Capítulo 7

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, [Search Engine] La Opinión de un Experto [Absolute NOAH]

1

El vasto espacio subterráneo naturalmente no tenía ventanas. Una vez adentro, todo era gobernado por una gruesa oscuridad en la cual no podíamos ver nuestras manos frente a nuestros rostros.

Había considerado comprar una linterna, pero no teníamos tiempo de visitar una tienda de descuento. Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura, tenía un rápido cargador para un Smartphone, así que usé la linterna de mi teléfono. Y entramos en el espacio bajo tierra. Abrimos la clase de gruesa puerta redonda encontrada en una bóveda de un banco y nos metimos.

…¿Quién habría pensado que este horrible lado oscuro de la Ciudad Kukyou alguna vez fuera realmente a salvar nuestras vidas?

Maxwell había sobrescrito la cerradura de la gruesa puerta, para que la llave de la Cruz Brillante no pueda abrirla. Incluso si lo abren a la fuerza bruta usando su simulador, los pasillos se expandían como una telaraña, y conectaba toda la ciudad.

—G-guau. ¿Qué es este…lugar?

En su vestido negro y sombrero de bruja con plumas, Itou Helen sonaba medio impresionada y medio preocupada mientras miraba el túnel con una sección transversal hemisférica.

Simplemente respondí que eran los restos de una ex instalación subterránea de la Cruz Brillante.

No había necesidad de explicar qué se había hecho exactamente aquí.

—Maxwell.

—Dígame.

—Monitorea la casa de Itou Helen, la casa de Muramatsu Yukie y mi casa. Incluso si están siendo vigiladas afuera de las cámaras, deberíamos ser capaces de escabullirnos por debajo de las casas no detectadas. Y eso incluye las cámaras de seguridad de la ciudad y cámaras de satélites. Reunamos comida, agua y otras necesidades que podamos de nuestras casas. Sería mejor terminar esto rápidamente, pero no sabemos cuántos días estaremos encerrados aquí.

Quería reír del humor negro de engañarlos con el sistema que habían creado. Espera que pudiera pagarles por los muchos Archienemigos que habían perdido su vida aquí.

…Honestamente quería ir a casa, subirme a la cama e ir a dormir.

Pero no podía hacer que la Cruz Brillante atacara directamente mi casa. Para prevenir eso, sería mejor asegurarme de que ni siquiera mi familia supiera donde estaba.

La información que tuvieras no era todo.

No saber podía algunas veces ser un arma por su cuenta.

—E, Itou-san. ¿Cuántos químicos que tomaste del Coliseo te quedan?

—Am, tengo la mayoría del conjunto, pero…hyah.

Eso era bueno.

Mi kouhai tenía tubos de ensayo coloridos escondidos en la faja decorativa de su sombrero, en sus mangas, y en sus muslos, así que froté su cabeza como lo hacía con Ayumi.

Incluso con Archienemigos, éramos terriblemente poco confiables comparados con la Cruz Brillante quienes habían enviado ametralladoras. Los ataques de la elfa oscura eran generalmente usados para detener a su oponente y le faltaba inmediatez. Yo sólo era un chico flacucho. Nuestras únicas esperanzas eran el poder de procesamiento de Maxwell y las pociones de Itou Helen.

Había 3 cosas que teníamos que hacer:

1 Asegurar nuestra seguridad por el momento.

2 Esperar hasta que Itou Helen pudiera curar sus heridas.

3 Destruir el simulador de la Cruz Brillante.

La elfa oscura de piel morena aparentemente iba a ayudarnos por ahora. Su cadáver no había sido “entregado” aún, así que a ella le faltaba para ser liberada. Si la Cruz Brillante la recuperaba, quien sabe que harían con ella.

—¿Pero sabes dónde están escondiendo tan grande computadora? Eso debe ser información de máximo secreto incluso entre la Cruz Brillante.

—Lo sería, pero lo sé.

Tenía que estar ahí.

Si no hubieran comenzado el 3er round tan repentinamente, podría haber sido capaz de lidiar con eso entonces.

—La 1ra Preparatoria Pública Kukyou. Esa es mi escuela. Tiene que estar ahí.

2

No sabía por qué algo como eso estaría en mi escuela. O por qué la Cruz Brillante tendría una conexión ahí.

Pero encajaba todas las condiciones.

Usaba mucha información y electricidad incluso en la noche, y circular el agua de la piscina podría ser usada para el sistema de enfriamiento.

Quería correr ahí y destruirlo todo. Quería sacudir un martillo gigante y aplastar todo en pedazos.

Pero.

—…¿Senpai?

Itou Helen levantó la mirada para verme mientras se apoyaba contra el muro del túnel hemisférico y sostuvo la varita de vidrio en ambas manos.

Había ayudado mucho que hayamos visitado nuestras casas para reunir mantas, comida seca congelada, y una lámpara simple para algunos suministros de campamento. La luz duraría más que la luz de mi Smartphone, podíamos calentarnos, y podíamos hervir agua.

Eso quería decir que teníamos comida, pero las chicas parecían felices de que pudieran empapar una toalla en agua caliente y limpiar sus cuerpos.

Nos concentramos en dejar a la maltratada Itou Helen descansar tanto como fuera posible para recuperarse.

—¿Cómo están tus heridas?

—Estoy bien. Puedo pelear en cualquier momento…

—Sé honesta. ¿Quieres que te frote tu cuerpo de nuevo?

—¡De acuerdo!

Ella debió recordar el dolor porque su rostro se puso un poco rojo, y ella se acurrucó dentro de su capa.

—P-pero la poción realmente está funcionando. En otro día o dos, creo que mis costillas estarán completamente curadas.

Esto me recordaba que Itou Helen, con su libre control sobre esas pociones coloridas, realmente era una Archienemiga. Encontrar una manera de curar completamente costillas rotas en un día o dos le haría ganar un Premio Nobel y comenzar en una compañía farmacéutica.

—A-am, si tienes prisa, puedes dejarme aquí y adelantarte…

—Maxwell es el único que puede libremente abrir y cerrar las puertas cuando la Cruz Brillante entre. Si te dejamos aquí, estarás atrapada.

—Pero.

—Es verdad que quiero usar esta oportunidad de sólo una vez en la vida. Pero no pueden mover una supercomputador a gran escala tan fácilmente.

La Cruz Brillante se había ido de este espacio subterráneo tan limpiamente que eso probablemente era una opción que consideraron. Pero las condiciones necesarias para una supercomputadora eran complejas y algunas instalaciones calificadas. Y transportarlo mientras se le suministra energía definitivamente estaría fuera de la cuestión. Si tomaba una semana o dos establecer de nuevo la siguiente ubicación, la máquina esencialmente cometería suicidio. Sólo tendría que usar Maxwell a su máximo para terminar esto antes de que pudieran encender de nuevo el simulador.

La Cruz Brillante tenía que tenerle miedo a la presencia de Maxwell.

Estábamos teniendo de objetivo su simulador, pero tenían que derrotarnos antes de que pudieran transportar con seguridad el simulador.

Así que no estaba preocupado.

Nuestras probabilidades de éxito se incrementarían significativamente si esperábamos a que Itou Helen recuperara su máximo fuerza para usar su varita de vidrio.

Ella era una Archienemiga, pero a diferencia de una vampira como Erika o una zombi como Ayumi, ella podía controlar por completo el alcance de su infección. No resaltaba mucho, pero ese le permitía usarlo sin contenerse. Era como la diferencia entre una bomba nuclear y una bomba área guiada a precisión. Mirándolo de esa manera, Itou Helen podría haber tenido la ventaja.

De hecho.

A pesar de cómo estábamos arrinconados, correr llorando con Erika o Ayumi no parecía una opción realista.

Podía hacerlo.

Pero si lo hacía, estaría cruzando el punto sin retorno. O eso me parecía.

—Este lugar realmente te recuerda qué tan grande es la Cruz Brillante.

Ese comentario fue hecho por Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura.

Todas las puertas fueron cerradas, pero esa chica en una blusa sin mangas y falda apretada pasó todo su tiempo libre explorando la telaraña de pasillos con su largo arco en mano.

De paso, con todo el equipo removido, este espacio subterráneo era como una gran caja compleja. No había barreras para cuando Itou Helen o Muramatsu Yukie se limpiaron sus cuerpos con una toalla mojada o cuando se cambiaron de ropa. Pero hice mi mejor esfuerzo para mantener mi distancia para que no nos pudiéramos ver.

Sí, hice mi mejor esfuerzo.

Pero por alguna razón, los pasillos estarían en un bucle, y habría recibido ya fuera una cachetada con lágrimas o una tonelada de flechas de alto voltaje de una chica medio desnuda, ¡¡pero generalmente estaba gozándolo!!

—Usuario, tengo un reporte.

—?

Maxwell envió un mensaje después de que me alejara un poco de Itou Helen.

—Es sobre el francotirador que casi le da a Itou Helen al final del 3er round.

—Oh…

Eso sucedió, ¿cierto?

Con el pretexto de confirmar la muerte de la Archienemiga al cubrir su cadáver en gasolina e incendiarlo, habían inducido una combustión incompleta y llenado el espacio con humo de monóxido de carbón para matar a Itou Helen en lo que parecía como un accidente. Y la Cruz Brillante incluso habría traído un francotirador para tratar de dispararle en la cabeza dentro de la jaula de insectos.

—Dada las condiciones en el momento del disparo, esa no fue una bala de rifle normal. Lo más probable es que fuera de un calibre .45 subsónico, pero realmente no quebraría el vidrio reforzado hecho para contener un Archienemigo. En ese caso, puedo estimar que la bala fue hecha de tungsteno, uranio empobrecido u otro metal con una densidad relativa más pesada que el plomo.

—Hazlo más simple.

—Seguro. Eso quiere decir que es extremadamente silenciosa y altamente destructiva, pero también debería reducir la estabilidad y hacer oscilar el camino balístico. Disparar con precisión tal unidad de francotirador idiosincrásico requeriría habilidades especiales. Apoyo del simulador no es suficiente para explicarlo.

Por ejemplo, no podía ganar una medalla de oro en patinaje artístico sólo porque tuviera el apoyo de Maxwell. También necesitaría una mente y cuerpo capaz de seguirle el ritmo a las instrucciones mostradas.

—…Así que, ¿la Cruz Brillante sólo estaba presumiendo las habilidades de sus soldados? ¿Qué importa eso?

—Usuario. Cuando la Señorita Erika, la Vampira, y la Señorita Ayumi, la Zombi, establecieron cosas en el simulador, ¿recuerda pelear con la Cruz Brillante en este espacio subterráneo?

—¿Hm? ¿Qué hay con eso?

—Todo estaba dentro del simulador, pero había un miembro que usó una pistola ametralladora; o más bien, una extraña unidad francotiradora con funcionalidad completamente automática añadida, eso estaba equipado con rondas subsónicas de metal pesado de calibre .45.

El rostro y nombre del sospechoso apareció en la pantalla.

Normalmente no me habría importado. Cada miembro de la Cruz Brillante era un enemigo, así que mi opinión de cualquiera en particular era irrelevante. Eso debería haber sido suficiente.

Pero no en es este caso.

No podía ignorar esto.

Finalmente entendí por qué Maxwell esperó el reportar esto hasta que me alejé de Itou Helen en su vestido negro, sombrero de bruja y larga capa.

El nombre mostrado aquí era Itou Tamago.

—¿Qué…significa esto?

—él parece ser el hermano mayor de sangre de Itou Helen. A menos que haya un error en los resultados de la simulación, él es un miembro de la Cruz Brillante. Él también es parte de un equipo de campo, y uno de los pocos capaces de usar unidades de francotiradores idiosincrásicas extremas que usan rondas subsónicas de metal pesado calibre .45.

No, no eso.

Eso no era lo que estaba preguntando.

—Entonces…¿Itou-san estaba a punto de tener su cerebro estallado por un miembro de su propia familia…?

No podía creerlo incluso mientras las palabras abandonaban mi boca. Esto era tan impactante como el descubrir que la ciudad en la que vivía era usada para deshacerse de Archienemigos.

3

Mientras miraba, Itou Helen dudosamente alzó ambas manos y se estiró en su vestido negro y larga capa. Entonces ella lentamente torció sus caderas.

Ella estaba moviendo todo su cuerpo mientras probablemente se concentraba en sus costillas. Después de un poco, ella dio un suspiro de alivio.

—Parece que estoy bien. No siendo ningún dolor…

—¿En serio? ¿No sólo estás diciendo eso como antes?

—¡S-shí!

—¿Ves? Sólo te toqué un poco y tus hombros saltaron. ¿Qué hay de aquí? ¿Estás bien de aquí?

—A-am, Senpai, ah, iik…

Sólo estaba preocupado por ella, pero la elfa oscura se puso detrás de mí y me dio un golpe detrás de la cabeza. Entonces mi sonrojada y en lágrimas koukai se colgó y escondió detrás de Muramatsu Yukie cuya ligera blusa sin mangas le permitía al color de su cuerpo transparentarse. Bueno, siempre y cuando se sintiera mejor.

—Si ya acabaste con tu juego amateur del doctor, ¿qué vamos a hacer ahora?

—¿Jugando al doctor…? *Tragar*. No me di cuenta que ese pequeño intercambio contenía tal metáfora tan significativa. ¡¡De acuerdo, intentemos eso de nuevo…!!

—Ve al punto. Y rápido.

La elfa oscura jaló de la cuerda del arco y apuntó la flecha invisible a quemarropa, así que hice todo lo que pude para mirar al otro lado y levantar mis manos.

Por favor no me electrocutes. ¡¡A diferencia de un puñetazo o una patada, ni siquiera estoy seguro de cómo prepararme para eso!!

—S-si Itou-san está curada, entonces no tenemos que esperar más, así que estaba pensando que podíamos ir a destruir el simulador de la Cruz Brillante…

—Ya veo. —La elfa oscura con falda apretada bajó su arco y me dio una mirada dudosa. Pero con toda seriedad, ¿es eso posible?

—No será fácil. Pero no hay forma de sobrevivir a esto a menos que superemos este desafío.

Sólo teníamos que pensarlo un poco. Estaba desarmado, así que, ¿tenía una oportunidad de escapar de un grupo con el nivel de apoyo de Maxwell si escaba por la Ciudad Kukyou?

…Para ser honesto, no tenía confianza de que pudiera durar incluso un día. Eso era parcialmente debido al simulador, pero ellos también podrían simplemente abrumarme con sólo puros números. Podrían rodearme completamente y aprenderme con el mínimo esfuerzo y tiempo. Si no pudiera evitar esa reacción química, estábamos en problemas.

Así que viajamos por el vasto espacio subterráneo para llegar directamente debajo de la escuela. Podíamos movernos con seguridad, pero no podíamos usar los trenes o autobuses. Había dejado mi bicicleta plegable en el estadio. E incluso si la tuviera, montarla por la oscuridad con Itou Helen en el frente y Muramatsu Yukie por atrás habría sido muy difícil.

También quería evitar mencionar al hermano de Itou Helen si fuera posible. Hice que la conversación se dirigiera a otro lado.

—Por cierto.

—?

—Ha sido una bruja y una sirena, ¿pero por qué una elfa oscura se considera un Archienemiga? Sé que tu esperanza de vida podría ser increíblemente larga, pero, ¿sabes? Nunca escuché que se hicieran rápidamente de números como un vampiro o un zombi.

—…¿Estás mencionando esto porque estás aburrido? Esa es como el aspecto más importante de mi vida, ¿sabes? —La chica de piel morena suspiró. —En mi caso, el nivel de infección es bajo. Sólo tenemos una forma de interactuar con humanos e invadir la sociedad.

—¿Hm? ¿Los elfos muerden personas o algo así?

Realmente sólo podía verlos como personas viviendo en el bosque, así que ni siquiera podía imaginarme cómo vivían. Parecían tan reales como fantasmas parados al costado de la carretera. Y esta era una oscura.

—Kh.

Pero las palabras de Muramatsu Yukie parecieron atraparse en su garganta mientras se sonrojaba, hacía un mohín con sus labios y murmuraba para sí misma.

Después de un rato, ella se rindió y respondió con sus largas orejas acostadas.

—S-sabes. Hay medio-elfos, ¿cierto? Así que cuando me case con un hombre humano… ¡¡N-no me hagas decir más de eso!!

Oh, ya veo.

Eso de hecho requeriría un plan de invasión mucho más grande que mi vampira hermana mayor o zombi hermana menor. Por supuesto, los elfos tenían largas vidas, así que si continuaban creando medio-elfos y cuartos-elfos, podrían ser capaces de llenar un decente porcentaje de la población eventualmente.

…De hecho, ¿eso quería decir que eran Archienemigos que no podían tener hijos con humanos?

—No lo sé. ¿Estás dispuesto a probarlo con las gárgolas que son estatuas movibles o los unicornios, caballos con cuernos?

—…

Archienemigo ciertamente era una categoría amplía.

—Pero así es cómo es, —rápidamente dijo la elfa oscura blandiendo un arco largo. —Dibujas la línea ahí, pero otras personas dibujan la línea más pronto que eso. Algunos rechazarían a una sirena o un hada inmediatamente. Todos tienen “esa emoción” en algún lugar.

…¿Eso quería decir que la Cruz Brillante que controlaba el Coliseo y la galería frenética no tenía mentes defectuosas? ¿Era eso algo que todos tenían? ¿Era algo que existía en mi propio corazón?

Tenía problemas aceptando eso.

Y debió mostrarse en mi rostro.

Muramatsu Yukie sonrió y añadió más.

—Aunque parece que dibujaste la línea hace mucho, mucho tiempo. Tanto que es difícil de decir donde está la línea.

—Cierto.

Por alguna razón, Itou Helen asintió estando de acuerdo mientras sostenía su varita de vidrio en ambas manos. Era un poco difícil de decir si me estaba alabando o criticando.

Eventualmente, llegamos a nuestro destino.

Habíamos estado caminando y caminando simplemente a través del túnel hemisférico, así que no había puntos clave. Había ocasionalmente marcas alfanuméricas en el muro, pero sólo la Cruz Brillante podía saber que significaban.

Fue Maxwell en mi Smartphone quien nos lo dijo.

—Han llegado dentro del terreno de la 1ra Preparatoria Pública Kukyou. La preparatoria está directamente encima.

—Así que, ¿dónde piensas que esté la supercomputadora gigante en el terreno?

—Claro. Dudo que esté sobre el suelo. Sospecho que hay un espacio del tamaño de un gimnasio debajo de la escuela.

…Probablemente.

Eso no iba a hacer esto fácil. ¿Teníamos que ir a la superficie y después buscar por otra entrada secreta? ¿Y cuando ya estábamos bajo tierra?

Con eso en mente, subimos las escaleras y levanté mi Smartphone hacia la gruesa puerta redonda. Muchas barras de metal se abrieron y lentamente se abrió hacía afuera.

Y justo mientras eso pasaba, escuché metal raspándose y vi chispas naranjas.

Para el momento que me di cuenta que nos habían disparado más allá de la puerta, Muramatsu Yukie tomó mi mano y me jaló para atrás.

—¡Maxwell!!

—No. Fui incapaz de predecir la posibilidad de un ataque a este momento.

—No te estaba criticando. ¿¡Puedes cerrar la puerta!?

—No. La puerta no puede recibir más instrucciones hasta que todo el proceso de apertura esté completo.

Estallidos intermitentes de chispas naranjas entraron al túnel.

No podíamos dejar que la brecha se abriera más. ¡¡Eso les daría un amplio punto de vista con el cual nos pueden disparar y eso fácilmente les permitiría entrar al túnel en sí!!

—Los disparos son extremadamente tranquilos para el poder de las armas de fuego. Lo más probable es que sean rondas subsónicas de metal pesado calibre .45 que mencioné.

—…

Estaba agradecido que no había establecido el teléfono para leer los mensajes de Maxwell en voz alta.

—?

Itou Helen se acurrucó dentro de su capa y tembló como si un relámpago hubiera caído cerca, pero ella todavía me dio una mirada confundida.

No podía dejarle notarlo.

—Maxwell, ¿crees que podamos abrirnos paso por esta puerta?

—No. Dada la frecuencia y precisión de los disparos, les dispararían fatalmente mientras pasen por la puerta.

—Entonces no hay punto en quedarnos aquí. ¡¡Maxwell, abre todas las puertas en un radio de 300m de la escuela!!

—Advertencia: eso incrementa el riesgo de permitir que la Cruz Brillante entre en los túneles, así que eliminará la seguridad del completo espacio subterráneo.

—Terminaremos esto esta noche de cualquier manera. Si no podemos destruir su simulador, nuestra situación sólo va a empeorar. Sólo hazlo. Sólo está el único francotirador. ¡Si abrimos 10 o incluso 100 salidas, no serán capaces de cubrir todas ellas!

—Claro.

Profundos sonidos metálicos retumbaron por todo el espacio subterráneo oscuro.

Le dimos la espalda a la peligrosa salida que permitía que las balas entraran, tomamos una desviación a través de los túneles en telaraña, y nos abrimos paso hacía otra salida abierta.

Una vez afuera, descubrí que estábamos al borde del patio de la escuela. La zona de basura e hidrante para incendios estaban ubicados ahí, así que realmente no lo había revisado antes, pero las salidas cerca de mi escuela aparentemente no estaban enterradas bajo tierra. Podría haber sido como una parte del subterráneo que subía.

Estábamos rodeados por oscuridad silenciosa.

No había luces en la escuela. El grupo nocturno el cual incluía a mi hermana mayor no debía haber llegado aún. Había perdido la noción del tiempo mientras estaba en el subterráneo, pero el reloj en el muro del edificio de la escuela decía que eran justo antes de las 8PM.

…En ese caso, quería terminar esto dentro de una hora, antes de que mi hermana mayor y los demás llegaran.

¿Dónde estaba él?

No quería pensar en su nombre. Si accidentalmente lo decía en voz alta, fácilmente podría causar que Itou Helen entrara en pánico mientras ella se sostenía de mi camisa.

Él era la familia de ella.

Su hermano mayor.

¿Cómo terminó con la Cruz Brillante y por qué tenía que apuntar un arma a su propia hermana menor? Simplemente no podía imaginarlo. Ciertamente no podía hacer eso. No importa la situación, nunca podría apuntar un arma letal a Erika o Ayumi en la vida real.

No podía entenderlo.

Sabía que este no era el momento de rendirme de pensar, pero sentía que estaba al punto de tirar la toalla. Ningún otro oponente podría haber sido más aterrador aquí. No podía predecir qué haría él a continuación. Especialmente cuando él tenía todo el apoyo de un simulador más poderoso que Maxwell.

Sin ninguna garantía de seguridad, el patio de la escuela oscuro era como una jungla minada. No sabía si el número de minas era 10 o 100, pero pisar tan sólo una significaría la muerte. ¿Realmente podía dar el primer paso bajo esas condiciones? Las sombras oscuras parecían envolverse en mis piernas y mantenerlas en el suelo.

—Maxwell, ¿sabes dónde está el francotirador?

Le hablé tranquilamente, pero él no respondió. La luz de fondo no se activó y la pantalla estaba muerta.

—Maxwell.

Hablé más fuertemente, pero seguía sin respuesta. Se me puso el cabello en punta mientras temía que el dispositivo había funcionado mal en el peor momento posible, pero…

—Sería mejor no activar la luz de fondo en esta oscuridad, —dijo la elfa oscura. —Él está salvando tu vida aquí.

Eso tenía sentido.

Pero espera. El francotirador tampoco podía producir nada de luz. ¿Entonces cómo estaba recibiendo apoyo de su simulador?

—Itou-san.

—?

—Puede ser gas metano o lo que sea, ¿pero puedes darte una habilidad animal para producir gas inflamable? Muramatsu-san y yo buscaremos algo para usarlo como una pantalla de humo.

—¿Qué vas… a hacer?

—Un francotirador no puede hacer su trabajo si no puede ver donde estamos. Y sin embargo este puede disparar igual de bien incluso en la oscura noche o en una pantalla de humo. Es porque él está prediciendo la ubicación de su objetivo con un simulador.

—Entonces no hay nada que podamos hacer.

—¿Pero cómo está consiguiendo la información? Él no puede leerlo si está en un ambiente que no le permite activar la luz de fondo de su Smartphone. En ese caso, el sonido es la opción más probable. Él podría tener un auricular que proporciona apoyo con una voz sintética.

El representante de Muramatsu Yukie parecía concentrado en un auricular al que no estaba acostumbrado.

—Primero, Muramatsu-san y yo colocaremos una pantalla de humo. Que lo forzara a concentrarse en la voz del simulador. Entonces detonaras el gas inflamable para rodearlo…no, la escuela entera con ruido explosivo. Una vez que no pueda escuchar la voz de su auricular, el francotirador no podrá ver a través de la pantalla de humo o la oscuridad. Eso nos dará la oportunidad de voltear esto.

4

Teníamos que trabajar.

Cosas vivas podrían crear metano. Por ejemplo, los humanos podían al sólo comer papas. También estaba la fermentación de bacterias anaeróbicas y la síntesis de ácido fórmico.

Ácido fórmico era la toxina y fuente de dolor encontrada en el aguijón de una avispa o en los colmillos de una hormiga. Y con todas sus pociones coloridas, Itou Helen podía fácilmente usar la estructura de un insecto venenoso. Usando eso ligeramente diferente le permitiría crear una bomba de gas.

Un estallido explosivo ensordecedor sacudió todos los vidrios de la escuela.

—¡Ahora!

Muramatsu Yukie y yo usamos el electrodo del cargador rápido de ella y un clip de metal para comenzar un incendio. Encendiendo la hierba cortada guardada en una bolsa de basura incendiable y comenzó una combustión completa.

Lanzamos unas cuantas bolas de fuego de bolsas de basura en el patio y dejamos que el viento esparciera la pantalla de humo negra mientras la elfa oscura y yo corríamos. Corrimos separadamente. Sin el apoyo del simulador y con el doble golpe de la oscuridad y pantalla de humo, él no podía apuntarnos apropiadamente. Pero un disparo al azar en el humo oscuro todavía sería fatal si nos golpeaba. No podríamos quejarnos sin importar cómo fuéramos golpeados. Así que incluyendo a Itou Helen, los tres nos acercamos al concreto reforzado del edificio de la escuela desde diferentes ángulos antes de que él pudiera recuperarse de su confusión.

—¡Maxwell!!

—Claro. Muévanse a 15m en norte noroeste. Sería más rápido atravesar por la ventana del salón del primer piso.

No funcionó tan genial como en una película. Probablemente lucía como si estuviera completamente tendido mientras me metía en la ventana.

Escuché un sonido agudo de cosas quebrándose.

Y mi salto no fue lo suficientemente alto, por lo que mis dedos se atoraron en el marco del vidrio y tropecé muy espectacularmente. Sólo me detuve después de ser atrapado en varias mesas y sillas.

Itou Helen y Muramatsu Yukie llegaron a salvo dentro un paso detrás de mí.

Este no era el momento de gemir por el dolor llenando mi cuerpo. También no había señales del sistema de seguridad activándose a pesar de la ventana rota.

—¿Fuiste tú, Maxwell?

—No. Alguien más apagó los sensores. Analizando ruta…

La Cruz Brillante, ¿eh?

Ya que estaban dispuesto a eliminar el “poder de los números” proporcionado por los adultos, deberían realmente querer eliminarnos con el rifle de francotirador. Y la Cruz Brillante le temía y aborrecía a los Archienemigos. Una elfa oscura como Muramatsu Yukie era una cosa, pero una bruja como Itou Helen podría producir en masa monstruos al salpicar sus opciones en humanos. ¿Pensaban ir con cantidad por encima de la calidad sólo les daría más poder a los Archienemigos con lo cual trabajar?

Miré a mi Smartphone mientras hablaba.

Él es más hábil que nosotros. Hay una escalera en cada extremo del edificio, así que rodeémoslo. Dudo que pueda usar su rifle de francotirador apropiadamente en interiores, pero asegúrate de que no tenga un disparo directo hacía ti, Muramatsu-san. Usas electricidad, así que si encuentras una manera de doblar el camino actual en un ángulo recto o en una forma de manivela, deberías ser capaz de atacarlo unilateralmente. Piensa en formas de enviar tus materiales conductivos por el aire de otras maneras que tu arco. Itou-san…oh, ya sé. Usa un escudo de tortuga o algo para crear un gran escudo mientras avanzas.

Después de darles esas instrucciones, miré a las 2 chicas dirigirse a diferentes escaleras.

—No. No he proporcionado esa información de apoyo.

—Está bien.

¿Cómo podía mostrarles esto?

Tomé una silla cercana y la arrojé hacía la mesa del maestro.

Con una colisión ruidosa, un gran objeto rodo por detrás.

Ese era probablemente Itou Tamago.

Él probablemente notó que entramos en la habitación en la que había estado y estaba esperando a que nos fuéramos.

Incluso si era completamente automática, un rifle de francotirador tenía pésima probabilidad en una batalla a quemarropa contra un grupo.

—!

El hombre en traje de combate de noche negro inmediatamente levantó un arma de fuego gruesa que lucía como una combinación de un rifle y una pistola.

Pero di un grito antes de que él pudiera jalar el gatillo.

—¡¡Maxweeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeell!!

Tomé otra silla y la arrojé hacia adelante.

Varios agujeros se abrieron en la madera contrachapada mientras él disparaba esas balas que tenían un largo nombre como calibre subsónico de metal pesado. Normalmente, deberían darme entre los ojos o en el corazón, matándome instantáneamente. Pero eso no fue lo que pasó. Debido al borde entre nosotros, el curso de las vallas fue ligeramente desviado.

Aun así, sentí como si algo me hubiera mordido en el hombro derecho.

No las había evitado por completo y una rozó mi hombro.

Antes de que el dolor y miedo pudiera alcanzarme, me moví hacía adelante. No tenía tiempo de cerrar mi puño como un tipo rudo. Estaba a punto de tropezar mis piernas y lanzarme hacía adelante mientras corría 4 o 5 metros directamente enfrente.

En lugar de mi hombro, fue la parte de encima de mi cabeza la que colisionó con el estómago de Itou Tamago.

Escuché el bajo desconcertante sonido del aire haciendo erupción de sus pulmones.

Los dos rodamos por el piso del salón.

Incluso después de ser tacleado al suelo, Itou Tamago mantuvo su agarré en el rifle de francotirador, pero parecía ser demasiado grande para apuntar apropiadamente. Moví mi cabeza a un lado para evitar la boca del arma y clave la lente de mi Smartphone justo en frente de la nariz del francotirador.

El destello se activó.

—¿¡Ghhh!?

Con un destello como un relámpago, el gemido de Itou Tamago se aceleró. Mientras tanto, tomé el largo cañón del rifle del francotirador y lo empujé a un lado como una palanca para cambiar rieles de un tren.

Y su dedo índice todavía estaba dentro del bucle de gatillo en guardia.

Su muñeca estaba puesta en un eje de rotación la cual no podía haber sido cómoda. Esta vez, él dejó escapar un grito y soltó el agarre.

Había robado el arma, pero no iba a imitarlo y tratar de usarla yo. Incluso con el apoyo de Maxwell, probablemente sólo me dispararía a mí mismo en el muslo. Así que todavía estaba sentado encima de él, tomé el lado opuesto del arma y la sacudí como un bastón. Con la fuerza para meter una azada en la tierra, choqué boca abajo el mango del rifle en el rostro de Itou Tamago una y otra vez.

Fulminé con la mirada al hombre quien fútilmente trató de resguardar su rostro con sus manos.

Mi garganta se sacudió con una fría voz que me aterrorizó incluso a mí.

—…¿Por qué?

Con el arma alzada, sentí el peso del rifle francotirador en mis muñecas.

—¿¡Por qué forzaste esto en Itou Helen!? ¿¡La Cruz Brillante es tan importante para ti!? No eres tú…¿¡No eres tu su hermano mayor!?

Simplemente no podía entenderlo.

Si la vida de Ayumi fue atacada por la Cruz Brillante, si ella era arrojada en frente de las cámaras de TV, y si todos en el mundo la aborrecían y la abucheaban, podría pensar en ponerme de pie por el bien de mi hermana menor, pero nunca pensaría en estar de lado con la Cruz Brillante. Esa línea de pensamiento simplemente no tenía sentido en absoluto.

—…No sabía.

Escuché una voz rasposa.

—El escenario estaba lleno de humo y no sabía quién estaba ahí. Sólo estaba siguiendo las instrucciones de Laplace. Así que…

Una vez que me di cuenta qué tan patética excusa estaba haciendo, toda la duda se desvaneció de mi mente.

Con seriedad golpeé con el rifle francotirador hacía abajo como si estuviera tratando de aplastar esa nariz arrogante.

Escuché un sonido suave y sentí una cruda sensación en mis muñecas.

—¡¡Todos sabían que el 3er round era entre Itou Helen y Muramatsu Yukie!! ¡Los anuncios, las pantallas electrónicas, las mesas de apuestas, y las pancartas y abanicos hechos por esos extraños llamados fans! ¿¡Esperas que crea que no viste o escuchaste nada de eso!? ¡¡Sí, como no!!

—Ah…gah…

—¿Y qué hay de esta vez? ¿Quién te dijo que esperaras mientras te escondías en esta escuela en la noche? ¿El nombre de Itou Helen realmente nunca salió? Si no…¿¡por qué decidiste que ella era una enemiga y apuntaste tu arma hacía ella cuando ella vino corriendo!? ¡¡Ella es una de primer año aquí, así que sería perfectamente normal para ella venir aquí en la noche para tomar algo que olvidó en la escuela!!

Si él no estaba orgulloso de sus acciones, ¿por qué él obedeció sus instrucciones? ¿¡Realmente había vendido el alma de su familia por algo a lo que ni siquiera podía tener una buena excusa? ¿¡Él tenía alguna idea de lo que estaba pesada en la báscula!?

—¡¡…Calla…te!!

—Kh.

Cuando tiré el rifle francotirador de nuevo, él tomó el mango con una mano. Y él lo jaló hacía él. Perdí mi balance y él levantó su cadera para aumentar el impulso.

Nos volteamos.

Al menos logré reflejar su muñeca así que él no pudo quitarme el rifle de francotirador. Estaba ahora sobre mi espalda e Itou Tamago estaba encima de mí dándome una mirada lamentable hacía la masa de metal deslizándose por el suelo, pero él rápidamente repensó eso. Él en su lugar buscó algo hacía su espalda.

Y con el desagradable sonido de algo deslizándose de su envoltura, un cuchillo con una navaja más grande que una regla de 30cm reflejó la luz de la luna.

—¡Yo-!

—¡¡Gh…!!

Incluso hice a un lado mi Smartphone por ahora. Usé ambas manos para desesperadamente contener su muñeca en lugar de la navaja en sí. Pero él tenía la ventaja ya que él podía poner el peso de su cuerpo en ello. De poco a poco la punta de la navaja se acercó al centro de mi pecho.

Pero extrañamente no sentí que estuviera perdiendo.

Quizá eso era porque su rostro sudoroso sólo decía quejas.

—¡Yo no quería hacerlo! ¡Estaba a punto de desmayarme cuando vi su nombre en el documento! Además, lo escondí todo hasta ahora. ¡Nadie en mi familia sabía sobre el lado secreto de la Cruz Brillante! Y sin embargo… ¿¡por qué tuvo que pasar esto!? ¡No hay manera de que pueda pasar a la ruta correcta ahora que estoy rodeado por todos esos lunáticos! Cualquiera que vaya en contra de la “política” termina siendo desechado en el océano o en las montañas. ¡No tenía opción! ¡Nadie puede pelear contra ello! ¡¡Así que!!

…Así que, ¿no tienes la culpa?

Básicamente estaba diciendo la misma cosa que alguien cuyo grupo de amigos comenzaba a abusar de las personas y después terminaban eligiendo a su hermana menor como objetivo. Seguro que sería doloroso y seguro no querrías desafiar al chico líder.

Pero.

Cuando se enfrentaba con el miembro de su familia llorando, él reiría y se aferraría al hecho de que él líder dijo que él lo olvidaría si él la golpeaba también. ¡Excepto que él estaba usando un arma letal en lugar de sólo sus puños!

¡Esto es lo peor! ¡¡Todo lo está!!

¡Tú eres de lo peor! ¡¡Y también lo es el ambiente a tu alrededor!!

—…Pelea.

La punta de la navaja estaba ahora a menos de un centímetro de mi corazón.

Pero no alejé la mirada. Fulminé con la mirada a esta persona quien era indudablemente “humano”, pero no se le podía perdonar absolutamente por eso.

—No importa cuánto agonices por eso. Puedes sostener sus rodillas sobre sus brazos, dudar en tomar el paso final, temblar de miedo, y azotarte todo lo que quieras. ¡Pero tienes que pelear al final! Podrías haber compensado por todo si hubieras hecho eso. ¡Podrías haberte convertido en la clase de “humano” que todos esperan ser! Pero… ¡pero eres sólo parte de la Cruz Brillante por completo! ¡¡Eres sólo un monstruo!!

—…!! ¿¡Tú qué…podrías entender…!?

—Estoy peleando. Estas no son sólo palabras. ¡Estoy arriesgando mi vida ahora mismo para salvar a Itou Helen! ¡¡Esa es la razón entera por la que tú y el resto de la Cruz Brillante está tratando de matarme!!

—Kh.

No dejes que esto te calle.

Este es el privilegio que deberías haber anunciado a este frío mundo.

¿Por qué soy yo?

¡Es porque no pudiste ser su “Onii-chan”, Itou Tamago!

—Ella lo ha mantenido dentro de ella todo este tiempo. Cuando la vi por primera vez, ella siguió hablando de su “Onii-chan”, pero ella no ha dicho ni una sola palabra desde que fue capturada en el Coliseo. ¡Porque no quería que su familia se involucrara! ¡¡Ella ni siquiera quería mencionar tu nombre en este mundo anormal!! Y sin embargo la abandonaste. ¡¡Simplemente te rendiste a este frío mundo e incluso rechazaste la posibilidad de que Itou Helen está peleando por su cuenta!! ¿Cómo puedo perdonarte por eso? ¿¡Cómo un bastardo así puede llamarse su hermano mayor!? ¡¡Si quieres ese título, entonces protege a tu familia!! ¡¡Vuélvete la clase de humano que se pone como escudo en frente de ella incluso si significa hacerse enemigo del mundo entero, cobarde pedazo de mierda!!

—¿Me estás diciendo que enloquezca en el resplandor de la gloria? No seas ignorante. ¡No sabes qué tan duro es pelear contra la Cruz Brillante por tu cuenta!

—Entonces trabaja conmigo.

Pero sólo con esto tenía una respuesta inmediata para eso.

No estábamos hablando sobre un video juego o una simulación. Esto era la realidad, un mundo duro donde un solo error significaba la muerte. Pero ese era el punto. Cuando sólo tenías una vida y sin manera de rehacerla, había algunas cosas a las que simplemente no podías comprometerte.

—Si dices que eres la clase de “humano” que arriesgaría su vida y pelearía contra la Cruz Brillante por tu hermana menor, entonces tampoco te abandonaré. ¡Así que no estás solo! ¡¡Puede haber más de una persona en el mundo deseando la supervivencia de Itou Helen!!

—Kh.

Por sólo un momento, parecía como si el rostro del hombre loco realmente parecía retorcerse.

Pero entonces él empujó el peso de su cuerpo incluso más. Como si él se hubiera liberado de su duda.

¿Se había acabado? ¿Qué me había faltado? ¿Por qué no había llegado a él? Pensé que podríamos ser capaces de entendernos ya que ambos teníamos hermanas menores problemáticas. ¿El marco gigante de la Cruz Brillante realmente distorsiona tanto tu humanidad?

La punta del largo cuchillo perforó mi ropa y se clavó superficialmente en mi piel. Si él continuaba empujando con el peso de su cuerpo, él quebraría mi esternón como si lo estuviera pisando con talones altos y después perforaría mi corazón.

Sí, estaba a punto de rendirme.

Pero en ese mismo momento, una vibración metálica sonó.

Mientras él estaba sentado a horcajadas sobre mí, la cabeza de Itou Tamago se sacudió entonces él colapsó a un costado.

Entonces vi a la elfa oscura parada detrás de él después sacudir el rifle francotirador como si fuera un bate de baseball de metal.

Muramatsu Yukie movió sus largas orejas y habló con clara exasperación en su voz.

—Estás haciendo demasiado ruido.

—…Oh, maldición.

—Sólo esa chica obedientemente continuaría subiendo las escaleras con esta clase de ruido aquí abajo. Aunque fue difícil encontrar una oportunidad de entrar en el salón de clases cuando tenía el rifle francotirador.

Ella hizo a un lado a la unidad de francotirador y estiró una mano hacía mí.

Tomé su mano y me ayudó mientras añadía más.

—Eso sólo muestra cuando Itou Helen confía en ti. Aunque puede ser difícil de saber porque ella es callada y tiende a no hablar por su cuenta. Estabas a punto de rendirte ahí, ¿cierto? No te atrevas a ser asesinado y traicionar esa confianza.

…No puedo creer esto.

No podía hablar mal de Itou Tamago así. Había prometido pelear a su lado, así que estaría traicionándola si no forcejeaba hasta el último momento.

Miré atrás hacía el hombre yaciendo inmóvil en el suelo. Él podría haber sido al lado de Itou Helen en lugar de mí. No, él debería haber sido quien debería estar en sí. Esto era todo lo que permanecía de lo que una vez había sido un hermano mayor.

—Ayúdame a atarlo.

—Seguro.

La división entre ellos era clara.

Atamos nuestro enemigo y nos apresuramos a regresar con nuestra aliada.

Regresamos con la chica llamada Itou Helen.

5

Laplace.

Dije la palabra después de reunirme con Itou Helen con su sombrero de bruja y capa en el edificio de la escuela.

La bruja rubia en vestido negro inclinó su cabeza como una pequeña ave.

—¿Senpai?

—Oh. El francotirador lo mencionó. Laplace. Ese parece ser el nombre del simulador de la Cruz Brillante.

Probablemente tomaron el nombre del Demonio Laplace. Era el nombre perfecto para una computadora o simulador. Probablemente había toneladas de supercomputadoras con el mismo nombre alrededor del mundo. Justo como encontrarías personas llamadas Tanaka o Yamada por donde fuera. Honestamente pensé que era demasiado cliché llamar al mío como el Demonio Maxwell en su lugar.

Si este Laplace superaba a Maxwell en alcance, sólo podía imaginar que era más grande que un gimnasio. La Cruz Brillante era una organización internacional con casi suministro interminable de dinero, pero algo sobre ello me molestaba.

—…¿Por qué elegir esta escuela?

Sí. Tendría sentido si este era un colegio de ingeniería con un fuerte enfoque en la computación. O si era una academia defensiva que restringía quien podría entrar al campus.

Pero esta era una preparatoria normal. Incluso si podían usar mucha electricidad y el agua de la piscina para enfriamiento, no parecía tan especial.

—Quizá intencionalmente eligieron una instalación normal con poca relación con ellos. —sugirió Maxwell. —Para engañar a ladrones cuando transportan arte valioso o antigüedades, seguridad notable es intencionalmente evitada.

—La Cruz Brillante logró construir ese gigante espacio subterráneo debajo de la ciudad entera, ¿pero piensas que forcejearían para esconder una sola supercomputadora? Eso sería como añadir una habitación más grande para ellos.

Además, no era alguien para hablar, pero los estudiantes en mi escuela no eran exactamente buenos para guardar secretos. Era como si fuéramos forzados en una caja pequeña sofocando y estuviéramos hambrientos por cualquier nueva información que pusiera nuestros rostros encima del agua lodosa. Así que mientras una orden de broma o una NDA podrían funcionar con adultos, era casi inútil con nosotros. La noticia se esparciría como incendio forestal con nada excepto “es entre nosotros” pegado en las frentes.

¿Realmente querrían colocar una gran computadora que podría causar un escándalo en una ubicación tan peligrosa? No importaba cómo fuera, si había una instalación secreta constantemente usando mucha energía y agua que no se mostraba en los planes oficiales de la escuela, recibirían una llovizna de críticas por desperdiciar dinero de los impuestos.

Si uno de los cientos de estudiantes atendiendo la escuela lo notaba, no habría forma de detener el esparcimiento de la información.

—Podría haber más de esto. —No estaba celebrándolo, pero esas palabras naturalmente escaparon mis labios. —No sólo es para camuflaje. Podrían tener alguna otra razón para elegir esta escuela para Laplace.

Ahora bien.

Si parte de la administración estaba ayudando y por lo tanto creando una conexión entre la escuela y Laplace, tendrían una terminal para monitorear y controlarlo. Necesitarían ajustar los valores e incrementar la eficiencia si el enfriamiento no estaba funcionando bien.

Siempre podrían controlarlo remotamente por medio de cable de fibra óptica, pero resolver problemas frecuentemente requería que trabajaras con el software y el hardware. Querrían a un ingeniero cerca de la supercomputadora en caso de sobrecalentamiento o era golpeado por una fuente de poder.

Lo cual significaba…

—Am, ¿Senpai? ¿No cualquier lugar conectado a la red de la escuela sería el más sospechoso?

Itou Helen no parecía entenderlo bien mientras miraba a la pantalla del Smartphone por debajo de su sombrero de bruja, pero ella aun así dio esa sugerencia dudando.

—Maxwell.

—Claro. Todos los estudiantes de la escuela tienen sus informaciones de sus calificaciones y medidas corporales guardadas y compartidas en una base de datos en la intranet de la escuela. Eso quiere decir que la sala del personal y enfermería son el núcleo. En adición de proyectores controlados por tabletas, que son dispositivos de libros electrónicos hábiles para que los estudiantes prueben en los salones de clase, por lo que un ambiente inalámbrico LAN es mantenido. También hay terminales POS en la cafetería y registradoras de la tienda escolar, sensores de seguridad y cámaras, y otros sensores en los baños y casilleros, así que casi toda la instalación tiene un ambiente funcional de internet. Sería más fácil enlistar los lugares donde no se puede usar internet.

—¿Eh? …¿El baño también?

La chica rubia en capa cubrió su boca con una mano en sorpresa.

Y suspiré.

—en estos días, tienen sensores que automáticamente detectan y notifican a la compañía de fontanería si hay una obstrucción en las tuberías. Y si alguien permanece en una caseta demasiado tiempo, un sensor desencadenará una alarma en la habitación de seguridad. Es oficialmente para revisar por cualquier que pudiera colapsar dentro de una caseta, pero escuché que en realidad es para prevenir que alguien instalé cámaras escondidas.

—Uehhh…

La bruja de vestido negro no parecía saber cómo responder.

Bueno, entendía que no era un tema placentero. Los sensores eran como los infrarrojos para las puertas automáticas, así que no era como si pudieran grabar una clara imagen con una cámara. Pero era humano el no celebrarlo en sí. No querrías máquinas observándote a tal extremo.

Entonces la elfa oscura se levantó y habló con una exasperación en su voz.

—Si acabaste presumiendo el conocimiento que sabes, ¿eso quiere decir que no tenemos pistas? Tomará tiempo investigar cada salón en una escuela tan grande.

—Tengo que acabar esto antes de que el grupo de mi hermana o el mantenimiento se aparezca. Maxwell.

—Dígame.

—En ese caso, dime a donde la señal inalámbrica no llega. O para ponerlo de otra manera, las zonas que están lo bastante escudadas para evitar cualquier señal exterior entre.

—Enviando una señal de prueba y detectando reacción…

Maxwell guardó silencio por un momento.

—Completado. Una ubicación fue encontrada en la librería en el tercer piso del viejo edificio.

—Y ahí lo tienes. Vamos a revisar.

—¿Eh? ¿Eh?

Itou Helen sonaba confundida mientras sostenía su varita de vidrio con ambas manos. Muramatsu Yukie cepilló su largo cabello con una mano e interrumpió con poco de irritación en su voz.

—¿Realmente está ahí? Siento que un secreto tan grande estaría más probablemente en la oficina del director, la oficina del presidente o en algún lugar cerca de los altos mandos.

—Esas personas importantes son exactamente las que no quieren cerca posibles escándalos

—Pero son los líderes de esta escuela, ¿no es así? Si algo es encontrado en los terrenos de la escuela, ¿no la responsabilidad caería en ellos?

También encontré la respuesta de Maxwell sorprendente, pero no iba a dudar de él. Y cuando lo pensé de nuevo, tenía sentido.

—Incluso si eso pasa e incluso si es terriblemente antinatural, hallarán una forma de cortarlo como una cola de lagartija. De acuerdo a la Representante de la Clase, la librería fue patrocinada por el subdirector y muchos de los libros fueron donados por él.

Eso quería decir que los otros habían instalado las cosas para que así el subdirector recibiera toda la culpa si algo salía a la luz. Me sentía un poco mal por él. Simplemente no podía odiar a alguien que amaba leer libros llamados Nuestra Princesa Paso de Delincuente y se Convirtió en una Elfa Oscura o Como un Maestro Estratega, No Tengo Comparación en este Mundo de Fantasía.

—Y en el tema de digitalización, manejar los libros extraídos normalmente sería lo primero. Si no hay señales de eso, entonces realmente es sospechoso.

Con eso, visitamos la biblioteca primero.

En su sombrero de bruja y vestido negro, Itou Helen inclinó su cabeza como una pequeña ave.

—Am, ¿qué hacemos sobre la cerradura?

—Maxwell.

—Claro. Para bien o para mal, la seguridad de la escuela ha sido actualmente cortada por la Cruz Brillante.

—¿Qué quieres decir?

—Nada de lo que haga será reportado. Y cualquier rastro que deje, se le puede culpar por ello a la Cruz Brillante.

Un fuerte sonido pronto siguió.

Era el sonido de yo abriendo de una patada la cerradura de la puerta corrediza de la biblioteca.

—Ustedes dos realmente hacen un buen equipo, —suspiró Muramatsu Yukie, la Elfa Oscura, mientras apuntaba su largo arco en la oscuridad mientras entrabamos.

Podía ver los muchos estantes de libros en la oscuridad, pero los ignoré y me concentré en la computadora de pantalla plana en el mostrador de la recepción.

—Maxwell, ¿es ese?

—No. La zona escudada es a través de la puerta detrás del mostrador. Eso es probablemente el archivo usado para manejar los libros donados.

No teníamos la llave, así que abrí de una patada esa puerta también.

Un archivo.

Era casi del tamaño de un gran salón. Todos los cuatro muros estaban cubiertos con estantes de libros, pero el tipo de libros contenidos ahí estaban mezclados, y claramente sólo estaban guardados ahí temporalmente. Había una mesa de trabajo en el centro que contenía pegamento, agujas e hilo. También había una pequeña botella de etanol, algodón absorbente, cotonetes y más. Había incluso un conjunto de pinturas.

Ya veo.

Los libros donados serían reunidos aquí para reparar sus daños y manchas antes de ser colocados en la apropiada biblioteca.

Por como lucían las cosas, podía decir que definitivamente era patrocinado por una persona dedicada. Eso probablemente ayudaba a jugar su papel como camuflaje y una cola de lagartija, pero el amor del subdirector por los libros no era una mentira. Él no llegaría a este extremo si no fuera así.

Pero ese no era el punto principal ahora.

—Maxwell, no veo nada como una computadora. ¿Dónde piensas que está oculta?

—Claro. Simulando patrones de movimiento individual basada en el diseño de la habitación…completado. El conjunto de pintura sobre la mesa de trabajo. Probablemente tiene un botón falso.

Seguí sus instrucciones y descubrí una computadora Tablet delgada.

La encendí y Maxwell pasó de la cerradura de contraseña. Revisé adentro y descubrí que estaba completamente vacía. Ni siquiera tenía el mínimo de aplicaciones preinstaladas. En su lugar, tenía unos cuantos iconos nada familiares.

—Hay algunos documentos relacionados a supercomputadoras: fotos, textos y diseños. ¿Es esto una hoja de cálculo relacionada a los costos financieros?

—¿No es eso un gran descubrimiento? —preguntó la elfa oscura. —¿Entonces por qué la mirada amarga?

Era demasiado obvio. Tenía que preguntarme si el subdirector estaba siquiera al tanto del escudo de la habitación o el botón falso en el conjunto de pinturas. Aunque el análisis de la habitación estaba probablemente correcta de que a él le importaba el conjunto de pinturas.

Lo más probable es que estos documentos secretos habían sido colocados intencionalmente aquí para culpar al subdirector si algo pasaba. Era tan sospechoso como las “notas de una secretaria” ordenando la transferencia de dinero cuando la corrupción de un político salía a la luz. Realmente estaba comenzando a sentirme mal por el subdirector ahora.

Pero si estaban tratando de culparlo, los contenidos tenían que ser reales. Podrían estar restringidos para que la culpa no llegara hacía el verdadero culpable, pero esto debería ser suficiente para tener una idea en general.

¿Por qué la computadora a gran escala siquiera estaba en nuestra escuela?

La respuesta estaba dada ahí.

6

Este asunto de alguna manera no estaba relacionada al verdadero deseo de conquistar todos los desastres de la Cruz Brillante la Fundación para Prevenir Desastres, pero determinamos que ayudaría a prevenir desastres causados por el hombre y comprometeríamos personal, fondos, tecnología y control de información para esta tarea.

Tenemos una fuerte conexión con el Ministro de Salud, Trabajo y Bienestar, así que tengan en mente que estamos mostrando acciones de buena fe al dejar a Laplace con el Ministerio de Educación, cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología.

Esta máquina evitará errores humanos. Podrían decir que también dividirá al personal.

Pruebas nacionales estandarizadas, pruebas de IQ, reportes de estudiantes, pruebas atléticas y otras calificaciones… Tenemos muchos métodos de medir a un estudiante, pero no hay un solo factor determinante.

Laplace reunirá esta información variada en una base nacional y los dividiría en una base lógica para predecir con precisión que estudiantes tienen potencial para crecer en el futuro. Desde las oficinas de gobierno hasta los muchos corporativos, ellos serán colocados en el género y rango apropiado.

Este evitara que talentos nunca vean la luz del día y se pudran ahí. También evitara incompetencia al hacerse pasar como talentoso y tomar una posición en una corporación grande.

Apropiadamente dividir al personal directamente conducirá a la estabilización de la economía de la nación. Eso en sí evitara crímenes impredecibles.

Es inútil el pretender que innecesario personal son una necesidad y son una apuesta a su éxito. Y es igualmente inútil oprimir personal necesario como innecesario.

Laplace predecirá con perfección el potencial humano.

Y esta predicción alcanzará hasta la última institución educacional en la nación. La digitalización de calificaciones, reportes de estudiantes, mediciones físicas y otra información está ya completada, por lo que las corporaciones contratando sólo deben ingresar el tipo de persona que necesitan en un buscador.

Esto invocará el fin de las inútiles pruebas de empleo y proceso de entrevistas, y el ineficiente proceso de reclutamiento donde ambos lados intentan engañar al otro. Y el concepto de intermediarios poco claros y conexiones morirán.

La era está llegando en la cual puedes encontrar una lista del exacto personal que quieres con el clic de un botón.

La mayoría de desastres provocados por el hombre; eso es, acciones criminales serias, son el resultado de evaluaciones erróneas de personal.

Cuando personal útil no es reconocido por el mundo o personal incompetente erróneamente se ve como genios, esa discrepancia entre su auto evaluación y la evaluación de otras personas produce varias emociones negativas lo cual conducen a acciones reales dañinas.

Laplace corregirá todo eso.

El útil será colocado en la caja de útiles y el incompetente será colocado en la caja de incompetentes. Todo será examinado, y las personas serán colocadas en el apropiado curso de su vida. Si vives una vida basada en la evaluación apropiada, esos errores y discrepancias no ocurrirán y todos vivirán las vidas a las que están destinadas. Esa es la mejor manera de evitar desastres provocados por el hombre.

Conquistaremos todos los desastres.

Desastres causados por las manos humanas no son una excepción.

7

—¿Qué…es esto?

Mi garganta se puso seca.

Quiero decir…¿qué era esto?

¿Quería decir que toda tu vida sería decidida para ti antes de que siquiera lo probaras en el centro de exámenes o entrevistas de empleo!?

O más francamente, era una lista negra a nivel nacional.

Cualquiera enlistado ahí nunca podría avanzar en la escuela o encontrar empleo. Lucía como les dieran una oportunidad equitativa a todos, pero en realidad, la respuesta había sido decidida antes de que enfrentaran la prueba. Incluso si apuntaban un perfecto 500 en todos los 5 temas, estaban destinados a fracasar. Y si alguien estaba predicho a pasar, podrían simplemente entregar la hoja del examen en blanco y casualmente irse.

Si esto estaba funcionado como se describía, seguía siendo un gran problema.

…Pero no había garantía de que la Cruz Brillante lo usaría apropiadamente. ¿Qué tal si decidían que no les gustaba porque me les estaba oponiendo, así que decidían hacer un lío con los parámetros de Amatsu Satori un poco y registrarme en el grupo decadente? Sería condenado a tener una vida de desempleado donde sería rechazo incluso para entrevistas de trabajo de medio tiempo para tiendas de conveniencia o estaciones de gasolina.

Sin mencionar a los Archienemigos que la Cruz Brillante odiaba tanto. No importaba cuántas noches largas de duro trabajo pusieran Erika o Ayumi, la Cruz Brillante simplemente se reiría. Podían ignorarlo todo, darles la estampa de “fracaso” y robarles sus sueños. A la Cruz Brillante no le gustaba, no les importaba y pensaban que los monstruos deberían arrastrarse como monstruos. ¡Podían validar fácilmente todas esas palabras maliciosas!

Sentía que finalmente entendía qué tanto la ridícula Cruz Brillante tenía tan sólidas sus raíces en el lado oscuro de la sociedad.

Todas las personas exitosas como los burócratas elites y jóvenes ejecutivos corporativos habrían sido ayudados por Laplace. Los coconspiradores de esta puerta negra a nivel nacional de admisiones estaban cubierto por los altos mandos del gobierno. Habían ganado tanto poder al acumular dinero y jugando a ser buenos, y estaban dejando que las escuelas y corporaciones que les gustaran hicieran reservaciones para rentar ese poder en el futuro.

Podía ver por qué la Cruz Brillante necesitaba esto.

Había demasiadas personas que estarían en problemas si los males de la Cruz Brillante salieran a la luz. Con toda seriedad, este escándalo contenía el poder destructivo para quebrar el marco de Japón como una nación y llevarlo a una gran depresión.

Incluso si la Cruz Brillante no hacía nada directamente, las personas alrededor de nosotros fácilmente podrían silenciarnos por ellos.

Así que es por esto que dejaron la supercomputadora en una escuela. Están usando esto para calificar a cada estudiante en Japón, y después “enviarlos fuera” con el clic de un botón.

Estaban evitando desastres hechos por el hombre.

En cubierta, la frase sonaba bien. Pero esto definitivamente no era una manera de crear un mundo pacifico libre de luchas. Sólo le robaba al opresado cualquier oportunidad de resistirse. De hecho, les daba fortuna a todos los que apoyaran a la Cruz Brillante, dejaban a cualquier que se resistiera sin vidas que vivir, y llenando la cima del mundo financiero con las personas que quisieran.

¿Cuánto tiempo había estado Laplace colocado?

Dudaba que hubiera estado ahí desde que los ancianos de cabello gris habían sido estudiantes. Pero en ese caso, todos serían reemplazados eventualmente. Habría un punto de cambio cuando los cobardes ayudados por Laplace usurparan todas las sillas en la cima. Eso sentía como el año cuando moriría la sensibilidad.

Era tan ridículo que me sentí mareado.

Pero definitivamente estaba en la loca escala de la Cruz Brillante lo cual me recordaba al espacio entero debajo de la ciudad convertida en una instalación gigante para secuestros, y trabajaban tan eficientemente para reducir el número de Archienemigos la hacerlos asesinarse entre sí.

…Ese sistema diabólico no podía ser permitido existir.

Este no era sólo un simulador más poderoso que Maxwell. Tenía un significado más grande y más maligno.

La tableta contenía unos cuantos diagramas.

Incluían la ubicación de Laplace y la entrada de mantenimiento.

Una vez que vi eso, le hablé a la bruja y a la elfa oscura.

—Estoy harto de esto. Terminemos esto tan pronto como sea posible.

8

La entrada para Laplace, el simulador para dividir personal que la Cruz Brillante había colocado en la Ciudad Kukyou, estaba detrás de la puerta exterior de la piscina.

A primera vista, lucía como una máquina expendedora al lado del muro más grande de la piscina.

Pero cuando levanté mi Smartphone e hice que Maxwell lo decodificara, toda la máquina expendedora se abrió como una puerta de refrigerador gigante.

Pero no había un equipo de refrigeración o latas de bebida adentro.

Sólo un agujero conduciendo a un oscuro, oscuro espacio subterráneo.

—Esas son escaleras, ¿no es así?

Muramatsu Yukie sonaba confundida mientras sus largas orejas se crispaban.

En su capa y vestido negro, Itou Helen sostuvo la parte de atrás de mi camisa con su pequeña mano.

Incluso yo sabía que esto no iba a conducir a ningún lugar bueno. Pero eso era lo que significaba acercarse a la verdad de la Cruz Brillante. Estábamos haciendo lo correcto en divulgar este secreto, pero parecía desgastar mi alma. Esa era la clase de maldad que ellos poseían.

Pero había un final a esa maldad.

Lo terminaríamos.

Si no perdíamos vista de eso, podríamos pelear. Si no nos dábamos la vuelta porque era difícil de mirar, podríamos enfrentarlo de frente. Teníamos que hacer eso. Proclamaban que esto era “por el mundo” o “por la raza humana” o algo así, pero definitivamente estaba mal colocar un límite pre-establecido a las vidas y felicidad de Erika y Ayumi cuando estaban trabajando tan duro.

La posibilidad debería ser igual para todos.

Incluso si las personas temporalmente entraban en conflicto, eso no era un desastre. Era la competencia y rivalidad necesaria para alcanzar incluso alturas más grandes.

La respuesta óptima dada por la Cruz Brillante sólo los haría felices a ellos. Y no había nuevas posibilidades en eso. Un mundo complaciente carente de competencia y rivalidad era un mundo que gradualmente declinaría y se marchitaría. Los valores preexistentes simplemente serían reimpresos y cualquiera que se desviara de esa normal incluso ligeramente sería rechazado. Era un torpe mundo feliz donde todos lentamente se agotarían y declinarían. Si no destruíamos eso, la humanidad se acabaría.

Bajamos las escaleras en el muy, muy oscuro espacio. Caminamos en el abismo. Y con cada paso, la gruesa oscuridad y gran presión de la Cruz Brillante parecía envolvernos aún más.

¿Qué tanto bajaba eso?

Apenas si hablamos, y se hacía difícil de saber cuánto tiempo había pasado.

Pero finalmente llegamos al final.

Estábamos en las profundidades de la tierra.

Habíamos llegado al lugar infernal donde el demonio llamado Laplace dormía.

Al fondo de las muy, muy largas escaleras, nos encontramos con una puerta gigante. Era una puerta doble, y había una habitación transparente detrás de ella para evitar que polvo, suciedad o gérmenes innecesarios entraran.

Eso no significaba nada para nosotros ya que estábamos aquí para destruirlo.

Ignoramos el procedimiento de limpieza y abrimos la siguiente puerta también.

—¿¡Kh…!?

La extraña luz blanca inorgánica de bulbos de LED se clavó en nuestras retinas ya que nuestros ojos estaban ajustados a la oscuridad. Forcé a que se bajara el punzante dolor que corría entre mis sienes de derecha a izquierda y medio violentamente mantuve mis casi cerrados parpados abiertos.

Era un espacio increíblemente largo.

Era casi de 3 pisos de alto. Más largo que una piscina o un gimnasio de una escuela, parecía cubrir todo el patio de la escuela.

E incontables lapidas estaban colocadas por ese espacio entero.

Estaban coloreados de negro.

Eran de 2 metros de largo, 5 metros de ancho y lo bastante altas para a penas caber debajo del techo. En sí no podía llamarlos pilares de piedra, obeliscos o monolitos, pero esos objetos solidos se elevaban a intervalos iguales. Había más de 200 de ellos.

Esto era Laplace.

Esta era la tumba de las posibilidades de la humanidad.

Era el simulador definitivo que fácilmente superaba a mi Maxwell. Sólo una de las lapidas probablemente tenía más especificaciones que Maxwell del tamaño de un contenedor. Y tenían cientos de ellos enganchados en paralelo para vasto poder de procesamiento y flexibles pensamientos lógicos.

Tenía sentido que pudiera superar a Maxwell.

Había esperado un supercomputadora de un proyecto a nivel nacional, pero seguía siendo abrumador por la escala del enemigo. Estaba atorado al nivel de una persona donde llenaba un contenedor de metal con nuevos sistemas de consolas de videojuegos portátiles vendidos de forma barata debido a partes defectuosas y los había enganchado en paralelo, así que este nivel de fondo de equipamiento estaba a otro nivel completamente.

Era como la diferencia entre una nueva idea de una ama de casa para un platillo y un restaurante francés de 3 estrellas. Mi cuerpo entero sintió la gran sensación de derrota por la diferencia en poder y la diferencia entre profesional y novato.

Pero.

Aun así.

No me quebré al final porque tenía una cosa en la que tenía confianza.

…Laplace. No he usado mi computadora para algo tan maligno como tú. No importa qué tan grandes sean tus características, eso nunca cambiará.

—Hm, hm, hm, hm, hmm☆

En ese momento, escuché una voz femenina con una mezcla de ser adorable y seductora que sonaba como alguien rodando una pieza de caramelo duro por su boca, como el sonar de una pequeña campana, y sin embargo, como si estuviera burlando de mí.

¿Desde dónde?

Sí, ella siempre nos miraba desde arriba. Justo como prefería estar encima de esas jaulas para insectos transparentes en forma de dado.

Una forma azul estaba sentada encima de una de las muchas tumbas gigantes.

—…La chica conejita.

—Vamos, nos conocemos mejor que eso. Llámame Karen-chan.

¿Ella había esperado que el Francotirador Itou Tamago perdiera? ¿Laplace predijo todos nuestros esfuerzos desesperados y se lo informó por adelantado?

Cuando éramos los que estaban siendo manipulados, supongo que no importa cuántos cálculos realizáramos.

—Escucha.

Abrí mi boca como si aceptara este desafío. No me importaba si meramente estuviera confiando en otros. Si podía ganar cualquier clase de ventaja ante esa “monstruo” azul que brillaba como una mariposa tropical, usaría cualquier arma que tuviera.

—Su insano sistema de Coliseo no aplica aquí. Podrían tener su preciada Laplace, ¿pero la ruta ganadora determinada por su perfecto trabajo de predicciones funciona al nivel de cuerpos físicos? Tengo dos Archienemigas y el Simulador Maxwell conmigo. Incluso si ninguno de nosotros es perfecto, podrías no ser capaz de lidiar con todos nosotros si vamos detrás de ti juntos.

Cuando dije eso, la bruja y la elfa oscura a mis lados ajustaron sus agarres sobre su varita de vidrio y largo arco.

No importaba que tan abrumador y cruel fuera la Cruz Brillante, usaban su superioridad en números. Sin importar cuánta influencia tuvieran sobre la sociedad humana, los individuales no tenían poderes súper-humanos.

Y sin embargo.

Sentada en el borde de la tumba gigante elevándose cerca del techo, la chica conejita azul sonrió mientras lentamente sostenía sus brazos alrededor de una rodilla envuelta en medias negras.

Ella todavía estaba bastante confiada para reír.

—Podría decirte lo mismo.

—…¿Qué?

—Sr. Representante. Pareces estar bajo la equivocada impresión que sólo tú tienes ese poder.

Tan pronto ella dijo eso, eso llegó.

Un gran temblor sacudió este espacio el cual era más grande que todo el patio de la escuela.

Mis pensamientos se detuvieron en seco.

Itou Helen y Muramatsu Yukie habían estado paradas a mis costados, pero la bruja y la elfa oscura fueran atacadas primero. Por qué cosa, ¿preguntan? No sabía. No lo había visto en absoluto. Sólo vi el resultado: sentí la aterradora sacudida de lo que fuera que estuviera golpeando, y vi polvo elevándose como algodón de azúcar en el almacén de la computadora que debería haber impedido que entrara el polvo.

—¡*Toser*! ¿Itou-san? ¿¡Muramatsu-san!? ¡¡*Toser*, *toser*, *toser*!!

Ni siquiera podía ver a un metro frente a mí.

Pero todavía noté algo de lo que había pasado. Tan patético como pudiera ser, sólo era un chico de preparatoria, así que esas 2 Archienemigas eran mis absolutas cartas de la victoria.

Pero ellas se habían desvanecido por completo.

Sentí una abrumadora sensación de silencio, como si hubiera sido dejado solo en un hospital por la noche. Era la desesperanzadora sensación de no tener nada más en qué confiar.

Y.

Y.

Y.

Sólo un momento.

La chica conejita azul saltó hacía abajo en frente de mí. Ella lo hizo muy fácilmente. Era tan sencillo como una acción de dirigirse a la tienda de conveniencia del vecindario. Ella aterrizó tan gentilmente como una pluma.

Pero espera.

Este espacio era de 3 pisos de alto. Esas computadoras alineadas en la habitación como tumbas estaban si a punto de golpear el techo. ¿Y una humana de carne y hueso casualmente saltó de encima de ellas?

Además, la chica conejita azul estaba usando sensuales tacones altos. Un salto de sólo dos o tres escaleras debería haber sido suficiente para torcerle el tobillo.

¿Esto era el poder de la Cruz Brillante?

¿Era esta la forma humana definitiva, permitiéndoles pelear directamente contra los Archienemigos?

No.

No, espera. ¡No puede ser…!

Oh, cielos. Supongo que eso fue suficiente para darte una pista.

La chica conejita azul sonaba como si lo estuviera disfrutando mientras me daba una mirada de intenso desdén. Y el extraño fenómeno todavía estaba llevándose a cabo.

En algún punto, una lanza cruzada de oro decorada con alas como de cisne y un escudo redondo de una sola mano aparecieron en sus hermosas manos con manicure. Las caderas de su traje de conejita ahora tenían una tela que revoloteaba como una larga falda con el frente aun ampliamente abierto. Y las orejas de conejita adornando su largo y radiante cabello azul se habían unido por largas alas de ave en las mismas posiciones como dos plumas sostenidas detrás de las orejas de alguien.

Buenas noches, una vez más.

Parecía algo sacado de un RPG.

Su silueta era femenina pero claramente destinada para la batalla.

Soy una de las raras Archienemigas que pertenecen a la Fundación de Prevención de Desastres Cruz Brillante. Puedes llamarme Karen-chan, la Valquiria☆ …Ahora proporcionaré castigo divino a un humano insolente y algunos monstruos impuros, así que prepárense.

[Search Engine] La Opinión de un Experto [Absolute NOAH]

Las Valquirias tienen una extraña posición encima de los rangos incluso por encima de los muchos Archienemigos.

Aparecen en la mitología Nórdica como mensajeras divinas, pero su posición es diferente de una diosa definitiva.

Las Valquirias son mujeres guerreras con coraje, quienes tienen un tremendo poder como parte de los dioses, pero también descienden al mundo humano como mujeres humanas y se casan con hombres ordinarios. Los papeles de las Valquirias es encontrar las almas de guerreros excelentes para reclutarlos en el ejército celestial de Einherjar, pero sus matrimonios no son parte de eso. Sus hijos mitad Valquiria por casualidad tienen un excelente potencial como guerreros, pero es el amor lo que los junta.

Por esa razón, las Valquirias pasaran largos periodos de tiempo en el mundo de abajo como esposas humanas, pero cuando los dioses las necesiten, regresarán instantáneamente a las líneas frontales de las batallas divinas como mujeres guerreras una vez más. Así que no dudan en abandonar a sus hogares humanos. Regresan al mundo celestial de Asgard y cumplen sus trabajos como mensajeras divinas.

En otras palabras, pueden moverse libremente entre los dos mundos, el de humanos y Archienemigos.

La verdadera naturaleza de las Valquirias no está clara.

¿Son mensajeras divinas o esposas humanas?

La manera en que esas grandes diferentes posiciones coexisten sin contradicción parece ser lo que las hace Valquirias.

Ahora, quisiera hacer un comentario fantástico aquí.

Es posible que la persona que ves a tu lado en tu ordinario y aburrido hogar es en realidad una mensajera divina.

Después de todo, no hay forma de distinguir a una humana de una Valquiria mientras viven como esposas humanas. Usan su exactitud perfecta para jugar el papel de esposas y madres excelentes mientras engañan a toda la sociedad humana.

A %d blogueros les gusta esto: