Capítulo 5

Había perdido mi Smartphone, pero Maxwell seguía estando viva. Maxwell estaba en realidad en un contenedor distante, y el Smartphone sólo era una herramienta usada para comunicarme con eso.

No podía caer en los trucos de Adjust.

Podía ser un horno IoT, el teléfono interno en el muro, o el reloj de la radio que mantenía con precisión el tiempo. No sabía de donde, pero Maxwell tenía que seguir observando y escuchando. A ella sólo le faltaba una boca, por lo que no podía escuchar sus palabras.

—Ríndete. No puedes romper esas bridas al sacudir tus manos. Esfuerzo inútil sólo va a lastimar tus muñecas.

—…

¿Por qué no simplemente me mató?

¿Para proporcionarme más dolor y miedo? ¿Para preguntarme algo?

Si no era ninguna de esas…

Si no podías conseguirlo con ataque externo, sólo necesitabas esperar para que salieran.

…¡Maldición, había hecho eso yo mismo incontables veces!

—Ahora, ¿qué haré?

Los gruesos dedos de Adjust se arrastraron por la encimera donde no podía ver.

—¿Cuál sería la manera más eficiente de hacerte gritar? Un cuchillo o un aplanador de carne sería demasiado aburrido. Apuñalar cada centímetro de tu cuerpo con tenedores o molerte a golpes con una sartén no es lo bastante interesante. Oh, cierto. La freidora también es buena. Me pregunto si el aceite sigue a una buena temperatura.

—…¿Estás detrás de mi madrastra? ¿Estás en busca de un boleto para Absolute Noah?

—¡Sólo para ser claros, fuiste tú quien atacó primero aquí, cucaracha! Todo lo que estoy pidiendo es que pagues mis perdidas. Eso es el derecho básico.

…¿Así que quería comenzar las negociaciones al verter aceite hirviendo en mí frente a una cámara?

—¿Realmente piensas que Wild@Hunt te dejará salirte con la tuya? ¡Arrastraste el nombre de su compañía en todo esto para que sólo tú pudieras sobrevivir, así que nunca te dejarán escapar!

—¿¡La administración de Wild@Hunt!? ¿¡A quién mierda le importa!?

Él me respondió gritando, y mi mente se puso en blanco. …¿Qué acababa de decir él? ¿¿¿Esto sólo era el desvarío de un loco???

—Yo era un director no ejecutivo. Un mocoso que vive del dinero de sus padres no entendería, pero eso quiere decir que no me darían un asiento en la mesa. ¡A pesar de que fui yo quien le dio a ese monstruoso corporativo tanto crecimiento en una sola generación!

—…

—No saben cómo hacer dinero, no saben cómo hacer contactos, y todo lo que hacen es ganar resentimiento. ¿Cómo crees que terminaron en la cima de una gran corporación? …Porque pudieron obtener reservaciones en un cierto restaurante de Pensilvania.

No tenía idea de a qué se refería.

Pero no podía hablar. Él parecía calmado, pero sentía las ondas siniestras de una erupción esperando a que pasara.

—El escenario de jazz está cubierto en polvo después de años de no ser usado, y el simulador de golf está viejo y amarillo. Sólo ocho personas son suficientes para llenar cada asiento, y, lo peor de todo, la comida es terrible. …Pero sólo las personas que pueden obtener una reservación, y entrar libremente a ese restaurante comprimido pueden obtener la estrella de un ganador.

Eso probablemente era un conjunto de reglas diferentes al de la arca.

Él estaba hablando de un mundo infructuoso que nunca podríamos alcanzar.

—El mundo está lleno de esas cosas. Habilidad y fondos no importan. Podía ser un sastre, un concesionario de carros lujosos, estar en un club de yates, en la primera clase royal de la Aerolínea WQF o estar en un club de rifles…. Si puedes encajar dentro de esas categorías ajustadas apropósito, consigues tu estrella. Y sólo es cuando reúnes 50 de esas estrellas, una por cada estado, que eres parte de la verdadera clase privilegiada.

Él no debió haber alcanzado ese nivel.

…¿Eso era todo?

—¿Sabes qué pasó con el Absolute Noah 04 en la Presa Hoover de Las Vegas?

—…

Eso había sido como un filtro purificador de agua donde mi madrastra había usado una prueba de selección errónea para eliminar a los VIPs de negro corazón.

—Una invitación llegó a nuestros máximos ejecutivos. ¡Y les advertí! Así que, ¿qué crees que pasó? ¡Todos me resintieron! ¡Dijeron que les había robado su boleto para la salvación!

—Tú…

—Y sin embargo, ellos no tomaron sus pistolas de sus cajas fuertes portables sin practicar. Ni contrataron a un asesino. …¿Qué crees que están haciendo mientras el mundo acaba? Sólo puedo imaginarlos tocar la puerta de ese mismo restaurante de Pensilvania. ¡Porque eso es todo lo que tienen!

Si eso era verdad, entonces era como si hubieran naufragado a una isla desierta con sólo caja de duraluminio en el que desesperadamente rellenaron de dinero. Fracasaron en tomar en cuenta el ambiente a casi una extensión cómica.

—Nunca dejan de ser una decepción.

—…

—Así que ya acabé con esos cascarones vacíos. Pasé de perseguirlos. Continuaré hacia adelante por mi cuenta. Incluso si eso significa usar el arca como un punto de apoyo.

…¿Maxwell se había dado cuenta de lo que pasó?

No, Maxwell habría contactado a alguien más para que viniera a salvarme.

Podía ser mi madrastra, Amatsu Yurina, Erika, la Vampira, Ayumi, la Zombie, Anastasia, la Hacker o incluso Itou Helen, la Bruja o Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura.

No podía predecir quien tomaría el cebo. ¡Y cuando yo era el cebo, no podía simplemente dejarlo pasar!

—…Rindete, Adjust. Nadie vendrá por mí.

—Las reglas del arca son, al menos, mejores que el terrible restaurante de Pensilvania. Si Amatsu Yurina está tratando de guiarte al arca, tiene que haber una razón del por qué.

—¡Ella sólo quiere proteger a su familia! ¡Pero si ir tras de mí causará que todo se derrumbe, ella protegerá a mi papá y a mis hermanas mejor!

—No estaría tan seguro. Simplemente, ¿qué tan útil tendría que ser alguien cuyas emociones pueden persuadir a las personas a su alrededor? Esa podría ser la obra maestra de toda el arca.

—¡Ya le dije que no estaba interesado!

Presioné mis manos en el suelo, y usé mis piernas como un resorte para saltar del suelo de baldosas.

Sí, a pesar de que mis manos supuestamente estaban atadas con una brida detrás de mi espalda.

—¿¡Qué-…!?

Adjust retrocedió en confusión, pero no era algo tan asombroso. Las bridas no eran esposas de metal. Estaban hechas de plástico, así que eran débiles al calor. Incluso sin tijeras afiladas o un cuchillo, podía reducir su fuerza con el calor de fricción al frotarlo una y otra vez contra algo sobresaliendo del muro. ¡Y es una solución tan aburrida que nunca lo verías en películas o series!

Dar un paso atrás había sido un error.

Mientras elegía su juguete, él se había acercado a la freidora, por lo que ni siquiera necesite tomar un arma de la encimera. ¡¡Arrojé todo mi peso a su grueso pecho con una tacleada!!

…Dar un paso atrás fue donde la cagaste. Si hubieras mantenido tus pies en el suelo, y tratado de mantenerte en tu lugar, tu cuerpo más robusto podría haber sido capaz de detener mi tacleada.

—Gyah.

Él no tuvo tiempo de usar su arma paralizante.

Adjust perdió su balance, y la mano sosteniendo el arma paralizante se sumergió en ese mar burbujeante de aceite.

—¿¡G-g-g-g-g-gya-gyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

En lo que yo podía asumir era un estallido de fuerza dado por la adrenalina, una sacudida de su otro brazo me envió a volar por el aire. Limpié la encimera central, y me estampé de espalda en el muro, sacando de golpe mi respiración.

—Ah…agh…aghghgh…

Adjust finalmente sacó su brazo de la freidora llena de aceite, pero no parecía como si las articulaciones del codo o la muñeca pudieran moverse más. Su ropa derretida estaba colgando por su brazo, y olí una intensa mezcla de comida frita y plástico derretido.

Lo que pasó después dudaba que lo hubiera hecho él apropósito. Ya fuera que sus dedos convulsionaron o el calor causó que los músculos se contrajeran. Cualquiera que fuera la razón, el interruptor del arma paralizante frita fue activado, y el dispositivo lleno de aceite esparció chispas blancas azuladas.

Era dramático.

Esa era la única palabra que podía encontrar para describir cómo las llamas rojas viajaron por su brazo. Algunas chispas cayeron en la freidora, y un pilar de fuego se alzó por ello.

Un muro invisible de calor se estampó en mi rostro.

—Gh…

Si me quedaba ahí, sería atrapado en las llamas también.

Calor, luz y humo. Incluso mientras era perseguido por tantas cosas, me apresuré al refrigerador industrial. El empleado no estaba por ningún lado, y Adjust le había dado a ese refrigerador una mirada significativa. Respiré, me detuve, y entonces, abrí la puerta.

Encontré a una persona a medio congelar ahí.

El joven hombre tenía sus manos con bridas detrás de él, pero él seguía vivo. Aunque, ya fuera que Adjust planeó dejarlo salir seguía siendo un misterio. Lo saqué mientras me aseguraba de que su piel no estuviera congelada al muro, y entonces realmente huimos de la cocina.

Humo negro ya ondeando en el área principal del restaurante.

—¡*Toser*, *toser*!

Los dos prácticamente salimos rodando, y entonces nos fuimos juntos del restaurante.

Pero la amenaza no se había acabado aún.

Algo estaba corriendo por el cielo.

Pensé que era un avión de pasajeros, pero entonces me di cuenta que estaba lejos de serlo. Me agaché a la onda de choque pasó por encima de mí.

—¿Eso fue un avión de entrega no tripulado del Wild@Hunt?

El comentario del trabajador de medio tiempo hizo que un escalofrío pasara por mi espalda.

Y después de seguir esa ruta ridícula, el avión dejó algo como una estela. Había muchos. Eran drones de entrega con seis alas, y algo como un gancho de un juego de grúa. ¡¡Y había muchos de esos!! ¿Cien? ¿¡Mil!? ¿¡¡Más!!?

Cada uno parecía como un juguete inofensivo, pero eso cambiaba cuando había tantos. Los dos huimos de vuelta al restaurante con humo, mientras el enjambre de drones se acercaba. Escapamos del peligro al meternos, pero eso sólo significaba que estaban teniendo de objetivo a un espectador calmadamente usando su teléfono para grabar el incendio.

—¿Eh?

Tomaron sus hombros. Tomaron su pecho, espalda, cabeza y muslos… Más y más drones de entrega usaron sus brazos con grúas para tomar su piel y ropa antes de volar hacia arriba con sorprendente facilidad.

La persona se desvaneció de la vista, y sólo su voz permanecía.

—¿¡Estás bromeando!? ¿¡Qué diablos es esto!?

Si recordaba correctamente, cada dron de entrega podía llevar 5 kilogramos. Pero con tantos, eran suficientes para llevar a una persona entera.

Con un sonido seco, una gran masa cayó en el techo de un carro estacionado al costado de la calle. Él probablemente había caído porque él forcejeó en medio del aire, pero eso era el arma de los drones. ¿¡Habían transformado la altura en un arma letal!?

—Oye, ¿siquiera podemos escapar de esas cosas…?

—¿No sólo están detrás de nosotros? ¿¡Atacarán a cualquiera caminando afuera!?

Mientras discutíamos eso, usé un pedazo de madera ardiendo para derretir la brida del trabajador de medio tiempo hasta que él pudiera romperla.

…¿No nos siguieron aquí porque el fuego y el humo la hacían designarla una zona peligrosa? ¿O no tenían rutinas de vuelo en interiores ya que estaban designados como drones de entrega que llevaban paquetes a través del cielo para llegar a la dirección especifica? …Parecía que recordaba que entregaban a la oficina de apartamentos del propietario, así que, ¿no podían pasar a través de las puertas cerradas automáticamente, y subían las escaleras o elevadores para llegar a la puerta de una unidad individual?

Pero recibimos una respuesta de una fuente inesperada.

Alguien dio un paso fuera de la cocina llena de llamas.

—Sí, hemos entrado a la cuenta regresiva de la Calamidad ya fuera que hiciera algo o no.

—Adjust Rex…

No podía creerlo.

La mitad derecha de su cuerpo seguía envuelta en llamas, y él estaba quemado lo suficiente que su abrigo de verano y traje lujoso se habían derretido en su cuerpo. ¿¡Cómo diablos podría seguir de pie!?

—Pero si Wild@Hunt usa su influencia internacional para intencionalmente destruir el balance del mundo, el límite llegará más pronto.

—¿El balance…del mundo? ¿¡Destruirlo intencionalmente!?

—¿Piensas que las cosas que pasaron justo frente a ti es todo lo que hay en el mundo? ¡Sí, esto está pasando por todo el globo! ¡El mundo debe estar cubierto con drones proporcionando este nuevo servicio! ¡¡Gracias al milagro de la automatización!!

No sabía a qué se refería.

Lo miramos como si estuviera loco, pero a él no parecía importarle. Él estiró sus brazos hacia el cielo mientras se quemaba como una antorcha humana.

—¿¡Escuchaste eso, Amatsu Yurina!? ¿¡Escuchaste eso, Absolute Noah!? ¡Prepara ya tu arca! ¡Guía a tu obra maestra a la entrada! ¡Necesitas esto para tu salvación cerrada, ¿no es así?! ¡¡El mundo tiene apenas segundos restantes!!

No sabía si eso era verdad. ¿El mundo realmente estaba lleno con los drones de Wild@Hunt que parecían enjambre, y tiraban personas y carros desde el cielo?

Pero no sabía que él era el centro de todo eso. Traté de tomar un extinguidor cercano para que así pudiera golpearlo con ello.

Tan pronto lo toqué, sentí el dolor de presionar mi mano contra un sartén ardiendo.

—¡Está caliente!

—Sí, Amatsu Satori. La realidad es muy cruel.

Y perdí todo en ese momento. Adjust me levantó por la garganta con su brazo izquierdo no quemado. La falta de sangre en mi cabeza debía haber sido el por qué mi visión rápidamente se entrecerró.

—¿¡Kah…!?

—Usé mi mano izquierda intacta con el fin de negociar.

El joven trabajando a medio tiempo dejó escapar un patético grito, y corrió hacía el vórtice de drones. No podía saber que le había pasado. Bien podría también haber habido un enjambre de Zombis y Vampiros caminando por la Ciudad Kukyou.

—Ahora, me tomaré mi tiempo, y presionaré mi mano derecha en ti. Usaré esta mano derecha quemándose para lentamente rostizarte desde las extremidades primero. La destrucción de la obra maestra es la destrucción del arca. Sólo debes rezar a que Amatsu Yurina haga su movimiento más pronto que después.

—¡¡Adjust…!!

Ahí fue cuando pasó.

Un gran camión articulado se estrelló, atravesando el restaurante.

No había nada sensato al respecto. Ni siquiera se estrelló a través de la entrada; atravesó el muro del costado. Pero gracias a eso, estaba a salvo. Sólo tuvo de objetivo a Adjust, por lo que el mero extremo del extra largo parachoques lo golpeó limpiamente.

—¡¡Agh, *toser*!!

Sentí mi garganta y tosí, mientras algo se movía dentro del camión, y la puerta del pasajero se abría volando.

Y adentro encontré…

—¡Satori, entra! ¡¡Deprisa!!

—¿¡Mamá!?

¿¡Eso fue rápido!? ¿¡Cuánto había pasado desde la amenaza!? Mi hermosa madrastra podía ser muy inmadura. Ella aparentemente intentaba hablarlo más tarde, así que arrastré mi confundido ser en el asiento del pasajero.

Algo se estaba retorciendo en el otro lado del parabrisas.

—Adjust Rex. ¿¡E-estás bromeando!?

Con el contenedor en la espalda, el camión tenía que pesar casi 20 toneladas. ¡No era que quería que Amatsu Yurina fuera una asesina, ¿pero cómo podía pararse después de un golpe directo de eso?!

—Incluso los de niveles bajos del Hack o Slave tenían a un hacker sobrenatural.

Después de las llamas y el impacto, su bata de verano y traje lujoso se desplomaron. Y algo más salió debajo de eso.

¿Son esas una excesiva cantidad de vendas? No. No, espera. ¿¡Eso es…!?

—Una Momia… ¿¡Él era un archienemigo!?

Humanos y Archienemigos eran iguales. Los no-muertos podían realizar actos malos justo igual que los humanos.

—Entiendes qué significa esto, ¿no es así? —dijo él. —Mi cuerpo fue inyectado con todo lo requerido para eternamente preservar un cuerpo de faraón como un contenedor para su siguiente vida. ¿¡Realmente piensas que el calor e impactos de esta vida realmente pueden dañarlo!?

Pero mi madrastra no le prestó atención.

Uno de sus trabajos había sido completado tan pronto ella me recuperó, su hijo. Su bien formado trasero se alzó, y regresó al asiento del conductor mientras ella felizmente limpiaba el sudor de su frente.

—Pero las momias requieren ese proceso molesto porque tienen miedo de un cierto algo afectando la preservación de los cuerpos.

Ella puso una sonrisa extremadamente fría.

—Dicho de otra manera, humedad. ¿Y no es hora de que los rociadores se activen aquí?

Grandes gotas de lluvia cayeron en el parabrisas.

Y mi madrastra ni siquiera revisó para ver si él había reaccionado. Ella violentamente tomó la palanca de cambio, pero para mi sorpresa, ella envió el gigante camión hacia adelante.

El agua lo debilitaba.

Inmediatamente después de anunciar eso, ella cruelmente tomó ventaja de esa debilidad.

Con un fuerte ruido, el gran camión articulado atravesó el muro opuesto por el cual había entrado. Derribó algunos carros ligeros estacionados en la acera, y entró a la calle. Nadie se molestó en revisar qué le había pasado a Adjust.

Escuché el rugir de propulsores, y una tonelada de drones comenzaron a llenar la ventana de la puerta justo a mi lado.

—¿¡Wah!?

—No te preocupes, Satori. Podríamos tener problemas con un carro estándar de 4 puertas, pero no hay forma de que puedan cargar un camión articulado.

La ridícula escala Hollywoodense de su entrada aparentemente tenía una razón real detrás de ello.

Pero no podía relajarme.

—…Están por todas partes encima.

Era como la tormenta de arena que había visto en Las Vegas. Una colección de puntos negros llegaron por uno de los extremos del cielo azul, con la suficiente densidad para casi bloquear la luz del sol.

Eso era aterrador, pero no podíamos simplemente rendirnos. Encontré un sistema de navegación fijado a un estante. En lugar de una variedad reciente que llenaba el espacio del estéreo del carro, era uno portable del tamaño de una tarjeta. Era como un Smartphone que era lento en reaccionar a mi toque. …Así que casi quería discutir que una aplicación mapa GPS de un Smartphone sería mejor.

Como fuera, tenía la fortuna de encontrar un dispositivo conectado a internet.

—Maxwell, responde si puedes oírme. Detén cualquier forma de rastreo, y usa esto como tu estación base.

—Claro, entendido.

—¿Eh? —dijo mi madrastra. —¿Esta cosa sigue dando mi posición? Pero apagué la opción de GPS.

—Oh, madrastra descuidada…

Había muchas formas de ubicar a alguien además del GPS, y, ahora que la industria de navegación del carro estaba perdiendo contra los mapas de aplicaciones de Smartphone, estaban usando varios métodos para proporcionar la precisión que conductores de taxi profesionales y camioneros querían. …Pero no había necesidad de explicar todo eso aquí.

—Maxwell, piratea todos los routers inalámbricos cercanos, y transmítela a todas las bandas de frecuencia.

—No había cambio en el comportamiento de los drones. La interferencia no está mostrando ningún efecto.

—Maldición. ¿Cambiaron a un modo autónomo si algo salía mal? Darles todo desde control de vuelo hasta un software de mapa ciertamente era generoso.

Bueno, los dispositivos estaban destinados a entregar productos de la tienda en línea. Si señales pobres los interrumpirían del GPS, y les permitía perderse, la compañía recibiría una tormenta de quejas sobre productos no entregados. También era posible que las personas cruelmente los jodieran cómo personas apuntando láseres a aviones. Si arrojar una piedra al dron haría que tiraran su entrega, podrías robar los productos. En ese caso, tenía sentido que incluyeran varios mapas y métodos de control.

—Por cierto, ¿necesitamos compartir algo de información?

—No, —respondió Maxwell. —Al entrar a unos cuantos dispositivos dentro de ese restaurante, estoy al tanto de que el mundo está en problemas por la insistencia de un idiota. En vez de los servidores centrales alrededor del mundo, esto es probablemente basado en el mal uso de la instalación de reserva final que generalmente está escondida detrás de las escenas.

—Así que cuando hay un error fatal en la red crucial de 140 servidores, la autoridad cambia a la reserva final. …¿Pero eso está infestado con el virus de Adjust? No, ¿realmente él dejaría código malicioso ahí así?

—Él podría no haberlo necesitado para hacer un movimiento riesgoso. Después de todo, la instalación de reserva final está normalmente cortada de la red y olvidada.

—Un conflicto de seguridad, ¿eh?

Era común para novatos el preguntarse qué pasaría si pones varias piezas de software de seguridad en la misma computadora. Era erróneo pensar que la hacía más segura. Los softwares de seguridad se pelearían entre ellos, y causarían un error fatal.

—Los 140 servidores centrales usan una seguridad tipo A, y la reserva final usa seguridad tipo B. Revisar cada archivo individual no mostrará nada malicioso, pero una vez que se encuentren en la misma red, un conflicto serio ocurrirá. Si así es cómo Adjust lo estableció…

—Atacar personas no es una operación tan compleja, —dijo Maxwell. —Los drones de entrega ya tendrían la habilidad de reconocer personas, y evitarlas con seguridad, así que sólo necesitaría cambiar eso, para que así las reconozcan, se acerquen a ellas y las levanten como un “paquete”.

Una reserva no era más que una reserva, así que sólo necesitarías pensar en ella en una emergencia. Si se accedía para mantenimiento anual, nadie notaria esos “monstruos escondidos en la salida de emergencia”.

Y una vez que la puerta era abierta, los monstruos se derramarían por el mundo.

—¿Entonces jalé el gatillo? ¿¡Porque envié un virus inofensivo al Wild@Hunt a través del servidor central para ver cómo reaccionarían!?

—No. En base a las declaraciones de Adjust, predeciría que este es uno de sus planes para desconcertar a la Sra. Amatsu Yurina. Usted simplemente se encontró con una bomba a control remoto antes de la presión del botón programada, así que dudo que influencia la cantidad de daño.

—¡¡Pero…!!

—Bien, bien. Es suficiente de eso.

Mi madrastra casualmente interrumpió mientras conducía el camión a través de la ciudad confundida de zumbidos con enjambres de drones.

—Parece que los drones indiscriminadamente envuelven a las personas para tomarlas, levantarlas y tirarlas de una altura de 10 metros, o cerca de tres pisos. Y las personas caerán más pronto si forcejean en el camino, por lo que el promedio de muertes no debería ser tan elevado.

—Aun así no puedo simplemente ignorar esto. Nada dice que se detendrán después de que se lo hagan a alguien una vez. Si son tomados una y otra vez después de que se han debilitado, serán aplastados más allá del reconocimiento.

—Cierto. Y el verdadero problema no es el enjambre de drones. El poderoso estrés amplificará la malicia, y pavimentara el camino a un peligro moral a gran escala.

Ser golpeado por una bomba no era la única amenaza de un bombardeo. Incluso en un refugio seguro, exposición al intenso ruido y sacudidas por largos periodos de tiempo, podían permitirle al poderoso miedo de la muerte comerse la psique de alguien y conducir a un severo TEPT.

No necesitabas una máquina de guerra pura que masacrara todo.

Incluso con algunas aberturas, un arma todavía podía dañar la mente humana.

—Esto podría ser un serio problema si se expande a un nivel global, —dijo mi madrastra. —Todos los sistemas políticos están hechos para que la minoría controle a la mayoría, pero eso quiere decir que la mayoría alborotada puede dejar a la minoría del ejército o policía incapaz de funcionar. De hecho, el ejército y la policía son a veces los primeros en quebrarse.

—¿Como los golpes militares de las que a veces se escucha?

—O policías yendo a juegos de disparos.

Estábamos discutiendo una era en la cual las personas destruían a otras personas, rechazaban su propia civilización y dejaban escapar la felicidad.

Eso era la Calamidad, un peligro moral a gran escala que podía eliminar la raza humana, y se estaba acercando más.

—Además, el problema no se acaba incluso si terminamos con el enjambre de drones.

—?

No obstante.

Esos drones funcionaban con baterías, optimistamente, esto terminaría por su cuenta en unas cuantas horas. Pesimistamente, serían capaces de recargarse a sí mismos, pero si las estaciones de recarga eran todas destruidas, se morirían de “hambre”.

Destruir todas las estaciones significaría una pelea por el mundo. Pero eso al menos nos daba una meta. Si estábamos preparados para un apagón enorme, serían las máquinas las que sucumbirían primero. Todavía había esperanza. O eso pensaba.

—Si una corporación global que apoya al mundo es destruida como los culpables aquí, conducirá a una depresión global causada por el daño económico del tipo que el mundo nunca ha visto, —explicó mi madrastra. —El estrés social no se irá. Resolver esto o no, es extremadamente probable que conducirá a la Calamidad.

—…¡Entonces no hay nada que podamos hacer!

Habiendo dicho eso, si Wild@Hunt escapaba ilesa con el fin de preservar la estabilidad global, y toda la culpa era forzada en un descarado chivo expiatorio, sólo enfurecería al mundo. No importaba lo que se hiciera, los niveles extremos de estrés no se irían. Realmente no había salida que pudiera ver.

—Así es, Satori.

La Reina Demonio Lilith había hecho un lío en el mundo de formas visibles e invisibles, pero ella en realidad sonaba tímida aquí.

No.

—Así que, Satori, una vez que junte a todos, creo que finalmente nos dirigiremos a Absolute Noah al fondo de la presa.

—¿Qué-?

—Ese es el punto entero del arca y los tickets de abordaje. Si no podemos detener la Calamidad, entonces necesitamos subir a bordo ahora sin importar lo que diga lo programado.

El camión seguía conduciendo a través de la caótica ciudad. Y ocasionalmente atravesaba ligeros carros que las personas habían abandonado en el camino debido al tráfico. Eso quería decir que ella tenía un destino en mente.

Pero había pensado que era un destino que podíamos usar para contraatacar. Pensé que estábamos trabajando para detener los drones alborotados y resolver este problema global.

—…¿Estás diciendo que vamos a huir? ¿Sólo nosotros?

—Vamos a sobrevivir. Seguiremos el concepto original.

—¡Podría todavía haber algo que podamos hacer! ¡¡Conocemos muchas personas en esta ciudad!! ¡Protegernos del desastre que ya está sucediendo es una parte, pero, ¿estás diciendo que vamos a huir antes de que el fin llegué y sólo lo dejemos pasar, mamá?!

—Hambruna traída por la sobrepoblación, desastres naturales extremos causados por el calentamiento global, recursos subterráneos sacándose, el mundo fracturándose por el aumento de aislacionistas… Hemos pensando en varios escenarios que podían colocar estrés social global pasando los límites, y causando la Calamidad. Corporaciones monstruosas creciendo como un cáncer en la sociedad fue uno de esos escenarios. Sabíamos que este vaso sanguíneo en el cerebro iba a quebrarse eventualmente, pero hoy es el día que llegó al límite. Dijiste que no ha pasado aún, pero el pronóstico de muerte del mundo fue dado desde la Guerra Fría. Aunque se nos fue dado a nosotros los Archienemigos hace un milenio en forma de profecías.

—…¿Cómo puedo aceptar eso?

—Erika, quien ni siquiera puede caminar en los rayos del sol, dijo lo mismo. Igual que tu padre. Se resistieron, pero ahora están dentro de la parte trasera del camión. Te tengo ahora, así que eso sólo deja buscar a Ayumi de su escuela privada segura. Entonces habré ganado.

Mi madrastra, Amatsu Yurina podría haberlo visto de esa manera. Para alguien que había pasado un largo tiempo preparándose, esto podría haber lucido como el más grande clímax. Ella miraría por las masas apaciguadas por la paz y diría, “¿Ves? Tenía razón”.

—¿¡Cómo puedo aceptar esto!? Anastasia está de visita ahora. ¡Y están Itou Helen, Kuroyama Hinoki y, por supuesto, la Representante de la Clase!!

—¿Entonces qué propones?

—Este alboroto de drones global fue causado por abusar un conflicto de seguridad cuando Wild@Hunt decidió que sus servidores centrales estaban infectados, y cambiaron a su instalación de reserva final. Así que si vamos por el otro lado…

—No, —dijo Maxwell. —Buscar a través de todo el grupo de información dentro de los 140 servidores centrales resulto sin información en la instalación de reserva final. No sabemos en qué parte del mundo está. De hecho, podría estar en un satélite o en una estación espacial, así que localizarla ahora no es realista.

—¡Adjust Rex!

—¿Qué?

—¿Ese director no ejecutivo de Wild@Hunt realmente visitaría esta ciudad regional del lejano oriente sólo para atacarme? Él también lucía bastante desilusionado con Wild@Hunt. Necesitamos asumir que tenía otra razón para estar aquí. Y si sus redes normales actúan como si la instalación de reserva final no existiera, podemos asumir que él visitó físicamente la instalación para establecer su conflicto de seguridad.

Eso quería decir…

—La reserva final de Wild@Hunt está escondida en Ciudad Kukyou.

—…

—Se supone que hay un servidor central en cada una de las zonas de soporta del Wild@Hunt, pero por alguna razón, sólo Japón tomó prestado el exceso de espacio de otro país. ¡Eso no sólo era un rumor, Maxwell lo rastreó todo hasta Nueva Delhi!

¿Entonces por qué el servidor central de Japón no estaba funcionando?

—El servidor japonés fue cortado de la red para actuar como la reserva final.

—Aún si es así, ¿qué prueba tiene de que convenientemente está en Ciudad Kukyou? —dijo Maxwell. —Esta es una ciudad regional relativamente poco interesante.

—Esta ciudad se especializa en la investigación de desastres, así que es el lugar perfecto para poner tu seguro. Es más seguro, y demás confianza que un satélite el cual puede perder el control debido a escombros o vientos solares. La reserva final…no, el servidor central japonés estaría colocado en esta ciudad. ¿¡Cierto!?

—Incluso si detenemos los drones de Wild@Hunt, no evitaríamos el daño económico y la depresión global que le seguiría, —me recordó mi madrastra. —La Calamidad ocurrirá de una u otra manera.

Era verdad que no tenía una respuesta para eso aún.

Si hacía un movimiento equivocado sin pensarlo, podía convertirme en la causa directa del daño en lugar de sólo pasivamente observar a otros morir.

Pero.

Aun así.

—…No los abandonaré.

—Satori.

—Es lo mismo que con el Coliseo de la Cruz Brillante. Detener ese programa de entretenimiento presentado por esa chica conejita azul no garantizaba el salvar a los Archienemigos. Podrían haber cambiado el formato y vuelto a abrir, como una clase diferente de programa de asesinatos. ¡Pero lo hice aun así! ¡Y fue los resultados lo que nos trajeron al día de hoy, ¿cierto?! ¡Si me hubiera rendido entonces, Itou Helen, Muramatsu Yukie, Erika, Ayumi y todas las demás habrían sido asesinadas después de ser forzadas a pelear a muerte dentro de esa jaula de insectos gigante! ¡¡Habría sido 100% garantizado!! ¡¡Así que tenía que hacerlo!! ¡¡Tengo que buscar un milagro construido por nuestros esfuerzos individuales!!

—…Esa es una historia definitivamente conmovedora, —dijo Amatsu Yurina.

Pero…

—Si estuviéramos hablando sobre un extraño, podría haber aplaudido irresponsablemente. Pero, Satori, me decidí en volverme tu madre. No importa qué pecados capitales deba soportar como resultado.

—…!?

Terminé dudando.

Abrí la puerta, y abrí de golpe la puerta del lado del pasajero, a pesar de que el camión se seguía moviendo. La abría tan duro, e inmediatamente golpeó una señal de tránsito, y fue arrancada, pero tenía cosas más importantes por las cuales preocuparme.

Pero no porque había saltado a la calle en un impulso de resolución masculina.

No, era porque un hombre ensangrentado se arrastró hacía el asiento abierto del pasajero.

¿Se arrastró? Así que, ¿desde abajo? Estaba tan confundido para encontrarle sentido, por lo que la primera en reaccionar fue mi madrastra. Ella buscó en su cadera, y sacó una magnum monstruosa de un solo disparo con un cañón tan grueso como una pistola de bengala, y proporcionó la respuesta precisa.

—¡¡Adjust Rex!!

Él era un Archienemigo Momia.

¿¡Ese bastardo secado se colgó al fondo del camión después de ser golpeado por el peso de 20 toneladas!? ¡¡Él había fanfarroneado sobre un faraón o algo así, pero dejando a un lado qué tan infeccioso era él, él parecía incluso más resistente que un Zombi o un Vampiro!!

—Esto no ha acabado…necesito tu arca. ¡Y ese mocoso es la llave maestra, ¿no es así?!

—…!!

Mi madrastra parecía dudosa de disparar eso conmigo entre ellos.

La realidad era cruel, así que no importaba qué tan cuidadosamente te preparases, el más ligero momento de inatención podía significar perderlo todo.

Así que…

—Ah.

Escuché una voz extraña.

No era la mía.

Un brazo de grúa de un dron de entrega se estaba clavando en el hombro de Adjust Rex mientras él se colgaba en el exterior del camión.

—Ahh, ahhh, ¿¡aahhhhhhhhhhhhhhh!?

Era como mirar una parvada de gaviotas.

¿Él no se había colocado como una excepción de objetivo o sus heridas y quemaduras creaban un cambio muy diferente a la forma registrada en la información de reconocimiento facial?

Sin importar eso, el idiota fue envuelto por el fin del mundo que él mismo había liberado, y él estaba siendo llevado al cielo

…Bueno, los hackers y los francotiradores sólo podían actuar como un Dios hasta que sus ubicaciones e identidades fueran reveladas.

Y no tenía el tiempo para sólo mirar.

La atención de los drones estaba en Adjust, así que esta era mi oportunidad. Si mi madrastra me amenazaba con esa magnum monstruosa de un solo disparo, no sería capaz de moverme.

Esta era mi única oportunidad de saltar.

Si dudaba, el miedo me dejaría congelado en el lugar. Saqué el navegador de carro del tamaño de una tarjeta de su soporte, y me arrojé por la abertura abierta por la puerta faltante.

—¿¡Satori!?

Mi madrastra gritó mi nombre, pero no estaba escuchando. Antes de que siquiera pudiera pensar sobre mi posición o prepararme para el impacto, golpeé contra el asfalto, y rodé. ¡¡Dolía tanto que sentía como si tuviera petardos pegados debajo de mi piel! Difícilmente podía creer que no aplasté hasta volverse polvo el último de mis huesos en mi cuerpo.

—Agh, aghh, ¡¡aghhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

¡Estaba cerca de morder mi lengua por mi propio grito! ¡Maldición, ¿el salto al rodar que veías en las películas y series realmente era lo correcto de hacer?! ¡¡Nunca había rodado tanto antes, así que podían reírse si querían, pero no podía saber la diferencia entre rodar como profesional y como novato!!

—Si no se apresura, los drones o la Sra. Amatsu Yurina lo alcanzarán, —advirtió Maxwell.

—¡Ya sé…eso!

Arrastré mi cuerpo adolorido para meterme en callejón estrecho.

Primero que nada, los ataques de los drones eran un abuso del sistema que volaba a través del cielo buscando una dirección, y después entregar el paquete al frente de la puerta o patio. No podían alcanzarte dentro de un espacio extremadamente estrecho.

Y el camión articulado de Amatsu Yurina requería una calle bastante amplia para conducirse. Ella podía quebrar los muros para forzarse su camino, pero le faltaría el poder para continuar mientras amplía un callejón entero.

—¿Dónde estoy? Creo que esto está cerca de mi escuela.

—Llegará a la Primera Preparatoria Kukyou en otros 500 metros.

—El sistema de navegación de carro te queda.

—¿Entonces debería usar una voz sintética más femenina?

…Eso quería decir que Itou Helen, la Bruja, y la Representante de la Clase eran primero.

—Maxwell. Contacta a Anastasia, Kuroyama Hinoki, Muramatsu Yukie, Himatsuri Asami, mi madre biológica Magatsu Taori y a todos los demás que conozca. Diles que no salgan hasta que el ataque de drones se acabe.

—Esparcir la teoría de seguridad en interiores al público general probablemente reducirá el daño mundial.

—Con esto sucediendo, los foros y las redes sociales estarán llenas de desinformación. Si no tienes un título como “sobreviviente experto”, nadie va a creerte.

La única excepción era recibir noticias de alguien que conocías personalmente.

Esto era causado por máquinas, pero podía ser clasificado como un desastre de escala global. Era muy parecido a un enjambre de langostas. Y la humanidad mostraría su lado desagradable en más que sólo el mundo real.

De hecho, era más fácil frecuentemente perder todas las ataduras cuando te dabas rienda suelta en el anonimato temporal del internet, así que las personas tendían a ser más escépticas.

Escuché un zumbido desconcertante por encima mientras los drones volaban por la zona limitada del cielo visible entre los dos edificios.

—Vamos, Maxwell. Necesito ir a la escuela por ahora.

—Claro.

Avancé a través del callejón estrecho.

Aparentemente les habían ordenado atacar humanos indiscriminadamente, ¿pero cómo nos diferenciaban de todo lo demás? ¿Reconocimiento facial, patrones al caminar o sólo una silueta humanoide en general? Saber eso podía decir cómo evitarlos, pero no tenía tiempo de hacer pruebas precisas.

Si el callejón se hacía tan sólo un poco más amplio, y los drones de entrega decidían que no golpearían los muros, se apresurarían para asesinarme. No podía evitar sentirme nervioso.

…¿Pero eso significaba que podía asegurar mi seguridad al estrechar los muros por mi cuenta?

—¿Sucede algo? —preguntó Maxwell.

—Hay muchas cosas en este callejón. Si pasó una soga de plástico a través de los caños de drenaje en los muros del edificio para que así se queden colgando encima, apuesto a que podía crear un “techo” para mantenerlos lejos.

Nunca podría cubrir una calle entera de varios carriles, pero valía la pena intentarlo con un callejón algo amplio.

Me sentía cada vez más impaciente, pero lentamente estaba progresando a través del laberinto.

Tomar una ruta diferente a la normal no era el problema. Colocar el truco de las sogas de plástico mientras caminaba no era suficiente. El tiempo parecía estirarse infinitamente. Un grito se estaba elevando en mi garganta como un autobús por un camino montañoso en zigzag. Cuando vi una película de horror con la actriz corriendo y gritando en las remotas montañas donde nadie podría escucharla, siempre me preguntaba cómo el escritor del guion no se preguntaba eso, pero ahora lo entendía. No importaba si era inútil. Gritar no era para en realidad buscar ayuda: era más una forma de liberar el estrés cuando tu presión interna estaba a punto de llegar al límite.

Aun así, logré sacar unas cuantas palabras.

—…Finalmente lo logré.

Era la escuela.

Mi preparatoria usual.

Estaba cubierta en ventanas, y la entrada tenía puertas de vidrio. Era casi el peor edificio en el cual encerrarse, pero el desajuste conceptual de los drones de entrega los habían salvado. Los drones podrían haber entrado si lo intentaban, pero el enjambre nunca intentó pasar a través de las ventanas.

Pero si no estaban al tanto de esa regla, la escuela tenía que haberse vuelto una colección de estrés letal. Podrían estarse precipitándose unos a los otros como carbón en una máquina de vapor, así que quien podía decir cuando su grupo psicológicamente tomaría un giro negativo, y conducir a la violencia.

Incluso ahora, podía escuchar una voz temeraria proviniendo de los altavoces del patio.

—Este es el Vicepresidente del Consejo Estudiantil Asasaya Kakugo en lugar del Presidente. En espíritu de las “damas primero”, el Consejo Estudiantil quisiera guiar a todas las estudiantes al resistente gimnasio. Los chicos pueden esperar hasta un anuncio futuro.

—Maxwell, comienza un incendio eléctrico en el salón de transmisión. No podemos dejar que las estudiantes sean dirigidas por ese bastardo pervertido y su descarado sueño de un harem.

—¿Qué tal reducir eso a un choque eléctrico? Admitiré, sin embargo, que no podía ser más obvio que intenta encerrar el gimnasio con sólo él y todas las chicas de la escuela adentro.

Después de un rugido ensordecedor similar para un bucle de retroalimentación auditivo, todos los equipos de transmisión se callaron.

…Un peligro de un sitio de desastre era la posibilidad de un salvador arrogante. Esos pedazos de mierda buscarían recompensas ilegales de las personas que rescataban. Y desafortunadamente, era un fenómeno encontrado no sólo en voluntarios novatos, sino en equipos de rescate profesionales y soldados también.

Tener a un gran grupo confiando en ti, te hacía sentir todo poderoso.

Sentías la gran dependencia de personas diciendo que te necesitaban.

Justo como sostener una pistola hacia a las personas sentirse más temerarias, una posición de absoluta superioridad sobre alguien que tenía una manera de revelar quien realmente era esa persona en el interior.

Este tipo ya estaba mostrando señales de eso.

Él estaba en lugar del Presidente, ¿pero por qué el Presidente se había hecho a un lado? ¿O qué habían hecho durante la confusión? Eso era en lo que más tenía interés de descubrir.

Habiendo dicho eso, tenía que encontrar una manera de entrar a la escuela.

Dirigirme a la entrada principal a través del patio abierto sería el pináculo de la estupidez. Dirigirme a la entrada de la facultad desde el estacionamiento por detrás seguía siendo preocupante.

—Maxwell, busca una forma de entrar a la escuela. Físicamente, quiero decir.

—Amm, eso es difícil de decir para mí.

—No puedes decir que no hay una y que me tengo que rendir. Itou Helen y la Representante de la Clase están ahí.

—Eso no es a lo que me refiero. ¿Recuerda quizá la telaraña subterránea de túneles de la Cruz Brillante construida debajo de la Ciudad Kukyou para su infraestructura de secuestros? Bueno, los drones parecen evitar zonas internas, así que eso sería súper seguro.

—¡¡Soy un idiota!!

Sostuve mi cabeza con mis manos y grité. Todo ese tiempo perdido, y exceso de tensión fue convertido en cansancio.

Una persona normal no podía abrir a la fuerza esos cerrojos electrónicos, pero nosotros podíamos hacerlo con facilidad.

—…Maxwell, dame un obstáculo. Dame una razón por la cual caminar abiertamente todo este tiempo realmente pudo ser útil.

—Claro. En el caso de la Primera Preparatoria Kukyou, la puerta a los tuéneles subterráneos está en un almacén pasando el patio en lugar de directamente en el edificio de la escuela. Por lo que si los estudiantes fueran a escapar al subterráneo, deben encontrar una manera de cruzar ese patio del infierno.

—¡¡De acuerdo!! ¡¡Eso es algo que tengo que hacer!!

Sabía que era increíblemente inapropiado, pero los tipos de ingeniería tenían una forma de emocionarse cuando se encontraban con un problema difícil. …Lo peor era entrar en una marcha fúnebre donde todo empeoraría y empeoraría, y no había nada que pudieras hacer.

—Maxwell, abre todas las puertas a los túneles subterráneos. Y publica las rutas de escape en varios foros. Las personas podrían no creerlo al principio, pero algunos lo intentarán. Y verán que es verdad una vez que vean las puertas abiertas por su cuenta.

—Claro.

—El ataque de los drones está sucediendo a una escala global, pero necesitamos comenzar con construir una base. Si podemos salvar a Ciudad Kukyou, quiero hacerlo. …Y eso por supuesto, incluye a todos en la escuela.

No importaba que tan resistente fuera.

Sólo tenía que crear un camino desde la salida del edificio de la escuela al borde del patio que los drones interpretarían como fuera de los límites.

Imaginé algo como un distrito de compras con arcades.

El problema era la falta de algo para adjuntar la soga de plástico al patio ampliamente abierto.

No podía simplemente dirigirme hacia ahí, así que me regresé al callejón estrecho. Tomé una bicicleta abandonada apoyada contra el muro.

—Será atrapado incluso si monta eso a máxima velocidad. Los drones del Wild@Hunt pueden moverse a cerca de 50km/h.

—Eso no es lo que estoy planeando. Si remuevo los tubos del neumático y quito el marco, puedo crear una resortera gigante. Vamos a derribar a uno de ellos.

Usé, de hecho, una pequeña roca para dispararle a un dron volando encima. Los drones de entrega por supuesto, no estaban construidos con armas, así que no podían contratacar siempre y cuando permaneciera en la zona segura.

Me agaché y tomé los restos.

—De acuerdo, revisemos las cámaras y sensores para ver cómo perciben el mundo exterior.

—Claro.

Los sistemas de navegación de carros aparentemente tenían cámaras estos días. Probablemente revisaban lo rojizo del rostro de un conductor, y el oscilar de sus ojos para prevenir conducir ebrio.

Lo sostuve cerca para que Maxwell pudiera ver.

—Su posición general es rastreada con los métodos dobles de GPS y señal wifi. El procesamiento de imagen está manejada en 360 grados por debajo usando las cámaras en las barras extendiéndose del ala en el frente y la ala en la parte trasera. También tiene un radar de microondas para cubrir todo en una esfera alrededor.

Sólo porque las dos cámaras eran movibles no quería decir que podía ver todo alrededor todo el tiempo. Justo como un ventilador que se voltea, tiene puntos ciegos. Y si las cámaras fallaban en reconocer una ventana transparente o espejo pulido, se estrellaría en ellas. El radar sería usado para evitar esa clase de problemas.

Habiendo dicho eso…

—Sólo perturbar la señal del radar no sería suficiente. Interferir con los radares inalámbricos ya fue un fracaso

—Claro.

—Entonces es sólo como un carro autónomo. Configuremos esto con eso que hizo que esas batas de laboratorio se pusieran pálidas en sus pruebas de circuitos.

¿Con qué materiales tenía que trabajar? Sí, no necesitaba hacer nada de metalistería con un torno como un profesional. Estaba preocupado por la erosión, pero un gran borrador funcionaría por un corto tiempo. Usé los cálculos de maxwell para tallar en la superficie, y entonces era hora de que la estrella brillara.

—Maxwell, busca el grifo más cercano a los terrenos de la escuela.

—Claro. En lugar de la fuente para beber en el exterior, hay un grifo de riego integrado en el jardín floral al lado de la instalación del estacionamiento. Ya he confirmado la longitud y anchura de la manguera adjunta. Tiene 20 metros, así que eso debería tomar 4 o 5 segundos. Asumiendo que no hay errores en su información física, debería llegar antes de que los drones se acerquen a usted.

—…Hay una cerca en el camino. ¿Incluiste eso en tus cálculos?

—Por supuesto. Por favor concéntrese en la línea directa al grifo de riego. Un agujero ha sido cortado en el fondo de la cerca, quizá para permitir que un gato pase.

…¿Quién había hecho eso? ¿Un estudiante o un conserje? Bueno, lo cortaron bastante para que así el gato no se lastimara, pero si los cables se atoraban en mi ropa, y quedaba atrapado, eso sería fin del juego para mi vida.

Revisé el cielo lleno de drones mientras comenzaba a estirarme cerca de la salida del callejón. Cuando estaba así de tenso, tenía que asegurarme que no tendría problemas con mi talón de Aquiles.

—Maxwell, rastrea la distribución del dron. Dime cuando comenzar a correr.

—Eso sería ahora.

—¡¡Eso fue rápido!!

Sentí como si una mano invisible me hubiera empujado hacia adelante, así que salí corriendo del callejón, hacia la preparatoria. El zumbido de lo que sonaba como incontables alas, apretaba mi corazón.

Tomar la ruta más corta significaba la entrada trasera. Corrí directamente hacia la cerca alta, y me deslicé de cabeza hacia la entrada del gato. La cerca con el agujero no debía reflejar sus ondas del radar apropiadamente porque varios drones chocaron detrás de mí, dañando sus propulsores.

—!

Pero todavía no podía relajarme.

Revisé la conexión del grifo integrado en la tierra, y la manguera de goma doblada en un tambor. Entonces tomé el accesorio hecho a mano que tallé en un borrador, y lo metí en el extremo de la manguera.

Innumerables drones ya estaban descendiendo rápidamente hacia mí.

Giré el grifo a explosión máxima, tomé la manguera de goma y la sostuve hacia el cielo.

Agua salió estallando como una fuente, y rodeándome con un paraguas transparente y fluyente.

Era como una barrera mágica.

El feroz enjambre de drones se detuvo por completo al borde del parasol de agua. Esas armas deberían haber sido capaces de levantar un pequeño carro si trabajaban juntos, pero eran incapaces de pasar una barrera tan ligera como las burbujas de jabón.

—Parece que funcionó.

—Claro. Los drones usan sus cámaras y radar juntos para determinar qué camino es seguro. Si ninguno ve un problema, continúan. Si uno o el otro ven un problema, encontrarán otra forma de pasar. Pero si los dos dan una lectura que está en conflicto con la otra, ven la situación como peligrosa. En algunos casos, se detendrán brevemente en lugar de encontrar un desvío, y esperaran por instrucciones del centro de control que provee control manual.

Lo que importaba aquí era que había creado una sombrilla de agua sin brechas en lugar de una regadera o rociador. Eso quería decir que las cámaras de los drones no podían ver nada ahí, pero el radar estaba reflejando el agua y detectando un obstáculo. Justo como las ventanas gruesas de un rascacielos.

…Y por supuesto, los drones de envío no podían recibir asistencia manual gracias al conflicto de seguridad de Adjust. Ya que él no podía dar un sólo clic desde el centro de control para acabar con su alboroto. Así que si estaban esperando por instrucciones pero nadie más tomaba el control, naturalmente continuarían revoloteando en el lugar por siempre.

—Hubo un problema similar con carros autónomos que usaban cámaras y radar. Cuando un camión en el siguiente carril golpeara un charco y creara “alas” de agua en cada lado, el carro lo confundía por un muro directamente en frente, y estampaba los frenos. Pero ya que alguien podía saltar frente al carro en cualquier momento en un distrito comercial, los frenos de emergencia tenían que ser bastante sensibles. Tuvieron haber creado un serio cuello de botella.

Como sea, había creado un santuario portable. La manguera de goma envuelta en el tambor no era tan larga, pero ser capaz de caminar abiertamente sin preocuparme de los drones significaba mucho.

Sólo tenía que repetir este proceso.

—Entremos al edificio de la escuela.

—Necesitaba un gran número de borradores. La tienda de la escuela sería la mejor fuente.

…Me hubiera encantado obtener la ayuda de todos los estudiantes para eso, pero no podía forzarlos a pagar sólo porque era una emergencia.

Después de comprar lo que necesitaba de la mujer joven con delantal, que todavía estaba manejando la tienda (quizá para proteger la registradora), jalé tambores de mangueras de goma del almacén de la escuela, y las pega a los grifos para beber en el pasillo.

Esta vez, no hice nada con los extremos de las mangueras.

Usé taladros y cinceles en la tienda del salón para abrir agujeros en los costados de las mangueras parecidas a serpientes, y metí el borrador ahí. Entonces las arroje por la ventana. Usé la manguera del rociador para protegerme, mientras pegaba las mangueras para que así alcanzaran del edificio de la escuela al final del patio donde estaba la puerta hacia el subterráneo.

—Me gustaría tener dos mangueras en cada lado.

—Caminar a través de ahí probablemente lo dejará empapado.

Sí, las muchas fuentes colisionarían, y harían caer el agua. No podía evitar por completo toda el agua como lo podías hacer con mi versión improvisada simple.

Nunca expliqué lo que estaba haciendo, pero cuando las personas dudosamente miraron afuera de las ventanas del salón, debieron notar que estaba caminando por el patio con seguridad.

Cuando regresé al edificio de la escuela, y encendí el grifo de agua, algunas personas asomaron sus cabezas al pasillo.

—Senpai, am, ¿qué estás haciendo?

—¿Itou-san? No estoy seguro que pueda darte una explicación muy detallada, pero la explicación simple es que los drones no les gustan los muros de agua o pasillos subterráneos complejos. Quiero meter a todos los estudiantes en los túneles de la Cruz Brillante, así que, ¿puedes ayudarme? Sí, abrí todas las puertas de los túneles por la ciudad, así que puedes decirle a tu familia, y a sus compañeros que usen esas. Un mensaje directo debería hacerlos entender, y eso ayudaría a esparcir la información.

—¡S-Senpai, ¿ahora contra qué estás peleando?! ¡Por Dios!

—Realmente no estoy seguro esta vez. ¿Si dijera que contra “el fin del mundo”, me creerías, Itou-san?

—…¿Te estás burlando de mí?

—Ya veo. Si esa es tu respuesta, entonces desafortunadamente, no creo que tenga una oportunidad de explicarte esto.

Le dejé la zona de los kouhais a ella. Quería ver por mi cuenta que la Representante de la Clase estuviera a salvo. Incluso si no había ni una razón lógica o estratégica para hacerlo.

Subí corriendo las escaleras a mi salón usual. Ignoré al maestro que me dijo que me detuviera en camino ahí.

Abrí de golpe la puerta corrediza, y grité adentro.

—¡Representante de la Clase!

—¡¡Sin uniforme, zapatos de interiores, extremadamente tarde y actuando como si no hubieras hecho nada malo? ¡¡Satori-kun, siéntate en el piso justo ahí!!

Ella inmediatamente me dio una cachetada seria que casi me arrancó la cabeza. A-Auuh. Pero al menos ella estaba bien.

La frentona Representante de la Clase con lentes puso sus manos en sus caderas, y se paró frente a mí.

—Ahora, ¿qué estás haciendo, Satori-kun?

—…H-hice una salida segura, así que, ¿todos podrían quizá dirigirse ahí?

Habría sido mucho esperar que las personas arriesgaran sus vidas al ir afuera en base a mi palabra, pero había probado que era seguro al pasar por el patio lleno de drones. Mirar fuera de la ventana mostraba a algunos kouhais nerviosamente cruzando el patio para llegar a la puerta abierta al túnel. La cosa rara acerca de estas situaciones era cómo nadie quería ser el primero, pero tampoco querían ser el último en irse. Una vez que las personas comenzaran a irse, todos los demás comenzarían a seguirles.

—¿Qué harás, Satori-kun?

—Me aseguré de que estuvieras a salvo, pero tengo toneladas de cosas por hacer. Así que si me disculpas…

—Tenía el presentimiento de que dirías eso. ¿Pero realmente piensas que te dejaría escapar?

—¡Nin nin!

La Representante de la Clase era demasiado Representante de la Clase-ezca, así que tomé el papel de ninja, y empecé a correr a través del edificio de la escuela rápidamente vaciándose. Corrí para escapar de los gritos de “espera”, y por completo perdí a esa persecutora del infierno al esconderme dentro de un casillero en los vestidores de las chicas. Jejeje. Una espléndida guerra psicológica, ¿no creen? Ella nunca esperaría que un chico se escondiera en la de una chica. Y estaba impresionado de que ella estaba bastante preocupada por mí para regañarme durante una emergencia así. Su amabilidad podía ser útil, pero este no era el momento o el lugar para ello.

—De acuerdo, Maxwell, pasemos al asunto. Necesitamos hacer algo sobre este ataque de drones global.

—Debería esperar hasta que salga del casillero para poner esa cara ultra seria.

—Primero, necesito contactar a Anastasia.

Quería ordenar mi información.

Primero, la Calamidad era un desastre causado por los peligros morales extremos ocurriéndole a toda la humanidad a la vez. El tiempo límite era una cosa fluida, así que podía ser apresurada al incrementar el estrés social.

El ataque de los drones era un incidente a nivel global causado por Adjust Rex, un hacker sobrenatural y el director no ejecutivo de la corporación internacional Wild@Hunt.

Él intencionalmente había acortado el tiempo límite de la Calamidad, y entonces me tomó como rehén para que así mi madrastra Amatsu Yurina lo guiará a Absolute Noah secretamente construida.

No sabía su verdadera meta. ¿Quería el arca para salvarse o simplemente no quería estar en la misma categoría que los ejecutivos del Wild@Hunt?

El ataque de drones se había esparcido con la interferencia de seguridad tipo A y seguridad tipo B cuando algo les pasó a los 140 servidores centrales, y cambiaron a la reserva final creada desde el servidor central de Japón.

Parecía que extraño que Adjust hubiera viajado a esta ciudad regional en el lejano oriente sólo para atacarme, por lo que las probabilidades eran altas de que él también estaba aquí para sabotear el servidor japonés que estaba fuera de línea.

Queriendo decir.

La fuente de todo esto, la instalación de reserva final que estaba causando el conflicto, probablemente estaba aquí en la ciudad de prevención de desastres de Ciudad Kukyou.

—Así que, ¿podemos resolver todo este problema si lo ubicamos, y enviamos una señal de alto a todos los drones en el mundo?

No le expliqué a Anastasia ya que ella ya sabría, pero no era recomendable usar una red para hackearlo desde el exterior. Adjust, el gran jefe, había venido hasta Japón para acceder físicamente al hardware. Si un hacker sobrenatural de alto nivel como él no podía hacerlo, entonces era demasiado esperar que nosotros descubriéramos una manera de entrar con tan poco tiempo con el cual trabajar.

La ruta más rápida sería seguir el ejemplo de Adjust, e ir a la instalación.

Ajusté mi agarré al sistema de navegación del carro del tamaño de una carta.

—El conflicto de seguridad causa que los drones actúen independientemente después de que su estructura de archivos ha sido comprometida, pero creo que la instalación de reserva final; el servidor central de Japón, todavía tendría acceso a ellos.

—De acuerdo, jefe. Mereces un alago por traer esto conmigo en lugar de correr por tu cuenta.

—Por cierto, Anastasia, ¿dónde estás ahora? ¿Estás a salvo?

—Estoy debajo de un carro en un estacionamiento, y moviéndome de carro en carro. Aunque no puedo relajarme porque esas cosas pueden levantar un lindo carro japonés cuando trabajan juntas.

—¡Eso suena como una ruta que alguien tan pequeña como tú podría usar, ¿pero estás jugando conmigo?! ¿¡No te dije que eran seguro los interiores!?

—Los hackers siempre buscan los puntos ciegos, Truth, —explicó Anastasia, quien había dejado la zona segura por su propia voluntad. —Mientras clasificaba cada uno de los routers inalámbricos al llevarlos y cortarlos uno a la vez, descubrí algo interesante. Si cortas uno de los routers de una compañía, los drones inmediatamente cambiarían a uno distinto, pero tienen que conseguir una nueva dirección IP cada vez.

—¿Los drones por su cuenta no manejan sus propias IP?

—La dirección IP reeditada es al azar, pero parece que hay algunas reglas detrás de ello. Podría ser el problema de tres cuerpos usando la tierra, la luna y el cometa Halley. Eso quiere decir que cada dron en el mundo ha tenido acceso al exactamente mismo servidor o no pueden cambiar. ¿Nada podría ser más molesto?

—Esa debe de ser la instalación de reserva final del Wild@Hunt, el servidor central de Japón. ¡Esa es la base del conflicto que convirtió los drones de entrega en armas!

Hice que Anastasia me enviara la información, y descubrí que estaba sorprendentemente cerca. Estaba a menos de un kilómetro. Era oficialmente conocido como una instalación de generación eléctrica con turbinas de gas experimental. Era una zona experimental para suministro de energía de emergencia colocada debajo de los hospitales y por el estilo. Eso les daba una excusa para crear el inmenso suministro de energía que necesitaban, permitiéndoles no dejar registros de consumo de energía ridículo de la gigante computadora y el sistema de enfriamiento.

…No sabía si estaba destinado a prevenir el terrorismo o el robo de información, pero todo el papeleo oficial realmente enlistaba la identidad falsa.

Desde el exterior, lucía como una caja hecha de concreto. Era una vista sin importancia en Ciudad Kukyou donde la investigación de desastres era tan prevalente.

—Bien, bien, bien.

—¿Pero cómo viajará los 1000 metros? —preguntó Maxwell. —Los drones siguen siendo una amenaza en el exterior, y el rociador de la manguera no tiene una longitud ilimitada.

—…

—¿Sería mejor entrar a los túneles, y moverse tan cerca como sea posible antes de regresar a la superficie?

—No, si las personas de la ciudad han tomado refugio ahí, incluso la gigante instalación de la Cruz Brillante estará repleta. Al sólo mirar a los residentes, estamos hablando de 800,000 personas. Tomaría bastante abrirme paso por ahí.

—Claro.

No podía olvidar que sólo eran las personas de la Ciudad Kukyou las que tenían un refugio seguro. El ataque de los estaba ocurriendo por el mundo, así que encontraría una escena horrible a sólo una estación del tren.

Cada minuto y cada segundo contaban.

—…Y la furiosa Representante de la Clase está ahí abajo. Si ella me atrapa, se acabará todo. Podría tomarme de las dos piernas, y atormentar mis bolas con su encantador pie. Ahh, ella estuvo de acuerdo en sellar eso hace mucho tiempo, pero nunca se sabe…

—Mi consejo es disculparse más pronto que tarde.

Con eso en mente…

Miré al techo.

—Una estrategia de liga para cazar aves podría funcionar…

Esa conclusión estaba basada en algunas presunciones, así que en realidad tenía que probar eso primero. Para hacer eso, necesitaba una copiadora, así que eso significaba el salón de maestros o salón del consejo estudiantil.

—Maxwell, busca por cualquier antena GMT+9 apuntada a 120 grados con un rango vertical de alrededor de 36,000 kilómetros.

—Todos los platillos satélites de TV pegados a los techos y balcones por ahí encajarían con esas condiciones.

—Busca una estación con una vulnerabilidad IoT que podamos usar. Oh, ya sé. ¿Cuántos de ellos pueden trabajar we-zap o HEARTcrash? Esos fueron únicamente “descubiertos” este mes, así que tiene que haber algunos que siguen siendo vulnerables.

Tuve esa discusión mientras caminaba por el pasillo hacia la sala de maestros. Debieron haber huido apresurados porque la puerta no estaba cerrada, y las computadoras seguían encendidas.

…Ahora bien.

—Usuario, ¿qué está haciendo?

—Copiándome.

Abrí la tapa del escáner encima de la misma clase de impresora de laser industrial que ves en tiendas de conveniencia. Entonces presione mi rostro contra la superficie del lector de vidrio, y presioné el botón de imprimir. ¡Y vaya que fue brillante incluso con mis ojos cerrados!

Escupió un pedazo de A4 de copia de papel con mi rostro aplastado. La tomé, me acerqué a la ventana, la presione contra el ligero vidrio.

Inmediatamente escuché ese zumbido el cual sonaba como toneladas de alas aleteando. No atravesaron la ventana, pero varios drones reaccionaron.

—Oh, así que, ¿sólo es reconocimiento facial? Entonces una media o un casco que cubre todo el rostro podía ser suficiente.

—No. Si están usando múltiples métodos, podrían usar patrones de caminar o reconocimiento de voz cuando el reconocimiento facial fracasa. Predecir su rutina antes de que el software haya sido analizado sería peligroso.

—Ya sé, ya sé. Todo lo que necesitaba probar era que podía juntarlos en un sólo lugar.

Sólo para estar a salvo, decidí hacer 10…no, 29 impresiones gigantes de mi rostro. Una vez que eso estaba hecho, buscaría el siguiente material.

—El material más duro que puedo usar sería probablemente una lona azul. Puedes usar esos para todo. Pero eso no cubrirá todas las brechas, así que las bolsas de basura, y cintas adhesivas serían un buen toque final.

—Usuario, un formato de preguntas es una forma insuficiente de comunicación.

—No estaba tratando de usar ese formato. Por cierto, Maxwell, ¿cómo está yendo la búsqueda de vulnerabilidades?

—He encontrado 502 coincidencias.

—…Sé que yo establecí los parámetros, ¿pero no son demasiados?

—Muchos de ellos probablemente fueron olvidados por sus dueños después de que fueron liberados. Algunos de ellos no han actualizado su seguridad en más de una década.

Saqué una lona azul, y algunas bolsas de basura del espacio del almacén debajo de las escaleras.

No tenía que preocuparme mucho sobre el tamaño. Sólo tenía que ser decentemente grande.

—Maxwell, esta escuela usa el gas de la ciudad, ¿cierto? ¿Sin propano?

—…

—Oye, no te enojes y respondas con puntos.

—…No he sido equipada con tal función avanzada y sin sentido.

—Sigues usando puntos. Como sea, ¿qué clase de gas usa el salón de economía del hogar?

—Si se refiere a lo que está instalado en las mesas de cocina, usan el gas de la ciudad. Pero parece que también tienen cilindros portables de propano.

—Ese no es un problema entonces. Maxwell, ¿cómo difieren el gas de la ciudad y el propano?

—Uno es gas natural líquido, y el otro es gas propano. De manera simple, tienen ingredientes base diferentes.

—Exactamente. —sonreí. —Y eso quiere decir que el gas de la ciudad es más ligera que el aire, y el propano es más pesado que el aire.

…Podía hacer el trabajo en el salón de economía del hogar.

Llevé los materiales hacia el pasillo.

El salón de economía del hogar estaba cerrado, pero eso no importaba. Pateé la puerta corrediza, y me abrí paso a la fuerza.

Había gas, así que todo funcionaría.

—Entonces vamos a crear un globo publicitario. Maxwell, muestra el patrón para hacer una esfera.

—Puedo hacer eso, ¿pero un globo publicitario?

—Así es. Si lo lleno con el gas de la ciudad que es más ligero que el aire, y le pego mi rostro en el exterior, los drones irán detrás de él. Incluso si es hacía el cielo.

Usé tijeras y cinta en la lona y bolas de basura, y logré que se pusiera en una forma apropiada.

Subir al techo sería una molestia, así que decidí usar la ventana para liberarlo al cielo.

Los drones se reunieron por la ventana, pero no entraron incluso con la ventana completamente abierta.

Empujé el gas natural en el globo publicitario, y entonces se marchó en su vuelo pausado.

—Bien, bien. Es la perfecta distracción.

Fase 1 completada.

Pero tenía que revisar algo antes de entrar a la Fase 2.

Le hablé al sistema de navegación de carro del tamaño de una carta.

—Anastasia, ¿sigues debajo de un carro?

—Truth… Para ser honesta, estoy harta de tu forma de preguntas también.

—Ya basta de eso. Por los siguientes 10 minutos, no salgas de debajo de ese carro. Si lo haces, Serás expuesta a una lluvia de gas.

Ahora.

Los preparativos estaban completos, así que era hora del platillo principal.

—Maxwell, ubica la vulnerabilidad más grande de los satélites que encuentres. Dame una lista de candidatos top tres.

—Claro. El máximo candidato es el satélite copia Ruso Netskiy. Es un tipo de satélite espía construido para parecerse a un satélite americano, y enviado para interceptar señales de instalaciones en la superficie.

—…Ruso, ¿eh? No usa energía nuclear, ¿o sí?

—No, tanto como pueden decir los diagramas.

—Entonces usa las fotografías y termografías del satélite para revisar si hay personas moviéndose afuera de la Ciudad Kukyou. Después de confirmar que no haya nadie ahí, derríbalo. Sí, encárgate de los cálculos de trayectoria. No dejes que se queme en la atmósfera.

Lo hice sonar tan fácil que Anastasia escupió en la pantalla.

—¿¡Bfff!? ¡¡Qué- espera, Truth!!

—Sabes tan bien como yo que hackear un satélite no es tan difícil. Sufren malfuncionamientos, y dejan de escuchar al control en tierra muy fácilmente, pero frecuentemente escuchas sobre sistemas de energía solar sobreviviendo por mucho tiempo allá. Así que muchos han sido abandonados ahí desde el tiempo de la Guerra Fría, que hay pare elegir. Y no voy a crear un cráter gigante en la tierra. Maxwell, dale una trayectoria que lo haga destruirse a 40km arriba. Lo que quiero es una onda de choque.

—…Ya veo. Creo que finalmente tenemos la respuesta insinuada antes de los cortes comerciales.

Es por eso que había usado el globo publicitario improvisado para atraer a los drones alrededor de la escuela a más alto en el cielo.

Hubo un incidente conocido como el Evento Tunguska.

Hace más de siglo antes, una misteriosa explosión hizo volar una zona de bosques de varias docenas de kilómetros alrededor en una remota parte de Rusia. Inicialmente hubo muchos rumores sobre ser un choque de un OVNI o algo así, pero en realidad fue causado por la onda de choque enviada por todas las direcciones por un meteorito partiéndose justo antes de golpear la tierra.

Estaba a punto de hacer lo mismo a propósito.

Y la onda de choque que causaría naturalmente tendría un efecto en objetos voladores que en los de la tierra.

Así que eso fue lo que hice.

El martillo gigante de los cielos golpeó cientos de drones que había atraído en el cielo arriba de Ciudad Kukyou.

Todos los vidrios de la ciudad debieron haberse roto, y caído como lluvia de los edificios altos como navajas transparentes. Pero todos en la ciudad ya habían escapado a los túneles subterráneos viejos de la Cruz Brillante, así que no causaría ningún daño real.

—Anastasia, ¿estás bien?

—Truth, después de lograr algo así, ni siquiera puedes proclamar que no eres un hacker.

—Sólo soy un aficionado que no sabe realmente lo que está haciendo.

Eso debería haber derribado todos los drones alrededor de la escuela. Tenía que irme ahora, y abrirme paso a menos de un kilómetro al servidor central japonés, el cual estaba siendo usado como la instalación de reserva final de Wild@Hunt, y que estaba disfrazado como una instalación de emergencia de generación de energía con turbinas de gas experimentales.

Podría parecer como si me hubiera sobrepasado, pero cuando mirabas el número total de drones por el mundo, sólo había destruido una fracción infinitesimal. Tenía que correr por la zona abierta por la escuela antes de que se redistribuyeran para llenar esa brecha.

Mi tiempo era limitado.

Me apresuré a salir del salón de economía del hogar, corrí por el pasillo vacío, bajé corriendo las escaleras y salí a través de la entrada principal. En momentos como este, no saber cómo conducir un carro o motocicleta era una verdadera molestia. No podía robar un carro, así que tenía que correr una maratón para la meta.

—*Jadeo*, *jadeo*. V-voy a morir…Realmente voy a morir…

—Usuario, hablar mientras se ejercita tendrá el efecto opuesto.

Sabía eso, ¿¡pero Maxwell no era la suficientemente flexible para evitar el deseo de quejarse?!

Para el momento que de alguna manera logré llegar a la caja de concreto, escuché ese zumbido siniestro de nuevo.

¿¡Un dron!?

¡¡Eso fue rápido!!

—¡Maxwell, ¿hay seguridad en la puerta del frente?!

—Como puede ver, no hay nadie ahí. Los guardias de seguridad contratados no les dijeron qué es lo que estaban protegiendo, así que imagino que no sintieron obligación de arriesgar sus vidas para cumplir su deber.

¿Había pasado cuando los drones comenzaron el ataque o cuando las puertas de los túneles se abrieron? No tenía forma de saber cuándo abandonaron sus puestos, pero aparentemente no había nadie ahí para evitar que cruzara el poste que me recordaba el de un cruce de un ferrocarril.

No tenía tiempo de esperar. Si no me metía rápido, sería atacado en enjambre, tomado, elevado al cielo y tirado.

…Si estaba siendo grabado, ¿podía escapar diciendo que no quería morir, y estaba buscando refugio? Los refugios de emergencia y auto-defensa eran sorprendentemente definidos ampliamente. La línea divisora entre eso y una defensa excesiva podía ponerse borrosa cuando alguien lastimaba a alguien más, pero el obstáculo sería bajado cuando se trataba de drones y una puerta.

—Voy a entrar. Maxwell, apóyame.

—Claro. Ese es mi propósito, así que no hay necesidad de mencionarlo.

—¡No es justo! ¡¡Quiero ayudar a crear una leyenda también!!

—¿Siquiera dónde estás ahora, Anastasia? No quiero incluir ningún factor impredecible en mi plan.

Subí la puerta frontal de la instalación secreta abandonada, y corrí por los terrenos. Los drones claramente estaban detrás de mí. Si me atrapaban, sería atormentado hasta la muerte. El miedo y el pánico amenazaban en detener mis piernas, pero las forcé para que me llevaran al edificio que parecía una caja de concreto.

—¿¡Qué clase de cerradura electrónica es esa!?

—No. Mi búsqueda no muestra nada. Quizá porque esta es una instalación secreta de Wild@Hunt. Podría ser un diseño para hogares en lugar de un constructor comercial.

—¡Oh, ¿en serio?!

No importaba qué tan compleja fuera la cerradura, la puerta en sí estaba hecha de vidrio. Probablemente estaba fortalecida con algunas impurezas, pero la atravesé fácilmente con una tacleada desde el hombro.

La línea divisora entre afuera y adentro detuvo a los muchos drones.

—…Lo logré, maldición.

Estaba cubierto en trozos de vidrio, mientras gemía y me levantaba.

Era poco claro cuántas personas siquiera visitarían este lugar cada año, pero no lucía diferente de las oficinas vistas en series. Tenía una recepción normal, sofás en la zona de espera y un pasillo de elevadores en la parte de atrás. El muro tenía unos cuantos panales mostrando proyectos relacionados con los generadores de energía de turbina de gas. …Realmente estaban completamente con su camuflaje. ¿Habría normalmente una recepcionista sentada en esa silla?

Realmente no había nadie adentro.

Los guardias y empleados probablemente habían tomado refugio en los túneles después de que abriera las puertas. Era extraño pensar que las personas protegiendo la instalación secreta del Wild@Hunt hubieran confiado en nosotros.

—¿Cuánto control tienes de la instalación?

—Desafortunadamente, casi nada, —respondió Maxwell. —En caso de que algunos empleados queden, recomiendo que se arme con armas y armadura.

Ahora.

…Estaba ahí, ¿pero qué iba a hacer?

Incluso Adjust había necesitado acceder directamente al hardware para sabotearlo, así que había pensado que encontrar un camino por la red sería casi imposible, pero Maxwell ni siquiera podía abrir la puerta del frente. La comunicación, almacenamiento y equipo de energía usados para la reserva final creada por el servidor central japonés estaría incluso más estrictamente defendido, así que dudaba que pudiera lograr esto rápidamente.

…Mi situación podría haber sido como forzar mi paso en un banco tarde en la noche, para encontrar que la bóveda era demasiado dura para penetrar.

—¿Qué deberíamos hacer? —preguntó Maxwell.

—Revertir a lo básico. Maxwell, revisa el sistema de prevención de desastres para la zona de la instalación japonesa.

—Ya le dije que ni siquiera puedo abrir la puerta del frente. No puedo acceder a esa información.

—No diré nada, pero tienes que ser menos cabeza dura, Maxwell. El manual de prevención de desastres no está exclusivamente ubicado en la instalación estrictamente resguardada en sí.

—…

—¿Ohhh? ¿Quieres que te dé la respuesta? Supongo que ni siquiera tú eres toda poderosa. Quizá estaba esperando demasiado para un simulador. Perdona por eso.

—No. ¡Por favor espere! …Pensando… Lo encontré. Fue presentado a la estación de bomberos local. ¡Lo estoy hackeando y extrayendo la información pedida! ¡¡No he perdido!!

—Oye, Truth. ¿Realmente tengo que escuchar cómo están ligando?

De cualquier manera, teníamos el manual de prevención de desastres presentado a la estación de bomberos.

¿Por qué le darían a un grupo externo un manual que incluye información interna del edificio? Una razón para pasar por ese riesgo era para mostrar que tenían su propio equipo de bomberos, y por lo tanto a los otros bomberos no se les permitía entrar a la instalación incluso si había reportes de un incendio.

Así era cómo funcionaba para museos, plantas de energía nuclear y laboratorios de gérmenes que no podían tener a alguien comenzando un fuego desde el exterior, e infiltrándose disfrazado como un bombero.

Por supuesto, un documento destinado para convencer a una estación de bomberos local no incluiría toda la información. Sería tonto poner todo en el documento destinado a evitar que alguien entrara. Alguien podría entonces usar eso para planear un ataque.

Pero el documento proporcionaría información parcial en el flujo de personas, y objetos durante una emergencia.

Y como pueden verlo por las salidas de emergencia de la escuela, un sistema de emergencia significaba incrementar el número de entradas traseras.

—Ahora, ¿qué pasaría en caso de incendio?

—Parece que gas nitrógeno es enviado a extinguir un incendio cuando una extrañeza es detectada. Probablemente hay una razón por la que no usa el gas de carbón estándar.

—Eso no puede ser todo. Esta es la fortaleza final de una corporación global. Con la excepción de este piso, apuesto que el edificio entero es un cofre del tesoro de información vinculada con sistemas de servidores más grande que refrigeradores industriales. ¿Cuántos billones perderían si tan sólo uno de esos se rostizara? ¿Y qué tanto crecería el daño si el fuego se esparciera? Su sistema no los tendría esperando sentados jugando con sus pulgares sólo porque el fuego no se apagaría.

—Por favor dame tus instrucciones. ¿Exactamente qué se supone que haga, bastardo?

—¿Ohhh? Maxwe-…

—¡¡No!! ¡¡Lo encontraré por mi cuenta, así que cállate!! …Los números hipotéticos del cronograma son increíblemente optimistas. El tiempo entre el brote del incendio y la resolución es increíblemente corto. Y parece haber un número excesivo de salidas de emergencia para el número de personal. Eso quiere decir…

—Te está tomando demasiado, sólo ve al grano: probablemente tienen carriles instalados en el piso de cada nivel, y por las escaleras.

—Ah.

—Si un incendio se desata, los “refrigeradores” son cortados y enviados al exterior. O si eso no lo logra a tiempo, los “refrigeradores” que siguen ilesos serán enviados afuera como comida enlatada sobre una cinta transportadora de fábrica.

—¡Ahh! ¡¡Ahh!! ¿¡Ahh!?

—¿Por qué estás tan molesta? Sólo fue un acertijo.

En estos días y época, carros robot eran usados para llevar materiales y productos dentro y fuera de las fábricas, y carros autónomos estarían conduciendo en calles públicas dentro de poco. Cuando cada máquina podía valer un billón de yenes, no era de sorprenderse de encontrar un sistema de evacuación no tripulado destinado a protegerlos.

—Entonces el resto es simple. Usamos información para engañar al sistema de pensar que hay un incendio que no se puede apagar. Si no podemos entrar, entonces tenemos que sacarlos hacia nosotros.

Había dos tipos generales de detectores de fuego: esos que sentían el calor y aquellos que detectaban el dióxido de carbono.

—Puppukupu…

—¿Dónde descargaste esa expresión emocional?

—…Usuario, le sugiero que aprenda modales básicos en la mesa como un caballero

Pero estas instalaciones informáticas importantes producían mucho calor, y usaban sistemas de enfriamiento parecidos a refrigeradores, así que no funcionaban bien con detección de calor. El sistema de contra incendios probablemente detectaba dióxido de carbono.

El sistema de extinción de fuego eléctrico usaba gas nitrógeno en lugar de gas de carbono para asegurar que el dióxido de carbono, para la detección de incendios, no se mezclara con los extinguidores contra incendios no inflamables de gas. …Por supuesto, podíamos tomar ventaja de eso.

—De acuerdo, Maxwell, voy a subir al techo.

—Pu.

—Eso es algo lindo, así que lo dejaré así.

—Advertencia: una decisión errónea aquí podría convertirme en una chica muy problemática.

Esa amenaza sin procedentes me hizo rendirme de mi formato de preguntas.

—Ya sea un aire acondicionado de una oficina o un gran sistema de enfriamiento para la computadora, el principio básico es el mismo. Hay una unidad externa gigante en el techo, y eso envía el aire frío a través de los ductos, así que si utilizamos esa unidad, el gas que queremos rápidamente se esparcirá por el edificio. Esa es una manera de atacar con gas venenoso o gérmenes.

Expliqué mientras tomaba prestada una bolsa de mano detrás de la recepción que probablemente pertenecía a la recepcionista. Revisé el interior, y saqué algo de spray para el cabello, desodorante, un conjunto simple espresso y cualquier otra lata de spray que pudiera encontrar. Revisé los detalles de los ingredientes en el costado para diferenciarlos entre los que quería y lo que no.

Sí.

Porque el gas CFC y gas natural líquido eran peligrosos, algunas latas de spray tenían gas de carbón adentro.

—Sólo necesito liberar el gas de estos en la toma en el techo.

—Pero será diluido por el edificio entero. ¿Se mantendrá lo bastante concentrado para desencadenar la alarma contra incendios?

—Si eso no funciona, puedo intentar cocinar pescado en una parrilla allá arriba. Bueno, estoy seguro que está hecho para que tan sólo humo de cigarro lo encienda, así que dudo que tengamos que llegar tan lejos.

La instalación de reserva final era una gigante caja de concreto. Excepto por la recepción en el primer piso, estaba lleno con computadoras tan grandes como refrigeradores industriales. Aunque no sabía en cuántos pisos estaba dividido.

…Pero siempre y cuando no intentara meterme adentro de la caja, podía moverme libremente. Por ejemplo, podía usar las escaleras de emergencia. Eso era una medida humanitaria, justo como las puertas de las celdas de una prisión se abrirían cuando hubiera un incendio. Si pedían autorización para usar las rutas de emergencia, sólo dejarían a más empleados atrapados en el incendio en una emergencia.

Las escaleras zigzagueaban de aquí para allá más de 10 veces, así que probablemente eran más de 5 pisos.

Cuando llegué a la puerta del techo, la tensión regresó.

—Estaré de nuevo en el territorio de los drones a partir de ahora.

—Los drones parecen estar levantando a sus objetivos a una altura de tres pisos, y dejándolos caer al suelo, pero es posible que eso sea añadido a la altura del edificio en este caso.

—Estoy al tanto de eso.

Así que si no tenía suerte, podía ser asesinado instantáneamente.

Había sobrevivido tanto, así que no era lo suficientemente temerario para cargarme afuera sin un plan. No sólo estaría corriendo por el techo. Tenía que remover la cubierta de la toma del conducto, y rociar la lata, así que tenía que quedarme en un solo lugar por un tiempo.

—…Aquí vamos.

—Claro.

Afortunadamente, los drones confiaban en la electricidad, y esta era una instalación importante que sostenía mucha propiedad intelectual. Como indicaban los sistemas de extinción de incendios de nitrógeno gaseoso y sistemas de dispositivos de evacuación, sus sistemas de prevención de desastres se habían expandido bastante.

No podía ser usado en un incendio eléctrico, pero ese no era la única fuente de incendios. No era de sorprenderse que uno de estos estuviera instalado.

—¡En sus marcas, listos, ya!

Pateé para abrir la puerta de metal. El enjambre de drones naturalmente respondió a mi presencia, pero apunté el objeto que tenía hacia ellos.

Era una manguera de incendios perfectamente normal.

Tan pronto giré la válvula en forma de anillo rodeando la boquilla de metal, un estallido explosivo casi golpeó mis tímpanos a pesar de que sólo estaba usando agua. Desesperadamente sostuve la gruesa manguera mientras se retorcía como una creatura viviente, y golpeé a los drones en el aire con la alta presión de agua como si fuera un lanzallamas.

Estos sólo eran “juguetes” que podían ser derribados con pequeñas rocas, y sus rutinas de entregas les prevenían meterse adentro incluso si la puerta estaba abierta.

El ataque era unilateral.

Incluso si docenas o cientos de ellos se reunieron afuera, podía sólo seguir atacándolos desde la seguridad.

Los drones sólo era una versión con armas de un dispositivo existente, así que no eran una gran amenaza si los observabas calmadamente, y lidiabas con ellos apropiadamente. A diferencia de un Zombi o Vampiro, la zona infectada, y número absoluto no crecía exponencialmente, así que no eran tan malo.

—En serio se están apilando.

—Realmente hay muchos de ellos.

Sólo necesitaba un camino, pero eran como un enjambre de polillas matándose contra un exterminador insectos. Una pequeña montaña se había formado en el techo húmedo.

Entonces algo cambió.

Escuché un desagradable sonido, y olí un hedor a quemado.

—¿¡Ah!?

—Advertencia: un fuego eléctrico se ha desarrollado. Los drones de entrega deberían haber sido aprueba de agua contra la lluvia, pero si el impacto de la alta presión del agua daña sus cuerpos plásticos, la resistencia al agua se perdería. Además, los drones cargan mucha energía para seguir volando por extendidos periodos de tiempo, así que un corto crea el riesgo de fuego.

El desagradable olor de plástico quemándose llegó a mi nariz. Había tantos cadáveres(?) de drones que no había ningún lugar para estar de pie, y habían comenzado a incendiarse.

—…¿Pero supongo eso me ahorró algo de tiempo?

Un incendio de verdad debería dar lo que quería, así que ahora no tenía que rociar el gas de carbón en la ingesta del conducto. Si esto era realmente la reserva final de una corporación global, estaría hecho de concreto de alta calidad aprueba de incendios, así que quemar la superficie no quemaría a toda la instalación.

—¿Realmente funcionará así de bien, Truth?

—Normalmente, un empleado probablemente detendría la alarma manualmente, pero no hay nadie aquí ahora. Y ellos no sabrían que estas eran las semillas que han plantado.

Un ruido metálico pesado provino de abajo. Las computadoras del tamaño de refrigerados probablemente están comenzado a ser evacuadas usando los carriles de carritos.

—Ahora a acabar esto. Probablemente siguen conectadas incluso ahora. Si tienen baterías para carros robot e inalámbricos a corta distancia, todavía estarán anclados al internet por un corto tiempo.

En lugar de realizar cualquier cálculo, eso realmente sólo les daría tiempo para apagarse con seguridad.

Me agaché entrado de nuevo, y descendí las escaleras de emergencia. Entonces usé otra manguera contra incendios para pelear con los drones antes de salir al patio.

—Maxwell, esto no comprará mucho tiempo.

—Claro. Si están enviado toda clase de señales inalámbricas de corto alcance sin un fortalecimiento electromagnético, entonces no será problema. Si se acerca lo suficiente hacia las máquinas en paralelo, puedo capturar la señal y comenzar a trabajar.

—Bien.

—Ah, ah, ¿¡aah!? —gritó Anastasia. —¿¡Estás creando otra leyenda!?

—¿Qué? ¿Quieres que use uno de tus virus para el golpe final?

—Estoy harta de ser tomada como una guía de turista. ¡Hmph, hmph!

…¿Esta atmósfera era la última moda o algo así?

—Maxwell, puedes ignorar el conflicto de seguridad de los drones. Sólo evita que se muevan. Puedes crear un nuevo virus si lo necesitas.

—Claro.

—¿¡Ugeh!? —dijo Anastasia. —¿¡Puedes simplemente decir “crea un virus” para tener hecho un nuevo malware!?

—No subestimes a mi hija.

—…Siempre estoy impactada en descubrir que mi genero ya había sido determinado así.

De cualquier manera, esto lo acabaría.

El agua de alta presión de la boquilla de la manguera no era invencible. Mis brazos sólo podían poner la resistencia por unos cuantos minutos más. Pero con ese tiempo, podíamos llenar el sistema del servidor expuesto con tanto grafiti como quisiéramos.

—He usado el servidor de reserva final de la zona japonesa para adquirir el documento de especificación del programa del control de actitud de los drones. He re-escrito el código para automáticamente crear un malware que causa problemas con el vuelo autónomo, conduciendo a estrellarse literalmente. La he subido al servidor de reserva, y la infección en cada dron activo está comenzando.

El efecto fue dramático.

Plástico cayó lloviendo del retorcido cielo. Era como el fenómeno bizarro en el cual un pequeño pez y ranas caían del cielo.

—El efecto ha sido confirmado. El malware exitosamente se ha esparcido por todo el mundo. Podemos asumir que esto ha puesto un alto efectivo al ataque de drones.

—…Así que podemos descansar tranquilos por el momento.

—¿Ahn? Truth, ¿por qué sólo “por el momento”?

—Para ser claros, esto es sólo una predicción hecha por mi madrastra, Amatsu Yurina.

—…Ahora mismo ese es el nombre que menos quiero escuchar, más que el de Nostradamus.

—Una vez que el ataque de los drones acabe, será momento de asignar la culpa. Si Wild@Hunt acepta la culpa, los daños masivos harán la bancarrota innegable. Eso quebrará un pilar del mundo, y causará una era de depresión. Pero si Wild@Hunt logra escaparse de tomar la responsabilidad, la injusticia de todo causará que las personas alrededor del mundo estallen, y conduzca a una tormenta de disturbios.

—Espera, espera, espera. ¿¡Estás diciendo que lo que creo que estás diciendo!?

—…No importa lo que pase, esto aplicara presión a la raza humana entera, e introducirá toda clase de estrés social. Es como arrojar una mecha prendida en el barril de pólvora de la Calamidad.

 

[Support by] El Colapso de un Gigante [DELTA brain]

Cuando una organización gigante cae, el daño se esparcirá a lugares aparentemente no relacionados.

Tomen a la Fundación de Prevención de Desastres Cruz Brillante como ejemplo.

La caída del líder maligno para una era de paz sólo aplica para el castillo del rey demonio en libros de niños. El caos por el colapso de un enemigo creará nuevo odio, y un nuevo conflicto con el siguiente enemigo.

La Primera Guerra Mundial creó la Segunda Guerra Mundial, la cual condujo a la Guerra de Vietnam.

Pero en lugar de decidir no pelear en absoluto, es crucial imaginar esa cadena de odio, asegurar un rompeolas y proponer la dirección a la que creen que las cosas deberían dirigirse.

A %d blogueros les gusta esto: