Capítulo 6

El festival Shinryoku estaba a tres días.

Para las participantes en el “Concurso de Cajas de Almuerzo” quienes tenían que comprar sus ingredientes de ante mano y preparar el día antes del concurso, ya se sentía como si fuera mañana.

Por otro lado, los posters del proyecto principal del festival, el “Concurso Yamato Nadeshiko”, había sido actualizado por alguna razón, con imágenes de las participantes pegadas a ellos.

Incrementaba la atmósfera de un concurso de belleza incluso más.

—Así que hacen esta clase de cosas en medidas de preparación… —Homura masculló mientras se inclinaba hacía adelante para mirar un poster de Yamato Nadeshiko.

—Sólo los ponen por su cuenta. En realidad, ¿siquiera obtuvieron el permiso de la persona para este…? Auch.

Al lado suyo, Touya frunció el ceño mientras miraba el mismo poster.

Las fotografías habían sido colocadas caóticamente para que los posters incluyeran los retratos que parecían haber sido tomado por una misma y fotografías de impresiones que habían sido tomadas claramente sin preguntar por consentimiento. Ya que la ganadora del concurso tenía el derecho de duplicar el presupuesto de su club como el gran premio, todas estaban usando cualquier medio posible para ganar, como se esperaba.

—¿¡Debería también tomar una foto de mí!? Como una foto usando un sombrero de un hombre fuerte y cruzando mis brazos orgullosamente con el título “¡Haré tu caja de almuerzo!”.

—No tiene caso eso. Las cajas de almuerzo exhibidas son juzgadas anónimamente- Auch.

—Claro. Sí, entiendo.

—Me pregunto si se están publicitando a ellas mismas con sus clubs- geh.

Estando al lado de Homura, Touya fue golpeado en la parte trasera de su cabeza y recibió un golpe a su flanco por los chicos caminando por el pasillo mientras pasaban.

Él ya se había acostumbrado a ella y se había resignado. Homura tampoco se atrevía a burlarse tampoco.

Hablando de ello, ¿cuál era el premio por ganar el “Concurso de Cajas de Almuerzo”? Ella sólo se había preocupado por las condiciones para entrar al Club de Exploración y no había prestado atención a esa parte.

Mientras estaba a punto de caminar por el pasillo, Homura repentinamente pudo ver una cierta foto.

—Cosplay como este sigue siendo popular, eh…

Mientras Homura hablaba en admiración, Touya siguió su mirada.

—¿Cosplay? Cuál… Ah, ¿eh?

Touya se ahogó en impresión.

Homura no sabía sobre ello, pero era probablemente un traje de un personaje de algún anime o juego. La pose hacía la cámara también era perfecta.

—…

Los ojos de Touya estaban pegados a la foto.

—Hoh, ¿así que tus gustos se inclinan hacía este lado, Touya-kun? En realidad, ¿de qué clase es esta chica?

Era una chica que Homura de la cual no tenía memoria hasta donde ella sabía.

Ya que ella estaba participando en este concurso, ella debería de ser de primer año. Ella era una chica linda con una atmósfera exótica, alguien que Homura definitivamente marcaría en su memoria.

—¿Sabes algo sobre ella? Hmm~, ¿por qué estás alejando tu rostro?

—No…es sólo que…tú sabes…

Touya estaba nervioso mientras vacilaba para hablar.

Era raro ver a un chico que era tan malo para mantener secretos.

—Esta chica es una estudiante transferida.

Un brazo repentinamente se estiró y arrancó la foto del muro.

Ah, qué cruel. ¿Qué está haciendo esta persona?

—…¿Sensei?

La que estaba parada detrás de ellos era, una vez más, la Profesora Fujimori.

Homura asintió en entendimiento.

—Una estudiante transferida, ¿eh? Ya veo, no hay duda de por qué no podía recordarla antes. ¿En qué clase está?

—No preguntes más sobre ella.

—Haah, de acuerdo…

Touya palmeó su pecho en alivió. Bueno, ella podía preguntarle a él sobre ello después.

—Sensei, qué coincidencia verte aquí. ¿Realmente estamos siendo monitoreados?

—¿De qué estás hablando? En primer lugar, la sala de profesores está justo ahí, ¿sabes?

—No te preocupes por Hinooka. Ella parece un poco del tipo soñadora.

Mientras Homura se ofendía por esas palabras, Fujimori la cuestionó.

—Así que, Hinooka, ¿qué tal tus perspectivas para ganar el concurso?

—Estoy segura de ganar.

Homura respondió con la pose significativa que acababa de aprender justo ahora.

—…Realmente eres una soñadora, ¿no es así?

Mientras Fujimori la miraba con ojos desdeñosos, Homura se inclinó hacia ella.

—Sensei, ¿podría dejarme usar la cocina del Club de Exploración? Es una instalación impresionante, por lo que al menos tiene una estufa portable, ¿cierto?

—Bueno, sí tenemos una. ¿Pero para qué la vas a usar?

—Para cocinar, por supuesto. No puedo usar la sala de economía del hogar, después de todo.

—¿Eh? ¿No está abierta para el uso de los estudiantes después de clases?

Fujimori miró a Touya.

—No es como si no pudiera entrar, pero ese lugar está lleno de enemigos. Sería difícil cocinar ahí, y básicamente deja la información secreta de la batalla completamente expuesta…

Sin embargo, Fujimori secamente rehusó a la codiciosa Homura.

—Rechazado.

—Por favor, no digas eso.

—No. Y no te dejes llevar durmiéndote en clase tampoco.

Fujimori ligeramente golpeó a Homura con un libro de texto enrollado.

—Es una regla general que sólo los miembros del club y miembro autorizado pueda entrar a la habitación del club. Haz tus experimentos de tus recetas en tu casa.

Después de decir eso, Fujimori inmediatamente se fue para regresar a la sala de profesores.

Homura ventiló su frustración a la espalda retirada de la profesora.

—¿Y sin embargo te llamas a ti misma una profesora~? ¡Luces de lo peor en jeans en toda esta escuela, sabes! ¡Es porque no puedo hacer eso que te lo estoy pidiendo! Y traje todas mis herramientas de casa también…

Los hombros de Touya cayeron.

—No se puede evitar. ¿Qué tal si vienes a mi casa?

—Oh, ¿realmente está bien eso?

Touya asintió a regañadientes.

—También cargo algo de responsabilidad por esto- ack.

Un chico pasando una vez más golpeó la cabeza de Touya por detrás.

 

Después de clases.

La casa de Touya estaba en un conjunto de apartamentos erigidos en una colina.

Estaba a una estación de distancia de la estación más cercana a la casa de Hinooka.

Touya estaba empujando su bicicleta subiendo la colina. Homura gruñó mientras caminaba a su lado.

—Que Tsuyu se revelara contra mí no estaba planeando completamente…

—Bueno, no odies tanto a tu hermana menor.

—Lo sé, pero…

Lo que pasó fue que la hermana menor de Homura, Tsuyu, estando estupefacta por las visitas diarias de Touya, se levantó en rebelión y reveló los detalles y circunstancias de la participación de Homura en el “Concurso de Cajas de Almuerzo” a su padre.

Como resultado, el padre de Homura, quien estaba todavía en contra de unirse al Club de Exploración, extraería las pipas de la estufa de la cocina después de cenar cada noche.

Aunque de alguna manera logró continuar con correr en las mañanas, practicar su cocina en casa había sido una dificultad para ella.

—¿No puedo subirme a esto?

Homura apuntó a la bicicleta.

—Piénsalo, estás usando una falda. Sería peligroso.

—Ya veo…cielos, qué inconveniente…

Mientras ella prolongaba la conversación al declarar algo obvio, Homura sintió inquietud por dentro.

Ya que Touya no estaba mencionando el problema crucial aquí, Homura le preguntó tan despreocupadamente como era posible.

—Por cierto, ¿están tus padres en casa, Touya-kun?

—¿Ah? No, no están ahí. No te preocupes.

Agh, Homura gruñó interiormente. La situación parecía estar escalando incluso más.

—¿Vives solo, Touya-kun? Ah, ¿o tus dos padres trabajan para vivir…?

—Técnicamente no vivo solo, pero es bastante lo mismo. Mi papá obtuvo un trabajo de transferencia lejos de casa. Mi mamá actualmente está huyendo de casa.

—¿¡Huyendo de casa!?

Touya calmadamente asintió.

Un tema difícil repentinamente se mencionó. La educada y controlada expresión de Homura rápidamente colapsó.

—E-e-e-entonces, ¿eres el único en tu casa, Touya-kun?

—Acabo de decir eso, ¿no?

La alarma de segundo nivel ferozmente sonó en su cabeza.

¿Qué clase de valor tuvo este tipo para ser capaz de decir “Ven a mi casa” tan fácilmente bajo tales circunstancias?

Homura repentinamente se volvió híper atenta a las miradas públicas alrededor inquietantemente, mientras que el chico en cuestión le habló sin reservación.

Después de que Touya colocara su bicicleta en el estacionamiento, Touya ignoró el elevador y condujo Homura a las escaleras hasta que llegaron a la entrada del apartamento de Touya.

Como se esperaba, ya esta cantidad de escaleras no fue suficiente para hacer que Homura se quedara sin aire. Parecía que los frutos de correr estaban teniendo algo de efecto en su cuerpo.

—Ya llegué.

—Perdón por la intrusión…

Después de que Touya abriera la puerta, Homura lo siguió a la entrada.

Después de dar un saludo educado a pesar de que ella sabía que nadie estaba en casa, Homura fue ligeramente sorprendida por la limpia y ordenada entrada y por el brilloso y colorido interior del apartamento.

—Adelante y siéntete como en casa.

—E-entendido. No te molestes si lo hago…

Había una espada de madera colocada en el paragüero al lado de la puerta del frente.

—¿Qué hay con esta espada de madera de recuerdo?

Al lado, había una espada corta de bambú que ella no reconoció.

Cuando ella trató de tomarlo su mango bastante usado, ella se sorprendió por el peso.

—¡Está pesado!

La voz de Touya sonó por el pasillo desde su cuarto, donde se había dirigido por un momento.

—Esa es para practicar los abaniqueos. Puedes usarla incluso en el medio de la sala de estar. Tal vez debería enseñarte algo de abaniqueo mientras estamos aquí.

—No, antes de eso, quisiera que me enseñaras a cocinar…

—La cocina está por aquí. Puedes lavar tus manos por ahí.

Después de que Touya regresara a la sala de estar y comenzara a dar direcciones, Homura echó un vistazo a su habitación por encima de los hombros de él.

—Ahora bien, revisemos donde están las revistas pervertidas-

—¿Exactamente a qué viniste? ¡No te queda mucho tiempo, ¿sabes?!

—Ya, ya, ¿no está bien sólo echar un vistazo?

Pasándole a Touya las herramientas para cocinar e ingredientes que ella había traído, Homura casualmente traspasó la habitación de Touya.

Aunque ella esperó que él la detuviera desesperadamente, el dueño de la habitación simplemente se encogió de hombros en exasperación, traicionando las expectativas de ella una vez más.

—Guau… Está más limpio que mi habitación.

—¿En serio? ¿Tu habitación está así de sucia?

—Tsuyu siempre se molesta conmigo por eso-

La habitación del tamaño de seis tatami se sentía muy espacioso debido a la falta de una cama. Los únicos muebles presentes era una mesa para escribir y un librero

—Ooh, ¿esto es por kendo?

Había trofeos y medallas alineadas limpiamente encima de librero. Una foto de él con sus compañeros de dojo también estaba ahí. Además de eso, el librero contenía cosas como novelas de series históricas y revistas de bicicletas.

La mesa también era simple, con sólo cosas como libros de referencia, una laptop y un pequeño reproductor de audio colocados encima.

—¿Son todos los chicos de kendo así de estoicos…? ¿Qué hay de manga? ¿O revistas eróticas?

—Eres muy ruidosa. Escondí las cosas que no quería que vieras justo ahora.

—Hoh. Así que si tienes. Ahora, ¿dónde podrían estar?

—¿Podrías parar? Definitivamente no las encontrarás.

—¿Estás seguro de eso? Ah, tal vez tienes toda tu colección secreta en tu laptop-

Fue en ese momento que el marco de una pequeña foto en la mesa capturó su vista.

Mostraba un muy joven Touya junto con una chica que parecía estar en los últimos grados de la escuela primaria.

—…

Mientras Homura repentinamente se encontraba sin palabras mientras miraba a esa foto, Touya habló.

—Ese soy yo y mi hermana mayor.

—¿Tu hermana…?

—Tenía apenas cinco años y nee-chan estaba en quinto grado cuando esa foto fue tomada.

Esta era la primera vez que Homura escuchaba de su hermana, y no había señal de la habitación de ella en el hogar Touya.

Mientras esperaba la respuesta, Homura tuvo que preguntar ya que había tocado el tema.

—…¿Tu hermana…murió?

—Sí.

Touya asintió como si nada.

—Si estuviera viva, ella ya sería una adulta ahora. Ella siempre estaba haciendo bromas a las personas, por lo que creo que se habría llevado bien contigo, Hinooka.

—¿Eh? ¿Qué se supone que significa eso?

En la foto, Touya estaba abrazando un animal de peluche con una cara llorosa y su pequeña hermana mayor estaba sonriendo mientras sostenía su mano.

Mientras él sonreía y miraba al marco de la foto, Touya no dijo más.

Y Homura no dijo nada más.

—Así que, ¿qué tal? ¿Te has calmado un poco después de una charla deprimente? ¿Finalmente estás lista de hacer esto con seriedad?

—Lo siento. Con gratitud haré uso de tu cocina.

—Muy bien. Entonces ayudaré al margen también.

 

Homura estaba de pie en la cocina usando un delantal prestado.

Touya trajo su kit de estudio al comedor y observó a Homura trabajar desde una distancia lo bastante cercana para que sus voces pudieran alcanzarse.

Homura estaba moviendo sus manos mientras se esforzaba para hacer cajas de almuerzo, pero su boca se movía incluso más.

Touya estaba viendo sus notas, pero no logró concentrarse bien.

—Ya que mencionaste un trabajo de transferencia, ¿qué clase de trabajo tiene tu papá, Touya-kun?

—Es un detective de policía.

—Guau, ¿un detective? Esta es la primera vez que conozco a alguien relacionado con la policía. ¿Era la persona mostrada en la foto de la sala de kendo de antes tu padre?

La foto al lado de la que tenía la reunión en el dojo mostraba un hombre masculino en armadura protectora con una toalla envuelta alrededor de su cabeza de pie al lado de Touya, quien realmente parecía como un chico de kendo en la foto.

—Sí. Esa foto fue tomada cuando fuimos al dojo local hace un tiempo.

—Tu padre lucía realmente fuerte.

—Sí, es tan fuete que puede molestarte.

—Entonces la razón por la que hiciste kendo fue por la influencia de tu padre, ¿cierto?

—Algo así.

—¿Realmente usaste dos espadas? ¿No es eso raro?

—Supongo. De casualidad había un maestro en el dojo. Además, odio la idea de hacer lo mismo que mi papá.

—Bueno, realmente no puedo diferenciarlos, pero ambas son una forma de kendo de cualquier manera. El punto clave era eso, ¿cierto? La mentalidad de un chico que desea superar a su padre.

Mientras estaba sentado, Touya se estiró y llevó sus brazos a ambos lados.

—¿No crees que Sasaki Kojiro habría ganado contra Musashi si él hubiera usado el estilo de dos espadas?

—¿Hah? ¿De qué estás hablando?

Homura repentinamente se dio la vuelta.

Ella estaba sosteniendo largos palillos para cocinar en sus manos, en la manera de una pose de espada.

—¡Muy bien, está hecho! ¡Aquí están las cajas de almuerzo de hoy!

Homura coloco dos colores diferentes de cajas de almuerzo en la mesa.

Usando un libro de recetas en lugar de un abanico, ella abanicó los platillos recién hechos.

—Aunque realmente quisiera dejarlos enfriarlos un poco, —mencionó Homura.

—Bueno, tomaré eso en cuenta mientras lo pruebo.

—Por favor se amable.

Después de hacer una reverencia, Homura se sentó viendo a Touya.

—Gracias por la comida.

Touya juntó sus manos en gratitud.

—…Los hiciste bastante rápido. Te tomó cerca de sólo treinta minutos para hacer cajas de almuerzo con diferentes contenidos, ¿cierto?

—Jeje. Primero, prueba este. El tema es “acuario”.

Las guarniciones estaban repletas con algas nori y pedazos de rebanadas secas de bonito, como si estuvieran escondidos aquí y allá en el fondo del océano.

Estaba lleno con salchichas y mini hamburguesas hechos para lucir como pulpos, calamares, cangrejos y, no tulipanes, ¿sino lirios marinos?

—Esto contiene mi original besugo, lenguado y-

—…Es bastante complicado.

—Al menos di algo como “¿Qué? ¡Esto es como el Palacio del Rey Dragón de las cajas de almuerzo!”.

—En su mayoría, es un estanque de peces.

Insatisfecha con su reacción, Homura a la fuerza retiro la caja de almuerzo a medio comer y movió adelante la otra.

—Entonces, esta es-

—Puedo decirlo sin ninguna explicación. Es un zoológico.

—Qué desafortunado, es en realidad un parque safari. ¿No puedes sentir la sabana en estas rebanadas de pollo y brócoli? ¡Siéntelo!

—…

Touya llevó los leones y cebras a su boca.

Después de inclinar la mesa con la tensión de un manga de duelos de comida, Homura se dejó caer en su silla mientras su grandiosa expresión cayó.

—…¿No está bueno?

—No, estoy impresionado. Tienes muchas ideas día tras día.

—Realmente no tienes gustos y disgustos en particular, ¿cierto, Touya-kun?

—No es un asunto de gustar o no.

Touya tiró de la caja de almuerzo de antes y la alineó con la otra.

—El sabor es el mismo para ambos, sin importar qué tanto cambiaras la apariencia.

—Agh.

—Bueno, creo que has progresado del nivel de un pez al de un mono comparado con tu primer intento, ¿sabes?

—¿Eh, mono? ¿No he alcanzado el nivel de humano aún?

—Después de todo, la cosa más sabrosa que has hecho en tus productos de prueba son las bolas de arroz. Es malo si tu repertorio confía casi exclusivamente en comida congelada.

Homura juntó sus manos sobre la mesa y colgó su cabeza en depresión.

—Touya-san… Por favor dame una semana. Haré una caja de almuerzo completamente nueva para entonces.

—Idiota. El concurso es en tres días. Si no decides tu receta hoy, no serás capaz de comprar tus ingredientes a tiempo, ¿cierto? Ah, espera, tu delantal se está resbalando.

—Eh, así que después de que tu apetito está satisfecho, lo que ahora pides es…

—Basta con las bromas, apresuraste y arréglalo.

—Sí, sí, el delantal.

—Serías muy popular en el negocio de muestras de comida, —Touya gruñó mientras se dirigía a la cocina.

 

Ella estaba en la cocina de un chico.

Mientras Touya tomaba un respiro de cocinar y miraba por la cocina, Homura lanzó todos los vegetales sobrantes en una olla.

Justo cuando ella pensó que él estaba haciendo huevos fritos en el sartén caliente, él inmediatamente lo quitó y empezó a freír los vegetales en el sartén como estaba. Mientras continuaba el proceso de freído, él lanzó fideos chinos del refrigerador en el microondas junto con la bolsa.

Tomó cinco o seis minutos hasta que estaba listo.

—¿Esto es…fideos yakisoba…? —Homura preguntó dudosa.

—Síp.

Era yakisoba metida en un contenedor de aluminio simple.

Los endurecidos huevos fritos estaban encima de ello, causando que diera un aroma picante.

Homura tomó sus palillos, luciendo como si no pudiera esperar para comer.

—Las verduras están vestidas en salsa sambal. Es como mie goreng indonesia. —Explicó Touya.

—Delicioso… Sr. Detective, es delicioso. *masticar, masticar*.

—¿A quién estás llamando Sr. Detective?

Homura levantó su cara mientras limpiaba su boca con un pañuelo húmedo.

—¿Pero esto puede entrar en una caja de almuerzo? ¿No se haría rancio al medio día?

—Solía llevarlo conmigo al dojo muchas veces. No es un problema siempre y cuando le cortes la humedad.

—Ya veo, —Homura dijo asintiendo.

—Las revistas que lees también mencionan pasta y fideos, ¿cierto? No tienes que cegarte a la combinación usual del arroz cocido con entremeses, ¿sabes?

—…Cierto. ¿Qué he estado haciendo estas dos semanas…?

Los hombros de Homura cayeron.

Ella miró inexpresiva a los contenidos del contenedor de aluminio.

—¿No está bien si sólo uso esta yakisoba?

—Oye. No soy quien para decirlo, pero eso realmente sería, ya sabes. Iría en contra de todo el poder femenino y el asunto de motivación.

—Supongo que tienes razón.

—El Concurso de Cajas de Almuerzo no es un restaurante de tres estrellas. Los jueces van a ser estudiantes de preparatoria de todos modos, así que no hay necesidad de enloquecerte innecesariamente por ello.

—¿Pero no eso sería tomar a la ligera a los estudiantes de la escuela de alguna manera?

—Es mejor que deprimirse cuando lo coman.

Homura se desanimó una vez más.

Antes de que lo supiera, la puesta del sol ya estaba brillando en la habitación, las tres dimensiones cayeron en los edificios de los apartamentos asomándose por la ventana también.

—Es hora de que vayas a casa. Te acompañaré a la estación.

—…Sí. Entonces supongo haré una búsqueda en el hogar por sospechas de criminales toscos como ejercicio para ayudar a digerir.

—Sólo vete a casa.

Dejando el hogar Touya, Homura se dirigió a la estación mientras caminaba al lado de Touya, quien estaba empujando su bicicleta una vez más.

Aunque pasaron por tiendas de conveniencia, sus estómagos ya estaban llenos, por lo que no se molestar en comprar algo para comer.

—Pasa la noche pensando en ideas. Pondremos un alto temporal a la sesión de correr hasta después del concurso.

—Hmm, ¿en serio? Perdón por eso.

Aunque él dijo eso, Touya probablemente intentaba continuar el entrenamiento matutino por su cuenta sin descansar. Más bien, él podría ser capaz de hacer un entrenamiento más duro ahora que su tiempo no estaba apretado por Homura.

Touya habló de nuevo.

—Hinooka. Realmente trabajaste duro. Normalmente nadie sería capaz de hacer tanto de acuerdo a lo que alguien más le dijo.

—No, esa clase de cosas es en realidad mi punto fuerte de alguna manera-

—Perdón por haberte perseguido. Tienes un rostro sorprendentemente sereno, por lo que me dejé de llevar un poco.

—E-espera un minuto…

—Fue divertido.

—…

Los dos caminaron en silencio.

Homura hizo una expresión de descontento. Caminar repentinamente se volvió terriblemente molesto.

Al final, Homura no consiguió subirse a la bicicleta de Touya. Mientras pensaba que debería traer patines la próxima para ir más fácil, ella fulminó con la mirada al costado del perfil del rostro de Touya mientras era iluminado por la puesta del sol.

img024_1

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: