Capítulo 3

—¡Llegas tarde, guerrero de peso ligero!

—¿Ah?

Cuando Touya levantó su cabeza, él encontró la mirada de Homura, quien lo estaba viendo desde arriba.

En las escaleras por arriba de él, Homura estaba viéndolo mientras apoyaba sus dos brazos contra el pasamano.

—¿Te has rendido después de sólo eso?

—…¿Ah? ¿Te refieres a la invitación a unirte al club?

Era la primera vez en cuatro días, incluyendo el fin de semana, que Homura se había encontrado con Touya.

—Así es. ¿Vas a rendirte tan fácilmente? ¿No me quieres? Mi puntuación de aptitud fue [80-B]. ¿No quieres a esta candidata investigadora súper prometedora?

—Puedo verte tus bragas, ¿sabes?

—¿Q-qué color son entonces?

—¿Eres una idiota?

Touya calmadamente subió las escaleras a su propio ritmo, un paso a la vez.

Sonrojada, Homura rápidamente bajó las escaleras para verlo a nivel de ojo.

Touya habló con Homura con una expresión seria.

—No me he rendido.

Él rascó su cabeza.

—Pero cualquiera estaría impactado después de que le dijeran eso. Sólo pensé… que necesitabas algo de tiempo para poner en orden tus sentimientos.

Que le mostrara tal consideración este chico patán fue un gran impacto para Homura.

La furia que se había agitado en el pecho de Homura sin ningún tipo de salida mientras se agonizaba los últimos días se había calmado un poco.

—G-gracias por eso. Pero me he decidido.

—¿Decidido qué…?

Sonriendo, Homura tocó el pecho de Touya con su puño apretado.

—¿Pero no te estás adelantando, Hinooka? ¿No recuerdas cuál fue una de las “condiciones” de Mori-chan?

—Sí. Ven conmigo por un momento.

Homura jaló la manga de Touya mientras corría de nuevo.

Los dos se dirigieron al corredor con un largo tablero de anuncios, en el cual la presidenta del consejo estudiantil y su contador habían colgado posters.

El festival Shinryoku incluía diez grandes eventos que estaban enlistados de lado a lado en el tablero, con nuevos estudiantes enfrente de ellos.

Mucha multitud se había reunido en frente del tablero.

Los estudiantes de primer año estaban apretados en frente de los posters que les interesaba y estaban cuidadosamente escrudiñando los contenidos de los eventos.

Cuando Homura repentinamente apareció entre ellos, ella atrajo la atención involuntariamente.

—Todos parecen estar esperando el festival.

—…

Touya una vez más miró a Homura con una mirada llena sin nada más que preguntas.

—Ahora bien, ¿en cuál evento piensas que voy a participar, Touya-kun?

—¿No estás actuando completamente diferente de antes? Ah, déjame pensar.

Mientras miraba los posters, Touya reflexionó sobre su conversación con ella hace unos días.

Una de las condiciones que la Señorita Fujimori había dado.

Puede ser en cualquier categoría. Gana y prueba que eres la mejor en algo en esta escuela.

Estrictamente hablando, los estudiantes de segundo y tercer año no participarían, por lo que básicamente significaba tener el primer lugar entre los primeros años. Tal vez Fujimori lo definió como una especie de ayuda para Homura.

Sin embargo, él entendía que decirle esto a Homura no le daría tranquilidad.

Touya apuntó al poster frente a él.

—…¿Qué tal este? El “Evento Unido del Club de Jardinería y el Club de Artesanía: Arreglo de Flores Que Parecen Comestibles Y Sin Embargo No Lo Son Pero Aun Así Puedes Comer Un Poco”.

—Cerca, pero no tanto. Incorrecto. Respuesta Equivocada.

Homura negó su cabeza con una expresión remilgada.

—¿Por qué pensaste que era ese?

—Porque tiene un patrón de flores.

—Flores- Espera, tú….

—Vamos, dame una pista o algo.

Homura se sonrojó de nuevo y se hizo para atrás mientras presionaba hacía abajo su falda.

Touya rápidamente lanzó sus manos con una expresión asombrada.

—Me rindo, ¿sí? Sólo dime.

Homura se deslizó de lado a través de las espaldas de los otros estudiantes, pasando por el poster del concurso de belleza cuestionablemente legal, el “Concurso Yamato Nadeshiko”… Y se detuvo frente al poster de un cierto evento.

—Este.

—¿Este poster psicodélico?

Homura estampó su palma contra el poster del ” Evento del Club de Economía del Hogar: Concurso de Cajas de Almuerzo”.

El poster arrugado tenía una gran caja de almuerzo dibujada por toda su superficie y tenía varias decoraciones.

—Ya veo.

Touya cruzó sus brazos mientras miraba el poster.

—Oye, ¿Hinooka-san?

Una de las chicas en la clase de Homura que de casualidad estaba ahí, habló.

—Hinooka-san, ¿no vas a participar en el “Concurso de Yamato Nadeshiko”?

—A-así es. Quiero participar en el “Concurso de Cajas de Almuerzo”.

Su compañera puso una cara decepcionada después de oír eso.

—Eeh, qué desperdicio. Escuché esto de uno de los senpais, pero aparentemente, este evento anual acostumbrado estaba destinado a elegir sucesoras para el consejo estudiantil.

—¿Por qué?

Touya interrumpió en la conversación.

—Ah, eres Touya-kun, de la Clase C, ¿cierto?

Parecía que Touya era bastante conocido entre las estudiantes también.

—Nuestra escuela tiende a tener una abrumadora cantidad de estudiantes presidentas del consejo estudiantil por generaciones, por lo que este evento se volvió famoso y terminó por efectivamente decidir quién iba a ser la nueva presidenta.

—¿Hmm? ¿Pero no las elecciones del consejo estudiantil ya terminaron?

—Nadie va a ser repentinamente presidenta del consejo estudiantil en su primer año, —declaró Homura. —Los estudiantes anuncian formalmente su candidatura en su segundo año, ¿cierto?

—Una comunidad dominantemente femenina, ¿eh?

Touya asintió en entendimiento.

—Bueno, como sea. Lo más importante ahora eres tú.

—S-sí.

—Ya que decidiste por tu cuenta, Hinooka-san, no puedo entrometerme.

—Gracias por tu consideración.

—Pero realmente no entiendo. El “Concurso de Yamato Nadeshiko” es básicamente un concurso de belleza, ¿cierto? ¿Por qué no ese?

—Te estás entrometiendo completamente justo ahora, ¿no es así?

Su compañera también presionó a Homura en el asunto.

—Así es. Hinooka-san definitivamente sería capaz de ganar. Más bien, me gustaría ver a Hinooka-san en kimono~

—Ella definitivamente tendría puntuaciones máximas en traje de baño al menos.

—Oigan, ustedes dos.

Mientras Homura titubeaba, una multitud de incluso más estudiantes chicos y chicas se unieron detrás de ella.

Cuestionaron a Homura con inmensa curiosidad.

“¿Hinooka-san estará participando en el “Concurso de Yamato Nadeshiko”?” “Yo también te estaré apoyando, ¿sí?”

“Soy del Club de Natación. Me encantaría que participaras, Hinooka-san”

“Soy del Club de Ceremonia del Té. Si quieres, puedo darte un curso intensivo en ello.” “Oye, eso es aparejar el juego.”

—N-no, ¿amm? Estoy pensando en participar en el “Concurso de Cajas de Almuerzo”…

Presionada por el espíritu amante del festival de los otros estudiantes, Homura se dio la vuelta en busca de Touya, pero él estaba conversando con la chica de antes mientras lucía una expresión de admiración.

—Hinooka es realmente popular, ¿no es así?

—¿Apenas lo estás notando, Touya-kun? —La estudiante le preguntó.

Gugugu, maldito, ¿él es otro chico pervertido al final? Hinooka maldijo en su corazón.

Involuntariamente yendo con el flujo de la atmósfera emocionada alrededor de ella era una de las debilidades de Homura.

Pero esta vez, no podía permitirse rendirse.

A tiempo ayuda llegó de un lugar inesperado.

—Hmm. El Concurso de Cajas de Almuerzo, ¿eh?

La persona que miró el poster detrás de Homura sobre sus hombros era la maestra Fujimori.

—Ah, Mori-chan.

—Fujimori…sensei.

Fujimori le habló a Homura despreocupadamente.

—¿No está bien eso? Adelante e inténtalo.

—¿Me apoyarás?

—No puedo, ¿así que no está bien eso?

—…Sí.

Desconcertada, Homura firmemente asintió.

—Qué terrible maestra.

—No se dejen atrapar por el atractivo, jóvenes chicos de primer año. El apetito es más importante que el atractivo en la vida.

Fujimori ligeramente alejó las palabras de reproche de Touya y entonces se fue a la sala de profesores.

Al final, Homura declaró que no participaría en el “Concurso de Yamato Nadeshiko”, y como resultado la multitud se dispersó y el corredor se volvió escasamente concurrido otra vez.

Mientras Homura suspiraba en alivio, Touya habló.

—Bueno, como sea, incluso a pesar de que dije eso hace poco, si realmente tienes tu corazón puesto en esto, entonces te deseo suerte, Hinooka. Haré lo que sea para apoyarte en mi propia manera.

—Sí, gracias… Por cierto, ¿exactamente qué harás, concretamente?

—Hablemos sobre los detalles más tarde.

Era verdad, el receso estaba a punto de terminar.

Ella tenía que tomar su clase de materiales para la clase electiva de la tarde de vuelta en el salón.

Despidiéndose de Touya, Homura estaba a punto de irse del corredor con el tablero en compañía de la compañera de hace poco quien todavía estaba vagando ahí cuando repentinamente notó a una cierta estudiante.

Ella estaba de pie sola, sosteniendo sus materiales de su clase contra su pecho mientras miraba ligeramente triste los posters.

Homura le habló con una sonrisa.

—¿Kujou-san?

Era Kujou Orie de su clase.

Esta era la primera vez que Homura le hablaba desde que Kujou le había dado el hombro frío cuando Homura trató de caminar a casa junto con ella.

—¿Vas a participar en uno de los eventos, Kujou-san?

—…No.

Kujou negó con su cabeza ligeramente.

—Es participación voluntaria, después de todo.

—Sí, eso es verdad, pero es básicamente un festival. Hay eventos que no tienen nada que ver con ganar o perder.

—Vas a participar, ¿no es así?

—Estaba pensando en unirme a este “Concurso de Cajas de Almuerzo”.

Kujou miró a Homura inexpresivamente.

—Ya veo.

Después de murmurar eso, Kujou repentinamente se dio la vuelta sobre sus tacones y caminó hacía el salón especial.

La campana de las clases de la tarde comenzó a sonar.

Mientras caminaba a un paso apresurado, la compañera de Homura le susurró desde un lado de ella.

—Kujou-san… da una vibra aterradora.

—¿Eh? Eso es verdad, ¿sabes? Estaba en la misma secundaria que ella.

—Lo sé, pero ella siempre se va a casa justo después de que la escuela termina y es difícil hablar con ella.

—Hmm…

Homura no dijo nada sobre Kujou siendo parte del Club de Ir a Casa.

Homura una vez más pensó para sí misma que no sabía nada sobre Kujou.

img019_1

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: