Touma)

—¡¡¡¡Elige a quien apoyas o cállate!!!! (Todos los demás)

 

El traje especial de los Pilotos Elite estaba perfectamente pegado a la piel, pero tenía una cremallera recorriendo de la garganta hasta el ombligo.

Dentro de la cabina del Baby Magnum, la Princesa sacó un objeto militar conocido como una toalla de lavado. En pocas palabras, era una combinación de una limpieza anti-bacterial y tranquilizador jabón en polvo.

A pesar de todo el esfuerzo que se requirió en su desarrollo, era un objeto fantástico no diseñado para soldados normales. En el ambiente puramente natural de un desierto o jungla, una nariz bien entrenada podría captar el aroma de gel para afeitar desde quinientos metros de distancia y la precisión de un perro militar era incluso mayor. Usar jabón o champú en esas condiciones podría literalmente ser un error fatal.

Sin embargo, ese no era un problema desde dentro de la armadura lo suficientemente poderosa para soportar una arma nuclear.

Por eso, la toalla de lavado era conocida en la milicia como “baño de mano”, una “toalla euro-note” o un “lujo del oficial”.

No eran tan bueno como mojarse en un baño apropiado, pero ser capaz de limpiar el cuerpo de alguien tenía una gran influencia mental y física.

La Princesa también ajustó la característica de masaje de barbilla a “bajo” y metió una mano en su traje especial para limpiar el sudor.

Mientras tanto, se dijo a si misma con una mirada perdida en sus ojos.

—Viva la relajación. (Princesa)

 

Un tremendo rugido llenó el aire.

Kamijou, Quenser, Anzai Kyousuke, Nanajou Kyouichirou y el resto de los chicos fueron derribados al suelo con sus traseros al aire como sillas humanas.

—¿N-no son las chicas y las manzanas cocinadas profesionalmente demasiado poderosas? (Heivia)

—La Railgun y la Killer Queen elevan lo ordinario demasiado. Y-y también tienen esas Youkai que pueden ignorar cualquier ataque físico. (Quenser)

—E-esperen un segundo. *Toser*. ¿Por qué me están lanzando hacía ellas? (Kamijou Touma)

Para aclarar, Shinobu ya había sido completamente silenciado dentro de su ataúd de hielo, pero incluso él estaba volteado hacía abajo y se clavó en el tierra.

Mientras tanto, Misaka Mikoto estaba de pie y se sacudía el polvo de sus manos.

—Con eso será suficiente. (Misaka Mikoto)

—Vamos a tomarnos un baño, pero asegúrense de que esas manzanas estén cocinadas para el momento que regresemos. (Zashiki Warashi)

Después de recibir una paliza así, los héroes que salvan al mundo buscaron por alguna forma cruel de tomar venganza.

Al mismo tiempo, una diosa llegó sobre un caballo blanco para ver cómo estaban.

—¿Qué sucedió mientras no estaba? ¿Ese dios principal barbudo está esparciendo la guerra entre los humanos otra vez? (Waltraute)

—Oye, los chicos de la caravana están justo ahí. ¡Tal vez podríamos ser capaces de encontrar algunos bocadillos raros! (El chico)

Sin embargo, los otros chicos no iban a dejar que esa pacifica conversación calmara sus corazones.

—(¡¡Eso no importa!! ¿Qué se supone que haga con esta furia hirviendo dentro de mi corazón? ¿¡Qué tal si vamos a echar un vistazo mientras se bañan!?) (Anzai Kyousuke)

—(¡No, espera! ¡¡Espera, camarada!!) (Quenser)

—(¿Qué? ¡No hay razón para empezar a actuar listo ahora!) (Higashikawa Mamoru)

—(Eso no es a lo que me refiero. Ese “¡Kyah! ¡Pervertido! ¡*Zap*, *zap*!” únicamente durara un momento, pero terminaremos rostizados hasta estar negros. ¡¡Necesitamos resistir por ahora y secretamente y avanzar!! ¡No podemos ir con lo cliché! ¡¡Si queremos nuestra venganza, necesitamos una absoluta victoria que tenga un efecto permanente!!) (Quenser)

—(¿Qué es esto, Quenser? ¿¡Tienes otra brillante idea en la cara del desastre!?) (Heivia)

—(Sólo mira. Primero, vamos a visitar esa caravana. Tal vez seamos capaces de empezar una revolución con sus filas.) (Quenser)

—(¡De acuerdo, hagámoslo! Esta es nuestra única oportunidad de actuar y tenemos seis personajes principales que salvan al mundo trabajando juntos. ¡¡Esto tiene que ser suficiente para al menos ir un paso fuera del chiste de remate normal!!) (Nanajou Kyouichirou)

—(¿¡Eh!? ¿¡Desde cuando soy parte de su grupo!?) (Kamijou Touma)

Con eso, los perdedores del grupo de anti-cocinar manzanas se hicieron camino hacía la caravana. Estaba hecho de varios carruajes jalados por cuatro caballos cada uno. Basado en lo que podían comunicar a través de gestos, parecía que la caravana acababa de completar un intercambio enorme y estaba en su camino de regreso a la ciudad, por lo que sólo tendrían trozos de tela y cierres rotos de sobra. Nada de eso era útil más que para leña.

—No tenemos nada de dinero, ¿así que qué se supone que hagamos? (Anzai Kyousuke)

—Vender las manzanas. Ellas causaron todo esto, de cualquier manera. (Heivia)

Los chicos completaron el intercambio y adquirieron los trozos de tela y cierres rotos, ¿pero qué harían con ellos?

Fue Quenser Barbotage, técnicamente una mente maestra, quien respondió esa pregunta.

—Oye, Heivia. Es hora de que pongamos a su máximo uso nuestras habilidades de sigilo. Necesitamos acercarnos a las chicas bañándose como si estuviéramos infiltrándonos en la base de mantenimiento de los Object enemigos. (Quenser)

—¿Qué? Así que después de todo, ¿simplemente vamos a espiar? (Heivia)

—¡Realmente estás llevándolo al siguiente nivel, ¿no es así?! (Nanajou Kyouichirou)

—Pero si lo hacemos, no tendrán otra opción más que usar el cambio de ropas que les preparemos. Podríamos solo tener trozos de tela y cierres rotos aquí, pero con un poco de trabajo podemos transformarlos en algo bueno. ¡¡Por ejemplo, podemos compensar por la fantasía que ha hecho mucha falta aquí al hacer una armadura bikini, un traje de baño de conchas, o algo por el estilo!! (Quenser)

Un efecto como de un rayo pasó por sus alrededores.

El evento usual de Mezcla de Objetos de un RPG finalmente había llegado.

Sin embargo, Kamijou Touma sólo permanecía racional.

 

—Esperen, esperen, esperen. ¡No podemos hacer eso! Si lo hacemos, ellas realmente van a matarnos esta vez. (Kamijou Touma)

—… (Todos los demás)

—¿Eh? ¿Sólo soy yo? ¿¡Soy el único que queda con sentido común!? ¡Deténganse! ¡Es definitivamente una mala idea! ¡¡Biri biri va a cocinarnos al menos a termino medio!! (Kamijou Touma)

Sin embargo, los héroes que salvan al mundo usaron esta inútil oportunidad de unir fuerzas. Con la intensidad de la última mitad del Capítulo 4, atacaron de frente al chico con pelos de punta y entonces se pusieron a planear.

 

Eventualmente, alguien notó que algo andaba mal.

—¿Hm? ¿¡Ah!? ¡Mi uniforme no está donde lo dejé! (Misaka Mikoto)

—Mis ropas también no están. (Index)

—No hubieron monos como en unas aguas termales, por lo que creo que sabemos exactamente quién hizo esto. (Zashiki Warashi)

Encontraron otras ropas dobladas no muy lejos de ahí.

Cuando las desdoblaron, encontraron trozos de tela que encajaría con la frase de “por favor no toque a las bailarinas”.

—¡¡Esos chicos!! (Killer Queen)

Mientras la especialista en asesinato se llenaba de furia, la voz de un hombre llegó a ellas de más allá del arbusto.

—Hola, hola. Estaban molestándose de qué tan sucias sus ropas quedaron, ¿no es así? Una caravana de casualidad pasó, por lo que les compramos nuevas ropas a ustedes. Y este es un mundo de fantasía, por lo que aparentemente armadura de bikini y capas desnudas son perfectamente normales aquí. (Quenser)

—¡¡Deja de hacerte el idiota!! (Misaka Mikoto)

—Pero en realidad no podemos discutir que no es normal en este mundo. No hemos visto una villa de humanos aquí aún. (Yuki Onna)

—¡D-de cualquier manera, esto es inaceptable! No tenemos que seguir las reglas locales, por lo que simplemente podemos vestir nuestras ropas originales. (Index)

—¡Guau! No sé por qué, pero la fogata de hoy está quemando realmente bien. (Heivia)

Los rostros de las chicas se pusieron completamente pálidos.

Incluso con el matorral bloqueando la vista directa, la luz del fuego era notablemente más brillosa que lo normal. Una fogata estaba bien, ¿pero qué estaba quemando?

Una pista: ¿Qué hacía falta?

—¡¡Ahhh!! ¿¡Quemaron nuestras ropas!? (Bunny Girl)

—Realmente siento ganas de matarlos justo ahora, pero no quiero salir así tampoco. (Zashiki Warashi)

—¿Tendremos que hacer…un pequeño sacrificio aquí? (Misaka Mikoto)

Las chicas esparcieron sus ropas preparadas en la tierra una vez más y revisaron su trágica composición.

Era un misterio cómo habían sabido los chicos, pero sus tamaños eran perfectos. No tenían opción más que vestir lo que habían preparado para ellas.

La situación fue la siguiente:

Index → Equipo: Capa Desnuda (Azul)

Misaka Mikoto → Equipo: Armadura Bikini (Rojo)

Zashiki Warashi → Equipo: Traje de Baño de Hojas Tropicales (Verde)

Yuki Onna → Equipo Atrevido Bikini Bondage (Negro)

Bunny Girl → Equipo Traje de Conejita (Blanco)

Killer Queen → Equipo: Bailarina (Dorado)

Después de colocarse la ropa y sonrojarse bastante por lo ridículo que era, Misaka Mikoto lanzó chispas azuladas esparciéndose por sus flequillos.

—¡¡De acuerdo, hora de volver a cada uno de ellos en carbón!! (Misaka Mikoto)

—Espera. ¿Por qué sigo con un traje de conejita? (Bunny Girl)

—Tal vez pensaron que el traje ya era perfecto y decidieron no arreglar lo que no está roto. (Zashiki Warashi)

 

Después de saber que su venganza había sido un éxito, Quenser Barbotage sostuvo sus costados y golpeó la tierra.

—¡¡Jajajajajaja!! ¡Éxito! ¡Éxito! Ahora esto se siente más como- ¿¡dbghah!? (Quenser)

—¡¡Voy a lanzar!! ¡¡Cada uno de ustedes!! ¡¡Al fuego!! (Misaka Mikoto)

—¡Espera, espera, Misaka-chan, espera! ¡Eso no sólo sería el termino medio! ¡¡Eso sería un fallido intento de hacerlo bien!! ¡¡Y además, me entre puse en el camino del daño para proteger de esto!! (Kamijou Touma)

—¿¡Y puede alguien explicarme por qué soy la única con el traje del tipo guerrero ininteligente!? (Misaka Mikoto)

—¡Otra vez, no fui yo! Y si recuerdas a cómo actúas en base a tu vida diaria, lo mejor para ti es el tipo gorila con 0 MP que-…no, ¡¡espera!! ¡¡No me lances al fuego!! (Kamijou Touma)

De paso, el hábito de Index era conocido como la Iglesia Caminante y era único en su tipo, por lo que parecía que quemarlo causaría algunos problemas en el camino. Sin embargo, se solucionará de alguna manera u otra. Distorsiones en la casualidad y la línea de tiempo podría lograr algo.

3

Mucho pasó, pero el final llegó repentinamente.

Una valla blanca recorría el horizonte de un costado del horizonte al otro.

En vez de metal, parecía como si estuviera hecho de muy largos huesos de peces.

—Este es el borde entre mundos. El mundo humano de Midgard yace en el otro lado, pero…

—¿Waltraute-san? —inquietamente preguntó Kamijou Touma. —¿Por qué suenas tan dudosa?

La diosa conocida como una doncella guerrera miró detrás de ella como si se enfrentara a una terrible visión.

—B-bueno, no estoy tratando de hablar en contra del comportamiento de los extraños, ¿pero realmente van a acercarse a una villa humana en esos trajes extremadamente inapropiados?

Desde que Index y las demás hicieron uso del comando “Vestido”, Waltraute ha usado su aterradora velocidad de reacción para constantemente quitar a las chicas fuera de la vista del chico.

—Waltraute, no puedo ver así.

—¡¡No tienes que ver!! Sólo los extraños necesitan ver eso. ¡En serio, no puedo creer esto! ¡¡No importa qué tanto avancen nuestras técnicas, juro que nunca visitaré un mundo exterior!!

—¿¡Ves, Touma!? ¡Ella simplemente hizo añicos tu argumento sobre estas ropas! ¡¡Mis 103,000 grimorios eran más que suficiente para decir que no hay lógica detrás de ellas!!

—¡¡Ya te lo dije!! ¡¡Intenté detenerlos!!

Index comenzó a golpear a Kamijou, pero podría haber sido una respuesta pavloviana a este punto. En ese caso, ¿él era indirectamente responsable debido a sus acciones de cada día?

Heivia se había ocultado en el punto ciego de las chicas mientras le pasaba la culpa a alguien más, pero pronto miró alrededor escépticamente.

—Me estaba preguntando qué sería, ¿pero es sólo una valla? ¿No hay una enorme puerta o un desfile de bienvenida?

El soldado delincuente únicamente mencionó que él deseaba esa clase de calidez después de muchos días de continuar caminando.

Él sólo podía rezar que encontrarán algo de calidez humana en el mundo humano más adelante.

Entonces todos cruzaron la valla y dieron el primer paso en Midgard.

4

Después de ser llevado por un buque de guerra de cuarenta y cinco kilómetros, Kamijou había imaginado que cualquier ciudad humana sería un lugar futuristia donde todo era controlado por IA y carros pasaran zumbando en tubos transparentes, pero sus suposiciones fueron traicionadas espectacularmente.

Las casas de madera eran las más elegantes. Todo lo hecho de ladrillos o muros de piedra era para un rey o señor feudal. No era común ver casas con techos hechos de un domo de tierra cubierta de hierba.

El camino pavimentado de piedras estaba únicamente construido desde la entrada de la ciudad hasta las casas de los más influyentes. El resto de los caminos eran sucios sin pavimentar.

Además, Index, la Zashiki Warashi y a las otras chicas les estaban dando miradas confusas todos los de ahí.

Incluso un rey te daría un palo de madera y una túnica de tela, así que, ¿por qué estás personas estaban caminando con una capa desnuda o un traje de baño de hojas tropicales?

—¿¡Ves!? ¿¡Ves, Touma!?

—¡R-realmente creo que deberías quejarte con los demás de vez en cuando! ¡¡No necesitas esforzarte tanto para repetir la misma broma, Index!!

La capa desnuda atacó al chico con uniforme y algunos de los transeúntes parecían confundirlos por actores de la calle porque les dieron dos nueces y una manzana.

La comida calmó las cosas y Kamijou fue capaz de escapar de los feroces ataques de Index, por lo que él rápidamente continuó observando la ciudad humana.

—Así que este es un mundo de fantasía realista.

—Detente, —comentó el estudiante de universidad Anzai Kyousuke mientras miraba a la distancia. —¿Quieres terminar como yo, joven?

Waltraute los guió hacía la posada de la ciudad. Era el negocio usual visto en los RPGs junto a la tienda de armas, pero aparentemente era algo realmente raro ahí. Esto era simple porque una comunidad que desarrollaba desde una sociedad de la pequeña escala de una villa no era del tipo de aceptar forasteros.

Heivia tragó saliva.

—¿Están deseando aceptar felizmente a un grupo de personas vestidas en una armadura de bikini y un traje de conejita? Es este la clase de lugar que termina refugiando toda clase de criminales en las- gyabah

Su comentario innecesario le hizo ganar una de las lanzas de luz de Mikoto en el trasero.

Mientras tanto, el estudiante de universidad Anzai Kyousuke dijo un comentario bastante serio.

—Pero no tenemos idea si entenderán nuestro lenguaje, no sabemos su religión y no tenemos forma de probar de donde venimos, por lo que realmente es una suerte de que estén de acuerdo en tenernos aquí. No tengo idea de qué habría pasado si esto fuera realmente la Europa medieval.

Una comunidad deseosa de aceptar extraños era fuerte.

Después de todo, eran bendecidos con la posibilidad de absorber técnicas extrañas y culturas.

Por supuesto, esto era únicamente si ellos no iban tan lejos y perdían su propia originalidad.

—Esta ciudad de seguro se convertirá en un reino algún día, —susurró Waltraute con toda la emoción e inversión removidas de sus ojos.

De cualquier manera, la posada era un edificio de madera de dos pisos y era lo bastante acogedor para que Kamijou y los demás llenaran todas las habitaciones. Las habitaciones en sí sólo tenían una sola cama…o más bien, una clase de caja de madera sin resortes. No sólo no había baños o regaderas, sino que tampoco había sillas o mesas. Los invitados eran forzados a ser creativos.

Después de revisar su habitación y salir de nuevo al pasillo, Heivia dijo un comentario molesto.

—¡Guau! Creo que la hierba podría ser en realidad más cómoda. ¿En serio nos harán pagar por esto?

—Jejeje. Jejejejejejejejejeje. Hagamos una habitación de hielo de amor juntos. Ahora puedo estar contigo por siempre y para siempre. Ejejejejejejejejejejejejejejejeje.

—Mierda, elegí la persona equivocada para hablar.

Ni siquiera Heivia podía hacer algo sobre la obsesionada yandere que ni siquiera miraba hacía donde él estaba. El voltaje de la Yuki Onna debía haber alcanzado su cima porque cada respiración que tomaba brillaba como polvo de diamante.

Con la sugerencia de Waltraute, Kamijou y los demás se reunieron en el restaurant/bar del primer piso.

El chico de pelos de punta forzó un comentario innecesario, pero Nanajou Kyouichirou lo dejó pasar.

—Este es un escenario de infierno ahora que estamos todos juntos otra vez. La piel de todas las chicas están mostrando es- ¿¡gugyah!?

—¿¡Dbfh!? ¡O-otra vez! ¡Retuve mi lengua, ¿así que por qué también me atacas a mí?!

Las lanzas de luz volaron de la armadura de bikini y el poderoso puño del traje de baño de hojas tropicales causó un buen desastre.

Estaban más que exhaustos, pero seguían todavía increíblemente inseguros sobre dormir en lo que ascendía a cajas de madera.

—¡Por cierto! ¿¡No podrías al menos dejarme usar tu camisa!?

—¿Eh? ¿Una camisa sobre una armadura de bikini? Eso es simplemente caos. A primera vista, lucirías como una pervertida usando nada mas que una camisa, sin embargo, cuando las personas noten la armadura debajo, todavía pensarían- ¿¡gogugyah!?

Waltraute ignoró al muy bien rostizado chico y habló.

—El Barco Divino Skíðblaðni es el barco de guerra de los dioses y los principales enemigos de los dioses existen fuera de Asgard. En otras palabras, ese barco tiene como objetivo llevar a los dioses entre los mundos.

Incluso mientras calmadamente daba su explicación, ella usó su propio cuerpo para cubrir perfectamente la vista del pequeño niño.

—Mh, —dijo el niño escondido detrás de ella. —Oye, oye, Waltraute.

—¿Q-qué? ¡Si se trata de no ser capaz de ver, no escucharé!

—No, no es eso. Tu trasero se ha estado presionando contra mí por un rato.

—¿¿¿¡¡¡Bfh!!!???

Después de realizar un spit-take[1] , la Valquiria corrigió su distancia del niño.

Para una Valquiria, pareciera de las que se preocupan mucho más que ser una guerrera.

—De cualquier manera, sólo es para viajar entre los nueve mundos soportados por Yggdrasil, el árbol del mundo. No fue hecho para traspasar los límites de la mitología Nórdica. Sin embargo, ustedes han sido arrastrados aquí más allá de esos límites.

Quenser y Heivia intercambiaron miradas y se encogieron de hombros.

Parecían haberse rendido ya, pero Index urgió a Waltraute.

—¿Entonces qué?

—Nuestro mundo entero es soportado por Yggdrasil, ya sea por ramas o por raíces.

Waltraute apuntó hacía la ventana donde un árbol gigante podía ser visto hacía los cielos, su tronco parecía lo bastante largo para que cupiera una pequeña villa.

—Si las ramas y raíces son forzadas a crecer en una dirección que ignora la geometría euclidiana, podrían posiblemente crear un “camino” conectado a un nuevo mundo diferente a los nueve mundos.

—Hm. Ahora que lo pienso, el árbol del mundo crece del agua del manantial de la sabiduría.

—Sí, justo como las tres Nornas salpican el agua del manantial para hacerlo crecer mientras el Dragón Negro Níðhöggr roe las raíces para hacerlo marchitar. Todavía no sé el método exacto, pero mi teoría es que el agua del manantial fue usado para influenciar el crecimiento del árbol para que así las ramas o las raíces se extiendan en direcciones de otra manera imposibles.

—Pero eso sería definitivamente inestable.

—Para eso es Skíðblaðni. Poderosamente los absorbió mientras hacían inestables los pasadizos entre mundos y previno que se perdieran en las brechas entre mundos.

—¡¡Espera, espera, espera, espera!! —interrumpió Mikoto. —¡Vas demasiado rápido! ¡¡Todavía sigo en el punto de inicio!!

Anzai Kyousuke había puesto toda su fuerza para mantener una mirada de comprensión, pero ese comentario hizo que casi rompiera en lágrimas. Podría haber sido que las personas se vuelven adultos cuando dejan de esforzarse más allá de sus límites.

Index suspiró antes de continuar.

—Básicamente, funciona a los niveles de los dioses, por lo que no hay nada que podamos hacer.

—Lo siento. Eso fue algo franco y ahora perdí todas las esperanzas.

—Pero la verdad es la verdad. Tal vez podríamos ser divinos nosotros, pero nos tomaría un tiempo determinar los detalles y encontrar una forma de regresarlos a todos a sus mundos originales. Aunque, conozco a alguien que adora este tipo de fraudes, por lo que sería más rápido masacrarlo que investigar.

Waltraute resumió con el tipo de argumento que encaja justo con toda la mitología Nórdica de todo es peleas y saqueos.

—Por lo que pueden esperar hasta que terminemos nuestra investigación. Los traje aquí porque asumí que preferirían a estar con humanos a acampar.

—Qué molestia.

A pesar de las quejas de Quenser, él sintió gran alivio en su corazón.

Esto era mejor que las búsquedas en caminatas que requerían conquistar los continentes uno por uno para reunir los siete tesoros necesarios para regresar a casa.

La Bunny Girl jugó con el extremo de la oreja falsa de conejita y habló.

—¿Entonces no hay nada que tengamos que hacer?

—No. De hecho, moverse sólo causaría confusión innecesaria, por lo que preferiría que se quedaran en un lugar, —respondió Waltraute. —Así que hagan lo que quieran hasta que escuchen de mí.

—Oh, así que simplemente podemos relajarnos y-…

—Y por supuesto, necesitarán ganar suficiente dinero para pagar sus habitaciones y comida.

…¿Hmm?

5

—¡Esto es malo! ¡¡Esto es realmente malo!!

Heivia suspiró mientras que sentado daba vueltas en una de las sillas simples del restaurant.

—Cómo es tan malo, ¿te preguntas? Alegremente aquí Heivia no ha hecho nada mas que suspirar desde que llegamos aquí. Primero necesitamos buscar una mazmorra, después tenemos que marchar por días hasta el fin, ¿y ahora tenemos que ganar dinero? ¿Dónde hay rubias de cabello sedoso, chicas elfas de orejas largas o las sirenas con arpas en sus manos? Incluso tomaré a una princesa medio desnuda capturada por un pulpo gigante.

La Zashiki Warashi con traje de baño de hojas se sentó directamente en la mesa redonda en vez de una silla.

—Bueno, no hay registro familiar real aquí y nuestra identidad no es manejada por un número de seguridad social, por lo que encontrar un lugar para trabajar no debería ser tan difícil. Por supuesto, ciertamente no quiero trabajar.

—No suena como si fuera en realidad así de fácil, —intervino Mikoto. —Le pregunté al tipo que maneja la posada, pero ni siquiera nos dará trabajo para lavar los platos o limpiar los pisos.

—¿Por qué no? —preguntó Quenser frunciendo el ceño.

Mikoto se encogió de hombros.

—Solamente pasan trabajos de padre a hijo o de maestro a aprendiz, por lo que no hay nada que podamos hacer sin estar en la línea de sangre o conociendo a alguien en la zona. Esto realmente se desarrolló de una sociedad en una villa. Cualquier forastero no será capaz de comprar nada y se quedará sin nada.

Era una situación imposible sin ninguna ley de normas laborales o leyes de igualdad de empleo, pero una cultura subdesarrollada era exactamente este tipo de sociedad que permitía estas imperfecciones.

Higashikawa Mamoru gruñó mientras recordaba la clase de políticos y economistas que había eliminado para llenar su registro.

—¿Es en serio? ¿Por lo que tenemos que conseguir que la sociedad de la villa confíe en nosotros antes de siquiera poder comenzar a buscar un trabajo?

—Jejeje. Y si ganar su confianza requiere muchos regalos, regresaremos a donde empezamos.

Ella estaba en el mismo aprieto, pero la voz de la Bunny Girl era inapropiadamente brilloso.

Ahí fue cuando Kamijou e Index entraron a la conversación.

Colocaron algunos volantes en la mesa. En lugar de papel, estaban hechos de tinta en algo como piel de animal.

—De acuerdo con Index, estos son los trabajos que forasteros como nosotros podemos hacer.

Pero Nanajou Kyouichirou hizo una mueca.

—¿Qué es esto? Estos volantes lucen como si pudieras convocar a un demonio si firmaras tu nombre con sangre. ¿Qué dicen?

—Están basados en runas, pero el dialecto o los detalles son bastante únicos. Usa las veinticuatro runas futhark además de siente símbolos que nunca había visto antes. Pero de lo que puedo entender…

Index pasó su delgado dedo índice sobre la “escritura mágica” y reveló la información de se necesita ayuda.

—Ve a la montaña y corta algunas rocas. ¡Un promedio de treinta toneladas al día! (Promedio de Muerte Semanal: 30%)

—Vuélvete un remero en una galería. ¡Rema un buque de guerra de alta clase y cruza el océano! (Promedio de Muerte Semanal: 80%)

—Haz sal en la playa. ¡En una noche blanca, puedes secar el agua de mar toda la noche, también! (Promedio de Muerte Semanal: 50%)

—Viaja al frio norte. ¡Si colapsas en el camino, esa será tu tumba! (Promedio de Muerte Semanal: 40%)

(*Todas las unidades habían sido convertidas a valores modernos por Index.)

Anzai Kyousuke trató de volcar la mesa como si fuera una mesa de té, pero la Zashiki Warashi lo detuvo porque estaba sentada en ella.

Decidió gritar como compromiso de dar rienda suelta a su frustración.

—¿¡Trabajo forzado!? ¿¡Y no es alguno de estos la clase de trabajo de servicio social que en eras y regiones los criminales hacen!?

—Hmm. Como se esperaría de una villa. Asumiendo la tecnología subdesarrollada y equipo de la Europa medieval, todo eso podría simplemente matarte por trabajo excesivo. ¿Es este un nuevo tipo de asesino sin forma? —preguntó Killer Queen mientras frotaba su sien con un dedo. —Y si esta es la alternativa, podría ser más eficiente y seguro buscar por carteles de sé busca por alguien con una recompensa por su cabeza.

—Am, ¿no sería eso un juego de muerte donde forasteros cazan otros forasteros?

Kamijou resaltó ese problema sólo para asegurarse, pero Quenser y Heivia comenzaron a susurrar entre sí.

—Con la ayuda de la Princesa, podríamos hacer añicos a cualquier criminal buscado.

—Pero quién sabe cuántas balas tiene todavía. Sin mencionar que no podríamos pedir la recompensa si está hecho añicos. Esa monstruosa arma no tiene una función “aturdidora”.

Sin embargo, no podían vivir en esa ciudad sin ganar el suficiente dinero para la posada y comida. Y la ciudad se había desarrollado lo suficiente que tendrían dificultades para vivir de pescar o de frutas de árboles.

De hecho, Waltraute los ayudó con eso durante su muy largo viaje, por lo que era irreal esperar a continuar apoyándose de la vida salvaje.

—Bueno, maldición. ¿Así que esos son los únicos carteles en la posada?

Quenser sonaba como si hiciera de lado sus problemas por el momento.

—Dudo que encontremos algo, pero sería mejor buscar por otros carteles en otro lado. Si vamos a desesperarnos, ¿qué tal si nos esperamos hasta buscar por toda la ciudad cualquier anuncio apropiado de sé busca ayuda?

No hubo objeciones. O más, nadie tenía las agallas de elegir algo con esos porcentajes de muertes.

Por lo que sin tiempo de tomar un descanso, Kamijou y los demás comenzaron a dejar la posada.

—¡Espera un segundo! ¡Touma, ¿realmente tengo que caminar afuera así otra vez?!

—No te preocupes, Index. Todos lucimos extraños para las personas de este mundo.

—¿Entonces qué tal si cambiamos?

—¿¡Un chico con una capa desnuda!? ¿¡Estás tratando de convocar oscuridad sin fondo a este mundo!?

Pero no tenían otra opción más que “remover todo el equipo”, por lo que Index, Mikoto y las otras chicas tenían que seguir con ello.

Se hicieron paso afuera, pero la situación dio un giro con el primer paso fuera del edificio.

—¡¡Muahjajaja!! Extraños, tienen la mirada preocupada de alguien que necesita armas para pelear con los poderosos monstruos alrededor de la villa pero les hace falta el dinero para visitar las tiendas de armas. ¡¡Pero siempre hay ayuda en algún lado!!

Una extraña persona repentinamente les habló.

La extraña persona era una mujer alta con cerca de veinte años que tenía rizos plateados, mitad piel blanca y mitad piel azulada pálida. Su traje parecía un vestido de boda, pero era transparente como el hielo. Eso daba una vista completa al traje con estilo de armadura de bikini hecho de estrechas cadenas, piel y metales preciosos que vestía debajo.

Kamijou se dio vuelta hacía la voz y brevemente se congeló.

Por un lado, esta mujer no tenía ni una reacción a la capa desnuda de Index o al traje de bailarina de Satsuki, por lo que obviamente caía debajo de la categoría de “extraña”.

Incluso Waltraute había sido perturbada por esos trajes.

Cuando él lo pensó todo, lagrimas salieron de los ojos de Kamijou Touma.

—¡¡Lo siento, chicos!! Algo grande probablemente está a punto de pasar aquí. ¡¡¡¡¡Después de todo, una persona extraña —nada menos que una mujer— acaba de aparecer delante el chico normal de preparatoria Kamijou Touma!!!!!

—No te preocupes, chico. Ella tiene veinte, por lo que no puedes llamarla una “chica hermosa”. Eso significa que no es necesario seguir el camino estándar, ¿cierto?

Quenser trató de calmar a Kamijou, pero Heivia murmuró algo siniestro al lado de él.

—(Tienes que estar bromeando. Como un soldado, cualquier más de veinte es usualmente muy importante. ¿Por lo que esto sigue las reglas de nuestro mundo? ¿Alguna enorme guerra entre monstruosas armas está a punto de comenzar?)

Sin embargo, la mujer con vestido de hielo no parecía importarle.

Ella colocó su pulgar y dedo índice en el ángulo correcto para formar una arma, apuntando hacía el grupo y habló.

—Están tratando de encontrar un trabajo, ¿no es así? Es para eso que hay personas como yo. Estaba esperando afuera porque la sociedad de la villa me echaría a patadas si me pasara por una posada para extraños demasiado tiempo.

—¿Así que eres una intermediaría o algo?

—¡¡Correcto, chica con bikini de hojas!! Por un lado, muchas personas en la clase guerrero o granjero no pueden leer los carteles de sé busca. Y brujas del bosque como yo necesitan trabajos de lectura y escritura para poder vivir. Es algo así como dar y recibir, ¿entienden?

—¿Bruja del bosque?

Mikoto frunció el ceño y la extraña mujer colocó sin sentido sus manos en sus caderas.

—También trabajo un poco como una juglar, por lo que visto estas ropas bastante reveladoras. Pueden pensar en ellas como un traje para el teatro. Pero realmente, sólo tengo miedo de poner químicos en mí, por lo que quiero algo como impermeable para cubrirme.

Este podría ser una época antes de la invención de las batas de laboratorio.

¡Pero más importante aún, ella tenía una razón legítima!

—Aah… También estoy contenta de encontrar a alguien como nosotros, —dijo la chica de secundaria en armadura de bikini quien se estaba sintiendo débil.

Mientras tanto, la extraña mujer o bruja con traje para el teatro chasqueó sus dedos.

—Para ser franca, los únicos carteles que quedan son para las personas que quieren trabajar en sí para morir. Si quieren comer y dormir como se debe, recomiendo obtener ayuda de un especialista.

Su piel blanca y su piel azulada se mezclaron en un diseño de mármol mientras Kamijou y los demás intercambiaban miradas rápidas.

—Siento que las cosas realmente comienzan a moverse, ¿pero qué deberíamos hacer? ¿Deberías seguirle el juego? (Nanajou)

—Preferiría que no. Esto claramente nos meterá en problemas. ¡¡Y no tenemos al doctor cara de sapo aquí, por lo que apuesto que moriré esta vez!! En realidad, ¿no termino demasiado en el hospital? ¡A este punto, no me sorprendería descubrir que mi cuerpo entero ha sido gradualmente convertido en un ciborg! (Kamijou)

—¿Pero no esto luce como un escenario forzado? A puesto a que si elegimos “no”, estaremos atrapados en una pregunta bucle por la eternidad. (Heivia)

—O si nos rehusamos, cambiaremos de la ruta normal y terminaremos en la búsqueda “todos mueren” o en la búsqueda “los aliens atacan”. Eso podría sonar descabellado, pero es un mundo completamente abierto y no un escenario lineal, esa clase de Absurdez podría suceder fácilmente. (Higashikawa)

Estaban curiosos, pero ellos aún habían pasado por alto algo.

La bruja con vestido de hielo aplaudió dos veces y dijo algo.

—¡Bu, buu! ¡Se acabó el tiempo! ¡¡Ahora se quedan conmigo!!

—¡¡Oh, maldición!! ¡¡Bajé mi guardia porque un cronometro digital no se apareció!!

Anzai Kyousuke arrancó sus cabellos, pero parecía que no había forma de rehacer la pregunta.

Sólo tienes una vida. A menos que encuentres un 1 up en algún lado.

—De acuerdo, de acuerdo. Déjenmelo a mí. ¡¡Estos son los trabajos que extraños como ustedes pueden hacer!!

La bruja con traje de teatro mostró algo de información de se solicita ayuda.

—¡Llevemos algunos cadáveres! (Promedio de Muerte Semanal: 0%)

—¡Mordamos las raíces del árbol del mundo! (Promedio de Muerte Semanal: 0%)

—¡Azotemos a los enfermos y ancianos! (Promedio de Muerte Semanal: 0%)

—¡Reunamos las uñas de los muertos y construyamos un barco gigante! (Promedio de Muerte Semanal: 0%)

(*Todas las unidades habían sido convertidos a valores modernos por la extraña bruja con traje de teatro)

—¡¡Esperaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! ¡¡Hubo dos trabajos que involucraban cadáveres ahí!!

—Oh, así que los rumores de trabajos de lavado o reunión de cadáveres ha alcanzado este mundo de fantasía, ¿no es así?

El grito de Kamijou y el aburrido comentario de Mikoto se mezclaron mientras Anzai Kyousuke decía “Me alegra que no traje a Harumi conmigo” con una completa mirada sombría en su rostro.

Mientras tanto, Quenser y Heivia hablaron.

—Oye, ese sobre roer las raíces del árbol suena familiar. ¿Dónde he escuchado eso antes?

—¿Estás pensado sobre cómo la Nación Isla[2] usó la alimentación forzada de savia en raíces de árboles para POWs? Qué historia tan terrible.

—Se llama gobou, occidental.

Mientras la Zashiki Warashi en traje de baño de hojas tropicales decía una corrección casual, la Bunny Girl y Satsuki se susurraron entre sí.

—Pero si excluimos los de cadáveres y el de las raíces del árbol, ¿no eso sólo deja uno de ellos?

—De alguna manera, creo que ese sería el más difícil para nosotros. Podríamos terminar con pesadillas de por vida sólo por un poco de dinero.

Mientras tanto, la bruja con traje de teatro hizo un mohín con sus labios al tener todas sus opciones rechazadas.

—Por favor, ¿qué es esto? Vine hasta aquí para darles trabajos, ¿pero siguen quejándose de que no son buenos? Lo hace parecer de que tienen alguna opción.

—La próxima vez, agrega un valor para salud mental. Todos esos claramente desgastarán nuestro SAN en un santiamén.

—Sólo tengo un trabajo apropiado más, pero sería realmente aburrido y simple que no valdría la pena hacerlo. Aunque no puedo garantizar sus SAN.

—Estoy realmente asustado de lo que llamarías “un trabajo apropiado” después de presentar esta alineación. —dijo una abatida Index.

—Bien, pero este es realmente el último que tengo, —dijo la bruja mientras levantaba su dedo índice.

—Reunir objetos tirados por el camino y al fondo de un acantilado. (Promedio de Muerte Semanal: 90%)

—Comerciantes frecuentemente quieren a alguien que reúna los productos que se caen del carruaje y los que están en el fondo del acantilado son difíciles de alcanzar para los novatos. Sin embargo, reunir lo que alguien más tiro es considerado afeminado en la cultura Nórdica, así que asegúrense de que nadie los vea. Tomen, las personas no cavan por tesoros; pelean con un monstruo para tomarlo.

La bruja sonaba renuente, pero Kamijou estaba finalmente de acuerdo con una de sus ideas.

—¡Eso es! ¡Eso es genial! No hay cadáveres involucrados, no nos destrozará mentalmente, no le causará problemas a nadie y hará feliz a alguien. ¡¡Sí, esto finalmente se siente como un verdadero trabajo!!

—Oh, ¿en serio? Entonces te daré un mapa del camino y puedes hacer lo que quieras. El cliente directamente te pagará la mitad de lo que sea que encuentres, por lo que no ganas nada si no regresas nada.

—(Oye, Quenser. ¿No haríamos más si nos quedáramos las cosas nosotros?)

—(Evitaría hacer algo demasiado notable antes de que sepamos cómo funcionan las leyes aquí. No quiero ser quemado en la hoguera.)

Habiendo dicho eso, el equipo se abrió paso hacía el camino del acantilado para ganar su sustento.

Sin embargo…

—Pero… —comenzó la Zashiki Warashi en traje de baño de hojas.

—¿Hm? ¿Qué sucede? —preguntó Mikoto.

—Si sólo es reunir objetos perdidos, ¿por qué el porcentaje promedio de muertes semanales está al 90%? (No es que le importe a una Youkai como yo.)

6

Un zumbido mecánico retumbó por el bosque.

Lo que se elevaba frente a Quenser y Heivia era un robot militar de veinte metros. Parecía estar diseñado con nieve o hielo porque era completamente translucido, su espalda contenía lo que podían ser alas gigantes o cristales de nieve, y los codos y rodillas estaban cubiertas con puntas extremadamente afiladas.

Algo como un alma desencarnada flotó cerca de su pecho mientras emitía una luz azulada y el rostro de un hombre gritando y odio o furia podía ser vista en la superficie.

—¡Maldición, esta cosa no pertenece en un mundo de fantasía!

—Ves, ¿te lo dije? ¡¡El mundo está siendo tan cruel como siempre!!

7

Kamijou escuchó disparos continuos mientras corría a través de los árboles del bosque.

El robot translucido contraatacó al disparar un rayo azulado de luz hacía el suelo. Alrededor de veinte árboles de coníferas estaban cayendo alrededor del lugar de la explosión y la tierra fue desgarrada desde el suelo y fue lanzada al aire.

Los supuestos soldados parecían no impórtales quedarse quietos porque los disparos de esos idiotas estaban haciendo eco a través de la ladera de la montaña y hasta llegar a Kamijou.

—Maldición. Sólo tengo cinco cartuchos más, pero preferiría quedarme el mísil que tengo. ¿¡Qué tal estás tú, Sir Caballero!?

—A una estimación rápida, diría que tengo cerca de diez kilos de Hand Axe. Este no es momento de contenerse. ¡Si lo necesitamos, podemos hacer más pólvora de orina!

—¡Sí, pero intenta usar eso en un arma! ¡Terminarás volándote un dedo con tu propia orina!

Sus intentos de dispararle al robot gigante translucido no parecían ir muy bien.

Para evitar ser golpeado por un disparo perdido, Kamijou se aseguró de nunca estar directamente detrás de la máquina y se escondió detrás de un grueso tronco de árbol por el momento.

Index estaba de pie al lado de él, usando dos manos para asegurarse absolutamente que los estallidos no levantaran demasiado su capa.

—¿Qué es esa cosa? —pregunto el chico de pelos de punta.

—Nunca había visto ese diseño antes, pero ya que este mundo está basado en la mitología Nórdica y eso parece ser una clase de rencor o pensamientos malignos guardados en su pecho, diría que es un soldado de Niflheim. Eso lo haría el alma de los pecadores quienes obedecen a Hel, reina de ese mundo helado.

—Realmente no importa, —dijo Mikoto quien estaba escondida detrás de otro árbol cercano. —Me encargaré de él con esto.

Mikoto sostuvo una moneda de arcadia en su mano.

—Si vas a mantenerlo en su lugar, adelante, si no, agáchate y cubre tu cabeza. Cualquiera que sea el caso, necesitamos atraerlo a un costado.

Repentinamente, el robot translucido se volteó hacía ellos.

El rayo azulado disparado desde el pecho mandó a volar el tronco del árbol en el que Mikoto estaba escondida como si estuviera hecho de papel.

—¿Es en serio?

Kamijou abrió ampliamente sus ojos, pero algo no estaba bien.

Justo antes de que golpeara, Nanajou Kyouichirou tacleó a Mikoto quitándola del camino. Incontables virutas de madera afiladas se esparcieron a una aterradora velocidad y algunos de ellos se clavaron en la espalda de Nanajou, pero extrañamente, él no derramo una sola gota de sangre.

Mikoto lucía desconcertada.

—¿Q-qué?

—Oh, ¿esto? No te preocupes. Ya sea que un camión de diez toneladas pase encima de mí o una granada explota justo frente a mi cara, de alguna manera fallará tocar mis puntos vitales y sobreviviré. Así es cómo está hecho el mundo.

—¿Oh? Qué coincidencia.

El robot translucido comenzó a disparar su siguiente rayo azulado, pero Higashikawa Mamoru, supuestamente un estudiante de universidad, se puso de pie frente a él.

—Eso suena muy familiar. ¿Así que no soy el único que está por encima por alguna extraña razón u otra?

No era un asunto de lo que hizo.

Justo antes de que el rayo fuera disparado, el suelo debajo de los pies del robot se desmoronó debajo de enorme peso. Perdió su balance y el rayo salió volando en la dirección errónea.

Era como si todas las formas de coincidencia hubieran estado de su lado.

El rayo casi eliminaba a la Bunny Girl en su lugar, pero todo lo que hizo ella fue silbar alegremente desde la rama en la que estaba de pie.

—Eres tan hábil como siempre, Retador Siempre Victorioso. No es como si lo hubiéramos desarrollado para usarlo así.

El sonido de un látigo balanceándose provino de otro lugar.

Era Killer Queen. Esa chica era una “masa de muerte” que controlaba muertes aplastantes y giró su cuerpo como si encajará con el traje de bailarina que vestía. Sin embargo, ella no tenía un listo. En su lugar, cuerdas hechas de goma especial militar se intersectaron mientras se pegaban a las ramas y tronco del árbol y formaron una jaula mortal que produce una presión masiva. Esos lazos se envolvieron alrededor del cuerpo del robot gigante, extremidades y cuello antes de apretar con mucha fuerza.

Algo podía escucharse quebrándose dentro de la máquina, pero no terminó ahí.

El robot translucido jaló la goma reforzada —o más bien, los árboles pegados a ella — y continuó hacía adelante.

—¡Tch!

Aún en el suelo, Mikoto colocó la moneda de arcadia encima de su pulgar.

(¡Oh, en serio! ¡Esos soldados idiotas están en mi línea de fuego! ¡¡No puedo obtener un disparo limpio desde aquí!!)

Ella liberó ondas electromagnéticas para escanear los alrededores del terreno y condiciones. Ella estaba buscando por lo que pudiera usarse.

Lo que encontró fue a la Zashiki Warashi quien trató de escapar para estar a salvo.

—¡Por ahí! ¡¡*Bum*!!

Ella no dudo en lanzar la moneda a tres veces la velocidad del sonido. Azotó un viento tremendo, tiró los árboles y creó una línea recta de luz naranja.

La Zashiki Warashi lucía sorprendida, pero ya era demasiado tarde.

Con un increíble sonido de impacto, el Railgun golpeó a la Zashiki Warashi y rebotó en ella. La Youkai de cabello negro estaba ilesa y tenía los bastantes restos para sostener su traje de baño de bikini en su lugar.

Mientras tanto, el disparo se había doblado en un ángulo bastante agudo para con precisión disparar a la derecha a través del robot gigante translucido.

Una de sus piernas fue desgarrada de su base.

Colapsó y parecía haberse agachado, pero todavía no dejó de moverse.

—¡¡Maldición!!

Nanajou Kyouichirou y Higashikawa Mamoru se pusieron de pie frente a Mikoto y Kamijou Touma sostuvo su mano derecha hacía adelante.

Sin embargo…

Un momento después, un railgun diferente voló desde fuera del bosque y aniquiló toda una banda del bosque.

La destrucción estaba en la escala de la intensidad del aliento de un dragón. No sólo no había quedado nada, sino que una larga cantidad de bosque había sido eliminada como para construir la pista de un aeropuerto y el robot fue completamente aplastado que sería difícil localizar cualquier resto.

Más de diez personas habían sido esparcidas, pero el disparo se había deslizado hábilmente entre todos los aliados.

Kamijou cayó sobre su trasero y escuchó una voz familiar.

—¡Oigan!

Era el estudiante universitario Anzai Kyousuke.

Él debió haber creado banderas improvisadas con las ramas del árbol y pañuelos porque él estaba ondeando dos de ellas como una primitiva señal.

—Le pedí algo de ayuda a esa cosa Object. ¿Estuvo bien?

—Creo que necesitamos golpear a este tipo.

La voz baja de Heivia señaló la continuación de la batalla.

8

—Oh, en serio.

Misaka Mikoto comenzó a quejarse tan pronto regresaron a la deteriorada posada.

Ella, Index y Satsuki estaban reunidas en una de sus habitaciones.

Ella giró sus caderas de aquí para allá para revisar su espalda y era obvio lo que estaba tratando de hacer.

—Hay marcas por doquier. …No puedes hacer simplemente un peto con metal. Admitiré que fueron inútilmente inteligentes para poner tela dentro.

—Por como luce, los broches no van a romperse o algo así.

—Oh, ¿en serio? Gracias. ¿Pero no podemos hacer algo sobre estas ropas?

—Sólo espero que obtengamos buenas noticias de las dos que salieron.

Satsuki se dio la vuelta a la ventana cuya cortina estaba herméticamente cerrada.

Las chicas habían sido forzadas a usar esos trajes por una conspiración planeada por los chicos, pero las reacciones de las chicas cayeron en dos categorías: aquellas que estaban increíblemente avergonzadas y aquellas que no les importante en realidad.

La última categoría contenía a la Bunny Girl, cuyo traje no era tan diferente del que estaba usando antes, y la Zashiki Warashi, cuya expresión no había cambiado en lo más mínimo después del cambio de yukata roja por un traje de baño de hojas tropicales.

La Yuki Onna también caía en esa categoría, pero eso tenía más que ver con que no le interesaba nada en sus alrededores. Ella probablemente estaba en algún lado abrazando la forma congelada de Jinnai Shinobu.

Dentro de poco, llamaron a la puerta.

Mikoto giró la perilla y la antes mencionada Zashiki Warashi y la Bunny Girl entraron.

—No hubo suerte, —inmediatamente dijo la Bunny Girl sin parecer importarle. —No encontramos ninguna ropa a las que pudiéramos poner nuestras manos. El precio por supuesto es un problema, sino que también no tienen una infraestructura de producción en masa, por lo que todo es hecho a mano. Incluso si ordenamos algo ahora, tomará unas semanas antes de que estén listas.

—Y cuando las ropas de las personas se ponen viejas, parece que las arrancan y las cosen de nuevo. Sería muy parecido a la relación entre un kimono y una fábrica de kimonos. Si realmente quieren hacer ropas desde cero, necesitamos estar preparados para una carga muy grande.

En ese caso, parecía que podían ganar bastante para vivir con la habilidad que Quenser, Heivia y los otros chicos mostraron al hacer esas ropas con sólo basura que consiguieron de una caravana, pero también parecía improbable que pudieran poner esas habilidades a un uso que valiera la pena. Las habilidades podrían ser exactamente las mismas, pero un acosador grasiento no podía convertirse en un espía sexy que mantiene el mundo a salvo. Esos idiotas sólo podían pelear en un campo idiota.

—El mundo realmente funciona de una manera retorcida, ¿no es así?

—Sí, Touma frecuentemente pone mucho esfuerzo desperdiciado en las cosas.

La manera en que Index ni siquiera dudo sugería que ese chico con pelos de punta necesitaba entrar en la fase de resolver misterios para remover esas acusaciones injustas.

La Zashiki Warashi que lucía aburrida se apoyó contra la pared y habló.

—Tal vez tengamos suerte de que Shinobu no se involucró en eso. Usualmente no usa el alcance total de su diabólica inteligencia, pero si lo hiciera, sería lo bastante cruel para esconder una abertura en el centro de lo que luce como un bikini normal.

A pesar de eso, parecía que tendrían que continuar su gran aventura en los trajes que produjo esa broma.

—En serio, ¿creen que podríamos hacer mejores ropas si robamos las de ellos y las rompemos para tener material con qué hacer?

—Pero entonces luciríamos como un grupo de guerreras Amazonas gobernando sobre un montón de chicos desnudos. Siento que eso sería bastante vergonzoso.

9

—Eso es muy común. Si un alma muerta fue sellada dentro de una armadura de hielo, debe de ser la vanguardia de Hel, reina del inframundo.

Kamijou y los demás habían logrado de alguna manera ganar lo suficiente para la habitación y pensión. Mientras comían el desayuno a la mañana siguiente, Waltraute pasó a revisarlos y casualmente explicó con lo que se habían encontrado (mientras seguía luciendo impactada a la piel que las chicas estaban mostrando).

—La mitología Nórdica es toda sobre batallas, por lo que se cree que las almas de las personas hábiles se vuelven hábiles guerreros de los dioses. Similarmente, no es inusual para Hel intentar obtener almas hábiles para preparar su propio ejército.

Kamijou casi asintió, pero él no podía pasar por alto algo.

Partió un pedazo de un pan innecesariamente duro y preguntó sobre ello.

—Espera. ¿Qué quieres decir con “similarmente”? ¿No es esta Hel la única que hace esa clase de reclutamiento forzado?

Este espacio de fantasía no estaba envenenado por la tecnología y fábricas a gran escala, pero eso no significaba que las verduras y la comida eran todas tan deliciosas. Era demasiado irregular y el sabor estaba altamente sin refinar.

La Zashiki Warashi vivía en una Villa Intelectual donde los cultivos habían sido convertidos a productos extremadamente altos en calidad, por lo que ella lucía especialmente azul.

Naturalmente, Waltraute ignoró eso y continuó.

—Sería más preciso decir que Hel está copiando lo que originalmente era exclusivo de los dioses. Nuestro barbudo dios principal es especialmente repugnante. Él causa guerras en Midgard y proclama que es porque quiere almas hábiles.

—Debes estar bromeando. Las únicas personas a las que dejaría pelear por mí serían chicas en trajes de baño. Además, ya decidí que quiero morir encima de una mujer. No me voy a dejar matar para la conveniencia de un tipo barbudo.

La reina del inframundo sonaba aterradora, pero los dioses tampoco eran de confiar. Todo era muy salvaje para preguntarse uno a quién, los residentes de este mundo, se suponía que tenían que rezarle.

—Bueno, no me sorprendería si Hel tiene de objetivo las almas de extraños como ustedes, pero no estarán aquí por mucho tiempo. Si regresan a sus mundos originales tan pronto como sea posible, no quedarán atrapados en esa catástrofe.

—¿Encontraste una forma para que regresemos a casa? —preguntó Satsuki mientras clavaba su tenedor en lo que ella se debatía de llamarlo entre una ensalada y una pila de hierbas malas.

Waltraute colocó una mano en su cadera antes de contestar.

—Esta clase de artimaña siempre es el trabajo de Loki, pero parece que él se ha desaparecido. Por supuesto, huir es prueba de que está tramando algo. Debería ser capaz de encontrarlo en unos días y hacerlo añicos.

Como antes[3], ella intentó usar sus puños para conseguir información del sospechoso usual en vez de hacer una investigación real. La postura de los dioses era bastante simple.

La Zashiki Warashi suspiró cuando escuchó eso.

—¿Por lo que deberíamos asumir que estaremos atrapados aquí al menos unos cuantos días más?

—Jejeje. A mí no me importa. Siempre y cuando esté con él…

La Yuki Onna estaba en completo modo yandere mientras sonreía sombríamente metía filete de pescado en la superficie del hielo cerca de la boca de Jinnai Shinobu. Probablemente ella permanecería feliz incluso si toda la humanidad fuera destruida.

Mientras pretendía que no podía ver nada de eso, Mikoto mencionó otra preocupación.

—Por cierto, am, ¿dios? Realmente no lo entiendo, ¿pero deberíamos asumir que tu lado estaría teniéndonos de objetivo también ahora? Realmente preferiría no ser atacada por dos frentes a la vez.

—Oh, no necesitas preocuparse por eso, —respondió rápidamente Waltraute.

Index inclinó perpleja su cabeza y la doncella guerrera continuó.

—Bueno, ah, los “altos mandos” tienen sus propios problemas con los cuales lidiar.

10

—…

En el Valhalla, la sala de los dioses, alguien se sentó silenciosamente en el trono con un rostro completamente hinchado que uno solamente podía asumir que el barbudo dios principal había colocado un avispero sobre su cabeza como un disfraz.

11

Kamijou y los demás no necesitaban preocuparse por el dinero por un tiempo gracias al trabajo de búsqueda un día antes, por lo que realmente no tenían razón para salir hoy. Sin embargo, habían pagado descuidadamente por todo por adelantado, por lo que no tenían dinero de sobra para que las chicas compren ropas. La miserable mirada de Heivia de “¡¡justo como lo planeé!!” le hizo ganar una rostizada completa por el rayo de la armadura de bikini.

Únicamente tenían que estar acostados en sus habitaciones hasta que Waltraute encontrara una manera para regresarlos a casa (en una forma extremadamente violenta), pero eso naturalmente dejaba a una persona completamente por su cuenta.

Quenser miró preocupadamente hacía la entrada de la posada.

—Me pregunto si la princesa está molesta por eso.

—¡¡No ella!!

Alguien gritó en desesperación y pateó a Quenser hacía el suelo. Mientras el chico rodaba por la posada, “ella” puso un pie dentro de la porción restaurant/bar de la posada.

Era la bruja con traje de teatro de un día antes.

Ella onduló sus manos las cuales tenían una mezcla de piel blanca y azulada.

—¿¡Por qué!? ¿¡Por qué!? ¡Preparé muchas clases de trabajos para ustedes, ¿¡así que por qué siguen aquí!? ¿¡No usualmente investigan a fondo cualquier nueva característica que encuentran!?

—En realidad no estamos buscando por lujos, —dijo Kamijou quien estaba algo irritado con la falta de cultura nórdica de palillos de dientes. —Y además, ¿no eres tú Hel, la reina del infram-…

—¡¡*Toser*, *toser*!!

Ella trató de callarlo al toser, pero era demasiado tarde.

Kamijou era incapaz de contenerse.

—¡No hay forma que alguien pudiera ser engañado por eso! ¡¡Eres la única persona que fue introducida a la mitad!! ¡¡Y cuando sólo hay una sospechosa, la respuesta es obvia una vez que algo sucede!!

—¡¡N-no seas ridículo!! ¡Pasaron por incontables personas en la ciudad, hablaron con el tipo que maneja la posada, y alguien tenía que haberles pagado por lo que encontraron en el trabajo de ayer, ¿cierto?! ¡Ha habido cientos de personas, por lo que no sólo fui yo! ¡¡¡No pasen por alto a todos los que no sean una chica hermosa!!!

Index y la Zashiki Warashi intercambiaron una mirada despreocupada.

—Pero… Tú sabes, ¿cierto?

—Sí. Cuando alguien está en esa obstinada apariencia, no hay forma de que sean personas normales. Si una viuda sospechosa está sosteniendo una lista en una mano durante la tarde y dice es hora de salir, no pueden aceptar que ella simplemente va a una venta de tiempo limitado en el supermercado.

La bruja de traje de teatro quien era en realidad Hel, reina del inframundo, estaba completamente confundida.

Estaba tan angustiada que la mezcla de blanco y azulado debajo de su translucido vestido cambio su patrón y empezaba a lucir como un bronceado dejado por un traje de baño escolar.

—A-al menos notaron las pistas, ¿cierto? Notaron que la armadura del fantasma y mi vestido eran translucidos y helados, ¿cierto? ¿¡Y que eso apuntaba a Niflheim, el mundo helado de los muertos!?

La mujer con bronceado de traje de baño escolar gritó con los ojos inyectados de sangre.

—Y los trabajos originales que les di —cargar cadáveres, roer las raíces del árbol del mundo, etc. —incluían unos relacionados a Niflheim. Lo hice a propósito, por lo que lo notaron, ¿cierto? ¿¡Cierto!? ¡Revisaron todas esas pistas y llegaron a esa respuesta, ¿cierto?!

Hel estaba desesperada por algo de salvación mental, pero la Bunny Girl (cruelmente) respondió con una radiante sonrisa.

—Hm, no estoy segura. Realmente no entiendo todo, pero creo que Waltraute nos dijo de frente que era el trabajo de Hel, reina del inframundo.

—¡¡Ohhhhhhhhhh!! ¿¡Quieres decir que no fue la labor instantánea de un genio intelectual!? ¿¡Alguien simplemente se los dijoooooooooooooooo!?

Hel, reina del inframundo, cayó sobre sus manos y rodillas y comenzó a golpear el suelo. Parecía necesario llamarla por su título completo o las demás personas comenzarían a llamarla por el nombre completamente inconexo de “mujer en traje de baño escolar”. Así fue qué tanto había perdido su dignidad y majestuosidad.

Todavía en cuatro, la reina gritó.

—¡¡Pero!! ¡Ya que tomaron ese atajo, no tengo opción mas que ir al punto, extraños! ¡¡¡¡Sólo puedo llamarlo temerario para haberse rehusado a la oportunidad de subir de nivel lentamente!!

—Reina, ¿qué puedes hacer además de darnos trabajos para hacer?

La simple pregunta de Kamijou debió haber herido a Hel porque ella respondió con lágrimas en sus ojos.

Si insisten en saberlo, puedo convocar al Dragón Negro Níðhöggr.

Un viento explosivo apareció en frente.

La puerta del frente de la posada voló hacia adentro como un shuriken y todas las ventanas se quebraron. Todo esto fue causado por una intensa caída de flujo creada por algo masivo desacelerando al golpear el aire cerca del suelo. La capa desnuda de la monja voló peligrosamente alto y los broches en el traje de bailarina de Killer Queen salieron volando. Desde adentro, Kamijou y los demás no podían saber que sucedía, pero era obvio para cualquier afuera. Un dragón de doscientos metros había descendido en frente de la posada.

Lucía como si toda la entrada estuviera rellena por las fauces abiertas de Níðhöggr y Hel ondeó su mano para darle instrucciones mientras seguía en cuatro.

—¡¡Muajajajaja!! ¡Estoy segura que Waltraute o alguien más les contó que las almas de hábiles o raros humanos hacen una fuerza militar excelente, por lo que no hay necesidad de explicar! ¡¡Níðhöggr, aplasta sus caparazones de carne hasta que no quede nada!!

La reacción del dragón fue rápida.

Partículas negras se reunieron en sus fauces abiertas y una intensa presión se elevó. Cuando liberó todas, el ataque contendría el suficiente poder de fuego para rivalizar el Baby Magnum y estaba dirigido sin piedad hacía humanos de sangre y hueso.

—¡Ahora, es hora del emocionante clímax donde en un RPG comprando pedazos de DLC mostrarán una pantalla diciendo “Continuará en el Vol.XX”! ¡Cuando hagan esto en una película, asegúrense de que esta parte sea de una muy alta calidad! ¡¡Kabum!!

Hel parecía triunfar con emoción, pero ella había cometido unos cuantos errores.

Primero, la mano derecha de Kamijou Touma contenía el Imagine Breaker, por lo que él podía negar la mayoría de ataques mágicos al ponerla hacia adelante.

En segundo, la boca de Níðhöggr estaba posicionada en la entrada de la posada y ella estaba todavía sobre sus manos y rodillas entre Kamijou y la entrada.

En tercero, Níðhöggr le era obsesivamente obediente a ella, por lo que priorizo las ordenes de su ama a pesar de pensar que esa posición era peligrosa.

Esos tres puntos condujeron a una cierta conclusión.

—Ah.

El aliento negro acertadamente golpeó el arrodillado trasero de Hel y nada más.

Si alguien ondeará una cuchara de madera del tamaño de la columna de un humano hacía el trasero de alguien, podría haber hecho un sonido similar.

El Imagine Breaker negó el furioso torrente negro y Kamijou rápidamente hizo de lado su cabeza para evitar un cierto “proyectil”.

—¿¿¿¡¡¡Hbrrgbhealoghbrogbrogbrbfobfiwiefbjr!!!???

Alguien voló por el aire mientras parcialmente se agachaba y su cabeza se clavó en el muro opuesto.

Heivia reflexivamente se dio la vuelta para mirar y vio únicamente un trasero redondo y piernas saliendo del muro con una larga falta expandida alrededor de ellas como una flor gigante.

—Es un milagro hecho a mano, —dijo él.

12

Remover la rafflesia humana (que también era la reina del inframundo) del muro probó ser difícil. Ella debió quedar atrapada en algo porque ella no salía sin importar qué tan duro jalaran. Encima de eso, ella parecía avergonzada de tener su trasero saliendo en frente de ellos porque se abrazó con sus brazos para evitar que vieran su rostro. Mientras continuaban sus intentos de rescatarla, ella finalmente usó sus delgadas piernas para agarrar a Kamijou Touma como las pinzas de un cangrejo y trató de llevarlo hacía el otro lado del muro.

Anzai Kyousuke lo resumió todo con un solo grito.

—¡¡Eso es simplemente aterrador!! ¡Es como planta carnívora tropical!

—Esto sólo muestra qué tanto quiera “almas de alta calidad”. En serio, ¿por qué los dioses siempre son Absurdos?

A pesar de todo, Hel estaba superada en número, por lo que ellos agarraron sus piernas y jalaron como un juego de la cuerda y al final salió del muro como un nabo gigante en un libro de dibujos para niños.

La repentina liberación hizo caer todos al piso y la felicidad lleno la cara de Heivia mientras la armadura de bikini y la Bunny Girl yacían en una pila sin división entre géneros. Pero con una inspección más de cerca mostraba que su compañero usual estaba encima de él, por lo que fue forzado a atacar medio seriamente al otro chico.

La Zashiki Warashi en traje de baño de hojas tropicales fue la primera en salirse arrastrando de la pila de personas.

—Así que, ¿qué planeas hacer ahora, reina del inframundo que es más aterradora que sexy y ha mostrado esa perturbadora pinza de cangrejo al mundo?

—¡¡Muajaja!!

Hel se puso de pie y rio fuertemente (y sin sentido). Probablemente se estaba desesperando.

—¡¡Verdaderos extraños visitándonos desde fuera de los nueve mundos soportados por Yggdrasil son raros en verdad, por lo que la encantadora reina del inframundo va por supuesto a tomar todas esas almas para ella misma!! Sería difícil encontrar una razón para dejarlos ir. Esto es como toparse con una caja de duraluminio llena de dinero en el bosque. ¿Qué? ¿Llevarlo a la policía? Sí, sí. ¡¡Gracias por la respuesta que hay en los libros de texto!!

Ella se sentó en una silla al azar y (todavía sin sentido) cruzó sus piernas. Ella parecía querer mentalmente colocarse por encima de ellos para aplastar la vergüenza en su corazón.

Pero Kamijou y los demás no le siguieron el juego.

Index frotó un dedo contra su sien y habló.

—Hmm… Las costumbres culturales de aquí son completamente diferentes a la de nosotros, por lo que tal vez no seamos capaces de entendernos así. Creo que necesitamos llegar a un mejor entendimiento mutuo primero.

—¿Qué? —preguntó Heivia. —Estás confundiéndome más que ella. ¿Exactamente que sugieres que hagamos?

La Bunny Girl sonrió amargamente y dijo un comentario por su cuenta.

—Seguramente no estás sugiriendo que leamos un libro de leyes grueso.

—Ahora que lo mencionas, es algo asombroso que las leyes de Japón están reunidas en un solo libro pero nadie realmente sabe los detalles.

Kamijou no sonaba interesado en esto, pero la Zashiki Warashi los dirigió en otra dirección.

—Moral, ética y modelos a seguir. Todos los mundos y cada era tiene libros de “instalación” con todo eso bastante simplificado para que un niño lo entienda.

—¿Qué clase de lavado de cerebro son esos libros?

—Cuentos de hadas, libros de imágenes e historias viejas. Todos son hechos para enseñar lecciones a los niños, ¿sabían?

Cuando escucharon esas palabras de una Youkai de siglos de edad, Kamijou y Mikoto intercambiaron una mirada.

Parecía la pena intentar.

Las personas frecuentemente hablaban de vivir en una sociedad tolerante, pero las discusiones y negociaciones funcionaban mejor cuando ambos lados tenían el conjunto equivalente de valores. Por supuesto, la mayoría de las personas trataban de cambiar a la otra persona en lugar de tratar de entenderla.

Kamijou se decidió.

—¡Señora Hel!

—¡Soy una joven soltera! ¿¡Luzco como una anciana para ti!? ¿¡Y qué quieres!?

—Eres como un jefe oculto en un RPG, así que, ¿cómo se supone que sepa qué edad tienes? Y más importante aún…

—¡No esquives el asunto así! ¿¡Pero qué quieres!?

—¿Alguna vez has escuchado la historia de Momotarou?

En realidad, Kamijou no recordaba todos los detalles de Momotarou, pero recordaba lo suficiente: un súper humano salió arrastrándose de un durazno, domó tres bestias, atacó una isla de un oni y se hizo con todas sus riquezas.

Él estaba seguro que era una historia más larga que esa ya que era dicha en un libro de imágenes y pergaminos, pero cuando explicó los puntos principales, tomó menos de diez minutos.

Sin embargo…

—*Sollozo*, *sollozo*. Ese Momotarou fue un tipo asombroso. Fue realmente un héroe por conquistar el mundo exterior y creó su propio reino. ¡Eso es a lo que se llama un verdadero hombre! ¡¡Waaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

—¿¡Ehh!? ¿Estás llorando? ¡Nunca había visto a alguien llorar por Momotarou antes!

Mikoto gritó en sorpresa, pero Nanajou Kyouichirou no sonaba encantado.

—Am, ah. Creo que esa es realmente una discrepancia en nuestra interpretación y escuché una palabra peligrosa mezclada ahí. Momotarou no es una historia de guerra y conquista.

Quenser y Heivia eran los más desconcertados de todos.

—(Ahora estoy asustado. ¿Qué le pasa a esa Nación Isla? ¿¡Crían a sus hijos con esa clase de historia!? ¡¡Si van a exterminar una isla de gigantes come hombres como un final feliz, puedo ver por qué producen soldados tan aterradores!!)

—(Necesitamos re-pensar las cosas. ¡Son conocidos como una nación de tecnología, pero parece que también están concentrados en la clase de educación de combate necesitada para reproducir un espíritu de lucha!)

La Zashiki Warashi, quien sugirió la idea, y la Yuki Onna, quien seguí abrazando a la forma congelada de Jinnai Shinobu, se estremecieron como si hubieran recordado brevemente la realidad.

—Desde “nuestro” punto de vista, esa ciertamente no es una historia que quisiéramos que escucharan los niños. Y sigue siendo un misterio qué fue exactamente Momotarou.

—Él fue una horrible mutación. Con toda seriedad, “nosotros” podríamos ser eliminados si cinco de ellos aparecieran en el mundo.

Sin embargo, parecía haber sido más efectivo de lo que pensaron.

Hel agarró a Kamijou por el cuello y lo sacudió de aquí para allá mientras le gritaba.

—¿¡Tienes más!? ¡Pensé que sus ropas eran extrañas, pero si hubiera sabido que eran un grupo de juglares, les habría dado una bienvenida más cálida! ¡¡Como sea, cuéntame más sobre tu mundo!!

—¡E-espera! ¿¡Mi cuello!? ¡Voy a morir!

Ya fuera que quisiera o no, Kamijou estaba a punto de ser llevado al inframundo, pero fue liberado en el último segundo.

Después de recuperarse del Estado de Efecto: Confusión, él tosió y trató de continuar hablando.

 

—La Princesa Kaguya trata de…

—¿Qué? ¡¡A quién le importa si tienen que irse!! ¡¡Apuesto que el anciano y la mujer querían ir contigo, así que deberías simplemente haberte casado, Princesa Kaguyaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

—Urashima Tarou trata de…

—¡¡Ohhhhhhh!! ¡Después de todo eso, ¿es una historia de amor trágico?! ¡¡Y cuando Otohime va al ataque así, necesitamos aceptar su oferta, Urashima Tarou!! ¿Por qué querrías dirigirte a la superficie entonces? ¿Qué eres? ¿¡Un denso protagonista!?

Había algunas discrepancias definitivas en la interpretación aquí y allá, pero Hel ya no parecía imposible de entender. Parecía que gradualmente la estaban viendo donde yacían las fibras de su corazón.

Parecía gustarle cuando un protagonista peleaba y ganaba.

Parecía hallar triste cuando las personas eran forzadas a separarse.

Parecía querer un romance que era cumplido al final.

A pesar de su aterrador título, parecía tener las mismas emociones que un ser humano normal.

A este punto, Quenser y Heivia comenzaron a susurrarse entre sí nuevamente.

—(Si esto es suficiente para hacerla llorar, ¿qué pasaría si le contáramos una historia de Shakespeare?)

—(Espera, espera. Eso requeriría mucho conocimiento de fondo, por lo que podría confundirse. ¿Qué tal el Perro de Flanders No estoy muy seguro qué se supone que aprendan los niños con ella, pero la historia no tiene más desesperación.)

—Oigan, ustedes dos. Veo esas miradas en sus rostros, así que no empiecen a jugar cuando estamos a punto de solucionarlo.

Mikoto le puso un alto a los planes de esos chicos, pero su meta era evitar que Hel actuara violentamente y un cuento de hadas relacionado a la vida y la muerte podría ser una mala idea.

—Oye, oye, —habló Mikoto. —¿Has escuchado de La Pequeña Cerillera?

—¿¡Y dices que la mirada en nuestros rostros era mala!? ¡¡Diría que una chica que se congela hasta la muerte es mucho más pesada de lo que estábamos pensando!!

Hel estaba enganchada entre lágrimas a Momotarou y la Princesa Kaguya, así que, ¿qué pasaría con La Pequeña Cerillera la cual no tenía una inversión gracias a un súper héroe o mágica?

El grupo observó con mitad de interés y mitad de miedo.

 

—¿Qué? Ella no trabajó lo suficientemente duro para sobrevivir, por lo que por supuesto murió.

Un aura de confusión llenó cada extremo de la posada.

Las lágrimas y mocos cubriendo el rostro de Hel se desvanecieron casi inmediatamente.

—¡¡Espera, espera, espera!! —Kamijou intervino para checar algo. —Eso fue… ¿cómo debería ponerlo? ¿No lo entiendes? Es una tragedia estereotipada y les enseña a las personas tratar de estirar la mano y ayudar a alguien que ven en problemas para que así no mueran como lo hizo la pequeña cerillera.

—¿De qué estás hablando? Ella sólo murió como una vendedora de cerillos porque sólo se sentó ahí y continuó vendiendo cerillos. No sólo no trabajó para salir de su predicamento, ¿sino que se suponía que tenía que pasar a la fuerza ese esfuerzo a alguien más? Eso no enseña a apoyarse uno a otro; es de un lado aprendiéndolo y del otro aplastándolo.

Parecían haber encontrado la raíz de las discrepancias, por lo que Kamijou pensó por un momento y presentó una prueba de fuego diferente.

—Parece que no te gustó ese, así que vamos a hablar de algo más.

—¡Oh, eso suena genial! ¡¡Quiero escuchar sobre matanza de dragones!! ¡¡O tal vez sobre una intensa pelea entre hombres musculosos!!

—Lo siento, pero no hay dragones u hombres musculosos aquí. Se llama La Sirenita.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

—¿Qué? ¿Dejó que otra mujer robara el amor de su vida y después fue a morirse por su cuenta? Tienes que estar bromeándome.

Kamijou, Quenser y los demás supieron que lo habían descubierto, pero Hel no notó la discrepancia y continuó hablando.

—Quiero decir, el amor es el más básico de los conflictos. ¡Si te enamoras de un chico, tienes que masacrar a la competencia y tomarlo sólo para ti! ¿No puedes hablar? ¿Tienes piernas de pez? ¡¡A quién le importa!! ¡Si amas al príncipe, entonces tómalo por cualquier medio necesario! ¿¡Sólo eso valió tu amor, Sirenita!? ¡¡Hmph!!

—Mucho comienza a tener sentido, —dijo Killer Queen mientras elegía sus palabras cuidadosamente.

La reina del inframundo no embellecía la muerte humana sin importa que forma tomara.

Especialmente odiaba a cualquiera que evitara los conflictos y eligieron morir por su cuenta.

Eso la evitaba de aceptar una historia que terminara en tragedia. Furiosamente proclamaría que el protagonista debería haber matado uno de los otros personajes para ganar un final feliz.

Tenía sentido a primera vista, pero algo sobre su razonamiento estaba retorcido. Eso podría provenir por cómo menospreciaba a la muerte como los perdedores. No había una categoría especial victimismo o auto sacrificio y arrojaba toda la muerte debajo de la categoría de “perdedor”.

¿Pero era este pensamiento único para Hel?

¿O era compartido por todas las personas en este mundo Nórdico?

—Además, es malo decir que la vida después de la muerte está llena de dolor y penurias. —Hel sonaba completamente irritada. —Incluso Niflheim tiene el palacio de hielo Éljúðnir. Esa es mi casa, por cierto. Cualquier alma útil es invitada a ese vestíbulo y a ser recibidos como huéspedes. El Dios de Luz Baldr probablemente está paseándose por ahí y se les dará un cuarto de huéspedes dependiendo de su habilidad una vez que sean arrastrados ahí. Los humanos en Niflheim no están sometidos a eterno sufrimiento porque soy cruel. Ese espectáculo de crueldad solo sucede porque todos los pecadores que terminan ahí son demasiado inútiles para ser mis huéspedes. —suspiró Hel. —Y no se puede evitar ya que sólo consigo restos después de que Odín toma todas las almas decentes.

—¿Los pecadores no pueden ser tus huéspedes? ¿Y a qué te refieres con inútiles?

Kamijou sonaba escéptico y Hel ondeó una mano frente a su rostro.

—Inútiles a lo que se refiere al Ragnarök. No sé qué base usan para dividir al cielo del inframundo, pero esas son las reglas aquí. Los poderosos y valientes guerreros que mueren en el resplandor de la gloria o las brujas apoyadas por la magia se consideran “útiles” y ese idiota de Odín las recluta y las lleva al cielo. Eso me deja con almas de los enfermos, los ancianos y todos los demás que mueren sin pelear. No hay simplemente forma de que pueda ganar el Ragnarök con un grupo así, —se quejó. —Como sea, Odín quien se ha convertido en algo así como un jugador obsesivo no ha pagado por ustedes, por lo que pueden ver por qué alguien como yo realmente quisiera tenerlos como parte de mi ejército. Por supuesto, digo ejército, pero una batalla de los dioses se reduce al resplandor de las almas individuales y a un solo héroe o dios de la guerra puede fácilmente influenciar toda la batalla. Tal vez pueden pensar en ello como la flota de la alianza galáctica robando una docena de los nuevos ases peleadores enemigos.

A pesar de su explicación, algo no parecía bien para Kamijou y los demás.

De hecho, sólo los llenó con más preguntas.

Kamijou preguntó sobre un asunto fundamental.

—Espera. Espera sólo un segundo. Proclamas ser Hel, la reina del inframundo, por lo que eso quiere decir que eres muy parecida a Satán, rey de los demonios, o Enma, señor del infierno, ¿cierto? Perdón por sólo saber estas cosas por RPGs.

—Bueno…Ya que suena mejor, recomendaría llamarme por la que gobierna sobre el mal más que por la reencarnación del mal. Pero como sea, no está mal verme como la reina que gobierna sobre las profundidades de la tierra donde las almas de los pecadores llegan.

—Ahí, eso es. Llámalo infierno o inframundo, pero dices que ahí es donde van los pecadores, ¿cierto?

—Generalmente, sí. Pero algunas veces, cuando el espíritu de una médium se vuelve muy poderoso, su alma terminará viviendo ahí. Supuestamente traen el desorden a la sociedad Nórdica patriarcal.

—Entonces, ¿por qué hay toda clase de almas de enfermos y ancianos ahí?

Su imagen del inframundo no encajaba.

Él no podía entender por qué las profundidades de la tierra contendrían a un niño quien dio lo mejor de sí para vivir pero no pudo poner un pie fuera de su cama o de un anciano quien ha trabajado duro y salvado toda clase de personas.

Si el inframundo era lo que Kamijou, Quenser y los demás imaginaban, esas personas estarían sufriendo ahí sin importar qué.

Si esas personas terminaron siendo las víctimas de los pecadores, era irrazonable, pero todavía podían imaginarlo.

Pero si esas personas se consideraban pecadores así mismas y eran tratados como los perpetradores, era demasiado irrazonable para siquiera imaginarlo.

—¿Eh? Pero…

Sin embargo, Hel lucía completamente confundida.

Ella lucía como alguien a quien le hubieran dicho, con toda seriedad, que no tenía sentido que el sol no callera desde el cielo.

Sin un segundo de retraso, ella respondió.

La sociedad nunca perdonará el gran crimen de vivir una vida entera sin matar una sola persona.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Cayó el silencio.

Esto era de esperarse de los supuestamente chicos “normales” de preparatoria Kamijou Touma y Nanajou Kyouichirou, pero incluía incluso a Killer Queen quien peleaba con asesinos para vivir, la Bunny Girl quien había hecho a un lado su moralidad por la paz del mundo, la Zashiki Warashi quien veía a la sociedad humana desde el exterior, y Quenser y Heivia quienes libraban una guerra todo el año. Todos ellos olvidaron completamente respirar o pensar por un momento.

Únicamente Hel habló tranquilamente como si hubiera gobernado de detener el tiempo.

—¿Hm? ¿Hubo algo malo en lo que dije? Si mueres sin tomar parte en las guerras humanos… No, no, si mueres sin tomar parte en la práctica preliminar para la guerra de los dioses… No, no, no… Bueno, como sea. Todo el que no pueda ayudar a matar es enviado directo al inframundo.

Si ella había dicho esas palabras con gran malicia, podrían ser capaces de aceptarlo incluso si no lo entendían.

Eso significaría que Hel era el resultado final de tragarse la tragedia humana y mala suerte y ella distorsionó los caminos de los humanos que trataron de vivir una vida apropiada a pesar de todo eso, sería normal no entender eso.

Pero ese no era el caso aquí.

La expresión y tono de Hel no eran diferentes de alguien hablando con el compañero del escritorio de al lado.

Y esas reglas no sólo aplicaban a los residentes del inframundo. Aplicaba en todos los humanos y dioses en este mundo.

Ella no había creado ese sistema irrazonable por su cuenta.

Era simplemente cómo funcionaba el mundo incluso a pesar de que aquellos llamados a sí mismos dioses no lo cuestionaban.

—Bueno, para ponerlo de forma sencilla, eres enviado al cielo o al inframundo basado en tu categoría. Mientras más fuerte seas, más personas hayas derrotado y más hayas matado, más arriba de la lista estarás. Sólo las personas en el extremo superior de la lista consiguen ir a Asgard y todos los demás son enviados al inframundo. Es obvio lo que les pasa a los enfermos y los ancianos que no pudieron subir su puntaje, ¿no? Si no matas a muchas personas, no obtienes una vida feliz en el cielo. En serio, qué sistema tan problemático.

—¿Q-qué…demonios? —gruño Heivia.

Incluso un soldado cubierto en armas de fuego fue casi tragado por esto.

—Sé que soy la última persona para contra decir esto. Realmente lo sé. Pero esto está retorcido. ¿No es exactamente lo opuesto? ¿¡No la vida después de la muerte usualmente funciona para salvar a las personas que fueron asesinadas en vez de las que hicieron el asesinato!?

—Dile eso al dios barbudo quien hizo las reglas. Él está aterrorizado por la profecía, por lo que él se ha puesto en el camino desde que descubrió que sería comido por Fenrir durante el Ragnarök. Para él, “buenas” personas son héroes que pueden matar muchas personas y “malas” personas que son pacifistas y no pueden hacerlo.

—¿No crees que está mal estar de acuerdo con eso? —dijo Misaka Mikoto aturdida. —Quiero decir, ¿qué es este Ragnarök de cualquier manera? ¿Por qué están peleando? No es para ganar. Eso es sólo los medios. ¿¡Qué están tratando de ganar al pelear y derrotar personas!? ¿Es para proteger? ¡Sí es así, entonces este inframundo o lo que sea está lanzando los que necesitan protección a jaulas y haciéndolos sufrir! ¡¡Eso está simplemente mal!!

—¿Eh? ¿Pelear para proteger? ¿Qué es eso?

La chica había dado todo lo que podía en su grito, pero fue negado todo fácilmente por confusión.

—Ya sea que ganemos o perdamos el Ragnarök y cualquiera que sea el ejército que sobresalga, el mundo todavía será destruido. Así es cómo está establecido. Ese idiota de Odín no quiere ser el protector o el salvador del mundo. Simplemente no quiere ser comido, por lo que está usando al mundo entero para asegurarse de él únicamente pueda sobrevivir al Ragnarök. Eso es todo.

—¿Qué…?

—La profecía dice que nosotros, los dioses, y los humanos seremos asesinados durante el Ragnarök. Sin embargo, el Dios de Luz Baldr y su hermano Höðr serán resucitados de los escombros y crearan un nuevo mundo y una nueva humanidad desde cero. Por lo que hasta el mero, mero final los dioses cubrirán la totalidad del nuevo mundo. Es por eso que ganar la guerra es considerado el verdadero significado del Ragnarök.

Hel ondeó su dedo índice mientras seguía sentada.

—Por lo que aquellos que son dejados atrás quieren cambiar ese final. Sólo uno o dos tienen que aparecer al final, pero si uno de ellos es alguien del inframundo, podemos cubrir la totalidad del nuevo mundo. En un nuevo mundo sin dioses egoístas, podemos crear nuestro paraíso sin que nadie se ponga en nuestro camino.

Los dioses y sus enemigos nunca pensaron sobre proteger al mundo o conquistar el mundo.

Todo estuvo establecido para ser destruido. Sería una gran catástrofe que calcularon que ganarían después de que todo estuviera destruido.

En ese caso, ¿qué quedaba para los humanos en este mundo que quedarían atrapados en medio?

No tenían el poder de superar una catástrofe que podía destruir un planeta entero y no podían rezarle a los dioses porque estos dioses querían ver la destrucción del mundo. Sin embargo no podían empezar a alabar a los enemigos de los dioses en su lugar porque esos enemigos también deseaban por la destrucción del mundo.

No había descanso para las personas de este mundo. Todo era una gigante cascara de huevo.

El mundo estaba destinado a ser destruido desde a dentro para que algo pudiera salir arrastrándose.

Era un paraíso calentado por una gallina y criado para conocer su perdición.

—Eso está simplemente mal, —dijo Kamijou.

—¿Hm?

Hel lentamente volteó su cabeza y el chico de pelos de punta continuó.

—Si realmente hay dioses, el mundo probablemente está hecho a su conveniencia. Y si las personas se aparecen y proclaman ser enemigos de los dioses, esa misma idea probablemente está bajo el control de los dioses.

Pero…

—Si los enemigos usan esa idea para pelear con los dioses y ganar, ¿qué queda para ellos?

Sin embargo…

—Ya que los dioses ganen o sus enemigos ganen, nada cambiara. Incluso si creas un paraíso sin oposición, ese paraíso es solamente para ti quien no tuvo problema en hacer que los enfermos y los ancianos sufran. ¿Qué diferencia tiene del paraíso creado por un dios obsesionado con el combate? Así que, ¿realmente por qué estás peleando? Si el siguiente mundo es el mismo sin importar quien gane o pierda, entonces todo se trata de los dioses desde al principio al fin.

—Es verdad, —respondió Hel sonando todavía despreocupada. —Pero los ganadores obtienen el derecho de elegir cómo funcionará el mundo. Las únicas personas en las dos grandes cimas de los nueve mundos piensan así. Podría ser un problema para todos los demás estar de acuerdo con eso, pero puedes esperar que las personas te odien cuando eres la reina del inframundo. Diría que el arrogante dios barbudo quien es adorado a pesar de esparcir miedo y masacres es mucho más malvado.

No había forma de detenerlo.

Kamijou y los demás se irían de ahí después de una estancia corta. Después de eso, las personas de este mundo obedecerían sus reglas y el caparazón de este mundo sería destruido.

Como un mal sueño, pronto ellos serían sacados de él.

O…

—¿Entonces qué se supone que hagan las personas que viven aquí?

—Eso es simple. —Hel sonrió. —Ya sea dejarse matar o matar a aquellos en la cima.

13

Hel, la reina del inframundo, dejó la posada.

Ella podía haberse ido después de otro cuento, pero decidió dejarlo por el día de hoy ya que el Dragón Negro Níðhöggr estaba meneando su cola como si estuviera diciendo, “¿Puedo comérmelos? ¡¡Comámoslos, jefa!!” Incluso la verdadera reina de Niflheim no sería capaz de soportar convertirse en una rafflesia en el muro dos veces en un día. La única persona quien podría soportar eso sería el Dios de la Luz Baldr cuyo cuerpo invencible podía desviar cualquier ataque. (E Index y Mikoto necesitan realizar algo de mantenimiento en sus ropas antes de que fueran completamente destruidas.)

La vista de una reina de hielo sentándose en un guiverno negro era exactamente la clase de cosas que un adolescente podría dibujar, por lo que imágenes en el corazón humano podrían no haber cambiado mucho desde los días de los mitos.

Sin embargo, las voces alcanzaron a esa reina justo cuando estaba a punto de volar.

—¿¡Ehhh!? ¡Pero los sándwiches de salmón definitivamente serían los mejores!

—No seas ridículo. Las albóndigas son las campeonas indisputables.

Ella se dio vuelta hacía las voces peleando y vio a un niño pequeño colgado en la cintura de Waltraute y argumentando con un gigante de cuatro metros.

Ese gigante era Surt quien se suponía que dirigía el gran ejército que destruiría el mundo junto con Hel.

—¿¡Qué estás haciendo en Midgard!?

—Podría preguntarte lo mismo.

—¿¡Y dónde está tu espada de fuego!?

—Oh, tiré eso debido a ciertas circunstancias.

Hel se sintió débil cuando escuchó que el gigante despreocupadamente negó la verdadera razón para su existencia.

El niño de pie entre el Rey Demonio Surt y Hel, reina del inframundo, (una posición desesperada en un nivel mitológico) no parecía sentir ningún peligro alguno.

—Estamos hablando sobre cuál es la mejor comida para acompañar con arroz. ¡Hel, piensas también que son los sándwiches de salmón, ¿cierto?!

—Admitiré que el salmón es delicioso, pero en realidad no va con arroz cuando los haces sándwiches, ¿o sí? Pequeñas albóndigas son las mejores y no puedes convencerme de lo contrario. ¡Pero tienen que ser pequeñas! ¡Cuando están hechas para caber dentro de una caja de almuerzo, se sienten muy lujosas, ¿no es así?!

—Los sándwiches de salmón pueden ir con arroz.

—Nh. ¡No me digas que estás como esos fundamentalistas de takoyaki!

Hel había estado inicialmente demasiado impactada para decir algo, pero algo sobre ello la había irritado por alguna razón.

Específicamente, ¿por qué no habían mencionado la verdadera mejor opción?

—¡Esperen! ¿¡No es aquí cuando se supone que vayan con papas fritas!? ¡¡Pueden comerlas tal cual, pueden compartirlas con sus amigos y pueden cambiarlos por algo más, por lo que no hay por qué quejarse!! Las papas fritas son las mejores cuando sales. ¡Es tan simple, así que, ¿por qué no lo entienden?!

Hel repentinamente ventiló sus frustraciones, pero…

—¿Ehhh?

—¿Papas fritas? ¿Es en serio?

Hel se enfureció con las reacciones de bajo perfil del chico y del gigante.

—¿¡Qué!? ¿¡No se supone que deberían estar temblando de miedo por mi asombrosa elección!?

—Am, Hel. Claramente no entiendes cómo funcionan las cajas de almuerzo. Las papas fritas son buenas cuando acaban de ser cocinadas, ¿pero qué pasa cuando las dejas por un tiempo en la caja de almuerzo? Todo lo bueno de ellas se desvanece.

—Con las croquetas es lo mismo. No saben bien cuando ya no son crujientes. Estamos hablando de cajas de almuerzo.

—¿Eh? E-eso no es verdad. ¡No es la culpa de las papas fritas! Es porque las ponen en la misma caja que cosas húmedas como… ¡¡Sí, como pescado y albóndigas! ¡No perderían su frescura si no las atrapan dentro de toda esa humedad! ¡¡Si no usan mucho aceite y dividen los contenidos del almuerzo, estarán muy bien!!

—No puedes deshacerte del salmón por unas papas.

—Quitar las albóndigas es una blasfemia en contra del mundo en sí.

Los labios de Hel comenzaron a temblar.

—¡¡Simplemente no entiendeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen!!

Níðhöggr agitó sus alas y Hel se fue volando velozmente.

El chico se despidió debajo ondeando su mano.

—Oh, ¿ya te vas? ¡Bye bye, Hel!

—¡¡Nunca regresaré!! ¡¡Nunca más!! ¡¡Estúpidos, estúpidos!!

El impacto de que rechazaran sus papas fritas dejó a Hel en lágrimas mientras volaba por Midgard con Níðhöggr. La reina pronto regresó a Niflheim, esa blanca y sin esperanza tierra al final de los nueve mundos donde la luz del sol nunca llega.

Estaba completamente cubierto en hielo y nieve.

No importa qué tanto cavara uno, nunca encontrarían algo de agua o comida. Sólo podían experimentar el dolor de la vida después de la muerte mientras el frio viento hacía pedazos su suave piel.

Y nada de esto era una penitencia por algo que hubieran hecho. No importa qué tanto trabajo completaran, sus almas nunca serían limpiadas.

El sistema simplemente decía que cualquiera que terminara ahí sufriría por la eternidad.

El perro guardián del tamaño de camión Garm salió para recibir a Hel.

—Oh, perdona por hacerte esperar, Garm. Hiciste bien cuidando el lugar mientras estaba fuera.

Ella levantó una mano y Garm bajó su gigante cabeza para que ella pudiera acariciarlo.

—Buen chico.

Mientras domaba al perro guardián, ella miró a un costado.

Más allá de la pantalla blanca de viento soplando, humanos con trozos de tela alrededor de ellos estaban caminando en línea a través de la nieve. Sus brazos y piernas estaban atadas por cadenas que las unían a la persona en frente y a la de atrás.

Sus edades y sexos estaban completamente mezclados, pero si estaban aquí en Niflheim, tenían un solo punto en común.

No cometieron ninguna clase de crimen o pecado.

Odín, el dios principal que gobernaba el mundo, simplemente los consideró innecesarios y les cerró las puertas a Asgard.

Eso fue todo lo que costó para que fueran enviados a Niflheim, donde serían torturados por siempre sin ninguna oportunidad de salvación.

—Más de ellos se aparecieron de nuevo. Parece que algunos murieron de hambre además de enfermedad y por ancianos.

Mientras Hel decía eso, Níðhöggr frotó su gigante cabeza contra ella como si dijera “¡¡Eso no importa, así que acaríciame a mí también!! ¡¡Recompénsame por aguantar este frio!!” dentro de poco, una pelea se desató con Garm para ver quién conseguí su atención.

Mientras acariciaba la cabeza de los dos con una sonrisa amarga, ella sintió una sensación de picazón en el fondo de su mente.

Era como una pequeña espina, por lo que ella apenas si lo había notado.

No era nada mas que una pequeña historia de esos extraños.

—…

Pero esa espina estaba definitivamente ahí.

Ella no estaba al tanto de que esa palpitación permanecería incluso después de superar el dolor en su corazón.

O que esa pequeña espina…no, ese pequeño pesar era lo bastante poderoso para estar a punto de tapar algunos engranajes verdaderamente enormes.

Dentro de poco, el mundo cambiaría.

 

 

1. No tiene traducción directa, pero pueden buscarlo, se refiere a un chiste de escupir en cuanto se bebe, la forma en cómo está el texto no me permitió “acoplarlo”.
2. Aka. Japón.
3. Obviamente, no lo marcan, pero se refieren a la novela de Waltraute cuando con sus puños amenaza a Odín. Dato para que les interese leerla 🙂

Anuncios
  1. Gracias por la novela, me encanta mucho y no por ser crossover si no por que se desarrolla en el universo de walltraute!!!!!

  1. Pingback: Kazuma’s Crossover cap 2 | Aster von Einzbern

  2. Pingback: Light Novel Crossover de Kazuma Kamachi Capítulo 2 | Project High Fox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: