Capítulo 3

Aeropuerto Internacional de Tokio, popularmente conocido como Aeropuerto Haneda. Lobby de Salida.

—¡Sí! ¡Avión, sí! ¡Haneda, sí!

—¡Almuerzo en el vuelo, sí! ¡Altitud de doce mil metros, sí!

Habiéndose encontrado en el lugar de reunión debajo del reloj del lobby, Homura y Ameno chocaron manos en el aire con sonrisas brillantes en sus rostros.

Homura había salido de su casa temprano esta mañana y se adormeció mientras tomaba el tren, casi olvidando tomar su equipaje de mano mientras se bajaba, pero ella se puso emocionada en el momento que llegó al aeropuerto.

Mientras tanto, Touya estaba observando a las dos chicas emocionadas en exasperación cuando él escuchó que alguien se acercaba.

—Ey. Buen trabajo en guiar a la dormilona de Homura aquí.

—Buenos, días.

Fujimori-sensei y la presidenta del club Misasagi habían llegado para unírseles, haciendo presentes y asistiendo a todos los miembros del Club de Exploración de la Preparatoria Seiran.

—Buenos días, Fujimori-sensei, Misasagi-senpai.

Touya las saludó en voz alta para que pudiera ser escuchado claramente en el ruidoso lobby, llena con mucha gente yendo a viajes por las vacaciones de verano.

Fujimori-sensei, quien acababa de llamar dormilona a Homura, dejó escapar un bostezo.

—…Parece que ustedes tuvieron que trabajar tarde en materiales de preparación, senpai, sensei.

—Así es.

Mientras Fujimori ligeramente se sentaba sobre su bolsa de viaje inglesa, Misasagi inclinó su cabeza a ella.

—Gracias, por tu, duro trabajo.

—No, no, yo soy quien debería decir eso. Incluso me ayudaste a terminar mi trabajo además del resto de tu propia carga de trabajo.

—Nos, concierne a nosotros, después de todo.

—Cierto. Pero quizá debería haber tenido a los de primer año ayudándonos también.

—Me ofrecí a ayudar desde el inicio, ¿sabes? —apuntó Touya.

—Pero eso es, ¿tú sabes…? —dijo Fujimori mientras desviaba la mirada, luciendo como si se contuviera en decir algo.

En la dirección que ella volteó, Homura y Ameno estaban plasmadas frente a una ventana amplia y estaban haciendo gritos de emoción a los aviones aterrizando y despegando.

—¿Qué les pasa a esas dos? ¿Piensan que iremos a Okinawa o algo así?

—SÍ iremos a Okinawa.

Touya habló empáticamente en un tono exasperado, mientras Misasagi hacía una risita.

La ropa de Homura consistía de una camisa hawaiana shorts de mezclilla con diseño de encaje, la ropa estereotípica de un vacacionista entusiasta. Y Ameno no estaba vistiendo sus ropas poco femeninas usuales, sino en su lugar tenía un vestido de marinero con un cuello amplio de apariencia refrescante y un listón como acentos.

El vestido de Ameno en particular era el resultado de Fujimori diciendo: “Realmente no me importa qué clase de ropa de calle vistas” porque ella hallaba el darle a Ameno su cartera una molestia, después de lo cual Ameno y Homura fueron de compras por las boutiques en Honmachi antes del viaje del club.

Ameno estaba actuando avergonzada ya que ella no estaba acostumbrada a esas ropas aún, mientras que Homura estaba actuando emocionada y lista para ir a su lado. Sus trajes, aunque eran un completo contraste entre sí, lucían bien en ellas.

Fujimori miró a Touya con una mirada sugestiva de soslayo.

—…¿Qué?

—Sólo tratando de suponer lo que estás pensando secretamente. Probablemente es algo como “¡Estoy tan decepcionado de que Misasagi-senpai está usando su uniforme escolar como siempre!”, ¿cierto?

—¿Eh? ¿Hah?

—”¡Qué desperdicio! A pesar de que son las vacaciones de verano”… ¿Algo como eso?

—Lo, siento…

—¡Espera, senpai! No hay nada de lo que tengas que disculparte. Tienes el trabajo importante de hacer la presentación, así que tienes que vestirte como una estudiante apropiada. Sensei, por favor, no nos molestes así.

—Sí, lo siento mucho. Ah, todos ustedes tienen equipajes de mano, ¿eh? Entonces iré a encargarme de nuestros registros. Chicos, esperen ahí.

Fujimori se dirigió hacia la mesa de la recepción mientras jalaba su maleta a tirones.

Después de que se fuera, Touya le preguntó algo a Misasagi.

—Tú ya has estado en Okinawa, ¿cierto, senpai?

—Sí. He estado, ahí varias veces, para entrenamiento.

—Ah, y esta es la tercera vez que la reunión del Club de Exploración se lleva acabo ahí también, ¿cierto?

Misasagi asintió, pero entonces repentinamente miró a su bolsa. Era una bolsa de mano de piel que parecía haber sido usada muchas veces.

—…También, traje un vestido, ¿sabes? Para la reunión, amistosa, sólo por si acaso.

Misasagi susurró como si revelara un secreto, sorprendiendo a Touya.

—Eh… pero es una reunión de estudiantes de preparatoria, ¿cierto? Traje mi uniforme como me dijeron, pero no ropa formal como esa…

—Personas de los, cuarteles generales de las UN, también, irán, y además… No puedo permitirme, perder, ante los demás, tampoco.

Senpai susurró en un tono entusiasta, aparentemente tan emocionada como Homura y los demás.

Por otro lado, Homura y Ameno todavía estaban platicando alegremente por la ventana.

—No pude dormir ayer después de terminar de ayudar a la presidenta del club y a Chiayu-san~.

—¡Yo igual! Esta es mi primera visita a Okinawa. Lo estoy esperando con muchas ansias.

Las palabras de Ameno eran una mentira obvia; al menos la parte de no poder dormir.

—No pude esperar y terminé poniéndome mi traje de baño antes de venir aquí, —Ameno se jactó. —Fufufu, ¡es nuevo! Akado-san del laboratorio de investigación lo eligió para mí.

—Ah, incluso yo tengo que admitir que eso es un poco apresurado. No hemos ni siquiera llegado allá aún. Espera, espera, ¡no me lo muestres aquí!

Homura frenéticamente detuvo a Ameno mientras ella casualmente levantaba el dobladillo de su falda. Fue en ese momento;

—También me lo puse. Espera un segundo.

Un chico de cabello largo repentinamente se apareció y caminó hacía ellas.

—¿Qué? ¿Akiho-kun? ¡Pervertido, detenten! Cielos~, no hagas eso sin avisarme siendo apenas la mañana.

El chico quien repentinamente apareció detrás de ellas y comenzó a quitarse su cinturón era Saho Akiho.

Él era un miembro de primer año del Club de Exploración de la Preparatoria Hiyoshizaka, cuyo nombre acababa de nombrarse el otro día en el zoológico.

—Buenos días, Akiho-san. Si recuerdo bien, los miembros de la Preparatoria Hiyoshizaka tomarán el mismo vuelo que nosotros, ¿cierto?

—¿En serio? Qué bien. Pero, cielos, la Preparatoria Seiran es realmente floja e indulgente.

—¿Floja? ¿Cómo? —preguntó Homura con curiosidad.

—Nuestro club está haciendo que todos vengamos vistiendo nuestros uniformes, y justo cuando finalmente obtuvimos un viaje de vacaciones al sur. Es demasiado ordinario; Ah, buenos días, Takumi-kun.

—Sí, buenos días… Espera, ¿por qué te quitarse el cinturón, Saho?

—No, ¿ves? Estoy mostrando mi nuevo traje de baño…

Después de que Touya viniera a saludarlo, Saho comenzó a continuar desvistiéndose.

—¡Como dije, piensa en el lugar y el momento!

Homura gritó con una sonrisa forzada.

Detrás de ella, los otros miembros del Club de Exploración de Hiyoshizaka aparecieron como un grupo y se acercaron a ellos.

El más notable era el gigante vice-presidente, Taga Taichi-senpai.

En frente de él estaba la presidenta, Kamikoma Sora, cargando un estuche de instrumento sobre su hombro y usando un sombrero de ala ancha y gafas para el sol en una combinación extraña. Ella levantó su sombrero y se lo arrojó casualmente a Misasagi en lugar de saludar. El sombrero giró en el aire y aterrizó perfectamente en la cabeza de Misasagi.

Detrás de los dos les seguían tres miembros más del Club de Exploración, cada uno de ellos de un año diferente. Con el tutor del club también, el Club de Exploración de la Preparatoria Hiyoshizaka consistía de un total de siete personas.

Fujimori-sensei, al haber regresado de registrar en el mostrador, fue a reunirse con su compañero profesor Tanakura Hirosuke de Hiyoshizaka.

—¡Así que todos están aquí ahora!

—…Sí.

Ameno comentó emocionada, mientras que Touya simplemente asintió estando de acuerdo.

Él estaba mirando tranquilamente el círculo de miembros del Club de Exploración reunido, con las dos presidentas del club en el centro.

…¿Touya-kun?

Pero Homura había visto que su expresión se puso un poco rígida cuando el grupo de Hiyoshizaka llegó. Él parecía estar viendo a Kamikoma-senpai, o quizá a Taga.

Su expresión, la cual lucía triste y solitaria de alguna manera, seguramente era el resultado de pensar sobre la persona que debería haber estado aquí; Inari-senpai, quien debería haber estado al lado de Misasagi-senpai.

Cuando Homura y Touya se pusieron algo callados después de eso, Saho les dio un empujón en la espalda para apresurarlos impacientemente.

—¡Vamos, es hora de partir! ¡Lo estoy esperando con muchas ganas, la Asamblea de Verano del Club de Exploración!

 

Dentro del avión salido de Haneda, Tokio, a Naha, Okinawa.

Un poco después de que el avión despegara, la señal de asientos de seguridad se apagó.

Cuando fue permitido usar dispositivos electrónicos, Homura secretamente sacó su terminal.

Ella quería volver a revisar su panfleto que descargó en su terminal hace poco.

—¿Estás revisando, el, horario, programado de la AV[1]?

Sentándose a su lado, Misasagi preguntó eso, suponiendo el propósito de las acciones de Homura.

—Ah… Lo siento. Como pensé, ¿es malo mirarlo aquí…?

—Está, bien. Siempre y cuando, lo hagas, en secreto.

Misasagi puso un dedo sobre sus labios conspirativamente.

Aliviada por esas palabras, Homura comenzó a pretender que leía una revista del avión mientras en realidad revisaba la pantalla de la terminal clavada adentro.

El acostumbrado evento de verano del Club de Exploración, la “Asamblea de Verano”, era una reunión enorme donde todos los clubs por todo el país se reunían.

Las reuniones frecuentemente se llevaban a cabo al nivel distrital o entre presidentes de club, pero la Asamblea de Verano era la única vez cuando todos los investigadores de Nutella de todos los rangos se reunían.

Instituciones de alojamiento del estado estaban ubicadas al lado de los enormes campos de entrenamiento en la Isla Iriomote.

La asamblea era llevada a cabo en esas instituciones en el transcurso de cuatro días y tres noches.

Durante el transcurso de la asamblea, varios programas eran llevados a cabo, comenzado con una reunión con todos los miembros del club asistiendo para presentar a los nuevos miembros de este año, seguido por presentaciones individuales, paneles de discusión, actuaciones para demostrar la habilidad de uno como investigador, talleres prácticos y otros eventos como esos.

¡Y por supuesto, habría una fiesta conocida como la reunión amistosa!

Además, miembros voluntarios pueden tomar prestadas pequeñas salas de conferencia durante su tiempo libre y trabajar en subcomités independientes. Por lo tanto, el evento en línea programado cambiada continuamente y se actualizó a un ritmo vertiginoso justo hasta el momento de su llegada.

Al principio, Homura había estado nerviosa sobre ser arrojada en una atmósfera tan académica que ella nunca había experimentado antes, pero cuando ella descubrió las frases que captaban la atención tales como “¡Come deliciosa comida nativa en Nutella!” y “Vitrina de 33 conjuntos de uniformes de moda para el Club de Exploración para mujeres”, ella se halló interesada en eso.

—Es justo igual que un festival…

Homura concluyó esto mientras leía el panfleto.

Mientras tanto, en los asientos al otro lado del de Homura y Misasagi.

Al lado de Touya quien estaba sentado en los asientos de pasillo, Ameno todavía estaba llena de emoción desde el despegue.

—Por cierto, ¿no pasaste por la puerta de seguridad, Ameno?

—Así es. Usé un ligero truco oculto.

—¿Truco oculto?

Durante la revisión de seguridad antes del abordaje, Ameno se había separado temporalmente de Touya y los demás y se dirigió a la línea de prioridad usada para casos especiales como personas en sillas de ruedas mientras era acompañada de Fujimori-sensei.

—Fufufu, mira esto. ¡Es un permiso especial por el Ministro Nacional de Transporte!

Ameno sacó un pasaporte del bolsillo de su pecho.

Touya asintió comprendiéndolo. Mientras tanto, Fujimori, sentada al lado de Ameno, suspiró.

—…Aunque habría sido más barato traerla como equipaje revisado en lugar de comprarle su boleto…

Ameno le empujó el permiso justo enfrente del rostro de Fujimori con mala cara.

—Ahí vas diciendo cosas de remarca discriminatoria, Chiayu-san~. Eso me hará llorar, ¿sabes? Estaría abrazando mis rodillas con lágrimas en mis ojos mientras salgo de la cinta transportadora para reclamar equipaje, ¿sabes?

—Jajaja, eso sería una vista desgarradora. En realidad, probablemente impactaría a los otros viajeros.

No mostrando interés en el comentario de Touya, Fujimori dejó escapar otro bostezo.

—Sólo no causes ningún disturbio extraño, ¿de acuerdo? Afortunadamente, ese idiota de Saho está ahí en el asiento de allá, pero aun así…

Con esas palabras finales, ella se puso una mascará de ojos y se puso a dormir.

Justo como Fujimori había remarcado, los miembros del club de Hiyoshizaka estaban sentados más adelante, bastante lejos de Touya y los demás no podían verlos. Aunque Touya estaba un poco decepcionado de eso.

—Chiayu-san realmente se duerme rápido. A pesar de que estamos volando por la estratósfera a novecientos kilómetros por hora. ¡Ah, volando por el aire a cincuenta grados por debajo del punto de congelamiento, en un traje de baño!

Ameno estaba actuando inquieta de nuevo.

—Por cierto… ¿el almuerzo en vuelo todavía no se sirve?

—¿Eh? No hay almuerzo en vuelo, ¿no sabías?

—¿¡Eh!? —Ameno se puso rígida con su boca abierta en conmoción.

—Sólo va a tomar cerca de tres horas llegar a nuestro destino… espera, no necesitas comer en primer lugar, ¿cierto?

—Eso es cierto, pero todavía puedo probar el sabor a un cierto grado, ¿sabes? …Además, estaba esperando con ansias observar a todos comiendo un almuerzo en el cielo…

—Te interesan cosas muy extrañas.

 

Después de estar cansada de leer el horario programado, Homura apagó su terminal y sacó un libro. Era un libro guía de la Isla Iriomote que ella compró en una tienda de libros. La cubierta frontal mostraba una imagen caricaturizada de un gato salvaje de Iriomote con ojos brillando.

Resultó que las instalaciones de alojamiento del Club de Exploración estaban en el lado opuesto de la isla, del puerto principal y las atracciones turísticas, y tanto como podía entender por el mapa, ni siquiera había un camino apropiado cerca de las instalaciones. Pero Homura todavía estaba haciendo planes para visitar los lugares de interés en las raras oportunidades que ella pudiera ir ahí.

—La Playa Seisa… La Cascada Maryudou… Manglares…Tortugas de mar… Ooh, carne de res de Ishigaki…sushi… Los cerditos son muy lindos…pero lucen deliciosos también. ¿Qué hago…? Con sólo mi presupuesto para recuerdos no será suficiente…

Mientras Homura volteaba la página, una alta silueta se detuvo al lado de ella por el pasillo.

—¿Pescado o res? ¿O quizás a mí?

Quien preguntó eso no fue un auxiliar de vuelo, sino un chico adolescente mayor.

Él vestía un uniforme de preparatoria, con una corbata suelta colgando del cuello de su camisa de vestir. Él tenía hombros firmes y sólidos, al igual que un cabello con permanente natural ligero.

Él miró a Misasagi-senpai con una sonrisa.

—…Pescado.

Senpai respondió con una expresión seria, lo cual hizo gruñir al chico como si hubiera sido golpeado en el corazón.

—Cielos, tus respuestas a mis bromas son francas como siempre. En serio, estoy en mi límite.

baihu021_1

 

Lo que él sostenía en sus toscas manos eran dos platos llevando ni pescado ni res, sino más bien contenedores transparentes con postres. Uno era una Jalea de Compota de Durazno y el otro era Panna Cotta Fruta de la pasión, ambos los cuales aparentemente eran parte del menú del vuelo. Ambos lucían jugosos y deliciosos.

Pero incluso con estos postres suspendidos frente a ella, Misasagi no mostró señales de aceptarlos.

Luciendo resignado como si él hubiera estado esperando esto, el chico le ofreció los platillos a Homura quien estaba sentada en el asiento de la ventana.

—Oye, novata, ¿quieres comer esto? Aquí hay una cuchara. Son bastante sabrosos.

—Ah…bueno…err, muchas gracias.

Homura calladamente tomó los postres que le dieron a la fuerza con ambas manos.

Este era su primer encuentro con este chico, pero su rostro parecía familiar para Homura.

Pero justo ahora, ella estaba más interesada en los postres en sus manos.

—Estos son…¡de primera clase…!

En otras palabras, frutas de los cielos. A pesar de dudar de hacer frente a senpai, Homura no pudo evitar estar asombrada.

Mientras tanto, el chico se inclinó en el asiento de Misasagi-senpai, con sus brazos alrededor de su reposacabezas mientras permanecía parado en el pasillo. Homura estaba sorprendida, al nunca haber visto que ningún chico se le acercara tan descuidadamente a Misasagi-senpai incluso en la Preparatoria Seiran.

—Oye, Mayo. Durante la rígida reunión que vendrá, cámbiate a nuestro club. Todavía tenemos un lugar abierto para ti.

Incluso enfrentando tal invitación forzada, senpai negó con su cabeza con una expresión serena.

—Mi club, actual es, mejor.

—Pensé que dirías eso. Bueno, como sea. Hablando de rígido, Taga se quedó atrapado en la puerta del baño, me dio mucha risa cuando lo vi. Quién sabe qué pasaría si él se pusiera más grande de lo que ya es.

Él rio bastante con una amplia sonrisa. Su rostro sonriente movió algo en la memoria de Homura.

Él comentó mientras miraba a Touya y Ameno en los asientos al otro lado del pasillo.

—¿Qué pasa? ¿Todavía sigue en rehabilitación? En serio que no tiene remedio esa chica.

—…Ella no, es así…Ella ya, dejó el club.

—¿Sigues diciendo eso? Es estúpido. Sólo apresúrate y hazla regresar. Por tu bien.

Después de dejar escapar un gran suspiro en un tono exasperado, el chico golpeó a Misasagi con un golpecito en la frente.

Golpeó con un chasqueó lo suficientemente fuerte que para incluso Homura lo oyera.

—…

Aun así, Misasagi no se movió una pulgada y simplemente siguió mirando a la espalda del asiento del frente de ella. Pero Homura echó un vistazo a los labios apretados de senpai y la expresión de furia en ese momento.

—Qué…

Touya, quien había visto esa escena, frunció el ceño y estaba a punto de pararse de su asiento.

Sin embargo, antes de que él pudiera hacerlo, una voz baja habló.

—Tenryuu, ya regresa a tu asiento.

En algún punto sin que Homura se diera cuenta, Fujimori-sensei había levantado su máscara para los ojos un poco y estaba mirando al chico con una mirada punzante.

Al haber sido reprendido, el chico se encogió de hombros burlonamente por la decepción y diligentemente obedeció la orden de Fujimori.

—Bueno, perdón por entrometerme. Nos vemos después. …Pescado, ¿eh? Jaja.

—…!

Por dentro, Homura jadeó.

Después de todo, el chico había puesto su mano sobre la cabeza de Misasagi mientras se iba, como un regalo de despedida. Ella instintivamente se levantó a la mitad de su asiento y observó su espalda mientras se alejaba.

—Ese es Tenryuu Kazuma…

Touya murmuró eso mientras se sentaba de nuevo en su asiento, claramente ansioso.

Al escuchar ese nombre, Homura finalmente lo recordó claramente.

Él era el talento sobresaliente quien era ampliamente conocido como el rostro de la rama Japonesa del Club de Exploración.

Él era el representante oficial de los jóvenes investigadores de Nutella elegidos por la rama de Japón del PPTINU, y el actual presidente del Club de Exploración de la Preparatoria Nagumo de la Prefectura de Osaka.

Encima de sus posiciones asignadas, ese chico, Tenryuu Kazuma, también había tenido muchas oportunidades de participar en actividades internacionales y era frecuentemente expuesto en los medios de comunicación a diferencia de otros investigadores, quienes eran protegidos por periodistas agresivos.

Homura había visto su rostro justo el mes pasado en las noticias.

Tenryuu había estado en una entrevista mientras era rodeado por muchos reporteros. Su imagen humorística mientras hablaba calmadamente y crispantemente en un aire adulto, emocionaba a los reporteros varias veces en el curso de su discurso, él había dejado una impresión en ella.

Incluso dentro del avión, varios pasajeros aquí y allá parecían reconocer su apariencia y voz. La decisión de Fujimori de cortar la conversación estaba bastante justificada.

Sin embargo, Homura honestamente estaba decepcionada de que su observación de tal persona famosa terminó tan pronto. Sin nada más que hacer, ella levantó los dulces en sus manos hacía Misasagi, quien estaba actuando calmada como si nada hubiera pasado.

—Amm, senpai, ¿qué debería hacer con esto? Terminé tomándolos…

—Son, sabrosos, ¿cierto?

Como si dijera que los postres no habían cometido ningún pecado, Misasagi tomó todos dejando sólo uno de los dulces en la mano de Homura y se los pasó al pecho de Touya al otro lado del pasillo. Los ojos de Ameno calladamente se iluminaron en anticipación al lado de él.

—¿P-puedo tener esto?

—Sí. Voy a, descansar, un poco.

Declarando eso, Misasagi entonces reclinó su silla después de darle un aviso educado al pasajero detrás de ella, y cerró sus ojos.

—…Ella está realmente enojada…

El rostro durmiente de Misasagi-senpai estaba ligeramente melancólico, y Homura no pudo evitar sonreír a qué tan linda lucía así.

 

Después de dos horas y media de vuelo, el avión aterrizó en el Aeropuerto Naha.

El vuelo aparentemente había pasado en un parpadeo, pero el camino por delante iba a ser mucho más largo.

Su grupo cambió aviones y fueron de la isla principal de Okinawa a la Isla Ishigaki.

Del aeropuerto de la Isla Ishigaki, ellos se dirigieron en tranvía rápido al puerto de Ishigaki.

Entonces, del puerto, abordaron un bote de alta velocidad con rumbo fijo el cual los llevaría a su destino final, la Isla Iriomote.

El bote de alta velocidad zarpó rápidamente por las ondas de cresta blanca.

Parada encima de la cubierta abierta, Homura estaba profundamente emocionada por el mar de color pálido que la hizo sentirse como realmente ella hubiera venido a un país del sur. Pero, en realidad, físicamente, ella tenía…

—Qué calor… Hace mucho… ¡Calooooooor!

Homura salió de la sombra de los aleros de la cubierta directamente en los rayos de luz brillando desde arriba. Ella levantó sus manos ampliamente mientras cerraba sus ojos y dejó escapar un grito feliz.

Habiendo viajado solamente en lugares con aire acondicionado en su viaje hasta ahora, ella sentía como si la luz se estuviera presionando contra su piel.

Y eso hacía sentir la brisa del mar aún más agradable, tanto que ella sentía la piel de gallina incluso en este calor opresivo.

Mientras ella ajustaba su cabello que volaba salvajemente, ella se volteó hacía el chico agachado a su lado.

—¿Estás bien, Akiho-kun?

—…

No hubo respuesta.

Desde que se bajaron en el primer lugar en el Aeropuerto de Naha, el rostro de Saho Akiho había estado extremadamente pálido y él no había dicho más de dos palabras. Justo ahora, él se estaba apoyando contra la barandilla del barco en la cubierta, completamente a la merced de las sacudidas del barco y obviamente en la necesidad de ayuda.

—Soy débil…a movimiento en vehículos.

—…

Viendo a Saho asintiendo débilmente, Homura no pudo evitar simpatizar con él.

Bueno, al menos, había sido un alivio que no hubiera resultado en un gran revuelo mientras viajaban como Fujimori-sensei se había preocupado.

—Amm, ¿qué tal algo de medicina contra el mareo por movimiento…? ¿Ya bebiste algo? ¿Pero lo vomitaste? Ah, ya veo… Suena pesado.

—…*Asentir*.

Había pocos pasajeros regulares en el barco, con la mayoría del espacio disponible en el barco habido siendo reservado para el Club de Exploración. De acuerdo a la explicación de Ameno, este barco había sido medio alquilado especialmente para este viaje para transportar a los miembros del Club de Exploración.

El momento más memorable mientras estaban abordando fue ver a un oficial de apariencia madura en el puerto de Ishigaki que pudo ver a Misasagi-senpai y la saludo familiarmente, a lo cual senpai había sonreído y se inclinó profundamente en respuesta.

Mientras tanto, el miembro masculino prominente del Club de Exploración quien era una gran fuente de preocupación más que el joven Akiho para Homura y para los otros justo ahora, era Tenryuu Kazuma, había dicho que esperaría a los miembros del club de su escuela, quienes llegarían más tarde. Él les dijo que tomaría un vuelo más tarde, antes de ir por su cuenta a la zona de comida del Aeropuerto Naha para pasar el tiempo hasta entonces.

Tenryuu había sido acompañado por el profesor tutor de la Preparatoria Nagumo. Él era alguien que Homura había reconocido por las noticias al igual que Tenryuu.

Sin embargo, inesperadamente, en contraste a la imagen de un “brillante y alegre hombre mayor” que él daba en las noticias, él daba un aire severo en persona. Fujimori-sensei lo había saludado cortésmente como un compañero maestro, pero los dos no hablaron mucho y parecían tener una extraña atmósfera entre ellos, haciendo a Homura mover la cabeza en perplejidad.

La antena del chisme de Homura había reaccionado agudamente mientras se preguntaba si había algún desacuerdo desconocido entre ellos, pero cuando ellos abordaron el bote, resultó ser un miedo sin base ya que nada pasó (…aunque en su mayoría era porque el maestro en cuestión no estaba abordo).

En la cabina de los pasajeros, los miembros del Club de Exploración de cada escuela se estaban saludando de nuevo por primera vez después de mucho mientras platicaban emocionadamente. Los maestros a cargo de ellos también habían olvidado temporalmente sus posiciones y estaban conversando como viejos compañeros de guerra.

Esa era una vista que aliviaba a su propia manera, pero eso dejaba a los nuevos miembros jóvenes aburridos sin nada que hacer.

Así que, Homura se había ido de la cabina de pasajeros usando la excusa para ir a revisar a Saho en la cubierta.

En ese momento, una chica detrás de Homura miró por encima de su hombro al pobre chico.

—¿Él está bien?

Era una chica con cabello ondulado en un corte suelto que le llegaba por la barbilla.

Mientras volteaba su atención hacía la nueva chica, Homura revisó la apariencia a punto de morir de Saho una vez más.

—Ah, sí, él está bien, técnicamente. No parece que…vaya a empeorar, supongo.

—¿Así que él ya está en su peor momento justo ahora? Ya veo. Sí, su expresión de ahora es como la Wasasuke cuando él estaba sumergido en el baño. Toma, bebe algo de agua si quieres.

La estudiante se agachó y levantó una botella de agua mineral hacía él, y Saho logró lánguidamente asentir y aceptarlo.

—La Tierra es tan inconveniente, al no ser capaz de usar una frase musical para fortalecer nuestro sistema nervioso.

La chica se volteó hacía Homura de nuevo y la saludo en una voz monótona.

—Mucho gusto. Eres de primer año también, ¿cierto? Soy Himekawa de Denpa Tomakomai en Hokkaido.

—Soy Hinooka Homura de la Preparatoria Seiran. Mucho gusto, Himekawa-san. Espero llevarnos bien… Eh, ¿dijiste Tomakomai…Denpa?

—Así es. “Denpa” como ondas de radio. Su nombre oficial completo de Preparatoria Tecnica Denpa Tomakomai es demasiado complicado. Usualmente lo llamamos “Tomaden” o “Tecnológico de Tomako”

Himekawa ondeó sus manos encima de su cabeza con un gesto extraño para imitar las señales de ondas de radio emitidos como si terminara su auto presentación.

—Sí, hacemos lo mismo en nuestra escuela, usualmente la llamamos “Preparatoria Azul[2]“. Ah, pero nunca he visto a Misasagi-senpai llamarla así.

—Qué bien.

—¿Qué? ¿Cómo?

Homura estaba desconcertada por la inesperada respuesta de Himekawa.

—Quiero decir, es lindo como hay otras miembros del club además de ti en la Preparatoria Serian, Hinooka-san. Soy la única miembro mujer en nuestro club. Los otros seis miembros del club son chicos. Incluso nuestro profesor tutor es un hombre.

—Eh, ¿¡eres la única chica!? ¿Tengo envidia de cuantos miembros tienes, pero una sola chica entre seis chicos? Eso sí que es un obstáculo difícil… Estoy impresionada de que puedas permanecer en el club. ¿Te tratan con cortesía?

—No, para nada. Cada día es un torbellino de tonterías, cabezas duras y acosos sexuales para mí. Pero todos ellos son unos buenos para nada sin carácter en el fondo, así que, bueno, ya estoy bastante acostumbrada ahora.

Himekawa calmadamente habló de los problemas que estaba pasando.

—Es por eso que quiero hacer algunas amigas aquí en la AV al menos.

—Yo estoy igual, —dijo Homura en acuerdo, sosteniendo su mano.

Las dos chicas firmemente sacudieron sus cabezas.

—Así que ahora que profundizamos nuestra amistad de chicas, ¿qué tal si también vienes, Otomaru-kun?

Himekawa le llamó a un chico de baja estatura quien parecía ser uno de primer año al igual que ellas.

El chico, quien había estado tomando fotos de los arrecifes de coral por debajo del agua mientras dejaba escapar gritos de asombro, guardó su terminal en su bolsillo y caminó hacía Homura y los demás.

—¿Dijiste que tu nombre era Hinooka? ¿Entonces tú eres Hinooka-san de la Preparatoria Seiran? Soy Otomaru de la Preparatoria Kanazawa Asano. Mucho gusto.

—Ah, eres de una escuela diferente a Himekawa-san. Sí, mucho gusto también.

Cuando Homura terminó de presentarse, Otomaru la miró con ojos brillantes de emoción.

Mientras Homura era sobresaltada por su reacción, Otomaru comenzó a hablar en un tono acalorado.

—Tú eres ESA Hinooka Homura, la que participó en una misión de rescate con miembros mayores a pesar de ser de primer año y trajo de vuelta a dos miembros de club que se habían quedado, ¿cierto? ¡Es un honor conocerte!

—G-gracias… Pero en su mayoría actué de acuerdo a las direcciones que Koma-senpai y los otros me dieron, y realmente no siento que lograra ser de buena ayuda.

—Eso no es verdad en absoluto. Estaba realmente impresionado cuando escuché la historia. ¿Podrías contarme de ello más tarde?

—También estoy interesada en escuchar al respecto, —dijo Himekawa.

—Uwah, s-seguro, —respondió Homura mientras sostenía sus mejillas tímidamente.

Cuando ella le preguntó a Himekawa y Otomaru si eran conocidos de antes, ellos respondieron que sólo se habían conocido en persona por primera vez hoy.

—Él estaba en el asiento de mi lado en el vuelo de Naha, y de alguna manera nos llevamos bien, especialmente después de que descubrí que él estaba en la situación opuesta a la mía.

—¿Hmm? ¿Situación opuesta?

Homura inclinó su cabeza en asombro. Otomaru cruzó sus brazos y asintió mientras explicaba.

—Así es. El Club de Exploración de mi escuela está llena con únicamente chicas a mi lado.

—Oh, vaya.

Los ojos de Saho se iluminaron por el interés a pesar de su estado moribundo al lado de Homura.

—Por lo que escuché, su caso es incluso más serio, lo cual en realidad me hace sentir mejor sobre mi situación, si disculpas mi grosería, —dijo Himekawa. —Mi escuela es una escuela técnica, así que el porcentaje de estudiantes mujeres siempre ha sido bajo. Pero todavía tengo amigas en mi clase.

—Hmm, ya veo. Entonces por situación opuesta, ¿te refieres?

Homura cambió su vista de Himekawa a Otomaru.

—Mi escuela fue originalmente una escuela de chicas, y en papel, ha sido una escuela en coeducación por varios años. Pero la población de estudiantes hombres es abrumadoramente baja. Así que naturalmente, el Club de Exploración es también-

—Un jardín de mujeres, ¿cierto?

Así fue cómo Homura lo fraseó, pero Otomaru sólo asintió con una sonrisa ligeramente cansada.

—¿Por qué harían un Club de Exploración en esa clase de escuela…? —se preguntó Homura mientras regresaba una sonrisa amarga similar.

—Eso es lo que quiero preguntar, de verdad. Pero, en mi caso, la Preparatoria Kanazawa Asano era la única opción de escuela que encajaba con mis necesidades por donde vivo.

—Ya veo…

Homura se volvió mansa mientras sentía el peso de la determinación de las palabras de Otomaru.

—…¿Es eso porque querías unirte al Club de Exploración?

—Por supuesto.

—¿Fue la misma razón para ti, Himekawa-san?

—Bueno, pues sí. Estaba interesada en el Club de Exploración. Aunque esa no fue toda la razón por la que apliqué a mi escuela.

—Qué quiere… —comenzó a decir Homura mientras trataba de hallar la razón de tras de la última oración, pero entonces…

—Escuché que Touya-kun también entró en tu escuela principalmente por el Club de Exploración, ¿cierto?

Himekawa cambió de tema mientras volteaba a ver al cadáver viviente a los pies de Homura.

Entendiendo el malentendido, Homura rápidamente la corrigió.

—¿Eh? No, no, ese no es Touya-kun. Él es Akiho-kun. Ahm…

—Ah, lo siento. Pensé que era el caso ya que él estaba contigo, Hinooka-san. Entonces, esta persona es…

—Saho, de primer año como nosotros, ¿cierto? Él realmente no es bueno en los vehículos, ¿eh? —terminó Otomaru.

Aunque se le habían adelantado, Homura todavía lo comprendió y lo presentó.

—…Este es Saho Akiho, de la Preparatoria Hiyoshizaka.

Mientras tanto, Saho débilmente hizo señas a Himekawa y Homura con su mano.

Al final, todos se agacharon para mirar a Saho.

—Siempre… siempre y cuando haya chicas a mi lado… Estaré bien…

Saho logró exprimir esas palabras con un gemido.

—Oye, no te sobre esfuerces. Morirás, —dijo Otomaru consolantemente. —Y hablando de Touya, él estaba muy ocupado hablando en la cabina de los pasajeros.

—Otomaru-kun, ¿ya conoces a Touya-kun?

Otomaru asintió. Himekawa también asintió y dijo más.

—Sólo somos amigos de chat en línea. Así es como escuché sobre ti, Hinooka-san.

—¡Espera, ¿Touya-kun lo hizo?! —Homura frenéticamente se puso en pie y se encogió tímidamente.

—¿Hay algún problema con eso? —preguntó Himekawa. —Personalmente no me gusta hacer chats de video cara a cara, por lo que no sé cómo luce.

—He… heeh, ¿en serio? Ya veo. A-así que, ¿qué tanto te dijo él sobre mí?

Himekawa y Otomaru miraron hacia arriba en perplejidad mientras Homura actuaba agitada y sospechosa.

En ese momento, el mismísimo tema de su conversación, Touya, subió las escaleras hacía la cabina del barco junto con Ameno.

—Hinooka, con que ahí estás. Vamos a llegar pronto, —dijo Touya.

—¿Qué tal está la condición de Akiho-san? —preguntó Ameno.

Cuando llegaron a la cabina, Touya inmediatamente notó a los otros dos chicos de primer año con Homura.

—Qué onda, Touya, —saludó Otomaru con una mano levantada.

—Otomaru, eh, entonces tú debes ser Himekawa-san de Tomakomai Denpa, ¿cierto?

—Sí, así es. Hola, Touya-kun.

Incluso mientras ella saludaba a Touya, la mirada de Himekawa parecía estar fijada en Ameno.

—Ah… es la verdadera Ameno—chan… Asombroso… tus movimientos son tan naturales… Amm, Saho-san se ha recuperado al punto donde él puede hacer bromas, así que está bien él sólo ignorarlo ahora.

—Eso es bueno.

Ameno puso una mano sobre su pecho en alivio, lo cual hizo a Himekawa impresionarse de nuevo.

—Detengan ese juego de la ley del hielo… —Saho silenciosamente gimió.

Mientras Ameno se presentaba a Otomaru y Himekawa, Homura cuestionó a Touya con una expresión amarga.

—Touya-kun, ya conocías a Himekawa-san y a Otomaru-kun, ¿cierto?

—¿Hmm? Sí. Aunque esta es mi primera vez conociéndolos en persona.

—Desde cuando… ¿Y cómo?

—¿Cómo? Con esto, obviamente.

Touya sacó algo de su bolsillo, y siguiendo su ejemplo, Himekawa y Otomaru hicieron lo mismo, todos sacaron sus terminales portables, los cuales eran distribuidos para todos los investigadores.

—Y también usamos la Colab en la página de internet del Club de Exploración, —añadió Himekawa.

—¿La Colab?

—Es para acortar Herramienta de Colaboración. Es como un foro de mensajes en línea sofisticado. Sólo tienes tu nombre registrado hasta el momento, Hinooka-san, por lo que tu perfil personal está completamente en blanco…

—¿Hay algo como eso?

Touya la miró incrédulo.

—…Aunque recuerdo que te lo mencioné una vez antes.

—Lo siento. Lo olvidé. Me olvidé completamente de todo lo que me enseñaron antes de los exámenes finales.

—Ya veo… Entonces no se puede evitar.

Touya a regañadientes concedió la posibilidad de eso, y por alguna razón, Homura orgullosamente tenía sus manos sobre sus caderas.

—¡Puedo verla!

Mientras inclinaba su cuerpo hacía adelante sobre la barandilla de la cabina, Ameno volteó atrás, hacía el resto de ellos con un grito emocionado.

El mar era tan claro que se podía ver los arrecifes de coral por debajo, y a una distancia más adelante del barco, un bosque denso lentamente se hacía más cercano. Era el punto destacado natural de turismo de la Isla Iriomote, el bosque de mangle.

Otomaru se acercó cerca de la barandilla y gritó en emoción a la perspectiva de desembarcar allí.

—¡Cierto! Deberíamos tomar una foto. Una foto conmemorativa. —Mientras hablaba, Otomaru cambió su terminal a modo de cámara. —Esto podría no ser Nutella, pero como personas que nunca han estado en Okinawa antes, es tierra sin tocar para nosotros, ¿cierto? Deberíamos añadirlo a nuestros registros de exploración.

—Sí, esa es una buena idea. Hagámoslo, —dijo Homura mientras arreglaba su cabello desarreglado por la brisa del mar.

—Entonces por favor alinéense juntos, chicos. Tomaré la foto, —dijo Ameno.

—¿Eh?… Ameno-chan, ¿no te unirás a nosotros en la foto? —preguntó decepcionantemente Himekawa.

—Podemos tomar tunos para tomar fotos, ¿no? Aunque podríamos no tener tiempo, ya casi estamos en el puerto, —declaró Otomaru.

—Esperen cinco segundos.

Diciendo eso, Touya tomó una tira de algo y lo usó para rápidamente sujetar la terminal de Otomaru a una columna de la cabina, y entonces él se apresuró de vuelta a la barandilla.

—Ameno, por favor activa el roturador de la cámara por control remoto Wireless al momento preciso.

Ahora siendo capaz de unirse a Homura y los demás en la foto gracias a la astucia de Touya, Ameno asintió.

—¡Entendido! …¿Sabes? Parece que descaradamente estás tomando ventaja de mí como robot más y más, Takumi-san… Como sea, ¿todos están listos? ☆

*Clic*

Con la Isla Iriomote haciéndose más grande y tomando la vista del lado de estribor del barco…

—…Blehg.

 

Terminó siendo una foto modesta de todos ellos alrededor de Saho, quien todavía estaba colapsado lánguidamente sobre el piso de la cabina y colgándose de la barandilla.

Pronto después de que el barco desembarcara en el Puerto Nakama, uno de los puertos jefes de entrada de la Isla Iriomote.

Ahí, un cierto grupo de varios miembros de primer año del Club de Exploración, bajaron al muelle, siguiendo a los pasajeros regulares…

Después el motor del barco rugió para regresar a la vida mientras repentinamente dejaba el puerto, dejándolos en el muelle. Y con los otros miembros del Club de Exploración abordo, incluyendo sus profesores y senpais.

El grupo que desembarcó frenéticamente gritó “¿¡Por qué!?” y desesperadamente trató de gritarle al barco para que hiciera una vuelta en U y que volviera al muelle. Sin embargo, no había señales de que alguien en la cabina o por las ventanas del barco los escucharan… Verdaderamente una situación desesperanzadora.

…Por supuesto, era sólo una broma acostumbrada echa por los senpais y el capitán del barco, quien era amigo de ellos.

Después de volver a recoger a los descuidados de primer año (de paso, Otomaru-kun había saltado al mar para perseguir el barco) y dejar el puerto, el barco dejó su ruta usual y rodeó la Isla Iriomote para llegar al lado poniente en el extremo opuesto.

Después de su largo viaje por la tierra, cielo y mar, finalmente llegaron a una pequeña bahía con una playa rocosa áspera, definitivamente una era un lugar destinado para turistas. Este era el campo de entrenamiento controlado por el estado y compartido con la fuerza de Auto Defensa. El muelle que se extendía del terraplén era su puerto.

Una bandera de la PPTINU colgaba del muelle dándoles la bienvenida a los jóvenes investigadores.

baihu023_1

[1]Asamblea de Verano
[2]青藍 (Sei-ran) Literalmente significa Azul índigo. De ahí el apodo de Azul leído como 青 (あお) (Ao) azul
A %d blogueros les gusta esto: