La Debilidad de Beatrice la Espadachina Santa de Máximo Nivel presentando Mi Vampira Hermana Mayor y Zombi Hermana Menor

Zukulencia! (habrá imagen Hd después)

Ella vino aquí para probar el cuarto de relajación del cual había escuchado. Después de dejar su ataúd, la Vampira Amatsu Erika había decidido tratar algo nuevo parar preparar la fiesta de esa noche.

—Nkh, ah. Espera, am, nh, ¡pensé que esto era como un masaje!

—Nos especializamos en puntos de acupuntura en los pies. Nuestro servicio es bueno para su salud y belleza pero no estoy segura si la salud es algo muy importante para una Vampira.

Los vampiros tenían una fuerza física 20 veces más grandes que la de los humanos, así que, ¿quién era esta chica pinchando a Erika tan fácilmente?

—¡Estoy muy segura que sólo estás clavando tus dedos justo en las fibras musculares!

—Sí, bueno, soy Kallikantzaros, una Vampira justo como tú. Somos iguales aquí.

—¡No, no estoy diciendo que soy algo sensible, y no sé cómo soportar esta sensación! ¡Estoy diciendo que duele! ¡¡Duele como el infierno!!

—Además, este punto en el que he enfocado mi atención es el punto de acupuntura para personas que están muy interesadas en un chico menor. *Frotar*, *frotar*.

—…

—Vaya, esa sí que es una reacción.

—¿Qué? N-n-n-n-no seas tonta. No hay tal punto de acupuntu- ¿¡hagwa!?

La espalda de Erika se arqueó como si una corriente de alto voltaje pasara por ahí. Y la explicación de Kallikantzaros realmente no había especificado conocer si la presión a ese punto de acupuntura haría que el problema descrito mejoraría o empeoraría.

—¿Duele? Eso cuenta como una reacción entonces.

—(¿¡*Temblar*, *temblar*, *temblar*, *temblar*, *temblar*!?)

—Y este de aquí es el punto de acupuntura para personas que secretamente toman siestas usando la almohada de su hermanastro.

—¡Gbwah! ¡Esto se está volviendo demasiado especifico! ¿¡Y eres una perfiladora en acupuntura de pies!?

—No te preocupes. No eres tan diferente de esa Zashiki Warashi quien casi la mitad de su alma ha escapado a través de su sonriente boca. Aunque ella tiene una nueva ley aprobada por lo que pudo casarse con su chico.

—¡¡No estoy tan loca!! ¡¡Y bueno, eso es realmente impresionante!!

—Oh, ¿lo estás haciendo de nuevo?

Alguien pequeña entró.

¿Quién era la chica sonriente con cabello plateado y un vestido de listones? Ella no parecía ser una Vampira.

—Oh, qué molestia. Todo tu cuerpo está muy tenso. Pero no te preocupes. La Reina Hada Sutriona está aquí para ayudar.

Como se esperaría de Dengeki. Vampiras, trajes de baño, reinas y cabello plateado. Esto era demasiado para existir en un sólo metro cuadrado. Una mirada distante se puso en los ojos de la Reina Vampira de Europa Oriental.

Mientras tanto, Kallikantzaros habló con Sutriona tan casualmente como alguien preguntándole a su amiga de la infancia que la acompañe de compras.

—Puedes hacer la parte de abajo del dedo gordo. Ese es el punto de acupuntura para personas que piensan que las copas E son el mínimo para la victoria como mujer.

—¿En serio?

—¿¡Hgyahlgyah!? Bh, ph…estoy bien. ¡¡Eso no dolió para nada!!

Los músculos faciales de Erika estaban congelados en una sonrisa, pero ella tenía una oportunidad de ganar esto. No podría durar por siempre. ¡La fiesta comenzaría pronto, por lo que podría escapar con la victoria siempre y cuando ella soportara un poco más!

—Ahora, terminemos esto.

—Sí, finalmente seré liberada de esto…

—Este es el punto de acupuntura para personajes secundarios. En otras palabras, para aquellas que no son la heroína.

El mundo se congeló audiblemente y grietas recorrieron ese hielo.

Amatsu Erika embarazosamente y a la fuerza torció su cuerpo para mirar atrás.

—Jo…jojojo. No seas tonta. Estoy justo en el titulo. ¡Dice “¡Vampira Hermana Mayor”, justo ahí!

—Pero la historia es desde el punto de vista de tu hermano, y él claramente está interesado en la Representante de la Clase Frentona de Lentes.

—¿Cómo has estado espiando en un mundo completamente diferente? ¡No, espera, no! ¡¡No importa qué pase mientras tanto, la historia se está dirigiendo a máxima velocidad hacía el final con la hermana mayor!!

—Y podemos ver si eso es verdad al aplicar presión aquí. Si duele, entonces sabrás que sólo eres un personaje secundario quien continuamente retrasa una relación como una opción sólo para quedarse sin nada.

—¿¡Soy sólo yo o esto se volvió en una competencia para ver qué tanto puedo durar sin admitir que duele!? No, espera, oye…

—Aquí voy.

Kallikantzaros era fría de corazón.

Ella gentilmente colocó su mano en el arco del pie de Erika, y…

—Tres, dos, uno…

A %d blogueros les gusta esto: