Capítulo 3: ¡Paseo de Tiroteo!

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Las Noticias En Vivo de la Longeva Elfa Real Sibyl☆

1

Si vas a establecer una agencia de detectives privados, tiene que ser en Shinjuku. La clase de personas que cambia mucho entre distritos de bares, en frente de los estudios de TV, o cerca del Edificio Gubernamental Metropolitano de Tokio, pero ninguna otra zona contenía tanta información de la sociedad por encima y debajo de la mesa por igual. Elegir un restaurante para matar algo de tiempo te permitiría escuchar las quejas descuidadas y chismes de personas de toda clase de industrias.

La manera de mezclarse en la zona era realmente vivir ahí. Y por lo tanto la agencia de detectives privados rentó una habitación ahí en un edificio de muchos pisos desgastado. La habitación sólo era ligeramente menos amarilla que un baño de un parque, pero Tokio estaba loco y costaría tanto como la renta de un apartamento familiar en otra prefectura.

El aire acondicionado estaba casi muerto y las computadoras eran de quién sabe cuántas generaciones. En esa oficina, una hermosa mujer en falda pegada y lentes miró a un joven. Ambos sostenían un portapapeles y estaban leyendo algo mientras usaban pluma roja para revisar algo extraño.

—Asamura Reina. Edad: 24. Sexo: Mujer. Nacida en Kioto y vivió en el extranjero de los 18 a los 22. Especializada en psicología medica y trabaja como una consejera. Una joven sexualmente frustrada que luce bien en lentes, una bata blanca y una falda pegada.

—Oye, Inoue, ¿eso quiere decir que estaré conduciendo en un carro italiano rojo cargado con un motor turbo V12? ¿No eso es más un carro de hombre?

—No se preocupe. El objetivo le gustan los carros. Si él piensa que entiende sus gustos, él estará comiendo de su mano.

—Pero un perro salado es demasiado para un hombre que bebe. ¿No puedo al menos ir con un Martini seco?

—Pff. Una mujer que ordena un Martini cuando va a un bar sola ya es bastante-… ¿¡Auh auh auh auh auh auh auh!? ¡N-no puede hacer que nada llegue a usted de esta manera allá afuera, ¿sabe?!

Mientras la mujer de traje pegado golpeaba la cabeza del joven con su portapapeles, una joven recién llegada llevaba un café y galletas de animalitos. Ella aparentemente eligió los granos de café por su cuenta y cocinó las galletas por su cuenta.

Ella era una chica de preparatoria con largo cabello café. En otras palabras, ella era conocida como Gruagach.

—Trabajando duro, ya veo.

—…Cielos, las cosas realmente son diferentes con una joven por aquí. Este lugar estaba tan falto de feminidad antes, así que… ¿¡dabah!? ¿¡Por qué eso, jefa!? ¡¡No me patee!!

Después de inflar sus mejillas y enviar su pie hacía su subordinado, la mujer en traje apretado tomó una de las tazas entre ambas manos. Ella debía tener problemas con bebidas calientes porque ella sopló varias veces y entonces sacó su lengua para probar la temperatura.

—Inoue se los comerá todos si lo dejas, así que deberías tomar tu parte ahora.

—No, ya publiqué una foto en Nanskagram, así que no necesito ninguna.

La mujer con carrera se congeló en su lugar mientras todavía probaba el café con su lengua.

—¿Q-qué? ¿¡Las chicas de preparatoria muestran su lindura así en estos días!?

—¿Mm?

La chica lucía confundida.

La mujer de traje pegado temblando revisó la página personal del nombre de título e identificación que se le dio y ella encontró una increíble cantidad de dígitos. Eso estaba llegando a muchas personas como una pequeña estación de transmisión.

—N-no… ¿¡Una foto de unas galletas de animales hechas a mano tiene más de un millón de “me gusta”!? ¿¡Este es el internet que conecta al mundo!?

—Sí, las recetas y consejos para entrenar mascotas siempre lo hacen bien, —dijo el joven. —Y el sólo añadir una descripción en inglés realmente incrementa tus capacidades por mucho. En serio, no puedo creer las personas que inmediatamente comienzan a publicar selfies tan pronto empiezan a usar Nanskagram. Es como si pusieran su autoconsciencia a todo público. No nos importa tu rostro normal, así que muéstranos algo sobre tu estilo de vida que podemos usar para conocerte. ¿Piensan que son una idol novata o algo así? Buajaja. Buajaja… ¡q-quema, quema, quema! ¡¡No ponga el fondo de su taza en mi frente! ¡Está hirviendo, jefa! ¿¡No sólo la deje ahí!? ¿¡Quemaaaaa!?

La chica en chaqueta inclinó su cabeza mientras escondía el listón blanco sobre su pecho detrás de la bandeja que ella sostenía.

—Am, ¿qué están haciendo aquí?

—Revisando el manuscrito y planeando un papel. Somos una división secreta que realiza investigaciones que la policía normal no puede realizar por algo oficial. Operaciones oscuras son el punto de comienzo estándar. Y destruir una organización causa que otra organización se eleve en su lugar, así que siempre tenemos trabajo que hacer.

La chica con la cabeza inclinada ya no mostraba señales de la Sociedad Religiosa, pero ella en realidad no había perdido su fe. Ella todavía tenía una pequeña cruz escondida en el pecho de su uniforme. Una larga charla con la consejera religiosa en el hospital aparentemente había sido de mucha ayuda para ella. Hasta donde le concernía a la mujer de traje pegado, ella sería libre una vez un compromiso se alcanzara.

La mujer dio un sorbo del café y se estiró por la taza de azúcar.

—Pero esto realmente es una molestia. ¿¡No podrías haber inventado un papel más fácil de realizar, Inoue!? ¡¡Sabes que soy terrible realizando este tipo de mujeres maduras, como una maestra de escuela o una secretaria!!

—Sí, eres menos femenina que Huldra-chan, en quien me convierto en el otro mundo. Lo siento, lo siento.

—…

—P-por favor no sólo se quede en silencio así. Je…jeje.

Mientras la serpiente fulminaba con la mirada a la rana, la chica miró curiosamente al portapapeles.

—Si haces que sea quisquillosa sobre sólo usar muebles importados, ¿no la haría lucir más como una mujer de clase alta?

—¿Eh? B-bueno, puedo fácilmente falsificar eso al alterar el historial de compras en línea.

—Y aquí puedes decir que ella sólo usa ropa interior pedida por encargo. Eso daría una insinuación sexual al perfil el cual…am…haría más fácil atraer la atención de un caballero…

—E-ese es un buen punto. Veamos.

Los dos adultos rápidamente tomaron sus plumas rojas y miraron sus portapapeles de nuevo. Sola, la chica ponderó la información, esperando ser útil de alguna manera, pero entonces ella habló como si estuviera tarareando.

Sí, esa chica en chaqueta era la flor inalcanzable y excepcional Presidenta del Consejo Estudiantil de una escuela prestigiosa.

—Ven aquí, chico. Tengo mucho que enseñarte esta noche.

La mujer en traje apretado estaba dispuesta a perdonar a Inoue por escupir su café y sostener su nariz con una mano. Pero cuando él también se dobló torpemente hacía adelante, ella lo pateó y a su silla, y ella miró a la distancia.

(Haaa. Quizá debería ir a beber hoy también.)

2

—Buu.

Un día, Buu Buu se detuvo y miró arriba a una impresionante estructura.

—Mi casa está hecha de ladrillos ahora.

Él inclinó su cabeza confundido, pero él era la clase de persona que comenzaría a usar los nuevos muebles que aparecían cuando él despertaba. Él no lo pensó más y se metió.

Todavía seguía siendo una gran habitación adentro, pero había un edificio más pequeño a su lado. Estaba crudamente hecho y lo forzaba a él, el circularlo desde un costado para poder entrar, pero él aun así investigó.

Tan pronto él abrió la puerta, el vapor se elevó hacía él. El dulce aroma único de una chica lo golpeó como un muro grueso. Sutriona estaba sentada sobre un banco adentro. Ella estaba desnuda excepto por las largas hojas conocidas como Envolturas de Bento Fantasma envueltas en su pecho y caderas, haciéndolo parecer como un bikini natural del estilo tropical. El banco estaba hecho para el tamaño de Buu Buu y podría haber sido como un muro para una persona de tamaño normal, pero ella aparentemente había saltado encima sin importar eso. Ella groseramente tenía una pinera doblada sobre el banco como si ella estuviera sentada con las piernas cruzadas a la mitad. La mejora del flujo de sangre significaba que su piel blanca de color leche se había ruborizado un poco.

—Oh, Buu Buu. Deberías llamar a la puerta antes de entrar.

—Sutriona, necesitas pensar en cómo explicar esto.

—Mh. —La Reina Hada con una hoja alrededor de su cabeza movió un poco sus cejas. —Bien. Cuando las Hadas visitamos una sauna, envolvemos nuestros cuerpos en hojas medicinales para atrapar-…

—Estoy bastante seguro que eso no es donde se comienza a explicar esto.

Era una vista rara de que el Orco Ibérico jugara el papel del tsukkomi. La Reina Hada volvió a cruzar sus piernas en una manera demasiado lasciva y esnifó.

—Las Hadas reconstruyeron tu casa antes, ¿cierto? La actualizaron de hojas a troncos. Eso colocó un precedente. Ahora que saben que pueden hacer eso, la actualizaron aún más. Perdónalas.

—Así que eso pasó.

—Y como su reina, me pidieron consejo. Quisieron saber qué clase de nuevo elemento disfrutarías. Y, bueno, am, creo que dejé de lado lo que querías y pasé a lo que yo quería. Perdóname.

—Así que eso pasó.

Buu Buu, entre los hombres, no estaba impresionado cuando se enfrentaba a una emergencia al nivel de encontrar que alguien había borrado todo el SO de su computadora. Ya que el trabajo de las Hadas no podía ser ajustado a la conveniencia de alguien más, él sólo podía elegir el ya fuera aceptarlo o no.

—*Chillido*. ¿Pero por qué te estás cocinado tú misma en una olla, Sutriona? ¿Estás siendo castigada por realizarle una broma alguien? Si es así, me disculparé contigo.

—No, imbécil. Esta es una forma de permanecer sano. Podrías llamarlo una clase de bañera.

—…Hay algo malo en todas ustedes. ¿Por qué quieren sus narices húmedas y mentes nubladas?

—¿Buu Buu…?

Sutriona habló en voz baja y emitiendo una luz hechizante de sus ojos, pero Buu Buu se rehusó en acercarse. Él no intentaría entrar en la sauna.

Después de un poco, la Reina Hada dejó la bañera con vapor sin cerrar la puerta y se metió en un gran balde de agua al lado del muro exterior (vistiendo todavía su bikini de hojas que estaba siendo sostenido con medios desconocidos). Era muy parecido a un bañó en un tambo.

—¡Ah, esa es mi agua para beber en el día!

—Tonto, el agua para beber está adentro de la casa. Esta es el agua para la bañera que prepararé yo misma. Pero me haré de la vista gorda si te calientas demasiado y estás inquieto, y te escabulles para beberlo durante la noche. ¡Jaja!

—Buu. Incluso si es una de tus bromas, sería una lástima tirar toda esa agua, así que lo usaré para el agua del jardín.

La zanahoria pervertida dio un grito de protesta desde el campo en frente, pero era incierto si había llegado al dueño de la casa o si evitaría ser bañada con jugo de Sutri. Sutriona relajó su cuerpo enteró dentro del balde que encajaba perfecto para una pequeña chica y claramente no era de uso para Buu Buu a pesar de que esta era su casa.

—Ahh… Las toxinas se crean en la sangre de Hada, así que es muy importante que regulemos nuestros flujos sanguíneos, Buu Buu.

—¿En serio?

—Sí. Así que cuando estamos extremadamente molestas, influencia nuestros flujos sanguíneos y perdemos control de las toxinas. Es por eso que elegimos tener importantes discusiones en saunas. …En el pasado, eso marcaba la diferencia en molestarse o no destruir un hermoso lago. Una tierra sagrada conocida como la Olla de Matriz fue transformada en un pantano toxico. Es muy parecido a la cerveza de raíz que los humanos hacen. Toda la contaminación está en la superficie y todo del medio hacía las profundidades está bien, pero aun así me siento muy mal por eso.

Sutriona todavía era una de las paradojas con alma conocidas como Break News. Incluso una charla casual con ella proporcionaba vislumbres de un desastre legendario.

3

—Oh, así que, ¿Gruagach terminó en tu casa, Armelina?

La posada del pueblo tomaba su nombre por las muchas instalaciones de alojamiento ahí. Una habitación en tal instalación tenía un patrón de madera, y sólo contenía una cama simple y una mesa de noche. La Espadachina Santa se sentó sobre el alfeizar de la ventana la cual tenía sus cortinas cerradas y ella sostenía una gran hoja de una planta tropical decorativa entre sus dedos. Su aroma era más fuerte que lo normal porque la olla estaba llena con una gelatina azulada en lugar de tierra. Los componentes aromáticos pasaban a través de las raíces y tallo y entonces se marchaba de las hojas junto con la humedad.

Armelina estaba recostada boca abajo sobre la cama con todo su equipo pero con su ropa interior desactivada y Filinion colocó una toalla sobre sus caderas.

—Sí, ella está a prueba. Aunque sólo podemos dejarla hacer té u organizar documentos por el momento. Además, incluso si ella era la líder, ella es una menor y ella estaba en un estado de capacidad disminuida, ¿cierto? No podemos simplemente aventarnos a ella y empezarla a atacar. Aunque, me molesta que Inoue está tan contento con ella como para hacer algo de trabajo. …Maldición, y una nueva arma no siempre es algo bueno. Realmente lo sientes después cuando usas músculos que normalmente no usas…

Filinion miró la espalda de Armelina y sacó una botella de aceite de hierbas que ella había hecho con Mezcla.

—Ya veo. Así que por eso tu espalda está tan tensa.

—¿Ah? ¡Estás implicando que no soy muy femenina, ¿cierto?!

—Ya, ya, oficial. Estoy diciendo que recompensaré su servicio con un masaje. Aquí vamos.

La Bruja Blanca esquivó el tema y vertió el aceite en su espalda indefensa.

—¿¡Hyaaah!?

—Jeje. ¿Oh? Así que sí tienes algo de feminidad.

—¡Hiciste eso a propósito! ¡¡Se supone que calientes el aceite con tus manos primero!! Hyahn.

Filinion silenció las protestas de Armelina al presionar sus palmas en el aceite sobre su espalda. Ella comenzó a esparcirlo por sus omóplatos.

—¿Calentarlo con mis manos? ¿Te refieres a esto?

—No pienses que olvidaré esto…

Armelina tembló y se ruborizó mientras juraba que tomaría venganza, pero Filinion habló con indiferencia.

—Los “adultos” fueron humillados por dejar escapar a Tselika, así que sé que tenían que sacar a alguien para salvarse. Pero aun así.

—Ahh, ahh. ¡Kh! ¿Pero cómo pueden golpear a una niña necesitada sólo para proteger su orgullo? Eso tiene el efecto opuesto. Es como vestir un traje hecho a mano pero olvidando abrocharse la entrepierna. Pero más importante aún…

Armelina levantó un dedo índice mientras yacía todavía boca abajo. Un marco rectangular hecho de ligeras cadenas y una burbuja aparecieron.

—Este es el problema. Mientras estaba destruyendo la mansión Shirokanedai, esto apareció: un documento que parece mostrar una conexión entre la Sala de Conferencias y el Sabio. Aunque sólo es fragmentario.

—El Sabio…

El Sabio tenía un profundo y vasto conocimiento de la Magia, era sospechoso de purgar la villa de Buu Buu, y ligero contacto con la información sobre él condujo a que Ola de Calaveras y la Princesa Cascada de Hielo Wildefrau atacaran. Todavía era incierto si el Sabio era una persona o un grupo, pero no era simplemente una vaga leyenda. Sus letales puntas de los dedos realmente estaban persiguiendo las gargantas del grupo de Beatrice.

—En base a este documento, parece que el Sabio en realidad no dio la orden. Es más como si la Sala de Conferencias lo hizo para ir a su favor.

—Podemos probablemente asumir que así es como tienden a hacer las cosas. El Sabio no puede ser escuchado diciéndolo directamente, así que los demás toman las pistas y lo hacen por él…

—Nada de esto es cierto, por supuesto. Ahora, Beatrice. ¿Qué vas a hacer ahora? Para ser honesta, no hay mucho que podamos hacer en la Tierra. La identidad y escondite del Sabio son desconocidos. Pero las cosas son diferentes aquí. Nada nos detiene aquí, y podemos caminar toda la isla en sólo 3 días. Si quieres, podríamos ser capaces de rastrear al Sabio con una búsqueda profunda.

Por supuesto, eso podría significar actuar apresuradamente y atacar al Sabio prematuramente. Si la Sala de Conferencias realmente estaba actuando por su cuenta y el Sabio no estaba involucrado, ellas podrían introducir un malentendido que ganaría la verdadera furia del Sabio. Y con un renombrado VIP mundial como el Sabio, eso podría poner una seria sombra en sus vidas.

En la cama, Filinion movió sus manos por las caderas de Armelina. Armelina la dejó hacer lo que quisiera, y ella había mencionado que nada de esto era cierto. La Espadachina Santa pensó sobre eso un poco y después abrió su boca.

—Armelina, quédate ese documento. Mi Smartphone de administración podría estar siendo monitoreado por el Palacio Mágico Independiente, así que sería mejor si no hiciera una copia. No quiero meter a Iroka en problemas por dejarla ver algo que no debería.

—Ya que estás jugando esto defensivamente, ¿debería asumir que realmente vas detrás de esto? Recuerda que estamos contra el Sabio en esto.

Sí, esta persona había propuesto la existencia de la Magia y otro mundo, lo cual había cambiado la historia justo como lo hicieron Da Vinci o Einstein. También tenía la habilidad de fácilmente remover los límites de la vida, como se vio con Ola de Calaveras. Su poder e influencia eran en serio, así que este no era un oponente al cual enfrentar sin verdadera disposición.

Pero Beatrice no dejó caer su cabeza.

—Como sea, hay mucho que quiero preguntarle, tanto como el ataque a la villa de Orcos Ibéricos y la gigante Arma Brillante que le dejó a Buu Buu. …Y no soy del tipo de persona que se sienta por miedo de un ataque próximo. Necesitamos involucrarnos en esto para al menos juzgar el nivel de la amenaza.

—Ya veo. Me alegra haber intercambiado información de contacto contigo. ¿Qué hay de ti, vaca? ¿Estás preparada para escuchar el resto?

—Tengo el presentimiento que el mundo me tratará como una de las Tres Chifladas incluso si digo que no. ¡Quiero decir, Ola de Calavera y la Princesa Cascada de Hielo no tendrían alguna razón para atacarme si no fuera así! Si me van a atacar incluso si no sé nada. ¡Tengo que estar de acuerdo con esto para defenderme! ¡¡Wahhhhn!!

La Bruja Blanca sostuvo su cabeza con sus manos, dándose cuenta que tenía aceite por todos lados de sus manos, y gritó incluso más fuerte, pero su trasero no se levantó incluso un milímetro de la cama. De hecho, ella ni siquiera miró hacía la puerta. Beatrice honestamente estaba aliviada de tener tan buenas compañeras.

—Entonces pasemos al asunto. …¡Nkh!

—Oh, perdón. Es la axila, axila.

—Puedes saltarte las axilas…hyah…¿¡ah hyah hyah hyah!?

Filinion se recuperó rápidamente y movió sus dedos a las axilas de Armelina, por lo que Armelina comenzó a agitar sus brazos y piernas mientas yacía boca abajo. Incluso mientras forcejeaba, ella de alguna manera logró abrir otro marco. Contenía el documento obtenido durante la búsqueda de la mansión.

—*Jadeo*, *jadeo*. Dije que la Sala de Conferencias está tratando de ganar el favor del Sabio, ¿cierto? Eso quiere decir que incluso un anciano a ese nivel no puede obtener una audiencia con el Sabio donde quiera que él este. …Pero ese anciano y los demás como él no les gustó eso, por lo que parece que estaban trabajando a través de canales oficiales y no oficiales para divulgar la identidad del Sabio.

—E-eso suena como una buena manera de hacer que el Sabio se enoje contigo.

—En relaciones diplomáticas, excavar secretamente información de la otra persona es bastante común. ¿No sabías que la mitad de lo que la Compañía hace es recopilar recortes de los periódicos y páginas de noticias de alrededor del mundo?

—¿Y?

La Espadachina Santa la apresuró desde el alféizar, por lo que Armelina regresó al tema mientras yacía recostada.

—Lo siento, lo siento. Encontré una bomba lo bastante como para quererme aguantar hasta el final. Lee esta parte de aquí. Es un reporte respecto a la base del Sabio en Ground’s Nir.

—…Espera un segundo. ¿¡Eso dice lo que creo que dice!?

—¿Ves a lo que me refiero? Si se está escondiendo aquí, no es de sorprenderse por qué nadie puede encontrarlo incluso en una isla tan pequeña como Ground’s Nir, ¿cierto?

Habiendo recuperado su flexibilidad por las manos de Filinion, Armelina guiñó un ojo.

—Dice que hay una posibilidad de que el Sabio hizo cálculos detrás de los cambios irregulares del Laberinto, y usó esos mismos cálculos para construir su espacio para vivir y laboratorio. Ese pedazo de mierda realmente está un paso o dos delante del resto de nosotros.

4

El oponente esta vez era el Sabio quien era tan hábil como para modificar una parte del Laberinto para hacer su propia base. El rayo de esperanza era que el grupo de Beatrice estaba familiarizado con el Laberinto.

—Armelina, veamos el mapa.

—Claro. Deberías estar agradecida con alguien obsesionada con los mapas.

—De acuerdo, sobreponer los mapas para las últimas 6 capas. Si hay una zona que permanece igual todo el tiempo, ese sería el lugar más probable.

Ellas inmediatamente encontraron esa zona, pero no era una zona inexplorada en las más grandes profundidades. De hecho…

—¿¡La entrada del Laberinto!? B-bueno, supongo que esa zona no puede cambiar ya que es el punto de comienzo y nadie siquiera lo cuestionaría.

—Y el Sabio probablemente se cansaría de tener que viajar por una mazmorra letal llena de Artilugios y Trampas cada vez. Algún lado cerca de la entrada ciertamente sería conveniente.

Además, los desafiadores trabajando hacía las profundidades no andarían holgazaneando por la entrada. La pasarían de lado con su primer paso. La concentración de todos estaba en la oscuridad más allá, por lo que nunca notaron el secreto justo frente a sus ojos. Y cuando se regresaba de las profundidades, todos estaban tan concentrados con la esperanza de ver los rayos del sol en la superficie que no se quedarían cerca de la salida.

—…Nos engañó.

Esto no era sólo una teoría. El grupo de Beatrice estaba al máximo nivel. Ellas habían desafiado el Laberinto y pasado la zona de la entrada las suficientes veces para proclamar que las cosas sólo iniciaban realmente una vez llegabas al Nivel 99, pero ellas nunca habían notado nada de extraño en eso. Habían pasado por ahí las suficientes veces que sus pies tuvieron que haber creado un camino notable en las piedras, así que debían admitir que el método del Sabio era perfecto.

El Sabio siempre estuvo a su lado, sin embargo, nunca lo notaron.

Beatrice sintió que eso encajaba en el corazón del carácter del Sabio. Magia, Piezas, revoluciones tecnológicas, Ground’s Nir… Justo igual que la electricidad y señales inalámbricas, sería difícil encontrar a un humano cuya vida no hubiera sido influenciada por el Sabio en cierto punto, pero nadie sabía su nombre o cómo lucía. Además, el grupo de la Espadachina Santa había comenzado a darse cuenta que el Sabio era una persona real trabajando en una base real y no sólo una figura legendaria. Eso significaba que él, ella o ellos habían estado al lado de 7 billones de personas y riéndose de ellos todo el tiempo. Secretamente había estado observando a las personas caer en el pandemonio mientras eran arrastrados por el dinero y la tecnología. Había elegantemente observado las guerras del mundo.

—Beatrice, ¿qué hay de Buu Buu? —preguntó Filinion. —Si el Sabio estuvo involucrado en el ataque de su villa, probablemente deberíamos decirle sobre esto. Pero también podría hacer traer unas dolorosas memorias para él. Sé que esta no será una fácil decisión…

—Sí.

Beatrice entendía la preocupación de la Bruja Blanca. El ataque a la villa, Ola de Calavera y la Princesa Cascada de Hielo. Cada incidente con una aparente conexión con el Sabio tenía una profunda oscuridad detrás de ello. Eso fácilmente podría convertirse en un veneno que comería un alma pura como Buu Buu.

Al mismo tiempo, ella recordaba a Elkiad, el Gremio de soldados delincuentes que se habían involucrado con el ataque a la villa. Cuando él se había enfrentado a esa dolorosa verdad, él había llorado a los cielos y Beatrice se había dejado llegar por su intensa furia.

Si el Sabio estuvo involucrado en el ataque a la villa, entonces era igual que los de Elkiad. No, podría ser incluso más maligno. Ya había muestras de eso. Al menos, el Sabio no podía ser completamente inocente.

¿Debería ella dejar que Buu Buu viera y tocara esa oscuridad?

¿O no debería?

—…Sólo tengo que mirarlo al revés.

—?

—Si fuera yo, nunca dejaría que Buu Buu enfrentara esa clase de maldad solo, porque él quería protegerme. El sólo pensarlo hace que mi piel se ponga de gallina. Y eso me haría sentir tan mal, que no podía poner a Buu Buu en la misma situación. Incluso si esto significa hacerlo sufrir.

Filinion y Armelina solamente gentilmente cerraron sus ojos.

—Se lo explicaré a Buu Buu. Filinion, prepara una tonelada de pociones de recuperación en caso de que no podamos hablar las cosas pacíficamente con el Sabio. Armelina, prepárate para explorar el Laberinto. Creo que la base del Sabio está cerca de la entrada, pero quiero mejorar nuestras posibilidades de supervivencia si lo arruinamos y tenemos que escapar a las zonas profundas.

—Claro.

—¿Y ustedes dos? Necesitaremos mucha comida si Buu Buu está con nosotros, así que reúnan tanta carne seca y frutas como puedan.

—¡Agh! ¡Eso suena como el trabajo más pesado de todos!

—Puedes usar mi nombre en la tesorería para sacar los engranajes que he estado ahorrando.

—No seas tonta. Esta es una situación de vida o muerte para nosotras también. No vamos a confiar en el dinero de alguien más para nuestra supervivencia.

Entonces las 3 dejaron la posada.

Finalmente se estaban preparando para acercarse al misterio del Sabio.

5

El Laberinto.

El vasto espacio extendía sus raíces por debajo de Ground’s Nir. El misterioso lugar claramente era más grande que la isla y tenía muchas teorías y rumores que se decian. Algunos decían que estaba conectado a una serie de cuevas por debajo del océano, algunos decían que trascendía el tiempo y el espacio justo como las Puertas y llevaba a personas a otras coordenadas o mundos y algunos decía que era más grande que un país o un continente.

Pero su entrada era sorprendentemente simple. Estaba ubicado en el costado de una ligera colina de tierra oscura en el bosque y sólo lucía como la entrada a una mina de carbón reforzada con algunos troncos. No era un impresionante templo, y no había puertas de acero rehusando la entrada a alguien sin permiso. Ni siquiera había fuego para iluminación, así que tomaría vagar en el bosque para encontrarla en la noche.

(Ahora que lo pienso, la villa de los Orcos Ibéricos estaba ubicada cerca del Laberinto y no les gustaba que las personas entraran. Era porque estaban actuando como los porteros que Elkiad barbáricamente los masacró en busca de Magia y Pedazos.)

Pero al mismo tiempo, los Orcos Ibéricos no habían destruido y enterrado la entrada. Eso habría sido una tarea simple para un grupo con la fuerza del nivel de Buu Buu.

Además, quien podía decir que si la justificación dada por el líder de Elkiad era la verdad del asunto. Él había hablado como si los atacantes no hubieran entendido los verdaderos motivos de tras de ello.

Todo eso se sabría una vez que conocieran directamente al Sabio. Él, ella o ellos tendrían que tener un punto de vista diferente al de Elkiad, y sin embargo apoyaron ese acto barbárico.

—Filinion, Armelina. —Beatrice le habló a sus compañeros en este esfuerzo. —Y también tú, Buu Buu. ¿Qué tal si entramos ya?

—Bien.

Después de ver a Buu Buu asentir (mientras él llevaba un suplemento de comida sólo por si acaso), el grupo de la Espadachina Santa pasó por la entrada. Buu Buu era de casi 4 metros de alto, pero él no se golpeó en su cabeza.

El interior era un corto camino recto hecho de piedra que conducía la larga escalera que bajaba. Los muros en cada lado tenían luces a intervalos iguales. A diferencia de lámparas bien colocadas que usaban fuego, eran masas de partículas sin calor, como incontables luces de luciérnagas reunidas.

Beatrice ni siquiera podía suponer cuántas veces había estado aquí, pero esta era probablemente su primera vez en detenerse. Una vez que sabía que no había Artilugios o Trampas cerca de la entrada, ella siempre caminaría derecho.

—…Pero deberíamos haberlo notado.

—?

—No hay una puerta cerrada en la entrada, pero el Artilugio de relojería vagando en el Laberinto nunca salió. Casi como si fueran bloqueados por un poder invisible. Así que, ¿podría el verdadero secreto estar justo al principio, y no en las más grandes profundidades?

Los candidatos más probables eran el corto camino recto o las escaleras hacia abajo. Beatrice y los demás se dividieron para observar y sentir los muros y suelo. Unos cuantos Grupos pasaron de ellas en el camino hacía lo profundo y las miraron con curiosidad, pero este no era el momento de preocuparse por eso.

—Buu. Beatrice, mira por aquí. *Olfatear*, *olfatear*.

Sorprendentemente, el primero en notar algo extraño fue Buu Buu.

Él sintió una larga parte del muro.

—Este lugar es algo extraño. No estoy muy seguro de cómo describirlo. ¿Huele como una persona lista? ¿Como un papel viejo?

—Espera sólo un momento.

Podría haber habido ingredientes de Mezcla y una herramienta Evaluarlos, pero la Bruja Blanca frotó unos cuantos polvos en el muro con una herramienta parecida a un lápiz y visualizó lo que parecía extraño sobre la zona.

Dos altos rectángulos aparecieron a cada lado como huellas de dedos en una escena del crimen.

—…Lucen mucho como los paneles de doble puerta.

—Armelina, puedes abrir cerraduras microscópicas con tus cálculos físicos, ¿cierto? ¿Qué hay de esto?

—Hm…No hay cerradura, así que no. Parece más como un producto de Magia más que metalistería. Es lo mismo que crear Piezas. Tienes que mezclarlos con múltiples Elementos como un coctel y solamente reaccionará a la proporción precisa de billones o trillones de posibilidades, igual que una secuencia de ADN.

—Además…am, ¿Beatrice? Presta atención al piso al igual que la puerta en el muro. Iiip.

—?

Escuchando eso, Beatrice casualmente miró hacía ahí y entonces se congeló.

Algo del polvo de la Bruja Blanca para revelar la puerta secreta se había caído en el piso. Y había reaccionado. Reaccionó en algunas Trampas de muerte instantánea verdaderamente crueles que no deberían existir en la entrada.

Ellos no lo habían activado aún, pero ellos estaban de pie sobre ellas. O más bien, ellos no podían estar encima de ellas. Estaban tan precisamente colocados que podrían haber cubierto cada centímetro del piso al igual que los muros y el techo también.

(¿Toda la zona está cubierta con versiones más crueles de trampas para osos? ¿¡Qué hay de eso de caminar directamente a la entrada porque no hay Artilugios o Trampas!? ¡¡Soy tan estúpida!!)

Ella se odió a sí misma por no notar más que a la persona que colocó las Trampas. Ella sentía como si descuidadamente hubiera caminado en la línea de colmillos de la mandíbula de una bestia gigante cada vez que entraba al Laberinto. Y no sólo se había puesto en ella en peligro, pero ella invitó a sus compañeros también. Si esa mandíbula se cerraba de golpe… Ella se estremeció en sólo imaginarlo.

Las Trampas generalmente se activaban cuando pisabas en ellas, cuando un interruptor o hilo era tirado o jalado, o cuando un acertijo era resuelto incorrectamente.

El grupo de Beatrice ya había pisado una mina, pero a la mandíbula de la muerte todavía le faltaba cerrarse. Las personas por todo el mundo caminaban por aquí cada día, pero ella nunca había escuchado de alguien siendo devorado.

En ese caso, sólo había un posible gatillo.

—Esperen, ¿no deberíamos evitar tocar esta puerta? No quiero arruinarlo y ser masticada por cientos o incluso miles de Trampas come hombres.

—S-supongo esto nunca iba a ser fácil. ¿Tenemos que encontrar la llave que usa el Sabio primero?

—Aunque podrías retroceder, ¿tenemos alguna oportunidad de resolver esto? Realmente dudo que podamos encontrar la llave maestra del Sabio al preguntar por la posada del pueblo, —dijo la Espadachina Santa. —Además, no podemos simplemente ignorar todas estas Trampas. Quiero decir, ¿podrías continuar explorando el Laberinto como antes después de ver esto?

Y el mundo estaba cambiando mientras hablaban. Las Piezas llevadas de regreso desde Ground’s Nir conduciría a más y más revoluciones tecnológicas.

Incluso si descubrían una horrible verdad, no se podían permitir dejar ser olvidadas. Mientras más fueran retrasadas, más avances caóticos torcerían el mundo en una dirección horrible.

Además, si el Sabio realmente había estado involucrado en el incidente de la Princesa Cascada de Hielo y la Noble Bailarina, el paso del tiempo sólo incrementaría el riesgo. Si más y más asesinos de ese nivel eran enviados, el grupo de Beatrice no estaría para nada a salvo.

—Retroceder parece la mejor manera de asegurar nuestra seguridad, pero no veo cómo retroceder mejorará nuestras oportunidades y solamente incrementará el riesgo, así que esperar por más información podría en realidad ser más peligroso.

—¡Pero, Beatrice, ves cuántas Trampas hay aquí, ¿no?!

—Bueno, sí, pero… ¿qué tal si los removemos uno a la vez? Las Trampas tienen posiciones fijas, así que si esparcimos la noticia de éstas en la posada del pueblo, podría reunir la atención de suficientes personas, y conseguir su ayuda, podríamos ser capaces de remover todas estas Trampas en un corto periodo de tiempo.

Incluso mientras se estremecía, Beatrice sabía que su idea era difícilmente realista. Ella sólo estaba tratando de forzar su camino hacía el problema.

Y en ese mismo momento…

Bip.

—!!!???

—!!!???

—!!!???

Fue sólo un tono callado desde el muro, pero los 3 miembros de ese aterrador grupo al máximo nivel simplemente saltaron de la sorpresa. Incluso si era más callado que el tono de llamada de un Smartphone, fue más que suficiente para sacudir sus corazones dada la situación actual.

Pero a pesar de sus expectativas, las Trampas no se activaron todas a la vez. De hecho, Buu Buu habló mientras inclinaba su cabeza.

—Miren. La puerta en el muro se está abriendo.

—¡Espera, ¿pero por qué?! ¡Nunca encontramos alguna clase de llave maestra!

Ellos no tenían idea de cómo abrirlo desde afuera. Lo cual significaba…

—¡Buu Buu, prepárate para la batalla! ¡¡El Sabio podría estar saliendo de ahí!!

Beatrice sacó a la fuerza su estoque de la vaina de su cadera, pero entonces ella se detuvo. Sus ojos fueron atraídos a la gigante Arma Brillante que Buu Buu sostenía.

Sí, las almas digitalizadas de los Orcos Ibéricos habían sido selladas dentro de esa arma, ¿pero dónde la había conseguido él? El Sabio se involucró en el ataque a su aldea y Ola de Calavera había intentado recuperarla. En ese caso, fácilmente podría ser conectada al Sabio.

—¿Podría haber…reaccionado a la Arma Brillante de Buu Buu?

Buu Buu sólo inclinó su cabeza.

—¿Qué quieres decir? No sé cómo usar la Magia que los humanos hacen.

—¡Más importante aún, todavía estamos en problemas! ¡¡Si el Sabio está ahí, definitivamente nos encontraremos con él!!

—Iba a suceder tarde o temprano. ¡Prepárate, Beatrice! ¡¡Buu Buu, tú también!!

Las astutamente escondidas doble puertas se abrieron lentamente.

¿Qué esperaba adentro?

6

—¿Qué-…?

Los ojos de Beatrice se abrieron ampliamente.

El espacio delante a ellos era amplio y su techo era increíblemente alto. Habitaciones de dos o tres veces el tamaño de un estadio de deportes o un teatro no eran poco comunes en el Laberinto que siempre cambia, pero esto estaba en el mismo nivel que la entrada, antes de descender la primera escalera. El lado horizontal era una cosa, pero el lado vertical debería haber sido imposible.

(¿La teoría sobre torcer el espacio tiempo dentro del Laberinto era verdad?)

El increíblemente largo espacio era un mar de estanterías para libros. Más que sólo el primer piso en el cual el grupo de Beatrice estaba parado, una mirada arriba mostraba capa tras capa de caminos elevados alzándose hacía el techo alto interminable. No los habían investigado todos, pero ellos podían ver muchas estanterías ahí también. Se sentía como mirar en espejos opuestos.

—¿El lugar entero es…una librería gigante?

Filinion tragó saliva y miró alrededor antes de dar jadeos y esparcir el mismo polvo en el piso de mármol muy buen pulido.

—N-no hay reacción. Eso difícilmente fue una inspección completa, pero no parece haber ninguna Trampa por aquí.

—Bueno, podrías tener un perro Tosa en frente de tu casa para espantar a los ladrones, pero dudo que alguien quisiera tener uno a dentro de su casa. Serían comidos por él.

Todavía estaban cuidándose del Sabio, pero este lugar era simplemente demasiado amplio y alto. Incluso sentían como si la librería actuara como un Laberinto completamente nuevo. Beatrice había esperado encontrar al Sabio inclinado haciendo algo de trabajo en una habitación estrecha, así que esto era completamente inesperado.

—No puedo creer esto. Siento como si me fuera a perder en un mar de libros.

—Buu. Es algo bueno que trajimos mucha comida. ¿Pero se nos permite comer donde hay libros? Estoy un poco preocupada sobre eso.

Beatrice sonrió por la preocupación de Buu Buu mientras ella miraba a un librero cercano.

—¿Qué estás haciendo, Beatrice?

—Estoy tratando de descubrir los hábitos del Sabio… No sé si es un individuo o un grupo, pero prepararon este laboratorio cerca de la entrada para engañarnos mientras mantenía algo de conveniencia. …Esto podría ser lo mismo. Podría ser malo dejar que el gran tamaño de la librería nos impresione y dirigirnos al azar en las profundidades.

—Eso es verdad. En tu habitación, las cosas que necesitas más frecuentemente, naturalmente terminarán cerca. Como el control remoto, el cargador de tu Smartphone o el volumen de un manga que re-leíste muchas veces…

—Veo que has esquivado cualquier clase de toque femenino al no mencionar joyería o maquillaje.

—¡S-soy una doncella del santuario en el mundo real, así que no puedo evitarlo!

—Ya, ya. Podemos búrlanos de la chica de lentes por su habitación sucia después.

—¡¡No tengo una habitación sucia!! ¡¡Mi abuela se asegura de limpiarla por mí!!

—Y el problema es cómo no tienes problemas de que alguien limpie tu habitación por ti a tu edad.

La discusión de la Sacerdotisa de Combate y la Bruja Blanca parecía como si nunca fuera a acabar, por lo que Beatrice las ignoró.

Ella al azar sacó un grueso tomo de la librería.

—Las funciones de la vida…

Los detalles del contenido podrían esperar hasta después. Ella sólo quería saber el género por ahora. Ella sacó libro tras libró y los hojeó. Ella estaba mirando al marcador de libros, algunas notas o esquinas dobladas indicando una página frecuentemente referenciada.

Ella llegó a entender algunas cosas mientras lo hacía.

—¿Alquimia, la posibilidad de vida artificial, ATCG y fuego/agua/viento/tierra, la forma de un alma, la diferencia entre traer de vuelta las almas de los muertos y crear nuevas almas, necromancia y posesión, las almas vistas en información científica, embriones y bioética, la piedra filosofal…?

El Sabio no estaba reuniendo al azar información en todas direcciones como una enciclopedia. Había un claro género aquí. Era todo sobre las almas de los vivos, cómo crearlas artificialmente y como resucitarlas.

¿Estaba el Sabio intentando alcanzar el territorio de Dios o llevar acabo el trabajo del demonio? Sin embargo, Beatrice ya había visto éxitos parciales en ese campo.

(Ola de Calavera, la colecciones de huesos de los caídos en Ground’s Nir. Y…)

—Buu. Me preguntó si esta Arma Brillante fue hecha aquí.

—…Podría haber sido así.

Todas las almas purgadas de los Orcos Ibéricos habían sido digitalizadas y guardadas ahí. Era muy simple de decirse, pero en realidad no sabían nada solido sobre el proceso. Como prueba de las muchas personas que colapsaron mientras exploraban el Laberinto, las personas no habían conquistado la muerte incluso con la Magia. Nadie creería que fuera posible si no era alguien legendario como el Sabio.

Habiendo dicho eso, Beatrice tenía curiosidad sobre la posición del Sabio en todo esto. Él podría haber proporcionado el arma sin saber nada y podría haber tomado parte personalmente.

Y justo mientras se preguntaba sobre eso, “él” repentinamente llegó.

—Buscar a través de eso no revelará nada, Espadachina Santa.

Era una gentil voz femenina. Beatrice naturalmente miró hacía ahí y pudo observar una figura caminando calmadamente por detrás de los estantes de los libros. La figura vestía un largo vestido de lolita gótica negro.

Ella casi lucía como una heredera o una princesa, pero eso entraba en conflicto con el grueso grillete plateado alrededor de su tobillo y la bola de metal parecida al rostro de un cerdo, la cual estaba añadida a una cadena. Sus brazos estaban bajados en frente de ella y las muñecas las tenía atadas por una gruesa banda de plata. Y entonces había un rostro. Su rostro entero estaba cubierto por un bote de plata muy grande, pero la parte de encima tiene un mango largo en forma de T como la manecilla de un reloj o sacacorchos. ¿Era una variante de un garrote conocido como un exprimidor? Como el nombre lo sugería, ese dispositivo de tortura aplicaba presión al esqueleto de la víctima mientras el mango era girado. Había un panel plano de malla fina encima de los ojos y otro encima de la boca, pero el rostro dentro no podía ser visto.

Ella parecía una princesa encarcelada en una torre.

(¿Es esta…?)

Influencia, riqueza, conocimiento, conexiones y belleza.

Esta noble prisionera tenía cada clase de poder, pero era por eso que el mundo común le había robado su libertad.

(¿Es esta el Sabio…?)

Se enfrentaban a una leyenda.

El Sabio realmente tenía un cuerpo físico y era alguien que requería comida y dormir.

Pero al mismo tiempo, no tenía sentido.

En base a lo que Ola de Calavera había dicho y el hecho de que el Sabio había sido directamente involucrado en el origen de la Magia, tenía que haber estado activo décadas antes. Su rostro no era visible y su delgado cuerpo casi estaba completamente oculto por el vestido, pero la piel visible del escote lucía de alguien muy joven.

(¿Así que son un grupo y no un individuo? ¿O nueva persona hereda el titulo cada generación? O…)

¿El Sabio trascendió la bioética y el concepto del envejecimiento?

Ella existía físicamente ahí, y sin embargo, su presencia no proporcionaba respuestas. El Sabio habló de más allá de las olas del mar de estanterías.

—Esto podría parecer como una montaña de herejía desconocida para ti, pero no son más que las lapidas acumuladas del fracaso. Fueron útiles en el sentido de que tallar los fracasos permitían al marco del suceso crecer más distante, pero no hay un valor en el conocimiento actual de lo que leerás ahí.

—¿El marco…del suceso…?

—Sí. —Con sus brazos atados por grilletes y una banda plateada, la mujer rió dentro de la oscuridad del exprimidor. —La resurrección de la muerte. Y me refiero a una resurrección completa que incluye al cuerpo de antes de su muerte, Beatrice.

—!!!???

Beatrice se dijo a la fuerza no dejarse influenciar, pero ella aun así se halló a sí misma reaccionando a cada una de las palabras. Ella medio forzó su boca a abrir mientras aparentemente hacía a un lado una telaraña invisible.

—¿Por qué…?

—¿Hm?

—¿¡Por qué quieres eso!? ¡¡Dado lo que sabemos, tú definitivamente eres una de las personas que condujeron a la eliminación de la villa de Buu Buu!!

—¿Por qué crees?

Todavía calmada, el Sabio arrastró el dobladillo de su vestido de lolita gótica y la bola de metal con cara de cerdo adjunto a su tobillo mientras tenía encadenados sus brazos parecía acentuar sus enormes pechos. Ella finalmente dio un paso al final del vestíbulo donde estaba el grupo de Beatrice.

Beatrice, Filinion y Armelina inmediatamente levantaron sus Armas Brillantes para estar listas.

Sólo Buu Buu estaba inseguro de qué hacer.

—Buu. ¿Qué significa algo de esto? ¿Tú me diste esto? ¿¿¿Te he conocido antes???

—Jeje. Esa es la pregunta más inteligente que alguien de ustedes me ha preguntado. ¿Pero esas 3 nos darán algo de tiempo para profundizar nuestra amistad?

Con una gentil sonrisa, la persona que vestía un vestido y cadenas jugó con algo en sus manos encadenadas: una pequeña campana de mano que brillaba con una luz plateada.

—Prefiero evitar peleas directas usando Magia. Así que me disculpo, pero te proporcionaré otro oponente. ¿De acuerdo, Buu Buu? Y usa esta oportunidad para enfriar tu cabeza un poco, Espadachina Santa.

Ella ligeramente hizo sonar la campana sólo una vez, como si llamara a una sirvienta o a un mayordomo.

Inmediatamente, la entera biblioteca gigante se sacudió.

—¿¡Qué-…!?

Incluso cuando un extraordinariamente poderoso Artilugio, como un del tipo Castigador o Portero, enloquecía en el Laberinto o un Break News rugía afuera, nunca habían sentido una sacudida tan aterradora que el miedo de que colapsara les apretó sus corazones.

Esta extrañeza era visible. La leyenda viviente del Sabio podía erosionar las leyes del mundo y suposiciones generalmente aceptadas.

Pero si eso era todo, la mente de Beatrice no se había puesto completamente en blanco. Su grupo incluía tres peleadoras de máximo nivel y el único superviviente de los Orcos Ibéricos. Nada de refuerzos podría derrotarlos tan fácilmente.

(Ahora sabemos que ella es hostil. El Sabio realmente es alguien que prefiere el conflicto en vez de hablar. Quien sabe cuándo tendremos otra oportunidad si la dejamos escapar. ¡Quién sabe en cuántas formas ella nos atacará, en abierto y en secreto! Así que necesitamos terminar esto aquí y ahora. ¡¡Necesitamos evitar que el Sabio se meta más con nosotros!!)

—¿Estás segura que quieres pelear, Beatrice?

Por lo que la verdadera desesperación estaba por venir.

—Si en realidad hubieras pensando sobre lo que estoy investigando aquí, te habrías dado cuenta “que ese privilegio” no sólo te pertenece a ti.

—…?

—¡¡Beatrice, arriba!!

Escuchando el grito de Buu Buu, la Espadachina Santa miró arriba y sintió como si ella dejara la realidad. Algo había saltado desde uno de las vías elevados. Era increíblemente grande.

—Ah.

—¡¡Beatrice!!

La chica sólo estaba parada ahí, por lo que Buu Buu tomó su mano y apenas la alejó antes de que “eso” partiera el piso de mármol mientras aterrizaba. Eso mostraba su escala una vez más. Su cuerpo completo era mucho más grande que el de un humano.

Tenía un cuerpo humanoide y un rostro de cerdo.

Era de 5 metros de alto. Grasa gorda cubría músculos de acero.

—Ahh…

Pero esto no debería haber sido posible. Esa especie había sido eliminada excepto por Buu Buu. Seguramente el Sabio no había estado criando un superviviente secreto aquí todo el tiempo.

¿Y para qué evento pasado había estado presente el Sabio?

¿Qué significado había en esa expresión sin vida y color de piel de este nuevo gigante con rostro de cerdo? ¿Qué significado había en los circuitos integrados que se arrastraban por todo su cuerpo como alguna clase de herida de mordida gigante?

Sí, era casi como…el resultado de tener todas las almas sellas en la Arma Brillante gigante. Casi como si los contendedores con piel sin alma hubieran sido reusados a la fuerza.

—Déjame presentarte a mi adorable compañero y mi más grande obra de arte. Aunque, simplemente me refiero a él como Desastre. Ahora, Beatrice, ¿qué piensas que usé para hacerlo?

 

 

—¿¿¿¡¡¡Aaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!???

Esta vez, su mente se puso completamente en blanco.

Todas las ideas racionales abandonaron a Beatrice mientras rugía.

7

Desastre.

Esa abominación bioética y cristalización de la Alquimia comenzó a moverse.

La punta de su colmillo derecho faltaba y sus músculos no parecían vivos. Era como un caparazón vacío que daba una desagradable humedad, frialdad y hedor de una playera sudorosa poniéndose de nuevo después de que se quitara por una hora.

Mientras la Espadachina Santa rugía de furia y comenzaba a ir hacia adelante, ella notó una impresionante arma en la mano de Desastre. Era más grande que la de Buu Buu a más de sus 5 metros y contenía una vaina cubierta de un negro brillante.

(¿Una espada…japonesa?)

No, no era eso.

Él la sacó con fuerza, para revelar…

—¿¡Una…tetto…!?

Una tetto era un arma impactante sin navaja que lo compensaba por ser hecha extra gruesa. Esta no podía ser menospreciada como una espada falsa. El acero bien forjado era de más de 5 metros de largo y era portada por la fuerza de los supuestamente destruidos Orcos Ibéricos, así que, ¿qué pasaría cuando la usara?

—                                                                                                                                                                                                                          !!

La mente de Beatrice se puso en blanco.

Lo siguiente que supo fue que ella, Filinion, Armelina y Buu Buu habían sido sacados a la fuerza de la librería gigante y lanzados al pasaje recto cerca de la entrada del Laberinto.

Y…

—¡Buu Buu, tu mano!

—Sí, sólo me alegra que nadie saliera herido. Estoy bien.

El poderoso brazo de Buu Buu estaba goteando sangre. Beatrice y los demás habían fracasado en reaccionar a la extraordinariamente larga arma contundente. Sólo Buu Buu se había movido lo bastante rápido y había sido herido al cubrirlas.

En cuanto a su herida…

—¡Déjame ver eso! Espera…¿eh? No lo creo…

—¡¡Maldición, él está saliendo por la puerta!! ¡¡Tenemos que salir de aquí!!

Filinion se congeló cada poción de recuperación en mano, por lo que Armelina tomó su brazo. Beatrice y Buu Buu también comenzaron una explosión de movimientos repentinos. Entonces el extraordinariamente largo cuerpo entró el pasaje como una tormenta. El arma en su mano derecha se volvió un destello de luz, cortó el aire más fuerte que el viento rugiente, y cortó a través del muro opuesto (el cual el Sabio había cubierto en innumerables trampas) como una navaja caliente a través de mantequilla.

Sí, había atravesado. La herida de Buu Buu era una cortada.

(La falta de navaja no importa. Es justo como el rotor de un helicóptero. ¡Cuando ese peso es sacudido en tan grande velocidad, incluso un arma contundente puede cortar como una navaja! ¿¡Y cómo demonios puede cortar a través de los muros del laboratorio!? ¡¡Se necesita el nivel de fuerza de Buu Buu para quebrar esos muros!!)

La fuerza de Desastre era probablemente más grande que la de Buu Buu. Mientras que Buu Buu usaba su arma contundente para golpear Desastre usaba la suya para cortar.

Y Desastre no tenía miedo de la muerte.

Pero no tenían tiempo de observar cuidadosamente el poder de su enemigo. El grupo de Beatrice rodó a un lado para evitar a Desastre cargándose hacía ellos, pero desafortunadamente huyeron hacía las escaleras que daban hacia abajo. Eso quería decir que se estaban dirigiendo hacía el Laberinto y no a la salida.

El camino recto hacía la salida estaba bloqueado por el cuerpo gigante de Desastre. Dudaban que pudieran pasar el golpe de esa tetto con mayor fuerza que el rotor de un helicóptero.

—Este no es momento de quedarnos quietos. ¡Buu Buu, chicas! ¡¡Necesitamos dirigirnos al Laberinto por ahora!!

—¡E-eek! ¡¡Eeeeeeeeeeeeeeeek!!

Filinion ya estaba a mitad de lágrimas mientras Buu Buu se la llevaba de la cintura con una mano y corrió bajando de las escaleras con las otras. Desastre, por supuesto, simplemente no los iba a dejar ir. Él hizo a un lado la vaina innecesaria, sostuvo la tetto desnuda, y persiguió las espaldas del grupo de Beatrice.

Si él podía reproducir por completo la fuerza muscular de un Orco Ibérico, él acortaría sus distancias en un santiamén.

Tan pronto él llegó a las escaleras, la Espadachina Santa se volteó para mirar detrás de ella.

(Todas esas Trampas probablemente se vincularon a un error de reporte de la puerta escondida. ¡En ese caso!)

—¡¡Jet de Metal!!

Ella sacudió su estoque y 8 líneas de calor aparecieron de la nada para quemar el aire. Ella apuntó a la puerta sobre el muro en lugar de a Desastre. Debieron haber decidido que la persona tratando de quemarlos estaba en el pasillo porque el mar de Trampas se activó todas a la vez.

¡¡¡¡¡*Chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*, *chasquido*!!!!!

Más que sólo morder sus brazos y piernas, las trampas para osos reforzadas Mágicamente se cerraron con la suficiente fuerza para rascar un cuerpo en pedazos mientras saltaban hacía él desde el suelo, muros y techo. Era como un enjambre de pirañas gigantes de acero. Un increíble número de “dientes” de metal atacaron a Desastre.

Y sin embargo, él no esquivó o se defendió. Fácilmente más de 100 mandíbulas fueron repelidas por su poderosa piel y músculos. Chispas naranjas estallaron de su cuerpo entero como fuegos artificiales y pirañas con dientes rotos se esparcieron en el suelo. Realmente eran como pobres peces que habían sido arrastrados a la tierra donde se rodaban con sus estómagos expuestos.

Desastre estaba hecho de los cuerpos de los Orcos Ibéricos, quienes eran lo suficientemente poderosos para conllevar una pelea a puños con un Break News. Beatrice no había esperado que esto lo derrotara. Ella sólo quería el suficiente tiempo para escapar.

Pero aun así…

—T-tienes que estar bromeando.

—¡Beatrice, por aquí! ¡¡Apresúrate!!

Cuando Buu Buu le apresuró debajo de las escaleras, ella regresó a sus sentidos y corrió. Esta batalla realmente era algo diferente. Eso sólo era lo mucho que la maldad del Sabio re-coloraba el mundo.

Sí, justo como cuando ella abiertamente reveló la Magia a una raza humana completamente desprevenida.

—¡Ksssh! ¡¡Ksssshhh!!

Después de llegar al piso de piedra, de principio al fondo de las escaleras, Beatrice escuchó un estruendo proviniendo de todos los muros alrededor de ellos.

—No forcejees, Beatrice. Hay muchas personas no relacionadas en esto, en el Laberinto. Y mi adorable Desastre tiene algunos problemas con su precisión a su objetivo. No me culpes si algo inesperado sucede.

¿La voz estaba siendo llevada por la Magia, o era la estructura del Laberinto siendo re-hecha en tiempo real?

—(Cualquier respuesta es mala. ¡Beatrice, esta es su guarida!)

—(¡Estoy al tanto de eso!)

No había nada que pudieran hacer con el pasillo recto a la salida bloqueada, pero las cosas cambiaron en el siguiente piso debajo. El Laberinto generalmente estaba construido de habitaciones de tamaños variados conectados por corredores.

Queriendo decir…

—(Armelina, prepara el mapa. Filinion, dale a Buu Buu una poción de recuperación. Observemos qué ruta tomará Desastre, hagan un amplio círculo alrededor de él y regresen a las escaleras. Entonces podremos salir sin que él bloquee el camino.)

Ellos escucharon más y más sonidos retumbantes. Los Artilugios vagando en el Laberinto estaban hecho para que se movieran cuando ellos lo hicieran, así que se les daba tanto tiempo para pensar como quisieran siempre que permanecieran completamente quietos. Pero Desastre probablemente estaba corriendo directamente y barriendo a los lados con todos los Artilugios reuniéndose.

—Qué ingenua.

Una voz proviniendo de los muros y techo interrumpieron sus pensamientos.

Un momento después, el muro justo al lado de Beatrice estalló.

—¿¡Qué-!?

Desastre no estaba peleando los muchos Artilugios pequeños. Él estaba peleando con el Laberinto en sí. Él hizo más que sólo atravesar los muros. Un misterioso ataque parecido a un rayo láser corto diagonalmente todo el piso entero de un extremo al otro, y el monstruo se acercó por la ruta más corta. De hecho, incluso el piso había colapsado, exponiendo el siguiente piso debajo.

—¡P-planearlo es inútil ahora!

—¡¡Toma esto!!

Filinion apretó sus ojos y lanzó un tubo de ensayo de cada mano. El frío hombre con cara de cerdo sin pensarlo los atacó con su tetto, cortando más que quebrarlos, y un líquido colorido se esparció y cayó justo sobre su cabeza.

—¡Esas son malas gotas para los ojos! Interrumpen las señales en los nervios ópticos. Necesitamos usar esta oportunidad para alejarn-…

Ella se detuvo por el instinto asesino que sintió.

El grueso tetto fue cruelmente apuntado a Filinion. Un destelló curveado cortó incluso el sonido mientras con precisión volaba hacía su cuello.

—¿Eh?

Ella sintió más confusión más que miedo.

Buu Buu inmediatamente lo cortó con su Arma Brillante. Sus armas se enfrentaron, sacaron chispas y alzaron el viento.

—Imposible… Eliminar sus ojos…¿no logra hacer nada…?

—¡Concéntrate, Filinion! Buu. ¡¡Beatrice, llévatela!!

Beatrice y las otras humanas ni siquiera podían estar al mismo nivel.

¿El Sabio buscó este poder? ¿Fue por eso que ella ayudó a Elkiad a atacar la villa y el por qué ella le había dejado todas las almas de los Orcos Ibéricos con Buu Buu?

¿Ella sólo se había deshecho de las partes que ella no necesitaba?

¿Todo había sido para adquirir el recipiente más fuerte de carne, para completar una poderosa fuerza de pelea que le ayudaría en la balanza?

¿¡Todo había sido nada más para eso!?

—¡¡Saaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaabio!!

—Te dije que enfriaras tu cabeza. —Hasta el último de los muros hablaba desdeñosamente. —Y puedo interferir libremente con la estructura del Laberinto, haciéndolo mi jardín. Perdiste alguna oportunidad de victoria cuando huiste más adentro. Perdiste alguna oportunidad por completo.

—…!!

Era cierto que podría no haber oportunidad de escapar cuando el Sabio podía crear cualquier número de trampas y callejones sin salida mientras que Desastre podía ignorar todo para tomar la ruta más corta. Era como correr a través de una ciudad donde la mano de Dios podía libremente construir edificios para crear callejones sin salida, todo mientras eran perseguidos por un helicóptero que podía ignorar el mapa.

¿Pero podría Beatrice dejarle decir eso?

¿Podría ella, cuando esta era el pedazo de mierda que había profanado la muerte y pisoteado la fuerza de los Orcos Ibéricos, todo para su propia codicia?

—Es inútil, —dijo la voz del Sabio. —¿No has reunido mucha información propia sobre el Laberinto? Por ejemplo, los pisos que claramente cubren más zona que la isla en sí, que no parecen sólo conectarse a túneles bajo el mar, así que podría ser teletransportados por el espacio subterráneo sin importar la verdadera capa de las cosas.

—¿Qué estás-…?

—Te daré la respuesta ahora. Si interfieren con la estructura del Laberinto, puedes hacer cosas como esta.

El Sabio podía interferir con la estructura de las habitaciones, escaleras, elevadores, Artilugios, Trampas y Tesoros.

Así que si el Laberinto realmente incluía un cierto rasgo, ¿no ella tendría control de eso también?

Dígase de otra manera, Muros Trampas de Teletransportación invisibles.

Tan pronto Beatrice convirtió la posibilidad de las palabras en su mente, el escenario cambió alrededor de ella.

8

Ola de Calavera, un Esqueleto en un sombrero de vaquero llevando una gran piedra roja, repentinamente miró al cielo y habló con molestia en su voz.

—Así que ha comenzado. Pero no puedo tomar ningún lado.

—¿Qué sucede, señor?

Una pequeña luz revoloteó cerca. Era Alice, el Hada en vestido violeta cuyas cortas coletas parecían envolturas de dulces. Pero el Esqueleto no tenía tiempo para responder. Después de moler muchos huesos y carbón en un polvo, y meterlos en un tubo de madera, él lo prendió con un pedernal.

Con una gran explosión, Alice casi fue volteada de cabeza de donde ella estaba volando.

—¿P-por qué fue eso…?

Alice se llenó de lágrimas, pero Ola de Calavera no respondió. Él miró al cielo donde humo blanco de color leche se esparcía como una mariposa y habló en una voz amarga desesperanzadora.

—Descúbrelo, Buu Buu. …Honestamente, siempre he tenido un mal hábito de aliarme con la víctima. No es que tengan alguna forma de salvarse sin importar qué lado elija.

9

No había cambios en el cuerpo o mente de la chica. Ella no sentía una sensación de flotar o acelerar. Y es por eso que Beatrice estaba abrumada por la confusión cuando el escenario delante de sus ojos repentinamente cambio.

Era verdad que nadie notaría si algo como esto fuera secretamente establecido en los corredores del Laberinto. Especialmente dentro del Laberinto donde cada piso estaba hecho de corredores y habitaciones con diseños interiores idénticos. Pensarías que caminaste por un largo pasillo, pero podrías en realidad haber sido enviado a un pasillo completamente diferente en el otro lado del mundo.

Pero esta vez, Beatrice no había sido enviada a otras ubicaciones en el mismo piso o incluso en el Laberinto en absoluto.

—¿¡Qué-…!?

Ella estaba en el cielo. Ground’s Nir tenía algo de fuentes de agua en montañas hacía el norte, y había una serie de islas flotantes posicionadas incluso más altas que sus cimas. Las islas más grandes eran del tamaño de un camión, y las más pequeñas eran sólo grupos de rocas que nadie podría sostener en sus brazos, pero todas estaban agrupados como un cinturón de asteroides.

El grupo de Beatrice había sido enviado a la isla pequeña en la mera cima. Era poco claro cómo el agua había sido reunida ahí, pero agua fresca fluía de una fuente, caía de la isla flotante, se diversificaba mientras golpeaba varias otras islas y grupos de rocas debajo, y continuaban fluyendo verticalmente había la tierra como un amikaduji o el diagrama de un torneo. Y por último caía de las cimas de las fuentes de agua en las montañas y formaban los ríos que humedecían la tierra.

—¿La Fuente de Agua Original? ¿Pero por qué aquí?

—No creo que tengamos tiempo para pensar sobre eso. ¡¡W-wahh!!

Ellos sintieron la presión del viento. Beatrice instintivamente entendió que algo estaba partiendo el aire mientras se les acercaba.

Armelina lanzó su bastón del metal Arma Brillante en la fuente de agua y rápidamente se transformó en un bote de acero.

—¡Súbanse! ¡¡Si no quieren morir, muévanse antes de hacer preguntas!!

Después de que Armelina saltara, Beatrice y Buu Buu le siguieron, con Buu Buu sosteniendo la cintura de la nerviosa Filinion con la mano.

Tan pronto el cadáver de piel partió el aire y apareció, su tetto de 5 metros destelló horizontalmente. Si eso hubiera sido 3 segundos antes, los cuellos de las chicas y el torso de Buu Buu habrían sido cortados como si hubiera sido con el rotor de un helicóptero.

—¡Armelina, ¿qué es esto?!

—Mi Arma Brillante puede transformarse en casi cualquier arma contundente y recordé que uno de esos fue un juguete usado durante la cacería de brujas. Había una cruel forma de torturar donde la victima yacía boca arriba dentro de un bote de metal, atado con cadenas y sogas, y lentamente era tirado al agua. ¡¡Pero más importante aún, cierra la boca o te morderás la lengua del impacto!!

—¿Eh? ¿¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!?

El grito de Filinion fue causado por una sensación de flotar empujada en sus estómagos.

En otras palabras…

—¿¡Estamos cayendo…!?

Después del corto grito de Beatrice, un pesado impacto recorrió por el pequeño bote de metal. La cascada se partió como un amidakuji o un diagrama de un torneo mientras caía de isla pequeña en isla pequeña. Cada caída individual era de unos cuantos metros, pero el impacto después de aterrizar era incalculable.

—Buu Buu, ¿puedes alcanzar el fondo del río con tu Arma Brillante? ¡Si sí, por favor condúcenos! No sé cuánto vamos a durar si sólo vamos con el flujo. ¡¡Podríamos tomar una ramificación sin una isla flotante debajo y terminar cayendo más de 1000 metros en la cima de una montaña!!

Buu Buu inmediatamente metió su trono o viga de metal como un garrote en el agua, y se movió al fondo del bote. No tenían tiempo para esperar. Sólo continuarían horizontalmente por al menos más 10 segundos. La cima de montaña más cercana estaba a 1000 metros debajo de ellos. Era más parecido a saltar de pequeños acantilados que remando río abajo.

(El tobogán más rápido del mundo alcanzar cerca de 200 kph sobre una pendiente de cerca de 80 grados, ¿cierto?)

Y más importante aún, el mundo se sacudió una vez más.

Desastre no había dudado en saltar del nivel más alto, y su peso había sacudido la pequeña isla flotante.

Él no dijo nada. No era claro si siquiera tuviera mente por su cuenta. Ellos sólo sabían que él los estaba persiguiendo en el río y mecánicamente levantando su larga tetto. La rápida corriente habría ahogado el grupo de Beatrice, pero sólo era lo bastante profundo para llegar a la cintura de Desastre que era de 5 metros. Él continuó detrás de ellos y atacó.

Ellos ya estaban a su alcance. Si él sacudía su gruesa tetto sobre el bote en el que estaban todos amontonados, al menos uno de ellos sería diseccionado junto con el bote y el resto de ellos caería al agua. Nunca podrían sobrevivir a eso.

Beatrice brevemente miró atrás a ver a esa persona que se parecía mucho a Buu Buu. Ella recordó la furia de saber sobre el ataque a la villa.

Pero ella levantó su estoque.

Ella extendió la punta y dio un rugido.

—¡¡Fuego Napalm!!

Varias bolas de luz se dispararon. Eran objetos combustibles del tamaño de pelotas de fútbol. Ellos persistentemente perseguirían al enemigo a baja velocidad, y dispersarían fuego pegajoso como un lanzallamas o nafta al contacto. Normalmente jugarían el papel del sabueso: distribuirse y confundir al enemigo lo bastante para acabar con él con alguna otra Magia. Pero su poder podía ser elevado a combate cercano al disparar varias de ellas como una explosión de escopeta.

Ella no tenía idea de qué tan útil sería esto.

El bote de metal ya se estaba inclinado mientras comenzaba a caer de la siguiente cascada. Los ataques de Beatrice y Desastre pasaron de sus objetivos sin siquiera llegar a golpearse.

—Oh.

Pero aun así, la Espadachina Santa había realizado un ataque por su propia voluntad. Ella ya no estaba atacando indirectamente para desencadenar las Trampas.

Ella había usado sus propias manos para atacar a alguien quien podría haber sido un amigo o familia de Buu Buu.

—¡¡Oooooooooooooooooooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

Mientras ella gritaba, el bote de metal que los llevaba se cayó.

10

—¡¡Aliiiiice!!

—¿¡Síiii!?

Esas voces resonaron por el bosque.

Las hermanas Hadas del tamaño de una palma llamadas Meridiana y Alice volaron una tras de otra cerca de la tierra. Aunque la escena parecía reconfortante, las Hadas estaban al fondo de la cadena alimenticia, así que hacer cualquier acción notable fuera de su grupo ponía sus vidas en riesgo.

—¡Te saltaste de nuevo el pagarle a Buu Buu, ¿no es así?! Escucha, Alice, necesitamos pulir las ventanas, y mantener los pisos y muros rechinando de limpio mientras él está afuera.

—¡No, no sólo estaba jugando! Estoy en una importante misión de recuperarte de Buu Buu, el Roba Hermanas.

—¡Alice! ¡Además, escuché de ese hombre huesos que Buu Buu te salvó de una Araña de Tierra!

—Gh… M-maldigo a ese anciano. ¿Por qué tenía que decir eso?

—Nosotras las Hadas deben ser leales a nuestro mundo de las deudas y pagos. Ahora, vamos. Mientras más robusta sea su casa, más difícil es repararla. El mantenimiento es crucial si va a durar por mucho tiempo.

—¡¡Uuuh!! ¡¡No quiero!! ¡¡Entiendo todo eso, pero no puedo soportar dejar que él te tenga!!

—Alice… —La cien de Meridiana se crispó finalmente. —¡¡Una chica necia se gana el Miel del Árbol Hueco!!

—¿¡Uboh!?

Con chapoteo seco, la hermana mayor metió una espátula en la olla colgando de su cadera y arrojó algo al rostro de su hermana menor. Lucía como una bola amarilla translúcida, pero estalló en una cosa pegajosa cuando golpeó su rostro. Ya fuera debido a la rapidez o la viscosidad, proporciono un sorprendentemente golpe duro para ser un líquido.

Mientras más forcejara para quitárselo, más miel se enredaría en su rostro y cuerpo, por lo que las alas del Hada de vestido violeta se hicieron pesadas y perdió su libertad. Su vuelo se volvió inestable, por lo que Alice hizo un aterrizaje de emergencia en una hoja larga cercana.

—Ah, agh… Eso no fue muy lindo de tu parte…

Meridiana aterrizó ligeramente en la misma hoja y esnifó.

—Alice. ¿No siempre te he dicho lo que le pasa a los niños que no escuchan? Consiguen ser cubiertos en tanta Miel del Árbol Hueco que no pueden moverse. Desobedecer las reglas de las Hadas es una cosa aterradora. ¿Estás preparada de que eso te pase?

—Aghh…

Viendo a su hermana metiendo la espátula de vuelta en la olla en su cadera, Alice guardó silencio.

…Brevemente.

—Hay algo malo en ti… ¡Apuesto a que estás planeando en cubrirme de miel para que Buu Buu puedo lamerme como si fuera un dulce! ¡¡Durmiendo o despierta, todo lo que haces es tratar de sacar el lado bueno de Buu Buu!!

—¿Eh?

El rostro de Meridiana se puso dramáticamente rojo.

—¡V-vamos, Alice, estás siendo demasiado imaginativa últimamente! Quiero decir, las Hadas nos especializamos en habilidades de Artesanía, así que es importante ser capaces de dibujar diagramas precisos desde nuestras mentes, ¿pero la idea de ser cubierta en miel y dejar que Buu Buu te lama con su gran lengua? Ya veo, ya veo. Am, no está mal. P-por supuesto, me refiero a que eso haría feliz a Buu Buu, y eso es lo que toma máxima prioridad. Ejejejeje….

—…

Alice lentamente peló su cuerpo pegajoso de la hoja y ondeó su pequeña mano en frente del rostro de su hermana, mientras Meridiana sostenía sus mejillas y se sacudía de aquí para allá. Después de no encontrar respuesta, Alice alcanzó la espátula pegajosa de la olla colgando de la cadera de Meridiana.

Ella reunió fuerza en su estómago y gritó con toda su fuerza.

—¡¡Chicas malas se ganan la Miel del Árbol Hueco!!

—¿¡Ubweh!?

Un buen sonido pegajoso provino del rostro de Meridiana.

Incluso si era un líquido, la velocidad lo hacía un poderoso golpe.

11

La persecución primordialmente vertical continuó. El bote del grupo de Buu Buu se movió de cascada en cascada para caer directamente rápidamente, pero Desastre pisó en el río y camino por el fondo en lugar de nadar. Eso le daba una desventaja para forzar su camino, pero el grupo de Buu Buu todavía no podían perderlo. Él siempre estaba a 7 u 8 metros detrás de ellos. Eso era bastante cerca que se sentía que él sería capaz de alcanzarlos, agarrar todo el bote de metal y sacudirlo.

—¡Beatrice, encárgate de la madera estancada en el costado y la piedra sobresaliendo!

—¡¡Estoy en ello, Armelina!!

La Espadachina Santa sacudió su estoque de llama del bote de metal y detonó los obstáculos cercanos. Pero esta no era para asegurar una ruta; ellos estaban adquiriendo suministros. Armelina tomó unos cuantos fragmentos del tamaño de un lápiz mientras volaban por el aire.

—¡¡De acuerdo, ahora a improvisar el resto!!

Con eso, llamas y proyectiles se partieron por el aire. El Arma Brillante de Armelina se había convertido en un bote, pero eso no significaba que ella estaba indefensa. Ella podía usar la fuerza muscular proporcionada por su equipo del tipo Porcentaje, y los ataques de impactos, en los cuales ella estaba especializada, no estaba limitados a sostener cosas y lanzarlas. Habían muchos que involucraban arrojar cosas también: bumerangs, bolas, hachas.

(La parte aterradora es que su gruesa piel puede reflejar las llamas de Beatrice. Y a diferencia de Buu Buu, él no tiene dolor o miedo. ¡¡Eso quiere decir que nuestra única opción es partir su piel con una cuchilla y después quemarlo desde adentro!!)

La espiral de llamas y navajas de piedra funcionaron juntas.

Pero Desastre mantenía el impulso de su persecución. Él dejó que las llamas pegajosas difíciles de esquivar lo golpearan, las reflejó con su dura piel, y usó su tetto para golpear con precisión sólo los proyectiles puntiagudos. Incontables chispas volaron.

—Él no simplemente está prediciendo el tiempo de nuestros ataques. ¡Incluso a esta velocidad, ¿él puede determinar qué clase de ataque será y responder de acuerdo a ello?! Eso es-…

Su exclamación impresionada fue interrumpida.

Con un ligero sonido, una flor roja negra floreció en el centro del pecho de Armelina. Era una de las cuchillas de piedra que ella misma había arrojado. Desastre no las había reflejado al azar. Él había ajustado el ángulo y velocidad de su ataque para golpearlos de vuelta con precisión.

—Gh…¿bh…?

—¿¡Armelina!? ¡¡Oh, por Dios!!

Viendo a la Sacerdotisa de Combate escupiendo sangre y colapsando, Filinion, que no era de combate, dejó de estar acurrucada con sus manos sobre su cabeza y rápidamente sacó una pequeña botella de poción de recuperación.

Y el feroz ataque de Desastre no terminó ahí.

—!!

Buu Buu repentinamente jaló el Arma Brillante que él había estado usando para conducirlas. Inmediatamente, Desastre sacudió su tetto horizontalmente desde la distancia. No debería haber alcanzado. Debería haber sido un ataque inútil. Pero entonces un ruido metálico pesado estalló de las manos de Buu Buu. La chica con cabello plateado y rojo abrió ampliamente sus ojos.

(¿Él reflejó algo? ¿Pero qué?)

—¡¡Buu!! ¡¡Beatrice, agáchate!!

Cada vez que Desastre sacudía su tetto, Buu Buu era casi derribado hacía atrás mientras sostenía su Arma Brillante defensivamente. Un rocío blanco estalló al mismo tiempo. Finalmente, la Espadachina Santa lo comprendió.

El cuerpo de Desastre estaba empapado después de correr a través del agua con una profundidad hasta su cintura. Y eso significaba que el tetto lo estaba también. Agua estaba goteando de los costados del arma.

—¿Esta navaja invisible…es agua? ¿¡Él sólo estaba sacudiendo su tetto tan duro como puede para enviar líneas horizontales de agua que corta a través de sus alrededores como un cortador industrial!? ¿¡Así también es cómo el cortó todo el piso del Laberinto!?

Sin que nadie dirigiera, el bote cayó por una cascada.

Desastre había usado a la fuerza su arma para cortar, y ahora esto. Su fuerza había alcanzado un nivel que volcaba algunas presunciones básicas. Él probablemente podría cortar a través de una armadura al derretirla en lugar de quebrarla, justo como un cañón de tanque se concentraba en un sólo punto.

—¡*Toser*,*toser*! Agh, ¿qué demonios fue eso…?

—Oh, qué bueno. Despertaste, Armelina. Espera… ¿¡gyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

Justo cuando la chica de lentes comenzaba a emular a una ángel cubierta de blanco con una almohada de regazo de lirio, ella lanzó un grito agudo.

—Adelante…¡adelante! ¿¡El bote…esto…esto es…!?

Sus pensamientos estaban demasiado esparcidos para comprender, pero con Buu Buu trabajando la defensa en lugar de manejar, el bote de metal estaba a la merced de la corriente. Si ellos elegían el curso equivocado en el amidakuji, ellos terminaron cayendo varios cientos de metros directamente hacia abajo.

Beatrice rápidamente se volteó hacía adelante donde se estaban dirigiendo en lugar de a Desastre detrás de ellos.

—Ah.

—¡Ya no hay más islas flotantes, así que, ¿qué se supone que hagamos?!

Mientras la Bruja Blanca en lágrimas gritaba, el fondo del bote de metal chocó con una cima de montaña blanca. Desastre había sido incapaz de alcanzarlos porque las cascadas les habían dado a ellos cerca de velocidades de caída libres. La montaña de río habría sido una corriente rápida, pero una corriente de río abajo segura no sería lo suficientemente rápida. El bote de metal se convertiría en su ataúd.

Pero entonces algo inesperado pasó.

El bote rebotó una vez en la cumbre de la cascada, y su exceso de impulso lo envió a volar fuera del agua. Comenzaron a deslizarse por el acantilado blanco. Retomaron la velocidad inmediatamente. Con cuatro abordo (incluyendo al extra largo Buu Buu) y el peso del bote de metal en sí, su trineo pesado se deslizó por el viento en un parpadeo. Tenían cerca del doble de la velocidad de un viaje de caída de las cascadas.

—¿¡Gyah, gyah, gyah, gyah!? ¡¡E-el viento!! ¿¡Es esto lo que se siente estar encima de un tren bala!?

—Buu. Con cosas como esta…

Buu Buu se paró de nuevo en el bote de metal, y recuperó su balance en el extremo del fondo. Él entonces clavó su tronco o viga de metal que era un Arma Brillante, en la nieve pasando muy rápidamente. Al cambiar su peso como en un snowboard y siendo empujada con el arma, el camino aleatorio del trineo ganó voluntad definitiva.

Y Desastre no se quedó a esperar.

—¿Qué…es eso?

Armelina sostuvo el centro de su pecho, el cual todavía se sentía extraño, miró detrás de ellos y se quedó sin palabras.

Él estaba acercándose. Él los estaba arrinconando. Desastre compactamente plegó sus piernas debajo de él mientras los perseguía como si él estuviera esquiando por el acantilado.

Pero eso no debería haber sido posible con sólo sus pies. Él necesitaría algo que actuara como esquís. Tendrían que haber sido de al menos 3 veces su longitud sobre sus pies.

Sólo una posibilidad llegaba a la mente.

—¿¡Él congeló sus propios pies húmedos? ¿¡Es así de lejos cómo puedes llegar cuando no estás vivo!?

Beatrice gritó a lo irrazonable de todo, pero había mucho más. Desastre se ondeaba de aquí para allá en una delgada forma de S. Él no había perdido el control. Similar a lo que había hecho Buu Buu, él metió su gigante tetto en lo profundo de la nieve mientras se deslizaba.

¿Y qué causaba eso?

El acantilado nevado en sí fue cortado, perdía su suporte y cortaba todo a la vez.

—¿¡E-eek!? ¡¡Eeeeeeeeeeek!! ¿¡Qué es eso!?

Con una avalancha de más de 100 metros detrás de él. Desastre sacó su tetto de la nieve y directamente los persiguió una vez más. Él parecía estar trayendo con él un muro límite. A él no podría importarle ya que él no estaba vivo, pero el resto de ellos serían eliminados si eran atrapados en esa ferocidad.

—Esto no es bueno. ¡Él obtuvo más velocidad!

—¿¡Se está entrenando para especificaciones de la Formula 1!? ¿¡Cuántos cilindros tiene ese monstruo en su motor!?

—!!

Beatrice inmediatamente lanzó llamas desde su estoque. Ella no pensaba que podría derribar a Desastre, pero si ella derretía la línea de nieve entre ellos, ella podría reducir su velocidad.

Desastre inmediatamente hizo un giro rápido y entonces se deslizó por el acantilado pronunciado a lo largo de un camino paralelo al del bote de metal. Beatrice continuó su interferencia al disparar más llamas para explotar la nieve por el camino de él.

Pero Desastre hizo un lento giro horizontal de su tetto. Las gotas de agua creadas cuando la Espadachina Santa explosivamente derritió la nueve, fueron capturadas en el extremo de la espada sin filo.

—Esto no es bueno…

Él revirtió la espada y un agua de ultra alta velocidad cortó a través del mundo. Buu Buu una vez más detuvo el manejo, y sólo apenas logró bloquearlo con su Arma Brillante parecida a un tronco. Él se dobló hacía atrás por el golpe y el bote de metal se tambaleó inestablemente.

—¡Beatrice, no puedes derretir la nieve! ¡Oh, por Dios! ¡¡Si pudiera usar una de mis armas, podría destruir bloques de esa gruesa nueve sin derretirla!!

—¡Con esas velocidad, apuesto a que él podría convertir la nieve o la arena en una espada también!

—¡Más importante aún, ¿a dónde deberíamos ir?! ¡¡Este acantilado no continuará por siempre!!

Ellos sólo habían tenido suerte en el acantilado nevado, pero estarían indefensos una vez que la nieve y el acantilado terminaran. Las cosas ya estaban lo bastante malas mientras huían, así que se podían imaginar qué tan mal las cosas estarían si Desastre en sí los atrapara.

La abrumadora diferente en peso significaba que Buu Buu tenía que manejar el bote de metal, y él dio una respuesta mientras mantenía su Arma Brillante atentamente levantada.

—A algún lugar sin seres vivos.

—Bueno, dudo que haya muchas cosas vivientes en una nieve perpetua aquí…

—No, no eso. …¡¡Si lo que dijo ella es verdad, debería haber un lugar rojo pantanoso en esta montaña!!

—?

Ellos no tenían tiempo de quedarse sentados y pensar. El grupo de Buu Buu y Desastre entraron a un bosque de coníferas del tamaño de torres. Su carrera de velocidad ganó un elemento de zigzagueo en el cual ellos hacían pequeñas evasiones mientras evitaban cualquier pérdida de velocidad al mínimo.

—¡Gyahh! ¡Gyaaahhh! ¡¡Ugyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!

La chica de lentes gritó con lágrimas y moco cubriendo su rostro. Beatrice entendió cómo se sentía, pero estaba lastimando sus oídos. Ella fuertemente rezó que la otra chica se encontrará con un encantador romance y pronto.

Desastre corrió por el acantilado paralelo a ellos, pero él no mostró signos de golpear los árboles. Él seguía moviéndose de izquierda a derecha evitando los gruesos troncos mientras buscaba por posiciones optimas de ataque.

—Esto no es bueno. El grueso follaje significa que nuestra altitud está bajando. ¿¡No la nieve va a terminar pronto!?

—Más importante aún, si estos árboles tienen fruta, él podrá conseguir la humedad que necesita para un corte tetto. ¡¡Cuídense de esa espada!!

Beatrice motivó a sus compañeros, pero estaban cerca de ser arrinconados. A diferencia de antes, Buu Buu necesitaba manejar constantemente para su zigzagueo para evitar los árboles. Con su Arma Brillante clavándose superficialmente en la nieve, él no podía usarlo para defensa. Filinion y Armelina no podían unirse a la pelea por una variedad de razones, por lo que Beatrice tenía que defender contra la espada de agua por su cuenta.

¿Ella podría hacer eso?

¿Ella podría realmente defender a todos sin el apoyo de Buu Buu? Ella tragó saliva mientras Desastre finalmente hacía su movimiento. Él sacudió su gigante tetto y crudamente barrió con las ramas de los árboles.

Las hojas contenían humedad, pero era tan poca que no podía mojar la punta de una lengua, mucho menos una garganta.

Sin embargo, si esa humedad llegaba a su espada…

(¡¡¡¡¡¡Aquí viene!!!!!!)

La Espadachina Santa apretó sus dientes y sostuvo su estoque horizontalmente en una pose de Magia nunca antes vista en una pelea de espadas de verdad.

Buu Buu habló en una voz baja con su espalda hacía ella.

—Buu. Finalmente llegamos, Sutriona.

Ese nombre era inesperado, pero entonces todos notaron que el bosque de coníferas se aclaraba. No, ellos abandonaron un ambiente que podía apoyar la vida vegetal. ¿Qué les esperaba ahí? El rojo oscuro daba un extraño olor y burbujeaba pegajosamente como la caldera de una bruja incluso cuando la nieve alrededor sugería que debería estar congelado. La rareza era del tamaño de un pequeño lago y Beatrice exclamo su identidad.

—¿¡Un pantano…tóxico!?

Mientras corrían en paralelo entre sí, el grupo de Buu Buu y Desastre entraron al infierno de color rojo negro simultáneamente.

12

—Ahh…

Con su delgado cuerpo envuelto en largas hojas tropicales como un traje de baño de hojas, Sutriona continuó disfrutando de la sauna en la casa de Buu Buu. Ella se había sentado de nuevo en el banco que lucía como un muro a su tamaño. A ella se le había dado la llave ya que Buu Buu no tenía el hábito de cerrar. Podía ser poco claro quién realmente era el dueño de la casa, pero ya que Buu Buu sólo vestía un taparrabo con cero bolsillos, era obvio que él simplemente la tiraría en las montañas en alguna parte si se le daba a él.

—Sí, esto es genial. Nada como una sauna después de un trabajo bien hecho. Sólo espero que Buu Buu note la Olla de Matriz cuando el vea esos fuegos artificiales blancos como leche. Además, era bastante musculoso en vida y mi esposa odiaba cuando me ponía todo sudoroso, así que evitaba hacer esto por mucho tiempo.

—No sólo te aparezcas y empiezas a hablar sobre tu esposa, Sr. Huesos. Realmente no has cambiando en absoluto. Sigues sin escuchar a lo que alguien te dice. ¿Y qué bien le hace una sauna a un Esqueleto?

—Oh, cállate. Tú fuiste la que hizo ese pantano tóxico en el lugar de mi cita donde seduje a mi esposa por primera vez. ¿Qué se supone que hiciéramos sobre eso? La madre de la Thousand Dragon sigue durmiendo en la parte más profunda, ¿sabes?

—Mh. Bueno, perdón por eso. Aunque no sé quién es esta esposa tuya, —dijo la sonrojada Reina Hada sentada en el banco. —Podría haber estado molesta en ese entonces, pero realmente no debería haber colocado una tapa tóxica en ese manantial de vida. Necesito ser más cuidadosa.

13

El grupo de Buu Buu en su bote de metal y Desastre en sus esquís de hielo se cargaron hacía el pantano tóxico rojo negro. Ellos ignoraron la avalancha acercándose por detrás. Tan pronto alcanzaron el pantano tóxico, el muro blanco fue devorado hasta que desapareció.

Ni siquiera el poderoso cuerpo de un Orco Ibérico sobreviviría en un mar de las toxinas especialmente hechas de Sutriona. Las chicas serían asesinadas al instante. Ni siquiera su soporte del tipo Porcentaje las ayudaría mucho.

Pero al mismo tiempo, el bote de metal y esquís de hielo no se hundirían tan fácilmente. No a esta velocidad, claro estaba. El grupo de Buu Buu y Desastre permanecían en paralelo entre sí mientras saltaban por la superficie de agua como dos piedras lanzadas por niños para ver quién podía hacer saltar la suya por el agua muchas más veces. Si ellos mantenían su impulso creciendo, ellos llegarían al lado opuesto de la costa de este infierno.

Pero ellos no dejarían que eso pasara.

Buu Buu dio un grito.

—¡Beatrice!

—…¡¡Bien!!

La Espadachina Santa sacudió su estoque una vez más. En lugar de una temeraria defensa, ella hizo un ataque definitivo. Desastre también se preparó para atacar usando el tetto con la humedad del árbol.

Fuego y agua.

Los dos surgieron por encima del pantano rojo oscuro.

Apuntarse era fácil ya que no podían tomar muchas acciones evasivas mientras esencialmente esquiaban por el agua. Y mientras que Desastre estaba solo, Beatrice tenía a sus compañeros con ella.

Así que incluso si sus ataques estaban encima de sus objetivos, ambos no serían eliminados.

Mientras Beatrice daba todo de sí, Buu Buu capturó la navaja de agua sobre su gigante Arma Brillante para protegerla. Mientras tanto, el ataque de llamas apuntó un golpe solido sobre Desastre.

Su gruesa piel podría haber sido capaz de reflejarla, pero el alcance del daño no importaba ahora. Si el impacto lo empujaba, él perdería su balance mientras saltaba por el agua.

Hubo una explosión roja oscura.

Ese fue el resultado del cuerpo gigante de Desastre olvidando cruzar el agua y estampándose en el infierno pegajoso. Él había sido golpeado por el fracaso de poción de Filinion en el Laberinto y eso parecía tener algo de efecto. Y esta era la toxina producida por una de los Break News. Él nunca escaparía ileso.

—…

—¡Sujétate, Beatrice! ¡¡Ustedes también, Filinion y Armelina!!

El bote de metal finalmente llegó al otro lado del pantano tóxico. Buu Buu clavó su gruesa Arma Brillante profundamente en la nieve para pisar los frenos.

—Wah, wah. ¿¡Hay un sonido burbujeante proviniendo del fondo del bote!? ¡Salten ahora!

Todos hicieron como insistió Filinion. La toxina de Sutriona estaba hecha de quemar las mentes racionales de las personas, pero su comportamiento parece cambiar a esta concentración.

Después de que finalmente regresara su Arma Brillante de un bote a un bastón de metal, Armelina le pidió a la Espadachina Santa que la desinfectara con sus llamas.

—Pero si esa cosa es suficiente para derretir un bote de metal, deberíamos ser capaces de relaj-…

Ella se detuvo.

Ellos observaron mientras algo explotaba del pantano grueso y rojo oscuro.

Era un brazo increíblemente robusto que todavía estaba con toda la intención de atacar incluso después de parcialmente ser comido.

Esa gruesa piel había reflejado las llamas de Beatrice y esos poderosos músculos habían convertido las gotas de agua en un arma letal al sacudir un tetto, pero en un corto tiempo, agujeros lo estaban comiendo mientras se derretía, revelando hueso blanco en varios lugares.

Ese verdadero desastre continuó su marcha.

La tetto que sostenía apenas era reconocible, mientras su cabeza y torso emergían del agua roja oscura incluso mientras se derretían. Él se levantó en la tierra. Desastre inestablemente regresó mientras generaba un humo químico no causado por simple calor.

—¿Eek? ¿¡Hgyaaaaaaaaaaaaaaah!? ¡B-Buu Buu, Beatrice, deprisa! ¡¡Rápido y hagan algo!!

Filinion cayó en su trasero en la nieve y gritó. Armelina levantó su Arma Brillante, se dio cuenta que el bastón de metal todavía estaba cubierto en una substancia peligrosa, y chasqueó su lengua.

Pero Beatrice no.

Ella miró a los horribles restos de alguien quien podría haber reído y llorado junto con Buu Buu en algún momento, y ella débilmente bajo la punta de su estoque.

—Buu Buu…

—Bien. Estoy bien, Beatrice.

Buu Buu que vivía se enfrentaba a Desastre muerto.

—Terminemos esto.

—…

Podría haber sido una pregunta sin sentido. Esa masa de proteínas sólo podía obedientemente llevar a cabo los comandos que él recibía, así que incluso si él podía entender las palabras de las personas, a él podría faltarle la mente necesaria para comprender los sentimientos detrás de ellos.

—Tus almas están todas aquí. Así que no necesitas sentirte solitario. Prometo que los regresaré a todos a la normalidad. Confío en que podamos sonreír todos de nuevo en esa villa otra vez.

—…

Pero Desastre no dejó de moverse por tan sólo un momento. Su cuerpo lentamente se hizo a un lado, y él bajó la tetto a la tierra. Buu Buu hizo lo mismo. Mientras Beatrice y los demás observaban, sus armas lentamente dibujaron un largo círculo.

Después de un circuito completo, dieron un paso dentro del círculo.

Entonces Desastre lentamente levantó su tetto casi derretida verticalmente como si llevara su colmillo roto. Era un acto que no tenía mucho sentido para llamarlo una pose de pelea. Tal vez las rutinas óptimas de movimiento del cadáver que había sido estropeado eran debido a la toxina de Sutriona. Pero por alguna razón, Beatrice no lo veía de esa manera. Ella no quería llegar a esa conclusión.

¿Esto era una tradición de esa villa perdida?

Buu Buu levantó su arma verticalmente y ligeramente la tocó a un lado de su impresionante colmillo.

—Apuesto este colmillo derecho.

—…

No hubo respuesta, pero tenía que haber un significado en ello.

Él había aceptado a Buu Buu como un oponente formidable, como un portador de orgullo y dignidad.

En la tradición de su duelo, Buu Buu declaró lo que influenciaría el resultado.

—¡Así que te detendrás justo aquí! ¡¡Te detendrás y descansarás en paz!!

La nieve explotó a sus pies extra grandes. Buu Buu y Desastre corrieron hacia adelante para enfrentarse en el punto medio. La batalla ya había comenzado. Desastre respiró humo, sacudió su tetto medio derretida a una aterradora velocidad, y sostenía el metal derretido como una espada extendiéndose infinitamente. Él cortó a través de los troncos de los arboles alrededor tan fácilmente como papel, pero él no podía golpear a Buu Buu. Mientras Buu Buu corría, su Arma Brillante derribaba ataque tras ataque.

Una vez que se alcanzaron, el tiempo de recuento había llegado.

Esta batalla tomó lugar dentro del círculo que ellos habían dibujado.

Ellos no intentarían extender esto en una batalla larga.

El duelo llegó a su fin en instante.

La tetto de Desastre ya había sido comida por la toxina, así que su usual dureza se había derrumbado frágilmente. El Arma Brillante de Buu Buu rugió. Desastre eligió mecánicamente defenderse contra el golpe por encima, pero su tetto se rompió cuando atrapado.

El impulso del ataque de Buu Buu permaneció.

Continuó hacía la cabeza medio derretida de su enemigo.

El último de los Orcos Ibéricos no cerró sus ojos en el último momento. Él lo observó todo y lo sintió en sus muñecas.

Produjo un sonido seco.

Desastre se quedó de pie hasta que lentamente colapsó hacía atrás.

Nada se movió.

Nada en absoluto.

—¿C-con eso bastó…? —dudosamente preguntó Filinion.

Pero Buu Buu no contestó.

Él miró silenciosamente a Desastre, quien yacía completamente inmóvil donde había colapsado. No había duda en el resultado. Esa masa de piel nunca se movería de nuevo, ya fuera como un miembro de los vivos de los muertos.

—Buu Buu…

Beatrice comenzó a hablar pero se detuvo. Ella finalmente se dio cuenta de a qué parte de Desastre él estaba viendo: el taparrabo.

Parecía como si Desastre simplemente tuviera un trapo roto envuelto en su cintura como Buu Buu, pero había algo extraño en un extremo: un pequeño aplique hecho para parecer una cara de cerdo.

¿Había rastros de algo permaneciendo adentro de esa masa de piel? ¿O algo más creció ahí? Nadie podría responder eso ahora porque todo ahí se había perdido.

Pero ellos podían suponer algo.

Desastre no simplemente había obedecido comandos externos. Él podría haber tenido un fragmento cálido de algo que lo hacía hacer una decisión que ignoraba la lógica y la eficiencia.

La Arma Brillante se cayó de la mano de Buu Buu con un sonido seco.

Él sabía la respuesta ahora.

Él entendía qué había eliminado con sus propias manos.

Buu Buu miró a los cielos y lloró como un niño. Él había matado a uno de los suyos. Estos son los llantos de alguien que cargaba ese pecado por aquellos preciados para él. Rompía el corazón de todos los que lo escuchan.

14

Ella estaba hirviendo ahora.

La cabeza de Beatrice estaba hirviendo por completo.

Todas las consecuencias se desvanecieron de su mente. La diferencia de poder no importaba. Sólo una cosa llenaba el corazón de la Espadachina Santa: estar pareja con la mente maestra quien había pisoteado las muertes de los Orcos Ibéricos, les robó toda su dignidad e hizo que su buen amigo llorara así.

Ella regresó al Laberinto sola.

El Sabio podría haber enviado al grupo de Beatrice fuera del Laberinto con Muros Trampas de Teletransportación con el fin de comprar tiempo de eliminar su base. Dejando que esta oportunidad se perdiera sin alguna forma de encontrarla de nuevo. Y entonces ella se reiría de ellos desde su escondite una vez más. No habría forma de detenerla entonces.

Sin siquiera considerar la posibilidad de que muchas Trampas podrían desencadenarse de nuevo, Beatrice hizo explotar la puerta oculta y el muro alrededor usando Magia de fuego. Cuando ella dio un paso adentro, ella encontró a la mujer todavía pareciendo una princesa encarcelada. La dueña de la gigante biblioteca todavía vestía el vestido de lolita gótica con sus brazos y una pierna encadenados, y su cabeza dentro de un exprimidor.

—Oh, ¿perdió Desastre? Él fue útil, pero ahora voy a estar sola.

—¡¡¡¡¡¡No jodas conmigo!!!!!!!

—Detente. Pelear directamente con Magia no es mi especialidad.

El Sabio habló tranquilamente mientras la guerrera de máximo nivel se enfurecía con ella.

—Y es por eso que siempre término eligiendo métodos engañosos.

Un ataque feroz inmediatamente comenzó.

Los grilletes de plata y banda de metal alrededor de sus brazos cayeron con un sonido refrescante.

Justo mientras las mangas del vestido negro de lolita gótica y la falda revoloteaban, varias navajas podían ser vistas en las manos del Sabio. No sólo eran para apuñalar. En el mismo momento que los grilletes cayendo golpearon el suelo, llamas estallaron del fondo de las navajas lanzadas, aletas mecánicas se retorcieron a lo largo de los pequeños guardias, y persiguieron a Beatrice por múltiples ángulos como serpientes voladoras.

—¿¡Cohetes lápiz!?

Estos eran cohetes miniatura construidos como una prueba del concepto antes de construir uno del tamaño más grande. Incluso al tamaño de un lápiz, podían ser lanzados con el poder de la pólvora, y podían ser convertidos en armas letales al añadirles una navaja al frente.

Elkiad había usado armas de fuego con energía de la pólvora, pero el nivel tecnológico mostrado aquí era mucho más grande. Beatrice ni siquiera podía imaginar qué habían usado para los cálculos de pruebas y guías.

Pero la Espadachina Santa había alcanzado el máximo nivel y proclamado que las cosas solamente comenzaban una vez llegabas al Nivel 99. Esto no era suficiente para intimidarla y ella usó su estoque para golpear con precisión los 7 venenosos colmillos. Y entonces ella rugió.

—¡¡Interno!!

Alas de fuego estallaron de su espalda y salió disparada por la biblioteca gigante. Ella se movió justo frente al Sabio todo para borrar la sonrisa en sus ojos la cual sólo podía producir odio.

Mientras tanto, la mujer en vestido de traje de lolita gótica y un exprimidor plateado en la cabeza, no estaba tensa en lo absoluto.

Ella calmadamente sacudió una mano y múltiples objetos de relojería largos estallaron dentro del vestido.

No eran bastones o lanzas.

Los largos mangos de metal estaban adjuntos a largos anillos de metal que usaban una estructura parecida a esposas para capturar el torso o cuelo de alguien usando recortes. Pequeños picos cubrían el interior de los anillos, así que estaban basados en el captura hombres infame usado para hacer caminar prisioneros por prisiones oscuras medievales.

Más y más anillos se acercaron y ataron varias partes del cuerpo de Beatrice: cuello, torso, brazo derecho y muslo izquierdo. Pero no terminaría ahí. El Sabio realmente no tenía una razón para encarcelarla viva.

Beatrice sintió peligro como electricidad estática en la nuca de su cuello.

Provenía de los picos del tamaño de un pulgar cubriendo el interior de los anillos de metal.

Todos funcionaban para destruir la carne capturada usando el poder de la pólvora.

Esta arma endemoniada con seguridad capturaba al objetivo, y después los atacaba desde un rango muy cercano una vez que no pudiera escapar. Además, la batalla de Elkiad ya había probado que Beatrice podía ser herida por balas.

—¿Oh?

Pero…

Aun así…

—Te dije que no jodieras conmigo.

Con un intenso calor rodeándola, la Espadachina Santa permaneció ilesa. La pólvora había detonado, pero las balas de picas de metal no se habían disparado. El gran calor había derretido la superficie del metal y se había fusionado con el captura hombres en sí.

No, iba más allá de eso.

Los captura hombres conteniendo a Beatrice fueron derretidos y explotados. Con su libertad asegurada, Beatrice usó su mano izquierda vacía para tomar por la fuerza el cuello del Sabio.

Incluso mientras la tela se chamuscaba, la expresión del Sabio permanecía sin cambios. Era como si ella ni siquiera parpadearía si el mundo llegaba a su fin.

—¿Estás molesta?

—Pareces ser bastante estúpida para alguien conocida como el Sabio. …¿Te parezco algo más que enojada?

—Y sin embargo no aceptaste el consejo de esos huesos benevolentes que permanecieron atados al mundo de los vivos incluso después de que su carne y sangre fueran eliminados. ¿No te dijo él que revelar mi rostro sólo te traería desagracia?

La furia de Beatrice cambió de engranajes.

La chica encendió el poder de fuego de la mano sosteniendo el collar del Sabio. El intenso calor quemó el vestido de lolita gótica del Sabio. Era como quemarla viva. De hecho, fue suficiente para hacer estallar el grillete y exprimidor plateado sobre su cabeza. La Espadachina Santa no pensó en absoluto en lo que pasaría a la humana adentro.

Sí.

A menos que el Sabio tuviera 100% de Resistencia al Fuego, ella debería haber gritado y retorcido de dolor. Sin embargo…

—¿Qué-…?

—Te lo advertí. Incluso tres veces. Pero hiciste esta decisión sin importar qué, por lo que la culpa recae por completo sobre tus propios hombros.

Ella estaba ilesa.

Ella estaba tan perfectamente ilesa que parecía estar brillando.

Con el vestido y el exprimidor en la cabeza reducidos a nada más que ascuas, largo cabello plateado y rojo, ojos azules y una piel blanca se revelaron. Ella vestía una minifalda y una armadura ligera que parecía como un traje de armadura cortado. El único aspecto extraño de la mujer brillando en rojo era el Arma Brillante en su cintura. Probablemente estaba basado en una espada a una mano, pero los pedazos de muchas rotas, destrozadas y destruidas Armas Brillantes estaban reunidas y forzadas juntas para crear esa forma. Era completamente inorgánico, sin embargo, lo espeluznante y desagradable de verlo, golpeó a Beatrice incluso más fuerte que lo había hecho el monstruo hecho al reusar los cadáveres de los Orcos Ibéricos.

Una cierta regla existía: los humanos no podían permanecer en Ground’s Nir por mucho tiempo. Y requerían un Arma Brillante para Cerrar Sesión a través de una Puerta.

Por lo que si ella había reunido tantas armas rotas…

—¿De quiénes piensas que fueron estas? No, ¿quiénes piensas que no pudieron regresar?

—…

Era como una colección de cadáveres humanos coleccionados como trofeos. Sus ojos brillaron mientras decía las dementes palabras.

—Dije antes que pelear directamente con Magia no era mi especialidad, ¿no es así?

Ella era un poco alta, la hechizante luz en sus ojos era mayor, y su cuerpo se había vuelto más sexy que los jóvenes días como una chica.

—Eso es porque podría haber eliminado descuidadamente a mi oponente. Pero si insistes que pasemos a ello, no me contendré.

Con todo eso, el Sabio quien estaba delante de la Espadachina Santa Beatrice era…

—¿…Yo…?

Las Noticias En Vivo de la Longeva Elfa Real Sibyl☆

Reporte de Ataque: Hice una Tumba en el Bosque

 

Hoy vine al pantano toxico que Sutriona hizo. He confirmado la destrucción del nombre código tentativo: Desastre. Él sólo fue un muñeco hecho a mano, y ya hemos concluido que él no podía conducir a la resurrección de los Orcos Ibéricos…pero aun así es algo triste.

Es desafortunado de que lo perdiéramos antes de que pudiéramos llegar a una respuesta final, a lo que residía dentro de él, pero dejando eso a un lado, la derrota del Portero Desastre significa que el camino a la base del Laberinto se ha abierto. Ella está viniendo. Te dejaré eso a ti en cómo lidiar con eso, pero si lo vas a hacer, que sea por completo. No te dejes influenciar por emociones innecesarias.

Me encargaré de los restos de Desastre. Después de esterilizarlo…oh, ya sé. ¿Qué tal si lo entierro donde solía estar la villa?

De acuerdo, creo que terminaré mi reporte de noticias en vivo aquí.

…Originalmente pertenecía a uno de los humanos que perdieron sus vidas desafiando el Laberinto, pero esta Arma Brillante que tomaste y reparaste es bastante interesante. Ya que soy una orgullosa Elfa Real, no puedo usar Magia humana sin importar lo que hagamos, pero estos reportes de noticias han sido muy divertidos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: