Capítulo 8

Probablemente sólo estuve inconsciente por unos cuantos segundos.

—Kh…ahh…

Sacudí mi cabeza y miré alrededor desde el suelo. La zombi Ayumi estaba bien. Estaba preocupado por la Representante de la Clase en Traje de Baño, pero ella ya se estaba parando. Impresionantemente, incluso esa explosión no había sido suficiente para que los hilos del traje no se desataran.

Y estábamos más allá de la gruesa puerta de la bóveda de banco.

Y encontramos…

—Au, au, au…¿q-qué es esto?

—…

Dejé escapar un comentario histérico, pero Ayumi sólo ganó una mirada sombría en sus ojos.

Era más como un túnel o pasadizo que una habitación. El concreto expuesto formaba un pasadizo de medio círculo que continuaba a la distancia. Luces fosforescentes brillantes y oscuros inorgánicas estaban alineadas a los muros y rieles de metal pasaban a nuestros pies. Los rieles eran más amplios que los de un tren normal.

228D estaba escrito en los muros en letras grandes.

¿Ese número del túnel era para una autopista?

—Quería evitar venir aquí si era posible, pero era nuestra única oportunidad.

—?

¿Ayumi había estado más allá de la puerta de este refugio antes?

Con esa pregunta en mente, tratamos de caminar por el túnel y encontramos una división en el camino. Pero esta no era sólo una intersección en forma de Y. Más y más túneles se ramificaban a intervalos cortos y los rieles estaban complejamente intersectados. Era más como una telaraña que un solo camino.

—Si esto conecta a las muchas casas, podría naturalmente crecer tan complejo como plomería y tuberías de gas de la ciudad.

—¿En serio…? Pero este lugar realmente me hace pensar sobre una base secreta en un programa Sentai.

—Y… —La Representante de la Clase pausó. —Usuario, ¿por qué este refugio subterráneo no está inundado?

—¿Qué?

—La destrucción de la presa debería haber inundado la mayoría de la Ciudad Kukyou y puertas idénticas pueden encontrarse debajo de cada casa. Con algunas excepciones como el elevado hospital por el que entramos, si cualquiera de esas puertas se abrió, una gran inundación debería haberse precipitado.

—…Tengo un mal presentimiento sobre esto.

Ayumi permaneció en silencio en la conversación.

Finalmente, ella dejó de morder su labio e hizo un comentario tranquilo.

—Por supuesto que no se inundó…

—¿Por qué?

—Este realmente no es un refugio contra tornados. Incluso cuando un poderoso tifón golpeó, la puerta nunca abrió, ¿cierto?

Ahora que lo mencionaba, eso era verdad. ¿Pero entonces por qué existía esta red de túneles debajo de la ciudad? Cavar con seguridad los túneles y deshacerse de la tierra tendría que haber costado una fortuna, así que dudo que construyeran una base secreta sólo para presumir o sólo porque sí.

—Usuario, tal vez era una forma de gastar exceso de fondos. Justo como cuando cavan caminos sin ninguna razón justo al final del año fiscal.

—Si es así, las personas detrás de ello son de lo peor.

—Ajajaja. El mundo gira alrededor de cosas sin sentido y pasatiempos. ¿Qué bien hace un simulador de desastre ambiental en la vida real?

—No niegues tu mera razón de existir así.

—Eso no es lo que esto es. ¡¡Es-…!!

Ayumi fue detenida por el sonido de algo estallando.

Ella inmediatamente agarró a la Representante de la Clase y a mí de la mano y corrió por una de las ramificaciones de túneles.

—¿Hm? ¿Qué? ¿¡Esos fueron disparos!?

—Si piensas que podrían haber sido petardos, realmente debes tener una vista muy pacifica del mundo, Onii-chan…

Mientras Ayumi decía su comentario sarcástico, había sudor en su frente y un agujero oscuro rojo en su hombro.

Antes de que pudiera decir algo, un escalofrío recorrió mi espalda.

Había algo diferente en Ayumi.

Moví mi boca, pero palabras no salieron. El sólo mirar al costado de su rostro era suficiente para que algo como electricidad me picara por detrás del cuello.

Mientras tanto, esa hermana menor colocó su dedo índice en mis labios sin mirar hacia mí.

Ella habló en una aterradoramente baja y fría voz.

—Ustedes quédense aquí. Iré a silenciarlos.

—Ah. ¡¡Espera, Ayumi!!

No tenía tiempo para detenerla.

Ella era como una ráfaga de viento. Ayumi se cargó hacía el pasadizo y se desvaneció. Escuché gritos de furia, sorpresa y miedo aumentado por los disparos.

—¡Es la versión Aguda! Ella finalmente ha llegado aquí. ¡¡Dispárenle, dispárenle!!

—¿¡Qué pasó con el plan de evacuación de emergencia!? ¿¡Cuáles son las instrucciones del líder del grupo!?

—¡No hay tiempo para esperar por eso! ¡¡La mano de la muerte ya está enfrente de nosotros!!

La serie de sonidos explosivos eran claramente diferente de las pequeñas pistolas llevadas por los oficiales de policía. ¿Eran rifles de asalto? ¿Ametralladoras? ¿Ametralladoras ligeras? No sabía cómo funcionaban las clasificaciones en detalle, pero estaba bastante seguro de que eran armas militares.

Tal vez debido al espacio cerrado, una mezcla de olor como de fuegos artificiales y un olor oxidado gradualmente se hizo más fuerte.

¿Pero qué era esto?

Esto iba más allá de las Archienemigas como Ayumi y Erika.

Nada de ello parecía real y era incapaz de entenderlo. Pero esa era la parte extraña. Esta era la ciudad en la que vivía, ¿así que por qué me sentía tan fuera de lugar?

Por un lado, ¿quiénes eran “ellos”?

¿¡Qué estaba acechando justo debajo del mundo en el que vivía!?

—M-Maxwell. Este es un simulador de desastre ambiental con base de la Ciudad Kukyou, ¿cierto?

—Claro. Cuestiono su juicio en usarlo para vampiros y zombis, pero llevaré a cabo con precisión cualquiera que sea la tarea que se me dé.

—¿¡Entonces este mundo subterráneo existe en la Ciudad Kukyou real también!? ¿¡Y es hogar para un grupo que completamente ignora la Ley de Control de Armas y Espadas!?

—Claro. La verificación es imposible ya que esto es sólo un espacio de información construido basado en cálculos predictivos, pero justo como la teoría del big bang, es una predicción tan cerca de la verdad como sea posible.

—…No puedo creer esto.

Miré alrededor de nuevo aturdido.

—Esto ya no se siente como estar en un video juego. Algo más real que una batalla entre zombis y vampiros está invadiendo el mundo real. ¿Por qué hay algo así como un ejército debajo de nuestra ciudad? No estamos hablando de los túneles subterráneos de Tokio que están hechos para permitir que pasen tanques.

—Zombis y vampiros suenan más inusuales que tanques para mí.

Pensé que esta era una buena ciudad para vivir ya que estaba cerca del océano y las montañas. El foco de prevención de desastre había sido un poco molesto y restrictivo, pero ser sobre sensibles parecía estar bien cuando era para mantenernos a salvo. Había extrañas personas como zombis y vampiros caminando por ahí, pero eso no había parecido nada más extraño que las imágenes de Shibuya o Akihabara que había visto en la TV.

Pero…

¿Qué era la Ciudad Kukyou?

¿Qué secreto gigante tenía esta ciudad?

¡Y había incluso una puerta gruesa para este espacio subterráneo en nuestra propia casa!

—Usuario.

La Representante de la Clase en Traje de Baño interrumpió mi espiral de pensamientos.

Mi cabeza hundida saltó de golpe y la miré.

—¡E-eek! ¡¡Eek, eek!!

Alguien prácticamente rodó de otro túnel. Su traje parecía completamente irrealista. Soldados en protectores en negros y llevando ametralladoras podrían haber sido una algo común en Los Ángeles o Detroit, pero esto era Japón. ¿Qué clase de reglas habían traído a este país?

Y él no se molestó en decírmelo.

Su cintura habían cedido y él estaba medio molesto con medio mientras apuntaba su siniestra pistola hacía mí. Él gritó algo mientras parecía a punto de ahogarse en su máscara gracias a su propia saliva.

—¡M-monstruo! ¡¡Un monstruo!! ¡¡Maldicióoooooooon!!

Me tensé por la sorpresa, pero sorprendentemente extraño, no sentí miedo.

Tal vez un arma era demasiado irrealista como arma para sentirla como una amenaza real.

Y él nunca logró jalar el gatillo.

Algo negro se cargó de otro túnel y envolvió el cuerpo entero del soldado.

Fue como una riada.

Pero no era un líquido. Eran cientos o incluso miles de murciélagos negros. Hizo mi piel de gallina, como voltear una gran piedra para hallar una tonelada de insectos escondidos por debajo.

—Ah, ah, ah, ah, ¡¡ahhh…!!

¿Qué le estaba pasando?

Dentro de la masa negra, una mano vagó por el aire vacío, convulsionando violentamente, y entonces se marchitó como una planta de alféizar ignorada en medio del verano. La mano se marchitó como un árbol seco como si su humedad se le fuera robada.

Para el momento que los murciélagos se fueron, sus restos lucían como viejos trozos de tela. Pero los murciélagos no habían llenado sus estómagos. Había sangre esparcida por todos lados, por lo que debían haber succionado repetidamente la sangre y entonces la escupieron.

Entonces los innumerables murciélagos se combinaron en mi hermana en su vestido de lolita gótica.

—Agh. Peh, peh. ¿Cómo puede Ayumi-chan morder personas como esta?

—E…

—Hola. ¿Me extrañaste, Satori-kun?☆

—¿¡Erika!?

Alcé una mano al costado para proteger a la Representante de la Clase en Traje de Baño.

Al ver eso, Erika entrecerró sus ojos tristemente.

—Realmente no queríamos que supieras sobre este lugar…pero supongo que esa chica dejó que la sangre se le fuera a la cabeza. Aparentemente ella está dispuesta a usar todo “aquí abajo” si eso significa ganar.

Los disparos continuaron en otro túnel. Pero eran más débiles que antes. O más bien, el número de disparos se estaba reduciendo.

¿Qué estás haciendo, Ayumi?

¿¡Estás haciendo acrobacias sin CG o cables cuando los zombis se supone que son lentos!?

—La Cruz Brillante es despiadada, así que ella está desesperada para asegurarse de que ninguna bala perdida te alcance.

—¿La Cruz Brillante…?

Repetí el nombre.

—Estás bromeando, ¿cierto? ¿Por qué las personas con cajas de donaciones en las cajas registradoras tienen una base secreta subterránea con armas? ¿En realidad son los MIB o algo así?

—Ejeje. Por supuesto que no. Esto no es nada tan amable como amenazar a cualquier testigo. Es por eso que Ayumi-chan se está tomando esto con seriedad. Pero a diferencia de los vampiros, los zombis son indiscriminados, así mientras más haga, más son las oportunidades de que alguno te ataque. Es su falla desafortunada.

—Bueno, ella es una zombi.

—De hecho, un zombi que piensa es una idea poco atractiva.

Me di cuenta que ella estaba cambiando el tema, pero tenía miedo de forzarla en regresar al tema.

Era lo mismo para el secreto de Ayumi.

Especialmente cuando vi el desagrado en el rostro de Erika.

La amenaza de los zombis y vampiros honestamente palidecía en comparación.

¿Qué era este lugar?

¿Cómo estaban Erika y Ayumi conectadas a él?

Erika chasqueó sus dedos e innumerables murciélagos se esparcieron como una tormenta de arena a través de las muchas ramificaciones de túneles. Pronto escuché más gritos.

Erika rio.

—Una falta de pensamiento a largo plazo crea un gran problema estratégico. Y los zombis se pudren, por lo que no se pueden mezclar en la sociedad humana y tienen problemas engañando a las personas. Su mejor uso es destruir la infraestructura de la ciudad con puros números…pero ellos podrían hallar una forma diferente de pelear si usan su cabeza un poco.

Eso podría haber sido verdad.

¿Qué tal si, en lugar de comenzar un ataque de lleno, ella creara sólo dos o tres zombis compañeros, los metiera en una trituradora y los mezclara en la presa o en una planta procesadora de alimentos para infectar a todos? Me recordaba a los rumores de gusanos en hamburguesas o un trabajador que cayó en un tanque de ácido en la fábrica de soda. Los animales que habían picado a los cadáveres derrotados habían sido infectados justo igual que las personas mordidas por un zombi. Eso podría haber cambiado bastante la distribución de poder entre zombis y vampiros.

—Pero la forma en que ataque inmediatamente también es la mejor parte de ella. Para ser honesta, estoy un poco celosa como su hermana mayor.

—¿Hm?

—Jeejee. ¿No lo entiendes, Satori-kun? Me estoy conteniendo en el mundo real, pero en este mundo virtual, quiero morderte, meterme en el mismo ataúd que tú, y coquetear contigo las 24 horas del día los 7 días de la semana.

—¡¡Tal vez tú quieras, pero la idea me asusta!!

—¿Satooori-kuuun?

—¡Detente! ¡No me abraces! ¿Qué pasó con esa seria atmósfera? Ahh, estás son muy suaves…mgh, mgh…¿¡cuántos centímetros tienen!?

—¿Seria atmósfera? ¿Qué sobre todo esto fue serio?

Ella se acercó a mí como siempre.

Estaba indefenso contra su tormenta de contacto de piel. Ella tenía sus brazos alrededor de mí en un santiamén.

Sus colmillos estaban a sólo tres centímetros de mi cuello.

Ella presionó sus enormes pechos contra mí, respiró cálidamente en mi oído y susurró.

—Pero al final, no puedo morderte.

Ella sonaba sólo un poco triste.

—Definitivamente me odiarías si lo hiciera, arruinaría nuestra relación, y haría todo incomodo una vez que regresáramos al mundo real. Esos pensamientos giran y giran en mi mente. Pensar en el futuro es importante, pero siempre me contiene. Si fuera más como esa chica y actuara primero y pensara después, mi vida podría ser mucho más sencilla.

Ella colocó sus manos en mis hombros y entonces se hizo para atrás.

Su rostro ahora tenía su usual mirada calmada.

Ayumi, la chica zombi, impulsivamente creaba tantos zombis como pudiera y usaba sus números para destruir la infraestructura de la ciudad.

Erika, la reina vampira, se infiltraba en la sociedad humana, lentamente pero con seguridad incrementaría su número de peones, y volcaría todo para establecer una nueva orden basada en vampiros.

—Esto no está limitado a cosas al nivel de una organización.

—¿Qué quieres decir?

—Un zombi continuamente destruye el cuerpo del huésped a través del proceso de infección. Es por eso que los vemos cuando el cuerpo se pudre. Por el otro lado, un vampiro optimiza el cuerpo del huésped y le da un cuerpo mejor y mejores habilidades de las que tuvo en vida. Esto podría hacer sonar a los vampiros más efectivos y convenientes, pero eso en realidad no es verdad, —dijo Erika. —Cuando lo piensas, todo lo que hacen los vampiros es optimizar. Sólo podemos crecer dentro del marco preestablecido. Los individuales sí heredan habilidades en una clase de mutación, pero ni siquiera esa amplitud deja el marco. …No podemos proveer cambios tan dramáticos como para destruir al huésped, pero los zombis sí.

—Los zombis no lucen tan geniales para mí…

—Ni, usuario. Como una especie, los zombis son bastante impresionantes. No están limitados a humanos y pueden hacer a cualquier animal o planta su huésped.

—Exactamente. Esto nos regresa al marco del que estaba hablando. Si la raza humana es destruida, los vampiros mueren con ellos. Después de todo, requerimos sangre. Pero los zombis son diferentes.

¿Los zombis se rindieron en pensar porque eran la especie superior y tenían a los vampiros perfeccionando su pensar porque eran la especie inferior?

Sentía que era como discutir la diferencia entre dinosaurios y humanos.

—Ahora bien.

Erika aplaudió con sus manos delante de su enorme pecho.

—Es hora de que vaya a limpiar algunas cosas. Realmente me gustaría ser tu guía aquí, Satori-kun, pero esa chica parece haberse pasado un poco y está haciendo más zombis. Necesito recuperar mi ventaja. Iré a poner todo bonito y limpio☆

—¿Erika?

—Si tienes problemas, ve con el vampiro más cercano, ¿de acuerdo? Los zombis no te escucharán, pero les ordené a mis peones no atacarte o a la Representante de la Clase. Por favor úsalos como escudos si estás rodeado de zombis. Además…

Mientras se iba, ella se volteó con una leve sonrisa en sus labios.

—Sé que esto podría ser egoísta, pero por favor no nos odies después de que veas este lugar☆

Un momento después, su cabeza se partió como una sandía.

—Ah…

La sonrisa y la triste atmósfera se alejaron de mi mente por los disparos que escuché después de eso.

Pero…

Aun así…

Los “pedazos” de Erika se habían esparcido por el aire y no cayeron a la tierra. Se detuvieron en medio del aire y se transformaron en incontables mariposas rojas. Las mariposas brillaban como una pintura que brilla en la oscuridad y se apresuraron hacía su herida. Como cerámica rota siendo reparada, su rostro fue rehecho al instante.

Y…

Mi hermana mayor estaba frente mí con una luz punzante en sus ojos la que cual nunca había visto antes.

—Acero concentrado que fue empapado en agua sagrada durante su tratamiento de enfriamiento. Ellos están yendo en serio ahora…

—¿Erika…?

—No es nada de lo que te tengas que preocupar☆ ¿No te dije que estaría bien siempre y cuando mi corazón no fuera eliminado? ¿Y no fue eso hermoso? Son lepidópteras, pero tomó mucho trabajo cambiarlas de polillas a mariposas. Las ratas y murciélagos son muy aburridas, así que intenté muchas cosas.

Ella aplaudió frente a su pecho de nuevo, sonrió y entonces susurró algo.

—Pero si no hago algo con estas pequeñas moscas, podrían ponerse en el camino para arreglar las cosas con Ayumi-chan. No puedo tener a los zombis haciendo un regreso después de que desgasté sus números tanto, así que tal vez debería ponerme sólo un poooco seria.

Eso fue todo.

Ella corrió por otro túnel demasiado rápido para que una persona normal le siguiera el paso. Unos cuantos vampiros se le unieron y la apoyaron. Unos cuantos disparos trataron de detenerla, pero fueron silenciados rápidamente y fueron reemplazados por gritos de desesperación e inútiles suplicas de piedad.

—¿¡El…El líder del grupo todavía no nos da instrucciones!?

—¡¡Él fue mordido hace poco!! Maldición, estoy sin municiones…

—No, no quiero morir.

—¿¡Por qué!? ¡¡Ninguna de las puertas abrirá!! ¿¡Nooooooooo!?

No deseaba echar un ojo a la esquina.

Cuando los zombis y vampiros habían llenado las calles, estas personas no habían abierto las puertas. Pero una vez que la ciudad se inundó, ellos habían sido atrapados dentro de las puertas. La intensa presión de agua mantenía a las puertas cerradas y los túneles subterráneos ahora eran un laberinto gigante de muerte con Ayumi y Erika adentro.

—Oh, cielos. Mi hermana realmente está en su mejor condición.

—Ella tenía una mirada triste, pero ella parecía más que deseosa de pelear.

—Estoy comenzado a sospechar que ella sólo pone esas miradas tristes cuando ella realmente se siente pretenciosa.

—Ella haría más que sólo molerlo a palos si ella escuchara eso.

La Representante de la Clase y yo discutimos la situación.

¿Qué era este espacio gigante subterráneo? ¿Qué clase de secretos escondía? ¿Y cuál estaba “clasificado” más alto, esos secretos o mis hermanas?

La puerta del refugio decía Fundación de Prevención de Desastres Cruz Brillante.

Mientras caminaba a través de los túneles como telaraña, el lugar entero parecía en un estado de pandemonio.

Ya ni siquiera necesitaba esconderme.

La clase de protectores vistos en películas no eran de utilidad. Grandes manchas de sangre estaban esparcidas en el suelo, en los muros y en el techo. Apenas si veíamos a alguien que calificara como un “sobreviviente” y en mayoría eran zombis o vampiros. Y estaban tan concentrados en morderse entre sí que ninguno se concentró en nosotros.

Pistolas que parecían usadas yacían en el suelo, pero ni siquiera pensé en recoger una. Tenía miedo que me fuera a disparar solo en la pierna si trataba de usar una.

Soporté el hedor oxidado, me presioné contra el muro para deslizarle entre las “personas” concentradas en el banquete, y continuamos. Mientras lo hacía, la apariencia del lugar cambió.

—Hay barras de metal.

—Sí, pero están rotas.

—La parte aterradora son las marcas de dientes sobre ellas. Por favor dime que Ayumi no es tan idiota.

—Los vampiros también son un Archienemigo conocido por morder, pero es interesante que la Señorita Ayumi sea la primera que se viene a la mente.

Había puertas hechas de barras de metal justo como las que bloqueaban el pasadizo de una prisión, pero una gran fuerza había doblado las barras, arrancado la puerta y la había arrojado.

—Sin eso, tendríamos que buscar una forma de desbloquear esa puerta.

—Es como los restos de un sueño después de que se apaga una bengala.

Después de que pasamos por ahí, la atmósfera completa cambió.

Primero que nada, los zombis vagando estaban usando ropas mucho más intelectuales. Eran batas de laboratorio y faldas pegadas.

En lugar de concreto desnudo en los muros y pisos, había limpios muros pintados y linóleo. Los misteriosos rieles se habían ido del piso y el lugar parecía más como un espacio residencial en vez de un túnel.

Todas las puertas tenían cerraduras elegantes, pero todas habían sido abiertas a la fuerza por alguna clase de gran fuerza.

—Mis hermanas realmente son amables.

—Los que están siendo mordidos por ellas podrían diferir a eso.

—De hecho, son demasiadas puertas para elegir. ¿No pueden darme un solo camino para elegir?

—¿Oh? ¿Caes también en la categoría de idiota, usuario?

Eché una mirada dentro de una puerta y vi algo como una sala de operación. Dije “algo como” porque nunca había visto una verdadera. Tenía alguna clase de equipo, como esas bombillas reunidas como una raíz de loto. ¿Eran llamadas lámparas de quirófano?

Otra puerta conducía a algo como una sala de examinación.

Un gabinete con el cerrojo roto contenía muchos archivos médicos, pero no podía leerlos porque estaban escritos en un lenguaje extranjero. ¿No las cosas médicas tendían a usar alemán?

Pero cuando abrí otra puerta, encontré una larga línea de refrigeradores gigantes.

—Esto parece como una sala de almacenamiento de especímenes.

—Con esta organización, ¿es este lugar un hospital?

—¿Es esa realmente una pregunta? Esto parece ser equipo altamente especializado.

—Si consiguieron el equipo, ¿entonces por qué no hay ninguna doctora en lentes o amables enfermeras?

—¿Será porque esas son producto de su imaginación?

Abrí un refrigerador y encontré varios tubos de ensayo arreglados en veinte en una caja. Todos tenían tapas de goma y estaba dudando en tocarlos. Todos estaban llenos con un líquido rojo oscuro.

El costado de los tubos de ensayo tenía etiquetas y reconocí uno de los nombres.

—…Polvo Agudo Zombi.

—Este es el mismo virus transportado por la Señorita Amatsu Ayumi.

¿O debería asumir que esto era la sangre de Ayumi lo que estaban almacenando?

Revisé los otros refrigeradores y encontré lo que estaba buscando.

Maldición Vampiro al estilo Reina Europa del Este – Tipo A Rh+. No entendía todos los detalles, pero reina, vampira y tipo A, todo encajaba con Erika.

—Pensé que era extraño. —Naturalmente comencé a hablar. —¿Qué hace un zombi o vampiro cuando se lastiman o se enferman? Probablemente confían en su dureza o curación natural la mayoría de los casos, pero las cosas algunas veces se vuelven demasiado malos para que eso funcione.

—¿Entonces esto es un hospital más que un laboratorio?

—No puedo saberlo. Y podrían ser ambos.

Habiendo dicho eso, no había nada aquí para llevarme conmigo. Definitivamente no quería tocar las muestras e infectarme. Me haría preguntar por qué había trabajado tan duro para llegar hasta aquí de lejos.

Dejé la sala de almacenamiento de muestras y continué caminando por la instalación. Era obvio cuando alcanzamos una nueva sección. Pasamos por otra puerta rota de barras de metal y el pintado del muro y piso cambio de nuevo.

Esta vez, era más difícil de saber qué clase de lugar era.

—¿Qué es esto?

—Parece como una estación de tren.

La Representante de la Clase en Traje de Baño estaba en lo cierto.

Cuando abrí una gruesa puerta, encontré una estación de tren. Era una larga con varias intersecciones de vías, como encontrarías en una gran ciudad.

¿Pero por qué estaba esto aquí?

No parecía funcionar como una estación de tren real. Las vías terminaban antes de alcanzar el muro y le falta el equipo necesario para traer a los trenes. Era más como una escenografía.

Otra puerta conducía una sección de comida fresca de una tienda departamental.

Otra conducía a asientos de un restaurante de hamburguesas.

Otra conducía al vestuario de una piscina.

Finalmente, encontramos lo que parecía como el salón de una escuela y un gimnasio. Todos habían sido precisamente reproducidos en asilamiento, pero eran más como modelos. Lucían muy realistas, pero no estaban funcionando.

El salón de clase de la escuela tenía grandes marcas de dientes en los bordes de las mesas y en el borrador del pizarrón.

Cuando abrí la caja registradora del restaurante de hamburguesas, encontré dinero de juguete.

El vestuario tenía una pegatina “muy bien hecha” sobre el muro.

—…Todo esto está comenzado a tener sentido.

—¿Es esta una instalación destinada a fingir una vida normal?

No podía saber qué tan verdad era porque sólo sabía lo que había visto en línea o en películas, pero cuando un criminal era encerrado con un rehén, las fuerzas especiales aparentemente construirían un plan detallado y pasaban horas practicando sus entradas mientras el negociador les compraba tiempo.

Y cuando los espías estaban preparándose para infiltrarse en una nación enemiga, aparentemente practicarían el lenguaje y costumbres en algo como un conjunto de películas antes de ir a lo de verdad.

Esta instalación subterráneo me recordaba a eso.

Pero a diferencia de una operación militar, dudaba que esto fuera plantado con el deseo de dañar o engañar a las personas.

O esperaba que no lo fuera.

Tracé mis dedos por la pegatina “muy bien hecha” en el vestuario de la piscina.

—Mis hermanas parecen tener alguna clase de conexión con este lugar. Lo que dijeron y las muestras de sangre son suficientes para saber eso.

—¿Entonces cuál es el significado de estos sets?

—No vinieron repentinamente a la ciudad. Antes de venir a mi familia, ¿pasaron por alguna clase de prueba de aptitud aquí para asegurarse de que pudieran mezclarse en la sociedad humana?

Por supuesto que sí.

Ahora que lo pensaba, era obvio. Ambas podrían fácilmente destruir una ciudad o dos si se ponían serias, así que no podríamos tenerlas diciendo: “lo mordí en un momento de debilidad☆”.

Este era un simulador de desastres ambientales altamente realista.

Si las condiciones eran correctas, lo mismo podría pasar en el mundo real.

—¿Qué fue esa sección de hospital entonces? ¿Es para tratar cualquier herida o enfermedad? ¿O es parte de cómo juzgar si sí o no es demasiado para las manos humanas?

—Esa es una pregunta. Pero…

La Representante de la Clase en Traje de Baño tocó las cortinas de plástico del vestuario de la piscina.

El fondo de la cortina tenía una pieza faltante como si hubiera sido arrancada por una fuerza increíble.

—¿A dónde van si no pasan la prueba?

—…

Tenía un mal presentimiento sobre esto.

Era una sensación pegajosa muy a diferencia del lio con los zombis y vampiros.

Dejamos el vestuario de la piscina y caminamos por el pasillo hasta que llegamos a la puerta de barras de metal hacía otra sección.

El cerrojo estaba roto de nuevo y las barras de metal estaban dobladas horriblemente.

Fácilmente pasamos y encontramos lo que nos esperaba.

 

Nivel 1

Las palabras estaban impresas prominentemente en el muro.

Cuando di un pasó por una de las puertas por el pasadizo, no sabía a qué se refería.

Vi un piso inclinado y unas cuantas encimeras de acero inoxidable. Lucía más como un salón de economía del hogar de una escuela que una cocina organizada de un restaurant. Los muros estaban alineados con gabinetes y estaban llenos con innumerables equipos de cocina, talvez como cuchillos, tablas de cortar, morteros, ablandadores de carne, ollas a presión, sartenes y demás. También había muchas licuadoras, batidoras de huevo, hornos de microondas y hornos.

Sin embargo, había algunos aspectos extraños de todo.

—Esto es una cocina, pero no veo ningún plato o tazas.

—Ni hay refrigeradores. ¿Dónde almacenan los ingredientes?

—Sólo pueden pretender cocinar aquí. …¿¡Ah!? ¿¡Podría ser para divertirse con delantal desnudo!?

—Por favor trate de concentrarse, tarado.

 

Nivel 2

En otra sección, encontramos una habitación llena con equipo que la hacía parecer más como un pequeño taller más que una cochera.

Tenía muchas herramientas de construcción de casa. Había martillos, cierras, taladros eléctricos, cepillos, palancas, tornillos, y otros que encontrarías en una tienda de hardware, pero también había tornos y prensas para trabajar metales, y motosierras en soportes fijos para cortar madera. Un error descuidado podría quitar una mano o pie, así que decidí no tocar ninguno de los interruptores.

Pero no podía ver ningún ritmo o razón para esto.

Si el anterior había sido un salón de economía del hogar, ¿esto era un taller escolar? ¿Eran salones especiales para la escuela falsa? Pero el equipo de aquí parecía demasiado especializado para eso. Tal vez si fuera una escuela con una especialización en la industria o algo así.

 

Nivel 3

Este era extraño.

Incluso yo me di cuenta de que algo estaba mal.

Una gran habitación llena sin nada más que bañeras. Algunas eran de metal, otras de vidrio y algunas eran de alguna clase de plástico. Y un hedor increíble provenía de innumerables estuches gigantes. Esto no era sólo diluyente de pintura o gasolina. Era un olor químico tan poderos que pensé que me desmayaría si me quedaba por mucho tiempo ahí.

Una variedad de botellas estaban alineadas en gabinetes en el muro, pero las etiquetas sólo contenían símbolos especiales que no podía interpretar.

Pero la Representante de la Clase fue capaz de comentar.

—Estos se parecen a las tinas químicas usadas para el revestimiento.

—¿Qué…?

—Pero no es así cómo lo están usando. Estos tubos contienen ácido sulfúrico, agua regia, ácido fluorhídrico y substancias similares. Esto es más como las bañeras de miedo vistas en películas de la mafia.

—…

Esta habitación había estado llena de herramientas para pegarle a “algo” para ablandarlo, cortarlo en pequeños pedazos, y hervirlo o cocinarlo, pero no había habido refrigeradores para ingredientes o platos para servir comida.

La siguiente habitación había contenido equipo para cortar “algo”, aplastarlo, hacerle agujeros y romperlo en pedazos, pero no había habido madera o metal para trabajar y ni un producto completo.

La última habitación contenía tubos de químicos usados para empapar a “algo” en poderosos ácidos, pero no había señales de algo que se necesitara revestir.

Las tres habitaciones parecían no tener sentido a primera vista.

La teoría sobre salones de clase especiales había sido destruida por la fábrica de revestimiento del Nivel 3.

¿Entonces qué era este lugar?

Traté de pensar de nuevo todo. ¿Qué tenían en común estas tres habitaciones? ¿Para qué las habían usado las personas de este refugio? ¿Qué bien hacían esas habitaciones para la Fundación de Prevención de Desastres Cruz Brillante que probablemente había estado involucrada desde el momento en que la Ciudad Kukyou se unió al Proyecto de Planificación de Reforzamiento Nacional?

¿No había preguntado la Representante de la Clase en Traje de Baño una cierta pregunta?

¿Qué les pasaba a “ellos” si no pasaban la prueba?

Uuh…

—¿¡Uooooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

Algo como electricidad estalló dentro de mi cabeza y me di cuenta que estaba gritando.

La posibilidad de victimas zombis o vampiros vagando fue llevada de mi mente hacía el otro extremo del universo.

¿Qué había estado pasando aquí?

¿¿¿¡¡¡Qué había estado pasando en este otro mundo oculto debajo de nuestros pies mientras comíamos e íbamos a la escuela normalmente en la Ciudad Kukyou!!!???

No, sabía la respuesta.

Este era una tienda departamental general para los muertos vivientes…para los Archienemigos. Las personas de aquí los investigarían y les darían ensayos, si veían que pudieran encajar en la sociedad humana. Y si podían aprender las reglas humanas apropiadamente, podrían unirse al soleado mundo de la Ciudad Kukyou. Les darían una vida normal, como Erika y Ayumi lo habían hecho.

Pero…

¿Qué tal si ellos llegaban a una barricada en algún lado?

¿Qué tal si eran designados demasiado peligrosos para ser liberados al mundo exterior? La respuesta era obvia. Los rieles se cambiarían sin piedad y un futuro diferente les esperaba a aquellos muertos vivientes.

Eso era de Nivel 1 al 3.

¡¡Esos eran los diferentes escenarios usados para deshacerse de los Archienemigos!!

Recordé la línea de bañeras. Eso iba más allá de un trabajo de medio tiempo lavando cadáveres y no eran tan lindas como piscinas de formaldehído. Había rumores de personas tirando un cádaver en una tina de poderoso ácido y había rumores de un anciano teniendo un ataque al corazón con el calentador de agua caliente y siendo encontrado como un guisado humano. ¡Pero lo que estaban haciendo casualmente aquí fácilmente era peor que esos rumores!

—…Maxwell.

—¿Sí?

—¡Escanea la instalación entera, no me importa cómo, pero que no te falte ni un solo cabello!

—Debido al sobrescrito de privilegios de usuario, temporalmente es incapaz de usar el modo de administrador. Sólo grabaciones visuales son posibles.

—¡¡Maldita sea!!

Me sentí mareado, pero no podía saber si era debido al hedor de los tubos químicos o debido a la horrible realidad delante de mis ojos.

Dejé la habitación y di un profundo respiro.

Entonces recordé el pesado equipamiento que ignoraba la cultura japonesa, los túneles en telaraña que llegaban a toda la ciudad, y las gruesas puertas. Esas no iban a ayudarnos en caso de desastre. Era para rápidamente llegar a la escena si uno de los muertos vivientes enloquecía y arrastrarlo de vuelta a la oscuridad.

Al separar a los pocos primeros, podrían minimizar el daño al detenerlo antes de que se desarrollara en una película de terror en toda la ciudad que había visto.

¿Eso estaba bien o mal? Podría haber sido lo correcto.

Pero los métodos de esta ciudad carecían de amabilidad en absoluto.

Esas puertas estaban en el sótano de cada casa, así que no había forma de cerrarlas. Se supone que tu casa sea donde realmente puedes relajarte, pero las cosas estaban arregladas para que ellos pudieran aparecer rápidamente y secuestrarte incluso si estabas tomando un baño o durmiendo en tu propia casa.

—Usuario.

—¿Qué…pasa? *Jadeo*, *jadeo*… ¿Dices que hay incluso más?

—Claro. Hay un pasadizo y habitación que nos falta revisar aún.

La Representante de la Clase en Traje de Baño estaba igual que siempre.

—Así que como dijiste, hay “más”.

—…

¿Qué bien haría investigar más?

Nos estábamos desviando del punto principal. Había sido envuelto en la pelea de hermanas entre mi hermana mayor vampira y mi hermana menor zombi y tenía que prevenir que la Representante de la Clase en Traje de Baño muriera y por lo tanto se apareciera en el reporte que se enviaría. Claramente me estaba desviando de ese objetivo inicial.

Pero…

Aun así…

No podía ignorar esto. ¿Por qué cosas habían pasado Ayumi y Erika en el pasado? Y había más que eso. ¿Realmente podía decir que ellas habían sido liberadas de la maldición de este mundo subterráneo? ¿Qué tal si todavía estaban atrapadas?

Además, estaba preocupado por los Archienemigos más que por los vampiros y zombis. ¿Estuvieron viviendo libremente en el mundo exterior, estuvieron esperando su turno debajo de la tierra o ya habían sido desechados?

Si eran verdaderos monstruos con los que no se podía hablar o razonar, podrían no haber tenido la necesidad de preocuparse. Y eso podría haber sido exactamente el cómo la Cruz Brillante lo veía mientras controlaban este mundo subterráneo.

Pero sabía que las personas conocidas como los muertos vivientes no eran así.

Eso era obvio al sólo ver a Ayumi y Erika. ¿Qué tal si, de vuelta en el mundo real, personas como ellas estuvieran empujando las puertas que nunca abrirían?

—…

¿Cómo podría pretender que no había visto esto?

Algo estaba sucediendo más allá de los gruesos muros que evitaba que cualquier grito se escapara y estaba cerca de descrubir qué era.

No tenía idea de cuántos Archienemigos habían sido eliminados en estas instalaciones sin que nadie lo supiera.

Pero sabía qué estarían pensando ellos en ese instante.

Ellos habrían tenido miedo de ser eliminados de la existencia sin que nadie lo supiera. Ellos habían sacado a la fuerza gritos desesperados con la esperanza que al menos una persona los escuchara. No lo había logrado a tiempo en el mundo real, mi método para llegar aquí había sido completamente torcido, y probablemente yo era completamente diferente a la persona que habían estado imaginado, pero todavía estaba en la posición de posiblemente caer en ese papel.

Si dejaba escapar esa oportunidad, este secreto probablemente estaría sellado para siempre.

¿Podría dejarlo pasar?

Claro que no.

Incluso si me estaba alejando de mi propósito principal e incluso si significaba abandonar ese objetivo original, ¡¡simplemente no podía ignorar esto!!

—Maxwell.

—¿Sí?

—Continuemos. Abramos hasta la última puerta.

¿Qué es lo que impulsaba a mi corazón en ese momento?

¿Era amabilidad? ¿Furia? ¿Curiosidad? ¿Temeridad?

No lo sabía.

Cualquiera que fuera, me empujó hacia adelante.

¿Habría sido mejor no saber lo que encontraría?

Incluso eso no sabría decirlo.

Todo lo que sabía era lo que veía escrito en el muro:

 

Nivel 4

 

[Pick Up] Archivo Adjunto – Estado del Coliseo [Net Files]

Confirmadas las decisiones del líder del grupo dos. Comenzado la eliminación del Hombre Lobo.

Clasificación: Ninguna.

 

Capturado el Hombre Lobo de la superficie usando la Red de Túneles 228D.

Clasificación: A.

 

Niveles 1-3 completos. Sin efectos vistos. Esperando instrucciones del líder del grupo.

Clasificación: E.

 

Con base a instrucciones del líder del grupo, moviéndose a Nivel 4.

Clasificación: Ninguna.

 

Decidiendo qué especímenes usar. El Shoggoth y el Berserk, esperando eliminación, fueron liberados de sus celdas.

Clasificación: B.

 

La batalla ha comenzado.

Clasificación: A.

 

La batalla está completa. El Berserk y el Hombre Lobo están muertos. Eliminación del apenas vivo Shoggoth.

Clasificación: B (¿O quizá C? Esperando decisión.)

 

Situación completa. Responsabilidad transferida al equipo de limpieza.

Clasificación: A

 

Clasificación General: B. Puntos a considerar: La teoría aparentemente está basada en estadísticas, pero el método de “canibalismo” está altamente basado en suerte y es difícil de decidir un método de eliminación seguro. Debemos rápidamente mejorar nuestro equipo y entrenar para que así seamos capaces de eliminarlos por nuestra cuenta.

A %d blogueros les gusta esto: