Capítulo 8

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, [crucial notice] El Paradero de un Billón de Cuentas [on the pinup board]

Bokor de Espíritu Maligno – El sacerdote Vudú que administra el mercado negro Espíritu Maligno. Se especializa en utilizar químicos.

1

La respuesta era obvia.

—Todo está mal…

Ahora que lo entendía, no podía creer que no lo había notado hasta ahora.

—¡Toda esta serie de eventos fue una ilusión desde el comienzo! ¡¡Esa es la respuesta!!

Mira a la imagen de “encuentra las diferencias” sin ninguna diferencia por demasiado tiempo y todo comenzara a parecer sospechoso. Podrías comenzar a ver un significado más profundo para todo, como si estuvieras sucumbiendo al Gestaltzerfall. Mis propias dudas sólo confundirían el incidente aún más.

Pero ese no era el caso aquí.

No podía apuntar una impresión inicial, y no podía encontrar ninguna evidencia una vez que comencé a buscar. Pero eso no quería decir que estaba imaginando las cosas y que yo no estuviera ahí. Esta era la conclusión correcta:

Cada parte de ello era falso.

Si incluso los detalles más pequeños habían sido tomados sin problemas, buscar no tenía sentido.

…Por un lado, ¿en qué los Zombis que Espíritu Maligno…no, ese vudú como un todo destacaba?

¿Eran esos Archienemigos como Ayumi?

Habían nacido de un cierto virus que había mutado de una forma sutil después de la exposición de la droga tradicional encantada usada en el Caribe.

Pero.

El contacto con el virus había sido completamente una coincidencia, pero, ¿cuál había sido el propósito original de esa droga? Era una combinación de varios químicos compuestos incluyendo la tetrodotoxina encontrada en el pez globo.

No sabía qué viejas palabras usaron para ello, como Ti Bon Ange o Nanm, pero ¿eso no les quitaba a las personas la habilidad de pensar, les permitía enterrarlos vivos para fingir su muerte y arrebatarles sus derechos civiles, para luego destruir su cerebro lo suficiente para mantenerlos vivos como títeres maleables una vez que fueran escavado de nuevo? Ese veneno no letal completamente extraño había sido mejorando generación tras generación en el deseo serio de castigar criminales con trabajo forzado.

En otras palabras, las drogas Vudú eran usadas en el cerebro humano.

Si eras expuesto a esa toxina, ¿no sería posible que te hicieran soñar o alucinar en lo que fuera que alguien quisiera?

Una vez que vi las cosas correctamente, todo parecía derrumbarse.

Todo había dado vueltas hacia el punto donde se había ramificado.

—Agh, *toser*, ¿¡*jadeo*!?

El contorno de todo se hizo más borroso. El baile salvaje de colores psicodélicos no se detenía. Ni siquiera el suelo se quedó plano, y el tambaleo de la tierra me llenó con nauseas, pero entonces el escenario suavemente cambió por completo.

Estaba en la escuela.

¿Y era de noche?

Vi el escenario familiar de mi preparatoria, aunque a una hora diferente de lo normal. Estaba…cerca del patio. Estaba acurrucado y apoyado contra el exterior del edificio de la escuela mientras sudaba bastante.

Pero…

¿Qué tanto había regresado? ¿Dónde habían comenzado las mentiras? Eso era obvio si lo colocabas todo en una línea de tiempo, y trazabas hacia atrás con tu dedo. Si había sido una mentira desde el comienzo, y el incidente todavía no ocurría en la realidad…

Entonces.

Estaba a punto de suceder.

¡Le removerían el alma a la Representante de la Clase en esa adivinación de amor establecida por esas tres chicas podridas!

—Oh, cierto… ¡¡Oye, Maxwell!!

No podía controlar mi visión temblorosa mientras me apoyaba contra el edificio de la escuela y le gritaba a mi Smartphone.

—Perdón por perderme en ese laberinto mental. ¡Ahh, debí haber notado que algo estaba mal cuando esa idiota de Ayumi era lo bastante lista para pensar que Espíritu Maligno era sospechoso de nuevo! ¡Y fui demasiado arrogante sobre ese conductor muriendo en esa persecución automovilística! ¡Como sea, ¿cuál es la situación?!

—Claro. Las Señoritas Amatsu Erika y Ayumi ya han entrado en la escuela, pero la batalla todavía está sucediendo.

—¿Esas monstruosas hermanas están trabajando juntas y aun así no pueden acabarlo inmediatamente?

Sentí algo en mi cuello. Pensando que era un insecto, llevé mi mano vacía ahí, y me estremecí cuando sentí algo solido. Cuando cuidadosamente lo removí, encontré algo como una jeringa con una cola de avión.

Era un dardo de una pistola de dardos.

¿Era eso lo que había inyectado la droga vudú en mi sistema? Había una cantidad de armas no letales; armas tranquilizadoras, balas de goma, paralizadores, pero no eran certeros. Cada método llevaba el riesgo de realmente asesinar al objetivo. Un ataque perfectamente seguro que evitara que el objetivo se despertara sin importar lo que le hicieras era, de alguna forma, más valioso que una simple bala de plomo. Mientras estaba atrapado en el vórtice mental, había estado en un estado donde podía ser asesinado o dejado vivir a conveniencia del enemigo.

Por ejemplo, si tenías un método para forzar remotamente a alguien a un estado de proyección astral, podías atacar su cuerpo indefenso todo lo que quisieras.

El dardo lleno con la droga Vudú había transformado esa idea absurda en un método viable.

—Esta es mi escuela, ¿cierto? ¿Qué les pasó a los estudiantes en horario nocturno?

—Fueron contactados en la lista de correos para decirles que las clases fueron canceladas por mantenimiento de emergencia para arreglar una fuga de gas.

Irritadamente arrojé a un lado el cartucho tranquilizante que sostenía, y miré el reporte de Maxwell.

…¿Realmente era posible escapar de ese estado por mi cuenta? Quizá sólo logré gracias a la luz y ruido que un experto en RV como Maxwell usaba para llamarme.

Simplemente leer el texto creaba una ola de nauseas en mí, pero no podía ser exigente justo ahora.

—¿Quién es el enemigo y quién está de nuestro lado?

—Los principales miembros de Andou Star, Sagawa Akemi y Hishigami Ai no son una gran amenaza, pero el Bokor del mercado negro de vudú Espíritu Maligno enviado a apoyarlas es un asunto completamente diferente.

Él, ¿eh?

Ese Bokor realmente sólo era un humano, ¿cierto? Él parecía usar drogas o pociones como Itou Helen, la Bruja, pero seguía siendo impresionante que él pudiera enfrentarse a varios Archienemigos a la vez.

—Reunámonos con Erika y Ayumi para salvar a la Representante de la Clase. Busquemos la fuente del ruido usando el micrófono de mi teléfono y encontremos la mejor ruta.

—No recomiendo entrar al edificio en lo absoluto…

—No necesitas añadir la elipsis. Sé que siempre tienes la razón. Pero el mundo es un lugar extraño donde te quedaras sin nada más que lamentos si siempre eliges lo que es correcto. Sólo haz la búsqueda.

—Claro.

Cuando miraba la escuela a través del Smartphone, una larga flecha verde apareció. Me agaché, me quedé en el muro, recogí una pala de jardinería más pesada que un bate de metal, y di un paso dentro del edificio de la escuela desde una puerta corrediza al azar.

La viscosidad del aire cambió.

Estaba incluso más renuente a continuar que si tuviera que enfrentar al interior de una casa abandonada llena de telarañas. Se sentía como si estuviera sumergiendo mi rostro en lavabo de sangre e intestinos de un animal podrido. Todos mis sentidos estuvieron expuesto a una pegajosidad desagradable y ligero calor. ¿Qué tanto era una ilusión y qué tanto eran juguetes hechos de harina? Si no permanecía concentrado, comenzaría a ver manos largas y sombras moradas acercándose desde los costados de mi visión.

Sostuve el mango de la pala debajo de mi brazo y traté de usar mi mano para cubrir mi boca y nariz con un pañuelo, pero no había nada en mi bolsillo. Maldición, ¿lo había tirado en algún lado? No era que estaba ahí y no era capaz de percibirlo, ¿cierto?

—¿Debería enfocarme más en lo que muestra la pantalla más que en lo que me muestran mis ojos, Maxwell?

—No. Incluso si los sensores mecánicos no pueden ser engañados, lo que ve en la pantalla sigue dependiendo de sus sentidos, y por lo tanto no puede confiar completamente de la información que ve ahí. Cometió ese error la última vez también.

No era sólo efecto psicológico.

Si estaba usando una droga secreta que estimulaba mis hormonas, químicos cerebrales, feromonas, etc., entonces esto era química. Justo como no podías desviar el acido sulfúrico con pura fuerza de voluntad, esto era más que las agallas y fortaleza mental pudieran soportar.

Todo adentro era peor que en el exterior. El ataque de Erika y Ayumi habían dejado vidrios rotos por todas partes, pero eso podría haber sido para ayudar a ventilar el lugar.

Podía escuchar explosiones y destrucción por encima. Mientras polvo caía del techo, agarré el mango de la pala una vez más, y seguí la flecha del Smartphone hacia las escaleras.

Vi a alguien al pie de las escaleras.

La luz de la luna brilló sobre una pequeña Vampira con corto cabello plateado, un uniforme militar negro holgado con chaqueta usada como vestido y un material sintético cubriendo sus delgadas piernas.

—¿¡Fly Villiers!?

—Oh, el hermano menor. Me estaba preguntando a dónde habías ido. Me alegra ver que estás a salvo.

Tensé todos mis músculos y traté de descubrir qué podría hacer con la pala si todo se resumía a eso, pero algo en la respuesta de esa mosca plateada parecía extraño.

Espera.

¿Qué era esta relajada y familiar atmósfera?

—Maxwell. ¿Ella está de nuestro lado?

—Claro. Podría haber alguna confusión en sus recuerdos, pero ella pertenece a las 13 Familias de Europa del Este, y es una vieja conocida de la Señorita Amatsu Erika.

…Todo eso era correcto, pero no era suficiente para quitar mi sospecha. ¡Y con Fly arreglando su sombrero plano frente a mí, no podía pedirle directamente a Maxwell si era una traidora quien se había unido a la Nube Oculta para tomar venganza contra los dioses!

—¿Sucede algo, hermano menor?

—Oh, cierto. ¿qué hay de Meslayate? Él debería-…

Ese orgulloso Vampiro nunca se uniría a la Nube Oculta…excepto una vez que comencé a pensar en ello, me di cuenta que ese conocimiento provenía del sueño o alucinación producida por la droga vudú. ¿Qué tanto de eso era real; si es que algo lo era?

¿Fly Villiers era una enemiga?

¿Meslayate era un aliado?

¿O era exactamente lo opuesto?

Maldición, si todo había sido una completa tontería, podía haber sólo reseteado todo mi conocimiento. Pero tomaba prestados algunos detalles de aquí y allá, por lo que no tenía forma de saber qué tanto de la información podía mantener.

Necesitaba solidificar mi conocimiento comenzado con lo que sabía por seguro.

—Así que, ¿dónde están Erika y Ayumi?

—Arriba, –dijo Fly. —Casi la mitad de la razón por la que pasaron a completo modo de ataque es porque desapareciste después de que te dieran con esa pistola de dardos, hermano menor. Me pidieron que me transformara en un enjambre de moscas para buscarte.

Si eso era verdad, quería decir que Erika y Ayumi al menos creían que Fly era de confianza.

Sin embargo, esa Vampira de cabello plateado todavía estaba en su forma de chica, y había un aura siniestra alrededor de ella. Sí, provenía de sus pies. Se sentía como si hubiera ahí un pantano podrido en la oscuridad que la luz de la luna no podía penetrar.

Estaba burbujeando.

Y ardiendo.

—Y sé muy cuidadoso, hermano menor.

—¿Hm?

—Ese Bokor ha redefinido el campo de batalla en un lugar verdaderamente endemoniado. Simplemente verlo como tal no es suficiente para llevarte a la locura, pero hay muchas cosas vagando en este lugar, así que debo pedirte que no te apartes de mi lado.

Maxwell no parecía enviar una advertencia, por lo que ella no debía estar engañándome para que pudiera apuñalarme en la espalda.

Ajusté mi agarré sobre el mango.

—…Vamos con mis hermanas.

—Sí. Eso sería lo mejor para enfriar las cabezas de esas catástrofes vivientes.

Caminé por el edificio de la escuela iluminado por la luna con la mosca plateada uniformada de negro.

¿De qué habían sido hechos originalmente?

Extrañas formas negras y purpuras se retorcían como si bloquearan los pasillos o escaleras. ¿¡No eran sólo alucinaciones!?

—Discúlpame, hermano menor.

Antes de que pudieran saltar hacia nosotros, Fly envió un enjambre de moscas plateadas, y rápidamente hizo que se pudrieran. Todo lo que permanecía era un hedor agrio que me hacía sentir mareado.

—Parece que algo se ha mezclado en las muñecas de harina de tamaño real. Estaba convencida de que era un ejército de muertos podridos acercándose.

—Los Archienemigos siguen siendo seres vivos. Si él estuviera creando Zombis al azar, él tendría dificultades para controlar el grado del daño.

…Los Vampiros podrían todavía estarse restringiendo por la influencia de Erika, pero también era mucho trabajo crear más Vampiros ya que tenían que succionar una cantidad letal de sangre. Incluso el conde de Transilvania mundialmente famoso tenia que atacar victimas varias noches para esparcirlo. Su situación era muy diferente del Penetrante Polvo Zombi, el cual podía desencadenar una pandemia con una sola mordida.

Ocasionalmente vislumbraba algo extraño fuera de las ventanas. Había formas escalando el muro opuesto del edificio de la escuela, y algo como chispas de espadas chocando.

Espera, ¿esos no eran ilusiones?

—Oh, mira nada más esto. Parece que Meslayate y Elizabeth están aquí también. Ha pasado un tiempo desde que peleamos al lado de la Reina, por lo que podríamos estarnos dejando llevar un poco para nuestra edad.

…¿Todos estaban trabajando juntos?

¿Qué había del traidor que estaba del lado de la Nube Oculta? ¿Eso no era algo de la realidad? Eso habría sido genial si lo fuera, pero espera. Entonces, ¿qué hay del Bokor enviado por Espíritu Maligno? Erika, Ayumi y las 13 Familias de Europa del Este estaban trabajando juntas, por lo que podían controlar la batalla sin preocuparse de una pandemia. Pero, ¿eso quería decir que su oponente todavía no estaba derrotado? ¿¡Cuando sólo era un simple humano, y esta solo!? La fuerza de un Zombi era 10 veces la de un humano, y la de un Vampiro era 20 veces. Y había poderes irregulares como el de Fly Villiers que no tenían nada que ver con la fuerza física. Pelear contra todo eso con una pistola de dardos y algunas creaturas no podía ser fácil. ¿¡No quería decir esto que el Bokor estaba aguantando mientras era completamente superado en número!?

Nos estábamos acercando a las explosiones.

El lugar del golpe de la explosión estaba encima.

Mis piernas seguían moviéndose, pero mi alma estaba tratando de rechazar algo. Mi mano sosteniendo el mango estaba resbaladiza por el sudor. Mi alma me estaba diciendo que no mirara. Me decía que la verdad que encontraría arriba no estaría a mi favor.

¿Era suerte o mala suerte que la pequeña Fly Villiers estaba de mi lado?

De cualquier modo, había llegado al escenario final en las profundidades de la escuela.

Y ahí encontré…

—Ah.

Unas cuantas figuras estaban en combate por el largo pasillo. Dos lados estaban teniendo una pelea a muerte. Sin necesidad de decir que un lado era Erika, con su vestido de lolita gótica resistente a espadas con una larga falda con el frente ampliamente abierto y pantalones de piel negra apretados, y Ayumi, en sus ropas para correr que exponían su estomago con su sudadera abierta encima. El otro lado era el Bokor con un traje negro, corbata y lentes.

—Ahh…

Y parada ahí para protegerlo estaba alguien en armadura azul y una minifalda. Una mensajera celestial con una lanza dorada y escudo.

Ella era una doncella guerra de la Mitología nórdica.

Una Valquiria.

—¿¡Ahhhh!?

…Era completamente posible.

Él sólo necesitaba usar la droga vudú en su cerebro. Justo como yo me había quedado en un lugar mientras pensaba que estaba progresando, era posible que él pudiera controlar a esa diosa incluso si no podía asesinarla. Los movimientos de ella eran como alguien moviéndose en sus sueños. Y era verdad que necesitarías a un dios legendario o un Rey Demonio para hacerle frente a Erika, Ayumi y a las 13 Familias de Europa del Este.

¿Qué tanta amenaza era esto?

¿Igual que mi madrastra Lilith? ¿Lo mismo que el tiburón gigante Leviatán? ¿¡O incluso más!?

—¿¡Fuguu!? ¡¡Tú…!!

—Oh, Satori-kun. Me alegra ver que ella te encontró a salvo.

Pero…

Aun así…

—Blrgh…

Escuché un sonido muy desagradable como alguien metiendo su boca en un desagüe y sorbiendo las suciedades adentro.

Esa era una mariposa azul apaleando en una pesadilla después de que le robaran todos sus pensamientos y racionalidad.

La mano derecha de Karen destelló.

—!?

La mano pequeña de Fly Villiers me empujó, y me estampé de espalda contra el muro del pasillo.

Inmediatamente después, la pesada lanza dorada se derritió en líquido, y tragó a la chica en uniforme negro holgado. Mi pala era inútil. Esa era una legitima lanza celestial que podía volcar un camión blindado.

La forma de la chica se había hecho añicos.

Si ella hubiera sido incapaz de hacerse un enjambre de moscas plateadas, ella realmente habría sido pulverizada.

—¡Blrgh! ¡¡*Gorgoteo*!! ¡¡Blrsh!!

Tragué saliva mientras estaba demasiado preocupado como para limpiar el sudor frio de mi frente.

Para ser honesto, tener a una diosa como la Valquiria Karen controlada por un humano era un impacto incluso más grande de lo que mi corazón había imaginado. ¿Los humanos realmente podían lograr eso? ¿Esto realmente estaba permitido? La palabra “tabú” rebotaba salvajemente en mi cabeza. El Vudú de Espíritu Maligno les daba a las personas todo lo que quisieran si sacrificaban a la persona que más amaban, y sentía que podía estar viendo un vistazo a lo que eso realmente se refería.

Y él habló.

Él habló como un Bokor de Vudú, esa religión flexible que se apropiaría de las enseñanzas de cualquier otra religión y las haría suyas.

—No tiene caso. El concepto de enemigo y aliado no tiene consecuencias para mí. Cualquier forma de carne no es más que un ingrediente para un Bokor.

Por supuesto, ataques sorpresas estaban volando aquí y allá incluso mientras él hablaba. La mano de Erika, cubierta por un guante negro, tomó un extintor de fuego. Si ella arrojaba eso con una fuerza 20 veces más que la de un humano, se convertiría en un misil de metal.

Eso corto audiblemente el aire, y la silueta del Bokor colapsó.

No, eso no era simple destrucción.

Su cuerpo se hizo un remolino como leche siendo agitada en una taza de café. Él lo había esquivado. Eso fue. El extintor falló por poco de darle a su objetivo, y entonces alas blancas volaron por el aire.

Sí, el Bokor había cambiado forma.

De un humano a un cisne gigante.

Inicialmente pensé que había sido llevado de nuevo a una alucinación, pero eso no era esto. Erika y Ayumi estaban concentradas en lo mismo.

Pero para ellas, no parecía ser su primera vez viéndolo.

—Los practicantes de Vudú pueden llamar a cualquier dios y hacer suyos sus poderes. Y la palabra Zombi originalmente se refiere al resultado final de inyectarle a alguien una droga especial, dividir su cuerpo en sus 5 componentes físicos y espirituales, y volver a unir todo excepto los Z’Etoile y el Ti Bon Ange para controlarlos como desees.

—Kh.

Entonces Ayumi aplastó las luces fluorescentes del techo y las tomó, pero el cisne celestial sólo rio siniestramente mientras planeaba en el aire.

Nada de lo que le arrojaran tenía efecto.

Él no era particularmente rápido, pero él esquivó todo al retorcerse en medio del aire. Sus movimientos eran muy parecidos a una hoja flotando en el agua.

—Y tú mantienes separado el Ti Bon Ange en mano como un control. …Un humano normal logra sólo poco, pero Karen es una diosa, después de todo. El Ti Bon Ange controla los recuerdos y conocimiento del objetivo, por lo que sólo necesito la droga para extraérselos de ella. Puedo controlar los actos de una diosa para desencadenar un milagro dentro de mi propio cuerpo humano. La habilidad para transformarme en un cisne es uno, por ejemplo. Aparentemente, si un hombre humano toma la vestimenta de cisne de una Valquiria, ella pierde la habilidad de regresar al cielo. En otras palabras, es algo que los humanos pueden tocar y controlar.

Maldición, primero Itou Helen, la Bruja, y ahora esto. ¿Los intelectuales realmente les gustaba transformarse en animales o algo así?

Y cualquiera que fuera la lógica detrás de eso, teníamos que detener a Karen.

—¿Eso quiere decir que puedes pelear con más que sólo Karen ahora? ¿Cómo tomar piezas de shogi?

—Pareces estar confundiendo algo, –dijo el cisne gigante con un suspiro pegajoso. —Mi más grande peón eres tú, chico. No tienes habilidad de combate directa, pero obviamente tú eres el centro del diagrama. ¿Y piensas que quitarte el dardo de tu cuello fue suficiente para remover la toxina de tu cuerpo? Tu Ti Bon Ange permanece bajo mi control.

2

Colores psicodélicos llenaron mi visión. Los contornos de todo se hicieron borrosos varias veces, y pulsaron como ECG.

Tenía miedo de sostener un arma con eso sucediendo. Traté de soltar la pala, pero, ¿realmente lo había logrado? Todavía sentía algo pegado a mi palma.

—¿¡Onii-…!? Afgmk.

—¡¡bymft.-ri-kun, no…trata de quedarte qui-…!!

Tenían que estar gritándome a mí lado, pero sus voces parecían mezclarse y girar alrededor de mi cráneo varias veces. No podía juzgar sus distancias, y los tonos vagaban antinaturalmente.

Cuando traté de enfocarme en ninguna voz en particular, unas nauseas intensas aumentaron dentro de mí.

…Esto era malo.

Ceder mi cuerpo aquí era lo mismo que ser tomado como rehén. Erika, Ayumi y las 13 Familias de Europa del Este serían restringidas por la necesidad de protegerme. ¡Y se detenían, serían cazados por el poder de Karen!

Tenía que tomar una decisión.

Use mi cabeza como un martillo al hacerlo para atrás, y después golpear mi frente hacia ese conjunto de ondas de línea fluctuantes.

Con un fuerte sonido, los colores brillosos se atenuaron, y la onda de líneas se volvió el muro del pasillo una vez más. Podía incluso saber que la pala se había caído en el frio piso.

—Hm, primitivo pero efectivo. Aplica un impacto a la cabeza para perturbar la transferencia de información entre sinapsis, y desencadenara un mal funcionamiento en tus pensamientos normales y en los efectos de la droga. Esa es una forma para forzar a que regrese tu Ti Bon Ange separado químicamente.

El Bokor permanecía confiado en su forma de cisne gigante que el poder de Karen le había dado.

—Pero eso sólo proporciona un breve momento de claridad. Trata de continuamente mantener control de ti mismo de esa manera, y terminaras con tu cabeza abierta.

Sentí como si una mano invisible hubiera agarrado mi cerebro una vez más. No dolía. ¡Nada estaba tocando mi lengua, pero, ¿era increíblemente dulce?!

…¿¡Nhhhhh!?

Ghhh, tenía que permanecer consciente y encontrar; nhhh, alguna manera de deshacerme de estos colores y contornos fluctuantes.

—¡Agh, ¿eres…eres el centro de…la Nube Oculta?!

—Jaja. Un esfuerzo risible, debo admitir. Pero incluso si te digo la verdad ahora, serías incapaz de distinguirla de un sueño.

—Bbh…

¿Karen y las demás seguían peleando? ¿O simplemente estaba escuchando cosas después de chocar mi cabeza contra el muro? Como fuera, escuché una serie de explosiones irregulares.

—Además, no estamos en el centro de la Nube Oculta. Es una serpiente mordiendo su propia cola. Alguien ordenó esa estructura imposible, y le estamos dando forma concreta. Por lo tanto, no es posible que la destruyas.

Escuché risas.

La perspectiva estaba toda mal. Un cisne brillante nunca debería lucir más grande que la luna.

—La Nube Oculta tiene sus raíces por todos lados. Incluso con este grupo amigable aquí. …Por supuesto, ponerse en mi contra aquí le es a su favor de ellos. De esa manera, alguien del lado de la Nube Oculta permanecerá sin importar quien gane. Verdaderamente una situación ideal.

…¿Eso era una fanfarronada para poner un espacio entre nosotros? ¿O era una verdad no adulterada?

—Representante de la Clase…

—Oh, no tengo nada en contra de ella. Es sólo que su alma; bueno, las partes del Gros Bon Ange y Ti Bon Ange, son un producto. Normalmente nunca ayudamos a alguien antes de que el rito de paso esté completo, pero la circulación se estancara si se vuelve demasiado difícil. Así que, ocasionalmente aceptamos ordenes antes de que el pago llegue.

—¿Esa es…la única razón?

—Por supuesto, una vez que lo hemos aceptado, recibiremos el pago de una manera u otra. ¿La llamaste Representante de la Clase? Si fracasa el remover su alma, entonces tomaremos un alma de alguna de esas tres chicas. Siempre y cuando los números funcionen al final, los detalles no son de ninguna consecuencia para nosotros.

…Había sido bastante obvio cuando me drogó con ese dardo, pero este tipo era realmente el peor. Él había ido más allá de pura malicia, y se estaba volviendo nada mas que parte del sistema del mercado negro. Incluso si la Calamidad llegaba a la superficie, y la tierra estaba en su último día, él probablemente estaría aplaudiendo para tomar sus mercancías con alguna clase de venta apocalíptica extraña. Él podría haber visto sequias y hambrunas como nada más que una oportunidad para beneficiarse.

El escenario se tambaleaba al tiempo de mi pulso.

Estaba vagando ida y vuelta entre un sueño y la realidad.

Cuando fuera que tratara de enfocarme un solo cambio, sentía una intensa ola de nauseas como si estuviera viendo una luz intermitente.

…Maldición…

Si era derribado aquí, sería una carga para Erika y Ayumi. Tendrían que continuar peleando con Karen mientras me defienden. ¿Qué estaba bien y qué estaba mal? Incluso eso no estaba claro mientras todo se fundía junto, pero, ¿había algo que pudiera hacer? ¡Tenía que encontrar una forma de salvar a mi familia!

—¿¡Kyahh!?

¿Quién estaba gritando? ¿Importaba quien? Maldición. Karen, pensé que eras una diosa invencible que podía tener una fría sonrisa en su rostro todo el tiempo. ¿Cómo puedes dejarte vencer por un extraño término extranjero? ¿¡Qué tan mal está tu cerebro si dejas que un humano te manipule!?

…No.

Espera un segundo…

Algo se sentía extraño del dolor seco afligiendo mi cabeza. Era como si una bombilla hubiera sido encendida. Recuerda. Reacomoda tus pensamientos. Esta no era una broma de TV de la que todos se olvidaban tan pronto se acababa. ¡Tenías que ser capaz de recordar esto!

—Así es…

Todavía no estaba seguro si el mundo que estaba viendo alrededor era el correcto.

Estaba al borde de que mi cerebro fuera controlado por esa droga vudú.

Pero.

Aun así.

—¿Podría ser?

3

No podía saber qué lado era cual, mi sentido del tiempo estaba arruinado, y el mundo alrededor lucía con salvajes colores fluctuantes, pero vi el brazo derecho de Karen menearse mientras su cabello azul de mariposa se sacudía detrás de ella. Incluso sin la droga influenciándome, nunca podría haber esquivado ese ataque. Ella era una legitima diosa de la guerra. Justo como los pies de un humano no podían vencer a un leopardo, inteligencia y esfuerzo eran inútiles frente a las diferencias en estructuras corporales.

Pero aun así no me rendí.

Parecía estar vagando entre dos mundos con cada pulso de mi corazón, pero lentamente me balanceé a un lado.

Y hablé.

—Maxwell, comienza a grabar. Una vez que tomes algunas muestras, elabora un análisis y construye un mapa de flujo.

El sonido del aire siendo rasgado y rostizado por la fricción llenó la escuela en la noche. Había un agujero en el muro, y un poster del Comité de Embellecimiento del Campus fue rasgado en dos, pero eso fue toda la extensión del daño.

No se podía esquivar el ataque de una diosa.

Por lo que la única opción era hacerla fallar.

E hice eso al destellar la luz de mi Smartphone mientras ella atacaba.

Eso había estado cerca.

El torrente de oro líquido pasó justo a unos milímetros de mi oído derecho.

—¿Simplemente tuviste suerte? No.

Escuché una voz preguntándose eso.

La mente de Karen había sido cortada, por lo que ella no entendía la situación. Ella no sabría si su ataque dio o falló, por lo que no era su voz. La confusión provenía del Bokor controlándola.

El oro revirtió su curso, y regresó a la mano de Karen. Ella lanzó otro ataque, pero hice otro estrobo de luz, y me balanceé a un costado justo antes de que ella lo hiciera. Básicamente me estaba tambaleando, pero el muro de luz brillante hizo lo suyo. De alguna manera evite el ataque de oro por unos cuantos centímetros.

Sí.

Sin nada más que un flash de cámara. Mi resistencia era más lamentable comparada con una emocionante patada giratoria o un Frankensteiner, pero una parte del estimulo llegó a Karen mientras ella vagaba entre los sueños y la realidad. Justo como un experimento para ver si la luz y temperatura de un cuarto podía cambiar el sueño de alguien. E incluso si todo lo que podía hacer era presionar un botón, seguía siendo arriesgado.

La visión cinética y reflejos de un humano nunca podrían seguirle el paso, pero sabía cuando ella atacaría, y podría actuar por adelantado. De esa manera podría usar el flash de mi Smartphone para protegerme con un velo de luz. Di un paso delante de la Valquiria Karen.

Si mi sincronización estaba desfasa incluso un poco, no funcionaría.

De nuevo, esto era diferente de cuando mi papá usó una lona gruesa contra la Echidna en las profundidades de Absolute Noah.

—Tiene que haber una razón. Pero tus músculos y nervios son demasiado lentos para explicarlo. ¿La droga alteró la velocidad de tu transmisión nerviosa?

—…No es nada así de elegante. Pe-pe-pero estaría m-mi-min-mintiendo si dijera que no fue gracias a ti…bleh.

No sabía si el problema estaba en mi lengua o mis orejas, pero mi voz no sonaba bien.

Sí, todavía seguía bajo los efectos de la droga del Bokor.

No la había removido por completo de mi mente o cuerpo. Supuestamente él tenía una posición de absoluta superioridad donde podía aplastar mi cerebro como un tomate demasiado maduro.

Pero.

Esa era mi más grande carta del triunfo por el momento.

—Karen y yo estamos bajo la i-i-i-influencia de la misma droga, por lo que debemos estar e-e-e-experimentando los mismos síntomas.

—¿Por qué eso-.? …No, espera.

—Si Karen está v-v-v-viendo lo mismo que yo mientras sacudía esa lan-lanza dorada, de-de-debería saber el momento en el qué ella lo usará. Ese sueño o ilusión podría ser vago, y fuera del control de Erika y A-A-A-A-Ayumi, pero yo estoy en el mi-mi-mismo camino de alejarme de la r-r-r-realidad. ¡Sé lo que Karen está sintiendo más v-v-v-vi-vívidamente que alguien más!

El torrente dorado se disparó una tercera y cuarta vez, pero no importaba.

No lo estaba viendo con mis ojos.

Ni lo estaba escuchando con mis oídos.

Esos sentidos serían demasiado lentos.

Karen y yo estábamos sufriendo de la misma alucinación, así que estábamos conectados al mismo mundo. Sí, y podíamos influenciarnos entre sí. Justo como si trataras de tomar una hoja flotando en una piscina, y una ligera corriente le permitía deslizarse alejándose de ti como si tuviera mente propia. Así de significativo era esta conexión.

Los dioses como Karen intencionalmente se colocaban en un territorio divino desde el cual podían ver a los humanos, pero el Bokor Vudú había usado su droga para separarla de eso.

Podía usar eso a mi ventaja.

Les quitaría lo que los hacía tan especiales al arrogantemente poner un pie en el mismo lugar que un dios.

El Bokor transformado en un cisne debió haberse dado cuenta que yo simplemente seguiría esquivando los ataques porque él roció algo de sus grandes alas. Alguna clase de polvo se esparció de entre las plumas blancas. Los colores psicodélicos se hicieron más brillosos, y Karen explotó mientras su espada y escudo estaban listos. No, ella saltó hacia arriba, y atravesó el conducto por encima de ella.

Ella se desvaneció de la vista por unos cuantos segundos.

Pero ella llegaría en una ubicación devastadora antes de que cualquier pudiera racionalmente analizar la situación.

Sí.

Ella tomaría una posición directamente encima de mí para tomar mi cabeza.

Sabía eso.

No podía verla, pero seguíamos conectados. Y no necesitaba confiar en la alucinación cada vez.

Le había dicho a Maxwell que analizara la rutina de movimientos y creará un mapa de flujo. Una máquina no podía ver alucinaciones biológicas, pero Maxwell todavía podría observar mi respiración, movimientos de ojos y tensión y relajación de músculos faciales. Medir la distancia de enfoque de mis ojos sería suficiente para donde estaba viendo un fantasma. Al indirectamente compartir esa “información inexistente”, la información se acumularía, y quizá conducir a un método de predecir el siguiente movimiento de Karen.

—Texto, vibración, audio, corrientes eléctricas, y el sabor y olor causó que mi batería se calentara. Comenzando transferencia de los 5 sentidos (+ alguna información extra) para el usuario, –dijo Maxwell. —Si piensas que puedes sobrescribir todo esto, entonces inténtalo, Espíritu Maligno.

El ataque de Karen seguramente me alcanzaría sin importar a donde corriera. Por ahora, recogí la pala yaciendo a mis pies.

—¡Predice la acción de Karen!

—No recomiendo-…

—¡¡Sólo haz el cálculo!!

No tenía tiempo de leerlo todo. Tan pronto grité eso, un rayo azul y dorado golpeó. No, esto era como un golpe de un escudo como guillotina que atravesó el conducto y el panel del techo.

No había más texto o audio de mi Smartphone. El estimulo eléctrico de la energía interna se disparó de mis dedos hacia mi hombro. No había valentía aquí. Mi brazo se alzó por su cuenta para sacudir el mango de la pala. Reuní fuerza en mis músculos hacía arriba, y traté de atrapar el borde del escudo con toda la fuerza que un novato podía dar.

Un sonido explosivo sordo se escuchó.

—¿¡Onii-chan, tu brazo…!?

…¡¡Había esperado eso, así que no me mires como si fueras a llorar, Ayumi!!

Mi muñeca y hombro fueron abrumados por un dolor mucho peor de que te arranquen el diente. El pesado escudo había perdido algo de su fuerza, pero igual seguía empujando. Mi mano ya había sido destruida, pero nunca espere derrotar a una verdadera diosa sin salir lastimado, incluso si ella estaba drogada. Tenia que evitar a toda costa que mi cráneo se abriera, por lo que use la ligera desaceleración para llevar mi cabeza a un costado con toda mi fuerza.

El impacto cayó en mi hombro derecho.

Estaba mas lejos que mi oído o clavícula.

Sacudir mi cabeza debió haber cambiando mi balance a la izquierda, pero la poderosa fuerza me llevó de nuevo a la derecha. Pero tenía que permanecer positivo, y recordar que podría haber sido peor. Podría haber perdido mi brazo. No, me podría haber abierto la cabeza y mi cerebro salpicado por el piso.

Mis muelas castañeaban antinaturalmente.

Podría haber tenido suerte de que el conducto estrecho hubiera evitado que ella usara la larga lanza. Ella había fracasado en matarme.

Así que.

Tenía que usar la pala y mi hombro derecho para de alguna manera detener el ataque en medio del aire de la Valquiria. Si empujaba desde aquí, ella arruinaría su aterrizaje y caería. Pero no podía lograr mover mis piernas para llegar al punto de aterrizaje predicho. Podía saber que el dolor en mi muñeca y hombro explotarían, y me evitarían mover.

Así que grité a todo pulmón.

Sólo era un chico de preparatoria. Sabía que iba a gritar incluso si cerraba de golpe mi boca, por lo que todo lo que tenía que hacer era asegurarme de que tomara forma de palabras significativas.

¿Llamaría a Erika, Ayumi o a la mosca plateada?

Pero por alguna razón, grité un nombre diferente.

Sólo sucedió en la alucinación.

No tenía pruebas de que nada de eso pasó en la realidad. Y, sin embargo…

—¡¡M-M-M-Mels-l-layaaaaaaaate!!

Un violento viento rugió.

Estábamos en el tercer piso, pero la ventana a mi lado se partió, el marco de aluminio fue roto en pedazos, y una bola de pelos extra larga voló hacía Karen en un salto apenas controlado. Él mordió el costado de ella, partió la armadura azul, envió pedazos brillantes a volar a todas partes, atravesó el muro detrás de ella y la tumbó en un salón de clases vació más lejano.

—¡Onii-chan!

—No te preocupes…Ayumi…¡s-sólo consigue…el escudo y lanza…de Karen!

Mi lengua no se movía como quería, pero logré sacar lo suficiente mientras tiraba a un lado el mango de la pala rota, y me apoyé contra una columna.

El dolor de mi hombro y muñeca vendrían rugiendo de nuevo.

¡No sería capaz de pensar bien mucho más tiempo!

Erika usó su bota para patear la ultra pesada lanza yaciendo en el piso del pasillo, y fue volando a las manos con guantes de Fly Villiers de uniforme negro. Una vez que la mosca plateada la atrapó, todo se había acabado. El valor del oro puro provenía de su resistencia a la oxidación y corrosión, pero había excepciones a todas las cosas. Justo como el oro puro se disolvería en agua regia, la lanza se derritió en un lodo negro en las manos de Fly.

En base a eso, tenía que preguntarme qué tan bien las cintas adhesivas y bridas funcionarían en ella.

Como fuera.

—¡¡Ahora sólo…el escudo!!

Ahí fue cuando escuché un sonido explosivo. Miré sorprendido justo a tiempo sólo para escuchar otro.

La Valquiria Karen había sido inmovilizada por tan gran figura, pero ella usó su brazo para girar el escudo redondo con la suficiente fuerza para mandar a volar la mandíbula de Meslayate.

Esto era malo.

¡Karen se estaba parando de nuevo!

—Qué molestia. Pero es lo que es.

Ese comentario exasperado provino de Erika. Pero, ¿qué era esto? Ella estaba apretando y moliendo algo en sus delgadas manos envueltas en guantes negros.

—Karen pierde control de sus armas si dejan de ser oro puro, ¿correcto? En ese caso, podríamos tener una oportunidad. Sí, ya que puedes encontrarlo en cualquier lugar.

—¿Erika?

—Satori-kun, es verdad que el oro puro es altamente valioso por su resistencia a la oxidación y su rareza. Eso es obvio por su uso ocasional para monedas y coronas. –Ella continuó aplastando algo con su fuerza sobrehumana. —Pero pocos tesoros y monedas usan oro puro al 100%. A la mayoría de ellos le mezclan plata o cobre…o en el peor de los casos, plomo o estaño. Recuerdas la tarea que el rey le dio a Arquímedes, ¿no? Encontrar una manera de saber cuántas impurezas había en su corona de oro.

Así que…

¡Espera, ¿era eso de lo que estaba hablando?!

—La historia lo ha probado. Podría ser difícil de deshacerse del oro en sí, pero crear una aleación para cambiar su naturaleza es bastante fácil.

El aplastado se detuvo.

Después de completamente aplastar algo del aluminio del marco de la ventana que Meslayate había roto, ella había mezclado algo de su propia sangre y dejado secar. El resultado final era un polvo brutal mezclado con oxido de hierro.

Ella ligeramente ondeó sus dedos al muro más cercano como si ella estuviera encendiendo un cerillo en una era antigua.

Eso fue todo.

El polvo de aluminio y oxido de hierro rápidamente reaccionaron.

Lo hicieron con una temperatura de más de 3000 grados Celsius.

Un fuego tan brilloso como la soldadura envolvió el brazo derecho entero de Erika. Incluyendo la manga de su vestido de lolita gótica y guante negro.

Ella no mostró piedad.

Una creatura de la noche blandiendo una luz tan brillante era como la última contradicción.

Mientras Karen finalmente se ponía de pie, la larga falda de Erika revoloteó, sus hermosos rizos rubios se sacudieron, y ella se cargó hacia adelante con su brazo ardiendo. La luz se hizo borrosa como las luces traseras de un carro. Karen levantó su escudo de oro por reflejo, pero Erika ya estaba golpeando con su brazo brillante. Se incendió, derritió y se reunió todo mientras volaba hacía el escudo de Karen como una avalancha. El oro se derretía a cerca de los 1000 grados, por lo que no tenía defensa.

Erika usó los casilleros y mesas.

Ella reunió el hierro, acero, acero inoxidable e incluso plástico. Ella llenó el oro líquido con toda clase de materiales para robarle al escudo de Karen su pureza. Justo como dándole una moneda impurezas para esconder una recesión, el oro fue reducido a una aleación inferior que ya no podía ser llamado oro.

—!?

Karen debió haber perdido control de él, y también se encontró incapaz de evitar su calor. Ella aspiro con un jadeo agudo, y tiró la masa hirviendo donde incendió el piso de madera del salón vacío.

Erika trató de arrojar un puño derecho, pero entonces ella recordó que su brazo se había convertido en una antorcha incontrolable.

Por lo que, en su lugar, ella dio un paso a un costado y susurró un nombre.

—Ayumi-chan.

Algo salió disparado hacia delante.

El impacto despiadado dio un golpe directo en el puente de la nariz de la drogada Karen.

4

Sólo uno más faltaba.

A este punto, ya no había nada más que temer.

Alas blancas flotaban en el aire. Ese hombre había tomado los recuerdos y conocimiento del Ti Bon Ange de la diosa para blandir un milagro, pero era obvio que le habían quitado eso.

Ese hombre en traje negro, corbata y lentes era un Bokor perteneciente del Vudú de Espíritu Maligno, el mercado negro más grande del mundo.

…No era claro que podría hacer él por su cuenta, pero con Karen derrotada, Erika, Ayumi y las 13 Familias de Europa del Este podían concentrarse en él. Seguramente no había forma que la perdida de Karen le diera de alguna manera un aumento de poder.

Sostuve mi hombro adolorido, y pisé las plumas blancas mientras caminaba hacia adelante.

Di un paso hacia ese sombrío hombre cuya cabeza de bastón era un cráneo de metal doblado en una forma de J.

—Tomaré de vuelta a la Representante de la Clase.

—Esa sería una perdida por el lado del negocio, pero supongo que debería abandonar eso.

—Nadie estaba hablando de negocios. No estoy negociando y voy a aplastar Espíritu Maligno justo aquí y ahora. No dejaré que vuelvas a venir, y que comiences a vender las vidas de otras personas de nuevo. Maxwell.

—Claro.

—Identifica la señal de su móvil y hackea la fuente. Encuentra su directorio secreto y síguelo. Le entregaremos esa lista de nombres a la Hacker de Sombrero Blanco Anastasia, y has que los eliminé a todos.

—Su Smartphone obvio parece ser para engañar. Sus verdaderos dispositivos son su reloj GPS y cámara digital del tamaño de una carta. Ambas son fáciles de pasar por alto, ya que se comunican sin una tarjeta SIM de celular, pero el marcador deja algo de información basura al final de los paquetes de información estándar. Eso normalmente sería una fila de ceros, pero el suyo ocasionalmente se convierte en un número al azar en hexadecimal. Probablemente contiene información de emails.

Cuando el mundo se volvió demasiado tecnológico, los correos pudieron ser instalados en dispositivos sin teclados o blocs. Los marcapasos podían ser conectados a la red médica, y las cámaras de seguridad de tiendas de conveniencia podían ser infectadas con un virus para enviar mucha información como un DDoS base. Básicamente, los teléfonos y las computadoras no eran las únicas herramientas de crimen digital, pero no pasarías por alto esas si sabías qué buscar.

El Bokor, cuyos lentes escondían las bolsas negras debajo de sus ojos, suspiró lentamente.

—…Vinimos aquí porque éramos requeridos.

—Lo siento, pero no estoy interesado en la regla de justicia mayoritaria. ¿No sabes quién soy? Soy Amatsu Satori, quien cedió a su furia y destruyó la Cruz Brillante, la cual tenía sus raíces en más de 100 países alrededor del mundo.

—¡Somos apoyados por la voluntad general de las personas! ¡Nunca te desharás de nosotros siempre que las personas del mundo continúen deseando nuestros productos!

—He adquirido información sobre la Nube Oculta de su directorio secreto, –dijo Maxwell. —Es probablemente un punto de contacto que le permite a uno monitorear su progreso. De manera simple, esto puede ser usado para ubicar y atacar la computadora que actúa como el punto de partida de Espíritu Maligno y la Nube Oculta como un todo.

—Eso también fue provisto para cumplir un deseo. Más de un billón de personas cuestionan a los dioses. ¡¡Incluyendo a alguien de tu grupo aquí!!

—Maxwell, comienza el ataque.

—¿Realmente puedes confiar en el sistema? ¿No acabas de ver a una doncella guerrera ser derrotada por un simple humano? ¿¡Cómo puedes mirar eso y todavía decir que las reglas establecidas por los dioses son absolutas!?

—…Tú no decides eso.

Miré mi Smartphone.

Vi la burbuja de texto de Maxwell ahí.

5

 

 

 

 

 

 

 

 

—¿Está seguro que quiere destruir por completo la Nube Oculta compuesta de más de un billón de personas que desean contraatacar a los dioses? (Sí o No)

 

 

 

 

 

 

 

 

[crucial notice] El Paradero de un Billón de Cuentas [on the pinup board]

Hay una rareza en el trafico del servidor del sistema.

No ha desencadenado una alerta.

No hay tiempo de dudar. Ya es suficiente con el sistema proclamando que nada anda mal cuando tengo tan buena razón para sospechar lo contrario. Mi máxima prioridad es destruir físicamente el sistema, y borrar toda la información persona que conduzca a mí.

No tengo tiempo o una obligación de preocuparme de lo que les pase a todos los que se unieron a la Nube Oculta. Esto causará algo de confusión, pero es muy poco probable que puedan unirse de nuevo naturalmente. A menos que alguien los conduzca en esa dirección, es probable que descaradamente se mezclen en la sociedad a la que le escupieron.

Debo retirarme, pero todo este incidente es un hallazgo. Revisaré completamente todo lo que ocurrió aquí para aprender de ello.

A %d blogueros les gusta esto: