Notas del Autor

Así concluye el Volumen 3.

Aquí Kamachi Kazuma.

El tema en general esta vez fue nigromancia. Este es un difícil y arriesgado género en el cual trabajar porque alterar y resucitar almas reduce el valor de una vida, y puede remover toda la tensión de una serie de batallas. Deberían ser capaces de ver a qué me refiero si notaron que el Volumen 2 estaría arruinado al leer el Volumen 3 primero.

Almas han sido mencionadas aquí y allá desde el Volumen 1, así que excavé más profundo en ese tema aquí.

Creo que mi éxito más grande aquí fue desgarrar la presunción de que el enemigo nunca podría blandir el poder de un Orco Ibérico porque Buu Buu era el único sobreviviente.

…Si estaba escribiendo una fantasía al estilo RPG, sentí que tenía que tocar las distorsiones creadas por los métodos únicos de rescate de fácilmente traer personas de vuelta a la vida con pociones de recuperación o pagando dinero en una institución. Aunque, hay algunos juegos muy pesados donde una vez que alguien muere, mueren para siempre.

 

A diferencia de Buu Buu que usa golpes físicos, apunté a una clase más fuerte de romance con Desastre al hacerlo cortar cosas con un arma que normalmente no sería capaz de cortar. Es de ese género de cortar una botella de cerveza con un golpe de karate o partir una piedra con un periódico. Para diferenciarlo de Buu Buu, hice que cortara como un rotor de helicóptero usando un arma contundente o hacer caer los arboles con una navaja de agua.

Armelina también jugó un papel mayor en este volumen. Ella tiene la posición extremadamente deliciosa de una poderosa y una honrada sacerdotisa mujer, pero también es una desafortunada sub-heroína que puede ser eclipsada por un Buu Buu incluso más poderoso y honrado. La escribí como alguien que se rehúsa a que él la supere porque tiene que haber cosas que ella puede hacer que él no puede. Puse mucho de eso en este volumen.

El aspecto más único de Armelina, de las tres chicas, es el hecho de que ella puede desatarse en el mundo real justo igual que en Ground’s Nir. Me imaginé esa escena de redada final en el Capítulo 2, justo igual que el ataque a la mansión del gobernador corrupto en un jidaigeki. Podrían preguntarse por qué ella no tenía una espada si era un jidaigeki, pero ya que es una policía, pensé que ella sería del tipo de usar unas jutte en su lugar.

 

Les doy las gracias a mi ilustrador Mahaya-san y a mis editores Miki-san, Onodera-san y Anan-san. Con las cosas de nigromancia como Ola de Calavera y Desastre, quería hacerlos hacer un impacto mientras también mostraban alguna restricciones de lo grotesco (Am, ¿quizá podría llamarlo una versión casual de los no-muertos?), así que dudo que éste fuera uno sencillo. Gracias por quedarse conmigo una vez más.

Y les doy las gracias a los lectores. ¿¡Qué piensan de esta Armelina!? ¿¡Qué hay de Armelina!? Ella es como una hermana mayor en la que todos podemos confiar en nuestros momentos de necesidad. Espero que todos puedan aceptarla.

 

Y terminaré este aquí.

 

Creo que mi favorita fue la Princesa Cascada de Hielo relajándose en un baño de nitrógeno líquido.

-Kamachi Kazuma

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: