Capítulo 2: Procesamiento de Magia y Paradigm Shift

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10, Parte 11, Parte 12, Parte 13, Parte 14, Parte 15, Parte 16, Parte 17, Parte 18, Parte 19, Parte 20, Parte 21

1

—Fiuu…

Una chica con su cabello atado en coletas usando su propio cabello dio un gran suspiro dentro de un gran jardín ubicado en un claro rodeado por árboles verdes. Partículas de luz bailaban alrededor de sus hombros, pero se esparcían mientras ella caminaba.

Ella caminó a una esquina de un mirador de mármol.

Sin embargo, no contenía las sillas o mesas necesarias para llevar a cabo una fiesta de té. Contenía un gran jacuzzi redondo. La chica con largas coletas negras dejó sumergir su exhausto cuerpo en el baño al aire libre mantenido a una temperatura cómoda las 24 horas del día. Ella prácticamente colapsó dentro sin removerse el vestido rojo el cual tenía una larga parte abierta.

Después de un corto retraso, una pequeña sirvienta se acercó con ligeros pasos. El cabello negro corto y el sombrero más que un tocado significaban que ella era la más joven de tres hermanas. Podían ser clasificadas como “grande”, “mediana” y “pequeña”, así que era fácil saber quién era quien a la distancia.

—¿Ha vuelto, miladi? …¿¡Waaah!? ¿Se ha metido en el baño en su vestido de nuevo? ¡Pero ese es un Robe Decollete de alta clase! ¡¡Es seda al 100%, hecho por un artesano con una orden real y conocida como una “mansión portátil”!!

—¿No te dije que no necesitaba que nadie me recibiera ya que no sabía cuándo regresaría? …Y explorar otro mundo es agotador. Sigo diciéndote que quiero pasar por la puerta en sólo una bata de baño para que así pueda tomar un baño en el momento que regrese. Esta cosa es sorprendentemente difícil de quitarse, ¿sabes?

—¡No podemos dejarla hacer algo tan vergonzoso!

—Mi equipo cambia cuando estoy en Grandnir de cualquier manera. De hecho, la ropa y armadura es realmente sólo Magia. Si tan sólo pudiera llevar este jacuzzi conmigo.

—¡¡Como sea, am, bueno, como sea, sólo puedo insistirle que sea más cuidadosa la próxima vez!!

La pequeña sirvienta empezó a preparar sin demora algo de té helado, pero (como siempre) la chica no estaba escuchando.

Mientras ella flotaba boca arriba sobre la superficie de la cálida agua, su vestido rojo se esparció ampliamente alrededor de ella.

booboo_v01_100

El traje parecía como si le perteneciera a la estrella de un baile o estuviera en una boda equivocada. Su cabello era de un negro lustroso y ella siempre se aseguraba de decirles a los adultos alrededor de ella que prefería vestir un kimono, pero debían haber estado fingiendo indiferencia porque se rehusaban a escuchar y continuaban usándola como una muñeca para vestir.

—¿Cómo estuvo Grandnir, miladi?

La sirvienta preguntó una alegre pregunta mientras sacudía el listón rojo decorando su modesto pecho. La chica sacó su Smartphone y envió algo de información mientras flotaba en el baño.

—Aquí tienes un recuerdo. Abrimos el camino a producción de aceite de maíz que prevendrá desertificación al igual que resolviendo la crisis de energía. Puedes usar esa Pieza cómo gustes.

—¿¡Waaah!? ¡E-e-e-e-esa información podría fácilmente cambiar la historia de la humanidad, ¿así que por qué siempre la arroja como si fuera un juego de atrapadas?!

La chica con vestido flotando en el agua cálida le sonrió a la sirvienta quien estaba agitando sus brazos.

—Mi postura no ha cambiado. Aunque, algunas cosas podrían dirigirse en una dirección diferente ahora que el camino hacia la Cueva 25 se ha abierto. Aun así…hm, supongo que no tiene caso hablarte de ello. Como sea, Haruka, ¿estás usando el Reloj de Arena como se supone que lo hagas?

—Ah, uups. ¡Casi lo olvido!

La chica hizo un ademán y la sirvienta rápidamente comenzó a operar el dispositivo.

Era llamado un Reloj de Arena, pero no era uno en realidad. Ella abrió la aplicación cronometro en el Smartphone colocado en la mesa y una cuenta regresiva de dos minutos comenzó.

La chica operó su propio Smartphone mientras su vestido flotando y coletas se ondeaban en el agua. Por supuesto que era a prueba de agua. Cuando ella activó el modo AR, ella podía ver a través de la pantalla para ver puntos de luces cubriendo el paisaje y líneas de luz conectándolas.

—B-12, G-29 y Y-03. El mundo todavía no ha visto ninguno de ellos.

—¿No lo mayoría de ellos no saben acerca de la tecnología del futuro que puede ver, miladi?

—Tengo que guiarlos a otro lado antes de que vean ese camino. Usando V-71 y P-01 probablemente sea lo mejor.

La sirvienta permaneció sin preocupación porque ni siquiera estaba pensando en entender lo que la perspicaz chica en vestido estaba pensando.

—La Magia de Grandnir ciertamente tiene sus pros y contras. Fácilmente puede conseguir procesamiento de precisión que ni siquiera procesamiento en laser podría superar.

La Magia sólo podía ser usada en Grandnir y nada en este mundo podía ser llevado a Grandnir.

Las únicas cosas que podrían traer de regreso eran las Piezas creadas por información alojada en sus Armas Brillantes.

—Gracias a eso, podemos fácilmente doblar este mundo. …Realmente es como verter jugo de naranja, refrescos cítricos, leche y chocolate en jugo de manzana y llamarlo una bebida mixta.

Un solo avance podría crear una anormalmente poderosa supercomputadora.

Esa supercomputadora podría crear estaciones de trabajo compatibles, esas estaciones de trabajo podrían controlar PCs compatibles y eso conduciría a dispositivos móviles compatibles.

Y esto no estaba limitado a un solo campo.

Podían ser procesadores, carros, casas, aeroplanos, barcos, salud, comunicaciones, deportes, dispositivos ópticos, procesamiento de comida, satélites, robótica, agricultura, placas de circuito impreso…e incluso tecnología militar.

Y eso podría fácilmente cambiar el mundo.

Iba más allá de la inevitable decadencia de lo prospero. Incluso una pequeña revolución tecnológica podría enteramente cambiar el balance de poder, así que bajar la guardia incluso por un momento podía enviar a los ganadores de ayer derrumbándose para ser los perdedores del mañana. El ejército más poderoso del mundo podría ser llevado a la tierra mientras que un grupo de extraños mercenarios u organización ideológico repentinamente subieran a la cima.

Avances tecnológicos eran hechos por un sólo rompecabezas de “Piezas”.

Era por eso que el gobierno de cada país y corporaciones desesperadamente buscaban esas Piezas. Buscaban por completo a través de la confusa variedad de aquellos registrados en línea, esperando encontrar a uno que pudieran usar para su investigación. Si encontraban uno que pudiera encajar y eso resolvía sus problemas personales, podrían completar la nueva tecnología o nuevo método de fabricación que cambiaría el mundo. Por un breve tiempo, el trono sería suyo.

Mientras las personas explorando Grandnir regresaban y subían sus Piezas, no tenían idea de quién terminaría con ellas y qué clase de investigación se llevaría a cabo. Y eso no les importaba. Eran únicamente buscadores codiciosos de Puntos de Experiencia para aprender Magia.

Trajeron consigo varias Piezas y las subieron porque podían hacerlo. Si eso conducía a algún avance en una investigación, recibirían un extremadamente lucrativo contrato de pago de la nación o corporación en cuestión. Era algo como una lotería arriesgada en la cual uno suponía lo que sería útil en vez de dejar todo a la suerte.

Y eso podría conducir a peligros morales como con las Hadas y el Thousand Dragon.

Personas inmorales comenzaron a aparecer en este mundo también. Se declaraban a sí mismos los ganadores mientras creaban un mundo de alguna manera retorcido.

—Necesito ser cuidadosa.

Gracias al agua, la tela del vestido rojo se aferró a la piel de la chica y sus largas coletas flotaron alrededor de ella.

Los datos de maíz que le había arrojado a la sirvienta era un Pedazo con una simulación completa, diciéndoles en cual dirección lo tomarían. Si ese maíz era plantado en el desierto, no había oportunidad de que condujera a una epidemia de insectos o un ataque de una tormenta de arena a una ciudad.

¿Pero qué más pasaría?

Cuando la existencia de Grandnir había sido revelada, la humanidad tuvo dificultades con el Laberinto. Eso había durado hasta que un papel libre fue publicado en un foro, sugiriendo que las Armas Brillantes son el núcleo de un sistema Mágico con molde de video juegos, el mejor sistema para el uso del humano moderno.

Ese había sido la primer Pieza del mundo.

El desconocido autor de esa publicación (quien pudiera haber sido un individuo o un grupo) era conocido como el Sabio, ¿pero estaba en lo correcto al decir que simplemente reunir las Piezas era lo correcto? ¿Estaba bien ir con la idea del Sabio cuando casi parecían disfrutar el espectáculo mientras el mundo se hacía tan retorcido y nadie pensaba nada en corregirlo?

—No sabemos a qué conducirán los Pedazos que coleccionamos, pero eso sólo es abandonar cualquier responsabilidad. Si vamos a coleccionar esos Pedazos, necesitamos saber cómo cambiarán al mundo.

—Miladi…

La chica en vestido operó su Smartphone mientras escuchaba a la sirvienta. Ella canceló el modo AR y reprodujo una emisión de segmentos máximos en una pantalla normal.

B-12, G-29 y Y-03 tienen que ser detenidos.

V-71 y P-01 sería útil evitarlos.

Entre los números infinitos de las nuevas tecnologías para ser creadas por los incontables Pedazos, la chica en vestido estaba concentrada en una cierta industria en particular.

—Mientras que el occidente se queja de más y más sobre la obesidad, obesidad, obesidad, comenzaron a concentrarse en la cultura del pescado de Japón. ¡No tienes que sufrir por una dieta saludable opresiva y puedes comer tanta comida deliciosa como quieras, todo mientras pierdes peso! ¡Nuestro Grupo de Cafetería Pescadera finalmente se está yendo al extranjero!

—¡Lo próximo estándar global en comida rápida es comida China! Ramen, arroz frito y gyoza ya son parte del vocabulario del mundo, así que todo lo que resta es para que nosotros establezcamos lo estándar. El FE Caiguan Zhushi Gongsi está comenzando campañas simultaneas en cincuenta países alrededor del mundo.

—¿Las hamburguesas son viejas noticias? Bueno, vamos a derrocar esa “vieja noticia” y traerles una nueva experiencia basada en las lecciones que aprendimos en el pasado. Este es un paso gigante hacía adelante y un desafío a nuestros rivales. Nadie puede saquear nuestro campo.

(La industria de la comida rápida está peleando por la dominación global. Quieren cubrir el planeta entero, condenar las fronteras nacionales y quieren servir tantos gramos como sea posible por tan poco dinero como sea posible.)

La chica suspiró como si forzara a salir el sentimiento desagradable creciendo profundamente en su pecho.

Buu Buu realmente parecía creer que los humanos eran mensajeros del cielo, pero la realidad era muy diferente. Ella silenciosamente se juró jamás dejarlo ver este horrible lado de la humanidad.

Entonces levantó su cabeza y habló.

—Haruka.

—¿¡S-sí!? ¿¡Qué sucede, miladi!?

—Sé que estableciste el Reloj de Arena, pero no silenciaste el Smartphone, ¿cierto?

—¡¡Waaah!!

La sirvienta entró en pánico y causó que el té servido en la mesa sonara, pero la chica en vestido rojo la ignoró y apagó la imagen sobre la pantalla de su Smartphone.

Ella removió la dura llave insertada en el fondo del conector y lo conectó a algo colgando de su cuello por un collar de cadenas fino.

El dispositivo bailando frente a su pecho era más pequeño y delgado que una memoria USB.

Los No-humanos de Grandnir probablemente pensarían que parecía como una pequeña versión de la espada o lanza Armas Brillosas que los humanos usaban.

Ella usó su pulgar para acercar el conector a la espada.

(En serio, entiendo cambiar nuestras apariencias, pero también parcialmente sobrescribe tus patrones del habla, personalidad y patrones de pensamiento para hacer espacio a la magia que aprendes. Realmente te da algo que pensar.)

Aun así, la chica no iba a detener lo que estaba haciendo.

Ella simplemente no quería ser una herramienta de alguna compañía.

Ella tenía otra razón para continuar su exploración de Grandnir.

—Tengo que hacer algo.

Ella operó algo con el movimiento de sus ojos.

El techo del mirador se volvió transparente y ella podía ver una larga estela de vapor en el claro cielo azul de la tarde.

Cuando ella miró más en la distancia, ella vio edificios de gran altura más allá de los arboles verdes.

Sí.

Este era un círculo de un kilómetro de ancho limpiado en el centro de Roppongi de Tokio.

Era conocido como el Palacio Mágico Independiente. Esa “prisión” jardín verde había sido construida para la chica conocida como la Espadachina Santa.

2

—Hice un jardín.

—¡Kyah! Eso es asombroso, Buu Buu. ¡Eres tan civilizado!

—¿Me odias, Beatrice?

—No seas tonto. Como sea, ¿qué estás plantando?

Buu Buu de hecho había labrado a la fuerza la dura tierra cerca de la casa de hojas protegida por el Hada. Debía haber sido un vegetal de crecimiento extremadamente rápido porque hiedra verde ya estaba subiendo por los soportes y abrazando los vegetales verdes. Lucían como tomates, pero Beatrice no podía saber si se suponía que fueran verdes o si se harían rojos más tarde.

—Buu Buu, ¿qué clase de vegetal es este?

—Son llamados Berenjenas de Pecho Plano.

—¿Pecho Plano…?

Ese nombre incluía un término inaceptable para una chica adolescente, pero Beatrice decidió asumir que era un término No-humano que de casualidad sonaba así en lenguaje humano.

Sin embargo…

—Si lo comes, se supone que hace tu pecho plano. Pero no me hace más delgado cuando lo como, así que nadie sabe si es verdad o no.

—¿¿¿¡¡¡ se refiere a eso!!!???

Beatrice retrocedió de ese enemigo de las chicas de cualquier lugar y usó sus manos enguantadas para proteger su pecho.

Inconsciente del terror de la chica, Buu Buu inclinó su cabeza y dijo más.

—¿Ah? ¿O era tocar la Berenjena de Pecho Plano lo que importaba? No, era tocarlo y después tocarlo con tu pecho, obtener el jugo encima de ti. …¿O era algo más? Hmm, no soy una vieja bruja, así que no recuerdo algo tan complicado.

—¡¡Waaah!! ¡¡Dime eso antes de protegerme con el dedo que usé para tocar el vegetal, Buu Buu!!

Beatrice en lágrimas gritó con prácticamente toda su energía y rápidamente usó Magia de fuego de ilusión para convocar un marco rectangular. Ella rápidamente desplazó las especificaciones enlistadas ahí y se detuvo en un cierto lugar.

Se había reducido.

Se había reducido un poco.

Eran sólo unos cuantos milímetros, pero ella había perdido la cantidad crítica que necesitaba para estar encima más que estar por debajo del promedio.

—¿¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

—¿¡Q-qué pasa, Beatrice!?

—¿¡Q-q-qué hago, qué hago, qué hago!? ¿Si vuelvo y regreso a Grandnir, mi apariencia se reiniciará? Y si no funciona, ¿necesito pedirle ayuda a la Bruja Blanca Filinion? ¿¡Pedirle ayuda a ella!? ¿¡Pedirle a esa vaca con lentes ayuda con mis pechos!?

La Espadachina Santa gritó y arrancó de su hermoso cabello con ambas manos.

Ella tenía miedo de pensar qué pasaría si sus métodos novatos no funcionarían. Llorarle a esa vaca sobre esto sería una declaración suicida de derrota. Pero sólo por si acaso (¡Sí, sólo por si acaso!), ella creó un marco usando los dos formas L de sus pulgares y dedos índices y tomó una foto Mágica del vegetal.

Pero…

—*J-jadeo, jadeo, jadeo*. P-pero, Buu Buu.

—¿De qué se trata todo esto, Beatrice?

—Los vegetales de tu jardín no le está yendo bien. Hay insectos sobre ellos y ¿esto es de pájaros picándolos?

—Eso es parte de la naturaleza, así que no se puede evitar.

—Pero esto no deja nada para ti.

—Los insectos comen los vegetales que hago, las aves comen los insectos, las bestias comen las aves y yo atrapo a las bestias, así que sigue siendo un buen trato para mí.

Ella trató de usar su Magia de ilusión para crear un gráfico de líneas rojas y marcos, pero…

—Hmm… ¿Realmente funcionará así? Creo que estás perdiendo demasiado a la suerte.

—Mi lógica es perfecta, así que está bien.

—Además, los vegetales no están ahí para traer carne. Necesitas comer los vegetales también. Todo necesita estar balanceado.

—Vegetales… ¿Por qué querrías hacerme hacer algo que odio? Tal vez sí me odias…

Beatrice casi preguntó por qué él hizo ese jardín en primer lugar, pero ella quería evitar un argumento sin sentido de esa manera.

—Por cierto, Buu Buu. Quería preguntarte algo.

—¿¡*T-tragar*!? ¡E-estoy comiendo mi Fruta Nyandetta! ¡¡No la estoy escondiendo secretamente!!

—…¿Buu Buu?

¿Siquiera qué era una Fruta Nyandetta?

—Los vegetales son importantes, pero hablemos de algo más. Buu Buu, ¿has escuchado de un Gremio conocido como Elkiad?

—Nunca he escuchado de un vegetal llamado así.

—Ya veo. Así que realmente no sabes nada.

Buu Buu no tenía conexiones con la sociedad humana, así que podría ser que ni siquiera supiera qué era un Gremio, mucho menos uno específico como Elkiad.

Beatrice preparó unas cuantas líneas rojas y marcos y se los mostró a Buu Buu.

—Un Gremio es una organización humana creada para explorar el Laberinto. Puedes pensar de ellos como una reunión de varios Grupos, grupos que realmente se dirigen al Laberinto. Pero un Gremio incluirá miembros de apoyo logístico de no combate quienes preparan comida y otras cosas necesarias para la vida diaria.

—No me gusta pensar sobre todas esas cosas complicadas.

—Oh, pero es simple, Buu Buu. Si escuchas el nombre Elkiad, entonces evítalos si es posible. Son un Gremio peligroso que ha estado ganando poder recientemente y están creando un peligro moral real entre sus filas. Son personas cuyas palabras puedo entender pero cuyos pensamientos no puedo. Así que sé cuidadoso.

Ella creó un marcó etiquetado como Elkiad y dibujó una X sobre él sin conectar ninguna línea roja.

Simplemente, los humanos detrás del incidente con el Hada y Thousand Dragon pertenecían a Elkiad.

Si los más bajos miembros eran así, entonces los miembros centrales tenían que estar más podridos.

Ella no dijo eso porque no quería hacerle recordar al amable Buu Buu ese asunto desagradable, pero sí hizo algo muy claro.

—Elkiad parece estarse poniendo impaciente con su exploración del Laberinto. Los cables de sus cerebros estaban mal para empezar, pero esa impaciencia los está empujando incluso más. Evitarlos es lo que mejor te conviene.

—¿Esto es sobre Magia y Puntos de Experiencia?

—Así es, Buu Buu. Buen trabajo recordando eso.

—Realmente no lo entiendo. ¿Disparar fuego o hielo de tu mano realmente tan genial? Quiero decir, es bastante genial, ¿pero vale la pena arriesgar tu vida en ese aterrador Laberinto?

—Jejeje. Sí, podrías tener razón sobre eso. Probablemente no es un testamento de la inteligencia humana que vemos un exceso de valor en eso. Somos una bola de tontos que somos muy buenos en encontrar más de lo absolutamente necesario.

—Pero quisiera ser capaz de volar.

—Sí. Y yo quisiera hacer una casa de dulce.

3

Después de despedirse de Buu Buu, Beatrice abrió su mapa Mágico y caminó hacía la posada del pueblo. La posada del pueblo era la base humana de operaciones, pero no tenía casas. Ninguno de los dueños de las tiendas dormían en Grandnir. Cuidarían de la tienda en rotaciones de dos o tres turnos, así que ninguna persona se quedaba en Grandnir por mucho tiempo. Para bien o para mal, los No-humanos de Grandnir no eran muy afectados por la cultura humana.

Aun así, Beatrice se encontró con dos rostros familiares en la posada del pueblo. Una era la Bruja Blanca Filinion con su cabello rubio esponjoso, lentes, capa blanca, vestido y shorts cortos. Como siempre, ella estaba mostrando sus pechos que Beatrice sólo podía llamar “glotona”, pero Beatrice estaba bastante segura que las de su tipo eran mucho menos impresionantes en su mundo original.

La otra era la Sacerdotisa de Combate Armelina quien tenía cabello verde corto, alta estatura y un pecho muy, muy (jaja) plano. Ella vestía una larga falda verde con largos cortes en ambos lados. El pecho temerariamente expuesto parecía extraño para una supuestamente sacerdotisa, pero eso en realidad era bastante dócil para Grandnir.

Las dos estaban hablando frente a una tienda al aire libre con jugo de fruta en mano. Pero en lugar de una conversación elegante con té, parecían estar conspirando alguna manera de obtener ingredientes de Mezcla y los engranajes usados como moneda.

Aunque, ellas siempre hablaban sobre el Laberinto o Magia, lo cual realmente todo tenía que ver con dinero al final.

—Oh, Beatrice.

—Justamente estábamos hablando de ti.

—?

Ella se unió a la conversación y ambas comenzaron a hablarle.

—Con la ruta a través de la Cueva 25 abierta, las cosas han estado muy ocupadas por aquí.

—¿Pero realmente podemos dejar que esa Pieza sea cargada a nuestro mundo? No sé mucho sobre gran información o las conspiraciones de corporaciones globales, pero este es algo evidente. Y por supuesto, eso nos lleva a ti.

—Supongo que lo haría, —casualmente estuvo de acuerdo Beatrice. —¿Así que están tratando de hacerme tomar el papel de la villana de nuevo?

—¿De qué estás hablando? Tú fuiste quien comenzó esto.

La Bruja Blanca sonaba exasperada y Armelina le habló a su lado.

—¿Realmente piensas que Filinion puede realizar tu papel cuando todo lo que hace es curar personas y dejar rebotar esas tetas gigantes?

—¡M-mis pechos no tienen nada que ver con esto! ¡No pedí tenerlas así de grandes!

—¿¡Qué!? ¡No me digas que piensas que son algo negativo, vaca!

—¿¡Qué!? ¡No me digas que piensas que son algo negativo, vaca!

Filinion se sonrojó cubriendo sus pechos con ambas manos, pero Beatrice y Armelina espetaron contra ella en perfecto unísono. El ahoge de la Espadachina Santa se encendió como un fuego iluminando.

Fue primero la Sacerdotisa de Combate quien se dio cuenta que este no era el momento para eso.

—Como sea, es la situación usual, ¿así que no serías mejor tú, Beatrice? Y no me parece que te estés quejando.

—Está bien por mí. ¿Así que eso significa que vamos al Laberinto? ¿Cuándo comenzamos?

—Ahora, si está bien.

La Espadachina Santa, Bruja Blanca y la Sacerdotisa de Combate eran monstruos al máximo nivel que proclamaban que las cosas apenas comenzaban después de alcanzar el Nivel 99. Esas tres chicas con Trabajos engañosos formaron un Grupo temporal.

—Siento que vamos a ser apuñaladas en la espalda algún día.

—Contaré contigo para curarme cuando ese día llegue. Ahora vamos.

4

¡Alimentos Eternos proporcionarían seguridad y fiabilidad a la comida del mundo!

Envenenamiento de comida, carcinógenos y otros riesgos para la salud. Ni siquiera enlatado, refrigeración, secado y sellados al vacío pueden eliminar todos estos problemas, pero los hemos eliminado todos con nuestro control completo de los ingredientes originales. La técnica más útil es un preservativo natural. Los preservativos químicos pueden eliminar la mayoría del riesgo en la comida, pero muy poco y envenenarías la comida y sin embargo, con poner demasiado obtendrías otros riesgos para la salud. Este había sido un problema real, ¿no es así? Pero Alimentos Eternos han desarrollado las Series Inmortalizadas. Esta mezcla de extractos de preservativos naturales pueden reducir satisfactoriamente los patógenos detrás del envenenamiento de la comida en un 99.9% mientras también elimina por completo cualquier componente químico peligroso. Esta era verdaderamente una defensa para la salud innovadora.

Prevenir el deterioro permite a la comida ser transportada por distancias incluso más largas, permitiendo a las tiendas expandirse, y el tiempo de vida útil previene el desperdicio de comida. Esto debería ser traducido como una reducción positiva del precio para ustedes, los consumidores.

Y desde un punto de vista social, la comida puede ser guardada más fácilmente y comida desperdiciada más eficientemente reutilizada.

5

Después de terminar su exploración del Laberinto por el día y regresado a la superficie, Beatrice caminó por un camino mientras de alguna manera reorganizaba el mapa creado por Magia de ilusión. La función de auto-mapa estaba basado en donde ella había caminado, así que era algo crudo.

(Ese fue un viaje terrible. Estuvimos corriendo por nuestras vidas todo el tiempo… Todo lo que hicimos fue huir de ese Artilugio de castigo súper fuerte conocido como Destrucción de la Punta del Dedo.)

Ella podría sincronizar su mapa con la obsesionada con los mapas, la Sacerdotisa de Combate Armelina, más tarde, pero ese no era un pensamiento feliz ya que la chica iba a tomar una tonelada de engranajes como pago.

(No puedo olvidar el hecho básico de que tuvimos suerte de regresar a salvo. Había Magia para regresar inmediatamente, pero entonces tenías que dejar atrás todo el Tesoro que habrías reunido. Ahh, estoy tan cansada.)

Para variar, ella convocó su mapa de Magia de la zona y se dirigió a la casa de Buu Buu, pero entonces ella escuchó un grito más allá de los árboles.

—*¡Chilido!* …¡A-auh! S-simplemente eres demasiado fuerte para mí.

—¿Hm? ¿¡Qué sucede, Buu Buu!?

Beatrice podía saber que esto era serio y se apresuró, pero ella estaba inclinado su cabeza incluso mientras corría. Buu Buu unilateralmente derrotó al Break News de mil metros conocido como el Thousand Dragon, ¿así que había algo que él no pudiera derrotar?

Su pregunta fue rápidamente respondida.

Justo en frente de su casa de hojas parecida a una tienda, Buu Buu estaba colapsado de cabeza abajo mientras temblaba con sus manos sobre su cabeza.

Su trasero estaba arriba como una pequeña colina y una chica de unos diez años con cabello largo plateado y un traje pequeño negro estaba sentada de piernas cruzadas encima de esa colina.

—¡¡Muajajajajaja!! Podrías haberte dejado llevar después de derrotar al Thousand Dragon, ¿pero ahora ves qué tan lamentable eres en realidad, No-humano? Esa cosa era sólo el más bajo de los Break News. ¡¡Ahora tiembla ante el poder verdadero!!

—N-nunca me importó la fuerza.

—Pero tú tienes talento. ¿Por qué no me tomas como tu maestra y te vuelvo a entrenar desde cero?

—Esta anciana no está escuchando algo de lo que estoy di-… ¡¡au!!

Beatrice no estaba segura de cómo reaccionar.

¿Qué era esto? ¿Buu Buu, de cuatro metros, realmente se había metido en una pelea con una chica de diez años y realmente él había sido el que había sido derrotado?

(Sí… No tengo idea de qué sucede aquí, pero estoy aliviada de que esto no fue como: “Eres mi enemiga” → Y Buu Buu derrota hasta sacarle mocos a una pequeña niña.)

Habiendo dicho eso, ella no podía comprender esto, así que ella trató de resolverlo un paso a la vez.

¿Así que qué debería preguntar ella primero?

—Creo que lo dudo, pero… Buu Buu, ¿tener a una chica sentada en ti es tu idea de divertirte?

—Las únicas cosas que hago por diversión son anillos de rompecabezas y lanzamiento de aros. Jeje. Puedo resolver incluso los más engañosos anillos de rompecabezas antes de que puedas contar tres.

—Es porque los rompes, Buu Buu. Ahora, ¿te importaría explicarme quién es esta chica?

Beatrice comenzó con eso por cómo la chica estaba vestida. Si ella estaba siendo generosa, ella podía llamarlo un vestido negro, pero parecía más como si la chica tuviera un listo envuelto alrededor de su cuerpo y le había añadido una minifalda encima de eso. Ella también tenía flores tropicales de decoraciones en ambos lados de su cabeza y en su espalda, pero ese no era el punto principal. La armadura y falda de Beatrice eran técnicamente Magia y cada pieza de equipo incrementaba su fuerza o velocidad de pensamiento por un cierto porcentaje…pero esta chica no tenía nada de eso. Su ropa, lo más probable, era especialmente hecha de seda de Araña de Tierra, pero eso significaba que no era Magia. Eran simplemente ropas.

Y eso condujo a una simple conclusión.

Esta chica lucía justo como un humano, pero ella estaba haciendo algo que claramente los humanos no hacían.

Y mientras la chica vestida en un listón negro daba un aura de deleite cruel como un rey demonio sentado en su trono, ella se paró encima del trasero de Buu Buu, colocó sus manos sobre sus caderas y miró a Beatrice desde arriba.

—Jeje. Soy Sutriona, una de los Break News. Soy, por supuesto, la Reina de las Prostitutas que aparecen en la noche carmesí.

—¿¡Bfhh!?

Beatrice escupió los contenidos de su boca a ese repentino anuncio.

(¿¡Cómo puede decir eso con tal rostro angelical!?)

—Escuché que él derrotó a uno de nosotros, los Break News, incluso si era el más bajo. Tenía curiosidad, así que lo desafié a una pequeña pelea. Sin embargo, ni siquiera valió para expandir mis Alas de la Enloquecedora Noche Caliente.

—¡No, no eso! ¡No me importa eso! ¿Qué es eso sobre prostitutas? ¿¡Es esta alguna elaborada broma!?

—¿Te importa eso? Pero es la verdad, así que no estoy segura de qué decirte. Soy la reina de las miles noches sofocantes y la tormenta de arena del calor ojo enloquecedor que consume eones de paz. ¿Qué otro título podía usar?

—En serio, en serio espero que no sea eso, pero… ¿realmente te llamas así? ¿Nadie te está haciendo hacerlo después de perder un juego o algo así?

—Estaba harta de que todos me llamaran linda cuando era la Reina de las Hadas, así que cambié el título por mi cuenta. Por alguna razón, mis doncellas de santuario en el altar de la cascada han estado sollozando desde entonces.

—¡¡Tenía un presentimiento de que era eso!!

—¿Cuál es tu problema? Nadie merece ser llamada Reina de las Prostitutas más que yo. Por ejemplo, por supuesto, no estoy usando bragas.

—¡¡B-baja de ahí!! ¡¡Deja de pararte tan triunfantemente encima de Buu Buu, anciana!!

Después de algunos forcejeos y dificultades, Beatrice de alguna manera bajó a Sutriona, Reina de las Pros-…de las Hadas, de la pequeña colina que era el trasero de Buu Buu.

¿Pero esta delgada chica realmente era un Break News justo igual, o incluso más fuerte, que el Thousand Dragon?

¿Exactamente cómo había noqueado en el suelo a Buu Buu?

Cuando Beatrice preguntó, Sutriona puso sus manos sobre sus caderas, dio un resopló orgulloso y respondió.

—Preguntas, ¿cómo? Con las técnicas de lucha de tu mundo.

—¿¡Dónde aprendiste sobre esos!? No, ese no es el punto. ¿¡Cómo siquiera pudiste luchar con él!? Tus brazos y piernas son demasiado cortos para lidiar con el cuerpo gigante de Buu Buu. ¡¡Nunca serías capaz de arrojarlo o hacer una llave!!

—¿Oh? ¿Acabas de decir “corta”, chica humana?

La chica de largo cabello plateado puso una sonrisa oscura y un aura siniestra la rodeaba.

—Delgada, lo permitiré. Pequeña, puedo soportarlo. …Pero acabas de decir “corta”, ¿no es así?

—¿Eh? ¿Qué?

—Si tanto quieres saber, te mostraré cómo derroté al Orco Ibérico. ¡¡Usé esta llave combo de quince articulaciones del infiernooooooooooo!!

—¿Eh? ¿¡Orco Ibérico es el nombre real de una especie!? ¡¡Y espera, idiota!! ¿¡Estás diciendo que inmovilizaste a Buu Buu así sin tener bragas puestas!? Y esta llave en pinz- ¿¡vrrvbrvrchhhhhhhhhh!?

Con un sonido casi tonto de violencia, la Espadachina Santa quien tenía libre uso de catorce mil tipos de Magia de fuego fue hecha un ovillo como algo de una broma.

Trescientos segundos después, Beatrice estaba boca abajo sobre el suelo y temblando con sus manos sobre su cabeza. Mientras tanto, Sutriona estaba sentada de piernas cruzadas encima del trasero de Beatrice.

—Ahí tienes. Deberías tener una buena idea de qué tan invencible soy ahora.

—I-incluso después de que lo usaste en mí…todavía no tengo idea de cómo lo hiciste…

—Ese débil Thousand Dragon estaba invadiendo mi territorio y devorando mis Hadas cuando estuve lejos. Planeé castigar esa cosa eventualmente, pero ahora necesito agradecerte por hacerlo por mí. Regocíjate de esta rara oportunidad de luchar con alguien tan lejos de tu liga y trata de volver esta derrota en una valiosa experiencia.

Sutriona se estaba burlando de ella, pero la Arma Brillante parecido a un estoque de Beatrice estaba emitiendo una señal destellante en el aire vacío. Ella lo sacó de su vaina con su trasero todavía asomándose al aire y se impresionó al descubrir que había ganado una gran cantidad de Puntos de Experiencia. Era en realidad más de lo que obtendría en un viaje al Laberinto, pero ella tenía miedo de por cual bizarro camino se dirigiría si se acostumbraba a ganarlos de esta manera.

—P-pero… Hemos pasado por un largo camino si hemos sobrevivido dos encuentros con un Break News…

Encima de eso, esta hablaba el lenguaje humano y veía a las Hadas como suyas. Eso era raro para los Break News quienes generalmente seguían una ruta al azar a través de la isla mientras ellos (de alguna manera egoísta) esparcían diferentes clases de caos. Por supuesto, eso no significaba que esta tuviera los mismos morales o normas que los humanos.

—Oh, todo está conectado si prestas atención. Además, ¿no es una costumbre traer un pequeño regalo cuando te acabas de mudar?

—…? Creo que acabo de escuchar algo que simplemente no puedo ignorar.

—¿No estuviste escuchando?

Buu Buu sonó temeroso, pero Sutriona puso una mano en su delgada cintura y colocó el dedo de la otra contra su sien mientras guiñaba.

—Derrotar a ese débil Thousand Dragon creó un cambio en nuestros territorios. Necesito gobernar esta zona también ahora, así que pase a decir hola.

Buu Buu decidió en ese justo momento que se mudaría, pero la Break News lo disuadió con un movimiento de lucha.

6

El hada Meridiana del tamaño de la palma de la mano reparó el techo de la casa de hojas para evitar la lluvia mientras veía la aterradora escena debajo.

—Oh, cielos. Oh, cielos. Mira eso, Buu Buu.

Una visita de la Reina Hada era algo extraño. Los Break News generalmente les gustaba desaparecerse y los humanos y Nohumanos vivirían vidas pacificas en dirección correcta de sus caminos como si hubieran detectado una tormenta aproximándose. Pero Sutriona era una excepción. Ella era bastante conocida como una Break News que nadie podía localizar. Ella aparecería tan inesperadamente que ni siquiera la villa de Hadas podía predecirlo, sin mencionar a los humanos. Probablemente sólo otros Break News podían ver sus acciones.

Y así, la villa de Hadas tenía a la Mayor Morgan como líder en lugar de Sutriona y Meridiana veía a Sutriona más como una diosa que una reina. Se le había enseñado a Meridiana que Sutriona siempre las estaba cuidando, pero no se podían burlar de ella incluso si no venía a salvarlas. Así parecía ser la clase de ser irrealista que era Sutriona.

Pero ahora esa Reina Hada con aire de diosa había aparecido muy fácilmente.

Buu Buu había atraído la atención de alguien en ese nivel.

—Tal vez debería preparar algo de Arroz Rojo para esta noche. Ejeje.

Meridiana salió volando del techo.

Pero incluso si Sutriona estaba jugando, ella aun así era la Reina Hada y uno de los Break News. Los cuerpos de Buu Buu y Beatrice llorarían en agonía. Con gentiles pensamientos en mente, Meridiana pasó por el bosque para juntar las hierbas estándar de Grandnir usadas en compresas.

Ella planeó llevarles medicinas de primeros auxilios y una pequeña comida de celebración.

El Hada veía el pagarle a Buu Buu con tareas del hogar como su significado de la vida y ella era del tipo que se maravillaba por tener muchas cosas que hacer.

—Necesito trabajar mucho más duro para asegurarme de que Buu Buu pueda vivir cómodamente.

Esa tarde. Buu Buu hizo una mueca al punzante olor proviniendo de su casa.

—¡Mi casa huele raro!

—Tu casa siempre huele, Buu Buu. ¿Pero qué es esto? Huele como si alguien mojara una compresa en un balde de agua y lo dejó ahí por tres días.

—Siento que estar queriendo pelear conmigo, Beatrice.

—Te lo estás imaginando. Pero… ¿qué es esto de aquí? Es rojo y pegajoso… ¿son granos?

—Me prometí a mí mismo no desperdiciar comida. …¿Euuu!? ¡Este arroz tiene el olor de la habitación completamente encima!

—Hmm… Si pongo esto en mi boca. Estoy segura que algo desagradable llegará a mi nariz.

Por un tiempo después, Buu Buu vivió con el miedo de que el poltergeist amenazara su pacifico hogar.

7

7

Un círculo amplio de un kilómetro estaba en el centro de Roppongi, Tokio.

Era el Palacio de Magia Independiente.

Después de pasar por un marco rectangular de luz, la espadachina de cabello rojo y plata con armadura roja y una minifalda se convirtió en una chica con cabello negro y coletas y un vestido de baile.

En el jardín rodeado por árboles verdes, un jacuzzi redondo estaba protegido por un techo parecido a un mirador. Cuando ella llegó ahí, le venció el cansancio y se arrojó en el agua caliente sin removerse su ropa. La larga falda con una larga apertura a un costado se expandió por la superficie del agua. La chica se dio la vuelta sobre su espalda y sacó una hard key parecida a su estoque Arma Brillante del fondo del conector de su Smartphone.

Ella podía sentir el cansancio elevándose dentro de ella, pero ella no podía dejar que la somnolencia la venciera.

(Las batallas en el Laberinto parecen desgastar tu mente más que tu cuerpo. Así que baja la guardia por un momento y te quedarás dormida.)

—Fiu.

Ella revisó la hora aproximada en la pantalla. Ella había pasado cerca de cuatro días y siete horas ahí esta vez. La chica había nacido en este mundo y en este planeta, así que pasar mucho tiempo en Grandnir podía alterar su reloj interno y provocar serias irregularidad en su cuerpo y mente. Esta fue la principal razón por la que los humanos usaban la posada del pueblo como base pero no tenían residencias permanentes ahí.

Las tres hermanas sirvientas no estaban aquí hoy.

Ella flotó boca arriba en el baño al aire libre y tomó una jarra de agua de una bandeja flotando con ella. Ella vertió el agua fría en una taza y la tomó.

Asignar sus Puntos de Experiencia ganados y aprender nueva Magia podía esperar.

Su Smartphone contenía un Registro de su tiempo pasado en el Laberinto ya que había sido salvado en su Arma Brillante. Cuando ella lo revisaba, ella podía saber que las batallas con los Artilugios sin vida eran muy diferentes a las batallas en la superficie. Eran más como juegos de luz roja, luz verde que juegos de atrapadas. Los Artilugios sólo se movían cuando ella lo hacía, por lo que ella tenía una cantidad ilimitada de tiempo para pensar su siguiente movimiento en frente del enemigo. En una batalla de Grupo o batalla de Gremio, el trabajo en equipo se volvía importante. ¿Todos se moverían juntos como un sólo grupo o algunos se quedarían sin moverse para darles a los atacantes y curadores más oportunidades para moverse?

Sin embargo, incluso la más ligera agitación puede ser vista como un movimiento y, cuando hay varias personas en una sola zona, los Artilugios podrían reaccionar a los movimientos de alguien más incluso si tú permanecieras completamente estático. Así que si tu movimiento accidental pone a alguien más en peligro, podría ganarse un resentimiento innecesario.

(Oh, esto es simplemente inútil… Quiero revisar mis errores, pero mi cerebro no quiere hacer nada…)

Ella cerró la pantalla pero entonces comenzó a jugar con el Smartphone para tener algo que hacer. Ella encontró unos cuantos artículos de noticias en la parte superior de la página de noticias.

Estos eran los encabezados:

“La Resolución de UN Cae, Naciones Miembros Incapaces de llegar a un Acuerdo.”

“Reporte Especial: ¿La Cuenta Regresiva en el Atlántico Realmente ha Comenzado?”

“El Euro Cae. ¿Los Mayores Inversionistas de EEUU Realmente tienen la Culpa?”

“Asia Ignorada. ¿A dónde se irá la Policía Mundial a Continuación?”

“El Cambio a la Súper Derecha Europea se Acelera. ¿Es una Reacción para Reducir la Fuerza en Exportaciones?”

Ninguno de ellas le hacía querer tocar el link. Revisar las páginas de videos y segmentos de televisión móviles probablemente solamente mostraría la misma clase de noticias.

—Necesito concentrarme…

La chica de coletas habló tranquilamente a sí misma mientras su vestido rojo se expandía en el agua.

Una vez que comiera algo ligero y durmiera para reajustar su reloj interno, ella regresaría a Grandnir. Había una Pieza que las naciones y corporaciones querían desesperadamente y ella no podía dejarlos vencerla después de tanto trabajo.

Una Pieza era un factor que podía proveer un avance a tecnología humana estancada y causar un cambio repentino en la civilización global. Eran creados con una técnica de procesamiento que usaba Magia.

Una Pieza era registrada por una persona y sus derechos eran comprados por una corporación o nación interesada. No era revelado quién la compraba y la persona simplemente recibía el pago. Sólo entonces la Pieza conducía a una producción en sí.

Las Piezas eran inútiles para la chica y para los otros en Grandnir si simplemente que quedaban con ellos. Para una persona normal, un libro de texto de física era útil únicamente para estudiar, pero el conocimiento contenido adentro era usado para crear cohetes que volaban al espacio. Esto era lo mismo.

¿Quién los adquiriría?

¿Dónde terminarían?

La chica y los demás realmente tenían la historia en sus manos. La mayoría de las personas descuidadamente usaban sus Piezas y descuidadamente las subían a internet. Eran cegadas por las tarifas de contrato lucrativo que rivalizaba la lotería ganadora si una Pieza era determinada útil por una nación o corporación (o alguien pretendiendo ser alguien de éstos), así que no pensaban tan lejos. Sin embargo, si alguien estaba pagando tanto, entonces lo valía.

—Por Dios…

La chica en vestido rojo miró hacia abajo y usó la hard key para asignar sus Puntos de Experiencia y administrar su Magia.

En adición a los encabezados siempre cambiando, la página de noticias tenía un artículo especial que nunca se movía de la parte superior como si tuviera una posición del salón de la fama.

Tenía el siguiente encabezado:

“¿Una Guerra de la Soberanía Atlántica es Realmente Posible? ¿Qué se Ganaría en un Conflicto entre un Viejo Gigante y un Nuevo Gigante?”

8

—Es de los humanos de los quienes realmente te debes cuidar, Buu Buu.

La Reina Hada Sutriona no había preparado nada para comer en la confusión al mudarse, así que ella comió la cena de Buu Buu como si fuera natural.

La casa de hojas no tenía una cocina, por lo que era una comida súper salvaje de carne de venado cocida sobre una fogata con sólo algo de sal de rocas para sabor. Buu Buu originalmente había planeado comérselo crudo, por lo que la intrusión de Sutriona podría no haber sido tan mala.

—Necesitas cuidarte de los humanos incluso más que de los Nohumanos o incluso de los Break News. Aunque son débiles…no, porque son débiles, cambian el mundo de maneras que nunca esperarías.

—¿Podrías hacer esto más fácil de entender?

—Claro. Ya que luzco así, ocasionalmente visito la posada del pueblo pretendiendo ser una humana.

Había pequeña pila de grandes petalos de flores rojas al lado de Sutriona. Si Beatrice hubiera estado ahí, tal vez habría dicho que parecían pétalos de hibisco. Provenían de la Flor del Cielo Carmesí y Sutriona había estado masticándolas como bocadillos mientras comía la carne cocida. Eran ligeramente toxicas, por lo que Buu Buu no las tocó.

—Gracias a eso, he visto y escuchado por mi cuenta lo que hacen. Sé lo que esos humanos tienden a estar pensando.

—Beatrice es una buena persona, así que apuesto a que todos los humanos son buenas personas. Aunque hay algunas veces algunos raros.

—Sería lindo si fuera así de simple, pero ella en realidad es una excepción cuando se habla de humanos. Los humanos son una especie egoísta.

—Pero prometieron que sólo estaban aquí para visitar el Laberinto para que así no nos lastimaran.

-Eso no es porque tengan miedo de los residentes de Grandnir o porque sean considerados. Sólo quieren probar que no están aquí para conquistar nuestro mundo y para presumir qué tan caballerosos son al seguir las reglas.

—¿Hm? ¿Puedes diferencias una buena persona de una mala persona, Sutriona?

—Kehjehjeh. Cuando has vivido tanto como yo lo he hecho, es algo natural. Ni siquiera necesito mirar directamente al color de su alma. El color de su rostro y el tono de su voz es todo lo que necesito para ver las profundidades de su corazón. Es lo mismo para humanos y Nohumanos por igual. De paso, caes en la categoría de “no malo”, así que alégrate.

Sutriona rostizó la carne de venado clavada al extremo de un palo de madera y dejó que el calor removiera el exceso de grasa.

—¿Sabes qué están tan desesperados de lograr? El cómo producir un nuevo conservante conocido como Inmortalizar. …Es aparentemente un químico que previene que la comida se pudra. Con eso, podrían almacenarlo indefinidamente y transportarlo indefinidamente. Si puede ser llevado a grandes distancias, proclaman que pueden obtener igualdad entre los lugares con mucha comida que se pudre y los lugares con muy poca comida y las personas se mueren de hambre.

—No soy bueno con cosas complicadas.

Sutriona respondió a las palabras de Buu Buu al mover la carne en el fuego un poco.

—Quiere decir que podrían dejar esto sobre la tierra aquí y no se pudriría. Si los rumores sobre Inmortalizar son precisos. Duraría un mes o dos. Si la comida no se pudre, la comida extra podría ser compartida con personas que viven lejos, ¿cierto?

—¿Hm? Eso suena a algo bueno para mí.

—En sentido literal, sí. …Pero si puedes transportar rápidamente tanta comida como quieras, puedes hacer uso de muchos más soldados, ¿cierto? Comidas Eternas proveerán certeza absoluta a la seguridad de la comida. Enlatado, congelamiento, secado y envasados al vacío todavía dejan un mínimo de riesgo, pero esto eliminará incluso eso. Eso quiere decir que el comienzo de un mundo en el cual cualquiera fácilmente puede comenzar una guerra.

—¿Qué es una guerra?

—La pérdida de muchas vidas. Es un tema desagradable, pero necesitas personas para matar personas, ¿cierto? Muchas muertes requieren una gran fuerza de personas. Y la comida en realidad es más importante que las armas, Buu Buu. Además, si pueden vender un puñado de comida, pueden usar ese dinero para comprar armas.

Sutriona puso una sonrisa cínica y astuta que no encajaba con su apariencia.

—Los soldados reclutados de un dictador podrían obedecer sus órdenes para comer pan podrido y carne que apesta a químicos, pero parece que las guerras de estos días son peleadas entre “reyes”. Eso quiere decir, entre las naciones que son adineradas. Si se esparce la noticia que serás enfermado desde adentro de tus aliados si vas a la guerra, nadie querrá ser voluntario. Y no pueden ir a la guerra si no pueden reunir un ejército, así que puedo ver el por qué están ansiosos de asegurar la seguridad de la comida si esos “reyes” quieren iniciar una guerra.

Ella de alguna manera cambió el tema a partir de ahí.

—Como sea, algunos son lo bastante poderosos para comenzar una guerra y algunos todavía tienen el verdadero poder necesario para mantener una guerra indefinidamente. Es por eso que las guerras no son tan fácilmente iniciadas. Un comando pobre solamente desgastaría tu propio país. Si quieres un mundo pacífico, es importante mantener un sistema que haga que ir a la guerra sea difícil.

Sutriona mordió un pequeño pedazo de la carne que cocinó, pero debía haber estado muy caliente porque ella sacó su lengua.

—Todos pasan por muchos problemas al crear ese puente colgante nada confiable y ahora alguien quiere cambiarlo por un puente de piedra con absoluta seguridad. Guerras sin riesgos y con grandes logros comenzarán. Y no importa qué tantos comandos tontos sean dados, las guerras continuarán. Las personas comenzarán a invertir en esa gran e inalcanzable industria mientras casualmente como el desarrollo de un invento casero pequeño de un ama de casa.

—…

—Y ya que apoyar el suplemento de comida parece benéfico y humanitario, nadie puede detenerlos de que se desarrolle a gran escala. En otras palabras, la exploración del Laberinto y la conversión de Puntos de Experiencia a Magia no es nada más que los humanos compitiendo para ver quién puede obtener primero un método de economizar la guerra y quién puede monopolizar ese método. …Por supuesto, tengo mis dudas que muchos de ellos siquiera estén viendo más allá de las vastas sumas de dinero para ver que sus decisiones aquí podrían conducir a la destrucción de su propia civilización.

Buu Buu guardó silencio por un momento.

Él miró a la estatua humana tallada en madera cerca del fuego. Mostraba a un humano como un mensajero del cielo, justo cómo la tradición oral de los Nohumanos decía.

Sólo el crujir del fuego podía ser escuchado.

—Los humanos son buenas personas. Ellos no querrían hacer esa cosa de guerra.

—No estés tan seguro. Basada en lo que escuché, sólo pueden usar Magia aquí. Así que no importa qué tanto pelean aquí, sólo pueden llevarse a casa poco. Lo primero en la lista son las Piezas. Necesitamos estar atentos de que casi por seguro están preparándose para la guerra.

—¿Qué tiene de bueno la guerra? Todos serían más felices si comen, se acuestan y toman una siesta juntos.

—Para bien o para mal, son un puñado de listos. Tienen un gran deseo para incluso felicidad más grande que terminar pisoteando la felicidad que ya tienen. Aunque pocos de ellos parecen siquiera notarlo.

—Pero Beatrice no haría eso. Ella no mata más de lo que necesita para comer.

—Buu buu, se trata de quién lo consigue primero. – Sutriona puso una sonrisa leve. –Ella puede decir que no lo hará todo el día, pero ella no puede hacer nada si alguien más pone sus manos en ello. Y si eso pasa, conducirá a una era que trabaja en contra de ella. Así que lo quiera o no, ella tiene que asegurar esas Piezas. Ya sea tomarlos o que los tomen. Esas son las únicas opciones posibles para los países humanos.

—Me rehúso a creer en eso. —El Orco gigante se puso más necio. —Beatrice no haría algo tan horrible. Ella es mucho más lista que yo, así que ella usaría todo su cerebro para asegurarse de que eso no pase.

—Eso sería lindo…

La chica en un vestido de listón negro suspiró antes de decir más.

-Cualquiera que sea el caso, los humanos no pueden relajarse justo ahora. Necesitas ser especialmente cuidadoso sobre un Gremio llamado Elkiad. No sólo hay un severo peligro moral dentro de sus filas, pero son diferentes de otros Gremios a un nivel fundamental.

—Sí. Beatrice dijo lo mismo. Recuerdo que ella habló sobre Ensoed.

—Sólo la primera y la última letra de eso está bien, Buu Buu.

9

Beatrice regresó a Grandnir.

Era una pequeña isla, pero ella disfrutaba la libertad ahí. Un Break News ocasionalmente enloquecería y alteraría significativamente el paisaje, pero generalmente era un pacífico y simple mundo.

Podría haber sido porque ella podía usar Magia, pero el mundo parecía expandirse sin fin delante de ella a pesar de la limitada área de superficie. El Laberinto subterráneo se sospechaba que llegaba a otras islas o continentes del piso oceánico o incluso pasar por un muro de Transferencia para alcanzar otras dimensiones, pero ella hallaba los bosques normales y playas más grandes que el complejo Laberinto.

Ella caminó hacía la posada del pueblo y encontró a la Bruja Blanca Filinion y la Sacerdotisa de Combate Armelina disfrutando de algo de té en un café. Si se estaban complaciendo, significaba que habían vendido algunos guías de campo o mapas por muchos engranajes más que dinero de papel.

Beatrice preguntó sin ordenar nada para ella misma.

—¿Cómo está el Preparativo?

—Todo listo.

—Tenemos un lugar listo, así que estamos listas cuando tú lo estés.

Las tres dejaron el café y caminaron por la calle pavimentada en rocas.

Pasaron de lado de una gran variedad de personas. Había Caballeros con pesadas armaduras y largos escudos, había Ladrones ligeramente equipados, había Cazadores y Exploradores quienes se especializaban en proyectiles, y había incluso Bailarinas provocativas. El único punto en común eran las Armas Brillantes de varias formas y tamaños que todos llevaban. Había unas obvias como espadas y lanzas, pero también había tiendas, sartenes, escobas, lupas y más.

—¿Dónde es exactamente?

—Hay un distrito en el sur que ha estado desierto desde que hubo un incendio ahí. Tomaremos prestado un lugar ahí.

—…Oh, el distrito del camino de agua.

—¿Eh? ¿Por qué suenas tan seria, Beatrice?

—Por nada, -dijo ella como un no como respuesta.

Los humanos podían viajar entre su propio mundo y Grandnir, pero los Nohumanos no podían. Y más que las Armas Brillantes, objetos tampoco podían. Era por eso que las personas trabajaban mucho para traer de vuelta la información conocida como Puntos de Experiencia.

Eso significaba que cualquiera que muriera en Grandnir…en otras palabras, cualquier que perdiera su vida y se convirtiera en mero “objeto” no podía ser llevado de vuelta. Sin importar cómo pasó, cualquiera que muriera aquí no podría ser enterrado en la tierra de su hogar natal.

Pero la Sacerdotisa de Combate Armelina no parecía importar esos problemas sentimentales.

-Apuesto a que es porque ella siempre tiene muchos problemas con el agua. Incluso en el Laberinto, ella siempre es arrastrada por el Artilugio de tipo pulpo y las Trampas del tipo balde tiradas justo en su cabeza en los caminos de agua subterráneos. Nunca le toma mucho para terminar empapada y que se le pueda ver todo por encima. Es siempre la misma historia con la usuaria más fuerte de fuego.

—E-eso no es verdad.

—¿Ohh? ¿Puedes decir eso de nuevo después de revisar estos resultados? Una mirada a tu Lista de Eventos y Registro de Conversaciones da un largo camino hacía inspirar a la imaginación. Deberías estar agradecida de que fui lo bastante amable en no salvar los videos de Repetición. Y viendo esto, realmente tienes un problema con el agua.

—¡¡Maldita!! ¡Ya sea que borres esos registros en este justo instante o los volveré a ti y a tu Arma Brillante en cenizas! ¡¡La elección es tuya!!

Tal vez debido a una cuestión de gestión, su ahoge comenzó a prenderse como una antorcha mientras gritaba.

Al mismo tiempo, una pequeña niña con una capucha colocada muy profundamente sobre su cabeza pasó de lado.

En ese instante, una voz parecía deslizarse por el oído de Beatrice.

—Ten cuidado. Ellos ya se están moviendo.

Beatrice miró atrás, pero no había rastro de la chica en la multitud.

—¿Sucede algo, Beatrice?

—No…No es nada.

Ella negó con la cabeza y comenzó a caminar de nuevo, pero Armelina todavía parecía preocupada por su comportamiento.

—¿Qué? ¿Alguien trató de ligar contigo? ¿¡Sentiste un rayo cuando viste tu alma gemela!? Nunca te encontrarás con un caballero en armadura brillante en una jungla de concreto gobernada por mucha información, ¡pero este es un mundo de fantasía de espadas y magia! ¡¡Todo se vale aquí!! ¡¡Jehjeh!!

—Armelina, eres sorprendentemente femenina. ¿Crees en las almas gemelas?

—No, no, ¡no es así! N-no seas ridícula. ¡¡Soy una Sacerdotisa de Combate, así que yo voy a quien pueda golpear más fuerte!!

Armelina se sonrojó y comenzó fervientemente a ondear sus manos.

—Sí, ella parece ser del tipo que cree en el hilo rojo del destino o en el trébol de cuatro hojas.

—¿Eh? ¿Quieres decir que juntar tréboles de cuatro hojas no trae buena suerte?

Esa revelación llevó una sombra al rostro de Armelina y sus hombros cayeron.

—C-como sea, Beatrice. ¿Es verdad que estás saliendo con el enorme Orco ibérico con cara de cerdo? Sigo escuchando rumores sobre eso por la posada del pueblo.

—¡¡Kh!! ¡¡E-el flujo del tiempo es muy cruel, pero no tengo lamentos!!¡Y-y él no tiene una cara de cerdo! ¡¡Es, am, ah, el rostro de un flojo jabalí!!

—Oh, vaya. ¿Quiere decir esto que estás aumentando Puntos de Experiencia conversacionales al interactuar con otras razas como lo hacen algunos? Suena más que te has enamorado de alguien con un tierno corazón.

—No, yo no lo pondría así. Decir que alguien es “tierno” es igual que decir que es conveniente, que no causan problemas y son fáciles de usar, ¿cierto? Pero Buu Buu es completamente diferente. Dejando a un lado si él es tierno, él ciertamente no es conveniente, él causa todo tipo de problemas, y no puedo usarlo en absoluto.

—Pero estás con él, ¿no es así?

—Bueno, él es cómodo. No necesito pensar sobre todas las intrigas respecto a él. …Y en Grandnir eso es raro. Vale mucho tener a alguien con quien puedes hablar honestamente mientras liberas el peso de tus hombros y no tratan de obtener nada de ello. Así es cómo me siento respecto a Buu Buu.

La Bruja Blanca y la Sacerdotisa de Combate intercambiaron una mirada a sus palabras…o más bien, por su expresión.

—Oh, ya veo.

—Hm, así que es eso.

—¿Q-qué son esas miradas de sabelotodas?

—Bueno, asumimos que todo lo que habíamos escuchado no era nada más que rumores, pero sólo digamos que esto es mejor de lo que estábamos esperando.

—Creo que está bien. No eres una monja en entrenamiento, así que está bien que te concentres en más cosas que en entrar al Laberinto, ganar Puntos de Experiencia y aprender Magia.

Después de doblar en una esquina, la vivaz energía de la multitud repentinamente se desvaneció. El camino pavimentado en piedra y los edificios de ladrillos no fueron destruidos y no se derrumbaron. En un pueblo hecho de piedra, un incendio no iba a cambiar el paisaje tan dramáticamente. Pero toda la vida se había desvanecido de la superficie. Parecía bastante como esterilizar un plato con agua hirviendo.

La Espadachina Santa, la Bruja Blanca y la Sacerdotisa de Combate entraron en un edificio al azar y se miraron entre sí en una mesa redonda en el centro.

Ellas sacaron sus Armas Brillantes de diferentes formas.

El de Beatrice la Espadachina Santa era un estoque.

El de Filinion la Bruja Blanca era un kit de primeros auxilios blanco.

El de Armelina la Sacerdotisa de Combate era un bastón de metal. Sin embargo, estaba hecho para que ella pudiera añadir cadenas y bolas de metal con Magia.

Ellas colocaron sus Armas Brillantes sobre la mesa redonda. Colocaron el estoque y el bastón de metal en paralelo entre sí con el kit de primeros auxilios en el centro.

—Tener a la más fuerte usuaria de fuego ciertamente es conveniente. Siempre que te tengamos con nosotras, tenemos uno de los Elementos necesarios listos. Es como recibir un comodín en un juego de póker.

—Estoy agradecida de tenerlas a ustedes dos. No puedo usar ningún Elemento basado en fuego, ¿no? Y tu experiencia en Mezcla es una gran ayuda, Filinion.

—Ser capaz de compartir Magia y crear Piezas con el mismo Grupo es realmente útil para personas tan anormales como nosotras.

Mientras hablaban, ellas invocaron la información de la Pieza por la cual estaban detrás y descubrieron la Magia que necesitaban para ella.

Este proceso era conocido como Mezclar.

Beatrice pensó que era más como una cena o una receta de coctel más que una técnica de proceso industrial. Lo que importaba era el tipo y distribución de la Magia necesaria. El resto ocurría a una escala que uno necesitaría un microscopio de electrones para ver, por lo que los sentidos de Beatrice y las demás no podían captarlo. Era lo mismo que sacudir el batidor de cocteles y saber que una deliciosa bebida esperaría al final.

Filinion sacó una llave colgando de su cuello por una ligera cadena y la metió en la cerradura de su Arma Brillante de primeros auxilios.

—Los puntos que debemos detener son B-12, G-29 y Y-03. Los puntos de desvío efectivos necesarios para evitar aquellos son V-71 y P-01. …Ese sería el punto más caliente. ¿Dónde deberíamos comenzar?

—¿Por qué no desde el punto más certero? Comenzamos en P-01 y, si eso funciona, podemos llegar a V-71 como seguridad.

—Bien, me gusta tu determinación. Es como dejar caer el tronco sin preocuparse sobre las ramas y hojas.

Las tres Armas Brillantes estaban en la mesa redonda abandonada. La Bruja Blanca Filinion colocó una bola de cristal transparente del tamaño de una palma al lado del kit de primeros auxilios en el centro. Varios tipos de Magia procesarían eso en el material desconocido como una Pieza.

—Ahora, vamos a crear la tecnología de oposición. Para resumir, ¿qué tecnología es la que queremos evitar que llegue a las manos de las naciones y corporaciones?

—Inmortalizar. …B-12, G-29 y Y-03. Esto creará una tecnología de compuestos que extrae un conservante natural con casi nada de riesgos para la salud.

—¿Entonces qué es la Pieza que estamos creando? Con eso quiero decir, ¿la tecnología de oposición que trae V-71 y P-01?

—Cultivos controlados por tierra sin gestionar. Son el trigo o las patatas las que pueden crecer en cualquier terreno baldío y desierto. Creo que es técnicamente un emisor ultravioleta que daña cromosomas que descompone las semillas. Básicamente, la competencia es entre la idea de ingredientes con conservantes húmedos siendo enviados por todo el mundo o la idea de cultivos que pueden crecer por todo el mundo. Y cuando las personas ponen a crecer los cultivos, pueden comerlos y usarlos para sus reservas. Eso significa toda la carne y vegetales como puedan comer.

—Si esto funciona, el concepto de la región de mayor producción de granos se desvanecerá y todo el mundo estará cubierto en hamburguesas y papas fritas.

—Pero…

—Sí. No importa cuánto trabajo se le ponga a esta tecnología, nadie nunca la completará. Incluso con V-71 o P-01.

Pero las personas siendo manipuladas no lo notarían. No se les permitiría notarlo.

Los preparativos estaban completos. El maíz cultivado por el petróleo solucionaría la desertificación y la crisis de energía. ¿Pero no eso podría ser usado para alimentar personas y animales así como para tener energía? Ya que siempre estaban a sólo un paso lejos de lograr su meta, ellos continuarían investigando.

Esa esperanza errónea y expectativa aplastaría completamente la Inmortalizar, la cual se esperaba que allanara el camino a la escuela.

Ellas activaron las tres Armas Brillantes.

Las llamativas explosiones o cortadas vistas cuando exploraban el Laberinto estaban ausentes aquí. En su lugar, líneas de pálida luz pasaba por dentro y fuera de la bola de cristal transparente, mostrando que algo estaba pasando.

Barras aparecieron al lado de las Armas Brillantes para mostrar el estado de la Magia activada y el progreso del trabajo en general. Cuando las lentas barras llenaron todo el camino hacia arriba, Beatrice dio un suspiro de alivio.

—¿Funcionó…?

—Revisaré la estructura sólo para asegurarme. …Sí, no veo problemas. Nuestro P-01 encaja el diagrama exactamente.

Filinion tocó el costado de sus lentes y Armelina dijo un comentario casual.

—¿Así que quién de nosotras va a desglosarlo y registrarlo?

—Como siempre, me gustaría pedírselo a Beatrice. Ella tiene la mayoría de la fuerza directa y un tercero la vería como la más difícil de atacar.

—Tch. ¿Ven? Siempre termino siendo la villana.

Beatrice sonaba molesta, pero ella aun así tomó la bola de cristal transparente de la mesa.

Si ella lo escaneaba con su Arma Brillante y lo registraba como información, ella podría llevar la Pieza que cambiaría al mundo de vuelta a su mundo. Si ella lo liberaba en línea, las corporaciones e instituciones de investigación harían un avance técnico y le darían forma actual a una nueva tecnología que cambiaría la historia.

El mundo era algo fácil de cambiar.

Y esta no era su primera vez haciéndolo.

Todos los campos y todas las industrias siempre contenían la posibilidad de un cambio de paradigma. Sonaba lindo cuando era llamado el florecimiento de posibilidades anteriormente cerradas, pero era un poco diferente a tener a todos subiéndose a máquinas del tiempo.

(Realmente necesitábamos ser cuidadosas.)

Justo mientras Beatrice miraba a la Pieza bola de cristal y a punto de mirar a su Arma Brillante, ella escuchó la ventana de la habitación quebrándose.

Algo había sido arrojado desde afuera.

Ella volteó sin pensar pero se detuvo tan pronto vio la esfera del tamaño de un puño rodando por el suelo sin alfombra.

Algo estaba guardado en una bolsa de piel y un fusible tan largo como la primera articulación de un dedo pequeño salió de la bolsa.

Sucedió un momento después.

Un estallido ensordecedor golpeó sus tímpanos y se rehusó a alejarse mientras un destello cegador llenaba la habitación.

Era una granada aturdidora. El arma no letal usaba luz y sonido más allá de los límites aceptables para los sentidos humanos, para robarle al objetivo sus sentidos mientras también los aturdían por unos cuantos segundos y la posibilidad de muchas docenas de segundos. Incluso el hombre más fuerte retrocedería si la luz lo golpeará justo al lado de él y esto era una versión continúa de la misma sensación.

Incluso si le faltaba la habilidad de matar, era obvio lo que le pasaría a alguien como objetivo de otra arma cuando estaban ciegos, sordos y encorvados en un aturdimiento indefenso.

Atacantes con capuchas escondiendo sus rostros se precipitaron a entrar por la puerta del frente, la ventana y la entrada trasera.

Pero antes de que ellos pudieran activar sus Armas Brillantes las cuales representaban espadas cortas y arcos cortos, una lluvia de flechas de llamas naranjas los atacaron. Tan pronto golpearon, las flechas crearon explosiones miniatura que hicieron retroceder a los atacantes hacía las entradas y los arrojó fuera.

Protegida detrás de la espalda de Beatrice blandiendo su estoque, la Bruja Blanca removió sus lentes y frotó sus ojos una y otra vez.

booboo_v01_150

—Siento la necesidad de reiterar mi punto sobre qué tan útil es tener a la más fuerte usuaria de fuego con nosotras.

—Sólo estoy usando la luz y sonido de mis propios ataques de fuego. No son partido para gafas de sol y tapones para oídos, pero sí mantengo la reducción de Magia en abastecimiento. —La Espadachina Santa carmesí sonrió un poco. —Y estamos parejos ya que hiciste esto más fácil para mí. Visualizando las reacciones cinéticas detectadas a través del muro para mostrar siluetas. No es llamativo, pero es una técnica de apoyo bastante útil.

—Bueno, apoyar es todo lo que mi Trabajo puede hacer.

—Si sólo no insistieras en tambalear esas tetas gigantes cada vez que hicieras algo.

—¡¡E-eso no tiene nada que ver con esto!!

Filinion se sonrió y le gritó a Armelina.

Magia de Ilusión mostró una cuenta regresiva digital sobre las cabezas de los atacantes caídos. La Bruja Blanca era muy efectiva en técnicas relacionadas con la vida, por lo que ella había usado una poción Mezclada para determinar el nivel de consciencia de los enemigos y dar un tiempo estimado de para cuando regresarían en sí.

Los hombres estaban ocultos dejado de las capuchas de sus capas. Cuando el Grupo de Beatrice los inspeccionó, encontraron que estaban equipados ligeramente y no vestían armadura. Sin embargo, no parecían haber incrementado sus defensas con Magia tampoco. En su lugar, tenían papel mal hecho y tosco. Con capa tras capa debajo de sus ropas, habían creado defensas ligeras que los protegían contra cualquier fuerza penetrativa.

(Casi como…¿armadura a prueba de balas?)

—Como sea, ¿¡qué fue eso de ahora!? ¡No era Magia, ¿o sí?!

—¿No fue obvio? Fue una granada aturdidora. Existen en toda clase de películas y video juegos en estos días.

—Una granada aturdidora…Pero sólo podemos regresar con Piezas de Grandnir y no podemos traer ni un arma a Grandnir. ¿¡Así que cómo!?

La Sacerdotisa de Combate Armelina estaba confundida y ella activó su bastón de metal Arma Brillante. Una bola de metal puntiaguda apareció en el extremo. Cuando ella lo osciló un poco y golpeó el muro, todo el muro se derrumbó y los fragmentos salieron volando hacia afuera.

—Podrían no haberlas traído con ellos, —dijo Beatrice mientras ella miraba hacía esta nueva salida ya que la puerta probablemente estaba siendo vigilada. —El ingrediente primario en una granada aturdidora es polvo de magnesio. Si sabes cómo hacer una, probablemente sería posible con materiales hallados en Grandnir. El resto es justo igual que Mezclar. No sería tan difícil.

—¿Es en serio? ¿Entonces estos tipos son los que creo que son?

La Sacerdotisa de Combate miró hacia abajo, hacia sus pies mientras pisaba los escombros.

Ellas salieron por su camino trasero, pero atacantes con Armas Brillantes habían estado esperando ahí también. Sin embargo, estos hombres habían sido atrapados por la repentina destrucción del muro y fuera que hayan sido enviados a volar o noqueados por los escombros volando.

La Sacerdotisa de Combate Armelina también recibió apoyo visual de Filinion, por lo que ella probablemente sabía que las siluetas estaban ahí cuando ella rompió el muro.

—B-12, G-29 y Y-03… Estas son las personas que querían enviar esas Piezas a las corporaciones, y completar los conservantes Inmortalizar que ayudarán a proveer suplementos militares. Estas son las personas que querían usarlo para propósitos militares. Estas son las personas que querían iniciar una guerra. Ahora, ¿conocemos a un Gremio que se ha puesto en modo de peligro moral y completamente ignora la etiqueta y los métodos tradicionales?

—Oh, así que de esto es de lo que se trata…

—Su ideología es opuesta a la nuestra.

—Elkiad.

Basadas en la cuenta regresiva encima de las cabezas de los atacantes, no se despertarían por otros veinte minutos. Sus guantes sólo dejaban el dedo índice expuesto y ese dedo estaba cubierto con un tatuaje característico. Todos los que se les unieran tenían que dedicar su dedo asesino al Gremio como una clase de ritual.

Beatrice sostuvo la bola de cristal transparente en su mano.

—Ellos estaban tratando de evitar que registrara esto. De esa manera ellos evitarían que el mundo se moviera a una dirección que ellos no quisieran.

—¿Así que qué hacemos? ¿Crees que puedas registrarlo rápidamente? Dudo que esto es todo lo que vayan a hacer, así que probablemente deberías apresurarte.

—Dado el poder de procesamiento de mi Arma Brillante, tomaría alrededor de cinco minutos. ¿Pueden ustedes contenerlos por su cuenta durante tanto tiempo? Una de ustedes es una Bruja Blanca que sólo puede curar y la otra es una Sacerdotisa de Combate que no puede curar a pesar de ser una sacerdotisa.

—Entonces tendremos que detener el registro de la Pieza y escapar a un lugar seguro primero.

—Y no podemos Desconectarnos así. Estamos demasiado lejos de los Portales individuales e, incluso si estuviéramos cerca de un Portal, ese proceso toma dos o tres minutos para acabar. ¡Con todo ese tiempo, podrían convertirnos en acericos con todos esos arcos cortos!

—Es por eso que sólo tenemos que abrirnos paso. Necesitamos al menos quitarlos de nuestro rastro. Filinion, sólo las reacciones cinéticas no son suficientes. Añade una visualización de tasa de encuentros.

Tenían un plan.

No iban a apresurarse a irse por el camino principal del frente. Ellas continuarían pasando por los estrechos callejones y eventualmente llegarían a otro camino.

Gracias a una de las pociones Mezcladas de la Bruja Blanca Filinion, números bailaron en las esquinas de sus ojos. Los números que se movían de arriba hacia abajo en el rango de 20 1 30% eran una visualización de las amenazas dirigidas a ellas. En otras palabras, la probabilidad de encontrarse a un soldado enemigo o tener una flecha volando hacía a ellas.

Pero Beatrice había cometido un solo error.

Era verdad que Elkiad había hecho una granada aturdidora de materiales encontrados en Grandnir y ella pensó que los habían usado con sus Armas Brillantes para atacar al Grupo de Beatrice.

Pero un momento después, la tasa de encuentro se elevó de un 20-30% a un rango de 99.9%.

Sucedió repentinamente.

Un agujero rojo oscuro del tamaño de la punta de un dedo apareció en el centro del pecho de Beatrice.

La tardía explosión sonó como si alguien hubiera perforado un agujero en el mundo en sí.

Ahora. Cuando ella se dio cuenta que había sido disparada por un rifle de francotirador, ¿ella se dio cuenta de su asunción equivocada?

10

En un techo, un hombre con un característico tatuaje cubriendo el dedo índice de su mano derecha, sostenía una pistola larga estrecha hecha de casi un metro de acero y madera. Él miró a través de la mira hecha a mano, hecho al colocar el lente de unas gafas dentro de un tubo delgado de madera y él dejó escapar un muy ligero respirar.

El observador a su lado estaba observando la escena agachado sobre una rodilla y dio un reporte a los grupos en tierra usando Arma Brillante parecida a un garrote que tomaba el lugar de un comunicador.

—Aquí Waffle. Objetivo 1 fue golpeada pero sobrevivió. 2 y 3 la recuperaron y se ocultaron detrás de cubierta. Están huyendo hacia el oeste. Estoy visualizando sus siluetas, pero lo que tengo conmigo ahora no puede ver a través de edificios.

Los rifles francotiradores que estaban usando, no eran productos industriales precisos.

La historia de las armas de fuego era una muy larga. Databa de alrededor del siglo 15.

Esto era un fusil de chispa parecido a los mostrados en secciones de piratas de un museo. Era una avancarga, queriendo decir que la pólvora y la bala tenía que meterse en el bozal y ser empujada hasta abajo con una larga baqueta delgada. Podría disparar una bala del tamaño de una bola de pachinko con distancia de tres cientos metros incluso sin rebuscado, y podía golpear a un objetivo a la mitad de ese rango usando una mira hecha a mano, así que esta versión había pasado por una forma bizarra de evolución.

Y en una ubicación llena con edificios, la habilidad de disparar con precisión a alguien entre los ojos a cien metros era más valioso que la habilidad de disparar a través del tanque de gasolina de un carro a miles de metros.

 

En el suelo, unos cuantos grupos de cuatro estaban recibiendo apoyo desde el techo mientras se movían para sellar los callejos estrechos pero sinuosos.

Mientras seguían el rastro de sangre sobre el suelo, ellos liberaron las correas de los Sabuesos Infernales con los que a cada grupo se les había proporcionado. Ellos ladraron por la orden mientras los liberaban y las bien entrenadas bestias de cuatro patas corrieron hacia adelante.

—Dona aquí. Detectada la ubicación del objetivo. Tenemos a los Sabuesos Infernales persiguiéndolas, para confirmarlo con múltiples fuentes. Si están arrinconadas hacía el oeste o hacía el norte, tendrán casi por seguro que moverse hacia la calle. Una vez que lo hagan, los francotiradores sólo tendrán que acabar con ellas. Todos, sincronicen sus mapas.

La primera falla de las avancargas era el tiempo que tomaba cargar cada tiro, por lo que disparar en rápidas sucesiones era difícil. Una solución temporal era llevar varias pistolas cortas además de la principal que tuvieran. Era más rápido cambiar pistolas que cargar otra bala. Este también era un método que preferían los piratas de una época vieja.

 

Y otro grupo en tierra les estaba permitiendo a sus objetivos pasar de acuerdo al plan.

La meta de Elkiad no era una gloria individual. Era eliminar el objetivo tan eficientemente como fuera posible.

— Éclair aquí. Abrimos la ruta del norte. Si bloquean la rura del oeste, ellas naturalmente vendrán hac- ¿¡gagyah!? —El reporte fue interrumpido por una explosión repentina.

Mientras era apoyada por los hombros de la Bruja Blanca, Beatrice respiró pesadamente y levantó su estoque Arma Brillante. Chispas naranjas bailaron por la punta.

No había señales del agujero rojo oscuro que había aparecido en el centro de su pecho antes.

Sin embargo, ella no lucía ilesa. Su rostro estaba pálido, y sin embargo, su cuerpo entero estaba cubierto en desagradable sudor. Su cuerpo estaba enviado un lío de señales contradictorias.

—¿Realmente estás bien?

Armelina sonaba preocupada y Filinion colocó su kit de primeros auxilios sobre un barril mientras le prestaba a Beatrice su hombro. Filinion sacó tubos de ensayo de hierbas secas y pequeñas botellas de líquido de dentro de su capa y del cinturón alrededor de su muslo. Ella tiró los contenidos en el kit de primeros auxilios, forzó a que se cerrara la tapa, metió la llave en el cerrojo y le dio vuelta.

Una barra apareció sobre el kit de primeros auxilios y lentamente se llenó. Números aparecieron diciendo que tomaría treinta segundos para que la Mezcla estuviera completa y la tasa de éxito era del 98.8%.

—Inmediatamente removí la bala de tu pecho, por lo que obviamente estás agotada. Quiero decir, la Magia de Curación no puede hacer todo.

Filinion estaba más preocupada por su medidor de Fuerza de Voluntad. Si se agotaba, la Mezcla se estancaría y la curación se detendría. El medidor podía ser visto como la línea de vida de un Grupo completo. Se recuperaría por su cuenta, pero obviamente se acabaría si ella usaba mucha Magia que se gastaba más rápido de lo que se recuperaba.

—Desarrollaste una resistencia, por lo que la cantidad de lo que cura decae con cada uso. Así que por favor no pienses en confiarte en cargarte hacía los disparos en modo zombi o algo así.

—Ya sé eso.

La Magia de tipo Porcentaje de Beatrice amplificaba sus Parametros y le daba fuerza y velocidad sobrehumana, pero eso en realidad había funcionado en su contra. La bala habría hecho menos daño si hubiera perforado limpiamente a través de ella. Al menos, no tendrían que haber escavado para sacársela.

—Pero tenemos que continuar. El problema son los francotiradores que pueden atraparnos con la guardia baja, pero ahora que sabemos que están ahí…

Refuerzos debieron haber sido enviados, ya fuera debido a las explosiones o la falta de respuesta de sus compañeros.

Nuevos hombres con mosquetes se inclinaron fuera de una esquina en el callejón estrecho.

Había más que sólo un arma de fuego. Estaban equipadas con varias pistolas de un disparo y estaban trabajando en grupo.

Pero la tasa de encuentro no se elevó más allá de 10-15%. Al Grupo de Beatrice le estaban disparando a quemarropa, pero ninguna de las balas las golpeó.

El fototactismo creaba luces destellantes alrededor del usuario lo cual desenfocaba la concentración del enemigo.

Los espejismos doblaban la luz de tal forma que una imagen de uno mismo era creada en una posición ligeramente cambiada.

Los vientos favorables creaban vientos con calor y usaban eso para dar un empujo extra a la cuchilla del enemigo o bala, cambiando su precisión.

Cada “cambio” era pequeño y no eran suficiente para reflejar una espada o hacha siendo oscilada con suficiente fuerza para cortar a alguien, pero cuando se juntaban, incrementaban el margen de error necesario para salvar una vida humana. Incluso en una ventisca de balas mortales.

En otras palabras…

—Magia es superior. ¡¡Armelina, adelante!!

—¡¡Seguro!! ¡¡Los mandaré a volar, con todo y muros!!

Cuando Armelina activó su Arma Brillante que parecía un bastón de metal, una cadena envuelta en luz y una bola de metal aparecieron en el extremo. Atravesaron las esquinas de callejones que Elkiad estaba usando para cubrirse. Los muchos materiales del edificio y los atacantes fueron noqueados hacía el muro opuesto.

Si no fuera por la Magia de tipo Porcentaje protegiendo sus cuerpos, los atacantes habrían sido asesinados instantáneamente.

Armelina era una Sacerdotisa, por lo que ella se aseguró de levantar el dedo medio de su mano vacía tan elegantemente como fuera posible.

—¡Ja! ¿Así que todo lo que tenían eran fósiles de un museo? ¡¡Si quieren seguirnos el ritmo, deberían al menos traer una lanza cohetes!!

 

Un hombre de Elkiad estaba escuchando desde la calle principal con Magia que funcionaba casi igual que un micrófono direccional. Una vez que sus efectos se acabaron, él levantó ligeramente una mano.

El subordinado de pie a su lado descansó un tubo de disparo sobre sus hombros y removió el seguro del extremo del frente de la ojiva. Las armas que seguían los diseños originales de los que habían sido llamados fósiles, pero estas eran unas bizarras armas Galápagos de su propio diseño.

El hombre cubrió sus oídos con sus manos y habló con una sonrisa.

—Bueno, si tú insistes.

Con un rugido ensordecedor, el explosivo voló hacía la entrada del callejón con un rastro de humo blanco detrás.

La amenaza probablemente se elevó a 100% una vez más.

11

Buu Buu quería un almuerzo de pez hoy.

Por lo tanto, él estaba caminando por una colina para buscar un pedazo de madera con forma de hoja de bambú del tamaño de una palma que él pudiera usar como señuelo.

Ahí fue cuando él escuchó una explosión.

Él miró hacia arriba y vio un humo grisáceo elevándose de una parte de la posada del pueblo a la base de la colina.

Al lado de él, la Reina Hada Sutriona se desvistió molesta su capa con capucha, para poder revelar su apariencia floral y su vestido con listo negro.

—Así que ha comenzado.

—He escuchado de esto. Los humanos usan algo llamado fuegos artificiales. ¿Hay un festival hoy?

—Esto es algo más aterrador, Buu Buu.

La voz de la chica Break News contenía una pizca de exasperación, pero no estaba dirigido a Buu Buu. Estaba dirigido a los humanos que continuaban actuando tan estúpidamente abajo.

—Qué molestía. No quería intervenir en un combate entre humanos, pero si esa posada del pueblo es destruida, no seré capaz de comer los sabrosos bocadillos que hacen ahí. Podría ser capaz de crear una paleta, pero ese helado está más allá de mis habilidades. Ahora, ¿qué hacemos al respecto de esto?

—?

—Esto es sobre tu amiga, Buu Buu. Es sobre Beatrice.

Su cuerpo gigante se sacudió cuando él escuchó las palabras de Sutriona.

—Elkiad está actuando. Su objetivo es Beatrice porque no quieren que el grupo de ella se les adelante. Esta es una pelea por los nuevos conservadores llamados Inmortalizar, el cual llenaría al mundo con comida y borraría el factor limitador que estómagos vacíos colocan a la guerra.

—No soy bueno con las cosas complicadas. Pero quiero saber sobre Beatrice, ¿así que puedes hacerlo más simple?

—Básicamente, la guerra ya ha comenzado, Buu Buu. ¿El grupo de Beatrice se llevará la Pieza o lo hará Elkiad? Incluso si estas cosas son hechas públicas, cualquiera que sea el bloque económico que prioricen comenzará una tendencia mundial en esa dirección. Esta es la última bifurcación en el camino, así que ellos harán lo que sea, sin importar qué tan sucios sean sus métodos. …Para ponértelo más simple, Buu Buu, millones van a morir y están caminando sobre una cuerda floja para determinar donde ocurrirán esas vidas.

—No creo eso. —La espantosa cara de cerdo negó con su cabeza. —Como dije. Beatrice no es esa clase de persona. Ella es más lista que yo, así que ella tiene que estar pensando mucho más que yo para encontrar una manera que no lastimará a nadie.

—Buu Buu, el avance de la tecnología no puede ser detenida. Incluso si matas al diseñador de un arma secreta, alguien más eventualmente pensará la misma idea. La única diferencia es quien la piense y donde yacen sus afiliaciones. Nadie puede prevenir que la nueva tecnología en sí sea creada, nadie puede contenerla y nadie puede borrarla de la existencia. Una vez que haya sido descubierta, alguien la usará. Esa es simplemente la forma de ser humana.

Los humanos visitaban el Laberinto.

Lo hacen para eficazmente ganar Puntos de Experiencia y aprender Magia.

Con Magia, ellos pueden procesar una variedad de cosas y crear fragmentos conocidos como Piezas.

Al convertir esos en información y llevárselos de vuelta con ellos, la sociedad humana podría lograr invenciones tecnológicas.

Aparentemente, incluso la más básica de las asunciones podría ser volcada.

…O millones podrían ser asesinados.

—Entonces sólo tienen que dejar de llevárselos de vuelta. Si esconden las Piezas por siempre, no causarán ningún problema.

—Buu Buu… El beneficio de una Pieza es sólo disfrutada por la persona quien la registre primero. Así que incluso si el descubridor original la oculta, si un segundo descubridor la registra, será visto como el primero en los registros oficiales. Y si lo llevan al mundo humano, y las naciones y las corporaciones lo reclaman…

Sutriona terminó su explicación a la mitad.

Ella guardó silencio.

Ella se detuvo a pensar.

—…Espera.

—?

—¿Podría ser eso lo que está pasando aquí? ¿El grupo de Beatrice está haciendo solicitudes de patentes opuestos…? En otras palabras, ¿ella está compitiendo por lo estándar mientras los guía a un callejón sin salida?

—Explícalo para que pueda entenderlo.

—Muy bien. Esto es algo que escuché a los humanos platicar. Ellos no saben dónde son usadas sus Piezas o para qué. Ellos simplemente las hacen, se las llevan y las envían. Y las naciones y corporaciones están buscando constantemente a través de miles o diez miles de Piezas liberadas en caso de que una de ellas podría proveer un descubrimiento en alguna investigación secreta estancada.

—Hmm…

—¿Eso fue muy complicado? Básicamente, no es un caso simple de que la Persona A teniendo un problema y Persona B preparando una solución. Si Persona A tiene un problema, puede trabajar con Persona C o D de ser necesario. …Incluso si la respuesta proporcionada es una falsa respuesta disfrazada para lucir bien.

—???

—Lo que estoy diciendo es. —Sutriona levantó su delgado dedo índice. —El grupo de Beatrice podría estar tratando de enviar intencionalmente una Pieza errónea. De esa manera el mundo entero investigará un callejón sin salida tecnológico y nadie será capaz de hacer la guerra.

Buu Buu inclinó su cabeza de nuevo.

Él podría estar teniendo problemas en imaginárselo.

—¿Eso realmente detendría a todos? ¿Dar la respuesta equivocada realmente cambiará algo si alguien encuentra la respuesta correcta después?

—Buu Buu, hay dos tipos de tecnología: aquellas con una respuesta correcta clara y una respuesta equivocada clara, y aquellas con dos respuestas correctas compitiendo Por ejemplo, ¿qué piensas de la Magia que usan los humanos?

—No puedo usar Magia, así que realmente no lo sé. Todos hacen extraños pitidos.

—Así es. Pero no hay una razón en realidad por la cual tenga que ser así. La Magia de Grandnir tiene infinitas posibilidades, pero ese nivel de libertad es tan grande que parecen tener dificultades entendiéndola. Necesitan colocar limitadores en ella para que así puedan comprenderla por ellos mismos, así que en vez de las técnicas secretas de leyenda, ellos usan un sistema más familiar y fácil de entender. Eso es, lo que llaman un video juego.

—¿Quieres decir que podría haber otras formas de Magia?

—Sí. Podría ser tan fácilmente como haber recitado extraños conjuros o dibujar círculos mágicos. No es un problema de cuál es el correcta; es un problema de cuál es más conveniente. La que más personas tienden a usar se convierte en el estándar.

—Entonces…

—Digamos que tienes Sistema A y Sistema B. Qué tal si Sistema A es en realidad superior, pero Sistema B es anunciado en una escala grande primero. ¿Y qué tal si estuvieran ocultando que Sistema B es completamente inútil y nunca completará un producto incluso después de un siglo de trabajo? ¿No todos estarían tan cegados por el Sistema B que ignorarían el Sistema A?

—¿Pero qué tal si alguien trabajara secretamente en el Sistema A?

—La sociedad no los dejará. Una vez que la bola de cañón comienza a rodar, aparentemente es muy difícil de detener. Hay personas haciendo la investigación, personas haciendo las partes, personas ensamblando las partes, personas vendiéndolas y personas que las quieren usar… Incluso si alguien trata de detenerlo, alguien más lo prevendrá porque necesitan que lo continúen. Los estándares de video son aparentemente un ejemplo muy conocido. No es que tenga algo que ver con aquellos como nosotros que vivimos en libertad. —Rio Sutriona. —Y todo se trata de sincronización en una guerra. Si pierdes el momento justo para comenzarla, el sistema construido para ese propósito ya no tendrá un uso. Sin mencionar el gran costo financiero de mantenerlo. La decepción podría eventualmente ser descubierta, pero si ellos la comienzan cuando sea demasiado tarde para el momento que suceda, la cuenta regresiva de la guerra podría derrumbarse.

En ese caso, la meta de Elkiad también era obvia. Ellos querían guerra, por lo que ellos secretamente proporcionarían a la corporación con los materiales necesarios para producir la tecnología para la guerra. Pero si la corporación objetivo miraba a otro lado, Elkiad ya no podría guiarlos a la tecnología deseada.

Y una Pieza era inútil por su cuenta. Era útil únicamente para alguien que hubiera llegado a un callejón sin salida tecnológico y estaba estancado a pesar de la tecnología extremadamente avanzada que ellos han acumulado.

—En otras palabras…

—Beatrice podría no ser una mala persona. Por supuesto, esto es sólo una posibilidad.

Buu Buu guardó silencio.

Él miró a la posada del pueblo en el fondo de la colina.

Él podía escuchar ruidos explosivos consecutivos desde ahí. Él al comienzo pensó que esos eran sonidos de un festival, pero ahora se habían transformado en algo horriblemente incomodo e inquietante.

—¿Qué está haciendo Beatrice?

—Suena a que ella tiene problemas con Elkiad.

—Ella me dijo que huyera si escuchara el nombre Elkiad.

—Es porque ella no quería que vieras esto.

Buu Buu se decidió cuando él escuchó eso.

Él ajustó su agarre sobre su gigante Arma Brillante que parecía a una viga de metal o un tronco.

—Voy a ir.

—¿A dónde?

—A la posada del pueblo. Con Beatrice.

—¿Luciendo así? Yo puedo pasar con mi apariencia, pero tú causarás una conmoción en el segundo que pongas un pie en el pueblo. Normalmente te alejarías del pueblo y los caminos porque no quieres espantar a las personas, ¿cierto?

—Eso no tiene nada que ver con el hecho de que Beatrice está en peligro.

—Todo lo que dije sobre ella fue sólo especulación. Podría no haber un patente opuesto y ella podría simplemente ser la clase de persona quien está dispuesta a permitir millones de muertes si eso apoya su propio país o corporación. La única forma de saber con seguridad es mirar en el mundo de ellos.

—Puedo simplemente preguntarle, —dijo él.

Él no tenía pruebas y tampoco ninguna garantía. Después de suficiente trabajo y dolor para perder todo lo que él había ganado, podría haber sido todo por nada.

Pero él lo dijo de cualquier manera.

—Sólo tengo que encontrarla y preguntarle directamente.

Era su confianza en ella lo que lo condujo a correr hacía la posada en el pueblo humano donde todos serían un enemigo.

12

Simplemente seguir los callejones por el camino no iba a funcionar.

La Espadachina Santa, la Bruja Blanca y la Sacerdotisa de Combate corrieron dentro de un edificio abandonado, subieron las escaleras, atravesaron el muro y tomaron un atajo hacía el edificio al lado sobre el piso de en medio. Ellas usaron Magia para desviar las balas de francotirador que volaron por las ventanas, ellas retrocedieron por los explosivos que trataron de envolver el edificio entero en llamas, y ellas continuaron progresando sin ser arrinconadas.

—Esto es una locura… Ellos en realidad dispararon un cohete cuando pedí uno. ¿Qué demonios fue eso?

—Tenían cohetes portátiles en el periodo Edo. Eran llamados Bo-hiya.

—S-sí, pero no parece como simplemente estuvieran usando una vieja arma de tres cientos años de edad.

Usaron Magia para convocar un mapa de la posada del pueblo, pero era completamente inútil porque el enemigo y aliados estaban quebrando los muros en el complejo laberinto de edificios.

Y por supuesto, las tres no estaban ilesas.

—No puedo creer esto… Pensé que había construido una decente Resistencia a la Punción y Resistencia a las Flechas, pero atravesaron sin más…

—Las balas deben necesitar su propia forma de Resistencia…

Sólo lucían ilesas porque la Bruja Blanca Filinion les mezclaría una poción de recuperación cada vez que fueran gravemente lesionadas. Pero como se mencionó antes, eso no era tan poderoso. Ellas aumentarían una resistencia, por lo que curaba menos cada vez que la usaban. Sus cuerpos se habían puesto más pálidos y podían saber que las pociones ya no detendrían el sangrado después de unos cuantos usos más.

Esa resistencia se reiniciaría cuando regresaran de Grandnir, pero ellas no estarían en tantos problemas en primer lugar si tuvieran el tiempo para hacer eso. El Portal para Cerrar Sesión todavía estaba muy lejos.

—L-lo siento…

La Bruja Blanca se disculpó mientras le daba su hombro a Beatrice.

La situación había sido invertida después del primer ataque del francotirador, pero ahora ella estaba terriblemente débil. Su Trabajo no estaba destinado a ponerse en las líneas frontales. Tan pronto se volvió claro que ella era la curadora, los ataques se habían concentrado en ella. Por encima del daño actual, usando su Magia desgastó su Fuerza de Voluntad, por lo que esto no era de sorprenderse.

—No necesitas disculparte.

—No, no es eso. Creo que estoy en mi límite. Me estoy sintiendo muy mareada y no creo que pueda mantenerme consiente mucho más tiempo…

El kit de primeros auxilios que ella usaba para Mezclar estaba abriéndose y cerrándose débilmente.

—Oye, espera.

—La Magia de Recuperación está usando mi Fuerza de Voluntad más rápido de lo que se recupera… Ya no seré de ningún uso. Si no puedo usar Magia de Recuperación, sólo las retrasaré. Por favor déjenme…

Filinion apretó su agarré sobre el mango y llave de su kit de primeros auxilios. Ella podría probablemente ver lo que faltaba de su medidor porque sus ojos estaban vagando por el aire vacío. Beatrice consideró establecerlo para que ella lo pudiera ver también, pero ella no uso la Magia para eso. Eso no era necesario justo ahora.

—No seas tonta. Desanimarte así sólo gastará más tu Fuerza de Voluntad. ¡Y quédate callada por un momento!

A lado de ellas, la Sacerdotisa de Combate Armelina se apoyó contra el muro del pasillo.

Ella no había perdido su voluntad para pelear, pero debería haber sido una sorpresa que su curadora se debilitara primero.

Si ellas continuaban así, ellas serían torturadas lentamente hasta la muerte. Y el resultado sería poco diferente si se rindieran ante Elkiad gracias al peligro moral del Gremio.

—Ya en serio, ¿qué hacemos? —La Sacerdotisa de Combate sintió un desagradable sudor en su pálido rostro. —La Magia es más fuerte que las balas, ¿pero no hay algo diferente sobre estos tipos? No estoy segura de cómo ponerlo… Podrían decir que tenemos la ventaja de 1000 a 10 en poder puro, pero usaron ese 10 para golpear nuestros puntos vitales desde un punto ciego con la precisión de una aguja de enhebrar. No tienen desperdicios o ineficiencias…

Sí. Mirando a nada más que fuerza, Beatrice o Armelina podrían superar a Elkiad con su Magia. Si quisieran, podrían hacer volar esta sección entera del pueblo.

Pero hacer eso no cambiaría nada.

Incluso si tenían 99% de éxito, una bala se deslizaría por la brecha de 1% y perforaría con precisión su piel. Mientras más destrucción causaran, menos cubierta habría y más del tiroteo las alcanzaría. Y ellas se iban más lejos, el daño se extendería detrás de esta zona del pueblo fantasma. Ellas no podían solucionar esto al indiscriminadamente esparcir destrucción como un Break News.

Para resumir…

—Esto no es algo con lo que nos hayamos enfrentado antes. Es como ir y encontrar tu oponente usando piezas de ajedrez.

Era como un problema de ajedrez.

No importaba a donde huyeran, ellas estarían en la línea de fuego de alguien. El enemigo no estaba pensando en logros individuales. Simplemente estaban haciendo todo lo que pudieran para remover las piezas enemigas del tablero. Incluso si eso significaba usarse a sí mismos como cebo.

La tasa de encuentro del 100% que visualizaba la amenaza parecía perforar sus almas.

Había sólo una cosa a lo que esto les recordaba.

—Eso no es de sorprenderse… Elkiad no proviene de un trasfondo normal como nosotras. Ellos deben ser del ejército de la nación que quiere ir a guerra.

—¿Un ejército…real? En serio, ¿una encantadora chica de universidad tiene que enfrentar a un ejército? ¿A qué ha llegado el mundo?

—Y es casi perturbador que son un ejército disciplinado. Con la clase de peligro moral que estamos viendo aquí, no puedo creer que estén comiendo con los centavos de los contribuyentes y estén actuando como en películas de acción en nuestro mundo.

Ellas no tenían tiempo para enfurecerse por cada pequeña cosa.

—¿Qué hacemos? Si van a poder poner sus manos en ella, podríamos destruir la Pieza como último recurso.

—Eso no tendría sentido. Si nos silencian después, todo se habrá acabado. P-01 sólo está destinado a ser un cebo para guiar el desarrollo en la dirección errónea. La guerra que quieren comenzará si no registramos la Pieza de cebo primero para distraer a todos de B-12, G-29 y Y-03 que Elkiad quiere hacer.

El nombre asumido era “Guerra de la Soberanía Atlántica”.

Básicamente, marcas tradicionales de clase alta tales como bolsas, joyería y vino estarían sufriendo mientras la clase media fuera robada por el incremento de calidad de fabricantes de bajo costo. También había un conflicto entre las naciones europeas que comenzaban a deteriorarse por ideologías de extrema derecha nacionalistas excesivas y América, la cual simplemente quería ir a guerra con alguien debido a su extendida recesión de la Tecnología de la Información.

En ambos casos, era menos un deseo de estar al centro del mundo o más una razón de orgullo. Claro está, no querían ser vistos como inferior ante el otro.

Durante la confusión, Sudamérica y África Occidental fueron arrastradas en las llamas de la guerra y manos codiciosas se estiraron a ellos con el pretexto de protegerlos.

Todos estaban tan concentrados en esas zonas que el Oriente Medio, Lejano Oriente y Sudeste Asiático fueron ignorados y nuevas guerras potenciales comenzaron a salir por aquí y por allá.

La charla de guerras ridículas tenía mucha influencia porque todos habían sido dominados por la ilusión de que el sistema de suplemento alimentación apoyado por Inmortalizar pronto sería completado y los verdaderos “reyes” fácilmente podrían iniciar la guerra sin recibir cualquier daño externo o interno.

Así que decir algo simple resolvería todos estos problemas a la vez:

No dejaré que eso pase. Los guiaré a un conjunto de rieles equivocadas y haré que la pesada bola de cañón ruede y continúe girando infructuosamente para siempre.

Ellas no permitían que esas crueles y optimistas guerras imaginarias ocurrieran.

Ellas construirían una tecnología para rivalizar la nueva tecnología que realmente distorsionaría el mundo y ellas intencionalmente desencadenarían una competencia sobre lo que sería adoptado como lo estándar. Moverían a las personas en una dirección que nunca estaría completa sin importar cuanta investigación se hiciera. E incluso si alguien notaba el error, la pesada bola de cañón de la sociedad los aplastaría si trataban de detenerla. Eso evitaría que alguien se moviera a un conjunto de rieles diferentes en el futuro.

Como siempre y cuantas veces tomara, Beatrice no permitía el aumento de alguna tecnología que no trajera felicidad a las personas.

—Por favor, déjenme, —repitió la Bruja Blanca Filinion. —Esta ya no es nuestro problema… Si todas morimos aquí, esa guerra nacida de ilusiones desesperanzadoras realmente sucederán. Así que si sólo una de nosotras sobrevive y registra la Pieza cebo, esa guerra no pasará. Así que crearé una distracción para ustedes…

Beatrice casi le gritó por reflejó.

Pero algo más sucedió antes de que pudiera.

Casi como el sistema de transmisión de una escuela, la voz amplificada de un hombre provino por todo el edificio. Por supuesto que no había equipo de transmisión ahí, por lo que tenía que ser alguna clase de Magia.

—¿Puedes oírme, Beatrice?

(Él no sólo querrá hablar. Debe haber alguna otra razón.)

—Siempre estás causándonos muchos problemas. Sí, siempre. Esta no es la primera vez. Ahora que lo pienso, ¿ya descubriste quiénes somos? Para ser honesto, me gustaría exigir un pago por los beneficios de la guerra que deberíamos haber ganado, pero dejaré eso de lado sólo esta vez. No hay tratados de guerra o rentabilidad financiera aquí. No hay policía militar tampoco. En este mundo, nadie va a juicio incluso si alguien termina muerto. Así que prepárate.

—Sean cuidadosas…

Ella les dijo tranquilamente a la Bruja Blanca y la Sacerdotisa de Combate.

La probabilidad de amenaza lentamente osciló entre 20-30% antes de elevarse al rango de 50-60%.

La muerte se estaba aproximando.

Una vez que llegara a 100%, disparos inevitables las alcanzarían.

—Esto tiene que ser sobre sus pasos. Están haciendo todo este ruido para opacar sus pasos mientras nos rodean. Su formación debe casi estar completa en estos momentos. Necesitamos asumir que van a atacar todos a la vez.

—¿Disfrutaste jugar a la filántropa? —preguntó el hombre. —¿Piensas que tienes una conexión con el mundo más amplio? Jaja. No me hagas reír, Beatrice. Lo que estás haciendo no es más que una farsa. No has producido ni una mierda. Por favor deja de robar nuestros beneficios sólo por eso.

¿Intencionalmente él le estaba pegando donde dolía para mejorar el engaño?

La Espadachina Santa sostuvo su Arma Brillante fuertemente y se concentró en sus alrededores mientras el hombre hablaba.

—No eres más que un ave enjaulada que se le prohíbe abandonar el Palacio Mágico Independiente por miedo a tu talento innato. ¿Cuánto más va a tomar para que des cuenta que la comida es comida sin importar quién te la dé, cerebro de ave?

13

La zona de combate de Elkiad llegaba tan lejos como daban trescientos metros fuera de la región pueblo fantasma en el este de la posada del pueblo.

Por supuesto que tenían soldados (con sus armas ocultas debajo de sus capas con capucha) colocados cerca de esos bordes exteriores, pero dudaban que cualquiera fuera lo bastante estúpido para tratar de alcanzar el centro de la pelea.

Las personas parecían sorprendidas por los sonidos de los disparos y explosiones que no deberían haber existido en Grandnir, pero todos entendían qué tan aterradoras eran esas cosas. Cada uno de ellos probablemente tenían su propia opinión de que si la Magia o los disparos fueran más fuertes, pero nadie de ellos iba a probar su teoría con su vida.

Los humanos le temían a las pistolas.

No era un caso de ser atrapados con la guardia baja por algo desconocido. Fueron intimidados porque sabían muy bien lo que era.

Sabían a pesar de que nunca habían usado una.

Así que uno de los guardias, un soldado con su dedo índice derecho cubierto en un tatuaje característico, estaba tenso al principio, pero gradualmente comenzó a relajarse. Por un lado, no había policía militar, no había registros y no había supervisión aquí. Él era uno de los soldados delincuentes en modo de máximo peligro moral aquí en Grandnir. Él ya había perdido la voluntad de tomar sus órdenes seriamente, así que su comportamiento no sorprendía mucho.

¿Pero no se le había enseñado algo al final?

Llevar acabo sus órdenes era la base de todo. Fracasar en hacer ponía su propia vida y la vida de su entera unidad en riesgo.

———Primero, una grande – muy grande – sombra apareció por encima de la cabeza del soldado.

—¿Eh?

———Después, él miró arriba y hacia atrás, preguntándose si fue una nube, sólo para encontrar a una forma gigante de pie ahí.

—¿Eh?

———Finalmente, esa forma gigante levantó su gran Arma Brillante en forma de un viga de acero o tronco.

—¿Eh?

Él no tenía tiempo de hacer nada.

Alguna extraña creatura había entrado en el pueblo humano. Los pensamientos del soldado de Elkiad se esforzaron en comprender la vista imposible ante él, pero su mente no le estaba dando la oportunidad de llegar a una conclusión.

La aterradora arma contundente dio un rugido y el cuerpo entero del soldado fue enterrado debajo del pavimento de piedra.

—…

La rareza fue rápidamente reportada, pero Buu Buu usó su altura de cuatro metros para ignorarlo todo.

Tan pronto él dio otro paso hacia adelante, él fue rodeado por soldados de Elkiad armados con grades mosquetes y una variedad de Armas Brillantes tales como espadas a dos manos, largas espadas tan grandes como sus usuarios, y alabardas, lanzas de guerra que lucían como una combinación de una hacha, una lanza y un gancho. Sus números rápidamente aumentaron y pronto se elevaron en veinte, pero a Buu Buu no le importó.

—Voy por Beatrice.

Él anunció sus intenciones tan simplemente como fuera posible.

—Empujaré todo lo que se me interponga en mi camino. Si no les gusta, quítense de mi camino, Elkiad.

Ellos no respondieron. O quizá su silencio fue su respuesta.

Él dio un paso adelante.

Ellos levantaron sus muchas Armas Brillantes para estar listos, y esas armas brillaron en la luz.

Él dio otro segundo paso adelante.

Ellos apuntaron sus muchas pistolas, y colocaron sus dedos en los gatillos.

Él dio otro tercer paso adelante.

Entonces todo comenzó a moverse.

Repetidos estallidos secos sonaron.

Los miembros de Elkiad eran soldados profesionales quienes habían recibido un cierto entrenamiento militar oficial del país, pero ellos habían desarrollado hábitos únicos en Grandnir que abandonaban el manual. De manera simple, no necesitaban ponerse detrás de cubierta gracias a la Magia. Podían abrir un escudo enfrente de ellos mismos y disparar directamente enfrente de su objetivo. De hecho, ellos podían tomar posiciones en 360 grados alrededor del objetivo y continuar disparando sin preocuparse sobre ataques enemigos o fuego amigo. Esto era especialmente efectivo dado las pobres capacidades de fuego rápido de sus mosquetes avancarga.

El objetivo siempre podría repeler las balas, pero Elkiad no se preocupaba sobre eso.

Mientras el objetivo estuviera concentrado en defenderse contra las balas, otra unidad armada primordialmente con dos espadas a ambas manos y alabardas rápidamente se aproximaría. Atravesarían el escudo de Magia del enemigo, dejándolos indefensos y dar ataques fatales de cerca y largo alcance.

Esta era la respuesta óptima.

O debería haber sido.

Justo cuando el cuerpo gigante de Buu Buu parecía balancearse, él ya se había desvanecido. Él había escapado de las líneas de fuego alcanzándolo de un total de cinco direcciones. Él era un No-humano, así que él no usaba Magia y no usó su poderoso cuerpo para detener las balas a la fuerza. Él simplemente esquivó.

En otras palabras, ninguna cantidad de disparos lo detuvo.

—¿Eh?

Curiosamente, algunos de ellos reaccionaron justo como el primer soldado guardia que había sido eliminado.

Era el grupo de Armas Brillantes el que había asumido que el objetivo se quedaría quieto.

Un momento después, un pesado temblor silenció todo.

—…

Después de rápidamente silenciar al grupo de corto alcance, los furiosos ojos de Buu Buu se voltearon hacía el grupo con mosquetes de largo alcance.

(¿C-cómo esquivó eso? ¿Me estás diciendo que él predijo a dónde íbamos a apuntar?)

Ya que cargar una bala habría tomado demasiado, ellos tomaron y dispararon las armas de repuesto colgando de sus cinturones mientras retrocedían, pero fue demasiado tarde.

Y los soldados de Elkiad habían cometido un malentendido fundamental.

(No, ese no es el punto. Esta debería ser la primera vez que este No-humano ve un arma. Él no debería saber qué pasaría si le apuntamos. Eso debería alentar su respuesta para el primer ataque…)

Él lo había esquivado sin importar qué.

Ni un solo disparó lo había golpeado.

(Eso quiere decir…¡¡Eso quiere decir…!! Él no predijo hacía dónde estábamos apuntando. ¿¡Él vio las balas saliendo de las armas y entonces las esquivó!? ¿¡Siquiera cómo es eso posible!?)

El miembro de Elkiad finalmente entendió que su razonamiento de la situación estaba a unos cuantos pasos detrás, pero él todavía estaba equivocado.

Lo que importaba aquí no era probar los pequeños detalles.

Era la presencia de tal monstruo justo frente a él. Y el hecho de que su arma estaba apuntada hacía ese monstruo como un enemigo. Él debería haber usado hasta el último recurso mental para descubrir cómo podría escapar de esto vivo.

Pero ya era demasiado tarde.

Antes de que su razonamiento pudiera entender la situación actual, Buu Buu se acercó.

Su gruesa Arma Brillante dio un rugido puramente como un arma contundente.

14

El camino estaba alineado con edificios de ladrillos. Los soldados sobre los techos estaban boquiabiertos mientras bajaban sus largas armas y tomaban sus mosquetes francotiradores.

—¿¡Qué…es esa cosa!? ¿¡Cómo es que sigue vivo!?

Los francotiradores tenían que hacer más que sólo darle a un objetivo estacionario. El objetivo se movería en algún momento y ellos tenían que predecir a dónde se estaba moviendo cuando apuntaran.

Y sin embargo no podían predecir los movimientos del gigante con cara de cerdo.

Ellos tenían las miras, incluso si eran hechos a mano de tubos de madera y lentes de gafas. Podían ver a Buu Buu a través de la mira. Su marco de cuatro metros debería haber sido un objetivo fácil. Pero cada vez que lo tenían en la mira, él se desvanecería. Lo encontrarían de nuevo, y él se desvanecería de nuevo. El proceso se repitió una y otra vez, por lo que nunca tuvieron una oportunidad para mantener sus miras sobre él y jalar el gatillo. Y él era más que sólo rápido; él estaba prediciendo lo que ellos harían.

Un francotirador y el recargador/observador a su lado estaban estupefactos, pero…

—Bueno, si deben saberlo, su error es que están juzgando a todas las creaturas vivientes basado en estándares humanos.

—!?

Ellos escucharon una voz detrás de ellos.

Ellos rápidamente miraron atrás, pero no había nadie ahí.

—¿Q-qué? …Oye, ¿escuchaste eso de ahora?

El francotirador intercambió una mirada con su observador, pero Sutriona, una de los Break News, suspiró tranquilamente muy cerca de ahí.

Ella se había desvanecido completamente de los sentidos de ellos y ella añadió más en su corazón.

(Por lo que escuché, él uso su cuerpo de cuatro metros para moverse libremente por el océano como una roca saltando y él golpeó y derrotó un Dragón de mil metros. Controlar esa cantidad de fuerza requeriría algo de poder de procesamiento. Un mal movimiento y él podría partirse con su propia fuerza.)

Por lo que Buu Buu sólo tenía que direccionar algo de esos recursos hacía el mundo exterior.

Una multitud de espadas perforaron los cielos y una ventisca de plomo atravesó el aire para golpear a través de la piel y sangre.

Pero nada de ello podía detenerlo.

15

Esa gran forma derribó las filas de enemigos.

Incluso si esos enemigos lucían como delgados humanos, su fuerza era completamente amplificada por la Magia de tipo Porcentaje: STR +300%, VIT +800%, AGI +500%, etc. Supuestamente eran lo bastante fuertes para partir a un tigre o derrotar a un oso con sus manos desnudas, pero eso era irrelevante para Buu Buu.

Él era diferente en un nivel más fundamental.

Él derribó esas hachas o lanzas Armas Brillantes, él golpeó homeruns con los soldados sosteniendo largos mosquetes, y esas bolas de baseball humanas chocaron con los francotiradores apuntando hacia él desde los techos. Él rápidamente golpeó a la vanguardia destinada a contenerlo en el lugar, y sin piedad usó su propia Arma Brillante en la retaguardia antes de que los curadores de ahí pudieran despertar a sus aliados inconscientes.

—¡Rápido! ¡Rápido!

A una distancia corta, los soldados de Elkiad metieron un cohete en un tubo de lanzamiento, jalaron el seguro, y gritaron para poner firmes sus propios dedos temblorosos.

Esto era un Bo-hiya.

A diferencia de los mosquetes avancarga, el propulsor era cargado en el proyectil. Después de incrementar la eficiencia con minuciosidad al estilo militar, el arma había sido casi transformada en un arma antitanque disparada desde el hombro.

—Las balas no son suficientes, pero él no puede esquivar esto si él es atrapado en la explosión… ¡Hazlo, maldición! ¡¡Vuélalo en pedazos!!

—¡Eliminaremos a algunos de los nuestros a este rango!

—¡Hazlos usar un escudo o algo! Ese monstruo no ha usado nada como eso. ¡¡Necesitamos detenerlo aquí, así que sólo hazlo!!

El soldado protestó, pero una vez que él tuvo permiso de su oficial al mando, él pareció quitarse el cargó de la responsabilidad. Él descansó el tubo de lanzamiento sobre su hombro y no dudó en jalar el gatillo.

Con humo blanco esparcido y un explosivo en forma como de una gruesa estaca, voló en una línea recta hacía el objetivo que era demasiado grande.

Sucedió un momento después.

Buu Buu tomó el cohete volador por el costado.

—¿¡Qué-…!?

Todos los soldados quedaron boquiabiertos.

Cuando eligieron un fusible, fueron con las armas más vendidas que conocieran y usaron uno de presión de sensibilidad, pero eso había sido contraproducente.

En otras palabras, el cohete no detonaría a menos que recibiera un impacto en la punta.

¿Así que qué tal si alguien pudiera percibir con precisión el cohete mientras volaba hacía él con increíble velocidad, qué tal si estaba bendecido con la fuerza física necesaria para mover instantáneamente su cuerpo, y qué tal si tuvieran la piel lo bastante dura para permanecer intacto cuando tomara el cohete mientras perforaba el aire?

Asumiendo que el fúsil de presión de sensibilidad no mal funcionara mientras el cohete se detuviera repentinamente, ¿¡no sería capaz de tomar el cohete volando justo en el aire!?

—…?

Buu Buu no parecía saber qué era.

Sin embargo, él parecía estar consciente de que probablemente era algo peligroso. Después de inclinar su cabeza, él lo lanzó de vuelta por el camino que había venido.

—Ah.

El cohete ya no tenía propulsión, por lo que voló en un arco parabólico suave, y cayó hacía los pies de los soldados mientras obedecía su centro de gravedad. La punta conteniendo el fúsil de presión de sensibilidad aterrizó justo en el techo.

La explosión ocurrió un momento después.

16

Primero, sus rostros se pusieron rojos con los reportes que llegaban.

Entonces, sus rostros se pusieron azules a la avalancha de peticiones de apoyo lloviendo.

Y finalmente, sus rostros se pusieron blancos cuando todos los reportes se detuvieron.

—R-retirémonos… ¡No hay nada que podamos hacer! ¡No podemos continuar peleando más! ¡¡Retirémonos!!

—¿Tienes alguna idea de lo que estás diciendo? ¡¡Debemos evitar que esa Pieza sea registrada a toda costa!!

—No. No continuaré contigo. ¡No voy a morir en este mundo distante! ¡¡He tenido suficiente!!

El subordinado que siempre había estado al lado del hombre le dio la espalda y corrió a máxima velocidad.

—Tch. ¡¡Imbécil!!

El comandante rubio con algo de barba sobre su mentón, por reflejó sacó una de las pistolas cortas de su cinturón, levantó el martilló con su pulgar, apuntó a la espalda huyendo y entonces apuntó hacia arriba en lugar de jalar el gatillo.

Desertar bajo fuego enemigo era castigable con la ejecución, pero esos conceptos básicos no importaban ya.

Estaban arruinados ya fuera que continuaran o retrocedieran.

Elkiad era un ejército regular. Su mera presencia en Grandnir era un acto extra legal no encontrado en los manuales. En otras palabras, el ejército bien regulado los detestaba desde el comienzo. Si ellos no conseguían resultados, alguna clase de falta quisquillosa sería encontrada con sus acciones y serían purgados.

(Así que necesitamos asegurar esa Pieza. ¡Tenemos que continuar si queremos escapar! ¿¡Por qué no entienden algo tan simple!?)

Afortunadamente, ellos recibieron un cierto reporte por adelantado.

Ese monstruo había dicho que iría “por Beatrice”.

Y esa mujer, lo más probable era que tuviera la Pieza cebo que era la llave para su supervivencia.

Lo cual significaba…

(Si puedo poner mis manos en Beatrice, tendré una forma de salir de esto. Puedo destruir la Pieza y poder usarla como un escudo contra ese monstruo. Esa es la única manera. ¡¡La ruta más peligrosa siempre te lleva a la más grande seguridad!! ¡¡Sólo aquellos que se dan cuenta de eso pueden lograrlo en el campo de batalla!!)

Una vez que él tuvo un plan, él podía actuar basado en ello.

Él corrió por el caótico campo de batalla y se puso contra el muro de ladrillos de un edificio. Tan pronto él dio un paso adentro, el edificio entero se sacudió. Uno de los muros aparentemente había sido atravesado. Él también escuchó un crujido por encima, por lo que él se apresuró a subir las escaleras.

Ahí estaba ella.

Tres chicas estaban reunidas en el centro de un pasillo largo.

Ellas no tenían un plan real. Parecían que iban a colapsar sin importar a donde fueran después. Elkiad debería haber sido capaz de silenciarlas en un juego perfecto, pero algo había ido terriblemente mal en algún punto.

El comandante de Elkiad levantó su pistola corta como una salida a su furia.

Siempre y cuando Beatrice estuviera ahí, nada más importaba. Él podría dispararle a las otras dos, y matarlas para amedrentar el paquete desde el comienzo. Y un shock psicológico como ese lo dejaría tomar la iniciativa para usarla como un escudo.

La pistola corta sólo tenía un disparo, pero él tenía varios preparados para permitir fuego rápido con las problemáticas armas de avancarga. Él inmediatamente sacó una pistola nueva con su mano izquierda. Lo hacía lucir como un personaje de una película ridícula occidental más que un soldado, pero ahora él podía matar a las otras dos a la vez.

Finalmente, él colocó sus dedos en los dos gatillos.

Un momento después, las chicas desaparecieron.

Sin embargo, ellas habían estado muy cansadas por la batalla para usar más Magia. Ellas no habían hecho nada. Eso quiere decir que la irregularidad provino del hombre en sí.

Sí.

Por ejemplo, tal vez el comandante de Elkiad había atravesado el piso del pasillo y caído al piso de abajo.

—¿¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!?

Para el momento que se dio cuenta de lo que pasó, era demasiado tarde.

Él trató de agarrarse de algo, pero los materiales del edificio se derrumbaron en sus manos y él fue arrastrado junto con ellos como si fuera atrapado en un hormiguero.

Y mientras yacía sobre el piso de abajo, él lo vio.

Un cara horrible de cerdo lo estaba viendo desde arriba con un Arma Brillante descansando sobre su hombro.

—¿Qué tan duro eres?

—Ja…jaja.

—Con tu Magia, debes ser realmente duro. …¿Así que puedo poner toda mi energía cuando te golpee?

—¡¡Jajajajaja!! ¡¡Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja!!

Sólo bastó un solo golpe.

El temblor resultante sacudió no sólo el edificio entero, sino toda la posada del pueblo.

17

—¿Buu…Buu?

Beatrice le habló a la figura a la que se estaba acercando.

—¿Viniste por mí, Buu Buu?

—Todavía no sé lo que está sucediendo, así que quería hablar contigo sobre qué es todo esto.

—Oh…

Beatrice intercambió miradas con la Bruja Blanca Filinion y la Sacerdotisa de Combate Armelina antes de dudosamente abrir su boca.

Ella no tenía nada que ocultar o por lo que sentirse culpable.

Ella simplemente no quería que Buu Buu se preocupara por ella, pero eso no importaba ahora que él había comenzado una pelea con Elkiad y barrido el suelo con ellos.

Ella explicó todo: su mundo había alcanzado un callejón sin salida tecnológico y un solo descubrimiento podría fácilmente cambiar todo, esta vez eso había llevado al mundo al borde de una gran guerra, y Elkiad había trabajado para desencadenar esa guerra mientras que el grupo de Beatrice había hecho todo lo que podían para detenerlo.

En algunos puntos, ella se preguntó si esto era demasiado complicado para Buu Buu, pero esa no era razón para esconder algo. Ella podía hacer que él preguntara las partes que no entendiera y ella podría ayudarlo para comprenderlo todo.

Pero una mirada gentil apareció en el rostro de Buu Buu mientras ella explicaba.

Casi como si él estuviera recibiendo la respuesta que él estaba esperando.

—Entonces está bien. Estoy feliz de haberte salvado.

—Sé que esto está en contra mía, ¿pero realmente me crees? No puedes visitar nuestro mundo, así que no tienes forma de ver si es verdad. Es posible que la Pieza que creamos no sea un cebo y realmente conducirá a la tecnología necesaria para comenzar una guerra.

—Confío en ti.

—Ya veo…

Beatrice sonaba aliviada.

Buu Buu miró a las cansadas Bruja Blanca y Sacerdotisa de Combate, y dijo más.

—Todas lucen cansadas. Pero tal vez no sean capaces de relajarse en la posada del pueblo, ¿así que qué tal si van a mi casa?

—Buen punto… Quiero regresar a casa para solucionar todo esto, pero si registro la Pieza en mi Arma Brillante ahora, no debería haber problema. Y si es verdad quiero alejarme de la posada del pueblo para asegurar nuestra seguridad. Filinion, Armelina, ¿están de acuerdo con eso?

Mientras discutían sus planes, ellas se fueron del edificio abandonado a medio destruir.

No había habido nadie ahora antes, pero una gran multitud estaba reunida ahora.

Y no se habían reunido por curiosidad o interés ocioso.

Sus rostros estaban cubiertos con terror. Esa era la semilla del odio. No habían venido a ver algo que les gustara. Ese crisol de emociones les evitaba relajarse hasta que confirmaran la situación y el alcance de la amenaza. Y por supuesto, sus preocupaciones no estaban dirigidas hacía Beatrice, Filinion o Armelina.

Era Buu Buu.

Él era un No-humano, un Orco Ibérico, y un horroroso intruso para los humanos de la posada del pueblo.

Sólo su apariencia fácilmente podía inspirar prejuicio, pero él también había probado su gran habilidad de combate. Estaba claro qué emociones tenían las personas hacía él.

—Buu Buu…

—Está bien, Beatrice.

Buu Buu se paró enfrente de las tres chicas y le respondió a la Espadachina Santa detrás de él mientras esas miradas hostiles se concentraban en él.

—Sabía que esto pasaría, así que no duele.

Él sabía que le temerían.

Él sabía que lo odiarían.

Él solamente había visto el festival desde la cima de la colina a pesar de qué tan divertido lucía, pero él había puesto un pie dentro de la posada del pueblo para salvar la vida de su amiga, sabiendo muy bien a lo que eso llevaría.

Y había terminado exactamente cómo él sabía que lo haría.

—Esto está mal. —La voz de Beatrice estaba temblando. —Tú no hiciste nada malo. Fue Elkiad y nosotras quienes iniciaron esto. ¡Si van a culpar a alguien por esta batalla en la posada del pueblo, debería ser a nosotros! No hay excusa para que te traten así. ¡¡Salvaste nuestras vidas y nuestro mundo desinteresadamente!!

Pero incluso después de escuchar eso, Buu Buu él no miró atrás y simplemente negó con su cabeza.

Él había dicho que esto no dolía.

Pero había algo que él, lo más probable, sabía. Justo como con el Thousand Dragon, él había confiado en lo que Beatrice había dicho sobre estos Elkiad. Él pensó que los humanos tenían mentes brillantes y corazones puros. Era un bonito pensamiento, pero no siempre era preciso.

Las personas se habían detenido por el miedo por ahora.

¿Pero que le pasaría a Buu Buu si era más odiado y daba asco?

Grandnir era un isla lo bastante pequeña para que un humano caminara el perímetro en sólo tres días. Si los humanos realmente se sintieran amenazados y decidieran cazarlo, no habría forma de ocultarse.

Con la fuerza de Buu Buu, era posible que él pudiera derrotar a todo el equipo de cacería.

Pero después de eso, seguramente él se quebraría.

¡¡Si él podía soportar eso y era del tipo que no tenía problemas en arrojar a otros al pandemonio por su propio bien, él nunca habría resistido la urgencia de unirse al festival!!

18

—Con sólo eso debería bastar, —dijo Sutriona encima de un techo.

El hada del tamaño de una palma de la mano llamada Meridiana volaba junto a ella.

—¿Q-qué le va a pasar a Buu Buu? ¡No quiero que se convierta en un paria!

—Yo tampoco, y es por eso que vine aquí. Fue por Buu Buu. Para ser honesta, no estoy muy interesada en interferir con un conflicto humano.

Los Break News eran paradojas con almas.

Y esta con forma de chica tenía el suficiente poder para burlarse del Thousand Dragon llamándolo “débil”.

—¿Pero exactamente que vas a hacer? ¡Oh! ¿Vas a hablar con los humanos para hacerlos cambiar de parecer?

—Tonta, también soy lo que ellos llaman un monstro. Si revelo que soy una Break News, causará un pánico incluso mayor. Después de todo, tratan mi mera existencia como una paradoja.

La Reina Hada añadió un “y”.

Las decoraciones florales de su vestido de listones estaban basados en la flor roja conocida como la Flor del Cielo Carmesí. Ella colocó un pétalo de una en su boca y la arrancó con sus dientes caninos.

—Estoy pensando en darle a Buu Buu una ayuda para mostrar mi respetó por cómo arriesgó su vida para proteger a una amiga. Pero no tengo interés alguno en amablemente proteger toda la raza humana.

Un extraño sonido las rodeó.

Lo siguiente que supo el Hada fue que Sutriona tenía alas de sangre como de mariposa. Eran del tamaño de un humano al principio, pero rápidamente se expandieron y estiraron por lo que las siniestras alas rojas usurparon sobre todo el cielo.

Durante el problema con el Thousand Dragon, ¿no se había mencionado que era una toxina en la sangre de las Hadas lo que intoxicó al malvado dragón?

En ese caso, ¿qué haría su reina?

—Hay dos formas de borrar una amenaza de la mente de las personas.

Sutriona le habló a Meridiana mientras el Hada miraba arriba a las alas gigantes.

booboo_v01_199

—En primera, explicas cuidadosamente lo que yace en el centro de esa amenaza para reducir y eliminar el miedo. De manera simple, pacientemente discutes tu punto hasta que están satisfechos. Pero para ser franca, eso es una molestia y la idea de incondicionalmente bajar mi cabeza hacía un mero humano es simplemente estúpido. Y no tengo palabras para todas esas personas que no pueden ni siquiera proteger su propio pueblo, hacen que un intruso lo maneje y entonces tratan a ese salvador como una amenaza un momento después.

—¿E-entonces cuál es la otra forma?

—Eso debería ser obvio.

Esa paradoja puso sus manos sobre sus caderas y puso la sonrisa más cruel imaginable.

—Envías un desastre incluso mayor para reducir el impacto del anterior. Y estoy acostumbrada a jugar el papel de la villana. Después de todo, soy una de los Break News.

19

Esa amenaza era temida como una ardiente tormenta de arena roja.

En el instante que uno fuera atrapado en la intensa tormenta de arena, no podrían ver nada más allá de su propia nariz. La tormenta de arena eran en realidad la poderosa toxina contenida dentro de las alas de sangre de la Reina Hada. En otras palabras, era una tormenta de arena roja hecha del pigmento en su sangre y se decía que respirar tan sólo un poco quemaría la parte civilizada de la mente humana, transformándolos en una bola de animales salvajes que eran esclavos de sus deseos.

La dosis letal de un veneno era determinada por cuánto podía acumularse en el cuerpo de esa creatura, qué tan rápido podía su cuerpo deshacerse de él, y otro simple factor: el peso de su cuerpo. El pigmento de la Flor del Cielo Carmesí era llevaba en la sangre de una Hada. Ya que la cantidad del pigmento en la sangre de una sola hada del tamaño de una palma de la mano era suficiente para intoxicar a un Dragón de mil metros, ¿qué les pasaría a los humanos en la posada del pueblo mientras esa furia roja llenaba todo el escenario como una tormenta de arena?

La primera en notarlo fue Beatrice.

La Magia de apoyo de la Bruja Blanca Filinion todavía estaba activa en el borde de su visión.

Esa Magia visualizaba la probabilidad de una amenaza o el de encontrarse con un enemigo.

El valor repentinamente saltó para subirse a 100%.

(¿Qué-…?)

—Oye, ¿qué es eso?

Lo siguiente en notarlo fue un joven ignorante que calmadamente habló sobre ello. Su pregunta no era tanto querer saber qué era esto y más sobre querer reunir la atención hacía él como el primer en hablar sobre ello.

Entonces los ojos de un viejo Espadachín se abrieron ampliamente cuando su experiencia le dijo lo que era esto.

—¡¡E-es un Break News!! ¡Es la impredecible Sutriona quien no tiene ruta conocida! ¡¡Resguárdense ahora o sus cerebros se quemarán!! ¡¡Rápido!!

A partir de ahí, se desarrolló en un pánico.

Podría no ser la mejor comparación, pero las personas no se molestarían en detener a un ladrón o alguien que huye sin pagar después de comer cuando sabían que un meteoro gigante estaba a punto de golpear. Las personas quienes han mostrado esa hostilidad y malicia ahora se esparcieron y huyeron. Se metieron en cualquier puerta que pudieron encontrar y sellaron las puertas y ventanas. Las personas que no lograron entrar a tiempo golpearon las puertas, sacudieron las perillas, y corrieron a otro edificio cuando se dieron cuenta que no iba a abrir.

Esta sólo era una posada de pueblo.

Las personas tomaban turnos para visitar este mundo, así que nadie tenía una resistencia en sí. Las presunciones básicas de una ciudad normal no aplicaban aquí, así que no había garantía de que hubiera una habitación para todos en los edificios.

Las personas entraron en más pánico de lo que deberían haber estado porque sabían eso.

Sin embargo, si lo miraban racionalmente, habría más del espacio suficiente si atiborraban tantas personas como pudieran meter.

Beatrice preguntó algo mientras agonizaba por el número que ondeaba entre el 90 y 100%.

—¿Buu Buu, qué haremos? Dudo que alguien nos deje entrar ahora.

—Sólo tenemos que mirar a la dirección del viento. Correr hacía la colina y estaremos bien.

—¿Hm? ¿Entonces por qué te estás dirigiendo en esa dirección? La colina de siempre está del otro lado.

—Hay otras personas que se quedaron afuera igual que nosotros. Pueden adelantarse. Llevaré esas personas a la colina.

—¿Realmente piensas que puedes hacer eso justo ahora?

Ella comenzó a seguirlo, pero no por el odio que ella había visto hace un momento antes.

Ella pensó que no podrían salvar esas personas si ella no ayudaba.

Pero Buu Buu respondió sin un dudar en algún momento.

El valor de 90% o incluso 100% no importaba.

—Yo puedo hacerlo.

20

Y Buu Buu mantuvo su promesa.

Las personas de la posada del pueblo que salvó tenían miradas confundidas en sus rostros, pero al menos no parecían listo para hacer algo respecto a Buu Buu en ese momento.

El pigmento rojo se colgó a la posada del pueblo por un rato y nadie podría salir por tres días, que era lo que tomaba para que los efectos se desvanecieran naturalmente. La Reina Hada dijo que olvidarían su odió por Buu Buu en ese momento, y estarían pensando en quejas sobre la monstruo llamada Sutriona en su lugar.

—Buu Buu.

Beatrice le habló cerca de la casa de hojas.

Él estaba cuidando una fogata y tenía pescado clavado en palos colocados al lado del fuego.

—He aprendido sobre el fuego recientemente. Es un trabajo difícil y engañoso, pero Sutriona se enfada si no lo hago.

—¿Qué? Si me hubieras dicho, podría haberte enseñado. El fuego es mi especialidad.

Ella se sentó a su lado y miró a la fogata crepitando.

Después de un rato, ella finalmente habló.

—Perdón por esto.

—¿Por qué te estás disculpando, Beatrice?

—Estaba a punto de dejarte sin lugar para ti en este mundo. De hecho, realmente habría pasado si Sutriona no hubiera jugado sucio con esto. No pude hacer nada por ti, Buu Buu. No pude tomar responsabilidad por lo que inicié.

—Pero tú no hiciste nada malo. Peleaste para proteger la vida de todos, así que no lo lamento.

Eso podría haber sido verdad.

Esa conmoción podría haber sido pequeña si uno lo consideraba que era para detener un conflicto en la ridícula escala de la Guerra de la Soberanía Atlántica.

Pero eso estaba mal en un nivel fundamental.

Las condiciones iniciales estaban mal.

—Pero, Buu Buu, eso era respecto a nuestro mundo. No fue más que el egoísmo humano. Estábamos usando a Grandnir para resolver un problema que deberíamos haber resuelto por nuestra cuenta.

—…

—Trajimos el desastre a tu mundo. Te dimos una carga que nunca deberías haber tenido que soportar. Es por eso que me estoy disculpando, Buu Buu.

Era en una escala menor, no estaba sucediendo en la tierra, y sucedía fuera de la sociedad humana.

¿Pero eso hacía que estuviera correcto?

Aceptar eso no era diferente de Elkiad, quienes no tenían problema siempre y cuando no fuera su país el que cayera en la ruina.

—Eso no es verdad.

Buu Buu no estaba de acuerdo.

Beatrice alzó la vista y él continuó.

—Si alguna vez tienes problemas, dímelo. Si hay algo que no puedas resolver por tu cuenta, pídeme ayuda. No importa si es algo de otro mundo. Si hay algo de lo que estés preocupada, quiero ayudarte a resolverlo. Así que no me importa si traes el desastre, y por mí está bien tomar una carga innecesaria.

—Buu Buu…

—Quiero decir, somos amigos, ¿no?

21

La Bruja Blanca Filinion y la Sacerdotisa de Combate Armelina observaron a esos dos a una corta distancia.

—Ya veo. Así que ese es el Buu Buu del que siempre está hablando Beatrice.

—Para ser honesta…sería difícil tener sentimientos románticos con eso, pero un No-humano inteligente quien no está jugando el juego de la Magia y las Piezas, no sería malo tenerlo de conocido.

—¿Oh? ¿Así que lo vas a resumir así? ¿Entonces por qué luces lista para empezar a molestar, sólo para divertirte un poco con el romance de alguien más?

—Oh, vaya. ¿Pero no eres tú quien comenzó a desbloquear una Magia afrodisiaca encantadora a pesar de no saber nada de Magia de Recuperación en absoluto?

Una pequeña forma apareció detrás de ella.

Era la impredecible Reina Hada. Ella voló gentilmente a sus oídos y habló.

—Oigan. Molesten demasiado a mi juguete y las enviaré a un mundo de una pasión de locura roja.

El pequeño círculo lentamente se expandió.

Y era porque alguien estaba dispuesta a deshacerse de todo con el fin de proteger a alguien más.

A %d blogueros les gusta esto: