Capítulo 11

Varios días después de que la tumultuosa AV en Isla Iriomote concluyera y estuvieran a mitad de las vacaciones de verano, Homura y Touya recibieron una invitación directa del Instituto Honba.

Formalmente conocida como “Instituto de Investigación de Ingeniería Honba”, era una gran empresa famosa mundialmente que hacen carros y motocicletas.

También tenía una relación cercana con el Club de Exploración, como los desarrolladores de las unidades de sonda humanoide que estaban planeadas para el uso en Nutella.

Las participaciones en el campo del Instituto Honba de robots de cuidado del hogar rápidamente tuvieron éxito en Japón seguían bajas, pero su investigación y desarrollo estaban muy avanzados, y estaban planeando hacer un regreso introduciendo robots sofisticados y de alto rendimiento en el mercado.

Uno de instalaciones R&D de división de robótica estaba ubicada a sólo unos cuantas estaciones de la Preparatoria Seiran.

Esa instalación era el lugar de nacimiento de Ameno.

 

Cuando se bajaron en una estación tranquila en los suburbios, Touya y Homura se dieron cuenta que calcularon mal el tiempo de llegada.

—Ah… el siguiente autobús no estará aquí en cerca de cuarenta minutos.

—No hay de sorprenderse por qué no hay nadie aquí.

Homura miró hacía las pacificas glorietas en el camino en frente de ellos donde ningún sólo taxi que estuviera esperando se podía ver.

Para llegar a la planta de ensamblado del Instituto Honba, Homura y Touya necesitaban tomar el autobús de servicio para visitantes de la estación más cerca donde actualmente estaban. Deberían haber sido capaces de visitar el edificio del laboratorio contiguo R&D en los terrenos de la fábrica al subir el autobús, peor ahora…

—¡Muy bien, tratemos de llegar ahí a pie! No está tan lejos, ¿cierto?

—Esa es una propuesta extraña viniendo de ti. No me molesta caminar, ¿pero no eres mala con el clima caliente…? Ah.

Homura dio un paso debajo de la sombra de la estación de tren hacía el sol de mediados de verano. Parpadeando a la brillante luz mientras la observaba, Touya notó algo y repentinamente se quedó callado.

—…¿Qué?

—No, sólo estaba pensando que te cocinaste muy bien.

—…Agh… ¿Se supone que sea un pescado asado o algo así…?

Homura avergonzada se encorvó mientras sentía la mirada de él en la nuca de su cuello.

—…¡Por cierto, realmente debiste tenerlo pesado con todo el tiempo en reuniones en la AV, Touya-kun!

—¿Estás mencionando eso de nuevo?

Homura no pude evitar preocuparse sobre los límites de la piel que se había pelado inmediatamente. Ella ahora estaba cubriendo con crema para cuidar de la piel, pero ella no había cometido tal error descuidado desde la primaria.

Y entonces estaba el… ¿cómo llamarlo? ¿Bronceado de chalecos salvavidas? Teniendo esas marcas de bronceado extrañas que eran difíciles de explicar a otros era verdaderamente desastroso para una chica como ella. Y su frecuencia para salir había bajado bastante en los pasados días también. Tener que confrontar esta dura verdad cada día que ella se cambiaba de ropa o iba a bañarse era verdaderamente deprimente para ella.

Ella se sintió incluso más enojada cuando escuchó que después de que la AV terminara, las otras miembros del Club de Exploración había prescrito secretamente bloqueador solar de las miembros mayores.

—Realmente tiendes a tener un resentimiento sobre cosas como esta, Hinooka. Y no me dirás los detalles del incidente de lo que pasó allá en absoluto.

—Pero… me dijeron que cerrara mi boca al respecto hasta el próximo año…

—¿Por qué? ¿Sobre qué? Es algo que tenga que ver con Nutella, ¿cierto? Qué genial. Tengo que admitirlo, tengo muchos celos de ti justo ahora.

—Gurgh… Quiero decirlo… Realmente quiero hablar sobre todo lo que pasó… Pero lo único que te puedo decir es que tendrás una oportunidad el próximo año.

Homura colocó una mano sobre el hombro de Touya con una clara actitud condescendiente

—Ya veo, ya veo. Bueno, lo estaré esperando. Vamos.

Aunque deprimida a qué tan rápidamente ella fue olvidada, Homura siguió a Touya.

—Como sea, no es como si un pequeño bronceado me molesta a mi edad. Más bien, es este patrón de color irregular de lo que me quiero deshacer…

—Sí. Justo ahora ni siquiera puedo saber si se supone que seas una panda o un tapir malayo.

—¿C-cómo puede ser tan cruel, Touya-kun? Incluso esto sirve como un lindo recuerdo de nuestro viaje al sur, ¿sabes? Soy como un pez ángel urbano que tiñe a la ciudad en colores tropicales, sólo digo.

—Hablando de eso, el shitsuke shimadai sabe muy bien.

—Sí.

Los dos caminaron por un rato, tomando una distancia desde el distrito residencial cerca de la estación, y eventualmente sus alrededores comenzaron a cambiar a una tierra arable y cultivable.

Inmediatamente después de que comenzaran a caminar, Homura se sintió como un pollo rostizado apretado o grasa en un horno de microondas mientras era golpeada por el calor húmedo que induce espejismos, pero ahora habían llegado a una amplia zona abierta como esta, la brisa había aumentado remarcablemente y disminuyó el calor.

Homura estaba un poco sorprendida a como había tal paisaje suburbano a sólo unas estaciones de la zona de la ciudad en la que usualmente vivía.

Mientras seguían un camino flanqueado por los terraplenes de zanjas de riego, Homura casualmente preguntó algo.

—¿Tu madre te ha visitado recientemente, Touya-kun?

—No, en absoluto- Espera, ¿por qué repentinamente estás mencionando eso ahora?

—…Err, porque estamos cerca de la temporada del Festival del Obon.

—No es como si mi mamá hubiera muerto o algo así, —dijo Touya con una risa.

Homura había dicho eso sin pensar simplemente porque en su cabeza “la temporada del Obon = evento donde la familia y los parientes se reúnen”.

Aunque se sentía avergonzada a su comentario descuidado, Homura se dio cuenta que este era un gran problema que molestaba a Homura en algún lugar en lo profundo de su corazón.

—…¿Irás a la casa de tus abuelos para el Obon?

—Sí. No pude ir a visitarlos el año pasado porque estaba estudiando para los exámenes de ingreso, así que voy a ir este año de seguro. Aunque mi papá, bueno, podría o no podía venir dependiendo de su trabajo… —Al ver a Homura fruncir el ceño ligeramente, Touya se adelantó antes de que ella pudiera decir algo. —También es bastante divertido cuando voy por mi cuenta. Voy a visitar a mis primos ahí también.

—¿Visitas la ciudad natal de tu madre también?

—Sí, es uno de los lugares que visito en Obon.

—Hmm. Suena casi igual que mi familia.

En ese caso… Mientras su mente continuaba reflexionándolo más, Homura preguntó otra pregunta seria.

—…¿Tu madre está en la casa de su familia justo ahora?

—No, ella aparentemente pasa la mayoría de su tiempo vagando sin un destino fijo. Ella parece que pasa a la casa de su familia de vez en cuando, pero ella siempre termina siendo regañada por mi abuela y abuelo y entonces sigilosamente se va de nuevo.

—¿Ah? Suena como si fuera una astuta gata callejera… Ella realmente parece como la persona de espíritu libre. Aun así, ¿cómo es que se escapa de casa…? Err, quiero decir, ¿viajar por el mundo?

—Ella viaja por el país en una bicicleta.

Touya levantó sus manos y pretendió agarrar unos mangos imaginarios.

—Ella es bastante rara para su edad. Ella solía ser una policía en motocicleta. Originalmente mis padres eran parte de la policía.

—Heeh. ¿Quieres decir como esos policías que van en motocicletas en lugar de patrullas, como los que ves en el las intersecciones del camino bajo mantenimiento?

—¿Hmm? Bueno, básicamente. Es por eso que lo único a lo que me rehúso a ser un policía. No podía soportar si las personas comenzaran a declarar que los miembros de la familia Touya sólo son capaces de convertirse en policías, ¿sabes?

—Ajaja.

La madre que Touya describió tenía una imagen más salvaje que la súper sensible fugitiva mujer que Homura había imaginado al principio.

Además, aunque Touya habló de ellos sin importarle, Homura no sabía qué tan raro era una policía mujer en motocicleta en Japón.

—Mi mamá era parte de algo llamado Grupo de Tráfico Móvil. Bueno, realmente no sé mucho de su trabajo ahí. Todo está en el pasado ahora.

El padre de Touya era un detective de la policía activo.

Homura naturalmente pensó en decir cosas como “Así que tus padres fueron compañeros de trabajo que se casaron” y “¿Tu madre renunció después de casarse?” para seguir el flujo de la conversación, pero a la luz de la actual situación de la familia Touya, no parecía que se convirtiera en un tema alegre, así que Homura tragó sus palabras y cambió el tema.

—P-por cierto, ¿sabías que mi mamá también solía tener una licencia de motocicleta?

—¿¡Eh!? ¿¡Tu madre!? Guau, eso es una sorpresa. No puedo imaginarla en una motocicleta en absoluto.

—¿Verdad? Igual yo. Tsuyu incluso sigue pensando que es una broma.

—Realmente me sorprendiste. Eso no encaja con su imagen. —Touya cruzó sus brazos impresionado. —…No, espera…quizá no… Ella podría lucir realmente bien en traje de motociclista…

Viendo a este chico joven reflexionando eso con su mano sobre su mentón, Homura gritó “¿¡Qué clase de cosas indecentes estás imaginando sobre mi madre!?” y le dio un codazo en el costado.

Comenzaron a detectar un ligero aroma de químicos mezclados en la gentil briza.

Las fábricas podrían ser vistas marcando el paisaje más allá de los frescos campos de trigo, emitiendo humo blanco de las chimeneas.

Mientras observaba la vista con las esquinas de sus ojos, Homura una vez más mencionó algo que se le acababa de ocurrir.

—Oye, Touya-kun.

—¿Hmm?

—Planeo ir a la piscina con Kujou-san mañana. No la piscina pública, la pisca recreacional de interior con domo, con toboganes y spas y terrazas abiertas.

—Felicidades por tu cita.

—Sí, finalmente logré llegar a la fase de primera cita. *Sonrisa*-

Haciendo una señal de paz con ambas manos, Homura reportó con una expresión sería el cómo había logrado su más ansiado deseo.

Cuando ella logró hacer que Kujou Orie renuentemente aceptara a ir, en el teléfono, Homura se había caído de su cama mientras alzaba su puño.

Aun así, por qué ella había propuesto un plan excesivo y abierto para su salida-

—…Touya-kun… ¿quisieras venir también?

—¿Ah? De ninguna manera. Probablemente no planeas nadar mucho y en su lugar caminar comiendo dulces y comprando cosas que ni siquiera estás segura que quieres comprar, ¿cierto?

—Eres un-

Después de detenerse un breve momento, Homura pasó a la contraofensiva mientras se llenaba con fuertes sentimientos de insatisfacción.

—Buen, bueno, sí que tienes agallas para rechazar una invitación de dos chicas de preparatoria de súper alta clase tan fácilmente.

—¿Qué “súper alta clase”? En ese caso, ¿vendrías al tur en bicicleta cohete de los tres estados Enoshima con Doi de mi clase y Moriguchi de tu clase?

—¿Qué, Enoshima? ¿Quieres decir ese lugar que estaba lejos de Kamakura? ¿Eres estúpido? ¿Cuántos kilómetros de distancia piensas que es eso? Sólo ve en tren si quieres ir. Esa clase de cosas es incomprensible para mí.

—Encuentro tu plan de ir a una piscina interna en medio del verano incluso más incomprensible. Y justo después de que regresáramos de la isla Iriomote también.

—¿¡Qué!?

—Suficiente. Sólo ve a divertirte junto con Kujou.

—…

Homura no podía entender a Touya en absoluto.

Ella no podía, pero él de alguna manera parecía estar divirtiéndose jalando hierba alta al lado del camino y las usó como esgrima con un estoque.

Homura finalmente se dio cuenta que sus preocupaciones de antes no tenían base.

—…Oye, ¿qué tal si llevas a Inari-senpai también? —Touya repentinamente sugirió.

—¿Kujou-san e …Inari-senpai? Mumumu. Ni siquiera yo puedo imaginar qué clase de reacción química podría producir.

—Es verdad. Lo siento, sólo pensé al azar.

Hablando de ello, Inari era del tipo que siempre hablaba francamente como Kamikoma-senpai. Homura podía imaginársela inesperadamente llevándose bien con Kujou.

—…¿Vendrías si Inari-senpai también viene? Por cierto, aún no has visto a senpai en traje de baño, ¿cierto?

—Definitivamente no voy a ir.

—A pesar de cómo luce, Inari-senpai sigue siendo mayor que nosotros. Ella luce bastante linda en traje de baño, ¿sabes? Entonces, ¿qué tal si mi mamá viene también?

—¿¡Por qué tu madre!?

—Muuu… ¿¡Estás diciendo que no vendrás incluso si Misasagi-senpai participa!?

—¡POR SUPUESTO iría en ese caso!

Touya sacudió su hierba de espada hacía el cielo azul.

Por supuesto, ambos sabían que Misasagi-senpai siempre estaba ocupada dedicando todo su tiempo y energía a las actividades del Club de Exploración, así que no había forma que tuviera esa clase de tiempo libre.

Aun así, los dos no pudieron evitar aumentar la emoción a la idea de que Misasagi-senpai viniera a jugar a la piscina.

—Como sea, en primer lugar. Si se vuelve una reunión del Club de Exploración, ¿no haría las cosas más incomodas para Kujou?

—…Sí, tienes razón. Entonces olvidemos esa idea.

 

Varios minutos después marchando a la fuerza a través del calor que bañaba el camino.

Justo cuando Homura estaba comenzando a molestarse por el sudor pegándose a su top, el Instituto Honba llegó a la vista.

El lugar era varias veces más grande que una escuela promedio, y tenía instalaciones con muros altos y blancos cubriendo la mayoría del territorio.

Después de revisars y obtener el permiso del guardia de seguridad de la estación al lado de la puerta principal, los dos entraron a los terrenos de la fábrica.

Homura quería saltar en los edificios, pero una señal de guía cercana mostró que el laboratorio de desarrollo específico que era su destino estaba ubicado más lejos en la parte trasera del terreno. Homura caminó inestablemente mientras desesperadamente buscaba el abrazo fresco del aire acondicionado.

Los terrenos de la fábrica estaban bastante callados y no había muchos empleados alrededor para verse. Incluso el vasto estacionamiento en su mayoría estaba desierto.

El laboratorio de desarrollo al que finalmente llegaron era un edificio de cuatro pisos del doble del tamaño de su edificio del club rodeado por una reja alta a diferencia de otros edificios en el terreno, lo cual daba un aire muy estricto y pesadamente vigilado.

—Casi se parece al edificio del club desde de afuera.

—Sí. Pero este es la clase de lugar que tiene que estar vigilado por verdaderos espías industriales y de ese tipo. Cuando pienso en eso, es bastante emocionante.

Entraron por una recepción utilitaria que actualmente estaba sin gente.

Después de que anunciaran su llegada a través del intercambiador y esperar un poco, alguien finalmente apareció.

Era una joven mujer vistiendo una ropa de carreras de auto de naranja brillante con el logo HONBA en ella.

—Los dos son del Club de Exploración Seiran, ¿cierto? Llegan bastante temprano. ¿Llegaron aquí directamente?

—Así es. Lo siento, ¿fue eso una molestia para usted? —Touya educadamente inclinó su cabeza. —Oye, ¿Hinooka?

—¿¡Fuah!?

Homura, quien había estado extasiada mientras se colgaba al sofá de piel fresca en la recepción con aire acondicionado, saltó en sorpresa.

—Fufu. No, para nada. —La mujer en traje de carrera de autos negó con su cabeza.

—Mucho gusto… Amm, pensé que una fábrica de autos sería más ruidosa y ocupada que esto. Parece realmente calmado por aquí. —Homura honestamente expresó sus dudas.

—Ah, eso. Sí tenemos líneas de ensamblaje aquí, pero la mayoría de ellos son limpiados o inspeccionados durante vacaciones de verano. Este laboratorio de desarrollo es igual.

—Eh, entonces, amm, ¿está trabajando durante su tiempo libre, señorita? Realmente lo siento por las molestias… —Homura se sintió verdaderamente obligada.

Posiblemente debido a siempre escuchar las quejas de su padre, Homura tendía a reaccionar sensiblemente al tema de entrar y salir del trabajo.

—Está bien, en serio. Las fechas y lo programado sólo de casualidad se alinearon así, así que no es como si me saliera del camino para acomodarlos. También hay ciertas circunstancias que requieren mi presencia aquí de cualquier modo.

¿Sería mejor describirla como honesta o franca?

Homura estaba sorprendida, habiendo imaginado a un investigador típico en bata de laboratorio blanca ya que esto era un laboratorio de desarrollo de robótica de alta tecnología.

La mujer tenía su cabello amarrado por detrás en una trenza limpia con una horquilla y tenía una sonrisa brillante.

Su edad parecía cerca de la misma o un poco mayor que la de Fujimori-sensei.

Ella metió sus guantes de trabajo, los cuales tenían manchas negras de probablemente relacionadas con el trabajo, en su bolsillo y saludó de manos a Homura y Touya.

—Perdón por la introducción tardía. Soy Akado del Laboratorio de Desarrollo de Robótica del Instituto Honba. Mucho gusto, chicos. Ah, esta es mi licencia de confidencialidad entregada por la PPTINU. Pueden revisarla sólo para estar seguros.

Ella les entregó una carta enumerada de registrada por la Rama Japonesa de la PPTINU, lo que mostraba que claro el compartir el mismo nivel de información que un miembro regular del Club de Exploración.

Homura no sabía sobre eso cuando ella se unió al club, pero ella llegó a aprenderlo a través de la AV y su entrenamiento regular del Club de Exploración de que había muchos más adultos además de los administradores como Fujimori-sensei que ayudaban al Club de Exploración en posiciones relacionadas como esta en cada campo.

Homura y Touya mostraron sus propias tarjetas también.

—Touya Takumi-kun y Hinooka Homura-san… Sí. Quizá por todas las charlas que he escuchado sobre ustedes y las fotos que he visto de ustedes, así que esto no se siente realmente como mi primera vez conociéndolos, chicos.

—¿Quiere decir que ha escuchado sobre nosotros de Ameno?

—Sí, y Mori-chan…ah, quiero decir, de Fujimori-sensei también. ¿Han escuchado algo de mí de Ameno?

—Ah, cierto… ¿No fue usted la que eligió el traje de baño de Ame-chan?

—Así es. ¿Qué tal estuvo? Pasé inesperadamente mucho tiempo agonizando sobre cual elegir.

—¡Realmente le quedaba bien! ¿Cierto, Touya-kun?

—Ella ya lo estaba usando cuando subimos al avión.

Akado sonrió felizmente.

Homura notó algunas ligeras pecas sobre su nariz y mejillas. Estaban ocultas detrás de maquillaje, pero posiblemente por su piel de tono blanca, todavía resaltaban y lucían un poco antinaturales comparadas con el resto de su rostro.

En opción de Homura, esas pecas no distraían de la apariencia de ella, lo cual Homura categorizaba como una belleza del tipo Akita en sus archivos mentales, sino que le añadía un cierto encanto a ella.

Pero lo que Homura encontró incluso más fuera de lugar era su pésimo sentido de la muda al vestir un traje de carreras de apariencia viejo sobre su delgado cuerpo y hombros inclinados. Debería haber habido otros trajes para vestir incluso para trabajo manual.

Homura instintivamente supuso eso, dejando de lado el traje de baño, el estilo de chico de Ameno era probablemente la influencia de esta persona.

—Parece que tenemos un poco de tiempo.

Después de mirar su reloj, Akado les hizo un gesto para que la siguieran. Ella aparentemente iba a darles un tour por la instalación.

 

—Fui transferida aquí de la oficina general del Instituto Honba. Mi equipo originalmente no estaba conectado al proyecto de unidad de sonda Nutelliana, sino que comenzó como un grupo diverso que hacía más investigaciones y desarrollo estándar. Básicamente sirvo como la asistente para nuestro jefe Toneri, quien está ocupado todo el tiempo. Aunque originalmente sólo era una especialista de software, quien desarrollaba modelos para casa para diseños de herramientas, jajaja.

—Así que, ¿entonces es una programadora? —preguntó Touya.

—Bueno, sí… pero ahora hago prácticamente cualquiera y todos los extraños trabajos que se me asignan.

Akado subió las mangas de su traje e hizo una pose de trabajo manual típica. Su expresión estaba brillando con confianza, pero a ella desafortunadamente le hacía falta esa clase de imagen fuerte.

Touya y Homura miró en el interior del laboratorio de desarrollo de una manera ligeramente reservada como un visitante apropiado.

En el otro extremo del corredor de muros de vidrio por el que caminaban estaba una gran habitación como la de un estudio conteniendo monitores de lo que parecía ser prototipos de robots de cuidado alineados juntos como un conjunto de un filme.

Los robots de cuidado, los cuales a diferencia de Ameno tenían cuerpos deformes y planos, estaban todos colocados en una posición de descanso a lo largo de los muros, realmente haciendo lucir la habitación como un verdadero laboratorio de desarrollo.

—…

Touya estaba viendo emocionado los monitores mostrando el desarrollo de robots, pero Homura estaba preocupada por un diferente carril de pensamientos.

Homura tenía otro objetivo al venir a este laboratorio: la habitación de Ameno.

Ameno debería tener su propia habitación en esta instalación que usó hasta que comenzó a vivir en el apartamento de Fujimori.

“Vivir” y “alojarse” podría no haber sido la descripción correcta para el tiempo de Ameno aquí, pero este seguía siendo el hogar en cual había nacido y educada.

Hablando de ella, Ameno todavía no se aparecía.

Mientras Homura estaba pensando sobre esas cosas, Akado pasó a reconfirmar las cosas con los dos.

—Ahora bien, hoy se encontrarán con el Jefe Toneri, el tipo que los invitó aquí, ¿pero han escuchado algo sobre él de Mori-chan?

Touya respondió probando la pregunta de Akado en un tono manso.

—Toneri-san es…un ex miembro del Club de Exploración que exploró Nutella en el mismo equipo que Fujimori-sensei, lo cual básicamente lo hace nuestro respetado senpai como un investigador. Y escuché que su clase fue “mago”, ¿cierto? Con sólo esos hechos me emocionan el conocerlo, pero…

—¿Pero? —Akado le instó a continuar.

—Por alguna razón, sensei estaba desanimada cuando habló de él… Ella dijo que él era realmente raro, y que deberíamos tomar sólo un décimo de lo que dice seriamente.

—Como esperaría de Mori-chan. Bien. En ese caso, no necesito advertirles más, —dijo Akado con una sonrisa torcida.

—Mumumu… Simplemente, ¿qué clase de persona es él?

Homura se quedó callada sobre el cómo ella ya lo categorizaba como un raro de lo poco que escuchó de él durante sus pláticas con Ameno.

—Ah, una cosa más, ¿Hinooka-san? —Akado se volteó hacía Homura.

—¿Sí?

—Fujimori-sensei probablemente ya te lo dijo, pero el Jefe Toneri tiende a decir cosas que repudian las personas con las que habla, pero no debes contestarle. Incluso si te sientes ligeramente irritada, sólo ignóralo pensando de él como un niño. Si dejas que te moleste, seré yo quien lo sufrirá por ello.

—¿Ignorarlo? ¿Pero no eso es grosero para él como nuestro respetado senpai?

Akado realmente se estaba saliendo del camino advirtiéndoles. Y especialmente a Homura en particular.

Aunque Homura no podía recodar a Ameno siquiera censurando tan fuertemente a ese hombre. ¿Quizá ella sólo tenía una opinión diferente ya que él técnicamente es su padre de nacimiento?

—Si realmente no puedes soportar su comportamiento ni así, siéntete libre de reportármelo. Después de todo, lidiar con eso está dentro del alcance de mi trabajo.

—C-claro, daré mi mejor esfuerzo.

Mientras ella le aseguraba a Homura que eso estaba “dentro del alcance de su trabajo”, Akado hizo un gesto que imitaba estrangular a un pollo vivo. ¿Qué se suponía que significaba eso?

—Bueno, supongo que no sería justo darles más preconcepciones de él.

 

Después de darles un breve tour al edificio, Akado trajo a Touya y a Homura al piso superior.

Había grandes y llamativas señales de alerta que decían “Entrar pasando este punto está prohibido para el público en general”, lo cual les hacía darles cuenta que la siguiente zona era el centro de la investigación clasifica de la instalación.

Primero, entraron por una enorme esquina de la habitación donde dos muros estaban completamente cubiertos por ventanas.

Dentro de la habitación había una gran mesa con una larga y desconocida máquina de trabajo; aunque era en realidad justo como una laptop de poco peso con cuarenta y nueve teclas en el teclado, por encima. Era una gran diferencia al desastroso escritorio de Fujimori en la sala de profesores.

Y en el centro de la habitación estaba un hombre durmiendo reclinado en un silla diseñada mirando paralelamente hacía la mesa.

Él vestía ropa casual con pantalones desgastados y una camiseta de vestir con patrones de colores.

La bata de laboratorio que vestía encima y su corbata flojamente atada parecían apenas soportar su título y posición como el jefe a cargo.

Los rayos de luz que se filtraban por las persianas hacían a su pálido cabello rubio brillar un poco.

Era precisamente la clase de escena antinatural que esperarías de un video promocional para la Convención Global de Narcisistas. Y sin embargo, de manera muy irritante, realmente lucía bastante como un retrato llamativo.

Confundida, Homura miró de lado a Akado, pero en lugar de la expresión exasperada que ella esperó, Akado tenía una ligera sonrisa desafiante.

—¡Boun Giorno! ¡Signore! —Akado llamó sin preocuparse de revisar al hombre durmiendo. —Traje a los dos investigadores de la Preparatoria Seiran. Ya sabes, ¿los que fueron el centro del primer contacto en Nutella?

El animal de peluche de casi de apariencia grotesca encima de la cabeza del hombre se deslizó, revelando vividos ojos verdes.

—…

Él lentamente cerró sus párpados adormecidos una vez más, y cuando él los abrió de nuevo, su expresión completamente cambió a una exagerada sonrisa complaciente.

—…Uu…

Homura tragó saliva en sorpresa.

Fujimori, Akado y Ameno no le habían dicho a Homura que el Jefe Toneri era asombrosamente apuesto.

Incluso la poca barba en su mentón, lo cual realmente no era del gusto de Homura, parecía como un exótico acento al resto de su rostro.

—…

Toneri silenciosamente alcanzó la charola de comida en su mesa y repentinamente la levantó al nivel de sus ojos.

—Este sándwich de pastrami tiene las proporciones equivocadas de pimienta negra. La pimienta ha sido molida demasiado finamente y le falta frescura. Supongo que Honba no tiene el dinero para procurar pimienta fresca.

—Por favor, no ignores calmadamente a nuestros invitados. Eres el anfitrión hoy, ¿recuerdas, Jefe Tonari?

Su largo cabello rubio estaba atado detrás de su cabeza. Él lucía como el típico hacker en películas de Hollywood excepto por ese rasgo distintivo de él.

—No, yo no los llamé para que vinieran aquí. Simplemente dije que necesitaba juntar información porque había uno o dos puntos que quería entender sobre el incidente en cuestión.

—Y es por eso que los invité aquí. Bueno, está bien para mí siempre y cuando al menos permanezcas en la habitación con ellos por el tiempo asignado.

Akado no mostró signos de ceder en el asunto.

Toneri inclinó el respaldo de su silla hacía adelante y fulminó con la mirada a Akado mientras se inclinaba hacía adelante con sus codos descansando encima de sus rodillas. Parecía que Homura y Touya estaban siendo ignorados aquí, como era usual.

—…¿Cuándo vas a comenzar a vestirte apropiadamente como una ayudante de investigador, Akado?

—Cielos… ¿Siquiera cómo se supone que se viste para eso?

—Quiere decir tener una apariencia intelectual y arreglada que refleja tu lealtad y compromiso. Prefiero que vistas un traje de Prada o Ferretti que haría regocijar mis ojos incluso con un físico pobre como el tuyo.

—¿Cómo una chica de las de James Bond? ¿O una secretaría seductora de una malvada organización? Sabes, Sky-kun, es cierto que soy una asistente, pero no es como si fuera tu subordinada directa. Si no fueras un atractivo chico mitad italiano, ya habría pedido una transferencia hace mucho tiempo.

Ah, así que ella reconoce su buena apariencia, pensó Homura, entendiendo extrañamente.

En ese caso, este debe de haber sido el claro compromiso al que la Señorita Akado llegó, quizá porque la situación entre ellos era diferente de lo que solía ser, o quizá porque ella simplemente se había hartado de esconder a la fuerza sus honestos sentimientos.

—Al final, eres sólo otra frívola Babirusa hembra que actúa pretenciosa.

Babirusa hembra… Homura y Touya fueron sorprendidos por este cambio repentino a una batalla sangrienta de palabras.

Akado hizo una mueca mientras refutaba con vehemencia a él.

—Y como ya te dije innumerables veces, estoy aquí para prevenir tu tendencia de calmadamente decir palabras groseras y vulgares como esa de influenciar a Ameno, nuestra posesión más valiosa de nuestra compañía.

—No malentiendas, Akado. Es cierto que Ameno es bastante joven, pero ella no es nuestra hija. No la midas con estándares humanos. Eso no beneficiará a Ameno tampoco.

—…Kuh…Fuu…

Al principio, Akado se infló de la ira, pero al final, bajó sus hombros cansadamente y ella inclinó su cabeza de manera de disculpa a Homura y Touya.

—En serio, perdón por esto. Siento que voy a cometer un acto de violencia a este paso, así que temporalmente me retiraré de la habitación. Regresaré con algunas bebidas frescas para ustedes.

—Yo quiero un Caffé Americano, —pidió Toneri sin dudarlo en absoluto.

En respuesta, Akado simplemente apuntó a la máquina de Expresso medio descompuesto en una esquina de la habitación.

—Ups.

—¿Entendiste, jefe? Dejaré a estos dos contigo. Si los abandonas y te vas a jugar, lo reportaré.

—Oye, basta. Incluso yo me preocupo por mi vida.

Después de que Akado se fuera de la habitación, Toneri dejó escapar un gran suspiro.

 

—Son estudiantes de Chia, ¿cierto?

Esta era la segunda persona que Homura conocía que llamaba a Fujimori-sensei “Chia”.

—Sí. Fujimori-sensei siempre cuida de nosotros, —dijo Touya.

—Esperemos poder trabajar con usted hoy, —añadió Homura.

Touya y Homura entonces se presentaron con Toneri. Toneri los miró por un rato, y después…

—Niños educados son maravillosos.

Eso claramente era algo sarcástico apuntado a una cierta persona.

Su peligroso humor de hace poco se había ido ahora, y era como si repentinamente se hubiera vuelvo más joven e infantil.

Homura escuchó que él era muchos años mayor que Fujimori-sensei, pero él no lucía más grande en absoluto, posiblemente debido a la completa falta de compostura y madurez en su comportamiento y su grosera manera de hablar.

—Amm, se me dijo que era un mago veterano, así que traje esto.

Homura tímidamente le entregó un cubo de Rubik blanco, el cual había obtenido en la discusión entre magos en la AV.

—Veterano es demasiado… Y estoy completamente desconectado a la Preparatoria Seiran también. Pero como sea, ese es un acertijo de Rubik, ¿cierto? ¿El Club de Exploración sigue usando esas cosas?

—Podría llamarlo “esas cosas”, pero… Ni siquiera puedo usarlo apropiadamente… —Homura avergonzadamente admitió.

—También usé uno por un corto tiempo, pero su patrón de formación es ineficiente. ¿No estás de acuerdo?

Toneri mostró poco interés en el cubo y casualmente se lo pasó de nuevo a Homura.

La mesa de Toneri no tenía ni un solo cajón, mientras que la canasta compensada al lado que parecía ser un bote de basura sería como contenedor para todas sus cosas. Estaba relleno hasta el borde con toda clase de cosas de varios colores.

—Debería estar justo por aquí…

Tonari metió su mano en la canasta para buscar algo, y entonces finalmente sacó tres cubos de Rubik de varios tamaños.

—¿Esos son los que usaste como investigador de magia Nutelliana, Toneri-san?

—Para nada. Sólo juego con estos para pasar el tiempo. Aquí vamos.

Toneri lanzó los cubos al aire y comenzó a hacer malabares.

Mientras continuaba sus malabares, él comenzó a hablar en un tono desapasionado.

—Comenzaré desde el punto principal. Leí el reporte de Kamikoma de esa Prepa-como quiera que se llame-. Quisiera que reprodujeras el patrón que usaste en la batalla contra la Nutelliana una vez más. También tengo una piedra espiritual preparada, aunque es de una calidad menor de que la usaste antes.

—…¿Patrón?

Mientras admiraba internamente la habilidad de Toneri la cual encajaba con la de un artista callejero, Homura repitió la palabra confundida.

—Escuché que la Nutelliana usó un hechizo de bola de fuego gigantesca, pero eso es irrelevante. Incluso yo puedo hacer algo a ese nivel. Más importante aún, quiero saber el patrón del hechizo de bola de fuego multi-compuesto que aparentemente detuvo e hizo retroceder la bola de fuego de la enemiga.

—¿Bola de fuego multi-compuesto? —Homura fue sorprendida por este término que estaba escuchando por primera vez.

—¿Qué tal? Mi amigo.

¿Eh? ¿Amigo? Homura inclinó su cabeza confundida.

Ella compartió una mirada con Touya, quien entonces tímidamente corrigió a Toneri.

—Hinooka fue la que hizo eso, no yo.

—…

Su expresión se volvió extremadamente decepcionada, Toneri repentinamente bajó sus manos, y entonces atrapo los cubos cayendo entre sus brazos y descuidadamente los lanzó a la mesa.

—…¿Qué? ¿Así que es la chica? ¿Entonces eso significa que no eres Hinooka?

—Bueno, sí.

A ella le habría gustado si él hubiera notado cuando se presentó, pero a él no pareció importarle nada de eso.

Este tipo es realmente grosero… Espera… ¿Eh?

Los ojos de Homura se abrieron en sorpresa.

El patrón de colores en el cubo había estado esparcidos y desconectados cuando los vio por primera vez, pero ahora las dieciocho caras en los tres cubos estaban perfectamente alineados de acuerdo a su color. Y había pasado en menos de un minuto mientras Toneri rítmicamente hacía malabares con ellos en el aire mientras conversaba con Homura y Touya al mismo tiempo.

—Entonces, ¿no contribuiste nada en esa misión, Touya?

—Así es. Yo…estuve inconsciente todo el tiempo.

—Ya veo. Bueno, como sea.

Touya no parecía haber notado el cambio en los cubos mientras hablaba con Toneri.

Toneri una vez más casualmente metió su mano en la canasta para sacar un contenedor de dardos esta vez, y él comenzó a lanzarlos a la diana colgando en el muro.

Sin embargo, él no mostraba mucha habilidad en esta actividad a diferencia de los malabares.

Parecía haber varios extraños productos para matar el tiempo en la canasta.

Le recordaba a Homura el hábito de Ameno de sacar objetos extraños como si fueran ligeros como aire y realizara juegos de manos con ellos.

En ese momento, la Señorita Akado regresó con botes para bebidas y vasos en una mano, mientras sostenía una caja de herramientas de apariencia pesada en la otra por alguna razón. Aunque claramente lucía exasperada al ver a Toneri jugando con dardos mientras hablaba, ella parecía estar ocupada con el trabajo y se fue de la habitación de nuevo. Quizá ella estaba en medio de desarrollar algo.

Después de que Toneri terminara de arrojar todos los dardos y fácilmente fallara en el blanco cada vez, el ex mago al final se levantó de su silla.

—Hmph. Así que, Hinooka. Quisiera que vinieras al laboratorio conmigo para así poder reunir información de ti con el escáner de ondas cerebrales, pero hay algo que necesito hacer antes de eso.

—¿Y qué es?

Esta vez, Toneri sacó una botella de vino y un sacacorchos de la siempre útil canasta.

—Cena. Es mi venganza para compensar ese sándwich de pastrami. Come conmigo.

—No, ¿no la cena se supone que sea tiempo después de la comida…?

—¿Qué? ¿Ni siquiera beberán vino conmigo?

—Preparatorianos que beben vino durante el día es raro aquí en Japón, —Touya dijo de manera irónica.

—No recuerdo que el Club de Exploración fuera tan estricto y cerrado.

—¿Podría no hablar del Club de Exploración como una guarida de proscritos?

—Qué aburrido.

Después de decir eso, Toneri se movió para dejar la habitación a un ritmo rápido, pero entonces él repentinamente se detuvo y se volteó.

—…Cambié de opinión.

Los ojos verdes de Toneri miraron intensamente a Homura.

—Ahora que lo pienso, escuché que tienes una buena memoria.

—Hah.

Bueno, eso era verdad, técnicamente. Cuando se trataba de cosas como los días de la semana cuando cada tienda venía un pastel especial diferente o los días cuando una serie en internet era actualizada, su memoria tendía a ser bastante acertada.

—En ese caso, supongo que le preguntaré a la persona en cuestión directamente.

—¿Eh? ¿Eh?

Esa fue mi intención desde el inicio… Entonces, ¿qué estaba planeando hacer? Homura estaba llenándose con dudas extremadamente naturales por esta extraña declaración, pero parecía que él reamente no estaba bromeando.

Sentándose de nuevo, Toneri agarró un cubo de encima de la mesa mientras giraba su silla, y él se lo pasó al pecho de Homura.

—Explica el principio. ¿Cuál fue el patrón que usaste para hacer esa bola de fuego de multi-compuesto?

—¿Eh…?

—¿Fue un compuesto de un bucle regular poliedro? ¿O te saltaste la manipulación rotacional multi-dimensional? ¿Cuál fue el objetivo del aumento del Anillo de Transportación y la piedra espiritual? Bueno, ¿cuéntamelo?

Toneri presionó su pregunta tras pregunta.

Sintiéndose perpleja y arrinconada, Homura por reflejo miró a Touya por ayuda, pero Touya simplemente dio un paso atrás y se alejó de ella.

—Oye-

Sin embargo, Touya regresó de la esquina de la habitación pronto después e interrumpió a Toneri quien seguía preguntando cosas.

—Toneri-san.

—¿Qué sucede?

—La memoria de Hinooka en realidad es pésima y descuidada, así que no obtendrás las respuestas que estás buscando a menos que le preguntes más cuidadosamente y lentamente.

Touya había arrastrado una de las sillas yaciendo alrededor que Toneri ni siquiera se había molestado en ofrecerles, y se la acercó a la confundida Homura. La manera en que él rápidamente la llevó con una mano era igual a un camarero veterano.

—G-gracias…

Sin embargo, Toneri permaneció brusco ante la muestra de consideración de Touya.

—Ella sólo necesita responder las preguntas. ¿O la pronunciación de mi japonés es mala? Incluso si luzco así, nací en Japón, ¿sabes?

De hecho, su japonés era excelente.

En contraste, el japonés no era el fuerte de Homura, una nativa de sangre pura japonesa. Ella no podía entender la intención o significado detrás de las preguntas de Toneri mientras él seguía con más y más.

Sin embargo, verdaderamente, su ruda manera de hablar parecían palabras sacadas directamente de películas o series, así que realmente no le molestaba a ella mucho. Aunque ella habría perdido su temperamento si las mismas palabras salían de su hermana menor Tsuyu.

—…

Touya exasperadamente puso sus manos en su cintura y miró a Homura.

La sonrisa cansada que ahora tenía Touya hacía a su cara de bebé lucir incluso más infantil, pero cuando él entonces volteó a ver a Toneri, esa sonrisa lucía incluso más aterradora de alguna manera, causando que Homura se pusiera rígida del miedo de que él estuviera furioso calladamente, pero su suposición resultó estar equivocada.

—Toneri-san, no, ¿Toneri-senpai?

—No soy tu senpai. Como dije, no tengo relación con la Preparatoria Seiran.

—Aun así, eres nuestro respetado senpai del Club de Exploración, y eres inigualable en tu conocimiento de Nutella. En su mayoría, eres el creador de Ameno. Indirectamente nos has ayudado en varias cosas de equipo que has hecho también, así que no estoy enojado.

—¿Enojado?

Toneri tenía una mirada de clara confusión.

—No recuerdo haber hecho algo para molestarlos, chicos… ¿De qué estarías enojado?

Su expresión mostraba que él no estaba hablando sarcásticamente, sino que genuinamente no entendía. Así que esto era a lo que se refería Fujimori-sensei cuando dijo el tomar una décima de lo que él decía seriamente. La expresión de Touya regresó a ser mitad sorprendida y mitad exasperada.

Sin entender la mirada que él estaba recibiendo, Toneri continuó.

—No hay sentido en desperdiciar el tiempo preguntando cosas inútiles. Eso es prácticamente un crimen. Hinooka Homura, eres una prodigio en magia, ¿cierto?

Toneri lo dijo tan naturalmente como si estuviera preguntando: “Te gusta el helado, ¿cierto, Homura?

—¿Prodigio? De ninguna manera, eso es absurdo. —Homura sacudió su cabeza con ojos muy abiertos.

La expresión de Toneri se volvió cansada y desanimado.

—Eso. Esa es la clase de platica que estoy diciendo que es un desperdicio. No es como si los prodigios sean raros o algo así. Puedes encontrarlos donde sea. Hay unos aquí, hay otros allá. Hay incluso algunos en el laboratorio a nuestro lado.

Para Homura, ser llamada prodigio era una evaluación que iba más allá de sus medios y posición. Sin embargo, parecía que Toneri no sólo estaba felicitándola abiertamente…

—Los prodigios son creaturas inusuales nacidas de acuerdo a una probabilidad fijada. Eso prácticamente está en todos lados. No pueden siquiera compararse con las personas que visten los zapatos del destino en sí. Sí, como su maestra Chia. Comparados con ella, todos los prodigios son como simples antorchas individuales que apenas si pueden iluminar el largo camino.

Esta vez, Toneri alabó a Fujimori bastante.

Ni Homura ni Touya podían entender su retorcida manera de ver a otros en absoluto, pero al menos podían decir que él no lo estaba diciendo como halagos.

—Amm… Realmente no soy una prodigio, ¿pero me puedo…sentar?

Realmente, Homura todavía no había encontrado el momento justo para sentarse y actualmente estaba atorada parada recta.

—Adelante. Si sientes orgullo en ser capaz de caminar erecta, puedes seguir parada ahí también si lo deseas, —dijo Toneri tan francamente como siempre.

Homura embarazosamente se sentó en la silla que Touya que le había traído completamente a ella.

—Err… La cosa es, Toneri-san…

Homura y Touya hicieron lo mejor para tratar de explicar lo que pasó a este hombre problemático que siempre iba a su propio ritmo. Su explicación básicamente reducía el cómo Hinooka Homura era un poco más que una novata como maga y apenas tenía algún entendimiento sobre la teoría mágica Nutelliana. Y el cómo, a pesar de que obtuvo un puntaje excelente en su Aptitud IE en el pasado, su puntaje había bajado ahora a un valor promedio…

Sin embargo, incluso después de que gastaron todos sus esfuerzos para explicar, Toneri todavía parecía dudoso.

—Encuentro eso difícil de creer. Touya, ¿no te adentraste en ello un poco por tu cuenta?

—¿Se refiere a la teoría mágica? Mi entendimiento de eso sigue estando al nivel de un principiante. Sólo leí de eso en el manual de investigador, y estoy muy lejos de recitar apropiadamente cualquier hechizo.

—Hmm.

Homura estaba de acuerdo con Touya sobre eso…

Incluso Misasagi-senpai, una guerrera mágica cuya especialidad no era la magia, podía recitar algunos hechizos hábiles asombrosos, y había otros magos completos que habían demostrado su dominio de magia de alto nivel; Oozore-senpai de la Preparatoria Nagumo, quien tenía el sobrenombre de Hechicero, Hana Yashiki-senpai de la Preparatoria Nadahama, y “Canción de ave” Furumachi-senpai de la Preparatoria Tazatani. Y esos eran sólo los pocos que Homura había encontrado en la AV. Después de conocer tales personas, Homura y Touya estuvieron más dolorosamente conscientes de su propia inexperiencia.

—Amm… En ese entonces, mi cabeza estaba llena en su mayoría de miedo, así que no recuerdo mucho de lo que hice.

Toneri claramente estaba sorprendido por las palabras de Homura, y él puso una expresión extraña que parecía decir “Vaya, vaya, esta creatura repentinamente comenzó a hablar a pesar de que no le di permiso”, pero Homura de alguna manera logró terminar su oración de cualquier manera.

—…Entonces, ¿quieres decir que inconscientemente estableciste el patrón del hechizo? Eso no es desconocido. Hay incluso algunos investigadores que han descubierto fórmulas de estructuras químicas en sus sueños.

—No, no, no era como esa clase de cosa donde la inspiración interna se sobrepasa.

Cómo explicar esa experiencia, lo cual Homura todavía sentía escalofríos cuando fuera que lo recordara, ese recuerdo, lo cual en ella se sentía fuera como si le hubiera pasado a alguien más, ¿incluso después de que ella volviera a leer el reporte de Kamikoma en el evento?

—En ese momento… Sólo desesperadamente imaginé el patrón de la bola de fuego que aprendí de Misasagi-senpai. El patrón limitado del modelo hexaedro.

—1-8-15-12 Hi (Hidrogeno), Ox (Oxígeno), Ph (Fosforo), Mg (Magnesio), ¿la encantación de lata de yesca? Pero sólo eso no es suficiente para explicar ese fenómeno.

Toneri recitó de memoria la encantación que Homura mentalmente se imaginó en ese entonces.

—Aparentemente creaste y controlaste múltiples bolas de fuego; un grupo entero de más de quinientas de ellas. Recuerdas eso, ¿cierto?

—…S-sí.

Era justo como Kamikoma-senpai había escrito en su reporte, en base a lo que ella vio como la única observadora ahí durante la batalla entre Homura y Subaru-hime.

Homura dudosamente asintió.

—Pero, no pensé conscientemente en hacer muchas bolas de fuego así… Y no sé tampoco sé cómo hacerlo…

—Lo sabía. Después de todo, es imposible de hacerlo en sí.

Homura estaba teniendo problemas en poner sus pensamientos en palabras, pero Toneri no le prestó mucha atención a eso y se recostó en el respaldo de su silla.

Él miró al techo en la misma pose floja como cuando entraron a la habitación.

—Toscamente categorizado, hay dos clases conocidos de hechizos que crean bolas de fuego en Nutella.

—El primer método manipula el aire en Nutella en un flujo altamente comprimido y lo hace reaccionar con materia orgánica. Esto funciona al igual que una combustión normal en la Tierra. No es diferente de soplar aire en el carbón usando un par de fuelles. El hechizo utiliza un modelo icosaedro limitado y un modelo hexaedro limitado juntos combinados.

—El otro método es para crear calor. Es posible invocarlo con un modelo hexaedro limitado, pero un modelo de Rubik es más útil si trataras de hacer que la bola de fuego haga movimientos complejos. Ambos métodos son comúnmente usados en el Club de Exploración en estos días.

¡Se siente que la conversación se ha desviado bastante! Ahora Homura estaba verdaderamente agradecida por la silla que Touya le había proporcionado.

—Amm, Misasagi-senpai me enseñó a recitar el hechizo al directamente convertir energía mágica en calor.

—Así es. En otras palabras, es la creación de calor. Ese tosco y bastante excesivo método se ha convertido en lo popular actualmente. En primer lugar, no hay una oportunidad real de usar bolas de fuego en el Club de Exploración. En su mayoría, es usada para violencia.

—¿Violencia…? —pregunto Homura, sintiendo algo pesado en su corazón por esa palabra.

—Sí, violencia. La civilización Nutelliana pasó por enormes guerras en el pasado. Eso es inconfundible. Las ruinas que hemos descubiertos hasta ahora lo prueban. Los patrones de bolas de fuego se volvieron atrincherados como medios de ataques en tal ambiente. Los investigadores de la Tierra simplemente lo redescubrieron.

—¿Redescubrieron…? ¿Y a qué se refiere con “atrincherados”? —Touya vociferó la pregunta que naturalmente llegó a su mente. —Además, incluso si es destructiva, la dinamita es usada en las construcciones de edificios y túneles, ¿cierto? ¿Y el conflicto es la manera natural de las cosas en un mundo donde hay magia de bolas de fuego que incluso podemos recitar? ¿No es como un mundo donde todos los niños llevan armas?

—Aunque no creo que todos los Nutellianos pudieran usar magia. Incluso tenemos diferentes Aptitudes IE de acuerdo a cada individuo. Incluso entonces, casi todos los hechizos que descubrimos son una parte de una sola rama de las técnicas de hechizo que los Nutellianos cultivaron, y con “atrincherar”, me refiero a la transmisión y propagación del lenguaje mágico.

—¿Lenguaje…Mágico? ¿Cómo el Inglés o el Francés? La pregunta de Homura no parecía estar lejos del punto. Toneri volteó a mirarla.

—Por supuesto. ¿Qué más podrías llamarlo además de lenguaje?

—Escuché que usted fue uno de los que creó el sistema de hechizos que actualmente son usados por el Club de Exploración Japonés, Toneri-san.

—Como sigo diciendo, eso está mal. Simplemente redescubrí los hechizos y los reestructuré en un sistema de hechizos para poder usar para exploración. La escala es completamente diferente, pero lo que hice es básicamente lo mismo que el Dr. Chandra y su descubrimiento de Nutella. Simplemente descubrí una gran librería y traduje uno o dos libros que estaban yaciendo por la entrada. No entré más lejos de eso.

Las cejas fruncidas de Toneri pasaron a un ligero ceño. Era una muestra inusual de modestia que contrastaba con su usual comportamiento altanero y de vejación que estaba debajo de ello.

—Sin importar los patrones de los hechizos; el Club de Exploración los llamó encantamientos, creo que la magia Nutelliana es artificial en origen. Los patrones establecidos son como fórmulas refinadas y, usando la química como un ejemplo, actúa como catalizador para reacciones derivadas de varios hechizos. Una diversa variedad de hechizos fueron usados en Nutella en el pasado. Todo lo que hice fue perseguir rastros de hechizos dejados por esos predecesores y fijándoles nuevas etiquetas a ellos.

Touya parecía incapaz de entender el significado de las palabras de Toneri.

—Realmente no lo entiendo, pero… ¿Los primeros investigadores en usar magia en Nutella lo aprendieron de alguien más? ¿O fue heredado de los Nutellianos?

—¿Lo encontraron en un libro de hechizos o algo? Ajaja, —rió Homura.

—…

Homura pensó que sería ridículo en respuesta, pero Toneri permaneció en silencio.

—…¿Ah?

Toneri parecía estar tomando las palabras de broma de Homura seriamente.

—En cierto sentido… eso es correcto. Nutella en sí es un gigante sistema mágico. Si preguntan quién fue el primer Terrícola en usar magia, definitivamente no fui yo. Naturalmente, fue el anciano Chandra. Chandra nunca fue a Nutella por su cuenta, pero él envió el satélite telescopio el Eje Hueco, y tuvo éxito en hacer un índice imperfecto de Nutella.

Mientras Homura abría sus ojos en sorpresa, Toneri continuó explicando.

—La Magia es algo que se hereda y se transmite. Soy un defensor de la Teoría del Registro del Elemento, esa magia es registrada en los elementos moleculares en Nutella. Aunque, hay otros investigadores que defienden la teoría de que la magia es el resultado de ondas desconocidas o radiación cósmica que aún no podemos observar.

—¿Elementos?

—¿Quiere decir como el aire y el agua?

—Sí, —dijo Toneri asintiendo.

—¿Es como esa teoría de que si le das las gracias al agua, se vuelve más sabrosa?

—Eso sólo es Pseudociencia ocultista, —replicó Touya.

—Esa clase de reacción es bastante común. —Toneri le dio una sonrisa torcida. —Magia contagiosa es lo más básico de las cosas del ocultismo ahí. Hasta que se vuelva posible el investigar cosas en el nivel atómico en Nutella, este campo de teoría no puede evitar ser infamemente llamado como ocultismo.

Touya reformuló y simplificó la explicación de Toneri para él.

—La Magia… ¿Se esparce y difunde por el aire en Nutella?

—Esa es mi teoría principal. La magia es transmitida al respirar, a una escala Nutelliana de fenómenos climáticos, e incluso contacto físico.

Toneri recogió un bloc (de papel) cercano y una pluma (pasada de moda) y dibujó un gran círculo. Era un círculo perfecto que era aterradoramente exacto.

Y entonces él dibujó varios puntos dentro.

—Para usar a la Tierra como ejemplo, justo ahora definitivamente están respirando el aire que alguien en la Tierra exhaló hace un año. El aire exhalado por el presidente de EEUU, el Papa e incluso mendigos indios está siendo, de acuerdo a estadísticas, respirado por ustedes justo ahora. Y al revés es lo mismo.

—…!?

Homura por reflejó cubrió su boca.

—¿Justo ahora? ¿Justo en este instante?

—Sí, justo en este instante, no sólo en algún momento en el pasado.

Toneri escribió en el bloc la cantidad y capacidad de gas moléculas dentro de una respiración, la cantidad promedio de las veces que las personas respiran en un año, y el volumen total de todo el aire en la Tierra, así como la relación entre cada uno de estos factores.

Todas las fórmulas matemáticas eran confusas para Homura, pero las notas mostraban en número concretos que incluso un solo respirar contuviera una enorme cantidad de moléculas, y que la acumulación por año de esas respiraciones, las cuales descuidadamente seguían como parte de la vida, añadía más al valor que la probabilidad apoyada por la proclamación de Toneri.

—Nutella es abrumadoramente más grande que la Tierra, pero aun así, toma menos de tres años para que las moléculas de gas tocadas por una sola persona de la Tierra se esparza y se difunda por toda Nutella.

Toneri tiró el bloc sobre la mesa con un golpe seco y continuó su explicación.

—Ahora bien, Hinooka, hay una posibilidad de que el hechizo que invocaste se desvía de ese marco. Esto es peligroso. Es por eso que te llame aquí.

—¿Lo que hice…fue peligroso?

—Bastante.

Toneri estaba completamente serio.

—Una posibilidad en la que puedo pensar es que descubriste un patrón de hechizo continuo.

—¿Un patrón…continuo? —Touya inclinó su cabeza confundido.

—También pueden llamarlo un patrón de catalizador. Forma un ciclo y estimula alguna clase de reacción. O quizá lo ralentiza. Esa es la clase de magia que es. Esos tipos de Nadahama están absortos en descubrir tales patrones de catalizadores y son obsesivamente devotos a ello incluso ahora. Ja.

Molesta por el tono aparentemente ridículo de Toneri, Homura habló.

—Las personas de la Preparatoria Nadahama son muy trabajadores y diligentes, ¿sabe? No lo estaban tratando como alguna clase de pasatiempo… No pude seguirles el paso en su exploración durante la AV.

—Me cuestiono eso. Como dije, los prodigios pueden ser encontrados en cualquier lugar. Aunque, mujeres estúpidas y tontas son incluso más comunes. Oye, bueno, no seas tan dura contigo mismo.

Mientras Homura se desanimaba, Toneri dibujó varios círculos en el aire con la pluma en su mano.

—Usando la fuerza repelente de la bola de fuego para capturar una sola enorme bola de fuego es una idea maravillosa. Sin embargo, es imposible alcanzar el procesamiento de pensamientos de distribución paralela necesaria para implementar tal logro ridículo como individualmente controlar más de quinientas bolas de fuego. Este es un hecho absoluto. Porque de otra manera, requeriría que un humano se volviera inhumano.

—Haah, ¿pero no es posible el “pensar mientras se hace”?

Esta vez Toneri fue el que se quedó congelado a las palabras de Homura.

—Oye… Yo mismo sólo soy capaz de trabajar con tres cubos de Rubik al mismo tiempo, pero eso es porque los intercambio entre cambios por turnos en mi cabeza. En realidad no los resuelvo todos a la vez.

—Si fuera posible pensar dos cosas al mismo tiempo, entonces sería equivalentemente posible pensar quinientas o incluso cincuenta billones de cosas al mismo tiempo, ya que no necesitarías desperdiciar tiempo o espacio para formar patrones.

Cincuenta…billones…

Homura tragó saliva.

Touya también tenía expresión preocupada mientras preguntaba algo más.

—Así que, ¿quiere decir que es afortunado que Hinooka sólo fuera tan lejos para hacer quinientas? ¿Esa es la razón por la que dijo que Homura es peligrosa?

—Sí. O más bien, quizá sería mejor llamarlo inevitable, un error de formula mataría toda prueba de su existencia. Contradictoriamente la magia produciría peligrosos efectos secundarios. En otras palabras, magia que va contra la naturaleza en Nutella mataría al usuario. A pesar de eso, no estás muerta, Hinooka. ¿Por qué? Eso es lo que quiero saber.

Después de repentinamente decir todo eso, Toneri cerró sus ojos y se quedó callado, iniciando su “modo narcisista”.

…Incluso si me dice eso…

Homura se sintió desanimada a la idea de que esta persona probablemente sólo asentiría entendiendo si ella se hubiera incendiado y hubiera muerto en ese entonces.

Eventualmente, Toneri habló de nuevo.

—Magia continua es uno de mis sueños.

¿Se estaba saliendo del tema de nuevo?

—¿Exactamente qué sería capaz de hacer magia continua?

—Toda clase de cosas, haría posible viajar por el cielo por periodos de tiempo temporales, es una idea bastante atractiva, ¿verdad?

Volar… ¡Por el cielo! Homura asintió entusiasmadamente.

—Pero, como dije, es muy peligroso; por ejemplo, digamos que descubres un patrón para una bola de fuego que eternamente continuaría incendiándose y haciendo combustión. ¿Pero qué tal si no pudieras detener ese fuego? Todo el asunto eventualmente se convertiría en algo problemático. Tener miedo de un derretimiento en Nutella no es algo muy atractivo. Y como otro ejemplo; aunque la idea viene de ciencia ficción sin sentido, digamos que creas un patrón cristalizado para hielo que continúa congelando incluso a altas temperaturas. Podría congelar todo Nutella en una sola noche y drásticamente cambiar el ambiente ahí. Todas las formas de vida Nutellianas probablemente se extinguirían…

Toneri explicó esos ejemplos de una manera creyente.

—Te has acercado un paso a tales peligros… quizá. Aunque mis miedos podrían no tener bases.

—Realmente espero que ese sea el caso…

—Bueno, aunque ya he alcanzado un ejemplo por mi cuenta. No sé sobre los Nutellianos, pero creo que este logro rivaliza incluso al trabajo del anciano Chandra.

—…¿¡Quiere decir que creó un hechizo continuo!?

—Es mi más grande trabajo hasta el momento. Aunque es difícil decir si es mi obra maestra o no.

Eh, ¿no lo es?

—…

Touya cruzó sus brazos y trató de pensar de qué podría ser.

Sin embargo, Homura fue la que se dio cuenta de la respuesta primero.

—¿Está hablando de…Ame-chan…?

Al escuchar ese nombre, Toneri lucía asombrado, así que Homura lo clarificó.

—¿Es Ameno-chan, en otras palabras, Fujimori Ameno? —preguntó Homura ansiosamente.

—Sí.

Toneri asintió con una sonrisa.

La más grande pieza de magia que el ex mago había creado, esa era la robot pensante Ameno.

 

—Hay algo que quiero mostrarles antes de tener muestras de escaneos de tu cerebro en el laboratorio.

Después de decir eso, Toneri condujo a Homura y Touya afuera de su oficina.

Mientras caminaban por el pasillo, Touya le preguntó algo a Toneri.

—Toneri-san, fue usted quien hizo el comunicador para usarlo en Nutella, ¿cierto?

—¿Esa cosa que Seiran pidió que se hiciera? Esa princesa Misasagi fue realmente la que lo hizo. Le dejé las herramientas suministradas y componentes a Akado. No me involucro mucho en esa clase de cosas.

—Aun así, el trabajo que hace aquí es asombroso.

—¡Touya-kun, más importante aún!

Homura hizo a un lado a Touya y le preguntó a Toneri con una expresión expectante.

—Amm, ¿Toneri-san? La habitación donde Ameno-chan fue criada esta en este edificio, ¿cierto?

—Sí. Ahí es a donde los estoy llevando ahora.

—Guau, ¿en serio?

—Sin embargo, ya no es la habitación de Ameno, —dijo Toneri indiferentemente.

—¿Hmm? ¿A qué se refiere? ¿Es porque se mudó al apartamento de Fujimori-sensei?

—Entenderán una vez que lleguemos ahí, —fue lo único que dijo Toneri.

Detrás de otra capa de seguridad, entraron en una habitación de cerca del tamaño de un apartamento 2LDK.

El diseño del interior del lugar parecía la habitación de modelo mostrado que vieron en el piso de abajo. Un lado tenía un muro de vidrio más allá lo que podía verse era la sala de estar. Parecía haber otra habitación más adelante con muros apropiados para asegurar la privacidad.

Sin embargo, el lugar tenía muy pocos muebles y mobiliario.

La iluminación era baja y tenue, haciendo todo el lugar parecer desierto como si los ocupantes se hubieran mudado.

En el silencio, sólo el suave e inquietante tecleó de un teclado podría ser escuchado.

Toneri le habló a la figura en sombras que estaba sentada en una mesa de escribir cerca de la ventana.

—Pensé que estarías aquí hoy de nuevo.

En el tono grosero de hablar de Toneri, había un rastro de afecto.

—Ya te diste cuenta, ¿cierto? Al menos deberías vernos como se debe. Ya deberías ser conocida con estos chicos de Seiran, ¿cierto?

Había una chica sentada con iluminación sobre la silla frente al escritorio.

—¿Kanae-san?

La chica era Kanae Yuri, una miembro de primer año del Club de Exploración en la Preparatoria Hiyoshizaka.

Lentamente levantó la mirada del laptop en el pequeño escritorio.

—¿Por qué está Kanae-san aquí?

Los ojos de Kanae miraron a Touya y Homura a turnos detrás de los lentes que usaba.

—…¿Hay una razón por la que no debería estar aquí…?

Expresando poco interés en ellos, Kanae regresó a teclear la laptop.

Los ojos de Homura se abrieron ampliamente mientras la miraba.

—¿¡Kanae-san es una robot…!?

—…

El sonido del tecleo repentinamente se detuvo.

Kanae levantó sus cejas ligeramente mientras permanecía silenciosa viendo la laptop…

Después de un breve periodo de silencio, Toneri repentinamente estalló en risas.

—Ujajajajaja.

—¿¡Qué!? ¿¡Toneri-san!?

Toneri se dobló a sostener su estómago y puso su cabeza contra el muro para apoyarlo. Viéndolo rugir en risas hizo a Homura darse cuenta que ella había cometido un vergonzoso error, y ella rápidamente se puso roja de la cara.

—…L-lo siento… sólo pensé que…

Homura dejó colgar su cabeza, queriendo tener un agujero para esconderse. Mientras tanto, Touya indiferentemente habló.

—Dejando lo del robot a lado, es malo para tus ojos trabajar en una computadora en un lugar tan poco iluminado.

—…Los factores que determinan la fuerza de la vista son casi genéticos. Y no fuerzo mis ojos en la computadora tanto.

Básicamente, Kanae estaba diciendo, “Así que cuida de tus propios asuntos.”

Incidentalmente, Kanae no usaba lentes en público, pero aparentemente usaba unos para trabajo cuando miraba a una pantalla. Bueno, incluso sin pensar mucho sobre eso, un robot que usara lentes era un escenario improbable.

Ella no había usado lentes en Nutella tampoco. Su vista probablemente incrementaba en Nutella como Touya. Sin embargo, su humor no parecía invitar ningún detalle en preguntas al respecto.

—También frecuentemente soy golpeado por la idea de que Yuri es un ser muy removido de las creaciones de Dios.

—Cállate, Maestro.

Mientras Toneri se contenía de reírse más con sus hombros temblando a cada minuto, Kanae le contestó en un tono amargo.

—¿Maestro? ¿Por qué? —preguntó Touya. Él conocía el significado rudimentario de la palabra.

Maestro era la palabra Italiana para “gran maestro” o “experto” y también era usado para denominar los “jefes” de gremios de artesanos europeos en la Edad Media.

Quizá habiendo juzgado que no sería capaz de continuar trabajando a este punto, Kanae cerró la laptop y puso sus manos sobre su regazo con un suspiro. Se quitó sus lentes y los puso al lado de la laptop.

—Este tipo me hace llamarlo así. Esa fue la condición para dejarme usar esta habitación.

—Heh, entonces eso te hace la pupilo de Toneri, su aprendiz de mago, ¿cierto? Como esa película de Disney. —Touya estaba honestamente impresionado.

—No es tan bueno como piensas. Y la historia original fue de Goethe, no de Disney.

Inesperadamente, Kanae tenía una expresión más disgustada por esto que por la proclamación de Homura de que era un robot.

Touya inclinó su cabeza confundido por esto, mientras Homura miraba a las expresiones de ellos y medía el poder dinámico entre ellos. El jefe que miraba todo simplemente sonrió.

—¿Puedo preguntar qué estás haciendo? —preguntó Homura.

—…Estoy componiendo encantamientos, —murmuró Kanae. —Esta instalación tiene computadoras en excedente y recursos de cálculos durante vacaciones de vera…

—Aunque estoy trabajando aquí durante el descanso. Trata de mostrar un poco de control. Es irritante cuando la lista en cola de baja prioridad se apila en el ordenador principal. Cielos, dijiste que querías sólo tomar prestado una esquina de la instalación para trabajar, pero terminaste expropiándote de toda la habitación.

—Fuiste tú el que dijo que no te importaba siempre y cuando estuviera dentro del rango de las actividades del Club de Exploración, Maestro.

Kanae suavemente le contestó a Toneri quejándose.

—¿Componiendo encantamientos? ¿Quieres decir que estás diseñando encantamientos originales? Eso es asombroso.

Touya estaba mucho más interesado por el tema que Homura, quien se sentía como si estuviera siendo dejada atrás.

Homura desesperadamente trató de unirse a la conversación.

—Así que realmente puedes crear hechizos con una computadora… Ah… es como, ya sabes, ahm…

—¿Hmm?

En el intento ciego de tomar la atención de los otros, Homura dijo algo extraño de nuevo.

—Como cuando no puedes saber la diferencia entre tortas de pescado amasados bien hervidas y kamaboko, ¿cierto?

—¿Estás tratando de tener una pelea con la gente de la Prefectura de Shizuoka?

Touya suspiró en exasperación, pero entonces repentinamente levantó su cabeza como si pareciera que recordara algo.

—Podría ser que… Oye, ¿Kanae? Escuché esto de un superior de los miembros de Nadahama durante la AV, pero la herramienta de colaboración digital actualmente usada que fue hecha por el Club de Exploración pasó por una actualización masiva este año, ¿cierto? Escuché que funciona mucho mejor comparado con el año pasado. Ha obtenido muchas críticas positivas.

Kanae escuchó a Touya sin mostrar mucha reacción.

—Dijeron que una gran parte de eso fue debido a una ayuda anónima. ¿Esa eres tú?

—…Sí.

Kanae rápidamente confirmó la suposición de Touya.

—Touya-kun, siempre hablas demasiado francamente con todos.

—Ah, lo siento.

—Nunca tientes tacto así, Touya-kun. A pesar de que siempre eres educado con senpai.

—Oye, tú también me llamas “ese tipo” o “lentes” detrás de mí, ¿no es así?

—Eso de ahí es la clase de tono grosero de la que estoy hablando. Cielos~

Después de mirar a la molesta Homura con las esquinas de sus ojos, Kanae bajó la mirada a laptop y comenzó a murmurar.

—La herramienta de colaboración tiene un ambiente desarrollado semi abierto, así que modifiqué las partes que captaron mi atención un poco. La meta era hacer un GUI intuitivo y fácil de usar que incluso alguien como Hinooka-san pueda usar, pero al final fue un fracaso.

—Ajaja. Perdón por eso.

Homura en broma dejó caer su cabeza en disculpa.

Touya cruzó sus brazos y habló.

—Cuando escuché que Akado-san era una programadora, al principio me pregunté si podría ser aquí, pero me equivoqué… Ya veo, así que fue hecha por Kanae, no Akado-san, pero apenas si usas esa herramienta de colaboración por tu cuenta, Kanae.

—…

—¿No es eso extraño?

Kanae permaneció en silencio.

—¿Extraño? ¿Por qué? ¿No es genial ser una programadora anónima? —preguntó Homura.

—¿Todo lo que tienes que decir es “genial”…? El número de personas que pueden acceder a la comunidad interna del Club de Exploración es extremadamente limitado, y la mayoría de los miembros del Club de Exploración que actúan como programadores voluntarios que normalmente participan activamente con el fin de hacer los programas más fáciles de usarse, ¿cierto?

Aunque, Touya y Homura habían descubierto apenas que la Señorita Akado estaba en posición donde ella era privada de información clasificada dentro del Club de Exploración.

—Bueno, no la castigues tanto, Touya, —interrumpió Toneri. —Esa es sólo una simple excusa. La mayoría de los programadores voluntarios no pueden soportar tediosos y redundantes códigos de fuentes.

—Aunque sé cómo has estado remendando muchos programas con Akado, —Kanae resaltó. —Como esa herramienta que procesa registros de fotos y crea mapas topográficos de ellas, Hecho En Akado.

—Y-yo también uso ese programa, —dijo Homura sorprendida.

—En mi opinión, esa herramienta todavía tiene mucho espacio para mejorar, pero eso es irrelevante. Tú fuiste la que ayudó a Akado en su mayoría con eso, en ese entonces, Yuri, —contraatacó Toneri.

—Eh… Entonces, ¿entonces ella ha estado trabajando como programadora desde la secundaria?

—No es como si hubiera trabajado aquí o algo así… Comencé a venir aquí en mi segundo año de secundaria.

—Eso suena como Misasagi-senpai, fue entrenamiento Ranger para ella.

—…

Homura notó cómo, después de escuchar el nombre de Misasagi-senpai, la expresión de Kanae repentinamente se volvió triste, como cualquier chica tímida de su edad. Sin embargo, eso fue inmediatamente reemplazado por la ligera expresión irritada usual de Kanae, y la atención de Homura rápidamente pasó a otro lugar.

Era poco claro si Touya se dio cuenta o no lo provocativo de sus preguntas mientras continuaba preguntando sin parar. Aunque él definitivamente no parecía darse cuenta.

—Eres muy talentosa en composición de hechizos, ¿sin embargo no eres una maga, Kanae?

—No hay punto en una clase registrada restringida como esa.

—Ese es un punto de vista bastante rebelde, —Touya de alguna manera parecía un poco feliz mientras hablaba. —Bueno, no se puede evitar cuando no tienes un lugar para ponerlo en práctica, supongo. Así que, ¿qué tal diseñar encantamientos-

Aunque antes de que Touya pudiera terminar, Homura dio un paso adelante y lo interrumpió. El interés de Homura no yacía en toda esta charla técnica, sino…

—A-así que, ¿conociste a Ameno-chan aquí por un tiempo? ¿Desde tu segundo año de secundaria?

—…Supongo, —afirmó Kanae.

—Kuuuuh.

—¿Por qué estás actuando tan enojada? —preguntó Touya escéptico.

—Pero…

—No te preocupes, Hinooka, —aseguró Toneri. —El objeto de apego y devoción de Yuri no es Ameno. Dejemos la pequeña charla aquí y revelemos la atracción principal, ¿de acuerdo, Samari?

—Ella ha estado escuchando todo el tiempo, —dijo Kanae.

Touya y Homura estaban plenamente confundidos por las palabras conocidas de las dos personas de Honba.

—¿Eh?

—¿Ella…?

Siguieron las miradas de Toneri y Kanae más dentro de la habitación en la parte trasera del complejo.

En el centro de la habitación, en una sola silla aislada, alguien estaba sentada ahí.

Dándose cuenta que esta persona había estado ahí durante todo el tiempo de su conversación, Homura repentinamente sintió el aire frío del aire acondicionado incluso más claramente.

—Ella es Roto Samari, —explicó Toneri. —Ella es la segunda unidad en ser instalada con circuitos de piedra espiritual de Nutella después de Ameno, en otras palabras, ella es la hermana menor de Ameno. Personalmente no me gusta usar esa clase terminología de relación familiar para describirlas, pero esa es la manera más simple de presentarla.

—Samari… Tenemos visitas.

Mientras la llamaba calmadamente, Kanae caminó en la habitación tenuemente iluminada.

Mientras tanto, Toneri manipuló una pantalla electrónica cercana para incrementar el nivel de transparencia de las ventanas y dejar entrar la luz del sol de afuera.

La luz reveló a una joven chica sentada en una silla compuesta de glicina.

Ella lucía mucho más joven que Ameno, de unos siete u ocho años.

Los dedos blancos de cada una de sus manos estaban cruzados ligeramente encima de su regazo. Ella vestía un vestido de estilo gótico con ninguna señal de estar desgastado.

Ella no mostró reacción al aumento de luminosidad en la habitación o de las personas reunidas alrededor de ella.

Ella verdaderamente lucía como una exquisita y delicada muñeca.

Debajo de sus ligeramente cerrados párpados, sus ojos rojos, los cuales brillaban como granate, tenuemente miraban al piso de la habitación.

—…¿Ella está durmiendo…?

—No. Ella puede vernos y escucharnos apropiadamente.

Kanae negó con su cabeza a la apresurada pregunta de Homura.

—¿Está ella en un estado como el modo suspendido de Ameno…?

—No. Ella está viva y pensando.

Kanae negó con su cabeza de nuevo a la pregunta de Touya.

La robot Samari era una verdadera maravilla, matizada con la ligera calidez de su batería, y construida con tan precisión y elaboración que ella podía ser confundida por un ser humano.

Sin embargo, esta ser realista no se estaba moviendo o respirando, sólo sentada ahí completamente quieta.

Estas impresiones conflictivas de vida y muerte lo hacían inquietante el observar para Homura.

—…

Con trago de saliva, Homura camino más cerca para ver mejor a la chica.

Después de que la sombra de Homura llegara para bloquear la luz de la ventana golpeando la mejilla de Samari, los párpados de Samari se movieron un poco y sus pestañas se crisparon ligeramente.

—…

Sólo ese ligero movimiento que ni siquiera podía ser llamado un gesto fue suficiente para impactar profundamente a Homura.

—Como pensé… Samari realmente no le gusta cuando está brilloso, —dijo Kanae.

—Aunque no creo que sea eso. Ese es sólo una respuesta de reflejo normal para cambiar la intensidad de luz.

Toneri entonces pasó a orgullosamente introducir a su creación, pero mientras mantenía una cierta distancia.

—Aunque definitivamente está pasando en las profundas partes de la conciencia de Samari. Sin embargo, ella no ha mostrado ninguna reacción exterior en palabras o gestos hasta ahora.

—Este cuerpo actual es el cuerpo de segunda fase de Amari.

—Movimos su piedra espiritual después de que confirmamos rastros de procesamiento mental en ella, pero ella no ha realizado ninguna accion espontanea. Su desarrollo es bastante lento comparado con el de Ameno.

Toneri se inclinó al lado de la silla y colocó la mano de Samari encima de su palma, tocándola y ligeramente doblando cada uno de sus dedos uno por uno.

Samari inclinó su rostro ligeramente y miró su palma.

Eso fue todo.

Ella sólo se sentó ahí, aceptando todo lo que pasaba en el mundo alrededor de ella.

Si el viento alrededor de ella cambiaba, ella simplemente dejaría que la tocara. Si nieve caía, ella simplemente dejaría que cayera en ella.

El rostro de Toneri, el cual expresaba emociones directas hasta ahora, se tiñó con una expresión complicada de tristeza.

—Ameno fue afortunada de establecer autoconsciencia, pero no es como si los otros investigadores y yo estuviéramos seguros de que ella tendría éxito. Fue una gran apuesta como proyecto. También había oposiciones éticas para su proceso de crecimiento la cual imitaba a las de los humanos. Aun así, ella fue la primera en tener éxito en el desarrollo de robots usando piedras espirituales, incluso a nivel internacional.

—Ameno no simplemente pavimento el camino para el prospecto de las unidades de sonda de Nutella. Ella también contribuyó enormemente como una unidad de prueba para robots cuidadores para uso en casa, uno de los negocios principales de Honba. Ella es capaz de entender inmediatamente órdenes orales e incluso proactivamente proveer de realimentación sobre ella, después de todo. Gracias a las varias piezas de software y hardware spin offs ganados a través de esas pruebas con ella, incluso esta investigación de pasatiempo mía recibe un presupuesto completo.

—¡Ameno-chan realmente es asombrosa…!

—Perdón que todavía no seamos capaces de permitir que Ameno los acompañe a Nutella.

Homura y Touya se sorprendieron a escuchar tales palabras elogiables de Toneri.

Toneri volvió a ver a Samari.

—El cuerpo actual de Samari es la segunda fase del modelo. Naturalmente, este cuerpo es para usarse en la Tierra. El desarrolló monetario en costo de un cuerpo que puede adaptarse a hacer actividades en Nutella es al menos un digito más alto que para este. Pero incluso dejando los costos a un lado, con Samari todavía atorada en este estado… En ese sentido, ni siquiera podemos usarla como una unidad de prueba. Ella todavía es una robot incompleta.

—…

Kanae parecía como si quisiera interrumpir las palabras de Toneri, pero ella al final permaneció en silencio.

—¿Samari permanecerá así siempre y cuando no haya cambio en ella? —preguntó Touya.

—Así es como es.

—Incompleta…

Toneri y Kanae silenciosamente miraron a Samari. Homura sentía simpatía por su preocupación a su propia manera.

—Entonces… como un ejemplo… —Homura buscó entre sus recuerdos para una buena comparación. —Si clasifican al grado de perfección del mejor ramen de sal de Sapporo por cien… ¿cuánto sería?

—¿¡Sapporo!?

Toneri giró para ver a Homura con ojos ampliamente abiertos.

—Ah, por favor no le preste mucha atención a la plática alienígena de Hinooka, —dijo Touya.

—Pero estoy preguntando seriamente.

—Eso podría ser cierto para ti, pero…

Toneri estaba completamente asombrado.

—Probablemente eres la primera y última persona en siquiera comparar los frutos de mi investigación a comida chatarra. Y al menos usa pasta como una comparación en su lugar.

—¡Pujaja!

Con un ligero retraso, Kanae estalló en risa. Quizá en realidad se estaba conteniendo la risa bastante por un tiempo, ya que alejó su rostro mientras se ponía roja.

Esa fue la primera vez que Homura vio su sonrisa.

 

Homura y los demás dejaron la habitación de Samari, mientras Kanae permanecía ahí.

Los tres fueron a beber sus propias bebidas en el comedor, el cual naturalmente estaba vacía durante vacaciones de verano.

—Así que… ¿Samari no responde incluso si dicen su nombre?

—Esa es una pregunta excelente.

Touya le preguntó a Toneri eso, trayendo de vuelta el ambiente serio por un poco.

—Ameno fue un éxito raro, y obtuvimos mucho al estudiar de su logro también, así que intentamos un acercamiento diferente con Samari. Su estado actual no balanceado es parte de ese proceso… O al menos, ese es mi análisis de ello.

Toneri frunció el ceño mientras le daba un sorbo a su café de la máquina expendedora.

—¿Por qué no le responde a otros?

—Es porque Samari cree que ella es la única ser con inteligencia en este universo. Es por eso que ella no responde a su nombre; en primer lugar, su nombre no tiene significado para ella.

—¿Y sin embargo ella escucha y observa las cosas que pasan a su alrededor…?

Homura inclinó su cabeza en confusión.

—Así es. Ella cree que el mundo de información que está recolectando y construyendo en su mente es un sueño lo que está viendo. Quizá un “sueño lucido” sería la mejor descripción. Es un sueño donde lo que sea y todo sucede mientras lo deseas.

—¿¡Somos un sueño que Samari-chan está viendo!?

—Quizás.

Toneri se inclinó hacia adelante un poco y le respondió a Homura con una expresión seria.

—Oye, Hinooka lo va a tomar con seriedad, ¿sabe? —dijo Touya con una sonrisa torcida.

—Hah. Yuri siempre se enoja cuando me escucha decir tales teorías. Ella siempre contesta, “Samari Entiende. Ella responde cuando la llamas. Simplemente no lo notamos.”

Homura entendía cómo se sentía Kanae.

Hasta ahora, ella no logró tener un entendimiento bueno de la personalidad de Kanae Yuri, pero hoy ella sintió que logró vislumbrar algo de la amable persona que era.

—Sabemos que sus circuitos lógicos están trabajando dentro de ella por los escaneos o de su piedra espiritual. Sin embargo, es imposible saber o determinar si ella entiende el mundo exterior o no. Hay pocos robots usando piedras espirituales en existencia. Es posible que el caso de Ameno es en realidad único.

—También es posible…aunque esto es sólo un deseo nacido de mi propio ego…que, como dijo Yuri, Samari es la manifestación de una nueva forma de inteligencia de la que no sabemos nada.

Después de que Toneri tranquilamente dejara de hablar ahí, Touya cambió el tema un poco y preguntó algo.

—¿Cuál es el significado detrás del nombre “Samari”? Su nombre completo es… Roto Samari, ¿cierto?

—No fui yo quien la nombró. Dejé que Yuri hiciera eso. Y la que nombró a Ameno fue Chia. Aparentemente soy malo eligiendo nombres.

—¿En serio? ¿Entonces qué significa el nombre de Samari?

—Al principio pensé que podría ser de la palabra “sumario” en terminología de computadora, pero el deletreo no encaja, la pronunciación viene como “Lot Samari”. Es probablemente un anagrama de algún nombre famoso. Yuri tiene su lado infantil algunas veces. Bueno, está bien dejar esa clase de cosas como un misterio.

—…Por cómo suena, ¿no sabe el origen del nombre “Ameno” que Fujimori-sensei eligió?

—No me molesto en escuchar cosas tan triviales como esas, —dijo Toneri asintiendo indiferentemente.

Homura realmente no podía entender los estándares exagerados de esta persona.

—Dejé que Yuri pasara tiempo con Samari con la esperanza de que pudiera servir como un estímulo para hacer que actuara. Chia-chan hizo lo mismo en el pasado.

—¿Mori-chan…? ¿A qué se está refiriendo? —preguntó Homura con repentino interés.

—¿Quieren ver? Es Divertido de ver.

¡Oye! ¡No es divertido verlo!

—¡Me encantaría verlo!

—Muy bien, déjenmelo a mí, —dijo Toneri. Él manipuló la tableta en su mano e invocó una lista de videos en la pantalla dentro del comedor.

Touya nerviosamente se hizo para atrás.

—¿No es eso…una invasión de la privacidad…?

Exactamente… Pero de cualquier manera vas a mirar, ¿cierto?

—Es este archivo. Es de hace 2 años.

Toneri buscó por la librería de archivos y llegó a un video en particular grabado.

Naturalmente sin prestarle atención al tímido intento de Touya de contenerlos, Toneri y Homura tomó posición en frente de la pantalla.

—Ella no fue una completa muñeca como Samari, pero Ameno también pasó por una fase similar.

Toneri comenzó a explicar el video como un narrador de un documental.

Hablando de documentales de Ameno tomando el liderazgo, Homura acababa de recibir un mensaje de ella diciendo que sus tareas matutinas con Fujimori se habían prolongado y que parecía que no sería capaz de venir al Laboratorio Honba hoy. Pero eso podría haber sido conveniente para ambas partes en este caso.

La vista de una cámara fija mostraba la habitación que Homura y los otros habían visitado hace poco.

Naturalmente, la ocupante de la habitación no era Samari.

Una joven chica no conocida estaba sentada con sus piernas dobladas y estiradas a los lados sobre una alfombra en el centro de la habitación.

—Oooh… Una pequeña Ame-chan…

Homura llevó su silla incluso más cerca de la pantalla.

En el video, Ameno tenía una joven apariencia como Samari.

Excepto por la piedra espiritual dentro de ella, ella tenía un cuerpo completamente diferente que la actual Ameno. Sin embargo, el diseño de su joven cuerpo compartía rasgos faciales con su forma actual completada, como un modelo de crecimiento estándar humano.

—Esta es Ameno en su cuerpo en segunda fase.

—Ella luce tan linda, —exclamó Homura.

Ameno vestía un vestido de una sola pieza. Ella tenía sus manos colocadas en la tierra en frente de ella y parecía estar intensamente viendo a algo en la alfombra. Su expresión era rígida sin ningún rastro de una sonrisa.

—Linda…eh… —dijo Toneri.

Homura se puso inquieta por el vago sentimiento que algún agujero se había abierto en su corazón mientras observaba a la joven Ameno. Sin embargo, ella no podía recordar… el qué se supone que llenaría ese espacio vacío.

—Toneri-san, usted fue el que organizó para que así Ameno-chan gradualmente creciera como humana, ¿cierto? He revisado mi opinión de usted un poco.

—…No sé en qué te estás equivocando, pero debido a eso, terminé siendo criticado por todos de ser repulsivo y pervertido, y de tener un desorden de personalidad con fetiche por las muñecas. Pero el proceso de crecimiento es la parte más importante para una unidad de sonda Nutelliana. Y deberías de esperar un poco antes de hacer cualquier juicio final sobre mí, —dijo Toneri mientras se volteaba para mirar la pantalla.

—Esos objetos frente a ella… ¿son juegos? —preguntó Touya.

—Así es.

Justo como supuso Touya, Ameno estaba mirando consolas de videojuegos portátiles en el piso frente a ella.

Varias consolas de juegos estaban esparcidas en el suelo alrededor de ella.

Pero Homura pronto notó que esta escena, la cual lucía como la habitación estereotipada de una niña rodeada por muchos juguetes, era ligeramente diferente de su impresión inicial.

Porque todas las consolas de videojuegos estaban mostrando diferentes juegos en sus pantallas.

Toneri le subió al volumen del video, y una orquesta caótica de típicos sonidos electrónicos, bullicioso BGM e incluso soplos y gritos de juegos de pelea llenaron la habitación de los altos parlantes.

Era obvio que todos los juegos, incluso las consolas que estaban colocadas boca arriba, estaban siendo operadas al mismo tiempo.

Pero la joven Ameno no estaba tocando ninguna de ellas.

—He visto a Ame-chan controlando por control remoto varios dispositivos como consolas de videojuegos y cámaras ocasionalmente, pero…¿esto es…lo mismo…?

Toneri silenciosamente asintió a la tímida pregunta de Homura.

Así es, en otras palabras, la joven Ameno estaba jugando más de quince juegos portátiles al mismo tiempo en el video.

—¿Ella cruzó conexión con la conexión inalámbrica estándar de las consolas de videojuegos…? —preguntó Touya.

Touya intuitivamente sintió que su pregunta estaba lejos de lo correcto, pero su mente todavía no entendía lo que sucedía en el video.

—Ameno puede manipular electrónicos alrededor de ella de acuerdo al número de canales que su cuerpo posee en el momento. Ella también puede recibir varios videos a través de señales inalámbricas. Si recuerdo bien, ella logró ver y manipular los veinticuatro circuitos al mismo tiempo en este video. Sólo eran consolas de videojuegos que no habían sido remodelados para tener conexión inalámbrica los que tenía que ver directamente con sus ojos.

—Dicen que un maestro de shogi puede enfrentar varios oponentes al mismo tiempo… Así que, ¿esa fue esa clase de prueba?

—Exactamente. Los resultados fueron verdaderamente espectaculares.

A pesar de sus palabras de auto alabo de su trabajo, Toneri tenía una expresión larga.

—Quería probar las habilidades de Ameno al límite. No con métodos ordinarios bajo restricciones físicas, sino con otros métodos. La existencia de Ameno fue clasificada como secreto, por supuesto, pero hice arreglos de tener a Ameno anónimamente participando en foros de juegos en la red. Teóricamente, el módulo de absorción de su piedra espiritual puede fácilmente manejar cien circuitos a la vez con espacio de sobra. Eso es cierto incluso ahora, pero…

¿¡Qué estás haciendo!?

Una voz fuerte y furiosa repentinamente interrumpió el silencio de la habitación dentro del video.

Homura y Touya saltaron de sus sillas en sorpresa.

Toneri frunció el ceño y bajó el volumen del sonido.

La persona que ahora entró en el video fuera de la vista de la cámara era Fujimori.

Fujimori prácticamente se hundió para sentarse sobre sus rodillas justo en frente de Ameno y tomó el rostro de la joven robot con sus manos, forzando a Ameno a mirarla.

Ameno mostró poca reacción mientras miraba a Fujimori dentro de sus vacíos ojos verdes.

Aun así, Fujimori la llamó varias veces.

Toneri distraídamente observó a las dos interactuar en el video.

—…Chia estaba seriamente enojada en ese entonces. Ella fue bastante aterradora.

—Aunque ella usualmente es aterradora incluso ahora…

Después de decir eso, Homura repentinamente hizo un gesto y comenzó a imitarla.

—”¡B-basta de los video juegos con sonidos raros! ¿Qué hay de tu tarea?” ¿Algo así?

—¿Ella es una madre en tu mente o algo así…?

Los hombros de Touya se hundieron por la impresión arbitraria de Homura de Fujimori, pero entonces él preguntó algo.

—¿Ameno ya era capaz de hablar a este punto?

—Sólo el mínimo necesario para comunicarse. Prácticamente no hubo casos de ella comenzando una conversación por su cuenta en ese entonces. Quizá debería haber sido mejor mostrarles la escena emocional donde ella verdaderamente es capaz de comunicarse… pero por alguna razón, prefiero esta.

De vuelta en el video, Fujimori parecía haber perdido su temperamento a la continua falta de respuesta de Ameno.

Fujimori se levantó y comenzó a levantar las consolas de videojuegos, quitándoles las baterías una por una. Ella parecía lista para aplastarlas en cualquier momento.

!?

Fue entonces que Ameno levantó su cabeza por primera vez y miró a Fujimori en shock.

Después de comprender qué estaba pasando, Ameno rápidamente le arrebató la consola de videojuego de las manos de Fujimori.

Pero Fujimori se lo quitó de nuevo con incluso más fuerza.

…!!

Ameno, ahora mostrando intensa furia lucía como un gato amenazante, mordió la pierna de Fujimori.

Fujimori se quedó sin expresión y miró a Ameno desde arriba por un instante, y entonces ella casualmente agarró a Ameno por la nuca de su cuello y la jaló mientras cuidadosamente la observaba.

Fujimori entonces regresó a quitar las baterías, ahora con una expresión divertida. En respuesta, Ameno mordió su brazo esta vez.

—Awawawawawa.

Homura tembló por la vista de la escena de pelea, pero ella no podía dejar de mirarlo.

Dejando de lado a Fujimori, que esa amable y amigable Ameno que actuara así…

Touya también frunció el ceño mientras observaba el comportamiento de Ameno.

—Uwah… Amm, tengo una pregunta para el desarrollador de robot aquí… ¿Qué hay de las Tres Leyes de la Robótica…?

—No instalé esas reglas antinaturales en ella desde el comienzo, —dijo Toneri.

—¿Eh?

En el video, Fujimori y Ameno tomaron la última consola de videojuego restante al mismo tiempo y la jalaron de cada lado del juego como un juego de jalar la soga.

Mientras se empujaban los rostros de ellas con sus manos libres, Ameno se colgó de la consola usando sólo su peso, pero Fujimori se lo quitó al sacudirlo, causando que Ameno saliera lanzada y cayera en su espalda, y entonces Fujimori lanzó un golpe decisivo al patearla y haciéndola rodar hacía atrás por el suelo.

Ameno rápidamente se desvaneció de la pantalla mientras rodaba hacía atrás hasta el borde de la habitación.

—¿Qué deberíamos hacer…? ¿N-no deberíamos detenerlas…?

—Sí, eso es imposible.

Eso sucedió hace dos años, después de todo.

—Mori-chan no tiene piedad… Ah, eso parece que duele mucho…

—Tienes razón. Todavía no puedo creer que pateó a una robot que cuesta más que un tanque Mark-10 sin contenerse así.

—Haaah. ¿Un tanque?

En ese punto, la parte del cuerpo de Toneri entró en el video en el borde de la pantalla.

Él estaba sentado inclinándose hacia adelante en una silla mientras rascaba su barbilla con poca barba y estaba observando decepcionantemente los eventos dentro de la habitación.

Él incluso sacó un encendedor del bolsillo de su bata del laboratorio y comenzó a fumar un cigarro. Era como si estuviera observando un partido de soccer en la TV desde su sofá en la sala.

Después de un poco, Fujimori caminó hacía Toneri y ella le dio un infierno mientras le quitaba su cigarro. Naturalmente, fumar estaba prohibido dentro del laboratorio.

Mientras tanto, Ameno parecía haberse darse cuenta que no podía enfrentar a Fujimori en fuerza bruta y se estaba encogiendo con su rostro cubierto en una esquina de la habitación.

El corazón de Homura se sentía adolorido mientras observaba esa lamentable figura.

—Sí, la reacción de Ameno fue verdaderamente realista, —dijo Toneri, impresionado. —Cuando toda su prueba y error es determinada inútil, las personas se retiran a sus instintos animales de autodefensa.

Eventualmente, quizá al haber escuchado el final de la conmoción, otros investigadores entraron en la habitación uno detrás de otro.

Toneri aparentemente apropósito no llamó a nadie durante el incidente en ese entonces.

—Akado todavía no estaba aquí en ese entonces.

La grabación de video parecía continuar aún más, pero Toneri lo detuvo ahí.

—Bueno, ahí lo tienen. Asombroso, ¿cierto?

—…

—…

Los dos chicos de preparatoria recibieron un impacto, sintiéndose como si les hubieran expuesto los asuntos familiares internos de alguien más.

—Tuve una idea con este incidente. Después de que pasara, revisé los resultados de telemetría de Ameno, y resultó que todas las funciones voluntarias inalámbricas se detuvieron de Ameno después de eso. Ella no tocó ningún juego después de eso tampoco…

—…¿Qué hay de Fujimori-sensei? ¿Por qué le quitó los juegos a Ameno así? —preguntó Homura.

—¿No entiendes por qué?

—En estos días, Ame-chan juega juegos todo el tiempo. Ella realmente parece gustarles.

—Cierto. Tampoco entendí en ese tiempo, —dijo Toneri asintiendo. —en ese entonces, Ameno no tenía ningún juego que le gustara. Ella estaba bien con lo que fuera que le dieran. Chia fue la que obtuvo la piedra espiritual de Ameno, pero a ella se le prohibió entrar en el laboratorio por un tiempo.

No debería haber pasado hace mucho, pero debido a qué tan rápidamente Ameno creció y maduró, la plática reminiscente de Toneri sonaba como si él estuviera hablando de algo de hace años.

—En términos humanos, Ameno se quedó en un estado apático, similar a como Samari está ahora. Después de ese incidente, decidí darle de nuevo una sola consola de videojuego, una sin función inalámbrica y que requería que usara su vista directa y oído para jugar. La limité a usar botones físicos y comandos de gestos y voz.

En otras palabras, él le había dado un rango de libertad limitado a lo que un humano normal podría hacer.

—Así que algo como eso pasó… Suena como paternidad regular.

—Frecuentemente pensé que no debería haber sido así. Ah, sólo para advertirles, si divulgan algún detalle de este video, Honba los aplastará e irán a la bancarrota. Mantengan esto para ustedes.

—…S-sí, seremos cuidadosos.

—Como sea, unos meses después, las facultades comprensivas y de empatía de Ameno avanzaron y maduraron dramáticamente. Ella podría simplemente haber imitado auto-consciencia antes. El prospecto de someterla a un mayor cambio físico finalmente lucía prometedor a ese punto.

—¿Esta enorme pelea sirvió como desencadenador para su crecimiento mental? —preguntó Touya.

—¿Quién sabe? Me duele admitirlo, pero tampoco lo sé. Sin embargo, cuando Ameno se estabilizó mentalmente, hice que la sacaron fuera de su habitación. Secretamente, claro está.

—Ah… ¿Se está refiriendo a la casa de Fujimori-sensei…?

—¿Entendiste? Ahí fue cuando decidí que Ameno se “quedara en casa” en casa de Chia. Probablemente era una molestia para Chia ya que era un tiempo ocupado para ella, pero no había otros candidatos.

—Así que esa es la razón de que su nombre sea Fujimori Ameno.

 

Homura decidió dar una vuelta afuera del laboratorio de desarrollo en la tarde.

El clima caliente había pasado, y el cantar de los insectos podía ser escuchado por todos lados.

El cielo estaba teñido de un hermoso collage de rojo y naranja del atardecer. El clima había sido realmente bueno hoy, tanto que Homura había lamentado pasar la mayoría de ello adentro.

La atención de Homura fue atrapada por una sola patineta que estaba aparcada, en lo que sería de otra manera un estacionamiento vacío, y la persona quien estaba sentada en el terraplén al lado.

La atmósfera que generaba esa persona era diferente a la de un empleado de compañía, así que cuando Homura miró más de cerca para ver quién era, ella se dio cuenta que era un rostro familiar.

La persona parecía estar leyendo una tableta del tamaño de una palma, en su mano, pero él ocasionalmente miraba hacia arriba y en blanco miraba al cielo. Él de alguna manera parecía como una persona completamente diferente de lo usual, así que Homura dudo en casualmente llamarlo.

Ella inconscientemente se detuvo en el estacionamiento teñido en naranja, mirándolo.

Eventualmente, él notó la presencia de ella.

—Vaya, pero si es Hinooka-san.

Hayashi, un chico de segundo año de la Preparatoria Hiyoshizaka, ondeó su mano y llamó su nombre.

Homura caminó alrededor del scooter y se acercó a él.

—¿Estás jugando un juego, Hayashi-senpai?

—Algo así.

—¿Qué clase de juego? —Homura por reflejo preguntó algo que normalmente no haría, y ella rápidamente se dio cuenta de lo grosero que fue. —…Lo siento, es sólo que hablé mucho sobre juegos hoy.

Antes de que una incómoda pausa pudiera haber nacido entre ellos, Hayashi rió y contestó la pregunta.

—He intentado hacerme boceto con mi mano[1].

—!

Esas palabras hicieron que Homura se pusiera rígida.

Permanecer en silencio aquí era lo correcto, pero Homura accidentalmente reveló sus verdaderos pensamientos a través de su expresión, de ahí cayendo en la trampa de Hayashi.

—¿Entenderías mejor si llamo dibujando?

—…

—Básicamente, jalo fuerte y salpico el juvenil color blanco marfil, y entonces…

—Sí, sí, estás haciendo bocetos. ¡Bocetos!

Dándose cuenta que había caído, Homura apropósito se repitió a sí misma el final de esa línea de la conversación.

Después de que le prohibieran decir más, Hayashi-senpai simplemente sonrió.

Homura involuntariamente bajó su guardia. Ella olvidó que este chico rivaliza con el joven Akiho en nunca pasar por alto esta clase de oportunidad. Homura fuertemente sintió los pesares de Koma-senpai.

Aun así, esta era su primera vez viendo a Hayashi solo así.

Sin embargo, extrañamente ella no se sentía intranquila hablando con él, tal vez porque su actitud parecía tan relajada y natural. Él era bastante diferente de Touya, quien usualmente estaba preocupado por el tiempo y lugar para todo.

Sin embargo, ¿a dónde se había ido ese diferente Hayashi que ella había vislumbrado hace poco?

—Heh… Perdón si suena grosero, pero estoy un poco sorprendida de escuchar que dibujas.

—Vaya, estoy algo mortificado de escuchar que tengas esa impresión de mí.

Hayashi volteó la tableta para mostrarle, y la pantalla mostraba una aplicación de pintura de acuarela. El cielo del verano estaba dibujado en tonos pálidos sobre el pequeño lienzo.

Hayashi inmediatamente trató de tomar la tableta y esconderla detrás de su espalda, pero Homura tomó el borde de la tableta como venganza por técnicamente hacerla decir una palabra vulgar y se tomó el tiempo para mirar la pantalla.

Aun así, este boceto realmente parecía alivianar su humor ligeramente mientras ella lo miraba.

…Hmph…Así que él dibuja cosas así…

Era una imagen de apariencia muy, muy gentil.

Hayashi le preguntó algo a Homura.

—Viniste aquí hoy con Touya por negocios del Club de Exploración, ¿cierto?

—Ah, sí. Así que sabías al respecto. —asintió Homura. —¿Qué hay de ti, Hayashi-senpai?

—Estoy aquí para recoger a Yuri.

—…Entonces, ¿es tu scooter el de ahí?

El scooter eléctrico creando una ligera sombra en el estacionamiento era un modelo ligeramente largo de dos asientos.

Homura podía entender si pertenecía a Hayashi, quien ella frecuentemente veía acompañando a Kanae como su novio. Sin embargo, la suposición de Homura estaba mal.

—No, ese es el scooter de Yuri. Ella acaba de obtener su licencia para él. Ella parece estarse divirtiendo conduciendo por todos lados.

—¿Es de Kanae-san? —Homura estaba sorprendida e incluso se sintió ligeramente emocionada por esa respuesta inesperada. —…Sí, escuché que hay personas que tienen su licencia de motocicleta en el mismo grado que yo. Kanae-san es una persona asombrosamente activa.

—”A pesar de como luce”, quieres decir, ¿cierto? —rió Hayashi.

Homura fulminó con la mirada a Hayashi haciendo un mohín con los labios.

—Y a pesar de como luces, senpai, dibujas cosas… Oye, ¿podría ver el boceto una vez más?

—Lo siento. Lo borré.

—¿Eh…? —Homura no pudo creer que él había borrado tan fácilmente ese boceto el cual la había conmovido. —Qué desperdicio. ¿Tampoco guardas ninguno de tus otros bocetos?

—Sólo lo hago para pasar el tiempo. ¿Piensas que es extraño mantener algo que se hace tan casualmente?

—Hmm… ¿En serio? Aunque sigo pensando que es un desperdicio. Era un buen boceto. ¿Te gusta dibujar el paisaje?

—Bueno, un poco, supongo.

Hayashi asintió en una actitud ligeramente tímida.

—Entonces deberías ser capaz tanto como quieras en Nutella con todos los lugares con maravillosas vistas ahí.

—Sí, supongo.

—Aun así, Kanae-san se está retrasando. Iré a llamarla.

—Ah, por favor no, por favor. Además, no se puede evitar ya que me viste aquí, pero por favor no le digas a nadie más del Club de Exploración sobre mis bocetos.

—…De acuerdo.

Homura encontró curioso que Hayashi estaba manteniendo su pasatiempo un secreto. Él tranquilamente le suplicó que no lo divulgara, pero ella podía decir que esos eran sus verdaderos sentimientos, así que ella obedientemente estuvo de acuerdo con su petición.

Homura lentamente asintió y entonces miró arriba para ver el cielo en la puesta de sol.

—Ya veo… así que bosquejar también es otro medio. Las fotos reales no son el único método para transmitir Nutella a otros.

—Podrías tener razón.

Homura sintió como si su impresión de Hayashi siendo transparente y difícil de entender había cambiado un poco.

Al final, su objetivo verdadero al venir aquí, proveer una muestra de escaneo de sus ondas cerebrales, se había completado muy rápidamente. Aunque en base al rostro aburrido en el Jefe Toneri, parecía que él no había obtenido los resultados que quería de ello.

Durante el escaneo, Touya no había tenido nada que hacer, así que él aparentemente fue a hablar con Akado sobre magia Nutelliana en la cafetería. Sin embargo, Toneri, quien debería haber estado analizando la información de los escaneos, se les había unido y entonces incluso Kanae Yuri fue arrastrada a unírseles mientras ella pasaba por ahí, resultando en una larga y técnica conversación entre los cuatro.

Homura había sido bastante una forastera ahí, así que se fue.

La razón por la que Hayashi estaba matando tiempo afuera en un lugar así en lugar de esperar adentro en el laboratorio con aire acondicionado era porque esa conversación técnica era una ocurrencia de todos los días estaba dolorosamente experimentando.

Mientras ligeramente esperaba que Hayashi empezara otro boceto. Homura inadvertidamente miró al cielo con la puesta del sol de nuevo.

—Se ha descolorido al punto donde casi ya se ha ido, ¿eh?

—…¿Hmm?

Homura y Hayashi miraron al lado oeste del cielo, donde las nubes se habían quebrado y brillantes estrellas comenzaron a aparecer. El cielo ahí tenía un profundo azul que estaba al borde de entrar en el dominio de la noche.

—Sabes, ese rojo y oscilante, —Homura siguió viendo por el cielo para ello.

—Ah, ¿eso? Ya está puesta en la vista en esta temporada, —dijo Hayashi, apuntando debajo del horizonte.

—¿Eh? ¿En serio? ¿Eh?

—La única vez que puedes verlo…es básicamente en primavera. Aunque no sé si eso vaya a seguir siendo verdad el próximo año.

Hayashi-senpai realmente observa mucho el cielo, pensó Homura, impresionada, pero ella también fue atacada por un pensamiento deprimente. Yo podría simplemente estar perdiendo tiempo cuando miro el cielo…

Homura había mencionado el tema porque ella había tenido la impresión de haberlo visto en el cielo de oeste después de acabar la primavera.

Era una pequeña y ligera mancha roja que fácilmente perderías de vista si no mirabas cuidadosamente. Lucía como una flor adornando el cielo como una escasa oferta, o quizá una gota de sangre derramada.

Homura había estado mirándolo en el cielo justo ahora porque ella sabía que ese acento único en el cielo nocturno desaparecería en el futuro cercano.

—Solía ser parte de una constelación, ¿sabías? —Homura le dijo a Hayashi en un tono ligeramente orgulloso.

—Lo sé, —murmuró Hayashi. —Está escrito en nuestros libros de texto, ¿recuerdas?

—Cierto.

—Hinooka-san, ¿qué estabas haciendo en el momento de su muerte[2]?

—La verdad es que…Realmente no recuerdo.

—Estaba justo aquí en ese momento.

—Guau.

—Heh. ¿Entonces pudiste verlo claramente?

—Hmm… No, acababa de ir al baño cuando pasó. Noté que repentinamente se puso muy brillante afuera de la ventana, y había una gran conmoción por el laboratorio. Ni siquiera pude lograr salir para verlo. Estaba muy confundido en ese momento.

Homura rió mientras Hayashi exponía otro recuerdo vergonzoso suyo. La manera en que recordó su confusión era tan real y divertido que lágrimas le salieron mientras ella se reía.

—Jaja… Así que has estado con Kanae-san desde hace mucho.

—Sí, así es. En realidad, somos más como amigos de la infancia con una descompuesta, y sin embargo inseparable relación, supongo. Algo parecido a eso.

Hayashi francamente describió su relación con Kanae. Pero muy en lo profundo, él probablemente atesoraba su larga relación con Kanae por mucho. Quizá era porque él era tan cercano a ella que nublaba su visión de ella. Las personas sola y únicamente notaban las cosas importantes para ellos después de que desaparecían.

—Esa chica es lista y tiene una asombrosa concentración, pero ella completamente no es buena cuando se trata de su vida del día a día. Si la dejo sola, ella viste las mismas ropas y come las mismas cosas. Alguien tiene que ver por ella. —Después de balbucear todo eso, Hayashi repentinamente se dio cuenta lo que estaba haciendo y mirando el cielo. —Lo siento, estaba siendo asqueroso justo ahora.

Homura fuertemente negó con su cabeza.

—No, para nada. Honestamente estoy celosa de Kanae-san, por tener a un divertido y confiable chico como una figura de hermano mayor.

—¿Hah? No soy así para nada… —Hayashi frunció el ceño, pero entonces volteó a verla con una expresión seria. —…Ya veo, ¿así es cómo ves, Hinooka-san? No necesitas contenerte por Yuri, simplemente puedes hacerlo e ir a la ofensiva conmigo, ¿sabes?

—No hay forma que pudiera hacer algo tan aterrador.

—¿A qué te refieres con aterrador? ¿Entonces qué hay sobre ti y Touya-kun, Hinooka-san?

Esa fue un regreso desventajoso para Homura. Pero Homura había previsto eso también.

—Eres realmente indolente, Hayashi-senpai.

—¿Lo soy?

¿Indolente…?

…No. Era más como si él siempre actuara desconectado a todo, como si él hubiera confiado todos sus sentimientos a alguien más.

Era una muy descuidada, y ligeramente triste manera inofensiva de vivir que Homura también conocía muy bien.

Era un recuerdo que ella intentaba dejar escondido en el fondo de su corazón, pero entonces ella repentinamente quería ver qué cara pondría si lo mencionaba, así que a pesar de que ella se pensaba así misma como una idiota, ella lo mencionó.

—Ammm…. Lo siento. Los escuché en la noche durante la AV. Err, no lo hice por malicia, fue sólo una coincidencia… No, supongo fue un poco de curiosidad…

—¿Durante la AV?

Hayashi tenía una sonrisa imposible de leer.

—¿A qué te referiste con…”instrucciones”…? —Homura preguntó tímidamente.

—Ah. ¿Tú escuchaste eso?

Hayashi se encogió de hombros sin lucir impresionado en absoluto. Y entonces-

—…?

Él apuntó detrás de ella, y Homura notó que había figuras acercándose desde esa dirección.

Era bastante oscuro y difícil de ver a este punto, pero Hayashi aparentemente los reconoció inmediatamente.

Akado caminó hacía ellos junto con Touya y Kanae.

Justo cuando ella pensó que deberían temporalmente suspender el tema del que estaban hablando… Hayashi en realidad explicó alegremente su entera conversación con Kanae.

…!

Mientras Homura con miedo escuchaba desde un costado, Kanae se volteó para mirarla duramente, y entonces desapasionadamente habló sin señales de condenarla o sentir vergüenza sobre el tema.

—…No es algo que esté ocultando o algo así. ¿Lo escuchaste de parte de la presidenta del club?

—¿Presidenta del club…? ¿Quieres decir la presidenta en Hiyoshizaka, Koma-senpai… o Misasagi-senpai de nuestro club?

Kanae asintió.

—De la presidenta del club Misasagi. Aunque la presidenta Kamikoma también lo sabe. Pero no es nada como ordenes en sí o algo parecido… Ah, qué molestia…

Kanae suspiró y entonces, sin añadir más, reveló el núcleo del asunto.

—Tenryuu es mi hermano mayor. Así es como es.

—¿Hah?

—¿Eh?

Homura y Touya fueron sorprendidos por esta repentina confesión.

¿A qué te refieres a “así es como es”? Eso es un gran impacto. Hayashi simplemente se encogió de hombros ligeramente.

Y mientras Homura y Touya continuaban mirándola, Kanae miró inexpresivamente, como si dijera, “¿aún no es suficiente para ti?” y continuó hablando.

—Misasagi Mayo es la prometida de Tenryuu Kazuma.

—¿Pro…me…ti…da? —preguntó Touya estupefacto.

Se sintió como si les hubieran dicho una revelación importante detrás de otra.

Sin embargo, Homura todavía necesitaba entender.

—¿P-prometida… ¿Qué es eso? Es alguna clase de sopa…o no, ¿supongo…?

Touya incapaz de reaccionar a la mala broma de Homura, estaba completamente impactado y tenía abierta la boca tal cual.

—Hinooka-san… ¿Nunca escuchaste la palabra prometida? Aunque supongo que eso no es inusual, —remarcó Akado.

Parecía que Akado también estaba al tanto de las circunstancias en la pregunta, y ella explicó el significado de la palabra sin falla.

—Una prometida es alguien que los padres de una persona han prometido se casarían en el futuro. Básicamente, significa estar comprometidos. Ella es una novia.

Homura finalmente logró entender la conversación.

—Asi que, —Homura lentamente habló mientras las palabras de Kanae caían en cuenta. —…¿Tenryuu-senpai y Misasagi-senpai están comprometidos?

—Sí. Misasagi Mayo eventualmente se volverá mi cuñada.

Después de decir sólo eso, Kanae sacó un par de cascos del scooter y le pasó uno a Hayashi. Mientras Hayashi y el resto de ellos con una expresión ligeramente apologética, Kanae montó a horcajadas el asiento trasero detrás de ella y entonces se marchó del estacionamiento si mirar a Homura y a los demás.

—…Se marchó, eh.

—…

Sólo la que parecía satisfecha, Akado, Homura y Touya fueron dejados en la oscuridad del estacionamiento mientras el scooter desaparecía a la distancia.

—Oye… ¿Touya-kun? ¿Estás vivo? ¿Estás respirando?

Homura sacudió los hombros del joven hombre.

El rostro de Touya se puso pálido.

Homura tenía algo que quería consultar con él, pero parecía que ella tendría posponerlo por un rato.

 

De vuelta en el laboratorio, después de que el análisis del escaneo cerebral se acabara.

Parecía que no había resultados prometedores, Toneri indiferentemente respondió sin señales de sorpresa o decepción en su tono cuando ellos regresaron.

—Hinooka Homura.

Sin embargo, él llamó a Homura para detenerse antes de irse y le preguntó algo de la nada.

—¿Tienes algún recuerdo del nombre Sanduleak?

—…¿Eh? ¿Sandu…?

—Sanduleak.

Sanduleak. ¿De qué lenguaje era eso?

Toneri dijo que era un “nombre”. Así que entonces, ¿un nombre personal?

De cualquier manera, era definitivamente la primera vez que Homura lo escuchaba.

Toneri no dio más pistas, por lo que Homura sólo negó con la cabeza para indicar que no tenía idea de qué era.

—Ya veo. Entonces olvídalo. —Toneri simplemente dejó el tema ahí y no dijo más.

Continuará.

[1]Básicamente aquí es un juego de doble sentido, Hayashi dice: 写生「しゃせい」 Shasei que significa hacer un boceto, pero 射精「しゃせい」 Shasei escrito así, significa eyacular, por lo que Hayashi habla de “estar jalándose la verga” para ver cómo reacciona Homura.
[2]Se trata de la muerte de una estrella, en una explosión de supernova.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: