Capítulo 8

La emoción de un transporte inesperado

Esta era la primera vez desde la ocasión que fueron por Suzuran que Homura estaría visitando Nutella.

Y pensar que su siguiente viaje ocurriría repentinamente sin tiempo para que ella preparara su corazón.

Esta también era su primera vez transportándose con muchas otras personas y sin la ropa del Club de Exploración que parecían a propósito uniformes escolares, lo cual se le había dicho que era porque la auto-imagen era importante cuando se iba a Nutella.

 

Cada club preparó dos participantes, y ningún club se retiró de la carrera.

Había veintiséis participantes en total, aunque su grado de impaciencia por participar variaba.

Nanakubo los estaría acompañando con los otros dos de segundo año trabajando como sus asistentes, haciendo un total de veintinueve personas.

¿Cómo lucía la vista de veintinueve personas sosteniéndose la mano en un círculo gigante y repentinamente se desvanecieran de la playa de la Isla Iriomote para un transeúnte?

Desafortunadamente, como una de los participantes, Homura no tuvo la oportunidad de ser testigo de eso.

—…Hyaa…

Homura fue sorprendida por la repentina sensación de sus zapatos siendo sumergidos en agua.

Ella se alivió cuando vio que sus pies estaban sobre tierra arenosa.

La ubicación de Nutella que correspondía a la costa de la Isla Iriomote también era una costa.

Era una playa arenosa circular de cien metro de diámetro, rodeada por altas y pronunciadas colinas. El brillante horizonte podía ser visto a través de agujeros en forma de túneles en el costado de los acantilados que conectaban el océano.

Homura y los demás habían aparecido en el borde de la playa cerca de la entrada del túnel.

Era un lugar místico donde sólo el sonido presente era el gentil sonido de las olas en la playa. Por detrás de ellas estaba una pendiente que conducía a tierra firme.

No había señales de estructuras hechas por el hombre como las ruinas o un campamento en esta playa natural prístina.

Lo siguiente que notó Homura después de la sensación de agua en sus pies fue el cambio en la temperatura después de haberse transportado de la noche al día. Pero incluso entonces, este lugar estaba bastante fresco gracias a los acantilados bloqueando la luz del sol.

—Realmente vinimos a Nutella…

Cuando Homura miró al cielo, el Bagel familiar estaba ahí para saludar a los investigadores novatos, diciéndoles que esto definitivamente no era la Tierra.

El Bagel aquí lucía más delgado y lejano comparado con el gentil arco blanco que Homura había visto en el campamento base de la Preparatoria Seiran.

—Ya veo… Es porque estamos a una latitud baja aquí…

Ella escuchó salpicaduras detrás de ella.

—Homura, Homura. Todos se están reuniendo.

Homura dejó de estar distraída viendo al cielo por la voz de Inari detrás de ella.

—Ah, sí, entendido… ¡Espera! ¿¡Qué!? ¿¡Uwaah!?

—¿Qué pasa con esa reacción?

Homura estaba impactada y por reflejo dio un paso atrás después de voltear a ver a Inari.

La altura y voz eran definitivamente de Inari-senpai, pero su apariencia había cambiado drásticamente.

—¿Esas orejas…? ¿Son reales?

—¿Estas? Sí, son reales.

Para resumir, Inari se había transformado.

Homura lentamente levantó una mano para agarrar a las orejas moviéndose en la cabeza de Inari.

Ella sintió calidez y un pelaje cómodamente mullido en su mano.

Desde que vino a la AV, Homura frecuentemente escuchó que los demás llamaban a aquellos que tendían pasar por transformaciones físicas en Nutella como “Trans”. Aparentemente había subcategorías específicas como TCPA (Trans de Caso de Posesión Animal) y TCPE (Trans de Caso de Posesión de Espíritu) también.

—Inari-senpai, ¿tienes una cola también…?

—S-sí…pero ya tranquilízate, ¿de acuerdo…? Es vergonzoso que me vean así.

Inari se retiró mientras sostenía su cola detrás de ella. Homura estaba tratando de darle una vuelta a ella para poder verla bien.

Su curiosidad estaba sacando lo mejor de ella, Homura saltó a ella, pero Inari la esquivó con un paso de lado tan rápido como si ella se hubiera teletransportado.

Incluso así, su cola esponjosa se asomó por detrás de su espalda.

—¿Qué te pasa…? ¿N-no ya viste fotos de mí en Nutella en la habitación del club antes?

—No, esta es mi primera vez viéndolo… Ammm… ¿pudo tocarla un poco? No haré nada malo.

—¡Basta!

Sus grandes orejas eran como las de un zorro, pero sus punzantes ojos y los contornos de su redondo rostro parecían un gato. Ella también tenía una estructura física delgada que daba una impresión masculina.

Aunque, si Homura tuviera conocimiento, ella probablemente habría vinculado la apariencia de Inari con la de un zorro feneco que vivía en el Sahara africano.

—Ahora no es el momento para eso. Mira. —Inari apuntó atrás de Homura con su barbilla.

Todos los otros miembros del club estaban subiendo un revestimiento de roca en la dirección opuesta, viendo al océano, en la dirección de Nanakubo.

Dándose cuenta que estaban a punto de ser dejadas atrás, Homura se apresuró a alcanzarlos con Inari.

 

—¿Alguna molestia por cinetosis? Sólo escuchen mientras descansan sus cuerpos, ¿de acuerdo?

Después de terminar una segunda llamada a la lista, Nanakubo comenzó a explicar las reglas de la carrera.

Se habían transportado a una isla aislada en los mares del sur de Nutella.

Todos los miembros del club se habían reunido sobre una zona elevada de la tierra junto a una península con un panorama del océano extendiéndose por el horizonte tan lejos como el ojo podía ver.

Nanakubo parecía haber perdido algo de su impaciencia previa después de transportarse aquí.

—La llamamos una carrera, pero es más como una “orientación”. Es una carrera de aventura para ser precisos. Debería haber algunas personas aquí quienes ya lo hicieron durante el entrenamiento del club.

No era una pregunta real, pero dos estudiantes de la Central Hamamatsu energéticamente levantaron sus manos. Había varias manos levantadas de otras escuelas también. Parecía ser una actividad importante para menú de entrenamiento estándar del Club de Exploración.

—Bien, bien. Lo que harán esta noche, aunque es de mañana aquí, es una pequeña versión de eso.

Orientación era un deporte nacido en Escandinavia que tomaba lugar en la naturaleza.

Involucraba darle a cada competidor un mapa del campo en el que se competirá y hacerlos buscar varios puntos de control ubicados por el campo en una carrera para acabar en primer lugar.

Adicionalmente, a diferencia de la versión tradicional de orientación la cual era una competencia individual, una carrera de aventura era una competencia en equipo. En una carrera de aventura, la información en el mapa proporcionado era escasa y algunas veces tomaba lugar en regiones inexploradas, lo cual era más cercano al formato de esta carrera irregular.

—Estamos en una isla inhabitada ahora mismo. Bueno, obviamente. Su circunferencia total es de cincuentaicinco kilómetros. Es más pequeña que la Isla Iriomote, pero más grande que Izu Ooshima en el Archipiélago Izu. Como pueden ver, la isla tiene montañas y valles. También tiene ríos de agua fresca. Incluso hay estanques aquí y por allá.

Nanakubo apuntó a una piedra donde un tosco y simple monumento estaba erigido. Tenía una bandera japonesa pegada, la cual había mantenido bien su forma incluso después de ser gastada por el viento y la lluvia.

—Esta isla originalmente tenía un Anillo de Transportación construido para usarlo como base para la “Corporación Publica del Planeta”, el predecesor de la rama japonesa de la PPTINU. Sin embargo, como pueden ver, esta isla aislada está en medio del océano. No hay ni grandes animales terrestres o ruinas para encontrar aquí, e ir al océano es demasiado peligroso. En otras palabras, eligieron el lugar equivocado para una base. La investigación de la isla acabó casi inmediatamente, y después de eso, los únicos planes que quedaron para venir de nuevo deben ser por una petición de investigadores de Nutella por una segunda investigación o para usarla como un campo de entrenamiento para investigadores.

Homura y los otros investigadores en estos días eran capaces de observar Nutella a través de fotos de satélite; aunque la calidad de la imagen estaba bastante granosa, por adelantado en la Tierra. El descubrimiento de esta isla en los días cuando la tecnología de observación no había avanzado mucho era un gran logro.

Aunque lo entendió un poco tarde, Homura no pudo evitar sentirse aliviada de que no habían sido transportados en medio del océano y haberse convertido en cadáveres flotantes.

—…Sin embargo, fue alrededor de ese momento que el Anillo de Transportación se perdió. Este incidente causó una gran alteración detrás de la escena entre los altos mandos. Después de todo, geográficamente hablando, la Isla Iriomote básicamente es nuestro borde nacional con nuestro lindo vecino. Bueno, nada de eso importa ahora. Todo está en el pasado. Pueden preguntarles a sus maestros sobre ello cuando regresen. De cualquier manera, el Anillo de Transportación perdido fue recuperado a salvo por uno de nuestros senpai en ese entonces… y con perspicacia tomó la oportunidad de quedárselo.

“Ooh”s de admiración sonaron entre los investigadores novatos mientras Nanakubo terminaba de explicar la historia. Por supuesto, había voces ansiosas que decían “¿no eso es malo?” también. Incluso para Homura, quien no sabía nada sobre política, la historia sonaba increíblemente riesgosa y sospechosa.

—El Anillo de Transportación, el cual está registrado como un objeto perdido, ha sido entregado a cada sucesor represéntate del Club de Exploración en secreto. Lo estoy tomando prestado del representante Tenryuu justo ahora. Y ya que sólo se usa una vez al año durante la AV, está lleno al borde de energía mágica también.

¿Eeh? ¿No es eso hacer trampa…?

Esas eran noticias impactantes para Homura, quien se había preocupado por la escasez de la energía restante en el Anillo de Transportación cuando rescataron a Misasagi-senpai.

—Como sea, regresemos a explicar la carrera. Básicamente, esta isla es un jardín para nosotros, los miembros del Club de Exploración. Sin embargo, también es una isla prístina que no ha sido visitada en aproximadamente seis años en tiempo Nutelliano. No hay verdaderos senderos aquí. No importa cuánto se hayan incrementado sus habilidades físicas en Nutella, no dejen vagar su concentración y se relajen o lo pagarán.

Nanakubo parecía estar dirigiendo esa advertencia hacía ella también y firmemente se puso el Anillo de Transportación en su dedo.

—Ahora bien. Ya nos habíamos transportado a esta isla una vez, temprano en la mañana y terminamos de colocar los puntos de control. Miren.

Mientras explicaba, Nanakubo sacó una muestra de los puntos de su bolsa.

Era un prisma triangular de treinta centímetros de lado hecho de tela, y estaba pintada en rojo y blanco, colores que resaltaban en un ambiente natural como este.

—Vagarán por la isla en busca de estos. El punto de salida y meta es aquí, además de eso, son libres de elegir la ruta que deseen. Les daremos a todos mapas antes de comenzar. También hay varios aspectos que son diferentes de una carrera de orientación usual, así que escuchen bien. Primero, los puntos de control cada uno cuenta por puntos de diferente número. El equipo ganador será decidido por cuantos puntos hayan acumulado en seis horas. Si hay muchos grupos empatados en primer lugar, el que llegue a la meta en primer lugar gana. ¿Y bien? ¿Entendieron el punto?

Uno de los de primer año levantaron una mano.

—¿Podemos usar magia?

—Usen lo que quieran. Si ustedes pueden usar efectivamente magia en esta carrera a su nivel, entonces está bien. Incluso pueden comenzar una batalla real entre ustedes si quieren. ¡Sin embargo! ¡Los de segundo año tienen prohibido usar magia! Y no pueden usar familiares tampoco.

—De acuerdo~, —respondió Hayashi en un tono perspicaz.

Al lado de Homura, Inari simplemente miraba a Nanakubo con sus brazos cruzados.

—¿La carrera todavía continuará si llueve?

Nagashino fue la que pregunto eso.

El cielo estaba completamente despejado, así que era una pregunta inesperada para todos los demás, pero Nanakubo tenía una expresión decepcionada y sin embargo extrañamente orgullosa; como si ella hubiera anticipado esa clase de pregunta.

—Jijiji, —rio Nanakubo. —Cierto, Dejando fuera la lluvia, incluso chubascos son muy posibles en esta isla. Y además de eso, bastante violentos. Si la lluvia cae en este lado de la meta, entonces detendremos la carrera. Pero es común que lloviznas caigan en las montañas en islas aisladas. Tienen que lidiar con eso por su cuenta en ese caso. Pueden seguir la pista de en cual dirección están yendo—Ella apuntó al cielo. —mirando al Bagel. Si llueve o se pone nublado, tendrán que confiar en sus brújulas en su lugar.

¿Brújulas? Esa era la herramienta que había ayudado mucho a Homura y Touya cuando persiguieron los rastros de los lobos en Nutella. Pero, si Nagashino no hubiera preguntado eso ahora, ¿qué habría pasado si encontraran con un chubasco durante la carrera…? Parece que los supervisores de la carrera todavía les estaban ocultando cosas apropósito, poniendo a Homura incluso más intranquila.

—…¿No más preguntas? Entonces comencemos.

—Entendido~, —todos respondieron. Parecía que todos se habían decidido en algún grado en el momento que cada club fue puesto en equipos de dos.

Cerca de la mitad de los participantes en la carrera eran viejos y experimentados miembros, pero explorar la naturaleza salvaje era algo que cada miembro del Club de Exploración experimentó después de unirse.

Nanakubo miró a su reloj mecánico.

—¡De acuerdo, comencemos la carrera! ¡Primero, entregaremos los mapas, las brújulas y tarjetas de registros! ¡Ah, esperen, no se vayan corriendo aún! Hay diez minutos hasta el comienzo oficial. ¿De acuerdo? ¡Daré la señal de inicio en diez minutos!

Nanakubo dio una pequeña soplada a la flauta colgando de su cuello como una demostración.

Los dos de segundo año sirviendo como sus ayudantes entregaron bultos de copias de mapas, causando que cada participante se reuniera instantáneamente alrededor de ellos.

¿¡Qué!? ¿Eh? ¿¡Ya comenzará!? ¿En sólo diez minutos…?

Después de estar ahí vagamente parada por un momento, Homura finalmente siguió a todos y se empujó en la línea para conseguir su propio mapa y brújula.

—¡Inari-senpai! ¡Obtuve los tuyos también! …Amm, ¿senpai?

Cuando Homura regresó, Inari, quién había estado derecha mientras escuchaba la explicación de Nanakubo, estaba sentada en la tierra con hierba con su cabeza dejada caer un poco.

Sus orejas levantadas previamente también estaban caídas sobre su cabeza ahora, haciendo fácil de saber su actual condición.

—¿Estás bien…? ¿Podría ser que…estés sufriendo de cinetosis?

—No. —Inari negó con su cabeza incluso mientras permanecía caída. —Sólo…me dio sueño la larga explicación de Nana.

Inari infantilmente trataba de actuar ruda, pero aparentemente ella había sido golpeada subrepticiamente por la cinetosis al transportarse por primera vez en bastante tiempo.

Aunque los síntomas eran transitorios, aparentemente atacaba a algunas personas bastante fuerte. Incluso Touya, quien se esforzaba en evitar confiar en los demás tanto como fuera posible, resignadamente tomó prestado el hombro de Homura cuando sufrió de ello antes. Homura no podía evitar ser impresionada por la fuerza de voluntad de Inari que se rehusaba en darse cuenta de su propia condición.

Homura se inclinó mientras revisaba la condición de Inari.

—Amm… He descubierto un serio problema en esta carrera…

—…¿Un problema? —Inari miró a Homura con un solo ojo.

—Tenemos agua…pero no tenemos comida. No tenemos sustento. Nos vamos a debilitar rápidamente en algún punto.

—…Encontrar las calorías que necesitas también es parte de la carrera. Sólo come cualquier insecto que encuentres arrastrándose.

—Pero los insectos son algo…

Inari-senpai, ¿en serio estás diciendo eso?

—Más importante aún… Homura, ¿qué vas a hacer?

—Haah… No tengo la confianza de poder ganar, así que, ¿no puedo saltarme la carrera y dar un paseo por la playa? Si está bien para ti, por supuesto… Ah, no está bien, ¿eh? Tus ojos son aterradores ahora mismo.

—…

—Inari pasó a sentarse con las piernas cruzadas y miró duramente a Homura.

—…Lo mismo te digo. ¿Estás de acuerdo con eso? ¿No has logrado hacer una suposición de lo que es el premio de la carrera y el tema de discusión que terminará siendo en la reunión de presidentes de club?

—¿Hmm? ¿Qué?

—¿Realmente no tienes idea en lo absoluto?

Con el fin de huir del interrogatorio de Inari, Homura desesperadamente hizo trabajar su cerebro.

—…Mumumu. Dolorosamente me di cuenta durante la AV, pero nuestro club de la Preparatoria Seiran no está nada cerca del nivel de las otras escuelas…

—Es exactamente por eso que-

Inari levantó su voz, a pesar del hecho que estaba cerca de sus otros rivales.

—Las otras escuelas obviamente tienen de objetivo tener los derechos de hablar y negociar con la Nutelliana como premio. Se llamaba Subaru-hime, ¿cierto? Claramente están detrás de ella. También se lo dije a Touya, ¿recuerdas? Ustedes son muy despreocupados. No le dejen todo a Mayo.

—…

Homura se quedó sin palabras.

—Eh… Eso podría ser algo malo…

Homura sintió sudor frío formándose en su piel.

Homura vagamente había imaginado un futuro donde la Preparatoria Seiran y la Preparatoria Hiyoshizaka trabajaban juntos para profundizar las relaciones con Subaru-hime. Así es cómo debería haber sido, pero…

—Cuando un tesoro excesivamente enorme como este se encuentra, no importa quién fue el primero en descubrirlo o qué tan cerca esté de tu escuela. Incluso si técnicamente está fuera del país, si las personas tratan de hacer contacto a la fuerza con ella y van demasiado lejos, toda la zona donde vive Subaru-hime podría ser puesta en cuarentena. Tus sentimientos personales no importan para todos los demás. El más rápido gana.

—E-eso… seguramente lo resolverán Misasagi-senpai y Touya-kun de alguna manera en la reunión de presidentes del club…

La expresión de Inari se había suavizado de alguna manera después de que su cinetosis parecía que había cedido un poco.

—…Ya veo. Eso también podría ser parte del propósito de esta prueba de coraje.

—¿Qué propósito?

—Básicamente, los presidentes del club le confían asuntos por resolver que tienen que ver con sus respectivos intereses a los de primer año quienes tienen el futuro del Club de Exploración.

—…¿Futuro? —Homura se volvió frenética a esa palabra. —¡E-esa es una responsabilidad muy pesada! ¿¡Q-qué hago!? ¿Qué debería hacer?

Inari puso una mano sobre su boca para detenerse de vociferar su pensamiento. “Deberías haber cambiado lugares con Touya para servir como la vice presidenta en la reunión”. Después de resistir la urgencia, ella levantó una mano hacía Homura.

—Muéstrame el mapa…Homura, tú ve a espiar lo que los otros equipos están planeando.

—Entendido.

Después de saludar y levantarse, Homura volteó a ver los alrededores.

Los pares de cada escuela estaban esparcidos y parecían estar decidiendo sus planes para la carrera.

Había varias reacciones cuando los ojos de alguien casualmente se encontraban con los de Homura; algunos inmediatamente alejarían la mirada y algunos mirarían también, con una variedad equitativa de emociones en sus expresiones.

—…Si recuerdo bien…

Himekawa de Tomakomai Denpa debería haber venido a Nutella también… pero Homura no podía verla.

Eventualmente, un chico de primer año quien era del mismo tipo Trans que Inari captó su atención. El chico comenzó a temblar y claramente se llenó de miedo en el momento que la mirada curiosa de Homura se volteó hacía él.

En apariencia, su transformación no era tan llamativa como el de Inari. Aun así, las largas y delgadas orejas rectas sobre su cabeza realmente sobresalían.

—¿Un conejo? ¡Qué lindo!

El chico conejo se escondió detrás de una estudiante cerca.

La estudiante levantó la mirada del mapa en sus manos y se volteó hacía la dirección de Homura, y entonces asintió en saludo y caminó hacia ella.

—Las cosas se han vuelto algo serias, Hinooka. ¿Qué tal? ¿Tu equipo ya está listo para esto?

—…¡Ah!

Ese tono bajo entonado de voz era familiar.

—¿¡P-podrías ser…Himekawa-san…!?

La chica asintió.

Piel pálida que parecía congelar los rayos del sol. Cabello blanco ondeado.

Un patrón abstracto que parecía como si sus ropas sin teñir fueran visibles en su cuerpo debajo del traje de baño.

—…Luces completamente diferente de los Elfos como Misasagi-senpai.

—Sí… Aparentemente, soy actualmente la única de este tipo en Japón. Hubo señales de ello muy pronto después de que los patrones aparecieran en mi cuerpo, pero… sólo pasé por un gran cambió de forma recientemente. Todavía no me he acostumbrado a ello.

Mientras hablaba, Himekawa empujó al chico conejo quien se estaba colgando de su cintura del miedo.

—Ya que soy la única del país, quiero personalmente llamar a este tipo como “Elfa de Hielo”, pero ya se encontraron precedentes entre investigadores en Norte América. Aparentemente llaman a estos tipos inusuales de Trans con nombres como Wendigos y Sasquatch allá.

—Nunca escuché esos nombres extraños antes…

Himekawa se encogió de hombros.

—Más misterioso que extraño. Son los nombres de monstruos legendarios como hombre de las nieves y demonios de viento. Mi caso es mejor describirlo como una mujer de las nieves…pero por el momento, he sido registrada como una Wendigo.

—¡Creo que luces muy bien!

—…¿En serio? Muchas gracias. Estoy feliz que me digas eso tú, Hinooka-san. La transformación de Inari también luce asombrosa. En comparación…este niño es…

Himekawa jaló la parka del niño conejo, quien no había aprendido la lección y se colgó de su brazo a continuación, y lo hizo pararse apropiadamente.

—Uuuh… Shizune-san… ¿Realmente intentas hacer esto?

—Este es Kuwazono Yuu de mi club. Él es un Trans como yo… Como puedes ver, él no tiene la mejor de las personalidades valientes… Él y yo somos los únicos de primer año en el club de Tomakomai Denpa. Es por eso que…

Las palabras de Himekawa se detuvieron. Ella probablemente trataba de decir, “Es por eso que tenemos que participar juntos nos guste o no.”

—Mucho gusto, Kuwazono-kun, —saludó Homura.

El chico frenéticamente inclinó su cabeza en respuesta, causando que sus orejas cayeran frente a su rostro.

—No hay mucho tiempo antes de que comience.

Cortando las presentaciones ahí, Himekawa bajó su voz y habló en un tono serio.

—Hinooka-san. Creo que ya lo supones, pero la meta de todos en esta carrera es apoderarse del nuevo campamento base que será establecido para la Preparatoria Seiran.

—…¿Es lo mismo para ti y Tomakomai Denpa?

Himekawa ganó una expresión compleja con una clara mezcla de sentimientos.

—No, mi club es diferente. Todavía tenemos mucho trabajo de observación que hacer, y no podemos dejar nuestra base en lejano norte. Aunque, admito que estoy bastante interesada en esa princesa Nutelliana.

—Pero independientemente, estaré desafiando esta carrera con toda nuestra fuerza.

—Fueeee~. ¿Por qué…?

A diferencia de la emocionada Himekawa, Kuwazono tembló mientras hablaba con lágrimas.

—Si ganamos, pediremos un dormitorio para chicas con una ducha añadida para nuestro campamento base.

—…Sí.

—Ah, pero tampoco no puedo descartar la idea de pedir que a nuestro club se le dé prioridad en recibir una unidad de sonda Nutelliana como Ameno-chan.

—Ajaja, esa es una buena idea.

Himekawa no lo dijo en voz alta, pero esencialmente, sus metas dichas no entrarían en inconveniencia con la Preparatoria Seiran. Sin embargo, tampoco beneficiaría a la Preparatoria Seiran, simplemente dejando todo el asunto de la Nutelliana al comienzo de todo.

Aunque de cualquier modo, Homura estaba un poco intranquila sobre si realmente fuera una buena idea tener a Kuwazono acompañando a Himekawa en la carrera como su compañero.

A pesar de eso, Himekawa permaneció motivada, y ella tomó la mano de Homura en un agarre fuerte, trayendo devuelta la consiencia de Homura.

—Es por eso que no podemos cooperar contigo, pero aun así te estaré apoyándote, Hinooka-san. Tengamos una carrera justa.

—Sí… Gracias, Himekawa-san.

—Así que, Hinooka-san, ¿tienes algún plan de trabajar junto con tu escuela compañera Hiyoshizaka?

—Ah, olvidé eso. Tengo que irme. ¡Gracias otra vez!

Despidiéndose de los dos miembros de Tomakomai Denpa, Homura entonces buscó a Hayashi-senpai y Kanae Yuri de la Preparatoria Hiyoshizaka.

Los otros equipos ya estaban comenzando a mirar cuidadosamente sus mapas mientras supervisaban la isla, escribiendo y argumentando rutas para tomar, y haciendo muchos otros preparativos; entre ese bullicio, las dos personas que Homura estaba buscando realmente resaltaban en un cierto sentido.

—Ah, ahí estás. Kanae-san… ¿Mumu? ¿¡Ella está durmiendo!? …¿Es debido a la cinetosis?

Kanae estaba tumbada en el suelo.

Hablando de ello, ese joven hombre, Akiho, había dicho algo sobre Kanae antes de la transportación.

Por un instante, Hayashi parecía como si tuviera a Kanae recostando su cabeza sobre sus piernas estiradas mientras él se sentaba a su lado, pero resultó ser que los ojos de Homura le estaban jugando una broma. Aun así, ellos estaban posicionados bastante cerca de cada uno en el suelo.

—Amm, ¿Hayashi-senpai…? ¿Kanae-san está…bien?

—Ah, Hinooka-san. Buena suerte con la carrera.

—¿Por qué estás hablando como si no tuviera nada que ver contigo?

Hayashi-senpai estaba tan despreocupado como siempre.

—Creo que la Central Hamamatsu y la Preparatoria Ecchuu Takaoka seriamente tienen de objetivo ganar esto, sus respectivas escuelas compañeras la Preparatoria Mikawakotobuki y la Preparatoria Kanazawa Asano también, si se unen. ¿No eso es bastante malo para nosotros?

La Preparatoria Kanazawa Asano era la escuela a la que iba Otomaru.

El corazón de Homura sintió dolor al pensar que tener que competir despiadadamente contra un chico de buen corazón como él.

Sin embargo, la punzante pregunta y petición de su presidenta del club Shiragiju, durante la presentación de la AV, había dejado una fuerte impresión en ella.

—Cierto. E incluso descontando eso, no tenemos razón de dejarnos vencer sin hacer nada…

—Cierto, cierto.

Encajando en su naturaleza indolente, Hayashi ni siquiera volteó a ver el mapa, a pesar del hecho de que sólo había uno o dos minutos hasta que la carrera comenzara.

¿Era la compostura de uno de segundo año, o algo más…? Pero había otro asunto que preocupaba más a Homura.

—Hayashi-senpai, ¿realmente está bien ser tan descuidado, después de que incluso pasaste problemas para cambiar lugares con Akiho-kun, a pesar de la costumbre de que los de primer año participen?

—¿Hmm? ¿Estás hablando sobre ella? Ah, ¿te refieres a mí? Bueno, ya lo solucionaré de alguna manera.

Hayashi bajó la mirada para ver a Kanae, quien estaba acurrucada sobre el rompe vientos de Hayashi estirado un poco sobre la hierba creciendo en una superficie rocosa. Una gran gorra estaba colocada sobre su rostro en lugar de un parasol.

—…Ella se durmió de nuevo… ¿Hmm?

El tono de piel de Kanae era diferente que en la Tierra, habiéndose oscurecido ligeramente.

Por un momento, Homura se preguntó si ella era de la clase de persona que se broncea rápidamente incluso debajo del débil sol matutino, pero ese no era el caso.

Parecía que ella también era una Trans, pero Homura no podría obtener la oportunidad de verla apropiadamente a la apariencia de su transformación hasta mucho después.

—Ella realmente es débil durante el día. Ella siempre duerme cuando tiene el tiempo.

—H-heeh, ¿incluso en Nutella? Pero ahora no es el momento para eso.

Homura no podía acostumbrarse al ritmo relajado de Hayashi.

—¿No la Preparatoria Hiyoshizaka contribuyó tanto como la Preparatoria Seiran en el encuentro con la Nutelliana, con Subaru? Ustedes se siente igual que nosotros en no querer que otros clubs se entrometan innecesariamente, ¿cierto? A este ritmo, tampoco serás capaz de verle la cara a Koma-senpai y Taga-senpai cuando regreses…

—No te preocupes por eso. Es sólo una carrera de festival. Tomémoslo con calma.

—Bueno, eso podría ser el caso para ti, Hayashi-senpai, pero… ¡Ah, no, eso no es lo que quería de—!

Homura desesperadamente trató de discutir los planes para la carrera con él, pero el sonido de la flauta de Nanakubo señalando el final del tiempo planeado. Sin ninguna otra opción, Homura regresó corriendo a Inari.

Ahí, Inari finalmente se levantó derecha de nuevo.

—Muy bien. ¿Nos vamos?

Parecía que se había recuperado completamente de la cinetosis.

Ella dobló el mapa para hacerlo fácil de cargar y también escribió notas en la dirección de la brújula y otras muchas notas.

—¿¡No me digas que memorizaste e instalaste todo el mapa en tu cerebro!?

—Como no. Mayo es la única que podría hacer eso. Analizar las rutas posibles era lo máximo que podía hacer.

Los participantes se reunieron alrededor de Nanakubo una vez más.

—Escuchen bien, porque esta es la última vez que repetiré esto. La carrera durará seis horas. Cada equipo tiene la libertad de elegir cualquier ruta que deseen. Comienzan aquí. Y la meta también es aquí. Si ambos miembros de su equipo no regresan antes de que las seis horas pasen, automáticamente estarán descalificados.

Hasta ahora Nanakubo había claramente actuado a regañadientes en su papel de coordinadora, pero ahora ella había recuperado su compostura sádica única mientras ella veía a los rostros nerviosos de los miembros novatos.

—Y hay una cosa más que olvidé mencionar. ¡Estaré liberando una señal cada hora! Y de nuevo, cuando queden sólo treinta minutos y quince minutos también. Asegúrense de calcular cuidadosamente el tiempo que les tomará regresar si intentan seguir buscando hasta el final.

 

Con el sonido ruidoso de la flauta resonando por el aire como la señal de salida, la carrera entre cada Club de Exploración comenzó.

—¡Allez! ¡Allez! Allez.

Inmediatamente después de comenzar, los dos chicos de la Central Hamamatsu dejar escapar un extraño aclamo y corrieron rápidamente antes que todos los demás, como se esperaba.

Homura se detuvo cuando estaba a punto de comenzar a correr y nerviosamente se volteó hacía Inari. Inari no estaba parada, pero ella estaba caminando sin prisas.

Mientras tanto,

—No necesitan apresurarse, chicos. ¡Sólo síganlos! —Hayashi gritó en un tono malicioso.

Los dos chicos de la Central Hamamatsu se voltearon sorprendidos, pero no dejaron de correr.

—¡Basta!

—¡No nos sigan!

Al decir esos gritos de protesta detrás de ellos, los dos chicos tomaron la delantera a todos. Ya estaban fervientemente consultando su mapa y no tuvieron tiempo de revisar a los otros detrás de ellos.

Hayashi-senpai siguió a los dos miembros de la Central Hamamatsu mientras calmadamente vigilaban sus espaldas.

Él jaló a Kanae al tomarla de la mano, ya que ella estaba tambaleando en sus pies y claramente medio dormida.

Mucho de los otros participantes de la carrera se miraron confundidos al ver este repentino desarrollo, pero también había equipos que inmediatamente siguieron a Hayashi y a los demás.

Algunos de ellos simplemente habían elegido tomar el mismo rumbo, pero el desgaste mental y físico era enormemente diferente de esos que estaban pensando en su camino mientras caminaban y de aquellos que simplemente seguían a los demás.

 

Por otro lado, también había equipos que habían elegido dirigirse en una dirección completamente diferente del equipo de la Central Hamamatsu.

Homura actuaba como si revisara su mapa mientras seguía a los del segundo grupo.

La isla entera tenía una forma tosca como la letra “a”.

El punto de partida/meta estaba ubicada en el borde sur de la isla, cerca de la parte inferior derecha del mapa.

Ubicado en la parte central baja de la “a” estaba un bosque. La tierra se elevaba gentilmente mientras más fueras al norte, hasta que se convertía en una colina que era visible incluso desde el punto de partida.

El borde superior derecho de la “a”, en otras palabras, la sección sobresaliendo que se curveaba hacía el norte, hacía el mar, servía como una larga y estrecha península.

El par de la Central Hamamatsu y el grupo siguiéndolos se estaban dirigiendo hacía el norte, mientras que el resto se estaba dirigiendo hacía la zona occidental de la isla.

—Todos los equipos se han agrupado en dos grupos, Inari-senpai.

Inari y Homura observaron la dirección en la que el segundo grupo se estaba dirigiendo por detrás.

—Sí. Todo es justo como lo esperaba hasta el momento. Un grupo planea circular en el sentido de las manecillas del reloj alrededor de la isla mientras que el otro intenta ir al contrario.

Inari apuntó a las dos rutas en el mapa con su dedo.

—Mira, Homura. Hay un patrón del cómo los puntos de control están esparcidos por el campo de la carrera. ¿Lo ves?

Inari continuó hablando sin prisa.

—…

Preparándose a sí misma, Homura miró el mapa de nuevo.

—Si tuviera que hacer una suposición… ¿Los puntos de control dentro de la isla valen más puntos que los que están por la costa?

—Así es. Bien hecho. ¿Y por qué piensas que es eso? —preguntó Inari.

—…Hmm. Es el trabajo de un criminal.

Homura habló con una aparentemente seria expresión; pero ella obviamente estaba diciendo entre líneas, “no tengo idea en lo absoluto”. Inari golpeó la parte de atrás de su cabeza con el mapa.

—¡Es porque los puntos de control en la costa son los más fácil de encontrar! Siempre y cuando sigas la línea costera, terminarás viéndolos incluso sin poner demasiado esfuerzo. El terreno ahí también no tiene obstáculos. Por otro lado, tu campo de visión está obstruido por la jungla en el interior. Aunque, bueno, los colocaron en lugares que son fáciles de ver incluso tomando eso en cuenta. Pero sigue siendo bastante probable que las personas encuentren muchos sin notarlo. También está el peligro de perder rastro de nuestra ubicación actual.

—Ooh, ya veo. ¡Qué gran perspicacia, Inari-senpai!

—¿No has notado nada más? —Inari preguntó de nuevo con una mirada impenitente.

—…¿¡No los puntos de control marcados con [?] en un lugar de un puntaje te da curiosidad!? Esos claramente están destinados a voltear las cosas en la mesa de un solo golpe, ¿no?

Esas mecánicas en los juegos eran las únicas cosas que llamaban la atención de Homura.

—Bueno, es cierto que eso es un rasgo común en carreras como esta. …Especialmente una en lo más lejano del borde de la península del norte. Pero estas son trampas definitivamente. Realmente no entiendo cómo piensan esas personas bromistas que idearon bromas extrañas como esta.

Repentinamente, Homura levantó una mano como una estudiante entusiasmada en clase.

—Tengo una propuesta, inspectora. ¡Dividámonos! ¡Iré en dirección de las manecillas del reloj y tú ve a contra reloj! ¡Si cada una reunimos puntos de control duplicaremos los puntos!

—Imposible. Cada una tiene un mapa, pero sólo tenemos una tarjeta de registro.

—Agh… S-sólo estaba bromeando. No tengo el coraje para ir a buscar por mi cuenta de todos modos.

—¿Coraje? Te das cuenta que tendrías que buscar por tu cuenta si esto fuera un juego de orientación normal, ¿cierto?

Inari miró a Homura en exasperación.

—Así es cómo es eso, así que asegúrate de leer apropiadamente el mapa también. ¡Ah, olvídalo! ¡Honorablemente anuncio que dividiremos papeles! ¡Homura, estarás en vigilancia!

—¿Vigilancia? ¿Sólo eso?

—Tu trabajo es usar tus ojos para buscar cuidadosamente cualquier peligro en nuestro camino, cualquier zona única que resalte y por características geográficas que te digan que debes tener cuidado; ¡y por puntos de control también, por supuesto!

—Entendido, —respondió Homura con un saludo.

Repentinamente, un gritó furioso provino detrás de ellas.

—¡Apresúrense y váyanse, Seiran! ¿¡Por qué están holgazaneando tanto!? —Nanakubo las estimulo con un grito desde muy lejos atrás.

—¡Sí, ya vamos! —respondió Homura con un ondeo de mano energético a Nanakubo, quien se estaba quedando en el punto de partida con los dos de segundo año que servían como ayudantes moderadores para la carrera.

Una carrera en una isla desconocida complemente inhabitada… y en el medio de una densa jungla con mala visibilidad además. ¿Dónde se supone que comencemos? Homura pensó desalentadoramente al principio. Sin embargo, ahora que Inari le había dado sus órdenes y le explicó las tareas que necesitaba hacer en individual y pasos concretos, ella se sorprendió en hallar que su intranquilidad estaba comenzando a desvanecerse.

A su lado, Inari puso sus manos alrededor de su boca para amplificar su voz y gritarle de vuelta a Nanakubo.

—¡Nana! ¡Se nos permite esta cantidad de ventaja, ¿cierto?!

—- – !!

Nanakubo-senpai gritó algo mientras furiosamente giraba sus brazos tan rápido que golpeó a los chicos a su lado, pero ella estaba demasiado lejos y su voz fue llevada por la brisa del mar.

—Ajaja, ¿qué diablos está diciendo? —se preguntó Homura.

—Ella dijo que si terminamos en último lugar, nos golpeará y enterrará en la arena en la playa por toda una noche.

Las grandes orejas de Inari se crisparon viendo a la dirección en la que estaba Nanakubo.

—¡N-no quiero tener nada que ver con esa clase de penalización pasada de moda, muchas gracias!

Homura e Inari habían elegido el camino en dirección de las manecillas del reloj.

La ruta a contra reloj, en la cual el equipo de la Central Hamamatsu y Hayashi se había dirigido, contenía puntos de control gruesamente concentrados muy cerca de sí y a primera vista parecía como la ruta más rápida para recolectar puntos. Sin embargo, involucraba subir y bajar muchas cuestas, y se concentraba primordialmente en los puntos de control en el interior.

En tales circunstancias agotadoras, siendo forzadas a elegir un camino por un terreno difícil podría fácilmente al peor de los escenarios de perder rastro de su ubicación actual y de perderse. Al menos, eso era lo que Homura e Inari estaban pensando.

En otras palabras, la ruta en las manecillas del reloj tenía gentiles pendientes y colinas, pero la distancia entre puntos de control era amplio y requería caminar por grandes distancias.

—¡Ah, encontré una! ¡Encontré un punto de control! Es ese, ¿cierto?

—¿Dónde?

Inari entre cerró sus ojos en la dirección apuntada por Homura. Había un prisma triangular rojo con blanco ahí.

Su primer punto de control estaba ubicado en una ubicación bastante visible un poco lejos de la playa, pero afuera del bosque, haciendo fácil para ellas encontrarlo.

Inari revisó el mapa.

—Sobre tierra alta, eh… Muy bien, Homura, quédate aquí.

—¿Estarás bien por tu cuenta?

—Regresaré pronto. Quédate aquí a esta altura. Si ambas escalamos y regresamos aquí, podríamos perder nuestras cosas.

—De acuerdo.

Además, esto ayudaba a reducir el cansancio de Homura.

Mientras Homura en su interior se sentía aliviada incluso mientras se sentía mal siendo la única tomándolo todo tranquila, Inari huyó con su tarjeta de puntaje en mano.

Inari una vez más demostró una impresionante habilidad mientras saltaba de rama en rama y subía el revestimiento de rocas.

Justo como ella declaró, ella regresó en menos de cinco minutos.

—Bien, tenemos el punto de control [H].

Inari mostró la tarjeta de puntaje a Homura.

Una estampa que parecía ser del punto de control ahora estaba en la primera casilla de la tarjeta.

La estampa contenía la letra [H] y un número de puntaje rodeado por un borde modelado único. Lo más probable era que cada estampa tenía un modelo de borde diferente para prevenir que los participantes hicieran trampa.

—…5 puntos… Ese es un puntaje bajo.

Bueno, ya sabían eso ya que este puntaje del punto de control estaba marcado en el mapa también.

—Este es sólo nuestra primera, así que apresurémonos, ¿de acuerdo?

—Sí~.

Por el momento en que se estaban acercando a su tercer punto de control, las orejas de Inari repentinamente se crisparon, y ella volteó a mirar detrás de ellas.

*Baaaaang*…

Ese eco lejano teniendo un sonido explosivo alcanzó los oídos de Homura también.

Las dos estaban caminando por una escasa sección del bosque.

Ellas lograron ver un humo blanco elevándose desde un lugar lejano fuera del bosque.

—…¿Qué fue eso? —se preguntó Inari.

—Es probablemente la señal marcando una hora. Estaba pensando que era hora de que sonara.

Inari asintió comprendiendo, pero entonces frunció el ceño.

—Pero aun así, ¿un hechizo de señal de humo…? ¿Había una magia tan conveniente? ¿La conocías?

—Err, supongo, pero sólo lo descubrí hoy. Hablaron de ello durante la presentación de la Preparatoria Nadahama. ¿Quién piensas que disparó la señal ahora?

—No Nana, eso es seguro. Pero guau, la investigación de la magia realmente está haciendo un progreso estable.

La señal de ahora era un humo blanco, pero explicaron durante la presentación que pronto sería posible liberar diferentes tipos de señales de humo también.

—He usado pistolas de señal de humo antes, pero los encuentro aterradores ya que algunas veces fallan. Homura, ¿qué tal si aprendes esa magia tú? ¿No parece conveniente?

—Sí, pero explicaron que la precaución era necesaria cuando ee invocaba… Mencionaron algo sobre que entrenamiento especial era necesario.

Aunque que ciertamente era conveniente, Homura tampoco quería crear una reputación de ser hábil sólo en magia de humo.

 

Poco después, Homura e Inari llegaron a la parte inferior izquierda de la isla en el mapa.

Estaban recolectando puntos de control a buen paso, pero ellas no habían visto ninguno de los equipos delante de ellas hasta el momento.

Homura se sentía con ansiedad a la idea de qué tanto su lento comienzo podría haberles costado.

Y había otro problema.

De acuerdo con el mapa, había una pequeña península que se curveaba al sur, adelante. Y cerca del final de ella estaba un punto de control con un puntaje desconocido.

Homura e Inari discutieron sobre qué hacer sobre ello con el mapa y brújula en mano.

—¿Qué deberíamos hacer…? Si intentamos conseguir esa… Ir y venir nos costará mucho tiempo.

—Sí… Sería genial que valiera muchos puntos, pero si no… Mumumu.

…Terminaría siendo una completa pérdida de tiempo, en otras palabras.

—Sólo una hora y media ha pasado desde que comenzó. Ya terminamos un tercio de nuestra ruta planificada… Ahí probablemente habrá más ubicaciones peligrosas para pasar, pero nuestro paso no es malo. Ahora bien…

—Ya que es el borde de la península, es muy poco probable que el punto de control esté en un lugar difícil de encontrar.

—Sí, tienes razón.

Repentinamente, Inari levantó su cabeza y miró al profundo bosque. Sus pupilas por reflejo se replegaron por el sol que goleó su rostro.

—Alguien viene.

—¿O-otro miembro del Club de Exploración? —preguntó Homura en un tono nervioso.

—Sería aterrador si no fuera así.

Un grupo estaba viniendo hacía ellas, dirigiéndose al norte desde la dirección de la península de la que habían discutido justo ahora.

Ellos repentinamente entraron en el campo de visión. Era el equipo de la Preparatoria Nagumo.

—…¡Wah! ¿Nagashino-san?

—Ah… Hinooka-san. Y-

La que rápidamente respondió fue Nagashino, la ayudante moderadora durante la reunión de la AV.

Nagashino dio una pequeña reverencia y saludó mientras daba una bastante clara actitud tensa, y entonces apresuradamente continuó pasando de ellas.

Su compañero, un estudiante hombre, alegremente las saludó de mano por encima de su hombro mientras se iba con Nagashino.

—Se fueron muy rápidamente. Como si se tuvieran que mover a un paso muy rápido.

—¿Quién era esa? —preguntó Inari.

—Nagashino-san de la Preparatoria Nagumo. El chico con ella era Hiraoka-kun, si recuerdo bien.

Por un instante, Nagashino había fulminado con la mirada a Inari con una mirada extremadamente dura cuando ella la notó.

Aunque una de primer año y miembro novata como ella no debería ser directamente conocida de una miembro que no ha atendido el club por un año (y aún técnicamente no lo era) como lo era Inari.

Sin embargo, Homura no tenía tiempo de preguntarse esa extrañeza, mientras Inari hablaba de nuevo.

—Ya veo. Ah, parece que otro grupo está regresando de la península dirigiéndose a este camino.

Justo después que el equipo de Nagashino se fuera, el equipo de Tomakomai Denpa apareció.

Himekawa-san… y Kuwazono-kun…

Viendo a los dos en sus apariencias transformadas aquí en la jungla realmente ponía a Homura muy consciente del hecho de que estaban en otro mundo.

—Himekawa-san.

—Hinooka-san. Así que viniste por este camino también.

Homura se saludó de manos con Himekawa, quien estaba jadeando para respirar.

—Esto no es bueno. El punto de control en el sur es una trampa. Un completo fracaso.

—Oh, cielos.

A pesar de sus palabras, el usual tono desapasionado de Himekawa realmente no lo hacía sonar como si fuera un fracaso.

—No puedo decirte mucho ya que arruinaría la diversión de la carrera, pero no puedo recomendarte ir detrás de él.

—E-entendido.

Homura miró a Inari para estar de acuerdo. Inari inmediatamente asintió.

—Perdón por hacerte esperar. ¡Vamos!

Con el grito de ánimos de Homura, los cuatro continuaron corriendo por la jungla.

Mientras corrían, Homura comenzó una conversación.

—¡Vimos a Nagashino-san! Ella lucía como si estuviera al borde de las lágrimas.

—Sé cómo se siente. Los resultados de ese punto de control fueron bastante severos, motivacionalmente hablando.

—Por cierto, ¿cuál era el puntaje de ese punto de control misterioso?

Preguntó Homura sin una pizca de reserva. Oh, vaya, vaya.

—Aunque decirte las especificaciones lo arruina un poco, eran sólo tres puntos.

—¡Gyah!

—Además, estaba ubicado en un lugar difícil de alcanzar, e inesperadamente desperdiciamos mucho tiempo y esfuerzo para conseguirlo. Nagashino-san y su compañero llegaron después de nosotros-

Himekawa dejó de hablar como si ella casi se le fuera por completo el aire, por lo que Kuwazono continuó explicando.

—Habría sido doloroso si nos fuéramos sin decir nada, por lo que Shizune-san les dijo el puntaje del punto de control.

—Simplemente estaba hablando en voz alta mientras pasaba.

Después de eso, el grupo de Nagashino se rindió de ese punto de control y se regresó inmediatamente.

—No nos agradecieron por la información tampoco, —dijo Kuwazono mientras se encogía de orejas en lugar de sus hombros.

—Está bien, no es como si la necesitáramos.

Himekawa realmente no parecía importarle.

—…Por cierto, Hinooka-san, ¿no deberían comenzar a correr en serio pronto?

—¿Eh? …¿Más rápido que esto?

Los investigadores típicamente tenían su fuerza física aumentada y su sentido del balance fortalecido en Nutella. Era gracias a eso que eran capaces de correr por una jungla con puntos de apoyo inciertos y muchas subidas y bajadas como estas.

Hasta ahora, Homura e Inari habían corrido lado a lado para que así pudieran hablarse entre sí, pero todavía habían mantenido un ritmo bastante rápido.

Sin embargo, Himekawa y Kuwazono simplemente intercambiaron una mirada, y entonces,

—Bueno, los vemos después.

Después de una corta despedida, ellos incrementaron su velocidad incluso más.

Himekawa y Kuwazono parecían como si estuvieran saltando con cada paso.

—Ooh, eso es asombroso. No hay forma que pueda continuar corriendo a ese ritmo, —dijo Inari en admiración.

La impresión inicial de los dos del equipo de la Preparatoria Hiyoshizaka fuera completamente volcado, lo cual en realidad la hacía sentir un poco aliviada.

Además, Himekawa estaba corriendo a esa excelente velocidad sin revisar el Bagel por encima o su brújula. Aunque Homura realmente no le había preguntado sobre ello, ella asumía que Himakawa tenía una habilidad que le permitía ver las ondas geomagnéticas como Misasagi-senpai, permitiéndole por lo tanto tener una compresión innata de sus alrededores.

—Hay muchos meritos de ser un Trans, ¿no es así? Tengo envidia~…

—¿Te refieres a la fuerza en sus piernas? En ese caso, te equivocas, —dijo Inari negando con su cabeza. —Eso debido a que sus cuerpos se adaptaron a la gravedad en altas latitudes. Homura, ¿no lo has notado? Comparado con la zona en la que Seiran está a cargo, la gravedad de esta isla inhabitada; y la forma de las olas del océano son-

Justo cuando Inari estaba a punto de explicar, el ritmo de Homura repentinamente comenzó a bajar.

—Senpai… tengo hambre…

—¿Qué? Cielos. ¿Es por eso que estás actuando toda cansada y lánguida?

Inari sacó tres frutas de color verde claro del tamaño de pequeños huevos del bolsillo de su parka y se los pasó a Homura, sin una señal de avaricia.

—Encontré y tomé estas mientras iba a los puntos de control. Se llaman algo como renbu o denbu, creo. Son comestibles, por supuesto. El sabor está más o menos. Son más dulces que la mayoría de las frutas de la Tierra.

—¿Me las darás todas a mí? ¿No quieres unas para ti, senpai?

Después de escuchar esa pregunta, Inari miró a un lado mientras ponía una mano sobre su boca.

—Ya comí una tonelada hace rato.

—¿Qué? ¡¡Eso es injusto, senpai!! ¿¡Es por eso que has estado con tantas energías!?

—Te dije que observaras cuidadosamente el bosque, ¿recuerdas?

A las frutas les faltaba mucha humedad, pero tenían una textura crujiente y buen sabor.

 

Después de eso, Homura e Inari se dirigieron hacia el norte pasando al lado oeste de la isla.

Para usar un reloj como un ejemplo visual, se estaban dirigiendo de la dirección de las 8 en punto a las 11 en punto.

Estaban siguiendo una ruta en zigzag donde firmemente obtuvieron los puntos a lo largo de la costa mientras pasaban a dentro de la isla de vez en cuando sin desviar en su mayoría su ruta.

Este era un proceso muy cansado no sólo para Homura sino para Inari también.

No sólo tomar un camino en zigzag en terrenos irregulares era bastante cansado, pero su ruta general también las llevó a una pendiente ascendente gradual que tenían que ascender, y su vista frecuentemente estaba obstruido.

Sin embargo, ellas encontrar pocas pizcas de buena fortuna también.

Por el camino, Homura e Inari pasaron por el equipo Kanazawa Asano, el cual ya había pasado la mitad de la isla. Este era el club de la escuela mixta la cual en realidad estaba cerca de una escuela de chicas.

Cuando se encontraron, Iguchi, la estudiante quien era compañera de Otomaru, claramente veía a Homura y a Inari como rivales y a la fuerza trató de jalar a Otomaru por el brazo cuando él trató de intercambiar información con ellas.

Aun así, Otomaru de alguna manera se resistió, impresionando a Homura.

De acuerdo a la manera de pensar de Otomaru, esta clase de oportunidad para hablar y conversar entre ellos podría ser más preciada y valiosa que los resultados de la carrera… Si eso era realmente parte de la finalidad del propósito de esta reunión secreta, Homura no pudo evitar sentirse asombrada por esta excelente actuación de los superiores.

—Somos parte de la “facción que se rindió”. ¡Ahora que lo pienso de nuevo, podríamos realmente haber sido engañados por Hayashi-senpai, ¿saben?!

—¿Facción que se rindió?

—¡Maru! ¡Maru-kun! ¡Es casi hora de la tercera señal, ¿recuerdas?! —dijo Iguchi ruidosamente. “Maru” era el apodo de Otomaru-kun. Muchas de sus senpai aparentemente lo llamaban por el burlón nombre de Omaru también.

—¿E-entonces qué hay sobre la facción que no se ha rendido?

De acuerdo al breve reporte de Otomaru mientras Iguchi trataba de apurarlo a marcharse.

La colina que se extendía por la costa del norte era conocimiento común para todos los participantes, pero cuando realmente llegaron ahí, aparentemente estaba mucho más empinado y traicionero de lo que estaba indicado en el mapa. Sería como un acantilado precipitado que cortaba el resto de la isla desde la península norte.

—Después de descubrir eso, la mejor ruta de acción habría sido inspeccionar el terreno y buscar por una forma de pasar alrededor mientras lentamente nos acercamos a la colina. Pero-

—Todos terminaron precipitándose después de que Hayashi-kun incitara al equipo de la Central Hamamatsu, ¿cierto? —supuso Inari con una sonrisa exasperada.

—Así es. Por eso, llegamos a la colina y no fuimos capaces de encontrar inmediatamente un camino que la pasara.

—Cielos… El mapa que nos dieron estaba completamente mal… —se quejó Iguchi frustrada.

—Hmm.

En ese momento, Inari apuntó a una esquina lejana del cielo.

Homura y los otros dos de primer año no lo habían notado, pero había un rastro de humo fluyendo alto en el cielo.

¡La tercera señal! ¡La mitad del tiempo límite de la carrera ya pasó!

Homura frenéticamente se volteó hacía Otomaru.

—Sólo decirnos eso es más que suficiente. Gracias, Otomaru-kun, y también a ti Iguchi-san. Ustedes pueden adelantarse.

—¡Sí, sí, de nada! —dijo Iguchi mientras se apresuraba a moverse.

—Nos estamos dirigiendo hacía adentro de la isla para reunir todos los puntos de control de ahí. Esa es nuestra única oportunidad de lograr un regreso.

—¡No estés diciendo eso, Marucchi! ¡Aah, odio esto! ¡Odio los insectos!

Después de ese grito final de Iguchi, el equipo de Kanazawa Asano saltó a la jungla.

—¡T-tengan cuidado! —gritó Homura mientras los veía yéndose, profundo en las regiones más densas de la jungla que incluso Homura e Inari habían evitado aventurarse apropósito…

—No puedo creer que el mapa estaba equivocado…

—Es algo que ocurre comúnmente. Los equipos en la “facción que no se ha rendido” deben todavía estar tratando de pasar ese acantilado precipitado.

Inari calmadamente analizó la situación, mientras Homura se ponía pálida.

—¿Q-quieres decir que están escalando las rocas? Ah, ninguno de nosotros tiene las herramientas necesarias, así que ¿están escalándolo libremente entonces? En otras palabras, ¿bouldering?

—No hay otra opción factible… no puedo evitar sentirme impresionada si en realidad lo están intentando, —dijo Inari.

Homura tragó saliva. Ella estaba preocupada por cómo Nagashino y Himekawa se les estaban adelantado también, pero justo ahora necesitaban concentrarse en su propio plan de acción.

—¿Crees que sea posible encontrar un camino a través de eso si nos acercamos cuidadosamente como dijo Otomaru-kun?

—Sí. Siempre y cuando sepas que el mapa está mal por adelantado, claro está.

Esto es probablemente una de las cosas a las que Nanakubo-senpai apropósito mantuvo en silencio… pensó Homura mientras ella miraba el mapa.

Inari era una fuerte y confiable aliada, pero su velocidad como equipo estaba por detrás de todos los demás, y ya habían pasado por muchos otros equipos. Si querían lograr un regreso y ganar, no tenían más opción que apuntar por los puntos de control más difíciles con puntajes altos, pero Homura se espantó de la idea de ir en lo profundo de la jungla como el equipo de Otomaru-kun.

En ese caso, su única otra opción fue el punto de control desconocido al final de la península norte.

Sin embargo, estaba en el otro lado del acantilado precipitado el cual no sabían si quiera si podían pasar.

Después de simplemente declarar, “El derecho final de decidir recae con la actora principal de aquí, Homura”, Inari pacientemente espero mientras Homura agonizaba sobre lo que tenían que hacer.

…La manera de hacer las cosas es diferente de la de Touya-kun y Misasagi-senpai.

Si Touya estuviera aquí, él probablemente habría elegido rápidamente un camino el cual tomar y por lo tanto habría cortado los medios ilusorios de escape de Homura.

¿Y qué hay sobre Misasagi-senpai…? No, esta era una situación donde Homura no podía confiar en senpai por primera vez.

Sin embargo, el hecho de que Homura tenía que decidir por su cuenta le deba mucha ansiedad.

Después de finalmente decidirse, Homura dijo una idea que pensó mientras nerviosamente estimaba la reacción de Inari.

—En realidad…hay algo que captó mi interés…

—¿Hmm?

A %d blogueros les gusta esto: