Capítulo 7

Esa noche, junto al camino hacía la playa.

Homura e Inari estaban platicando por el camino arenoso de la Playa Ufara.

Obedeciendo el aviso de Nanakubo, ellas subrepticiamente dejaron la posada de manera que no fueran descubiertas por los maestros, pero no había necesidad de preocuparse sobre eso ya que la reunión de presidentes de club ya había comenzado.

Por el otro lado, el hecho de que la cita obviamente había sido planeada para cuando los maestros estuvieran ausentes dejaba a Homura aún más intranquila.

Inari, vistiendo un traje de baño de dos piezas que cómodamente se acomodaba a su cuerpo, dijo una queja.

—¿¡Qué fue eso de “Jovencita, le he traído un cambio de ropa”!? Esto es un maldito traje de baño. ¡E incluso es del tamaño exacto!

—¿Es de su agrado, señorita? —preguntó Homura en un tono reverente.

—¿De dónde sacaste esto, de cualquier manera…?

—Sí que fue un desafío.

Justo antes de que Inari se fuera a tomar un baño en la regadera contigua a la habitación de la Preparatoria Seiran, ella le pidió a Homura poner su uniforme cubierto de lodo en la lavadora y le preparara un cambio de ropas.

Las yukatas que habían sido preparadas en la habitación eran todas para adultos, eran demasiado grandes incluso para Homura, mucho más para Inari. Ella podría haber tomado prestado el jersey de Ameno, pero eran un poco pequeños, y más importante aún, no encajaba con el plan de Homura, así que ella convenientemente se olvidó de la ropa.

En ese punto, ella tuvo una intuición destellante y fue a ver a Saho Akiho.

Después de lograr llegar a él justo cuando estaba a punto de marcharse de la casa de hospedaje, Homura le pidió algo.

—¿Quieres tomar prestado un traje de baño? Claro, ¿pero por qué? …¿No estás vistiendo el tuyo, Hinooka-san?

Así fue cómo Saho despreocupadamente estuvo de acuerdo con su petición.

El asunto de por qué exactamente Saho tenía trajes de baño de chicas a la mano era un problema serio, pero Homura dejó pasar ese asunto por esta vez; incluyendo la pregunta de por qué él tenía uno de cada tamaño. De cualquier manera, el traje de baño que él le dio era del tamaño perfecto para Inari. Lo más probable era que él preparó un traje de baño de ese tamaño para Kamikoma-senpai y Kanae Yuri.

Homura también se había cambiado en su traje de baño con una parka encima.

Y en el presente, Inari continuaba expresando su insatisfacción.

—Como si mi ayuda con la presentación no hubiera sido suficiente, ahora que me estás llevando contigo para esta clase de diversión.

—Ya, ya, no digas eso, senpai. Viniste hasta aquí, así que no tiene caso retractarte ahora. Cuando tienes melones agros, es mejor hacer Chanpuru.

Después de que Homura se hubiera cambiado en su traje de baño, ella le rogó a Inari para que la acompañara a la reunión de Nanakubo. Inari sólo había mirado a Homura silenciosamente, y después cambió sus sandalias por zapatos de playa y se puso una gorra a pesar de que era de noche.

Entonces, con un largo suspiro, Inari se cambió en un traje de baño con un suéter encima como Homura.

—¿Hubo una reunión así el año pasado?

—Sí.

—Ya veo… ¿Qué clase de sorpresa está esperando ahí…? Himekawa-san dijo que podría ser algo como una novatada, pero…

—…No puedo decirte nada ahora. Entenderás inmediatamente una vez que estés ahí.

—Oye, ¿no te llevas bien con Nanakubo-senpai o algo así?

—Eres muy ruidosa. Como dije, entenderás una vez que estés ahí.

Después de que caminaran por el bosque al lado de la costa por un rato, los árboles gradualmente comenzaron a despejarse y el sonido de las olas se hizo más fuerte.

Había una tenue figura parada más adelante del camino.

Considerando el alboroto con el intruso de justo antes, Homura se tensó instintivamente, pero la identidad de la persona pronto se aclaró.

La linterna en la mano de Inari iluminó su rostro.

—Vaya, pero si es Hayashi-kun.

Delante de ellas y caminando en la misma dirección estaban Hayashi y Kanae Yuri de la Preparatoria Hiyoshizaka.

Su destino era claramente el mismo.

Sin embargo, algo que parecía fuera de lugar era el hecho de que Hayashi era un estudiante de segundo año. Homura no tenía a derecho a hablar ya que estaba trayendo a Inari, pero la reunión debería haber sido sólo para los de primer año…

—¿Así que Inari vino también? Ahora que lo pienso, ciertamente encajas en los requisitos.

—No lo haré.

—Heeh. ¿Es en serio? ¿No es eso riesgoso?

—Cierra la boca. Si hablas demasiado, le causarás problemas a Nana.

—Ah, cierto.

Esta debería haber sido la primera vez en un tiempo que los dos de segundo año hablaban entre sí, pero hablaron como si ni un día hubiera pasado desde la última vez que se vieron.

Ya que Inari había participado en las actividades del Club de Exploración en conjunto con la escuela Hiyoshizaka antes de que ella dejara de ir al club, no era tan extraño.

Sin embargo, Kanae parecía desinteresada mientras los observaba hablar.

Dándose cuenta que esta era su primera oportunidad de hablar con Kanae desde el comienzo de la AV, Homura se acercó a Kanae con el deseo de hacer un punto de contacto con ella.

—Kanae-san. Soy Hinooka Homura, de la Preparatoria Seiran.

Kanae lo miró.

—Lo sé.

—C-cierto. Por supuesto que sabes. Sí.

Homura vaciló, recordando la punzante mirada que recibió antes de que comenzará la conferencia de hoy.

—¿Fuiste invitada aquí también por Nanakubo-senpai, Kanae-san? Estoy muy nerviosa ya que no tengo idea de qué está pasando… ¿Qué tal tú?

—No quiero ir, obviamente. Pero no se puede evitar…

—¿Eh…? ¿No se puede evitar?

—…

Kanae no dijo nada más mientras se hundía en el silencio.

Esas palabras que acababa de decir ahora no parecían encajar en esta situación.

Pero ya que Kanae había venido en su traje de baño de cualquier manera, Homura supuso que debía haber alguna razón irresistible por la que ella todavía eligió participar.

Mientras Homura pensaba eso, Hayashi le habló por detrás.

—Hinooka-san, Hinooka-san. Justo como ella luce, Yuri es mala comunicándose con otros, así que deberías tratarla menos reservadamente, ¿sabes?

Hayashi le ofreció ese pequeño irresponsable consejo.

—H-Hayashi-senpai, por favor aclara el malentendido de esta mañana, —le suplicó Homura en lágrimas.

—Ah, lo siento, lo siento. El culpable fui yo.

Su disculpa también fue igual de despreocupado.

—¿Otra de tus estúpidas bromas? Realmente eres el enemigo de las mujeres, —dijo Inari en exasperación.

—Oye, oye, no recuerdo haber sido llamado alguna vez así, ¿sabes? No llenes a mis kouhais con extrañas ideas erróneas.

—¡Hah!

La discusión entre Inari y Hayashi continuó, pero Kanae, la víctima en cuestión, mantuvo su aire de indiferencia.

Repentinamente, Kanae se volteó hacía Homura y habló.

—¿Dónde está Ameno?

—Eh…¿Ame-chan? Ella está-

Justo como le dijo a Himekawa, Homura explicó cómo Ameno no vendría que tenía que atender la reunión de presidentes de club.

—Ya veo.

Después de decir sólo eso, Kanae asintió y recuperó su aire de indiferencia. Pero ella murmuró un comentario incomprensible al final.

—No se puede evitar, supongo. En primer lugar, no tenemos el equipo necesario para ella.

—…¿Equipo?

 

Pronto, después de eso, llegaron a la Playa Ufara.

Había luces brillando aquí y allá como marcas, y ellos ya podían escuchar una voz explicando algo ruidosamente a la distancia.

Homura y los demás parecían ser el último grupo en llegar.

—¡Llegan tarde! ¡Les dije que se aseguraban de llegar a tiempo!

Nanakubo estalló con ellos con una mirada feroz y amenazadora, pero repentinamente vaciló.

—…Idiota… ¿¡En realidad viniste, Hayashi…!?

Nanakubo fulminó con la mirada a Hayashi. Entonces, ella vio la pequeña figura a su lado, y los extremos de sus labios se torcieron en un franco disgusto.

Nanakubo parecía como si quisiera decir algo, pero Inari le derrotó y habló en un tono calmado.

—Nana, sólo vine aquí para escoltar a Hinooka.

—…¿En serio?

Los de primer año de todas las escuelas estaban reunidos alrededor de ellas.

Nagashino estaba ahí. Saho estaba ahí. Himekawa y Otomaru estaban ahí también con sus compañeros de su club.

Había cerca de treinta de ellos en total. Homura se preocupó de que tener a tantas personas ausentes de la casa de hospedaje levantaría sospechas, pero…

—…Oye, Homura, ¿dónde está el cuatro ojos? Ya sabes, Touya.

Inari, quien también estaba inspeccionando el grupo de primeros años, cuestionó a Homura.

—Touya-kun y Ameno-chan no están aquí. Todos siguen preguntando lo mismo… Supongo que realmente luzco así de poco confiable por mi cuenta… Como sea, no pueden venir ya que están atendiendo la reunión de presidentes del club.

—¿Qué? Dice eso antes. Incluso si la golem no puede participar en primer lugar—¡Guh!

—¡Aah!

Una linterna iluminó los rostros de Inari y Homura a la vez.

Nanakubo parecía estar confirmando quienes estaban presentes y ausentes por segunda vez mientras revisaba la lista de nombres en su mano.

Nanakubo también estaba usando un traje de baño. Un par de binoculares colgaban de su cuello, y una enorme bolsa tote colgaba de su hombro. Sin embargo, esta vez ella no tenía sus distintivos audífonos.

Homura los había pasado por alto en la tenue luz, pero había dos de segundo año de la Preparatoria Nagumo, Ikeba y Kadoshimo, estando al lado de Nanakubo.

—No hay tiempo. Lo explicaré tan brevemente como sea posible.

Cuando Nanakubo sacó algo de su bolsa y casualmente lo levantó para que todos lo vieran, Homura y todos los de primer año jadearon reflexivamente.

El objeto era un solo anillo que liberaba una luz fosforescente en la playa de noche.

¡Un Anillo de Transportación! ¿Por qué?

Los ojos de todos fueron atraídos al inconfundible brillo de ese anillo. Era el objeto más importante del Club de Exploración, el cual los estudiantes tenían prohibido llevar al exterior fuera de las primicias del club oficial y debería haber sido estrictamente supervisado por cada escuela.

—Ni siquiera necesito explicar qué es esto, ¿cierto? Esto es un Anillo de Transportación. Este anillo fue tratado como perdido e irrecuperable casi hace diez años. Durante la hora restante hasta que terminé la reunión agendada de los presidentes del club, enviaremos a los de primer año a Nutella.

Como era de esperar, los de primer año fueron incapaces de contener su impacto al escuchar esto y aclamaron ruidosamente.

Cuando Homura volteó para mirar, Hayashi estaba sonriendo e Inari estaba fulminando con la mirada a Nanakubo con sus brazos doblados desalentadoramente.

Nanakubo revisó la hora actual.

—Debería ser cerca del mediodía en Nutella ahora mismo.

Los otros dos de primer año fueron hacía el grupo de primer año y entregaron un conjunto de objetos para cada uno.

Cada conjunto incluía un chaleco salvavidas una botella de agua mineral (con una sola correa para sujetar al cuerpo), y una bolsa de cintura conteniendo un cuaderno, instrumentos de escritura y un kit de primeros auxilios.

—¡P-pero, Nana-senpai, no podemos ir a menos que confirmamos el clima en Nutella…!

Nagashino habló con una voz desconcertada.

Como un miembro del mismo club que Nanakubo, ¿simplemente qué tanto de esta situación había visto por adelantado?

Incluso Homura, quien no había sido informada, entendió que esta era una situación extremadamente anormal.

Sin embargo, Nanakubo rechazó las palabras de su kouhai.

—No aceptaré ninguna pregunta. Sin embargo, pueden declinar y retirarse si quieren.

Nanakubo mostró una sonrisa desafiante.

—¿Entienden? Esta es una carrera entre cada club de cada escuela. Las reglas detallas serán explicadas allá. Cada escuela puede enviar a dos miembros exactamente. Apresúrense y decidan.

Todos los de primero intercambiaron miradas entre sí.

Clubs con más de dos miembros fueron forzados a seleccionar a dos miembros para enviar, en otras palabras.

Por otro lado, siendo la única de primer año presente de la Preparatoria Seiran, Homura no encajaba la cuota de dos miembros. A este paso, ella terminaría siendo directamente rechazada de participar incluso antes de que ella se pusiera en la línea de salida.

—Por supuesto, yo iré también, como referí. Ahorramos toda la energía mágica necesaria para realizar el transporte, así que no se preocupen sobre esa parte.

—¡Amm!

La voz nerviosa de Homura resonó más ruidosamente por la playa de lo que ella esperó.

—¿Hay algún…premio? Ya que es…una carrera y todo eso…

Inmediatamente después de que ella dijera eso, Homura recordó la advertencia de que ninguna pregunta sería aceptada.

Sin embargo, no se podía evitar ya que ella ya había hablado.

Pero quizá porque ella planeó explicar esa parte desde el comienzo, Nanakubo simplemente sonrió.

—No seas codiciosa. Realmente no hay un premio. Bueno, no uno físico. Sin embargo-

Nanakubo pausó sugestivamente.

—El club que llegué primero en esta carrera tiene permitido hacer una petición en la reunión de presidentes de club sin restricciones. Los otros presidentes del club no se opondrán sin importar lo que sea. Ese es el acuerdo entre todos los presidentes de club.

—¿U-una petición sin restricciones…?

Homura repentinamente se sintió mareada.

Ella no había escuchado nada sobre una costumbre secreta del Club de Exploración como esta de parte de Misasagi-senpai. Y parecía ser el mismo casi para los de primer año de otras escuelas en base a sus reacciones agitadas.

—¡Cada escuela tiene cinco minutos para elegir sus miembros y prepararse! ¡Después de eso, partiremos! ¡Recolectaremos todas sus terminales aquí!

La atmósfera entre los nuevos miembros de cada escuela ya se había vuelto caótica y se tensó mientras escuchaban el anuncio de Nanakubo.

Homura se volteó hacía Inari.

—¡Estaremos en grandes problemas si los maestros lo descubren! …Eso es lo que habría dicho Touya-kun si hubiera estado aquí, de cualquier manera.

—No lo descubrirán, así que está bien. —Respondió tranquilamente Inari.

—¿Eh? ¿Ese es el problema? —Homura débilmente se agachó en la tierra arenosa. —…Ya sea Fujimori-sensei o esta carrera que suena súper peligrosa, ¿por qué el Club de Exploración está tan determinado en sorprenderme…? Quiero decir, incluso prepararon un Anillo de Transportación…

—…

Mientras Inari simplemente miraba a Homura con sus brazos cruzados como si no tuviera nada que ver con ella, Nanakubo fue hacía ellas.

Las dos de segundo año de diferentes escuelas se fulminaron con la mirada.

—…Inari, ¿qué vas a hacer? —preguntó Nanakubo. Su tono parecía estar esperando pelear.

Inari permaneció en silencio y simplemente miró a Nanakubo con una sonrisa indolente.

—…¿Realmente sólo te regresarás a la casa de hospedaje?—continuó Nanakubo.

—¿No fuiste tú la que gritó “Alto, alto, quiero huir” durante la carrera del año pasado, Nana?

—…Esa irritante actitud tuya no ha cambiado, ya veo.

Nanakubo estaba claramente enfadada por la impertinente respuesta de Inari.

Entonces ella alejó la mirada de Inari y se volteó a mirar a Homura quien estaba arrodillada en la arena.

—Hinooka, oye, ¿estás planeando en participar en la carrera o no?

—Agh…N-no lo sé…

—Arrastra a esta mocosa de Inari.

—¿Eh?

Mientras Homura casi reflexivamente decía “¿Arrastrarla en la tierra? ¿Cómo al hoyo de un hormiguero?, Nanakubo irritadamente apuntó a Inari con su pulgar.

—Esta chica fue uno de los miembros que se quedaron atrás el año pasado. Ella no participó el año pasado, así que ella puede participar en la carrera de este año incluso si es una de segundo año. No es inusual que a los clubs les falte nuevos miembros. Es simplemente una tradición pasarle la oportunidad de participar a los de primer año. Ves, es mucho más ventajoso para segundos años quienes tienen más experiencia con Nutella el participar, aunque la convaleciente e inestable Inari sería más una desventaja para tu equipo.

—¿¡Qué dijiste!? —Inari estalló del enojó contra Nanakubo.

Había una diferencia absoluta entre el impulso y vigor entre ella y la claramente dudosa Homura.

—Amm, creo que el más grande problema es el de mi resolución de participar, ¿sabes…?

—Te ordeno participar como tu senpai. ¿Entiendes?

Con una mirada final fría hacía Homura, Nanakubo se marchó sin esperar por su respuesta.

—Hmph. Ella realmente se ha vuelto muy creída desde la última vez que la vi.

A pesar de sus palabras de ridiculizándola, Inari claramente admiraba a Nanakubo.

—¿Inari…senpai?

—¿Hah? La respuesta es no.

—…¿Por qué se nos dieron estos chalecos? ¿Vamos a ser enviados a un lugar realmente peligroso?

—No lo sé.

—Ya veo.

Homura no podía decir nada ante el rostro usual de Inari de completo rechazo.

Aunque, ya que ella no participó el año pasado, ella probablemente realmente no sabía dónde tomaría lugar la carrera.

—…¿No puedes sólo pretender participar…? Si regreso derrotada toda sola, no seré capaz de mirar a Misasagi-senpai y Touya se enojará conmigo, ¿sabes?

—No hay caso pretender. Si vas a hacerlo, pelea para ganar.

¿¡Eh!?

—I-imposible. Ganar es imposible para mí. Soy la miembro más débil de nuestro Club de Exploración…

Homura no pudo encontrar el momento justo para levantarse de su posición arrodillada en la arena. En ese momento, un chico de primer año fue ahí y la miró desde arriba al rostro tímido de ella.

—Aquí estás, Hinooka-san. No participarás tampoco, ¿cierto? Ya que tenemos la oportunidad, ¿qué tal si ambos vamos a una caminata por la noche en la playa?

—¿Eh?… ¿Akiho-kun?

Homura inclinó su cabeza por la confusión de esta repentina sugerencia.

—¡Ah, Inari-senpai, ese traje de baño luce realmente muy bien en ti! ¡Es perfecto! ¿Está cómodo?

—¿Cómodo? Supongo.

Akiho hizo una señal de puño alzado con buenos ánimos.

Detrás de ellos, Homura finalmente tuvo la oportunidad de levantarse. Después de limpiarse la arena de sus piernas mientras escuchaba a los intentos de Saho por invitar a Inari a una caminata en la noche también, Homura repentinamente lo agarró por la nuca de su chaqueta y lo forzó a voltear hacia ella.

—¡Wah!

—Oye, ¿Saho Akiho-kun? ¿Estás participando como pareja con Kanae-san? ¿Ya que son los únicos de primer año en el club de Hiyoshizaka?

—Ah, ¿eso? Bueno, Yuri-chan parece extrañamente motivada por una vez, pero no tengo ningún interés en la vida salvaje marina. Es obviamente más divertido pasar el tiempo contigo, Hinooka-san. Es por eso que dejé que senpai participara en mi lugar.

—¿Senpai?

Inari lanzó una mirada feroz hacía un cierto par más allá detrás de Saho.

Mientras Nanakubo estaba ondeando su linterna y llamando a todos para reunirse, Kanae Yuri estaba caminando hacia ella, y con ella estaba uno de segundo año, quien la estaba acompañando como si nada estuviera mal. Homura estaba sorprendida de verlo al lado de Kanae, pero Inari estaba incluso más sin palabras.

—…¿Haya…shi…? Él no sería tan infantil… No… Ya veo, así que así son las cosas… ese maldito…

—Amm, ¿senpai? …¿Señorita Sunao?

Homura miró la expresión de Inari incluso mientras ella sentía la atmósfera de intranquilidad que se estaba envolviendo en la de segundo año.

—Lo siento, Homura, pero he cambiado de opinión.

—¿Quieres decir que pretenderás participar?

—No podemos perder contra esos dos, Homura.

—Am, siento que nuestros puntos de vista están sutilmente desviados ¿Mi vida y seguridad estará bien?

Con sus posiciones ahora revertidas, Homura estaba siendo completamente arrastrada por Inari. Saho ligeramente le ofreció ánimos obligatorios.

—Heh, así que, ¿participarás, Hinooka-san? Qué temeraria, —dijo él con ojos muy abiertos. —Supongo que dejáramos la caminata para otra ocasión. Qué lástima. Ya que técnicamente somos parte de equipos opuestos, no puedo apoyarte, pero sé cuidadosa, ¿de acuerdo? Por cierto, Yuri-chan no estaba de buenos ánimos hoy así que deberías vigilarla.

—Sí…gracias por la advertencia… Dame mis saludos a todos los demás que se queden…

Homura ondeó un adiós con ojos muertos sin nada de espíritu de pelea.

A %d blogueros les gusta esto: