Capítulo 6: Jinnai Shinobu@Aburatori — Verdad

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, En la Brecha Entre las Líneas del Tiempo 2,

1

Lo primero que escuché fue el piar de un gorrión.

Lo siguiente que vino fue la luz. El color rápidamente llenó mi blanca visión. Ganó profundidad, el escenario estaba construido, y me encontré de pie frente a una casa de techo de paja.

…¿Es esta mi casa?

Parecía así, pero unos cuantos detalles eran diferentes. Las ramas de los árboles en el jardín parecían extrañas y la Furutsubaki (pequeña) en modo árbol no estaba por ningún lado.

En ese caso, esa niña Hafuri debía haber dicho la verdad.

¿Esto es realmente hace diez años?

—¡Nagisa, Nagisa! Ajajaja. ¡Otra vez! ¡Hagámoslo otra vez!

—¿Ehh? Pero estoy cansada, Shinobu-chaaan…

Escuché voces dentro de la casa.

Una niña pequeña llamó a un “Shinobu”. Necesitaba saber qué clase de conexión tenía el Aburatori y yo en el pasado, por lo que pegarme a mi antiguo yo parecía lo mejor. Podría haber sido enviado al pasado, pero sólo tenía un punto de vista y no podía repetirlo. Si me perdía alguna información crucial, este viaje al pasado no tendría sentido.

Comencé a buscar por la puerta del frente, pero…

—Sólo puedo interferir una vez, ¿eh?

Esto aparentemente era una experiencia extra corporal, por lo que podía atravesar muros y puertas.

Incliné mi cabeza y dudoso estiré mis dedos. Pasaron justó por la puerta cerrada. Realmente no sentía nada diferente. Era tan extraño que quité mis dedos y los metí de nuevo unas cuantas veces más antes de deslizar todo mi cuerpo.

Tan pronto como comencé a cuestionar el hecho de que estaba de pie en la tierra firmemente, me hundí hasta mis rodillas.

¡Oh, no! ¿¡Paso a través de las cosas en el instante que lo pienso!? ¿¡Podría accidentalmente enviarme directo al centro de la tierra!?

Me concentré en el piso y en la tierra de nuevo y di otro paso. Esta vez, nada inusual pasó. Aparentemente estaba flotando en lugar de caminar. Tenía que verlo de esa manera por mi propia seguridad. Hice mi mejor esfuerzo en no pensar demasiado en las cosas como la rotación y revolución de la tierra. Si esas preguntas llenaban mi cabeza, quién sabe qué tan lejos sería arrojado.

Más importante aún, tenía que revisar al joven Shinobu que era mi yo pasado.

Caminé por el pasillo sin alterar y escuché voces chillonas proviniendo de la sala de estar de estilo japonés.

—¡¡Nagisaaa!!

—¡¡Shinobu-chaaan!!

Un niño y una niña de cinco o seis años levantaron sus manos, corrieron desde la izquierda y derecha, y se estrellaron en el centro. Ambos gritaron la misma cosa mientras lo hacían.

—¡¡Fusión!!

???

—¡Ajajajajaja! ¡Nagisa, otra vez, otra vez!

—¿¡Ehh!? ¡Dijiste que esa era la última vez!

Me congelé en absoluta confusión por un momento, pero entonces me di cuenta que eso era una broma de algún comediante u otro. Tal vez. Después de diez años, era difícil recordar qué encontraba divertido en eso, pero eso era la manera de las cosas con la comedia y la moda.

Pero más importante aún…

…Reamente hay un pequeño yo del pasado aquí.

Shinobu estaba riendo en absoluta alegría en un abrigo Happi, pero Nagisa lucía bastante cansada en su traje de Caperucita Roja hecha por su madre.

Si esto era algo de un álbum de fotos viejo o un video casero que toda la familia estaba viendo, probablemente me habría podrido en vergüenza, pero esto era de alguna manera diferente. Me sentía separado de ello por alguna ligera barrera y no se sentía como si fuera yo.

—Ahh, ahora tengo sed. Nagisa, vamos por algo de beber.

—E-espera, Shinobu-chaaan.

Shinobu corrió hacía mí, pasó a través de mi cuerpo(?), y corrió por el pasillo. La pequeña Nagisa también pasó a través de mí mientras ella lo perseguía.

—¡B-b-b-bragas de gatito! ¡Bragas de gatito!

—N-no, Shinobu-chan. Mi mamá me dijo que no cante la canción de las bragas de gatito.

—¿Ehh? No va a maldecirme, ¿así que qué importa?

—Ese no es el problema.

—Deja de quejarte, Nagisa. Estabas igual con esa canción de mango.

—(*Retumbar, retumbar, retumbar*) Shinobu-chan, juraste sellar para siempre la canción del mango y la banana. (*Retumbar, retumbar, retumbar*)

—¿¡Hiii!? ¡D-de acuerdo! ¡No lo cantaré ya!

Se suponía que él era mi yo pasado, pero no parecía ser capaz de predecir lo que haría. Lo seguí y lo encontré usando dos manos para hacer palanca para abrir la puerta del refrigerador.

—¡Ah! Shinobu-chan, la cosa con gas es malo para ti.

—Pero sabe de lo mejor.

Parecía que el tema de hoy era una botella de sidra. De hecho, Shinobu ignoró la advertencia de Nagisa y comenzó a verter algo en un vaso.

—¿Qué quieres, Nagisa?

—N-no puedo hurgar el refrigerador de alguien más.

—¡Puedes tomar algo también! ¡Tienes mi permiso!

—Aah… Entonces en lugar de la cosa con gas, quiero jugo de naranja. Mi mamá dice el “cien por ciento” es bueno para ti.

Era raro ver un momento feliz cuando Nagisa podía decir cosas normales en lugar de sólo decir “te amo” o “te mataré” mientras categorizaba a toda la humanidad con las etiquetas “enemigo”, “aliado”, “no interesada”, o “amor extremo”. Sentía que debía disculparme con ella una vez que regresara al presente. Aunque, si mencionaba eso que pasó en la secundaria, había una gran posibilidad de que me apuñalara en ese mismo momento.

—Una bebida no es suficiente. Oh, ya sé. Creo que tenemos algo de pan de gatito.

—Aah… Me siento mal comiendo pan de gatito.

—¿Hm? No te preocupes, Nagisa. Es fácil de comer si haces esto.

—¡Ahh! ¡¡No partas la cabeza del gatito!!

Noté un programa pegado a la puerta del refrigerador con un imán. Incluía la fecha de un paquete de una tienda en línea que supuestamente iba a llegar.

De acuerdo con eso, era a finales de Marzo diez años atrás.

—¡Ah, Nee-chan! ¿Quieres algo de esta cosa gaseosa también?

—¡Wahyah! U-una Youkai… (*Temblar, temblar*)

—?

¿Nee…-chan?

Hubo un tiempo cuando llamé a mi tío “Nii-chan”, ¿pero quién era esta “Nee-chan”? Perplejo por ese apodo, miré en la misma dirección que el joven Shinobu.

Ahí, vi a alguien caminando hacía la cocina.

¿¿¿Una Zashiki Warashi…en yukata roja???

—Shinobu, puedes tomar ese material carbonatado, pero sólo una copa, ¿de acuerdo? El almuerzo estará en una hora.

—¿Eh? Pero quiero beber más. ¡Camarera, deme otra!

—N-no puedes, Shinobu-chan. Tienes que hacer lo que dice la Youkai…

La Zashiki Warashi arrebató la botella de dos litros de la mano del chico quejumbroso y enroscó la tapa.

—Puedes tener más a la hora del almuerzo, Shinobu.

—De acuerdo, tendré que recordar eso.

…Hmm. Se siente extraño verla actuar como una hermana mayor. ¿Todas estas cosas realmente pasaron?

Habiendo dicho eso, ella realmente era una Youkai. Esto era diez años en el pasado y ella lucía exactamente igual que en el presente. Comparando eso con Shinobu y Nagisa lo hacía dolorosamente obvio de que ella era un ser paranormal. Se sentía mal, como si alguien hubiera cortado su fotografía de ella y la hubiera pegado en una más vieja.

Además, viendo esa Youkai Buena Para Nada causó algo de curiosidad indeseable en mí. Podía ver todo en este mundo pasado. Nadie podía verme, por lo que no tenía que preocuparme sobre un contrataque inesperado.

¿Eso quiere decir que puedo mirarla todo lo que quiera cuando esa sexy Zashiki Warashi esté en el baño o se esté cambiando? Je. Jejejeje.

—…

—¿Qué sucede, Nee-chan?

Mientras Shinobu inclinaba su cabeza, la Zashiki Warashi me dio una mirada verdaderamente antinatural, por lo que me puse lo más cauteloso posible y lentamente me moví a un lado.

Pero la cabeza de la Zashiki Warashi y su mirada permanecían perfectamente pegadas a mí.

—¿Me lo estoy imaginando? —dijo ella.

—???

Esto era malo. Era muy, muy malo. Parecía que no podía dejarme llevar. Las reglas de los humanos no parecían aplicar a los Youkai aquí. ¿Quién podía decirlo cuando accidentalmente cambiara la historia?

Mientras tanto, escuché la TV de la sala de estar de estilo occidental conectada a la cocina.

—¿¡Qué tan efectiva es la Dieta Hidarugami!? Esta nueva dieta se está esparciendo de boca en boca por el internet, pero los especialistas han comenzado a hablar sobre los riesgos.

Alguien aparentemente había encendido la TV. Shinobu y las demás caminaron hacía la sala de estar, por lo que yo les seguí.

—¡Es el abuelo! ¿Por qué estás aquí? ¿Una carta?

—Oh, abuelo de Shinobu-chan. H-hola.

Mi abuelo saludo con la mano mientras cortaba una carta con unas tijeras. Después de que fuera nada más que sobras, él las tiró en el bote de basura.

—¡Ah, la tiraste sin leerla!

—Esta carta no merece ser leída.

—Nii-chan dijo que el email era mejor que las cartas. ¡Te has cambiado al email, ¿cierto?!

—No, no soy bueno con esas cosas electrónicas. Mirar esas pantallas hace que mis ojos lloren.

Algunas pequeñas pisadas se acercaron.

En lugar de familia, eran unos Youkai viajeros quedándose en la casa. El que parecía como un niño pequeño era un Onbu-Obake y el hombre algo con una cara roja…¿qué era? No tenía ningún cuerno, por lo que no parecía ser un Oni.

—¡Shinobu-chan! Escuché que podemos tener una Estampilla Youkai si vamos aquí. ¡Dame una estampilla! ¡O un paseo de caballito!

—Ejejeje. Suele suceder que escuché que una Estampilla Youkai es un símbolo importante.

¿¿¿Estampilla Youkai???

Incliné mi cabeza, pero el joven Shinobu parecía entender. Él sacó una estampilla redonda de cerca de cinco centímetros de diámetro y lo presionó en la parte trasera de las manos del Youkai.

—Ahora eres mi amigo.

—¡¡Maravilloso!! ¡¡Ahora dame un paseo de caballito!!

—Eres un Amigo Youkai también.

—Ejejeje. Así que esta es la Estampilla Youkai que comenzó como una aplicación y ahora incluso tiene una película…

Esto aparentemente era un extra de una revista basada en un programa de TV para niños. A diferencia de la mayoría de los Youkai mostrados, nadie moría y el Youkai no era derrotado. Eran simplemente capturados como Amigos Youkai. Aunque realmente no reconocía los detalles.

—Mhh. ¿Por qué estás usando un abrigo Happi, Shinobu-chan? ¿Se acerca un festival?

—¡Esto prueba que soy un hombre de la Cervecería Jinnai!

Él giró para mostrarlo.

Oh, así que es por eso que está usando eso.

—¿Qué hace un Onbu-Obake?

—¡Le pide a las personas paseos en caballito! ¡¡Obariyon!!

—¿Y un Kaki Otoko?

—Ejejeje. Puedes pensar en mí como una clase de Tantankororin. Sigues siendo muy joven para los detalles. …¡¡Oh, es Hayabusa!!

—¡Hayabusaaa! ¡¡Dame un paseo en caballito!!

Los Youkai se fueron con ruidosas pisadas. Escuché a alguien gritar “¡Waah! ¡Aléjense de mí, pervertidos!” en el pasillo, ¿pero exactamente qué estaba pasando ahí?

De vuelta en la sala de estar la joven Nagisa estaba inflando sus mejillas.

—Mhh.

—¿Qué sucede, Nagisa?

—¡Shinobu-chan! ¡Dame una estampilla también!

—¿De qué estás hablando? Esta es una Estampilla Youkai, por lo que no puedo estampar a una humana como tú.

—¡Mhhhh!

Ella estaba realmente enojada, pero entonces su gigante San Bernardo trotó entrado a la sala de estar y dio un gran ladrido.

Ella sacó un celular de niños del pequeño barril colgando debajo del cuello del gran perro.

—Oh, ya es así de tarde. Es casi la hora de comer, así que tengo que ir a casa.

—De acuerdo, te llevaré a casa. ¡Nii-chan dice que un verdadero hombre lleva a la chica a casa!

—Zashiki Warashi, ¿qué piensas sobre eso? —preguntó mi abuelo.

—Si no tratara de actuar genial diciendo cosas tan ridículas, él no tendría un Kaki Otoko atacándolo.

Con eso, Shinobu, Nagisa y el San Bernardo se hicieron paso a la entrada del frente.

Casi lo olvidé, pero el incidente del Aburatori supuestamente iba a comenzar pronto. No tenía idea de cuándo pasaría o cómo, por lo que no tenía más opción que seguirlos.

El camino a la granja era el mismo paisaje al que estaba acostumbrado a ver. Habiendo dicho eso, parecía haber más Youkai de lo que estaba acostumbrado.

Shinobu y Nagisa se acercaron a una intersección en el medio de los campos de arrozales.

—Soy un Nurikabe.

—¿¡Wahyah!? ¡Sh-Sh-Shinobu-chaaan!

—No te preocupes, Nagisa. Él no muerde.

Un perro gigante de tres ojos yacía en medio del estrecho camino. Era del tamaño de un microbús, por lo que bloqueaba el camino completamente.

—Esperen un poco hasta que esa camioneta de trabajo pase.

—¿E-estás seguro que no es un Youkai malo…?

—Voy a darle una Estampilla Youkai.

—Cuando llegué a casa, conseguiré una patata y te haré un Estampilla Humano…

Dentro de poco, un vehículo condujo por la intersección y el gigante perro de tres ojos se desvaneció en el aire. El Youkai parecía ser como una barrera de cruce de ferrocarril.

La casa de Nagisa no estaba en medio de los campos de arrozales. Estaba en la base de la montaña al borde de la villa. Podía escuchar vacas y gallinas cerca. Estaba bastante seguro que tenían a una extremadamente pequeña escala pero de alta calidad micro-granja. Recordé escuchar algo sobre un precio de diez mil yenes en cada huevo que ponían sus gallinas libres de estrés.

Y en este punto en el pasado, nadie sabía que accidentalmente ver sus padres trabajar en la planta de procesamiento de carne quitaría uno de los tornillos flojos de Nagisa y la ayudarían por completo a desarrollar sus técnicas sangrientas de una de las tres yanderes más grandes del mundo. (*Sollozo*)

—Adiós, Shinobu-chan. Regresaré para jugar después del almuerzo.

—¡Sí! ¡Es una promesa!

—Regresa derecho a casa. No vayas a tomar ningún desvío, ¿de acuerdo?

—¡De acuerdo! ¡Déjamelo a mí!

—…E-estoy preocupada. Tal vez debería ir contigo.

Eso habría comenzado un bucle infinito, por lo que Nagisa dijo adiós por el momento. Shinobu entonces comenzó a ir a casa solo.

Sin embargo…

—¿¡Qué pasa, Kappa!? ¿¡Por qué estás todo seco en el camino!?

—A-aah… La bandeja en mi cabeza se ha secado. Agua… ¿Podrías darme algo de agua?

—Sólo tengo la cosa gaseosa en mi botella de agua.

—¿¡E-eso es burbujeante!? Obh… ¡Ofahhh! ¿¡Qué es esta nueva sensación!?

El Kappa obtuvo una estampilla.

—¡Fuajajaja! ¡¡Soy la gran Tsuchigumo!! Jeje. ¡¡No esperes que te obedezca!!

—¿Ah? ¿Por qué estás vestida como una chica cuando eres una araña?

—¡Soy la delincuente definitiva, por lo que puedo transfórmame en una mujer hermosa!

—¿Cómo duermen las arañas? ¿En una hamaca? ¡¡Haz una para mí!

—¡De-detente! ¡¡No sacarás nada de seda al jalarme de ahí!!

La Tsuchigumo obtuvo una estampilla.

—Kejejeje. ¡Soy una Nopperabou! ¿Qué opinas? ¡Aterrador, ¿cierto?!

—No se supone que llames a las personas aterradoras por cómo lucen.

—¿Eh? ¿¡Ah!? ¡Eso podría ser verdad, pero ese es el tipo de razón por la que existo!

—Como sea, eres mi amiga también.

La Nopperabou obtuvo una estampilla.

¿¡E-este niño olvida lo que está haciendo cada tres pasos!?

Cada vez que se cruza con un Youkai, se desviaría y ahora él estaba caminando en una dirección completamente diferente a la casa de techo de paja.

—¡Ah! ¡Ahora que lo pienso, olvidé darle una estampilla! ¡Necesito darle una!

—Estás bromeando, ¿cierto? —dije. —¿¡El niño se está dirigiendo a la montaña ahora!?

Él era yo, pero aun así era aterrador observarlo. Aunque, sólo podía interferir físicamente una vez, por lo que no podía perder esa oportunidad aquí.

Seguí a Shinobu por el camino de la montaña y él llegó a un claro de sólo treinta o cuarenta metros. En lugar de una huerta de alta tecnología, la zona plana sólo tenía maleza al azar, por lo que podría haber sido limpiado para un pequeño santuario.

Y…

—¡Oye! ¡Vine aquí para jugar! ¡¡Te daré una Estampilla Youkai también!!

Escuché el viento gentilmente soplar por encima de las ramas del árbol.

Una sola cabaña desgastada existía en ese claro elevado.

Y entonces alguien echó un vistazo por detrás de ella, como si se revelara a sí mismo de su lugar oculto.

Todo su rostro excepto la boca estaba oculta detrás de un sombrero de cono con un solo ojo dibujado en él.

Vestía un kimono de granjero con polainas cubriendo sus pies.

Sus brazos y piernas estaban tan arrugadas que lucían como ramas de un árbol o parte de una momia.

Para resumirlo…este era el Aburatori.

Ese peor de todos los Youkai letales era insuperable cuando se refería asesinar niños.

—…!!!???

¿Por qué él está aquí?

¿No había vagado repentinamente en la Villa Noukotsu un día, causó una serie de incidentes, y atrapó al joven Shinobu en todo eso?

El Aburatori lentamente caminó.

El largo sombrero todavía ocultaba su rostro y expresión mientras silenciosamente se acercaba a Shinobu.

Él simplemente aparecía, simplemente secuestraba y simplemente asesinaba. Él se llevaría a un niño, le removería sus órganos, y los apuñalaría con pinchos y los cocinaría en una fogata. El Youkai que tomaba el aceite de los niños de esa manera era conocido como el Aburatori. Sin embargo, no estaba definido qué hacía con ese aceite y no había una lección moral detrás de su historia. Él simplemente era miedo sin ninguna relación a una lección como “regresa a casa antes de que oscurezca” o “haz lo que tus padres te dicen”.

Él se movió más cerca.

Él se acercó.

De tres metros, a dos y entonces a uno.

—¿Qué hago?

Estaba lleno con una sensación pegajosa de repugnancia que iba más allá de simple miedo. ¿Qué era? ¿Era esta escena donde se suponía que usara mi interferencia forzada? No tengo tiempo para dudar. Si fallaba aquí, la Zashiki Warashi usaría su poder Ver.39 (lo que fuera que eso fuera). Para preservar ese poder y usarlo para el incidente con la Aoandon en el presente, no podía permitirme fallar aquí. Tenía que usar mi única oportunidad con tanta precisión como fuera posible.

—¿¡Qué hago!?

Pero tan pronto pensé en eso…

—Te dije que no vinieras aquí, ¿no es así?

Él claramente habló con su rostro todavía oculto bajo su gran sombrero.

La voz no era como el monstruo salvaje que conocía que simplemente devoraba los órganos de los niños.

—Soy un Youkai increíblemente aterrador que eventualmente te dañará.

Era la voz de un hombre con profunda inteligencia detrás.

Estaba prácticamente goteando con sentimientos de angustia y conflicto.

—Eso no es verdad.

Y…

—¡No te preocupes! ¡Puedo llevarme bien con cualquier Youkai, no importa qué tan letal sea! Vine aquí a darte una estampilla y tú estabas preocupado por mí. Eso quiere decir que ya somos amigos. ¡¡Así que ninguno de nosotros tiene que preocuparse!!

—…

—Levanta tu mano, Aburatori.

—¿Por qué?

—¡Sólo hazlo! ¡Te daré una Estampilla Youkai!

Shinobu tomó a la fuerza la mano del confundido Aburatori y presionó la estampilla juguete contra la parte trasera de su mano.

—Ahora eres un Amigo Youkai.

Shinobu tenía una sonrisa brillante.

Y entonces mi yo pasado claramente dijo lo siguiente hace diez años en la Villa Noukotsu:

—Así que no digas esas cosas tristes ya. ¡¡Somos los mejores amigos ahora!!

2

¿Eh? Pensé.

¿Qué acabo de ver?

¿Esto es lo que realmente pasó en la versión real del pasado?

3

Nada más pasó y Shinobu jugó con Nagisa en la casa de techo de paja sin interactuar más con el Aburatori. Una variedad de Youkai entró a la casa sin permiso, pero no podía ver nada más que lucía relacionado con el incidente pasado.

—¡Sé a qué te refieres! ¡El Jello es genial porque puedes ver a través!

—No, Shinobu-chan. El Jello es lindo porque se sacude.

Los dos niños discutieron sobre sus bocadillos, pero cuando se les acabaron las cosas para hablar ahí, pasaron a los nombres escritos en sus bolsas.

—Mira, Nagisa. Puedo escribir mi nombre en kanji.

—Y-yo también puedo hacerlo. Comenzaremos la escuela esta primavera, por lo que hiragana sería vergonzoso.

—¡Es un corazón debajo de una espada! ¡¡Apuñalar!! Pero el de Nee-chan es difícil. Tiene muchas líneas en diagonal. ¿Cómo conseguiste un nombre tan molesto? 1

—Shinobu, ese fue el nombre que tus padres tenían preparado en caso de que nacieras niña. Ya no lo necesitaban, así que lo tomé prestado.

La noche cayó, Nagisa se fue y Shinobu comenzó a ponerse un poco emocionado.

—¡¡Nee-chan, Nee-chan!!

—¿Qué sucede, Shinobu?

—No puedo cerrar mi caja de juguetes. Todos los juguetes cabían ahí antes, ¿así que por qué no lo hacen ahora? ¡Esto debe ser alguna clase de magia maligna! ¡No hay nada que pueda hacer!

—Shinobu. Pensemos en esto juntos, un paso a la vez.

Comenzaron a meter pelitas de goma, carritos de juguete y otros juguetes dentro del espacio limitado en la caja de juguetes como un juego de rompecabezas simple.

Ella seguía siendo bastante útil en este punto. ¿Cómo se volvió tan floja en el presente?

Una vez que el trabajo estaba hecho, aparentemente era hora de la cena.

Cuando su plato estaba colocado frente a él, Shinobu hizo una mueca torcida y le habló a su madre.

—Los adultos no juegan limpio.

—¿¡Eh!? ¿P-por qué dices eso?

—Todos excepto yo comen ostras. Y todos actúan como si fuera la mejor parte.

—Oh… Pero dicen que es peligroso alimentar con ostras crudas a los niños pequeños.

—¡Los adultos siempre dicen eso! Puedo entender que no puedo beber esa cosa dorada burbujeante, ¿pero por qué no puedo tomar café o té tampoco? ¡Dicen que está fuera de los límites, llamándolo un “sabor adulto”!

—No puedes beber nada, Shinobu. La cafeína es lo último que necesitas.

—Mhh… ¡¡Nee-chaaan!!

Shinobu ondeó sus brazos y piernas para convocar a la Zashiki Warashi quien suspiró cuando escuchó lo que estaba sucediendo.

—Sí, los adultos no juegan limpio en absoluto. Ahora, ¿qué tal si vienes conmigo y comes algo de ostras fritas?

—¡Ah, no es justo! ¿¡Vas a robarme a Shinobu sin siquiera esperar por una explicación!?

—Pero quiero los resbaladizos. ¡¡Resbaladizos!!

Shinobu siguió quejándose, pero parecía bastante feliz una vez que su estómago estaba lleno. Él Se recostó en el suelo palmeando su estómago y habló.

—Hoy, tomaré un baño con mamá.

—Oh, vaya. Bueno, está bien.

—Y con papá.

—¿¡Beh!?

—¿Qué fue eso? ¿No quieres tomar un baño con papá?

—B-bueno. No tengo problema en tomar un baño con mi esposo, pero no estoy segura de quererte ahí con nosotros. Tendría que encontrar una manera de ahuyentar todos mis pensamientos mundanos…

Por alguna razón, Shinobu lucía increíblemente impactado.

—¿¡Yo fui el problema!? ¿¡Me odias, mamá!?

—¿¡Qué!? ¡N-no, eso no es en absoluto, Shinobu! ¡¡Eso no era a lo que me refería!!

—¡No hay excusa! ¡¡Tomaré un baño con el abuelo hoy!! ¡Tendrás que esperar hasta mañana!

—¿Hmm? Está bien, pero el abuelo le gusta los baños calientes.

—Y la abuela puede unirse a nosotros.

—¿¡Bfweh!?

Él sufrió otro shock.

—¡¡E-entonces tendré que tomar mi baño con Nee-chan!!

—En serio, ¿por qué los adultos están haciendo un alboroto por un simple baño?

—Y Nii-chan puede unírsenos.

—De ninguna manera.

El tercer shock finalmente llevó a Shinobu a las lágrimas, por lo que él huyo de la sala de estar de estilo occidental y entró a la sala de estar de estilo japonés donde los Youkai se reunían.

—¡¡Waahhhh!! ¡Kyuubi! ¡¡Kuzunoha!! ¡Todos son muy malos! ¡¡Todos están tomando baños juntos sin mí!!

—Jojojo. Qué niño tan problemático. Ahora, ¿qué tal si tratas de agarrar mis nueve colas?

—Zorra salvaje, deja de consentir los niños de otras personas. ¡Como la Kuzunoha, endureceré mi corazón y le enseñaré completamente algunos modales!

El chico y los dos animales se hicieron camino al baño.

Esa Kyuubi no está relacionada a las Piedras Asesinas Japonesas, ¿cierto? Bueno, creo que originalmente eran chinas y eran una señal de buena suerte. ¿Pero no la Kuzunoha se refiere a un individuo? ¿Podría ser esta la Kuzunoha?

Después de abrir la puerta del cambiador y justo antes de cerrar, un lloroso Shinobu dejó escapar un grito.

—¡¡Todos tenemos que llevarnos bien!!

A pesar de todo eso, no podía ver señal de alguna clase de incidente sangriento.

El problema era que no sabía en qué mes, día, hora y minuto el peligro llegaría. Por supuesto, dudaba que un año o dos pasaran sin que sucediera algo.

Una vez que el reloj llegó a las once de la noche, todas las luces se apagaron, y toda la familia tenía que ir a dormir, un cierto hecho se volvió aún más obvio. Para ponerlo simple…

—No tengo nada que hacer…

El método para viajar en el tiempo era similar a una experiencia extra corporal, por lo que podría pasar a través de muros y puertas sin ser visto y no tenía que preocuparme de asuntos biológicos. En otras palabras, no tenía sueño. Eso podría haber sonado conveniente como sólo tenía un punto de vista y no podía repetir, pero cuando nada sucedió, estaba bastante aburrido.

Me deslicé a través de la puerta de la habitación de Shinobu unas cuantas veces para revisarlo, pero él estaba profundamente dormido con una zorra gigante acurrucada a ambos lados de él.

—*Balbuceo, balbuceo*… Colas esponjosas…

—¡Keh jeje! …N-nunca olvidaré…esta humillación…

Dudaba que fuera a encontrar una información importante viendo esto.

—Supongo que debería revisar la información que tengo.

Eso era realmente todo lo que podía hacer. Aunque, realmente no estaba abrumado de un puñado de información que tuviera que ordenar.

El Aburatori aparentemente no había aparecido repentinamente en esta versión del pasado. Él estaba viviendo en una cabaña desgastada la montaña haciendo algo.

Y conocía al Aburatori.

Él no había tratado de matarme, no me preguntó nada e incluso me advirtió que me fuera. Pero al mismo tiempo, él estaba al tanto de qué tan peligroso y letal era él.

Eso me condujo a la conclusión de que él no quería matar niños. Aunque todavía tenía que revisar dentro de esa cabaña. Era posible que me hubiera alejado porque había algo “malo” ahí que no quería que viera.

—Así es.

Dudaba que Shinobu fuera a hacer algo aquí.

Dejando su lado y dirigiéndome a las montañas no sería una mala idea. Después de todo, no podía predecir cuándo o dónde ocurriría el incidente. La tendría más fácil después si reunía la información que pudiera ahora mientras el peligro seguí leve.

Y eso apresuraría las cosas.

Tal vez estaba aburrido y con hambre de alguna estimulación o quizá me sentía seguro en este estado de experiencia extra corporal, pero no sentí renuencia para dirigirme a las montañas oscuras tarde en la noche cuando sabía que el Aburatori estaba esperando.

Dejé la casa de techo de paja y seguí los caminos de la granja.

Las Villas Intelectuales eran oscuras en la noche. La mayoría de las cosechas usaban fotosíntesis, por lo que eran influenciadas por la luz y no era bueno alumbrar alguna luz innecesaria en ellas. Había postes de luz con los mismos sensores como puertas automáticas para asegurar la seguridad de los peatones, por lo que las luces se encendían sólo donde las personas y carros estuvieran pasando. Sin embargo, no reaccionaban a mí en mi actual estado.

La negra oscuridad de la villa fue rota por el manto de incontables estrellas y la luz de la Luna que perforaban a través de las sombras.

Una vez que llegué a la montaña, un poco de frío húmedo llegó a mí.

Caminé hacía el claro elevado de antes.

Sin viento, ni siquiera podía escuchar el crujido de las ramas. Los últimos días de marzo era demasiado pronto para que los insectos despertaran, por lo que no podía escuchar a ninguno de ellos tampoco. El silencio era casi doloroso. Y podría haber sido eso por qué escuché las voces susurrando tan claramente.

—¿Estás seguro que esto funcionará?

—Nueve años. Mis cálculos dicen que en nueve años se llenarán todas las condiciones. Eso te liberará.

—Pero ese chico me miró. Quiero estar más seguro.

—Es un Kaeshigami, ¿recuerdas? Estarás bien. Te has restringido por mucho, y sólo tienes una semana hasta el límite. Puedes soportar eso.

…¿Qué? ¿¿¿De qué están hablando???

La voz ronca anciana era probablemente del Aburatori, ¿pero quién era el joven hombre? “Ese chico” probablemente se refería al joven Shinobu, pero no podía entender el resto. Nueve años, liberar, restringir, límite, exacto…y Kaeshigami. No sabía qué estaban haciendo aquí, pero no sonaba pacífico.

Y justo cuando estaba pensando eso, la voz de una joven habló detrás de mí.

—Oye, ¿qué está pasando aquí? Tenemos un visitante.

Mi corazón saltó más a todas las miradas concentradas en mí más que en la ruidosa voz.

Los otros dos se concentraron en el comentario hecho por la hablante joven.

Eso significaba que estaban al tanto de mi presencia.

—¿Hm? ¿Dónde está el visitante, Ohatsu-san?

—Aquí. Me estoy frotando contra él justo ahora.

—Sí, pero no podemos ver nada ahí…

Lentamente miré hacia abajo.

Un pequeño perro estaba frotando su mejilla contra mi espinilla derecha.

¿El Sune…kosuri?

Lucía similar, pero este no era el que trabajaba con Hishigami Mai. Hablaba como una mujer, tenía una bufanda alrededor de su cuello, y tenía un listón en su oreja derecha.

El joven hombre quien había hablado con el Aburatori habló entonces en una dirección aparentemente al azar.

—¡¡Shikimi-saaan!! ¿Puedes ver algo?

—No lo sé.

Sorprendentemente, esta nueva voz provino directamente desde arriba.

Una chica en kimono estaba sentada en las ramas formando el túnel de árboles. Tenía una gruesa shimenawa alrededor de su cadera en lugar de un obi, su largo cabello era color blanco y ella lucía bastante misteriosa. La manera en que arreglaba su cabello lo hacía lucir como una flor extraña, ella tenía unos sorprendentemente largos pechos, y sus pies descalzos estaban colgando, por lo que podía ver sus dedos aparentemente suaves y la parte inferior de su pie. Su delgada y encantadora apariencia fue defraudada por sus gestos duros y cómo sus brazos salían del cuello en lugar de usar las mangas.

—Mi especialidad es la guerra, por lo que no me gusta pasar mucho tiempo reuniendo inteligencia o planeando todo bien.

—Jaja. ¿Y cómo esperas que haga algo que la fundadora de la línea Hishigami no puede?

La fundadora de la línea Hishigami.

Shikimi.

No tenía idea de qué estaba sucediendo, pero podía sentir sudor desagradable vertiéndose por todo mi cuerpo. Aunque no estaba completamente seguro que pudiera sudar en realidad en mi caso estado de experiencia corporal.

—Necesitas dejar de mirar hacia abajo y regocijarte cuando encuentras a alguien que no puede hacer algo. Es patético. Vas a ser padre pronto, por lo que necesitas corregir ese lado auto indulgente tuyo.

—Ohatsu-san, ¿el visitante sigue ahí?

—Sí. Parece que los Youkai pueden saber “si es de alguna manera u otra”. Aunque la sensibilidad y la precisión parecen depender de la especie en específico.

—Ya veo.

El joven parecía disfrutar esta situación.

Un momento después, podía jurar que la luz de la Luna se había hecho más fuerte. O quizá las nubes se habían limpiado.

Y…

Este hombre en un traje de vestir estaba rodeado por un grupo bizarro: el Aburatori, Hishigami Shikimi y una Sunekosuri llamada Ohatsu. Pero en vez de la clase de ropa que vestiría un nuevo rico sólo una vez en una ocasión especial, este hombre parecía perfectamente en casa en su traje de vestir, como si él hubiera puesto pie en una vieja pintura. El término “nobleza” naturalmente vino a mi mente. Su pulcro cabello negro estaba atado por su cintura y un monóculo pasado de moda adornaba su galán rostro. Al principio pensé que era cosa del monóculo, pero sus ojos realmente eran de diferentes colores. Además, él estaba viéndome con precisión a los ojos. Él decía que no podía verme, pero su vista parecía clavarse directamente en mi mente.

—Mucho gusto, visitante.

Mi ritmo cardiaco se incrementó y sentí como si mi garganta se estuviera secando. En mi experiencia extra corporal, nadie del pasado podía lastimarme, pero sentía como si esa suposición había sido volcada y había sido lanzado a la jaula del león.

Y sin ninguna preocupación de cómo me estaba sintiendo, él habló.

warashi_07_121

—Mi nombre es Majina, deletreado con el carácter para “maldición”. Oh, y no me importa si usas mi primer nombre. Por una variedad de razones, mi nombre familiar es tratado como una espada reliquia.

Como si dejara caer un bomba incluso más grande que el nombre del Aburatori, él apuntó su pulgar hacía la cresta familiar en el pecho de su traje de vestir.

—Para ponerlo simple, soy el líder del Hyakki Yakou. No sé el método exacto, pero ya que estás confiando en algo así, puedo asumir que has dado al menos un paso en nuestro estrecho campo. En ese caso, asumo que has escuchado ese nombre antes.

4

Temprano en la mañana en mi segundo día en el pasado, joven Shinobu estaba lanzando un ataque en la entrada.

—¡¡No!!

—Vamos, Shinobu. Incluso Ubu quiere que lo dejes. Vinieron aquí para pasar la noche en su viaje, por lo que no se pueden mover si lo sostienes.

A pesar de los gentiles intentos de la Zashiki Warashi para persuadirme, Shinobu negó con su cabeza con el Youkai en sus brazos.

Mientras que ese Youkai…

¿Soy yo o esa araña mide más de dos metros de largo?

—¡Eso no es verdad! ¡¡Ubu sigue siendo un bebé!! ¡¡Todo lo que puede decir es “ogyaah” y “baboo”!!

—Bueno, él es una agregación de mortinatos e infanticidios.

—¡No puedo abandonar a un bebé!

—Pero estoy bastante segura que él ha vivido por varios siglos, justo como yo. Vamos, Shinobu. Suéltalo.

—Aah… ¡¡*Beso*!!

¿¡Ah!?

S-siempre asumí que mi primer beso fue con mis padres o un conocido, pero…fue…¿¡con un insecto!?

Shinobu por supuesto no mostró señales de notar mi shock y retiró su Estampilla Youkai.

—Escucha, Ubu. Somos amigos ahora. Si tienes problemas, ven a verme. ¡Siempre estaré esperando!

Otras tristes despedidas como esa le siguieron y pasó el tiempo.

Cuando el joven Shinobu y Nagisa estaban jugando en el largo patio, otra visitante se presentó.

—Haayaabuuusaaa-kuuun.

Una chica sexy de preparatoria con un kanzashi en su largo cabello negro vestía el uniforme de invierno de la Preparatoria Noukotsu a pesar que era primavera.

¿Quién es? Sé que debe ser una amiga de mi tío, pero aun así…

De paso, ese tío lucía molesto mientras abría la puerta.

—¿Qué sucede, hermosa presidenta del consejo estudiantil? ¿Por la infantil entrada?

—Ejejeje. No pude evitar después de ver a Shinobu-kun y Nagisa-chan jugando en el jardín. Estoy celosa. ¡Quiero jugar bádminton con ellos! Oye, oye. ¿Podrías preguntarles, Hayabusa-kun?

Pero…

—Esta extraña da miedo.

—¿¡Extra-…!?

—Oh, es el tío de Shinobu-chan. H-hola.

—¿¿¿¡¡¡Ti-…!!!???

Ambos fueron dejados con un shock.

La presidenta del consejo estudiantil incluso tenía lágrimas en sus ojos.

—¿A-a qué te refieres a que soy una extraña? ¿Recuerdas cuando jugamos en el rio y sostuve tus manos para enseñarte la patada agitada? ¿O en el festival cuando caminamos mano a mano en nuestras yukatas? ¿¡O en el festival atlético cuando ganamos juntos el primer premio en la carrera de cosas prestadas!? ¡¡Se suponía que encontrara algo de lo que podría morir feliz si tuviera, por lo que te elegí y corrí a la línea de meta contigo bajo mi brazo!!

—¿¿¿Hmm???

—¡Lo has olvidado! ¡Lo has olvidado por completo, ¿no es así?! Jeh. Pero no soy tan quisquillosa como para aferrarme al pasado. ¡¡Sólo tengo que profundizar nuestra amistad comenzado por hoy!!

…Lo siento, chica hermosa, pero en diez años, seguiré sin saber quién eres. Y ni siquiera puedo imaginar qué tan caótica fue la escena de la bella presidenta del consejo estudiantil corriendo por el patio de la escuela en bloomers con un niño de cinco o seis años bajo su brazo.

Los dos estudiantes de preparatoria gradualmente tomaron sus raquetas y comenzaron un juego doble con la presidenta en el equipo de Shinobu y mi tío en el equipo de Nagisa.

—Esta persona es demasiado hermosa. No me puedo acercar.

—¿Q-que se supone que haga al respecto? ¡¡Pero si quiere decir que me puedo llevar bien contigo, estoy dispuesta a comer una tonelada de pasteles y ponerme súper gorda!!

—Presidenta.

Los estudiantes de preparatoria debían en su mayoría querer ayudar a los niños porque sin prisas mantenían la pelota yendo y viniendo mientras platicaban entre ellos.

—Por cierto, Hayabusa-kun, ese problema de antes ha subido de categoría. Aunque todavía no tengo pruebas. Es más una atmósfera o un matiz espinoso.

—Sí, sé qué están tramando los subordinados, por lo que los cazaré dentro de poco. Pero necesitas asegurarte de que tu GPS y alarma estén funcionando.

—Debe ser difícil para ti también. Pero, bueno, podría haber llegado al territorio de la Cervecería Jinnai.

—Esto en serio no es un asunto de risa. Por supuesto, no he vivido una vida lo bastante limpia para estar sorprendido cuando unos brillantes se muestran.

???

No era el único inclinando mi cabeza en confusión por eso.

Shinobu y Nagisa parecían también confundidos mientras golpeaban el volante de aquí y para allá con ayuda de los estudiantes de preparatoria.

—¿Qué es un brillante?

—Shinobu-chan, es un tipo de sushi. Creo que el pescado plateado brillante es llamado así.

—¿Entonces tendremos sushi hoy? ¡¡No puedo esperar!!

Pero cuando Shinobu vio la pasta con salsa de carne servido para el almuerzo, una completa mirada muerta llegó a sus ojos.

—…No puedo aceptar esto.

—¿¡Eh!? ¿¡Ya no te gusta mi comida!?

Mi mamá fue dejada en shock, pero la atención de Shinobu se volteó a la TV de pantalla plana mientras cubría su boca en el tomate rojo. El segmento de deportes en las noticias estaba al aire, pero en los últimos días de Marzo, no había mucho sucediendo en el futbol o en el baseball. Era más para introducir algunos eventos por venir.

—Mira, Shinobu. El sake que hicimos está en la televisión. Está siendo usado para conmemorar su victoria.

—¿Esa botella que el luchador de sumo está sosteniendo?

—Algo de la Cervecería Jinnai es la manera estándar de celebrar las competencias de primavera. Esa botella que esos jugadores de baseball están rompiendo frente a la cámara también es nuestra. Hay incluso un rumor diciendo que los equipos que no terminan su campamento de entrenamiento de primavera con algo Jinnai les irán terriblemente en la siguiente temporada.

—Oh… Eres asombroso, abuelo.

Shinobu sin sentido giró el tenedor del que no estaba completamente seguro de cómo usar. Podría saber qué tan difícil debía ser para hacer que tu niño siguiera el negocio familiar. El abrigo Happi especialmente pequeño que él vestía probablemente era para instalar un sentido de ser parte de la industria (aunque probablemente también tenía que ver mucho con mis padres cariñosos). Él sólo era un niño, por lo que sería un problema si repentinamente decidiera querer ser una estrella de rock.

Una vez que acabó su comida y limpió su boca con un pañuelo, Shinobu comenzó a jugar con la Zashiki Warashi.

—¡Nee-chan, mírame!

—¿Qué sucede, Shinobu?

—¡Mírame!

Shinobu estaba meneándose sobre su espalda, pero cuando la Zashiki Warashi se acercó, él la agarró de su pierna.

¿No…?

—Tendré problemas si escalo los árboles.

—Bueno, es peligroso y puede dañar los árboles viejos.

—Es por eso que te escalaré a ti. ¡Escalar a Nee-chan!

Él comenzó su ejercicio después de comer.

Pero para la tarde, Nagisa regresó con su San Bernardo.

—Sh-Shinobu-chan, traje mi Qué es-Esta Varita.

—¿Qué es una Qué es-Esta Varita?

—Mi papá me la compró. Si no sabes para qué es algo, meneas la varita en frente de eso y te lo dice. ¿¡Q-qué es esto!?

¿Es un tipo de diccionario electrónico?

Nagisa levantó el juguete con una cámara CCD y un sistema de reconocimiento de imagen instalado y apuntó hacía su San Bernardo.

Después de un efecto de sonido electrónico, habló en una voz femenina artificial.

—Perro guardián del infierno, dos melones, hurra.

—…

—…

Con la misma mirada que alguien veía a una máquina de traducción ridícula, Shinobu y Nagisa dejaron la Qué es-Esta Varita encima del estante de zapatos en la entrada.

—¡Como sea, juguemos con tu perro! ¿Quieres usar la pelota o el disco volador?

—Shinobu-chan. Él está diciendo que lancemos ambos.

El San Bernardo ladró y meneó su cola completamente listo. Mientras miraba el correr del perro por el largo patio, pude ver de casualidad a la Zashiki Warashi dando vueltas por la terraza del patio trasero.

—?

Supuestamente estaba persiguiendo la verdad del pasado, por lo que nada era tan irritante como escenas de completa normalidad. Con el fin de reunir lo que pudiera de información, seguí a la Zashiki Warashi.

Y encontré una bomba repentina.

Majina del Hyakki Yakou estaba apoyado en el muro exterior de la casa con sus brazos cruzados.

—……………………….!!!???

—¿Por qué estás aquí?

—Para una visita de seguimiento.

Majina respondió a la voz rígida de la Zashiki Warashi con una voz indiferente por su cuenta mientras trazaba su dedo a lo largo del borde de su monóculo.

—No luzcas tan amenazante. Realmente estás preocupada sobre la Ver.39 contenida dentro de tu cuerpo, ¿no es así? Escapaste hace mucho tiempo cuando todavía estaba incompleto y sin terminar y no ha tenido nada de mantenimiento en un siglo o más desde entonces. Podría quebrarse en cualquier momento y nadie sabe qué pasaría cuando lo hiciera. Personalmente, me aterraría más que una forma extraña en un escaneo de rayos X.

—No es como si pudieras hacer algo al respecto en estos días.

—Es verdad. La Ver.39 es una caja negra para usar igualmente. No podemos reproducirla o crear una nueva. Pero es por eso exactamente que quiero que estés tranquila. El Hyakki Yakou no puede robar la tecnología incluso si te secuestramos a la fuerza. Como tal, no tenemos razones para hacerlo. No teniendo nada que ganar es la prueba de la paz. ¡Ahora, démonos la mano en el parque temático!

Él burlonamente levantó su mano para un saludo de mano, pero la Zashiki Warashi no cumplió.

Su mirada de desagrado permaneció mientras él ondeaba su mano frente a ella.

—¿No me crees?

—¿Por qué debería después de lo que tú – bueno, tus ancestros – me hicieron?

—Muy cierto.

Majina dejó escapar un suspiro exasperado.

Él apuntó con su pulgar a la cresta familiar en su pecho el cual fue modelado de alguna clase de animal.

—Esto apuntó a los Youkai que son completamente removidos de cualquier ecosistema mientras también apunta a la aterradora imaginación humana. Combina las dos y tienes el Hyakki Yakou. Se dice que el Hyakki Yakou ha caído bastante los pasados cien años, pero eso no es preciso. Sería mejor decir que éramos dementes hasta hace cien años. Mi generación está tratando de regresar a su forma original, pero me pregunto cómo se volverá eso. Ya sea en política, la milicia, o la silla de la compañía del presidente, el poder es una cosa del demonio. Una vez que cae a tu alcance, te arrastrará sin fin.

Su conversación fue interrumpida ahí.

El jardín del frente se había hecho más ruidoso. Eché un vistazo y vi…algo vistiendo un kimono desgastado. La pequeña figura lucía como un niño y como un anciano mientras colgaba su cabeza al final del patio.

—Sh-Shinobu-chan, este Youkai se llama Akaname.

—¿Por qué no puede entrar a la casa? ¡Esta cosa gaseosa es buena! ¡¡Bebe más!!

El Akaname no era un Youkai letal. Era completamente inofensivo. Sin embargo, lamería la cal del baño, por lo que no era muy querido en una familia que hacía bebidas. Las marcas de las Villas Intelectuales obtenían su valor por una imagen de alta calidad, por lo que cualquier cosa que diera una impresión sucia era lo mismo como añadir veneno a la botella.

—Esto es inevitable. Mis características y tu familia son incompatibles.

—Mn…

Shinobu inclinó su cabeza.

—¿Entonces qué tal si juegas conmigo afuera? No te preocupes. ¡Puedo llevarme bien con cualquier Youkai!

El Akaname fue metido a su grupo al instante.

Y no terminó ahí.

—¡Sh-Shinobu-chaaan! ¡E-e-e-e-este es un Dios de la Pobreza!

—Vamos por aquí.

—Shinobu-chan, ¿qué es esta oruga gigante? ¿Eh? ¿¿¿Kodoku???

—No sé lo que sea, pero juguemos juntos.

Mientras las voces chillonas de niños jugando llegaban a él, el hombre llamándose a sí mismo el líder del Hyakki Yakou gentilmente estrechó sus ojos.

—Cuando escucho la palabra exorcismo, me imagino alguien tomando prestado el poder de un dios o buda para unilateralmente desterrar el espíritu maligno con una mirada presumida en su rostro, pero esto es completamente diferente.

—…

—La escena de lo que está haciendo es remover y dispersar espíritus. ¿Lo llaman Shinobu-kun? En esa forma, él está demostrando la forma ideal de lo que hacemos. …Incluso si enviamos los sacerdotes más virtuosos a un alboroto o enviamos a un famoso guerrero con una espada espiritual en mano, hay algunos seres paranormales con los cuales no podemos hacer nada. Pero con Youkai que son inmunes a incluso la más grande violencia, hay muchas historias de dejarlos cuando se acerca de buena fe. Los Dioses de la Pobreza hacen a todas las personas equitativamente pobres, pero si los aceptas sin miedo y les muestras el respeto apropiado, las historias dicen que te darán grandes riquezas. El Kodoku es igual creo. Tiene la maldición más poderosa la cual ningún amuleto o barrera puede defenderse de ella, el clan entero de la víctima sería destruido. Pero un hombre que trató de sacrificarse a sí mismo por su familia al tragarse el insecto supuestamente terminó viviendo una larga vida sin malos efectos.

El hombre honestamente sonaba envidioso.

—Me pregunto cuántas personas pueden lograr eso y todavía existir en nuestro estrecho campo hoy en día.

Él casi parecía apenado de su falta de virtud.

—Adquirimos todo el poder que deseamos, pero a cambio para incrementar el rango de nuestra alma, olvidamos cómo respetar a lo paranormal. Todos somos individuos distorsionados que sólo podemos conquistar nuestros miedos al convertirse en un monstruo más grande que los monstruos en sí. …Y porque tenemos miedo de ser devorados por los insectos en la tierra una vez que perdemos velocidad, nos fortalecemos más y más, creando un efecto bola de nieve negativo. Verdaderamente un círculo vicioso. Para ser honesto, tenemos demasiado poder. Tenemos el suficiente para borrar la raza humana varias veces. Quisiera cambiar la dirección de nuestro campo antes de que ese poder se derrame o el globo que sigue expandiéndose estalle.

Esto parecía estar conectado al escenario normal del pasado y el sangriento Hyakki Yakou que había visto en el presente.

¿Qué había estado haciendo sin darme cuenta?

Si el mundo realmente era así de simple, ¿podría esa conclusión desadornada haber sido evitada cuando se enfrentaba a tal Youkai violenta?

—¿Es eso lo que estás haciendo en esta villa?

—Eso es un caso de prueba. El Aburatori lo comenzó por su cuenta, pero ya que estaba a punto de fallar, decidimos darle una mano. Este es una prueba útil para nosotros también. Proveería un contorno concreto de nuestro ideal sin forma. Es la presentación perfecta para la más destructiva entre nosotros.

¿Qué? ¿De qué está hablando?

Ya que tenía que ver con el Aburatori, probablemente tenía algún efecto en incidente principal aquí, pero la Zashiki Warashi no mostró intención real para detenerlo. No importaba qué tan buena para nada podría ser, quería creer que ella actuaría diferentemente si el plan involucraba matar niños pequeños.

—¿Realmente piensas que puedes salirte con la tuya con el Kaeshigami?

—Realmente es sólo una idea por el momento. Pero mientras que estaba en un nivel completamente diferente, hay un ejemplo del Fujiwara no Michizane. En vez de comenzar con un Tatarigami nacido del odio humano, este Kaeshigami comenzará con un Youkai malo. Sería perfecto si pudiéramos ganar más estabilidad al reducir ese método.

El grupo en el jardín del frente debió haber decidido jugar con el perro y la pelota sería difícil de usar con tantas personas, por lo que cambiaron a jugar a la casita. Mientras estaban sentados en un círculo y hablaban juntos, Shinobu ondeó sus brazos y dio un grito.

—¡Necesito llamar a Nee-chan también! ¡Esto será mucho más divertido con ella! ¡¡Nee-chaaaan!!

Majina se encogió de hombros mientras todavía seguía apoyado contra el muro exterior.

La Zashiki Warashi lanzó su dedo índice contra su nariz para silenciosamente decirle que no se mostrara. Entonces caminó por detrás de la casa y se dirigió hacía Shinobu, Nagisa y los demás.

Shinobu fue el primero en hablar.

—Ya que eres nuestra nueva miembro de la familia, eres la bebé, Nee-chan.

—¿¡Bweh!?

—Shinobu-chan, no creo que eso le quedé a esta Youkai.

—¡No sería un juego si actuamos como de costumbre! ¡¡Es divertido porque hacemos algo diferente!!

—Sh-Shinobu-chan. Amm, ya estaba preocupada cuando hiciste al perro el padre, así que…

¿Hm? ¿Así que cómo va a manejar esto?

El líder del Hyakki Yakou y yo nos concentramos en el jardín del frente.

¡Ahora, Zashiki Warashi, ¿cómo vas a responder la petición de ese niño de seis años?!

—¡Gyah! ¡¡Gyahh!! ¡¡¡¡Gyahhh!!!! Babuu. Quiero leche, papá. Babuu, babuu.

Ella…

—¡Ella lo hizoooooooooooooooooooooooo! ¡¡Esa Youkai con 98 cm de pecho pasó a completo modo de bebéeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

—Bueno, un Zashiki Warashi es un espíritu colectivo de los bebés asesinados durante las hambrunas, por lo que quizá esto es lo que siempre ha querido hacer.

Sentí como si extraños rayos estaban disparándose de mis ojos.

Y mientras que Shinobu inocentemente sostenía una botella para bebé de juguete en la boca de la Zashiki Warashi, Nagisa lucía horrorizada.

El escenario delante de mis ojos había hecho corto circuito en algunos profundos cables de mi cabeza, por lo que no me había dado cuenta al principio.

Pero…

—…!? ¿¡Tú…sabes que estoy aquí!?

La noche pasada, él había necesitado a la Sunekosuri para decirle que estaba ahí, pero ahora Majina estaba dándome una mirada entretenida con su espalda contra el muro.

—Una noche es bastante tiempo para poner en marcha una técnica, visitante. Te recomendaría no confundirme con tu creador de Paquetes común.

Oh, no.

Oh, no. ¡Oh, no! ¡¡Oh, no!!

¿Qué tanto afectaría esta historia? Aunque sí tenía que alterar la historia en algún momento para resolver el verdadero incidente con el Aburatori sin usar la Ver.39 de la Zashiki Warashi, ¿qué tanta influencia tendría esta pequeña conversación? ¿Qué iba a suceder ahora?

—No te preocupes. La historia tiene algo de elasticidad en ella. O quizá podrías llamarlo un aceptable margen de error. Si el fenómeno más pequeño fuera a alterar todo en su mayoría como el efecto mariposa, entonces el mundo colapsaría fácilmente sólo por tenerte aquí. ¿Cierto?

—…

—En otras palabras, mientras tú no hagas ningún contacto extremo con algo, el flujo de la historia no cambiará. Teniéndome hablando contigo no cambiará nada. El control está en tus manos y no esparcirás cambios incontrolablemente. Sí, esta fue una estructura bien pensada que toma la seguridad en consideración. Aunque no puedo entender por qué tiene el mismo aroma a nosotros.

Mis palabras podían alcanzar a alguien ahora y este hombre estaba más cerca que cualquiera a la verdad del pasado en relación con el Aburatori.

—Si sólo el Aburatori pudiera unirse a ese círculo también, —dijo Majina mientras veía el caótico juego de la casita incluyendo al Dios de la Pobreza y un insecto Kodoku. —Desafortunadamente, él es del tipo que trae muerte simplemente por conocerlo, justo como el Shichinin Misaki o la Piedra Asesina. Algunas preparaciones son necesarias para el último paso para remover esa malicia. O sea, hacer que él ya no traiga la muerte por simplemente conocerlo.

—…

¿Hacer que ya no traiga la muerte por simplemente conocerlo?

¿Quieres decir hacer un Youkai letal no letal?

—No es una idea tan rara. Algunos Youkai son viejos dioses que fueron llevados a ese nivel. También hay zorros y tanukis que ganaron la divinidad por su popularidad con las personas. Y si tomas un nivel más alto, hay incluso un espíritu vengativo que trató de destruir Kioto pero fue elevado al nivel de un dios celestial. Sin embargo, reproducirlo con técnicas humanas en su lugar de confiar en un milagro es otro tema por completo.

Eso era el Kaeshigami.

Era el fenómeno en el cual un ser temido era transformado en un dios. Se convertían en un ser que era temido y respetado.

—Si el Kaeshigami es completado, ese Youkai letal será capaz de apagar completamente sus características de matanza indiscriminada. O podría prenderlo a su propia voluntad para ganar poder incluso más grande que el de un simple Youkai. Por supuesto, sería mucho menos de proveer un aumento de poder completo y más sobre usar control más detallado para reducir la pérdida de energía.

Era verdad que cualquier cosa estaba bien si le quitaban los colmillos a ese monstruo.

Sin embargo, no podía ver por qué el Hyakki Yakou se contendría y usaría un método tan indirecto en el peor de los Youkai letales. Él claramente era diferente de una Yuki Onna o una Nekomata. Él sólo pensaba en matar niños, él había construido un Paquete de viaje en el tiempo, y él incluso había absorbido a la Zashiki Warashi para obtener incluso más poder. Él era un monstro entre monstruos.

Pero…

—El nombre Aburatori podría llenar con emociones negativas.

Un tono de sondeo entró en la voz de Majina.

—Pero podrías haber visto las cosas diferentes si fueras más como el Shinobu-kun de por ahí.

5

Para la tarde, concluí que Shinobu no iba a hacer nada más incluso si continuaba observándolo, por lo que dejé esa casa de techo de paja y me abrí paso al claro en la montaña del Aburatori.

—La Asociación del Confort es conocida como la rama japonesa de una de las máximas cuatro redes, y la policía está en alerta debido a los rumores de que están llevando a cabo un evento enorme en el futuro cercano. Los rumores serán reorganizados y…

La tierra estaba cubierta en maleza, los árboles creaban un dosel, y la oscura cabina desgastada estaba frente a mí. Hishigami Shikimi podría haber estado viendo una TV One Seg en algún lado, pero no podía saber de dónde incluso después de darme la vuelta en un círculo completo.

Además, dos Youkai se veían entre sí frente a la cabina podrida.

Una era Ohatsu, la Sunekosuri hembra trabajando con Majina, y el otro era el Aburatori con su largo sombrero cónico escondiendo su rostro.

Estaban hablando entre sí.

—Si lo inesperado sucede, encárgate de las cosas al final.

—Lo inesperado no va a pasar. Después de todo, nuestro jefe está trabajando en esto.

—Pero lo vi. Vi a Jinnai Shinobu. No se suponía que viniera alguien aquí.

—No te preocupes. Has resistido matar a cualquier niño por cerca de nueve años.

—Eso fue sólo porque no vi a ninguno. Ver a mi objetivo ha resucitado el hambre dentro de mí. A este ritmo, hay una oportunidad de que rompa el sello y ataque. Así que…

—Tienes menos de una semana para eso. Incluso si el sello se rompe poco a poco, todavía te convertirás en un Kaeshigami siempre y cuando no llegué a su límite antes de eso. No tendrás de que matar a nadie más. ¿No es así?

¿De qué iba esto?

El Aburatori parecía tener miedo de matar niños…o de matar mi yo pasado.

—Por un lado, no tienes la culpa aquí.

—Esa excusa no lo justifica.

—El Aburatori está basado en el miedo de un niño repentinamente desvanecido…y el oscuro deseo y curiosidad que hace a las personas querer hablar de esas cosas como si realmente hubieran pasado. Hacen parecer como si estuvieran asustados en la superficie, pero el corazón humano no puede evitar contar esas historias. Los monstruos son aterradores, pero si ese monstro realmente existiera, podría deshacerse de esos niños molestos. Podrían no tener que matarlos en los baños o bañeras tan pronto nacen. Se te dio la forma por los pensamientos de esos padres enfermos que no tenían problemas con abusar o abandonar a sus hijos. Naciste de ese deseo, por lo que tú mismo no tienes la culpa.

—¡¡Dije que esa excusa no lo justifica!!

Al grito del Aburatori le siguió silencio.

Sólo podía escuchar el sonido siniestro del crujir de las hojas.

—Entiendo…

Él habló en una voz apenas audible.

—Lo odio, y lo odio, y lo odio…pero al final, entiendo los sentimientos de los padres que me hicieron así. ¡Entiendo qué tan desagradables son los niños, entiendo qué lindo sería si sólo desaparecieran, y entiendo qué maravilloso sería si alguien más lo haría por ellos! No importa qué venga primero. Fui hecho para ser así. Sin yo para recibir esos sentimientos, los padres de las generaciones posteriores podrían no haberlas sentido en absoluto. Es el problema de la gallina y el huevo… ¡¡A este punto, mi mera existencia podría estar creando pensamientos malvados en las personas y entonces para luego sacarlas!!

—…

Ese era el sistema que se había creado. Era el papel que se le había dado.

Él era un asesino para ser odiado por todos.

No se permitían excusas y no se pensaba en sus circunstancias.

Él estaba ahí para recibir los malos pensamientos de aquellos que no estaban conscientes de esos pensamientos dentro de ellos mismos.

Eso era todo lo que él estaba destinado a hacer.

—Así que por favor, no creas nada de lo que te digo. Por favor no creas en mi alma. No importa lo que diga. El instante que en lo consideres imposible, mátame. No quiero jugar este papel más. No quiero convertirme en un ser que simplemente complemente un sistema sin que yo pueda opinar. No quiero ser un monstruo que asesina brutalmente esos niños sin parpadear.

Esta escena revertía completamente mi imagen del Aburatori.

Al principio, pensé que quizá había entrado en un retorcido mundo paralelo.

Pero en ese caso…

…¿Qué era el Aburatori que había visto antes? ¿Cómo un Youkai letal en conflicto terminó como un monstruo loco?

—Entonces no hay nada de qué preocuparse.

—¿Cómo puedes estar tan segura? Ni siquiera yo confío en mí mismo.

—Porque. —la Sunekosuri hembra estrechó sus ojos un poco. —Alguien ha venido aquí por ti.

El Aburatori siguió su mirada y se dio la vuelta para verme.

—No, sus ojos pasaron a través de mí. Él estaba viendo detrás de mí. Me di la vuelta también y vi una pequeña forma ahí.

Era Shinobu.

Era mi yo mismo como aparentemente vine aquí hace diez años.

—¿Qué-…?

El Aburatori estaba estupefacto, pero Shinobu sonrió mientras corría por la maleza. Él se acercó sin cuidado alguno.

—¡Grandes noticias! ¡Grandes noticias!

Él ondeó sus brazos.

—¡Tendremos filete de Salisbury para la cena esta noche! ¡Mamá finalmente está dando todo de sí! ¡¡Tengo que decirles a todos!! ¡Grandes noticias! ¡Grandes noticias!

—…

—El filete de Salisbury de mamá es asombroso. ¡Ella pone un huevo frito encima!

Era unas tontas grandes noticias, pero sonaba como si para él fuera un secreto sólo para sus amigos. Eso significaba que él estaba incluyendo a ese peor de los Youkai letales en ese grupo.

Por un rato, el Aburatori parecía incapaz de moverse.

El Youkai silenciosamente apretó sus dientes mientras Shinobu cambiaba de acción.

—Ahora que lo pienso, aún no te he dado una estampilla aún.

—No te preocupes por mí, —dijo la Sunekosuri hembra. —Sigue dándole a ese anciano compañía.

—¡Podemos jugar todos juntos! ¡¡Ahora eres un Amigo Youkai también!!

Esta era una conversación de un distante mundo imposible.

Ese sangriento Youkai nunca habría soñado en alcanzar ese mundo desde el momento que había nacido en este mundo.

—¿Entiendes, Ohatsu?

El Aburatori finalmente habló por debajo de su respirar.

Su voz parecía a punto de desvanecerse.

—Incluso ahora, no puedo detenerme de categorizar la vida delante de mí como un objetivo. Al final, sólo puedo hacer lo que todos quieren de mí. ¡¡Sé que mientras más perfectamente cumpla la leyenda del Aburatori, más fácilmente esos deseos oscuros llegarán a mí, y sin embargo…!!

Conflicto.

Agonía.

Desesperación.

Aquello que brilla no siempre salva. Aquello que es amable no siempre sana. Algunas veces, se convierte en un cruel espejo que refleja lo horrible de uno. Mientras ella aceptaba ese dolor, la Sunekosuri hembra dejó escapar un bajo suspiro.

¿Pero el Aburatori era así de horrible?

¿No lo eran los humanos adultos que lo hicieron así, simplemente forzando esto en él para que así ellos no tuvieran la culpa?

Shinobu inclinó su cabeza curiosamente mientras estaba a sólo setenta centímetros de distancia de una muerte segura.

—¿Hm? ¿De qué están hablando? ¿Un juego?

Esto era la columna vertebral de la historia.

¿Pero qué clase de terrible final yacía esperando?

¿Qué final era tan malo que requería que esa Zashiki Warashi se involucrara, liberando el poder del Ver.39, y distorsionara la historia en sí?

6

Seguí a Shinobu por los estrechos caminos de la granja de regreso a la casa de techo de paja.

Regresamos justo a tiempo para ver a mi tío marcharse.

—¿Qué estás haciendo, Nii-chan? ¿Vas a salir?

—Sí. No te vayas de la casa, Shinobu. Es aterrador afuera cuando oscurece.

—¿Hm? ¡Pero tendremos filete Salisbury hoy! ¡Necesitamos comerlo todos juntos!

Mientras mi tío caminaba hacía el almacén a una corta distancia de la casa, podía escuchar un tintineo metálico. Shinobu inclinó su cabeza y mi mamá salió corriendo de la puerta del frente.

—¡Ahhh! ¡Espera, Shinobu, ¿a dónde fue Hayabusa-kun?! ¡No ha dejado el garaje aún, ¿o sí?!

—Él dijo que iba a salir. Él va a jugar de noche. Realmente es un adulto.

—¡A-alguien deténgalo! ¡¡Antes de que finalmente mate a alguien!!

Con el obvio efecto de sonido de un motor, un gran scooter eléctrico dejó el almacén.

—?

La noche estaba comenzando, por lo que Shinobu se quedaría en casa. Eso significaba que era improbable que tuviera algún contacto con el Aburatori. Las probabilidades de que seguirlo sólo sería una pérdida de tiempo eran buenas. Con eso en mente, me di la vuelta y me subí al asiento trasero del scooter de mi tío.

Técnicamente no estaba tocando el piso o el suelo cuando caminaba, pero tan pronto como pensé en mí mismo “subiendo” al scooter, me pegué a él. Mi tío sin problemas condujo el scooter y pasó por el oscuro camino de la granja.

Podía escuchar una conversación proviniendo del teléfono celular pegado en el soporte cerca del manubrio.

De un lado era la senpai que había jugado bádminton durante el día, pero el otro era una voz sombría masculina.

¿Quién es?

—Ya que estabas detrás de alguien conectado a Jinnai, asumo que alguien como Shinobu-kun estaba en problemas, pero ciertamente no esperé que el peligro me alcanzara.

—C-cállate. Fui por el método más seguro. Ese niño está rodeado por Youkai, por lo que el mayor Hayabusa es el objetivo más sencillo, ¿cierto? Y-y con un rehén, tengo menos de qué preocuparme.

—¿Estás seguro que eso fue todo? Apuesto que querías capturar a la hermosa presidenta del consejo estudiantil de la escuela para que así tuvieras tu propia recompensa. Probablemente planeaste evitar mencionar el rehén cuando entregues a Hayabusa-kun a los adultos. De esa manera podrías hacer lo que quisieras con mi cuerpo. Pejejeje.

—¡¡Cállate!! ¡¡Sólo tienes que mantener esa boca cerrada y hacer lo que diga!!

Nunca había visto a mi tío radiar esa poderosa aura de furia.

Él operó el celular para sacar un mapa GPS.

En ese momento, finalmente me di cuenta de que era el tintineo metálico. Eran gruesas cadenas envueltas alrededor de su cadera y eran sujetas en su lugar por un candado.

Mientras tanto, la conversación remota continuó.

—Cuando se refiere a perros guardianes, el San Bernardo de Nagisa-chan es bastante lindo.

—¿D-de qué estás hablando?

—¿Pero sabías que sus padres pusieran al perro en entrenamiento de perro policía y perro de guerra para que así arranque la garganta de cualquier persona sospechosa que se acerque? Una navaja barata no va a ser de mucha utilidad contra eso.

Mi tío hizo algo con los controles del scooter.

Los faros se desvanecieron y el efecto de sonido del motor se detuvo.

La masa de metal condujo a sesenta kph sin producir alguna luz o ruido.

—Pero lo que yo tengo es más como un perro de caza que un perro guardián. Jejeje. Supongo que sería un poco triste llamarlo un perro rabioso.

—¿Q-qué? ¿¿¿Perro??? ¿¡Estás diciendo que hay un perro escondido aquí!?

—Ya está él aquí. Y mi perro es mucho más feroz que un San Bernardo. Desafortunadamente para ti.

Sucedió inmediatamente después.

Sin pisar los frenos en absoluto, mi tío golpeó a alguien parado en medio del camino de la granja.

—¿¡B-bhbf!? ¡¡Bahbh!! ¿¡Eghagahh!?

La persona voló al seco campo de arroz y gimió desde el suelo, incapaz de pararse.

Mi tío le dio la vuelta al scooter eléctrico y su senpai alegremente lo saludó en la oscuridad.

—Yahoo, Hayabusa-kun. ¿Puedo dejarte el resto a ti?

—Sí, sí puedes. Perdón por la molestia.

—¿Así que llegas cinco minutos después de que te llamé y no dudaste en golpear al tipo a máxima velocidad? Realmente puedo sentir el amor☆

—Si te dejas llevar, te forzaré a un emocionante paseo en zig-zag por el camino de la montaña.

Mi tío bajó del scooter y fue hacía el estrecho camino de la granja. Él entonces miró desde arriba al sombrío chico quien había sido noqueado en el campo de arroz un nivel abajo.

Él todavía no podía levantarse, por lo que le gritó a mi tío mientras sacaba espuma de la boca.

—No…puedo…¡¡No puedo creerlo!! ¡¡Trataste de matarme!! ¡¡Lo hiciste!! Ja…jajaja. ¡Sabes lo que va a pasarte cuando llame a la policía, ¿no es así?!

—¿Hm? ¿Por qué demonios sigues vivo?

Él no trató de intimidar al chico y no le gritó con furia a él. Ese matiz casual parecía subyugar al chico más que otra cosa. Él estaba dominado por la diferencia en experiencia.

Entonces la senpai dio una advertencia desde un costado.

—Oye, oye. Puedes pensarlo tanto como quieras, pero trata en sí de no decir nada de tratar de matarlo. Esto podría no calificar como autodefensa justificada. No es que haya un abogado aquí.

—¿¡A-Auto-autodefensa justificada!? ¿¡A-al golpear a alguien con una bicicleta!?

—Sí, —dijo mi tío como si no le importara particularmente.

—La autodefensa justificada no sólo aplica para ti mismo. Si usas un arma que de casualidad estaba cerca y causa menos daño de lo que habría causado de otra manera, cancela todo. Por lo que siempre y cuando haga menos daño que un cuchillo a las partes vitales, no es un problema. ¿Pero qué hay de ti? Tú eres el que se esforzó para preparar un cuchillo y planear este plan de secuestro.

—Ee…¡¡ee!!

—Realmente eres estúpido.

La hermosa presidenta del consejo estudiantil parecía estar escupiendo las palabras de una posición de absoluta superioridad.

—¿Cómo terminaste como un peón para una grande organización criminal?

—Probablemente fue esa Dieta Hidarugami.

—No respondas por él. Es más divertido escucharlo de él.

—Realmente eres cruel… Él ni siquiera tiene la habilidad de crear un Paquete. Él sólo creó una página web para engañar personas para que le pagaran, ¿así que no es suficiente castigo?

—Pero desafortunadamente, esa droga para perder peso era en realidad una palabra código para tú sabes qué. La grande organización criminal debió haber pensado que él estaba interrumpiendo en su mercado. No es que vaya a sentir lastima por alguien que engaña personas por dinero.

—Probablemente le dijeron que lo dejarían en paz si hacía algo de trabajo para ellos. El sake Jinnai es usado para todo: conmemorar grandes victorias de sumo, para conmemorar victorias de baseball profesional e incluso como una ofrenda en el Templo Ise. Pero no es poco común que las personas en bajo mundo criminal quieran un poco. Como para un ritual de una grande organización criminal.

Así que es eso.

Después de poner su alma en ese sake, mi abuelo y papá no iban a vendérselo a alguien así. Después de todo, incluso temporalmente se rehusaron a hacer negociosos con un bar que permitía a sus clientes condujeran ebrios. Incluso así, habían algunos quienes todavía querrían algo de sake Jinnai.

Y en el bosque del Aburatori, escuché algunas noticias sobre un gran evento llevándose a cabo por un grupo llamado la Asociación del Confort.

Por lo que…

—Supongo que eso significa que este tipo era la fuente de esas cartas amenazantes pasadas de moda que llegaron a mi casa.

—Tal vez, Hayabusa-kun, ¿qué tal si lo entregamos a los oficiales y dejamos que los profesionales hagan el resto?

Recordé la carta que mi abuelo había cortado con las tijeras.

Debía haber pedido que les entregaran algo de sake Jinnai si no querían que algún daño llegara a su familia.

—Bueno, dado cómo trabajan, hay una buena oportunidad de que vayan a cortar a este tipo como una cola de lagarto y culpen de todo a él.

Las palabras de la presidenta del consejo estudiantil le dieron al chico una clara visión de su destino.

Ese atacante, quien lo más probable es que fuera a la misma preparatoria que los otros dos, exprimió lo último de su fuerza y saltó a sus pies.

—Jee… ¡¡Jeejee!! Jee jee… ¡jee! ¡¡Jee jee jee!!

—¿Qué? ¿Quieres más? ¿Simplemente qué tan lamentable eres?

—¿Mi navaja? ¿A dónde fue mi navaja? ¡¡Maldición, es demasiado oscuro para ver!!

—Y siempre y cuando sepamos que tienes una navaja preparada, significa que estabas armado, incluso si no la tienes a la mano en el momento. Eso quiere decir que esto califica como autodefensa justificada. Desafortunadamente para ti.

Un tintineo provino de mi tío.

—¿Y sabías esto, chico delgado? Un machete gigante o una espada japonesa sería una violación de la Ley de Control de Armas de Fuego y Espadas. Una espada de madera o un tubo de metal serían el límite. Hay un precedente de nunchucks encontrados en una inspección violando la Ley de Delitos de Menores.

El sonido provino de la gruesa, gruesa cadena sostenida alrededor de su cintura con un candado.

Él envolvió un extremo alrededor de su puño y sonrió mientras continuaba hablando.

—Pero no hay ley contra envolver cadenas alrededor de ti mismo como moda. Y sin embargo ondear una las hace un arma más aterradora que un bate de metal. Extraño, ¿no?

Sí, esto no tiene remedio.

Mi tío estaba demasiado acostumbrado a esto. Ya fuera que el chico tuviera su navaja o no, su destino estaba sellado.

7

Mi tío era el jugador más valioso del día, pero después de dejar a la hermosa presidenta del consejo estudiantil a su casa en su scooter eléctrico grande y entonces conducir de regreso a casa, mi papá y mi abuelo lo golpearon y lo lanzaron al almacén. La serie de eventos progresaron tan limpiamente que podía decir que pasaba todo el tiempo. ¿Simplemente qué tan seguido mi tío se metía en peleas?

Después de cerrar la gruesa puerta, mi papá y abuelo comenzaron a hablar entre ellos.

—Aparentemente, la hija de Atou no estaba herida. …Él hizo un buen trabajo.

—Oye, podemos discutir el resto con unos tragos. Nada hace al sake saber mejor que estas historias, así que sería una lástima dejarlo desperdiciar.

…Este es el problema.

Después de regresar a la casa, encontré a la Zashiki Warashi y otros Youkai sentados en un círculo en el salón. Los otros parecían ser un Nurarihyon y un Kasha.

—Ahora que lo pienso, salí en la última entrada de esa serie de RPG de convocar Youkai.

—Oh, cielos. ¿Así que hiciste tu gran debut, Kasha-san?

—¿Eso fue sarcasmo? ¡Tú, la Zashiki Warashi es justo igual que la Yuki Onna! ¡Siempre eres elegida! ¡¡Incluso lograste ser el personaje de exposición por la película de Estampillas Youkai!!

Todos trabajaron para calmar al enfadado Nurarihyon.

—No me gusta cómo me ilustraron como un gato rodeado de fuego. Sé que tengo suerte de salir en sí, pero aun así.

—Bueno, el bosquejo de un Youkai cambia de generación a generación, yo comencé como un pariente del Umibouzu, pero lo siguiente que supe, era el líder de todos los Youkai.

—Ciertamente es problemático cuando las culturas se combinan o cuando eres mezclado o identificado con otro Youkai. Aunque podría aceptar si me hicieran divino como el Dakini-Ten.

Escuché el sonido de una guitarra eléctrica proviniendo afuera de la habitación.

Inicialmente me pregunté si era mi tío en su modo de delincuente, pero él todavía estaba encerrado en el almacén. Cuando di un vistazo, realmente no era él. Cinco tanuki tenían instrumentos musicales en frente del joven Shinobu en la habitación del altar budista.

—¡Sííííí! ¡Gracias por venir hoy al concierto de Tanuki☆Bayashiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!

—Abuela va a dormir a las nueve, así que hasta entonces.

No tenía idea de cómo las patas de un tanuki podrían sostener una plumilla o presionar las cuerdas, pero tocaban bastante bien. Me dije a mí mismo mientras escuchaba.

—Supongo que eso va a ser todo por hoy…

Incluso después de que la casa Jinnai se tranquilizó, el mundo exterior por supuesto seguía en movimiento. Si visitaba el bosque del Aburatori, era posible que consiguiera nueva información sobre el Aburatori.

Pero…

Él no parecía mucho una amenaza por el momento mientras trabajaba con el Hyakki Yakou. ¿Realmente él estaba en el centro de este incidente? No podía permitirme perderme el momento crucial si algo más pasaba en el centro.

Hoy. No había notado que mi tío y Atou-san(?) se habían involucrado en otro incidente. Quería evitar pasar por alto algo así otra vez.

¿Dónde comenzaría el siguiente día? Entre Shinobu, la Zashiki Warashi, la casa Jinnai, el Aburatori y el Hyakki Yakou, ¿dónde se supone que me concentrara? La falta de alguna malicia obvia o beneficios no significaba que podía estar tranquilo. Sabía que un gran incidente estaba garantizado a desgarrar esta paz temporal.

—Me está dando sueño…

—¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh? ¡Pero si apenas estamos calentandooooooooooooooooooooooooo!

—Voy a dormirme justo aquí…

 

—(¡¡Twannnnggg!!) ¡Ky-kyah! ¡No me abrace de la nada!

—Líder…

—Nuestro líder hard-rock…

—A-ahem. ¡No puedes Shinobu-chaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan! ¡No te has lavado los dientes aúuuuuuuuuuuuuuuuuuuun! ¡Por diooooooooooooooooooooooooooos!

El tanuki recogió el cuerpo inerte de Shinobu y corrió hacía el baño.

Una nueva conmoción comenzó ahí. Se suponía que Shinobu estuviera lavándose sus dientes, pero él agarró otros juguetes en su lugar.

—¡Esta es la prueba de que eres un hombre!

—¿¡Shinobu-chaaaaaaaaaaaaaaaaaan!? ¿¡Por qué te estás dibujando un bigote de ladrón con una pluma negraaaaaaaaaaaaaaaaaaa!?

—¡Nn! ¡Mi abuelo, papá y Nii-chan se rasuran, por lo que ahora yo también podré hacerlo!

Él estaba ondeando lo que parecía un jabón que parecía un rastrillo en forma de T. La conmoción sólo se hizo más grande cuando él dibujó bigotes de ladrones en el tanuki que ya estaba cubierto en pelaje.

Era una conmovedora escena que parecía como algo de un libro de niños.

Pero sabía que el momento de la perdición se estaba acercando.

¿Exactamente qué iba a pasar aquí?

8

Era temprano en la mañana en el tercer día desde que había viajado al pasado.

En la habitación altar budista, Shinobu estaba forzando una mirada de galán mientras sostenía un pedazo de alga marina casi cuadrara en frente de un cubo de arroz de sushi. La Zashiki Warashi estaba sentada en frente de él en la mesa de té.

—Sushi enrollado a mano es el mejor. Es divertido hacerlo uno mismo.

—Realmente te gustan cosas como esta, Shinobu.

—Natto también es divertido. Me encanta cómo se siente mezclar.

—Agh… Y-yo pasaré de esa.

Shinobu y la Zashiki Warashi se pusieron a enrollar el sushi.

—Tiene que haber queso. Tiene que haber aguacate. Tiene que haber salsa de pescado.

—¿Por qué tu sushi enrollado a mano siempre resulta muy americano, Shinobu?

—Entonces te daré este especial para ti, Nee-chan. Di “ah”.

—Ah.

Ese desayuno de medio jugando y medio comiendo llegó a su fin.

Todavía era de mañana, pero Nagisa aparentemente no iba a venir hoy. Shinobu trotó hacía donde la Zashiki Warashi estaba holgazaneando para así no entrometerse en el camino de la limpieza.

—¿Estás libre, Nee-chan? ¿O estás ocupada?

—¿Qué pasa, Shinobu?

—Oh, qué mal. Parece que estás ocupada.

—¡En serio, ¿qué es?! ¡¡No me dejes detrás!!

La Zashiki Warashi se colgó de él y colapsaron en una pelota. Shinobu estaba sosteniendo un grueso libro de imágenes…no, era alguna clase de libro de texto de niños.

Él se sentó en el regazó de ella y leyeron el libro juntos.

—El perro dice… ¡Guau guau!

—Así es. Ahora, Shinobu, ¿qué tal el carro?

—Burrun burrun.

—Correcto. Siguiente… ¿qué tal soba?

—¿Hmm?

Shinobu volteó su cabeza para mirar su largo cabello negro.

—¡Ya sé! ¡Soba hace crujido crujido!

—Mal. Es resbaloso resbaloso.

—¿Ehh? Eso no suena bien. ¡El helado es lo que se hace resbaloso resbaloso!

Mi abuelo llamó a Shinobu, por lo que él se levantó del regazo de la sexy Youkai y salió corriendo de la sala de estar de estilo japonés.

Mientras la Zashiki Warashi cerraba el libro y lo hacía a un lado, mi mamá le habló mientras usaba una aspiradora ciclón.

—Nos llama abuelo, abuela, papá, mamá, Nii-chan y Nee-chan.

—?

—Para ser honesta, quiero que me llame mami o mamita. —Ella hizo un mohín con sus labios. —Pero él ha sido influenciado por todos alrededor de él, por lo que lo siguiente que supe fue que me estaba llamando mamá. ¡Y todos lo consienten mucho, por lo que lo siguiente que supe fue que yo soy la que lo tiene que detener como la madre regañona! ¡Quiero consentirlo también! ¡¡Además, fui yo quien pasó por mucho dolor para darle a luz!!

—Mis condolencias. Eso es todo lo que puedo decir. …¡Au, au, au! ¿¡Dónde crees que estás succionándome con la boquilla de esa aspiradora!? ¿A qué te refieres que soné como si no tuviera nada que ver conmigo? Realmente no tiene nada que ver con-… ¡¡au, au, au, au!!

El fuerte sonido de la aspiradora continuó mientras mi mamá comenzaba un acoso sexual bastante extremo contra esa Youkai, pero entonces ella inclinó su cabeza.

—¿Qué quiere mi suegro con Shinobu? Dudo que quiera que lo ayude en la cervecería.

—Esa es una buena pregunta. No tengo nada mejor que hacer, así que iré a recuperar a Shinobu.

Seguí a las dos de la sala de estar de estilo japonés hacía el pasillo de la sala de estilo occidental.

—Sólo deseo que Shinobu sea un poco más educado. Amaría tener una linda niña como Nagisa-chan. ¿Sabes a qué me refiero? ¡Lo sabes, ¿cierto?!

—Sí, sí. Ve a hablar con tu esposo sobre eso.

Como esperaba, mi abuelo estaba jugando con Shinobu durante un descanso de su trabajo.

—Sin embargo…

—¡¡Ajajajaja!! ¡¡Popo, pene, popo, pene, popo!!

—¡¡Wajajajajaja!!

—Ah.

Aparté mi mirada de escena sin remedio y miré a las mujeres en el pasillo.

Mi mamá y la Zashiki Warashi tenían una completa mirada muerta en sus ojos.

—¿¿¿¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

Dejé escapar un grito, pero antes de que pudiera hacer que mi abuelo huyera, las mujeres agarraron sus brazos, hombros, y cabeza.

Esas demonios del infierno tenían profundas sombras cayendo de sus rostros, pero sólo sus ojos brillaban,

—Padre, necesitamos hablar.

—Creo que alguien necesita enseñarte que hay un límite para todo.

—¡¡N-no sean tontas!! ¡Las palabras sucias son lo común para niños de su edad! ¿Cierto? ¿¡Cierto!? ¡Saben a qué me refiero, ¿cierto?!

Él frenéticamente trató de escapar, pero las dos mujeres caminaron por el largo, largo pasillo y se desvanecieron.

Escuché de una celda de prisión secreta como uno de los Siete Misterios de la Casa Jinnai, pero seguramente eso no es verdad. Es sólo una historia para asustar a los niños, ¿cierto?

Eso fue cuando mi pequeña abuela apareció.

—Oh, cielos. ¿Qué estás haciendo aquí, Shinobu?

—Se llevaron al abuelo.

—?

—Popo.

—…Entiendo completamente ahora. ¡¡Lleven a ese anciano a la tercera puerta!!

Toda la emoción se desvaneció de su cara y entonces ella también desapareció.

¿Qué es la tercera puerta? ¿Sería más feliz no sabiendo?

Shinobu no tenía nada que hacer ahora que todos se habían ido, por lo que él comenzó a platicar con unos Youkai que se habían aparecido.

—La palabra Oni es una mezcla de la palabra original china “gui” significando demonio y la palabra japonesa “on” que significa escondido. ¡Originalmente se refería a todos los seres espirituales, pero debido a la influencia del Noh y el Kabuki, terminamos siendo musculosos, con un permanente, cuernos y con un taparrabo de rayas de tigre! ¡¡Forzaron esa imagen en nosotros y ahora le dicen a los oni que se marchen porque somos aterradores!! ¿¡Cómo es eso justo!? ¡Hmph!

—¿Hm? ¿A qué te refieres con que le dicen a los oni que se marchen?

—¿Oh? ¿Tu casa sólo pregunta si la buena fortuna entra? Maravilloso, maravilloso.

El timbre sonó.

Asomé mi cabeza al pasillo y vi a mi tío respondiendo a la puerta.

El visitante era… Nagisa tal vez.

—Oh, es el tío de Shinobu-chan. ¡B-buenos días!

—(*Apuñalado*) ¿¡Ti-…!?

—¡Gracias por tu consejo, tío, ya no pierdo en las carreras contra Shinobu-chan! ¡¡Gracias, tío!!

—(*Apuñalado* *apuñalado*) Ti-… O-oh…¿en serio? Estás aquí por Shinobu, ¿no? Espera un segundo. ¡Oyeeee!

La repetición de la palabra tío causó mucho más daño psicológico cuando era combinado con esa sonrisa inocente, pero mi tío de edad de preparatoria logró gritarle a Shinobu.

Basado en sus patrones de conducta previos, lo más probable era que Shinobu y Nagisa iban a jugar en el largo patio. Y no iba a obtener mucha información mientras se estaban divirtiendo.

Aunque Shinobu había comenzado a llevar a Nagisa a casa cada vez, él se detenía en varios lugares de camino de regreso. Eso por supuesto incluía el bosque del Aburatori.

—Podría no ser mala idea hacer una visita ahí.

Había estado pensando toda la noche.

Si estaba viendo la verdad detrás del incidente del Aburatori, entonces había sólo dos mayores posibilidades.

Una: El ritual Kaeshigami para hacer al Aburatori inofensivo termina en fracaso.

Dos: Alguien estaba mintiendo.

Tal vez el ritual Kaeshigami del Hyakki Yakou en realidad no iba a hacer inofensivo al Aburatori o tal vez el Aburatori no era tan cooperativo como estaba pareciendo ser.

—…

¿Estaba uno de esos miembros del Hyakki Yakou mintiendo o no? Descubrir eso ayudaría mucho. Sería capaz de decidir cómo enfrentar la situación. Por supuesto, sólo era un estudiante de preparatoria y no podía leer sus mentes por los movimientos sutiles de sus ojos o el temblar de sus labios como alguna clase de perfilador profesional, pero si los observaba durante algún momento especialmente emocional, quizá podría notar algo extraño.

Dudaba que hicieran alguna clase de error mientras trabajaban juntos como el Hyakki Yakou. Todo ahí estaría dentro de sus expectativas y lo arreglarían como gelatina.

Si había algún elemento irregular, era la presencia del joven Shinobu.

Él platicando e influenciando el Aburatori tenía que ser inesperado, incluso si era mínimo. Esa solidificada situación se derretiría y cambiaría como líquido.

En ese caso, tenía que ser cuando Shinobu contactó al Aburatori o el Hyakki Yakou.

O por esos momentos.

Antes y después que Shinobu apareciera. Antes y después que Shinobu se fuera. No lastimaría revisar por cualquier cambio en sus acciones o comportamiento entonces.

Con eso en mente, necesitaba ponerme a trabajar.

Dejé la casa de techo de paja y caminé por el estrecho camino de la granja que estaba entre los campos de arrozales. Pasé por lo que parecía una van de un trabajador de fibra óptica y un Ittan-Momen volador mientras me hacía camino hacía la montaña.

Ese Youkai estaba en frente de la cabaña hoy también.

Él podría haber sido capaz de irse mientras el proyecto del Kaeshigami estaba en proceso porque parecía que podía encontrarlo ahí cuando fuera que yo apareciera.

Era una sensación extraña ya que se suponía que el Aburatori era elusivo e imposible de capturar.

—Hola, visitante. ¿Por qué estás aquí tan temprano?

—¿¿¿¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

Alguien repentinamente me habló por detrás en una voz perfectamente casual.

Rápidamente me di la vuelta y encontré a Majina, el joven hombre con el monóculo y traje de vestir quien proclamaba ser el líder del Hyakki Yakou. Él estaba sonriendo.

La Sunekosuri llamada Ohatsu se frotó contra su espinilla con un suspiro exasperado y Hishigami Shikimi estaba sentada en una rama del árbol con su cabello pálido atado detrás como una flor gigante.

Había sido difícil de decir en la oscuridad anteanoche, pero su kimono tenía el símbolo del Hyakki Yakou en él. También tenía algo como un instrumento musical alrededor de su cuello.

El Aburatori era por un lado, ¿pero dónde pasaban las noches estos tres? No parecían como si tuvieran vidas en realidad. O más bien, era como si aparecieran de la niebla y desaparecieran en la niebla.

—¿Qué piensa que está haciendo? Aunque no podemos alcanzar la técnica usada, el que lo está usando claramente no tiene idea de lo que está haciendo. Es como entregarle a un idiota un celular.

—Ya, ya, Ohatsu-san. A mí me gustan este tipo de cosas. Ha pasado mucho desde que fui capaz de hablar con alguien sin tener que tratar de leer su mano y cuidarme por instintos asesinos.

—Sabes que estás a punto de ser padre, ¿no es así? Necesitas apoyar una familia, así que deshazte de esa patética sonrisa y sé un poco más cuidadoso.

—¿Ser…padre?

No estaba seguro si Majina podía escucharme o no, pero él tímidamente rascó su mejilla.

—Mi esposa está cerca del final de su embarazo. Para ser honesto, ella podría dar a luz en cualquier momento ya. Aunque realmente aún no estoy listo para ello.

—Qué terrible esposo. Su esposa está sufriendo y aquí está en un viaje de negocios.

—¡No entiendes qué tan aterrador es la sala de maternidad para un hombre, Ohatsu-san! ¡Todo lo que puedo hacer es esperar en el banco, ¿así que siquiera que se supone que haga?! Oh, no. ¡Sólo de pensarlo hace se me ponga la piel de gallina…!

—Por Dios, la posición de la mujer es diez o incluso cien veces peor. No empieces a llorar cuando todo lo que haces es mirar, hombre patético.

—Se me hace difícil creer que sabes algo al respecto, Shikimi-san.

—¿De qué estás hablando? Como la fundadora de la línea Hishigami, solía tener un cuerpo impresionante. Es sólo que mi técnica de juventud eterna es demasiado efectiva y me encojó diariamente.

Esta conversación no encajaba al nombre Hyakki Yakou en lo más mínimo. Mi expresión estaba a punto de aligerarse, pero entonces llegó a mí.

Sabía cómo se volvería esto.

En el “presente”, Hafuri era la líder del Hyakki Yakou.

Si una chica de diez años fue forzada a esa posición, ¿qué significaba para su padre aquí?

Ellos creían en la sangre, por lo que si alguien fue forzado a una posición más alta, sólo podía significar una cosa.

—…

—¿Hm? ¿Qué pasa? Luces como si estuvieras en un funeral.

—Probablemente está impresionado por cuán patético actúas, —dijo Ohatsu. —¿Quién creería que eres el líder del gran Hyakki Yakou?

—No lo culpo, —añadió Hishigami Shikimi. —La brecha en expectativas me sorprendieron cuando lo conocí por primera vez también.

—Creo que está mal de las personas tener esa imagen aterradora de nosotros para empezar. Tal vez deberíamos cambiar nuestro nombre a Kanai Anzen o Mubyou Sokusai 2.

—Cualquiera asumiría que nos hicimos suaves en el instante que tuviste un hijo, así que no te atrevas.

Casi estaba seguro que este líder del Hyakki Yakou y su esposa estaban por morir.

No sabía cómo iban a morir, pero si era algo demasiado peligroso, no podía asumir que Ohatsu y Hishigami Shikimi no estuvieran en peligro también.

Abandonarlos porque era “su destino” habría sido lo correcto.

Ver todo positivamente y estar aliviado de que la bebé dentro del vientre de la esposa sobreviviría habría sido lo correcto.

Pero había una posibilidad aquí.

Una sola declaración de mí podría cambiar algo. ¿Estaba realmente “bien” quedarme callado y observarlos caminar ese camino sin salida hacía la muerte?

Estábamos interfiriendo egoístamente con la historia con el fin de derrotar a la Aoandon y proteger el futuro de Japón, por lo que no podía permitirme cambiar la historia de alguien más. ¿Pero qué había decidido que eso era lo “correcto” de hacer?

No sabía que estaba “bien”.

Lo más probable es que nadie sabía.

Pero.

¡¡Pero!!

—El Hyakki Yakou cree en la sangre. Mi generación eventualmente llegará a su final y la niña en el vientre de mi esposa lo continuará.

Majina parecía mirar a la distancia mientras hablaba.

Él parecía creer que sería capaz de pasar el mando a Hafuri una vez que hubiera crecido.

—Por lo que quiero aclarar todas las distorsiones y problemas en el Hyakki Yakou antes de que eso pase. No quiero que sea una organización sangrienta. Quiero ser capaz de entregar una cálida organización que coexiste con lo paranormal sin la necesidad de ligarlo usando miedo y violencia.

Esto no era un nombre en un documento.

Ni era alguien del pasado quien ya había muerto, había sido quemado a cenizas y había sido enterrado debajo de una lápida.

Una vez que lo veía así, no podía resistirlo.

Forcé una voz de la que no estaba seguro él pudiera siquiera oír.

—En ese caso…no puedes seguir haciendo las cosas cómo lo haces.

—?

—En el mundo que conozco, el nombre Majina no se encuentra por ningún lado. La líder del Hyakki Yakou es una niña de diez años llamada Hafuri.

—…Ya veo.

Él no mostró un instinto asesino obvio, pero tampoco parecía asustado o confundido.

Este joven hombre llamado Majina simplemente hizo una sonrisa triste.

Una sola palabra que dije debió haberle dicho que no estaba bromeando.

El nombre “Hafuri” sólo había existido en su cabeza en este momento.

Hishigami Shikimi habló ferozmente desde el árbol.

—¿Ves? ¿No te dijimos que era un intento de asesinato llevándose acabo?

—Por Dios, cuando llevas tan lejos la ingenuidad, casi se convierte en una forma de arte. Se necesitó a un visitante del futuro antes de que en realidad aceptes que tu muerte se aproxima.

—…

Incluso mientras las otras dos hablaban ruidosamente alrededor de él, Majina permaneció en silencio por un rato.

Incluso si eran hostiles hacía él e incluso si estaban claramente tras su vida, él todavía podría estar viendo a las personas conspirando contra él como “uno de los suyos”.

Finalmente, él habló como si sacudiera de todo.

—Gracias.

No tenía idea de cómo responder.

Ni siquiera podía decidir si hice lo verdaderamente “correcto” de hacer o no.

—Pero no viniste hasta aquí sólo para decirme esto, ¿cierto? ¿Por qué viniste aquí?

Lo más probable es que esta profecía de la caía de los líderes del Hyakki Yakou estaba más allá de lo inesperado para ellos, pero Majina, Ohatsu y Hishigami Shikimi no parecían conmocionadas particularmente. Ni tampoco el Aburatori.

¿Eso quiere decir que realmente eran un solo grupo y ninguno de ellos estaba engañando a los otros?

Y…

—…?

—¿Qué sucede?

Mientras miraba alrededor en confusión, Majina me habló con una voz sorprendida.

No podía tocar o usar cosas, por lo que no podía usar un celular. Era bastante inconveniente.

Y por lo tanto no sabía qué hora era.

Pensé que una gran cantidad de tiempo había pasado desde que llegué aquí. Nagisa regresaría a casa para comer y Shinobu saldría al mismo tiempo, ¿pero qué había pasado hoy? ¿Él no había visitado este lugar por primera vez?

Las cosas estaban dejando su rutina normal.

Incluso si era una diferencia menor, todavía llenaba mi pecho con inseguridad.

Sí.

Sólo tenía un punto de vista y no podía recapitular.

¿Me había perdido de un momento decisivo?

—Lo siento.

—?

—¡Lo siento! ¡¡Tengo que revisar algo!! ¡Podemos hablar más después! ¡Adiós!

Mi impaciencia creció a preocupación, mi preocupación creció a miedo, y mi miedo creció a pánico.

¿Siquiera tenía un cuerpo aquí? ¿Realmente necesitaba mover mis piernas? No lo sabía, pero aun así corrí tan rápido como mis piernas me llevaban.

No vi a Shinobu de camino de regreso, por lo que corrí directo a la casa de techo de paja.

Tan pronto como me acerqué, un presagio llegó a mí.

Unos cuantos Youkai estaban reunidos en el gran patio y estaban hablando.

Uno era un Hitotsume-Kozou, uno era un Dorotabou y uno era un Yagyou-san.

—Mh. Parece haber una conmoción adentro.

—Me preguntó a donde fue Shinobu-chan…

—Hmm. Estaba esperando suplicar por el almuerzo, pero parece que hoy podría no ser el mejor día.

Y creció y creció y creció.

La presión dentro de mí creció más allá del límite. Para reducir el abrumador mal presentimiento tanto como fuera posible, traté de reunir tanta información como pudiera. No me molesté en abrir la puerta del frente. Metí mi cabeza a través.

Adentro, mi madre con una cara pálida estaba hablando en el receptor del teléfono inalámbrico de la casa.

La presión creciente dentro de mí estalló.

—¡Sí, sí, sí! Como ya le dije, habíamos estado recibiendo cartas amenazantes desde hace un tiempo. Sí, y hoy recibimos una fotografía de Shinobu enviada desde una dirección desconocida. Pedía una botella de sake de Dedicación Amaterasu Jinnai para ser enviada en método específico. …¿Qué se supone que haga? Nosotros…¡¡ahhh!!

………………………………………………………………………………………………………………………………………..La cagué.

Eso fue lo que pensé honestamente.

Había malinterpretado el corazón de todo el incidente. No tenía nada que ver con la Zashiki Warashi, la casa Jinnai, el Aburatori o el Hyakki Yakou. Y definitivamente había visto pistas de ello.

La Cervecería Jinnai hacía el mejor sake de Japón… no, el sake japonés de la más alta calidad del mundo que grandes organizaciones criminales necesitaban para sus ceremonias. Y sabía que estaban dispuesto a secuestrar miembros de la familia para conseguirlo.

Habían secuestrado a Shinobu.

¿Y no el atacante de un día antes dijo que él tenía de objetivo a Shinobu pero había cambiado a Hayabusa por todos los Youkai? Shinobu había sido un objetivo desde el comienzo.

Pero no podía cometer un error aquí. Estaba aquí para ver la verdad del “Incidente del Aburatori”. Eso quiere decir que todo lo demás era sólo el gatillo.

Y un gatillo como este tenía sentido.

Al menos, el Aburatori no era alguien que lastimara al azar a las personas. No sabía que había causado que fracasara, pero él estaba todavía estable a este punto. No parecía ser lo correcto pensar en el como el villano aquí.

¿Pero qué tal si el gatillo fuera jalado?

El Aburatori incluso le había pedido a esos expertos que lo mataran si la alternativa era él matando a otro niño, ¿qué tal si descubría que el niño al que había estado tratado de proteger a costa de su propia vida había sido secuestrado? Él poseía las más crueles técnicas para asesinar en sus manos, ¿así que qué tal si él pensaba en usarlas al máximo para contraatacar y rescatar a Shinobu?

Él lo haría.

No importaba si eso significaba el fracaso del Kaeshigami que requería la milagrosa combinación de resistir por cerca de nueve años y ganar la cooperación del Hyakki Yakou.

No importaba si eso conducía al futuro sin esperanza en el cuál él era eliminado por el Hyakki Yakou como el más peligroso de los Youkai letales.

Él había estado preparado para dar su vida en primer lugar.

Él no tenía razones para dudar.

—…¿Qué?

Pero…

¡¡Pero eso significaba…!!

—Nadie había engañado a nadie. Nada fracaso. Fue él…¿¡el Aburatori era sólo un Youkai normal que quería deshacerse de su característica asesina!?

No sabía qué estaba “bien”, pero simplemente no podía desperdiciar cualquier oportunidad que podríamos tener al dejar que las cosas continúen así.

Me di la vuelta y salí corriendo de la casa de techo de paja.

Los Youkai escondidos en el camino de la granja, en los campos de arrozales y rutas acuáticas estaban suspirando entre sí.

—Soy un Nurikabe. ¿Alguien ha visto a Shinobu-chan?

—Él fue secuestrado. El mundo humano es tan aterrador. Incluso nosotros los Tengu hemos dejado de animar a las personas.

—Esos malditos villanos. Si sólo hubiera sabido donde se estaban escondiendo, les hubiera dado una probada del martillo de la justicia.

Si estaban hablando sobre ello, la información tenía que haberse esparcido bastante. Sólo era una cuestión de tiempo antes de que llegara al Aburatori en las montañas.

Cuando corrí a ese claro elevador, encontré a alguien inesperado ahí: Nagisa con su gran San Bernardo.

Ella le estaba gritando más al Aburatori quien estaba frente a la cabaña podrida de lo que lo hacía a Majina o a Hishigami Shikimi.

—¡¡P-por favor salva a Shinobu-chan!! ¡¡Necesitamos de tu ayuda!!

—…

Ella le había entregado una foto del joven Shinobu que probablemente había sido impresa en una impresora casera.

—Incluso la nariz de mi perro no puede encontrarlo. ¡Les pregunté a los otros Youkai, pero dijeron que no sabían dónde está! A-así que eres el único que falta. ¡No me importa quien; sólo quiero conseguir tantas personas para buscar a Shinobu-chan como pueda! ¡Así que ayuda también! ¡¡Para salvar a Shinobu-chan!!

—…

—S-sé que un Aburatori es un Youkai aterrador. Sé que mezclas todo en nuestros estómagos y lo comes…

Nagisa se recostó en la maleza cubriendo la tierra y extendió sus brazos.

Ella apretó sus ojos fuertemente y continuó gritando.

—Pero…¡puedes comer todo dentro de mi estómago! ¡Haré lo que sea si nos ayudas a salvar a Shinobu-chan! ¡¡Así que por favor sálvalo!!

Su argumento realmente no tenía sentido.

No había garantía de que Shinobu podía ser salvado con la ayuda del Aburatori y difícilmente podías esperar que un Youkai que comía órganos de niños pudiera mantener su promesa después de ofrecerle tus propios órganos.

Pero esto debió haber sido la conclusión a la que su mente infantil llegó a través de una variedad de extrañas conexiones.

Él era un símbolo de locura y muerte.

Él estaba en el lugar más cercano al rojo vivido y negro.

Él estaba en la entrada de toda la oscuridad del mundo.

Así podría haber sido como el Aburatori lucía para Nagisa. Ella podría haber pensado que cualquier que cayera en la oscuridad tenía que obedecer la voluntad de su portero, por lo que ella podría haber pensado que salvaría la vida de Shinobu de ese abismo negro si daba su vida a este Youkai.

—Ya veo…

Este peor de los Youkai letales entendió eso.

Más que concentrarse en las acciones en sí, él entendió los sentimientos humanos que condujo a esas acciones.

—Entonces tomaré una cosa de tu cuerpo.

Pensé que escuché un gatillo siendo jalado.

—Sólo necesito tomar tus lágrimas. Debes prometerme que dejarás de llorar si traigo a este Shinobu de vuelta.

Sentí que todo había regresado a los rieles apropiados.

Esto parecía ser una bola de nieve hacía el peor posible final. Todo lo que habían construido se estaba derrumbado y cayendo. Sabía eso, pero todavía sentía que esto estaba “bien”.

O para ponerlo más simple, pensé que él lucía genial.

—¿Puedes prometerme eso?

—¿Eh? Am…sí. ¿Pero es eso todo lo que quieres? Quiero decir…

—No podía pedir por nada más.

Escuché el sonido de metal raspado.

Lo siguiente que supe es que tenía una docena de pinchos esparcidos en sus manos como abanicos.

—Gracias. Podría no haber sido capaz de llevar esto a su conclusión, pero apreció la ayuda que me dieron.

Ohatsu, la Sunekosuri, dejó escapar un suspiro pesado.

—…¿Realmente irás?

—No tengo una verdadera razón por la cual no hacerlo.

Fue una respuesta corta y esta vez Hishigami Shikimi, la gigante flor en el árbol, río y habló.

—¿Oh? ¿Incluso a pesar que significa desperdiciar tus esfuerzos los pasados nueve años? No importa la razón, el sello se romperá fácilmente una vez que recuerdes el sabor del asesinato.

—Una respuesta óptima que requiere dejar que un niño de seis años muera me asusta incluso más. Sólo puedo llamar a eso adecuadamente loco.

De nuevo, era una respuesta corta.

Finalmente, el Líder del Hyakki Yakou, Majina habló.

—Tal vez no lo parezca, pero estoy bastante molesto por esto. Podría usar el poder del Hyakki Yakou para cazarlos. No tienes que usar necesariamente tu poder.

—Tú “eventualmente” los encontrarás y los derrotarás en “algún lugar”. ¿Pero llegarías a tiempo para Jinnai Shinobu? Soy un monstruo entre monstros. Entiendo bastante bien cómo asesinos y secuestradores piensan. El mejor método de llegar a tiempo es que yo use…no, recordar mis habilidades.

Majina se quedó callado.

Finalmente, él llevó una mano a su frente mientras se apoyaba contra un árbol cercano para limpiar el camino para el Youkai. Angustia se filtraba por detrás de su monóculo y él rasgó su fleco mientras forzaba una voz baja.

—…Esa es una lástima.

—Una vez que recuerde el sabor a la sangre, les dejaré el resto a ustedes. El Kaeshigami fracasará completamente y no habrá otra manera de salvarme. Así que por favor usen la esencia del Hyakki Yakou para matarme. Antes de que ponga mis manos en alguien.

—Aburatori.

—Además…

Con su rostro escondido detrás de su gran sombrero, el Youkai formó una sonrisa feroz.

Él estaba diciendo adiós a este mundo sin una palabra de queja.

—Dijiste que estás bastante molesto por esto. Bueno, yo estoy completamente furioso.

Escuché un zumbido como la de un monitor encendiéndose.

Viejos talismanes aparecieron por todo su cuerpo. Aparecieron en su sombrero, sus ropas y su piel. Todos esos talismanes formaban una clase de sello, pero una fosforescencia azulada los quemó y los destruyó. Él se había liberado de su limitador.

Él estaba al máximo poder una vez más.

Él simplemente aparecía, simplemente secuestraba y simplemente asesinaba.

Él era un cascaron vacío de una leyenda que caería de las tradiciones del miedo.

Cuando usaba su poder, él atravesó las restricciones de las tres dimensiones y se desvaneció en un instante.

El cazador estaba finalmente en movimiento.

9

Justo antes de que el Aburatori se desvaneciera, agarré su hombro.

No tenía un objetivo real en mente. Simplemente sentí que necesitaba ver todo esto por mi cuenta.

Gracias a eso, exitosamente me dio un aventón.

Podría haber sido similar a la teletransportación.

Primero, el Aburatori apareció en un camino de la granja completamente normal.

—¿Qué haría? Aunque es de alta tecnología, esto esencialmente es una villa de sociedad insular. A diferencia de una metrópolis, no hay multitud de personas desconocidas caminando alrededor. Una persona sospechosa deambulando y buscando a alguien para secuestrar llamaría mucho la atención. ¿Entonces qué método eligieron? ¿Huellas de neumáticos…?

Siguiente, él apareció en una intersección y miró alrededor.

—Explorar el terreno, aprender la rutina del objetivo, yendo por el método real del secuestro, y una ejecución de práctica. Necesitarían quedarse en la Villa Intelectual por un tiempo, pero dudo que fueran a usar un lugar de alojamiento como una posada. Así que tal vez un vehículo que funciona como transporte y alojamiento. ¿Qué vehículo sería capaz de conducir por la villa irregularmente sin levantar sospechas?

Entonces él estaba frente a una máquina expendedora.

—La Villa Intelectual se supone que luzca remota, por lo que generalmente usan tiendas en línea. Pero no sería un cartero. En zonas rurales, sólo llegan a tiempos establecidos, por lo que un camión conduciendo irregularmente resaltaría mucho. …¿Entonces trabajadores electrónicos? Un camión de proveedor de internet que realiza mantenimiento e inspección en la fibra óptica y líneas inalámbricas de alta velocidad no tiene una ruta establecida. Nadie sospecharía si condujeran de aquí para allá muchas veces. Esta vieja máquina expendedora ha sido usada bastante. No es frecuente que veas una con soba y udon. Habría sido una conveniente fuente de comida sin que nadie lo notara.

Él no parecía como un sabueso sino más que un misil guiado a precisión.

Mientras el Aburatori llegaba más cerca de la respuesta, podía sentir una siniestra, pesada, pegajosa y mortal aura provenir de todo su cuerpo.

Algo en él que se había esforzado en crear definitivamente se estaba corrompiendo.

Y…

—Los encontré.

No había tomado siquiera diez…no, cinco segundos.

Ni siquiera los adultos y los Youkai paranormales habían sido capaces de encontrar a este secuestrador. Con el joven Shinobu adentro, un camión eléctrico estaba conduciendo alrededor a intervalos irregulares para asegurarse que nadie sospechara. Estaba disfrazado como un camión ISP y las ventanas hacía atrás estaban cubiertas en placas de metal.

Un torrente de instinto asesino había estado radiando del Aburatori, pero tan pronto ubicó ese objetivo, una clara direccionalidad llegó.

Esa emoción oscura se convirtió en una lanza invisible y con precisión perforó la van.

Probablemente había acabado antes de que siquiera comenzara.

Antes de que el Aburatori en realidad hiciera su ataque, los soldados de la grande organización criminal detrás del sake de máxima calidad Jinnai fueron inmovilizados como una rana siendo mirada por una serpiente.

Pero incluso así, el Aburatori pateó la van desde un costado.

La mitad del frente del vehículo de metal instantáneamente se partió como una caja de dulces y salió disparada hacía el campo de arrozales.

Esa violencia era tan impresionante que casi se sentía refrescante.

El flujo de tiempo por poco parecía detenerse.

El Aburatori silenciosamente miró adentro de la Van.

—¿Qué-…? —dijo alguien en el asiento trasero.

Había tres asesinos más y uno de ellos tenía una mano en los hombros de Shinobu. Pero antes de que el flujo de tiempo pudiera regresar, las manos del Aburatori se movieron en un destello.

Un total de más de cien pinchos de metal fueron liberados de sus manos y llenaron la estrecha van. La tormenta de metal cubrió cada rincón de la van excepto por el espacio tomado por el pequeño cuerpo de Shinobu.

Todo había pasado tan rápidamente para que alguien gritara o se desgarrara a través del mundo.

El Aburatori se apresuró a entrar en la van, agarró el cuello de Shinobu, pateó para abrir la puerta trasera de la van y salió disparado como un misil.

—Wah, ¿¡wah!?

Shinobu no parecía nervioso mientras bajaba al camino de la granja. No parecía que hubiera estado llorando tampoco, por lo que era posible que ni siquiera se hubiera dado cuenta que había sido secuestrado.

—Espera aquí.

Eso fue todo lo que el Aburatori dijo antes de acercarse a la van (la Parte B) que finalmente se había detenido después de salir rodando.

—A-aah…

Un solo hombre gimió mientras se arrastraba, pero el Aburatori agarró su cuello y lo levantó con una mano. Él entonces estampó la espalda del hombre contra el techo de la van que yacía en su costado.

—¡Abh! ¡¡*Toser*, *toser*!! ¡¡Gahh!!

—Prestamente tu teléfono. Deseo hablar con tu jefe.

—*Jadeo*, *jadeo*. ¿R-realmente piensas que te dejaré hacer eso?

—¿Así que permanecerás leal hasta el final? Qué anticuado de tu parte.

Ese monstruo arrastró a su enemigo detrás de la van donde Shinobu no pudiera ver y habló con una calmada sonrisa asomándose por debajo de su largo sombrero.

—Por cierto, ¿sabes qué está perforando mi pincho? ¿Sabes qué es este objeto flácido de color negro oscuro?

—Ah…ah…ahhh…

—Mi especialidad son los niños, pero aun así no recomendaría molestarme demasiado, joven.

—¿¡Aaahhh!? Q-qué…¿¡qué órgano es ese!?

Removerlo no lo había matado.

Por lo que era su apéndice, un riñón, ¿o un pedazo de hígado altamente regenerativo?

Cualquiera que fuera el caso, verlo en frente de tus ojos probablemente era suficiente para orinarte.

—Entiendo que no quieras perder un dedo, pero deberías ver también por tus intestinos.

—Ah…ahh…¿¡Ahhhh!?

—Ahora, intentemos esto una vez más: Préstame tu teléfono. Deseo hablar con tu jefe. …Seguramente no vas a ser lo bastante tonto para decir que no sabes cuántos órganos tienes adentro. Si ese es el caso, no me importa removerlos uno a la vez para educarte.

—¡D-de acuerdo! ¡¡De acuerdo!!

El Aburatori sacó un celular del bolsillo del soldado, abrió el directorio y llamó a uno de los números ahí.

Sus primeras palabras fueron francas.

—Tus hombres han fracasado.

—…

—Lávate las manos de esto antes de que la herida crezca mucho peor. Soy un Youkai y uno mortal para acabar. No tengo concepto de tiempo de vida. …Estaré observándote por todos los tiempos, por siempre. Si tratas de tomar venganza, inmediatamente te llevaré el doble del daño a ti.

—¿Crees que puedes amenazar a la Asociación del Confort sólo porque no mueres? Comemos violencia y el miedo es nuestro desayuno. Justo como un chef de sushi no se puede permitir perder con un novato en habilidades de cocina, no podemos permitirnos retirarnos de nuestro campo de experiencia.

—¿En serio? Para ser honesto, no tengo intereses en la cantidad y calidad de tus expertos paranormales. ¿Pero realmente puedes confiar en el poder de alguien más en tu organización si la vida de tu propio está en juego?

—Tú…

—¿No te lo dije? Soy un Youkai y uno mortal para acabar. Si necesitas una pista más, soy el más cruel de los crueles en el campo de secuestrar y asesinar niños. Puedes esconder a tu hijo en el extranjero o en el otro lado de Marte si quieres; aun así lo encontraré y lo mataré. Sé algunos trucos para pasar de las condiciones que previenen que los Youkai dejen este país. Esto no es diferente de tener de objetivo a un niño para amenazar a los Jinnai.

—…

—No importa cuántos niños hagas, legítimos o de otra manera, y no importa cuántos niños adoptes, mataré hasta el último de ellos. Las personas frecuentemente dicen que maldecirán a alguien hasta la última generación de la línea familiar, pero haré tu generación el final de la línea. …Ahora, ¿qué harás? ¿Removerás los órganos de todo tu clan entero o te lavarás las manos de esto para que así tu familia puede sobrevivir? Elige el camino que quieras. Nada en este mundo podría ser más aterrador que ser cazado por un Aburatori.

—No creas que tendrás un momento para descansar, maldito Youkai.

—Supongo que tendrías que amenazarte ahora, pero eso establece nuestro contrato. …Déjame reiterarlo: Siempre te estaré observando. Si te acercas a Jinnai de cualquier manera o forma aplicaré mi castigo. No serás tú sino tus adorables hijos quienes morirán. Con sólo un error. Mantén eso en mente y vive en miedo.

El Aburatori no se molestó en colgar.

Él lanzó el teléfono al suelo y fríamente lo aplastó debajo de su talón.

—Ah…ahh…

Esa secuencia de violencia había sido tan vivida que había estado en trance.

Era perfecto. Incluso después de producir el resultado perfecto, él estaba de pie todavía en el frío viento.

Su cuerpo se tambaleó.

Inmediatamente escuché un sonido bizarro.

Era como grietas a través de un tablero de plástico. El coro de grietas continuaron sin fin y un definitivo pero invisible cambió provino del Aburatori.

Una vez que recordó el sabor de la sangre, él no podía regresar.

Justo como se esperaba, la caída había llegado.

—Ahh…

Mientras se tambaleaba en sus pies, él accidentalmente se movió de por detrás de la van cortada.

Él entró en el campo de visión de Shinobu.

Shinobu no entendía que estaba pasando. Ni un poco. Por lo que cuando vio al Aburatori sudando abundantemente y tratando de soportar el dolor, él corrió hacía él.

—¿Qué pasa? ¿Estás bien? ¿¡Tienes dolor de estómago!?

Inmediatamente, sentí como si el pulso del Aburatori llegara a mis oídos.

Un sonido desagradable continuaba mientras los dientes del Aburatori castañeaban. Pero esto no era debido al miedo de que Shinobu posiblemente hubiera visto el resultado final de su brutalidad. Él estaba desesperadamente tratando de controlarse.

Él estaba controlando su funcionalidad como el Aburatori.

Él estaba controlando ese sistema construido para asesinar niños.

Él había recordado el sabor de la sangre y él estaba usando su intelecto y razón para desesperadamente contener la urgencia de devorar su objetivo.

Pero eso no debió haber durado mucho.

—…!!!!!!!

Un gran sonido estalló.

Lo siguiente que supe fue que el Aburatori se había ido. Siendo dejado solo, Shinobu lucía preocupado y el sonido de sirenas de policía se acercó tardíamente.

El Aburatori finalmente había sido liberado.

Él simplemente aparecía, simplemente secuestraba y simplemente asesinaba.

Él era el peor de los Youkai letales que no hacían más que eso.

10

—Oh, Tengu. ¿Has escuchado acerca del                  ?

—Sólo algunos rumores. Pero sólo escuchar el nombre me hace sentir enfermo. Él realmente conlleva la definición general de                   . No es frecuente que veas una versión tan especializada en matar y nada más.

—Él ha aparecido.

—Esto va a ser duro. Muchos                  van a morir de nuevo.

—Pero no es como si pudiéramos hacer algo al respecto. Él existe como un                  que ha sido cortado del árbol de la simple jerarquía de poder.

—El Aburatori, ¿hm?

11

Ya que él tenía seis años de edad, Shinobu no fue llevado a la estación de policía en el pueblo vecino. En su lugar, la policía llegó a la casa de paja.

Mientras tanto, el grupo creciente de Youkai del frente se estaban volviéndose locos.

Un Aburatori se había aparecido.

Muchos niños iban a morir de nuevo.

Si no sabías las circunstancias, así era como parecería. El Aburatori estaba tratando de escapar de esa situación y había salvado a Shinobu a pesar de que eso significaba tirar su única oportunidad, pero nadie más sabía eso.

—¿Estás seguro que estás bien, Shinobu? ¿No estás herido en algún lugar?

—Estoy bien. Sólo necesito beber algo de esa cosa gaseosa.

Shinobu saludó con la mano a mi mamá y parecía más interesado en los rumores sobre el Aburatori más que en lo que le había pasado a él.

Era pasada la tarde para el momento en que la policía se fue, pero no fueron capaces de preguntar mucho debido a preocuparse por Shinobu.

Y…

—Los rumores dicen que el Hyakki Yakou va a actuar.

—Entonces supongo que no tenemos que preocuparnos. Ellos me asustan, pero dudo que fracasen en matar al Youkai en su mira. Esto debería solucionarse si matan al Aburatori.

—Realmente sólo necesitamos asegurarnos de no ser atrapados en el fuego cruzado.

—Es verdad. Realmente no quiero ser asesinado por el castigo que está destinado para el Aburatori.

Shinobu frunció el ceño preocupado.

Él jaló de las ropas de mi abuelo y preguntó algo.

—Abuelo, ¿qué es el Aburatori?

—¿Hm? Nada que necesites saber.

Por una vez, el anciano francamente cortó toda la conversación, por lo que Shinobu le preguntó a mi abuela en su lugar.

—Abuela, cuéntame sobre el Aburatori.

—Ese es un Youkai extremadamente aterrador. Se dice que se ha visto uno por aquí recientemente. Necesitas alejarte de él.

—…

Él miró hacía a la Zashiki Warashi en yukata roja.

La sexy Youkai simplemente negó su cabeza con una mirada sombría en su rostro.

Sin embargo, este era el fin de ello.

El plan del Kaeshigami era la única manera para que el Aburatori caminara por el camino apropiado, pero había fracasado por completo. Él estaba a punto de volverse loco, por lo que Majina del Hyakki Yakou y Hishigami Shikimi lo destruirían justo como pidió. Nada permanecería, justo como habían arreglado en adelanto. Por preocupación por el futuro de Shinobu, ese Youkai lo salvó y se desvanecería sin siquiera decirle a alguien la verdad.

…Excepto que eso no podría haber sido lo que pasó.

Esto sólo seguía siendo el gatillo. Ya sabía que el peor posible final estaba por venir.

Cuando Shinobu regresó a su cuarto ese día, los adultos y Youkai lo dejaron solo. Él había sido secuestrado por soldados de una gran organización criminal para influenciar a los adultos, por lo que ninguno de ellos sabía qué estaba bien o cómo manejar la situación.

Sin embargo, eso perjudicó completamente.

Shinobu no era del tipo de que se encerrara en su cuarto cuando estaba en estado de shock. De todas las cosas, él sacó una mochila del closet y comenzó a llenarlo con un mapa, una linterna y otras herramientas.

Él parecía como si estuviera a punto de salir.

Él iba a dejar esta casa seguro después de todo lo que le había pasado.

Justo como un niño creando una base secreta, nada de lo que estaba empacando parecía particularmente útil.

Parecía como si estuviera empacando todo lo que podía encontrar, desde crayones hasta golosinas.

Y uno de esos objetos era un pedazo de papel de construcción.

Estaba cubierto en garabatos de crayones y lápices de colores, pero probablemente tenía un gran significado para Shinobu.

Había figuras humanoides dibujadas ahí. Había figuras animales dibujadas ahí. Lo que había parecido un producto de la imaginación desbocada estaba dibujado ahí. La que parecía con cabello negro y ropa roja podría haber sido la Zashiki Warashi. Algo estaba coloreado con círculos en crayón negro, pero no tenía idea de qué era.

Las incontables figuras formaban un círculo y algo estaba escrito descuidadamente arriba de sus cabezas: Todos Somos Amigos.

Eso era todo.

Pero no importaba qué tan tonto e inútil fuera eso, para el joven Shinobu podría haber sido visto como algo indispensable cuando su vida estaba en juego.

Y mi actual yo no era diferente.

Había resuelto unos incidentes relacionados con Paquetes y me había encontrado con algunos monstruos extraordinarios en el proceso. Con el Aburatori y la Aoandon, ellos habían superado por mucho el reino del que los humanos podían manejar.

Pero incluso así, ¿no era esto algo que no podía permitir olvidar?

—No puedo dejar de resolver esto.

Él empacó toda clase de cosas que probablemente no serían de mucho uso.

—No puedo sentarme aquí llorando.

Él a la fuerza sujetó a presión la mochila.

—Tengo que salvar a mi Amigo Youkai.

Él frotó sus ojos con la parte trasera de su mano sólo una vez.

Él miró hacia adelante y habló fuertemente, como si peleara contra todo lo que estaba diciendo esas crueles cosas.

—El Aburatori está solo ahora, así que es mi turno de salvarlo.

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

¿Por qué?

¿Cómo pudo volverse esto así? Pensé.

Podía suponer bastante bien qué iba a suceder ahora.

Antes de que el Hyakki Yakou pudiera matar al Aburatori fuera de control, el inquieto Shinobu se encontraría con ese peor de los Youkai letales. Algo pasaría ahí y la Zashiki Warashi usaría su Ver.39. Así era cómo esto se había vuelto.

Pero mientras que el Aburatori había sido un tonto, no había hecho nada malo. Mientras que el Hyakki Yakou había sido cruel en dejarlo ir, esa decisión había sido amable. Aunque Shinobu no sabía nada de lo que estaba pasando, su decisión era más lista que la de alguien más.

Sin embargo, como si todo estuviera siendo tragado por un gran agujero de perdición, cada acto de buena voluntad o amabilidad estaba conduciendo al esperado posible peor final.

¿Quién se había equivocado?

Sólo podía mirar mientras esa horrible conclusión se acercaba.

El joven Shinobu corrió a través de los campos de arrozales teñidos de naranja. Él inocentemente creyó que podía salvar al Aburatori. Sabía que todo había fracasado, pero todavía deseaba que ese milagro pudiera suceder realmente.

Pero no lo haría.

Esa clase de conclusión nunca, nunca podría suceder.

Después de todo, el final ya había sido decidido. Sólo estaba viendo al pasado predeterminado. Este no era el presente donde incontables opciones danzaban delante de mis ojos o el futuro donde todo era una masa poco clara de caos. Este era el pasado donde todo seguía sólo un camino.

Por lo que llegamos al claro de esa montaña llena con maleza. El dosel de ramas de árboles y la oscura, cabaña podrida llegaron a la vista.

Y ahí, el joven Shinobu lo vio.

Él vio al Aburatori cuyo cuerpo entero estaba desgarrado en pedazos y cuyo respirar era tan poco profundo que parecía al borde de detenerse.

Su sangre parecía más negra que roja.

Incapaz de ponerse de pie, él había colapsado en el suelo y tenía su espalda contra el muro de la cabaña.

Él lucía como una muñeca rota.

Shinobu ya no podía formar palabras.

Él liberó un grito que sólo aumentó para sonar directamente hacía al Aburatori.

—Ups.

Escuché la voz de Hishigami Shikimi desde los árboles y miré arriba para ver la gigante flor de su cabello blanco.

Ella ya no tenía las manos vacías. Sus manos estaban metidas en los bolsos de su kimono y ella claramente estaba sosteniendo algo.

—¿¡Qué deberíamos hacer, Majina!? ¡¡Mi especialidad es la guerra, así que no puedo apuntar con mucha precisión!!

—Oh, vaya. Esto no es bueno. Espera por el momento, Shikimi-san.

Vi un remolino negro y entonces el líder del Hyakki Yakou estaba parado en el centro de la maleza. Como un amante de las mascotas, él sostuvo a Ohatsu la Sunekosuri hembra en sus brazos. La pequeña Youkai canina tenía una bufanda alrededor de su cuello y un listón sobre su oreja derecha.

¿Qué?

¿¡Ese remolino negro acaba de congregarse!? ¿¡Se volvió en esa Sunekosuri!?

—Ahora, déjame preguntarlo. …Aburatori, ¿qué intentas hacer?

Era incierto qué tanta vida le quedaba a ese Youkai, pero él parecía dudar por sólo un momento.

—Me decidí desde el comienzo. ¡¡Les dije que se ocuparan de esto, Hyakki Yakou!!

—¡¡No puedes!!

El grito de Shinobu interrumpió, pero no era dirigido al Aburatori. Él le dio su espalda a ese peor de los Youkai letales y extendió sus brazos para proteger a su amigo de Majina y Hishigami Shikimi.

—¡¡No sean malos con el Aburatori!! ¡¡Si van a lastimarlo, entonces tienen que pasar a través de mí primero!!

Un obvio chasqueó de lengua provino de los árboles.

Majina habló amargamente mientras sostenía a la Sunekosuri.

Pero él le habló al Youkai detrás de Shinobu, no al joven en sí.

—Déjame preguntar otra vez: ¿qué deseas hacer?

—!?

—La respuesta óptima no siempre es la mejor respuesta. No me importa si pides por algo más que la muerte a pesar de saber que eso estaría mal.

—¿Cómo podría pedir eso? —escupió el Youkai mientras exhalaba débilmente por debajo de su largo sombrero. —¡¡Incluso ahora, estoy apuntando para desagarrar la espalda de este chico!! ¿¡Cómo puedo dejar continuar esto!? ¿¡Cómo puedo dejar que esta maldad continúe!? Mátame, Hyakki Yakou. Mátameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

Lo más probable es que todos habían vivido al borde.

Todos habían estado preocupados por alguien más, poniéndose en segundo lugar y tratado de proteger algo.

Y en esta situación extrema, el líder del Hyakki Yakou aceptó los deseos de alguien más.

—…¿Qué vas a hacer?

—Muy bien. Si eso es lo que realmente desea, entonces tomaré el papel ingrato.

Él podría haber querido escuchar una respuesta diferente.

Tan equivocado como pudiera haber sido, él podría haber querido escuchar al Youkai decir que quería vivir y ser feliz.

Pero esa oportunidad se había perdido.

Por lo que Majina gentilmente colocó su dedo índice en la frente de Ohatsu. Esto es todo lo que tomó para que la pequeña Youkai canina se convirtiera en una oscuridad profunda. Con un ruido ensordecedor, el cuerpo del hombre comenzó a desvanecerse en el paisaje una vez más.

Pero justo antes de que lo hiciera, otro gran ruido llegó a mis oídos.

Era el sonido de la Zashiki Warashi en yukata roja pateando el torso de Majina con toda su fuerza.

El golpe podría haber estado al nivel de una colisión a máxima velocidad de un carro.

Después del sonido de onda de choque, el cuerpo del joven voló al bosque. Atravesó dos o tres árboles bastante gruesos y la línea de destrucción finalmente llegó a un alto en el tronco de un gran árbol más al fondo.

Pero eso no fue el final del movimiento.

Escuché un crujido.

La oscuridad se desvaneció, la pequeña perra reapareció, y Majina estaba en el centro de la destrucción como si nada hubiera pasado.

—¿Qué significa esto?

—No estoy aquí por ti, —escupió la Zashiki Warashi.

Ella no prestó atención al líder del Hyakki Yakou quien estaba caminando hacia ella.

Ella estaba concentrada en un solo punto con un cortador de ramas descansando en sus hombros, tal vez para tomar el lugar de un machete.

—¿Qué quieres hacer, Shinobu?

—Nn.

—Lo que los adultos quieren no importa. No tienes que pensar sobre las reglas entre humanos y Youkai. ¿Qué quieres hacer justo aquí y ahora?

Podría no haber sido una respuesta “correcta”.

Podría haber sido que nadie podría haber pensado en algo así.

Pero Shinobu respondió sin un momento de duda.

—Salvaré a mi amigo.

—Ya veo.

Con una ligera sonrisa, la Zashiki Warashi giró el cortador de ramas descansando en sus hombros.

Ella lo enterró en la tierra a la fuerza con el fondo para amenazar a cualquier alrededor de ella.

—Si sabes eso, entonces adelante, hazlo. …Eres un chico, ¿no es así?

—¡De acuerdo! ¡¡Vamos, Aburatori!! ¡¡Ven conmigo!!

Shinobu agarró la mano del Aburatori quien lucía al borde de colapsar. Los dos corrieron al bosque.

Finalmente, la Zashiki Warashi enfrentó a Majina.

Ella sostuvo la navaja para formar una barrera contra cualquiera que persiguiera a esos dos.

—Ya, ya. Para ser honesto, estoy agradecido, —dijo el Líder del Hyakku Yakou, Majina, en un tono algo triste. —Después de todo, esta conclusión es demasiado vacía. Sería la respuesta óptima basada en la armonía preestablecida, pero no hay ninguna salvación en ello. Podría ser inapropiado decir que este giro de eventos me emociona, pero así es cómo honestamente me siento.

Majina presionó sus dedos contra la frente de la pequeña Youkai canina que sostenía en su brazo.

Tenía un presentimiento de que entendía esto.

El Sunekosuri era un Youkai que se frotaba sus mejillas contra las piernas de los viajeros. Sólo eso sonaba inofensivo y adorable, pero estaba basado en el miedo de algo escondido en la maleza cuando se caminaba en la noche.

Majina había dicho que su nombre se deletreaba con el carácter para “maldición” y eso era altamente apropiado.

Un Youkai era una manifestación física de ciertos pensamientos o sentimientos, pero él podía quebrarlos en su fenómeno y misterio original y usarlos así.

Esto iba más allá de un Paquete que tomaba docenas o cientos de personas para tomar ventaja de sólo una porción de las características de un Youkai. Él sólo estaba quebrando, analizando, reconstruyendo y reusando el entero cianotipo o diagrama de un Youkai…y él estaba haciéndolo perfectamente.

Incluso el más inofensivo y adorable Youkai tenía su base en una ideología extraída, puesta en armas y rehecha en una herramienta de guerra.

Este era el hombre que gobernaba en la cima del Hyakki Yakou.

¡Incluso si él actuaba como si no fuera nada especial, debería haber sabido que eso no sería el caso!

—Pero hay más en esto que eso. No soy tan irresponsable que dejaría la conclusión en las manos de alguien más. Soy el líder de la más grande organización oculta de Japón. ¿O vas a torcer el destino de nuestra confrontación con el poder de la Ver.39?

—Lo siento, pero ninguno de los dos es la estrella aquí. Como personajes secundarios, ¿qué tal si mantenemos nuestro baile en la esquina del escenario para así no ponernos en el camino?

—Tengo que preguntar. Shinobu-kun es por un lado, ¿pero por qué estás personalmente intentando salvar al Aburatori? Sabes qué pasará en una confrontación directa aquí, ¿no es así?

—Para ser honesta, eso no importa.

El cortador de ramas susurró a través del viento como una lanza.

—Pero Shinobu decidió caminar con incluso el peor de los Youkai letales, así que creeré en él. Creeré en el chico que inmediatamente tomó la decisión que tú sólo podrías soñar en tomar.

Estaba confrontándome con dos diferentes elecciones.

La primera era por supuesto perseguir a Shinobu y al Aburatori. Ese era el corazón de este incidente y dejarlos solos era demasiado peligroso. Incluso si él no lo quería, el Aburatori podría matar a Shinobu.

Lo segundo era permanecer aquí y observar la pelea a muerte de la Zashiki Warashi y el Hyakki Yakou. Shinobu y el Aburatori eran un problema, pero el extraño poder Ver.39 de la Zashiki Warashi era otro punto crucial. Resolver esto antes de que ella lo use y por lo tanto guardarlo para usarlo contra el grupo de la Aoandon en el “presente” era la parte más importante de esto.

—Cuál de los dos…

Miré alrededor.

Sólo tenía un punto de vista y no podía recapitular.

—¿¡Cuál se supone que elija!?

12

Corrí con todas mis fuerzas a través del inquietante bosque susurrante.

Había elegido al final a Shinobu y al Aburatori.

La conclusión se estaba aproximando rápidamente. Pensé que ya no había más verdad o malicia escondida aquí. Sabía eso, pero todavía me sentía inquieto. Si cometía un solo error y pasaba por algo el momento decisivo, todo esto sería para nada.

Los encontré inmediatamente.

—¡Por aquí! ¡Por aquí! ¡¡Realmente no sé por qué, pero por aquí!!

—Espera… ¡Por favor espera!

Mientras Shinobu corría por la maleza, el Aburatori gentilmente jaló su mano del agarré del niño y forzó las palabras como si tosiera sangre.

Sin notar el peligro, Shinobu corrió hacia él.

—¿Qué pasa? ¿¡Tus heridas duelen!? N-no te preocupes. ¡¡Traje algunas banditas para esto!!

—No, no eso…

El Aburatori continuó hablando mientras sus dientes castañeaban.

Él lucía perturbadoramente cerca de apuñalar a su presa con los pinchos y sacar los órganos del chico.

—Necesitas huir… ¡¡Necesitas dejar este lugar inmediatamente!!

—¡No! No puedo dejarte, Aburatori. ¡¡Tú vendrás conmigo!!

—¡¡De eso no es de lo que estoy hablando!!

Los pequeños hombros de Shinobu se sacudieron cuando el Youkai le gritó.

El Aburatori tembló por el hecho de que había herido al chico, pero ya no se podía permitir ser amable. Él envió más palabras sucias hacía Shinobu.

—Es…estoy diciendo que…¡yo terminaré matándote! ¿¡Por qué no puedes entender algo tan simple!? No soy tu amigo. ¡¡No eres más que una presa para mí!! ¡¡Voy a obtener placer perverso al sacarte tus órganos, pincharlos, cocinarlos y removerles el aceite!! ¡¡Esa es la clase de monstruo repulsivo que soy!!

—No, no es cierto.

—Es por eso que te estoy diciendo que huyas. ¡¡Huye de este peor de los Youkai letales!! ¡Simplemente aparezco, simplemente secuestro y simplemente mato! ¡¡Eso es todo lo que puedo hacer!!

—¡Eso no es quien tú eres! ¡El policía me dijo que había sido llevado por chicos malos y alguien me había salvado! ¡¡Así que sé que tú no eres un chico malo!!

—Rápido…rápido…huye…

—No me importa lo que digan los demás. No me importa lo que digas.

—¡¡Huyeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

—¡¡Eres mi amigo!! ¡¡¡¡Eso nunca cambiará!!!!

Él no podía resistir más.

Escuché el sonido de las muelas del Aburatori tronar en su boca y entonces incontables pinchos de metal aparecieron en sus manos.

Una vez que fueran liberadas, Shinobu no tendría ninguna esperanza.

Pero eso nunca pasó.

Una sombra blanca repentinamente cayó de lo alto.

Hishigami Shikimi usó la vajra de tres puntas que sostenía para tirar los pinchos como un rayo.

¿Exactamente cómo lo había hecho?

Estaba observando todo el tiempo, pero mi comprensión no podía seguir el paso. Una vajra de tres puntas era un arma usada por monjes budistas… ¿o era llamada instrumento budista? Básicamente, tenía puntas afiladas en cada extremo y lo sostenías en tu puño en el centro. Las únicas partes usables se salían de los extremos por su pulgar y su dedo meñique, ¿así que cómo tiró docenas de pinchos de metal con sólo eso?

Ella se soltó su largo cabello blanco, dejó que el kimono cayera de sus hombros y reveló la camiseta debajo. El aroma a incienso llenó la zona.

Shikimi sonaba exasperada con sus propias acciones.

—Por Dios, realmente me estás haciendo un personaje aquí. ¡¡Pensar que una mujer Hishigami actuaría para proteger a alguien!!

—¿¡Hishigami…Shikimi!? —dijo el Aburatori.

warashi_07_213

—Sí. Sólo para estar claros, no estoy aquí para matarte. ¡¡Estoy muy, muy consciente que eso no es algo que una especialista obsesionada con la guerra debería decir, pero estoy demasiado asqueada de ese tipo de cosas!!

Mientras la amenaza de tensión se desvanecía, el Aburatori lanzó docenas si no es que cientos de pinchos.

Sin embargo, Hishigami Shikimi usó (lo que parecía) un solo abatido de su brazo para repelerlos todos sobre su vajra de tres puntas. Ni uno sólo llegó a Shinobu detrás de ella.

—¡¡Este no es el momento de contenerse, Hishigami! ¡¡Mátame!!

—No puedo evitarlo. Si utilizará toda mi fuerza, podría fácilmente destruir toda esta villa…sin mencionar a este niño. —Ella sonrió. —Más importante aún, yo también soy sólo un personaje secundario. No estoy acostumbrada a pelear una batalla defensiva, pero sólo tengo que comprar algo de tiempo para que ella llegué y persuada a su tonto amo.

—¿Qué…?

—Ella está aproximándose. Prepárate.

Tan pronto como la chica de cabello blanco dijo eso, una sola figura corrió entre los incontables árboles y salió de un matorral.

La Zashiki Warashi en yukata roja se cargó hacía el Aburatori con el cortador de ramas preparado.

El Aburatori ya tenía sus manos ocupadas con Hishigami Shikimi, por lo que esto superó completamente los límites de su poder de procesamiento.

Él fue incapaz de lidiar con la Zashiki Warashi mientras se cargaba desde un costado, por lo que ella fácilmente chocó con él. Rodaron por el suelo juntos, alejándose de Shinobu. Se deslizaron por la pendiente de la montaña.

—¿¡Por qué todos tienen que ignorar mis deseos!?

—¡Esto no me gusta, pero hay una manera de salvarte! ¡¡Sólo tengo que unir fuerzas con ellos!! —gritó la Zashiki Warashi a quemarropa. —Tú eres un Youkai que mata niños y naciste en este mundo porque los humanos querían que hicieras eso y sólo eso. ¡Ningún método de estabilización, restricciones o técnicas paranormales pueden detenerte de matar niños! ¡Sin importar qué!

—¡¡Eso!! ¡¡Por eso les estoy diciendo que me maten!! ¡¡Antes de que le ponga una mano encima a ese chico!!

—¿Pero lo has olvidado? ¡Justo como tú eres un símbolo del perpetrador, yo soy un símbolo de la víctima!

Se gritaron entre sí a corta distancia.

—El Zashiki Warashi es una colección de los niños muertos durante hambrunas. Podrías decir que soy un símbolo concentrado de las muertes de los niños. Somos el perpetrador y la víctima. Si los dos somos paranormalmente unidos como en un Paquete, puedes artificialmente y simbólicamente sentir las muertes de los niños sin fin. ¡¡Justo como inflar un globo medico en el estómago puede hacer olvidar el hambre, nunca sentirás la urgencia de matar!!

—…!!

Con esa sola esperanza en mente, la cabeza del Aburatori parecía estar tambaleando en la tierra.

Pero…

—¿Exactamente cómo crearás esa unión? ¿¡Y tienes el tiempo!? ¡¡Incluso si es sólo un Paquete, no tienes idea de cuánto tomará ensamblarlo desde cero!!

—Normalmente, sí. ¿Pero has olvidado sobre la excepción extrema a esa regla?

—No querrás decir…

—Majina, el líder del Hyakki Yakou. Él puede instantáneamente quebrar cualquier Youkai a su fenómeno y misterio base. Él debería ser capaz de ensamblar un Paquete simple en cuestión de segundos.

Una vez que dijo eso, el Aburatori se detuvo por completo.

Ese peor de los Youkai letales habló como si exhalara lentamente.

—¿Quieres decir…que no necesito ser asesinado?

—Sí.

—¿Puedo deshacerme de ese característica mortal sin ser asesinado?

—Técnicamente, no perderías la característica. Sería atrapada en un bucle infinito inofensivo.

—…

—No necesitas matar a nadie y nadie necesita matarte, —dijo la Zashiki Warashi mientras gentilmente aflojaba su agarre mientras se sujetaba del suelo. —Puedes permanecer como el amigo de Shinobu. Justo como todos los otros Youkai.

El Aburatori permaneció en silencio por un rato.

Su mente podría haberse puesto completamente en blanco.

—Nee-chan… —dijo una voz calmada.

Todo finalmente se estaba solucionando, por lo que la Zashiki Warashi respiró un suspiro de alivio y lentamente volteó su cabeza. Ella miró a Shinobu y gentilmente estrechó sus ojos.

—Está bien, Shinobu. No necesitas preocuparte de nada. Solucioné todo por ti.

Este era el final.

Era el final feliz definitivo donde nadie tenía que morir.

¿Pero realmente lo era?

¿No se suponía que vería un incidente fallido en el pasado?

La caída comenzó con un sonido muy, muy pequeño.

—Ah.

La Zashiki Warashi lo había olvidado. Ella había convencido lógicamente al Aburatori, por lo que se le había olvidado por completo.

Sus técnicas de asesinato funcionaban en un nivel más allá de su propia voluntad.

En el instante que se dio la vuelta hacía Shinobu mientras sujetaba al suelo al Youkai letal, su brazo se movió contra su voluntad.

Un solo pincho se clavó en el centro de su cuerpo, como si desgarrara a través de sus amplios pechos.

Esa arma letal desgarraría los órganos de uno, los pincharía, los cocinaría en una fogata y les removería el aceite.

—Ahh…

Ella lucía sorprendida y la parte superior de su cuerpo se deslizó a un costado.

Ella cayó débilmente al suelo como una marioneta con sus hilos cortados.

—¿¿¿¡¡¡Aahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

—¿¿¿¡¡¡Aahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

El grito de Shinobu y el mío se superpusieron perfectamente. Ella era una colección de los niños asesinados durante hambrunas y por el estilo, por lo que era posible que un pincho destinado a matar a un solo niño no la mataría. Era posible que esto no la destruiría enteramente.

Pero el joven Shinobu no entendía de Youkai o Paquetes, por lo que él no entendió eso.

Lo escuché llorar.

Él no estaba tratando de soportarlo. Él abrió su boca ampliamente y su joven voz gimió como una sirena. Ese grito agudo perduraría en la cabeza de uno y era probablemente la última cosa que alguien ahí quisiera oír.

Sonaba como una expresión de insoportable dolor.

Sentía como si finalmente hubiera llegado al final de este incidente.

El joven Shinobu, mi yo pasado, sintió desesperación.

Pero no por el miedo por lo que podría pasar a él. Y no por el shock de ver a la Zashiki Warashi lastimada. Si eso era suficiente para llenarlo con desesperación, esto ya habría pasado cuando fue secuestrado por la gran organización criminal.

Eso no era lo que esto era.

Él no era del tipo que llorara por sí mismo.

Él creía en la Estampilla Youkai. Él creía que todos los Youkai eran sus amigos. Esa escritura descuidada sobre el papel de construcción lo decía: Todos Somos Amigos. Hasta ese momento, él no había visto a ningún humano o Youkai por encima o por debajo, superior o inferior a otro.

Pero esto creaba una línea divisora definitiva.

Ahora había una división entre enemigo y aliado.

Él se encontró queriendo salvar a la Zashiki Warashi incluso si eso significaba abandonar al Aburatori.

Él se encontró mentalmente abandonando al Aburatori, un Youkai con una personalidad por su cuenta.

Esa desesperación era el verdadero daño de este incidente.

Así que…

13

Una tranquila voz podía ser escucha de algún lado en el crepúsculo en las montañas.

—Él está llorando…

El número de voces crecía como las hojas crujiendo en el viento. Ganaron la suficiente intensidad para sacudir la tierra, como si la montaña entera estuviera rugiendo.

—Él está llorando…

Excepto que esto no estaba limitado a la montaña. Cubría los campos de arrozales, los caminos de la granja, la casa de techo de paja y el cielo naranja. Una sola colilla de cigarro podría comenzar un vasto incendio forestal, el paisaje entero se llenó con el explosivo diluvio de voces.

¿Alguien entendía que cada una de esas voces pertenecía a Youkai enfurecidos?

—¡¡¡¡¡¡¡¡Shinobu-chan está llorando!!!!!!!!

 

—Espera, —dijo Hishigami Shikimi con su largo cabello blanco extendido y su kimono colgando. —Tienes que estar bromeando. …Esto es más que cientos o mil. ¿¡Este niño está superando el fenómeno del Hyakki Yakou con sólo su llanto!?

Sonaba como un temblor en la tierra.

Incluso un novato como yo podía decir que era turba apasionada que había perdido completa vista de su racionalidad. ¿Todos esos Youkai iban a responder al llanto de Shinobu al mostrarle sus colmillos contra la fuente?

¿Qué le pasaría al Aburatori entonces?

—…Ya entiendo.

No había llegado a las profundidades de la desesperación. Esto todavía era la entrada.

El joven Shinobu había abandonado al Aburatori para salvar a la Zashiki Warashi.

Y cuando gritó, todos sus amigos aparecieron.

Él les había dado a todos ellos la Estampilla Youkai, haciéndolos sus Amigos Youkai. Todos iban a morder, desgarrar y partir al Aburatori en pedazos.

Recordé ese papel de construcción.

Los humanos y los Youkai habían formado un círculo sonriente con “Todos Somos Amigos” escrito encima.

Esta conclusión horripilante era lo exactamente opuesto.

No había forma en que un Shinobu de seis años pudiera soportar ver esto. No era una cuestión de su cuerpo. Su corazón seguramente se quebraría. Su corazón sería destrozado en pedazos y destruido si veía eso.

—…Ah…kh…

La parte superior del cuerpo colapsado de la Zashiki Warashi se movió un poco.

El ataque del Aburatori podría haber dañado su estructura corporal, pero ella todavía estaba tratando de proteger a Shinobu quien estaba a punto de ser destruido.

Esto tenía que haber sido lo que alteró al usar su Ver.39.

Ella usó ese único código de trucos para proteger su sueño y proteger su corazón.

Una estática bizarra pasó por mi mente.

Imágenes duales aparecieron frente a mis ojos.

Una voz de un tiempo en el pasado lleno mi mente.

—…Haz…me…

 

La voz fue forzada a salir por la garganta que había sido desgarrada en pedazos. Sonaba como la del Aburatori, pero contenía un sonido húmedo, como si él estuviera tosiendo sangre.

Incluso después de todo eso, él no había muerto.

Sus brazos y piernas habían sido desgarrados, su nariz y orejas habían sido arrancadas, sus ojos habían sido aplastados, sus dientes y lengua habían sido cortadas, sus órganos habían sido sacados, su columna y pelvis habían sido removidas, su cuerpo había sido inyectado de veneno y disuelto con ácido, sus nervios habían sido quemados con llamas, su sangre había sido hervida y su cuerpo había sido esparcido por todos lados, sin embargo su alma no había sido liberada.

—…Hazme…un villano…

Ese fue su ferviente deseo.

—Ya sea bueno o malo, todavía mataré el mismo número de niños. Mi alineación moral no influye con las acciones que tomo. Sin importar qué futuro me espere, mataré el mismo número exacto. Nada se puede añadir o substraer de ese número, por lo que no hace la diferencia. Al menos quiero recuperar el corazón de Jinnai Shinobu. Quiero que piense que me merezco la muerte. Entonces la culpa no aplastará al niño. Él será capaz de regresar a su vida normal con una sonrisa en su rostro…

 

¿Fue por eso?

¿Fue por eso que sentí tal discrepancia entre el cruel Aburatori que había visto en el “presente” y el preocupado que había visto en el “pasado”?

Este era el verdadero final.

Nada más estaba oculto. Había visto todo lo de ese horrible final.

Eso me dejaba sin una razón para contenerme.

¡Si iba a cambiar la historia y salvar a todos para un final feliz, tenía que hacerlo aquí!

Con el sonido de fuegos artificiales estallando, la sensación de observar todo a través de un ligero panel de vidrio se desvaneció.

Esta vez, realmente sentía como si hubiera dado un paso en el pasado.

—Párate.

Inmediatamente tomé el brazo del confundido Aburatori y a la fuerza lo jalé hacía arriba.

—¡¡Párate!! ¡¡Si quieres vivir!!

No había tiempo. Elegí la opción restante disponible para mí.

Podría causar una paradoja temporal, pero no me importaba. Miré directamente a mi yo de hace diez años.

—Oye, ¿puedes oírme? ¡¡Oye, mocoso!!

—¿Eh? ¿Qué?

—Escucha. Yo arreglaré todo aquí, pero la próxima vez, no te atrevas a rendirte en alguien que has decidido que es tu amigo. ¿Entendiste?

No tenía tiempo para esperar por una respuesta.

Podía sentir el retumbar acercándose. Sentía como la señal de un desastre natural acercándose, pero no lo era. Un mar de Youkai se estaba acercando a nosotros, llenando la superficie entera de la tierra. Habían cedido a su furia para desgarrar al Aburatori que había causado que Shinobu llorara.

No podía dejarlos hacer eso.

No podía dejar que el Aburatori fuera asesinado, no podía dejar que el corazón de Shinobu fuera destruido, no podía dejar que se usara el Ver.39, y no podía dejar que los amigos de Shinobu se ensuciaran las manos.

Así que con la mano del Aburatori en mi agarre, salté la pendiente de la montaña…no, salté el acantilado.

Incluso si parecía diferente ahora, todavía estaba en algo como una experiencia extra corporal. Mis especificaciones físicas estaban claramente más allá que los de un simple chico de preparatoria. Aterricé a la mitad de la pendiente dentada y continué cayendo a máxima velocidad, como si estuviera esquiando.

El mar de locura cambió de dirección y continuó hacía nosotros.

—¿¡Qué…qué estás haciendo!? No puedo escapar de esos Youkai sin importar lo que haga. ¡¡No sé quién eres, pero sólo vas a quedar atrapado en el frenesí!!

—¡Oh, ¿en serio?! ¡Por cierto, mi nombre es Jinnai Shinobu! ¡¡Mucho gusto!!

—Qué-…¿eh? ¿Jinnai…Shinobu?

—¿Tienes una mejor idea de qué está sucediendo ahora? ¡Estoy aquí del presente! ¡¡No, supongo que desde tu perspectiva vengo del futuro!! ¡¡Podrías no ser capaz de escapar sin importar a donde corras, pero sus colmillos venenosos no pueden alcanzarte si cruzas la barrera del tiempo!! Si no mueres, mi yo pasado no caerá en la desesperación. ¡¡No tengo tiempo para explicar los detalles, pero eso solucionará todo!!

—No…¡¡no!! No puedes hacer eso. Si me arrojas a un ambiente sin las características de la Zashiki Warashi o las habilidades de Majina, me convertiré en una maldad que continúa su masacre indiscriminada de niños. ¡Ya he recordado el sabor de la sangre! ¡¡No puedo detenerme a mí mismo!! ¡¡Así que por favor déjame aquí!!

—¡¡A la mierda con eso!!

Salté de roca en roca que sobresalía de la cuesta para continuar bajando. Me sentía como un snowboarder siendo perseguido por una avalancha. Si reducía la velocidad, ese torrente de muerte me tragaría.

¿Esto no era suficiente?

¡Una vez que cambiara la historia, se suponía que automáticamente regresaría al presente!

—¡He estado observando todo lo que hiciste! ¡¡Sé que en realidad no ves ningún valor en la muerte!! ¡¡Así que no quiero escuchar tu lloriqueo ahora!! ¡¡Estoy harto de eso!!

—Argumentar desde una posición de emoción es fácil, pero si me liberas en tu época, indudablemente lo lamentarás. ¿¡Realmente puedes soportar las cientos y miles de muertes de niños!?

—¡¡Lo que estoy diciendo es que no te dejaré matar a nadie!!

—¿¡Exactamente cómo harás eso!?

—¡¡El Kaeshigami del que el Hyakki Yakou estaba hablando!!

Nos estuvimos gritando mientras nos deslizábamos por la cuesta.

—Si evitas de matar a alguien por nueve años, pierdes tu característica de asesinato y te conviertes en un Kaeshigami, ¿cierto? ¡¡Justo como el espíritu vengativo que casi destruye Kioto fue alabado como un dios, puedes convertirte en un Youkai inofensivo!!

—¡Te dije que recordé el sabor de la sangre, ¿no es así?! Ya me liberé de mi limitador. ¡No puedo contenerme ni siquiera por un día!!

—No tienes que contenerte.

—¿¡Qué…!?

—¿No te dije que vengo del futuro? Pero desafortunadamente, mi técnica de viaje en el tiempo sólo funciona en sólo una persona. Si trato de llevarme a alguien o algo de vuelta conmigo, no serán o será protegido del flujo de tiempo. Para ponerlo simple, directamente experimentaran la cantidad de tiempo al viajar. Entiendes lo que estoy diciendo ahora, ¿no? ¡Si salto diez años en el futuro sosteniéndote, serás forzado a experimentar el valor de diez años en el tiempo en un instante! ¡¡Así que!! ¡¡No tienes que contenerte!!

—……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

—Es verdad que podrías ser un Youkai creado por el deseo de las personas para que un monstruo se deshiciera de sus desagradables hijos, —dije mientras éramos perseguidos por la avalancha de muerte y matanza. —¿Pero no eso también significa que estás absorbiendo la furia y odio de esos tontos padres?

—…?

—Fuiste creado al reunir todas esas emociones negativas. Por lo que si no estuvieras aquí, ¿a dónde se dirigirían esos sentimientos? ¿No se enviarían a esos padres en forma de abuso?

En otras palabras…

—Si puedes evolucionar en algo que puede absorber sin fin el odio de los padres y aun así controlarlo sin volverte loco, ¿no eso te haría una deidad guardiana de niños? Simplemente absorberías el deseo de los padres de abusar de sus hijos. Calmarías esos sentimientos antes de que el abuso pasara en realidad.

Un Kaeshigami era algo temido por todos pero reverenciado como necesario para todos.

—En mi época, hay un monstruo llamado la Aoandon.

Recordé la esencia de ese enemigo definitivo.

—Ella es una Youkai creada artificialmente de la versión intencionalmente torcida del Hyakumonogatari. Fuimos sin saberlo parte de ese plan al tratarnos de asesinar entre nosotros en un lugar llamado la Villa Zenmetsu. Jaja. Ahora que lo pienso, ella es como nuestra hija. No me di cuenta hasta que vi ese papel de construcción de diez años en el pasado aquí.

No podía reírme de nadie.

Ni siquiera de esos adultos egoístas cuyos pensamientos negativos habían formado al Aburatori.

—Así que.

Lo re-haría todo a partir de aquí. Tendré todo de vuelta.

¡Lo salvaré y trabajaré con él!

—¿Podrías darme una mano? Se necesitará un gran poder para derrotar a la Aoandon, pero se necesitará incluso un poder más grande para salvarla. Por favor ayúdame a salvar a mi hija. Y para hacer eso, por favor conviértete en un Kaeshigami que protege a los niños. Eres al único a quien se lo puedo pedir, ¿así que harías esto?

El Aburatori reflexionó mis palabras por un momento.

Sin preocuparse de la horda de Youkai acercándose para tomar su vida, el Youkai reflexionó el significado de las palabras dirigidas a él.

Y finalmente…

—Muy bien. ¡¡No tengo razón para rechazar tu sugerencia!!

Esta vez, nos sostuvimos de las manos incluso más fuertemente.

Inmediatamente después, el sonido de fuegos artificiales estallando nos rodeó.

Después de un sonido especialmente fuerte, nuestros cuerpos se desvanecieron del pasado.

En la Brecha Entre las Líneas del Tiempo 2

¿Siquiera los conceptos del tiempo y el espacio existían aquí?

No sabía los detalles, pero podría percibirme y al Aburatori como individuos distintos.

Era extraño tener “tiempo” para pensar mientras viajábamos a través del tiempo, pero eso nos bendijo con una oportunidad de compartir nuestra información.

—Esta Aoandon suena como un Youkai bastante inusual. Para ser honesto, no creo que mi poder sea suficiente.

—Estoy de acuerdo. Ella reúne cien historias de fantasmas y puede extraer las partes individuales para crear historias de fantasmas nuevas. Nunca podríamos derrotarla en números de poderes paranormales. Un Youkai normal con sólo un poder paranormal no tendría ninguna oportunidad.

—Entonces…

—Pero la Aoandon en sí no puede usar ese poder a su máximo. Ella tiene con ella apoyo paranormal, así que probablemente tiene algo como un Paquete ensamblado dentro de ella. Si eso es removido, ella perderá el control de sus poderes. Para ponerlo simple, ella regresará a ser un Youkai normal como todos los demás en las enciclopedias de Youkai.

—El núcleo ensamblado dentro del cuerpo de un Youkai…tu hija.

—Con un Youkai que remueve los órganos de los niños, podríamos tener una oportunidad. Por supuesto, sólo teníamos una oportunidad.

Probablemente era el único que sabía por qué estaba tan loca la Aoandon. Era posible que ni siquiera la Aoandon lo sabía en sí.

Ella había nacido durante la locura en la Villa Zenmetsu.

Justo igual que el Aburatori era una colección de los sentimientos de los padres a quienes les desagradaban sus hijos, la Aoandon había nacido al absorber toda la locura horrible de las personas habían causado en la Villa Zenmetsu.

Ella aparentemente había sido liberada al mundo exterior al final, pero eso no había cambiado la “direccionalidad” dada a su nacimiento.

Ella libremente podría investigar a través de un mar de información, pero ella naturalmente reuniría sólo lo oscuro y lo grotesco.

Ella sólo había visto los aspectos negativos y sin remedio de este país.

Ella había absorbido todo eso y lo había transformado en algo con una existencia incluso más solidificada.

Lo más probable es que fuera mi responsabilidad no dejarla ver algo que la haría no querer destruir este país. Todos habíamos estado desesperados para sobrevivir en la Villa Zenmetsu y habíamos repetido ese escenario infernal docenas o incluso cientos de veces. Ese fue un error de mi parte.

Un fracaso de padre había creado un monstruo.

Por lo que no podía abandonarla.

No tenía el poder para salvar el mundo o para salvar el país. Podría incluso no tener el poder de salvar la villa. Pero ya fuera que un padre salvara a su hijo no estaba determinado por su poder.

—Si viajaste al pasado, ¿regresaríamos al momento exacto en el que el viaje en el tiempo fue activado?

—No, eso fue después de que todo había acabado. Siento que ya usamos todos los métodos que no queríamos usar. Así que sería mejor regresar un poco antes de eso. No sé si funcionará o no, pero sé a qué momento quiero regresar…

—¿A qué te refieres?

—¿Cuándo piensas que el enemigo tendría más bajada su guardia? —le pregunté de vuelta. —Creo que es cuando usan su más grande carta del triunfo y permite al hilo de tensión aflojarse. Podrían estar de muy buen humor para bajar su guardia. Si apuntamos a ese momento y atravesamos el muro del tiempo para un ataque sorpresa…

—¿Podemos llegar a la Aoandon?

—Tenemos que comenzar con el primer paso. Si no logramos esto, el resto no va a funcionar.

Y este método significaría que podríamos evitar usar el Ver.39 el cual sólo puede ser usado una vez. Su poder era de ella. No era para ser usado para humanos y por humanos.

No dejaría terminar esto al sólo obedecer al Hyakki Yakou. No dejaría que la Zashiki Warashi fuera usada como una herramienta.

Así que solucionaré esto a mi manera. Tomaré la responsabilidad.

He visto todo, Aoandon.

Podría tener sólo un argumento vació de emociones y podría no cambiar mi fuerza física en absoluto, pero he recordado lo más importante.

Así que ahora es tu turno.

Espérame, bebé.

Voy a regañarte, disciplinarte y después salvarte.

 

 

1
Por si se lo preguntan: 忍 – Shinobu 縁 – Yukari 渚 – Nagisa
2
Kanai Anzen = Seguridad en el Hogar. Mubyou Sokusai = Buena salud.
A %d blogueros les gusta esto: